16. Transmito lo recibido - Testigos de la Fe

138 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
138
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

16. Transmito lo recibido - Testigos de la Fe

  1. 1. TransmitoTransmito Testigos de la Fe Escuela VirtualEscuela Virtual con el P. Ricardo Giraldo en el mes de las Sagradas Escrituras… Horario: 7pm. Col., Méx. /9pm. Arg., Chil lo recibidolo recibido
  2. 2. Jesús mandó a los apóstoles queJesús mandó a los apóstoles que predicaran el evangelio a todos lospredicaran el evangelio a todos los hombreshombres No es superfluo subrayar a continuación la importancia y necesidad de la predicación: "Pero, ¿cómo invocarlo sin creer en Él? ¿Y cómo creer, sin haber oído hablar de Él? ¿Y cómo oír hablar de Él, si nadie lo predica? (...) La fe, por lo tanto, nace de la predicación, y la predicación se realiza en virtud de la Palabra de Cristo" (Rom. 10, 14 -17). Esta ley enunciada un día por san Pablo conserva hoy todo su vigor. (Pauo VI, Evangelii Nuntiandi EN 42) Id y predicad el evangelioId y predicad el evangelio (Mt 28, 19)(Mt 28, 19)
  3. 3. Quien se ha abierto al amor de Dios, ha escuchado su voz y ha recibido su luz, no puede retener este don para sí. La fe, puesto que es escucha y visión, se transmite también como palabra y luz. (LF 37). «Pero teniendo el mismo espíritu de fe, según lo que está escrito: Creí, por eso hablé, también nosotros creemos y por eso hablamos». (2 Co. 4, 13). 2. Transmitir lo recibido
  4. 4. ¿Qué llevamos al otro? Lo que henos visto, lo que hemos oído, de eso hablamos…. (1 Jn. 1, 1 - 3) - La fe de un pueblo - Una experiencia de encuentro - Al Señor y Su salvación - La Verdad revelada 3. Transmito lo que he recibido (cf. 1 Co 15,3)
  5. 5. El creyente al profesar su fe hace presente la fe de la Iglesia. El cristiano que participa de la comunidad de los creyentes en Cristo, ofrece al mundo el testimonio de la única fe eclesial compartida según la propia vocación y profesión. 4. Transmito lo que he recibido4. Transmito lo que he recibido La fe de un puebloLa fe de un pueblo
  6. 6. La transmisión de la Revelación deLa transmisión de la Revelación de Cristo y de su Espíritu a los apóstolesCristo y de su Espíritu a los apóstoles siguió a través de sus sucesores.siguió a través de sus sucesores. Por tanto, la Revelación sePor tanto, la Revelación se transmite integralmente bajotransmite integralmente bajo la doble forma de Tradiciónla doble forma de Tradición y Escritura, por la sucesióny Escritura, por la sucesión legítima de los sucesores delegítima de los sucesores de los apóstoles.los apóstoles. “Los apóstoles dejaron como sucesores suyos a los obispos, entregándoles su propio cargo del magisterio”. (DV 7).
