Gracia santificante 60

  • 362 views
Uploaded on

uPuede ser un axiliar para explicar el curso de la vida de la gracia

uPuede ser un axiliar para explicar el curso de la vida de la gracia

More in: Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
362
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
14
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Por Rebeca ReynaudPor Rebeca ReynaudLa Gracia Santificante
  • 2. A imagen y semejanzaA imagen y semejanzaDios hizo al hombre a suDios hizo al hombre a suimagen y semejanza,imagen y semejanza,dándole un almadándole un almaespiritual e inmortal,espiritual e inmortal,capaz de conocerlo ycapaz de conocerlo yamarlo, y alcanzar unaamarlo, y alcanzar unafelicidad proporcionada afelicidad proporcionada asu naturaleza, nos dio lasu naturaleza, nos dio ladignidad de ser hijosdignidad de ser hijossuyos.suyos.
  • 3. ElEl Catecismo de la IglesiaCatecismo de la IglesiaCatólicaCatólica dice en el n. 2000:dice en el n. 2000:La graciaLa graciasantificante es unsantificante es undon habitual, unadon habitual, unadisposición establedisposición establey sobrenatural quey sobrenatural queperfecciona al almaperfecciona al almapara hacerla capazpara hacerla capazde vivir con Dios, dede vivir con Dios, deobrar por su amor.obrar por su amor.
  • 4. La gracia no es unaLa gracia no es una“cosa”. Es ante todo“cosa”. Es ante todoy principalmente ely principalmente eldon del Espíritu quedon del Espíritu quenos santifica ynos santifica yjustifica. No es algojustifica. No es algoque seque se superponesuperpone,,sino que transformasino que transformala naturalezala naturalezahumana.humana.
  • 5. Con la gracia santificante hay unaCon la gracia santificante hay una elevación general de laelevación general de lanaturaleza humananaturaleza humana que es participación en la vidaque es participación en la vidatrinitaria.trinitaria.Además, las virtudes teologales –fe, esperanza y caridad-Además, las virtudes teologales –fe, esperanza y caridad-permiten obrar de un modo nuevo.permiten obrar de un modo nuevo.La gracia santificante es un don personal sobrenatural yLa gracia santificante es un don personal sobrenatural ygratuito , que nos hace verdaderos hijos de Dios ygratuito , que nos hace verdaderos hijos de Dios yherederos del cielo .herederos del cielo .La gracia santificante es la vida sobrenatural del alma.La gracia santificante es la vida sobrenatural del alma.
  • 6. La gracia nosLa gracia noshace agradableshace agradablesa Dios.a Dios.Lo primero que hay queLo primero que hay quetener presente es quetener presente es que“justicia”“justicia” en laen laSagrada EscrituraSagrada Escriturasignifica propiamentesignifica propiamente“santidad”“santidad”.. (Cfr.(Cfr. Rom 1, 16-Rom 1, 16-17)17).. El proceso deEl proceso dejustificación, por tanto,justificación, por tanto,comprende todo lo quecomprende todo lo queel alma necesita parael alma necesita parasalir del pecado grave ysalir del pecado grave yalcanzar la graciaalcanzar la graciasantificante.santificante.
  • 7. La Iglesia estáLa Iglesia estásantificadasantificada por Cristo;por Cristo;ella también esella también essantificadora;santificadora; buscabuscala santificación de losla santificación de loshombres y la gloriahombres y la gloriade Dios. Posee lade Dios. Posee laplenitud total de losplenitud total de losmedios de Salvaciónmedios de Salvación(cfr.(cfr. Lumen gentium,Lumen gentium,48).48).
  • 8. Dos son los santificadoresDos son los santificadoresesenciales del almaesenciales del almaEl Espíritu Santo y la Virgen, pues son losEl Espíritu Santo y la Virgen, pues son losúnicos que pueden reproducir a Cristoúnicos que pueden reproducir a Cristo
  • 9. Las acciones de los hombres que no están enLas acciones de los hombres que no están engracia de Dios, aunque tengan su valor, no rebasangracia de Dios, aunque tengan su valor, no rebasanlos límites de lo humano. En cambio, cuando unlos límites de lo humano. En cambio, cuando unhombre está en gracia de Dios, es miembro delhombre está en gracia de Dios, es miembro delCuerpo Místico de Cristo, y entonces sus obras,Cuerpo Místico de Cristo, y entonces sus obras,por sencillas que sean, pertenecen a un planopor sencillas que sean, pertenecen a un planosobrenatural, infinitamente superior a todo losobrenatural, infinitamente superior a todo lohumano.humano.
