Rsa21_Sabor Artistico, La Revista

837 views
746 views

Published on

Revista trimestral que publica el foro literario Sabor Artístico con el hermanamiento de diversos foros de la misma naturaleza

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
837
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Rsa21_Sabor Artistico, La Revista

  1. 1. S abor A rtístico -L a R evista - Poetas Universales ires de Libertad P iensa en Verso A A la Poesía S omos Poesía Lady HalclóMundo de migos de n E la Poesía Poetas Modernos C afé Poético T ierra de Poetas J osxavi V Poesíaiva la R imando J Amistad ardín de y Poesía S abor Artístico I maginArte
  2. 2. Sabor Artístico, la Revista Colaboran: AIRES DE LIBERTAD Editorial AMIGOS DE LA POESÍA Al fin se ha llegado al tan esperado número 21 CAFÉ POÉTICO de Sabor Artístico, La Revista. EL MUNDO DE LA POESÍA La demora en publicarse este número no ha IMAGINARTE sido nada casual. La Administración junto con el equipo de edición y maquetación y los JARDIN AMISTAD Y POESÍA colaboradores habituales decidieron que, con el fín JOSXAVI de ofrecer mejor calidad y una mayor información en la misma, se hiciera la publicación LADY HALCÓN trimestralmente, de esa manera tanto los PIENSA EN VERSO Administradores de los distintos foros que participan dispondrán de más tiempo para POETAS MODERNOS seleccionar el mejor material así como para el POETAS UNIVERSALES equipo editor de la revista, pues no se acababa de publicar un mes cuando ya había que comenzar a RIMANDO trabajar para el siguiente número. De esta manera, SABOR ARTÍSTICO podremos tener mayor espacio para cada foro y dar tiempo para que se distribuya convenientemente y SOMOS POESÍA se pueda leer al completo. Suplemento: Así pues, hoy 20 de junio sale el número 21 y DIFUSIÓN el próximo será publicado el 20 de septiembre. Pedimos disculpas a todos aquellos que, ARTE PARA COMPARTIR acostumbrados a una revista mensual, tendrán que YOGA Y SALUD esperar un poco más para disfrutar el siguiente número. 25 de junio, 2010 Desde ya, muchas gracias a todos los que participan en ella, así como a los que se toman el Sabor Artístico - la Revista, tiempo de leerla y distribuirla. nº 21 del Foro Sabor Artístico está licenciada bajo Creative Buena Vida para todos. Commons Reconocimiento - No comercial - Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported License. Sabor Artístico - la Revista, SABOR ARTÍSTICO, LA REVISTA nº 21 by Foro Sabor Artístico is saborartistico@hotmail.com saborartistico@gmail.com licensed under a Creative SABOR ARTÍSTICO, EL FORO Commons Attibution - Non http://saborartistico.foroespana.com/ Commercial - ShareAlike under the same 3.0 Unported License. DIRECCIÓN EDICIÓN Y MAQUETACIÓN EDUARDO CORTESE AMELIA PRIETO COLABORADOR@S: MARÍA DE LOURDES GONZÁLEZ Y DEOS
  3. 3. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 3 Soy madre sabra
  4. 4. 4 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 No sólo la muerte al corazón parte Hasta tu cielo Gabriela Portal Mariluz Reyes
  5. 5. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 5 Como olvidarte Fátima
  6. 6. 6 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Platero de luna Elen Lackner Veo El Mar... Carlos Medina Ibarra
  7. 7. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 7 Bocado fácil Esclavo JuanPablo Carlos Ponce Flores CUANDO LLUEVE... Cuando llueve, salimos con el paraguas. No me gusta la lluvia pero es bueno lo del paraguas, nos obliga a ir más juntos y aún así, a veces, nos mojamos... y algunas veces, después de cesar esa lluvia, seguimos bajo el paraguas. Otras no dejamos de reñir... "Que si no me atechas bien"... "que si me estoy mojando". Le digo que se acerque y ella que me acerque yo. Le pido a ella que lleve el paraguas. Le digo que lo ponga más alto, ella dice que me agache yo. Luego le digo que me dio un golpe... ella me pregunta que donde. Le señalo "aquí en la frente" y me detiene para mirar. Se estira mientras mira y yo miro arriba para saber si mira. Dice que soy un "quejica", que no tengo nada. Yo Le digo "Te tengo a Ti"... (enfadada, hoy no dice nada) Le pregunto si de verdad me vio, Ella dice: Hace tiempo que te vi!. Y yo le digo pensado... No se donde!...no recuerdo. Y ella se ríe de mí mientras nos seguimos mojando, los dos viejos, paseando. jose francisco
  8. 8. 8 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 No debemos olvidar... Crisálida en turquesa Dariol María Ofelia Reimundo
  9. 9. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 9 Cielo redentor y furia … no habrá museos para ti, corazón, no habrá llantos lunares ni exequias, y no, no habrá tampoco patrias, no habrá; tu canto se ha hecho aire y quema ¿ de qué, si no, se alimentan lirios y rosas vivos ? … ah buen amigo, oí tu voz desde la piedra, cuando el dolor fue cielo redentor y furia; la oí lejos, cuando la noche hendía los postigos de valor del alma, cuando del espanto nacían las palomas y te guardé en mi vida cual alba herida y encendida, amándote cual sangre y agua puras, cual hijo amado con duelos aún por resolver; ¿ … te acuerdas cuando por aquí pasaron la guerra y la muerte, la desolación también y asimismo el mar sin luz y en llamas ? ¿ y del olvido ? dime ¿ recuerdas cuando arrasando la intemperie del pecho, ignorándonos, llegó y pasó ? … nos hemos abrazado con pasión y solos, profundamente solos, y es en esta soledad de amor donde la luz nos toca y habla para poder vivir y poder seguir; … pero ya mejor callar; mejor que en el combate inmenso sean e intimen los lirios y las rosas; que algo quede, se incendie y salve. eledendo Cuando abrigas mi frío Contigo estoy Eloína Hernández Pérez Elen Lackner
