Your SlideShare is downloading. ×
GUÍA PARA EL ANÁLISIS DE TIPOS DE TEXTOS
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

GUÍA PARA EL ANÁLISIS DE TIPOS DE TEXTOS

13,409
views

Published on

Ejemplos y comentarios sobre las principales características de los tipos de lenguajes.

Ejemplos y comentarios sobre las principales características de los tipos de lenguajes.

Published in: Technology

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
13,409
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
199
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. GUÍA PRÁCTICA PARA EL ANÁLISIS DE TIPOS DE TEXTOS Propuesta pedagógica de Rafael del Moral ÍNDICE: 1. TEXTOS TÉCNICOS y CIENTÍFICOS 2. TEXTOS JURÍDICOS 3. TEXTOS ADMINISTRATIVOS 4. TEXTOS PERIODÍSTICOS 5. TEXTOS PUBLICITARIOS 6. TEXTOS DE LAS DISCIPLINAS HUMANÍSTICAS 7. EL ENSAYO 8. USO LITERARIO DEL LENGUAJE 9. TEXTOS FAMILIARES o COLOQUIALES 10 TEXTOS ORALES VULGARES 1
  • 2. 1. LENGUAJE DE LOS TEXTOS TÉCNICOS y CIENTÍFICOS Uso del lenguaje en la creación, investigación y divulgación tecnológica. El tecnicismo posee un sentido concreto y determinado dentro de un oficio, arte, industria, ciencia o profesión. 1. Fonema, léxico, metáfora (lingüística); microprocesador, formatear (informática); encofrado, solador, alicatar (albañilería). 2. La difusividad del anhídrido carbónico en el agua es 35 veces mayor que la del oxígeno. Al disolverse se transforma en ácido carbónico que se disocia, produciendo primero iones bicarbonato y luego iones carbonato 3. Helicóptero, teléfono, televisión, calorimetría. 4. microcosmos, microorganismo, microondas, dermatología, cefalalgia, neuralgia, otitis 5. Linotipia, tratamiento de textos, procesador de textos. 6. Film, Software, airbag, LP, casette, CD, play-back 7. radar (Radiodetection and Ranging); memoria RAM (Ramdom Access Memory). Contenido: Conocimiento científico en sentido amplio. La claridad, la objetividad y la especifici- dad terminológica se alzan como esenciales. Función: Divulgación de la ciencia y la tecnología. Léxico: La terminología científica no admite la polisemia ni la sinonimia (ej. 1), es denotativa y huye de la connotación y de las figuras literarias (ej. 2). Los tecnicismos, cada día más numero- sos en las lenguas, tienden a ser universales de ahí el uso de bases griegas y latinas (ej. 3). Sufijos de estas lenguas (micro-, -logía, -algia o –itis) han quedado fijados para la creación de tecnicismos (ej. 4). También han de ser monosémicos y huir de la polisemia, de la homonimia y de la con- notación. La continua adaptación a los avances tecnológicos exigen un continuo cambio (ej. 5) que impone la permeabilidad para los préstamos de otras lenguas (ej. 6). A diferencia del léxico común, en la terminología científica no hay vocablos radicalmente inventados: todos están fundados en pa- labras ya existentes en la propia lengua o en otra, y formados por composición (unión de dos pala- bras), derivación (raíz más sufijo) o mediante acrónimos (ej. 7). Sintaxis: Uso de la pasiva, la impersonalidad, del plural de modestia, las oraciones subordinadas con valor hipotético o condicional y los nexos enfrentados del tipo pero, sin embargo, sino, etc. Estilo: Se potencia más la claridad que la elegancia. Tono: El autor se distancia de los matices 2. LENGUAJE DE LOS TEXTOS JURÍDICOS Uso del lenguaje destinado a legislar y a poner en práctica las leyes, y que se caracteriza por las expresiones, vocabulario y normas gramaticales propias del derecho. 1. Litigio, usufructo, óbito, in dubdio pro reo, sub iúdice… 2. El que infringiere las normas. 3. Si no lo hiciere, será sancionado. 4. Resultando de la tasación pericial practicada 5. Será considerado culpable quien… Se han promulgado las normas… 6. Mencionado, aludido, citado, antedicho, dicho… 7. Dar aviso, hacer entrega, lo que hago constar, el abajo firmante 8. Señoría, con el debido respeto… 9. Jura decir la verdad nada más que la verdad y sólo la verdad. Contenido: Asuntos relacionados con las jurisprudencia o ciencia del derecho. Aunque debe ser claro, directo y consistente, no siempre se respetan estos principios. 2
