Your SlideShare is downloading. ×
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
GOL 3 -  EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

GOL 3 - EMPIEZA EL CAMPEONATO de Luigi Garlando – Primer Capítulo

262

Published on

Ocho niños. …

Ocho niños.
Una pasión: el futbol.
Un sueño: ¡ser los mejores!

Una moneda al aire, miradas de concentración y un largo silbatazo: ¡ha empezado el campeonato! La "vuelta al colegio" de los Cebolletas promete ser EMOCIONANTE: van a jugar su primer torneo de verdad y están locos por oír los gritos de la fanaticada y por llenar de goles la red de sus adversarios. ¡La suerte está echada!

Published in: Art & Photos
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
262
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  1. GOL 2.indd 1 22/1/10 11:38:56 GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 3 2/26/14 10:36 AM
  2. Luigi Garlando ¡Empieza el campeonato! ILUSTRACIONES DE STEFANO TURCONI GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 5 2/26/14 10:36 AM
  3. Tommi TOMi centro delantero El capitán del equipo. Lleva el fut- bol en la sangre y sólo tiene un punto débil: no soporta perder. ¿QUIÉNESSONLOSCEBOLLETAS? Gaston Champignon ENTRENADOR Ex jugador profesional y chef de alta cocina. Nunca se sepa- ra de su gato, Cazo. Sus dos fra- ses preferidas son: «El que se divierte siempre gana» y «Bon appétit, mes amis!». GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 6 2/26/14 10:36 AM
  4. Spillo Fidu arquero Devora el chocolate blanco y le apasiona la lucha libre. Cuando ve la pelota acercarse al arco, ¡se lanza sobre ella como si fuera un helado con crema! NICO DIRECTOR DEL JUEgO Le encantan las matemáticas y los libros de historia. Antes odia- ba el deporte, pero ahora ha des- cubierto que en el terreno de jue- go la geometría y la física también pueden ser de gran utilidad… GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 7 2/26/14 10:36 AM
  5. Becan lara Y sara defensas Pelirrojas y pecosas, se pare- cen como dos gotas de agua. Antes estudiaban ballet, pero en lugar de hacer acrobacias con la pelota se pasaban el día luchando por ella… becan extremo derecho Es albanés y, aunque dispone de poco tiempo para entrenar- se, tiene madera de auténtico crack: corre como una gacela y su derecha es inigualable. GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 8 2/26/14 10:36 AM
  6. DANI suplente Sus amigos lo llaman Espárrago (y no es difícil adivinar por qué). Sus tres hermanos juegan balon- cesto, pero a él siempre le salen mucho mejor los remates y los cabezazos… JoÃo extremo izquierdo Un meninho de Brasil, el pa- raíso del futbol. Tiene un montón de primos mayores, con quienes aprende samba y se entrena con la pelota. GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 9 2/26/14 10:36 AM
  7. Dedicado a todos los pequeños jugadores que se quedan en la banca de suplentes. GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 10 2/26/14 10:36 AM
  8. ¿Los reconoces? Sí, son ellos: Tomi, Nico y Fidu, los pi- lares de los Cebolletas. Tienen que conseguir una foto para llevársela a su entrenador, Gaston Champignon. Una de esas fotos que se ponen en las identificaciones o las licencias de manejo. Por eso están bajando por las escaleras del metro de la parada de Moncloa, donde hay una cabi- na para tomar fotos que les viene bien. Primero entra Tomi, el capitán. Regula el tabure- te para tener los ojos a la altura adecuada, se mira en el espejo y se peina con las manos. Comprueba que la cortinita de la puerta esté bien corrida (porque si entra luz, la foto sale demasiado clara), a continuación inserta las monedas, aprieta la tecla y se espera a que se dispare el flash. En ese momento oye a Fidu que ex- clama: —¡Hola, Eva! ¿Qué haces por aquí? 1 DOS CAZOS 11 GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 11 2/26/14 10:36 AM
  9. Tomi aparta rápidamente la cortinita y asoma la ca- beza para saludar a su amiga bailarina, pero no ve a Eva por ningún lado. Justo en ese instante se oye el flash de la cabina. Tomi comprende enseguida que ha caído en la trampa de su arquero… Nico se ha echado a reír, y Fidu, que lleva una bolsa de papas fritas en la mano, comenta: —Ya te decía yo que el Capi caería en la trampa… En lugar de cuatro retratos, la máquina escupe cua- tro fotos con la camiseta y el brazo de Tomi… —Muchas gracias, amigos, me han hecho desperdi- ciar dos euros —dice Tomi, mirándolas con tristeza. Fidu extiende los brazos, como hace cuando le han metido un gol y trata de demostrar que no ha sido su culpa. —¿Nosotros? Nadie te ha pedido que te asomaras. Tomi vuelve a la cabina, corre la cortinita, mete otros dos euros en la ranura y esta vez la sesión fotográfica sale bien. Luego le toca a Nico, que posa de lo más serio. —Podías haber sonreído —lo reprende Fidu—. Sólo son fotos, no tarea de la escuela… El último en entrar en la cabina es el arquero de los Cebolletas, que le da la bolsa de papas a Tomi an- 12 ¡GOL! GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 12 2/26/14 10:36 AM
