Jesús de nazaret 92
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Jesús de nazaret 92

on

  • 363 views

Jesús de Nazaret, Jesús de Galilea, visto desde los Evangelios y desde la perspectiva de SS Benedicto XVI. Se cuenta con ilustraciones de pintores clásicos. Son 92 transparencias.

Jesús de Nazaret, Jesús de Galilea, visto desde los Evangelios y desde la perspectiva de SS Benedicto XVI. Se cuenta con ilustraciones de pintores clásicos. Son 92 transparencias.

Statistics

Views

Total Views
363
Views on SlideShare
363
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
3
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Jesús de nazaret 92 Jesús de nazaret 92 Presentation Transcript

  • Jesús de Nazart Rebeca Reynaud (100)
  • Dios se hizo visible a través del hombre Jesús y, desde Dios, se pudo ver la imagen del auténtico hombre (Benedicto XVI, Prólogo)
  • Jesús es “la imagen del Dios invisible” (Col. 1,15) • El Hijo se hace hombre, y en su cuerpo le devuelve a Dios toda la humanidad (Benedicto XVI, Jesús de Nazaret, II, p. 273).
  • En el Libro del Deuteronomio • No se promete un rey de Israel y del mundo, un nuevo David, sino un nuevo Moisés, es una promesa muy diferente de la esperanza mesiánica de los otros libros del Antiguo Testamento.
  • La promesa empieza con Abraham • «En ti serán bendecidas todas las naciones» (Gen 18,18). Hay que hacer notar la universalidad de esto y de lo siguiente: Jesús dice: «Haced discípulos de todos los pueblos» (Mt 28,19).
  • En Cesarea de Filipo, Jesús pregunta a sus discípulos: ¿Quién dice la gente que soy yo? (Mc 8,27ss). ¿Quién es Jesús? ¿De dónde viene? Lo que pretenden los cuatro Evangelios es contestar a estas preguntas.
  • Dios dice una sola Palabra • A través de todas las palabras de la sagrada Escritura, Dios dice sólo una Palabra, su Verbo único, en quien él se da a conocer en plenitud (CEC 102). • San Agustín escribe: Recuerden que es una misma Palabra de Dios la que se extiende en todas las escrituras, que es un mismo Verbo que resuena en la boca de todos los escritores sagrados (San Agustín, Enarratio in Psalum 103, 4,1; PL 37, 1378).
  • En el saludo del ángel llama la atención el que no dirija a María el acostumbrado shalom, sino que use el griego chaῖre, «ave, salve»; pero el verdadero significado es !Alégrate! Con este saludo del ángel comienza en sentido propio el Nuevo Testamento. (cfr. Benedicto XVI, La infancia de Jesús).
  • La misma palabra aparece en la Noche Santa en labios del ángel a los pastores: «Os anuncio una gran alegría» (cf, 2,10). La alegría es don propio del Espíritu Santo, es el verdadero don del Redentor. Así pues, en el saludo del ángel se oye el sonido de un acorde (cf, 2,10) que seguirá resonando a través de todo el tiempo de la Iglesia, y también se puede percibir en todo el mensaje cristiano, en la Buena Nueva (Cfr. Benedicto XVI, op. cit. p. 34).
  • Benedicto XVI dice sobre el nombre de Jesús: Joshua (Cfr. La Infancia de Jesús, p. 37 • El nombre de Jesús contiene de manera escondida el tetragrama (YHWH), el nombre misterioso del Horeb, ampliado hasta la afirmación: Dios salva. El Dios que es, es el Dios presente y salvador. La revelación del nombre de Dios, iniciada en la zarza ardiente (Ex 3,1.13-14), es llevada a su cumplimiento en Jesús (Cf. Jn 17,26).
  • La respuesta de María se desarrolla en tres fases: 1º se quedó turbada y pensativa. Se confronta interiormente con la palabra. 2º Elabora una pregunta: «¿Cómo será eso, pues no conozco varón?» (Lc 1,34). 3º Se declara sierva del Señor: «Hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38). Es el momento de la obediencia libre, humilde y magnánima.
