Your SlideShare is downloading. ×
Sistema de AFP La Gran Estafa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Sistema de AFP La Gran Estafa

3,159
views

Published on

Si toda la gente entendiera la idea central de este documento no dudarían un segundo en apoyar políticamente a quien esté por erradicar el sistema de AFP e instaurar un sistema de reparto solidario, …

Si toda la gente entendiera la idea central de este documento no dudarían un segundo en apoyar políticamente a quien esté por erradicar el sistema de AFP e instaurar un sistema de reparto solidario, mismo que existe en la mayoría de los países del mundo y QUE FUNCIONA MUCHO MEJOR QUE EL SISTEMA DE AFP.

Published in: News & Politics

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
3,159
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
86
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Sistema de AFP chileno La Gran Estafa
  • 2. Jorge Acuña Ingeniero Civil Industrial Diseño Idar González Christian Bonilla Edición de video Vito García Viedma Claudio Yáñez @Julio 2013 Serie: Documentos educativos. Número 1
  • 3. ÍNDICE 47 55 60 67
  • 4. Antecedentes Generales
  • 5. El año 2009, el economista y Premio Nobel norteamericano Paul Krugman, señaló: El sistema de AFP chileno tiene aproximadamente 9.4 millones de afiliados, de los cuáles aproximadamente un 50%, esto es; 4,9 millones, son cotizantes activos, mientras que el otro 50% no impone de forma periódica y por tanto, tiene poca densidad de cotizaciones y un saldo acumulado muy bajo, todo lo cual hace muy difícil que puedan jubilar. En consecuencia y esto es lo primero que se debe considerar del sistema de AFP: La mitad de los afiliados al sistema de AFP, esto es: 5 millones de personas, no podrán jubilar y por tanto en algún momento pasarán a depender del Estado a través del Aporte Previsional Solidario. Además de lo anterior, Joaquín Vial consejero del Banco Central señala lo sgte.: Según la Fundación CENDA en base a datos entregados por Roberto Fuentes (Gerente de Estudios de la Asociación de AFP), a un fondo de $20 millones le corresponde una pensión de $108.000. Gonzalo Cid - CENDA En 2005 estaba de moda adoptar el sistema de pensiones chileno. Gracias a Dios seguimos teniendo un modelo estatal de pensiones … de lo contrario se hubiera producido otra gran crisis. Cerca del 60% de los cotizantes activos que entraron al sistema en 1981 tiene saldos inferiores a $20 millones (no incluye bonos de reconocimiento). Con $20 millones de saldo, se puede aspirar a pensiones del orden de los $150 mil. Una parte importante de ellos va a caer en APS (Aporte Previsional Solidario) 1. Antecedentes Generales
  • 6. Por otro lado, “si bien el número de cuentas crece a más de 20% al año, el saldo promedio se ha estancado en torno a $3 millones... el Pilar Solidario jugará un rol clave para las personas de bajos ingresos y baja densidad de cotizaciones.” Joaquín Vial consejero del Banco Central Por tanto, 6 millones de personas, como mínimo, deberán acogerse, en el futuro, al Aporte Previsional Solidario. Adicionalmente, la tasa de reemplazo del sistema de AFP, según Rafael Garay, es del 37%, esto es; las personas se jubilan con pensiones equivalentes al 37% de su última remuneración. Otros economistas sostienen que esta es del orden del 33 al 35 por ciento. A 31 de Marzo de 2013, el fondo de pensiones ascendió a 168.766 millones de dólares (aproximadamente, 80 billones de pesos, 63% del PIB 2012 y 3 veces el gasto público de 2012). Por tanto, las AFPs “mueven” al año, 3 veces el presupuesto del Estado. A 31 de Marzo de 2013, el monto promedio de todas las pensiones que pagó el sistema privado, en sus diversos tipos y modalidades de pago, fue de $179.982. Mientras que el monto promedio de la pensión de vejez pagada bajo la modalidad de Retiro Programado (pagado por la AFP) fue de $114.118. Si se agrega las pensiones de vejez pagadas por Renta Vitalicia el monto promedio de la pensión de vejez sube a 161.240 pesos. Marco Kremerman - Fundación Sol en base a SAFP. “El Estado, en la actualidad, usando su antiguo sistema de reparto, se hace cargo del 80% de los mayores de 65 años y del 90% de los mayores de 70 años.” Marcel Claude Como consecuencia de lo anterior, en 2008, el Estado destinó más de 5.000 millones de dólares a pagar pensiones y suplir el déficit del sistema privado, el cual, ascendió ese año, como resultado de 26 años de operación del sistema de AFP, a aproximadamente 17.000 millones de dólares; una cantidad equivalente al 6% del PBI y al 30% del gasto público. Todo lo cual resulta sumamente paradójico si se considera que el sistema de pensiones chileno, el así llamado Sistema de Capitalización Individual (AFP), es un sistema privado.
  • 7. ¿Cómo funciona el sistema de capitalización individual (AFP)?
  • 8. Los empleadores descuentan a sus empleados, en promedio, el 11.5% de su sueldo imponible, el cual es derivado a una AFP, para todo efecto; una empresa privada. Según información proporcionada por el Gobierno, la AFP divide ese 11.5% en dos partes: 1. El 10% del sueldo imponible va al fondo de pensiones del afiliado, el cual administra la AFP. 2. El 1.5% del sueldo imponible, en promedio, se destina para financiar el cobro que realiza la AFP por administrar el fondo de pensiones del afiliado. Adicionalmente existe un cobro de 1.49% del sueldo imponible, el cual se destina para financiar un Seguro de Invalidez y Sobrevivencia y que en el caso de los trabajadores dependientes, es de cargo del empleador1 . Diagrama 1: Funcionamiento del sistema de AFP Fuente: Realización personal La comisión que la AFP cobra a sus afiliados por administrar los fondos de pensiones de estos, equivale, en promedio, a un 1.5% del sueldo imponible y a un 15% respecto a ese 10% que va al fondo de pensiones2 . Por lo tanto, las AFPs cobran comisiones de administración de aproximadamente, un 15%. 1 El Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS) es de cargo del empleador, solo a partir de Julio de 2011. El presente estudio se basa en datos que abarcan el periodo 1982-2008 y que por tanto no consideran esta modificación legal. En consecuencia, bajo este estudio se entenderá que todos los aportes son de cargo del empleado excluyendo los subsidios del Fisco. 2 Para más detalles ver la Pg. 14 de este estudio 2. ¿Cómo funciona el sistema de capitalización individual (AFP)?
  • 9. La AFP usa el grueso del fondo de pensiones como capital para realizar inversiones financieras, cuya rentabilidad acumulada promedio no supera el 5% anual. De esa forma se revaloriza el fondo de pensiones. La ley específica explícitamente la naturaleza de estas inversiones: ser destinadas al mercado accionario y especulativo, excluyendo a la “economía real”. Es decir, las AFP administran los fondos de pensiones de sus afiliados, cobrando comisiones del orden del 15% y devuelven estos fondos a sus afiliados, con tasas de rentabilidad inferiores al 5%. En el sistema de capitalización individual “todo el peso recae en el empleado”, por lo que el monto del fondo de pensiones es mucho menor que en el sistema antiguo (sistema de reparto solidario) De hecho, este fondo se reduce a 1/3 del fondo que había en el sistema antiguo, lo cual explica en gran parte, tanto el déficit del 6% del PIB que presenta el sistema de AFP en la actualidad, como el bajo nivel de las pensiones. Por otro lado, el Estado debe hacerse cargo de la inmensa mayoría de los pensionados. Debe pagar las pensiones bajo el sistema antiguo, debe pagar las pensiones asistenciales a las personas que no pueden optar a ninguna jubilación y además de eso y puesto que la mitad de los afiliados al sistema de AFP no puede pensionarse, debe hacerse cargo de estos últimos, pagando pensiones asistenciales (el llamado Aporte Previsional Solidario) Resultado de todo lo anterior, el Estado se debe hacer cargo, aproximadamente, de 2/3 de las pensiones que se pagan anualmente en el país y del 80% de los pensionados de vejez edad. En síntesis, bajo el sistema de AFP: 1. Los trabajadores deben pagar sus propias cotizaciones, contribuyendo con ello, involuntariamente, al negocio de las AFP y las Cías. de Seguro. 2. Los mismos trabajadores, a través de sus impuestos, se deben hacer cargo: 2.1 del pago de las pensiones de aquellas personas que no pertenecen al sistema de AFP 2.2 del pago de las pensiones asistenciales de aquellas personas que perteneciendo al sistema de AFP, no pueden jubilarse bajo este sistema Fuente: ¿Son confiables las AFPs? SLB Marcel Claude y Rafael Garay
  • 10. ¿Cuál es la rentabilidad del sistema de capitalización individual?
  • 11. Según un estudio de la Fundación CENDA, la rentabilidad acumulada promedio de los fondos de pensiones, en el período 1982-2008, fue del 2.2% y en el periodo 1982-2007(esto es; sin crisis financiera) fue del 5.5%. En ambos casos se demuestra matemáticamente el bajo nivel de la rentabilidad del fondo de pensiones, esto, en un horizonte de tiempo de 25 años. Como referencia se podría citar las antiguas cuentas de ahorro del Banco Estado, las cuáles tradicionalmente han rentado entre un 4% y un 5%. Esto último es una de las causas que explica el bajo nivel de las pensiones, pues la baja rentabilidad agrega escaso valor al fondo de pensiones (esto, sin considerar las pérdidas del periodo post-crisis), lo cual se traduce en que el afiliado recibe al final del proceso, cuando este debe pensionarse, un bajo fondo de pensiones individual. ¿Por qué la rentabilidad de los fondos de pensiones es baja? Porque el 100% de las operaciones de las AFPs son de naturaleza especulativa y por tanto, efectuadas en mercados financieros, cuyos resultados están determinados por burbujas financieras. En los periodos de alza, las tasas de rentabilidad son altas y en los periodos a la baja, las tasas de rentabilidad son bajas, perdiéndose, de esa forma, gran parte de lo ganado en el periodo de tasas altas. De esa manera, el valor final del fondo de pensiones de los afiliados varía en función del comportamiento inestable de los mercados financieros, agravado esto último, por la crisis estructural y global que ha marcado al capitalismo en los últimos 6 años. Manuel Riesco consigna lo sgte.: La supuesta elevada rentabilidad […] no es sino una gran ilusión, puesto que no se condice con los rendimientos de largo plazo de los mercados financieros. De este modo, lo que cabe esperar en los años venideros es algo parecido a lo que ha ocurrido desde el inicio de la actual crisis, en julio del 2007. 3. ¿Cuál es la rentabilidad del sistema de capitaliza ción individual?