  7. 7. Los apóstoles comunicaron lo que habían recibido en su convivencia con Jesucristo o por la inspiración del Espíritu Santo. «Pero teniendo el mismo espíritu de fe, según lo que está escrito: Creí, por eso hablé, también nosotros creemos y por eso hablamos». (2 Co. 4, 13). ¿Cuál es el mensaje para transmitir? "Os anunciamos la Buena Nueva de que la Promesa hecha a los padres Dios la ha cumplido en nosotros, los hijos, al resucitar a Jesús (Hch 13, 32-33). La Resurrección de Jesús es la verdad culminante de nuestra fe en Cristo, creída y vivida. (CEC 638) 5. Transmito lo que he recibido5. Transmito lo que he recibido ……Una experiencia de encuentroUna experiencia de encuentro
  8. 8. Una revelación escrita: Sagrada Escritura y Tradición: Algunos de los apóstoles y otros cristianos de la época apostólica pusieron por escrito lo que habían aprendido de Cristo, asistidos por la luz del Espíritu Santo. 6. Transmito lo que he recibido La Buena Nueva, la verdad reveladaLa Buena Nueva, la verdad revelada
  9. 9. «La Revelación que la Sagrada Escritura contiene y ofrece ha sido puesta por escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo» (Dei Verbum, 11). … no se comprende auténticamente la revelación cristiana sin tener en cuenta la acción del Paráclito. … La Palabra de Dios, pues, se expresa con palabras humanas gracias a la obra del Espíritu Santo. (Benedicto XVI. Verbum Domini 15) 7. Transmito lo que he recibido La verdad revelada, inspirada por el Espíritu Santo
  10. 10. 8. Transmito lo que he recibido La misión del Hijo y la del Espíritu Santo son inseparables y constituyen una única economía de la salvación. El mismo Espíritu que actúa en la encarnación del Verbo, en el seno de la Virgen María, es el mismo que guía a Jesús a lo largo de toda su misión y que será prometido a los discípulos. El mismo Espíritu, que habló por los profetas, sostiene e inspira a la Iglesia en la tarea de anunciar la Palabra de Dios y en la predicación de los Apóstoles; es el mismo Espíritu, finalmente, quien inspira a los autores de las Sagradas Escrituras. (VD 15) Con la acción del Espíritu Santo
  11. 11. El Espíritu asiste a su Iglesia con un “carisma de verdad”, que ilumina y fortalece a los que están llamados a predicar el mensaje revelado con autoridad apostólica. “Dios, que habló en otro tiempo, habla sin intermisión con la Esposa de su amado Hijo; y el Espíritu Santo, por quien la voz del Evangelio resuena viva en la Iglesia, y por ella en el mundo, va induciendo a los creyentes en la verdad eterna, y hace que la palabra de Cristo habite en ellos abundantemente (Col 3, 16) (DV 8).
  12. 12. cambios en nuestro estado de ánimo o de la situación de los tiempos, e incapaz de dar continuidad al camino de la vida (Francisco. La fe como escucha y visión. LF 24). 9. Para transmitir: Nueva evangelización y nueva escucha El hombre tiene necesidad de conocimiento, tiene necesidad de verdad, porque sin ella no puede subsistir, no va adelante. La fe, sin verdad, no salva, no da seguridad a nuestros pasos. Se queda en una bella fábula, proyección de nuestros deseos de felicidad, algo que nos satisface únicamente en la medida en que queramos hacernos una ilusión. O bien se reduce a un sentimiento hermoso, que consuela y entusiasma, pero dependiendo de los
  13. 13. Precisamente porque el conocimiento de la fe está ligado a la alianza de un Dios fiel, que establece una relación 10. Escucha y visión10. Escucha y visión (LF cap. II)(LF cap. II)   «La fe nace del mensaje que se escucha»  (Rm 10, 17)  de amor con el hombre y le dirige la Palabra, es presentado por la Biblia como escucha, y es asociado al sentido del oído. San Pablo utiliza una fórmula que se ha hecho clásica: fides ex auditu… El conocimiento asociado a la palabra es siempre personal: reconoce la voz, la acoge en libertad y la sigue en obediencia. Por eso san Pablo habla de la «obediencia de la fe» (cf. Rom. 1,5; 16, 26). La escucha ayuda a representar bien el nexo entre conocimiento y amor. (LF 29).
  14. 14. Redescubrir el puesto central de la Palabra divina en la vida cristiana nos hace reencontrar de nuevo así el sentido más profundo de lo que el Papa Juan Pablo II ha pedido con vigor: continuar la missio ad gentes y emprender con todas las fuerzas la nueva evangelización, sobre todo en aquellas naciones donde el Evangelio se ha olvidado o padece la indiferencia de cierta mayoría a causa de una difundida secularización. Que el Espíritu Santo despierte en los hombres hambre y sed de la Palabra de Dios y suscite entusiastas anunciadores y testigos del Evangelio. (VD 122.) 11. Deber de escuchar11. Deber de escuchar Por eso, nuestro tiempo ha de ser cada día más el de una nueva escucha de la Palabra de Dios y de una nueva evangelización.
