Your SlideShare is downloading. ×
Violencia Familiar y Maltrato Infantil (monografia)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Violencia Familiar y Maltrato Infantil (monografia)

3,252
views

Published on

Published in: Health & Medicine

0 Comments
5 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
3,252
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
127
Comments
0
Likes
5
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. rr Cerón Rojas, Carla Espinoza Conejo, Liliana Leguía Alegre, Luis Machaca Flores, Miguel Ubillus Benites, Diego Cerón Rojas, Carla Espinoza Conejo, Liliana Leguía Alegre, Luis Machaca Flores, Miguel Ubillus Benites, Diego
  • 2. 2 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Dedicatoria A todos los niños, niñas y mujeres que bajo su silencio esperan una luz de esperanza. No piensen que están solos, aún hay esperanza de un día mejor.
  • 3. 3 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Contenido Dedicatoria 2 Contenido 3 Introducción 4 VIOLENCIA FAMILIAR Preludio 6 Capítulo I : Conceptos Generales 7 Capítulo II : antecedentes Históricos 11 Capítulo III : Definición de Violencia Familiar 15 Capítulo IV : Características de la Violencia Familiar 18 Capítulo V : Agresores y Agredidos 20 Capítulo VI : causas de la Violencia Familiar 28 Capítulo VII : consecuencias y efectos de la Violencia Familiar 39 Capítulo VIII : Tipos o formas de Violencia Familiar 44 Capítulo IX : Dinámica o Ciclo de la Violencia Familiar 48 Capítulo X : Prevención de la Violencia Familiar 51 Capitulo XI : ¿Cómo se promueve la violencia familiar? 53 Capítulo XII : Terapia y Tratamiento de la Violencia Familiar 54 Capitulo XIII : Mitos sobre la Violencia Familiar 58 Capitulo XIV : Violencia Familiar hacia los hombres 61 capitulo XV : Aspectos Jurídicos de la Violencia Familiar en el Perú 64 Capitulo XVI : Instituciones, Programas, ONG’s, Grupos de Apoyo 66 CAPITULO XVII : Estadísticas sobre Violencia Familiar en el Perú 68 Conclusiones 74 Recomendaciones 76 Bibliografía 77 MALTRATO FAMILIAR Preludio 79 capítulo I : conceptos de Maltrato infantil 80 capítulo II : Antecedente históricos del Maltrato Infantil 82 Capítulo III : Causas del Maltrato infantil 84 capítulo IV : Consecuencias del Maltrato Infantil 86 capítulo V : Tipos de Maltrato Infantil 91 capítulo VI : Detección del Maltrato Infantil 94 capítulo VII : Presentación dl Maltrato Infantil 100 capítulo VIII : Tratamiento del Maltrato Infantil 101 capítulo IX : Prevención del Maltrato Infantil 103 Capítulo X : Marco Jurídico del Maltrato Infantil 105 capítulo XI : Grupos, ONG’s, Organismos de Apoyo de la Violencia Infantil 107 Capítulo XII : Estadísticas de Maltrato Infantil 108 conclusiones 110 Recomendaciones 111 Bibliografía 112 ANEXOS
  • 4. 4 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Introducción Sabemos que la familia es la primera institución social conocida por el hombre, en donde todos participamos, nos relacionamos por primera vez en la vida y compartimos lo que somos así como también de nuestras actividades. Lo ideal es que en la familia haya un núcleo de amor, compresión y ayuda pero, a veces es todo lo contrario. La violencia familiar es un fenómeno de ocurrencia mundial en el que las mujeres y los niños son los grupos más vulnerables, aunque en algunos caso el hombre también puede estar incluido. Desde que el hombre apareció en la tierra dio muestras de un lado hostil, bárbaro y aunque parezca racional, más bien podría catalogarse de irracional. En el caso de los niños como en otros casos de violencia se da una relación de vulnerabilidad. Claramente los menores muestran inferiores recursos para defenderse de lo que les puede hacer un adulto. Además se debe considerar el daño emocional y los efectos a corto y largo plazo que provocan los maltratos. Los esfuerzos de las diversas instituciones, han contribuido en la formación de un concepto claro y en la generación de un mayor interés de parte de los gobiernos por proteger los derechos de los niños y mujeres. Es deber de ellos asegurar que ambos grupos poblaciones gocen de un adecuado nivel de vida, lo cual implica que se respeten los derechos a la vida, cuidado de la salud, educación y nutrición. Además, estos gobiernos deben establecer medidas de acción: protección y prevención, de casos en los que la violencia, el abuso y la explotación amenacen a los niños y las mujeres. Hemos sentido la necesidad y la motivación de hacer un estudio analítico a nivel teórico sobre la violencia familiar y maltrato infantil en donde las principales víctimas son casi siempre las mujer y los menos de edad.
  • 5. 5 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju
  • 6. 6 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Preludio El tema de violencia se ha tratado desde distintos puntos de vista. Así, se pueden encontrar áreas especificas como la violencia familiar, la cual como principal protagonista a la violencia contra la mujer y la niñez. La violencia ha sido uno de los temas más explotados en los últimos tiempos así como la causante de la aparición de muchas instituciones en contra de ella. Por tanto la violencia familiar es un problema que tiene consecuencias a nivel individual, social, laboral y familiar, además de violencia de género y otras formas de abuso. Los casos de mujeres, niños, personas de la tercera edad, aunque también en algunos caso el mismo hombre, u otros integrantes de la familia que por tener capacidades diferentes sufren violencia con frecuencia. A nivel mundial causa un impacto negativo en la salud mental y física de los afectados. Los afectados son de todas las edades, sexos, y condiciones sociales, y las consecuencias negativas son enormes para todos ellos y para la salud social del país. Es un problema social muy arraigado y difícil de combatir, ya que las estadísticas muestran un patrón repetitivo entre los afectados. Lo que significa que, si un niño es maltratado en su niñez, él de grande será un adulto que abusará o maltratará a su familia o a quien se deje. Debido a la cultura y educación en muchos países existe el maltrato familiar como parte de la misma educación, sin que los miembros de la familia puedan distinguir entre lo normal y lo anormal.
  • 7. 7 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo I: Conceptos Generales I. ¿MALTRATO O VIOLENCIA? 1.1 MALTRATO El maltrato es la acción y efecto de maltratar (tratar mal a una persona, menoscabar, echar a perder). El concepto está vinculado a una forma de agresión en el marco de una relación entre dos o más personas. Por ejemplo: “El joven abandonó la comisaría con signos de maltrato”, “Juana se separó ante el continuo maltrato que recibía de parte de su esposo”, “La mujer, harta del maltrato, no toleró más la situación y le disparó ocho balazos a su pareja”. No hay una definición única y precisa de maltrato, ya que sus características dependen del contexto. El maltrato puede abarcar desde un insulto ocasional a un vendedor al que el maltratador ni conoce hasta los golpes cotidianos que un abusador propina a su esposa. El maltrato más leve es aquel que se produce en una situación espontánea o esporádica y que suele estar relacionado con la falta de respeto y la agresión verbal. Una persona que ingresa a una tienda a comprar y termina discutiendo e insultando al vendedor, lo estará maltratando. Ese tipo de situaciones, por lo general, termina de manera abrupta y sin mayores consecuencias. Cuando el maltrato es cotidiano, en cambio, resulta mucho más grave, ya que puede dejar marcas físicas y psicológicas en la víctima, es aquí donde nosotros decimos que es una Violencia. El maltrato infantil o la violencia de género que se produce en el seno de una familia es un problema social muy importante que incluso ocasiona numerosas víctimas fatales. Por lo general, aunque no de manera excluyente, el maltratador suele ser el hombre de la casa, quien hace uso y abuso de su fuerza física contra la mujer y los niños. 1.2 VIOLENCIA La violencia es el tipo de interacción humana que se manifiesta en aquellas conductas o situaciones que, de forma deliberada , aprendida o imitada, provocan, o amenazan con hacerlo, un daño o sometimiento grave (físico, sexual o psicológico) a un individuo o una colectividad; o los afectan de tal manera que limitan sus potencialidades presentes o las futuras.
  • 8. 8 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Se trata de un concepto complejo que admite diversas matizaciones dependiendo del punto de vista desde el que se considere; en este sentido, su aplicación a la realidad depende en ocasiones de apreciaciones subjetivas. Otros la definen como la acción u omisión mediante la cual se pretende someter y controlar la conducta de otros individuos para obligarlos a hacer algo que no harían por su propia voluntad. La definición de violencia, lamentablemente, requiere de una aclaración. La definición que le da la Organización Mundial de la Salud ya fue presentada; sin embargo, existen otras definiciones que destacan las diferentes fuentes y tipos de violencia, como son la violencia física, psicológica, sexual y económica. II. VIOLENCIA DOMÉSTICA Se considera ―violencia doméstica‖ cualquier situación dentro de una relación íntima en la cual se intente causar daño o controlar la conducta de una persona de forma intencionada. Se trata de comportamientos recurrentes basados en una relación de poder desigual‖. III. VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES ―Es todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública o privada‖. IV. MUJER MALTRATADA ―Es aquella que sufre maltrato intencional, de orden emocional físico y sexual ocasionado por el hombre con quién mantiene un vínculo íntimo. Él la obliga a realizar acciones que no desea y le impide llevar a cabo lo que sí desea‖. V. FAMILIA Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado. Los lazos principales que definen una familia son de dos tipos: vínculos de afinidad derivados del establecimiento de un vínculo reconocido socialmente, como el matrimonio —que, en algunas sociedades, sólo permite la unión entre dos personas mientras que en otras es posible la poligamia—, y vínculos de consanguinidad, como la filiación entre padres e hijos o los lazos que se establecen entre los hermanos que
  • 9. 9 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju descienden de un mismo padre. También puede diferenciarse la familia según el grado de parentesco entre sus miembros. VI. PREJUICIO Juicio o conclusión a priori que se tiene sobre personas o situaciones, sin haber obtenido suficiente información que lo sustente. VII. CONFLICTO FAMILIAR O VIOLENCIA FAMILIAR Es necesario distinguir entre conflicto familiar y violencia familiar. Comportamientos normales como discusiones, peleas, controversias no conducen necesariamente a comportamientos violentos. Para que una conducta se considere como violenta debe tener el requisito de la "intencionalidad", la intención por parte del agresor de ocasionar un daño. La violencia implica el uso de la fuerza (psicológica, física , económica) para producir daño, siendo considerada una forma de ejercicio de poder. El término violencia familiar, alude a todas las formas de abuso que tienen lugar en las relaciones entre miembros de la familia, la relación de abuso es aquella en la que una de las partes ocasiona un daño físico y/o psicológico a otro miembro, ya sea por acción o por omisión. La relación de abuso debe ser crónica, permanente y periódica para ser considerada violenta. A partir de estudios estadísticos se observa que el 50% de la población sufre o ha sufrido alguna forma de violencia familiar. Las personas sometidas a situaciones de violencia familiar presentan un debilitamiento de sus defensas físicas y psicológicas, con desvalorización, incremento de problemas de salud, muchos padecen de depresión o enfermedades psicosomáticas, y deseo de morir, con disminución marcada de su rendimiento laboral. En los niños y adolescentes aparecen: problemas de aprendizaje, trastornos de la conducta y problemas interpersonales. Los niños que fueron víctimas de violencia o que se criaron dentro de este contexto, tienden a reproducirlos en sus futuras relaciones. La violencia puede estar dirigida a distintos integrantes de la familia: pareja, hijos y padres. Siendo los ancianos y discapacitados más vulnerables. VIII. LA AGRESIVIDAD Capacidad humana para oponer resistencia a la influencias del medio. La agresividad humana tiene vertientes fisiológicas, conductuales y vivenciales, por lo que constituye una estructura psicológica compleja que el profesor Fernando Lolas ha definido de la siguiente manera: "Agresividad es un constructo teórico en el que cabe distinguir tres dimensiones a) una dimensión conductual –en el sentido de la conducta manifiesta- la que llamamos agresión; b) una dimensión fisiológica – en el sentido de concionantes
  • 10. 10 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju viscerales y autonómicos - que forma parte de los estados afectivos; c) una dimensión vivencial o subjetiva que califica la experiencia del sujeto, a la que llamaremos hostilidad. IX. AGRESIÓN Es la conducta mediante la cual la potencialidad agresiva se pone en acto. Las formas que adopta son disímiles: motoras, verbales, gestuales, postulares, etc. Dado que toda conducta es comunicación, lo esencial de la agresión es que comunica un significado agresivo. Por lo tanto, tiene un origen (agresor) y en destino(agredido). Según sea el objeto, puede tratarse de una auto agresión o de una hetero– agresión: siempre existe una direccionalidad en la conducta agresiva. X. PERSONAS RECEPTORAS Quien recibe, o se le provoque de cualquier forma, alguna o varias de las acciones u omisiones de violencia intrafamiliar, por parte de persona con la que tengan algún vínculo familiar, o su equiparación; XI. PERSONAS GENERADORAS Quien realiza actos u omisiones que provoquen situaciones de violencia intrafamiliar hacia otro, sin embargo en su mayoría lo integran los hombres quienes generan violencia hacia la mujer, según estudios realizados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reveló que el 65% de las mujeres a nivel mundial sufren de éste problema y que consecuentemente se repite de madres a hijos. XII. VIOLENCIA DE GENERO Este término hace referencia a la violencia específica contra las mujeres, utilizada como instrumento para mantener la discriminación, la desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. Comprende la violencia física, sexual y psicológica incluidas las amenazas, la coacción, o la privación arbitraria de libertad, que ocurre en la vida pública o privada y cuyo principal factor de riesgo lo constituye el hecho de ser mujer. Se define como aquellas agresiones que se producen en el ámbito privado en el que el agresor, generalmente varón, tiene una relación de pareja con la víctima. Dos elementos deben tenerse en cuenta en la definición: la reiteración o habitualidad de los actos violentos y la situación de dominio del agresor que utiliza la violencia para el sometimiento y control de la víctima.
  • 11. 11 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo II: AntecedentesHistóricos El origen de la palabra familia deriva del latín famulus (sirviente, esclavo) que significa el conjunto de los esclavos y criados de una persona, el pater familias. Para los griegos, la palabra que denominaba a la familia era oikos que significa el conjunto de todos los que están sometidos a la voluntad del padre o jefe de la casa. Vemos “entonces que el concepto de familia, especialmente el de la familia patriarcal, nombra relaciones de propiedad y autoridad”. Ya desde los albores de la historia es latente el dominio del hombre en las distintas sociedades. En la religión por ejemplo también se apoya la idea de que la mujer por naturaleza es más débil e inferior a los hombres, donde en la Biblia podemos ver que Dios sitúa a Eva bajo la autoridad de Adán y San Pablo pedía a las cristianas que obedecieran a sus maridos. El suttee entre los hindúes (que exige que la viuda se ofrezca en la pira funeraria de su marido), el infanticidio femenino en la cultura china e india dominadas por hombres, los matrimonios concertados entre los musulmanes, que pueden llevar al asesinato o a la tortura de la mujer, y la esclavitud doméstica en el nuevo hogar indican la presencia endémica de sexismo y violencia doméstica masculina. En la Roma primitiva, el pater familias tenia derechos ilimitados sobre sus hijos. Les escogía cónyuges, podía castigarlos y aun venderlos como esclavos, divorciarlos y hasta decidir si un recién nacido tenía derecho a vivir. Durante la Edad Media, la mujer adquirió el carácter de símbolo de poder y honor del hombre. Era canjeada para estrechar vínculos o servía como instrumento de paz. Una vez casada ella y sus bienes pasaban a ser propiedad del marido y de la familia de este. La castidad previa al matrimonio y la fidelidad al esposo eran aspectos importantes de los derechos de propiedad masculina. El adulterio de la mujer merecía severo castigo por constituir una grave ofensa a esos derechos de su dueño. Durante el siglo XVII, la evolución económica llevó a la unidad familiar a convertirse en la base de la producción. Tanto la esposa como los hijos, los sirvientes y los aprendices estaban sujetos al control del patriarca, control que incluía el uso legitimo del castigo físico. A mediados del siglo XIX, la relación entre aprendiz y maestro dejó de basarse en lazos filiales y de lealtad para convertirse en una relación entre empleado y patrono regulado por un contrato. La actividad productiva fue transferida de la familia a otra unidad representada por la fabrica. Se demarcó así la esfera
  • 12. 12 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju doméstica y la esfera económica, como entes separados. La esposa fue alejada de los medios de producción, se le hizo dependiente del salario del marido y se le sometió al aislamiento físico en el hogar. En la Inglaterra de las postrimerías del siglo XVIII, la common law establecía que la existencia jurídica de la mujer quedaba suspendida al contraer nupcias. Con ello perdía el derecho de poseer propiedades, créditos personales y la guarda de los hijos que llegara a tener. En los Estados Unidos, una ley de 1824 imponía el derecho del marido a castigar a la esposa. En 1864, un Tribunal de Carolina del Norte se pronuncio por la no interferencia del Estado en los casos de castigo domestico, como siglos atrás se estableció en la Roma antigua. El cambio de actitud se inicio en Inglaterra, donde en 1829 se elimino del libro de los Estatutos el acta que daba derecho al marido a castigar a su mujer. En 1853, se aprobó el Acta para la Mejor Prevención y Castigo de los Asaltos Agravados sobre Mujeres y Niños, que extendió a estos seres algunas de las medidas de protección existentes para evitar la crueldad hacia los animales. Sin embargo, no fue sino hasta 1891 que se abolió de forma absoluta el derecho legal de que había disfrutado el marido ingles para emplear la fuerza física contra la esposa. En igual sentido se pronunciaron en los Estados Unidos las Cortes de Alabama y Massachusetts en 1851, y el de Mississippi en 1894, donde además se concedió a la mujer golpeada el derecho a divorciarse. Ya para 1910, solamente en once estados de la Unión Americana no se admitía el divorcio por la causal de crueldad extrema. Una obra que ejerció gran influencia en este cambio jurídico fue el libro que Francés Power Cobbe escribió en 1878: Tortura de la Esposa en Inglaterra, en el que recopilo de las estadísticas judiciales mas de 6,000 casos de mujeres mutiladas, cegadas, pisoteadas, quemadas y aun asesinadas durante el periodo de 1875 a 1878. En 1900, el Código Penal Alemán estableció la igualdad ante la ley de hombres y mujeres. Años después los países socialistas promulgaron la igualdad de derechos de ambos sexos. En Costa Rica, la Carta Magna de 1949 elevo dicho principio a precepto Constitucional. En Escocia, sin embargo, en un fallo judicial de 1977, aun se reconocía que ―el marido puede golpear a la esposa en el trasero, pero no en el rostro‖. La violencia familiar comenzó a tematizarse como problema social grave a comienzos de los años 60, cuando algunos autores describieron el ―síndrome del niño golpeado‖ redefiniendo los malos tratos hacia los niños. El tratamiento periodístico de estos casos, en una época en que los medios de comunicación
  • 13. 13 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju comenzaba a mostrar su poder de penetración contribuyo a generar un incremento de la conciencia pública sobre el problema. Efectivamente, el hacer conocer a la sociedad de la existencia del maltrato al interior del hogar, en forma especial aquel que estaba dirigido hacia los niños, sirvió como punto de reflexión e inicio del enfoque de la magnitud de la problemática. En 1960 fue cuando se reconoció que la violencia y el maltrato en el ámbito familiar eran un problema social. Anteriormente, la violencia contra la mujer se consideraba como algo anormal que se le atribuía a personas con trastornos psicopatológicos o problemas mentales. En el comienzo de los años 70 la creciente influencia del movimiento feminista resultó decisiva para atraer la atención de la sociedad sobre las formas y consecuencia de la violencia contra las mujeres. La violencia familiar era un problema social que no era posible considerarlo como un problema privado solo porque se ejercía al interior del ámbito familiar, toda vez que involucraba cuestiones publicas y comunitarias tales como salud, educación, trabajo, seguridad entre otras. En 1971, en Inglaterra el Grupo de Ayuda de Mujeres de Chiswick abrió el primer refugio para la mujer. 1972, Minnesota comenzó la primera línea telefónica de emergencia para la mujer golpeada y en Pasadena California, se abría a la misma vez el primer refugio. 1974 se publica en Inglaterra el primer libro acerca de la violencia doméstica desde la perspectiva de una mujer golpeada, el mismo se titula: ―Grita calladamente o el vecino escuchara‖. 1976, se publican varios libros, incluyendo el primer directorio organizado por individuos que trabajaban con mujeres golpeadas. Es Pensilvania el primer estado en crear un estatuto para proveer órdenes de protección, para víctimas de violencia domestica y Nebraska es el primer estado en castigar la violencia marital. 1978, Se introduce en el congreso el Acta de Prevención y Servicios en Violencia Doméstica. 1979, Se establece la oficina de violencia doméstica en el Departamento de Salud y en Servicios Humanos de los Estados Unidos. 1980, Se establece en Octubre la semana de concientización de la Violencia Doméstica y posteriormente en 1987, se convierte en el mes en contra de la Violencia Doméstica.
  • 14. 14 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju 1984, El Acta de Prevención y Servicios en Violencia Doméstica se convierte en ley. 1985, El primer caso federal llevado a corte es el Truman vs. Torrington, en donde una mujer demanda a la ciudad porque la policía falló en protegerla del abuso del esposo, Nancy Truman quedó parcialmente paralizada por las heridas de cuchillo infligidas por su esposo, ganando la demanda de dos millones en contra de la ciudad. En la actualidad, el concepto de familia predominante en el mundo occidental es el nuclear, ―familia de constitución voluntaria, unida por relaciones afectivas y que conforma el ámbito privado de las personas. Vinculando amor y matrimonio, no necesariamente unido a la procreación, y una consideración de la infancia como una etapa especial de la vida a la cual los padres le dedican una atención preferencial‖.
  • 15. 15 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo III: Definición de Violencia Familiar “…jalar el cabello si es violencia, pero mejor dicho da inicio pero más violencia son golpes, puñetes, patadas” – Mujer víctima de violencia Se denomina violencia familiar al conjunto de conductas, acciones u omisiones habituales, ejercidas contra la pareja u otro miembro de la familia, con el propósito explícito o no de mantener el control de la relación. Dichas conductas adoptan formas físicas, psicológicas y/o sexuales, y/o atentan contralas propiedades o individuos relacionados con la pareja u otro integrante de la familia o involucran aislamiento social progresivo, castigo, intimidación y/o restricción económica. En la violencia familiar, la agresión constituye el estilo de la relación en la pareja y a partir de ella se construyen patrones específicos de comunicación, negociación y resolución de problemas. Siendo la agresión una manifestación de los conflictos que surgen al interior de la familia. Otras definiciones: La violencia es un concepto de múltiples dimensiones y connotaciones. De acuerdo al diccionario de la Real Academia de la Lengua Española violencia es “la aplicación de medios fuera de lo natural a cosas o personas para vencer su resistencia”. Con esta conceptualización se ha definido a la violencia como ―el uso de una fuerza abierta u oculta, con el fin de obtener de un individuo o de un grupo lo que no quieren consentir libremente. La raíz etimológica del término violencia remite al concepto de “fuerza”. El sustantivo “violencia” se corresponde con verbos tales como “Violentar”, “Violar”, “Forzar”. De tal manera podemos decir que “la violencia implica una búsqueda de eliminar los obstáculos que se oponen al propio ejercicio de poder, mediante el control de la relación obtenido a través del uso de la fuerza. Para que la conducta violenta sea posible tiene que darse una condición: la existencia de un cierto desequilibrio de poder, que puede estar definido culturalmente o por el contexto u obtenido mediante maniobras interpersonales de control de la relación”(Corsi, 1995). La violencia familiar, según Baca, M. y col. (1998), es toda acción u omisión cometida por algún miembro de familia en relación al poder, sin importar el espacio físico donde ocurra, que perjudique el bienestar, la integridad física y psicológica, o la libertad y el derecho al pleno desarrollo de otro miembro de la familia.
  • 16. 16 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Según el manual sobre violencia familiar y sexual, elaborado por el Movimiento Manuela Ramos y el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, violencia familiar es una práctica consciente, orientada, elaborada, aprendida y legitimada por quienes se sienten con más poder que otros (as), con más derecho para intimidar y controlar. En suma es un patrón aprendido de generación en generación. De otro lado, la Ley de Protección Frente a la Violencia Familiar, ha prescrito que se entenderá por violencia familiar “cualquier acción u omisión que cause daño físico o psicológico, maltrato sin lesión, inclusive la amenaza o coacción graves y/o reiteradas, así como la violencia sexual, que se produzca entre a) cónyuges, b) ex cónyuges, c) convivientes, d) ex convivientes, e) ascendientes, f) descendientes, g) parientes colaterales, hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, h) quienes habitan en el mismo hogar, siempre que no medien relaciones contractuales o laborales, i) quienes hayan procreado hijos en común, independientemente que convivan o no, al momento de producirse la violencia”. La violencia intrafamiliar de acuerdo con Ashley (1986) “es toda acción u omisión protagonizada por los miembros que conforman el grupo familiar (por afinidad, sangre o afiliación) y que transforma en maltratantes las relaciones entre ellos causando daño físico, emocional, sexual, económico o social a uno o varios de ellos”. La Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (1993) define la violencia contra la mujer como: "Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida Haciendo un paralelo entre ambas definiciones debemos resaltar que, si bien es cierto, la definición elaborada por el movimiento Manuela Ramos y el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, la ha definido como cualquier práctica pero que tiene determinadas característica como son de que debe ser consciente, orientada, elaborada, aprendida y legitimada por quienes se sienten con más poder que otros (as), con más derecho para intimidar y controlar; en cambio la definición legal de violencia familiar que hemos citado, la considera como cualquier acción u omisión que cause daño físico o psicológico, maltrato sin lesión, inclusive la amenaza o coacción graves y/o reiteradas, así como la violencia sexual, pero no le ha dado ninguna característica a dicha acción u omisión, a ella no le interesa si es consciente, orientada, elaborada, aprendida y legitimada, tampoco si los agresores se sienten con más poder que otros (as), con más derecho para intimidar y controlar, simplemente que esa acción u omisión cause daño físico o psicológico, maltrato sin lesión; es decir a la ley le importa el resultado y aquí lo resaltante es que se haya considerado el maltrato sin lesión, para la ley hay violencia familiar que no deja huella, lo que en la práctica fiscal, nos ha llevado a establecerla cuando el agresor acepta haber maltratado a la víctima ya sea física o psicológicamente, así cuando el agresor no acepta haber agredido a la víctima y no existe prueba material del daño físico o psicológico, lamentablemente no se puede tipificar el maltrato sin lesión, en igual caso estaríamos cuando en los resultados del reconocimiento médico legal y evaluación psicológica no hay evidencias del daño físico o psicológico, en cuyo caso también estaríamos frente a un caso de maltrato sin lesión, lo que nos parece acertado, pues la ley habría previsto este caso para no dejar en indefensión a las víctimas de violencia familiar.