  • «Y el ángel la dejó» (Lc1,38). María se queda sola con un cometido que supera toda capacidad humana. Ella debe continuar el camino que atravesará muchas oscuridades, comenzando por el desconcierto de José ante su embarazo, hasta la noche de la cruz (Benedicto XVI, op. cit., p. 44).
  • El Hijo de Dios viene en humildad. Dos cosas van juntas: la profunda continuidad del obrar de Dios en la historia y la novedad del grano de mostaza oculto.
  • ¿De dónde viene Jesús? • Para San Mateo hay dos nombres decisivos para entender de dónde viene Jesús: Abraham y David. • Con Abraham comienza la historia de la promesa. A David se le prometió un reino eterno (2S 7,16)
  • El nacimiento de Jesús: «No tenían sitio en la posada» (Lc 2,6s) • Ya desde su nacimiento, Jesús no pertenece al «importante», y, sin embargo, este hombre irrelevante se revela como el realmente Poderoso, de quien todo depende (B XVI, op. cit., p. 73)
  • María «dio a luz a su hijo primogénito» (Lc 2,7). • La primogenitura alude a una pertenencia singular de Jesús a Dios. Jesús inaugura una nueva humanidad. En la Carta a los Colonsenses, Cristo es «primogénito de toda creatura». La primogenitura adquiere una dimensión cósmica (p. 78).
  • Purificación de la Virgen María Cfr. Mt 3,15 • María no necesita ser purificada por el parto de Jesús: este nacimiento trae la purificación del mundo. Pero ella obedece a la Ley y sirve justamente así al cumplimiento de las promesas (p. 88). Presentación, de Rubens
  • • Junto a la invitación de tomar con él a María como su mujer, José recibe la orden de dar un nombre al niño; es el mismo nombre que el Ángel había indicado a María: Jesús (Jeshua), significa YHWH es salvación. El mensajero aclara en qué consiste esa salvación: «Él salvará a su pueblo de los pecados». • La promesa del perdón de los pecados parece demasiado poco y a la vez excesivo: excesivo porque se invade la esfera reservada a Dios; demasiado poco porque parece que no se toman en consideración el sufrimiento concreto de Israel y su necesidad real de salvación. Se anticipa la controversia del mesianismo. Dar nombre al Niño Dios
  • Prueba escriturística que presenta Mateo Mt 1,22s; cf. Is 7,14 • Mateo dice: «Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el profeta: «Mirad: la virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel», que significa «Dios con nosotros»».
  • Este versículo de Isaías • Se sitúa en el año 733 a.C. • El rey asirio Tiglat-Pileser había rechazado el comienzo de una insurrección de los estrados sirio-palestinos. Entonces el rey Rezín de Damasco- Siria y Pékaj de Israel se unieron en una coalición contra la gran potencia asiria. Piden apoyo al Rey del Sur: de Judá. • Puesto que no fueron capaces de persuadir al rey de Judá, Acaz, de sumarse a su alianza, deciden atacarlo. En su lugar, Acaz firma un pacto de protección con Asiria, lo que le garantiza seguridad y salva a su país, pero le exige adorar a las divinidades asirias. Se pone un altar en el templo según el modo asirio (B XVI, p. 51-53).
  • Isaías 7,14: Emmanuel • El momento al que se refiere la cita de Isaías en antes del pacto de Ajaz con rey asirio Tiglat-Pileser. Pero una cosa estaba clara: si Acaz llegara a estipular un pacto con el rey asirio, significaría que él, como hombre político, confiaba más en el poder del rey que en el de Dios. Se trataba de una cuestión de fe. Tiglat-Pileser, rey de Asiria
  • En este contexto • Isaías dice al rey que no debe tener miedo a «esos dos cabos de tizones humeantes», Asiria e Israel (Efraín), y por tanto, no hay motivo para hacer el pacto de protección con Asiria. De manera inusual, invita a Acaz a pedir un signo de Dios, bien de las profundidades del abismo, bien de los alto. • La respuesta del rey parece devota: no quiere tentar a Dios ni pedir un signo. Es un indicio de que no quiere ser molestado en su «realpolitik». El profeta anuncia: «Mirad: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que significa: «Dios con nosotros» (Is, 7,14). (p 54).