  • 10. La gracia de Dios es lo que más vale en esteLa gracia de Dios es lo que más vale en estemundo .mundo .Nos hace participantes de la naturaleza divina,Nos hace participantes de la naturaleza divina,pero no nos hace hombres-dioses como Cristo quepero no nos hace hombres-dioses como Cristo queera Dios, porque su naturaleza humana participabaera Dios, porque su naturaleza humana participabade la personalidad divina, lo cual no ocurre ende la personalidad divina, lo cual no ocurre ennosotros .nosotros .
  • 11. EFECTOS DE LA GRACIAEFECTOS DE LA GRACIASANTIFICANTESANTIFICANTELa graciaLa graciasantificante producesantificante producelos siguienteslos siguientesefectos: eleva a unefectos: eleva a unestado sobrenatural;estado sobrenatural;convierte al justo enconvierte al justo enamigo de Dios, hijoamigo de Dios, hijode Dios, herederode Dios, herederodel Cielo y templodel Cielo y templodel Espíritu Santo.del Espíritu Santo.
  • 12. La gracia se pierde por el pecado grave.La gracia se pierde por el pecado grave.Estando en pecado mortal no se puede merecerEstando en pecado mortal no se puede merecernada. Quien ha perdido la gracia santificante nonada. Quien ha perdido la gracia santificante nopuede vivir tranquilo, pues está en un peligro depuede vivir tranquilo, pues está en un peligro decondenarse.condenarse.
  • 13. La graciaLa graciasantificante sesantificante serecobra con larecobra con laconfesión bienconfesión bienhecha, o con unhecha, o con unacto de contriciónacto de contriciónperfecta, conperfecta, conpropósito depropósito deconfesarse.confesarse.
  • 14. El perder la gracia santificante es la mayor de lasEl perder la gracia santificante es la mayor de lasdesgracias , aunque no se vea a simple vista.desgracias , aunque no se vea a simple vista.Sin la gracia de Dios toda nuestra vida es inútilSin la gracia de Dios toda nuestra vida es inútilpara el cielo.para el cielo.Esta vida es el camino para la eternidad.Esta vida es el camino para la eternidad.Sin la gracia, el ser humano, por fuera sigue igual,Sin la gracia, el ser humano, por fuera sigue igual,pero por dentro no funciona: es como una bombillapero por dentro no funciona: es como una bombillasin corriente eléctrica.sin corriente eléctrica.
  • 15. El foco estará encendido si hayEl foco estará encendido si haygracia, o apagado si no la haygracia, o apagado si no la hay
  • 16. Sigue el caminoSigue el caminodel cielo el quedel cielo el quevive en gracia devive en gracia deDios.Dios.Sigue el caminoSigue el caminodel infierno eldel infierno elque vive enque vive enpecado mortal ypecado mortal yno se arrepiente.no se arrepiente.
  • 17. San Agustín oraba así:San Agustín oraba así: Dame loDame loque pides, y pide lo que quierasque pides, y pide lo que quierasPor nosotros mismosPor nosotros mismospoco o nada podemos.poco o nada podemos.El hombre no puedeEl hombre no puedecumplir todas suscumplir todas susobligaciones sin la ayudaobligaciones sin la ayudade la gracia de Dios.de la gracia de Dios.Pero Dios a todos les daPero Dios a todos les dala gracia suficiente parala gracia suficiente paraalcanzar la vida eterna.alcanzar la vida eterna.
  • 18. Lema de San AgustínLema de San Agustín““Dios no mandaDios no mandaimposibles, sino queimposibles, sino queal mandar advierteal mandar advierteque hagas lo queque hagas lo quepuedas y pidas lopuedas y pidas loque no puedas” (que no puedas” (DeDenat. et gr.nat. et gr. 43, 50,43, 50,OSA VI, 883).OSA VI, 883).