  • 3. Función: Comunicación entre legisladores, jueces, fiscales y el general los profesionales del dere- cho, pero también los particulares. Léxico: denotativo y monosémico, con frecuentes cultismos, tecnicismos y latinismos (ej. 1) . Los términos jurídicos, a diferencia de los frecuentes cambios de las palabras en el uso diario, deben significar siempre lo mismo. Sintaxis: Generalmente compleja, prefiere la expresión arcaica frente a la moderna (ej. 2). La consideración de los casos especiales se expresa mediante las oraciones subordinadas condicionales (ej. 3). Usa abundantemente los gerundios (ej. 4), participios e infinitivos, y abusa de las oraciones pasivas con ser, de las pasivas reflejas y de las impersonales (ej. 5). Considera necesarios los adjeti- vos anafóricos (ej. 6) y las locuciones y perífrasis (ej. 7). Tales exigencias contribuyen poco a eli- minar la polisemia y la vaguedad semántica. Se muestra también muy conservador con la cortesía (ej. 8). Recursos retóricos: Para evitar la contradicción y asegurar la interpretación correcta se recrea en la redundancia (ej. 3), mientras huye de los recursos habituales del lenguaje literario. Ejemplos: Leyes, edictos de los jueces, demandas, sentencias, recursos… 3 - LENGUAJE DE LOS TEXTOS ADMINISTRATIVOS Uso del lenguaje en las administraciones públicas y en las relaciones comerciales entre particulares, destinado a la comunicación de asuntos propios de la gestión. Muy Sr. Mío: Adjunto tengo el honor de remitirle el expediente para la renovación del contrato que con ustedes tenemos concertado, habiéndoles remitido aparte, y con esta fecha, el importe previsto. Lamento comunicarle que, aún teniendo a bien su interesante y justificada sugerencia para ampliar el ámbito de nuestras relaciones comerciales, de momento no podemos responder favorablemente a su demanda. Reciba un cordial salu- do. Contenido: Despersonalizado frío e inexpresivo, respeta la jerarquía, los términos de educación y las convenciones, y, condicionado por sus fórmulas, no siempre tiene en cuenta la eficacia y la di- mensión práctica de la comunicación. Función: Intercambio de información legal o comercial. Léxico: Esencialmente denotativo y monosémico. Sintaxis: Formulismo concentrado en esquemas formales de rigidez expresiva. Recursos retóricos: Utiliza arcaísmos y construcciones ampulosas, y es reacio a prescindir de ellas o a modificarlas. Tiende a la perífrasis y al eufemismo. Ejemplos: Textos administrativos para mantener relaciones con los organismos públicos, o textos comerciales entre particulares, que pueden ser: contratos, resoluciones, acuerdos, actas, certificados, informes, solicitudes, instancias, denuncias… 4. LENGUAJE DE LOS TEXTOS PERIODÍSTICOS Género y estilo utilizado por la prensa para la difusión de noticias, aunque también para la información sobre hechos y temas de interés general. 1. Pop, show, snob y snobismo, boicot y boicotear, doping y doparse, barman, best- seller... La película ha sido nominada (por ha sido propuesta); FIFA (Federación In- ternacional de Fútbol Asociación, si fuera española sería FIAF). 2. luz verde, patata caliente, marco incomparable, cúpula del poder, arco parla- mentario… La ley no contempla (por la ley no considera). En base a... ; a nivel de... 3. El Gobierno pide calma (por “pidió” calma), España sufre una derrota en su partido contra Alemania 4. durante, para, en se transforman en por espacio de, con objeto de, a bordo de 3
  • 4. 5. La Constitución, de todos los españoles. El Atlético, eliminado. 9. El Estado se hará cargo de las indemnizaciones (en vez de “se encargará de”). Titular del departamento (por “ministro”). 7. Adecuación de plantilla (por “despido libre”) 8. Se considera altamente positivo. Extraordinario suceso. 