  10. 10. 10 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Taconcitos (Leyendas de La Colonia) Cuando se apagan las voces, cuando terminan los compromisos, cuando el mundo duerme y el silencio reina en medio de las tinieblas, los mitos cobran consistencia y las palabras escritas en agua se reflejan en los muros donde el pueblo escribe… Hay sombras que nadie consigue ahuyentar, hay enigmas que desafían la razón y en medio de esta contradicción se abren paso, persisten en el tiempo y trascienden a los hombres. Nadie llegó a conocer su nombre, ni su origen, hasta llego a ser un secreto a voces que muy pocos se atrevían a comentar por el temor a sonar miedosos o infantiles, mas lo cierto es que desde hacía tiempo, en diferentes cuadras de La Colonia, aquellos pasos se dejaban escuchar, a veces de madrugada e incluso en pleno día. Era como si una mujer caminara en tacones por las sala de la casa o por las habitaciones, e incluso por las calles, pero cuando se quería ver de quien se trataba, salía corriendo y se desvanecía de la misma forma que venía; nunca nadie le vio el rostro, mas se decía que se trataba de una niña que caminaba con los zapatos de tacón que le quedaban grandes y que entraba a las casas buscando a su mamá, recorriendo las calles tratando de sortear suerte y hallar a alguien que por largo tiempo no conseguía encontrar . Se cuenta que en los inicios de La Colonia, cuando aun no estaba totalmente habitada y no se había terminado de construir todas las casas, eran pocos los vecinos y ante el aparente aislamiento en el que Vivian, casi todos se conocían y se ayudaban mutuamente, dado que en esa época a La Colonia no entraban los buses urbanos lo más cerca que llegaban era al mercado de la Florida y desde allí aquellos primeros que la fundaron caminaban hacia sus casas después de una larga jornada de trabajo. Por esos días cada poco se sumaban nuevos vecinos, lo cual despertaba la curiosidad de los que apenas se estaban instalando pues querían conocer quiénes eran, cuántos niños tenían, de donde venían en fin, mas hubo una mujer que se traslado sola con una niña se dice que era de poco hablar al punto que nadie le llego a saber el nombre, nunca se supo si tenía marido o de familia alguna y a la niña no le permitía relacionarse con los otros niños, a pesar de que aun en las cuadras habían casas vacías. Se dice que vivieron en una de las casas que dan justo debajo de la bomba de agua a orillas del barranco que da a la finca Lo de Bran. Como siempre sucede con personas extrañas, se empezaron a hacer juicios gratuitos sobre esta mujer, algunos decían que era una bruja, otros que era una de esas de familias ricas que tras haber deshonrado a la familia con su conducta son como desterradas de su círculo social. Se dice que era una mujer bella de pelo profundamente negro como de azabache, de mirar altivo, con gestos de dureza y amargura. La niña era el vivo retrato de ella, pero de mirada dulce. Durante el tiempo que vivió en aquella casa se las valió por si sola para enfrentar los retos que enfrentaron los primeros habitantes de La Colonia ante la falta de transporte público, la falta de lugares cercanos para abastecerse de alimentos y las cosas necesarias, el aparente aislamiento de La
  11. 11. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 11 Colonia que era como una pequeña luz en el horizonte ante el verdor espeso del que estaba radiada debido a los barrancos. Los patojos apenas se daban cuenta de estas penurias, pues como es natural a ellos solo les importaba jugar y para ellos todo aquello era su campo de juego, donde cada día se sumaban nuevos invitados. Corría el mes de septiembre y la lluvia no cesaba, en las banquetas se formaban charcos de agua en los que los patojos jugaban con barquitos de papel o chapoteando el agua de alegría cuando la lluvia les daba una pequeña tregua para luego volverse más incesante como un temporal, por esos días se cuenta que llegaron los dueños legítimos de aquella propiedad que habitaba aquella mujer con su hija y al verlas le pidieron abandonar la casa, a lo cual la mujer no accedió, por lo que días después fue sacada a la fuerza en una noche lluviosa y obscura, ante el tumulto que se armo se dice que la mujer se fue hacia el barranco sin llevarse nada. Aquella casa no contaba con servicio de energía eléctrica y apenas una vela la alumbraba. Los dueños de la casa a como pudieron fueron bajando algunas cosas del camión de mudanzas, con la esperanza de dormir en su propia casa y terminar la mudanza al día siguiente, cuando estuviera claro y quizás la lluvia les diera una tregua. Aquella familia como pudo se acomodo en la sala y nadie se percató de que la niña dormía en la primera habitación… La niña despertó de madrugada llamando a su madre y al no podarla encontrar corrió por toda la casa, al ver a aquellos extraños, pensó que seguramente en sus sueños se había salido a jugar a otra casa y se había quedado dormida, lo único que le pareció extraño es que no podía encontrar sus zapatos, por lo que tomo unos zapatos de mujer, se los puso y salió a buscar a su madre… Nunca más se volvió a saber de aquella mujer, ni que rumbo tomó, ni el por qué se había ido dejando a la niña, tampoco se volvió a saber de la niña, ni que fue de ella, ni si se reunió con su madre, lo único que se sabe es que de vez en vez se escuchan aquellos pequeños pasos de aquella niña de mirada dulce, pelo negro profundo de azabache buscando de casa en casa, de cuadra en cuadra sin poder encontrar… Oxwell L’bu Una lucha sin pausa Oscar Alberto