  • 12. Tabla N° 1 Rentabilidades a LP de los principales mercados financieros internacionales Fuente 1: ¿Son confiables las AFPs? SLB Marcel Claude y Rafael Garay) La TIR mide la rentabilidad desde el punto de vista de quienes aportan al fondo de inversiones, en el caso del sistema de AFP, desde el punto de vista de los afiliados y el Fisco. Según el estudio de CENDA “El resultado de dicho cálculo es que la tasa interna de retorno (TIR) de los aportes netos resulta de 2,2 por ciento anual en promedio, para el período 1981-2008. Fuente: Gonzalo Cid – CENDA (Presentación) ¿Cómo se mide, correctamente, la rentabilidad del fondo de pensiones?
  • 13. Por otra parte, Gino Lorenzini de F&F complementa lo anterior de la sgte. forma: Fuente 2: Estudio Rentabilidad del sistema de AFP - Fundación CENDA Existe un mito que asegura que las rentabilidades históricas de los fondos de AFP han sido bastante elevadas. Desde el inicio del sistema de pensiones, el Fondo C ha obtenido una rentabilidad real anualizada de 8,58 %. Pero es muy diferente calcular la tasa de rentabilidad del Fondo C, que calcular cuál es la tasa interna de retorno efectiva para el afiliado, ya que este cálculo analiza la variabilidad de los flujos, incorpora los eventos de pérdida y descuenta las comisiones mensuales. Con esto la supuesta rentabilidad del Fondo C, que era 8,58 %, cae a 6,61 % de TIR real efectiva. Ojo, esto es para quienes usaron el sistema a partir de 1981. El problema es que la TIR efectiva para la generación de 1981 fue de 6,61 %, pero para la generación que comenzó a trabajar en 1990 cae a 4,87 %, al 2000 cae a 3,91 % y para los trabajadores del 2010 es de apenas 1,89 %. Esta es la rentabilidad efectiva que debería ser informada
  • 14. El Sistema de AFP está quebrado
  • 15. El sistema de AFP, en la práctica, es un sistema quebrado, pues no es capaz de financiar por si solo, las pensiones de la inmensa mayoría de sus afiliados y por tanto, no es capaz de cumplir con su objetivo fundamental de entregar pensiones a los trabajadores chilenos, mismos que sostienen todo el sistema con sus imposiciones e impuestos. Tabla N°2 Cantidad y monto de las pensiones pagadas por el sistema privado Fuente: CENDA en base a SAFP Según un estudio de la Fundación CENDA, basado a su vez en información oficial proporcionada por la Superintendencia de Pensiones (en adelante, SAFP), en 2008, el sistema privado pagó 677.968 pensiones, de las cuales 443.569 correspondieron a pensiones de vejez edad y vejez anticipada y solo 203.144 (30%) correspondieron a pensiones de vejez edad (pagadas a hombres mayores de 65 años y a mujeres mayores de 60 años). El monto total de las pensiones entregadas por el sistema privado ese año, ascendió a 1.4 billones de pesos, de los cuales, 1.1 billones de pesos correspondieron a pensiones de vejez edad y vejez anticipada y solo 0.4 billones de pesos correspondieron a pensiones de vejez edad. La Tabla N°3 muestra que entre 1982 y 2008, el sistema privado (AFPs y Cías. de Seguro) pagó 14.5 billones de pesos (US$30.000 millones) en beneficios, de los cuáles 12.3 billones de pesos (aproximadamente US$24.000 millones) correspondieron a pensiones. 4. El sistema de AFP está quebrado
  • 16. De estos 12.3 billones de pesos, 3 billones de pesos, esto es; ¼ del monto total, correspondieron a pensiones de vejez edad y 6 billones de pesos, esto es; la mitad del monto total, correspondieron a pensiones de vejez anticipada. Tabla N°3 Monto y composición de los beneficios entregados por el Sistema Privado entre 1982 y 2008 Monto [Billones de $] % Pensiones de vejez edad 3.0 24.4 Pensiones de Vejez anticipada 6.0 48.8 Otras Pensiones [Invalidez, Orfandad, etc.] 3.3 26.8 Total de pensiones entregadas por el Sistema Privado 12.3 Otros Beneficios [cuotas mortuorias, herencias, etc.] 2.2 Total de beneficios entregados por el Sistema Privado 14.5 Fuente: Realización personal en base a CENDA en base a SAFP A Marzo de 2013 se comprueba que el 40% de las pensiones que paga el sistema de AFP, son pensiones de vejez edad. Marco Kremerman sostiene que: Por otro lado, la Tabla N°4 muestra que en 2008, el sistema privado pagó solamente el 17% de las pensiones de vejez edad, esto es; pensiones percibidas por hombres mayores de 65 años y mujeres mayores de 60 años y solo 1/3 del total de pensiones pagadas ese año. Dicho de otro modo, a pesar que el sistema de pensiones chileno es privado, en 2008, el Estado se hizo cargo de más del 80% de las pensiones Actualmente, las AFP pagan cerca de 1 millón de pensiones (muchas de ellas apuntaladas vía aporte previsional solidario del Estado) y su monto promedio no supera los $ 180.000 por cada afiliado. Dentro de este millón, un poco más de 400 mil corresponden a las clásicas pensiones por vejez (desde los 60 años para las mujeres y 65 para los hombres) y su monto promedio apenas sobrepasa los $ 160.000. Finalmente, cerca de 290 mil pensiones por vejez se pagan bajo la modalidad de retiro programado, donde en vez de traspasar los fondos a una compañía de seguro y recibir una pensión bajo una renta vitalicia, el pensionado “decide” dejar sus ahorros en las AFP. En este caso el monto de la pensión promedio no supera los $ 115.000.
  • 17. de vejez edad y de 2/3 del total de las pensiones. Lo anterior constituye una regla aplicable a cualquier año. Tabla N°4 Cantidad de pensiones pagadas por el sistema público y privado en 2008 Sistema Privado Sistema Público Total Pensiones de Vejez 203,144 961,600 1,164,744 % Pensiones de Vejez 17% 83% Pensiones de Vejez anticipada 240,425 Otras pensiones 234,399 Total de Pensiones 677,968 1,349,882 2,027,850 % Total de Pensiones 33% 67% Fuente: Realización personal en base a CENDA en base a SAFP La Tabla N°5 muestra la estructura de financiamiento del fondo de pensiones que administran las AFPs y las Cías de Seguro. El 70% del financiamiento lo realizan los propios trabajadores, el 15% de este, lo realiza el Estado y el 15% restante es consecuencia de la revalorización del fondo. Por lo tanto, el 85% del financiamiento del fondo de pensiones es responsabilidad de los trabajadores y el Fisco y solo el 15% es responsabilidad de las AFPs. Tabla N° 5 Balance de los Aportes efectuado al fondo de pensiones 1982-2008 Monto [Billones de $] % (+) Aporte de los trabajadores 42.1 69.4 Cotizaciones obligatorias 37.4 Otros aportes [ahorro voluntario, etc.] 4.7 (+) Aporte del Fisco 8.6 14.2 Bonos de Reconocimiento 8.1 Subsidios de pensiones mínimas 0.5 (=) Total Aportes Trabajadores y Fisco 50.7 83.6 (+) Revalorización neta del Fondo 9.96 16.4 (=) Total Haberes 60.66 (-) Total Beneficios pagados por el sistema de AFP 14.5 (=) Saldo Final del Fondo de Pensiones a Diciembre de 2008 46.2 Fuente: Realización personal en base a CENDA en base a SAFP
  • 18. CENDA en base a SAFP Pg. 21 Así mismo, la Tabla N°6 muestra la estructura de financiamiento de los beneficios entregados por el sistema privado. El 60% del total de beneficios entregados por el sistema privado, fue financiado por el Estado. Paradójicamente, bajo un sistema de pensiones privado, 6 de cada 10 pesos los aporta el Estado. Adicionalmente, la Tabla N°6 muestra que el sistema de capitalización individual tiene un déficit acumulado a Diciembre de 2008, de 8.6 billones de pesos, esto es; US$17.000 millones, una cantidad equivalente al 6% del PBI y al 30% del gasto público, ambos del año 2012. Tabla N°6 Financiamiento de los beneficios entregados por el sistema de capitalización individual entre 1982 y 2008 Monto [Billones de $] Porcentaje AFPs 5.9 40.7 Subsidios del Estado [Bonos de reconocimiento, otros] 8.6 59.3 Total de beneficios entregados por el Sistema Privado 14.5 Fuente: Realización personal en base a CENDA en base a SAFP En consecuencia, el sistema de capitalización individual no puede operar eficazmente solo con los aportes de los empleados y la revalorización de los fondos, lo cual constituye un déficit estructural, que en este caso exige el financiamiento del Estado, vale decir; de los mismos empleados, quienes deben suplirlo a través de sus impuestos. En otras palabras, los aportes de los propios afiliados y el fisco han financiado más de cuatro quintos de los beneficios percibidos, así como también más de cuatro quintos de los aumentos totales de los fondos de pensiones, a lo largo de toda la existencia del sistema de AFP. La revalorización neta del fondo ha aportado, por su parte, menos de un quinto de dichos haberes
  • 19. La única forma de entender este absurdo es considerando la labor subsidiaria que realiza el Estado, el cual ha destinado durante los 30 años de funcionamiento del sistema de AFP, un monto equivalente al 6% del PIB y al 30% del gasto público para subsidiar una industria quebrada que sin este subsidio no podría ser capaz, siquiera, de entregar las pensiones indignas que hoy día entrega. Fuente: ¿Son confiables las AFPs? SLB Marcel Claude y Rafael Garay
  • 20. ¿Cuál es el verdadero negocio de las AFPs y las Cías. de seguro al administrar los fondos de pensiones de los trabajadores?
  • 21. La primera variable que se debe despejar para efectos de entender la naturaleza y magnitud del negocio de las AFPs y las Cías. de seguro, es la identidad de quienes controlan los fondos de pensiones. La Tabla N°7 muestra que “un 51,5 por ciento [de los fondos de pensiones] está en manos de grandes grupos económicos privados que operan en Chile, de los cuales solo 12 de ellos concentra la mitad de estas inversiones. Un 28,5 por ciento adicional se encuentra en manos de conglomerados privados en el extranjero, la mitad de este monto en manos de solo 8 fondos de inversión. [Por tanto,] el 80 por ciento de los fondos está en manos de un pequeño grupo de grandes conglomerados que operan en Chile, o en el extranjero.” CENDA en base a SAFP Pg. 28-29 (corchetes nuestros) Tabla N° 7 Destinatarios de las inversiones de los fondos de pensiones Fuente: CENDA en base a “Inversiones AFP, marzo 2006” Marco Kremerman Más de 43 mil millones de dólares de los fondos de los trabajadores que administran las AFP, están invertidos en 10 empresas y 10 bancos que reciben dinero a tasas del orden del 5 % y luego le prestan a los mismos trabajadores en su rol de consumidores a tasas del 20 %, 30 % o más. Cuando vemos la lista completa, los apellidos comienzan a sonar conocidos. Los verdaderos beneficiarios de nuestros ahorros son Paulmann, la familia Solari, Luksic, Angellini, Matte, Yarur o Saieh. 5.¿Cuál es el verdadero negocio de las AFPs y las Cías. de seguro al administrar los fondos de pensiones de los trabajadores?
