• Like
  • Save

Loading…

Flash Player 9 (or above) is needed to view presentations.
We have detected that you do not have it on your computer. To install it, go here.

Termorregulación e Hidratación (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)

  • 1,857 views
Uploaded on

Guía

Guía

More in: Technology , Business
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,857
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
24
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. CÁTEDRA: ENTRENAMIENTO DEPORTIVO DEPORTE INDIVIDUAL I Prof. Lic. Mg. Sebastián Aguilar G. . Un consumo inadecuado de líquidos durante el ejercicio, afectará la regulación de la temperatura, la función cardiovascular y el metabolismo del músculo. En condiciones de reposo, el contenido de agua del cuerpo permanece relativamente estable (Wilmore y Costill, 1994), pero cuando se realiza ejercicio en condiciones extremas, las tasas de sudoración pueden exceder de 2 litros (Maughan, 1998) o hasta 3 litros por hora (Horswill, 1998). Un consumo inadecuado de líquidos durante el ejercicio, afectará la regulación de la temperatura, la función cardiovascular y el metabolismo del músculo (Horswill, 1998). No obstante, el efecto negativo de la deshidratación en el rendimiento deportivo y en la salud puede verse atenuado por el consumo de líquidos para compensar las pérdidas por sudoración (Maughan, 1998). Los seres humanos son capaces de mantener su temperatura corporal a niveles más o menos constantes (~37ºC); sin embargo, el ejercicio físico y el medio ambiente tienen una influencia decisiva sobre los procesos de la termorregulación. El cuerpo humano no es eficiente al convertir la energía potencial del oxígeno y los nutrientes en energía mecánica. Solo la cuarta parte de esta energía es convertida en energía mecánica durante el ejercicio, por lo que alrededor del 75% de la energía utilizada es convertida en calor. La mayor parte del calor generado por el músculo ejercitado se transmite a la sangre, que circula por el cuerpo y aumenta la temperatura central. El calor que se produce durante el ejercicio es suficiente para Facultad de Educación Bebidas Isotónicas (Mitos y hechos)
  • 2. CÁTEDRA: ENTRENAMIENTO DEPORTIVO DEPORTE INDIVIDUAL I Prof. Lic. Mg. Sebastián Aguilar G. . aumentar la temperatura en 1°C cada 5-8 min. Sin un medio eficaz para disipar el calor, la temperatura alcanzaría niveles letales después de 15-30 min de ejercicio. Existen varios mecanismos físicos por medio de los cuáles el cuerpo puede perder calor: conducción (se pierde calor por contacto directo con un objeto que este más frío); convección (el calor es transferido por el movimiento del aire o del agua sobre el cuerpo); radiación (si el ambiente está más frío, el calor se elimina mediante radiaciones); y evaporación (se pierde calor cuando éste es utilizado para convertir el sudor que está sobre la piel en vapor). Durante el reposo y bajo condiciones ambientales normales, la mayoría del calor escapa del cuerpo por radiación y convección; pero durante el ejercicio en el calor, algunos de estos procesos pueden revertirse ocasionando una mayor ganancia de calor. Así, durante el ejercicio a una temperatura mayor a los 20ºC, la evaporación del sudor es el principal medio físico de termorregulación. La evaporación de 1 g de sudor de la piel libera 0.58 kcal de calor (1 litro de sudor evaporado libera 580 kcal) (Murray, 1996). Por lo tanto, la evaporación del sudor tiene un aspecto positivo que es el enfriamiento del cuerpo; no obstante, también puede llevar a la deshidratación cuando los atletas no recuperan adecuadamente las pérdidas de líquido. La deshidratación puede afectar tanto el rendimiento físico, la capacidad mental y el estado de salud de los atletas. Aun con bajos niveles de deshidratación (1-2% del peso) se evidencia disminución de la capacidad aeróbica y de la termorregulación. La deshidratación reduce la habilidad de ejercitarse porque disminuye el volumen sanguíneo circulante, la presión sanguínea, la producción de sudor y el flujo sanguíneo a la piel, lo cual inhibe la pérdida de calor y predispone a los deportistas a presentar patologías por calor. Los requerimientos de líquidos en un adulto saludable no deportista son de alrededor de 2 a 2.5 litros al día, que corresponde a las pérdidas por sudor, respiración, heces y orina. Sin embargo, un deportista puede perder 0.5 a 1 L por hora en un clima Facultad de Educación Bebidas Isotónicas (Mitos y hechos)
