Sabor Artístico, La Revista - Nº 14 - Septiembre, 2009

2,238 views
2,008 views

Published on

Revista mensual publicada por el foro Sabor Artístico hermanando diversos foros literarios.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,238
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
14
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Sabor Artístico, La Revista - Nº 14 - Septiembre, 2009

  1. 1. Sabor Artístico La Revista P F L I O P T Í N O R R T G O R I U A C S R F I A A A A F O R O S
  2. 2. Nos encontramos frente a la pantalla del ordenador. Y un mes más aparece así de repente, la revista que publica este foro llamado Sabor Artístico. Y vamos a ver el contenido .... qué foros forman parte de este proyecto ya en proceso de maduración. Y ¡qué sorpresa! estoy en tal o cual selección ... y el mes que viene serán otros al tiempo que en el anterior los protagonistas eran otros ... no, creo que no es así. Los protagonistas son todos los poetas y artistas, en general, que dejan su huella en los distintos foros. Subiendo trabajos para que sus compañeros lean (en el caso de los escritos) o vean (en el caso de las artes plásticas), comentando la obra de otros usuarios, algunos llegan a la amistad. Todo dentro de un orden, de un concierto, de una solidaridad. Tantas veces hablamos de la empatía que deberíamos de hacerla nuestra mascota. ¡Hagamos lo que nos gusta que nos hagan! ¡Comentemos! ¡Es tan bonito! Hoy he leido que un poeta ha plasmado en sus versos lo que yo un día sentí por el desamor... ayer recibí un abrazo en la distancia cuando más lo necesitaba ... mañana... tal vez mañana pueda yo hacer algo por alguien. ¡Gracias a todos!
  3. 3. 3 Hállame en el espejo de tus sueños, defiende del silencio tu memoria, Amo el sol de tu mirada acerca mis ojos al vado de los tuyos, y amo el jardín que tú reparas. no quiero extraviarte entre sórdidas neblinas... Amo el candor de tu cara, Quiero seguir viviéndote de a poco, y amo el plato que me sirves. ser tiempo sin tiempo para amarte, Amo la suavidad de tus caricias, ser vértigo y brizna de tus flamas, y amo la cama que nos cobija. tu ventana paralela, la orilla de tu cama... Amo el volcán de tus entrañas, Recóbrame cuando me aleje, y amo la intimidad de nuestra casa. que el tiempo no cave en tu ausencia, sus ojos en las paredes del olvido, ¡Yo amo todas las cosas que tú amas! y los cardos errabundos de la indiferencia... Amo a los astros que te tocan, Encuéntrame cuando se peine la luna, como el sol, que entibia tu cuerpo en la playa. donde las nubes se abrigan en tu pecho, en los jazmineros en flor de tus balcones, O la luna transgresora que da brillo a tu mirada donde el mundo se pueble de tu presencia... en esas noches nuestras en la cama. Búscame en la veta de mis letras, Amo todas las cosas que te aman, en la savia fiel del árbol reverdecido, porque amándolas tú, me amas. con dulzura, con afán sin cortapisas, entre líneas cargadas de guirnaldas.. Hállame en la fuga azulada del oleaje, en los pasadizos lilas del amanecer, en el eco arcilloso de los cántaros, en los suspiros astillados de pálidos anhelos... Reinvéntame desde un paisaje insólito, desde la savia reivindicada de mi sal, cautiva en el tibio respiro de un instante, mágico, medular, ungido de pacientes primaveras... Encuéntrame en los párpados silvestres, de la noche que aguarda un secreto milagro, que yo me vestiré de violetas para tus manos, mimetizada entre selvas férvidas y lloviznas...
  4. 4. 4 Jaén de verdes olivos ¡Cádiz la tacita de plata! aromas de plata y oro, te llama la buena gente, oleos cual un tesoro es el gozo que hoy se siente "aceituneros altivos", la alegría que arrebata, desde la tierra cautivos chirigota literata. soñasteis ser liberales, Primera Constitución libres de los mayorales. orgullo de la nación, De medievales señores que se hizo llamar "La Pepa" lejos quedan los temores ya todo el mundo lo sepa, por los tributos feudales. te llevo en el corazón. ¡Ay Cordobita la llana! En Málaga enamoré Cuna sois de mis pesares a una bella malagueña, entre aromas de azahares, de mi corazón fue dueña nace el sol por la mañana sus besos yo atesoré, y un repique de campana por su amor yo siempre oré anunciando un nuevo día, en su bella catedral luce el sol y da alegría de belleza sin igual, saber que yo voy a verte, a pesar de ser chiquita y en mis brazos retenerte para mí la más bonita, para siempre vida mía. del cimborrio hasta el frontal. ¡Sevilla de mis amores! Huelva y su Coto Doñana ¡Guapa Virgen, la de Triana! es paraíso de vida, su hermosa Virgen gitana un vergel que no se olvida y el Cristo de los faroles. del sur de la tierra hispana, entre aplausos y con ¡Oles! su gente se siente ufana él, desde la cruz nos mira, de su Virgen del Rocío, sus ojos brillan sin ira y en su fervor encendío y es la luz de la esperanza rocieros en romería, pues la fe, ya nos alcanza alzan la Virgen María y con su amor nos inspira. de orgulloso señorío. Granada, palacio moro Tierra de sol y alegría entre sueños y quimeras es la gran desconocida, de otoños y primaveras, por el mar eres mecida bella Alhambra yo te añoro a tus playas volvería, y en mis sueños me enamoro y un amor encontraría de ti mi hermosa sultana, el embrujo de tu suelo, y es por este amor que mana cual gaviota en pleno vuelo de lo profundo del alma, yo volaría a tu encuentro, sentimiento que se ensalma bogaría mar a dentro entre el alma y el nirvana. hasta arribar en tu cielo.
  5. 5. 5 Todos los días a las 4 y 38 minutos en la madrugada en la puerta de mi casa se escucha un golpe alguien golpea la puerta como si llamara o quisiera decir aquí estoy, en plena oscuridad. El fantasma toca mi puerta con inusual advertencia el frío arrecia es la hora más fría y se antoja siempre una bebida caliente, el visitante extraño a pesar mío produce siempre un frío terrible, venido de las tumbas. Luego del extraño ruido en la calle oscura no es posible dormir u olvidar el incidente, no se puede ignorar un evento extraordinario que hiela la sangre un frío aterrador advirtiéndonos de no estar a solas. Y pues no estamos aislados, vivimos en medio de hombres y mujeres que han muerto y que aún reposan junto a nosotros sobre la faz de la tierra, convivimos con muertos en descomposición, tarde y noche. Nosotros pasamos de la vida a la muerte con notoria facilidad, de una piel gozosa a un cuerpo muerto, comido por gusanos, en plena y basta putrefacción pasamos de la vida a la muerte con plena sencillez. Si un muerto toca a la puerta ¿debo abrir, si estoy estremecido de pena y terror? ¿Acaso no podemos controlar nuestro miedo y recibir a nuestros hermanos de tiempos pasados? ¿Es tan frágil el tiempo? Acaso no podemos abrir la puerta pues nos invade el terror del llamado a la última morada como seres vivientes, de pasar de la vida a la muerte, de ser nosotros quienes tocaremos las puertas de otros. ¿Acaso no somos nosotros los muertos y los muertos deambulan con una terrible esperanza? Desmembrado mí cuerpo sobre lo que quedó de un piano. Nadie escuchó mí música, tal vez quise transmitir lo indebido. Más bien viví en un mundo al cual jamás pertenecí. Jamás tuve voz, creí que la música lo era todo. Ella fue mí voz por muchos años y a mí modo también fui feliz. En recorridos de supuestas glorias, gané fama y prestigio. Visité y forme parte en los lugares donde los arribistas siempre han querido estar. “Pertenecer”, ja, ja, ja. ¡Vaya utopía! ¿Quién pertenece a qué?, por fin hoy me pertenezco a mí misma. Aún sin brazos puedo componer, puedo oír mí música, mí propia música. ¡Silencio!.... Alguien camina tras de mí, ¿o soy yo quién camina tras de alguien? ¡Que importa! Ya nada tiene la más mínima importancia. Mí música, mí música…….
  6. 6. 6 Cuando siento en la mañana el frío tocar mi cara y suenan gorjeos de pájaros aún dormidos, cuando el tenue brillo del ausente sol inunda todo cuanto alcanza mi mirada, cuando tomo el café y oigo levemente alguna música muy queda en la distancia...Entonces… Es cuando te veo a mi lado, mirándonos casi sin ojos, tocándonos las manos y la cara, entonces es cuando aún sueño levantarnos envueltos en pijamas de osos y de roedores blancos, zigzagueando el espacio adormecido hasta que llegamos al hogar de nuestros sueños. Es en ese espacio donde reímos sin voz y nuestros ojos cubiertos por telarañas que aún no ven con intensidad nuestros rostros, pero que sienten, que besan, que tocan, cuando llega ese momento del café. Tú muy corto negro y tan dulzón, cuando llegamos y nos unimos al unísono en el deleite de esa fragancia que despierta. Cuando todo eso sucede… Entonces, es cuando recuerdo tu presencia, entonces es cuando palpo tu ausencia, entonces es cuando me doy cuenta de mi soledad, de tu falta, de tu sin voz. Cuando sé que no estás es cuando sé que tanto te quiero… tanto… tanto…tanto.