  • 19. Además de la graciaAdemás de la graciasantificante Diossantificante Diosconcede otras graciasconcede otras graciasque llamamosque llamamosgracias actuales,gracias actuales,que son auxiliosque son auxiliossobrenaturalessobrenaturalestransitorios, es decir,transitorios, es decir,dados en cada caso,dados en cada caso,que nos sonque nos sonnecesarios paranecesarios paraconseguir algo enconseguir algo enorden a la salvación.orden a la salvación.
  • 20. Sin las gracias actuales es imposible, conseguir laSin las gracias actuales es imposible, conseguir lasalvación eterna.salvación eterna.Al que hace lo que puede, Dios no le niega suAl que hace lo que puede, Dios no le niega sugracia.gracia.«Tan grande es la bondad de Dios con nosotros«Tan grande es la bondad de Dios con nosotrosque ha querido que sean méritos nuestros lo queque ha querido que sean méritos nuestros lo quees don suyo».es don suyo».Esta gracia la obtenemos mediante la oración y losEsta gracia la obtenemos mediante la oración y losSacramentos.Sacramentos.
  • 21. Y ¿qué pasa cuándo un almaY ¿qué pasa cuándo un almacorresponde a una gracia actual?corresponde a una gracia actual?Jesús dijo: «Zaqueo, bajaJesús dijo: «Zaqueo, bajapronto porque hoy me hospedopronto porque hoy me hospedoen tu casa.»en tu casa.»Zaqueo solamenteZaqueo solamentehabía querido ver ahabía querido ver aJesús. Pero JesúsJesús. Pero Jesúsle mira, le habla y,le mira, le habla y,para colmo de lapara colmo de lafelicidad, le proponefelicidad, le proponehospedarse en suhospedarse en sucasa. Son lascasa. Son lasgraciasgraciassubsiguientes a lassubsiguientes a lasgracias actuales.gracias actuales.
  • 22. En cambio, no hayEn cambio, no haycorrespondencia a la gracia encorrespondencia a la gracia en::Mt 23, 37-39:Mt 23, 37-39: «¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a«¡Jerusalén, Jerusalén, que matas alos profetas y apedreas a los que te son enviados!los profetas y apedreas a los que te son enviados!¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, comouna gallina reúne a sus pollos bajo las alas, y nouna gallina reúne a sus pollos bajo las alas, y nohabéis querido! Pues bien, se os va a dejar desiertahabéis querido! Pues bien, se os va a dejar desiertavuestra casa. Porque os digo que ya no me volveréisvuestra casa. Porque os digo que ya no me volveréisa ver hasta que digáis: ¡Bendito el que viene ena ver hasta que digáis: ¡Bendito el que viene ennombre del Señor!»nombre del Señor!»Mc 10, 17-22:Mc 10, 17-22: «Maestro bueno, ¿qué he de hacer«Maestro bueno, ¿qué he de hacerpara tener en herencia vida eterna?», dijo el jovenpara tener en herencia vida eterna?», dijo el jovenrico. Jesús lo llama, pero él, se marchó entristecido,rico. Jesús lo llama, pero él, se marchó entristecido,porque tenía muchos bienes.porque tenía muchos bienes.
  • 23. Algunos ejemplos deAlgunos ejemplos degracias actualesgracias actualesOigo una ambulancia y rezo un PadrenuestroOigo una ambulancia y rezo un Padrenuestroo un Acordaos por el accidentado.o un Acordaos por el accidentado.Veo una pelea y hago un acto de desagravio.Veo una pelea y hago un acto de desagravio.
  • 24. Por consiguiente, la fe, como simplePor consiguiente, la fe, como simpleadhesión intelectual o simpleadhesión intelectual o simpleconfianza, NO BASTA para salvarse.confianza, NO BASTA para salvarse.La fe debe tener obras, exigeLa fe debe tener obras, exigemanifestarse en toda nuestra conducta.manifestarse en toda nuestra conducta.Santiago 2, 19-26:Santiago 2, 19-26: ¿Tú crees que hay un¿Tú crees que hay unsolo Dios? Haces bien. También los demoniossolo Dios? Haces bien. También los demonioslo creen y tiemblan.lo creen y tiemblan.