9. Un comité estudiará las incidencias del ensanche y los eurócratas negociadores se en- cargarán de imponer una larga transición a la definitiva integración agrícola y social de las naciones candidatas. Contenido: Una noticia debe responder a las preguntas: ¿quién?, ¿qué?, ¿cuándo?, ¿dónde?, y, en su caso, ¿por qué?, ¿para qué? y ¿cómo?. No es permisible, en una información bien dada, que el lector se quede con dudas, a menos que el periódico tampoco tenga la información y así lo indique. Además de la información general (internacional, nacional, local, deportiva, cultural, social, educa- tiva, económica, laboral, deportiva, meteorológica…), tiene cabida la opinión, la crítica, e incluso algunas secciones de carácter lúdico (chistes, pasatiempos…) Función: Información lo más objetiva posible, aunque la neutralidad y objetividad absolutas es prácticamente imposible. Léxico: Acepta fácilmente el tecnicismo ( lenguaje técnico), y en general el neologismo y se deja llevar por la gran influencia de términos y expresiones extranjeras ( anglicismo, galicismo), sean o no barbarismos (ej. 1). Se recrea en las frases hechas o clichés (ej. 2). Por lo general prefiere el vocabulario habitual frente al específico. Sintaxis: La información de noticias huye de la complicación sintáctica, pero no rechaza la abun- dancia de construcciones pasivas. Prefiere el presente habitual o el presente histórico (ej. 3), parece preferir las locuciones verbales en vez de los verbos simples (ej. 4). Estas características no son compartidas por la secciones de opinión. Estilo: Se caracteriza por el uso de frases cortas e informativas, fórmulas condensadas destinadas a llamar la atención del lector. Los textos de un periódico pueden utilizar todos los procedimientos expresivos de la lengua. Inspirados en la denotación y con una voluntad, no siempre alcanzada, de ser claros, concisos y concretos, son recursos de la información la elipsis, en sus diversos grados (ej. 5), método que se opone a las distintas perífrasis y circunloquios (ej. 6). Frecuente es tam- bién el eufemismo (ej. 7) y las frases hechas o clichés (ej. 8). El periodista tiende a la expresión ampulosa (ej. 9). Tono: La rapidez de la información y la abundancia de noticias y de publicaciones impide que se den actitudes puras. Géneros periodísticos: Las distintas modalidades en función del tipo de información de un periódi- co son las siguientes: la noticia (dividida en titular, entrada y cuerpo), el reportaje, la entrevista, el editorial, la columna de opinión, el comentario, la crónica, y la crítica cultural (libros, cine, exposi- ciones…) 5. LENGUAJE DE LOS TEXTOS PUBLICITARIOS Uso del lenguaje destinado a incitar al receptor a comprar un determinado producto. El anuncio publicitario se basan en la frase breve, directa, comprensible y eficaz y, si es posible, cargada de connotaciones tan positivas y variadas que permitan entender los significados que más agradan a quienes van dirigidos. 1. Contamos contigo. Crujientes biscotes. Solares solo sabe a agua. 2. SIDA no da. 3. Un mundo frío, seco, aparente (vino)... Lleve armonía a su mesa (vajilla). Ya es primavera en el Corte Inglés (ropa). 4. Moda joven, sabor blando, gusto suave, abrazo del frescor, atracción transpa- rente, frescor activo. Un mundo importante 4
  • 5. 5. Biológico, biotérmico, biodegradante, megatrón 6. supercrédito, extrafino, multiuso, ultraligero 7. Cola Cola, la chispa de la vida 8. Descubra la fuerza de… Sepa agradar a sus amigos... ¿Hasta cuando va a esperar pa- ra…? Si encuentra algo mejor, cómprelo 9. Café, café; 10. súper-, ultra-, extra-, cuponazo. 11. Días de oro. 12. Usar el casco es obligatorio pero es que además es necesario, métetelo en la cabe- za. Contenido: Después de anclar el mensaje y mediante asociaciones de ideas, el anuncio exalta la naturalidad, la originalidad, la elegancia, la belleza, el exotismo, el erotismo, la juventud, el lugar idílico… Busca impactar, impresionar y persuadir para convencer, y ha de hacerlo en pocas pala- bras. Función: El emisor trata de entablar contacto (función fática o de llamada) con el receptor (toda la colectividad), para conmover su voluntad (función apelativa) mediante un mensaje elaborado y ori- ginal (función poética). Sonidos y grafías: Selecciona los sonidos (ej. 1) para que el mensaje sea sonoro y elocuente, agra- dable al oído. Para ello usa la aliteración (ej. 1), la paronomasia (ej. 2) y la rima. A veces la ortografía exótica del producto sirve para llamar la atención. Léxico: Las palabras deben evocar y potenciar las cualidades positivas elementales como la bondad, la juventud, la calidad o