  12. 12. 12 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 La palabra Es sólo un niño jugando Myrross Un sueño me llama Lorena Perez Siberiano
  13. 13. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 13
  14. 14. 14 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 < Sin título > Su padre es El Duende, su madre una guitarra cantando una Soleá; ella camina por la calle meneando sus caderas al son de una seguidilla. Tiene la noche en sus cabellos, las estrellas en su mirada y un rojo clavel por labios. Morena de lunas tiene el corazón de sal y el alma de verde olivo. Allí por donde pasa va rompiendo corazones con sus ojos de lucero; coleccionando amores mientrás va tararfeando una ancestral buleria Hippy Estoy soñando Jesús Martín
  15. 15. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 15 < Sin título > Eduardo Silva Fernández
  16. 16. 16 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 El oráculo -Safo, la poetisa griega del amor, no podía soportar más el dolor por el rechazo de Faón, de quien estaba perdidamente enamorada. Así que, para librarse de su desconsuelo, acudió al oráculo que esta vez le dio un consejo claro y conciso: si se zambullía en el agua del mar tras un salto desde la roca blanca de la isla de Léucade, el daño que provocaba su amor desaparecería inmediatamente. Safo no se lo pensó dos veces: acudió a la isla, trepó a la roca y saltó esperanzada. Pero sin embargo, aquella mañana la fortuna no acompañó a la poetisa de Lesbos, pues la marea estaba tan baja que se estrelló contra las rocas y murió al instante. -Entonces el oráculo falló... -De ninguna manera, ¡el joven Faón se libró de esa vieja chiflada que lo abrumaba con poemas! Alberto Flecha Banderas de barro Habían dejado de llover insultos y una aparente calma se estiraba sobre el recinto.En lo que parecía un gran charco o más bien, una cámara séptica, se sentía un olor asqueroso tan antiguo como el edificio. Algunos se las tiraban de palomas blancas y otros echaban un vistazo de costado, como cuervos esperando el momento justo. El águila miraba desde lo alto de un palco, como siempre, lista para alzarse con la presa. De pronto un pajarraco gritó: -¡Viva pajarón!- Y todo comenzó otra vez, el chapoteo en el lodazal era tan fuerte que nadie entendía nada. Todos sacudieron las alas al mismo tiempo, lo que provocó que la podredumbre se fuera pegando en las paredes, sobre las columnas y las ventanas se ensuciaron tanto, que quedaron a oscuras. Las alas se volvieron resbaladizas y nadie pudo levantar vuelo.El anudamiento de picos y patas los confundió de tal manera que ya no sabían quien era paloma o gorrión.Todos mezclados y hediondos sucumbieron en la misma mierda. Graciela Martellotto
  17. 17. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 17 Sfumatto III U n a s o n ri s a s e d i b u j ó e n s u ro s t ro , s a t i s f a c t o ri a , c ó m o c o n c a d a o b ra q u e d a b a p o r c o n c l u i d a . S ó l o que, para Leonardo, “Autorretrato” fue más fácil que “La Gioconda”. No tenía que afeitarse la cara. Danik Lammá Concidencia La muchacha ocupa el rincón que da a la puerta de la calle Urquiza. El muchacho el opuesto de Florida. Ambos se miran, se piensan. Y hay un instante, pequeño, diminuto, que los dos ignorarán siempre, en el que el amor (el verdadero amor) es posible. Y sucede justo antes de que los dos vuelvan a ser el solitario abogado repleto de papeles que camina solo por la recova en un día de lluvia, y la profesora de literatura francesa que piensa que el mundo es una extensión del tiempo perdido de Proust, mientras estira el brazo para tomar un taxi. Leo Mercado
  18. 18. 18 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Alejandro Onírico
  19. 19. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 19 Tengo Décimas de amor José Xavier Q.Z. Francisco Valdez
  20. 20. 20 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Dama blanca JonathanM Amantes letras Susana Rodrigues Tuegols
  21. 21. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 21 ¿Lo coges? Diego Javier Oruña
  22. 22. 22 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Tu luna.com Marisa León Bolero Vicente F. Cortés
  23. 23. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 23 El Último Tren Escucho cada noche cómo una voz purísima, el muchacho tristísimo que cada tarde muere, me invita a huir, señalando con la mirada el mar, el mar, el mar. Domingo F. Faílde Dolors Alberola
  24. 24. 24 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Ladrones Personal Glauca Francesc Josep
  25. 25. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 25 Quiero sentir 200 Latidos... Maria del Mar Ponce López Isidro
  26. 26. 26 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Caminando La paloma, el águila y la rosa. Luis (Máscara)
