• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
El Negro y la Leonilda
 

El Negro y la Leonilda

on

  • 339 views

 

Statistics

Views

Total Views
339
Views on SlideShare
339
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    El Negro y la Leonilda El Negro y la Leonilda Presentation Transcript

    • Todos los derechos reservados. PUPOPHOTOS – 2010 © Copyright. Home PUPOPHOTOS Maure 3864 Timbre 3 - Capital Federal (1427) Tel: 54 11 4 554 0370 (fijo) 54 11 9 4 053 7113 (móvil) [email_address]
      • Por favor activar pantalla full antes de continuar viendo la presentación.
      • Muchas gracias.
    • Nota de Portada Igooh: El Negro y la Leonilda
      • => Ir a la nota en Portal Igooh
      • => Ver imágenes a continuación en esta presentación
      • Nota
      • Son marido y mujer y están juntos hace 56 años. Vivieron siempre en la isla del Delta de San Fernando (a dos horas en lancha desde el Puerto Fluvial de Tigre) y tienen un hijo, tres nietos y dos bisnietos hermosos según palabras de su bisabuela orgullosa.
      • El Negro (que es rubio y de ojos claros) nos viene a recibir y no  para de hacer chistes. Se nota que disfruta de la presencia de la gente que viene a conocer su trabajo.
      • Juntos se dedican a confeccionar canastos cuya materia prima es la corteza del álamo, un árbol característico de la zona.
      • Los troncos de álamo los compra y transporta hasta su patio-taller en una barcaza a la que le dicen “chata” y se llama Macarena. Dice que así se llamaba la hija del hombre al que se la compró, pero que no cambió el nombre porque eran muchos papeles y trámites.
      • La Macarena puede transportar hasta 16 toneladas de peso.
      • El proceso comienza cuando los troncos se meten dentro de una batea con agua y se hierven durante unas 4 horas hasta que la corteza del tronco queda de tal manera que puede ser separada o pelada como una cáscara. Una vez hervidos, la corteza de los troncos queda negra. La herramienta con la que trabaja la hizo él mismo, “fatto en casa como dicen en Italia” agrega sonriendo.
      • Y el Negro sigue contando mientras trabaja con sus manos… la medida de la cáscara es según el molde que se utilice,  las hay más anchas y menos anchas. Algunos no pelan bien. Trabajamos la madera húmeda y después se pone a secar. Para sacarle el color negro se cepilla la cáscara. La madera que queda se quema para hervir los palos.
      • Leonilda trabaja arriba en el corredor porque dice que le hace mal la humedad. Trabaja a cualquier hora, de mañana, de tarde, de noche. Y el sol pareciera que los ilumina de manera especial.
      • Hace rato que no hacíamos porque no conseguíamos madera. Mi marido hace el trabajo duro, yo armo los canastos rápido.
      • El año que viene él cumple 80 años. Y yo el 8 de diciembre  cumplo 74.
      • Negro el panadero!! le avisa ella… yo no como pan agrega. Se entienden sin mirarse. Y él sorprende con otra broma... "la quiero cambiar por una más jóven pero no encuentro"... y seguidamente agrega... "a esta altura, hacemos unos lindos canastos y listo".
      • Leonilda cuenta que a ella le enseñaron a hacer esta producción los de acá que viven en la isla. En aquel  tiempo cuando estaba la de Duhalde nos pagaban por ir a aprender. Yo iba  aprender y soy la única que quedé.
      • Mientras, el Negro se acerca a la barcaza panadera y compra un kilo de pan y una soda.
      • Después sigue relatando…nosotros nacimos y nos criamos acá. Yo en la isla hacia de todo, madera, mimbres, frutales. Después que me jubilé empecé a ayudarla a mi señora que ya trabajaba con los canastos. La tierra no es buena acá para huerta. Antes estábamos enfrente, hacíamos flores, camelias, verduras. Vendíamos para supermercados Norte.
      • Leonilda está terminando el canasto que acaba de hacer y ya tiene compradora a la que le cobra $10 porque dice que está mojado. Hay que secarlo 2 o 3 días. Después se pueden patinar o pintar. Se puede usar para las flores secas.
      • No le gustan mucho las fotos. Salgo como soy, no soy linda, tengo muchas arrugas dice entre tímida y sonriente.
      • Cuando ya nos estamos despidiendo, cuenta que su hijo vive más arriba en la isla y su nieta vive en San Fernando y es maestra jardinera.
      • Esta gente es distinta, tiene una serenidad y una calma que contagian y dan ganas de quedarse charlando por horas con ellos compartiendo más y más de sus historias de vida.
      • Será la lejanía de la carrera sin fin que hay en la ciudad. Una carrera que eligieron no correr.
      • Será que construyeron y moldearon con su trabajo artesano una vida a la que parecen estar aferrados y que según sus propias palabras, es mejor que cualquier otra que podrían conseguir.
      • No cambiaría la vida en la isla, no la cambiaría por nada.
      • Y siguen entendiéndose sin mirarse.
      • Están conectados en cuerpo, alma y costumbres.
      • Son dos, unidos por una misma herencia que dejarán en este mundo cuando les toque partir.
      • Son dos a los que cuesta imaginarse de a uno.
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
      • Muchas gracias por la atención