la excelencia (ej. 3). Las que aluden a la libertad, la innovación, pero tam- bién la naturalidad, privilegian los significados (ej. 4). Los tecnicismos inspiran un sentimiento de reverencia ante el poder de la ciencia (ej. 5). Los préstamos, y también el neologismo, pueden significar buen gusto y refinamiento, progreso social, solidez y eficacia técnica (ej. 6). Sintaxis: Frase breve, concisa, elíptica (ej. 7), que se convierte en un eslogan (ej. 3). A veces usa la forma imperativa de los verbos, o interrogativa, o condicional (ej. 8). mediante tautologías (ej. 9) y prefijos o sufijos aumentativos (ej. 10). Recursos retóricos: La frase publicitaria contiene un mensaje que no plantea que tal o cual produc- to tenga tales cualidades, sino que, dadas como incontestables, corresponde al receptor descubrirlas. Para ello, el mensaje debe ser indeterminado y polisémico (ej. 3). En esa línea está el uso de la metáfora (ej. 11), la sinestesia (ej. 4), que evoca, desde la asociación de palabras de áreas se- mánticas distintas, la bondad general y el bienestar; y también la dilogía (ej. 12). En general, cual- quier tipo de figura retórica puede ser hábilmente utilizada por la publicidad. Tono: Se trata más de conmover que de convencer, y se privilegia más el atributo que la sustancia: se habla de fuerza, de poder, de energía, de limpieza, de agresividad, de novedad, de elegancia, de fascinación, de triunfo, de ternura, de originalidad, de atracción… tonos que envuelven en un mun- do idílico de bienestar. 6. USO DEL LENGUAJE EN LAS DISCIPLINAS HUMANÍSTICAS Uso del lenguaje en las ciencias humanas y sociales (historia, filosofía, psicología, lingüística, lite- ratura, sociología, economía, política...) que constituyen el conjunto de conocimientos sobre el ser humano: su razón de ser, su cultura, el conocimiento sobre su esencia. 1. utopía, demagogia, convivencia, libertad, compromiso, democracia… lo verosímil, lo real, lo soñado… 2. fatalismo, empatía, sintagma, egocentrismo, intrahistoria 3. socialismo, liberalismo, hedonismo, fatalismo… 4. patria, nación, justicia, libertad, igualdad… 5. “Pienso que para superar los obstáculos espinosos que constantemente se cruzan en nuestro camino, nos ayuda el conocimiento, el talante flexible, el candor, la imparciali- dad y, sobre todo, la empatía: la capacidad de ponernos en el lugar de la otra persona, de 5
  • 6. vivenciar genuinamente la realidad ajena. Como señala Erich Fromm en El arte de amar (1956), “la capacidad de pensar objetivamente es la razón, la emoción detrás de la razón es la humildad. Ser objetivo y racional solo es posible si uno ha escapado de los sueños de omnipotencia de la infancia”. (LUIS ROJAS MARCOS: Latidos de fin de siglo) Contenido: Teórico, especulativo, y fundado en la exposición y en los argumentos referidos a todas las disciplinas humanísticas. Función: Su finalidad es formativa, digamos didáctica: orientar con exposiciones que en muchos casos pretenden convencer con argumentos. Léxico: Abundan los términos abstractos (ej. 1), aunque también algunos tecnicismos (ej. 2) y neo- logismos en –ismo para las corrientes de pensamiento (ej. 3). Sintaxis: cercana a la de la lengua estándar, y en muchos casos a la literaria. Recursos retóricos: No huyen de la polisemia (varias palabras definen un concepto interpretado de distintas maneras por los lectores y llamado estereotipo (ej. 4). Para evitar la evasión de signifi- cados, frecuentan la connotación que exige la descripción del contexto para que reciban su junto significado. Tono: Tratado desde la subjetividad y personalidad del autor, puede ser serio, pero también chis- peante o irónico. Ejemplos: El ensayo es el cauce literario de difusión del texto humanístico. Muchos artículos de opinión y columnas periodísticas son textos humanísticos. Un gran texto humanístico clásico es la Gramática española de Antonio de Nebrija, y también Elogio a la locura de Erasmo de Rótterdam. 