  7. 7. 7 El óxido corroe las bisagras del alma envuelta en tules de grises penas y nostalgias. La marejada del tiempo inexorable borra huellas, que aplacan su aspereza sobre la arena, con soles de tantas lunas que se fueron. Brevedad entre las horas del ayer y del hoy que contemplan con añeja mirada cristales opacados por lluvia de lágrimas. Desde la impronta de su lejanía el otoño madura años igual que destiñe recuerdos, hojas del almanaque caídas que el viento dispersa y los ojos gastados del corazón ya no cuentan. En el arcano baúl de los recuerdos yacen palabras muertas sobre páginas sepias. Cuando llegue el momento de soltar la mochila, cuando el tiempo decida bajar de su tren, entoces, ahí estaré, abrazada a la vida que contigo compartiré. Cuando llegue el momento De papel son tus labios entreabiertos, de apretarnos las manos, como roja granada en el granado y volver a contarnos de tu cuerpo, resquicio de amasado suba un tanto por ciento, barro en ánfora, alfarero desierto. entoces, los dos estaremos Alfarero cubierto de tu incierto respirando el milagro mundanal desespero, mal causado de estrenarnos a besos. en el centro del ánimo pausado Cuando llegue el momento del latir, corazón callado y yerto. de caminar sin red, Tanta sed entre mis manos sentía y la espera conozca su revés, que te quise beber el alma pura entoces, ahí estaremos, con los versos rasgados de agonía. en el confort del encuentro que nos levite la piel Y seré trovador… mi verbo púrpura cada nuevo amanecer ya declara tu amor desde aquel día que juntos despertemos. que te vi florecer en mi lectura. Si el silencio desea hablar Si la enfermedad es remedio y decir más de lo debido Para aliviar mis quejidos Y el vacio de la noche Y tu espejismo refleja se llena con tus recuerdos un manantial de pasiones Y la nostalgia te extraña Y mis pensamientos se centran con amargo sabor de olvido en el murmullo de tu nombre Si el llanto se siente Si esto no es amor sin una lagrima haber salido entonces… Y el sentimiento aflora Entonces estoy perdido. sin el riego de tus latidos Y el calor de tu cuerpo se espera en el lado de la cama con frio
  8. 8. 8 Yo lo vi en su alma y no me cabe duda, el amor con todo y su fortuna anda instalado en sus adentros, llegar a conquistarle he tomado como meta, pues es mi deseo amarle a cada momento. Cuan profunda estaca imperecedera, así he detenido todo, para que todo se quede en primavera, yo he de llevarle la mas reciente sonrisa nacida en mi cosecha, porque usted tiene derecho a pedir todo lo que quiera. Oh, si supiera que le pienso a cada instante, y que usted tiene la culpa que el corazón se me salga, cuando me mira a los ojos mi alma canta, como canta la cigarra, sin apuros, pero de forma constante. Por eso le doy la bienvenida a mi más reciente escritura, usted con todo y sus dudas, se ha convertido en mi única escultura, entrégueme sus espinas que yo le entregaré las rosas, porque en un camino con rosas, los dos buscaremos un nuevo día. Sumerjo en aguas de mi locura, la fruta y simiente que a tu nombre, late tan pronombre y tan verbo conjuga con la luna que pones en mi horizonte. Respiran submarinas las branquias del latido, y tan sumergido el fuego se mantiene, que mantienen tan indómito el delirio y tan vivo el sentimiento de su fiebre. Tan hundo los temores de las nubes que me sube una lluvia de alivios, mis anfibios por la sangre me contruyen el búnker que te resguarda conmigo. Floto en el océano de tu aliento, sin remordimientos ni suspiros reciclados, con todos tus lados adheridos a mi universo y mi sentimiento en tu sangre bien guardado.
  9. 9. 9 Soñar que sueño, mantengo el equilibrio, me caigo levantada, sonrio mientras lloro,, adoro lo ignorado, odio lo que es martirio, retiro lo que tengo y tomo lo que añoro. Paseo por un jardín de flores amarillas, me voy de la vereda de rosas perfumadas, sembrando un campo inerte con fértiles semillas, regando a un paraiso con lágrimas saladas. Beso a recuerdos falsos que me dieron dolor, rechazo a quien me muestra el camino del día, acaricio lo oscuro y destruyo el amor, alabando a la muerte muestro mi rebeldía. Deshojo margaritas cuando llega el invierno, me deslizo en el hielo al ver la primavera, al otoño lo abrazo, al verano lo entierro, la luz del sol me rompe y lo oscuro me enreda. Soy pobreza en lo rico, y rica en la pobreza, la princesa es lo humilde, el humilde es un rey, la injusticia es lo justo, lo pequeño grandeza, la maldad la que vence a favor de la ley. Ando por los caminos y reservo las calles, desprecio la verdad, escojo la mentira, olvido a la alegría y rompo los detalles, engalano a las tumbas y maldigo a la vida. Expreso lo que callo, y callo lo que digo, escribo mi poema, mi poema no existe, reclamo lo que fui, me gusta lo que he sido, entrego mi vivir y me río de lo triste. Y lloro cuando veo que mi alma se pierde con las contradicciones del hoy y del ayer, comprendo lo imposible y nada me concierne, no me importa ganar, no me asusta perder. El viento gruñe estrellando el soplar en la cimas de las montañas más elevadas, dispersando la oscuridad en cualquier rincón afligiendo más las almas atormentadas. Las cuales son llevadas por la noche y el firmamento enlazadas por la sombra junto a las bellas estrellas, luna y sol, pero siempre con los corazones solitarios de un entristecido semblante en esta vida. Cuando derepente una bella diosa aparece alumbrando como un amanecer radiante , estirando sus brazos y abrazando tiernamente entrelazando la noche junto con las almas. Proporcionando comienzo a unos nuevos romances, cargando los corazones con el más bello amor, permaneciendo entrelazados, la noche y el día con los nuevos romances llenos de vidas…
  10. 10. 10 En el viejo campanario Pues, aunque nadie se fija, hay una campana gorda la esencia de su trabajo que a la gente deja sorda es soportar que el badajo al hacer talán-tolón; la golpee con furor. pero no toca a diario, El pueblo se regocija sino en ciertas ocasiones: y en su alegría no advierte sólo se escuchan sus sones que, aunque mucho se divierte en la Fiesta del Patrón. hay quien soporta el dolor. El cura, muy orgulloso, “No te extrañe, compañera en proclamarlo se afana, -una cigüeña le explica- pues piensa que su campana pues la gente se adjudica es de todas la mejor; el derecho de gozar. y con un gesto piadoso Y resulta que a cualquiera le aconseja al campanero no le importa ni un comino que la toque con esmero ser ladrón o hasta asesino para alabar al Señor. para sus ansias lograr.” ¡Qué campana tan bonita! Y la campana, contesta: los feligreses comentan “Gracias, cigüeña querida, cuando en la iglesia se sientan he de soportar mi vida para el sermón escuchar. con toda resignación. Y el cura se desgañita, El sonar mucho me cuesta llama al orden con sus brazos pero me queda el consuelo pues con tales campanazos de que los perdone el Cielo no se puede predicar. pues mi voz es oración” En la torre, mientras tanto Por eso, si es que pasara y con su deber cumpliendo, por este pueblo algún día la campana, padeciendo mire si está todavía repica con gran afán. la campana en su lugar Y, conteniendo su llanto, Y si por suerte escuchara al campanero le dice su voz sonora y profunda que sus afanes suavice por favor, no se confunda, o se queja al sacristán. ¡Le está enseñando a rezar!
  11. 11. 11 Vienes a mí, Con tus cargas de miedos ancestrales a tu espalda vienes con la hemorragia terminal de un sol maltrecho y con tu andar fugaz de vaivenes al acecho que se va descolgando por los pliegues de tu falda. Vienes a mí, con el sabor amargo de la realidad desnuda y una dulce promesa de huracanes en tu boca para alojar mis besos y esta sed que me provoca plantarte algún acaso para cosechar tu duda. Vienes a mí te escolta una legión de razones y motivos por los que no podría susurrarte que te amo, no es lícito inundarte en las ansias que derramo en el brillante cielo de tus ojos tan esquivos Vienes a mí, con la neutral sonrisa que se asoma por tus labios, mientras un mudo grito atraviesa por mi mente para poner candados a mi amor entre la gente, pescando indiferencias en el mar de mis agravios. Vienes a mí, no quiero algún saludo de papel que el tiempo mate, la única voz que quiero de tu boca está vedada, ten compasión de mí, por hoy no digas nada, tal vez pronto la luna, con su embrujo, nos rescate. Vienes a mí, cierra este amor cautivo con sus voces ¡no las abras! calla este mudo ruego de mi amor, pasa de largo, porque no hay un silencio mas perverso y mas amargo que aquel que tienes siempre que ocultar en las palabras.
  12. 12. 12 Juan me escribió una vez sobre las nubes, sobre las nubes que abrazaban Valladolid, sobre las nubes de Mérida, sobre las nubes de Tulum, entonces yo no sabía leer, pero él pacientemente me enseñó el aeiou de la nubes, después el alfabeto completo, después a formar sílabas, palabras y finalmente frases, para leer lo que dicen esos algodones pachorrudos que se forman en el cielo. ¿Qué dice el cielo Juan?, le pregunté un día, que su mirada se gozaba en el firmamento y Juan en silencio me decía algo que no entendía muy bien, entonces me enseñó a callar y nos quedamos un tiempo mudos, quién sabe exactamente cuánto, conversando sin pronunciar palabra, su corazón latía como si hubiéramos ido a Cobá y él callado me decía calma, detente, despacio y yo aprendía así, de nubes y de silencio al mismo tiempo. Se acerca una nube –me dijo triste- entonces nos apresuramos para guarecernos del enojo, de la frustración, de esa esquina oscura y vacía –como él decía- Deja que pase, que se vaya –me dijo en tono serio-, entonces nos miramos y yo veía en sus ojos… Camino de regreso Juan tarareaba una canción al viento,“si me alejo de ti es porque he comprendido, que soy la nube gris que nubla tu camino, me voy para dejar que cambie tu destino, que seas muy feliz mientras yo busco olvido”, y yo advertí la despedida empapada de tristeza. Dormirán los silencios en las horas perdidas, al azar de la noche sobre el llanto de antaño, que a la luz del idilio se muestran afligidas, por un destino frío con lágrimas de engaño. Renacerán los tiempos sobre el manto de vida, pues el alma se agita buscando la esperanza que anhela el corazón en la flor encendida, perfumando la esencia de una nueva alabanza. Dormirán esas horas bajo aquel horizonte, despertarán las sombras a la luz del amor, quedarán unas lágrimas sobre el verde del monte, de nuevo volarán los sueños al albor. Se desnuda la piel dejando atrás la huella, el ocaso ambarino teje el nuevo universo, palpita fiel y ciega la aurora que centella, y los silencios durmen cuando renace el verso.