  • 17. 17 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju pública o en la vida privada. Abarca, sin carácter limitativo, la violencia física, sexual y psicológica en la familia, incluidos los golpes, el abuso sexual de las niñas en el hogar, la violencia relacionada con la dote, la violación por el marido, la mutilación genital y otras prácticas tradicionales que atentan contra la mujer, la violencia ejercida por personas distintas del marido y la violencia relacionada con la explotación; la violencia física, sexual y psicológica al nivel de la comunidad en general, incluidas las violaciones, los abusos sexuales, el hostigamiento y la intimidación sexual en el trabajo, en instituciones educacionales y en otros ámbitos, el tráfico de mujeres y la prostitución forzada; y la violencia física, sexual y psicológica perpetrada o tolerada por el Estado, dondequiera que ocurra”. La Convención Interamericana para Prevenir, Castigar y Erradicar la Violencia contra la Mujer: Belem do Para.(1995), afirma que: “La violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades y define que: Debe entenderse por violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado. Debe entenderse que la violencia contra la mujer incluye la violencia física, sexual o psicológica: Que tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer, y que comprende, entre otros, violación, maltrato y abuso sexual. Que tenga lugar en la comunidad y sea perpetrada por cualquier persona y que comprende, entre otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro y acoso sexual en el lugar de trabajo, así como en instituciones educativas, establecimientos de salud o cualquier otro lugar, y que sea perpetrada o tolerada por el Estado o sus agentes, donde quiera que ocurra".
  • 18. 18 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo IV: Características de la Violencia Familiar Las características de la violencia familiar, como no podía ser de otro modo, son coincidentes con las características generales de la violencia, como veremos: I. ES INTENCIONAL El empleo de la violencia en el núcleo familiar se produce intencionalmente en estrecha asociación a expresos modelos que se han heredado socialmente. La conducta humana, de naturaleza esencialmente consciente, domina abrumadoramente el quehacer del individuo y, en virtud de ello, reconocemos nítidamente todo lo que hacemos y, dentro de ello, también lo que dejamos de hacer. La intencionalidad de la violencia familiar posee, sin embargo, parámetros bastante bien definidos y fetichizados como para no reconocerlos como expresiones de violencia. Hoy en día, se conoce bastante bien, que las acciones de violencia que se dan en el interior de la familia carecen de la intencionalidad de producir un daño físico. Solo persiguen el propósito de someter y regular el comportamiento de las víctimas. Numerosas conductas violentas practicadas en el seno de la familia y que no son tipificadas como tales, suelen incrementar su ocurrencia de modo estable, destacándose en particular las de naturaleza psicológica. Sin embargo, estas dos conductas, las acciones accidentales y aquellas que se practican por desconocimiento del carácter violento que poseen, no dejan de afectar en mayor o menor medida la esfera psicológica de las víctimas. II. TIENE UN OBJETIVO DEFINIDO La violencia siempre tiene un objetivo en el entorno en donde se produce. Tratándose del medio familiar, los objetivos serán los cónyuges, los hijos, los abuelos y otros familiares integrantes de la familia.
  • 19. 19 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju III. SE PROPONE ALCANZAR UN OBJETIVO Su ejercicio, no siendo casual y estando destinado hacia alguien, busca alcanzar un objetivo de carácter inmediato y mediato. Mediante la acción de violencia, se pretende doblegar y someter la voluntad de los hijos, del cónyuge o, en el mejor de los casos, la obtención de una disciplina en el importante recurso de control de conducta para la familia. El antiguo como abominable proverbio popular, ―la letra con sangre entra‖, no ha perdido su vigencia hasta hoy. IV. SU EFECTO SE CONOCE A PRIORI Conociendo con antelación que los recursos violentos, aversivos y punitivos, producen un efecto de control de la conducta sin mucho costo de tiempo, se aprende no solo su empleo regular y sistemático, sino también a graduar la intensidad de su aplicación según sean las consecuencias.
  • 20. 20 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo V: Agresores y Agredidos I. CARACTERÍSTICAS Y PERFIL DE LOS MALTRATADORES O AGRESORES DE LA VIOLENCIA FAMILIAR (ESTUDIO REALIZADO EN ESPAÑA) Como resultado del análisis de distintas muestras de maltratadores diversos investigadores han puesto de relieve la existencia de una serie de características psicopatológicas frecuentes en los maltratadores La presencia de estos problemas psicopatológicos no justifica ni exculpa en absoluto el comportamiento violento de los maltratadores. Una cosa es el intento necesario de comprender científicamente los factores inmersos en este problema, con finalidades de prevención y tratamiento, y otra bien distinta el rechazo moral y penal que el maltrato comporta y debe comportar. Por otra parte, desde la propia perspectiva científica las características y factores que ahora se comentarán no son necesariamente elementos causales o etiológicos del maltrato sino que más bien parecen mantener una relación bidireccional con la violencia. Dichas características psicopatológicas son las siguientes:  Abuso de alcohol y otras drogas, que  Aparece en el 50 – 60 por 100 de los episodios de maltrato.  Trastornos de personalidad especialmente el Trastorno Antisocial de la Personalidad, el Trastorno Paranoide y el Trastorno Narcisista.  Celos patológicos.  Alteraciones en el control de los impulsos.  ―Analfabetismo emocional‖ de la comunicación,  en el sentido de dificultades  para experimentar y comprender emociones  cotidianas de la interacción humana lo que incluye el dolor y sufrimiento de las víctimas.  Sensibilidad extrema ante las frustraciones y contra tiempos de la vida diaria.  Fuertes distorsiones cognitivas, especialmente  sobre las mujeres, así como autojustificaciones sobre el uso de la violencia.  Fuerte tendencia a externalizar la responsabilidad de los problemas, culpabilizando de ellos a otras personas (a su pareja).  Cambios bruscos de humor.  Baja autoestima. Aunque las características comentadas son muy frecuentes no están presentes en todos los casos y con igual intensidad. Como sucede en otros problemas criminales y de violencia, también los maltratadores familiares divergen entre ellos en distintos aspectos, lo que ha llevado a la definición de una serie de tipologías. A continuación se presenta, a partir de las principales
  • 21. 21 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju tipologías formuladas, una clasificación de los maltratadores familiares en tres tipos principales, en los que podrían encuadrarse a la mayoría de los maltratadores: a) Maltratadores impulsivos o centrados en la mujer:  Emocionalmente inestables, con cierta tendencia a la depresión.  Irascibles, pudiendo pasar del control al enfado extremo.  Sujetos solitarios.  Hipersensibles a los pequeños desprecios  Frecuente Trastorno Limite de la Personalidad, lo que conlleva a la inestabilidad e impulsivilidad.  Preponderancia en este tipo de maltrato psicológico, de menor violencia, y circunscrito al hogar. b) Maltratadores instrumentales o generalizados:  Presentan menores niveles de depresión y de ira.  Presencia de rasgos narcisistas y de posible manipulación psicopática: agreden a su pareja si ésta no satisface sus demandas, como modo de control.  Consumo abusivo de alcohol u otras drogas.  Preponderación del maltrato físico.  Conductas antisociales más generalizadas, no limitadas al contexto familiar. TOPOGRAFÍA Y CONTEXTO HABITUAL DE LOS MALOS TRATOS EN VIOLENCIA FAMILIAR  Consiste en conductas heterogéneas tales como: abofetear, empujar, golpear, dar puñetazos, empujar de un extremo al otro de una habitación, empujar escaleras abajo, lanzar contra paredes u objetos, poner de cuclillas, dar patadas pegar pisotones, retorcer brazos o piernas, lanzar objetos contra la víctima, estrangular, morder, provocar quemaduras, apuñalar, disparar arrojar de un coche en marcha, ahogar, etc.  A la lista de agresiones físicas hay que añadir la violencia o “tortura” psicológica y los abusos y vejaciones sexuales, de mas difíciles cuantificación.  Las víctimas suelen ser tanto la cónyuge o pareja del agresor como sus hijos.  La violencia suele precipitarse al inicio de la convivencia matrimonial o de pareja, aunque también puede aparecer durante el noviazgo.  Aunque esta violencia puede aparecer en todas las clases sociales, el mayor número de casos conocidos procede de barrios marginales y con elevadas tasas de delincuencia.  Acontecen generalmente en domicilios particulares.  Los horarios más típicos de episodios de maltrato son aquellos en los que la familia suele confluir en el domicilio; en fines de semana, o en días laborales a las horas de las comidas o por la noche.
  • 22. 22 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju c) Maltratadores hipercontrolados:  Son sujetos pasivos, dependientes y obsesivos.  Presentan mayores niveles de estrés psicológico.  Son en general, menos violentos.  Utilizan prioritariamente el maltrato psicológico, como reflejo de sus carencias personales. Según Rojas (1999), los agresores suelen venir de hogares violentos, suelen padecer trastornos psicológicos y muchos de ellos utilizan el alcohol y las drogas lo que produce que se potencie su agresividad. Tienen un perfil determinado de inmadurez, dependencia afectiva, inseguridad, emocionalmente inestables ,impaciente e impulsivo. CARACTERÍSTICAS MÁS COMUNES DE LAS MUJERES VICTIMAS DE MALTRATO FAMILIAR  Suelen tratarse de mujeres casadas o que viven en pareja.  Suelen tener un nivel académico y cultural bajos.  Su nivel laboral es también precario y con frecuencia padecen de autonomía económica.  La falta de autonomía personal y la dependencia económica constituyen dos principales dificultades para la separación.  Las consecuencias más frecuentes experimentadas por la victima son:  A corto plazo: humillación, miedo, dolor, fuerte shock y heridas generalmente leves.  A largo plazo: mido, inseguridad, abandono de la violencia y secuelas físicas.  Las expectativas de las víctimas son, por orden de preferencia: terapia (para ella, para la familia o para el agresor), la separación del agresor, y tan solo una pequeña porción de las mujeres desean el castigo penal de los agresores. CARACTERÍSTICAS MÁS COMUNES DE LAS MUJERES VICTIMAS DE MALTRATO FAMILIAR  Suelen tratarse de mujeres casadas o que viven en pareja.  Suelen tener un nivel académico y cultural bajos.  Su nivel laboral es también precario y con frecuencia padecen de autonomía económica.  La falta de autonomía personal y la dependencia económica constituyen dos principales dificultades para la separación.  Las consecuencias mas frecuentes experimentadas por la victima son:  A corto plazo: humillación, miedo, dolor, fuerte shock y heridas generalmente leves.  A largo plazo: mido, inseguridad, abandono de la violencia y secuelas físicas.  Las expectativas de las victimas son, por orden de preferencia: terapia (para ella, para la familia o para el agresor), la separación del agresor, y tan solo una pequeña porción de las mujeres desean el castigo penal de los agresores.
  • 23. 23 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju II. MALTRATADOR COBRA – MALTRATADOR PIT BULL Muchas veces leemos y oímos en los medios de comunicación, cuando una mujer es maltratada o muere víctima de la violencia familiar, que el maltratador o el autor de la muerte era alguien que nunca había dado ningún problema y que se llevaba bien con los vecinos. Otras veces, por el contrario, escuchamos que el maltratador era un tipo extraño, que no hablaba con nadie y que no se relacionaba. Estas dos descripciones definen muy claramente los dos perfiles psicológicos de maltratador que existen, uno conocido como Pit-Bull y otro como Cobra. 2.1 Cobra: Este tipo de maltratador es una persona agresiva con todo el mundo, tanto con su familia como fuera del hogar. Al contrario que ocurre con otros maltratadores, éste no depende emocionalmente de otra persona, pero sí quiere que su pareja haga siempre lo que él desea, por lo que siempre la está acechando y vigilando para ver si ella le desobedece, momento en que la maltrata. Suele tener un carácter muy agresivo, y empuña con facilidad armas blancas o cualquier otro objeto que pueda ser utilizado como arma. Esta agresividad viene dada porque el sujeto se relaja cuando da rienda suelta a su ira, ya que no sabe gestionarla de otro modo. Son personas que reaccionan muy violentamente ante cualquier discusión. Suele abusar de las drogas o del alcohol. Características principales:  Agresivo con todo el mundo  Propenso a amenazar con cuchillos o revólveres  Se calma internamente, según se vuelve agresivo  Difícil de tratar en terapia psicológica  Uno depende emocionalmente de otra persona, pero insiste que su pareja haga lo que él quiere.  Posiblemente haya sido acusado de algún crimen  Abusa de alcohol y drogas. EL PORQUÉ DEL AGRESOR En ocasiones la violencia del agresor oculta el miedo o la inseguridad, que sintió de niño ante un padre abusivo que lo golpeaba con frecuencia, al llegar a ser un adulto prefiere adoptar la personalidad del padre abusador a sentirse débil y asustado. En otros casos, los comportamientos ofensivos son la consecuencia de una niñez demasiado permisiva durante la cual los padres complacieron al niño en todo. Esto lleva al niño a creerse superior al llegar a ser un adulto y a pensar que él está por encima de la ley. O sea, que puede hacer lo que quiera y abusar de quien quiera. Piensa que se merece un trato especial, mejor que el que se les da a los demás.
  • 24. 24 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju 2.2 Pit-bull Al contrario que el cobra, sólo es violento con las personas a las que ama, por lo que suele ser normal que fuera del grupo familiar, que le teme, sea considerado como buena persona o como un gran amigo. Depende emocionalmente de su pareja porque tiene miedo de que lo abandone, por lo que es muy celoso y suele privarla de su independencia, enfadándose violentamente si ésta intenta hacer algo que se escape de su control. Suele ser muy agresivo, y también reacciona violentamente ante una discusión, sobre todo si es con su pareja. Características principales:  Solamente es violento con las personas que ama  Celoso y tiene miedo al abandono  Priva a la pareja de su independencia  Suele vigilar y atacar públicamente a su propia pareja  Su cuerpo reacciona violentamente durante una discusión  Tiene potencial para la rehabilitación  No ha sido acusado de ningún crimen III. LA VICTIMA O AGREDIDO (A) La violencia se establece progresivamente en la pareja. La mujer se deja maltratar, en algunos casos, porque se considera la principal responsable del buen funcionamiento del matrimonio y cree que éste depende de sus propias habilidad es para evitar conflictos y situaciones de violencia o ruptura matrimonial. La principal razón que demora o impide el abandono de la víctima es el temor a las represalias, seguida de la dependencia económica y el miedo a perder los hijos. Algunos rasgos de la mujer víctima de violencia son:  Cree todos los mitos acerca de la violencia doméstica.  Baja autoestima.  Se siente culpable por haber sido agredida.  Se siente fracasada como mujer, esposa y madre.  Siente temor y pánico.  Falta de control sobre su vida.  Sentimientos encontrados: odia ser agredida pero cree que le han pegado por su culpa, que se lo merecía.  Se siente incapaz de resolver su situación.  Cree que nadie le puede ayudar a resolver su problema.  Se siente responsable por la conducta del agresor.  Se aísla socialmente.  Riesgo de adicciones.  Acepta el mito de la superioridad masculina.  Teme al estigma del divorcio
  • 25. 25 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju A veces las mujeres no se separan y sufren en silencio por miedo a perder su seguridad económica y la de sus hijos. Esto sucede sobre todo en la mujer que no tiene instrucción. Otras veces no se separan debido a las amenazas de más violencia o de muerte, si intentan separarse. "Si le dices algo a la policía te mato". Cuando se pregunta a algunas mujeres por qué aguantaron maltrato durante años, la respuesta más común es ésta: "Por mis hijos; no quería que se criaran sin un padre". Parece una respuesta válida, pero si la analizamos profundamente descubrimos su inconsistencia. Sucede que en una situación de violencia los hijos también sufren. El crecimiento en una atmósfera de miedo, tensión y terror influirá negativamente en su desarrollo emocional y más tarde se manifestará en el abandono escolar, en el uso de drogas, en desórdenes psicológicos y en violencia y delincuencia. En muchos casos influye el factor económico. Soportan cuanta vejación venga con tal de no perder la seguridad económica para sí y sus hijos. Se trata generalmente de mujeres con poca preparación académica, conscientes de que sin el marido no podrían vivir cómodamente. La mujer repetidamente abusada se destruye psicológicamente. Su yo, su identidad individual. Eso la incapacita para tomar las decisiones correctas. Cae en la ambivalencia efectiva ("¡Qué bueno es él cuando no me golpea!"); su autoestima queda por los suelos hasta creer ella misma que merece tales insultos y golpes. Cuando una persona cae a ese nivel, su capacidad de decisión queda prácticamente anulada, porque el principio vital está herido de muerte. Si a una persona así aplastada se le amenaza con un "Si me denuncias, te mato", se sentirá paralizada. Quizás en un último intento de supervivencia reaccione, pero usando las mismas armas que a ella la han destruido. Las mujeres que aguantan una relación abusiva indefinidamente acaban perdiendo su salud física y mental, se enferman, toda la familia termina enferma. Las mujeres en situaciones abusivas pierden su autoestima. No saben protegerse, ni se dan cuenta del peligro que corren. El maltrato continuado genera en la mujer un proceso patológico de adaptación denominado "Síndrome de la mujer maltratada". 3.1 Síndrome de la Mujer Maltratada: Se caracteriza por:
  • 26. 26 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju  Pérdida del control: Consiste en la convicción de que la solución a las agresiones le son ajenas, la mujer se torna pasiva y espera las directrices de terceras personas.  Baja respuesta conductual: La mujer decide no buscar más estrategias para evitarlas agresiones y su respuesta ante los estímulos externos es pasiva. Su aparente indiferencia le permite auto exigirse y culpabilizarse menos por las agresiones que sufre pero también limita de capacidad de oponerse a éstas.  Identificación con el agresor: La víctima cree merecer las agresiones e incluso justifica, ante críticas externas, la conducta del agresor. Es habitual el "Síndrome de Estocolmo", que se da frecuentemente en secuestros y situaciones límite con riesgo vital y dificulta la intervención externa. Por otra parte, la intermitencia de las agresiones y el paso constante de la violencia al afecto, refuerza las relaciones de dependencia por parte de la mujer maltratada, que empeoran cuando la dependencia también es económica.  Indefensión aprendida: Tras fracasar en su intento por contener las agresiones, y en un contexto de baja autoestima reforzado por su incapacidad por acabar con la situación, la mujer termina asumiendo las agresiones como un castigo merecido. En ocasiones las mujeres permanecen con su pareja violenta porque creen que las alternativas que tienen son peores a su situación. Se convencen de que las cosas no están tan mal y piensan que son ellas las que incitan a la violencia por no haberse quedado calladas, se culpan y se censuran. Hay que destacar especialmente el síndrome de indefensión aprendida, porque en la situación de los malos tratos, éstos nunca vienen por un motivo concreto. Al ver que no hay manera de evitar los malos tratos se quedan paralizadas, se inmovilizan. Por eso desde fuera da la impresión de que la mujer no quiere remediar el problema. Las mujeres involucradas en estas situaciones, impulsadas por su desvalorización, no perciben la humillación que implica el esfuerzo de intentar arrancar amor, interés o cuidados auténticos a quien no puede o no quiere darlos o sentirlos. Ante los actos de violencia se culpabilizan y sienten que merecen ser castigadas por cuestionarse los valores ideológicos que sostienen la familia, por no asumir adecuadamente su papel de madre y esposa. Por eso intentan adaptarse a los requerimientos de su marido para ser aceptadas y no maltratadas, asumiendo un papel de subordinación, con las falsas expectativas de que si ella se comporta bien no dará lugar a que su marido la maltrate. Algunos teóricos han tratado de arrojar luz sobre la ocurrencia de estos vínculos paradójicos entre víctima y agresor, fundamentalmente apelando a claves afectivas o emocionales que aparecen en el contexto del entorno
  • 27. 27 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju traumático. Ames (1983) han descrito un escenario en el que dos factores, el desequilibrio de poder y la intermitencia en el tratamiento bueno-malo, generan en la mujer maltratada el desarrollo de un lazo traumático que la une con el agresor a través de conductas de docilidad, el abuso crea y mantiene en la pareja una dinámica de dependencia debido a su efecto asimétrico sobre el equilibrio de poder, siendo el vínculo traumático producido por la alternancia de refuerzos y castigos. Sin embargo, esta teoría descansa aparentemente sobre la base del condicionamiento instrumental que, desde nuestra perspectiva, es válido para dar cuenta de algunos aspectos del repertorio de victimización, pero falla en cubrir el complejo aparato psicológico asociado con este tipo de vínculos paradójicos. La incertidumbre asociada a la violencia repetida e intermitente es un elemento clave en el camino hacia el desarrollo del vínculo, pero no su causa única. Además, la teoría no toma en consideración que alguna esfera de desequilibrio de poder es en cierta medida inherente a muchas relaciones humanas: en las parejas traumáticas no parece ser una consecuencia sino un antecedente al abuso. Cuando la individualidad, con sus rasgos, sus proyectos y sus ideas, deja de ser el eje de nuestra vida para que otra persona ocupe totalmente ese lugar, se produce un desequilibrio y un vacío interior, la anulación de la personalidad y la gestación de una enorme dependencia. Todo lo que dice, hace o piensa el otro pasa a ser vital para nuestra seguridad. La extrema necesidad de aprobación y la esclavización espiritual y hasta física llevan a un estado de inquietud permanente. Todo se vuelve amenazante para ese amor dependiente. En este sentido, el hombre violento también es dependiente de su esposa. Su baja autoestima le lleva a controlar todo lo que ella hace, pues se siente inseguro de que lo quiera y lo acepte por él mismo. De ahí que utilice todas las técnicas de abuso emocional para socavar la autoconfianza de la mujer, haciéndole creer que no puede arreglárselas sola y que es una inútil.
  • 28. 28 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo VI: Causas de la Violencia Familiar CAUSAS GENERALES La violencia familiar puede ser causada por varios factores. Según Herrera (2000) existen 4 tipos de causas: I. Fisio-biológicas II. Psicológicas III. Psicosociales IV. Socioculturales. I. FISIO-BIOLÓGICAS Se encuentra el hambre y el sexo, el hambre pasa de ser un simple reflejo a convertirse en un fenómeno social y su satisfacción es uno de los problemas más aquejantes del país, en las familias de estrato 1, 2 y 3 el hambre se ha vuelto otro miembro más de estas, es así que la mujer al ver la incapacidad del hombre por alimentar a la familia comienza a hacer reclamos constantes, esto comienza a dañar la armonía de la familia desencadenando esto en peleas verbales y maltratos físicos entre los padres y de los padres hacia sus hijos, esto puede llevar a la fragmentación de la familia llevando a la prostitución, alcoholismo y drogadicción. El otro factor biológico es el sexo, aquí la violencia en el hogar puede ser desencadenada por la negación por parte de la mujer a tener relaciones sexuales con su marido, el sexo puede ser utilizado como una forma para lograr ciertos fines o como una forma de venganza de la mujer por alguna conducta ofensiva del hombre, la restricción sexual por parte de la mujer hacia el hombre puede generar que este trate de someterla a la fuerza o que el hombre suspenda sus deberes como padre. II. PSICOLÓGICAS Dentro de estas se encuentran los celos, este es un comportamiento posesivo que manifiesta un ser humano por el otro, los celos pueden ser del hombre hacia la mujer y viceversa, o de los padres hacia los hijos, lo más común es que los celos sean manifestados por el hombre como consecuencia del machismo que presenta la sociedad, el hombre impone su autoridad coartando algunos derechos y libertades de la mujer rompiendo esto la igualdad familiar. Otro factor que se encuentra dentro de estas causas es la drogadicción, está representada más que todo por el consumo de alcohol
  • 29. 29 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju por parte del padre, cuando este consume se presentan una serie de transformaciones en la personalidad y de comportamiento violentos, estos van a afectar directamente a su pareja y a sus hijos, el conflicto también puede ser generado cuando uno de los hijos cae en las drogas, y el padre por lo común responsabiliza a la madre por el comportamiento de su hijo; son muy pocos los casos en que la madre es la alcohólica, esto se presenta más en las madres cabeza de familia. Por último se encuentra la inmadurez psicológica o emocional la cual se evidencia cuando las personas contraen matrimonio a muy corta edad, evitando que la personase desarrolle física y psicológicamente, generando así una baja capacidad de autocontrol, un bajo nivel de tolerancia y la evasión de las responsabilidades las cuales son desencadenantes de los conflictos de la familia. III. CAUSAS PSICOSOCIALES Dentro de estas se encuentra la deficiencia de comunicación interpersonal y la falta de tolerancia en la familia, el primero de ellos plantea como, dentro de las familias no se presentan buenos canales de comunicación entre los padres, y de estos a los hijos lo cual genera que no se tengan buenas estrategias de solución de problemas debido a que la comunicación se basa más en los canales emocional y conductual, y muy pocas veces emplean el canal cognitivo. Otro factor que afecta es que en la mayoría de familias las personas no saben decirlas cosas, no saben hacer peticiones, ni hacer solicitudes, por lo cual manejan un lenguaje agresivo y acusatorio esto da pie a que generen peleas y se pase de la violencia verbal a la violencia física. En cuanto a la falta de tolerancia las personas no entienden que cuando se convive con otra persona se debe comprender y tolerar su comportamiento en las diferentes circunstancias en que se encuentre ya sean conflictivas o no. IV. CAUSAS A NIVEL SOCIOCULTURAL Abarca en una primera instancia las diferencias sociales y culturales, sociales es cuando se unen dos personas de diferente clase social y por ejemplo cuando la mujer de la relación es de menor clase social esto puede generar conductas de sumisión y de baja autoestima y sufrir de un sistema patriarcal, y cuando el hombre pertenece a una clase más baja esto le genera sentimientos de inferioridad, estas dos condiciones no dejan que se desarrolle armónicamente el ambiente familiar. Por el lado de la cultura los problemas se presentan cuando no se aceptan las costumbres de la otra persona, la imposición de las costumbres es una clara forma de violencia. Otro fenómeno que se presenta en este tipo de causas es el autoritarismo genérico, esto es cuando alguno de los géneros impone su voluntad sobre el otro, donde se demuestra la desigualdad de géneros.
