Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Rev suplementodiciembre
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Rev suplementodiciembre

  • 689 views
Published

 

Published in Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
689
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Suplemento especialSuplemento especialSuplemento especialSuplemento especial diciembre de 2010 Caia Cantarelli- Argentina ESTA ALMA Esta alma sin maquillaje, externo ni interno; vestida de luces y sombras tan negras como grises... Grises como penas adheridas al tiempo. Alma de diamante cuyas luces son fuego que atrae las miradas; diamante tallado a fuerza del cincel de la renuncia... cincel que se hunde y talla aún la propia carne enamorada. Ha conocido barro y debilidad, purgados en el dolor. Llega exhausta pero entera a la Luz que erradica la solitaria noche oscura. Es profundo misterio el fin que enfrentará un día. Se elevará inquieta, espíritu indomable del amor sin grieta ni quiebre, hacia ese mundo perfecto... a tientas buscará el fuego del Amor eterno. Esta alma sin doblez, ni maquillaje, herida y a la vez, fuerte, habrá llegado a su destino final. Miguel Madrid –Argentina SIN NOMBRE Fenece la noche, quedó atrás el manto negro de su luto, no hubo fuerza en el artificio de sus luces. Nace el alba y con él, el nuevo día que ilumina la existencia cotidiana de este ángel con alas que no puede volar. Lo aprisiona el contexto y lo perturba el ruido que se pierde más allá. La brisa del río llega para guiar a la pareja perdida, que busca no sé que. Retumban los pasos en la vereda que lleva al edén, donde el ángel aguarda partir Se esfuerza y golpea las alas al viento. Mira el cielo, quiere llegar mas no podrá. Ya se escuchan las voces que pueblan los días de esa ciudad. ¿Cuándo llegará la noche? ¿Cuándo nacerá el día? El ángel quiere volar. Dedicamos Este suplemento a nuestros lectores que aportan sus textos y nos alientan a seguir ca- minando más allá de los molinos de viento. Gracias por acompañarnos, por permitirnos el recreo de leerles, por la alegría del encuentro en la palabra. Hasta el próximo número, con nuestros mejores deseos de armonía, paz y creatividad este año y los que vendrán. Catalina Zentner Rebeca Montañez Alberto Peyrano Mario Ferrari AVISO IMPORTANTE :AVISO IMPORTANTE :AVISO IMPORTANTE :AVISO IMPORTANTE : Hemos realizado este suplemento para publicar oportunamente, valiosos materiales poéticos que llegaron al correo de la Revista Estre- llas Poéticas. En lo sucesivo, sus colaboraciones serán turnadas para publicación conforme a la fecha de recibo. Vale la pena aclarar que el envío de material para publicación sólo deben dirigirlo a: info.colaboraciones@gmail.com No se publicarán materiales que no hayan sido enviados al correo citado
  • 2. Susana Ruggiero-Argentina Las múltiples metamorfosis de la locura no se esconden ya en los tristes cajones de los armarios ni en los zurcidos disimulados de los trajes, sino que se pasean como tranquilos animales en equilibrio por las cornisas de los edificios y por las cabelleras que se odian caritativamente con el viento Roberto Juarroz. Como palabras al viento. Palabras que se convierten en arenilla, se arremolinan, se entrelazan, se retuercen, se quiebran, se besan, se amontonan, se rompen, se pierden en el verde aceitoso de las hojas desprendidas de los vie- jos y jóvenes paraísos del Parque de los Amigos en una mañana tormentosa. Así siente Soledad su discurso cotidiano en esta tarde de verano de sol ardiente y abrasador, en un Buenos Aires despoblado y silencioso. Siente el alivio del aire acondicionado mientras dispone sobre el piso agujas de tejer y coser de diferentes tamaños y grosores, hilos de seda, cintas aterciopeladas en tonos ocres, rubí, oro, esmeralda, nacarados, fluorescentes y opacos para dar las últimas puntadas a una alfombra que comenzó a construir con retacitos de juventud acumula- da. Une cada borde con perlitas, diamantes diminutos y cristales de roca. Así bordó las luces que la guiarán en ese in- tento de recorrer volando cada vez más alto su destino, hasta quedar acurrucada en el tibio regazo de una robusta nube. Todo quedó perfectamente encastrado y amalgamado. Su alfombra mágica está lista y extendida sobre el piso. Envuelve su cuerpo con gasas, tules y encajes etéreos. Lo apoya sobre la multiplicidad destellante de colores de su alfombra. Su obra de trabajo y amor en escena. Cierra los ojos. Parpadea una y otra vez. Estrellitas iridiscentes se cuelan en sus pupilas, atravesando las pestañas. Aspira el perfume de los nardos, flores de encuentros pasionales. Percibe una suave brisa que la empuja, la eleva. Un suspiro dibuja una mueca en su