¿A trgara sapos nos llaman

189
-1

Published on

este articulo lo envía el señor Horacio Puerta Calad

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
189
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

¿A trgara sapos nos llaman

  1. 1. ¿A tragar sapos nos llaman?Medellín, marzo 6 de 2013.Apreciado amigo Luis Fernando:Te agradezco me hayas participado de tus impresiones formadas en laconferencia: Contexto histórico de las conversaciones en La Habana, dictadaen el Auditorio de la Memoria de la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, elpasado 28 de febrero, por el historiador de la Universidad Nacional MarcosPalacio Rozo, y como moderador al Ex magistrado Carlos Gaviria Díaz.De haber sabido de esa conferencia muy seguramente habría estado allíplanteando algunas de las dudas que me asaltan sobre este proceso, pues dela paz con las guerrillas marxistas del país, me he ocupado en algunascolumnas que he tenido la oportunidad de escribir en algunos medios deopinión.Deduzco de tus notas que en la conferencia no se tocó el origen de las FARCen el marco de la Guerra Fría, que es por donde creo se debe empezar acomprender cualquier procesos de negociación con ese grupo guerrilleromarxista.Como es bien sabido, las FARC nacieron de una guerrilla del Partido Liberalintegrada por campesinos cuando la violencia política de mediados del siglopasado en Colombia, que fue captada por el Partido Comunista Colombianopara utilizarla como vehículo revolucionario con el único fin de instaurar enColombia el modelo de gobierno marxista totalitario, propio de la época de laGuerra Fría.Por eso considero que el Gobierno Santos comete un grave error político alreconocerle a las FARC un liderazgo agrario, siendo todavía más absurdo elcaso si sabido es que fue el gobierno el que salió a afirmar por estos días enel Caguan que las FARC se han apoderado de más de 500.000 hectáreas detierra campesina en el sur del país. 1
  2. 2. ¿Cuál es entonces la autoridad moral que tiene las FARC para negociar con elGobierno la solución del problema de tierras en Colombia?Con ese mismo rasero utilizado para sentarse con las FARC en la Habana paratrazar una política de tierras debió también invitar a los otros despojadoresseñalados por las FARC con tanta vehemencia. ¿La política de tierras de unpaís trazada por sus usurpadores?¿Por qué a las FARC, fósil de la Guerra Fría, se le da en la Habana unprotagonismo político que no tiene ni se ha ganado nunca?Otro punto a considerar es que el conflicto armado colombiano estotalmente anacrónico mirado dentro del contexto de los conflictos internosque hoy se manejan en el mundo, y por eso creo que no es pertinentetampoco tomar como ejemplo de solución lo que otros países hicieron parasuperar los suyos, con otras causas y propósitos muy distintos al nuestro.Eso de que la paz con las FARC debe alcanzarse a cualquier precio como loinsinúas en tus notas cuando dices que: “Sacrificar la justicia en bien de lapaz es justificable”, citando como complemento el artículo 22 de laConstitución Política de Colombia, me motiva la siguiente consideración.Sabido es que nuestro sistema de justicia no es un crisol de transparencia,eficiencia y equidad, pero no por eso creo se deba entrar a saco roto en ellapara alcanzar la paz.¿O será por eso mismo que un atropello más que se cometa para alcanzar lapaz no tiene importancia alguna? ¿El fin justificando los medios?No soy nadie para hacer una interpretación del alcance constitucional delartículo 22 de la Carta Política. Pero sí es un hecho incontrovertible quedesde distintos puntos de opinión se está presionando para crear unambiente de impunidad legal, que propicie generar una serie de gabelas parafavorecer política y judicialmente a las FARC.¿A eso fue a la Habana la comisión del Congreso que acaba de de regresar?¿Perdón y olvido para no castigar a los responsables de las masacrescometidas por las FARC en cincuenta años de accionar terrorista? 2
  3. 3. ¿Más decretos de amnistías para sumar a los 65 que en la historiarepublicana de Colombia se han emitido para no castigar a quienes se alzaronen armas contra el Estado de derecho, creyendo que así se alcanzaba una pazduradera que la historia no corrobora?En este momento es noticia internacional el caso judicial llamado “OperaciónCóndor”, reabierto en Argentina para castigar a todos los comprometidos enlos crímenes de lesa humanidad cometidos por los gobiernos de derechacontra los movimientos de izquierda que se enfrentaron a las dictadurasmilitares del cono sur del continente.¿Por qué entonces los colombianos si tenemos que amparar a las FARC conuna política de perdón y olvido por todos sus crímenes cometidos en sufallido propósito de de imponernos un gobierno totalitario de corteestalinista?