29/10/2013

AUTOR:
OLGA
LENGYEL

LOS HORNOS DE HITLER

EDITORIAL DIANA | Raì Galindo Garcìa 1º “K”
1

LOS HORNOS DE HITLER
Tabla de contenido
Introducciòn …………………………………………………………………………………………………………………………………………………3
Capítulo I……………………………………………………………...
INTRODUCCIÒN

INTRODUCCION
Es una crónica de lo que vivió una sobre viviente al holocausto de Hitler, cuenta todo lo que s...
CAPITULO I: 8 CABALLOS… O 96 HOMBRES, MUJERES Y NIÑOS

L

a protagonista y autora de este libro (OLGA LENGYEL) nos empieza...
CAPITULO II: LA LLEGADA

O

lga decide irse con su esposo y su familia a otro lado según eso fue lo que los alemanes les d...
CAPITULO III: LA BARRACA 26

L

as presas se dan cuenta que en donde estaban era solo un pequeño refugio para que las
sele...
CAPITULO IV: LAS PRIMERAS IMPRESIONES

O

lga no cuenta como es la comida y las bebidas que les daban, en la mañana les da...
CAPITULO V: LA LLAMADA A LISTA Y LAS ELECCIONES

E

n este capítulo Olga nos habla acerca de cómo se hacían las filas y pa...
CAPITULO VI: EL CAMPAMENTO

O

lga nos habla acerca de lo que es el campamento y nos dice que contaba con una avenida prin...
CAPITULO VII: UNA PROPOCISION EN AUSCHWITZ

O

lga conoce a un joven polaco que sonreía a pesar del descarnado espectáculo...
CAPITULO VIII: SOY CONDENADA A MUERTE

D

espues de unas semanas Olga era un esqueleto viviente, víctima de calenturas y a...
CAPITULO IX: LA ENFERMERIA

O

lga comenta que Un día se les anuncia que tienen la intención de poner una enfermería en la...
CAPITULO X: UN NUEVO MOTIVO PARA MORIR

E

n este capítulo Olga nos cuenta acerca del hombre que conoció en la enfermería ...
CAPITULO XI: CANADÀ

E

lla relata un edificio llamado “Canadá" era el nombre con que se conocía al edificio que resguarda...
CAPITULO XII: EL DEPÓSITO DE LOS CADAVERES

O

lga trabajaba de enfermera, pero que eso no le perdonaba trabajar, como tod...
CAPITULO XIII: EL ANGEL DE LA MUERTE CONTRA EL GRAN SELECCIONADOR

E

l doctor Fritz Klein, selecciona a Olga como enferme...
CAPITULO XIV: “ORGANIZACIÓN”

O

rganizar era sinónimo de robar aunque todos sabemos que no son sinónimos pero para que na...
CAPITULO XV: “NACIMIENTOS MALDITOS”

O

lga nos narra acerca de los partos que se llevaban a cabo en el campo ya que repre...
BIBLIOGRAFIA

Bibliografía
Olga Lengyel (1920) Nueva York, Los Hornos de Hitler (1947)

19

LOS HORNOS DE HITLER
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Practica1 2

266 views
142 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
266
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
18
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Practica1 2