  • ¿Cuál es el signo que se promete a Acaz? El nacimiento de Jesús de la Virgen María: • Jesús, que en realidad no lleva el nombre de Emmanuel, sino que es el Emmanuel. Él mismo es la permanencia de Dios con los hombres (cfr. B XVI, p. 54). • Es una palabra que se dirige a la humanidad, no solamente a Acaz. Adoración de los Magos, Orozco
  • Entonces, ¿qué podemos decir? • La afirmación de la Virgen que da a luz al Emmanuel, de manera análoga a la del canto del Siervo del Señor en Isaías 53 (varón de dolores, conocedor de todos los quebrantos…), es una palabra de espera. En su contexto histórico no se encuentra correspondencia alguna. El signo que Dios mismo anuncia concierne a la historia en su conjunto. • El Emmanuel ha llegado. Marius Reiser resume en una frase la experiencia que tuvieron los lectores cristianos: «La profecía del profeta es como un ojo de cerradura milagrosamente predispuesto, en el que encaja perfectamente la llave Cristo» (B. XVI, p. 56).
  • Cristo es signo de contradicción Dios es considerado una y otra vez como el límite de nuestra libertad. • Un límite que se ha de abatir para que el hombre pueda ser totalmente él mismo. Dios, con su verdad, se opone a la multiforme mentira del hombre, a su egoísmo y a su soberbia. Dios es amor, pero se puede odiarlo cuando éste exige salir de sí mismo para ir más allá • Redención es una liberación del estar oprimidos en el propio yo. Esta liberación tiene el precio del sufrimiento de la cruz (Benedicto XVI, op. cit., pp. 92-93)
  • «Y a ti, una espada te traspasará el alma» (Lc 2,35) Una palabra dirigida directamente a María • La oposición contra el Hijo afecta a la Madre. La cruz de la contradicción que se ha hecho radical, se convierte en ella en una espada que le traspasa el alma. De María podemos aprender la verdadera compasión, acogiendo el dolor ajeno como propio (p. 93).
  • Respuesta del Niño perdido • Con ella ha quedado claro que él conoce al Padre -Dios- desde dentro. Está en su presencia. Lo ve. Ve las cosas y las personas en su luz. • En cuanto hombre, está arraigado en una historia concreta, en un lugar y en un tiempo. Él ha pensado y aprendido de un modo humano (B XVI, op. cit., p. 131- 132).
  • Tenemos necesidad también de alguien que sea fiable y experto en las cosas de Dios. Jesús, se presenta como aquel que nos explica a Dios (Cfr. Lumen Fidei, n.18). • La fe no sólo mira a Jesús, sino que mira desde el punto de vista de Jesús, con sus ojos: es una participación en su modo de ver. • En muchos ámbitos de la vida confiamos en otras personas que conocen las cosas mejor que nosotros. Tenemos confianza en el arquitecto que nos construye la casa, en el farmacéutico que nos da la medicina para curarnos, en el abogado que nos defiende en el tribunal.
  • • Para que pudiésemos conocerlo, acogerlo y seguirlo, el Hijo de Dios ha asumido nuestra carne, y así su visión del Padre se ha realizado también al modo humano, mediante un camino y un recorrido temporal. La fe cristiana es fe en la encarnación del Verbo y en su resurrección en la carne; es fe en un Dios que se ha hecho tan cercano que ha entrado en nuestra historia (cfr. Lumen fidei, n. 18).
  • La fe tiene una configuración eclesial • Esto nos lleva a descubrir cuánto ama Dios a este mundo y cómo lo orienta incesantemente hacia sí. • La fe no es algo privado, sino que nace de la escucha y está destinada a pronunciarse y a convertirse en anuncio (cfr. Lumen fidei, n. 22).