boca. Despierta de la anestesia con las muñecas vendadas en una sala del Hospital Neuropsiquiátrico. Está atada a la cama, desnuda y cubierta con una fina sábana blanca. Rolando Revagliatti– Argentina INFANTIL —Cuando era chiquita me soñaba una casa —dice la mujer—. Que era una casa. Que yo era una ca- sa en cuyas tejas los pájaros y las palomas no sabían asentarse. Se desprendían, resbalaban, no sé; alguno no levan- tó vuelo y se estrelló. Y se murió en mi jardín, entre las flores, entre los carteles que explicaban la procedencia de esas flores vistosas, con tanto amarillo y negro, tan desesperadas. Se murió en mi jardín, uno. Y nadie lo enterraba. Era chiquita la casa que yo era: un chalecito. Había una virgen de Luján en el fondo, empotrada en una pared descolo- rida. No sé quién le llevaba menta. Los bichos canasto estaban siempre con ella. Las tejas, no me acuerdo. Pero los pájaros se caían, todos se caían. —Uno se murió —dice el hombre. —Resbalaban, no sabían asentarse —dice la mujer—. La chimenea nunca largaba humo. Estaba siempre limpita. Ni las palomas ni los pájaros iban a la chimenea. Intentaron varias veces no resbalar, aletear con precaución. —Uno se murió —dice el hombre. —¡Sí!... ¡Uno se cayó, se murió!... —dice la mujer—. Y nadie lo enterraba. No sé cuántas muñecas vivían en mi ca- sa. Lo miraban al pájaro y seguían de largo. Por ahí se detenían un momento, y de lejos nomás miraban y seguían de largo. Con ojos estúpidos miraban y hacían lo que tenían que hacer, menos enterrarlo o quemarlo o tirarlo afuera. To- das tenían mi cara, las muñecas. Eran muchas, más de las que podían caber. Todas parecidas pero ninguna era igual a otra. Dice el hombre: —Mi amor. —¿Qué?... —dice la mujer. —Nada —dice el hombre—. Te beso. La besa en los labios. La mira mientras la besa. No la abraza ni la toca más que con los labios. Deja de besarla. De- tenidamente mira el pelo, el cuello de la mujer. Sin tocarla más que con los labios, vuelve a besarla en la boca. La mu- jer, sin separarse, llora. El hombre, con un brazo, la toma de la cintura. La mujer besa las mejillas del hombre. Con la otra mano, el hombre, toma la cara de la mujer. La mujer lo abraza. Llora. —¡Yo era chiquita!... —dice la mujer—. ¡Yo era chiquita!... ALFOMBRA MAGICA
  • 3. Alba Estrella Gutiérrez-Argentina PERTENENCIA DE VOS omnipresente insomnio despaciando la tarde puerta que acabo de cerrar tal vez y para siempre contradicción del uno desnudez mortaja para ahuyentar los miedos mientras la memoria vuela los pájaros ausentes en los espejos demoro mi incertidumbre sobre noche sin alas en los pasos cansados de la muerte 2 poemas de Ana Romano-Argentina SECUENCIA Desnudos ante el viento los cuerpos Desnudos flamean en el fuego Desnudos junto al río encandilado Desnudos frente al espejo estallan Desnudos se detienen al llegar a la cima. TRANSMUTACIÓN El cuerpo ajado que acaricias por los bordes de la rutina Encallas Centro terso imponente Y absorbes útero. Mónica Laurencena Berraz -Argentina LEVANTO MI COPA Levanto la inquebrantable copa de la vida en el sosiego del hogar enmudecido porque los hijos están, hoy, ausentes se han ido cada uno a sus oficios y placeres… Me requiebra el alma esta soledad acostumbrada al eterno ruido de voces y cantos mi alma vuela impecable hacia otro cielo. Y la soledad se hace llovizna de Abriles… Vengo sobreviviendo sin últimas visitas, y sé que hace mucho estoy sin Amores… La cáscara, piel de tantas estaciones, en una época esculpida para lograr sentir los besos, caricias y goces… Es como si ahora en la edad ya madurada supiese que las cuestiones pasan por otros caminos. Enaltecido esto del espíritu, valorado el instante del diálogo con los compañeros de la vida Los amigos… Y me amenaza la dulce bandolera loca palabra. Me asalta en todos los recodos del camino Y la espero… Y me encanta que ella venga a sostenerme bailando en la noche de los olvidados y acuosos huérfanos gentes pueblo que le dicen para seguir pensando que vale la pena sentir el viento vivo en la piel renacida… Y sé que no estás más conmigo ni con nosotros, tú que estabas tan viva Ojos de esmeralda Guía nuestra -corazón de vientre enaltecida- Sabrás que yo ahora debo recomenzar alzando otra vez la copa… En el otoño del agua asesinada del dolor de los que sufren sin hogares Y pido aquí…miles de perdones… porque no pude servir ni el plato, ni llevar nada Sólo tengo en mis manos esta loca canción de la madre cobijada en el regazo de mi infancia, y los hijos que se amparan en mi corazón abierto a las maravillosas y locas libertades… En el silencio levanto enardecida pero aún líquida mi copa y la vuelco en la cesta llena de frutas de la inquieta y apasionada vida de la poesía.