  13. 13. 13 Si entenderme no puedo, si a mi mismo me cuesta comprenderme... ¿cómo voy a decirte que te quiero y esperar que me creas? Si el agua, que acoge nuestros cuerpos y nos lava, calmando nuestro ardor, es la misma que hunde nuestros barcos; si el aire, que aleja nuestras voces y nos seca, oreando nuestros cuerpos, es el mismo que abate nuestras casas; si el fuego, que alumbra nuestros rostros y nos lame, echando nuestro frío, es el mismo que incendia nuestros bosques... ¿por qué yo, que acojo, alejo y alumbro tus desdichas, no puedo ser el mismo que hunda, abata o incendie tus venturas? Flotando por tus espacios mas amables me iluminan los tesoros, que la noche guarda celosamente...! Elegantes universos palpitantes se desprenden de cada aliento pétalos de fuego suaves y brillantes De las mil noches que se fueron en perfumes y caricias desde entonces; soy un naufrago por tus mares de seda desnudo en el crepúsculo de mi isla con los ojos clavados en el horizonte zafiro Soy la nave fantasma atravesando dimensiones paralelas el mendigo en la puerta de la catedral; suplicando por una moneda.. y tú Eres; la reconfortante dicha que me consuela... Me llegan las voces de seres afectuosos y perfectos armonías corales y astrales que llegan hasta aquí desde orígenes lejanos Serafines solemnes en trajes de gala ensayando marchas celestes Amazonas y Valquirias exuberantes luciendo sus cuerpos bronceados Los recintos otrora fríos están ahora engalanados con guirnaldas que atraviesan las paredes de roca Y construyen castillos en el aire de los que no se ven cuando la lujuria embriaga los sentidos Fuiste despertando Fábulas dormidas con el redoble de tu tambor sobre remordimientos melancólicos de sombras carbonizadas Y nostalgia de cuerpos ausentes edificaste templos de diamantes fascetados Brillos sublimes; incluyendo el blanco diáfano de espacios estériles y yermos surgieron complejos de vida natural
  14. 14. 14 Mi nombre es Kirthegihian Decidimos comenzar nuestra y herede la maldición de historia. mi raza; condenada por El mundo se estremeció atreverse a ser allá el mismo cielo crepitó en mi amada ciudad. ante nuestras acciones. De entre los túmulos de Nuestros alados guardianes eterna arena que cubren cayeron en nuestros embrujos las dunas y las praderas sus fieles guerreros cambiaron en la tierra entre ríos. de general. Al norte de la aún no Nuestros cuerpos sedujeron existente Babilonia y sus reacias convicciones y su trono de oro. sobre la explanada de Al sur del imperio no Shamash copulamos con nacido de los asirios y sus amados ángeles. sus león destructor; el Esclavizamos sus voluntades gran Arsubanipal. a nuestros deseos, encadenamos Se encontraba nuestro hogar, sus alas a nuestros cuerpos la ciudad de ensueños y y cubrimos sus seres con deseos, la primer ciudad nuestra concupiscencia. donde el hombre creo sus Nuestro sexo fue más sueños y anhelo el poder convincente que el amor que el Que Reina en lo a su creador. Alto nos negó. En nuestro hogar, donde Como una sombra sobre los ríos forman la delta la arena. donde Hammurabi forjó Como un espectro que sus leyes y el mundo flota en el río. aprendió a leer y escribir Ahí donde el mundo conoció fornicamos con los seres a Kish, donde las huestes níveos y alados, para obtener de Sargón avanzaron del el anhelado poder y ser norte de Acadia para maldecidas por siempre. tomar el imperio. Ahí en nuestro hogar Ahí estaba mi hogar. en donde las ángeles Al cobijo de sus torres fueron nuestros esclavos. sobre la explanada del En Enoch, la ciudad maldita zigurat de Shamash Mi amado hogar. el Dios Sol.
  15. 15. 15 Liz tiene treinta años, tres hijos y un esposo. Pero adelgaza el pasado con ilegales calendarios por venganza a una vida que hace agua. Mientras soporta la terrible música de zumbidos con guitarras asesinas. ¡Ruinas del maniquí de El Escorial! Rango semejante al de las hojas muertas. Liz tiene una casa, un auto y un jardín. Y espera escondida en su cueva, con piedras de capotas obscuras. Ella utiliza la máscara de la lluvia para llegar al trapecio colosal de la lágrima. Y adorna la salvaje coreografía del dolor cuando habla del plano inclinado del cáncer. ¡Ay de los arpegios blancos de la subyugación que han de quedar solos como yedras imprevistas! Liz tiene madre, padre y hermanos. Pero se envuelve en la palabra sin color, ante el asombro escandaloso de una mirada. Sufre el frío malvado de la ansiedad, cerca de la columna que sostiene la humillación. Y viste de novia, de esposa y de soltera para bloquear los espacios que engendran la tristeza. Liz busca los hilos interpuestos del humo en la anchura pelirroja del aire. Pero no sabe como cerrar los ojos ante la sentencia invisible del final. Y allí, en la marejada de los totales, quedará un sueño adulto caído. Y todo acabará en el absurdo consumo de las rutinarias lecciones de la muerte.
  16. 16. 16 Me gusta el mar que paciente Yo viví como cualquiera sabe pedirle a la arena lo que me tocó vivir, un beso por luna llena pero hoy me tocó aplaudir y dos por el sol naciente, desde la fila primera que guarda la ola urgente un poeta en guayabera por no asustar a la orilla con mas versos que horizonte sabe ofrecerle su silla desde la cuna del monte de cresta y espuma blanca no se detiene su lira todo el azul de su manta parece que no respira para enredarle en cosquillas. y canta como el sinsonte. También me gusta la gente Me gusta el que de un revés que llega cantando un son, fabrica una canturía lo trae en su corazón debate su poesía sea de guane o de oriente se apasiona y a la vez que viene haciendo presente que se sonroja su tez por esa que muere el pez aprisiona en su sombrero una décima a la vez su larga historia de arriero espera la melodía, su mano de mas de un cayo, y nunca acaba su día trae mas flores que mayo sin hacer cantar al tres. y mas notas que un sonero. Pasó como un rayo de luz cualquiera me llueve el corazón y es mi consuelo razón de vuestro amor como un anhelo, cantalle a su hermosura que amo tanto sincera devoción de un sueño claro que loco por amor ya me sintiera que el torpe corazón teje en suspiros por sentirme enamorado, deliro. cuando su dulce faz, gaviota suave, El amor en mi ser ha dado un giro: el mar de mi alma roza con su encanto. si vuestro ser y el amor es la llave Cubrir viene la noche con su manto la puerta de mi corazón abrieran detrás, tus ojos bellos que encendieran si ahora vivo sólo para amaros fulgor donde el oriente ya no cabe me es este sentir mi dicha o mi llanto pues nutre el celestial brillo del cielo me es este sentir mi sueño o desvelo. refleja el río verde en que me miro Siendo mi vida la sombra del duelo y guía a la poesía como un faro. mas, si alguna vez sin amarle expiro ¿Será la rosa única, el amor raro os juro que en el firmamento santo que al soplo de tu boca llega cuanto (rogad que Dios mi deseo no trabe) recite en silbo, canoro respiro será el amor nuestro deseado amparo lo que el son de la brisa en primavera? pues amaros en la eternidad quisiera. Ya más melodiosa alondra, de un vuelo Pues sintiera que os amaré en el cielo me diga que me amas o que no, ¿sabes y al amaros lo dicen los suspiros: no puedo besalle, mas eso es grave? nadie sabe que nos amamos tanto. me atañe a este pecado algún reparo:
  17. 17. 17 Coco, salió apurada, poniéndose la mantilla y el colorete pálido en las mejillas de cartón, por el pasillo y dejando la puerta de la recamara abierta, con pasitos menudos, acomodada la mantilla y el colorete, buscaba presurosa las llaves del viejo portón de madera. El sol del mediodía inundaba el patio y las gardenias pedían con sus pétalos blancos, casi marchitos agua. Barrabás el perro enclenque, echado junto a la pileta de agua, levanto la cabeza al oír a su ama y novio sin ganas la cola, para volver a cerrar los ojos y echar la vieja cabeza en el enlozado añejo. Todo olía a viejo en esa casa, los ochenta años de Coco, los roperos con vestidos enmohecidos, los pájaros sin trinos, los corredores con sus paredes empapeladas y cayéndose...La juventud de la casa y de Coco se había ido lentamente y con pesadumbre. La casa sin voces, y la voz de la dueña; oxidada entre rezos y labores propias de una señorita decente: bordar y tejer primorosamente para otros. El reloj en el campanario anunciaba las doce en punto, con sus campanadas y el vuelo de palomas en la plaza, Coco seguía apresurada las sombras de las otras que se dirigían a la Iglesia, saludando a unas siguió su camino, "ay diosito, dame fuerzas, dos cuadras más, dos cuadras más, que no se vaya, que no se vaya" repetía quedamente, haciendo mutis y dando pasitos largos. Cuando llegó al consultorio, el Doctor estaba a punto de cerrar la puerta, se detuvo cuando miro a la vieja alzar la mano y con ojillos suplicantes mirarlo. Abrió de nuevo y entro la anciana. En el locutorio, tras la mesa de madera que servía de escritorio, el joven doctor escuchaba atento los malestares de Coco y con sus ojos azules cansados, la observaba detenidamente. Coco parecía ajena al mundo y su boca no paraba de dar explicaciones. Dos meses, con todos sus días, desde que el joven doctor llegará al pueblo ese, abandonado de la mano de Dios, lleno de viejas decrépitas, de polvo y sol incendiario; había escuchado el mismo argumento, las mismas molestias, las mismas palabras, por eso, sin premeditar y concientemente, justo en la frase: "Doctorcito, es que son estos calores "nocturnos" que no me dejan!", el joven doctor de los ojos azules, se levanto como resorte y espectó: "Mire anciana, de lo que está enferma Usted, es de ganas!, le hace falta un buen macho que la monte y se le acabaran todos sus problemas! " Coco, abrió la quijada, y como pudo se levanto, dándole la espalda al doctorcito, salió más rápido y con más prisa que cuando venia a verle. El portón se abrió en aquella casa desvencijada, chirriaron sus postigos, espantando a las gallinas, y Barrabás con la cola en alto moviendola, saludaba a su ama. "Sáquese perro cabrón, no estoy pa´que me muevan la cola!" Cerrando la puerta Coco se dirigió murmurando hacia la sala: "pos ni que estuviera tan guapo....pa´mi que ni curar sabe!"