  1. 1. 29/10/2013 AUTOR: OLGA LENGYEL LOS HORNOS DE HITLER EDITORIAL DIANA | Raì Galindo Garcìa 1º “K” 1 LOS HORNOS DE HITLER
  2. 2. Tabla de contenido Introducciòn …………………………………………………………………………………………………………………………………………………3 Capítulo I………………………………………………………………………………………………………………………………………………………4 Capítulo II……………………………………………………………………………………………………………………………………………………..5 Capítulo III………………………………………………………………….…………………………………………………………………………………6 Capítulo IV……………………………………………………………..…………………………………………………………………………………….7 Capitulo V…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….8 Capítulo VI……………………………………………………………………………………………………………………………………………………9 Capítulo VII…………………………………………………………………………………………………………………………………………………10 Capítulo VIII………………………………………………………………………………………………………………………………………………..11 Capitulo IX………………………………………………………………………………………………………………………………………………….12 Capitulo X…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..13 Capitulo XI………………………………………………………………………………………………………………………………………………….14 Capitulo XII…………………………………………………………………………………………………………………………………………………15 Capitulo XIII………………………………………………………………………………………………………………………………………………..16 Capitulo XIV………………………………………………………………………………………………………………………………………………..17 Capitulo XV…………………………………………………………………………………………………………………………………………………18 Bibliografia………………………………………………………………………………………………………………………………………………….19 2 LOS HORNOS DE HITLER
  3. 3. INTRODUCCIÒN INTRODUCCION Es una crónica de lo que vivió una sobre viviente al holocausto de Hitler, cuenta todo lo que sufrió y pareció en los campos de concentración y todo lo que veía a su alrededor en el tiempo que estuvo prisionera en manos de los nazis. En el libro cuenta con detalles todo esto que paso, en cada capítulo manifiesta el dolor de lo que vivió y que la dejo marcada para toda la vida y por eso la necesidad de escribir el libro para que todo el mundo conociera la crueldad de los nazis con la humanidad y para que la gente no permita ningún Hitler jamás. Empieza el libro relatando su vida antes de ser parte de este sufrimiento que vivió, Una familia como todas, con anhelos e ideales a futuro; la familia Lengyel tenía un Hospital bien equipado el cual les había costado mucho esfuerzo, su esposo era cirujano y ella una enfermera. No sabían ciertamente lo que pasaba en Alemania, solo que se apoderaban de partes de Europa. Un día llego un general al cual refugiaron en su casa y les contó las atrocidades que hacían los alemanes, como eran las muertes por gas, cada método horrible que se llevaba a cabo; la familia no creyó tal cosa por lo horroroso del relato. Al paso de los días Osvath, considerado amigo de la familia, a base de trampas logra quitarles el hospital; por otro lado el doctor Lengyel es citado a una junta médica en la estación de policía, el cree que es una trampa y que jamás vera a su familia. Olga Lengyel se entera que deportaran a su esposo, le dicen que posiblemente trabaje de medico en Alemania en algún hospital por la escasez de cirujanos. Todo este calvario termina cuando se escapa de los nazis que estaban escapando del ejército rojo de los rusos que estaban cerca de los campos de concentración y los nazis no querían que nadie quedara vivo para que contaran lo que habían vivido, ella de manera feroz escapa y gracias a eso pudo realizar este libro que difunde una gran verdad que siempre se a sabido, pues la factura de todo esto fue la pérdida de su familia y los millones de muertos que hubo por el hecho de querer cumplir una meta maligna y utilitarista del pensamiento de Hitler. También con este libro principalmente se trata de explicar las causas y motivos por la que un enfermo de poder (Adolfo Hitler) somete y llena a casi todo el mundo de terror por cumplir su propósito, la existencia de una sola raza superior (la raza aria). “Dedico este libro a la memoria de mis padres, de mi esposo e hijos y a mis congéneres de todas las nacionalidades y credos, así como a la inocente población civil europea que sufrió la matanza de millones de seres asesinados por los alemanes durante la segunda guerra mundial, También dedico este libro a los héroes de guerra que ofrendaron su vida para evitar la consumación del sueño de los alemanes: aniquilar a todas las naciones y crear un mundo habitando únicamente por los alemanes, bajo la protección de Wotan, su terrible dios pagano”1 1 Página 9 Dedicatoria 3 LOS HORNOS DE HITLER