  • 25. Pecado OriginalPecado OriginalEl pecado original se lava con el bautismo.El pecado original se lava con el bautismo.Empezamos a vivir la vida de la gracia con elEmpezamos a vivir la vida de la gracia con elsacramento del bautismo.sacramento del bautismo.Cuando nacemos a la vida natural, nacemosCuando nacemos a la vida natural, nacemosmuertos a la vida de la gracia, porque nacemos conmuertos a la vida de la gracia, porque nacemos conel pecado original .el pecado original .
  • 26. El pecado original es la raíz de los demás pecadosEl pecado original es la raíz de los demás pecadosde los hombres.de los hombres.La realidad del pecado original es dogma de fe.La realidad del pecado original es dogma de fe.Con este pecado de desobediencia nuestrosCon este pecado de desobediencia nuestrosprimeros padres perdieron la gracia para ellos yprimeros padres perdieron la gracia para ellos ypara nosotros sus hijos.para nosotros sus hijos.El bautismo es como un segundo nacimiento: unEl bautismo es como un segundo nacimiento: unnacimiento a la vida sobrenatural.nacimiento a la vida sobrenatural.
  • 27. Nosotros no somos responsables del pecadoNosotros no somos responsables del pecadooriginal porque no es pecado personal nuestro;original porque no es pecado personal nuestro;pero lo heredamos al nacer.pero lo heredamos al nacer.Por eso el pecado original es llamado "pecado" dePor eso el pecado original es llamado "pecado" demanera análoga: es un pecado "contraído", nomanera análoga: es un pecado "contraído", no"cometido"; es un estado, no un acto ."cometido"; es un estado, no un acto .
  • 28. El que peca se entregaEl que peca se entregaal espíritu de laal espíritu de lamentira.mentira.En la medida queEn la medida quesomos pecadoressomos pecadoressomos mentirosos ,somos mentirosos ,pues el pecado es elpues el pecado es elabandono de laabandono de laverdad, que es Dios.verdad, que es Dios.El pecado nuncaEl pecado nuncasacia; y el demoniosacia; y el demoniologra encadenarnoslogra encadenarnos..
  • 29. Hay dos caminosHay dos caminos
  • 30. La gracia santificante se pierdeLa gracia santificante se pierdepor el pecado mortalpor el pecado mortalFrente a la doctrina de Calvino sobre laFrente a la doctrina de Calvino sobre laimposibilidad de perder la gracia y frente a laimposibilidad de perder la gracia y frente a ladoctrina de Lutero, según la cual el estado dedoctrina de Lutero, según la cual el estado degracia sólo se pierde por el pecado degracia sólo se pierde por el pecado deincredulidad, el concilio de Trento enseñóincredulidad, el concilio de Trento enseñóque: “no sólo por el pecado de infidelidad,que: “no sólo por el pecado de infidelidad,sino por cualquier otro pecado mortal, sesino por cualquier otro pecado mortal, sepierde la gracia de la justificación”. (Conc.pierde la gracia de la justificación”. (Conc.Trento, Sesión VI).Trento, Sesión VI).
  • 31. Todas las tentaciones del demonio se puedenTodas las tentaciones del demonio se puedenvencer con la ayuda de Dios.vencer con la ayuda de Dios.Por el estado de pecado original el hombre estáPor el estado de pecado original el hombre estádebilitado en sus potencias del alma, y su libertaddebilitado en sus potencias del alma, y su libertadestá inclinada tanto al bien como al mal. Pero laestá inclinada tanto al bien como al mal. Pero lagracia lo fortalece; esta vida de la gracia empiezagracia lo fortalece; esta vida de la gracia empiezacon el bautismo.con el bautismo.