  18. 18. 18 hombres de azul y vendrás rondando moscas a tomar de tu pan emergiendo en pájaros de barro a comer de su alforja mientras observas el tiempo perdido de Lutero escarbando la tierra creces en teorías euclidianas para ser negros el fuego y la piedra fría [ asbestos y vendrás rompiendo llantos para ser sombras de un respiro agorero abriendo universos o un desierto en viernes conjurados apagando vacíos de mirarte te miro y rompiendo ventanas sin embargo sigues siendo niebla en un trato utopía en pésames de esquirlas. cuyo pacto será fortunas de almas diezmadas en donde no quepe más razones azul hombre de águilas que un caño abierto fluyes en paraísos soñados para mi sueño herido harta el morir anestésico detrás de carrozas de papel descalzado de alegrías como rosa prendida en una espina y vendrás hombre de azul para dar besos en bocas sin alientos lazando a un camello y en el ultimo recodo borrando las huellas para ser remiendo de molinos polvorientos soplando el viento de rotos espejos para que no corra más todavía queriendo ser mi patria de ausencias y entre escaleras pero no hay nada más que rondando moscas una mano en señal de adiós emergerás en pájaros de barros en carteles accidente de sonrisas al viento huracanado mientras observas el tiempo perdido de creciendo en la higuera. [ Zarathustra creciendo en teorías darwinianas para ser razones utópicas en ciernes hombres sin color para ser sombras de un respiro agorero sin sueños o un su desierto en viernes conjurados sin caminos ay hombres, hombres… que suben al monte para ver su pasado de mirarte te miro y Y…a ver sin embargo sigues siendo fantasma si alcanzas a amarrarte los pasadores utopía en pésames de escafandras de tus pies descalzos. azul hombre de serpientes fluyes en limbos anacoretas detrás de almas en el purgatorio calzado de llantos clavel herido por tu mano cascabeles e hipopótamos dormidos nombrando sus lenguas ignotas.
  19. 19. 19 dormirás enredado a ti otra vez volarás intentando mimetizarte en tu pasado para traerme en tu llano deshojando miradas en tu desierto para hallar en cada pétalo de tu iris en tu cumbre caminos zurcidos a cataratas arrancando la leña así no entiendas que las penas ovillando mi cabellera se zurcen de lado a lado en señal de un vuelo y encallando siluetas que a mi diestra ha posesionado sus ojos al amanecer en tu última estación y para que no sufras más todavía tu planeta germinara para ser genealogías fumaré un cigarro diluyendo tu luz en existencias aliñadas para ser garabato en un cometín y bifurcando su redondez serás recta otra vez. surcando el horizonte para no perderme en tu capa de piel otra vez, desembarcando sospechas perfume de tu sexo. y en desusados bordes maniatados tus pensamientos postergarás tu moneda hombre, sumado a tu eslabón irás agitando recuerdos disculpando momentos y destinos ay, hombre de azul en alegrías repletas de bosques y misterios que amarillo color tienen tus pasos de irisadas bandadas de palomas y dominados por el arañazo de tus ojos atezado de vaivenes surtiendo destinos a granel irás tras la caza de caminos como el eco porque te has hecho desiertos abriendo un libro prohibido en el desierto por eso miraré a través de tus venas soplando tu dinastía para hallar el cincel de mis olvidos porque eres piedra de hogueras a tu piel detenida en tu amanecer solo allí lamerás hasta la sombra que espera su sentencia última. para que no quede nada de ti en el sendero y bordando tu talle signaras a mi tierra tu frutos. última sentencia de amar su redondez en sus iris abarrotados de espumas urdimbres de promesas y mi fruto himnos de Agamenón gritará sus días vetustos caminos de caballos esperanzado de ayeres cascos y crines sin sentir su pesada cruz en manos y en ésta que es la hora última de tus sin oír sus ecos en voz [ desvelos y vestiduras tus bosques en argamasa no más habrán sonrisas que estrenar surtirán el sueño de pieles ni encajen en tu plumaje y cabellera de de leyes y misterios [ musgos mucho que hacer sólo estará la espada a la diestra pastar peces cubierta de negras mariposas cazar alondras enredadas a tu olvido sánscrito para darte porque de ti tu último adiós en réquiem no aprenderé sino el cantando con Penélopes y Aquiles. brillo en mis labios surcando en tu gesto y aprendiendo tu azul sueño velaré tu piel en esta existencia para que ser 21 gramos otra vez.
  20. 20. 20 Esta mini ficción de Eloína Hernández Pérez titulada "El llavero" ha sido seleccionado también por el foro Lady Halcón. BUSCANDO chucherías en el tianguis, me llamó la atención un payasito color naranja. Era un llavero. Lo miré y proseguí mi camino, pero una carcajada pícara y maliciosa me hizo volver sobre mis pasos. La risa provenía del llavero; no tuve más remedio que comprarlo. Siempre va conmigo dentro de mi bolso. A veces, sin motivo alguno, y en los lugares más inadecuados, deja escapar su risa. Solamente que ésta, cada vez baja de tono. Las tres pilas redondas y plateadas que lo accionan, van perdiendo fuerza. Hoy, su risa agónica, se apagó. Liberé su espalda de la carga eléctrica, y lo volví a sepultar en mi bolsillo. Estando en el cementerio para acompañar a su última morada el hombre que fuera mi compañero y verdugo, cuando todos guardaban respetuoso silencio, desde el fondo de mi corazón se escuchó una potente y sardónica carcajada. Se dilata la tibieza de la brisa, donde pisan tus versos con aromas a las docmas de la única doctrina que apadrina este sentir que aflora. Se disipa el temor que se nos cuela, cuando descuelgan las rosas de las nubes donde me subes para llegar la primera a la esfera cenital que nos difunde. Se sublevan las glándulas del viento en un arpegio propio de mariposas, cuando tus rosas se enredan en mi pelo y te siento con tus manos codiciosas. Se respira un nosotros de aires nuevos, sobre el cielo dueño del embrujo que nos condujo por la ruta de su riesgo al verso que en tus rosas me prendieron.
  21. 21. 21 Como raíces del canto Yo tambien lo vide erguido Y así lo recuerdo yo mi conciencia me acompaña en los castillos de pasto al paisano de La Flores me enrieda en su telaraña lleva en la mano un basto donde han nacido cantores con la red de los recuerdos que lo va usando de orqueta que encandilan con su canto y hasta en momentos me pierdo pues esa es su bayoneta disimulando el espanto en esa tierra que extraña. con que traza vuelo el masto. del abuso de señores. Mi canto riega las plantas Su espalda a veces se dobla Así se llama mi pueblo del paisano de mi pueblo hasta romper espinazo que está rodeado de cerros porque el aroma del suelo trenzandose como lazo que en la distancia el cencerro fortifica mis raíces los dedos con la maleza lo escucho como en ese día yo le curo cicatrices y así limpia con destreza que mi madre entristecía que el adquirió en pleno vuelo. de mala hierba al calabazo. asistiendo a mi destierro. Yo lo miro allí en el cielo Los surcos son como trazos Y ahora lo nombro yo mientras traza nuestra vía paralelos se confunden con orgullo justiciero con baquiana maestría mientras sus ansias el funde porque tengo en el apero despeja escollo en la huella con esa ansiada cosecha grabado como tatuaje bordandoló con estrellas el siempre entona una endecha el camino de ese viaje camino de la abadía. pa' que la tierra fecunde. que un día haré, aparcero. Palidecen las hojas en los árboles. Las abejas ya no recolectan miel los insectos se cobijan de las tormentas, ansían huir de este verano que adormece. Los perfiles han cambiado esta mañana, apenas fue algo sigiloso que pasó de soslayo. De los rosales brotan rosas que surgen exánimes, ya no perfuma el mar a sal y yodo, su olor ha transmutado a pútrido, a sudores fríos, a muerte prematura. Las gaviotas huyen de las playas aguardando agazapadas al éxodo del hombre que retorna a su mundo de hierros retorcidos dejando los litorales mustios y degradados. Hoy recuerdo tu ausencia, El tiene un elevado misterio ha pasado más de un lustro desde tu partida. me desviste con sus signos Se acerca el momento de tu aniversario. me roza con el anhelo de su voz Nunca volví a compartir sentimientos. levito cuando le veo . Ya mi risa no será jamás alta y clara, Si; tiene un elevado misterio sonrío despacito… para no despertarte. y pregunta por qué,… Con los fanales anegados de sal que resbala Mis manos se llenan de estrellas por mis pómulos sin pretender evaporarla. cuando pronuncio su nombre. Amiga, palabra única que no repiten mis labios, se quedaron amargos desde el último llanto. Es pomposo casi arrogante Ostentoso, magnífico hinchado y tiene estilo. No hay duda es misterioso. Cuando se va deja un desierto imprevisto, con su elevado misterio. Entonces me desdibujo Y quedo prendida de un sueño.