  • 22. Tabla N° 8 Las 10 empresas donde las AFPs invierten más recursos (Nov.2012) Fuente: Marco Kremerman - Fundación Sol en base a SAFP Tabla N° 9 Los 10 bancos donde las AFPs invierten más recursos (Nov.2012) Fuente: Marco Kremerman - Fundación Sol en base a SAFP La relación existente entre las AFPs y la banca quedó demostrada al conocerse los detalles del “Caso La Polar”: El Banco BBVA, dueño de AFP Provida, autorizó el pago de un crédito otorgado por la AFP a La Polar, empresa que tenía una deuda impaga con el Banco BBVA. Según Panoramas News “aquí existió uso malicioso de información privilegiada, uso irresponsable de los fondos de los pensionados, una colusión entre el Banco BBVA y La Polar y una triangulación de BBVA Banco, BBVA Colocadora de valores y Provida para
  • 23. solventar una empresa en crisis con el único fin de pagarse una millonaria deuda. Toda esta transacción fue financiada con los fondos de pensiones de las personas afiliadas a Provida y de otras AFP.” Todo el proceso del “Caso La Polar” se financió con los fondos de pensiones de los afiliados a las AFPs. Es decir, los afiliados fueron endeudados con sus propios fondos de pensiones. Fuente: ¿Son confiables las AFPs? SLB Marcel Claude y Rafael Garay La segunda variable que es necesario despejar es el porcentaje de los fondos de pensiones que se embolsan las AFPs. La Tabla N°10 muestra que de los 37.4 billones de pesos que los afiliados pagaron a las AFPs, entre 1982 y 2008, por concepto de cotizaciones obligatorias, 8 billones fueron embolsados por estas últimas, vale decir; mas del 20% de las cotizaciones. De estos 8 billones de pesos, 2.7 billones fueron traspasados a Cías de seguro relacionadas con el negocio, esto por concepto de seguros de invalidez contratados por cuenta de los afiliados y 5.3 billones se destinaron a la administración de las AFPs. Tabla N° 10 Cotizaciones obligatorias vs Comisiones de administración 1982-2008 Monto [Billones de $] Porcentaje Total Cotizaciones obligatorias pagadas por los afiliados 37.4 (=) Total de comisiones embolsadas por las AFPs 8 21.4 (+) (=) Monto de las comisiones derivadas a la administración de las AFPs 5.3 14.2 (+) Gastos de administración 3.6 (+) Utilidad neta de las AFPs 1.7 32.1 (+) Primas de seguro de invalidez y sobrevivencia 2.7 Fuente: Realización personal en base a CENDA en base a SAFP Esos 5.3 billones de pesos destinados a la administración de las AFPs representan poco más del 14% de las cotizaciones obligatorias, lo cual está en armonía con lo señalado en el segundo capítulo del estudio (Pg. 5) donde se señaló que las AFPs cobran administrar los fondos de pensiones, comisiones del orden del 15% respecto a las cotizaciones obligatorias. De esos 5.3 billones de pesos, 3.6 billones se destinaron para la administración de las AFPs propiamente tal, resultando una utilidad neta para las AFPs de 1.7 billones de pesos.
  • 24. Por otro lado la SAFP reconoce que entre 2009 y 2012, las AFPs percibieron una utilidad neta de 1 billón de pesos. Por tanto, entre 1982 y 2012, las AFPs percibieron una utilidad neta de 2.7 billones de pesos, esto es: US$5.400 millones. Introduzcamos ahora el concepto de Margen operacional el cual se define como la utilidad operacional dividida por el total de ingresos. Tal como se dijo antes, las AFPs desviaron entre 1982 y 2008, 5.3 billones de pesos y percibieron una utilidad neta de 1.7 billones, resultado así un margen operacional de un 32%, uno de los más altos de la economía chilena. Todo lo cual fue financiado con los descuentos previsionales de los afiliados, es decir; de los trabajadores. Con respecto a los gastos de administración de las AFPs, el estudio de CENDA entrega el siguiente antecedente: Fuentes: CENDA en base a SAFP Pg. 22. ¿Son confiables las AFPs? SLB Marcel Claude y Rafael Garay En resumen; en el periodo 1982-2008, las AFPs se embolsaron 8 billones de los 37.4 billones de pesos provenientes de las cotizaciones obligatorias pagadas por los afiliados; 2.7 billones fueron traspasados a las Cías de seguro y 5.3 billones fueron destinados a la administración de las AFPs, de los cuáles, 1.7 billones constituyó la utilidad neta de estas últimas en dicho periodo. En síntesis: 1 de cada 5 pesos proveniente de los aportes previsionales pagados por los afiliados, fue desviado a las AFPs. El 2008 las AFP gastaron 105.386 millones de pesos en remuneraciones, las que incluyen 1.253 millones destinadas a dietas de sus directores. El gerente general de una AFP gana más de 15 millones de pesos mensuales y esta “industria” está entre las tres que mejor pagan a sus ejecutivos, según un estudio de Price-Waterhouse publicado por El Mercurio del 23 de enero del 2010. De este modo, el mantener a las cinco AFP existentes en el mercado representó el 2008 un gasto de 305.890 millones de pesos a sus afiliados. Como referencia, el gasto total de operación del IPS (ex INP), en 2004, [fue] de 57,330 millones de pesos… el costo total que representan las cinco AFP existentes es del orden de cinco veces el costo del IPS. [Toda vez que] esta última institución recauda tantas cotizaciones como todas las AFP juntas, puesto que aparte de sus propios afiliados, recauda todas las cotizaciones del sistema de salud público, FONASA, al cual están afiliados el 85 por ciento de los trabajadores.
  • 25. La tercera variable que es necesario despejar dice relación con la funcionalidad que cumplen las Cías. de seguro al interior del sistema de capitalización individual y la magnitud de su poder económico al interior de este. La Tabla N°11 muestra que aproximadamente el 60% de los beneficios entregados por el sistema de capitalización individual, en realidad son pagados por las Cías. de seguro. Tabla N° 11 Monto de los beneficios entregados por las AFPs y las Cías. de Seguro entre 1982 y 2008 Monto [Billones de $] Porcentaje Beneficios entregados por las AFPs 6.3 43.4 Beneficios entregados por las Cías de Seguro [Rentas vitalicias, etc.] 8.2 56.6 Total de beneficios entregados por el sistema privado 14.5 Fuente: Realización personal en base a CENDA en base a SAFP ¿Cuál es la relación existente entre las AFPs y las Cías de seguro? CENDA en base a SAFP Pg. 24 (corchetes nuestros) En consecuencia; Las AFPs y las Cías de seguro son dos brazos distintos de los mismos grupos económicos que controlan el 80% de los fondos de pensiones. La Tabla N°3 mostró que entre 1982 y 2008, el sistema de capitalización individual pagó un total de 14.5 billones de pesos en beneficios, de los cuales 12.3 billones de pesos correspondieron a pensiones. La Tabla N°12 muestra que de esos 12.3 billones de pesos en pensiones, 8.2 billones de pesos fueron pensiones de renta vitalicia y pensiones de invalidez y sobrevivencia y por tanto, pagadas por las Cías de seguro. En consecuencia, las Cías. de seguro pagan los 2/3 del total de pensiones que paga el sistema de capitalización individual. “En otras palabras, mientras las AFP se dedican principalmente a recaudar cotizaciones y gestionar las inversiones, son las compañías de seguros – en su mayor parte de propiedad de los mismos conglomerados dueños de las AFP -, las que se hacen cargo de pagar la gran mayoría de las pensiones.” CENDA en base a SAFP Pg. 19 [En la mayor cantidad] de las veces, las AFP contratan los seguros con compañías relacionadas con sus grupos controladores, de modo que parte de estos cobros serían una manera de ocultar utilidades, transfiriéndolas desde las AFP a [compañías de seguros]
  • 26. Tabla N° 12 Balance de la Gestión de las Cías de Seguro 1982-2008 Monto [Billones de $] % (+) Pagos anticipados de Primas de pensiones vitalicias traspasadas por las AFPs 12.7 (-) Pensiones de Renta Vitalicias pagadas por las Cías de Seguro (1) 7.4 (=) Primas netas anticipadas por pensiones vitalicias 5.3 41.7 (+) Primas de seguro de invalidez y sobrevivencia traspasadas por las AFPs 2.7 (-) Pensiones de invalidez y sobrevivencia pagadas por las Cías de Seguro (2) 0.8 (=) Utilidad neta Seguro Invalidez y Sobrevivencia 1.9 70 (-) Pensiones de rentas vitalicias y pensiones de invalidez y sobrevivencia pagadas por las Cías. de Seguro (1) + (2) 8.2 (=) Primas netas anticipadas a Cías de Seguro 7.2 46.8 Fuente: Realización personal en base a CENDA en base a SAFP La Tabla N° 12 además muestra que entre 1982 y 2008, las Cías. de seguro recibieron de las AFP, 12.7 billones de pesos en primas de rentas vitalicias y 2.7 billones de pesos en primas de seguros de invalidez y sobrevivencia; en total: 15.4 billones de pesos, esto es: poco menos del 40% de todos los aportes efectuados por los trabajadores (Tabla N°5). De esos 15.4 billones de pesos, las Cías de seguro se embolsaron 7.2 billones de pesos, esto es: poco menos del 50% de los fondos traspasados por las AFPs. Es necesario considerar que cuando una persona firma una renta vitalicia, esta le cede a la Cía. de seguro, el total de sus fondos, quedando estos en poder de estas últimas. A partir de ese momento “las compañías de seguros asumen un compromiso con los afiliados, que consiste en devolverles el dinero depositado. En otras palabras, a cambio del traspaso de la propiedad de la totalidad de sus fondos de pensiones en dinero contante y sonante, la compañía de seguros le entrega al afiliado un papel, donde escribe que le va a devolver su dinero en cuotas iguales, hasta que fallezca.” CENDA en base a SAFP Pg. 24-25 No obstante lo anterior, las Cías de seguro, una vez que han pagado las pensiones convenidas, pueden, amparadas en la Ley, disponer libremente del resto de los fondos de primas traspasados por las AFPs, lo que según muestra la Tabla N°12, en el periodo 1982-2008 alcanzó a poco más del 40% de estos.
