El Camino de la Cruz - Vía Crucis del Santo Padre Pio

  • 309 views
Uploaded on

Este documento es una recopilación de los escritos del Santo Padre Pio en torno al Santo Viacrucis de nuestro Señor, todas sus meditaciones son propias de el, lo realizó muchas veces con sus hijas e …

Este documento es una recopilación de los escritos del Santo Padre Pio en torno al Santo Viacrucis de nuestro Señor, todas sus meditaciones son propias de el, lo realizó muchas veces con sus hijas e hijos espirituales en las montañas de San Geovanni Rotondo, espero que le sirva como inspiración y meditación de la PASION y MUERTE de nuestro SEÑOR JESUCRISTO

More in: Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
309
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
4
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. EL CAMINO DE LA CRUZ Vía Crucis con el Santo Padre Pío Texto tomado de los escritos delPadre Pío El Camino de la Cruz que nos proponemos caminarcon Jesús, para recordar el sacrificio más dramáticoconsumado porla humanidad de Dios hecho hombre, también simboliza elCalvario de todos aquellos hermanos que, engañados porfalsos ideales de conquista,luego de uninfierno sin fin. El odio llena los corazones, dio a los cuerpos las causas profundas y duraderas de divisiones entre los hombres. Jesús, gracias a su exclusivo sacrificio,conceda la paz a todos los pueblos preocupados porla lucha interna constante. Nota: Este " Vía Crucis " se extrae de los escritos del Padre Pío ( " Agonía de Jesús en Getsemaní, " Epist IV p 889 y siguientes , y el "discursocorto para el día de Pascua , " Epist IV . . . . , p . 961 y ss . ) Hermanos, vamos juntos conJesús y la dulce Madre María a la Vía Dolorosa, que nos lleva a la salvación. Dichosos nosotros que contra todonuestro merito,ya estamos porla misericordia divina en las escalinatas delCalvario; ya estamos hechos dignos de seguiral celestial Maestro, ya se nos ha contadoen el grupo bendito de almas elegidas; y esto es un rasgo muy especialde la divina misericordia delPadre Celestial. Y no perdamos de vista este propósito: mantenersiempre cerca de nosotros el peso de la cruz. Tengamospresente el viaje que necesitamos hacery el empinado camino quehay que subirhacía la montaña. Hay que revivirla idea consoladora quedespués delCalvario ascendido, ascenderán sin nuestroesfuerzo,la montaña sagradade Dios, la Jerusalén celestial. Que así sea.
  • 2. I ESTACIÓN Jesús es condenado a la muerte Guía: Te adoramos,Cristo, y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: ¿Has sido condenado, Señor?, porque contigo fuecondenado el pecado y elmaly para Tiestábamos, para la eternidad, has salvado nuestras almas. Pensamiento: Jesús esta extremadamente triste. Elalma suya esta en medio de la indescriptible amargura. Oh, la inmensidadde un amorque encierra siempre elcorazón! Oh Jesús, tocó micorazón este rostro tan impregnadode tristeza y amorjuntos...para la expansión de un amorque empieza a sacrificarse porlos demás, para redimirnos de la esclavitud. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, haces quelas heridas delSeñorestén impresas en micorazón! Estaba la Madre Dolorosa derramando lágrimas Junto a la cruz de la que pendía su hijo.
  • 3. II ESTACIÓN Jesús carga con la cruz Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Nos has traído de vuelta sobre una cruz de madera en una montaña, pero el asiento real sobre la que nos sentarás, está en el cielo. Pensamiento: Jesús se ve atado,arrastrado por las calles de Jerusalén porparte de sus enemigos, poresas mismas calles donde pocos días antes había pasado triunfalmente aclamado como elMesías. Tiembla como poseedor de una fiebre alta...Él, elCordero inocente,solo, sin ningún tipo de defensa,dándose espontáneamente alsacrificio... para la redención de la humanidad. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, ¡haces que las heridas delSeñorestén impresas en mi corazón! Y su alma gimiendo porellos, entristecida y adolorida fuetraspasada poruna espada.
  • 4. III ESTACIÓN Jesús cae porprimera vez. Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Has caído,oh Señor, comonos caímos en el pensamiento,para poder rescatarde las tinieblas a las almas. Pensamiento: Conducidoa una muerte ignominiosade cruz, llevado bajoelpeso, Jesús es postrado sobre su rostro en el suelo ante la majestad de Su Padre. Ese rostro divino en el suelo todo desfigurado.¡Oh Jesús mío! ¿Cómo hemos de sacarfuerzas de Ti, site ves tan agotado y abajo? Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, ¡haces que las heridas delSeñorestén impresas en mi corazón! Oh, ¡qué triste y afligida estabas entonces bendita Madre delÚnico!