  22. 22. 22 Poetas Universales, quiere homenajear a quienes tan generosamente dedican parte de su valioso tiempo a transmitir la música y la poesía a través de nuestra emisora UNIVERSALES.VOZ. Ellos, además de Locutores, son unos excelentes Amigos y Poetas como lo demuestran estos poemas. Gracias en nombre de todos los que formamos el foro “Poetas Universales” Es sublime ese momento cuando dices que me amas y siento el dulce tormento que crea llama en mi flama, deleitando en alborozo sintiendo que se detiene en tiempo real y gozoso la pasión que se mantiene, por ratos esplendorosos… Sublime es estar contigo y disfrutar el silencio mientras nos damos abrigo, saboreando el privilegio de estar callados asidos Suspiro y mi soledad con tu mano entre la mía muerde el polvo de recuerdos baldíos. sin decir lo que está dicho, Mis manos ya torpes y habidas de caricias, o tal que cual tontería se asoman a mis ojos, suplicantes de tu piel del momento haciendo un nicho… Los labios me reclaman incesantes Sublimidad se respira la tersura de tus besos, en nuestro ambiente rondando y este cuerpo, que los años han gastado y esta mujer suspira suspira por un poco de calor por continuar abrazando ¡Ese que tú le brindabas!. la caricia del te amo, mientras aprietas mi mano Veo encendidas las pavesas cubriéndome con tus besos en la mesa de la vida, con calidez alargando y en su parpadeo constante un gran sublime embeleso… contemplo tu mirar, sereno y tranquilo. Te doy las gracias, por un amor compartido y una felicidad plena.
  23. 23. 23 Wendy, Michael y John eran tres hermanos que vivían en las afueras de Londres. Wendy, la mayor, había contagiado a estos, su admiración por Peter Pan. Todas las noches les contaba muchas de sus aventuras. Una de estas noches, -cuando ya casi dormían-, vieron una lucecita moverse por la habitación. Era Campanilla, el hada que le acompañaba siempre y a su lado estaba el mismísimo Peter Pan. Éste les propuso viajar con él, al País de Nunca Jamás, donde vivían los Niños Perdidos... -Campanilla os ayudará. Basta con que os eche un poco de polvo mágico para que podáis volar- Cuando ya se encontraban cerca del País de Nunca Jamás, Peter le señaló: -Es el barco del Capitán Garfio. Tened mucho cuidado con él. Hace tiempo un cocodrilo le devoró la mano y se tragó hasta el reloj. ¡Qué nervioso se pone ahora Garfio cuando oye un tic-tac Campanilla se sintió celosa de las atenciones que su amigo tenía para con Wendy, así que, adelantándose, les dijo a los Niños Perdidos que debían disparar una flecha a un gran pájaro que se acercaba con Peter Pan. La pobre Wendy cayó al suelo, pero, por fortuna, la flecha no había penetrado en su cuerpo y enseguida se recuperó del golpe… Sempiterna es la canción Peter Pan… que se enrosca en mi recuerdo; ¿Y campanilla, que hace? tu venida a mi balcón, ¿Vuela contigo tal vez? pues el aire se hizo sueño ¿O tienes celos de Wendy y me cubrió el corazón. y no sabe bien por que? Una sombra sosegada, ¡Ah!, el mundo es como ese cuento, que mis historias oía, nadie quiere ser mayor, reposaba alborozada, todos queremos volar, al tiempo que sonreía, con mucha imaginación. y mis palabras soñaba. Pero los Niños perdidos, Y fuiste tú, que a buscarla, volvieron con su familia volando llegaste errante, y el cuento quedó dormido… ternura de un visitante, que su sombra reclamaba. Crecimos también nosotros. Las historias, las premisas Niño sin edad, ficticio, y las carreras, las prisas, aventuras en relieve, los problemas y el agobio pompas de jabón y nieve, dentro de nuestras camisas. capitanes, gentilicios y Garfios que me conmueven. La vida pasa y por siempre, nos deja la moraleja, “Yo no quiero ser mayor…” de que en el país viviente, Dijo Peter Pan un día. de Nunca Jamás, la queja, Sus palabras sorprendían, no se vuelve coherente, su comportamiento, no. y sin dudarlo se aleja. No crece el niño poeta, Es una historia y un cuento, que vive para volar, -pero también realidad- que se ilusiona al cantar que olvidamos los momentos y tiene en una maleta, y el no poder rescatar, un mundo entero a estrenar. la inmensa felicidad, Inmutables las estrellas, para vivir dulces sueños, escuchan el caramillo, como hiciera Peter Pan. sonido bello, sencillo, flauta de paz que serena, cuando la toca el chiquillo.
  24. 24. 24 Aquí, en el llano adentro sentado en un no sé que nace la flor del viento Junto al amanecer. La garza pintada de blanco un venado a lo lejos se ve, el ganado en los potreros Se levantan para comer. Un gavilán que vuela a lo lejos se puede ver, el llanero que madruga Para ir a recoger. Pasa el día en el llano, se ve la siembra florecer el ganado en los potreros Tranquilo se puede ver. La noche en el llano es larga, Recuerdas amor mío de aquel jueves, el día es corto como se ve, del mes de enero, tan lluvioso y frío... Los sentimientos llaneros Cuando los dos sentados en un banco Se oyen en el atardecer. tirábamos chinitas en el río... La noche cae en el llano, Y se iban perdiendo en la distancia... el cielo se vuelve estrellado, Y el tic-tic de su choque compartíamos, el olor a pasto se siente y el cauce rumoroso se alejaba Mientras se duerme achinchorrado. llevando entre sus aguas el sonido. Una brisa de amor nos envolvía... La luna se puede ver entonces, yo te dije entre suspiros; Como sol que ilumina el atardecer. ¡Acércame la antorcha que en tu pecho, La luna se torna hermosa espera con mi llama su encendido! mientras se piensa en la rosa Ay amor, si volvieras junto a mí! En este llano en la noche echo en falta el tic-tic de nuestro idilio se escucha el silencio del viento y cada atardecer por si te encuentro Los quejidos y los lamentos me acerco esperanzado cual mocito. Se van junto con el viento. Ya no tengo juguetes en mis manos, Hay llano querido ni cometa, ni puzles divertidos; mi llano venezolano lo cambié por tu beso aquella tarde tantas cosas has dejado, sentados en un banco; nuestro nido. ¡ Cuantas te has llevado! Y cómo zigzagueaban las burbujas... Y su son, cascabel enardecido... Semejaba a la savia de la vida hurgando sobre el cauce receptivo.. Por eso no te olvido fácilmente y creo que jamás seré ya el mismo, y viviré con sólo tu recuerdo que se encontró una tarde con el mío. ¡Te llamaré! ¡Te llamaré en mis sueños...! Y te diré que estoy loco perdido; contéstame que sí; que aunque en letargo, me calmará la sed de amor ¡que vivo!
  25. 25. 25 Gorjea un mirlo, le replica un colibrí, va de caza, cazando, un hermoso neblí. Quiebros en la garganta, en esos momentos sentí, por la pena que tenia, cuando esa escena yo vi. Vuela rápido el mirlo, aletea el colibrí, buscando esconderse entre las ramas, del neblí. Pero este, nacido para cazar, busca entre las hojas y los logra encontrar. -¡huye rápido colibrí! Déjame solo a mí, que con mi voz humana lo alejare de aquí. Y entre sonidos y ecos, retumbando de aquí para allí, gano el mirlo esta vez, la partida al neblí. El colibrí escondido, salio al cielo añil, y dándole las gracias, le dijo al mirlo así: -en los tiempos venideros, un favor te deberé, no olvidare nunca y un día te pagare. Y así, pasó el tiempo y no se volvieron a ver, pero yo que los seguía, logre llegar a saber, que en el tiempo futuro, un mirlo, en el nido de un colibrí, puede nacer. Debiéramos los humanos, de estas aves aprender, que no hay razas ni colores, solo mal y bien. Este cuento que de niña, me quisieron aprender, hoy lo aplico en mi vida y en la de los demás también. Y no miro el color, ni de que raza es, la persona que aúna en su corazón… bondad, tolerancia y bien hacer. Pues es más importante, el querer que el poder, y ser con los demás sensibles, como el mirlo con el colibrí, lo fue.
  26. 26. 26 Los jardines se han vestido de miles de flores blancas, el sol con luz palpitante alumbra su bella alma, los pájaros con sus trinos a mi niña siempre cantan, dándole todo el cariño envolviéndola en sus alas. De la vida y alegría que su corazón aguarda, son la fuerza de sus ojos al sentirse enamorada, de la persona tan noble que por las noches la abraza compartiendo así su vida Pequeña gran guarida de elementos para cuidarla y amarla. depósito de grandes experiencias. Qué linda va la morena Es tu cerebro generador de ciencias, qué guapo va su galán, Hogar principal de furiosos lamentos. cuanto amor y poderío Tu cerebro es guía de grandes actos, en sus sendas han de hallar, Pero también de curiosas necedades, porque todo se merecen Fantasías que verás como verdades, nada les puede faltar, Temores que generarán impactos. en este día glorioso en este día de paz. Los miedos son origen de infelicidad. Nacen de la niñez creada en urnas, Que lindo quince de agosto Pesadillas que son aves nocturnas, en amor y bienestar, progenitores que ocultan la verdad. os protegerá la virgen en ese día especial, Al crecer la piel se torna acoraza que os envuelva con su manto Como defensa de terrores ocultos. que la suerte haga llegar, La soledad guardiana de los bultos, con honor y buenas dichas trastornará la felicidad ya mutilada. la jovial felicidad. Como liberarnos de tantos horrores si están escondidos en cada fracaso. Hay obstáculos reales de doble laso, Que al paso del tiempo son tumores. Entender que la vida es hermosa y que en ti hay otra forma sensitiva, temores que cobran vida definitiva, mas siempre tendrán color de rosa. Las personas cargan con sus temores, Y muchos nos contagian de sus males, Influencian todo como si fueran rivales, De mil Tragedias nos invitan sabores. Dejad que la vida haga su parte, que tus angustias te dejen sentir. Hay quienes te dirán como vivir, ignorando que vives para tu arte. Rechaza pensamientos negativos, Por que son engendros de temores. En la energía positiva hay creadores, Sabios mensajes de seres reflexivos.