  15. 15. El progreso de las verdades reveladas se produce, ya por la contemplación y el estudio de los creyentes, que las meditan en su corazón, ya por la percepción íntima que experimentan de las cosas espirituales, ya por el anuncio de aquellos que con la sucesión del episcopado recibieron el carisma cierto de la verdad (DV 8). “Desconocer las escrituras es desconocer a Cristo” (San Jerónimo) 12. Conocer para transmitir12. Conocer para transmitir
  16. 16.  Recuerda otros textos  Lee notas al margen  Recuerda el contexto  Medita, reflexiona  Ora y aplica lo que acabas de aprender 12. Conocer para transmitir12. Conocer para transmitir “Cuanto más sepamos ponernos a disposición de la Palabra divina, tanto más podremos constatar que el misterio de Pentecostés está vivo también hoy en la Iglesia de Dios. El Espíritu del Señor sigue derramando sus dones sobre la Iglesia para que seamos guiados a la verdad plena, desvelándonos el sentido de las Escrituras y haciéndonos anunciadores creíbles de la Palabra de salvación en el mundo”. (VD 123) Un método sencillo: Ora al Espíritu Santo Lee poco, detente mucho Subraya
  17. 17. Toma este tiempo para que yo medite los secretos de tu Palabra y no le cierres su tesoro a quien está llamando a tu puerta. Tu tenías un propósito para dejarnos estas palabras de tan profundo misterio. Completa tu obra y muéstrame lo que quieres decir. Tu Palabra es mi gozo Señor, escuchar tu voz es un placer superior a todos los demás. Dame lo que amo, no abandones a esta ramita de hierba sedienta. Abre para mí, los misterios oscuros de tu Palabra, porque sigo llamando a tu puerta. En ti Jesús, están escondidos todos los tesoros de la sabiduría, y esos tesoros son los que busco para mi vida en tu preciosa Palabra. Oración de San AgustínOración de San Agustín Que tu Palabra, Señor, sea mi sana delicia. Que no me engañe con ella ni engañe a los demás. Mira Señor mi alma y escúchame, Que te clamo desde el abismo.
  18. 18. Con sus cuatro momentos (lectura, meditación, oración, contemplación), la lectura orante favorece el encuentro personal con Jesucristo. al modo de tantos personajes del evangelio…Todos ellos, gracias a este encuentro, fueron iluminados y recreados porque se abrieron a la experiencia de la misericordia del Padre que se ofrece por su Palabra de verdad y vida. No abrieron su corazón a algo del Mesías, sino al mismo Mesías…”. (DA 249). 13. La Lectio Divina13. La Lectio Divina “Esta lectura orante, bien practicada, conduce al encuentro con Jesús-Maestro, al conocimiento del misterio de Jesús- Mesías, a la comunión con Jesús-Hijo de Dios, y al testimonio de Jesús-Señor del universo.
  19. 19. "Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra“. (2Tim 3,16 - 17) 1. Tiene poder para salvar nuestras almas (Stgo. 1, 21) 2. Tiene poder para hacernos sabios e inteligentes (Deut, 4, 6; 2Tim. 3, 15) 3. Puede iluminar nuestros caminos (Sal 19,8; 119,105) 4. Nos alimenta adecuadamente (1Pe. 2, 2; Jer. 15, 16; Ez. 2, 8 - 9; Heb. 5,11-14) 5. Tiene poder para para ayudarnos a vencer al enemigo (Mt. 4, 4, 7, 10) y ayudarnos a no pecar (Sal. 119, 11)n 14. El poder de la Palabra14. El poder de la Palabra 6. Nos ayuda para refutar las falsas doctrinas y defender nuestra fe (1 Tim. 4,1; 1 Tes. 5,21; 1 Jn. 4,1; 1 Pe 3, 15).