  4. 4. CAPITULO I: 8 CABALLOS… O 96 HOMBRES, MUJERES Y NIÑOS L a protagonista y autora de este libro (OLGA LENGYEL) nos empieza a narrar su historia y cómo vivían en los primeros anos en la guerra , nos dice que ella se siente culpable por la muerte de sus padres y sus hijos, ella nos dice que tuvo la oportunidad de salvar a su familia pero no lo hizo. Nos habla también de cómo era la vida en CLUJ (ciudad llamada así por los alemanes) ella y su esposo Miklos, tenían un hospital que habían construido ellos con su esfuerzo y con ayuda de sus padres y su padrino, ella se sentía orgullosa de tener a sus hijos (Thomas & Arved), su esposo, su padrino y a sus padres todos juntos ya que se había enterado que muchas familias se habían desintegrado porque los mandaban a trabajar o los llevaban lejos, a medida de que los nazis iban invadiendo mas y mas territorios se iban separando familias todos estaban consientes de que LA GESTAPO era una de las gubernaturas que ayudaba a los alemanes a atrapar a varia gente inculpada por algún delito llamada "LA QUINTA COLUMNA" era una columna en la que anotaban los nombres en los cuales iban directo al campo de concentración o los mataban enseguida, los alemanes eran listos porque elegían a una persona que trabajara con alguien respetado en el lugar y a ese lo escogían como ellos les daban refugio a los prófugos de otros países un día les llego un militar alemán al refugio de Olga y él le empieza a hablar de que es lo que sucede en los campos y como los matan él les cuenta de lo que les va a pasar pero Olga y su familia no le hacen caso cuando el mayor se va todo lo que él les dice empieza a pasar, un día al esposo de Olga lo mandan a llamar la Gestapo y hacen que Olga firme unos contratos en los que decía que los dejaban en la calle, en ese tiempo su padrino muere y ahí se dan cuenta que todo lo que le dijo el mayor era cierto, Los saqueos a los negocios por los mismos soldados, eran normales así como los fusilamientos en masa de los bosques. Los cuerpos eran arrojados al río. Durante una larga temporada, las señoras que compraban pescado en el mercado, se asombraban de descubrir restos humanos en el estomago del pescado cuando lo limpiaban. Dentro de las entrañas del Partido Nazi, ya se había decidido qué hacer con los negros, gitanos, árabes, latinos y toda aquella raza que no sea Aria: la exterminación. Los judíos, más de once millones que vivían en la Alemania Nazi, serían el primer blanco. Se nombra a Adolf Eichmann, oficial SS, como encargado La huida es la única solución pues la guerra ha llegado al pueblo, y las deportaciones comienzan a vaciar la comunidad. Miclos será deportado a Alemania, Olga trata en vano de salvarlo, sabe que pude reunirse con él, pero no sabe qué hacer con sus padres e hijos. Un oficial alemán le dice que pude llevarlos a todos si quiere y que está por salir un tren rumbo a la misma dirección. Olga, Miclos, sus hijos y abuelos llegaron a la estación de ferrocarriles y en vagones aptos para ocho caballos, se amontonaban a 96 personas por vagón. Partieron con rumbo desconocido y viajaron durante ocho días. Si querían comer o algo de beber tenían que ceder sus prendas a los oficiales alemanes. Tres personas murieron adentro del vagón pero a ningún oficial le importó las súplicas de los pasajeros. Las puertas se abrieron hasta que se llegó al destino. 4 LOS HORNOS DE HITLER