  • 27. En síntesis, las AFPs y las Cías. de seguro, basa su negocio en: 1. Las comisiones de administración de las AFPs 2. Las diferencias entre las primas de renta vitalicia y las pensiones de renta vitalicia efectivamente pagadas. 3. Las diferencias entre las primas por seguro de invalidez y sobrevivencia y los seguros de invalidez y sobrevivencia efectivamente pagados. 4. Las triangulaciones de dineros que realizan los conglomerados económicos que controlan los fondos de pensiones, esto en el marco de operaciones financieras. La Tabla N°13 resume toda la información tratada en este capítulo. En el periodo 1982- 2008, las AFPs y las Cías de seguro se embolsaron, en conjunto, un total de 12.5 billones de pesos. Si se considera que en igual periodo, el total de aportes efectuados por los trabajadores ascendió a 42.1 billones de pesos, se concluye que el 30% de estos fueron embolsados por las AFPs y las Cías. de seguro relacionadas. Tabla N° 13 Monto y porcentaje de dinero embolsado por las AFPs y Cías de Seguro 1982-2008 Monto [Billones de $] % Comisión que las AFPs destinan a administración y utilidad neta 5.3 Primas netas anticipadas a Cías de Seguro 7.2 Saldo embolsado por las AFPs y las Cías de Seguro 12.5 Total Aportes efectuados por los afiliados 42.1 Total Cotizaciones obligatorias pagadas por los afiliados 37.4 Saldo embolsado por las AFPs y Cías de Seguro/Total Aportes de los afiliados 30 Saldo embolsado por las AFPs y Cías de Seguro/Total Cotizaciones obligatorias 33 Fuente: Realización personal en base a CENDA en base a SAFP
  • 28. Fuente: ¿Son confiables las AFPs? SLB Marcel Claude y Rafael Garay Una reflexión final: El fondo de pensiones administrado por las AFPs y las Cías de seguro (80 billones de pesos a Marzo de 2013) pasa, a través de su intermediación, desde los trabajadores a los dueños de los grupos económicos, quienes lo controlan en la práctica. Todos los años, las AFPs y las Cías. de seguro reciben ingresos frescos provenientes de las cotizaciones de los trabajadores y de los aportes del Fisco y entregan parte de estos ingresos al pagar las pensiones de cada año. El balance anual siempre es positivo (lo que ingresa es mayor a lo que egresa), quedando un excedente billonario que se destina para INCREMENTAR el monto del fondo de pensiones, que debido a que está controlado por los grupos económicos, en vez de ser usado para pagar mejores pensiones, sirve para entregar aún mas recursos financieros a estos grupos económicos. Por lo tanto, las pensiones de cada año se pagan "solas"; con los aportes que los afiliados y el Fisco realizan cada año y sin la necesidad de ocupar el fondo de pensiones, el cual se DESTINA PARA FINANCIAR INVERSIONES DE CAPITAL PRIVADAS (Más detalles: Capítulo 10, Pg. 60-62).
  • 29. Las pérdidas del sistema de capitalización individual
  • 30. 6.1 Perspectiva centrada en el monto del fondo de pensiones CENDA Manuel Riesco Una de las versiones sobre el monto de las pérdidas de los fondos de pensiones, sostiene que las pérdidas totales durante la crisis ascendieron al 40% del fondo de pensiones. Por lo tanto, bajo ese supuesto y si se toma como referencia el valor del fondo a Julio de 2007 se concluye que estas pérdidas ascendieron a 21.5 billones de pesos, esto es; 41.600 millones de dólares (valor de la moneda y tipo de cambio a Julio de 2007). Considérese como referencia que el gasto público del año 2012 fue del orden de los 57.000 millones de dólares. Por tanto, el monto de las pérdidas de los fondos de pensiones ocurridas durante la crisis, sería equivalentes al 70% del gasto público de 2012. Otro dato lo entrega el economista de la Fundación CENDA, Gonzalo Cid: “al 31 de diciembre de 2010, el fondo acumulado en AFP era de 148.500 millones de dólares, en cambio al 31 de diciembre de 2011 el fondo era de 135.000 millones de dólares.” Esto, considerando los nuevos aportes de los afiliados durante 2011. El 25 de julio del 2007 los fondos de pensiones chilenos administrados por las AFP alcanzaron su valor máximo de 53,8 billones de pesos (… equivalentes en ese momento a 104.060 millones de dólares). Entre el inicio de la crisis en julio del 2007 y su punto más bajo en marzo del 2009, los fondos de pensiones chilenos perdieron un tercio de su valor y el fondo A casi la mitad. 6.Las pérdidas del sistema de capitalización individual
  • 31. 6.2 Perspectiva centrada en las ganancias del fondo de pensiones Tabla N° 14 Las pérdidas de la revalorización del fondo de pensiones REVALORIZACIÓN NETA Monto [$] % Acumulada a fines del 2007 25,483,812 100 Año 2008 -15,524,677 -60.9 Acumulada a fines del 2008 9,959,135 39.1 Fuente: Realización personal en base a Gonzalo Cid – CENDA (Presentación) Otra forma de ver este mismo asunto es considerar el nivel de pérdidas que han sufrido las ganancias obtenidas por las AFPs en todo el periodo anterior a la crisis. Gonzalo Cid – CENDA (Presentación y Video) En otras palabras, en 2008, las AFPs perdieron el 60% de todas las ganancias que ellas mismas habían obtenido en los mercados financieros donde estas invierten los fondos de pensiones. Por tanto, la revalorización del fondo, que es el aporte que estas hacen al fondo de pensiones, cayó al 40% de su valor original. 6.3 Perspectiva centrada en la rentabilidad de los fondos de inversión Las pérdidas de las AFPs han continuado después del periodo más crítico de la crisis. La Tabla N°15 muestra que durante el año 2011, los Fondos A, B y C han tenido rentabilidades negativas, (calculada esta según la metodología descrita en el capítulo 3). Al mismo tiempo se muestra que el Fondo D no ha crecido y el Fondo E es el único fondo que presenta crecimiento. Lo impactante de la Tabla N°15 es que los tres primeros fondos de inversión, aquellos que presentan rentabilidades negativas, contienen a poco menos del 90% de los afiliados al sistema. Al mismo tiempo, al calcular el promedio ponderado de esta rentabilidad, se obtiene que es de -5.6%. En 2008 las AFPs perdieron el 61% de las ganancias de los 26 años anteriores.
  • 32. Tabla N° 15 Rentabilidad por Fondo de pensión Año 2011 % Afiliados en el Fondo % acumulado de afiliados en el Fondo Rentabilidad del Fondo Fondo A 13.6% 13.6% -11.13% Fondo B 37.8% 51.4% -7.52% Fondo C 35.7% 87.1% -3.79% Fondo D 10.4% 97.5% 0.06% Fondo E 2.5% 100.0% 4.31% Promedio ponderado Rentabilidad de los Fondos -5.6% Fuente: Realización personal en base a CENDA y a SAFP
  • 33. ¿Por qué se necesita otro sistema de pensiones?
  • 34. Marcel Claude y su juicio sobre la crisis del sistema de AFP Las AFP basan sus operaciones de inversión, estas reguladas por ley, exclusivamente en el sector financiero y por tanto, en inversiones especulativas. Nosotros creemos que las inversiones debieran ser productivas, focalizadas en el cobre, el litio, la energía solar; en síntesis: reorientar estos fondos a inversiones públicas. Es inaceptable que las AFP nos cobre el 15% de nuestros aportes previsionales para entregarnos una rentabilidad histórica promedio de un 2.2% (y nunca superior al 5%). 7.¿Por qué se necesita otro sistema de pensiones?
  • 35. El sistema de “reparto solidario”, el cual fue suprimido cuando se instauró el sistema de AFP, tenía un déficit de un 3.8% del PIB, mientras que el actual sistema de “capitalización individual” (AFP) tiene un déficit del orden del 6% del PIB. Por otro lado, bajo el sistema de AFP, el Estado paga el 60% de la pensiones que entregan estas (bonos de reconocimiento) y además se debe hacer cargo de pagar las pensiones de los afiliados que no pueden pensionarse por AFP (pensiones asistenciales). En consecuencia, el sistema de AFP, un sistema teóricamente privado, es soportado sobre los fondos públicos. En la actualidad un 50% de los afiliados al sistema de AFP, esto es: 5 millones de personas, no cumple los requisitos mínimos de jubilación y en consecuencia, cuando estén en edad de hacerlo deberán optar a la pensión solidaria que paga el Estado. Esta tragedia social obligará al Estado a hacerse cargo no solo de financiar la totalidad de las pensiones sino además a hacerse cargo de la salud de los jubilados, que es en última instancia lo que propone Marcel Claude: Que sea el Estado quien se haga cargo de una vez, de administrar, garantizar y pagar las pensiones, esto; bajo el sistema de reparto solidario, el cual es el único sistema que puede lograr todo aquello. En síntesis, el sistema de AFP no cumple con su objetivo fundacional, es un sistema quebrado y de continuar con el, podría ser el gatillante de una tragedia social. ¿Por qué se dice esto? Porque el sistema de AFP: 1. No es capaz de garantizar el pago de las pensiones al 50% de sus afiliados, esto es; a casi 5 millones de personas. 2. No es capaz de garantizar pensiones superiores a 150.000 pesos al 60% de sus afiliados que efectivamente se puedan pensionar bajo este sistema. 3. Necesita del subsidio del Estado para pagar el 60% de las pensiones que entrega 4. Necesita del subsidio del Estado para que este pague pensiones asistenciales a las personas que no pueden jubilarse bajo este sistema. En el futuro, si no se opta por erradicar el sistema de AFP, Chile va a tener una tragedia social pues 5 millones de personas en edad de jubilar no podrán hacerlo.
  • 36. Fuente 1: Marcel Claude en el Foro UC Un sistema de pensiones debería regular la transferencia de dinero desde los activos (gente que trabaja) a los pasivos (gente que no puede trabajar y/o jubilados) y por tanto las cotizaciones debieran ser usadas para entregar pensiones. Chile es el único país del mundo en que la previsión social depende completamente de un sistema privado (capitalización individual) mediante el cual, empresas privadas (AFPs y Cías. de seguro) usan las cotizaciones de los trabajadores para invertirlas en los mercados financieros, donde generalmente obtienen bajas rentabilidades que en el último tiempo, marcado por la crisis financiera, se han traducido en pérdidas cuantiosas. Al mismo tiempo usan las mismas cotizaciones para autogenerarse utilidades netas billonarias, fruto de lo cual 1/3 de las cotizaciones de los afiliados es embolsada por las AFPs y las Cías de seguro relacionadas y los 2/3 restantes se emplean en inversiones especulativas. Manuel Riesco Las pensiones son malas bajo este sistema de AFP porque este no es un sistema de pensiones, sino más bien, un sistema de ahorro forzoso
  • 37. Fuente 2: Entrevista Manuel Riesco en CNN Marcel Claude SLB En síntesis, el sistema de capitalización individual administrado por las AFPs y las Cías de Seguro captura, en promedio, el 11.5% del sueldo imponible de los trabajadores, estas se embolsan 1/3 de estos fondos para financiar gastos de administración y utilidades netas, al mismo tiempo, obtienen en promedio, rentabilidades sobre los fondo de pensiones, inferiores al 5% y paradójicamente los márgenes operacionales, tanto de las AFPs como de las Cías de Seguro, superan el 30% y hasta el 40%. Si tienes un saldo en la AFP de $50 millones, puedes obtener una pensión de $300 mil mensuales aproximadamente. Si pudieras sacar todo ese dinero de la AFP, te podrías comprar dos departamentos de $25 millones c/u, los cuáles al ser arrendados te podrían dar una renta mensual de $200 mil c/u, esto es: $400 mil en total; una pensión asegurada y permanente hasta que mueras…y además tendrías los dos departamentos los cuáles podrías heredar a tus hijos: Este simple ejemplo demuestra que el sistema de AFP ¡¡¡No sirve!!