  20. 20. "Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra“. (2Tim 3,16 - 17) 7. Tiene poder para discernir los pensamientos e intenciones del corazón (Heb 4,12) 8. Nos prepara para toda buena obra (2 Tim 3,17) 9. Nos muestra el camino correcto para ir al cielo (Jn 14,6; 1 Tim. 2,5) 10. Nos ayuda en los momentos difíciles (Rom. 15,4; Jn. 16,33; Heb. 13,5). 11. Nos ayuda a ser mejores padres de familia y mejores hijos (Ef. 5, 21 - 6:4; Prov. 22, 6; Deut. 6,4 - 6) 14. El poder de la Palabra14. El poder de la Palabra 12. Puede traer felicidad a nuestra vida (Jer. 15, 16; Sal. 19, 8)
  21. 21. El creyente al profesar su fe hace presente la fe la Iglesia… Para ello es indispensable la fidelidad a la fe de la Iglesia por parte de todos sus hijos, … (Catechesi tradendae, 30). “El oficio de interpretar auténticamente la palabra de Dios escrita o transmitida ha sido confiado únicamente al Magisterio vivo de la Iglesia, cuya autoridad se ejerce en el nombre de Jesucristo”. (DV 10) 15. Transmitir con Fidelidad15. Transmitir con Fidelidad «El que se hace discípulo de Cristo tiene derecho a recibir la “palabra de la fe” no mutilada, falsificada o disminuida, sino completa e integral, en todo su rigor y su vigor».
  22. 22. … la relación que hay entre la escucha amorosa de la Palabra de Dios y el servicio desinteresado a los hermanos; Todos los creyentes han de comprender «la necesidad de traducir en gestos de amor la Palabra escuchada, porque sólo así se vuelve creíble el anuncio del Evangelio, a pesar de las fragilidades humanas que marcan a las personas». [Benedicto XVI. Homilía en la conclusión de la XII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. 26 octubre 2008] (VD 103) 16. Transmitir con amor La Palabra de Dios y la caridad efectiva
  23. 23. El testimonio de los apóstoles se efectuó también por los actos que realizaron, a través de su modo de actuar, de promover la práctica evangélica, en las instituciones que promovieron. Recordar Hec. 2, 43 - 47; 4, 32 - 33 17. Transmitir con acciones17. Transmitir con acciones
  24. 24. Para la Iglesia el primer medio de evangelización consiste en un testimonio de vida auténticamente cristiana, entregada a Dios en una comunión que nada debe interrumpir y a la vez consagrada igualmente al prójimo con un celo sin límites. (EN 41) "El hombre contemporáneo escucha más a gusto a los que dan testimonio que a los que enseñan o si escuchan a los que enseñan, es porque dan testimonio“. (Pablo VI, discurso a los miembros del Consilium de Laicis, 2-Oct-1974). 18. Transmitir con el ejemplo18. Transmitir con el ejemplo
  25. 25. 19. Una predicación viva …el hombre moderno, hastiado de discursos, se muestra con frecuencia cansado de escuchar y, lo que es peor, inmunizado contra las palabras. …el hombre moderno ha rebasado la civilización de la palabra, ineficaz e inútil en estos tiempos, para vivir hoy en la civilización de la imagen. Estos hechos deberían ciertamente impulsarnos a utilizar, en la transmisión del mensaje evangélico, los medios modernos puestos a disposición por esta civilización. El tedio que provocan hoy tantos discursos vacíos, y la actualidad de muchas otras formas de comunicación, no deben sin embargo disminuir el valor permanente de la palabra, ni hacer perder la confianza en ella. La palabra permanece siempre actual, sobre todo cuando va acompañada del poder de Dios. (cf. 1 Cor 2,1-5)... (EN 42)
  26. 26. no se reduce a una mera repetición de palabras y hechos pasados. … por ser viva, debe hacer siempre actual el mensaje evangélico, ofreciéndolo renovado a los hombres de cada momento histórico, en su situación única e irrepetible, para responder a sus interrogatorios y conducirlos hacia Dios. Es un desarrollo en la continuidad y fidelidad al mensaje evangélico, que manifiesta a la vez su perennidad y su dinamicidad.