  • 5. IV ESTACIÓN Jesús se encuentracon Su Madre. Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Se unió a Ti, pornuestro bien,elángelmás hermoso. Aceptamos su intercesión por nosotros. Pensamiento: Alma mía, contempla a su celestial Madre, petrificada, mientras mira a Jesús, su Hijo, el Salvador, dedicado a la auto-inmolación,agotado bajo elpeso de la cruz. Oh Jesús, vemos la cantidad de dolor en su corazón, ya está lleno de angustia y Lloramos junto a ti, tan conscientes de su esfuerzo. Elhumilde Lamento de la Virgen y reza porlas personas que vilmenterechazaron a su Dios, su Salvador. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, ¡haces que las heridas delSeñorestén impresas en mi corazón! Estaba la madre piadosa angustiada y afligida, alver los sufrimientos delHijo Divino.
  • 6. V ESTACIÓN Simón de Cirene ayuda a Jesús a llevarla cruz Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Oh Señor, quenuestras vidas apoyen tu ofrenda alPadre. Pensamiento: Dolorosa Madre María,me uno ti para seguira Jesús y compartir su pena y sus dolores. Jesús, amado Jesús,tu pena penetra en micorazón y yo me abandono juntoa ti; las lágrimas salen de mis párpados y lloro porti, por la causa a la que te Hemos reducido a esta agonía, es tan intenso, Su amorinfinito, que granmedida diste. Oh! ¡sipudiera te levantaría y te apoyaría! Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, ¡haces que las heridas delSeñorestén impresas en mi corazón! ¿Y quién no llora al vera la Madre de Cristo mientras sufría con su Hijo?
  • 7. VI ESTACIÓN Jesús es secado porla Verónica. Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que portu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: ¡Impregnaen nuestros corazones la humanidad que sufre, Jesús! Pensamiento: "Mialma está triste hasta la muerte. " Oh Jesús, mifiador generoso,como desciendodirectamente a tu corazón conestas palabras. Sus palabras salen desde dentro delcorazón; su cara está impregnadade tristeza y de amorjuntos. Con tan enormes acentos,eldolorque me pareceescuchar de tus labios, oh Jesús, que revelanen una palabra,tristeza ... profunda, quecomienzadesde dentro de su espíritu. Jesús, nuestra contemplación y la de muchos de tus mártires, me hace llorar al lado tuyo. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, ¡haces que las heridas delSeñorestén impresas en mi corazón! ¿Quién no contempla tristemente a la Madre de Cristo en tan grande tormento?
  • 8. VII ESTACIÓN Jesús cae la segunda vez Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Has caído,oh Señor, comonos caímos en palabras, para sercapaces de recoger en el tumulto de nuestros sentimientos. Pensamiento: ¡Jesús,Jesús! Élse desmayóen elsuelo, de su cara, de su persona sangra profusamente, fluye mojando el suelo. Veo gotas grandes salirde sus poros, fluyen de su persona, como arroyosen el suelo. Ya no solo con la cara en la tierra, con sus brazos abiertos en ella lanzado de costadosobre su lado izquierdo, en el abandono mortal, la cara y su persona sangran; la cara toda está empapada, sus ojos, entrecerrados y casifuera, con la boca entreabierta,respira con elpechoagitado,ahora debilitado, o casicompletamente cansadoporla paliza. Jesús, ¡me muero a tu lado! Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, ¡haces que las heridas delSeñorestén impresas en mi corazón! Santa Madre, por los pecados de su gente, vio a Jesús en eltormento,sangrado en virtud de los flagelos.
  • 9. VIII ESTACIÓN Jesús consuelaa las mujeres de Jerusalén. Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Sublime,Jesús, llegue a nuestras almas tus palabra de consuelo. Pensamiento: subiendolentamente desde elsuelo, y es casi asombroso,que se mueva hacia arriba, llevado a la muerte ignominiosa de Cruz,alCalvario, agotado bajo elpeso de la misma, entre los insultos de todo un pueblo locoe implacable. Oh Jesús, ¿cuántas almas generosas te acompañan,participando de tu amargura y tu angustia mortal? Es un consuelo en esta hora suprema,este grupo de almas que más que discípulos, comparten la angustia de Tu corazón porcooperarporsu salud y la de los demás. Oh Jesús, sea siempre y portodos La alabanza y acciónde gracias. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, haces quelas heridas delSeñorestén impresas en mi corazón Tu Hijo, que fue herido y sufrió pormí, comparto contigotu pena.