  27. 27. 27 No se cuál es el camino que me lleva a tu presencia, busco magia en las palabras que te cuenten de mi espera. Voy en brazos del silencio por la senda de tu ausencia. Son las sombras de la noche rejas para mi condena. Estribillo Atardece ya en mi vida y tu amor aún me quema silba el viento la canción de tu olvido y de mi pena. Si la muerte no me cubre con su manto de clemencia seguiré guardando arrullos por si un día …tu regresas. Ya no soy la que juntaba panaderos a la siesta, gorrioncito arrinconado eso soy, hasta que vuelvas. Me lastima tu abandono el adiós de mi te aleja, pero sigo enamorada inventándome promesas. Voy a cerrar los ojos muy en silencio del sueño para compartir penas y amarte tu sonrisa evadiremos todo y amaremos con prisa quiero entrar a tus ojos para hacerme tu dueño acopio en primavera con nostálgico ensueño y respiramos amor con crepúsculo y brisa soñamos junto al mar y hay un silencio de Misa mi muchacha de agosto mi Musa dulce ceño y jugamos a ser dos ni mucho mas ni menos, supimos estar solos con insomnio al silencio, sentir como los besos construyen el futuro, aprendimos mirarnos, su belleza presencio, dormimos muy callados con el amor maduro que desplomó la calma encima de sus senos.
  28. 28. 28 Por un instante, se cansó de cuidar sus diamantes, aquellos que un grupo de Liverpool había puesto en el cielo a sus pies y en ese preciso momento, Lucy, decidió dejar el que hasta hoy había sido algo más que su hogar. Así, como por arte de magia, sintió a Slowhand Clapton hacer honor a su nombre y bajo su mano lenta y protectora comenzó su paseo a través de las nubes. Su fantasía se hizo real y al mismo tiempo, le venían, entre flashes y destellos, recuerdos de su infancia. Recuerdos buenos y malos. Buenos como las flores anaranjadas del jardín de sus padres y malos como los murciélagos que tanto pánico le causaban… En su paseo oyó a lo lejos, ruidos, de lo que parecía ser una melodía, pero no acertaba a distinguir si eran los Zepp cantando su escalera al cielo o la voz de Scott con su autopista al infierno, sin embargo, toda su niñez y todo su mundo se vino abajo como un castillo de naipes en un huracán, al averiguar que eran unos calvos y cadavéricos, G´ N ´ R ´ repitiendo una y otra vez, llamando a las puertas del cielo, del ya por entonces, viejo Zimmerman. Sin tiempo de recuperarse de este golpe bajo, Lucy vio como su eterna juventud se marchitaba a la velocidad de la luz y en el crepúsculo de su inocencia comprobó que en toda su vida no había hecho nada. Desnuda y desconsolada lloró amargamente. Días después de que el forense publicara la fotografía de Damasart, comenzaron a llegar cientos de cartas pidiendo milagros. Analizado el tema, hubo que emitir una aclaración. La aureola que se adivina sobre la cabeza de la mujer no es la de una santa; es la marca de un vaso sobre la foto antes de escanear. Y no tenemos Photoshop.
  29. 29. 29 En el punto oscuro, finito, de mi espíritu, tan solo un trapo se ciñe al parir de míseras costumbres. Sobre la mano abstracta que balancea y adormece viles tempestades, convoco a los ángeles que sobreviven como apéndices místicos de murciélagos vagabundos, para sonreírle a la muerte. Un poco más allá, endeble, la escalera que sucumbe al caos del pensamiento de la Mente, distorsiona la imagen de una fábula incoherente. “Como Es arriba, Es abajo, como Es abajo, Es arriba” – dijo el chamán – Y yo vomité un líquido verde. Su prioridad era su enfermedad. Cada célula extendida en su cuerpo era reflejada en las paredes de cristal. El perfume de su tez pálida y sedosa zigzagueaba en el charco teñido de azul cielo. Manos esqueléticas hacían música en el aire, y desde la frondosa cabellera surgían ideas estremecedoras. El elixir de la vida era su adicción y el reloj de arena su némesis. Así pasaba días y noches cantándole al jardín de diamantes, tejiendo su propio cáncer. Estaba en su lecho, mirando las muñecas reír, muriendo lenta y dolorosamente frente a sus espejos. -Ya vendrán tiempos mejores- Les decía a las margaritas, contemplando a los cadáveres que pronto expirarían. No me equivocaba. Las mariposas teñidas de negro ocuparon su lugar en el submundo, y al alcance de mi mano, la escalera hasta el cielo me invitó a ascender por los dorados escalones de esperanza.
  30. 30. 30 Esta mini ficción de Eloína Hernández Pérez titulada "El llavero" ha sido seleccionado también por el foro El Mundo de la Poesía. BUSCANDO chucherías en el tianguis, me llamó la atención un payasito color naranja. Era un llavero. Lo miré y proseguí mi camino, pero una carcajada pícara y maliciosa me hizo volver sobre mis pasos. La risa provenía del llavero; no tuve más remedio que comprarlo. Siempre va conmigo dentro de mi bolso. A veces, sin motivo alguno, y en los lugares más inadecuados, deja escapar su risa. Solamente que ésta, cada vez baja de tono. Las tres pilas redondas y plateadas que lo accionan, van perdiendo fuerza. Hoy, su risa agónica, se apagó. Liberé su espalda de la carga eléctrica, y lo volví a sepultar en mi bolsillo. Estando en el cementerio para acompañar a su última morada el hombre que fuera mi compañero y verdugo, cuando todos guardaban respetuoso silencio, desde el fondo de mi corazón se escuchó una potente y sardónica carcajada.
  31. 31. 31 Por enésima vez emerjo de este ostracismo Llora mi noche… llora impuesto por mi supuesta cobardía que son consuelo tus lágrimas me aguardan.. bien lo.. sé… de tanta tristeza guardada bejucos trepadores, chisgarabís de tanta injusticia cantada con inextricables remedios… de tanta puñalada escondida sinestesicos sanadores ¿Que fue del poeta? de inexistentes males… DICEN…que optó por marcharse curanderos de un terrible mal llamado huyendo de esta vergüenza. independencia… nadie quiere oír verdades de las que no se pueda presumir. Colonizados por transitoria locura, los anacronismos Es tan obvio que la historia pondrá a cada te apresan en el cenotafio uno en su sitio…lástima que dentro del silencio, amargo proscenio de mil años el ¡Ego ya no importe! que la vida te impone…. no persigo la vergonzosa gloria por desgracia escabullirse que no soporte mi conciencia no siempre funciona. ni cúspides de boñigas vestidas de oropel….no quiero el triunfo ¡Minore…minore este tren requisado a los expulsados del parnaso que yo me bajo no quiero desdeño los laureles recogidos impregnarme de tanta miseria! del macadam…….. Como soñando habla, igual que en un ensueño, trayendo del olvido, -llenos de polvo y lágrimas- azahares marchitos, enmudecidos pájaros y rostros, como ceras de amargos limoneros... OH hermoso corazón. Oh canto inagotable; uno a uno los nombras, y en el aire, en la casa, flotan rosas y espectros. Y ya nadie conoce, quién es quién frente a frente.
  32. 32. 32 No hay verdores en las espigas del tiempo inmolado el recuerdo por la distancia ignota que de rosa viste un pasado corto y una estela que habla con silencio ahora ya no viste al día, la luz de sus ojos; ni las piedrecillas , ni el camino de asfalto sus pies caminando , ya no los sienten. Mientras divago entre aromas viejos; sueños que se esfuman ¡Porque ya no vuelve! Noche de agosto donde mi sur es frío, me sorprendió la cálida brisa con perfume primaveral, cargado de magia… Magia esperada, deseada por mi. Cansada, al sentirla me transportó suavemente, hasta apoyar mis pies sobre la luna… Cascabeles habitaron mi alma, transformada del gris opaco al plateado iluminado. Cuerpo convertido a lo infinito , rozando suavemente la reina de la noche. Sintiéndome arropada por el universo… En el éxtasis infinito que embarga mi alma, siento abrirme a esta nueva vida, como si fuera el sol, desflorando la madrugada.
  33. 33. 33 … por que hay un tiempo para nacer… por que hay un tiempo para aprender… por que hay un tiempo para soñar y hay un tiempo para sublimar lo que se consiguió. Pero es tan solo eso…un tiempo, estúpido o fantástico, y nosotros elegimos. Estupendo designio que nos llevó por la ruta iluminada de trasmitirnos lo que más nos consuela o nos hace más felices. Secretos destinos que nos rigen y que se conjuran para poder permitirnos gritar… que estamos cada vez más cerca de alcanzar el milagro de lograr la Paz que sabremos multiplicar en el beneficio de la Gracia …esa Paz, que es un beso…una caricia…una palabra que incite a pensar que estoy yo…que estas vos y todos los que quieran sumarse a esta intención de ayudarse a imaginar, que la Luz, está esperando que la encendamos. Prendé tu candela…y que la prendamos todos, para que la hoguera se vea hasta muy alto y así saber… que fuimos capaces de alcanzar… lo que se esperaba de nosotros. Es una plegaria, es un fundamento, es el deseo infinito de poder agradecer todo lo que nos regalaron. Gracias al infinito designio de sentir así, y gracias a vos por escucharme, por que como yo, tenemos que entender, que ninguno de nosotros, está solo… nos tenemos todos a nosotros mismos… Llegó la hora de ataviar la oscuridad luciérnagas, consumir cánticos bañados de silencio cenizas, ofrecer la sal como altar de nuestras mesas pescadores, sigamos el vuelo rostro del desafío de vivir gansos, nos esperan callejones sombríos páginas en blanco, ventanas cerradas y al final de nuestra propia impotencia el horizonte ...