  • 30. 30 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Según Álvarez (1984): “Comúnmente se piensa que las causas de la violencia intrafamiliar descansan en el alcoholismo, la drogadicción o en trastornos mentales del agresor. Lo cierto es que el alcohol y la droga son desinhibidores (sustancias que eliminan el comportamiento social adecuado en el individuo, como el respeto a la ley, la moral), pero no son la propia causa de la violencia familiar. La verdadera causa de la violencia intrafamiliar se encuentra en la construcción de género que se hace socialmente. Desde muy temprano, se configura al hombre como privilegiado, como poderoso. A la mujer se le configura socialmente como delicada, débil, que necesita protección. Esta forma diferente de educar a los hijos e hijas, a la larga configura la personalidad tanto el hombre como de la mujer, formando dos polos opuestos, diferentes, pero cuya diferencia se encuentra en una construcción social y no en aspectos biológicos o naturales. De ahí nace la falsa creencia de parte del hombre de su superioridad respecto de la mujer, y, de la obediencia de ésta hacia él. Al no existir esa obediencia, entonces se desencadena la violencia”. LAS CAUSAS DE LA VIOLENCIA BASADA EN EL GÉNERO Ésta se origina en las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres establecidas y aceptadas, las cuales responden a un orden socialmente construido que determina una jerarquía y poder distintos para ambos sexos. Este orden subordina a la mujer con respecto a los hombres, quienes a su vez ejercen poder sobre ellas de distintas maneras, utilizando la violencia como manifestación de ese poder. Guerrero, Elizabeth (2002). Esta violencia no es sólo una manifestación de la desigualdad de género, sino que a menudo sirve como instrumento para hacer cumplir y perpetuar tal desigualdad en la práctica. Bott, Sarah (2005). En el programa ―La conversa con Javier Echevarría‖ (Radio CPN); Miriam Salazar presidenta de la Comisión Intersectorial del Sector Salud para la violencia contra la mujer, afirmó: ―La violencia familiar comúnmente es ejercida por el varón, que tiene el poder económico, y la ignorancia de los derechos de la mujer‖. Mencionó, que la violencia con los hijos surge muchas veces cuando los padres quieren realizarse a través de sus hijos y los obligan a ser cosas que ellos no desean, y ante el rechazo surge la violencia física y psicológica. A su turno, la psicóloga Janet Oliveros, afirmó que la violencia familiar puede generarse por factores económicos, conflictos de pareja y generacionales en relación a la crianza de los hijos. Asimismo señaló que es muy común que estos problemas sean patrones repetitivos, pues muchos adultos que vivieron problemas de violencia familiar de niños, lo repiten en sus hogares. La psicóloga aseguró que en la medida que la mujer, tenga individualidad económica y de decisión, logrará alcanzar su independencia. Ante esta problemática, el Ministerio de Salud ha iniciado trabajos para promover una cultura de paz y buen trato y mejorar la salud mental de las personas, mediante la enseñanza de habilidades de comunicación y asertividad en escuelas de diversos sectores de la población.
  • 31. 31 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju También, a nivel comunitario realizan programas de familias y viviendas saludables y capacitan a las mujeres en temas labores para que generen sus propios recursos económicos, puntualizó Oliveros. OTRAS DE LAS CAUSAS QUE ORIGINAN LA VIOLENCIA FAMILIAR SON  Falta de conciencia en los habitantes de una sociedad: creen que esta es la mejor forma de realizar las cosas: huelgas, tiroteos, golpes, etc.  Fuerte ignorancia que hay de no conocer mejor vía para resolver las cosas: no saben que la mejor forma de resolver un fenómeno social es conversando y analizando qué causa eso y luego tratar de solucionarlo.  El no poder controlar los impulsos: muchas veces somos impulsivos, generando así violencia, no sabemos cómo resolver las cosas.  La falta de comprensión existente entre las parejas, la incompatibilidad de caracteres: la violencia intrafamiliar es la causa mayor que existe de violencia, un niño que se críe dentro de un ambiente conflictivo y poco armonioso ha de ser, seguro, una persona problemática y con pocos principios personales.  Falta de comprensión hacia los niños: saber que los niños son criaturas que no saben lo que hacen, son inocentes. Muchas madres maltratan a sus hijos, y generan así violencia. La violencia se origina en la falta de consideración hacia la sociedad en que vivimos, si creamos mayor conciencia en nosotros mismos, si analizamos que la violencia no es la mejor forma de alcanzar las metas, de seguro nuestra sociedad crecerá y se desarrollaría. CAUSAS DE LA VIOLENCIA FAMILIAR (EN EL PERÚ) Las causas principales de la violencia familiar en el Perú son: A) Raíces culturales e históricas. B) Medios de comunicación. C) Consumo de drogas. D) Incompatibilidad de caracteres. E) Ausencia de comunicación asertiva, y precarias relaciones humanas. F) "Instancias como los cuarteles de servicio militar en el Perú". G) Dependencia económica de la víctima. EL MACHISMO Es la causa principal que subyace en las situaciones de violencia familiar. El machismo es una forma de socialización y aprendizaje de roles: muchos hombres en América Latina son educados con la concepción de que las
  • 32. 32 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju mujeres son seres inferiores y que en las relaciones familiares ellas deben subordinarse a sus decisiones. Con frecuencia los adultos alientan a los niños varones a no controlar sus impulsos, a mostrarse agresivos y a desarrollar y emplear su fuerza física. Expresiones como "los hombres no pueden llorar" refuerzan estas ideas. Por otro lado, en el proceso de socialización de las mujeres todavía es habitual que se les enseñe a ser sumisas y a servir a los demás: primero a sus padres y hermanos varones, después al esposo y finalmente a los hijos. Además, se considera que la abnegación es una virtud femenina: es bien visto que una mujer resista el sufrimiento y se sacrifique por los demás. En caso de que la mujer incumpla sus obligaciones, se considera válido que sea corregida. De esta percepción de los roles en las relaciones de pareja emana muchas veces la violencia familiar, que es vista como si se tratara de una corrección para mantener el principio de autoridad. Si bien esta socialización es mucho más evidente en los sectores populares, aun en familias de clase media y alta la subordinación de la mujer al varón suele ser valorada. En muchas regiones todavía subsiste la mentalidad según la cual mientras el varón debe adquirir una profesión o conseguir un buen trabajo, el destino de la mujer consiste en casarse, cuidar el hogar, criar a sus hijos y mantener el estatus de su esposo. Por lo tanto, no es tan importante que ella se esfuerce por estudiar y tampoco que sepa cómo mantenerse. La realidad es que por la violencia política, la crisis económica y/o la migración, muchas mujeres se han convertido en jefas de familia y han tenido que sacar adelante a sus hijos. El modelo de socialización de muchos niños varones determina que ellos crezcan viendo a sus hermanas dedicadas a las tareas domésticas, de las que ellos se encuentran libres. De esta forma, se termina pensando que la función de la mujer es atender a los hombres. La mujer siente que el bienestar del hogar es su responsabilidad y que si algo falla es por su culpa; por ello asume que la violencia que sufre se debe a que no cumplió con sus obligaciones. En la práctica, el machismo implica que el varón considere que si está en un estado de tensión o de fastidio, puede desahogarse causando sufrimiento a la mujer debido a que los sentimientos y la autoestima de ella son menos importantes. En las zonas rurales, hasta hace poco tiempo la mayoría de padres de familia no enviaba a sus hijas a estudiar o se conformaba con que aprendieran a leer y escribir. Si bien esta situación está cambiando, en algunos países se puede encontrar todavía que de cada cuatro analfabetos, tres son mujeres, y en algunos lugares muy aislados la gran mayoría de mujeres son analfabetas. En general, en estos ámbitos sólo unas pocas mujeres terminan la secundaria y son menos aún las que llegan a la educación superior. En los sectores rurales también hay algunos padres de familia responsables que precisamente por ser conscientes de que viven en una sociedad machista se preocupan porque sus hijas tengan una buena educación. Saben que la
  • 33. 33 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju gente respeta mucho a las personas educadas y que si sus hijas aprenden a valerse por sí mismas, vivirán con menos inseguridad y dependencia. Sin embargo, ésta no es la regla general. Como resultado de ello, tenemos que un elemento presente en la mayoría de hogares en los que hay violencia familiar es la dependencia económica de la mujer: ella no tiene una forma propia de sostenerse ni a sí misma ni a sus hijos y por eso se resigna a soportar agresiones. Naturalmente que el esposo o conviviente comprende la situación y la aprovecha para abusar; con el fin de que la mujer se mantenga sumisa, le reitera que él es quien la mantiene. Estas mujeres no pueden imaginarse cómo sería su vida sin su pareja y frente a la incertidumbre, resisten situaciones de violencia. Algunas optan por aceptar las reglas del agresor, complaciéndolo en todo lo que esté a su alcance para no darle motivos de disgusto. En algunos casos, la dependencia económica es generada por el esposo: la mujer puede estar preparada para trabajar pero él, por celos o por orgullo, no se lo permite. Existe también la llamada dependencia afectiva: algunas mujeres consideran que si se separan del hombre que las maltrata, no van a ser capaces de establecer una nueva relación. Este tipo de mujer siente mucho temor a la soledad e intenta imaginar que el agresor en el fondo la quiere. Cuando él se arrepiente y le pide perdón, ella cree que es sincero —habitualmente, él también lo cree—. Después de una agresión, ella trata de recordar los momentos en que él le mostró afecto y respeto. Estas mujeres tienen un problema de autoestima que es producto del contexto cultural que las desvaloriza. Muchas mujeres golpeadas terminan creyendo que merecen los maltratos y llegan a pensar que son inferiores. Al mismo tiempo, muchos agresores tienen también problemas de autoestima y sienten gran inseguridad. Estas concepciones que pueden ser de carácter social, cultural o psicológico están con frecuencia en el fondo del problema. Como nos podemos imaginar, las causas sólo se pueden enfrentar a largo plazo mediante una educación que se proponga cambiar estos patrones culturales interiorizados en la mayoría de la población. A la autoridad también le corresponde intervenir en este ámbito mediante una serie de tareas educativas pero su labor fundamental consiste en evitar que los hechos de violencia continúen y para esto debe ser consciente de que hay otros factores que incrementan la posibilidad de que estalle el conflicto. EL ALCOHOLISMO: ¿CAUSA O FACTOR DE RIESGO? En muchos lugares de América Latina el consumo de licor forma parte de la cultura. Sin embargo, si éste es excesivo llega a ser dañino para el propio
  • 34. 34 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju bebedor y para su familia. Una muestra de ello es que pese a que se sabe que el alcohol metílico genera daños permanentes al sistema nervioso, su consumo es habitual en Bolivia y el Perú. El ingerir licor de manera desordenada incrementa las posibilidades de morir —y matar— en accidentes de tránsito. Un alto porcentaje de casos de violencia familiar se producen cuando el agresor está en estado de ebriedad. Aunque tiende a pensarse que el alcoholismo afecta solamente a los sectores rurales, en realidad está muy extendido en nuestra sociedad. Con frecuencia lleva a un estado de irritabilidad o de disminución de las inhibiciones que desemboca en hechos violentos —dirigidos contra familiares u otras personas— que el agresor no cometería si estuviera sobrio, por las inhibiciones mencionadas. Bajo los efectos del licor se incrementan las posibilidades de cometer atropellos. Sin embargo, el alcohol en sí mismo no es la causa de la violencia. Una persona en estado de ebriedad no realizará acciones que le disgustan profundamente —por ejemplo, ingerir una comida que le desagrade—. El rol del alcohol en la violencia familiar es facilitar que ésta se desarrolle, eliminando las inhibiciones del agresor y poniendo de manifiesto la actitud de subordinación y dominación hacia la pareja. Además, el alcohol incrementa la frecuencia de los estallidos de violencia y la intensidad de éstos. Por ello es bastante lógico que la gran mayoría de denuncias se presenten en los casos en los que el agresor ha estado ebrio, porque suelen ser los más graves. Sin embargo, como hemos señalado, no es el alcohol, en sí mismo, el que origina la violencia. El alcoholismo no debe ser considerado un vicio o un pecado sino más bien una enfermedad que se caracteriza porque la persona afectada siente que su propio organismo le reclama que ingiera licor, así como los demás seres humanos sentimos la necesidad de comer o tomar bebidas no alcohólicas. A pesar de que el alcohólico asegure que no va a beber más, es muy probable que continúe haciéndolo y por tanto causando daños permanentes a su organismo. Algunos adictos pueden vencer el alcoholismo mediante la religión pero por lo general lo más apropiado es un tratamiento médico que está fuera del alcance de la mayoría de personas, especialmente en los sectores populares y en el mundo rural. Si una persona alcohólica agrede con frecuencia a su familia, es importante comprender que la pareja y los hijos pueden estar corriendo un serio peligro si continúan viviendo con ella; esto es algo que a veces a ellos mismos, por razones afectivas, les cuesta aceptar. También es necesario recalcar que los hechos de violencia cometidos bajo los efectos del alcohol son mucho más graves que aquellos cometidos en una situación normal. Cuando el hombre es alcohólico, ninguna autoridad puede imponer a la mujer que permanezca a su lado o regrese a vivir con él. Si ella desea hacerlo,
  • 35. 35 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju la autoridad debe advertirle qué consecuencias puede tener esta decisión. Hay que tener en cuenta que parte del cuadro consiste en que el alcohólico no recuerda sus actos de violencia y manifiesta un arrepentimiento sincero; sin embargo, este olvido no puede servir de disculpa sino como una muestra de que no se puede controlar. LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS: OTRO ENTORNO DE VIOLENCIA Hace algunos años, después de que en una región del Perú se produjera un severo desastre natural, durante varios meses los casos de violencia familiar se elevaron exponencialmente. En opinión de quienes debían atenderlos, esto era una consecuencia de los problemas económicos generados por el desastre. Los estudios al respecto indican que el individuo puede sentir rabia por las dificultades económicas que enfrenta y culpabilizar a su familia por esta situación. Mediante este mecanismo psicológico traslada la carga de responsabilidad a sus familiares y puede llegar a agredirlos. Al sostener que los problemas económicos de una pareja o del jefe de familia generan agresiones no intentamos justificar estos hechos sino señalar que existen contextos que favorecen que las relaciones machistas dentro de la familia se manifiesten con violencia. A diferencia de otras dificultades que agravan las tensiones al interior de la familia pero tienen un carácter más focalizado —como la intromisión de un pariente o una enfermedad—, las carencias económicas llevan a que todos los integrantes del grupo familiar se sientan agobiados por un problema cuya solución no está a la vista y frente al cual se sienten impotentes. Las tensiones pueden aparecer de muchas maneras pero generalmente activan las tendencias machistas. Este contexto también favorece que el consumo de licor genere violencia. Debe comprenderse que estas tensiones no se relacionan automáticamente con la violencia familiar. Muchos hogares atraviesan problemas económicos muy graves sin caer en situaciones de maltrato. Los hechos de violencia se producen cuando, además de las necesidades económicas apremiantes, existe un componente de machismo que genera que el varón se sienta especialmente cuestionado en su rol de proveedor de bienes materiales a la familia y considere válido descargar sus tensiones en las personas que viven con él, asumiendo de manera consciente o inconsciente que sus problemas económicos lo justifican. Cabe señalar, por último, que ésta tampoco es una situación que se presente exclusivamente en los sectores pobres. En otros ámbitos sociales también ocurren hechos de violencia cuando se produce una pérdida de estatus o cuando los integrantes de la familia sienten que súbitamente determinados bienes o servicios a los que estaban habituados ya no están a su alcance. Sin
  • 36. 36 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju embargo, por lo general las mujeres pobres están más expuestas a padecer la agresión de sus parejas. LA ACTITUD DE LAS AUTORIDADES Otro importante factor que mantiene irresolutos muchos casos de violencia familiar es la actitud de las autoridades hacia este problema. Con frecuencia los policías, los jueces de paz, los fiscales y las autoridades de la comunidad tienen sobre la violencia familiar las mismas ideas que hemos presentado. Por eso las víctimas tienden a pensar que es inútil presentar una denuncia. Las mujeres víctimas de la violencia familiar desconfían de las autoridades porque creen que no serán bien atendidas o que les echarán la culpa de lo que pasó. Además, para muchas mujeres maltratadas es vergonzoso y difícil exponer su situación ante un hombre, aunque sea policía o juez. En los diversos países, las leyes contra la violencia familiar dedican especial atención al trabajo de la Policía, pero también es verdad que muchos miembros de esta institución todavía no conocen esas normas. Por ejemplo, no debería ser necesario que la víctima esté impulsando permanentemente la investigación, pero la Policía muchas veces no cumple con su responsabilidad de continuar la investigación de oficio, es decir por su propia iniciativa. Es indispensable que el trabajo de prevención de la violencia familiar incluya la tarea de impartir a los policías información sobre sus funciones. Es fundamental que todas las autoridades involucradas tengan conciencia de que su lentitud o insensibilidad pueden contribuir a agravar las situaciones de violencia familiar. CAUSAS DE LA VIOLENCIA FAMILIAR (ESTUDIO HECHO POR LA UNIVERSIDAD DEL PACIFICO)  Alcohol y Drogas: si bien, es predecible que el consumo de alcohol y de drogas podría resultar en violencia familiar, esta relación no es absoluta ya que en muchos casos, la violencia está ausente cuando existe consumo de alcohol y drogas. Sin embargo, se puede determinar una relación negativa entre el precio de las bebidas alcohólicas y la prevalencia de la violencia familiar. Interesantemente, de acuerdo a un estudio de Markowitz y Grossman, existe evidencia para afirmar que los incrementos en el impuesto sobre el consumo de cerveza pueden reducir la incidencia de violencia cometida por las mujeres.  Factores socioeconómicos: la pobreza, aunque no puede ser considerada una causa directa de la violencia, sienta las bases para la violencia contra la mujer, niños y adolescentes sea más propicia. El acceso limitado de recursos para generar ingresos propios, o a servicios de defensa y apoyo en casos de violencia y violaciones de sus derechos son causas indirectas de la violencia,
  • 37. 37 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju ya que la validad y legitiman en la comunidad. Las leyes, muchos casos son discriminatorios en materia de herencias, derechos de propiedad, uso de las tierras y manutención después del divorcio (si es que este es permitido). En el caso de las mujeres y niñas de zonas rurales, donde el acceso a una escuela de calidad es casi imposible y sus roles han sido previamente definidos al cuidado del hogar, las oportunidades de contar con alternativas de vida que las impulsen a evitar situaciones de riesgo de ser víctimas de violencia se reducen considerablemente. Por otro lado, el empleo del agresor, en este caso del jefe de familia o del agresor, es una causa importante de la violencia familiar. Cuando el hombre se encuentra desempleado, el nivel de violencia en el hogar aumenta rápidamente. En general, situaciones en las que un potencial agresor presenta signos de estrés, ya sea producto de una mala situación económica o laboral, incrementa la probabilidad de presencia de violencia como un mecanismo de solución de problemas.  Dependencia económica de la mujer: mas allá de la falta de acceso de la mujer a un empleo, la dependencia de ella para con su pareja denota una relación positiva con la existencia de violencia familiar. En ese sentido, la violencia familiar disminuye a media que el ingreso de la mujer aumenta. “… no lo dejo porque le tengo miedo (…) Además como hago para mantener a mis 5 hijos” – Mujer víctima de violencia familiar Por otro lado, como se verá más adelante, la violencia tiene el efecto de impedir que las mujeres abandonen el hogar en búsqueda de oportunidades de empleo o medios de generar ingresos propios con los cuales ―defenderse‖ de su agresor.  Factores culturales: los factores culturales se refieren principalmente a las relaciones intrafamiliares y la percepción de superioridad del hombre sobre la mujer. En ese sentido, las comunidades en las que existen estructuras patriarcales marcadas, se estimulan los papeles tradicionales de los géneros, y se propicia así, la probabilidad de violencia contra la mujer. Bajo esta perspectiva, el problema de género determina que la violencia puede llegar a ser considerada como una prerrogativa normal de los hombres en el matrimonio. El desconocimiento de los derechos de la mujeres y los niños y la aceptación de la superioridad ele hombre lleva también a aceptar a la violencia como una medida para educara a los hijos y resolver conflicto o discusiones familiares. “… no he terminado el colegio señorita, es que mis papas ya no podían mandarme al colegio, había que enviar a los hombrecitos” – Mujer víctima de violencia familiar Adicionalmente cabe resaltar, la preponderancia de la transmisión intergeneracional de la violencia como factor de la violencia familiar. Al respecto, la violencia familiar que se refleja de padres a hijos, determina que los hijos en un futuro se vuelvan en posibles agresores, tanto de su esposa y/o conviviente como de sus hijos.
  • 38. 38 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju  Factores legales: si bien la ley peruana ampara a la mujer, la protege y considera igual al hombre, en la práctica no cuentan con los mismos derechos en lo que referente al acceso a los servicios legales que los hombres. La violencia por lo tanto es oculta por las mismas victimas ante los elevados costos que implica el acceso a servicios legales y la improbabilidad de un resultado positivo.  Factores políticos: entre las causas de la violencia familiar se considera a la sub–representatividad de la mujer en los gobiernos centrales, regionales y locales como indicador de la poca participación de las mujeres en organizaciones y asociaciones de defensa de los derechos humanos. Así mismo, ello conlleva a que la violencia familiar sea menos considerada por los tomadores de decisiones y diseñadores de políticas públicas. Más aún, esto se hace más delicado cuando los factores culturales (machismo, superioridad del hombre) son adoptados por las instituciones públicas y comunitarias, mayormente compuestas por hombres. En estos casos, puede primar la creencia de las personas que la violencia familiar debe ser resuelta dentro de la esfera del hogar, que los problemas privados se resuelven solos. Esto se observa mejor en la práctica, por ejemplo, en el caso de las comisarias, a las que las mujeres no asisten porque reportan que usualmente los policías buscan resolver el problema de violencia familiar entre las partes antes de formalizar la denuncia – aun cuando la víctima lo demande.
  • 39. 39 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju CAPITULO VII: Consecuencias y Efectos de la Violencia Familiar ESTUDIO REALIZADO POR LA UNIVERSIDAD DEL PACIFICO Entre las principales consecuencias de la violencia familiar se puede identificar efectos sobre el empleo, la salud de las mujeres, niños y adolescentes – víctimas directas o indirectas de la violencia–, la conducta de las víctimas y sus relaciones interpersonales, etc. I. EMPLEO La violencia tiene efectos tanto sobre la participación y productividad de las mujeres y de los niños y adolescentes en el futuro. Farmer y Tiefenthaler (2000) sostiene que mientras la evidencia empírica respalda el supuesto que la violencia tiene efectos negativos sobre la productividad de las víctimas, la probabilidad de que participen en el mercado laboral disminuyen. Esto, si bien puede ser cierto en algunas situaciones, no lo es cuando la violencia se manifiesta como el aislamiento total de la víctima y esta es prohibida de dejar el hogar (ya sea por fuerza física o por las costumbres sociales y culturales). Diversos estudios, como el de Salinas Vacaflores para Bolivia, por ejemplo, demuestra que existen efectos negativos sobre la productividad del trabajo debido a los días de trabajo perdidos a causa del reposo necesario como consecuencia de las agresiones que sufren las víctimas. II. SALUD FÍSICA Las consecuencias sobre la salud de las mujeres, niños y adolescentes pueden manifestarse en diversas formas, de igual manera que la violencia familiar misma:  Homicidio: numerosos estudio informan que la mayoría de las mujeres que mueren de homicidio son asesinadas por su compañero actual o anterior. En las culturas en que se práctica la costumbre de la dote, esta puede ser mortal para la mujer cuyos padres no pueden satisfacer las demandas de regalo o dinero. La violencia que comienza con amenazas puede terminar en ―suicidio‖ forzado muerte por lesiones u homicidio (Watts, Osam y Win; 1995).