  • 10. IX ESTACIÓN Jesús cae portercera vez Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Has caído,Señor, comonos caímos en nuestras acciones, para sercapaces de levantarnos de la tristeza delpecado. Pensamiento: Jesús se derrama en agonía mortal, amorhasta la muerte. Su rostro se tiñe de una palidez mortal, sus ojos caídos revelan una profundatristeza, La sombrade la muerte oprime. Jesús, oh, sipudiera te exaltaría, te apoyaría! Sí, Jesús,te toca beberel cáliz hasta la última gota, ahora que te llevaron a la muerte más atroz! Jesús, que nada vale para sepárame de ti, ni la muerte: Tengodeterminadala expiración contigoen elCalvario, espero para ascender en gloria, cantar elhimno de acciónde gracias porsu sufrimiento. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, ¡haces que las heridas delSeñorestén impresas en mi corazón! Oh Madre, fuente de amor, déjamesentir tu dolorporque lloro contigo.
  • 11. X ESTACIÓN Jesús es despojadode sus vestiduras yobligadoa beberhiel. Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: desnudadode todolo que es malo, y, afrontado comoun reproche a su pureza, nos recubrimos de nuevo con su gracia. Pensamiento: Jesús se levanta y se vuelve hacia elcielo aspecto atractivo y triste. Él pide al Padre que parece estaren otra parte, y listo sólo para golpearlo con su espada vengadora y contoda su furia Que ofendió a Dios. Jesús se reconocecomo elúnico todo,elabusadorde la Divina Majestad, el único con elsacrificio de su vida puede cumplir con la divina justicia y reconciliara la criatura con elCreador. Al llegaral Calvario siente su garganta y sus intestinos quemados porelincendio y sed en este angustioso martirio se añade eltenerque beber elvinagre y la hiel , el abandonodelPadre,la desolaciónde Madre alpie de la cruz. ¡Oh Jesús, si pudiera elevarme y darte un poco de comodidad! Pero lloro...siguiéndote. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, ¡haces que las heridas delSeñorestén impresas en mi corazón! Madre, Has ardermicorazón, amar a Cristo, miDios, de modo que pueda agradarle.
  • 12. XI ESTACIÓN Jesús es clavado en la cruz. Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Eras Tú, oh Señor,clavadoen madero de la Cruz. Tinta que indisolublemente están en tu corazón las marcas de tu Amor Santo. Pensamiento: Jesús explicó su humanidad como un objetivode salirde sí portodos los golpes de la Justicia, Divina víctima porelpecado. Crucificadosin piedad, se eleva en la cruz para que todos puedanver, colgando con tres clavos que perforanlos nervios y la médula, dislocandosus huesos y la carne... Élse ve entre dos ladrones: uno que reconocey confiesa que es Dios y es salvado; elotro que usa la blasfemia y elinsulto y muere en forma desesperada. Todo, todo está alineado para atormentarlo y Jesús aterroriza. Él, el Cordero inocente,solo, abandonadoen las manos de lobos, llevado a sacrificarse porla gloria delPadre, es abandonado a la furia del poderdelinfierno porla redención de humanidad.¡Dios mío! ¡MiJesús! ¿No eres tú el Dios delcielo y de la tierra? Jesús amado Jesús, Llorocontigo. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros Santa Madre, concédeme la gracia de imprimirprofundamente en elcorazónlas llagas de Jesús Crucificado.
  • 13. XII ESTACIÓN Jesús es levantadoymurió en la cruz. Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Tú, Jesús,muriendoen la Cruz pronunciando Tus últimas palabras de redención, nosotros subiendo en la gracia, Nos gustaría ofrecerla primicia de la adoración eterna. Pensamiento: Oh, Dios, qué larga agonía de tres horas, ¡que deben pasarentre insultos de todo un pueblo locoy despiadado! Alargado,porultrajes supremos y el desprecio perforansus sentidos. Coronadode espinas,se burlaron,porlas muchas humillaciones quehemos hecho contra eldonadoporDios, nos hemos unidos en un abrazo de AmorSanto. Jesús,¡me muero a tu lado! Jesús, misilencio contemplativo junto a ti, morir, es más elocuente. Sangre Divina exuda desde elcorazónamorosode Jesús, la vemos desplazarse para lavarla tierra! Dejadme que voy a recogerla y custodiarla en elcáliz de mi corazón. Que quiera conél limpiary purificartodos los lugares contaminados porelpecado. Elalma voy a intoxicar con tú sangre y serás mialimento con elpan de tu pena. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros. Santa Madre, haces quelas heridas delSeñorestén impresas en mi corazón Vio a su dulce Hijo muriendodesolado,hasta queemitió su último aliento.
