Humanidades médicas                                 Educación médica Luis M. Iruela                                       ...
“La capacidad de ponerse en el lugar del otro, la de compartir                La imagen, de Tino Soriano                  ...
to, y no sólo entre dos seres humanos. Años más tarde,        Formación en empatíaVernon Lee lo expresaría de esta elegant...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Cine y empatía

1,591

Published on

Artículo del Dr. Luis Miguel Iruela, psiquiatra en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,591
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Cine y empatía"

  1. 1. Humanidades médicas Educación médica Luis M. Iruela Psiquiatra. Hospital Puerta de Hierro. Madrid Cine y empatía No sólo es necesario estimular la presencia de la empatía, también es necesario ejercitar su controlUn requisito necesario para la actividad clínica es saber distinguirla enfermedad del enfermo. Y esto sólo es posible si somos capaces deentender al paciente. Entender a alguien supone captar sus emociones,sus sentimientos y los motivos de su conducta. En definitiva, ver el mundocon sus ojos. Justamente lo que la empatía logra.Referentes cinematográficosBlade Runner, un D ouglas Sirk, director de algunos de los más fulgu- rantes melodramas de la década de los cincuenta, afirmaba que el cine es, ante todo, emoción. Esta co-clásico de la ciencia nexión inmediata entre el lenguaje de las imágenes y elficción mundo de los afectos convierte a aquél en una poderosaRidley Scott dirigió herramienta con la que puede el espectador aceptaresta película de ciencia emocionalmente el punto de vista de cada uno de los personajes de una película, es decir, lo convierte en unficción, estrenada en camino real para el ejercicio de la empatía, condición1982 y basada, aunque imprescindible esta última para la dotación profesionallejanamente, en la de todo médico clínico en nuestra sociedad del siglonovela de Philip K. Dick XXI.¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, que con el tiempo Pero, además, tiene el cine la virtud de transmitir ideas (“una imagen también puede ser una idea” -decíase ha convertido en un clásico de la ciencia ficción. El guión fue Paul Schrader) y de plantear problemas teóricos conescrito por Hampton Fancher y David Peoples y su reparto incluye cierta oportunidad de manera accesible y atractiva paraa Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young, Edward James Olmos, el gran público. Emoción y pensamiento son las dos po-M. Emmet Walsh, Daryl Hannah, William Sanderson, Brion James, tencias del cine que hacen de él un vehículo adecuado para acometer algunas tareas intelectuales como laJoe Turkel y Joanna Cassidy. El diseñador principal fue Syd Mead y educación médica o la reflexión sobre los grandes temasla música original fue compuesta por Vangelis. de la medicina que socialmente preocupan en el tiempo actual.
  2. 2. “La capacidad de ponerse en el lugar del otro, la de compartir La imagen, de Tino Soriano En el servicio de urgencias del hospital Valluna idéntica pasión y la de vivir sufrimientos y alegrías que nos d’Hebrón de Barcelona, la enfermera Mar Royoson, en principio, ajenas. Todo ello es empatía”. atiende a Paulo, un brasileño que ha sido agredido por una banda de skinheads y atropellado por un vehículo en su huída.Blade Runner ciertas situaciones. Por el contrario, aquellos otros seres creados por la ingeniería genética (llamados replicantesDirigida por Ridley Scott en 1982, la película Blade en la película) no podrían conseguirlo ni simularlo si-Runner ofrece un buen ejemplo de lo dicho anterior- quiera.mente. En ella, pensamiento y emoción se unen para re- ¿Qué es lo específicamente humano? Esta es la grannovar, en un ambiente futurista, una vieja cuestión de la pregunta que el largometraje plantea. Y a la que respon-antropología romántica, la relativa a la distinción entre de con algún atrevimiento: aquello cuya carencia impideel hombre natural y el creado por la ciencia. nuestra condición humana no es la razón ni el lenguaje En el filme, la diferencia se establece por medio de la sino la empatía.aplicación de un “test de empatía”, que recibe el nom-bre imaginario de “Prueba de Voight-Kampff” y que está ¿Qué es empatía?directamente basado en el experimento de la asociaciónde palabras de Carl Gustav Jung. Se debe a Theodor Lipps la formulación clásica del En esencia, el test consiste en someter al examinando concepto empatía. Así, el término “Einfühlung” (“sen-a una batería de estímulos verbales de variada resonan- tir en”) apareció por vez primera en su obra Estéticacia psicológica, mientras se estudia en él la aparición (1907), donde era definido como un proceso de imita-o no de una reacción vegetativa determinada (en este ción interna, de naturaleza involuntaria, por el que uncaso, la modificación del diámetro de la pupila) que, a sujeto se identifica con la existencia de otro cuerpo asu vez, revele la presencia de una emoción profunda través del sentimiento.desencadenada por un estímulo concreto. Es de notar que la visión de Lipps de la empatía era Sólo los seres humanos genuinos serían capaces de estética, ya que, según él, el proceso de identidad aludi-experimentar un movimiento interior de empatía ante do tendría lugar, sobre todo, entre un sujeto y un obje-