  5. 5. CAPITULO II: LA LLEGADA O lga decide irse con su esposo y su familia a otro lado según eso fue lo que los alemanes les decían para podre llevarlos a los campos de concentración, al séptimo día llegaron al campo pero no pudieron bajar del tren se pero hasta la siguiente noche fueron sacados. Los médicos fueron separados así como los hombres de un lado y las mujeres del otro. Unas ambulancias llegaban supuestamente para llevarse a los enfermos. Las familias eran separadas. Cada tren descargaba aproximadamente de cuatro a cinco mil pasajeros, todos eran custodiados por guardias de la SS y los dividían. Niños y viejos a la izquierda. Olga sospecha que los mayores serán mandados a trabajos forzados y miente al decir que su hijo mayor tiene menos de doce años. De modo que toda su familia, salvo ella y su esposo pasaron a engrosar las filas izquierdas. Pero al darse cuenta que la fila izquierda iba directo al "matadero" que quiere decir que ellos iban directo a los hornos ella entra en un remordimiento increíble. Una brisa fresca recordaba el olor de la carne quemada. Todo estaba rodeado por alambres electrificados de púas. El matrimonio Lengyel es separado. Las mujeres fueron obligadas a desnudarse y metidas a un hangar. Olga pudo pasar de contrabando unas píldoras con veneno por si necesitaba de ese último recurso pero recuerdo su frase que se me quedo mucho “mi vergüenza estaba superada por mi miedo”. Las examinaron delante de soldados borrachos y posteriormente las raparon. Cualquier intento de desobediencia era contestado con golpes a los genitales o la cabeza. Olga se encontraba en el campo de concentración de Birkenau, a ocho kilómetros de otro conocido como Auschwitz. Un edificio de rojo ladrillo que guardaba el extraño olor dulzón llamó la atención de Olga; se le dijo que era una panadería para que no sospechara que era donde que mataban a la gente. Campos de concentración 1 5 LOS HORNOS DE HITLER
  6. 6. CAPITULO III: LA BARRACA 26 L as presas se dan cuenta que en donde estaban era solo un pequeño refugio para que las seleccionaran y las mandaran a distintos campos de concentración a Olga le toco en Birkenau era el campo de concentración donde eran de trabajos forzosos. Birkenau era un campo de exterminio donde las cámaras de gas y los hornos crematorios, simplemente, no dejaban de funcionar. La barraca 26 era una especie de establo donde se encontraban unos camastros y dormían de 16 a 20 personas. Las barracas recorrían todo el campo y eran alumbradas por las noches con fuertes reflectores, ya que si salíamos los de las SS tenían la orden de disparar primero y después hacían las preguntas si es que se pudiera Olga estaba preocupada ya no sabía qué cosa peor le podía pasar. barraca 26 2 6 LOS HORNOS DE HITLER
  7. 7. CAPITULO IV: LAS PRIMERAS IMPRESIONES O lga no cuenta como es la comida y las bebidas que les daban, en la mañana les dan burlonamente denominaban café ya que no era y a mediodía, una sopa de olor repugnante, y por la tarde, un trozo de pan negro. Las custodias las golpeaban a la menor provocación o alguna falta que cometieran. Las personas tenían que sufrir cargando las ollas de la comida sin importarles que en cualquier movimiento se quemaran gravemente, Ella conoce a Irka, una polaca que llevaba cuatro años viviendo en Birkenau Irka es la persona que las cuidad, Olga le cuenta su historia desde que llegaron a los campos de concentración y tenía la idea de encontrar a su hijo Thomas que por su amor de madre les dijo a los alemanes que no tenían 12 años para que no lo mandaran al campo de concentración a realizar trabajos forzados, Irka al escuchar eso le habla a Olga de los hornos, Olga descubre que ha mandado a toda su familia a la cámara de gas. Incluido a su hijo quien no había sido seleccionado. Olga entra a un estado de shok y se desilusiona mucho y ya no le importaba seguir viviendo y una de las prisioneras