  • 14. XIII ESTACIÓN Jesús es bajadode la cruz. Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Señor, hanterminado en perfectaobediencia, haciendola voluntad delPadre;esto es, porsu bendición,para nosotros también. Pensamiento: Jesús, escribí tus tristezas en micorazón y esto me sostiene tan fuertemente a Ticon un nudotan apretado y tan dulce, yono te abandonoen tus dolores; Colaboro contigo para misalvacióny poderescapardelpecado, esa era la única razón porla que lo hizo. Jesús sudó sangre y esto lo redujo a la muerte; puedodescansaren tus dolores para dibujary refrescaren micorazóntu fortaleza. Lágrimas de mi corazón para tiy mipena pormis pecados quieroascenderaltrono delPadre y esperarla misericordia para muchas almas que todavía están durmiendoel sueño delpecadoy de la muerte. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros. Santa Madre, haces quelas heridas delSeñorestén impresas en mi corazón Madre, Quiero llorarcontigo plenamente y compartirlos dolores delCrucificado mientras yo viva.
  • 15. XIV ESTACIÓN Jesús es puesto en elSanto Sepulcro. Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Alvertoda tu humanidadofendida porelpecado nos basamos en nuestra propia. Pensamiento: ¡Qué contraste , Jesús, con la hermosanoche de Navidad,esta noche, la más horrible que no haycomparación. Entonces Los ángeles hablaron exultando la paz, cantandola gloria. Yahora me parece que te ven tristes sosteniendo unacorona a una distancia respetuosacomo elrespeto de la angustia supremade su espíritu. Elabandono delPadre, los discípulos,Pedro, la desolación de la Madre alpie Cruz, ¡MiJesús!, ¡tú elrostro de Dios está todo desfigurado! MiDios, ¿qué palidez mortal ha impregnadosu divinorostro?La Palabra delDios eterno, ¡redujo la fábula de sus enemigos! Élestá allí, muerto, para iniciarla redención humana. ¡Oh, la inmensidad delamor que encierra su Corazón! Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros. Santa Madre, haces quelas heridas delSeñorestén impresas en mi corazón Santa Madre, ¡haces que las heridas delSeñorestén impregnadas en mi corazón! Quiero quedarme contigoalpie de Cruz y unirse a ti en lágrimas.
  • 16. XV ESTACIÓN Jesús ha resucitado Guía: Te adoramos y te bendecimos. Participantes: Que por tu santa cruz redimiste almundo. Pensamiento: Oh Jesús, tú que has resucitadoen mítodos los días, y que la certeza de tu resurrección es nuestra salvacióneterna. Pensamiento: Después de la tristeza de la Sagrada Pasión y Muerte y comprobarla alegría de la Pascua: Cristo se levanta y nos marcaa todos para que seamos seguidores a resucitarespiritualmente a la gracia. ¡Resucitó! ¡Resucito! Ese es el grito de júbilo que en la Iglesia se eleva desde todos los rincones de la tierra y todos los pueblos cristianos, fraternicemos juntos pararespondera la invitación: también nos resucitará a la vida de un mundo nuevo. Señor,danos realmente la fuerza para levantarnos de nuevo y vivircontigo. Guía: Padre Nuestro - Ave - Gloria Pecamos Señor,y nos pesa, ten Misericordia de nosotros. Santa Madre, haces quelas heridas delSeñorestén impresas en micorazón! Cuandoelcuerpo ha de morirque a elalma se le conceda la gloria delParaíso. Amén. Una espada de dolorinmenso ha cruzado tu alma. De modo quese conocíanlos sentimientos de muchos corazones.
  • 17. Jesús, que quisiste invitarnos a vivircontigo, Tu Calvario. Repetimos elsublime sacrificio porelcual ahora tenemos la certeza de salvación para todos aquellosque la desean sinceramente. Porsus méritos, te rogamos,Señor, concede todas las bendiciones a todos los pueblos desgarrados porlas injusticias y las pasiones insanas. Reserva para nosotros que,conelcorazón hemos sinceramenteacompañado la memoria de aquellas terribles horas, Tu favorespecial porque,llenos de tu gracia, podemos undía ascender contigoalPadre. Porfavor, Señor, ten cuidado de esta, nuestra propia familia, para la cualnuestro Señor Jesucristo no dudóen entregarse a los malhechores y sufrir eltormento de la Cruz. Que vive y reina contigo porlos siglos de los siglos. Que así sea. ¡AMEN! TextoOriginal del PadreLucio: http://www.padrelucio.it/article/articleview/1814/1/13/ Traducción y compilación de Roy Romero (San José Costa Rica)