  27. 27. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 27 La pregunta Ernesto Wurth
  28. 28. 28 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Siempre acude! Me despertó la ansiedad mientras dormía y me convidó el silencio a su lado. No pude dejarles, eran persuasivos y entre una bruma de pensamientos, apareció ese otro que nunca falta a la cita... ¡Allí estaba como siempre, tan ufano y contento, sonreía! No era para despreciarle a ese acompañante de mis noches en vela que suele mimarme a menudo,dándome todo tipo de alegrías con su ternura sin que yo le pida nada a cambio. Acude a la cita para hacerme sentir mejor y así, entre sus brazos, me calmo y poco a poco sus caricias consiguen que el sueño acuda y me tranquilice. Nunca le pregunto nada, ni el por qué está allí o por qué viene y me acompaña. Es 'un tipo' increíble y siempre se mantiene al lado del silencio y la ansiedad, si no fuese porque se hace sentir... diría que no es... pero sí, es como el aire y la necesidad de respirarle...¿Pensará el lo mismo que yo? ¿Necesitará tanto de mí? ¡Son tantos los seres que lo solicitan que no sé cómo puede estar en todas partes a la vez! A veces no entiendo cómo es que sabe de mí... cuando lo necesito y, sin más, aparece como por milagro y en medio de las ideas sin ilusión ninguna, abriéndose paso presuroso, consolidando su firme posición en mí para que tenga fe, haciéndose un hueco entre ellas, en el lugar que le pertenece... ¡el suyo!, el, habitante de mi pecho me llena toda. Es fuerte, orgulloso, temerario y sobre todo arriesgado e único; no hay otro que me dé tantas satisfacciones y es que, tenerle a mi lado en momentos de soledad, puede dar tanto que al final de tanto como da me duermo entre sus brazos. Así es siempre. Sólo recuerdo que mientras se ocupa de mi corazón y de mi mente, me baña de su su luz e induce de nuevo al sueño reparador, dándome la seguridad que necesito, por eso le agradezco siempre su visita, que aparezca cuando menos lo espero. Se ha hecho un habitual en mi realidad... y, el, es un especial Sentimiento de Amor. Ese es su nombre y muy recomendable para almas solitarias. A. Elisa Latke Baladas populares de amor 3 Emilio999
  29. 29. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 29 A la memoria del escritor Luis Cuevas López Victoria Que pequeño soy Julián Lopez Diez
  30. 30. 30 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Día del Libro < Sin título > Conchita de Pedro-Juan Guillermo Cuesta SEXTILLAS HERNANDIANAS LETRAS Esther de Santander Mª José García
  31. 31. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 31 LUZ Y SABIDURÍA Yo, el libro Martha S. Velásquez alattkeva
  32. 32. 32 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Mensaje en una botella ©Roberto Santamaría
  33. 33. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 33 ROMANCE A MI SOMBRA ( Romance con rima asonante) GALA GROSSO MADRE MÍA Esther de Santander España VUELO Antonietta Valentina 2010
  34. 34. 34 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Noche rendida "Hemos perdido el nombre que tuvimos y llenaba el mundo. Ese nombre que nos dieron aquellos labios y éramos nosotros" -Antonio Gala- Luis Carlos Mendías
  35. 35. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 35 EL BOLERO DE RAVEL Y EL TEOREMA DE PITAGORAS. Rev.III La mañana corrió desplegándose como un rollo de música de un autopiano. Se revuelcan las notas, los jadeos súbitos, horas inmóviles, fluían rápido, ascendiendo al cenit y reventaron violines y bronces, rugieron leones y subió la marea La vida hirvió una intensidad violenta…. ”Detén esa música” - dijo ella. Me desespera…las notas que no paran… Mientras afuera las olas también subían de tono reventaban en si mismas, en explosiones orgásmicas. Nació un cuadro surrealista, un nervioso acontecer; se llenó de música, insistente repetitiva, Ravel lo bautizó, el Bolero. Intenso como el amor, Increcendo siempre…..….. Y pasaron horas de estupor, el aliento se espesó… ¡Sorpresa! Porque la besé tanto, tanto en Nueva York, mientras la música seguía invadiendo Manhattan y los besos rebotando en Madison Square, creciendo en las calles como árboles de bambú. Miré absorto por la ventana y afuera miré suspendido en el aire, repartidas en las calles, el conjunto geométrico de ciudad analítica; ¿Edificios o tinajas de greda? bañándose en el Bolero de Ravel, estaba Pitágoras trazando diagonales, creando triángulos, flotaba su Teorema por los espacios, agitando la música que seguía sin detenerse cruzando los aires, surgió su voz en medio de la vida. Su eco retumbó en el concreto….y me dijo entrecortada: ¡¡”Tito, no pares esa música””!!…. Fueron interminables horas hermosas, nacidas entre violines, flautas, bronces, olas de mar, iban y venían, y el Bolero continuaba trayendo entre sus dedos teorema de Pitágoras, una barca de amores geométricos, besos, triángulos isósceles, con abrazos cuadriláteros, ciudad geométrica, llena de árboles milenarios; también están las Torres Gemelas, muy mudas, alzándose rectangulares, ansiosas y diagonales; bailaban vicios del Bolero ----y seguían sones del Bolero de Ravel de un torbellino con amores , la bella noche, de la mano de la Musa y Artemisa, mi pincel surrealista, con mi mente matemática, mi corazón lleno de amor rebalsó; con Eros, sentado en la cornisa discutiendo con Pitágoras, la superficie exacta de mi amor por ella. ¿Quién no ha pasado por Nueva York, mirando, apreciando, escuchando, todo lo narrado, mezclando ésta música, con amor, ritmo, matemáticas, un bosque geométrico? ¿Imaginación? ¡No!! Un sueño real, fuego y artificios, el ruido del agua, de Haendel, música imaginada, mezcla perfecta, alquimia colorida, inspiración poética, muy quántica del ser moderno, y que una noche dejó de mirar la nada y buscó la vida, el fuego, en un bosque imaginario, mas cierto. --o-- Junto a un ser adorable, el verdadero amor de amar de Eros, con Clios y Eratos, un cármina burana,… cantares de olas… Ernesto Würth Nueva York 1994