  • 40. 40 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju  Lesiones graves: las lesiones sufridas por las mujeres debido al maltrato físico y sexual pueden ser sumamente graves. Por muchos incidentes de agresión dan lugar a lesiones que puede variar desde equimosis a fracturas hasta discapacidades crónicas (Bradley, 1990).  Lesiones durante el embarazo: según la Organización Mundial de la Salud, las investigaciones recientes han identificado a la violencia durante el embarazo como un riesgo a la salud tanto de la madre como del feto no nacido.  Lesiones a los niños: los niños en las familias violentas pueden también ser víctimas de maltrato. Con frecuencia, los niños se lastiman mientras tratan de defender a sus madres.  Embarazo no deseado ya a temprana edad: la violencia contra la mujer puede producir embarazos no deseados, ya sea por violación o al afectar la capacidad de la mujer de negociar el uso de métodos anticonceptivos. Por ejemplo, algunas mujeres pueden tener temor de plantear el uso de métodos anticonceptivos con sus parejas por temor a ser golpeadas o abandonadas. Los adolescentes que nos maltratados o que han sido maltratados como niños, tiene menos probabilidad de desarrollar un sentido de autoestima y pertenencia que los que han experimentado maltrato. Tienen mayor probabilidad de descuidarse e incurrir en comportamientos arriesgados como tener relaciones sexuales en forma temprana o sin protección. Un número creciente de estudios indica que las niñas que son maltratadas sexualmente durante la niñez tienen un riesgo mucho mayor de embarazo no deseado durante la adolescencia. Este riesgo mayor de embarazo no deseado acarrea muchos problemas adicionales. Por ejemplo, está bien documentado que la maternidad durante la adolescencia temprana o media, antes de que las niñas estén maduras biológica y psicológicamente, está asociada con resultados de salud adversos tanto parta la madre como para el niño. Los lactantes pueden ser prematuros, de bajo peso al nacer o pequeño para su edad gestacional. Cuando se produce un embarazo no deseado, muchas mujeres tratan de resolver su dilema por medio del abordo. En los países en que el aborto es ilegal, costoso o difícil de obtener, las mujeres pueden recurrir a abortos ilegales, a veces con consecuencias mortales, para la misma mujer.  ETS (incluyendo la infección por VIH/SIDA): como sucede con los embarazos no deseados, las mujeres son vulnerables a contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) por que no pueden negociar la protección.
  • 41. 41 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju La mujer con ETS tiene mayor riesgo de complicaciones durante el embarazo, como es el caso de la septicemia, el aborto espontaneo y el nacimiento prematuro. Algunas ETS aumentan además la vulnerabilidad de una mujer al virus del VIH. La agresión sexual violenta también pueden aumentar el riesgo porque desgarre consiguiente del delicado tejido de la vagina facilita la entrada del virus a la corriente sanguínea. Con la infección del VIH/SIDA, las consecuencias son generalmente mortales para la mujer, y posiblemente también para sus hijos.  Vulnerabilidad a la enfermedades: si se comparan con las mujeres no maltratadas, las mujeres que ha sufrido cualquier tipo de violencia tienen mayor probabilidad de experimentar una serie de problemas de salud graves. Se ha sugerido que la mayor vulnerabilidad de las mujeres maltratadas se puede deber a parte a la inmunidad reducida debido al estrés que provoca el maltrato. Por otra parte, también se ha responsabilizado al autodescuido y a una mayor proclividad a tomar riesgos. Se ha determinado por ejemplo, que las mujeres maltratadas tienen mayor probabilidad de fumar que aquellas sin antecedentes de violencia. III. SALUD PSICOLÓGICA La salud mental de las víctimas se ve claramente afectada a consecuencia de las diferentes formas de violencia (física, sexual y psicológica) y las victimas sufren de depresión, miedo, ansiedad, baja autoestima, disfunción sexual, desordenes alimentarios, obesidad, neurosis, etc. Los desórdenes postraumáticos a raíz de los eventos de violencia son duraderos y pueden resultar en intentos de suicidio exitosos debido al extremo agotamiento emocional y físico que conlleva la violencia psicológica. Asi mismo, como consecuencia de los efectos psicológicos de la violencia, las victimas incrementan sus exposición a posibles situaciones de violencia futura.  Suicidio: en el caso de las mujeres golpeadas o agredidas sexualmente, el agotamiento emocional y físico puede conducir al suicidio. Estas muertes son un testimonios dramático de la escasez de opciones que dispone la mujer para escapar de la relaciones violentas.  Problemas de salud mental: Las mujeres maltratadas experimentan enorme sufrimiento psicológico debido a la violencia. Muchas están gravemente deprimidas o ansiosas, mientras otras muestran síntomas del trastorno de estrés postraumático. Es posible que estén fatigadas en forma crónica, no pueden conciliar el sueño, pueden tener pesadillas o trastornos de los hábitos alimentarios, recurrir al alcohol y las drogas para disfrazar su dolor, o aislarse y retraerse.
  • 42. 42 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju La violación y el maltrato sexual del niño puede causar daños psicológicos similares. Un episodio de agresión sexual puede ser suficiente para crear efectos negativos duraderos, especialmente si la niña víctima no recibe posteriormente apoyo adecuado. Al igual que la violencia contra la mujer en el seno familiar, el maltrato del menor suele durar muchos años y sus efectos debilitantes pueden hacerse sentir en la vida adulta. Por ejemplo, la pérdida de autoestima de la mujer que ha sido maltratada en la niñez puede traducirse en un mínimo de esfuerzo para evitar situaciones en que su salud o seguridad estén en peligro.  Efectos en el niño derivados de haber presenciado actos de violencia: Los niños que presencian actos de violencia en el hogar suelen padecer muchos de los síntomas que tienen los niños que han sido maltratados física o sexualmente. Las niñas que presencian a su padre o padrastro tratando violentamente a su madre tienen además más probabilidad de aceptar la violencia como parte normal del matrimonio que las niñas de hogares no violentos. Los varones que han presenciado la misma violencia, por otro lado, tienen mayor probabilidad de ser violentos con sus compañeras como adultos. IV. DEPENDENCIA EMOCIONAL Las personas que viven en un ambiente de violencia y miedo crónicos, pierden poco a poco la atención sobre sí mismas y, con el paso del tiempo, no saben lo que sienten, desean o necesitan. Tienen un profundo vacío afectivo, baja autoestima, vergüenza y pena de sí mismas. Aparecen efectos negativos en la salud física y mental; pueden sufrir depresión, obsesiones, ansiedad, dolores corporales, etc. También asumen la responsabilidad de las acciones de quien les hace sufrir, lo que les crea culpas y remordimientos. Se refugian en el trabajo para olvidar sus penas y angustias; por ello, eluden la responsabilidad que tienen de brindar la atención y el cariño que los hijos merecen. Por último, el miedo y la ira pueden, incluso, hacerles reaccionar en defensa propia, de manera violenta e inesperada. Una persona que es emocionalmente dependiente, no puede liberarse por sí misma de una vida de tortura y dolor. Necesita de ayuda profesional y espiritual para recuperar su dignidad, su valor, su confianza. Si la vida en común se vuelve frustrante, intolerable y peligrosa, se debe que poner un alto para terminar con el abuso del cual es objeto. Resulta más apremiante, cuando hay hijos que pueden resultar perjudicados física, psíquica o emocionalmente. Tal vez la consecuencia más dramática de la violencia contra mujeres y niñas sea la negación de sus derechos fundamentales. Los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos, como por ejemplo la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), adoptada en1948, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra
  • 43. 43 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju la Mujer (CEDAW, por sus iniciales en inglés), adoptada en 1979, y la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), adoptada en 1989, afirman el principio de los derechos y libertades fundamentales para todo ser humano. Tanto la CEDAW como la CDN se inspiran en una concepción amplia de los derechos humanos, que va mucho más allá de los derechos civiles y políticos, cubriendo cuestiones de importancia vital como la sobrevivencia económica, la salud y la educación, que afectan la calidad de la vida cotidiana de la mayor parte de las mujeres y los niños. Ambas Convenciones invocan el derecho a la protección contra abusos y omisiones debidos a la diferencia de género. Al revisar las causas de la violencia intrafamiliar también se hace importante identificar qué tipo de efectos tiene dicho fenómeno, entre los que se encuentran: la disfunción de la familia, el distanciamiento de sus miembros y las mutaciones en su comportamiento o actitudes mentales. Los efectos pueden ser clasificados en: psicofísicos y psicosociales, específicos y genéricos o generales. Los efectos psicofísicos son aquellos que producen cambios psíquicos o físicos, en un mismo acto. Los Psíquicos hacen referencia a la desvaloración, baja autoestima y estrés emocional producido por las tensiones que produce el maltrato, en los empleados por ejemplo produce una baja en su rendimiento laboral ya que las tensiones emocionales dificultan la concentración. En cuanto a los físicos se manifiestan en forma de hematomas, heridas abiertas, fracturas, quemaduras, etc. En el acto sexual también se presenta violencia cuando este se produce en forma forzada, produciendo cambios en la personalidad y alteraciones en las relaciones con el violador, marido o compañero permanente o con los otros miembros de la familia. Los efectos psicosociales se dividen en internos y externos. Los primeros son aquellos que generan la marginación. La exclusión y la violación de los derechos fundamentales de la mujer y los niños. Cuando se presenta un maltrato hacia la mujer esta se ve obligada a aislarse de ciertas actividades sociales, de relaciones interfamiliares y hasta en su propio hogar. Dentro de la exclusión se ven afectados loa niños en cuanto al afecto, puesto que una madre marginada forzosamente por la violencia intrafamiliar no puede brindar a sus hijos el amor que necesitan, lo que puede llevar a estos niños a la drogadicción, la prostitución y la delincuencia.
  • 44. 44 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo VIII: Tipos o formas de Violencia Familiar I. VIOLENCIA FÍSICA Es todo acto en que se agrede intencionalmente a otra persona, utilizando alguna parte del cuerpo, algún objeto, arma o sustancia; para sujetar, inmovilizar o causar daño a la integridad física del otro (a), encaminado hacia su sometimiento y control. La violencia física, comúnmente reconocida como la única forma de violencia, ya que es la única forma de violencia que es visible por personas ajenas al ámbito familiar. Este tipo de violencia, sufrido por cerca del 50 % de las mujeres a nivel mundial, comprende golpes, las quemaduras, intentos de ahorco, las amenazas con armas o el asesinato, entre otros. Inevitablemente, este tipo de violencia viene comúnmente acompañada por violencia psicológica y sexual que repercute aún más en el autoestima y desarrollo personal de la víctima. De este modo la violencia física puede hacerse de dos maneras: una es el contacto directo con el cuerpo de la otra persona mediante golpes, empujones jalones, patadas, pellizcos, jalar o cortar el cabello, intento de estrangulamiento y morder o arañar en cualquier parte del cuerpo. Y otra forma es limitar sus movimientos de diversas maneras: encerrarla, provocarle lesiones con armas de fuego o punzo cortantes, aventarle objetos, poner vendas u objetos que aprieten el cuerpo, y producirle la muerte. II. VIOLENCIA PSICOLÓGICA Este tipo de violencia es difícil de detectar ya que no presenta evidencias visibles de la violencia. Sin embargo, el impacto de la violencia psicológica, el miedo, la humillación y los insultos repetidos, el aislamiento forzado, las limitaciones en el libre desplazamiento y las constantes amenazas de violencia e injuria tienen efectos y consecuencias de largo plazo, e incluso intergeneracionales. La violencia, psicológica, además de lo mencionado, incluye la amenaza de abandono, la prohibición de salir de la casa, el constante ―cheque‖, y la agresión verbal. “… que vas a reportar violencia psicológica sino hay señales de maltrato físico no hay denuncia” – Mujer víctima de violencia familiar.
  • 45. 45 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju En términos generales es considerada como todas las conductas que consisten en actos repetitivos cuyas formas de expresión pueden ser: prohibiciones (para trabajar, salir de casa, visitar o hablar con familiares y amigos, tomar decisiones, arreglarse y vestirse como lo desee, etc.); coacciones (interceptar la correspondencia e intervenir las llamadas telefónicas, incitar a la mujer a abortar, negarse a ir al registro civil para reconocer al hijo (a) aun cuando no estén casados, entrar al domicilio sin permiso con violencia o engaño, cuando exista divorcio o tenga orden judicial para no entrar, etc.); amenazar con (causar algún daño a otros miembros de la familia, quitar a los hijos, suicidarse, abandonar y no dar dinero para la manutención, etc.); intimidaciones (miradas, chantajes, destruir intencionalmente un objeto, mostrar armas, responsabilizar a otras personas por la conducta violenta, etc.); actitudes devaluatorias (hablar mal de la pareja o de un integrante de la familia y que cause descrédito, apodos, deshonra o desprecio, generar sentimientos de inferioridad, culpabilidad o torpeza, burlarse, etc.), que provocan en quien las recibe deterioro, disminución o afectación a sus sentimientos, autoestima y estructura de su personalidad. III. VIOLENCIA SEXUAL La violencia sexual es considerada como una forma de violencia física y psicológica, ya que viene acompañada por la amenaza, el miedo, la inseguridad y el desequilibrio emocional de la víctima. Entre las principales variedades de violencia sexual se puede reconocer el sexo por amenazas, la intimidación con el uso de fuerza física para obtener sexo indeseado, el sexo forzado con terceras personas, la prostitución forzada, la prostitución infantil, específicamente, etc. Es la acción u omisión mediante la cual se induce a la realización de prácticas sexuales no deseadas o respecto de las cuales se tiene incapacidad para consentir. Esta forma de expresión se ejerce por medio de: a) Acciones coercitivas: Imponiendo ideas y actos sexuales (jactándose de tener muchas parejas, de acostarse con ellas, obligar a su pareja a ver películas pornográficas y realizar los actos que ahí se ven), además de criticar, comparar o ridiculizar la sexualidad de la pareja con objeto de herir o dañar sus emociones o sus sentimientos. b) Conductas:  Celando para controlar, manipular o dominar a la pareja.  Induciendo o forzando a la persona para tener sexo a pesar de la oposición de la pareja o por ser menor de edad. Se pueden usar diferentes formas, desde convencer con dinero o regalos hasta valerse de amenazas, golpes o incluso asesinar a su víctima si opone resistencia.  Tocar a la pareja o menor de edad cuando no desean ser tocados, penetrar a la persona con objetos, exponer sus genitales a las personas que no quiere verlos, espiar a la otra persona cuando va al baño o cuando se está cambiando, etc.
  • 46. 46 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju IV. VIOLENCIA ECONÓMICA La violencia económica no es comúnmente reconocida como tal ya que no parece constituir una amenaza para la vida y porque es usualmente oculta tras la fachada de ―no hay dinero‖. Sin embargo, denegar el dinero, controlar acceso al empleo y excluir a las personas del acceso a bienes y servicios, constituye, dado que es un acto de fuerza, claramente una forma de violencia. Al privación en una situación de total aislamiento y exclusión social. De esa manera, aumentan sus posibilidades de ser víctimas de otras formas de violencia, en este caso, sin el acceso a los canales y herramientas de defensa que poseerían con mayor independencia económica. TIPOS DE VIOLENCIA BASADO EN EL GENERO Siguiendo la definición propuesta por la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (1993), los tipos de violencia basada en el género pueden ser agrupados en: Violencia física, violencia sexual y violencia psicológica. En algunos casos se habla también de violencia patrimonial o económica, lo cual implica la restricción del acceso a los recursos financieros o de otro tipo como instrumento de control y sometimiento. Dependiendo del ámbito en el cual la violencia sea perpetrada, ésta puede ser agrupada de la siguiente manera:  En el ámbito de la familia: incluye maltratos, palizas, abuso sexual de los(as)niños(as) en el hogar, la violencia relacionada con la dote, la violación marital, la mutilación genital femenina y otras prácticas tradicionales que afectan la salud de la mujer, los crímenes de honor, los crímenes de pasión, los actos de violencia perpetrados por otros miembros de la familia y la violencia relacionada con la explotación.  Dentro de la comunidad: incluye la violación, el abuso sexual, el acoso y la intimidación sexuales en el trabajo, en instituciones educacionales, centros de salud o cualquier otro lugar público, la pornografía infantil, la trata de mujeres y niñas, y la prostitución forzada. Son también considerados actos de violencia basada en el género aquellos que violan los derechos humanos de las mujeres en situación de conflictos armados, particularmente el asesinato, la violación sistemática, la esclavitud sexual y el embarazo forzado. Otras formas de violencia basada en el género, que pueden ocurrir tanto en el ámbito privado como en el público, son las esterilizaciones forzadas, los abortos forzados, el uso coercitivo de anticonceptivos, el infanticidio femenino, la selección prenatal del sexo del bebé, los crímenes de motivación racial, los raptos y la venta de niñas, los ataques con ácido y los matrimonios a edad temprana.
  • 47. 47 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju También se considera violencia basada en el género aquellos actos de violencia física, sexual o psicológica perpetrados o condonados por el Estado, donde quiera que éstos ocurran. En este sentido, es ampliamente aceptado que los Estados tiene la obligación de actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra la mujer.  Maltrato y abandono de menores por parte de padres y otros cuidadores: en todo el mundo hay niños que sufren maltrato y abandono por parte de sus padres u otros cuidadores. Como ocurre en la violencia de pareja, el maltrato de menores comprende agresiones físicas, sexuales y psíquicas, además del abandono.  Maltrato de ancianos: cada vez está más extendida la convicción de que el maltrato de los ancianos a manos de sus parientes u otros cuidadores es un problema social grave. Al igual que el maltrato de menores, el maltrato de ancianos comprende agresiones físicas, sexuales y psíquicas, así como el abandono. Los ancianos son especialmente vulnerables a los abusos económicos, es decir, al uso inadecuado de sus fondos y recursos por parte de parientes u otros cuidadores. En las residencias de ancianos, el maltrato consiste en emplear medios físicos de coerción, privar a los pacientes de su dignidad y de la posibilidad de decidir en asuntos cotidianos o dispensarles una atención deficiente (por ejemplo, permitir la CLASIFICACIÓN DE LA VIOLENCIA FAMILIAR EN GENERAL 1. DESDE EL NACIMIENTO HASTA ANTES DEL MATRIMONIO:  Empieza, con abortos selectivos según el sexo.  El nacimiento de la prole, cuando los padres desesperados por tener un hijo varón pueden matar a sus bebés del sexo femenino.  Las niñas tienen mayor probabilidad que sus hermanos de ser violadas agredidas sexualmente por miembros de su familia, por personas en posiciones de poder o confianza, o por personas ajenas.  En algunos países, cuando una mujer soltera o adolescente es violada, puede ser obligada a contraer matrimonio con su agresor, o ser encarcelada por haber cometido un acto "delictivo".  La mujer que queda embarazada antes del matrimonio puede ser golpeada, condenada o asesinada por sus familiares, aunque el embarazo sea producto de una violación. 2. DESDE EL MATRIMONIO:  El riesgo mayor de violencia para la mujer sigue habitando en su propio hogar, donde su esposo y, a veces la familia política, puede agredirla, violarla o matarla.  Cuando la mujer queda embarazada, envejece o padece discapacidad mental o física, es más vulnerable al ataque.  La Violencia Doméstica, psicológica y física con el cónyuge, el maltrato infantil y el abuso de los niños; éste es un mal social que deriva en gran parte de los mitos que rodean a los roles femenino y masculino aprendidos desde la infancia.
  • 48. 48 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju CAPITULO IX: Dinámica o Ciclo de la Violencia Familiar Uno de los descubrimientos más sorprendentes que se han observado al investigar fenómenos de violencia intrafamiliar, ha sido sin duda el ciclo de la violencia intrafamiliar. El entender éste ciclo nos permitirá saber cómo evitar éstos incidentes violentos y nos permitirá entender porqué la mujer, el hombre o el niño se convierten en víctimas, cómo caen en el aprendizaje de la conducta de la indefensión y porque la mayoría no intenta escapar a éste proceso. El ciclo de violencia familiar comprende por lo tanto tres fases: I. 1ERA FASE: ACUMULACIÓN DE TENSIÓN Caracterizada por un recurrente cambio de ánimo del agente agresor y que se manifiesta con actos de hostilidad, provocaciones y verbalizaciones subidas de tono. Estas acciones se hacen habituales y dan lugar a estados emocionales de máxima tensión en la familia. Según Walker, estos ciclos de tensión pueden durar de días a años, y pudiera ocurrir también que jamás se supere esta fase de tensión. II. 2DA FASE: DESCARGA DE VIOLENCIA FÍSICA Como su nombre lo enuncia, es el momento en que se produce la agresión física propiamente dicha y suele ser sumamente descontrolada, aunque es la fase de más corta duración, por razones obvias. Se interrumpe su ejecución cuando el agresor siente que ha descargado casi completamente toda la tensión acumulada, o también cuando repara en la magnitud del daño que está produciendo. III. 3ERA FASE: ARREPENTIMIENTO Y RECONCILIACIÓN Momento en que consecuente al anterior y en donde el agresor trata de reparar el daño que ha ocasionado. Lo cual en estos casos, es que el agresor experimente remordimiento, se disculpe y prometa no repetir el incidente de violencia. Las víctimas, a su vez, disculpan o perdonan la violencia, con la esperanza de que no se volverá a repetir, aunque perviva el temor de que el incidente vuelva a ocurrir.
  • 49. 49 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju El seguimiento de numerosos casos de violencia familiar revela que la etapa de la reconciliación, también conocida como fase de la ―luna de miel‖, tiene una duración relativamente breve, después de la cual la sucederá, nuevamente, la fase de acumulación de tensión y su correspondiente progresión cíclica. Se tendría entonces aparentes buenas razones para hablar de un circulo vicioso y perverso. No obstante esta evidencia incuestionable, el de la ininterrumpida reiteración cíclica de cada una de las tres fases de Walker, no debemos pasar por alto un suceso sumamente preocupante para estos casos. Durante el advenimiento de la dase de descarga la violencia física, en cada una de las oportunidades que ella tiene lugar, la intensidad del maltrato se va incrementando inadvertidamente, al tiempo que la sensibilidad de los sujetos involucrados –en particular la sensibilidad el maltratador– se va reduciendo en su facultad de valoración y capacidad de arrepentimiento. El maltrato y violencia que se ejecutan poseen una mayor intensidad sobre la víctima, empero, el agresor no tiene la debida conciencia de la insensibilidad que ha asimilado a su esquema de comportamiento en su familia. Bandura (1974) habló alguna vez , de la insensibilidad o desensibilización aprendida en sus investigaciones sobre la agresividad. La desensibilización alcanzaría de igual modo a la víctima, en virtud de la cual, el nivel de tolerancia al maltrato llegaría a ser mejor comprendido. A esta tolerancia desconocida entonces, algunos tratadistas la explican como expresión de masoquismo de las víctimas. La certidumbre de que el clima de violencia en la familia suele reconocer un incremento cuantitativo en su virulencia, alerta a la sociedad sobre las insospechadas consecuencias que produce el maltrato familiar en el total de sus constelación interna e interrelacional. En su trabajo sobre ―Personalidades Violentas‖, Echebarúa (1996) desarrolla una propuesta sobre las variables que están relacionadas a la violencia intrafamiliar y, gracias a las cuales, podemos llegar a una predicción de agresión, de interrupción de la relación y de término de la relación de la pareja. En la producción de violencia familiar, se destacan algunas variables que se encuentran relacionadas con su incidencia. Entre ellas, encontramos variables que son susceptibles de cambio terapéutico y, las variables que ya hemos señalado, pertenecen a la estructura social y a la cultura. Las variables psicológicas (experiencias en la infancia, nivel socioeconómico, etc.) y las variables demográficas (edad del agresor), son factores que no siempre están sujetos a modificaciones importantes; sin embargo, la identificación de posibles trastornos psicopatológicos o de problemas relacionados con el alcohol y la drogas, como factores que influyen o causan
  • 50. 50 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju una situación de violencia, se constituyen en una necesidad prioritaria a la hora de diseñar programas de tratamiento que puedan evitar o reducir la violencia familiar. Tenemos así, que es más frecuente la violencia en las parejas jóvenes y con bajo nivel socioeconómico. Otras referencias, aluden al crecimiento de la violencia en los individuos desempleados y subempleados, aunque la mayor parte de las investigaciones afirma que la violencia familiar ocurre en todas las edades, culturas y clases sociales. La violencia familiar es susceptible de ser apreciada como una próxima realidad, cuando en el periodo de enamoramiento y noviazgo se ponen de manifiesto comportamientos de intolerancia, de autoritarismo y decisión unidireccional. La violencia familiar tiene las primeras expresiones durante el noviazgo y las etapas iniciales del matrimonio y de la convivencia. Ocurre, sin embargo, que las víctimas de la violencias –las mujeres en particular–tienden a denunciar el maltrato con mayor frecuencia cuando éste tiene ribetes de violencia física, y muy rara vez cuando se trata de violencia psicológica. ¿Por qué? Todo indicaría que la explicación de este punto estaría asociada al desconocimiento de las formas de violencia psicológica, o la presunción de que su denuncia no contará con apoyo de ningún tipo. Pese a todo, se han identificado variables que están vinculadas a abandonar o terminar la relación: (1) La severidad y la frecuencia del abuso (2) La exposición y la experiencia de violencia en la familia de origen de la mujer (3) La edad y el grado de autoestima de la víctima (4) El número de hijos y, (5) El nivel cultural Cuanto mayor sea el número de variables coincidentes para el individuo, la decisión de poner término a la relación se producirá más expeditivamente. Entre las variables predecibles del mantenimiento de la relación mencionaremos: (1) La falta de empleo. (2) La corta duración de la relación. (3) La privación económica. (4) El estar enamorados. (5) No tener adonde ir.