7. LENGUAJE DEL ENSAYO Género literario que consiste en exponer de manera general, y sin procedimiento riguroso (aunque pueda estar bien fundamentado), ideas originales y de interés. Los ensayos están dirigidos a un am- plio número de lectores que no precisa conocimientos especiales para comprenderlo, pues debe re- flejar la cultura personal del autor como base para la creación ingeniosa. Conforme se avanza por la existencia va uno hartándose de advertir que la mayor parte de los hombres y de las mujeres son incapaces de otro esfuerzo que el estrictamente im- puesto como reacción a una necesidad externa. Por lo mismo, quedan aislados y como monumentalizados en nuestra experiencia los poquísimos seres que hemos conocido ca- paces de un esfuerzo espontáneo y lujoso. Son los hombres selectos, los nobles, los úni- cos activos y no solo reactivos, para quienes vivir es una perpetua tensión, un incesante entrenamiento. Entrenamiento = áskesis. Son los ascetas. (J. Ortega y Gasset, La rebelión de las masas.) Época: A partir del siglo xviii y, sobre todo, el xx. Origen: Aunque se viene considerando la obra Ensayos del escritor francés Montaigne, ya las epístolas anunciaban el género. Forma: Libertad de tono y de estilo sin sujeción a límites formales estrictos; generalmente bre- ve, dinámico, sugestivo y sencillo. Temas: Variados y amplios: relacionados con la filosofía, el arte, la sociedad e incluso la ciencia. No se pretende pronunciar la última palabra sobre ningún asunto, sino ofrecer un punto de vista personal, inteligente y sugestivo. Obras y autores: Miguel de Unamuno, El sentimiento trágico de la vida; J. Ortega y Gasset, La rebelión de las masas; J. Martínez Ruiz , Ramiro de Maeztu, Eugenio d’Ors, P. Laín Entralgo, Ma- riano Picón Salas, Octavio Paz... 6
  • 7. 8. USO LITERARIO DEL LENGUAJE Término generalmente aplicado a los textos que tienden a enriquecer la comunicación o perfeccio- nar la expresividad de la propia lengua, a los escritos con estilo y buen gusto. En sentido amplio, el lenguaje literario no se rige por normas establecidas, sino por la sensibilidad de los lectores. 1. Cultivo una rosa blanca, en julio como en enero, para el amigo sincero que me da su mano franca. Y para aquel que me arranca el corazón con que vivo, cardo ni ortiga cultivo, cultivo, una rosa blanca. (JOSÉ MARTÍ, Versos sencillos) 2. La música es la más bella forma de lo bello: —arrullar, adormecer, exaltar, gemir, llo- rar: el alma que se pliega a un arco: el oído que se subyuga, se extasía, se encadena: ese pobre ser; germen dormido, de súbito sacudido y despertado: esta revelación de lo más puro entre las lobregueces de la vida: esta garantía de lo eterno prometida el espíritu an- sioso en el nombre augusto de lo bello... (JOSÉ MARTÍ, Obras completas, t. 5 ) Contenido: Al margen de todo interés o utilidad práctica, y de cualquier tipo de tema, se complace en la sensualidad o en la imaginación. Tiene carácter ambiguo y despliega la fantasía creadora. La claridad, la propiedad, el vigor expresivo, el decoro, la corrección y la armonía son características del lenguaje literario, pero no exigencias. Función: Dentro del acto de comunicación que se establece entre el autor y el lector, el placer esté- tico es la función específica del lenguaje literario. Recursos retóricos: En su propensión a procurar que la expresión rompa los límites significativos habituales y adquiera una inesperada capacidad de sugestión, utiliza todos los medios que le pro- porcionan un alto valor connotativo. Su código es, además del de la lengua, el de la retórica. Géneros literarios: La novela, el teatro, el ensayo y la poesía son géneros literarios mayo- res. Todos ellos desarrollan un amplio elenco de géneros híbridos y también de géneros menores. 9. LENGUAJE DE LOS TEXTOS FAMILIARES o COLOQUIALES Uso del lenguaje en la vida diaria, entre amigos y conocidos y libre de influencias o condiciona- mientos específicos. 1. cole, bici, depre 2. abuelete, fortachón, mentirijilla, vidorra 3. cosa, ese, asunto: “Dame esa cosa…” 4. vete preparando; a lo mejor; pues como decía 5. Dar la tabarra, hacer buenas migas, estar colado por…, venir como anillo al de- do, andar de cráneo… 6. coco (por cabeza), dátiles (por dedos), pinreles (por pies) Contenido: Pequeños o grandes asuntos de la convivencia en la cotidianeidad. 7