  36. 36. 36 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Bésame Rossana Arellano Déjala florecer!... José Francisco Por culpa de los celos MARILUZ
  37. 37. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 37 Árbol sin memoria Manuel, no fue más que un niño endeble y solitario, que tenía la piel del color del camino real, la mirada llena de pájaros azules que picoteaban el alma de las ninfas de bosque, que defecaba flores en los huecos de las carboneras que hacia con sus manos escuálidas, que recorría los caminos grises del invierno tratando de encontrar en los sueños los parajes imposibles de la fantasía, su voz tierna como el canto de los ruiseñores pintaba de mariposas las paredes de las tardes primaverales y su desnudez la ondeaba el viento más allá de los días lluviosos de mayo, en que la alegría sucumbía al hambre. A veces, en las mañanas lo encontraba solitario en las lejanas regiones del rocío, navegando a la deriva en un océano de celias tatuadas en el viento frío del amanecer. Manuel, Manueeeel, lo llamaba. Volteaba el rostro y me arropaba en el lienzo de su mirada azul triste y corría hacia mis brazos y me abrazaba por largo rato, sentía como su piel afiebrada se derretía en mi piel, luego nos íbamos a los potreros del tío Alberto, atravesábamos los conucos del abuelo Ismael, jugábamos con el viento, hablábamos con los pájaros, corríamos felices por las praderas infinitas del medio día, hasta terminar exhaustos debajo de algún árbol sin memoria, a veces en el azul más limpio de su inocencia se quedaba dormido, lo veía moverse inquieto, temblar, sonreír, cuando despertaba, me contaba que había estado en un hermoso lugar, donde seres luminosos, con alas en la espalda jugaban con él, que ellos les dijeron, que muy pronto estaría con ellos y que nunca más sentiría, hambre, ni frío, ni soledad. Manuel, no tuvo más escuela que su corta vida, sus nueve años, sin historia y sin ninguna procedencia. Hoy que lo encontré dormido en una carbonera, arropado en su soledad, acurrucado en la nada, me deslumbro su recuerdo: descalzo, semidesnudo, sonriendo siempre, con su tristeza a cuesta, solitario, buscando entre los cubículos del hambre, un poco de agua, una fruta de lastima, un pedazo de pan. En las noches, cuando se le hacia tan tarde, le suplicaba que se quedara con nosotros. No aceptaba. Me miraba con toda su ternura acumulada entre sus manos y se despedía de mí con un abrazo de eternidad y se alejaba entre las sombras hacia ninguna parte, me quedaba junto al camino abrumado por una extraña sensación de soledad, hasta que él se desvanecía en la distancia. Con Manuel compartí, la sed, el hambre, la pobreza, el frío y la desnudez, los sueños y
  38. 38. 38 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 sobre todo la alegría infantil de la libertad. Nunca me dijo donde vivía. Cuando le preguntaba, me señalaba hacia el norte. Y me decía: Vivo allá. ¿Dónde? Mira allá. Me señalaba con insistencia un lugar perdido en su memoria infantil, que yo vería, ni encontraría, porque ese lugar solo existía en el deseo que él tenía de tener un hogar. Manuel quiero ir a tu casa, quiero conocer a tus padres. Me miraba azorado y retrocedía, diciendo: No…… no… por favor, no. Y se alejaba, huyendo, ondeando su desnudez en el viento, escurriéndose en los latidos del bosque. Ahora que Manuel está muerto, hemos buscado por todas partes, su hogar y sólo hemos encontrado debajo de un gran árbol sin memoria un lecho de cenizas y flores, donde Manuel todas las noches moría de ausencia y de frío Domingo Acevedo Abril 2010 ¡LO SIENTO…! Olga San Isidro Seoane
  39. 39. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 39 Inventa para mí… A mis 19 Napoleón Civetta Al rosal se le caen unas rosas Simón Abadía Costán
  40. 40. 40 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 ... hagamos un pacto Compadrita Andica Luis Introna Profundamente Emilio Pablo
  41. 41. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 41 Mi alma en Buenos Aires Eduardo Cortese mayo 2010 Acróstico NaveGador Puebla, México 2010
  42. 42. 42 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Los más peques Un sueño entre mis sueños Martha Velásquez A mi nieta carlos martinez
  43. 43. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 43 Fede Arrullo Catalina de Alvarado A mis nietos Carlos M. Valenzuela Q. Hermosillo, Son. Enero del 2006 Stella Carmen Parra