¿Los crímenes de lesa humanidad cometidos por las FARC son de mejorfamilia comparados con los cometidos por los paramilitares de derecha quelos combatieron?El problema no está en la paz sino en el medio que se va a utilizar paraalcanzarla. Por eso la paz a cualquier precio con las FARC me parece uncostoso y horroroso disparate.Es falso que la guerrilla de Las FARC haya tenido como objetivo fundamentalimponer una reforma agraria como quiere hacer creer en la Habana con lamirada complaciente del gobierno Santos, porque lo que ella siempre habuscado es imponer un sistema de gobierno totalitario tipo Cuba.¿Qué es entonces lo que debemos los colombianos entregar a las FARC acambio de que nos devuelva la paz que nos robó persiguiendo ese objetivopolítico?Creo que nada.Mi apreciado y admirado Luis Fernando: por la coyuntura del momento conla muerte del Comandante Chávez, garante de las conversaciones de paz enla Habana, y del mal gobierno del Presidente Santos, que parce estardispuesto a entregar lo que en estricto sentido de historia y justicia nodebiera ser permitido, veo venir, para alcanzar la paz, una cantidad de sapos 3
  4. 4. que nos quieren hacer tragar a los colombianos, y que de brinco en brinco,salven también el mandato del presidente Santos.CordialmenteHoracio Puerta Cálad.…………………………………..Familia y amigos:Anoche estuve en la conferencia Contexto histórico de lasconversaciones en La Habana dictada por Marco Palacios, historiador yex rector de la Universidad Nacional de Colombia. El moderador del foro fueel ex magistrado Carlos Gaviria. Comparto con ustedes la versión libre quehice de mis notas de la conferencia.Quiero destacar algunas cosas importantes: El tono optimista del conferencista. La buena asistencia. Había unas 200 personas en el auditorio. La presencia y la participación de mucha gente joven, principalmente profesores y estudiantes universitarios. La buena participación con preguntas y comentarios de los asistentes. Me dio la sensación de que el asunto de las conversaciones en La Habana está siendo seguido con seriedad por los intelectuales. El ambiente de respeto mutuo. En las preguntas y comentarios al final de la conferencia observé que hubo gente que no estuvo de acuerdo con el conferencista pero hubo mucho respeto de lado y lado en los planteamientos.Fue una experiencia motivadora y esperanzadora. Aparentemente, Colombiaavanza en la cultura política en cuanto a análisis, racionalismo y convivencia.Luis Fernando Múnera LópezCelular 3006034114Correo Electrónico lfmunera1@une.net.co 4
  5. 5. Contexto histórico de las conversaciones en La HabanaConferencista: Marco Palacios Rozo. Historiador, ex rector de la Universidad deColombiaModerador del foro: Carlos Gaviria Díaz, ex magistrado.Lugar: Auditorio de la memoria. Biblioteca Pública Piloto, MedellínFecha: 28 de febrero de 2013(Este texto es una versión libre de las notas personales tomadas en la conferenciapor Luis Fernando Múnera L.)La duración del conflicto armado de Colombia demuestra falta de uso de razón, almenos de la razón política del país.Las voces que se oyen sobre el proceso de paz son en general pesimistas.Yo soy optimista y este optimismo lo baso en razones intelectuales y morales.Las razones morales son, obviamente, la necesidad de terminar este conflicto, contodas sus consecuencias.Las razones intelectuales son los hechos objetivos que observo. Los principaleshechos objetivos que veo a favor del éxito del proceso de paz son las siguientes. Hay seriedad en las dos partes, gobierno y guerrilla Los actores externos e internos que podrían descarrilar el proceso no están interesados en dañarlo sino en que termine bien. Los seis puntos de la agenda de negociación son viables.Veámoslo en detalle. 1. La seriedad de las dos partesSe demuestra en que antes de anunciar en agosto de 2012 oficialmente el iniciodel proceso, ya llevaban mucho tiempo en conversaciones secretas que fueronduras. Esta fue la prueba de fuego. 5
  6. 6. Las FARC muestran seriedad porque dicen estar dispuestas a dejar las armas,que son su razón de ser. Esto nunca habían declarado en sus cincuenta años deexistencia.El país ha aprendido mucho de los errores y aciertos de los procesos previos denegociación. De cierta forma, empezando con las negociaciones del gobierno deTurbay Ayala con los secuestradores de la embajada de República Dominicana,de las cuales salió la primera aprobación de una amnistía. 