  • 51. 51 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju CAPITULO X: Prevención de la Violencia Familiar La violencia es un fenómeno que nos atraviesa a todos, no diferencia clases sociales, económicas ni culturales. Se basa en el desequilibrio de poder y se usa como medio para resolver conflictos. Hay un victimario que la usa para ejercer el control y la dominación sobre sus víctimas, que siempre son los más débiles: las mujeres con respecto a los hombres y los niños y ancianos con respecto a los adultos. La violencia intrafamiliar es una de las más comunes formas de violencia y realmente es una de las más difíciles de erradicar. Como se limita al ámbito privado de la familia, la sociedad asume que nadie debe tener injerencia en el tema a riesgo de invadir la ―privacidad del hogar‖. Tanto mujeres maltratadas como niños maltratados y/o testigos de violencia quedan expuestos a secuelas psicológicas y emocionales que, de no ser tratadas, perdurarán toda la vida. La violencia produce un estado de indefensión e impotencia en quienes la padecen, que muchas veces no atinan a buscar ayuda. Además como la violencia es una conducta consiente, cuando resulta satisfactoria para resolver conflictos, se repite de generación en generación. Por ese motivo es indispensable trabajar en la prevención del maltrato, no solo por las secuelas psíquicas y sociales que produce, sino para evitar que se adopte como modelo a imitar. Si se conocen las causas del maltrato se pueden minimizar los riesgos a los que las victimas están expuestas. Según la Real Academia Española, prever es: conocer con anticipación, conjeturar por algunas señales o indicios lo que ha de suceder, disponer o preparar medios contra futuras contingencias. Existen tres niveles de prevención sobre los cuales podemos trabajar: primaria, secundaria y terciaria. La prevención primaria consiste en hacer visible la violencia, sensibilizando a la comunidad, actuando sobre los mitos y estereotipos de género, que son la base de la violencia familiar. Las ideas que sostienen que el castigo físico es válido como correctivo, que los hombres ―no deben llorar‖ porque es cosa de mujeres, que las mujeres deben ―tener instinto materno‖ o que deben ser buenas amas de casa, etc.……son algunos ejemplos del legado cultural compuesto por una infinidad de mitos que impone la cultura ―patriarcal hegemónica‖.
  • 52. 52 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju La prevención secundaria se efectúa sobre la población que está en riesgo, en peligro de ser maltratados. Aquellos que han sido testigos de violencia en su familia de origen o poseen ideas rígidas con respecto al castigo y a la disciplina como medio para detentar el poder, podrán repetir esta conducta. Por lo tanto hay que trabajar sobre las creencias y prejuicios incorporados para lograr que aprendan a resolver conflictos sin recurrir al maltrato físico o psicológico. La prevención terciaria trata de reducir la duración y gravedad de las secuelas del maltrato. Está dirigida a aquellos que ya son víctimas de violencia. Se ocupa de crear y aplicar programas que protejan a quienes la padecen con el fin de evitar que se cronifique. Se interviene en la rehabilitación de la víctima o ―sobreviviente‖ y en la reeducación del agresor para evitar la reincidencia. Pero la violencia no se limita al ámbito familiar, abarca a la sociedad en su conjunto, a las instituciones, al gobierno, a los medios de comunicación, etc. Permite el acoso a las minorías raciales, religiosas, a los de otra clase, sexo, edad o género. La falta de educación, de políticas sanitarias o de recursos económicos son factores de riesgo que agudizan este problema, por eso es tan importante que la sociedad se prepare para enfrentar a la violencia, evitando toda la complicidad con los que la ejercen, denunciándolos y prestando toda la ayuda necesaria a quienes la padecen. Se deben formar redes de apoyo social que trabajen para la comunidad, compuestas por equipos interdisciplinarios que aporten sus conocimientos. Una mirada holística permitiría solucionar el problema desde todos sus ángulos, desde la medicina, la psicología, el derecho, la asistencia social, etc. Hay que hacer uso de todos los instrumentos legales, médicos, psicológicos y asistenciales que tenemos, para hacer justicia en defensa de las tantas victimas que sufren calladamente día a día. No debemos olvidar que el maltrato se puede predecir, detectar y prevenir.
  • 53. 53 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju CAPITULO XI: ¿Cómo se promueve la Violencia Familiar? MEDIOS DE COMUNICACIÓN La televisión está dedicando más de 15 minutos de sus noticieros para transmitir imágenes de violencia, con el objetivo de llamar la atención de las personas, lo que incita el morbo. Los dibujos animados, el Internet y los videojuegos se han centrado a describir violencia, tanto real como imaginaria. Las novelas también describen la violencia pero no plantean un sentido crítico para cambiar este hecho. La música que escuchan los jóvenes tiene un alto contenido de violencia. COMUNIDAD La inseguridad del ciudadano ha provocado que se asimilen contenidos violentos como mecanismos de protección. Esta es una demostración de la crisis moral, pues es común ver conductas agresivas en el bus, caminando, en una tienda, en las prácticas deportivas y otros espacios de la comunidad. ESCUELA En el Perú hay muchas escuelas que tienen como única forma de manejar la disciplina la imposición del castigo de tipo verbal o físico, e inclusive se llega a tal nivel que los padres lo consienten e incentivan. FAMILIA Algunos padres han recibido una educación basada en violencia y están convencidos que ésta es la mejor forma de educar a los hijos. Los prejuicios como el machismo justifican para el agresor y la víctima la violencia ejercida.
  • 54. 54 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo XII: Terapia y Tratamiento de la Violencia Familiar El apoyo o tratamiento para una pareja que vive el maltrato o la violencia familiar está dividido en tres fases: PRIMERA FASE Lo primero es reconocer que se tiene un problema cada uno a nivel individual como de pareja. Recuerde que no puede ser ayudado quien no piensa que tiene un problema y quien no quiere ayuda. SEGUNDA FASE Podría estar dividida en dos: (1) Es necesaria una terapia o tratamiento, para ello, se requiere un trabajo sobre la autoestima la auto aceptación y el autoconocimiento así como de las necesidades personales tanto del agresor como de la víctima, donde cada uno aprenda a valorarse y quererse a sí mismo. Además de ello como un trabajo sobre el autocontrol y dominio de las emociones, una búsqueda de valores y apoyo emocional. (2) Un apoyo a nivel de las habilidades sociales, donde deberán aprender nuevamente a establecer relaciones sociales adecuadas. TERCERA FASE incluiría una terapia o tratamiento de pareja: Debería también hacerse un trabajo sobre la comunicación, buscando mejores, más productivas y adecuadas formas de comunicación tendientes al diálogo constructivo, al respeto y al buen ambiente familiar, así como las habilidades necesarias para establecer buenas relaciones con las personas, escuchar, tolerar y respetar las opiniones de los demás que pueden ser muy diferentes de las mías. La capacidad de ponerme en el lugar del otro, desde los zapatos del otro.
  • 55. 55 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju A nivel de pareja se hace necesario trabajar por la satisfacción personal, las expectativas y las necesidades afectivas tanto del agresor como de la víctima, puesto que satisfacción de las necesidades personales en ambos casos es inadecuada. Enseñar a dar y recibir afecto, puesto que es paradójico, que dos seres con tanta necesidad de amor, no se unan para ayudarse el uno al otro y apoyarse, teniendo una relación sana, sino perpetuando las necesidades insatisfechas. UNA TERAPIA DE FAMILIA Que atienda a todos los miembros, puesto que como se ha mencionado los niños son afectados por este tipo de relaciones, de forma que se pueda trabajar y subir su autoestima, que se aprendan a querer a sí mismos, para después poder tener relaciones de parejas saludables. Y darles modelos a los padres para que aprendan a educar a sus hijos hacia un alto autoconcepto. TERAPIA SISTÉMICO - FAMILIAR Una vez que la violencia se encuentra bajo control y se crea un sentimiento de seguridad suficiente, puede desarrollarse un trabajo más intensivo focalizado en las dinámicas familiares disfuncionales. Uno de los primeros pasos del tratamiento de la violencia familiar suele ser mejorar las habilidades de comunicación deficientes. Es importante el examen de los aspectos intergeneracionales que puede ayudar a la familia a ver sus patrones de interacción en un contexto más amplio. Puede aliviar los sentimientos de culpa y desprecio conforme los miembros de la familia asumen la responsabilidad de su conducta reconociendo que sus patrones de conducta pueden haberse formado en un contexto en el que apenas tenían control. Especialmente es útil es el uso de genograma. La terapia familiar estructural puede servir para identificar los subgrupos familiares importantes, coaliciones, triángulos dinámicos de poder y fronteras. Un objetivo importante de la terapia es aumentar las fuentes de apoyo de esas familias. En algunos sistemas familiares cerrados los miembros de la familia puede también estar aglutinados y pueden tener sentimientos ambivalentes sobre su dependencia de otros miembros de la familia. Esos miembros de la familia pueden utilizar conductas violentas como forma de crear distancia entre los miembros de la familia o como forma de liberar la ira reprimida que sienten por la dependencia insana que se vive en la familia. En estos casos, el objetivo sería desarrollar fuentes de apoyo fuera de la familia y una diferenciación sana entre los miembros de la misma. Las familias violentas
  • 56. 56 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju necesitan ayuda para crear fronteras apropiadas y para restablecer esas fronteras rápidamente después de que se han roto. Otro tema importante para las familias violentas es el grado de cualquier tipo de desequilibrio de poder. La violencia familiar puede concetualizarse como una forma en que un miembro de la familia ejerce control sobre otros miembros. en dichos sistemas familiares cualquier amenaza directa o indirecta al poder del miembro de la familia controlador se encuentra con intimidación y violencia. El miembro de la familia controlador debe comenzar a ver que su conducta intimidadora cumple justamente el objetivo opuesto, por ejemplo, si el miembro de la familiar controlador teme que su esposa le abandone, se le debe hacer comprender que intimidándola no obtendrá su amor ni confianza sino miedo y desconfianza. El miembro de la familia controlador debe llegar a comprender la diferencia entre el poder abierto y encubierto y demostrar un deseo de abandonar el poder abierto para obtener formas de poder más indirectos. El poder abierto hace referencia a la influencia obtenida mediante la intimidación y el miedo. El poder encubierto hace referencia al poder influencial obtenido mediante un comportamiento respetuoso y cariñoso. No es muy probable que el miembros de la familia controlador comprenda este mensaje fácilmente, puede pasar un tiempo considerable antes de que los miembros de la familia se encuentren lo suficientemente cómodos como para compartir abiertamente sus sentimientos sobre la conducta controladora y así confrontar al abusador con el efecto negativo que su conducta tiene en la relación familiar. Aunque en el trabajo con familias la alianza terapéutica siempre es un tema difícil, mantener las alianzas puede ser especialmente problemático cuando se trabaja con familias violentas. Los problemas de alianza se establecen inicialmente cuando el terapeuta se centra en detener la conducta violenta de la agresor y garantizar la seguridad de la víctima. El terapeuta debe transmitir que la conducta es inaceptable sin condenar al agresor como persona. A la vez que se reconoce que el agresor es responsable de la conducta violenta, el terapeuta debe ver la disfunción y discordia familiar como un problema sistémico, es decir, el terapeuta debería reconocer y validad la provocación descrita por el agresor y a la vez poner énfasis en que la provocación nunca justifica la conducta violenta. Ya que los agresores a menudo se sienten fuera de control, es importante que el terapeuta pueda ocuparse de ellos y de la violencia durante la terapia. El terapeuta necesita poner límites en cuanto a la violencia. cuando el agresor pone a pruebas esos límites, el terapeuta no debería mostrar miedo sino exponer las consecuencias de esa conducta. Por último los terapeutas deben preocuparse por su propia seguridad y también deben prestar atención a sus reacciones de contratrasferencia para no trasmitir a sus pacientes sentimientos de desesperanza o negatividad.
  • 57. 57 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju TERAPIA FAMILIAR/PSICOTERAPIA FAMILIAR Algunas soluciones para este maltrato físico, psicológico o sexual es la terapia familiar, que sirve para curar o sanar las enfermedades o los síntomas. Por otro lado, la psicoterapia familiar es la comunicación entre la persona y el psicoterapeuta para lograr cambios en sus actitudes y pensamientos.El objetivo de estas terapias es modificar los patrones de conducta negativos para beneficiar a los miembros de la familia a ser más unidos en cuanto al problema y ayudar a la persona, ya que la conducta involucra a toda la familia.Una de las técnicas de la terapia familia es el gemograma un esquema del tipo árbol que representa a la familia hasta en tres generaciones y que busca facilitar la evaluación de la misma. Algunas características de las terapias familiares son: (1) Las formas de vida familiar. (2) Comprender la relación de la dinámica familiar. (3) Identificar las dificultades de la familia al desarrollar sus tareas. (4) Describir la complejidad de la relación de la familia y ver sus problemas al afrontar los retos que se les presenten. (5) Relacionar los aspectos importantes en la terapia. (6) Identificar como les favorece según la salud mental en la familia. (7) Definir la terapia conyugal para los esposos cuyas dificultades está relacionadas con las relaciones personales. TÉCNICAS DE TERAPIA FAMILIAR Aclarar los hechos e historias de cada miembro de la familia. Que consiste en recapitular un resumen afectivo del mensaje a la familia que han tenido, preguntando: "" ¿Quieres decir qué...?"" Preguntas circulares. Preguntas estratégicas. Preguntas descriptivas. Preguntas reflexivas. La narración de cuentos metafóricos Primero la familia narra el cuento, luego cada miembro mencionará varias frases. Al final se analizará, pero se dejara para ver si tiene algún efecto en el futuro. Rituales curativos (si es necesario). Consiste en convivir juntos en alguna día festivo, ya sea la Navidad, cumpleaños, Día de Reyes, etcétera. Algunas tareas originales. Algunas tareas pueden ser: tareas de primera sesión, sorpresas agradables, autoevaluaciones, días pares y días impares Escultura familiar. Son las relaciones que se tienen en la familia. Es una metáfora espacial donde se intercambia información sin la necesitad de la comunicación lingüística. Según psicólogos estas técnicas y terapias dan muy buen resultado, dando progreso a familias con hijos o solo matrimonios. Finalmente, es muy difícil borrar los recuerdos que dejan los padres cuando maltratan a sus hijos, ya que esto puede causar depresiones severas, intentos de suicidio, abuso de fármacos e incluso este modelo se puede seguir repitiendo de generación en generación. Esto trae muy grandes consecuencias en la vida, porque la familia es donde contamos para protegernos y es ahí donde nos formamos.
  • 58. 58 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju CAPITULO XIII: Mitos sobre la Violencia Familiar A continuación analizaremos algunas de las ideas equivocadas que muchas personas tienen sobre la violencia familiar y que en América Latina están más extendidas de lo que parece. Al estar muy presentes en la mentalidad colectiva, estas concepciones también lo están en las autoridades y los funcionarios estatales. En algunos sectores se continúa pensando que la violencia familiar se debe a la desobediencia de la víctima, que constituye una especie de sanción por su rebeldía. Esta perspectiva revela una concepción tradicional de familia patriarcal en la cual los integrantes del núcleo familiar deben someterse a las decisiones impuestas por el "jefe" de familia. Hasta hace relativamente poco tiempo, esta concepción se reflejaba en la legislación de muchos países. Así, se señalaba que el esposo era quien fijaba el domicilio conyugal, encabezaba a la familia y tomaba las decisiones por los dos miembros de la pareja. Por ejemplo, el Código Civil peruano del año 1852 trataba las relaciones de pareja en el capítulo relativo a la patria potestad. El Código del año 1936, que estuvo vigente hasta 1984, señalaba que el cónyuge era el jefe del hogar y quien fijaba el domicilio. En el Ecuador, hasta la Constitución del año 1967, que estableció la igualdad de derechos de los cónyuges, las mujeres casadas no podían ni siquiera comparecer en un juicio si carecían de la autorización del esposo. Las leyes establecían el deber del marido de proteger a la mujer, mientras que ésta estaba obligada a obedecerlo. Dado que la autoridad estaba concentrada en el varón, la desobediencia de la mujer o de los hijos era considerada una justificación suficiente para aplicar la severidad y, de ser el caso, la violencia física. En este contexto, se creía que la mujer era la verdadera responsable de la agresión que sufría, dado que la violencia no estaba considerada un acto arbitrario sino una consecuencia del incumplimiento de las obligaciones por parte de ella. No era posible denunciar al cónyuge ni siquiera por violación, debido a que se pensaba que la mujer debía someterse a él en toda circunstancia. Inclusive, hasta hace menos de diez años en varios países estaba legalmente permitido el matrimonio de una mujer con su violador, puesto que se consideraba que el perjuicio de haber perdido la virginidad y mantenerse
  • 59. 59 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju soltera era una situación más grave que la convivencia permanente con el agresor. En ese contexto, la libertad y los derechos fundamentales de la mujer tenían un valor muy secundario. Aunque las leyes han cambiado, reflejan que la mentalidad que hemos descrito aún subsiste. Como rezago de ésta, algunas autoridades prefieren todavía considerar que la violencia intrafamiliar es un asunto personal o privado, en el que una persona ajena no debe intervenir. Sin embargo, la violencia familiar afecta derechos fundamentales como la integridad física, la dignidad y la vida, y por lo tanto es un problema de interés público. Una autoridad estatal o comunitaria no puede ser indiferente o encogerse de hombros frente a este problema, ya que se trata de un asunto de interés público. De lo contrario, termina volviéndose cómplice de la agresión, como también lo sería si se abstuviera de intervenir en una situación violenta en la que no hubiera un vínculo familiar entre las partes. Existen otras percepciones frecuentes que atribuyen la violencia familiar a situaciones como los celos, la incomprensión, la intromisión de otros parientes o los problemas económicos. Si bien todos estos hechos son motivos habituales de discusiones y conflictos familiares, no puede caerse en el determinismo de sostener que los celos o los otros conflictos mencionados son las causas directas de la violencia, eximiendo de toda responsabilidad al agresor. Los hechos de violencia se producen en un contexto especial y las mencionadas situaciones pueden ser el detonante, el contexto o el pretexto pero no son la causa. Es importante evitar un discurso que basándose en problemas externos justifique o disminuya la responsabilidad de individuos concretos en casos de violencia familiar. Entre los mitos sobre la violencia familiar existe también cierta justificación cultural pues la población menos occidentalizada considera que las mujeres y los niños no sufren por los maltratos dado que están acostumbrados a ellos. Inclusive se sostiene que las mujeres, especialmente las indígenas, disfrutan siendo golpeadas porque las agresiones del hombre demuestran el interés que éste siente por su pareja. Por ejemplo, la expresión "más me quieres porque más me pegas" atribuida a las mujeres andinas es una evidencia de cómo, en el sentir popular, se justifica la agresión física. La realidad es que muchas veces la mujer resiste porque no encuentra otra alternativa. En muchos casos, es su propio entorno familiar el que la presiona a aceptar esta situación. Esto no quiere decir que estas prácticas culturales deban ser respaldadas por el Estado. En un aparente esfuerzo por tolerar la diversidad cultural se ha llegado a señalar que determinadas formas de maltrato físico podrían ser aceptables si están extendidas en determinado grupo social, especialmente en la población indígena. En el fondo, la consecuencia de esta percepción es que
  • 60. 60 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju continúe la violencia y se exima a las mujeres indígenas de la tutela jurisdiccional. Pretender que la mujer busca ser golpeada es asumir que no tiene dignidad. De esta forma, con una argumentación "progresista" se mantiene la percepción de que las mujeres con determinadas características étnicas o culturales tienen menos derechos que las demás. Finalmente, se afirma que tanto hombres como mujeres pueden ser víctimas de la violencia familiar y se sostiene que atribuir características de debilidad a la mujer constituye un mito. De esta manera se relativiza la situación de vulnerabilidad en la que están muchas mujeres por el hecho de ser tales. En realidad, la abrumadora mayoría de agresiones domésticas se cometen contra mujeres. Por ello también es válida la denominación violencia contra la mujer que señala tanto la legislación de algunos países como los principales documentos internacionales. Muchas personas, especialmente las autoridades, emplean estas ideas para no asumir su responsabilidad. Tratan de creer que este tipo de agresiones no constituyen un conflicto muy grave, que se trata de un asunto privado o que, en todo caso, probablemente la responsabilidad es de la propia mujer. Todas estas ideas les permiten tranquilizar sus conciencias pero a costa de que no se tome en serio este problema y de que la violencia siga creciendo.
  • 61. 61 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju CAPITULO XIV: Violencia Familiar hacia los Hombres Tal parece que las mujeres no son las únicas que sufren y lloran a causa de la violencia de sus parejas, pues de un tiempo a esta parte, ese papel de ser “víctimas” también le empieza a pasar factura a los varones. En este informe, conozca cuántos varones son maltratados por sus parejas, que por miedo, muchos no denuncian y todavía están en el anonimato por tener ese estigma de que ellos; son los jefes de la familia. La inmensa variedad de literatura existente respecto a la violencia en la pareja, alude principalmente a la mujer, realidad que es constatable y cruda, pero también es cierto que cada día se acrecientan casos de hombres que son agredidos física y psicológicamente por la mujer. La mayoría de los incidentes de violencia intrafamiliar están registrados de los hombres hacia las mujeres, debido a que la mayoría de los hombres reaccionan permaneciendo en silencio. Este silencio es animado a menudo por factores tales como el miedo al ridículo, o a la reacción violenta de su mujer. Incluso, cuando un hombre ha probado que él es la víctima, parece que la línea de conducta que le queda es solamente salir del hogar. Esto implica separarse de sus hijos y experimentar a menudo la dificultad para mantener un contacto regular con ellos. LA LUCHA CON LOS MITOS Cuando la mujer es la violenta, la sociedad proporciona una lista de excusas, por ejemplo: Que tiene depresión, stress, desórdenes de la personalidad, le llegó la menopausia, es por el síndrome pre-menstrual y está en sus días, traumas de la niñez, la provocación, la autodefensa, etc.. Sin embargo, a los hombres también les afectan muchos de estos problemas. Cuando una mujer es violenta y abusiva con su cónyuge, no se asume necesariamente que ella es una mala madre. Si un hombre es violento hacia su mujer, se asume automáticamente que él es un mal padre. La ley presume que los niños siempre estarán mejor junto a su madre. Por lo tanto, las únicas opciones para los hombres es tolerar el abuso de la violencia o irse de casa. ¿CÓMO HACEN FRENTE LOS HOMBRES? Los hombres con cónyuges abusivas emplean varios métodos para procurar no difundir sus situaciones potencialmente violentas, como por ejemplo buscar un empleo lejos del hogar, ir donde los familiares o donde los amigos, pero sin decir a nadie la verdadera razón de por qué duerme apartado, o donde pueda encontrar protección.
  • 62. 62 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Él promete hacer lo que ella le exige, confirma la responsabilidad de toda clase de acusaciones falsas para cubrir las apariencias de su mujer violenta. Éstas son algunas de las táctica de supervivencia, pero no pararán los ataques. Sin embargo, la mayoría de los hombres harán el esfuerzo en la esperanza inútil de parar los abusos de violencia. ¿CÓMO REACCIONA LA SOCIEDAD? Los hombres víctimas de sus mujeres, no se atreven a decirle a ninguno de los miembros de su familia la situación por la que está pasando, y da las explicaciones más increíbles de sus lesiones, incluso cuando los atienden en los hospitales o el médico en la consulta privada. Temen la humillación. Y es que cuando un hombre señala los incidentes del abuso y la violencia, la gente responde con la discriminación, la incredulidad o la broma. Los comentarios son tales como, por ejemplo: "Usted debe haberle hecho algo muy malo a su esposa para merecer esto..." "¿Por qué no le demuestra quién manda y lleva los pantalones en casa?" La sociedad parece que quisiera que estos hombres se fueran de sus propios hogares porque no hay una solución simple a sus problemas de violencia. Aún no se concibe socialmente que la violencia en la pareja pueda ser ejercida por la mujer, fundamentalmente porque la violencia en la pareja les afecta mayoritariamente a ellas, pero cada día aumentan los casos de violencia hacia el hombre. La fuerte incidencia del factor patriarcal marca las diferentes posiciones de los hombres para abordar el tema del ya mencionado nuevo "machismo light", que evidencia un notorio paso en la evolución del rol masculino que acepta de cierta manera la participación de la mujer cada vez en la sociedad como tarea igualitaria. En este sentido se comparte la afirmación de la escritora Carmen Llera (Olave, D., Revista de Mujer a Mujer) "... ambos sexos están tambaleando, están cansados, y desgastados de relaciones afectivas inestables. Sólo juntos y unidos podremos hacer algo…" ¿POR QUÉ CALLAN LOS VARONES? En realidad los casos de violencia familiar que sufren los varones, no son denunciados en su totalidad, por un prejuicio que se crearon ellos mismos al creer que sería una vergüenza admitir frente a sus amigos que fueron objetos de maltrato físico y psicológico por parte de sus parejas. Para el sociólogo de la Universidad Nacional del Altiplano, Javier Calsín Velásquez, el incremento del número de varones maltratados se debe a que las mujeres aportan y manejan la economía del hogar, dado que hoy en día, las mujeres no solamente se dedican a las labores hogareñas; sino trabajan, dirigen negocios, empresas, son líderes y profesionales muchas de ellas a carta cabal.