  44. 44. 44 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Concurso ImaginArte y Sabor Artístico Abril - 2010 I D M I A S P G A R E A N D O R A Fuga Y agoto todos mis recursos, apelo, incluso, a las plegarias. Yo también necesito madurar. Me urge, una de estas mañanas, nada más abrir los ojos, calzar zapatos de terciopelo, salir al balcón, disfrutar de la tenue brisa que roza la cara… y sentir que por fin, algo, ha cambiado. ¡Descubrir que estoy viva! Que no puede ser posible, que la luz de tu casa aún, siga siendo mi faro. Que me perdí antes de llegar a la cima de la montaña. Que mi universo, no puede ser más estrecho que la cerradura por la que huiste… cuando te volviste, cobardemente, tan pequeño Danik Lammá
  45. 45. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 45 Quiero escribir No se vislumbraba el alba, abrí una página en blanco, puse la foto en el encabezado y al contemplarla veía el enigmático cerrojo; cuando era niño sentía que la vida era así, un enigma tras un cerrojo al cual me asomaba con curiosidad. No crecí, me volví mas pequeño y el magma gris detrás de la puerta me consume, me ahoga, me arrastra, y lucho por salir, deseo volver a ver todo desde el otro lado, como antes…, mis ropas se rasgan, mi cuerpo se parte.…es imposible salir entero de allí… De pronto desperté, no se vislumbraba el alba, abrí una página en blanco, puse la foto en el encabezado… quiero escribir Flavio Di Lorenzo Poder volar Cuantas veces quiso escapar. Por donde fuera. Lo que más le gustaba soñar era que se convertía en polilla y atravesaba la puerta por la cerradura. Otras, que se convierte en una enana del porte de un fósforo. Allí viajaba por ese hilo de luz que traspasaba la puerta. Ese hilo de luz con el que, alguna vez, hasta jugó a hacer figuras de sombras para sentirse acompañada en aquel encierro injusto. Tanto tiempo allí. Siempre sus padres le pedían que se cuidara. Decían que ella era muy bonita para andar sola por las calles. Que debía cuidarse. Pero nunca le dijeron de qué. Debieron advertirle con todas sus letras que su belleza física podría ser causa de envidias y alguien podría raptarla, encerrarla y hacerle todo lo que habían hecho. Y sabía que era sólo el comienzo. El hablaba mucho de proyectos para con ella. Con su mente de adolescente aún no entendía completamente. Como deseaba convertirse en libélula o en mariposa para traspasar esa cerradura…o en una enana deforme. Tal vez así él la dejaría libre y podría irse o tal vez le diera asco y la podría matar. Así podría volar lejos … Eloisa Echeverría
  46. 46. 46 Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Mayo - 2010 I D I M S P A A G R A E D N O R DamasArt A Safe Creative: 0906244052310 Donde vive la esencia No fue el zapato de cenicienta ni era azul el príncipe. Me perdí en burbujas de tiempo, un desliz de flores grotescas lastimaron mis sentidos, creyendo…siempre creyendo. Empapada de esperanzas verdes me hundí en un infierno azul… buscando el amor en el remolino violento de la pasión. Los cabellos despeinaron el viento y se tiñeron de blanco y un cristal sostuvo mi cuerpo cansado de buscar. Fue el diamante de la soledad que como barquito de papel me llevó al destino…si. ¡Lo hizo! Graciela Martellotto Vuelo Lo sabía todo aunque fingiera que no. Su olfato rara vez fallaba. Algo de cuero mezclado con violetas le hablaban de una mujer elegante. El cabello largo, rojizo, hecho un rulo debajo del cuello, le decía que la mujer era joven e impetuosa. Ya podía imaginarlos haciendo el amor una, dos, tres veces, en ese rato en que seguramente se escapaban de la oficina. Sus ojos se nublaron, pero esta vez tampoco le diría nada. La camisa, al lavarropas. El jabón y el suavizante borrarían todo vestigio de que su hijo, en cualquier momento, dejaría el nido. Claudia Sánchez
  47. 47. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Suplemento Difusión 1) – Arte y cultura en televisión por intermedio de Antonia Pérez García, nos invita a participar de sus programas televisivos vía internet: http://arteycultura.serveftp.com/arteycultura/ForoTV.htm Enviar poemas, cuentos, narraciones, videos, canciones o poemas recitados a la dirección: antoniapgc@hotmail.com Y quien quiera enviar libro en papel para promocionar en el programa, que también envíe un correo para darle la dirección, y en cada programa leer de él. 2) - Nuestro compañero Carlos Valenzuela Q. participa como colaborador en la emisora de radio http://www.loscheros.com/ Los dos programas se emiten los sábados, con el siguiente horario y conducidos por: - de 2 a 4 horas de Hermosillo, Remembranzas (titular del programa Sr. José Rafael Aguirre, cronista de la ciudad de Hermosillo) - y de 8 a 10 horas de la noche de Hermosillo, Rincón Bohemio y también los sábados (Titular del programa Poeta Miguel Angel Bonillas B.) 3) - Radio Josxavi te invita cordialmente a seguir disfrutando de la música y programas radiales, todos los días, solo sintonizando esta dirección http://josxavi.es.tl te esperamos. 4) - Sabor Artístico ya cuenta con su propio programa en Chicos del Siglo XXI, por Internet. Quiero pedirles a todos su colaboración. Aquellos que tengan sus poemas recitados en MP3 o en formato wav y quieran que se emita en el programa, enviénlos al correo: ec1959@hotmail.com Éste es el link de la radio y pueden conectarse en el chat: http://chicosdelsigloxxi.esp.st/ 1