  • 8. Función: Comunicación fundamentalmente oral, a veces destinada al intercambio de asuntos nece- sarios, a veces esencialmente lúdica. Léxico: Busca palabras expresivas, huye de la monotonía y se ajusta a las modas. Muestra preferen- cias por la apócope (ej. 1), por la sufijación con diminutivos y aumentativos para indicar afecto, desprecio o intensidad (ej. 2); y no huye de la imprecisión terminológica (ej. 3). Sintaxis: Descuidado en las exigencias gramaticales, practica la libertad sintáctica. A veces con el uso de frases hechas (ej. 4), pero también de expresiones ingeniosas (ej. 5). Recursos retóricos: Usa, entre otros muchos recursos, la metáfora humorística y creativa, aunque tópica (ej. 6). Tono: cordial, afectuoso, expresivo, irónico, festivo… 10. LENGUJE DE LOS TEXTOS ORALES VULGARES Construcciones, expresiones y vocabulario utilizado por las clases sociales populares, las de escasa formación, el subproletariado urbano y a veces el mundo rural. El habla vulgar se aleja de las reglas gramaticales y del uso normativo de la lengua. CONSOLACIÓN.— Sin embargo, Pandereta, a mí me han dicho que se le va a us- ted la mano3 con Salud4. SALUD.— Diga usté5 que no es verdá, señorita. PANDERETA.— Diga usté que sí que es verdá. Cuando bebo, que es de tarde en tarde..., vamos, toas las tardes, argunas6 veses7 me da negra y le sacudo tres o cuatro gorpes. SALUD.— Güeno1, pero luego nos reímos. PANDERETA.— Como que si no nos riyéramos2, yo no te pondría un deo3 ensi- ma. SALUD.— Señorita, si una no tiene más tesoro que está contenta, ¿qué va una a sacá con emberrenchinarse4? Perdé la salú. PANDERETA.— ¡Eso! Miste5, probes6 somos como las ratas, pero ni eya ni yo envidiamos a nadie. Yo voy a casa de don Manuel Tinaja, que debajo e ca7 ladriyo tiene una onsa de oro, y no veo más que esaborisiones8 por toas par- tes. Se ponen a armosá9, y un niño toma la emorsión10, y el otro el aseite, y el otro una pírdora en ca plato, y er padre agua de una boteya asú, y la madre agua de una boteya con un grifito... ¡Pa eso que se muden a la botica11! SALUD.— Pos ¿y en casa de doña Guadalupe, donde vi12 yo a hasé los man- daos? Er marío pelea con la mujé; la mujé pelea con el suegro; er suegro pe- lea con la cuñá; la cuñá pelea con er cuñao; er padre esloma13 a los chiqui- yos; las crías no paran dos días... ¿Y eso es vivir? Miste14 nosotros. De mi vera15 no se espegan16 mis hijos. (S. Y J. ÁLVAREZ QUINTERO, El genio alegre) Los medios de comunicación y la integración social frenan la extensión de las expresiones vulgares, tan resistentes al cambio. Estuvieron más extendidas en otras épocas que en las actuales. Si excep- tuamos a determinados grupos sociales, hoy en lingüística se habla más que de habla vulgar en ge- neral, del vulgarismo, fenómeno aislado de muchos hablantes. 3 Írsele a alguien la mano: pegar. 4 La pareja formada por Salud y Pandereta representa a las clases populares. 5 usté: usted. La rela- jación o pérdida de las consonantes finales de palabra es una tendencia que ya debió existir desde los primeros momentos de evolu- ción del latín vulgar. 6 argunas: algunas. La confusión l/r es propia del lenguaje popular y descuidado. 7 veses: veces. El seseo se ha visto durante mucho tiempo como rasgo del habla popular, cuando solo es una característica del español del sur y de casi toda Améri- ca. 1 La confusión de la oclusiva bilabial /b/ con la velar correspondiente /g/ no es más que relajar la articulación, como tantas veces sucede en el español del sur. 2 El yeísmo es un rasgo del dominio lingüístico del español mas frecuente que la distinción ll/y. 8
  • 9. 3 deo: dedo. La relajación o pérdida de las consonantes sordas intervocálicas avanza con fuerza hacia la lengua culta relajada. 4 emberrenchinarse: enfadarse. (berrinche: disgusto) 5 Miste: mire usted. 6 probes: pobres. 7 debajo e ca: debajo de cada. 8 esaboriciones: desaboriciones, es decir, tristezas. 9 armosá: almorzar. 10 emorsión: emulsión. 11 botica: farmacia. 12 vi: voy. 13 (d)eslomar: pegar. 14 miste: mire usted. 15 de mi vera: de mi lado. 16 espegan: despegan. Quiere indicar quiere decir que están siem- pre a su lado porque se llevan bien. Fuente: Diccionario práctico del comentario de textos literarios, Verbum, Madrid, 2004, 2ª ed. 9