  34. 34. 34 Trémula la tierra al paso del caballo que lleva airoso al fragor de América, va a la batalla con su fe ciega es Simón Bolívar quien cabalga. “Americanos no os dejéis la fuerza la inteligencia prima sobre la espada”, libertad, libertad, gritad en el alma, con su poder intrépido despliega… El pueblo con su dolor y su entrega deja rugir ya su feroz independencia, se lanza al opresor sin negligencia su lid majestuosa al león desgarra. Ante la fiereza española empuña su espada libertaria con genio, de nobleza y de virtud es su ceño Simón Bolívar se alza en gran hazaña. Ya los pueblos libertados avanzan para conquistar su devota democracia, soberanos reciben, la luz que esperaban, “Simón Bolívar”, la tierra te canta.
  35. 35. 35 Juan, desde hacía días, contemplaba fascinado la rama más alta del árbol ubicado en el centro del parque, en ella una pareja de pájaros había construido su nido. El sonido de los nuevos gorjeos le indicaba que los pichones ya habían nacido. Para sus escasos años el hecho representaba todo un acontecimiento y lo punzaba la curiosidad de quien recién despierta a la vida. Sus padres, adivinando la intención, le habían prohibido subir al árbol, previniéndolo del peligro que ello implicaba. Juan sabía que debía obedecerles, ellos siempre tenían razón y sólo procuraban su bien. No obstante la curiosidad pudo más. Esa tarde, a la hora de la siesta, esperó paciente que se fueran a descansar, se cercioró de que estuviesen dormidos y sigilosamente se dirigió a la puerta, la abrió sin hacer el menor ruido y corrió apresurado y feliz hacia su árbol. Con la intrepidez propia de quien no conoce el peligro, comenzó dificultosamente a escalarlo, mientras el corazón le latía apresurado. Cuando ya el nido estaba, casi a la altura de sus ojos y podía , al fin, descubrir a los misteriosos polluelos, sintió bajo sus pies el crac de una rama quebrándose. El vacío lo absorbió. Mientras se deslizaba hacia el suelo, tuvo la sensación que algo o alguien lo mantenía en suspenso, como si lo aprisionaran en un abrazo y cuando, finalmente, aterrizó en tierra, lo hizo sobre algo mullido. Rápidamente se incorporó, y a pesar de sus propios presagios, de tener los huesos rotos, ni un solo rasguño denunciaba la caída. Regresó a la casa de prisa y con el mismo sigilo como había salido, entró. Por supuesto que nadie supo nada de lo sucedido. Seguían entregados plácidamente al sueño. Cuando entró a su habitación, un extraño y penetrante aroma lo invadió, el mismo que había percibido durante su caída, una mezcla a incienso y nardo. Sintió un ruido en la ventana. Se acercó y vio, en el marco, una paloma con el ala herida. Abrió la ventana, la tomó entre sus manos y la acarició con ternura. Se sentó en la cama y atónito escuchó que la paloma le decía: “Fui yo quien te sostuvo durante la caída. Quien te brindó su cuerpo para que no te dañaras, pero caíste sobre mi ala, lastimándola.” Juan pensó que estaba soñando o que el golpe lo había atontado, y entonces le dijo:”toma a cambio la mía....” Atraídos por el extraño aroma, entraron los padres a la habitación, en el preciso momento, en que la paloma se evaporaba de las manos del niño para cobrar la forma de un hermoso ser, alado y brillante. ¿Era posible que estuviera pasando lo que pasaba, que se hallaran en presencia de un ser celestial? El ángel habló: “Tenía mi ala herida, con tu gesto de ofrecerme la tuya, se curó. Ahora sabes Juan que los humanos también tienen alas, pero solamente una, se unen con la de su semejante para poder volar. Soy tu ángel guardián, ya no me volverás a ver, pero en tu corazón sabrás que siempre estaré a tu lado protegiéndote”. El ángel acarició tiernamente con su ala el rostro del niño y se perdió detrás de una nube azul, llevándose consigo el aroma a nardos e incienso.
  36. 36. 36 Pinté las alegrías Te huelo de un amarillo tenue desde lo lejos porque no alcanzaron aunque tu silencio el ruido necesario… me cautive por entero. Aquellas alegrías… Te palpo pálidas y tranquilas muy seductora de la tarde en verano… ¿qué tienes en secreto? que me haces derretir de miedo. Pinté horas oscuras con un brusco morado Tu aroma que alquiló el sol de invierno ¡esa fragancia! y se agotó en espanto. inconfundible, me transforma en aire, en espuma, y luego cenizas. Parásitos humeantes descendieron al llano ¿No sé que tendrás? y nevó de repente que me atraes, me conquistas acertando en un blanco. con tus caricias, tu pasión algo que pierda la razón. Gráciles golondrinas pintaron una mano ¿No sé cuándo podré? la mía, con mis dedos …crispados amar como tú me amas que aullaron tu desgano. tocar como me tocas solo sé, que no estás. ¿Cuándo ocurrió lo nuestro? ¿cuánto sepultó el barro? Ese perfume ¿cuánto incendió mi boca? me enloquece dime…¿quién fue el tirano?. se apodera de mi sin ese querer, ¡qué más perderé! Sentada frente al mar quisiera estar, contigo a mi lado abrazándome, y ese beso intenso… muy intenso... con el murmullo del mar... como fondo musical. Allí quedarnos largo tiempo, y quizás… llegar a amarnos... cuando la luna llena, haga su presencia, jugando con las nubes y... reflejándose en el mar, así quisiera yo poder disfrutar. Haríamos un cuarteto... tu bañándote en mis aguas... mientras la luna se baña en el mar.
  37. 37. 37 Querida, es la vida… En mis sueños pintados de anhelo de deseo y esperanza… En rastros que he dibujado, caminos que aun me faltan y horizontes que se perfilan en el alma. Queridos, son mis años… Cuando comprendo que son míos, quizás, el tiempo, el espacio y la vida. Querido es mi poder de asombro ante la traición, la tiranía, y el verbo lanzado que luego se encubre. Querida, es mi fe, mi palabra sin falacias, y el corazón que aun siente cual si fuera niña diáfana … Cuando nada me detiene Il mio cuore, extravía su motivo, y cede paso la incertidumbre Sin ti amor mío pierde incentivo, a mi osadía engalanada de esperanza. De nada sirve su latir en soledad, No hay vida a falta de la felicidad. Querida, es la vida… Cuando ocupas el espacio Encontrar la razón de este sentir, impregnado de ansiedades en mi alma. No es una cosa fácil para definir, Ma io amore mio, te digo ahora, Se aquieta la mirada Que sin ti el reloj, pierde la hora dibujando anhelos en el pensamiento. Radiantes días no tienen armonía, Es la vida, querida… la que he de conquistar. Estoy en lúgubres por esta lejanía, En la que amo, anhelo y deseo. Io spero, tu llegada en esta noche, La que guarda mis gemidos y abraza mi Disfrutar los minutos sin derroche. sueños. Formar a luz de luna una quimera, Querida, es la vida… Regresando con besos la primavera, Querida. Embriaguemos de nuestros sentidos, Sepultando il passato en los olvidos
  38. 38. 38 Tu mirada se pierde en lontananza, allá en el Oriente lejano, Y tu esencia levantina, dibuja los misterios velados de ese rasgado en tus ojos selenitas, con mil y una noches, danzando en tus cuentos nocherniegos; donde príncipes y princesas, califas y harenes, honran al amor con devoción divina. No hay cimitarras hambrientas de sangre, son sólo formas exóticas, engalanando una estampa; como esas almendradas luces en los rostros escondidos de las féminas que bajo tu luz caminan. Tu refulgencia viaja entre la exuberancia de paradisíacos jardines, envuelta en el aroma seductor del qahwat al-būnn* de tierras moras, encantando miradas y corazones que se dan cita en el subterfugio del conticinio noctívago. Alguna vez inspiradora musa de Khalil Gibran Khalil, en tu sarracena figura, cada noche de pasión se decanta sutilmente luminosa sobre las nacáreas pieles que contrastan con la acanelada tez de cada guerrero que sació su deseo después de la batalla. Y es que, sarracena o pagana, protestante o cristiana; eres tú la luminiscencia que rodea los pergaminos, la tinta que decora con sus letras, las historias no registradas en los libros. Historias de seres en simbiosis, en poesía, en intimidad… A ti, Selene, Diosa de la noche… qahwat al-būnn* nombre dado al café en Arabia en el siglo XII o XIII
  39. 39. 39 Cuantas veces te dí mi no talento Si me ves triste mi tristeza, mi abulia, mi cansancio... aliéntame el oido, mis dolores, sollosos, y mi llanto... métete en mis pensamientos, empúja ms sentidos, Cuantas veces te dí mi ignorancia dame las fuerzas, aflórame las ansias, mi falta de fe, mi impresición, ponme de nuevo en camino, mi desconfianza... que yo sabre levantarme, Cuantas veces te dí tanta amargura hasta quedar erguido. que hoy quiero sacarte a penas poco Si me ves triste, de ese mundo vacío que es mi forma no preguntes el motivo, y darte un beso de gloria que no hay motivo más valedero, no en el cuerpo que el del árbol caido, sino en tu alma clara como el agua tómame la mano, camina conmigo, escribiendo estos versos que estando contigo, me habré dado cuenta, que no te nombran que no estoy vencido. pero que son de tí y para tí si me ves triste, porque te amo. mírame a los ojos, que sea tu mirada mi desafío, siéntate a mi lado,recuérdame momentos, hurga mis papeles, mira mis poesías que no has leído, que si logran robarte una lágrima, ya no habrá tristezas, ni estaré caído. ... y es que aún, aún puedo ver; puedo salir a la calle y hallar camino, entibar o acribillar el pecho, bruñir el corazón, destruirlo, y aún, aún puedo recordar; … por tanto, frente al cielo puedo empeñarme aún en su luz y hondura, en la vertebración que tuve cuando el mar ardió y de mí sólo quedaron el lecho y las orillas, y del inmenso horror - cual suprema desnudez - las tapias; y es que aún puedo dirimir una batalla o guerra y ganarlas, desgarrar los velos, asomarme al otro lado del mundo y observar si algún hermano vuelve por el camino del rey; … puedo, puedo hollar el dolor e implicar en él un serio reto y su virtud; en realidad podría caminar sobre piedra abierta y acercar con las manos los hierros candentes del espíritu; aún, aún puedo hacerlo aquí, así y ahora; …y en ello, y por ello, es que auspicio el fuego y la esperanza.