se acerca a ella y le dice que su esposo estaba vivo y que habían esperanzas de que toda su familia estuviera viva Olga se desmoraliza e intenta localizar a su esposo pues, en su calidad de doctor, pudiera vivir en algún lado. Después de tantos intentos Ella se encuentra con su marido del otro lado de la cerca eléctrica Cuando lo encontró, ambos se asombraron del rápido cambio que tenían. Sus esqueléticas figuras rapadas se encontraron frente a frente. Miclos le pide veneno y luego se arrepiente. Pero son descubiertos por soldados alemanes y separados con extrema brutalidad. Al día siguiente, los hombres fueron removidos del campo y ella tiene va a buscar a su hijo porque tiene la esperanza de que este vivo. Soldados alemanes 3 7 LOS HORNOS DE HITLER
  8. 8. CAPITULO V: LA LLAMADA A LISTA Y LAS ELECCIONES E n este capítulo Olga nos habla acerca de cómo se hacían las filas y para que eran ella nos narra que todos los días había dos llamados a lista; una al amanecer y otra a las tres de la tarde ya que era para buscar nuevas víctimas para mandar a los crematorios o algunas veces para que se fueran a las industrias, aunque era común dejarlas esperar horas bajo el sol, inclusive de rodillas. Había mil cuatrocientas mujeres en esa zona, treinta y cinco mil en todo el campo y un total de doscientos mil en toda el área comprendida Birkenau-Auschwitz. Todas tenían que estar presentes a la hora del llamado estén donde estén y sin importar el estado de salud. Si llegase a faltar alguna, sin importar que estuviera muerta, había graves consecuencias para todas. Las selecciones eran hechas por el doctor Mengerle, el doctor Klein, Irma Griese y otros altos oficiales Nazis. Se retiraban de veinte a cuarenta personas por barraca. En promedio se enviaban a la muerte de quinientas a seiscientas personas por selección y llegaban aproximadamente la misma cantidad. Filas de Judíos 4 8 LOS HORNOS DE HITLER
  9. 9. CAPITULO VI: EL CAMPAMENTO O lga nos habla acerca de lo que es el campamento y nos dice que contaba con una avenida principal de quinientos metros de largo, era flanqueada por diecisiete barracas por cada lado. Las barracas eran retretes o lavabos, alguna se destinaba a guardar los alimentos, otra administraba y alojaban a las reclusas. Había una jefa por cada sección: Blocovas mismas que gozaban de privilegios como alimentos, ropa, y de escoger esclavas entre las reclusas. Las mujeres peleaban entre sí, pues el hurto era la única manera de supervivencia. Se robaban la ropa por muy deshilachada que estuviera. Se robaban la mísera comida o cualquier cosa que pudiera servir para el mercado negro a ellas nos les importaba lo que las reclusas sufrieran en el campo. Había también La corte de la la geraelteste esta era conformada por la Lagerkapo jefa de servicios, cada una de estas dignatarias tenía su habitación independiente, era elegante y con un buen amueblado a cambio de los distintos servicios que proporcionaban a los alemanes Habían muchas restricciones para las que no eran Alemanas puras y aparte eran golpeadas todas aquellas que salieran desnudas a las filas no les importaba si las alemanas les habían robado su ropa ellos los veían cómo una impureza también si eran descubiertas haciendo sus necesidades cerca de las barracas las golpeaban mucho peor hasta dejarlas inconscientes. Mujeres Judías 5 9 LOS HORNOS DE HITLER