  48. 48. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Suplemento Arte para compartir "Paseo a orillas del mar" Joaquín Sorolla, 1909 Óleo sobre lienzo - Postimpresionismo 205 cm × 200 cm Museo Sorolla, Madrid, España Joaquín Sorolla, o la luz hecha pintura Joaquín Sorolla y Bastida nace en Valencia en 1863, en el seno de una familia modesta. A los dos años queda huérfano y es recogido por sus tíos maternos. Los estudios no le llaman la atención, sintiendo gran inclinación por el dibujo y la pintura. El director de la escuela aconseja que el pequeño Joaquín sea matriculado en la Escuela de Artesanos, donde asiste a las clases nocturnas de dibujo del escultor Cayetano Capuz. En los años siguientes trabajará como cerrajero y coloreando fotografías mientras asiste a las clases en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos. Una visita en 1881 al Museo del Prado provoca su admiración por Velázquez, Ribera y El Greco. Su carrera artística empieza a cosechar premios y medallas, obteniendo una pensión para estudiar en Roma y París. Contrae matrimonio con Clotilde García del Castillo en 1888, con quien tendrá tres hijos. Los premios son cada vez más importantes, obteniendo una Medalla de Primera Clase en 1895 con 2
  49. 49. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Suplemento Aún dicen que el pescado es caro, obra con la que participa en el realismo social tan en boga aquellos años. Poco a poco alcanza su madurez artística, realizando en Madrid un importante número de retratos - como los de Aureliano de Beruete o María Guerrero - con los que obtiene el reconocimiento en la capital de España y en París. Su fama internacional llegará con las exposiciones de París (1906) y Nueva York (1909), en las que alcanza un importante éxito de ventas y de crítica. Su estilo luminista es admirado por todos. La vuelta de la Pesca fue el primer gran éxito internacional de Sorolla. Presentado al Salón de París de 1895, supuso la verdadera irrupción del artista en el panorama europeo y ese éxito signifi có además su auténtica consolidación profesional en España. Pero también el paso de Sorolla por la capital francesa entonces condicionó su producción en obras como Después del baño, con las que se acercaría al gusto académico predominante en el mercado parisino. Cosiendo la Vela confirmó el éxito anterior. La captación pictórica de los efectos de la luz del sol que caracterizan estas dos grandes obras comenzó a centrar el interés del artista, y a convertirse en la verdadera divisa de su arte. Esa búsqueda de la expresión de luz del sol, empleando como mejor recurso las velas de los barcos de pesca alcanza hasta Comiendo en la barca, cuadro en que éstas sirven además para delimitar el espacio en el que se desarrolla la acción. Por estos mismos años, al calor de su incipiente carrera internacional, la clientela particular que demandaba obras de Sorolla se incrementó sustancialmente. El artista se dedicó así a las escenas de costumbres y, al tiempo, comenzó su trayectoria como retratista. En los retratos familiares colectivos se inspiró directamente en Las Meninas. Pero las citas a obras de Velázquez no siempre son tan inmediatas. El resultado de interiorizar los modelos retratísticos del maestro sevillano se traduce en los retratos realizados a los Beruete, que emanan una presencia vital de una inmediatez palpitante, mientras que en el de El fotógrafo Christian Franzen juega –como Velázquez– con el espacio real del espectador y la reacción del retratado en el espacio fingido del lienzo. La luz valenciana, las gentes del pueblo y sus actividades protagonizarán sus cuadros, en los que la luz y el color - aplicado con largas pinceladas - serán los elementos principales, como bien se aprecia en Niños en la playa. En Noviembre de 1911 firmó un encargo para la Hispanic Society of America para realizar catorce murales que decorarían las salas de la institución. Son representaciones de las gentes y costumbres de las diversas regiones de España. Sorolla se enfrenta a un proyecto mural de proporciones gigantescas. Viajó constantemente por todo el país buscando lo más peculiar de su indumentaria y sus costumbres. Trabajará sin descanso en este encargo entre 1912 y 1919, constituido por catorce paneles por los que recibió 150.000 dólares. 3
  50. 50. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Suplemento Estos paneles han formado parte de una exposición itinerante que a lo largo de estos dos últimos años se ha podido ver en diferentes ciudades españolas, como posiblemente, única oportunidad de ver estas obras en España. En la que se pudo admirar en Madrid, estaban además muchos de sus cuadros que fueron traidos desde diferentes lugares (museos y colecciones privadas), así se pudo ver el provocador Desnudo de mujer (óleo sobre lienzo, 106 x 186 cm. 1902. Colección particular) –en el que Sorolla festejaba en secreta intimidad la carnalidad del cuerpo de su esposa–, evoca la Venus del espejo, de Velázquez. Así, la influencia de Velázquez en su obra, claramente reconocida por la crítica desde sus primeras participaciones en los certamenes públicos españoles, se tornó mucho más evidente después de su triunfo internacional de 1900. Tras su éxito en París, Sorolla adoptó los modelos velazqueños como propios, jugando con las referencias a algunos de sus cuadros más famosos y empleando los recursos del pintor sevillano de forma muy directa. En estas obras se dejó los últimos años de su vida ya que al