  10. tes de sentarse. El capitán espera a que Fidu ajuste el asiento y meta el dinero. Luego le guiña el ojo a Nico y mastica ruidosamente una papa. No ha pasado ni medio segundo antes de que el arquero salga de un salto del otro lado de la cortinita y se abalance so- bre la bolsa, como si fuera una pelota que va directo a la red. —¡Que nadie toque mis papas! —grita justo cuando se dispara el flash y la máquina fotografía otra vez una camiseta—. ¡Me han hecho perder dos euros! —excla- ma luego disgustado. —Así estamos en paz… —responde Tomi, mientras Nico no para de reír. Antes de irse, los tres amigos entran a la vez en la cabina. Fidu, el más gordo, se sienta en el banco, y To- mi y Nico se apretujan a su lado para salir en la foto. —Cuando se dispare el flash —sugiere Nico—, gri- temos todos a la vez «¡Cebolletas!». La foto sale estupenda: los tres amigos abrazados y sonrientes, apretujados, formando un solo cuerpo con tres cabezas. Pero al salir de la máquina se topan con la mirada severa de un señor que lleva una corbata violeta feísi- ma y tiene una barbita blanca puntiaguda. 13 DOS CAZOS GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 13 2/26/14 10:36 AM
  11. 14 ¡GOL! —Esto no es un carrusel del parque de diversiones —les suelta con brusquedad—. ¡Si quieren jugar, va- yan a un parque y no hagan perder el tiempo a la gen- te que tiene prisa! —Pero, señor, si no estábamos jugando —respon- de Nico—. Sólo queríamos tomarnos una foto juntos, porque somos tres grandes amigos, además de miem- bros y fundadores del mítico equipo de futbol de los Cebolletas. El hombre de la barbita parece aún más enfadado: —¿Cebolletas? ¿Encima me toman el pelo? ¡Mal edu­ cados! —Pero si no he sido mal educado, señor —replica Nico—. Sólo he tratado de explicarle amablemente la situación. —¡Basta, fuera, fuera! —les apremia el hombre, irri- tado—. ¡Ya me han hecho perder demasiado tiempo! —entra en la cabina y corre la cortinita. —Vámonos —se dicen Tomi y Nico, mirándose y encogiéndose de hombros. Pero Fidu, que no soporta los malos modales, ha te- nido una idea. Se zampa las últimas papas, sopla en la bolsa vacía y la hace estallar de un manotazo justo cuando la máquina está disparando el flash. GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 14 2/26/14 10:36 AM
  12. 15 Asustado por el estruendo, el tipo ha cerrado los ojos y ha hecho una mueca, con una cara más pálida que su barba blanca. Así saldrá en la foto, con expre- sión de terror, como si acabara de ver un fantasma. Parece que también él tendrá que volver a tomarse la foto y gastar dos eu- ros más. Cuando los chicos llegan a la ci- ta, que es a las tres en el Pétalos a la Cazuela, el restaurante del co­ cinero-entrenador Gaston Cham­ pignon, los demás jugadores de los Cebolletas ya han llegado y están mirando y remirando las fo- tos de sus espléndidas vacaciones en Brasil. —¿Se acuerdan de cuando juga- mos en el mítico Maracaná? —pregun- ta Sara mientras le pasa una foto a João. GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 15 2/26/14 10:36 AM
  13. —¿Y de la fiesta en la playa, tocando música y bai- lando samba alrededor de la hoguera? —dice Nico. Todas las fotografías que se desparraman por la me- sa están llenas de mar y de sol, y les traen grandes recuer­dos: los partidos en la arena, la excursión a Cor- covado, las zambullidas en las olas de Copacabana, el surf, Rogeiro y todos los nuevos amigos… Lara, con el mentón apoyado en la palma de la ma- no, mira hacia la ventana y suspira: —¡Cómo extraño el verano! Entre otras cosas, porque la ventana tiene un as- pecto tan triste como una cara que llora. Por el cristal se deslizan gotitas de lluvia. Ha llegado el otoño, que además de las nubes y el frío ha traído consigo las cla- ses y los árboles sin hojas. Pero para los Cebolletas se trata de un otoño espe- cial, que también traerá castañas y muchas otras cosas buenas. Porque a mediados de octubre, es decir, en dos semanas, comenzará el primer campeonato de verdad para los chicos que entrena Gaston Champignon. No serán ya partiditos en el Retiro ni enfrentamientos con- tra sus rivales, los Tiburones Azules, sino ¡todo un cam- peonato, con partidos en casa y en los campos rivales, con una clasificación y un árbitro uniformado! 16 ¡GOL! GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 16 2/26/14 10:36 AM