  10. 10. CAPITULO VII: UNA PROPOCISION EN AUSCHWITZ O lga conoce a un joven polaco que sonreía a pesar del descarnado espectáculo que a diario tenía que presenciar ella Llevaba cuatro años en campos de concentración y nos dice que según “era la única voz que tenía sonidos humanos”. Inician una amistad. Tadek invita un día a Olga a salir de la barraca y la lleva a un apartado donde otros reclusos –había muy pocos hombres- cocinaban una papa. Para Olga aquello era inconcebible pues ningún alimento que se precie de serlo, era destinado a los reclusos. Tadek mostró pronto sus intenciones al querer seducir a Olga quien pronto se desilusionó del único amigo que tenía. Tadek no se disculpa, habla con Olga y le dice que la vida en un campo de concentración es horrible y todos tenían que procurarse pequeños placeres. Por medio de sus contactos, Tadek intercambiaba comida por sexo. Olga llevaba días sin probar bocado y va a un apartado donde había escuchado que los hombres se reunían y que existía la posibilidad de que alguno compartiera un mendrugo de pan. Sin embargo, encontró a hombres y mujeres apretados en la pequeña estancia donde el mercado negro de favores sexuales por algún pedazo de mantequilla eran las reglas del juego. Un anciano que remojaba su pan se encontró con un pedazo de patata que, por carecer de dientes no podía tragar, se lo ofreció a Olga y cuando aquella se proponía comer su precioso bocado, le fue arrebatado por otra mujer. De nada sirvió el reclamo. La ley del más fuerte se imponía en ese horrible lugar. Olga 6 10 LOS HORNOS DE HITLER
  11. 11. CAPITULO VIII: SOY CONDENADA A MUERTE D espues de unas semanas Olga era un esqueleto viviente, víctima de calenturas y ataques de tos. Un cierto día, ella nos cuenta que fue seleccionada con otras compañeras a la cámara de gas. Por ponerse una manta encima de su uniforme. Tan grande es el asombro de Olga pues muchas mujeres ignoraban o no querían saber de la existencia de las cámaras y hornos. Ella se encuentra en el dilema de hacerlas reaccionar o dejarlas en sus fantasías. Magda una de sus amigas, era una de ellas. Olga le dice que tienen que huir. Magda se resiste a creer. En un descuido de los guardias, Olga se escapa y llega a otra barraca, se cambia de indumentaria y regresa a su barraca. La blocova de su zona reconoció a Olga y le pidió sus botas a cambio de no decir nada. Olga acepta para que pueda sobrevivir. Olga 2 11 LOS HORNOS DE HITLER
  12. 12. CAPITULO IX: LA ENFERMERIA O lga comenta que Un día se les anuncia que tienen la intención de poner una enfermería en la barraca quince y que se seleccionaran a las personas que trabajaran ahí. Una semana después se les instala el hospital. Olga es nombrada parte del personal y se muda a la enfermería donde mejora relativamente su estancia. Diariamente se levantaba a las cuatro de la madrugada y daba consulta hasta entrada la noche. Al día llegaba a recibir más de mil quinientas enfermas. Y aunque en el hospital de la barraca había en promedio de cuatrocientas a quinientas pacientes, escaseaba la medicina y el agua por lo que todo, inclusive las operaciones, se realizaban en degradantes condiciones. Era tal la suciedad, que la autora confiesa haber seriamente dudado de sus teorías sobre la esterilización de los instrumentos. El total de internadas en todo Birkenau ascendía a treinta mil, y sólo cinco mujeres las atendían. Las cinco mujeres que atendían la enfermería carecían de uniforme y atendían con los andrajos de siempre. La situación mejoró en cuestión del dormitorio pues les asignaron el viejo urinario de la barraca doce. En seis camastros donde se acomodaban y dormían apretadas pero ella dice que estaba mejor que en el lugar donde dormía. Enfermería 8 12 LOS HORNOS DE HITLER
  13. 13. CAPITULO X: UN NUEVO MOTIVO PARA MORIR E n este capítulo Olga nos cuenta acerca del hombre que conoció en la enfermería y que es él y sus palabras lo que le dan un motivo para vivir. El era un francés, llegó a convertirse en un visitante asiduo a la enfermería. Además de su presencia simpática y graciosa, Le traía noticias sobre el frente de guerra. Las noticias levantaban el espíritu a las reclusas pues no tenían acceso a ninguna información. Olga cae en una profunda depresión, L la llama y la alienta a seguir adelante. Le habla de su trabajo y del sufrimiento que llega a quitar. Olga le pregunta qué tiene que hacer. L le dice que