  3. 3. to, y no sólo entre dos seres humanos. Años más tarde, Formación en empatíaVernon Lee lo expresaría de esta elegante manera: “Elplacer del arte es un goce de nuestra propia actividad La emoción puede aprenderse. De hecho es la granen un objeto” (Lo bello, 1913). Recuérdese, a este res- experiencia que adquirimos en la infancia. Así, todospecto, el instante de unión que ocurre entre la obra de somos conscientes del influjo educativo del ambientearte admirada y quien la admira. familiar en el desarrollo personal y en la formación del En resumen, para Lipps la empatía vendría a ser carácter.una condición estética porque dota al individuo de un Un requisito necesario para la actividad clínica es saberacceso instantáneo a la belleza. Edmund Husserl, sin distinguir la enfermedad del enfermo, o sea, diferenciar elembargo, lograría una versión mucho más depurada del proceso morboso del ser humano que lo sufre. Y esto sóloconcepto al entenderlo como aquella forma general en es posible si somos capaces de entender al paciente. En-que todo hombre reconoce al otro. Siguiendo esta mis- tender a alguien supone captar sus emociones, sus senti-ma línea, su discípula Edith Stein, en su tesis doctoral mientos y los motivos de su conducta. En definitiva, ver elSobre el problema de la empatía (1916), la describe mundo con sus ojos. Justamente lo que la empatía logra.como un modo ciego de conocimiento que alcanza la La emoción, es cierto, no implica por fuerza que laexistencia del otro sin poseerlo. comprensión se alcance, pero es el primer paso nece- Si se admite este enfoque es, entonces, preciso distin- sario para hacerlo; el camino que lleva a esa emoción aguir la empatía de lo que Dilthey llamaba comprensión convertirse en idea, en reflexión, en pensamiento. De la(Verstehen). Comprender es una función intelectual, un empatía al conocimiento, éste sería el trayecto acertado.darse cuenta de los contenidos de la experiencia para Ver cine es comprender a través de los afectos y acer-situarlos después en su contexto. Supone, por tanto, un carnos a los demás por medio de la sutura. Ver cine entrabajo reflexivo que no puede ser reducido a una efu- público nos hace compartir en la sala los mismos senti-sión especial del sentimiento. mientos por unos personajes. Ver cine, en suma, es en- En otras palabras, la comprensión sería una labor trenar la empatía, afinarla para detectar en la vida realracional en tanto que la empatía responde, más bien, a la presencia emocional de los otros.una emoción anterior al pensamiento con la que cada Por ello, esta potencia de imágenes compartidas po-uno de nosotros tiende a perderse a sí mismo en los dría constituirse en un aula abierta que nos sirva a losdemás, Esto último implica la capacidad de ponerse en médicos para distinguir la biología de la persona o, loel lugar del otro, la de compartir una idéntica pasión y que es lo mismo, la enfermedad del enfermo, y contri-la de vivir sufrimientos y alegrías que nos son, en princi- buir de este modo a una práctica más científica y máspio, ajenas. Todo ello es empatía. satisfactoria.Sutura Medicina orientada al pacienteCuando alguien ve una película deja en suspenso su jui- Se trataría, por tanto, de recuperar la enseñanza de unacio de realidad y acepta lo que la pantalla le muestra de medicina orientada al paciente, considerando a éste unun modo natural. La mirada de la cámara se convierte individuo y no sólo una abstracción. El cine facilita esaen su propia mirada aunque los movimientos de aquélla formación, nos ayuda a agudizar nuestra capacidad decambien con brusquedad de escena o de personaje. Na- observación y nos dispone hacia una presencia de áni-da extraña al espectador, que no se pregunta por qué se mo cercano a la comprensión.han dispuesto así las imágenes o por qué se cuenta de Sin embargo, también la empatía contiene sus trampas, laesta manera la historia, antes bien, tiende a adoptar el mayor de las cuales sería la falta de, al menos, una delgadapunto de vista del narrador sin poner condición alguna. distancia con el sufrimiento del otro. La suficiente para man- El resultado es que va adquiriendo, a través de un pro- tener una claridad necesaria de juicio que permita poderleceso mental de imitación, las distintas visiones del mun- ayudar. En la inclinación compasiva del médico acecha undo que los personajes muestran. Se trata de un fenómeno riesgo seguro, el de que la identidad del paciente y la suyapsicológico llamado “sutura”, descrito por el psicoanálisis puedan llegarse a confundir. Por esa razón, se hace precisode Lacan y empleado después por cierta crítica cinema- educar la empatía, no sólo para estimular su presencia, sinotográfica, inspirada en la semiótica, para explicar cómo también para ejercitar su contención y control.se generan los significados de un film en quien lo ve. Algunos autores piensan que es precisamente la simpa- La palabra sutura, una metáfora tomada del mundo tía (una forma atenuada de emoción empática) la actitudmédico, señala que permanece el espectador “cosido” afectiva correcta del médico ante el enfermo, ya que dea la trama de imágenes sin poderse desprender de ella esta manera quedarían preservadas las identidades deni evitarla. Esto condiciona su forma de ver la película. ambos. Esto supondría, sin duda, un cambio en la rela-La sutura permite al cine despertar emoción. Y es, en ción terapéutica, el que va de “sentir con el otro” a “sen-realidad, el mecanismo por el que una cinta conmueve tir por el otro”. Sin embargo, el desgaste emocional delal espectador. No es difícil percibir, entonces, su intensa médico sería menor y aumentaría además su tiempo pararelación con la empatía. centrarse en los aspectos técnicos de la enfermedad. En ese sentido, tiene el cine el poder de crear senti- Sea como fuere, en su forma plena -o mejor en su formamientos comunes en el público de una misma proyec- contenida-, no deberíamos olvidar la importancia de la em-ción, Este es, precisamente, el motivo de su uso político patía en la práctica diaria. Sobre todo, si recordamos quey mercantil. Ahora bien, sería más importante aplicar tiene por objeto la medicina el alivio del mal, y que esteese poder colectivo a una tarea de verdadero interés último sería, en palabras de Gilbert –uno de los psicólogosmédico como lo es la enseñanza de la empatía. de los juicios de Nuremberg-, “la ausencia de empatía”. J

×