  • 32. ¿Podemos tener la certeza absoluta¿Podemos tener la certeza absolutade estar en gracia de Dios?de estar en gracia de Dios? NoNoHay ciertas señales que dan certeza moral de que elHay ciertas señales que dan certeza moral de que elalma está en gracia:alma está en gracia:– HUIR DEL PECADOHUIR DEL PECADO– PACIENCIA EN LA TRIBULACIÓN:PACIENCIA EN LA TRIBULACIÓN: Rom 8, 17:Rom 8, 17: loslossufrimientos del tiempo presente no son comparables consufrimientos del tiempo presente no son comparables conla gloria que se ha de manifestar en nosotros.la gloria que se ha de manifestar en nosotros.– SINCERA HUMILDAD:SINCERA HUMILDAD: I Pd 5, 5:I Pd 5, 5: De igual manera,De igual manera,jóvenes, sed sumisos…, pues Dios resiste a los soberbiosjóvenes, sed sumisos…, pues Dios resiste a los soberbiosy da su gracia a los humildes.y da su gracia a los humildes.– FIDELIDAD AL AUTÉNTICO MAGISTERIO DE LAFIDELIDAD AL AUTÉNTICO MAGISTERIO DE LAIGLESIA:IGLESIA: I Jn 2, 24-26.I Jn 2, 24-26.– LA AUTÉNTICA CARIDAD:LA AUTÉNTICA CARIDAD: I Jn 3, 14 y 4, 17:I Jn 3, 14 y 4, 17: Dios esDios esAmor y quien permanece en el amor permanece en Dios yAmor y quien permanece en el amor permanece en Dios yDios en él.Dios en él.
  • 33. EL MÉRITOEL MÉRITOSOBRENATURALSOBRENATURALTodo acto moralmente bueno tiene su méritoTodo acto moralmente bueno tiene su méritoes digno de un premio. A un méritoes digno de un premio. A un méritocorresponde un premio.corresponde un premio.Mt 25, 34:Mt 25, 34: Venid, benditos de mi Padre, yVenid, benditos de mi Padre, ytomad posesión del reino de los cielos…tomad posesión del reino de los cielos…porque tuve hambre y me disteis de comerporque tuve hambre y me disteis de comer..1Cor 3, 81Cor 3, 8:: Cada uno recibirá suCada uno recibirá surecompensa conforme a sus obras.recompensa conforme a sus obras.
  • 34. MéritoMéritoLa persona que hace el acto meritorio ha deLa persona que hace el acto meritorio ha deestar en estado de peregrinación terrenal:estar en estado de peregrinación terrenal:“Mientras hay tiempo hagamos el bien a“Mientras hay tiempo hagamos el bien atodos”todos” (Gal 6, 10).(Gal 6, 10).La obra meritoria ha de hacerse enLa obra meritoria ha de hacerse enestado de gracia:estado de gracia:Jn 15, 4:Jn 15, 4: Lo mismo que el sarmiento noLo mismo que el sarmiento nopuede dar fruto por sí mismo, si nopuede dar fruto por sí mismo, si nopermanece en la vid, así tampoco vosotros sipermanece en la vid, así tampoco vosotros sino permanecéis en mí.no permanecéis en mí.
  • 35. La pérdida de la gracia santificante por el pecadoLa pérdida de la gracia santificante por el pecadomortal tiene como consecuencia la pérdida de todosmortal tiene como consecuencia la pérdida de todoslos méritos. Pero según doctrina general de loslos méritos. Pero según doctrina general de losteólogos,teólogos, los méritos reviven en el almalos méritos reviven en el almacuando se restaura el estado de graciacuando se restaura el estado de graciasantificantesantificante, con una buena confesión o un acto de, con una buena confesión o un acto decontrición perfecta.contrición perfecta.
  • 36. Luis María Martínez diceLuis María Martínez dicePoner las cosas en suPoner las cosas en sulugar es más importantelugar es más importantede lo que se piensa ende lo que se piensa enla vida espiritual. Puesla vida espiritual. Pueshay que poner alhay que poner alEspíritu Santo en suEspíritu Santo en sulugar, teniéndole unalugar, teniéndole unadevoción constante ydevoción constante yde fondo para quede fondo para queimpregne nuestra vidaimpregne nuestra vidacon la unción del amorcon la unción del amorinfinito.infinito.
  • 37. El Espíritu SantoEl Espíritu SantoLava lo sucio,Lava lo sucio,suaviza lo duro,suaviza lo duro,calienta lo frío,calienta lo frío,rectifica lo que se harectifica lo que se hadesviado, enciendedesviado, enciendela luz en el alma,la luz en el alma,infunde amor en elinfunde amor en elcorazón y dacorazón y dafortaleza.fortaleza.
  • 38. El director de las almasEl director de las almasEs el Espíritu Santo,Es el Espíritu Santo,sin Él no haysin Él no haysantidad. Un almasantidad. Un almaes más santa si hayes más santa si haymayor docilidad amayor docilidad alas mociones dellas mociones delEspíritu Santo (LuisEspíritu Santo (LuisMaría Martínez).María Martínez).