  • 38. Movilizaciones ciudadanas
  • 39. Trabajadores marchan desde Talcahuano a Concepción reclamando el fin del sistema de AFP La movilización que se inició en la Base Naval a las 17:00 irrumpió cerca de las 20:00 en la Plaza de la Independencia en Concepción durante la realización de un Rally en la capital penquista. Más de 500 trabajadores, principalmente de los astilleros de la armada (ASMAR), secundados por dirigentes gremiales del sector público, de la federación de Estudiantes de Concepción (FEC), dirigentes de la construcción, el montaje, supermercados, empresas de servicio y también de industrias como Inchalam o Huachipato, marcharon la tarde noche de hoy viernes desde el puerto de Talcahuano hasta el centro de Concepción, reclamando el fin del actual sistema de pensiones al que acusan de un robo legalizado en contra de los trabajadores. A su paso por las calles de Talcahuano y Concepción recibieron el apoyo de transeúntes a su paso, lo que grafica el descrédito del actual sistema de pensiones, las tristemente celebres AFP.
  • 40. La marcha que se encontraba autorizada con un trazado que incluía la Plaza de la Independencia en Concepción se encontró con una competencia automovilística, la cual fue desbordada por los trabajadores. Cristian Lagos dirigente del Sindicato de Trabajadores de Asmar llego hasta la tarima desde donde se transmitía el evento deportivo, hizo uso de la palabra explicando la urgencia del reclamo de los trabajadores, que ven como sus fondos previsionales son robados por los grupos financieros que controlan las AFP entregando pensiones de hambre a quienes jubilan tras décadas de esfuerzo y trabajo. Lagos pidió disculpas y comprensión de quienes asistían al espectáculo, que las autoridades programaron en el mismo sitio y hora que la marcha de los trabajadores, en una muestra de torpeza mayúscula.
  • 41. Para ver el video de la manifestación presione en Play Cobertura de prensa Artículo de prensa Cobertura en Radio Bio Bio No mas Afp: Organización ciudadana (Sitio web – Página Facebook)
  • 42. ¿Cómo son los sistemas de pensiones en el mundo?
  • 43. 8.1 El modelo estadounidense El sistema de pensiones de USA se basa en el principio de solidaridad. Es un sistema público, el cual se estructura sobre la base del mecanismo de reparto y está administrado por el gobierno federal (Social Security Administration - SSA). Junto a lo anterior, los trabajadores tienen la posibilidad de acogerse a distintos sistemas privados de ahorro e inversión, para efectos de complementar y aumentar sus ingresos una vez que hayan jubilado. Estos sistemas son privados, voluntarios y patrocinados por distintas entidades cuyo eje central es el respaldo patronal. “El sistema federal de protección social se basa, principalmente, en dos programas: Social Security (pensiones) y Medicare (sanidad para personas de mayor edad). El pago de las prestaciones se gestiona por cuatro fondos de fideicomiso. Existen dos fondos de Seguridad Social, uno de ellos para las contingencias de jubilación y muerte y supervivencia (OASI, por sus siglas en inglés correspondientes a Old-Age and Survivors Insurance) y otro para las de invalidez (DI – Disability Insurance). La suma de ambos fondos recibe el nombre de OASDI (Old-Age, Survivor and Disability Insurance)” [2] El programa Medicare cuenta con otros dos fondos propios. Las pensiones del año se pagan con los aportes del año y si el monto de las pensiones supera al monto de los aportes, se recurre al fondo. Por el contrario, si los aportes superan a las pensiones, que es lo que ha ocurrido históricamente, “los fondos excedentes se desvían a uno de los fondos fiduciarios. El dinero del fondo fiduciario se utiliza por el Tesoro en la forma de bonos del Tesoro. Los bonos del Tesoro ofrecen intereses sobre el dinero de los fondos fiduciarios […] A finales de 2011, el Fondo Fiduciario contenía USD 2.7 trillones1 […] El fondo está obligado por ley a invertir en valores no negociables emitidos y garantizados por la "plena fe y crédito" del gobierno federal. El fideicomiso representa una obligación legal de los beneficiarios del programa de Seguro Social y se considera la deuda interna del gobierno, un componente de la deuda nacional." [3] En Noviembre de 2012, el fondo fiduciario ascendía a USD 2.7 trillones, lo que equivale a un 18% del PIB de EE.UU. y a igual fecha, la deuda nacional de EE.UU ascendía a USD 16 trillones. Por tanto, a Noviembre de 2012, el fondo de pensiones equivalía al 17% de la deuda nacional de EE.UU. Dicho de otro modo, a Noviembre de 2012, el 17% de la deuda nacional de EE.UU había sido contraída con el sistema de 1 Se usará la nomenclatura anglosajona 1 trillón = 1*1012 8.¿Cómo son los sistemas de pensiones en el mundo?
  • 44. pensiones. Hay que considerar que la deuda nacional de EE.UU posee la sgte. estructura: 70% es deuda contraída con “las propias instituciones y personas de Estados Unidos, principalmente los fondos de pensiones y la seguridad social” [4] y 30% es deuda contraída con otros países El sistema de pensiones en EE.UU entrega beneficios a 56 millones de personas, de las cuáles, 39 millones son trabajadores jubilados. Si se considera que en 2011 la población de EE.UU era de aproximadamente, 310 millones de personas, se concluye que el sistema de pensiones público de EE.UU da pensiones de jubilación al 12.5% de la población, lo cual coincide con la proporción de mayores de 65 años en ese país, la cual es de 12.8%. Por tanto, el sistema de pensiones PÚBLICO de EE.UU da pensiones de jubilación a prácticamente el 100% de los mayores de 65 años. Fuente: Entrevista a la vocera del sistema de seguridad social de EE.UU (en español) María Díaz, el 6 de Agosto de 2012 En consecuencia, se demuestra que el sistema de pensiones de EE.UU, a la fecha, es un sistema sustentable a tal punto que puede darse el lujo de prestar dinero al gobierno federal. No obstante lo anterior y debido principalmente a la actual crisis económica y financiera que vive el país, consecuencia directa de las medidas de desregulación financiera propias del neoliberalismo y que fueron implementadas a partir de 1980; se estima que los excedentes del fondo de pensiones se acabarán en 2035. En efecto, en un escenario marcado por la contracción económica, el endeudamiento del Estado, el aumento del gasto militar y los recortes del gato público como consecuencia de los “rescates” a la banca, es obvio que la cantidad, densidad y volumen del flujo de cotizaciones debe disminuir y al mismo tiempo el Estado no tendrá capacidad financiera para cubrir el déficit del sistema de pensiones, disminuyendo con ello, los ingresos del sistema y por tanto, el monto del fondo de pensiones. 8.2 El modelo europeo Los sistemas de pensiones de prácticamente todos los países de Europa occidental son públicos y operan a través de mecanismos de reparto, esto como parte de los Estado de bienestar, propios de Europa y que son posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Por lo tanto; “en Europa, los beneficios de la seguridad social son más generosos que los del resto del mundo, por ejemplo, en el caso de las pensiones los trabajadores se jubilan a edad más temprana, con un mayor porcentaje de su sueldo como trabajador, entre otros aspectos. Los sistemas europeos generalmente tienen un sistema de pensiones basado en dos pilares: una pensión universal para aquellas personas que no tienen derecho a una pensión por sus cotizaciones durante su vida laboral, la cual generalmente está condicionada a la residencia en el país durante un determinado número de años y cuyo financiamiento proviene de los impuestos. Asimismo, existe un
  • 45. sistema de reparto para los trabajadores afiliados a la seguridad social y financiado mediante las cotizaciones.” [5] En la actualidad, “en los países europeos, la mayor preocupación es aquella que tiene que ver con el financiamiento de las pensiones y, en particular, las pensiones por vejez, debido a la concentración de su pirámide demográfica en el grupo personas de edad avanzada. La intención es establecer medidas que permitan lidiar con esta situación, respetando el derecho de las personas a tener una vejez digna.” [1] “A pesar de la problemática del sistema de seguridad social en Europa, que incluye la transición demográfica que ha disminuido la cantidad de trabajadores activos, las altas tasas de desempleo, así como la presión financiera derivada de esquemas generosos de seguridad social, los países europeos no han abandonado el sistema de reparto. Algunos de ellos han incorporado esquemas de capitalización individual generalmente de forma complementaria y de acceso voluntario. Sin embargo, han emprendido una serie de medidas que intentan mejorar la situación financiera basadas, principalmente, en la incorporación a la vida laboral y el aumento del número de trabajadores cotizantes […] Entre las medidas para aligerar la presión financiera de las pensiones se encuentran la disminución de la jubilación anticipada, el aumento de la edad de jubilación, condiciones más estrictas para tener acceso a las pensiones como el aumento del periodo de cotización. Para incentivar la participación en el trabajo, se ha buscado integrar al mercado laboral a más temprana edad a los jóvenes, así como aumentar la capacitación y otorgar asistencia en la búsqueda de empleo evitando que las personas caigan en el desempleo o disminuyendo el tiempo que permanecen en esta situación.” [1] Dos ejemplos de lo anterior son Suecia y Reino Unido, no obstante lo cual, a lo mas, se puede considerar que los modelos de Suecia y Reino Unido son mixtos. 8.3 La experiencia argentina En 1993, el Pdte. Menem instauró el sistema de capitalización individual, pero manteniendo el sistema de reparto y permitiendo cambiarse de sistema. Ya a finales de la década, el sistema de capitalización individual administrado por las AFJP empezaba a mostrar señales de vulnerabilidad frente a la inestabilidad del capitalismo financiero y a las variaciones de los mercados mundiales, principalmente durante la crisis de 1997.