  • 4. Delfina Acosta-Paraguay LIMITE Paisaje de temblor: no son higueras ni cerros enfilados los que trazo en el cristal en polvo del espejo. Yo sueño con un mar que todo obrizo marea tras marea, llega ardiendo al límite entornado de los ojos, y un ave de amarillo -no el canario-, su vértigo de millas reposando encima de curiosos obeliscos. Yo sueño, puesto el mar, con una esquina pintada en sus orillas y el feliz tropiezo que nos junte en dicho vértice. Amado, te imaginas cuánto ocaso vendrá a curar su frío en nuestra sangre. José Pómez-España LOS QUINCE Perfección es camino de una a otra carretera aplacada en la tarde, graderío aún ópalo es cristal y granito resguardando a su niña... el final de las olas, la fresquita ensenada, la alcuza soleada, sería refractaria si no fuera la arena, el más noble galeno del último molino se dijo estoy perdiendo todo el conocimiento. Hazte la cuenta Atlántico que se fueron las dos donde dieron mejores prosas en aguas verdes; las dos pesan lo mismo cincuenta años contigo bahía de la plata reino de la poesía del rosal amarillo donde vive indeciso; lleva cuatro trompetas con sus hojitas verdes van en mudo silencio van dos madres unidas por el amor más grande. Néstor Salgado-Argentina AUNQUE ESTEMOS LEJOS AMOR Cada día te recuerdo al despertar por las mañanas. Eres tan hermosa que solo puedo compararte a los primeros rayos del sol. Aquellos, que al acariciar nuestros rostros curtidos de trabajo despiertan al poeta que todo hombre lleva en su interior y termino regalándote un bello poema… Para que no me olvides durante toda la semana... Oswaldo Roses– España AUNQUE SE TENGAN QUE ROBAR LOS SUEÑOS A DIOS A Leopardi Vuelvo, en este baldío amor, a la esperanza. Basta del estigma de este cielo para conformarse. La soledad navega hacia el corazón de la Tierra; pero, es necesario brillar, ¡sí!, salir a brillar, aunque se tengan que robar los sueños a Dios. Lo tengo ya muy claro: Ávido azul por este languidecer matutino permanece, es como si en los ojos de la luz se promocionase un musarañeo de la maravilla con formas de infinito, de prístino ideal, o te exaltaras cíclope o ebrio aun saltando niñamente tras los árboles, tras los vahos, hacia la cueva de la dulzura buscando el verano con Sonia y todo así, tal como lo es el momento único del mundo confidencialmente besando unos volcanes...: como fino brillo pariendo la poesía, la verdad del clamor o la noche extraña por el viento.
