• Save

Loading…

Flash Player 9 (or above) is needed to view presentations.
We have detected that you do not have it on your computer. To install it, go here.

Like this document? Why not share!

Sistema Respiratorio y Ejercicio Físico (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)

on

  • 22,482 views

Guía para los alumnos de la carrera de Educación Física, Fisioterapeuta Deportivo y Preparadores Físicos. Cátedra de Fisiología del Ejercicio.

Guía para los alumnos de la carrera de Educación Física, Fisioterapeuta Deportivo y Preparadores Físicos. Cátedra de Fisiología del Ejercicio.

Statistics

Views

Total Views
22,482
Views on SlideShare
22,473
Embed Views
9

Actions

Likes
6
Downloads
60
Comments
0

2 Embeds 9

http://www.facebook.com 6
https://www.facebook.com 3

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Sistema Respiratorio y Ejercicio Físico (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO) Sistema Respiratorio y Ejercicio Físico (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO) Document Transcript

  • FISIOLOGÍA DEL EJERCICIO Prof. Lic. Mg. Sebastián Aguilar G. SISTEMA RESPIRATORIO Y EJERCICIO FÍSICO El VMR (volumen mínimo respiratorio) es la cantidad de aire que entra y sale del aparato respiratorio; es el producto de la frecuencia respiratoria por el volumen corriente. En un atleta entrenado, el VMR aumenta extraordinariamente durante las actividades exhaustivas, ya que se aumenta tanto la frecuencia como el volumen corriente, por la taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria por encima de los valores normales de reposo) y la hiperpnea (aumento de la amplitud respiratoria). La actividad física determina sobre el aparato respiratorio un incremento en su frecuencia y amplitud (polipnea e hiperpnea); este aumento ocurre rápidamente una vez comenzada la actividad y a veces antes de iniciarla. Las causas del incremento de la función respiratoria durante la actividad física parecerían ser varias: una podría ser de origen nervioso, hiperventilación refleja, como respuesta a los estímulos de quimiorreceptores y de los mecanorreceptores musculares, y también una hiperventilación programada en los centros nerviosos que comandan la respiración. Tanto la frecuencia como la amplitud respiratoria sufren variaciones para suplir la gran demanda de oxígeno durante la actividad física. Cuando la demanda queda satisfecha, el individuo se encuentra en una etapa compensatoria, denominada fase estable, durante la cual se produce un equilibrio entre la absorción y el consumo de oxígeno. Si el trabajo físico aumenta en intensidad, puede llegar un momento en que las adaptaciones respiratorias no alcancen para satisfacer las necesidades, denominada fase insuficiente del proceso que genera deuda de oxígeno y es la causa por la cual el individuo debe realizar metabolismo anaeróbico y se produce intensa disnea. Respuesta respiratoria al entrenamiento: Por el entrenamiento deportivo se producen modificaciones en el funcionamiento del aparato respiratorio, como aumento de la expansión torácica que conlleva el de la amplitud respiratoria, como así un incremento de la frecuencia de la respiración. Fisioterapia Deportiva Sede Viña del Mar
  • FISIOLOGÍA DEL EJERCICIO Prof. Lic. Mg. Sebastián Aguilar G. Segundo aliento: Son adaptaciones fisiológicas que pueden suceder en cualquier momento de un trabajo intenso; en el comienzo de estas puede sentirse incomodidad de distinto tipo: mareos, respiración rápida e irregular, taquicardia arrítmica, opresión torácica, pulsaciones en el cráneo, fatiga y dolor muscular, sobre todo en los miembros inferiores, sin embargo el síntoma predominante es la disnea o sensación de falta de aire. Si el individuo resiste el mal momento y continúa la actividad comienza a sentirse mejor, y el aparato respiratorio y el circulatorio empiezan a trabajar más regularmente apareciendo una transpiración profusa que regula la temperatura y determina un alivio. Se cree que los malestares previos se deben a un reflejo originado por el intenso estímulo de los centros respiratorios por la acumulación de los metabolitos celulares en los músculos activos y en la sangre como consecuencia del incompleto transporte de oxígeno. El alivio posterior podría deberse a una mejoría del transporte por el incremento del VMR y VMC y la vaso dilatación activa muscular. VOLUMENES Y CAPACIDADES PULMONARES. La inspiración dura aproximadamente 2 segundos, y la espiración 2 