  • 46. La debacle fue total con el advenimiento de la crisis de las hipotecas Subprime en el año 2007, cuando las AFJP llegaron a perder todo lo capitalizado en el año. Lo anterior generó una profunda crisis de confianza en el sistema que llevó a millones de personas a abandonar el sistema privado y cambiarse al sistema de reparto, por lo que las AFJP debieron transferir 1.700 millones de pesos al Estado. Esta secuencia de hechos hundió a las AFJP en una crisis que culminaría con la estatización de los fondos de pensiones. El balance del sistema de capitalización argentino es el sgte.: 1. El 77% de los jubilados de las AFJP recibían aportes complementarios del Estado. 2. 52.000 beneficiarios tenían su cuenta totalmente consumida, por lo que el Estado pagaba íntegramente su jubilación. 3. Para que todos los jubilados de las AFJP tuvieran garantizada sus pensiones, la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) debía subsidiar el régimen de capitalización con $4 mil millones anuales. 4. Las comisiones que cobraban las AFJP eran muy altas; equivalían al 30% del aporte previsional. 5. Las AFJP manejaban una enorme masa de dinero que no se destinaba a inversiones productivas. 6. El derecho a una pensión dependía del comportamiento de los mercados financieros internacionales; altamente especulativos e inestables. ¡¡Cualquier semejanza con la situación chilena NO ES COINCIDENCIA!! El 21 de octubre de 2008, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que enviaba un proyecto al Congreso para poner fin al sistema de AFJP y organizar un nuevo sistema de reparto estatal de jubilaciones y pensiones, proyecto que fue aprobado por amplia mayoría en ambas cámaras, transformándose en la ley de movilidad jubilatoria. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que «Cuando los recursos de los trabajadores estaban en manos de los privados, se pagaron 12.200 millones de dólares en comisiones, más de 50.000 millones de pesos.» El actual vicepresidente argentino, Amado Boudou afirmó qué «si siguieran las AFJP sería un drama […] para las personas que se hubieran jubilado en este tiempo, ya que sus fondos no valdrían nada»
  • 47. El balance de la eliminación de las AFJP y el traspaso de los fondos de pensiones a la administración pública, es el sgte: De acuerdo con un informe de ANSES publicado en Agosto de 2011, el capital del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (fondo de pensiones) se había duplicado desde la estatización de las AFJP, en diciembre de 2008, después de 14 años de administración privada de los aportes previsionales, pasando en 2 ½ años, de un saldo de 98.000 millones de pesos a 191.000 millones de pesos. En tanto, según otro informe publicado en Enero de 2013, el saldo alcanzaba a 244 mil millones, esto es; 2.5 veces más que el saldo heredado de las AFJP. Al mismo tiempo, la cartera de inversiones de los fondos se ha reorientado de las inversiones financieras a las inversiones productivas. Por otro lado y según el mismo informe publicado en Enero de 2013, la Pdta. Cristina Fernández confirmó que el monto de las jubilaciones ha aumentado en un 213% desde la sanción de la ley de movilidad jubilatoria. “Por otra parte, la jefa de Estado remarcó que la Argentina tiene la cobertura previsional más alta de Latinoamérica, con un 94,3 por ciento, y la cantidad de jubilaciones y pensiones creció de 3.158.164 en 2003 a 5.886.585 en enero del 2013. De acuerdo con las cifras oficiales, el 57,2 por ciento de los adultos mayores viven en hogares con al menos dos jubilaciones y/o pensiones.” 8.4 ¿Sistema capitalización, Sistema Mixto o Sistema de reparto? En la actualidad existen dos paradigmas alternativos que abordan la problemática de la previsión social: el sistema de reparto solidario de administración pública y el sistema de capitalización individual de administración privada. Existen varias categorías excluyentes y entre todas estas “existe una amplia variedad de posibles combinaciones. Al menos combinaciones de cada categoría con las restantes, según el criterio de definición del sistema (voluntario, obligatorio/ aporte definido, beneficio definido/ capitalización, reparto/ administración estatal, administración privada).” [6]. Desde que surge la Seguridad social a finales del s. XIX, se ha empleado el primer modelo y solo a partir de 1981, con la reforma al sistema de pensiones chileno, como parte, esto, de las medidas de shock económico implementadas por la dictadura militar, surge el segundo modelo. Desde entonces y hasta 2003, esto es; por espacio de 20 años, varios países principalmente en América Latina y Europa del Este han reformado sus sistemas de pensiones, incorporando la capitalización individual en menor o mayor grado. Sin embargo, en los últimos 10 años, algunos de esos países han vuelto al modelo de reparto o han hecho una mixtura entre ambos modelos. Según un informe de FIAP a Diciembre de 2010 solo existían 9 países en el mundo con sistemas de capitalización, excluyendo a Bolivia que volvió al sistema de reparto precisamente en esa fecha.
  • 48. Según ese mismo informe, existen 20 países que tienen modelos mixtos, de los cuáles 18 tienen un modelo Mixto Integrado, esto es; coexiste el régimen de capitalización individual y el de reparto. La cotización como porcentaje de la remuneración del trabajador se distribuye entre ambos regímenes. La afiliación a uno de los dos regímenes es obligatoria. En la mayoría de estos casos, los trabajadores optan por el sistema de reparto y se acogen voluntariamente a un sistema de capitalización para aumentar sus fondos. Los 2 países restantes tienen un sistema Mixto en Competencia, esto es; los cotizantes deben elegir de forma obligatoria entre uno u otro sistema. El resto de los países, incluyendo Estados Unidos, Canadá y los países de la Unión Europea, no han hecho reformas profundas a la seguridad social, si bien la mayoría han emprendido reformas tendientes a mejorar el financiamiento de sus sistemas de reparto, introduciendo mecanismo privados, esto para efecto de enfrentar la aguda crisis financiera que viven y los desafíos que exige el tener tasas de dependencia del sector pasivo sobre el 100%, propio esto, de los países desarrollados. La Tabla 16, considerando solo los países europeos y americanos, muestra que el 70% de los países usa un sistema de reparto puro y que solo un 6% usa un sistema de capitalización. Lo otro que llama profundamente la atención es que el 100% de los países que usan el sistema de capitalización y el 90% de los países que usan sistema mixto, son países no desarrollados (México, países de Euroa del Este y América Latina). Tabla N° 16: Distribución de los países por sistema de pensiones Sistema de Capitalización Sistema Mixto Sistema de Reparto Sur y Centro América 3 5 24 32 América del Norte 1 0 2 3 Total América 4 5 26 35 Europa del Este 1 12 7 20 Europa Occidental 0 2 28 30 Total Europa 1 14 35 50 5 19 61 85 5.9% 22.4% 71.8% Fuente: Realización personal en base a FIAP
  • 49. Benjamín González Roaro concluye: (corchetes nuestros) Bibliografía del capítulo [1] Seguridad Social, Cámara de Diputados de México [2] Revista de empleo del gobierno español, Revista n° 148 pg. 26 [3] Social Security Trust Fund, Wikipedia [4] El Blog Salmón, Detalle de la deuda pública de Estados Unidos [5] Informe conjunto de la Comisión y del Consejo sobre la adecuación y la viabilidad de las pensiones, Comisión de las Comunidades Europeas y Consejo de la Unión Europea, 2003, Bruselas [6] El Sistema Previsional Argentino en una Perspectiva Comparada, Piffano, Lódola, Silva Sánchez, 2009, Argentina Sobre la base de la información disponible […] [se] demuestra que el Sistema de Seguro Social, de reparto, es con mucho el que mayormente funciona, incluso en Asia, donde hay más diversidad de sistemas. La privatización y la capitalización individual han encontrado terreno fértil sólo en América Latina, aunque en relativamente pocos países. Algunos [países] europeos fomentan la capitalización individual, pero únicamente como un suplemento voluntario de la pensión. Para más detalles sobre los sistemas de pensiones que existen en el resto del mundo, se recomienda leer el anexo de este paper: ¿Qué sistemas de pensiones existen en el resto del mundo?
  • 50. ¿Cuáles son las características del sistema de pensiones que necesita Chile? ¿El sistema de reparto solidario de administración pública es ese sistema?
  • 51. El sistema de pensiones que necesita Chile debe diseñarse en función de los sgtes. objetivos: 1. Eliminar el lucro en la administración de los fondos de pensiones (Exigencia de la OIT) 2. Garantizar la participación de los trabajadores en la toma de decisiones, propia de la administración de los fondos de pensiones (Exigencia de la OIT) 3. Incorporar el aporte patronal al fondo de pensiones (Exigencia de la OIT) 4. Aumentar el monto de las pensiones 5. Proteger los fondos de pensiones de la crisis financiera 6. Mejorar la eficiencia del actual sistema de pensiones que en la actualidad cobra comisiones a los trabajadores de un 30% mientras entrega rentabilidades de un 5% 7. Recuperar los fondos de pensiones que están en poder de inversionistas privados Los sistemas de capitalización individual están en retirada pues han demostrado ser ineficaces, ineficientes, deficientes, incapaces de garantizar pensiones y solo han servido de puente para traspasar recursos financieros desde los trabajadores a los grandes inversionistas privados quienes, en la práctica, controlan los fondos de pensiones. Por lo tanto, el modelo privado debe ser descartado de plano. Como se demostrará más adelante, Chile posee una relación de dependencia del sector pasivo de 0.5-0.7 (0.5 a 0.7 pasivos por cada activo) y se estima que esta situación se mantendrá así por espacio de 40 años. Por lo tanto, Chile no posee la situación demográfica que en los países desarrollados ha impactado negativamente los ingresos de sus sistemas de reparto. La inmensa mayoría de los países desarrollados posee sistemas de reparto de administración pública, los que históricamente han enfrentado el aumento de la dependencia del sector pasivo (factores superiores al 1oo%) incorporando sistemas de financiamiento complementarios. Por lo tanto, a los mas, un sistema de reparto 9. ¿Cuáles son las características del sistema de pensiones que necesita Chile? ¿El sistema de reparto solidario de administración pública es ese sistema?
  • 52. público, en esas condiciones, debería usar mecanismos de financiamiento privados, pero manteniendo íntegro el sistema de reparto. Por otro lado, los problemas financieros que poseen Europa y EE.UU son consecuencia de los planes de recorte impuestos por el FMI y el BCE como consecuencia de la crisis creada por la banca y no tiene nada que ver con la administración pública del sistema de pensiones. Por lo tanto, un sistema de pensiones de administración pública no puede ser objetado usando como argumento la crisis financiera europea. Muy por el contrario, al mantener los fondos de pensiones dentro de un sistema de AFP, estos se vuelven mucho más vulnerables a las crisis financieras. En la actualidad, las pensiones de AFP que se pagan anualmente se financian con los aportes que los afiliados y el Estado realizan cada año, quedando un excedente billonario, el cual engrosa el fondo de pensiones original que es usado íntegramente por inversionistas privados, quienes en la práctica son sus reales dueños. Por lo tanto, una de las principales razones para erradicar el sistema de AFP es la necesidad de recuperar los fondos de pensiones de los chilenos (80 billones de pesos). En base a todo lo anterior se concluye que el sistema de pensiones que necesita Chile es un sistema de reparto solidario de administración pública, el cual pudiera incluir mecanismos de financiamiento, privados, complementarios y voluntarios en la medida que estos se hiciesen necesarios. (Fuente: Pg. 37) En el Sistema de Reparto (también conocido por la expresión "pay-as-you- go"), los trabajadores presentes contribuyen a un fondo que se distribuye entre los pensionados del presente. El sistema puede adicionalmente ser asistido por el Estado a través de fondos provenientes de rentas generales o por [...] impuestos. Los sistemas de reparto se basan en el principio de solidaridad inter-generacional, en tanto los trabajadores presentes aportan para el sostenimiento de la clase pasiva del presente, bajo la expectativa que en el futuro, cuando pasen a la pasividad, la generación joven futura los sostenga con sus aportes.