  • 5. Libia Beatriz Carciofetti-Argentina SER POETA Ser poeta es despertar por las mañanas y sentir que el sol te calienta, aunque llueva Pensar que el amor no muere nunca y la paz existe en el fragor de una guerra. Ser poeta es entregarse por entero sin rencores, sin medida y sin fronteras es sentir que en el pecho vuelan aves y que hacen nidos, sobre tu cabeza . Es tener las manos muy calientes cuando acaricias a alguien que te espera. Es tener los brazos siempre abiertos a la orfandad de una niñez que desespera . Ser poeta es vivir en la pobreza y codearse aún con la miseria es mirar a los ojos al que te agravia; cuando aún te critique y no te quiera. Ser poeta es tener el corazón resquebrajado y perdonar a tu hermano hasta que duela. Es sembrar muchas flores entre espinos con la esperanza que ellas, fertilicen esa tierra. Ser poeta es contar las mariposas que te anuncian que llegó la primavera es escuchar el mar enfurecido y aún permanecer en la escollera . Es dormir al aire libre por las noches y cubrirse con el cielo y las estrellas. Es usar como sábana la luna y mantener su blancura duradera . Es tener pena por aquellos que te tilden de loco y no lo seas. que los locos no son locos porque quieren sino porque nunca degustaron un poema . Ser poeta es hablar con Dios en el silencio y que haga reflexionar a tu conciencia. Es sentir que a esta vida el te trajo para hacerla mas feliz y placentera . Es sentir que Su amor lo puede todo y que solo en El está la dicha eterna. es aceptar que sin El no somos nada y que aunque le fallemos, siempre nos acepta . Es caminar por el mundo bien altivo porque eres original , y de una pieza . Y si alguno me pregunta ¿porque escribo? De inmediato le daré yo mi respuesta: Porque mi alma rebozando está de dicha y no puedo acallarla, aunque lo quiera Dios me trajo a este mundo con mis letras. Y ser poeta ¡Señor! ... es cosa seria. Patricia O. (Patokata)-Uruguay ORIGAMIS EN EL CIELO Sueños de papel sobre vuelan la ciudad, origamis con alas de colores pintando la primavera. Sueños que sueña despierta bailarina de caja musical, en puntillas de pie marca la senda de los acordes que se ponen a volar. Sueños bajo las gotas de lluvia de las baldosas sueltas que mojan al pisar, de las nubes grises que invaden el cielo y que ante el arco iris se dejan desplazar. Sueños de siete colores surcando el horizonte, arco cual puente que conduce a ningún lugar. Ningún lugar donde aguarda el duende con el caldero lleno de oro y mazapán. Sueños que sueñan las palabras que han quedado plasmadas en papel, letras que danzan en los versos de sueños que sueñan las musas en las que se inspira el pincel. Sueños que sueño, sueños que soñaba en el mundo del ser, que abriendo los ojos permanecen reflejándose en el mundo real sobre el que afirmo mis pies... Sueños de papel, sueños con alas de colores, origamis que pintan el cielo pero que no se ven... Augusto Sena– Argentina NOS VEMOS EN JAPÓN Se dio vuelta me miró con los ojos pensativos casi dulces y me dijo: nos vemos en Japón Y ante el hecho irremediable insalvable imposible de cambiar le respondí: está bien Aunque Japón queda tan lejos que es como que no existiera Estas cosas (y algunas otras) son las que duelen como es haberla visto por última vez y duele aún más porque nunca antes la vi
  • 6. David A. Sorbille-Argentina UN CUADRO DE MURILLO Todas las mañanas los observo caminando con su atado de papeles y cartones. Todas las tardes, algunos de ellos hacen fila alrededor de una panadería. Son los mismos que en las noches calurosas o frías, revisan los cestos y abren la basura para juntar restos de comida. Cuando los veo transitar las calles, no creo para nada en el discurso racista que sostiene que no sir- ven para otra cosa que para pedir limosna. En realidad, siento vergüenza, propia y ajena. Hace una década también había pobres, y una década anterior, y una, dos, tres, siempre hubo pobres, como suelen decir en ciertos ámbitos, pero también existía antes lo que desde los últimos años falta, es decir, la esperanza. Es cierto, que en toda sociedad hay ricos y no tan ricos, pero la época despiadada de los grandes ca- pitalistas y mercaderes, ha