finalizar, sufrió un ataque de hemiplejía en su casa de Madrid (17-VI-1920) que lo deja inválido del lado izquierdo y tres años más tarde, en 1923, fallece en Cercedilla (Madrid), sin apenas disfrutar del nombramiento como profesor de colorido y composición en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (septiembre de 1919), ni de la inauguración de su obra maestra en Nueva York, tres años después de su muerte. Por deseo de su viuda, Clotilde García del Castillo, la vivienda familiar y las colecciones que a ella pertenecieron fueron donadas al Estado Español para crear un museo en memoria de su marido. Paseo a orillas del mar, también llamado en ocasiones Paseo por la playa, pintado en 1909, es uno de los cuadros más famosos realizados por el pintor valenciano. En él aparecen representadas su mujer, Clotilde García, la cual sostiene una sombrilla, junto a su hija mayor, María Clotilde, caminando al atardecer por la playa de Valencia mientras la brisa marina hace ondear sus ropas, de paleta brillante pero moderada en las luces y muy elegantes. Este cuadro fue realizado en el verano de 1909 a la vuelta de la cuarta exposición internacional de Sorolla a comienzos de ese mismo año en varias ciudades de Estados Unidos. El éxito que alcanzó en la ciudad de Nueva York se aprecia en el vitalismo y gran colorido de esta obra. Es difícil su clasificación estilística, aunque, si bien nació cuando el movimiento impresionista en Francia estaba ya en pleno apogeo, por tanto sus pinturas son tardías, reúne todas las características que conocemos bien: gusto por el aire libre, búsqueda de lo momentáneo y fugaz, captación de los efectos de la luz, ausencia del negro y de los contornos, pinceladas pequeñas, sueltas e independientes. Paseo a orillas del mar ha permanecido en el estudio del pintor en Madrid desde el año 1911, convertido en Museo Sorolla desde 1932. 4
  51. 51. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Suplemento Amelia Prieto Óleo sobre lienzo - 46x38 Nuestra compañera se inspiró en Paseo a orillas del mar de J. Sorolla para realizar su tercer trabajo (2003). 5
  52. 52. Sabor Artístico, la Revista - Nº 21 - Junio 2010 Suplemento Yoga y Salud E l p o d er d e l a m ed i t ac i ó n La meditación es la capacidad consciente, continua e ininterrumpida de mantener tu mente en su estado mas silencioso y calmado. Esta consciencia solo puede ser llevada a cabo a través de una gran disciplina y practica dejando pasar lo superficial, ocupando pensamientos que importunan la mente de todas y cada una de las personas. Nuestras mentes producen pensamientos en los niveles del consciente y el subconsciente, al mismo tiempo nosotros podemos estar pensando negativamente sin ni siquiera darnos cuenta. La meditación te lleva a la consciencia interior la cual capacita a la persona a encajar o separar a ellos mismos de las ideas de la mente innecesarias. La forma mas pura de la felicidad viene de una mente menos contaminada que filtra la actividad negativa desde su espacio. La meditación agudiza la mente mientras se encuentra en ese estado, pero también da a la persona las herramientas necesarias para cambiar el proceso de pensar en algunas otras situaciones. Ira, celos y frustración son unos cuantos de los diferentes sentimientos que una persona tiene la capacidad de controlar. Si haciéndola se presenta una emoción específica (tanto como la manera que tu eres consciente del estado de tu mente en la meditación), entonces puedes separarte tu mismo de ese sentimiento, no es parte de ti, es solo otro pensamiento pasajero. La meditación permite a una persona aprender diferentes “comportamientos del pensamiento”. Es en esencia la propia manipulación de la mente. La razón en si de que la meditación tenga un efecto tan profundo en vidas tan numerosas es que el proceso nos da la capacidad de ser nuestros propios testigos de cada faceta del pensamiento y de la vida “en el ahora”. Un estilo de vida meditativo asegura que una persona puede vivir la vida de esta manera tanto como ellos elijan. El poder del ahora se realiza a través del pensamiento consciente y hace a la persona sentir mayor gratitud y alegría en las cosas básicas diarias. Aventurarse profundamente dentro de ti mismo con el poder de la meditación separa a la gente de la basura emocional, de sus egos y del sólido mundo en el cual vivimos. La personalidad verdadera puede brillar cuando los pensamientos negativos no están presentes en la mente. La mente esta en un espacio abstracto que raramente esta en calma, pero cuando esta establecida beneficia a la persona hasta puntos ilimitados. Los investigadores han dirigido sus estudios sobre personas que meditan y se han encontrado frecuentemente que ellos son mas felices, mas aptos de ser capaces de concentrarse por largos periodos de tiempo y capaces de calmarse ellos mismos de manera eficiente durante estados de pánico, ira o frustración. La gente la cual se compromete con la meditación muchas veces se sienten adelantados con el cumplimiento de sus vidas. La naturaleza humana provoca a la mayoría de los humanos tener un apetito insaciable por cosas materiales y superficiales, como sea, cada uno de estos deseos son superados con el poder de la meditación, la vida puede ser llevada a su plenitud. 6
  53. 53. Hogueras de San Juan "para dar más fuerza al sol"

×