  27. 27. 20. Contacto personal20. Contacto personal El Señor la ha practicado frecuentemente –como lo prueban, por ejemplo, las conversaciones con Nicodemo, Zaqueo, la samaritana, Simón el fariseo–, y lo mismo han hecho los Apóstoles. En el fondo, …además de la proclamación que podríamos llamar colectiva del Evangelio, conserva toda su validez e importancia esa otra transmisión de persona a persona. ¿hay otra forma de comunicar el Evangelio que no sea la de transmitir a otro la propia experiencia de fe? La urgencia de comunicar la Buena Nueva a las masas de hombres no debería hacer olvidar esa forma de anunciar mediante la cual se llega a la conciencia personal del hombre y se deja en ella el influjo de una palabra verdaderamente extraordinaria que recibe de otro hombre. (EN 46)
  28. 28. …En la Palabra de Dios, también nosotros hemos oído, visto y tocado el Verbo de la Vida. Por gracia, hemos recibido el anuncio de que la vida eterna se ha manifestado, …La comunicación de este anuncio se nos ha dado «para que nuestra alegría sea completa» (1 Jn. 1,4). …el anuncio de la Palabra crea comunión y es fuente de alegría. Una alegría profunda que brota del corazón mismo de la vida trinitaria y que se nos comunica en el Hijo. Una alegría que es un don inefable que el mundo no puede dar. Se pueden organizar fiestas, pero no la alegría. (VD 123) 21. Transmitir con entusiasmo la Palabra y la alegría
  29. 29. 21. Transmitir21. Transmitir con entusiasmocon entusiasmo La Palabra y laLa Palabra y la alegríaalegría Según la Escritura, la alegría es fruto del Espíritu Santo (cf. Ga 5,22), que nos permite entrar en la Palabra y hacer que la Palabra divina entre en nosotros trayendo frutos de vida eterna. Al anunciar con la fuerza del Espíritu Santo la Palabra de Dios, queremos también comunicar la fuente de la verdadera alegría, no de una alegría superficial y efímera, sino de aquella que brota del ser conscientes de que sólo el Señor Jesús tiene palabras de vida eterna (cf. Jn 6,68). (VD 123)
  30. 30. La íntima relación entre la Palabra de Dios y la alegría se manifiesta claramente en la Madre de Dios. María es dichosa porque tiene fe, porque ha creído, …la alegría que recibe de la Palabra se puede extender ahora a todos los que, en la fe, se dejan transformar por la Palabra de Dios… Y, ante la exclamación de una mujer que entre la muchedumbre quiere exaltar el vientre que lo ha llevado y los pechos que lo han criado, Jesús muestra el secreto de la verdadera alegría: «Dichosos los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen» (Lc. 11, 28). Por eso, recuerdo a todos los cristianos que nuestra relación personal y comunitaria con Dios depende del aumento de nuestra familiaridad con la Palabra divina (VD 124.) Mater Verbi et Mater laetitiae (VD 124)
  31. 31. Te damos gracias, Señor, porque esta Palabra pronunciada hace dos mil años, sigue siendo viva y eficaz entre nosotros. Reconocemos nuestra impotencia e incapacidad para comprenderla y dejarla vivir en nosotros. Ella es más poderosa y más fuerte que nuestras debilidades, más eficaz que nuestra fragilidad, más penetrante que nuestras resistencias. Por eso te pedimos que nos ilumines con tu Palabra para que la tomemos en serio y nos abramos a aquello que nos manifiesta, para que confiemos en ella y le permitamos actuar en nosotros de acuerdo con la riqueza de su Poder. Madre de Jesús, que confiaste sin reservas, pidiendo que se cumpliera en ti la Palabra que te fue dirigida, danos el espíritu de disponibilidad para que volvamos a encontrar la verdad sobre nosotros mismos. Haz que podamos ayudar a todos los hombres a encontrar de nuevo la verdad de Dios sobre ellos, haz que la encuentre plenamente en el mundo en el que vivimos y al que queremos humildemente servir. Te lo pedimos, Padre, por Jesucristo, tu Palabra encarnada, y por el Espíritu Santo que renueva constantemente en nosotros la fuerza de esta Palabra. Amén. Oración del Cardenal MartiniOración del Cardenal Martini
  32. 32. • ¿Cómo soy testigo de mi fe? • ¿Cuáles son los métodos que está usando tu comunidad en la transmisión de la Buena Nueva? Testigos de la FeTestigos de la Fe Transmito lo que creoTransmito lo que creo Para leer:Para leer: •Concilio Vaticano II. Dei Verbum •Paulo VI Evangelii Nuntiandi •Francisco. Lumen Fidei, julio 5 de 2013 •Benedicto XVI, Verbum Domini. 30 de septiembre de 2010
  33. 33. Oremos…Oremos…

×