  • 3. CÁTEDRA: ENTRENAMIENTO DEPORTIVO DEPORTE INDIVIDUAL I Prof. Lic. Mg. Sebastián Aguilar G. . favorable, hasta 1.5 a más de 3 litros por hora en condiciones extremas; así, los requerimiento del deportista serán mayores de 3 L al día. La deshidratación es el error de disminución del rendimiento más común que tienen los atletas, pero también es el más prevenible. Aquí hay algunas guías para ayudar a los atletas a mantenerse bien hidratados (Tabla 1). Es importante recordar que aquí se muestran cantidades recomendadas promedio, pero cada quien tiene diferentes tasas de sudoración, y por lo tanto, necesita beber una cantidad de líquido diferente durante el ejercicio. Tabla 1. Recomendaciones para mantenerse bien hidratado (ACSM, 1996). Tomar suficiente líquido a través del día (agua, bebidas deportivas, jugos de frutas, bebidas sin cafeína). Beber al menos 500 ml (2 tazas) de líquido 2 horas antes de iniciar el ejercicio (para tener suficiente tiempo para orinar). Beber 250 ml (1 taza) 15 min antes del ejercicio (para asegurar la hidratación antes del ejercicio). Beber continuamente para reemplazar pérdidas durante el ejercicio (250- 500 ml c/15 min). Beber 750 ml por cada 500 g de peso perdido, después del ejercicio. La SED no es un estímulo suficiente para mantener el agua corporal durante el ejercicio en el calor, ya que se presenta hasta alcanzar una pérdida considerable de líquido (2% del peso) (Epstein, Armstrong, 1999); además, tan pronto como la bebida humedece la boca, los nervios de la boca envían señales al cerebro para reducir la sensación de sed. Varios estudios han reportado que los sujetos expuestos a condiciones de calor desarrollan una hipohidratación progresiva aun cuando tengan el líquido disponible para beber (Greenleaf y Sargent, 1965; Nadel, et al, 1993). A este fenómeno se le conoce como deshidratación voluntaria. La rehidratación con bebidas que tengan un sabor agradable estimula el consumo voluntario de líquidos y disminuye la deshidratación. Facultad de Educación Bebidas Isotónicas (Mitos y hechos)
  • 4. CÁTEDRA: ENTRENAMIENTO DEPORTIVO DEPORTE INDIVIDUAL I Prof. Lic. Mg. Sebastián Aguilar G. . En la Tabla 2 se dan algunas recomendaciones para aumentar el consumo de líquido durante el ejercicio. Tabla 2. Recomendaciones de consumo de líquido durante el ejercicio. Determinar si el consumo de líquido durante el ejercicio es suficiente, comparando la pérdida de peso durante el ejercicio con la ingesta de líquido. Incrementar el consumo de líquido gradualmente hasta reemplazar al menos un 80% de lo que se pierde durante el ejercicio. Utilizar alguna alarma para recordar cuando es tiempo de beber. Tener bebidas disponibles en lugares apropiados en entrenamientos y competencias. Experimentar con diferentes botellas para determinar cuál es más fácil de utilizar durante el ejercicio Beber pequeñas cantidades más frecuentemente para minimizar el disconfort estomacal. Consumir bebidas de sabor agradable que contengan carbohidratos y pequeñas cantidades de cloruro de sodio. Las bebidas recomendadas para consumir durante el ejercicio deben estimular un mayor consumo voluntario de líquido y permitir que se vacíen rápidamente del estómago y se absorban fácilmente en el intestino; de esta manera, hidratarán rápidamente sin ocasionar trastornos gastrointestinales. Así, las bebidas adecuadas para consumir durante el ejercicio deben de tener una concentración máxima de carbohidratos de alrededor del 6% (60 g de carbohidratos por litro de líquido), tener un sabor agradable y reponer electrolitos que ayuden al restablecimiento del equilibrio de líquidos en el organismo. Facultad de Educación Bebidas Isotónicas (Mitos y hechos)
  • 5. CÁTEDRA: ENTRENAMIENTO DEPORTIVO DEPORTE INDIVIDUAL I Prof. Lic. Mg. Sebastián Aguilar G. . El reemplazo rápido de líquidos después del ejercicio es importante para los individuos que están involucrados en actividades en las que se dan grandes pérdidas por sudoración, y sobre todo cuando se debe realizar más de una sesión de ejercicio por día. Las pérdidas obligatorias de orina persisten aún en estado de deshidratación, asegurando la eliminación de productos metabólicos de desecho. Por lo tanto, el consumo total de líquido después del ejercicio debe ser un volumen mayor a la cantidad de sudor que ha sido perdida (Shirreffs, 2000). Se recomienda consumir de 150% a 200% de la pérdida de líquidos para compensar las pérdidas por orina (Shirreffs et al, 1996; Mitchell et al, 1994). El consumo de agua pura después del ejercicio reduce el estímulo de la sed y estimula la producción de orina (Nadel, Mack y Nose, 1990). El grado de conservación de líquido después del ejercicio aumenta cuando se consumen bebidas con una mayor concentración de sodio (mayor a 50 mmol/l) (Maughan y Leiper, 1995; Maughan, 1998). No obstante, la recuperación de líquidos después del ejercicio también puede darse con agua pura si se consume con una comida que contenga suficientes cantidades de sodio (Maughan, Leiper & Shirreffs, 1996). SEBASTIÁN AGUILAR GAJARDO PROFESOR DE EDUCACIÓN FÍSICA LICENCIADO EN EDUCACIÓN MAGÍSTER EN ENTRENAMIENTO DEPORTIVO, COMPETENCIAS Y ALTO RENDIMIENTO (C) SEBASTIAN.AGUILAR1@GMAIL.COM Facultad de Educación Bebidas Isotónicas (Mitos y hechos)