2. No hay fuerza, interna o externa, capaz de descarrilar el proceso.Los Estados Unidos apoyan el proceso. Los fracasos que tuvieron en Iraq yAfganistán les mostraron que el camino no es la fuerza. Quedan superados lostiempos de Ronald Reagan y de los dos Bush.Los empresarios y los militares colombianos también apoyan. Los primeros porqueles conviene. Los segundos por disciplina militar, que en Colombia es fuerte.Venezuela también apoya. Primero porque le interesa tener buenas relaciones conColombia para disminuir la presión de EEUUA y segundo porque su discurso es afavor de la democracia y no de la guerra.El escenario de La Habana para la negociación es favorable. Fidel Castro ya hadicho que en América Latina el camino no es la lucha armada, sino la eleccióndemocrática como ocurrió en Venezuela, Ecuador y Bolivia.Es favorable que Noruega actúe como facilitador, porque tiene experiencia yconocimiento en estos procesos.Chile es otro aliado del proceso y es importante porque representa la derechainstitucional.El único enemigo del proceso es Álvaro Uribe. Pero está solo y hoy no tiene lafuerza efectiva para impedir el proceso. Además tomó la decisión de enfrentar elproceso en lugar de buscar dividendos políticos, lo cual pudo haber hechodiciendo que fue él quien debilitó las FARC y así facilitó el proceso.El fracaso del proceso del Caguán no es referencia válida para el proceso de LaHabana, porque en aquél ocurrieron presiones políticas y militares, que secombinaron con la estupidez de las FARC, hechos que hoy no se están dando. 3. Los seis puntos de la agenda de paz son viables.Para Santos no fue fácil lanzarse al proceso de paz. Lo han visto como unatraición a Uribe, su mentor inicial. Tiene un costo político. Pero se la jugó con unaherramienta novedosa y fue negociar en medio de la guerra, sin exigir alto al 6
  7. 7. fuego, cosa que hubiera sido difícil de pactar y de que se cumpliera. Esto le facilitó“vender” la idea del proceso.Las FARC no están destruidas pero sí están acotadas en el territorio y estánrelativamente controladas. Además, no se ven fracturas grandes a su interior,ningún grupo de las FARC se ha declarado contra el proceso.Las FARC tienen como puntos principales la tierra, punto que han formuladodesde Marquetalia y en el que no cederán. Por lo demás, no son maximalistas yse transarán por tener cuota de poder político.Los problemas reales del proceso son otros, como los que enuncio a continuación: Cuál será el alcance de perdón y olvido. Cómo se manejará la imagen de impunidad para los delitos. El perdón y olvido deberá extenderse también al ejército, referidos a los excesos cometidos por éste. Está por definirse cuál será el tipo y el alcance de la participación política que recibirán las FARC. ¿Tendrán favorabilidad? Se requerirán cambios en la constitución.Hay que reformar la Constitución Política e incluso algunos conveniosinternacionales.Una constituyente no es viable y un referendo es difícil.La CPC en sus artículos 374 a 380 establece un procedimiento que podría serviable, si las FARC lo aceptan. Concretamente el artículo 376 limita y condiciona lacomposición, el tiempo y la competencia.(Aquí termina la charla y da paso a las preguntas).Pregunta: ¿Cómo pueden influir contra el proceso los sectores disidentes de lasFARC, los militaristas de las fuerzas armadas del Estado y la experiencia delexterminio de la Unión Patriótica?Respuesta. No hay evidencia de ello, al menos no se ve. La presencia del generalMora en el grupo de negociadores de La Habana tranquiliza. Además se observalealtad y tranquilidad en las FFAA. Con las FARC puede que no haya tantacerteza, pero tampoco se observan grupos disidentes que se hayan opuesto alproceso. Lo de la UP sí es un asunto pendiente por resolver, cómo darlesprotección. 7
  8. 8. P. El movimiento social puede ser un actor que entorpezca. Puede exigir cosascomo el cese al fuego.R. No habrá cese al fuego. En lo demás es su opinión contra mi opinión. Para míla posible oposición del movimiento social podrá verse después de la firma delacuerdo, no antes.P. Paz va a haber, se va a firmar. Pero ¿cómo garantizar que sea duradera? Enparticular, por ejemplo, si Álvaro Uribe regresa a la presidencia?R. Las FARC están distintas hoy en relación con el tiempo del Caguán. Pero noestán acabadas. La implantación del Frente Nacional también fue muy difícil,concretamente, durante sus dos primeros años ocurrió la mayor tasa dehomicidios violentos. Es posible que esas dificultades también se presenten eneste proceso.P. La restricción a la constituyente que mencionó Marco Palacio ¿puede ser firme?Respuesta de Marco Palacio. Sí será firme.Respuesta de Carlos Gaviria. No necesariamente, pues como ocurrió en 1991 laconstituyente puede extenderse a todos los temas que quiera. En cambio elreferendo sería más controlable.Consideración final: Sacrificar la justicia en bien de la paz es justificable. Laconstitución política de Colombia lo establece en su artículo 22, que le da muchaimportancia a la paz. Los hechos rebasan el derecho. Hay que encontrar elbalance justo entre la justicia y la paz. 8

×