debe de divulgar la situación externa, mantener la fe y la esperanza en las reclusas y por el cargo que desempeña, queda perfecta como oficina de correos. Se le entregarían cartas y paquetes, jamás sabría el nombre de ninguna persona que lo manda o recibe, ni tampoco sabrán el suyo por razones estrictas de seguridad, si la descubren será mandada inmediatamente a la cámara de gas y de ahí al crematorio. Olga sabía que el mundo se tenía que enterar de los horrores Nazis. Olga aceptó y formó parte de la Resistencia. De ésta manera, Olga supo a detalle, todo lo que ocurría en Birkenau y Auschwitz. Anteriormente los seleccionados eran fusilados, en 1941 se instalaron cuatro cuando la temperatura humana había subido, un soldado alemán dejaba caer una pastilla de gas a base de cianuro. La asfixia es inmediata. Cuando se abrían las puertas, se encontraban los cuerpos amontonados unos sobre otros, los moribundos eran levantados con brusquedad y arrojados entre los cadáveres para ser llevados a los hornos crematorios, no sin antes, extraerles dientes de oro, pertenencias y cortarles el pelo. Por supuesto que ningún alemán realizaba estás tareas, todo lo realizaban los mismos presos que solamente estaban esperando su acceso, tarde que temprano, a la muerte. Ella se da cuenta que tiene mucho más que aprender en ese campo para después escribirlo. Enfermería 9 13 LOS HORNOS DE HITLER
  14. 14. CAPITULO XI: CANADÀ E lla relata un edificio llamado “Canadá" era el nombre con que se conocía al edificio que resguardaba los objetos de valor que habían sido confiscados por los custodios a los presos desde grandes diamantes hasta pequeños juguetes insignificantes pero muy importantes para los presos. Ella se dio cuenta que por eso los alemanes cuando los deportaban estaban muy preocupados y muy interesados en que las personas deportadas llevaran sus pertenencias de valor. En el edificio trabajaban aproximadamente 1200 hombres y 2000 mujeres. Adentro, se encontraba desde juguetes hasta botellas de vino, trabajar o tener algún contacto en el Canadá constituía un verdadero privilegio, pues un mercado negro se desarrollaba en su interior. Un kilo de mantequilla por 500 marcos, un kilo de carne por 1,000 marcos, un cigarro por 7 marcos entre otras cosas solo que los únicos que podían comprar y subastar eran los custodios ya que ningún preso podía comprar o subastar algún objeto de la casa, ellos podían trabajar pero jamás tocar algún objeto si se les encontraba agarrando algún objeto eran Golpeados severamente y seleccionados a las cámaras de gas y crematorios. Olga también nos relata que ella ve como mandan a matar a los de otro campo de concentración se ve tan dramático y horrible ella nos cuenta lo que sentía al ver la gran masacre y sin poder hacer nada. Canadá 10 14 LOS HORNOS DE HITLER
  15. 15. CAPITULO XII: EL DEPÓSITO DE LOS CADAVERES O lga trabajaba de enfermera, pero que eso no le perdonaba trabajar, como todas, en el transporte de cadáveres. Básicamente, el trabajo consistía en trasladar los cuerpos de la enfermería al depósito de cadáveres. A menudo, cuenta que sus pacientes eran su propia carga en cuestión de días. No pasó mucho tiempo sin que Olga notara graves trastornos en su menstruación; y no tardaría en descubrir, que se realizaban experimentos en las mujeres pues, sustancias desconocidas eran agregadas al alimento que ellas consumían, Olga intento saber que era lo que les ponían pero lo único que encontró era cocaína. También nos relata todo lo que tenía que hacer ella a veces tenía que separar a la nueva gente que llegaba o sacar las maletas del tren en este capítulo ella también relata que aprendió que para los alemanes todos eran sus enemigos ya sean americanos hasta judíos y no les importaba ellos mataban con crueldad, ella le pregunta a una de sus compañeras que donde estaba el campo americano porque una noche vio a unos americanos hablar con los alemanes y su compañera con voz burlona le responde que no existe tal campo que solo los decían para llevarlos al bosque y ejecutarlos como a todas las personas que estaban en el campo de concentración. Cadáveres 11 15 LOS HORNOS DE HITLER