marginado a una proporción de habitantes de una forma como no se había presenciado nunca. El vaciamiento de empresas públicas, sirvió para rematar o privatizar el patrimonio social de la na- ción y cancelar por ese medio, todo tipo de ayuda popular más o menos digna que provenía del aparato estatal. Mientras tanto, esos niños siguen andando las calles y los pasajes de mi barrio, deambulan con sus paquetes sin rumbo fijo, o tal vez, hacia los grandes galpones donde un mayorista les abone con algunas monedas el sacrificio diario. Esos pequeños provienen de muy lejos, y viajan dejando jirones de su infancia perdida en otro tiempo, donde se los proclamaba como únicos privilegiados. Ahora, son la última escala, el último peldaño de una escalera sin fin, receptores de la indiferencia y la miseria, y aunque están por todas partes, una vez pretendí re- cordarlos en un célebre cuadro, en donde tres niños sentados en la calle, se reparten un mendrugo de pan. En aquella oportunidad, sentí la necesidad de contar con esa pintura para tener en cuenta por el resto de mi vida, la imagen de la pobreza. Lo que sucede, es que la generación a la que pertenezco no la co- noció, por lo menos de esta forma, y el lienzo admirable de color y sombra repartida entre los cuerpos de esos pequeños dominó mis sentidos. Me interesé luego, por la figura del notable pintor español Bartolomé Esteban Murillo, que nació en Sevilla en 1617, y falleció en 1682 como consecuencia del golpe sufrido al caer de un andamio mientras pintaba “Los desposorios de Santa Catalina”, del retablo mayor de los capuchinos de Cádiz. Huérfano a los diez años, la vida le otorga a su bondadoso carácter, la posibilidad de desarrollar su talento en una de las cuatro escuelas de pintura más importantes de su ciudad natal. Ya consagrado, Murillo se destaca por una obra pictórica de hondo contenido religioso, además de brindar su atención y exquisita calidad a ese mundo de la niñez contemplado desde la ternura y la senci- llez. Entre 1670 y 1675, se sitúan los cuadros: “Niños jugando a los dados”, “Niños comiendo pastel”, “Niñas contando dinero” y “Vieja despiojando a un niño”. Ahora, me sitúo frente a la pared central del comedor de mi casa y trato de observar nuevamente, a una de esas célebres pinturas que compré en una calle del barrio de Villa del Parque hace muchos años, y doy cuenta de la leve sonrisa esbozada en esos rostros ingenuos rodeados de miseria. La conclusión, es que admiro a Murillo, me deslumbra, pero la realidad de este tiempo, me dice que esos pequeños vagabundos que andan todos los días con sus paquetes al hombro, no tienen siquiera la oportunidad de reír como los aprecio en el cuadro. *DEL LIBRO “LOS LUGARES COMUNES Y OTROS RELATOS”*DEL LIBRO “LOS LUGARES COMUNES Y OTROS RELATOS”*DEL LIBRO “LOS LUGARES COMUNES Y OTROS RELATOS”*DEL LIBRO “LOS LUGARES COMUNES Y OTROS RELATOS” DE DAVID A. SORBILLE, EDICIONES AqL, AÑO 2010DE DAVID A. SORBILLE, EDICIONES AqL, AÑO 2010DE DAVID A. SORBILLE, EDICIONES AqL, AÑO 2010DE DAVID A. SORBILLE, EDICIONES AqL, AÑO 2010
  • 7. RecomendamosRecomendamosRecomendamosRecomendamos ¿ Qué escuchar ?¿ Qué escuchar ?¿ Qué escuchar ?¿ Qué escuchar ? ¿ A quién leer ?¿ A quién leer ?¿ A quién leer ?¿ A quién leer ? Carlos Fernández Nerina Thomas http://saborartistico.foroespana.com Desde Buenos Aires, este es un foro que agrupa artistas, poetas y escritores de la web. Tiene una revista virtual trimestral y un programa radial online para la difusión de las obras de todos los integrantes. Correo: ec1959@hotmail.com EL COLOR DE LAS PALABRAS Grupo de poetas, Coordinado por Roberto Salazar, quien expresa: mi anhelo es que la poesía, sea el detonante para aunar personas que deseen compartir, intercambiar y comentar sus escritos, lograr una unión que sirva para crecer en cada encuentro (Buenos Aires) Contacto: Roberto-salazar@hotmail.com www.radiosentidos.com.ar Una noche inolvidable con mas de 1200 programas al aire. Los sába- dos de 21 a 24 Hr tienes una cita con los poetas eclécticos del mundo y la mejor música. www.amlibertad.com.ar Desde Rosario, Arg. se trasmite Iniciando la tarde, de lunes a vier- nes de 14 a 15 Hr. Correo: iniciandolatarde@gmail.com Marina Nill wwwradiogualamba.com.ar. Herederos de la tierra se trasmite desde Resistencia, frecuencia 93.7 FM, todos los sábados de 17 a 19 Hr, toca temas culturales, ecoló- gicos y sociales. Eduardo Cortese www.chicosdelsigloxxi.es.tl Escucha Radio on line. Lectura de poemas, divulgación de variados temas culturales del grupo: SA- BOR ARTISTICO. Correo: ec1959@hotmail.com Corrección de estilo, Revisión de textos Taller literario on line Visítanos en red: Cofre de palabras http://versosyalgomas.blogspot.com Directora: Profesora Mónica Grolio. Coordinadora : Catalina Zentner Contacto: cofredepalabras@gmail.com
  • 8. http://difusionculturalcasbense.blogspot..com El escritor Néstor Salgado reúne música, poesía y arte en esta bitácora. Conoce su punto de vista y escríbele a : omarcasbas@gmail.com http://www.revagliatti.net http://rolandorevagliatti.blogspot.com Rolando Revagliatti, poeta argentino. Puedes cono- cer su diversa e importante obra (poesía, relatos, dramaturgia) en la red. Contacto: revadans@yahoo.com.ar http://mismusaslocas.blogspot.com http://blogs.montevideo.com.uy/mismusasyyo http://mismusascuenteras.blogspot.com Patricia I. (Patokata) poeta nacida en- Montevideo, nos ofrece con generosi- dad su trabajo literario (poemas, relatos) Contacto: karinitapatri@gmail.com http://www.elrincondelpoeta.net/liby.htm http://www.locurapoetica.com/libia/libia.htm - http://www.betsicalisto.com/abook/liby.exe Páginas escritas por Libia Beatriz Carcio- fetti, poeta argentina nacida en Santa Fe. Si deseas establecer contacto por correo electrónico : libypoesias@arnet.com.ar www.bibliele.cominterpoe El destacado poeta rosarino Guillermo Ibá- ñez nos ofrece una lectura de gran valor en su bitácora personal, así como descargar desde ahí las ediciones tanto de la Revista Internacional de Poesía como de Ediciones Poesía de Rosario Contacto: poesiaderosario@hotmail.com http://www.electronauta.blogspot.com/ Augusto Enrique Sena es un joven poe- ta que vive en Corrientes, Arg. Hace de la palabra escrita el mejor vehiculo de comunicación. http://www.las2001noches.com/n53/pg1.htm Pilar García Puerta, escritora nacida en Ma- drid. Es integrante de la Escuela de Poesía Grupo Cero. Participa en revistas como Las 2001 noches, Extensión Universitaria y Artistas del Vérti- go. Ha coordinado talleres de escritura. Ha recibido varios premios en concursos de poesía en Madrid. Contacto: pilar_ge@hotmail.com http://lalolo2005.blogspot.com http://manojodeyerbitas.blogspot.com http://chapinahastaelhueso.blogspot.com Lorena Pérez Quan es una excelente es- critora y poeta guatemalteca. Conjuga en sus letras un manejo de len- guaje original, profundo y elegante. http://poesiamas.net Poesía + letras es una revista en red creada como un lugar gratuito donde permitir a los escritores que así lo desearan publicar sus textos. Ya es una comunidad activa de escritores que se apoyan para lograr una constante mejora de sus textos literarios. http://delsentidocritico.blogspot.com El escritor Oswaldo Roses realiza una Crítica honesta sobre aspectos socio- culturales y te invita a la reflexión. La injusticia sólo empieza en el DES- PRECIO a la razón. http://carel.us/propuesta/ En este espacio, nos hacemos eco de in- dividuos y comunidades que iniciaron modelos y experiencias destinadas a cam- biar sus propios destinos, motivados por las carencias de la vida moderna. PROPUESTA...por un mundo mejor www.elsabragato.blogspot.com Elsa Bragato, escritora y periodista argenti- na. Elsa es también productora para cine y tv, lo que le ha permitido el desempeño impecable como crítica de esas disciplinas. Contacto: ebragato@fibertel.com.ar elsaenelshow@yahoo.com.ar
  • 9. Dirección: Catalina Zentner Selección de Contenidos: Rebeca Montañez Asesor y revisor de Contenidos: Mario Ferrari Diseño y Edición: Alberto Peyrano Rebeca Montañez Colaboradores: José D.Diez (España) Catalina Zentner (Argentina) Mario Ferrari (Argentina) Alberto Peyrano (Argentina) Rebeca Montañez (México) Antonio García M. (España) Erika Martínez (España) Equipo editorialEquipo editorialEquipo editorialEquipo editorial ¡ HASTA EL PROXIMO AÑO, AMIGOS LECTORES ¡