  • 63. 63 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju ―Es un problema económico, es un problema de quién maneja el dinero. Cuando el varón antiguamente era el único que trabajaba, nunca se escuchaba de casos en que un varón denunciaba agresiones sufridas; ahora como las mujeres ya ocupan algún cargo se presenta este tipo de problemáticas‖. Los puneños mantienen una concepción plena sobre el patriarcado y que deben llevar las riendas del hogar en todos los aspectos, así como el dominio de sus parejas, por ello, ocultan las agresiones sufridas porque de hacerlas públicas, significaría romper los esquemas establecidos por la sociedad que estereotipa al varón como el jefe de la familia. CASOS DE MALTRATO CONTRA EL VARÓN ―Ella siempre me está insultando, me dice ―maricón‖ ―cobarde‖ y no sólo en mi casa, a veces en la reuniones familiares señorita‖, es el testimonio de un albañil de 37 años al que llamaremos ―Teodoro‖, quien desde algunos meses atrás sufre de agresiones psicológicas y físicas por parte de su pareja. Así como él, existe un sinfín de varones que no denuncian el caso. Por ejemplo, el Centro de Emergencia Mujer en Puno en el 2009 registró 885 casos de violencia familiar, de los cuales 816 corresponden a violencia contra la mujer y 69 son de violencia contra el varón. Si comparamos estas cifras con años anteriores, fue incrementándose, no solo en la región Puno, sino a nivel nacional. AMPARADOS POR LA LEY Tan solo con recorrer a las instituciones en busca de una entidad que proteja a los varones, aunque parezca irónica, no vamos a encontrar; porque el MINDES, Centro de Emergencia Mujer, Manuela Ramos, DEMUNA, a estos se suman Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) que fueron creadas para acudir a las mujeres maltratadas. Sin embargo, los varones que sufren algún tipo de maltrato, deben tener en cuenta que también están protegidos por la legislación peruana. Por decir, la Ley Nº 26260 en su Artículo Nº 2 indica textualmente: ―por violencia familiar se entiende al maltrato físico, psicológico e inclusive la amenaza entre; cónyuges, convivientes, ascendientes, descendientes, parientes consanguinidad y quienes habitan en el mismo hogar‖. Significa que las mujeres que maltratan a sus parejas, está sujetas a una sanción civil e incluso penal. De manera, que las normas no distinguen género alguno, al momento de sancionar agresiones físicas y psicológicas. Porque existe un principio de la igualdad de derechos humanos. CONSECUENCIAS Más allá de una simple pelea en el hogar por los progenitores, ello a la postre acarrea consecuencias fatales e irreparables. Pues el hijo que es parte de la gresca familiar, tiene la posibilidad de quedar con un trauma psicológico, que afectará en el desenvolvimiento educativo. Además, corre la suerte de que sea un ciudadano violento si no se controla en su debida oportunidad.
  • 64. 64 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju CAPITULO XV: Aspectos Jurídicos de la Violencia Familiar en el Perú A fines de 1993 se promulgó la Ley 26260 que establece la política de Estado y de la sociedad frente a la violencia familiar. Esta ley constituye un recurso complementario al Código de los Niños y Adolescentes porque reconoce como actos de violencia familiar los de maltrato físico y psicológico entre cónyuges, convivientes o personas que hayan procreado hijos en común, aunque no convivan, y de padres o tutores a menores de edad bajo su responsabilidad. Hasta ahora, la Ley 26260 ha sido difundida básicamente como una ley de protección a las mujeres frente a la violencia familiar. Sin embargo, sus alcances protegen a estos dos grupos humanos que mayoritariamente son afectados por estas manifestaciones de violencia: a las mujeres y a las niñas y niños. En este sentido, constituye un recurso que creemos puede ser utilizado y redimensionado para proteger a los niños y niñas frente al maltrato en la familia. Esta norma tiene como objetivo fundamental comprometer al Estado en la erradicación de la violencia familiar. Está destinada a prevenir y proteger a las personas que son víctimas de violencia en el ámbito de sus relaciones familiares. Su importancia radica en plantear medidas en diversos niveles, siendo la más urgentes de atención: 1. Las acciones educativo-preventivas: Tienen como objetivo fortalecer la formación escolar y extraescolar en la enseñanza de valores éticos y humanos, de relaciones humanas igualitarias para, precisamente, prevenir que se sigan reproduciendo las relaciones de jerarquía que ubican a unas personas en desventaja frente a otras, y que constituyen causa importante de la violencia en el interior de la familia. 2. Las acciones organizativas: La Ley 26260 se plantea entre sus objetivos promover la participación de la comunidad en la prevención y denuncia de maltratos producidos dentro de la familia. La idea es que la organización comunal pueda participar en el control y seguimiento de las medidas que los jueces adopten frente a casos de violencia familiar. 3. Instalación de servicios: Esta Ley ofrece la posibilidad de instalar servicios especializados. En ellos se ubican las delegaciones policiales para menores, las delegaciones para mujeres, e igualmente plantea reforzar las delegaciones policiales que existen con personal especializado para
  • 65. 65 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju atender problemas de violencia familiar. Del mismo modo, plantea la necesidad de crear hogares temporales de refugio para víctimas de violencia a nivel de los gobiernos locales. Un aspecto importante que ofrece esta Ley, y que antes no había sido considerado en ninguna otra norma, es que se puedan diseñar programas de tratamiento a los agresores para evitar, precisamente, que el maltrato continúe y se multiplique. 4. Acciones de capacitación: Dirigidas a los agentes de las instituciones que constituyen uno de los componentes del sistema jurídico: policías, jueces y fiscales. 5. Acciones legales: Esta Ley ofrece mecanismos de carácter sumarísimo. Esto significa celeridad, inmediatez, es decir, un contacto directo de la autoridad con la víctima. Es un procedimiento, en principio, que no debería ser obstaculizado por ningún tipo de formalismos. Lamentablemente, la legislación se enfrenta en este aspecto con el componente cultural señalado originalmente. Porque nuestros jueces, en general, no han estado acostumbrados a aplicarse este tipo de legislación.
  • 66. 66 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju CAPITULO XVI: Instituciones, Programas, ONG’s, Grupos de Apoyo MINISTERIO DE LA MUJER Y POBLACIONES VULNERABLES Jr. Camaná 616 - Lima Perú Telf. (511) 626 - 1600 En el marco de las políticas nacionales y sectoriales establecidas y de sus competencias compartidas, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables promueve y articula el ejercicio de las funciones afines y concurrentes de los tres niveles de gobierno para el logro de los resultados e impactos previstos. Para tal efecto, cumple las siguientes funciones compartidas con los gobiernos regionales y locales:  Promover y coordinar con los gobiernos regionales, gobiernos locales e instituciones públicas la formulación, implementación y evaluación de las políticas nacionales y sectoriales.  Dictar normas y lineamientos técnicos para el otorgamiento y reconocimiento de derechos, a través de autorizaciones, permisos, licencias y concesiones en lo que corresponda.  Promover, desarrollar y concertar el fortalecimiento de las capacidades regionales y locales para el adecuado cumplimiento de las funciones descentralizadas relativas al sector.  Orientar, aprobar, apoyar y supervisar actividades de información, comunicación, capacitación y asistencia técnica a nivel nacional para la adecuada implementación de las políticas nacionales y sectoriales.  Promover y apoyar la participación y concertación de la población en la ejecución y vigilancia de los programas y proyectos en el ámbito de su competencia.  Promover y coordinar con los gobiernos regionales y las municipalidades la producción de información estadística oficial desagregada por sexo, área geográfica, etnia, discapacidad y edad, entre otras variables, para hacer visible los problemas de desigualdad de género, generacional y discriminación.  Velar por el cumplimiento de los compromisos asumidos, tratados, programas y plataformas de acción en el ámbito internacional relativos al sector (igualdad de género, promoción y protección de poblaciones vulnerables, violencia hacia la mujer, niños, niñas y adolescentes, adopción de niños, niñas y adolescentes, personas adultas mayores, personas con discapacidad, migrantes internos, familia y población).  Promover y apoyar la formulación y desarrollo de programas y proyectos regionales y locales para la implementación de las políticas nacionales y sectoriales a su cargo.  Otras funciones que le correspondan de acuerdo a ley.
  • 67. 67 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju ONG: CENTRO DE LA MUJER PERUANA “FLORA TRISTAN” Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1 Tel. (51-1) 433 1457 El Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán es una institución feminista que fue creada en 1979 como una asociación civil sin fines de lucro. Tiene como misión ―combatir las causas estructurales que restringen la ciudadanía de las mujeres y/o afectan su ejercicio. En consecuencia se propone incidir en la ampliación de la ciudadanía de las mujeres y en las políticas y procesos de desarrollo para que respondan a criterios y resultados de equidad y justicia de género‖. El quehacer institucional se orienta a:  El fortalecimiento de la participación, acción y expresión política de las mujeres.  La formulación y negociación de políticas públicas e iniciativas de reforma legal.  La gestión y monitoreo de programas dirigidos a la obtención de logros estratégicos para las mujeres.  La capacitación a agentes claves para la implementación de acciones orientadas al empoderamiento de las mujeres, la equidad y la justicia de género.  La producción de conocimientos especializados que sustenten las propuestas y enriquezcan la visión política de las mujeres.  La información, educación y comunicación dirigida a la opinión pública.
  • 68. 68 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju CAPITULO XVII: Estadísticas sobre Violencia Familiar en el Perú SEGÚN INEI (2012):
  • 69. 69 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju
  • 70. 70 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju
  • 71. 71 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju MINISTERIO PUBLICO (200 – 2011):
  • 72. 72 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju
  • 73. 73 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju
  • 74. 74 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Conclusiones  Considerando todos los aspectos que fueron mencionados en la investigación nos encontramos alertados y profundamente indignados de cómo un aspecto que al inicio pueda parecer inofensivo se convierte en una bola de nieve gigante que lo único que ocasiona es un daño irreversible para las personas que flotan dentro de esta.  Es inaceptable que uno como persona se vea impotente ante este problema que acaba poco a poco y que es indomable e insometible a una vida digna en la cual la persona se deja arrastrar por este y se pierde.  Lo más intolerante es que siendo personas racionales no tengamos la capacidad de decidirnos y actuar hacia una mejora individual.  Hay que destacar que es importante denunciar cualquier maltrato físico así sea el más mínimo que parezca. Pues solo así podremos tener una idea más realista de la situación en nuestro país ya de por si precaria.  La esperanza se centra en los niños de este país, siendo la educación, implementando nuevamente la materia de civismo aunado a la educación recibida por sus padres en donde se centre la equidad de los géneros, y así empezar a generar el respeto que cada individuo se merece y pocas veces se ha respetado.  En el Perú existen muchos casos de violencia familiar registrados y se estima que el número real sea superior. El Estado Peruano promulgó la Ley 27306 contra este tipo de violencia para evitar su propagación; sin embargo los resultados no han sido favorables y la violencia familiar sigue en aumento.  Existen diversos organismos gubernamentales y no gubernamentales que trabajan para erradicar la violencia en nuestro país. Ejemplos de ellos son: El Ministerio de la Mujer, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio Público, Inabif, Centro de Apoyo a la Mujer Flora Tristán, entre muchos más.  Debemos erradicar la violencia en el mundo, empezando en el país. Empezar a educar a los niños desde el colegio es la clave para tener mejores padres y ciudadanos para el mañana. Los profesores deben observar a sus alumnos y prevenir cualquier tipo de conducta negativa en su comportamiento. Así, se podrá evitar daños psicológicos en los niños.
  • 75. 75 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju  Las personas adultas también son víctimas de la violencia familiar. Es nuestro deber de ciudadanos velar por la integridad de las demás personas como si fuera nuestra propia integridad. Debemos ser analíticos para saber cuando una persona está pasando por momentos críticos y tratar de darnos cuenta para apoyarlo(a) en lo que necesite.  Finalmente a todos nos toca aportar nuestro granito de arena, denunciando no solo lo que nos llegase a pasar como individuos ó en nuestro grupo familiar, si que, también al observar el abuso de otras personas, así con la denuncia ciudadana podemos ayudar a las personas que posiblemente no sepan de sus derechos.
  • 76. 76 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Recomendaciones  A los padres y madres de familia que asuman con responsabilidad y mayor protagonismo la funciones afectivas y educativas porque es importante que exista un afecto mutuo entre sus miembros para una buena comunicación y convivencia armónica.  Al gobierno de la República a que promueva la prevención y el combate de la violencia intrafamiliar a través de la difusión de valores hacia los núcleos familiares por los distintos medios de comunicación social.  A los padres, madres de familia o responsables de los jóvenes que busquen orientación psicológica, consejería en instituciones estatales, para que les ayuden a sobrellevar y buscarle solución al problema en que se encuentran.  A los padres de familia o responsables de los jóvenes a que fortalezcan los vínculos afectivos para que exista una mejor comunicación.
  • 77. 77 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Bibliografía (1) ESTUDIO DE LA LÍNEA DE BASE Y DISEÑO DEL SISTEMA DE MONITOREO Y EVALUACIÓN DEL PROGRAMA DE DISMINUCIÓN DE LA VIOLENCIA FAMILIAR EN HUANCAYO. Alarcon, Giovann; Mendizabal, Enrique. UNIVERVIDAD DEL PACIFICO. Centro de Investigación. Abril del 2002 (2) http://definicion.de/maltrato/ (3) http://es.wikipedia.org/wiki/Violencia (4) http://es.wikipedia.org/wiki/Familia (5) http://www.centrosenderos.com.ar/Violencia%20Familiar.ht ml (6) http://www.eumed.net/rev/cccss/20/ashm.html (7) VIOLENCIA FAMILIAR. Maria Isabel Sokolich Alva. Editorial La Jus. (8) http://www.monografias.com/trabajos38/violencia -familiar- educacion/violencia-familiar-educacion.shtml (9) http://hablemossobreviolenciafamiliar.blogspot.es/i2012 -03/ (10) VIOLENCIA Y CONCILIACION EN LA AGENDA FAMILIAR Y ESCOLAR. Julio Cesar Carozzo C. Impresión LAYMAR. 2001 (11) http://www.ub.edu/geav/contenidos/vinculos/publicaciones/ public1_6/publicac_pdf/6_5_Redondo%20Illescas,%20S.%20y% 20Andr%C3%A9s%20Pueyo,%20A.,.PDF (12) http://www.avntfevntf.com/imagenes/biblioteca/P%C3%A9r ez%20Poza,%20Alfonso%203%C2%BA%20ZA%2003 -04.pdf (13) http://www.anaferra.com/Mensajes/Eventos/Hombre/Violencia _intrafamiliar_hacia_el_hombre.htm (14) http://www.avntf- evntf.com/imagenes/biblioteca/P%C3%A9rez%20Poza,%20Alfon so%203%C2%BA%20ZA%2003-04.pdf (15) http://proyectos.inei.gob.pe/endes/2012/ (16) http://www.mpfn.gob.pe/descargas/observatorio/estadistica s_/20120321155935133236357542046912.pdf
  • 78. 78 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju
  • 79. 79 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Preludio Al abordar el maltrato infantil nos vemos enfrentados a una serie de problemas. Por un lado, existe un desconocimiento de la verdadera magnitud del fenómeno debido a que no se cuenta con datos y que el tema, en muchos casos se remite a los espacios más íntimos de la convivencia familiar. Por otro, las tradiciones culturales e históricas repercuten en la forma con que cada sociedad afronta el problema. Por último, existen diversas opiniones en cuanto a su definición y clasificación, así como también a las consecuencias que el maltrato infantil pueda tener y su consecuente manejo terapéutico. Estas son consideraciones que deben tenerse en cuenta para poder realizar un análisis integral sobre dicha problemática. El artículo 19 de la Convención sobre los Derechos del Niño establece que los países ―tomarán todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas adecuadas para proteger al niño de toda forma de violencia física o mental, de traumatismos o de maltratos, de descuidos o tratamiento negligente, de maltrato o de explotación, en especial del abuso sexual, mientras se encuentre al cuidado de sus padres, del guardián legal o de cualquier otra persona que esté al cuidado del niño‖. A pesar de esto, el maltrato infantil es un problema escondido en muchos países, tanto desarrollados como en desarrollo. ―En la región de América Latina y el Caribe, no menos de 6 millones de niñas, niños y adolescentes son objeto de agresiones severas y 80 mil mueren cada año por la violencia que se desata al interior del núcleo familiar‖. Cualquier niño sin discriminación de edad, sexo o condición socioeconómica puede ser víctima de maltrato infantil en cualquiera de sus formas.
  • 80. 80 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo I: Conceptos de Maltrato Infantil La definición se ha modificado y enriquecido con las aportaciones de los investigadores que se han abocado al tema, a partir de la primera emitida por Kempe en 1962, quien originalmente define el maltrato infantil como ―el uso de la fuerza física no accidental, dirigida a herir o lesionar a un niño, por parte de sus padres o parientes‖. Posteriormente se incluyen la negligencia y los aspectos psicológicos como partes del maltrato infantil. Para Wolfe es ―la presencia de una lesión no accidental, resultado de actos de perpetración (agresión física) o de omisión (falta de atención por parte de quienes están a cargo del niño y que requiere de atención médica o intervención legal)‖. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) propone la siguiente definición: ―Todo acto u omisión encaminado a hacer daño aun sin esta intención pero que perjudique el desarrollo normal del menor‖. El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) define a los niños maltratados como: ―Los menores de edad que enfrentan y sufren ocasional o habitualmente, violencia física, emocional o ambas, ejecutadas por actos de acción u omisión, pero siempre en forma intencional, no accidental, por padres, tutores, custodios o personas responsables de ellos‖. Kieran y O’Hagan hacen una diferenciación entre maltrato emocional y psicológico; en relación con el primero indican: ―Es la respuesta emocional inapropiada, repetitiva y sostenida a la expresión de emoción del niño y su conducta acompañante, siendo causa de dolor emocional (p.e., miedo, humillación, ansiedad, desesperación, etc.) lo cual inhibe la espontaneidad de sentimientos positivos y adecuados, ocasionando deterioro de la habilidad para percibir, comprender, regular, modular, experimentar y expresar apropiadamente las emociones produciendo efectos adversos graves en su desarrollo y vida social‖. El maltrato psicológico en cambio es ―la conducta sostenida, repetitiva, persistente e inapropiada (violencia doméstica, insultos, actitud impredecible, mentiras, decepciones, explotación, maltrato sexual, negligencia y otras) que daña o reduce sustancialmente tanto el potencial creativo como el desarrollo de facultades y procesos mentales del niño (inteligencia, memoria, reconocimiento, percepción, atención, imaginación y moral) que lo imposibilita a entender y manejar su medio ambiente, lo confunde y/o atemoriza haciéndolo más vulnerable e inseguro afectando adversamente su educación, bienestar general y vida social‖.
  • 81. 81 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju DEFINICIÓN DE MALTRATO INFANTIL Un niño, según la Ley considerado como tal en este sentido a todo menor de 18 años, es maltratado o abusado cuando su salud física o mental o su seguridad están en peligro, ya sea por acciones u omisiones llevadas a cabo por la madre o el padre u otras personas responsables de sus cuidados, produciéndose el maltrato por acción, omisión o negligencia. El maltrato a los niños es un grave problema social, con raíces culturales y psicológicas, que pueden producirse en familias de cualquier nivel económico y educativo. El maltrato viola derechos fundamentales de los niños o niñas y por lo tanto, debe ser detenido, cuanto antes mejor. El origen de la crueldad hacia los niños es en su sentido más amplio puede ser dividido en cuatro categorías: 1° Crueldad inspirada en conceptos exagerados de disciplina y en base a sus funciones que se resultan ser sujetos profundamente inadecuados e irresponsables: alcohólicos, drogadictos, criminales o delincuentes, débiles mentales etc. 2° Actos de violencia o negligencia cometidos por padres o adultos ejerciendo rígidas interpretaciones de la autoridad y de normas y reglas de conducta. 3° Crueldad patológica cuyos oscuros orígenes mentales o psicólogos son muy difíciles de identificar y todavía más de tratar. 4° La crueldad más intangible de todas, la crueldad oficial o la organizada, aquella que se comete por ignorancia, por insensibilidad o por omisión en la forma de falta de legislación o de cumplimiento de la misma que proteja adecuadamente al menor.
  • 82. 82 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo II: Antecedentes Históricos del Maltrato Infantil Históricamente el maltrato y abuso infantil han existido siempre en la humanidad como una práctica común, justificada por la creencia de que los castigos físicos severos eran necesarios para mantener la disciplina o inculcar conceptos educativos "la letra con sangre entra". De esta manera los malos tratos son vistos como una necesidad de las padres de hacer sentir su autoridad ante los hijos, que son considerados como de su propiedad, razón por la que se sienten en pleno derecho de educarlos como ellos estimen conveniente. En la historia encontramos mitos, leyendas y descripciones literarias referentes a la actitud de exterminio y maltrato hacia los menores. En la mitología se relata que Saturno devora a su progenie y que Medea mata a sus dos hijos para vengarse de Jasón. En la Biblia se relata el caso de Abraham, quien estuvo a punto de sacrificar a su hijo Isaac, así como la matanza de los inocentes ordenada por Herodes. En la historia, 400 años a.C., Aristóteles decía: ―Un hijo o un esclavo son propiedad, y nada de lo que se hace con la propiedad es injusto‖. En el siglo IV d.C., en la antigua Grecia, las niñas eran sacrificadas, en tanto que en Jericó los niños eran empotrados en los cimientos de las murallas, muros de los edificios y puentes, para supuestamente fortalecerlos. El Códice Mendocino describe diversos tipos de castigos que se imponían a los menores como pincharlos con púas de maguey, hacerlos aspirar humo de chile quemado, dejarlos sin comer, quemarles el pelo, largas jornadas de trabajo, etcétera. Asimismo, un rey de Suecia llamado Aun sacrificó a nueve de sus 10 hijos con el afán de prolongar su vida. El infanticidio también fue una forma de eliminar a los niños con defectos físicos; durante el nazismo se ordenaba matarlos con el fin de alcanzar la supuesta pureza de la raza, y en algunos países como China, se usaba para controlar la natalidad. Margaret Lynch describe casos de maltrato mencionados por el médico griego Soranus en el siglo II, en tanto que otros fueron identificados en los siglos XVII, XVIII y XIX; por ejemplo, el de la pequeña Mary Ellen (1874), quien era cruelmente golpeada y encadenada por sus padres adoptivos. Ante esta situación sus vecinos decidieron llevarla a los tribunales, pero tuvo que ser
  • 83. 83 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju representada por la Sociedad Protectora de Animales al no existir instancia legal alguna que la defendiera. A raíz de este suceso surge en Nueva York la primera Sociedad para la Prevención de la Crueldad en los Niños, y posteriormente se crearon sociedades semejantes en varios países; no obstante, el síndrome del niño golpeado fue descrito por primera vez en 1868 por Ambrosie Tardieu, catedrático de medicina legal en París, luego de realizar las autopsias de 32 niños golpeados y quemados. Posteriormente, en 1946 Caffey describió la presencia de hematomas subdurales asociados con alteraciones radiológicas de los huesos largos en los pequeños. Henry Kempe y Silverman, en 1962, crearon la expresión síndrome del niño golpeado, con base en las características clínicas presentadas por los casos que ingresaban al servicio de pediatría del Hospital General de Denver, en Colorado. A partir de este momento se inicio el estudio sistematizado del maltrato infantil, lo cual permitió junto con el cambio de la concepción de la niñez, una mirada diferente por parte de los profesionales sobre la población infantil y que se aprobaran medidas a nivel legislativo y social destinadas a la prevención y tratamiento de esta problemática. En 1.979, H. Kempe amplió la definición de niño maltratado a ―cualquier comportamiento, actitud, acción, que duela o afecte el sano desarrollo físico, sexual o emocional del menor‖. Este concepto fue ampliado por Fontana al indicar que estos niños podían ser agredidos no sólo en forma física sino también emocionalmente o por negligencia, de modo que sustituyó el término golpeado por el de maltratado; desde entonces se ha publicado una serie de artículos sobre el concepto, que trata de abarcar las diferentes modalidades que existen en cuanto a la acción de lesionar a un niño.