  14. Por eso posaba tan serio Nico en la cabina. Hasta hace un año sólo era un crack en matemáticas, con unos lentes demasiado grandes y unas piernas dema- siado delgadas para soñar con convertirse en un fut- bolista. Ahora, en cambio, la foto que acaba de tomar- se aparecerá en una ficha de la Federación, como las que tienen los campeones de primera división. Será un futbolista de verdad y disputará un campeonato re- gular con el número 10 a la espalda. Todos los Cebolletas esperan muy emocionados el día del debut. Champignon saluda a Tomi, Nico y Fidu, que en- tran en la cocina corriendo y le entregan las fotos. —Estupendo —dice el cocinero—. Así los puedo fe- derar e inscribirlos en el campeonato. Dentro de una semana nos comunicarán el calendario y sabremos có- mo se distribuyen los partidos. —Espero que uno de los primeros sea contra esos presumidos de los Tiburones Azules —dice Sara con una sonrisa pícara. —Exacto, Lara —añade Nico—, así verán todo lo que hemos aprendido en Brasil. —Soy Sara —lo corrige la gemela. Nico las confun- de siempre. 17 DOS CAZOS GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 17 2/26/14 10:36 AM
  15. —¡Entrenador! —exclama de pronto Tomi—, ¿por qué no pedimos que les hagan también el registro a Rogeiro y Tania? Estoy seguro de que a nuestros ami- gos brasileños les encantaría. —¿Y por qué no? Sería una manera fantástica de agradecerles su hospitalidad y sus consejos futbolísti- cos —responde Champignon acariciándose el extre- mo derecho del bigote en señal de aprobación. —¡Muy buena idea, Capi! —gritan a coro los Cebo- lletas, tendiendo las manos y poniéndolas una sobre otra. —Bueno —prosigue el cocinero—, como les decía, dentro de una semana se publicará el calendario de partidos. Lo importante no es contra quién jugaremos, sino llegar preparados al primer encuentro y dar siem- pre lo mejor de nosotros, preocupándonos sobre todo de una cosa: ¿de qué cosa, mon capitaine? —De divertirnos —responde Tomi—. Porque quien se divierte siempre gana. —¡Exacto! Superbe! —exclama monsieur Cham- pignon—. Divertirnos y ayudarnos mutuamente. ¿Por qué, Becan? —Porque no somos pétalos sueltos, sino una sola flor —contesta el extremo derecho. 18 ¡GOL! GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 18 2/26/14 10:36 AM
  16. —¡Respuesta correcta, mon ami! —concluye el co- cinero, satisfecho—. Se han ganado estos merengues a los pétalos de rosa que me ha ayudado a preparar la madre de Becan. Pero sin pasarse, ¿eh, Fidu? El cam- peonato se acerca. ¡Cuidado con la línea! Una peque- ña merienda y luego iremos a entrenar. Cuando la madre de Becan, que lleva algunos me- ses trabajando en el restaurante de Gaston Champig- non, lleva los pasteles a la mesa, a Fidu se le iluminan los ojos como dos lamparitas. Los entrenamientos de monsieur Champignon son co- mo sus platos: siempre contienen sorpresas… Hoy, por ejemplo, saca de su coche floreado una caja de esas que normalmente sirven para cargar frutas o verduras. Pero es una caja especial, porque lleva atada una pequeña cuerda. El entrenador de los Cebolletas les explica: —Este ejercicio sirve para fortalecer los músculos de las piernas. Se atarán la cuerda a la cintura y darán varias vueltas arrastrando la caja. Cinco vueltas por cabeza. La caja pasa de un Cebo- lleta a otro. 19 DOS CAZOS GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 19 2/26/14 10:36 AM
  17. Y luego, sin la caja, ¡les parecerá que vuelan! Claro, a Cazo le encanta viajar mientras duerme. João se ata la cuerda a la cintura… Zzz Zzz ¡Pero si la caja no pesa nada! Le meteremos una olla. ¿Con el gato dentro? … Y, en cuanto silba Champignon… Los Cebolletas observan divertidos. Si me arrastraran metido en un tonel, no podría dormir. En cambio Cazo ronca feliz, soñando con peces y ratones. ¡Es el gato más dormilón del mundo! … El extremo derecho se lanza a correr arrastrando al gato en su olla. Piiiiii GARLANDO-Empieza el campeonato.indd 20 2/26/14 10:36 AM
  18. Más sobre el libro que acabas de leer: GOL 3. EMPIEZA EL CAMPEONATO Más sobre nuestros libros: www.megustaleer.com.mx Síguenos en redes sociales: Recibe novedades y exclusivas:

×