  16. 16. CAPITULO XIII: EL ANGEL DE LA MUERTE CONTRA EL GRAN SELECCIONADOR E l doctor Fritz Klein, selecciona a Olga como enfermera, ya que era un oficial que se encargaba de la enfermería y era de alto nivel en el campo, junto con Irma Griese y otros oficiales de las selecciones a las cámaras de la muerte ya que los días eran los lunes, miércoles y sábados. Irma Griese una mujer de gran belleza que caminaba frente a las reclusas moviendo sus caderas y presumiendo sus perfumes tenía una crueldad palpable pues azotaba con su látigo indiscriminadamente y no le importaba si estaban heridas o enfermas. El doctor Klein por su parte llegaba a tener pruebas, de bondad, y de humanidad pues había “deseleccionado” a varias reclusas que sólo esperaban el momento para partir a la cámara de gas. Uno de esos horribles días Olga es castigada por Irma Griese pero para su suerte apareció el doctor Klein y la mandó llamar. Olga rompió filas y se acercó al doctor quien le extendió un paquete de medicinas. Irma Griese, quien también era jefa del campo protestó y enfrentó al doctor. Cuando Olga al llegar a su barraca donde fue seleccionada es llamada por el “ángel de la muerte” (IRMA GREASE) quien la golpea repetidas veces hasta dejarla inconsciente. Olga, enfermera oficial 12 16 LOS HORNOS DE HITLER
  17. 17. CAPITULO XIV: “ORGANIZACIÓN” O rganizar era sinónimo de robar aunque todos sabemos que no son sinónimos pero para que nadie se diera cuenta utilizaban LA SUPUESTA ORGANIZACION, La organización consistía en robar a los alemanes para la supervivencia de la gente en los campos de concentración aunque sabían que estaba mal no les quedaba otra opción. Una de sus compañeras hacían la supuesta organización así consiguió cinco cucharas y una se la regaló a Olga quién, como todas, comía con las manos y así poder atender mejor a las enfermas con la manos más limpias. Uno de los feos días que Olga estaba en la enfermería tratando de salvar como todos los días a las reclusas cuando de repente una de sus compañeras le avisa que una de las reclusas de la otra barranca estaba intercambiando una camiseta de lana a cambio de comida Olga sabia que esa camiseta necesitaba ser para ella y así poder salvar a una de las reclusas pero lo malo es que ella no tenía nada de comida así que ella hace su primera organización con una de las reclusas de la otra barranca para que la ayudaran y así tener la camiseta que tanto necesitaba. La Organización 13 17 LOS HORNOS DE HITLER
  18. 18. CAPITULO XV: “NACIMIENTOS MALDITOS” O lga nos narra acerca de los partos que se llevaban a cabo en el campo ya que representaban el problema más agudo de la enfermería por lo que independientemente de la extrema insalubridad eso no tantos complicaciones para las prisioneras lo malo era que tenían la seguridad de que si la madre y el bebé nacían vivos, serían mandados de inmediato a la cámara de gas porque los alemanes sabían que si dejaban que el peque se quedara la madre ya no podría trabajar hasta que el peque creciera y separarlo, Así que sólo los bebes que nacían muertos garantizaban unos meses más a su madre. Olga junto con otras enfermeras decidieron sacrificar a los recién nacidos para salvar al vida de las madres, ya que los alemanes evitaban a toda costa la descendencia en el campo, mujer que notaban embarazada era muerta de inmediato, aunque algunas lograban mantener su embarazo hasta el parto pero su bebé estaba condenado a morir en seguida . Nacimientos Malditos 14 18 LOS HORNOS DE HITLER
  19. 19. BIBLIOGRAFIA Bibliografía Olga Lengyel (1920) Nueva York, Los Hornos de Hitler (1947) 19 LOS HORNOS DE HITLER

×