  40. 40. 40 En esta edición de la revista de Sabor Artístico os presentamos un cuadro de la pintora y poeta colombiana Martha Velasquez V. Se trata de un óleo cuyo tema es una original composición de bodegón. Felicitamos desde aquí a esta completa artista.
  41. 41. Contenidos: - Difusión - Concursos y Certámenes - Encuentro con...
  42. 42. Difusión 1) – Arte y cultura en televisión por intermedio de Antonia Pérez García, nos invita a participar de sus programas televisivos vía internet: http://arteycultura.serveftp.com/arteycultura/ForoTV.htm Enviar poemas, cuentos, narraciones, videos, canciones o poemas recitados a la dirección: antoniapgc@hotmail.com Y quien quiera enviar libro en papel para promocionar en el programa, que también envíe un correo para darle la dirección, y en cada programa leer de él. 2) - Amigos Poetas y amantes de la Poesía... Una vez más me siento complacida de invitarles a mi programa de música y poesía Desi de noche y contigo en RADIO DIGITAL RIO DE AMISTAD http://stereodigital-rio-de-amistad.es.tl/ domingos: 10pm/12am México, 10.30pm/12.30am Venezuela, 5.30am/7.30am España Como siempre, todos los amantes de la poesía que deseen les sean leídas sus letras con todo gusto pueden enviar sus temas a esta dirección angeladesiree@hotmail.com Previa identificación, país de origen y ciudad donde radican… Recuerden que los espero. 3) - Nuestro compañero Carlos Valenzuela Q. participa como colaborador en la siguiente emisora de radio: http://www.loscheros.com/ Los dos programas se emiten los sábados, con el siguiente horario y conducidos por: - de 2 a 4 horas de Hermosillo y se llama Remembranzas (titular del progrma Sr. José Rafael Aguirre, cronista de la ciudad de Hermosillo) - y de 8 a 10 horas de la noche de Hermosillo y se llama Rincón Bohemio y también los sábados (Titular del programa Poeta Miguel Angel Bonillas B.) Deseamos que sea de vuestro interés. 4) FOROS JOSXAVI http://josxavi.mi-web.es Cuenta con una página en internet compuesta por un portal y un foro para la publicación de las poesías y también con una radio del mismo nombre para la diversión y relajación de los usuarios de la comunidad y también de otras comunidades. http://josxavi.listen2myradio.com/ Les invitamos a todos a disfrutar de este cálido lugar. 2
  43. 43. 5) Sabor Artístico ya cuenta con su propio programa en Chicos del Siglo XXI, por Internet. Quiero pedirles a todos su colaboración. Aquellos que tengan sus poemas recitados en MP3 o en formato wav y quieran que se emita en el programa, enviénlos al correo: ec1959@hotmail.com El programa de Sabor Artístico sale todos los martes en los siguientes horarios: Argentina: 11 a 13 México centro: 9 a 11 am México Oeste: 8 a 10 am Venezuela : 9.30 a 11.30 am España: 16 a 18 horas Chile y zona oeste de Argentina: 10 a 12 am Perú : 9 a 11 am Éste es el link de la radio y pueden conectarse en el chat: http://chicosdelsigloxxi.com.ar/ La primera hora estará conducida por Eduardo Cortese y la segunda por Amelia Prieto. Los esperamos todos los martes y envíen sus aportaciones de poemas recitados. BUENA VIDA PARA TODOS Espacio de arte Ponce Boscarino (Buenos Aires) conjuntamente con Digit ART Ediciones Internacionales inicia convocatoria de creadores: “para la selección nacional e internacional de interesados” en participar de la publicación del Digit-Book enciclopédico Arte y Letras del Bicentenario Podrán participar ciudadanos argentinos cualquiera sea su lugar de residencia y extranjeros residentes y ex - residentes en la Rep. Argentina, así como instituciones y empresas públicas y privadas que aportan para el desarrollo de las artes y las letras. Especialidades: Artes Pintura, Dibujo, Acuarelas y/o Grabado, Humor gráfico, Comic, Collage, Escultura, Cerámica, Tapices y/o Arte Textil, Vidrios y Vitreaux, Arte digital, Mural, Fotografía, Objetos, Joyas, Tapices, Instalaciones, Intervenciones, Performances y/o Arte efímero. Letras Poesía, Cuento o Relato Mayor información en www.bicentenariodigital.blogspot.com ROGAMOS AMPLIA DIFUSIÓN Visite www.ponce-boscarino.blogspot.com / www.edicionesdigitart.com 3
  44. 44. Encuentro con... MARICRUZ DÍAZ
  45. 45. Comenzamos nuestro ENCUENTRO, dando las gracias a la Poetisa Maricruz Díaz, por aceptar esta invitación. Bienvenida y... ¿Qué tal si nos cuentas un poco sobre ti? Mientras conversamos… -¿Tienes algún tipo de música que prefieras?... -¿Alguna melodía en especial que desees escuchar? -Muy bien Maricruz querida...entonces, charlemos y disfrutemos de EL OTRO LADO DE LA LUNA con Patricio Echeverría y gracias por presentarnos este excelente músico. ¿Es Maricruz Díaz tu verdadero nombre? -También te conocemos como PANDORAREAL ¿Qué significado tiene este Nick y porqué ya no lo usas? -¿Dónde naciste? -¿De que país nos escribes? -Perú es un país rico en historia ¿Qué es lo que mas te gusta de tu país? -¿A que te dedicas laboralmente? Sabemos que enviudaste siendo muy joven y sabemos que eres madre… ¿Nos hablas de tus hijos, de tu relación con ellos? -¿Desde cuando escribes poemas? 5
  46. 46. -¿Cómo definirías tu poesía? -Es por todos sabido que eres amante de la cultura de tu tierra, esto lo podemos ver y sentir en muchos de tus poemas dedicados al indigenismo, al campesino, a las costumbres peruanas… Háblanos de tu sentir cuando le escribes a tus raíces… -En tus poemas de corte románticos casi siempre hay un dejo de tristeza ¿Alguna razón para escribir con tanta nostalgia? -Más…En los últimos poemas que has posteado, el amor es el tema principal ¿Estás enamorada de nuevo? -También en tus poemas hay sentimientos más exteriorizados que otros, ¿Qué sentimiento te resulta más fácil representar, cuál se resiste más al poema? -¿Escribe siempre el poeta basado en sus vivencias? -¿Qué diferencia hay entre escribir basado en una vivencia y escribir sólo por inspiración? -¿Quién encontró a quien? ¿Pandora Real a la poesía o la poesía a Maricruz? -¿Se considera Maricruz Díaz una Poeta? -¿Qué es la musa para un poeta? 6
  47. 47. -Este siglo es la revolución de la imagen ¿Qué futuro tiene la poesía como género en esta realidad? -¿Qué opinas de la poesía virtual, qué espacio ocupa? -¿Son los foros poéticos/literarios la opción del escritor o poeta que no puede publicar un libro, para darse a conocer? -¿Tienes alguna publicación en tu haber? -¿Qué opinas de las relaciones de amistad que se logra a través de los foros donde un puñado de personas de todas partes del mundo, nos unimos bajo un común denominador que es la Poesía? -¿Cuál es el mal de los poetas? -¿Tienes un poema en especial preferido de algún poeta famoso? -¿Qué poetas son tus favoritos a la hora de leer y cuales han sido tu escuela? -De haber conocido a tu poeta favorito ¿Qué le hubieras preguntado? -¿Es buena lectora Maricruz? -¿Cuál es el libro que has leído que ha causado mayor impacto en ti? Las Tradiciones Peruanas de Ricardo Palma. -¿Puedes recomendarme tres libros? 7
  48. 48. -¿Qué te inspira y que te lleva a escribir? -¿Se estudia para ser poeta o se nace siendo poeta? -¿En que momento escribes? ¿Sigues algún rito? -¿Qué es el amor para Maricruz Díaz? -¿Podrías vivir sin amor? -¿Se puede vivir del amor? -Descríbete en tres palabras -¿Alguna adicción? -Un secreto que nos compartas -Una manía -Si pudieras cambiar algo de tu vida ¿Qué cambiarías? -¿Por quién o por qué serías capaz de empezar de cero? -¿Cómo ves tu vida a futuro? -¿Algún proyecto literario o en tu vida personal? -¿A quién o que extrañas y a quién o que no extrañas? -¿Qué haces cuando no trabajas y no estás escribiendo? -¿Algo más que quieras contarnos para conocerte mejor? 8
  49. 49. -¿Qué le dirías a aquellos que quieren escribir? -¿Cómo llegaste al Jardín? -Y ahora mi apreciada Maricruz la pregunta esperada por todos ¿A quién sugieres para el próximo ENCUENTRO? -Gracias Maricruz por permitirnos conocerte un poco más en este ENCUENTRO Amigos, nos vemos en un próximo ENCUENTRO... 9

×