ó 3 segundos. Por lo tanto, el ciclo ventilatorio dura 4 ó 5 segundos. La Frecuencia respiratoria es el número de ciclos que se repiten en 1 minuto, y es de 12 a 15 (resp./min.). FR=60/4 ó 5 = 12 ó 15 resp/min. La cantidad de aire que entra en cada inspiración, que es igual a la misma que se expulsa en cada espiración, es aproximadamente 500 ml (0´5 l.), y se llama Volumen corriente (V.C.). El volumen minuto (V.m) es la cantidad de aire que entra en los pulmones en un minuto. El aire extra que podemos introducir en una inspiración forzada recibe el nombre de Volumen inspiratorio de reserva (V.I.R), que oscila sobre los 3.100 ml. El volumen de aire que podemos expulsar en una espiración forzada después de una inspiración normal se llama Volumen espiratorio de reserva (V.E.R), que se sitúa entorno a los 1.200 ml. Fisioterapia Deportiva Sede Viña del Mar
  • FISIOLOGÍA DEL EJERCICIO Prof. Lic. Mg. Sebastián Aguilar G. El aire residual que nos queda en los pulmones tras una espiración forzada, se llama Volumen residual (V.R), que está sobre los 1200 ml. No todo el aire que llega a los pulmones (500 ml), llega a la zona de intercambio, hay una parte que se quede en el espacio muerto anatómico, que son las partes del aparato respiratorio que no tienen alvéolos (tráquea,…), la cantidad esta alrededor de los 150 ml. CAPACIDADES PULMONARES Son agrupaciones de los distintos volúmenes: 1. Capacidad inspiratoria: cantidad de aire que puede inspirar una persona distendiendo los pulmones al máximo, será igual a V.I.R + V.C = 3.600 ml. 2. Capacidad residual funcional: es el aire que queda en los pulmones tras una espiración normal. Sería igual a V.E.R +V.R = 2.400 ml. 3. Capacidad vital: cantidad de aire que una persona puede movilizar en una respiración forzada máxima. Será V.E.R +V.I.R + V.C = 4.800 ml 4. Capacidad pulmonar total: cantidad de aire total. Es el volumen máximo teórico que podría alcanzar una persona. Será V.I.R + V.E.R + V.C + V.R =6.000 ml. Estos volúmenes son medias genéricas para varones de 70 kg. En mujeres los volúmenes son aproximadamente un 25% menos. Y en personas muy altas serán mayores. CONTROL DE LA VENTILACIÓN Aunque el ritmo y la profundidad de la respiración los podemos controlar conscientemente, lo normal es que la respiración sea un proceso inconsciente, durante el cual las diferentes partes del cuerpo, transmiten a los centros nerviosos informaciones referentes a la concentración de oxígeno o CO2 en la sangre, al nivel de actividad física, al estado emocional, e informaciones relativas al propio proceso respiratorio. De este modo los centros nerviosos adaptan la respiración a las distintas situaciones. El centro respiratorio está en la médula espinal y se divide en centro inspiratorio y centro espiratorio, los cuales coordinarán la inspiración y espiración, respectivamente, Fisioterapia Deportiva Sede Viña del Mar
  • FISIOLOGÍA DEL EJERCICIO Prof. Lic. Mg. Sebastián Aguilar G. y lo hacen de forma inconsciente. Durante el reposo el centro respiratorio emite señales que determinaran el ritmo de respiración, y lo hace por medio del centro inspiratorio, el espiratorio no trabaja en reposo. Existen una serie de receptores químicos que detectan el aumento de la concentración de CO2 en la sangre y estos estimulan el centro inspiratorio, aumentando la frecuencia y la profundidad de la respiración, normalmente es mucho más efectivo aumentar la profundidad y no la frecuencia. Durante el ejercicio, los músculos y articulaciones envían señales químicas y nerviosas al cerebro para que éste aumente el ritmo y la profundidad de la respiración. El centro espiratorio, durante el ejercicio, también manda las órdenes para que se espire con más fuerza. Así mismo se hace la respiración más profunda porque es mucho más eficaz para obtener oxígeno y expulsar CO2 y no una respiración rápida o jadeante. Al comenzar el ejercicio, el organismo no es capaz de llevar el oxígeno suficiente a los músculos, incluidos los músculos respiratorios, con lo que se produce una hipoxia (falta de oxígeno) en los músculos respiratorios. Los quimioreceptores que detectan la concentración de CO2 en la sangre son los que nos obligan a respirar cuando llevamos un tiempo aguantando la respiración (apnea). SEBASTIÁN AGUILAR GAJARDO Profesor de Educación Física Licenciado en Educación Magíster en Entrenamiento Deportivo, Competencias y Alto Rendimiento (c) SEBASTIAN.AGUILAR1@GMAIL.COM Fisioterapia Deportiva Sede Viña del Mar