  • 39. Para prepararnos a recibir alPara prepararnos a recibir alParáclito o ConsoladorParáclito o ConsoladorDebemos desearlo.Debemos desearlo.Debemos llamarlo:Debemos llamarlo:¡Ven, Espíritu¡Ven, EspírituConsolador! ¡Ven,Consolador! ¡Ven,Padre de losPadre de lospobres! ¡Ven, luz depobres! ¡Ven, luz delos corazones! ¡Ven,los corazones! ¡Ven,Espíritu Creador!Espíritu Creador!
  • 40. El día de nuestroEl día de nuestrobautismo recibimos losbautismo recibimos losdones del Espíritudones del EspírituSanto junto con lasSanto junto con lasvirtudes y la gracia.virtudes y la gracia.En nuestra vidaEn nuestra vidaordinaria muchasordinaria muchasveces obramos bajo elveces obramos bajo elinflujo de los dones delinflujo de los dones delEspíritu Santo.Espíritu Santo.
  • 41. Llega un momento en que las virtudes ya no sonLlega un momento en que las virtudes ya no sonsuficientes, se requieren los dones. Los dones delsuficientes, se requieren los dones. Los dones delEspíritu Santo nos ayudan a recibir lasEspíritu Santo nos ayudan a recibir lasiluminaciones y los impulsos del Espíritu. Todosiluminaciones y los impulsos del Espíritu. Todoslos que son movidos por el Espíritu, éstos son loslos que son movidos por el Espíritu, éstos son loshijos de Dios (Rom 8,14).hijos de Dios (Rom 8,14).
  • 42. San Francisco de Asísse pasaba las nochesenteras repitiendo “miDios y mi todo” porquelos dones del EspírituSanto le revelabanriquezassobrenaturales encada una de aquellasdos ideas.
  • 43. ¿Cómo se desarrollan los dones¿Cómo se desarrollan los donesdel Espíritu Santo?del Espíritu Santo?Cuando se acrecienta laCuando se acrecienta la caridad,caridad,porque la raíz de los dones es laporque la raíz de los dones es lacaridad;caridad;cuando se practican con esmero lascuando se practican con esmero lasvirtudesvirtudes cristianas;cristianas;SiendoSiendo dócilesdóciles a las inspiraciones ya las inspiraciones ymociones del Espíritu.mociones del Espíritu.
  • 44. Dones del Espíritu SantoDones del Espíritu SantoSabiduríaSabiduríaCienciaCienciaConsejoConsejoEntendimientoEntendimientoFortalezaFortalezaPiedadPiedadTemor de DiosTemor de DiosFrutosFrutos::Caridad, gozo, paz,Caridad, gozo, paz,paciencia,paciencia,longanimidad,longanimidad,bondad,bondad,magnanimidad,magnanimidad,mansedumbre,mansedumbre,modestiamodestiacontinencia,continencia,castidadcastidad
  • 45. En los dones del Espíritu SantoEn los dones del Espíritu Santohay gradoshay gradosEn el don de temorEn el don de temorde Dios elde Dios el primerprimergrado consiste engrado consiste enrechazar el pecadorechazar el pecadoy tener fuerza paray tener fuerza paravencer lasvencer lastentaciones. En eltentaciones. En elsegundosegundo grado lagrado lapersona se adhierepersona se adhierea Dios con profundaa Dios con profundareverencia y sereverencia y seevitan irreverencias.evitan irreverencias.En elEn el tercertercer gradogradoeste don produce eleste don produce eldesprendimiento dedesprendimiento delos bienes terrenos.los bienes terrenos.
  • 46. El Don de FortalezaEl Don de FortalezaLas virtudes que se leLas virtudes que se leagrupan son laagrupan son lapaciencia, la esperanza,paciencia, la esperanza,la fidelidad y lala fidelidad y lamagnanimidad; peromagnanimidad; peroéstas no sonéstas no sonsuficientes, se requieresuficientes, se requiereel don de fortaleza parael don de fortaleza parasuperar todas lassuperar todas lasdificultades y peligros.dificultades y peligros.