  • 84. 84 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo III: Causas del Maltrato Infantil Las fuentes revisadas concuerdan en que el maltrato infantil es un problema multifactorial, es decir multicausal y multidisciplinario y de todos ellos, los que aborda el tema exhaustivamente y de manera más acertada son el II Congreso sobre Maltrato Infantil (1998) y Cantón y Cortés (1997) quienes determinan lo siguiente. Entre las causas principales que generan el maltrato a menores, se pueden mencionar las siguientes: 1. PERSONALIDAD O MODELO PSIQUIÁTRICO/PSICOLÓGICO (CANTÓN Y CORTÉS, 1997) Postulaba una relación entre el abuso/abandono infantil y la presencia de enfermedades mentales o de algún síndrome o desorden psicológico específico, en la actualidad varios autores admiten que solo entre un 10 y un 15% de los de los padres abusivos ha sido diagnosticado con un síntoma psiquiátrico específico. Estudios que se han hecho, indican que los padres abusivos tienen dificultades para controlar sus impulsos, presentan una baja autoestima, escasa capacidad de empatía, así mismo, se ha encontrado que el abuso infantil se relaciona con la depresión y con la ansiedad de los padres, entre otras características y rasgos de personalidad como el alcoholismo y la drogadicción. 2. ECONÓMICAS Esto es a partir de la crisis que prevalece en nuestra entidad federativa y el desempleo que trae consigo que los padres que se encuentran en esta situación desquiten sus frustraciones con los hijos y los maltraten ya sea física o psicológicamente, el maltrato infantil se presenta en mayor medida en los estratos de menores ingresos, aunque se ha encontrado en diversas investigaciones que esta conducta no es propia de determinada clase social y se suele dar en todos los grupos socioeconómicos, estas características se encuentran dentro del modelo sociológico mencionado por Cantón y Cortés (1997). 3. CULTURALES En este rubro se incluye a las familias donde los responsables de ejercer la custodia o tutela de los menores no cuenta con orientación y educación acerca de la responsabilidad y la importancia de la paternidad y consideran que los hijos son objetos de su propiedad. A estos tutores les falta criterio para educar a sus hijos. La sociedad ha desarrollado una cultura del castigo, en la cual al padre se le considera la máxima autoridad en la familia, con la facultad de normar y sancionar al resto de los miembros, en esta concepción, el castigo se impone como una medida de corrección a quien transgrede las reglas, además no se prevén otros medios de
  • 85. 85 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju disciplina y educación de los hijos, además de que la información existente acerca de este problema social no se hace llegar a los padres de familia ni se promueven los programas de ayuda para éstos y así, estos a su vez son ignorantes pues carecen de información, orientación y educación al respecto (modelo sociológico). 4. SOCIALES Cuando entre los padres se produce una inadecuada comunicación entre ellos y sus hijos, se da pie a la desintegración familiar (modelo psiquiátrico/psicológico). En la mayoría de los casos, esta causa va paralela al nivel socioeconómico de los padres y el ambiente que rodea a la familia. Así mismo, es inducida por la frustración o la desesperación ante el desempleo, los bajos ingresos familiares y la responsabilidad de la crianza de los hijos. El estrés producido por estas situaciones adversas provoca otras crisis de igual o mayor magnitud (modelo sociológico). Por otro lado, los conflictos que son ocasionados por el nacimiento de los hijos no deseados o cuando la madre se dedica a la prostitución y deja en la orfandad a sus hijos. En consecuencia el maltrato que se genera en estos casos provoca un daño irreversible por la carencia de afecto durante esta etapa de la vida del individuo(modelo psiquiátrico/psicológico). 5. EMOCIONALES La incapacidad de los padres para enfrentar los problemas, su inmadurez emocional, su baja autoestima, su falta de expectativas y su inseguridad extrema motivan que desquiten su frustración en los hijos y no les proporcionen los requerimientos básicos para su formación y pleno desarrollo. Los estilos negativos de interacción que generan la violencia doméstica; se ha comprobado que en los lugares donde existe agresión y violencia entre el padre y la madre suele haber también maltrato infantil y esto produce a su vez incapacidad de socialización en los padres con el medio en que se desenvuelven. No hay que olvidar que a través de la familia se transmiten las reglas y costumbres establecidas por la sociedad (modelo psiquiátrico/psicológico). 6. LA HISTORIA DEL MALTRATO DE LOS PADRES De acuerdo con múltiples estudios, es muy alto el promedio de padres agresores que sufrieron maltrato en su infancia. Además, en la mayoría de estos casos, los progenitores no reciben instrucción alguna acerca de la forma de tratar a sus hijos y aunque la recibieran, sin una intervención psicológica adecuada caerían de nuevo en la misma forma de tratar a sus hijos; a esto se le llama transmisión intergeneracional, malas experiencias en la niñez, etc. (modelo psiquiátrico/psicológico). 7. BIOLÓGICAS Se trata del daño causado a los menores que tienen limitaciones físicas, trastornos neurológicos o malformaciones. Por sus mismas limitaciones, estos niños son rechazados por la sociedad y por consiguiente sus padres o tutores los relegan o aceptan con lástima. En estas circunstancias, el daño que se ocasiona a los menores con discapacidad es mayor, pues agrede a un ser indefenso que no puede responder en forma alguna (modelo centrado en el niño, Cortés y Cantón, 1997).
  • 86. 86 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo IV: Consecuencias del Maltrato Infantil El maltrato infantil trae serias consecuencias tanto en el individuo como en la como en la sociedad en general, pero desgraciadamente existen muy pocas investigaciones acerca de este tema y no obstante, poco o nada se hace en términos de promoción de la salud mental y de la detección y la prevención, tratamiento y rehabilitación de los trastornos emocionales. Únicamente se atienden las necesidades físicas de los menores, así mismo, al agresor tampoco se les da un tratamiento y en este caso sería indispensable llevarlo a cabo a manera de prevención y de tratamiento más sin embargo las autoridades de salud públicas pasan de largo sin reconocerlos como individuos bio-psico-sociales. Por tanto, la reintegración y adaptación de estas personas nuevamente a la sociedad la llevan a cabo solos y, la forma en la que lo hacen no siempre es la más adecuada. Por consecuencias entendemos toda serie de alteraciones en el funcionamiento individual, familiar y social de las víctimas de maltrato, siendo los aspectos más conocidos la reproducción del mismo y las alteraciones en el rendimiento académico, en el ajuste psíquico individual y en el tipo de relaciones en las que el sujeto participa (Friederich y Wheeler, 1982; Lamphear, 1986 citado en Pino y Herruzo, 2000). Los malos tratos que se llevan a cabo sobre los niños pueden provocar daño o consecuencias negativas a dos niveles: somático y psicológico (Martínez, Roig y De Paúl, 1993; Querol, 1991 cit. en Pino y Herruzo, 2000). I. CONSECUENCIAS SOMÁTICAS. 1.1 Abandono físico: retraso pondoestatural, cronificación de problemas por falta de tratamiento físico, vitaminopatías, eritemas de pañal, aplanamiento del occipucio, aparición de ciertas enfermedades prevenibles mediante vacunación y producción de quemaduras y otras lesiones por accidentes familiares debidas a una falta de supervisión. 1.2 Maltrato físico: lesiones cutáneas, quemaduras, lesiones bucales (que pueden afectar a la posición de los dientes), lesiones óseas (que pueden afectar el crecimiento y la movilidad articular), lesiones internas (traumatismos craneales y oculares) entre las que destacan aquellas que producen edemas cerebrales puesto que pueden tener secuelas neurológicas.
  • 87. 87 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju En cuanto a las anteriores consecuencias, sin restar importancia, no nos compete abordarlas ampliamente, pues la mayoría de este tipo de casos caen en manos del médico, entonces en este caso, interesa abordar las consecuencias psicológicas. II. CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS Según Pino y Herruzo (2000), al hablar de consecuencias psicológicas se refieren a la variedad de comportamientos que pueden aparecer, sean alterados o como ellos los llaman "excesos conductuales" y también los retrasos o "déficits" en ciertos repertorios que se esperarían en los niños en función de sus edades respectivas. Estas consecuencias pueden manifestarse a corto, a mediano y largo plazo, es decir, en la infancia, adolescencia y edad adulta. Las consecuencias que estos autores plantean serían las siguientes: 2.1 CONSECUENCIAS DURANTE LA INFANCIA A) A corto plazo: Incluye los efectos que estos pueden tener sobre el desarrollo físico del niño en el periodo comprendido entre los cero y los ocho años de edad, esto debido a que, según el autor este es el periodo en donde los cambios más rápidos y drásticos se producen en el periodo de cero a seis/ocho años. La principal y secuela que los malos tratos producen en el desarrollo de los niños es precisamente su retraso que se nota alrededor de la edad de un año, y ya es muy claro a los veinticuatro meses. Las áreas comportamentales que se encuentran más afectadas en este periodo son las siguientes:  Área cognitiva: presentan un menor desarrollo cognitivo, se muestran más impulsivos, menos creativos, más distraíbles y su persistencia en las tareas de enseñanza aprendizaje es menor. Son menos habilidosos resolviendo problemas y cuando llegan a la edad escolar muestran peores resultados en las pruebas de CI y tienen malas ejecuciones académicas. Los niños maltratados funcionan cognitivamente por debajo del nivel esperado para su edad, ya que sus puntuaciones en escalas de desarrollo y tests de inteligencia son menores que en los niños no maltratados, sus habilidades de resolución de problemas son menores y hay déficit de atención que comprometen el rendimiento en las tareas académicas.  Área social: Pino y Herruzo (2000) mencionan que estos niños, a los 18 y 24 meses sufren un apego ansioso y presentan más rabia, frustración y conductas agresivas ante las dificultades
  • 88. 88 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju que los niños no maltratados. Entre los 3 y 6 años tienen mayores problemas expresando y reconociendo afectos que los controles. También expresan más emociones negativas y no saben animarse unos a otros a vencer las dificultades que se presentan en una tarea. Por último, presentan patrones distorsionados de interacción tanto con sus cuidadores como con sus compañeros. Según Gaensbauer et al. (1979; 1980) citados por Pino y Herruzo (2000) identificaron seis patrones distorsionados de comunicación afectiva entre los niños maltratados y sus cuidadores: eran retraídos o distantes afectivamente, mostraban falta de placer o bienestar, eran inconsistentes en la interacción, presentaban ambigüedad, frivolidad y una comunicación afectiva negativa. Estos niños se acercan menos a los cuidadores, evitan más a los adultos y a los compañeros y son más agresivos con los adultos. También otros autores como Hoffman-Plotkin y Twentyman (1984) citados por pino y Herruzo (2000), descubrieron que los niños maltratados físicamente eran más agresivos que los controles y que los que padecían abandono interaccionaban menos de lo normal estos mismos autores, pero en el año de 1988 indican que los niños maltratados han mostrado falta de empatía. Son niños que entre 1-3 años de edad no mostraban interés por escapar a las situaciones molestas de la guardería y cuando lo hacían eran violentos, reaccionaban con ataques físicos, cólera o miedo (Main y Georges, 1985) citados por Pino y Herruzo (2000), también se ha visto que los niños maltratados son menos recíprocos en las interacciones con sus iguales y Elmer y Martin (1987) citados Pino y Herruzo (2000) mencionan que estas dificultades en habilidades de empatía perduran hasta la edad adulta.  Área del lenguaje: Pino y Herruzo (2000) ha revisado varios estudios al respecto y ha encontrado lo siguiente. Beeghly, Carlon y Cicchetti (1986) descubrieron que los niños que padecen de maltrato físico, a los 30 meses, no se diferencian de los niños control en cuanto a lenguaje comprensivo pero si en el productivo, en lo que se refiere a sensaciones, sentimientos y necesidades y los niños que padecen abandono y maltrato físico presentan un déficit en la expresión de este tipo de verbalizaciones referentes a estados internos. Coster, Gersten, Beeghl y Cicchetti (1989) estudiaron la interacción verbal madre e hijo en niños de 31 meses. Observaron que los niños maltratados físicamente utilizan un lenguaje menos complejo sintácticamente, tienen menos vocabulario expresivo y conocen menos palabras que los normales. Burguess y Conger (1978), observaron que las madres de los niños que padecen abandono y maltrato físico hablan menos con sus hijos que las controles, en los casos de abandono físico las madres dan
  • 89. 89 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju menos recompensas verbales y aprobación a sus hijos, y se muestran más propensas a criticarlos. En los casos de maltrato físico se ha visto que utilizan menos instrucciones verbales para ayudar a sus hijos a superar las dificultades normales de su ambiente. Inician menos interacciones de juego e ignoran más a sus hijos. Estas dificultades de lenguaje no desaparecen a lo largo del tiempo, sino que perduran hasta la edad escolar. Los niños maltratados, tal como lo señala Blager y Mártin (1976), los niños maltratados presentan dificultades de comunicación y de habilidades de expresión.  Área de autonomía funcional. Pino y Herruzo (2000) señalan que por un lado, puede haber conductas de cuidado personal (aseo, vestido, nutrición, etc.) que en condiciones normales deben ser aprendidas en el seno familiar y, por otro lado, están las habilidades de la vida en comunidad, es decir, la capacidad que el sujeto tiene de funcionar de forma independiente a sus progenitores o cuidadores y señalan que los resultados de Egeland et al. (1981, 1983) muestran que los niños que padecían diferentes formas de maltrato presentaban un apego ansioso, en especial los que sufrían abandono emocional. Estos niños tendían a ser menos obedientes a sus padres y educadores que los controles y presentaban menor repertorio de autocontrol. El grupo de abandono físico resultó especialmente dependiente del educador para aquellas tareas propias de la nutrición que se llevan a cabo en el colegio. Sin embargo en cuanto a los comportamientos de funcionamiento independiente con respecto a los padres en su medio, estos niños llegan a estar al nivel o por encima de los controles (Pino, 1995). Esto podría ser consecuencia directa del número de horas que estos pasan solos, muchas veces en la calle, desde edades muy tempranas.  Área Motora. Pino y Herruzo (2000) ha encontrado diversas investigaciones al respecto y varias de ellas son las siguientes. Esta es el área que se encuentra menos afectada (Pino, 1995). En el estudio de Egeland et al. (1981, 1983) los niños maltratados se mostraron menos hábiles que los controles, en el uso de herramientas a los 24 meses de edad. En Pino y Herruzo (1993) los niños que padecían abandono físico se mostraban más tardíos en adquirir la locomoción y se apreciaban también déficits en motricidad fina.  Problemas de Conducta. Se refiere a los problemas de comportamiento en general (conductas agresivas, hiperactivas y disruptivas). Como ya se ha mencionado, los problemas de conducta agresiva se presentan principalmente en los niños maltratados físicamente. Kazdin, Moser, Colbus y Bell (1985) y
  • 90. 90 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Allen y Tarnowski (1989) citados en Pino y Herruzo (2000) hallaron en estos niños más síntomas depresivos (mayor externalidad en la atribución de control, más baja autoestima y desesperanza en cuanto al futuro). Pino y Herruzo (1993) observaron una inusual aparición de comportamientos sexuales precoces (frotis, masturbaciones con una alta frecuencia, en presencia de otros niños) en niños que padecían abandono (Pino y Herruzo, 2000). 2.2 CONSECUENCIAS DURANTE LA EDAD ESCOLAR Y LA ADOLESCENCIA Pino y Herruzo (2000) han revisado varias investigaciones y deducen lo siguiente de cada uno de los siquientes autores. Cichetti y Olsten (1990) afirman que el maltrato infantil tiene una serie de efectos en todas las áreas del desarrollo del niño, lo que le coloca en una situación de alto riesgo para desarrollar problemas de conducta y posteriores psicopatologías. Son diversas las alteraciones conductuales que se engloban bajo la etiqueta general de conducta antisocial las más relacionadas con el fenómeno de los malos tratos. Azar, Barnes y Twentiman (1982) han encontrado altos niveles de conducta violenta y delitos con uso de violencia entre delincuentes y jóvenes con alteraciones psiquiátricas que habían padecido malos tratos. Engfer y Schnewind (1982) mencionan que el maltrato físico está relacionado con la aparición de ansiedad e indefensión y estas reacciones se deben principalmente a las situaciones de rechazo (maltrato emocional/abandono emocional), estos niños presentan un comportamiento agresivo tal vez debido al mismo maltrato, lo cual crea un círculo vicioso en la relación padres-hijo. Mc Cord (1983) en un estudio retrospectivo encontró que el 20% de los niños que habían padecido abandono o maltrato físico, cuando llegaron a adolescentes cometieron delitos graves y una vez que estos cometen delitos ésta conducta suele cronificarse hasta la edad adulta. También se ha estudiado el Coeficiente Intelectual y su relación con los malos tratos y los niños con abandono aparecen con un coeficiente intelectual inferior al normal y las niñas tienen coeficiente intelectual infranormal ya sea que sufran maltrato físico o abandono. Otra consecuencia de los malos tratos es que los niños acaban adoptando una visión distorsionada de la realidad, los adolescentes maltratados tienen una idea distorsionada de la relación padre-hijo y ven a su padre como perfecto al lado del hijo despreciable, también suelen tener expectativas poco realistas sobre la conducta de otros niños y piensan que los niños deben saber hacer cosas que son poco adecuadas para la edad de estos.
  • 91. 91 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo V: Tipos de Maltrato Infantil El abuso infantil es un patrón de maltrato o comportamiento abusivo que se dirige hacia el niño y que afecta los aspectos físico, emocional y/o sexual, así como una actitud negligente hacia el menor, a partir de la cual se ocasiona amenaza o daño real que afecta su bienestar y salud. El maltrato infantil se puede clasificar en maltrato por acción y maltrato por omisión. A la vez que el maltrato por acción se divide en: Maltrato físico, abuso fetal, maltrato psicológico o emocional, abuso sexual. El maltrato por omisión es el abandono o negligencia, el cual se subdivide: Abandono físico y negligencia o abandono educacional. Según la Alianza Save the Children hay cuatro tipos de maltrato: I. MALTRATO FÍSICO Se define como maltrato físico a cualquier lesión física infringida al niño o niña (hematomas, quemaduras, fracturas, lesiones oculares, lesiones cutáneas) mediante pinchazos, mordeduras, golpes, estirones de pelo, torceduras, puntapiés u otros medios con los que se lastime al niño. Aunque el padre o adulto a cargo puede no tener la intención de lastimar al niño, también se interpreta como maltrato a la aparición de cualquier lesión física arriba señalada que se produzca por el empleo de algún tipo de castigo inapropiado para la edad del niño. A diferencia del maltrato físico el castigo físico se define como el empleo de la fuerza física con intención de causar dolor, sin lesionar, con el propósito de corregir o controlar una conducta. No siempre es sencillo saber cuándo termina el "disciplinamiento" y comienza el abuso. En contraposición del maltrato físico, el castigo corporal es una práctica muy difundida y socialmente aceptada. II. ABUSO FETAL Ocurre cuando la futura madre ingiere, deliberadamente, alcohol u otras drogas, estando el feto en su vientre. Producto de esto, el niño (a) nace con problemas, malformaciones, retraso severo. III. MALTRATO EMOCIONAL O PSICOLÓGICO Es una de las formas más sutiles pero también más existentes de maltrato infantil. Son niños o niñas habitualmente ridiculizados, insultados regañadas o
  • 92. 92 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju menospreciadas. Se les somete a presenciar actos de violencia física o verbal hacia otros miembros de la familia. Se les permite o tolera uso de drogas o el abuso de alcohol. Si bien la ley no define el maltrato psíquico, se entiende como tal acción que produce un daño mental o emocional en el niño, causándole perturbaciones suficientes para afectar la dignidad, alterar su bienestar e incluso perjudicar su salud. Actos de privación de la libertad como encerrar a su hijo o atarlo a una cama, no solo pueden generar daño físico, sino seguro afecciones psicológicas severas. Lo mismo ocurre cuando se amenaza o intimida permanente al niño, alterando su salud psíquica. IV. ABUSO SEXUAL Puede definirse como tal a los contactos o acciones recíprocas entre un niño o una niña y un adulto, en los que el niño o niña está siendo usado para la gratificación sexual del adulto y frente a las cuales no puede dar un consentimiento informado. Puede incluir desde la exposición de los genitales por parte del adulto hasta la violación del niño o niña. Las formas comunes del abuso sexual son el incesto, violación, el estupro, el rapto, rufianismo, actos libidinosos, etcétera. Una forma común de abuso sexual es el incesto, definido este como el acto sexual entre familiares de sangre, padre-hija, madre-hijo, entre hermanos. V. ABANDONO O NEGLIGENCIA Significa una falla intencional de los padres o tutores en satisfacer las necesidades básicas del niño en cuanto alimento, abrigo o en actuar debidamente para salvaguardar la salud, seguridad, educación y bienestar del niño. Es decir, Dejar de proporcionar los cuidados o atención al menor que requiere para su adecuado crecimiento y desarrollo físico y espiritual. Esto puede incluir, por ejemplo, omitir brindarle al menor, alimentos, medicamentos y afecto. Pueden definirse dos tipos de abandono o negligencia: 5.1 Abandono físico: Este incluye el rehuir o dilatar la atención de problemas de salud, echar de casa a un menor de edad; no realizar la denuncia o no procurar el regreso al hogar del niño o niña que huyo; dejar al niño solo en casa a cargo de otros menores.
  • 93. 93 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju 5.2 Negligencia o abandono Educacional: No inscribir a su hijo en los niveles de educación obligatorios para cada provincia; no hacer lo necesario para proveer la atención a las necesidades de educación especial. En diversas oportunidades realizar el diagnostico de negligencia o descuido puede presentar problemas de subjetividad. El descuido puede ser intencional como cuando se deja solo a un niño durante horas porque ambos padres trabajan fuera del hogar. Este último ejemplo como tantos otros que generan la pobreza, el abandono o descuido es mas resultado de naturaleza social que de maltrato dentro de la familia.
  • 94. 94 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo VI: Detección del Maltrato Infantil La idea popular de un niño "golpeado" evoca la imagen de un infante patético, sucio y cubierto de moretones, que mira fijamente al fotógrafo de modo aprehensivo. La verdadera imagen revela que los niños sufren de una variedad infinita de abusos, por lo general a manos de los propios padres y a menudo sin lesión evidente ni queja. El maltrato infantil incluye una serie de ofensas que van de los extremos de la violación y el asesinato, hasta la más sutil e insidiosa negación de amor. Un niño que crece sin esperar nada sino un entorno hostil aprenderá a vivir dentro de estos límites y adaptara su comportamiento de tal forma que no traiga la mínima agresividad. Tales niños aprenden desde época temprana a procurar la complacencia de cualquier adulto con el que puedan entrar en contacto como forma de protegerse a sí mismos. La habilidad para detectar que un niño ha sido maltratado depende, por lo tanto, del conocimiento por parte de cada observador no sólo del estado físico de un niño, sino del comportamiento normal infantil. No basta con notar cualquier cambio en las interaccione3s sociales de un niño en particular, pues el niño agredido constantemente puede haber sufrido desde la primera infancia. Por consiguiente, cuando un niño parece comportarse de un modo anormal, deberá considerarse la posibilidad de que la causa sea el maltrato. La detección de esta variedad de maltrato infantil depende de dos factores: la capacitación en los patrones típicos que aquél presenta y la experiencia. Para llegar a desarrollar un "olfato" y descubrir al niño maltratado, cada individuo necesita haber acumulado un acervo considerable de casos. El entrenamiento debe, por supuesto, ocupar el primer lugar. No es sino hasta que tenemos un grupo de observadores estratégicamente ubicados en la comunidad, que podemos esperar alcanzar la detección temprana. I. COMO IDENTIFICAR A LOS NIÑOS MALTRATOS 1.1 LOS INDICADORES DE CONDUCTA El comportamiento de los niños maltratados ofrece muchos indicios que delatan su situación. La mayoría de esos indicios son no específicos, porque la conducta puede atribuirse a diversos factores.
  • 95. 95 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Sin embargo, siempre que aparezcan los comportamientos que señalamos a continuación, es conveniente agudizar la observación y considerar el maltrato y abuso entre sus posibles causas:  Las ausencias reiteradas a clase  El bajo rendimiento escolar y las dificultades de concentración  La depresión constante y/o la presencia de conductas auto agresivas o ideas suicidas.  La docilidad excesiva y la actitud evasiva y/o Defensiva frente a los adultos.  La búsqueda intensa de expresiones afectuosas por parte de los adultos, especialmente cuando se trata de niños pequeños.  Las actitudes o juegos sexualizados persistentes e inadecuados para la edad. 1.2 LOS INDICADORES FÍSICOS  La alteración de los patrones normales de crecimiento y desarrollo.  La persistentes falta de higiene y cuidado corporal  Las marcas de castigo corporales.  Los "accidentes" frecuentes.  El embarazo precoz. II. GRUPOS POR EDADES Menos de nueve meses. Los niños no aprenden a girar sobre su cuerpo sino hasta que cumplen unos tres meses o más. Dependen de los demás para moverse de un lado a otro. Por lo tanto, es poco probable que se lesionen en manos de alguien que no sea aquel que los cuida, aunque no hay que descartar la posibilidad de un accidente. Por consiguiente, los moretones en los bebes pequeños considerarse como no accidentales, cuando se llega a una posible comprobación del daño. Ciertas lesiones que pueden presentar algunos de estos infantes son horrendas, y la cuestión de si un bebé tiene unos padecimientos de "huesos quebradizos" o una tendencia hereditaria a las hemorragias es algo que se emplea a menudo. Estas condiciones son en extremo poco comunes, pero es parte del cuidado médico rutinario él examinarlas. Los bebés tienen una capacidad extraordinaria para recuperarse de las enfermedades graves o de las lesiones severas, pero también es cierto que son frágiles que los niños de mayor edad. Sus vidas pueden extinguirse como resultado de un episodio breve pero violento, ya que no pueden huir o esconderse de su atacante. Debido a esto, no pienso que puede criticarse una tendencia al error en torno de la precaución cuando un bebe puede estar bajo riesgo.