  • «Si no creéis, no comprenderéis» (cf. Is 7,9) (Versión de los Setenta) Le dice Isaías al rey Acaz. • Pero en el texto hebreo leemos de modo diferente. Aquí, el profeta dice al rey: «Si no creéis, no subsistiréis». El rey busca la seguridad en Asiria; el profeta le invita a fiarse del Dios de Israel. La subsistencia que Isaías promete al rey pasa por la comprensión de la acción de Dios y de la unidad que él confiere a la vida del hombre y a la historia del pueblo. El hombre necesita la verdad, sin ella no puede subsistir (Lf, 23).
  • • Leído a esta luz, el texto de Isaías lleva a una conclusión: el hombre tiene necesidad de conocimiento, tiene necesidad de verdad, porque sin ella no puede subsistir. La fe, sin verdad, no salva, no da seguridad a nuestros pasos. • La fe da una luz nueva, superior a los cálculos del rey, porque comprende la actuación de Dios, que es fiel a su alianza y a sus promesas (cf. Lumen fidei, n. 24).
  • El centro de la personalidad de Jesucristo • está en su comunión con el Padre. Partiendo de ella Él se nos hace presente hoy. • La fe bíblica se refiere a hechos históricos reales.
  • Nazaret • Nazaret era un pueblo enclavado en una escarpada montaña. • En aquella época tenía unos 120 habitantes, y aproximadamente 30 casas. • Las casas en Nazaret tenían una parte inferior y otra superior. En la superior, que era donde se habitaba. La parte inferior se utilizaba como almacén o taller; solían tener cabras para disponer de leche.
  • Nazaret significa “brote florido” • Nazaret cuenta hoy con unos 70 mil habitantes, aunque en tiempos del Señor tenía poco más de un centenar de personas, dedicadas en su mayoría a la agricultura (Cfr. Noticias marzo 2012).
  • En Nazaret • La Iglesia de San José ha sido reconstruida. Tiene un triple ábside. Es el lugar en el que seguramente vivió la Sagrada Familia.
  • Nazareno Según Eugenio Zolli (rabino de Roma) • El apelativo nazareno también significa el vástago, el renuevo o la flor; se escribe neser o nazareus y representa la esperanza mesiánica de Israel. Jesús el “Nazir”= consagrado, enviado de Dios. • El término arameo nasrnana y nasora significa “aquel que enseña la tradición o que la explica”.
  • La Virgen Maria • Según los Apócrifos María es hija de Joaquín y Ana, que podría haber nacido en Séforis, o bien en Jerusalén.
  • Belén Éfrata • Se calcula que fue fundada por los cananeos hacia el año 3000 a.C. • A comienzos del siglo I era una aldea que no contaba con más de un millar de habitantes. Quedaba a 150 Km de Nazaret.
  • El empadronamiento fue en Bethlehém • En virtud del edicto del César Augusto, los soldados romanos anunciando que todo judío debía empadronarse en el lugar de donde era originario. El edicto convirtió la profecía de Miqueas en realidad:"y tú Belén, tierra de Judá, no eres la más pequeña, porque de ti nacerá el que será Señor y dominador en Israel..."
  • Belén Efratá • Su nombre completo era Belén Efratá. El vocablo Efratá, significa "fecunda".
  • Bethehém significa “Casa del pan” o Casa de pan • Su población superaba los 300 habitantes. La mayor parte de sus casas estaban construidas, al igual que las de Jerusalén, con piedra blanca hierosolimitana.
  • • Los pastores eran considerados gente mala. Se les tenía por falsos, embusteros, ladrones. Sin embargo es a ellos a quienes se les aparece el Ángel de Dios, para anunciarles el nacimiento de su Hijo.
  • Los Magos van a ver a Herodes
  • ¿Quiénes eran los «Magos»? • Los hombres de los que habla Mateo eran astrónomos, «sabios». • A la luz del Salmo 72,10 e Isaías 60, son reyes. Representan el camino de las religiones hacia Cristo, así como la autosuperación de la ciencia en vistas a Él. • Están en cierto modo siguiendo a Abraham… De manera diferente están siguiendo a Sócrates… • En este sentido, son predecesores de los buscadores de la verdad (cfr. P. 101).
  • Fueron guiados por una estrella • Significa implícitamente que el cosmos habla de Cristo, aunque su lenguaje no sea totalmente descifrable. Suscita la esperanza de que un día este Dios se manifestará (p. 105- 106).
  • El relato de los Magos está en esta línea • No es la estrella la que determina el destino del Niño, sino el Niño quien guía a la estrella. El hombre asumido por Dios vale más que el universo entero(cfr. Benedicto XVI, op. cit., p. 107).
  • Hay agitación en la ciudad • Herodes «convocó a los pontífices y a los letrados del país» (Mt 2,4). Una reunión como ésta no podía mantenerse en secreto. El nacimiento de un rey mesiánico traería tribulación a los de Jerusalén. • Éstos conocían muy bien a Herodes. ¿Cómo respondió esta asamblea a la pregunta sobre el lugar del nacimiento de Jesús? con palabras del profeta Miqueas y el Segundo Libro de Samuel:
  • Según Mateo 2,6 • «Y tu, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá; pues de ti saldrá un jefe (cf. Mi 5,1) que será el pastor de mi pueblo Israel (2 S 5,2). • Muestran la paradoja del obrar de Dios que recorre todo el Antiguo Testamento: lo que es grande nace de lo que según los criterios del mundo parece pequeño e insignificante (cfr. P. 109).
  • Los dones de los «Magos» • Los Magos se postran ante el Niño y le ofrecen tres dones: el oro haría referencia a la realeza de Jesús, el incienso al Hijo de Dios y la mirra al misterio de su Pasión (cfr. p. 112).
  • Huida a Egipto
  • Huida a Egipto • Egipto fue la provincia considerada como el granero de Roma. Era rica en multitud de productos que eran importados desde el puerto de El Cairo hasta el puerto de Ostia. • Los vestidos egipcios se hacían con lino. Todos los egipcios, sin distinción de edad o de sexo, eran portadores de numerosas joyas, anillos para la cabeza, pendientes, collares de muchas clases, sortijas, tobilleras, brazaletes... de oro, plata, piedras semipreciosas, incluso conchas marinas y guijarros pulidos.
  • Matanza de los Inocentes
  • Rafael Sanzio
  • Circuncisión del Señor
  • Jerusalén en tiempos de Jesús • Jerusalén era, para el pueblo judío, la ciudad santa por excelencia. Tenía unos 40.000 habitantes. Era una gran urbe. Su población llegaba a multiplicarse por tres cuando tenía lugar alguna festividad señalada, como la Pascua, el Yom Kippur, o la fiesta de los Tabernáculos
  • En Jesús Dios ha dicho todo lo que quería decir • Jesucristo es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad y es además un acontecimiento histórico.
  • “El Padre se lo ha entregado todo a Jesús” (Heb 1,2) • La fe cristiana no puede aceptar “revelaciones” que pretendan superar o corregir la Revelación de la que Cristo es la plenitud (CEC, 67).
  • La vida pública del Señor comienza con • Su bautismo en el Jordán por Juan el Bautista. En ese momento el país bullía de inquietudes porque no tenían profeta.
  • José, según la Ley, es el padre de Jesús • Y es un artesano de la provincia de Galilea, poblada predominantemente por paganos. Las promesas hechas a Abraham y David parecen sumidas en el silencio.
  • Aparece Juan el Bautista • Podemos imaginar la extraordinaria impresión que tuvo que causar la figura y el mensaje del Bautista. Por fin había de nuevo un profeta, cuya vida también le acreditaba como tal (B XVI, p. 37).
  • Novedad • Jesús llegó desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán (Mc 1,9). Lo nuevo no es que venga de lejos, sino que Él quiera ser bautizado, que se mezcla entre la multitud gris de los pecadores… Inicia su vida pública tomando el puesto de los pecadores (B XVI pp. 37-40).
  • Bodas de Caná
  • El vino en las bodas de Caná • Jesús proporciona unos 520 litros de vino en las bodas de Caná, aunque “no había llegado su hora”. La hora de Jesús tiene comienzo en el momento de la cruz y tiene su exacta localización histórica: cuando los corderos de la Pascua son sacrificados Jesús de identifica con la vid
  • • El vino comporta una pasión, también él ha sido prensado, y así la uva se ha convertido en vino (B XVI, Jesús de Nazaret, p. 310).
  • Jesucristo es el misterio central que la Iglesia anuncia • La presencia de Jesús en la Iglesia lo llena todo. Le encontramos en el culto como Señor que lo preside y lo recibe.
  • Aquí surge la gran pregunta: ¿qué ha traído Jesús? • Si no ha traído la paz y el bienestar o un mundo mejor para todos, ¿qué ha traído? La respuesta es muy sencilla: a Dios. Ha traído a Dios (Cf. B XVI, op. cit., p. 69).
  • Lo encontramos en los Sacramentos • Se halla presente en la Eucaristía, en las Escrituras, en la predicación cristiana, en la catequesis…
  • y en el prójimo.
  • El hombre es un ser relacional. • El hombre es un ser relacional. Si se trastoca la primera y fundamental relación del hombre – la relación con Dios- entonces ya no queda nada más que pueda estar verdaderamente en orden. • Jesús quiere llamar la atención del hombre sobre el núcleo del mal y hacerle comprender: Si no eres curado en esto, no obstante todas las cosas buenas que puedas encontrar, no estarás verdaderamente curado. • (B XVI, p. 50)
  • Última Cena • No obedecía a ningún determinado rito judío, sino que era su despedida, en la que daba algo nuevo, se entregaba a sí mismo como su verdadero Cordero, instituyendo así su Pascua (B XVI, Jesús de Nazaret, II, p. 137).
  • Agonía en el Huerto de los Olivos
  • Oración en el Huerto. Bellini
  • Oración en el Huerto. ¿Cómo supieron los discípulos que Cristo había sudado sangre y que un ángel le consoló si estaban dormidos?
  • Pretorio
  • En el pretorio, con Pilato
  • Bellini • El Salmo 22 e Isaías 53 son textos que iluminan todo el arco del acontecimient o de la Pasión. Leerlos.
  • Es sepultado en un sepulcro nuevo (Mateo, Lucas y Juan) • Esto manifiesta un respeto profundo por el difunto. Se compró una sábana (Sinópticos) y vendas de lino (San Juan, 19,40)
  • Resurrección (Peter Paul Rubens, 1616) • El atlético y robusto cuerpo del Cristo resucitado sin marcas de martirio. Una imagen de Rubens que acentúa la idea del triunfo sobre la muerte.
  • Cena de Emaús, de Caravaggio
  • Emaús
  • Tintoretto, Emaús
  • Rembrant, Cena de Emaús
  • Jerusalén significa “Ciudad de la paz” • Jerusalén (en hebreo ‫,ירושלים‬ Yerushalayim; en árabe ‫,القدس‬ al-Quds). El nombre de Jerusalen procede de las palabras: shalem o shalom (‫,)'שלם‬ que significa paz en hebreo antiguo, y yeru (‫,)ירו‬ [[casa] (ciudad), por lo que Jerusalén significa por tanto casa de la paz.
  • Nazareth: la basílica de la Anunciación
  • Casa de la Virgen en Éfeso
  • ¿Quién es Jesús? • ¿Quién es él? En química, él convirtió el agua en vino. En la biología, nació sin la concepción normal. • En física, desmintió la ley de la gravedad cuando ascendió al cielo. • En economía, él refutó la ley de la disminución al alimentar 5000 personas con sólo dos peces y un pan. • En medicina, él curó a los enfermos y los ciegos sin administrar una sola dosis de droga. • En la historia, él es el PRINCIPIO y el FINAL. • En el gobierno, dijo que él sería llamado maravilloso consejero, el príncipe de la paz. • En la religión, dijo que nadie viene a al padre sino a través de él.
  • Bibliografía Benedicto XVI, La infancia de Jesús, Planeta, México, 2012. Benedicto XVI, Jesús de Nazaret, I y II, Planeta, México, 2007. Catecismo de la Iglesia Católica. Papa Francisco, Lumen fidei, 2013 Otras fuentes.