  • 47. La fortaleza ayuda a sobrellevarlas contrariedades de la vidaSanta Teresa deJesús tuvo queluchar contrabuenos y malos,pasar por inmensasdificultades,mientras llevaba enel alma una grandesolación.
  • 48. El Don de PiedadEl Don de PiedadUnifica lasUnifica lasrelaciones querelaciones quetenemos con lostenemos con losdemás, las guía ydemás, las guía ylas hace máslas hace másprofundas.profundas.Desarrolla un afectoDesarrolla un afectofilial por Dios Padre,filial por Dios Padre,y por ello nosy por ello nosocupamos de suocupamos de suhonor y gloria.honor y gloria.
  • 49. El don de piedad quita ladureza de corazónY lo abre a laternura con Dioscomo Padre y conlos demás comohermanos, hijos deese mismo Padre,Dios. Se manifiestaen la mansedumbrey la caridad.
  • 50. Don de SabiduríaDa el gusto para loespiritual y lacapacidad de juzgarsegún la medida deDios. Es raíz de unconocimiento nuevo,impregnado por lacaridad. El sabiosaborea las cosasde Dios.
  • 51. Don de inteligenciaAyuda a comprender la Palabra de Dios y lasverdades reveladas.
  • 52. Virtudes sobrenaturales ydones del Espíritu SantoLas virtudes, regidas por la razón,llevan su sello de imperfección; losdones, manejados por el Espíritu Santo,tienen un sello divino.Así hay una prudencia humana, y laprudencia sobrenatural, fruto de unamoción del Espíritu Santo, es el don deConsejo.
  • 53. Don de consejoIlumina laconciencia en lasopciones de la vidadiaria, sugiriendo loque es lícito, lo quecorresponde, lo queconviene más alalma.
  • 54. Don de cienciaNos da a conocer el verdaderovalor de las criaturas en su relacióncon el Creador.
  • 55. Dios provee en el orden natural yen el sobrenaturalLa obra de la gracia se apoya en lanaturaleza, de manera que entre las cosasdel orden natural y las del orden sobrenaturalhay un maravilloso paralelismo
  • 56. Santo Tomás de Aquinodice que en el ordennatural también haymociones de Diossemejantes a las delEspíritu Santo, como lasde los artistas quetienen verdaderainspiración o tienenespléndidas intuiciones,por eso el arteverdadero puedeacercar a Dios (LuisMaría Martínez).
  • 57. El cristiano es templo de DiosDice San Basilio: “Cuando somos santificados por elEspíritu recibimos también a Cristo, que habita ennosotros y, con Cristo, recibimos al Padre que hacemorada común en nosotros” (Homilía 24, 5).
  • 58. Construir puentes de buen humorConstruir puentes de buen humorPues en el aburrimiento no habita laPues en el aburrimiento no habita larazón ni el Espíritu Santo (Jorgerazón ni el Espíritu Santo (JorgeTrasloshero).Trasloshero).
  • 59. Otras graciasA) Las gracias sacramentales son donespropios de los distintos sacramentos;B) Dios concede los carismas a determinadaspersonas para realizar misiones a favor de lasantidad de los demás;C) Dios concede las gracias de estado paracumplir con las propias responsabilidades.
  • 60. Apocalipsis 3,20“He aquí que estoya la puerta y llamo;si alguno oye mi vozy me abre, entraré ycenaré con él y élconmigo”. Cadagracia es una visitadel Señor que llamaal interior delhombre.
  • 61. La identificación con Cristo no seLa identificación con Cristo no selogra inmediatamentelogra inmediatamenteRequiere unRequiere unprogreso oprogreso ocrecimiento gradual,crecimiento gradual,hasta que lahasta que lapersona estápersona estáposeída y movidaposeída y movidapor el Espíritupor el EspírituSanto, sin que porSanto, sin que poreso pierda libertadeso pierda libertad
  • 62. BibliografíaBibliografíaP. Jorge Loring, Para Salvarte.Juan Francisco Pozo, La vida de lagracia, Nostra Ediciones, México 2002.Juan Luis Lorda, La gracia de Dios,Palabra, Madrid 2004.Luis María Martínez,Luis María Martínez, El Espíritu SantoEl Espíritu Santo,,Ed. Stvdivm, Madrid 1963.Ed. Stvdivm, Madrid 1963.