  • 53. Si el sistema de reparto es administrado por alguna agencia del Estado se habla de Sistema de reparto de administración pública. De esa forma se instauraría en Chile un sistema de financiamiento tripartito y se minimizarían los costos de administración (Ver pg. 25); todo lo cual aumentaría la magnitud del fondo de pensiones y al disponer de un sistema cuyo objetivo sería el entregar pensiones, provocaría necesariamente que el monto de estas aumentaría, tal como ocurrió en Argentina. En el sistema de reparto chileno tal como se implementaba antes de instaurarse el sistema de AFP, los aportes al fondo de pensiones se estructuraban de la siguiente forma: el empleador aportaba el 20%, el empleado aportaba el 10% y el Estado se hacía cargo del déficit. Por lo tanto, ese sistema de pensiones era capaz de garantizar pensiones a todos sus afiliados, pues de haber déficit1 en el financiamiento, este era cubierto por el Estado. De aplicarse ese sistema en la actualidad, habría que considerar, tal como se demostrará en el sgte. capítulo, que solo con los aportes anuales que hacen los afiliados y el Estado, sin tocar el fondo, es posible duplicar las pensiones. Además, la tasa de reemplazo de un sistema de reparto solidario, en la actualidad, según Rafael Garay, oscila entre un 75% y 100%, esto es; las personas jubilan con una pensión igual o superior al 75% de su última remuneración. En otras palabras, de instaurarse en Chile, un sistema de reparto, las pensiones, al menos, se duplicarían, tal como ocurrió en Argentina cuando este país derogó las AFJP. Por otro lado, bajo un sistema de reparto solidario administrado por el Estado, un porcentaje de los fondos de pensiones podría ser destinados a fomentar la inversión y la producción nacional, esto es: emplearlos como inversiones en la economía real, con mucho menor riesgo que las inversiones especulativas. De esa forma se podría desarrollar la economía del país, se podrían generar empleos y con ello mejorar el flujo de cotizaciones previsionales, creándose un círculo económico virtuoso. Fuente: Manuel Riesco Seminario AFP Senado 1 Al momento de ser abolido el sistema de reparto, su déficit era de 3.8% del PIB. Por otro lado, el déficit actual del sistema de AFP es de un 6% del PIB
  • 54. Tabla N° 17: Análisis comparativo Sistema de reparto vs Sistema de AFP Sistema de Reparto solidario Sistema de AFP Aportan, el empleador, el empleado y el Estado. Luego, el fondo de pensiones es mayor que en un sistema de AFP. Solo aporta el empleado y el Estado subsidia. Por tanto el fondo de pensiones individual es menor que en un sistema de reparto. Los aportes van a un fondo común sobre el cual aplica la garantía del Estado. “Los trabajadores presentes aportan para el sostenimiento de la clase pasiva del presente, bajo la expectativa que en el futuro, cuando pasen a la pasividad, la generación joven futura los sostenga con sus aportes.” En el caso chileno, el grueso del fondo está en poder de inversionistas privados y nadie garantiza que sea devuelto. El total de las pensiones anuales son pagadas con los aportes de ese año, quedando un excedente billonario el cual engrosa el fondo de pensiones, en poder de los inversionistas. Por lo tanto, los individuos (trabajadores), en la práctica, no son dueños de sus fondos de pensiones. El fondo de pensiones no es destinado para inversiones especulativas de alto riesgo. Por lo tanto, el fondo de pensiones no está expuesto a las crisis del sistema financiero. El fondo de pensiones es usado preferente- mente en inversiones especulativas de alto riesgo (90% de los afiliados tienen fondos en los fondos de inversión A, B y C, intensivos en renta variable), resultado de lo cual el fondo de pensiones está expuesto a las crisis del sistema financiero. Las pérdidas del fondo de pensiones debidas a la crisis Subprime ascendieron al 40% del fondo de pensiones acumulado, esto en 26 años de operación del sistema. El fondo de pensiones puede ser usado como palanca de desarrollo en la economía real, por ejemplo; para desarrollar la industria nacional, la PyMe o el uso de energías alternativas. El fondo de pensiones está regulado por ley, para que preferentemente sea empleado en inversiones especulativas. Es demostrable que las pensiones son mayores que en el sistema de AFP. Es demostrable que las pensiones son menores que en el sistema de reparto.
  • 55. Cambiar el sistema de AFP por un sistema de reparto solidario es económicamente viable
  • 56. 10.1 Perspectiva financiera En 2012, las AFPs y Cías de seguro recibieron 4.7 billones de pesos en cotizaciones previsionales (obligatorias y voluntarias). Además recibieron un subsidio estatal de 1.2 billones de pesos (principalmente, bonos de reconocimiento). Por tanto, en 2012, el sistema privado tuvo un ingreso total de 5.9 billones de pesos. El mismo año, las AFPs y Cías de seguro pagaron 1 millón de pensiones; Si se considera que la pensión promedio mensual que paga el sistema privado, es de 180 mil pesos, se comprueba que en 2012, el sistema privado tuvo un egreso total de 2.2 billones de pesos. Por lo tanto, de aplicarse el sistema de reparto solidario, sería el Estado, quien percibiría ese excedente, el cual en 2012, ascendió a 3.7 billones de pesos. De esta forma se podrían hasta duplicar las pensiones, lo cual ascendería a 4.4 billones de pesos y en ese caso aún habría un excedente de 1.5 billones de pesos, esto, sin tocar el fondo de pensiones. Por tanto, de instaurarse un sistema de reparto solidario, a diferencia de lo que ocurre bajo el sistema de AFP, se podría garantizar pensiones dignas. Ese es el Balance financiero de instaurar un sistema de Reparto solidario. Fuente: Manuel Riesco Seminario AFP Senado 10.Cambiar el sistema de AFP por un sistema de reparto solidario es económicamente viable
  • 57. La Tabla N°16 muestra este balance financiero, esta vez para el año 2008 y considerando al sistema de pensiones en su conjunto; incluyendo al sistema público y privado como partes de un mismo sistema. El sistema público pagó ese año, 1.97 billones de pesos en pensiones en tanto que el sistema privado pagó 1.1 billones de pesos en pensiones. O sea, el sistema privado pagó poco más de 1/3 del total de pensiones pagadas en 2008. Al contrastar los ingresos y egresos del sistema de pensiones, el balance que resulta es el sgte.: CENDA en base a SAFP Pg. 30-31 Tabla N° 18 Balance Ingresos y Egresos Sistema de Pensiones chileno Año 2008 Egresos del Sistema de Pensiones chileno [Billones de $] Ingresos del Sistema de Pensiones chileno [Billones de $] Pensiones pagadas por el Sistema privado 1.4 Cotizaciones obligatorias pagadas por los afiliados 2.7 Total Pensiones Sistema privado 1.1 Aportes voluntarios hechos por los afiliados 0.4 Vejez 0.4 Bonos de reconocimiento efectuados por el Estado 0.66 Vejez anticipada 0.7 Total Aportes 3.8 Otros beneficios 0.3 Pensiones pagadas por el Sistema publico 1.97 Sistema de Reparto 1.54 Pensiones Solidarias 0.43 Monto total de Pensiones pagado en 2008 3.37 Porcentaje del monto total de pensiones pagado por el sistema privado [%] 35.8 Gasto público en pensiones [billones de $] 2.63 Excedente Neto Sistema de pensiones chileno Año 2008 [billones de $] 0.39 Fuente: Realización personal en base a CENDA en base a SAFP 3,8 billones de pesos en aportes anuales al sistema de AFP,… es suficiente para pagar todas las pensiones, tanto las del sistema privado como del sistema público, que tienen un costo anual de 3,4 billones de pesos, quedando un excedente de 0,4 billones de pesos anuales.
  • 58. 10.2 Perspectiva demográfica El diagrama N°2 entrega la sgte. información: El porcentaje de adultos mayores (sobre 65 años) respecto al segmento de la población activa (entre 20 y 65 años), se ha mantenido constante en torno al 10%, por espacio de 60 años y en los siguientes 40 años aumentará (según la tendencia actual) hasta un 40%. Al mismo tiempo, el porcentaje de los jóvenes (bajo 20 años) respecto al segmento de la población activa, ha venido disminuyendo desde 1970, donde sobrepasaba el 100%. Según la tendencia actual, ese porcentaje convergerá a 40% desde 2020 en adelante, igualando así la tasa de dependencia de vejez. Diagrama N° 2 Evolución de la tasa de dependencia del sector pasivo Fuente: Tendencias demográficas y sistema de pensiones en Chile – Joaquín Vial
  • 59. Por lo tanto, la tasa de dependencia total del sector pasivo (personas bajo 20 años y sobre 65 años) respecto al sector activo, oscilará en los siguientes 50 años, entre el 70% y el 80%. Vale decir; Dentro de los sgtes. 40 años, por cada 1 activo habrá en promedio 0.75 pasivo. Cabe considerar que entre 1950 y 1980, periodo en que la previsión social estuvo administrada bajo un modelo de reparto solidario, por cada 1 activo había 1.1 pasivo. Por tanto, no obstante el aumento de la tasa de vejez, la tasa global de pasivos ha disminuido en los últimos 40 años en un 50% y esta relación se mantendrá, al menos durante los 40 años siguientes. En los años '50 habían muchos menos ancianos que en la actualidad y al mismo tiempo habían muchos más niños que en la actualidad; En los años ´50 eran habituales las familias con 4 o 5 niños. De hecho, tal como lo indica la gráfica, la tasa Pasivos/Activos promedio, era de 1.1 (el doble de la tasa actual). Además, las mujeres estaban mucho menos insertas en el mundo laboral que lo que están ahora. Por lo tanto, no es correcto concluir que el aumento de la población anciana implica la infactibilidad de un sistema de reparto solidario. En los 'años 50, los trabajadores, generalmente hombres, debían hacerse cargo de familias numerosas (incluyendo a las esposas) y al mismo tiempo debían financiar las pensiones de los adultos mayores, esto como parte del sistema de reparto existente. En el presente, los trabajadores, si bien es cierto, deben hacerse cargo de más ancianos, no deben hacerse cargo de tantos niños y generalmente la mujer también trabaja, resultado de lo cual la tasa de dependencia de los pasivos respecto a los activos, es la mitad que aquella que existía en los años '50. En consecuencia, un sistema de reparto solidario, en el presente, es inclusive aún más factible desde el punto de vista demográfico, que hace 60 años atrás. Según Manuel Riesco, en la actualidad hay aproximadamente 1/2 pasivo por cada activo y hace 50 años, cuando existía el sistema de reparto solidario, había aproximadamente 1 pasivo por cada activo. Lo que implica que las condiciones demográficas actuales para implementar un sistema de reparto solidario son más adecuadas que las que había hace 50 años. Fuente: Manuel Riesco Seminario AFP Senado: Aspectos demográficos
  • 60. CENDA en base a SAFP Pg. 30-31 Manuel Riesco explica la evolución de la variable demográfica, de la sgte. forma: Manuel Riesco Por otra parte, el flujo de cotizaciones previsionales resulta establemente creciente en el tiempo, a una tasa que entre 1990 y 2008 alcanzó un promedio anual de 6,18 por ciento. Dicha tasa de incremento duplica el ritmo de aumento de los adultos mayores, que en el mismo período es en Chile de 3 por ciento anual. En otras palabras, las cotizaciones alcanzan para pagar todas las pensiones y crecen el doble más rápido que el número de adultos mayores, por lo cual cada año quedan más recursos disponibles para mejorar sucesivamente las pensiones, sin aumentar la tasa de cotizaciones. Con la urbanización, aumenta fuertemente la proporción de trabajadores activos, mientras se reduce la proporción de niños y jóvenes. Aunque aumenta paralelamente la proporción de adultos mayores, su número sigue siendo muy reducido. El efecto es que la tasa de dependencia se reduce a la mitad, situación que se mantiene a lo largo de muchas décadas, hasta que nuevamente empieza a subir debido al aumento en la proporción de adultos mayores, hasta alcanzar nuevamente la tasa secular en las sociedades urbanas maduras. En Chile hoy, dicha tasa es media, es decir, cada persona en actividad debe sostener a medio pasivo. En Europa, Suecia o Japón, que son sociedades urbanas maduras, la tasa de dependencia nuevamente ha vuelto a alcanzar su valor secular de uno, es decir, cada persona en actividad debe mantener a un pasivo, con la diferencia que ahora son adultos mayores que viven bastante bien, mientras antes eran niños que morían en su mayor parte. Antes las personas apenas sobrevivían menos de cuarenta años en promedio, mientras que hoy viven muy bien hasta más allá de los ochenta. Este es el principal logro de la modernidad y no representa ninguna amenaza.
  • 61. Tres observaciones respecto a la relación Pasivos/Activos 1. La tasa de dependencia Pasivos/Activos afecta por igual a los sistemas de reparto solidarios como a los sistemas de previsión social privados. 2. Entre 1990 y 2008 la tasa de crecimiento de los flujos previsionales alcanzó un promedio anual de 6,18%, esto es; el doble de la tasa de crecimiento de los adultos mayores, la que en el mismo período alcanzó al 3%. 3. El aumento de la tasa de crecimiento de los adultos mayores por sí sola, no determina la factibilidad de instaurar un sistema de reparto solidario, pues ese aumento, en el caso chileno, está compensado por la disminución de la tasa de crecimiento de los jóvenes bajo 20 años, resultado de lo cual la relación global Pasivos/Activos se ha mantenido relativamente constante desde el año 2000 y continuará así hasta el año 2050, oscilando esta, entre el 70% y el 80%.
  • 62. Síntesis y Conclusiones Finales
  • 63. El sistema de pensiones chileno, el así llamado sistema de Capitalización Individual o de AFP, financia sus operaciones en un 85%, con los aportes de sus afiliados y el fisco. De hecho, no obstante ser un sistema privado, en los 30 años de operación, el 60% del financiamiento de las pensiones que entrega son de cargo del Estado, lo cual constituye un déficit estructural, equivalente a un 6% del PIB y al 30% del gasto público. ¿Cómo funciona realmente el sistema de AFP chileno? El fondo de pensiones administrado por las AFPs y las Cías de seguro (80 billones de pesos a Marzo de 2013) pasa, a través de su intermediación, desde los trabajadores a los dueños de los grupos económicos, quienes lo controlan en la práctica. Todos los años, las AFPs y las Cías. de seguro reciben ingresos frescos provenientes de las cotizaciones de los trabajadores y de los aportes del Fisco y entregan parte de estos ingresos al pagar las pensiones de cada año. El balance anual siempre es positivo (lo que ingresa es mayor a lo que egresa), quedando un excedente billonario que se destina para INCREMENTAR el monto del fondo de pensiones, que debido a que está controlado por los grupos económicos, en vez de ser usado para pagar mejores pensiones, sirve para entregar aún mas recursos financieros a estos grupos económicos. Por lo tanto, las pensiones de cada año se pagan "solas"; con los aportes que los afiliados y el Fisco realizan cada año y sin la necesidad de ocupar el fondo de pensiones, el cual se DESTINA PARA FINANCIAR INVERSIONES DE CAPITAL PRIVADAS. El sistema de AFP chileno es un sistema ineficaz pues el 50% de sus afiliados, esto es; 5 millones de personas, no se podrán jubilar debido a su bajo volumen de cotizaciones. Por otro lado, el 60% de los que sí podrán hacerlo, recibirán pensiones inferiores a 150.000 pesos y por tanto, una fracción alta de estos últimos deberán acogerse a pensiones asistenciales pagadas por el Estado. Se estima que dentro de diez años existirán 6 millones de afiliados al sistema de AFP en edad de jubilarse que no podrán hacerlo y en consecuencia, deberán acogerse a las pensiones asistenciales del Estado, generando de esa manera, una tragedia social sin precedentes en Chile. Por otro lado, el monto promedio de las pensiones de vejez edad pagadas por el sistema privado es de 161.240 pesos, monto inferior al sueldo mínimo. Se estima, Síntesis y Conclusiones Finales
  • 64. además, que el monto de las pensiones equivale, en promedio, al 37% de los últimos salarios de los pensionados. En la actualidad, el Estado se hace cargo del 60% de las pensiones que pagan las AFPs y las Cías de seguro, de los pensionados acogidos al sistema antiguo, de las pensiones asistenciales de aquellos que no pertenecen a ningún sistema de pensiones y de las pensiones asistenciales de aquellos que no pueden jubilar por el sistema de AFP, resultado de lo cual el Estado debe hacerse cargo del 80% de las pensiones de vejez edad y de 2/3 de todas las pensiones pagadas anualmente. Por tanto, el sistema de pensiones chileno es un sistema público de hecho. Las AFPs y las Cías de seguro transfieren los fondos de pensiones de los trabajadores a los grandes grupos económicos, quienes lo usan para su propio beneficio. De esta manera lo que en el fondo hacen las AFPs y las Cías de seguro es distorsionar la razón de ser de un sistema de pensiones. El sistema de AFP se convierte de esa forma, en un sistema quebrado pues no es capaz de cumplir con su misión fundacional de entregar pensiones a los trabajadores chilenos, mismos que sostienen todo el sistema con sus imposiciones e impuestos. En un negocio normal si la empresa no puede cumplir su misión fundacional, esta debe replantear su permanencia en el negocio, sin embargo las AFPs y las Cías de Seguro continúan administrando los fondos de pensiones de los trabajadores sin siquiera admitir su incompetencia. En un negocio normal si una empresa no puede financiar de forma sustentable el cumplimiento de sus objetivos fundamentales, la empresa quiebra, pero en el caso del sistema de AFP, donde, las empresas que lo integran dependen en un 50% del subsidio fiscal, estas continúan operando. El sistema de AFP chileno es un sistema ineficiente para los trabajadores pues las AFP cobran a sus afiliados, por administrar el fondo de pensiones de estos, una comisión de aproximadamente un 15% respecto a la fracción de la cotización que va al fondo de pensiones. Si a eso se agrega los dineros que se embolsan las Cías de seguro, este porcentaje sube a 33%, resultado de lo cual, 1 de cada 3 pesos que aportan los afiliados, va a parar a los bolsillos de las AFPs y las Cías de seguro. Por otro lado, la rentabilidad acumulada que obtienen los aportes que hacen los afiliados, esto en 30 años de operación del sistema y como resultado de las inversiones que realizan las AFPs en los mercados financieros, no supera el 5%. Particularmente, en los últimos 5 años, fruto de la generalizada tendencia a la baja de los principales mercados internacionales, esta rentabilidad es, en promedio, de 0%. Sin embargo, el sistema de AFP es un “negocio redondo” en especial para las Cías de seguro, las que pagan 2/3 de todas las pensiones que paga el sistema. El
  • 65. negocio se basa en las comisiones de administración que perciben las AFPs; 5.3 billones de pesos entre 1982 y 2008, en las primas netas de invalidez y sobrevivencia y renta vitalicia que se embolsan las Cías de seguro; 7.2 billones de pesos, en igual periodo y en las triangulaciones de dineros que realizan los conglomerados económicos que controlan los fondos de pensiones. Además de todo lo anterior, en los últimos 6 años, las AFPs han perdido, a causa de la crisis, aproximadamente el 40% de los fondos (o visto de otra forma; el 60% de todas las ganancias obtenidas en 26 años). Estas pérdidas han continuado durante todo el periodo posterior a la crisis, de tal suerte que el fondo de pensiones ha crecido solamente con el aporte de los afiliados y el Fisco y en los últimos 6 años los afiliados han obtenido rentabilidades del orden de 0%, mientras las AFP han seguido percibiendo rentabilidades sobre el 30%, particularmente el año 2012, en que esta superó el 40%. ¿Cuál es la mejor solución para enfrentar la crisis del sistema de pensiones chileno? Instaurar un sistema de reparto solidario de administración pública, mismo que existe en la mayoría de los países, particularmente en EE.UU., Canadá y la Unión Europea. Para entender la viabilidad económica de esta propuesta considérense los sgtes. datos: En la actualidad, las AFPs gastan 2.2 billones de pesos anuales en el pago de pensiones y de esos 2.2 billones, el 55%, 1.2 billones de pesos, los aporta el Estado. Por lo tanto, en caso de instaurar un sistema de reparto solidario, el Estado solo tendría que financiar el 45% restante, esto es; alrededor de 1 billón de pesos al año. Pero en ese caso, el Estado recibiría el 100% de las cotizaciones, las cuáles en 2012 ascendieron a 4.7 billones de pesos. De esa manera, el Estado podría, por ejemplo, duplicar las pensiones sin necesidad de tocar el fondo de pensiones ($2.2 billones*2=$4.4 billones) y aún así le seguiría quedando un excedente y por lo tanto, de esa forma se tendría un sistema de pensiones que garantizaría pensiones dignas. Por otro lado, no tiene ningún sentido proponer cambios al sistema de AFP para garantizar pensiones dignas si al mismo tiempo existe una oposición a la idea de eliminar este sistema, pues todos los cambios que son necesarios para lograr este objetivo, son incompatibles con el sistema de AFP. No tiene sentido el que alguien se oponga a un sistema de pensiones público pues en la actualidad existe un sistema cuasi público que paga el 60% de las pensiones entregadas por el sistema de AFP y 2/3 de todas las pensiones pagadas en Chile. En la práctica, ya tenemos un sistema público de pensiones, el cual subsidia a empresas privadas, las que para todo efecto son entes parasitarios que privatizan las ganancias y socializan las pérdidas…Lo único que resta hacer es eliminar estos entes parasitarios para así garantizar pensiones dignas a TODOS/AS.