• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Analisis a la gestión integral y al manejo de residuos sólidos, una propuesta que apunta al desarrollo sostenible
 

Analisis a la gestión integral y al manejo de residuos sólidos, una propuesta que apunta al desarrollo sostenible

on

  • 1,917 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,917
Views on SlideShare
1,895
Embed Views
22

Actions

Likes
0
Downloads
19
Comments
0

2 Embeds 22

http://reciclajeesap.blogspot.com 12
http://www.slideshare.net 10

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Analisis a la gestión integral y al manejo de residuos sólidos, una propuesta que apunta al desarrollo sostenible Analisis a la gestión integral y al manejo de residuos sólidos, una propuesta que apunta al desarrollo sostenible Document Transcript

    • ANALISIS A LA GESTIÓN INTEGRAL Y AL MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS, UNA PROPUESTA QUE APUNTA AL DESARROLLO SOSTENIBLE POR: MARCO TULIO ESPINOSA LÓPEZ MSc. CIENCIAS AMBIENTALES, EXPERTO EN GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS SÓLIDOS Y RECICLAJE MIEMBRO DE LA RED PANAMERICANA DE GESTIÓN AMBIENTAL DE RESIDUOS –REPAMAR- MIEMBRO DE LA MESA NACIONAL DEL RECICLAJEEn Colombia se producen aproximadamente 11 millones de toneladas anuales deresiduos sólidos (27.500 toneladas diarias), con un contenido superior al 60% deorgánicos, datos oficiales del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial–MAVDT- . Según datos estadísticos de la Unidad Administrativa Especial de ServiciosPúblicos de Bogotá –UAESP- en la ciudad se generan más de 7.000 toneladas al día yllegan al Relleno Sanitario de Doña Juana 6.500 toneladas de la mal llamada “basura”.Esto sin contar los escombros ni el volumen de materiales reciclables que recuperanlos recicladores tanto callejeros como organizados de la ciudad.Dichos residuos diseminados por toda la ciudad generan deterioro del medioambiente, contaminación del agua, contaminación atmosférica, generación de bolsasde metano con riesgos de explosión (como el ocurrido hace tres años en chut debasuras de un edificio en Suba) y de gases efecto invernadero; económicamenteimplican costos de recolección, transporte y disposición final que son cada vezmayores; socialmente son un riesgo alto en términos de salud y ambiente, que, sinlugar a duda afecta a toda la comunidad, pero que también, es efecto de la falta deconciencia, de educación y de cultura ambiental de todos nosotros.Ni se diga si nos referimos a los llamados RESPEL (Residuos Peligrosos que sonaquellos que, en función de sus características de corrosividad, reactividad,explosividad, toxicidad, inflamabilidad y patogenicidad pueden presentar riesgo a lasalud pública o causar efectos adversos al medio ambiente, no incluye a los residuosradiactivos). Para estos RESPEL, existe también una legislación nacional específicaproclamada por el Decreto 4741 de 2005 que reglamenta la prevención y manejo deeste tipo de residuos.
    • De las importantes cifras de residuos citadas y con procesos relativamente sencillos,se podrían recuperar en Bogotá al menos el 10% o 15% adicionales a los que en laactualidad se aprovechan (cerca de 1.000 toneladas al día). Esto con la colaboración,participación y conciencia de la población y de la comunidad, a través de estrategiasexistentes como la denominada “Opción de Multiusuarios” que propone lasegregación de los residuos desde los hogares, separando los reciclables noputrescibles para entregarlos ya sea a la Ruta Selectiva, o a trabajadores del reciclaje yen donde todos nos beneficiamos, tanto generadores al bajar su facturación porrecolección de “basuras”; como recuperadores porque aumentan sus volúmenes demateriales recuperados; así como con la implementación de la Política Nacional deGestión Integral de Residuos aprobada desde 1997 cuyos objetivos son:Reducir la cantidad de residuos a disponer,Aprovechar y valorizar la mayor cantidad de residuos producidos,Dar tratamiento adecuado a todos los residuos y hacer una disposición finalcontrolada.La falta de conocimiento sobre la problemática de los residuos, maximiza lageneración y dificulta el adecuado manejo. Por ello la U.D.C.A, consecuente conesta Política y con el decidido apoyo de algunas Alcaldías Locales y en especial de lade Suba, ha venido ofreciendo y desarrollando procesos de formación en el Manejoy Gestión Integral de Residuos Sólidos –MGIRS- que conduzcan a la formación,gestión productiva, generación e implementación de estrategias empresarialesfrente al manejo de residuos y a su aprovechamiento y valorización, ya sean inerteso putrescibles.Es importante indicar que en Colombia y particularmente en Bogotá, a pesar que sevienen haciendo mejoras muy significativas en la gestión de residuos, de que existeel Plan Maestro de Residuos, hay un bache grande en la corresponsabilidad yparticipación comunitaria, así como en la integración de las actividadesinstitucionales y de la prestación de servicios públicos de saneamiento ambiental,asunto que es fundamental para consolidar la mejora continua del manejo y gestiónIntegral de residuos MGIRS, con la ayuda de herramientas institucionalizadaslegalmente como la ya mencionada “Opción de Multiusuarios” o la “Opción de
    • Usuarios Agrupados” que propone la Comisión de Regulación de Agua Potable ySaneamiento Básico –CRA- en el Decreto 1713/2002, Resolución 233/2002 yResolución 247/2003.Cabe anotar que estas regulaciones buscan darle un mejor manejo a los residuospero se olvidan de aquellas personas que día a día nos prestan un servicioambiental que no ha sido valorado en su verdadera dimensión, y que además,tienen toda una forma de vida en torno a las labores de selección, recolección ybeneficio de los materiales reciclables, que luego se constituyen en importantefuente de materia prima para las grandes industrias papeleras, de vidrio, plásticas ymetalúrgicas del país, como lo indican los datos estadísticos que publica laAsociación de Empresarios de Colombia –ANDI- en su página web, en especial en lainformación de la Cámaras Sectoriales de Fedemetal y de la Industria Pulpa, Papel yCartón o en la página de Peldar y de Acoplásticos, todos estos materialessegregados por sus diferentes tipos (como ejemplo el caso de los plásticos quetienen una clasificación en 7 tipos: PET, PEAD,PVC, PEBD, PP, PE, OTROS) que sumanmás de 200.000 toneladas incorporadas a las cadenas productivas como materiaprima y sin contar con las importaciones de papel y cartón denominado“desperdicio” que pasa por las 100.000 toneladas al año.Esta población recicladora de Colombia, que según datos de la fundaciónCODESARROLLO, en toda Colombia ascienda a más de 50.000 familias dedicadas aesta actividad, en la ciudad de Bogotá y particularmente la residente en la Localidad11 de Suba, presenta una problemática social bastante compleja, dada laconcepción generalizada de que el reciclador de oficio es una persona vinculadadirectamente con mal manejo de basuras, con el desaseo, con la invasión delespacio público, con la drogadicción, delincuencia, etc, situación que los aparta dela posibilidad de ser un actor dinámico en los temas de manejo de residuos sólidos,máxime con la promulgación de actos administrativos que van en contravía de suquehacer, como el “Comparendo Ambiental” instaurado por la Ley 1259/2008 o conel Programa Distrital de Reciclaje que propone las rutas selectivas, sin tener encuenta las particularidades de cada localidad ni la participación de los recicladoresde oficio.En dos localidades de Bogotá, la localidad de Kennedy y la de Suba en los dosúltimos años la U.D.C.A ha abordado esta problemática adelantando procesos deformación, capacitación y acompañamiento a la población recicladora, tendiente alograr su inclusión social mediante la conformación de organizaciones derecicladores que participan en la cadena productiva dadas sus potencialidades en eloficio, sus conocimientos y experiencias en el manejo integral de los residuossólidos recuperables y de su separación desde la fuente de generación hasta lograrconsolidar su unión para la creación de la Red de Organizaciones de RecuperadoresAmbientales de la Localidad de Suba.
    • Con base en los avances de los diferentes procesos que ha adelantado la U.D.C.A. sehan detectado en la ciudad de Bogota y en particular en la localidad 11-SUBArequerimientos como mejorar el nivel de sensibilización para el trato de las“basuras” por los diversos generadores, falta de estudio para la expedición eimplementación de políticas públicas, desconocimiento sobre la recolección debasuras e implementación de la ruta selectiva y ausencia de conciencia para laseparación en la fuente, lo que genera transportar mayor cantidad de basuras a losrellenos sanitarios hasta llegar a su saturación.Como principales generadores de residuos en la Localidad tenemos losEstablecimientos Educativos, Conjuntos residenciales, Centros Comerciales,Industrias y Comercio en general.Como se sabe, varias iniciativas de trabajo en fortalecimiento de la cadena delReciclaje y proyectos han sido fallidos, es el caso de los “Parques de Reciclaje” quese pretendieron desarrollar y que, a mi juicio, fracasaron porque no se concertópreviamente ni se le presentó adecuadamente a la comunidad vecina suimplementación.Caso contrario con el centro de recepción y reciclaje de la Asociación deRecicladores de Bogotá –ARB-, que al día de hoy se muestra como un caso exitosode talla mundial y que cuya Asociación ha trabajado por más de 20 años hastahaber recibido auxilios internacionales y recientemente firmara un convenio con elBanco Interamericano de Desarrollo –BID- para crear el Primer Cluster de Reciclajede Colombia. Dice su Directora Nohra Padilla, “tenemos derecho a que la actividadmejore y nosotros con ella”. Este precepto debería ser acogido y replicado por lacomunidad de Suba y en especial por la Red de Recuperadores, pues a más de seruna ilusión de los recicladores de oficio, debería ser su meta desarrollando suPortafolio de Servicios como organización conformada por personas.Algunas de las publicaciones en periódicos de circulación nacional referencian laencrucijada por la que atraviesa la actividad de la “CADENA DE PRODUCCION DERECICLAJE”, pues existe una fuerte puja de poderes e intereses frente al “NEGOCIODE LA BASURA”. Un ejemplo es este titular que apareció meses atrás:“Los recicladores encuentran un competidor inesperado en el negocio de labasura: los hijos de Uribe. “Imagínese si alguien le niega la basura al hijo del presidente”, dice Nora Padilla, líder de la Asociación de Recicladores de Bogotá.Otro ejemplo es el siguiente texto de una columna de El Espectador “Una tutelainterpuesta por los recicladores del botadero de Navarro abre un nuevo capítulo enla desigual puja por el negocio del reciclaje de la basura. Con la reciente decisión dela Corte Constitucional de suspender el proceso de licitación del servicio de aseo en
    • Cali, mientras dicta una sentencia definitiva como respuesta a la tutela. Es unacompetencia que lleva varios años, que se está dando en las grandes ciudades delpaís y cuyos contendores no podrían ser más distintos: de un lado están las 70 milfamilias de recicladores, personas que ganan entre dos mil y 20 mil pesos diariospor escarbar, separar y revender la basura que encuentran en la calle o en losbotaderos. Del otro, los concesionarios de basura, un puñado de empresasaltamente tecnificadas de aseo que desde hace cinco años vienen ganando laslicitaciones en las grandes ciudades. A ellos se le suma un nuevo y poderosojugador: los hijos del Presidente Uribe”.Por fortuna entidades que son responsables social y ambientalmente como Civisol,una fundación que trabaja para cambiar normas culturales y jurídicas generadorasde exclusión y que intervino ante la Corte Constitucional en defensa de losrecicladores de Navarro, pone en duda el interés de protección al medio ambienteque subyace a las normas de carácter socioambientales y que propende, al igualque la U.D.C.A por el Desarrollo Humano sostenible. En este sentido es importanterecordar que las organizaciones de recicladores y en particular la –ARB- logró lasentencia T-724 de 2003 de la Honorable Corte Constitucional a su favor, enrelación con la definición de acciones afirmativas a favor de los recicladores en elmarco de la prestación del servicio de aseo.Como ejemplo local podemos citar a la Fundación Humedal La Conejera, con la quetanto la Alcaldía Local de Suba como la U.D.C.A, comparten trabajos tanimportantes como la iniciativa de poner en práctica la Opción de Multiusuarios ysegregar los residuos domiciliarios desde las propias viviendas, edificaciones yconjuntos residenciales que están en el perímetro del Humedal la Conejera y de esamanara reducir al máximo la contaminación con residuos que van a parar alhumedal y que deterioran ese importante escenario natural.En ese proceso participan y se benefician los integrantes de la Red deRecuperadores, pues ellos trabajan directamente con las administraciones yconsejos de administración para sensibilizar y educar a los residentes en laseparación de residuos y poder darle un aprovechamiento y valorización a losmateriales reciclables, para su beneficio económico, como fuente de ingresos. Estohace que este proceso sea no sólo de beneficio ambiental, sino social al que todosdeberíamos aportar.De los logros del proceso que se ha adelantado en la localidad de Suba, podemosresaltar el de la recuperación de la autoestima y condición humana de los antesllamados “recicladores”, hoy recuperadores ambientales y de el reconocimientoinstitucional que la Alcaldía Local le ha dado a esa Red, como alternativa importantede Desarrollo Sostenible en la Localidad, pues genera tanto respeto y protección al
    • medio ambiente, así como oportunidades de trabajo y desarrollo social al igual quegeneración de empresa, aplicando lo que se denomina la fórmula de las 4 R: Rechazar (el uso y consumo de lo que no sea amigable con el ambiente) Reducir nuestros niveles de consumo Reusar lo que se pueda utilizar nuevamente sin ninguna transformación Reciclar todo material que sea susceptible de reincorporar a procesos productivosEl reto ahora es lograr que esta Red sea reconocida a nivel distrital y pueda hacersepartícipe del Programa Distrital de Reciclaje cuyo “objetivo superior es desarrollarun proceso sostenible de valorización de residuos recolectados por los Recicladoresa través de procesos de transformación de materiales reciclados para generarbeneficios de carácter general para la ciudad” que complementa los postuladosfundamentales de los Planes de Gestión Integral de Residuos –PGIRS- según eldecreto 1713 de 2002; o generar proyectos tan importantes como el citado clusterde reciclaje que está desarrollando la –ARB-, y en especial que la comunidad deSuba atienda el mensaje del eslogan de la Red: DAME TU MANO.