  • 96. 96 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Los niños que gatean o empiezan a andar: Una vez que los niños pueden moverse, se lastiman con mayor facilidad. Por lo general, estas heridas se hacen visibles en la frente o en aquellas partes del cuerpo que tienen más probabilidad de recibir un golpe con el mobiliario o el suelo: codos, rodillas, pies, etcétera. Cuando estos niños son golpeados, a menudo sólo es posible afirmar que los daños son compatibles con las lesiones no accidentales. III. CARACTERÍSTICAS DEL NIÑO GOLPEADO Y EL AGENTE AGRESOR El niño no solamente es maltratado a través de la agresión física, sino también por la privación del alimento, cuidados físicos y estimulación sensorial tan necesaria para su desarrollo. Así, la desnutrición, las malas condiciones higiénicas del niño, el retraso en las esferas del lenguaje y personal social, clásicamente consideradas como medidas de la estimulación que el niño recibe de su ambiente, son la regla, en nuestra muestra y en la de otros autores. A lo anterior se suma el deterioro de las funciones intelectuales como secuela de lesiones al sistema nervioso central. De acuerdo con algunos autores, este tipo de secuelas llega al 40%. En algunos casos cabe la posibilidad de que el retraso y apariencia poco agraciada del menor disparasen la ira del agresor. Pero en otros muchos puede plantearse la posibilidad inversa: que el retraso fuese secuela de asaltos previos y retroalimente la ira de desencadenarse de agresiones posteriores. En no pocas veces, inclusive, sirve para justificar al agresor en sus nuevos ataques al niño. El panorama se vuelve más sombrío si recordamos, como lo han demostrado varios trabajos, que la desnutrición por sí misma es capaz de afectar en sentido negativo y en forma irreversible el crecimiento y el desarrollo. Para algunos autores, la "falla para crecer" en un niño, puede ser el primer dato que oriente hacia el diagnóstico. Estos niños muestran un patrón de comportamiento muy característico cuando están internados en el hospital. Aun en ausencia de lesiones que comprometan el estado general, el niño aparece triste, apático y en ocasiones estuporoso; rehuye el acercamiento del adulto y frecuentemente se oculta bajo las sábanas. En general, es un niño que llora y no se muestra ansioso, cuando se trata un lactante mayor o un preescolar, por la ausencia de la madre y aun puede mostrar franco rechazo hacia ésta cuando ha sido la agresora. La conducta del niño cambia relativamente poco tiempo a una de aferramiento excesivo hacia el personal del hospital, con gran necesidad de contacto físico, al mismo tiempo que hay periodos patentes de agresividad cuando se les frustra; estos niños pegan y aun llegan a morder a las enfermeras, a pesar de que éstas muestra especial afecto y cuidado al menor cuando se enteran del problema.
  • 97. 97 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Se han señalado también patrones de comportamiento característicos del agente agresor en el hospital; poco interés del familiar involucrado acerca de la seriedad de las lesiones y evolución del padecimiento, con abandono del niño en el hospital o, al menos, visitas cortas muy esporádicas y el comentario frecuentes de las enfermeras de la sala "de no conocer al padre o madre del niño", a pesar de estancias prolongadas. Sin embargo, esto no es necesariamente un comportamiento característico del familiar agresor; en ocasiones, el padre o familiar involucrado parece mostrar una gran preocupación por la enfermedad del pequeño paciente, con actitudes francas de sobreprotección hacia éste, lo cual hace más difícil para el médico, la enfermera y aun la trabajadora social con experiencia en el manejo de este problema, aceptar la posible culpabilidad en una persona tan aparentemente interesada en el bienestar del menor. Se han descrito muchos rasgos característicos del agente del agresor. Entre ellos estaría la inmadurez emocional, la cual es la consecuencia de insatisfacción de la misma durante la niñez. Sentimientos de ira, coraje y frustración hacia los hijos, son normales; pero comúnmente están balanceados por sentimientos igualmente importantes de protección y cariño y, sólo rara vez, bajo presiones desorbitadas del ambiente, resultan en una pérdida total del control. En los agresores, se ha enfatizado también, la existencia de un grado especialmente alto de impulsividad y pobres mecanismos de control para la misma, lo cual hace que un estimulo aparentemente pequeño, que generalmente toleran bien la mayor parte de los padres, provoque la reacción agresiva intensa hacia el menor involucrado. Sin embargo, otros autores enfatizan que el agresor funciona bien fuera de la presencia del niño agredido y que este último es dotado de características reales o supuestas, que desencadenan el maltrato y/o actitudes abiertas de rechazo. Estas características pueden ir desde inquietud motora marcada, llanto excesivo, aspecto físico del menor, enfermedades frecuentes, etc., hasta otras más sutiles y las cuales requieren de una investigación cuidadosa para descubrirlas, como son el conferir al niño características del adulto. Muy frecuentemente, estos padres tienen dificultad para ver al bebe como tal y esperan que coma sin dejar nada de la ración ofrecida o demandan hábitos de limpieza por encima de la edad del niño, especialmente un control muy precoz esfínteres anal y vesical por lo que los ataques al niño suelen ocurrir alrededor de la hora de comida o de la defecación. No es raro también que una madre insatisfecha en sus relaciones interpersonales, especialmente con el esposo, tome al bebe como única fuente de satisfacción; si responde como ella quiere, no hay problema; pero si es llorón o no acepta el alimento ofrecido, puede pensar que el bebe la rechaza, la crítica y dispararse así la agresión. En otras ocasiones se desplaza hacia el menor parte de la conflictiva del agresor; tal sería el suponer que el niño, concebido en relaciones pre o extramaritales, es un estigma, y por ello generados de culpa e ira del agresor. Más difícil de descubrir es un hecho encontrado en dos de nuestros casos: el niño es tomado como un rival que acapara los cuidados del otro cónyuge,
  • 98. 98 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju atención que es requerida en exclusividad, y con ello surgen los celos, la ira y la agresión. Fuera de lo antes señalado, los agresores presentan escasa o nula sicopatología, cuando menos aparente. Muy frecuentemente, el agresor, en quien la sola presencia del niño provoca un estado afectivo incontrolable, trata de manejar sus emociones apartándose del menor a través de relegar los cuidados al otro padre u otra persona; es cuando se rompe este arreglo que ocurre la agresión. Esto último explicaría la mayor frecuencia del llamado "Síndrome del Niño Golpeado" durante los primeros dieciocho meses de vida, lo cual, inclusive, ha hecho que también se conozca este problema como "Síndrome del Bebé Golpeado". Cuando el niño empieza a caminar y más aún cuando es capaz de aprender a rehuir al agresor, las agresiones son más frecuentes. 3.1 CONSECUENCIAS Los niños criados en hogares donde se les maltrata suelen mostrara desórdenes postraumáticos y emocionales. Muchos experimentan sentimientos de escasa autoestima y sufren de depresión y ansiedad por lo que suelen utilizar el alcohol u otras drogas para mitigar su distress psicológico siendo la adicción al llegar la adultez, más frecuente que en la población general. Los efectos que produce el maltrato infantil, no cesan la niñez, mostrando muchos de ellos dificultades para establecer una sana interrelación al llegar a la adultez. Algunos niños sienten temor de hablar de lo que les pasa por que piensan que nadie les creerá. Otras veces no se dan cuenta que el maltrato a que son objeto es un comportamiento anormal así aprenden a repetir este "modelo" inconscientemente. La falta de un modelo familiar positivo y la dificultad en crecer y desarrollarse copiándolo, aumenta las dificultades de establecer relaciones. Puede que no vean la verdadera raíz de sus problemas emocionales, hasta que al llegar a adultos busquen ayuda para solucionarlos. "Para muchos niños / as que sufren de maltrato, la violencia del abusador se transforma en una forma de vida. Crecen pensando y creyendo que la gente que lastima es parte de la vida cotidiana, por lo tanto este comportamiento se toma "aceptable" y el ciclo del abuso continua cuando ellos se transforman en padres que abusan de su hijos y estos de los suyos, continuando así el ciclo vicioso por generaciones". Muchas personas no pueden cortar el ciclo del abuso, pero hay niños al que la bibliografía mundial denomina "resilentes" que poseen características que les permite superar este obstáculo. Estos niños tienen la
  • 99. 99 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju habilidad de llamar positivamente la atención de otras personas, se comunican bien, poseen una inteligencia promedio, se nota en ellos un deseo por superarse y creen en sí mismos. Muchas veces es la aparición de un adulto preocupado por ellos lo que les permite desarrollar esta habilidad y romper con el ciclo del abuso. Como todos sabemos, los niños aprenden de lo que viven. El niño aprende lo que vive Si vive con tolerancia aprende a ser paciente Si vive criticado aprende a condenar Si vive con aprobación aprende a confiar en sí mismo Si vive engañado aprende a mentir Si vive en equidad aprende a ser justo Si vive con vergüenza aprende a sentirse culpable Si vive con seguridad aprende a tener fe en sí mismo Si vive hostilizado aprende a pelear Si vive en la aceptación y la amistad aprende a encontrar el amor en el mundo. 3.2 Problemas de conducta La literatura sobre el tema de abuso infantil coinciden manifestar que los niños que sufren malos tratos presentan un funcionamiento comportamental problemático (Cerezo, 1997c. En España, de forma consistente a lo encontrado en otros países, se observa que comparando a niños que reciben abuso con niños que no lo reciben, los primeros manifiestan más problemas de conducta, tanto cuando la información procede de los padres como cuando procede de los maestros. Las conductas que se han descrito en estos niños han sido: agresividad, verbal y física, hostilidad, oposición, robos, mentiras, absentismo, que se integrarían en la categoría de problemas de conducta externalizantes. En un estudio longitudinal encontraron que la experiencia del daño físico intencional sufrido durante los primeros cinco años estaba asociada con un incremento considerable del riesgo a sufrir problemas de conducta externalizantes. Pero aunque estos problemas sean los más frecuentes, sin embargo, también algunos de estos niños presentan problemas de eliminación, miedos, desobediencia encubierta, pero incluso algunos niños presentan combinación de ambas categorías.
  • 100. 100 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo VII: Presentación del Maltrato Infantil I. EN EL HOGAR La mayoría de los casos de maltrato infantil ocurre dentro de la familia. Cuando la familia tiene vínculos estrechos con otros parientes, tales como los abuelos, la condición de un niño puede salir a la luz por la intervención de estos. La posibilidad de encontrarse con una relación de maltrato. El abuso sexual y el maltrato físico se revelan al médico general o al pediatra. El maltrato emocional rara vez se presenta de este modo, en gran medida porque surge la duda acerca de la persona apropiada en quien puede confiar un pariente. Aquellos profesionales que visitan familias, tales como trabajadores de salud y trabajadores sociales, pueden llegar a sospechar el maltrato infantil, pero rara vez son elegidos para confiarles tal revelación. Esto se debe con frecuencia, a que visitan hogares a partir de que surgen preocupaciones iniciales sobre las aptitudes del padre dentro de la familia. Tales padres muchas veces provienen de hogares en los que se abuso de ellos; ven a los especialistas como adversarios más que como apoyo, ya que a sus colegas los recuerdan en asociación con las tensiones de su propia infancia. II. EN LA CLÍNICA O GUARDERÍA Los niños de menos de cuatro o cinco años de edad con frecuencia a revisiones físicas y de crecimiento. Cuando se les cría en un entorno de creencias, es posible que desde época temprana se les coloque en una guardería. La cuidadosa observación de estos niños puede llevar a la detección d maltrato infantil, pero nunca resulta fácil decidir cuándo el desarrollo de un niño se ve comprometido como consecuencia del maltrato. Cuando las lesiones no accidentales están presentes, resulta menos difícil, pero dichos casos constituyen una minoría. III. EN LA ESCUELA El abuso contra escolar origina considerables problemas para el reconocimiento del maltrato. Los niños con mayores riesgos vienen de familias en las aquellas que sustenta la autoridad son considerados sospechosos. Los maestros dedican mucho de su tiempo y sus habilidades en ganar la confianza del alumno y esto requiere hacer amistad con ellos. Mientras mayores son los niños, estos se tornan más reservados acerca de sus cuerpos, de ahí que la enfermedad escolar y el oficial médico de la escuela que tengan una importante responsabilidad en el reconocimiento de la evidencia física del maltrato. Aunque los maestros son los primeros en sospechar del abuso, nunca resulta fácil observar lesiones físicas cuando los niños se mudan de ropa. El comportamiento de los menores sin embargo, sigue patrones relacionados con la edad y con los que el maestro está familiarizado. El comportamiento anormal o divergente puede ser síntoma más importante del maltrato infantil y el maestro es el profesional mejor ubicado para sospechar de este.
  • 101. 101 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo VIII: Tratamiento del Maltrato Infantil Se requiere de un tratamiento integral no sólo de la víctima sino también de su agresor y de la familia, para lo cual es necesario un equipo multidisciplinario que se encargue de esta problemática y aborde los aspectos biológicos, psicológicos y legales pertinentes, por lo que se necesita de la planeación y la coordinación de estos servicios y de personal profesional capacitado. La terapia familiar está dirigida primero a reconocer el problema, establecer una adecuada comunicación entre los integrantes de la misma, modificar los patrones conductuales de los padres eliminando las tácticas punitivas o coercitivas y sustituyéndolas por métodos positivos más efectivos. Wolfe propone un plan de intervención y prevención cuya meta sea restablecer la integridad, así como el funcionamiento efectivo intrafamiliar, y cuyos objetivos sean: a) adquirir destrezas en la educación de los niños con el fin de manejar problemas típicos y difíciles relacionados con ellos; b) promover el uso de métodos de control positivos hasta eliminar el castigo; c) desarrollar estrategias para solucionar problemas en situaciones críticas y que sean operativas para la familia; d) regular las respuestas violentas y el comportamiento impulsivo que lesionan a la familia, y e) promover la interacción social de los miembros de la misma, reduciendo su aislamiento físico y psicológico del resto de la comunidad. Foncerrada señala que cuando la psicodinamia familiar está muy alterada y no existen vínculos afectivos o están muy deteriorados, lo más conveniente es que el menor no regrese a su hogar por el riesgo de sufrir una nueva agresión; pero cuando existen vínculos afectivos que en el momento se encuentran debilitados, lo ideal es tratar de preservar la integridad familiar proporcionando apoyo a la familia mediante la colaboración de otro miembro de la misma capaz de modelar los cuidados parentales; promover visitas domiciliarias por parte de personal especializado que actúe como ―conciencia moral‖; favorecer el contacto físico entre padre, madre e hijo; mejorar el apego afectivo, y orientar a los padres sobre las características conductuales del niño según su etapa de desarrollo. Todo lo anterior aumenta la confianza y los recursos del agresor para responder a las necesidades del niño, así como su capacidad de control para enfrentar los problemas. La combinación de la terapia individual, conyugal y de grupo contribuye a generar autoaceptación, impulsando hacia el cambio. Por su parte Maher considera que no sólo es necesario prestar atención al menor, la familia y las circunstancias que los rodean, sino también al equipo multidisciplinario profesional, su funcionamiento y su problemática, con el fin
  • 102. 102 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju de que el sistema trabaje eficazmente y ofrezca protección infantil ―sin causar el mínimo daño a la familia‖; por este motivo, según Maher debe tomarse en cuenta el compromiso, preparación profesional en el manejo del MI, la cooperación, comprensión y conocimiento profundo de la dinámica familiar. Consideramos que en nuestro país se requiere de una mayor interacción de los organismos encargados de la protección del menor maltratado, así como destinar más recursos financieros y humanos (equipo multidisciplinario capacitado) para abordar el problema en forma integral y proporcionar alternativas de solución cada vez de mayor calidad. Como Bertolli señala, es necesario continuar con las diferentes líneas de investigación a fin de establecer las estrategias metodológicas más adecuadas para conocer la realidad de este problema.
  • 103. 103 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo IX: Prevención del Maltrato Infantil I. PREVENCIÓN PRIMARIA Dirigida a la población general con el objetivo de evitar la presencia de factores estresores o de riesgo y potenciar los factores protectores del maltrato infantil. Se incluyen: (1) Sensibilización y formación de profesionales de atención al menor. (2) Intervenir en la psicoprofilaxis obstétrica (preparación al parto). (3) Intervenir en las escuelas para padres, promoviendo valores de estima hacia la infancia, la mujer y la paternidad. (4) Prevenir el embarazo no deseado, principalmente en mujeres jóvenes, mediante la educación sexual en centros escolares y asistenciales. (5) Búsqueda sistemática de factores de riesgo en las consultas de niño sano. Así como evaluar la calidad del vínculo afectivo padres-hijos, los cuidados del niño, actitud de los padres en la aplicación del binomio autoridad- afecto. (6) Intervenir en las consultas y exponer los derechos de los niños y la inconveniencia de los castigos físicos. Ofrecer la alternativa de la aplicación del castigo conductual. (7) Identificar los valores y fortalezas de los padres, reforzando su autoestima. II. PREVENCIÓN SECUNDARIA Dirigida a la población de riesgo con el objetivo de realizar un diagnóstico temprano y un tratamiento inmediato. Atenuar los factores de riesgo presentes y potenciar los factores protectores. Se incluyen: (1) Reconocer situaciones de maltrato infantil, estableciendo estrategias de tratamiento. (2) Reconocer situaciones de violencia doméstica o de abuso a la mujer y buscar soluciones. (3) Reconocer las conductas paternas de maltrato físico o emocional, considerando la remisión de la familia a una ayuda especializada en el manejo de la ira y la frustración. (4) Remitir a centros de salud mental a padres con adicción a alcohol y drogas.
  • 104. 104 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju III. PREVENCIÓN TERCIARIA Consiste en la rehabilitación del maltrato infantil, tanto para los menores víctimas como para los maltratadores. Para ello se debe disponer de un equipo interdisciplinario (pediatras, psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, orientadores familiares, terapeutas, jueces de menores, cuerpos policiales, etc.).
  • 105. 105 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo X: Marco Jurídico del Maltrato Infantil I. NORMATIVA INTERNACIONAL  La Convención Americana sobre Derechos Humanos (ratificada por Perú en 1978): Artículo 19: “Todo niño tiene derecho a las medidas de protección que en su condición de menor requieren por parte de su familia, de la sociedad y del Estado”.  Convención sobre los Derechos del Niño (ratificada en 1990- creado en 1989 en el marco de la ONU):  Interés superior del niño y protección integral de la infancia  Se reconocieron derechos específicos de los niños y  Se señalaron directrices para que éstos sean efectivamente llevados a la práctica.  El niño pasa a ser visualizado como sujeto activo titular de derechos. II. NORMATIVA INTERNA  Constitución Política del Perú de 1993: Artículo 4 : ―la comunidad, y el Estado protegen especialmente al niño, al adolescente, a la madre y al anciano en situación de abandono.(…)‖  Código de los Niños y Adolescentes (promulgado en 1992)  Supera la doctrina de la ―situación irregular del menor‖ por la de la ―protección integral‖ (niños y los adolescentes como sujetos de derecho).  Sociedad organizada a través de mecanismos sociales que incluyen a los niños y adolescentes.  Se crea la Defensoría del Niño y del Adolescente. (DEMUNA).  Ley del Sistema Nacional de Atención Integral a Niños y Adolescentes. (Promulgada en 1995) Funciones del Ente Rector fueron transferidas al PROMUDEH, hoy MINDES.  Otras leyes a favor de la niñez:
  • 106. 106 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju  Ley de protección frente a la violencia familiar, ley del servicio militar, leyes sobre violencia sexual, Registro Nacional de Identificación y Estado Civil y la adopción.  Ley que precisa los casos de pérdida de Patria Potestad Ley 29194 – en caso de delitos en agravio de los hijos cometidos por los padres. Arts. 173, 173ª, 176ª, 179,181 y 181ª del C.P.
  • 107. 107 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo XI: Grupos, ONG’s, Organismos de Apoyo de la Violencia Infantil EL PROGRAMA INTEGRAL NACIONAL PARA EL BIENESTAR FAMILIAR Av. San Martin 685 Pueblo Libre, Lima-Peru Teléfono (511) 614570 El Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar - INABIF, es un programa del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables - MIMP, que tiene a su cargo la promoción atención y apoyo a niños, niñas, adolescentes, jóvenes, mujeres, adultos, adultos mayores y en general a toda persona en situación de riesgo y abandono o con problemas psicosociales o corporales que menoscaben su desarrollo humano, a fin de alcanzar su bienestar y desarrollo personal, fortaleciendo y desarrollando sus capacidades para convertirlos en personas útiles a la sociedad, comunidad y familia en particular. El INABIF es una Unidad Ejecutora del Pliego Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, con autonomía administrativa, funcional y técnica en el marco de las normas administrativas vigentes. Depende del Vice Ministerio de Poblaciones Vulnerables. El INABIF tiene su sede central en la ciudad de Lima y desarrolla sus actividades dentro del ámbito nacional(Fuente: Articulo 3 del Manual de Operaciones del INABIF). LA DEFENSORÍA MUNICIPAL DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE La Defensoría Municipal del Niño y del Adolescente (DEMUNA) es un servicio encargado de proteger y promover los derechos de los niños (as), y adolescentes en la jurisdicción de la municipalidad. Desde 1997 está considerada en la Ley Orgánica de Municipalidades como una función de los Gobiernos Locales. La DEMUNA facilita el acceso a la Justicia, alivia el conflicto familiar coordinando con las Instituciones competentes evita que los niños (as) sean marginados, interviene cuando se encuentren amenazados sus Derechos para hacer prevalecer el principio del Interés Superior del Niño.
  • 108. 108 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Capítulo XII: Estadísticas de Maltrato Infantil INEI (2012):
  • 109. 109 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju
  • 110. 110 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Conclusiones El maltrato a los menores siempre ha existido desde los tiempos antiguos, pero no se había formulado derechos exclusivos para ellos por lo tanto los padres o personas mayores pensaban que tenían la autoridad sobre ellos. Se debería concientizar más a la población adulta, que la salud de los menores debe ser cuidada de tal manera que no se exponga a un desequilibrio por causas de maltrato, que como ya se mencionó, puede ser de diferentes maneras y afectan de diversas maneras a los menores pudiéndole causar en casos graves la muerte. También se debe programar pláticas en las escuelas referente a la violencia familiar y la manera de prevenirla para que en un futuro, al formar una familia no traten mal a sus hijos. Todo niño maltratado tiene derecho a vivir una vida como cualquier otro niño y se le debe de dar la ayuda necesaria para poder superar este problema. Hay que hacer conciencia a los padres que dar una buena educación a sus hijos no es pegarles ni hacerlos menos, si no que al contrario dar amor, cuidado y protección, es la mejor manera de brindar una buena educación a nuestros hijos. Después de analizar el tema del maltrato infantil, podemos concluir que es de vital importancia que en cada Comunidad Autónoma existan políticas sociales dirigidas al colectivo de menores pues por sus características es el colectivo más vulnerable. Los proyectos de prevención relacionados con tema son fundamentales para un correcto desarrollo cognitivo, social, afectivo y psicológico de los menores. Desde los Servicios Sociales se debe hacer un correcto estudio y seguimiento de los casos en los que se detecte la presencia del maltrato infantil así como ofrecer apoyo emocional adecuado a los usuarios.
  • 111. 111 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Recomendaciones Es vital ―interrumpir el ciclo de violencia‖ en el que vivimos. Una de las maneras es dando a conocer los derechos de los niños y respetándolos. Cuando un niño nos cuenta que está siendo víctima de malos tratos debemos hacerle ver que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para evitar que siga siendo lastimado. A los niños no les debemos hacer promesas que no vamos a cumplir, pues la confianza del niño ya fue traicionada por la persona que lo maltrata y nosotros no podemos hacer lo mismo. Debemos creer lo que el niño nos dice y reaccionar con calma para evitar asustarlo y generarle sentimientos de culpa. Hay que explicarle que él no es responsable de lo que está pasando, puesto que los niños(as) siempre son las víctimas del maltrato, nunca la causa. Si los padres son los responsables del maltrato del niño, es necesario hablar con ellos sin juzgarlos. Por el contrario, hay que ser respetuosos, comprenderlos y hacerles ver que necesitan orientación y apoyo profesional en la crianza de los hijos. Cuando conocemos o sospechamos que un niño está siendo maltratad, es nuestra obligación reportar esta situación a las autoridades competentes. La responsabilidad de verificar que las sospechas son ciertas les corresponde a los profesionales y equipos especializados en este tipo de casos. Podemos reportar personal o telefónicamente el caso y, si lo preferimos, en forma anónima. Si nos damos cuenta que estamos tratando inadecuadamente a nuestros hijos, debemos buscar alternativas de cambio, como pedir ayuda profesional a un psicólogo para que nos entrene en cómo educar y criar adecuadamente a los niños(as).
  • 112. 112 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju Bibliografía (1) Dr. Galeano, Francisco. Ayudando a aliviar el dolor. Maltrato Infantil. Página Internet: www.rionet.com.ar (2) ¿Qué es el maltrato infantil? La Violencia contra los niños. Página Internet: www.vidahumana.com (3) Dole Sierra, Laura y Ma. Ángeles Cerezo Jiménez. Maltrato parental y problemas infantiles. Unidad de investigación. Página Internet: Altavista.com (4) Diane E. Papalia y Sally Wendkos Old. Desarrollo Humano. Naucalpan Juárez, México: Ed. Mc Graw Hill, 1990, 753 Págs. (5) http://maltrato-khriz.blogspot.com/2012/04/las-recomendaciones- cuando-hya-maltrato.html
  • 113. 113 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju ANEXOS VISITA AL CENTRO DE LA MUJER PERUANA: “FLORA TRISTAN”
  • 114. 114 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju
  • 115. 115 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju VISITA AL INABIF VISITA AL MINISTERIO DE LA MUJER:
  • 116. 116 Violencia Familiar y Maltrato Infantil MiCa – LuLi - Ju VISITA A LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO