Maltrato Psicológico, claves para reconocerlo y superarlo.

160,000 views
159,696 views

Published on

Este trabajo va dirigido a aquellas personas que se encuentran en una situación de maltrato psicológico o abuso emocional dentro de la pareja. Describe en qué consiste y qué tipos de comportamiento suponen maltrato, teniendo en cuenta que no todas las personas maltratadas son conscientes de que lo que sucede en su relación de pareja está siendo abusivo y puede considerarse maltrato. El daño o destrucción del sentido del yo y la autoestima, como consecuencia del maltrato repetido, además de dar lugar a ansiedad, depresión o trauma, distorsiona el modo de verse a uno mismo o al mundo, dejando a la víctima atrapada en una situación en la que se ve incapaz de salir.

Published in: Health & Medicine
4 Comments
49 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
160,000
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
852
Comments
4
Likes
49
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Maltrato Psicológico, claves para reconocerlo y superarlo.

  1. 1. www.psicologosrenacer.es EL MALTRATO PSICOLÓGICO, CLAVES PARA RECONOCERLO Y SUPERARLO.INDICE:1. En qué consiste el maltrato psicológico.2. Tipos de maltrato.3. Los efectos del maltrato.4. Ayuda psicológica para víctimas de maltrato.5. El camino hacia la recuperación desde una visión transpersonal.BIBLIOGRAFÍA: • Hirigoyen M.F. El acoso moral. 1999 • Norwood R. Las mujeres que aman demasiado. 2006 • May D. Codependencia. 2004 1
  2. 2. www.psicologosrenacer.esRESUMEN:Este trabajo va dirigido a aquellas personas que se encuentran en una situación demaltrato psicológico o abuso emocional dentro de la pareja. Describe en quéconsiste y qué tipos de comportamiento suponen maltrato, teniendo en cuenta queno todas las personas maltratadas son conscientes de que lo que sucede en surelación de pareja está siendo abusivo y puede considerarse maltrato. El daño odestrucción del sentido del yo y la autoestima, como consecuencia del maltratorepetido, además de dar lugar a ansiedad, depresión o trauma, distorsiona el modode verse a uno mismo o al mundo, dejando a la víctima atrapada en una situación enla que se ve incapaz de salir. 2
  3. 3. www.psicologosrenacer.esINTRODUCCIÓN:El primer paso para poder salir de una situación de maltrato psicológico o abusoemocional consiste en reconocer que está sucediendo. Hay muchos motivos por losque una persona no llega a ser consciente de lo que está pasando, pero tal vez elmás poderoso es que, para la mayoría de las personas resulta muy difícil creer quela misma persona que amas y que se supone que te ama, te está sometiendo a unconstante maltrato. De hecho parece incluso una contradicción: ¿Cómo es posibleque alguien que dice quererte te maltrate? Tendemos a pensar que si existe amor nopuede existir maltrato, como si ambas cosas no pudieran darse juntas jamás. Peroesta es una idea errónea y peligrosa, una trampa que te impide ver la realidad talcual es. Y la realidad es que el ser humano es sumamente complejo, y la mismapersona que cuando dice que te ama lo dice en serio, puede estar maltratándotetambién, tanto física como psicológicamente.Tendemos a pensar en el amor como algo hermoso, una relación de apoyo, cariño yrespeto por la otra persona y la relación. Un compromiso con alguien a quien deseaslo mejor y a quien nunca querrías dañar. Ésta es sin duda una buena definición paraun tipo de amor sano; la clase de amor que todos consideramos que debe ser elamor “verdadero”. Pero en realidad, hay tantas formas de amar como personas en elmundo. Y los sentimientos de amor pueden ir entremezclados con otrossentimientos, actitudes, carencias, ideas, miedos, etc..., que hacen que el cóctelresultante sea una compleja mezcla que lleva a una persona a vivir y sentir el amorde una manera muy particular.La persona dependiente y ansiosa, por ejemplo, llena de miedo al abandono, diráque te ama, lo creerá, lo sentirá. Alguien puede decirle. “No es amor, esdependencia, es miedo a la soledad”, pero no podemos negar la experienciasubjetiva de esta persona, que dice que ama a su pareja con una intensidad que leasusta. No es un amor sano, no es un amor que lleve a crecer, pero esa persona lovive como amor. Y eso la puede llevar a pensar: “No puede estar maltratándomeporque me ama, si me trata a sí es por mi bien, por mi culpa, porque le hagoenfadar, hay algo malo en mí…”. Pero la idea de que quien te ama (al menos a sumanera), no puede estar maltratándote, además de ser errónea, te lleva a pensar deun modo que resulta perjudicial y destructivo, que te impide ver lo que estápasando,, te impide tomar medidas, y te lleva a culparte y hacerte responsable de loque está pasando. Y es que la persona maltratada, aunque no reconozca que estásiendo objeto de abuso, sí sabe que la están castigando, que ciertoscomportamientos de su pareja le hacen daño, le resultan insultantes y humillantes, ladejan en un estado de confusión, dudas, tristeza, ansiedad. Pero ante laimposibilidad de aceptar que la persona que dice quererla la está maltratando,descarta esa opción de su mente por inadmisible o imposible, no le queda másremedio que culparse a sí misma por lo sucedido. “Si yo no fuera tan idiota mi parejano tendría que hablarme así”. Pero ni aunque fueras la persona más idiota sobre lafaz de la tierra merecerías el maltrato. Por tanto la idea que debes tener presente esésta: La persona que te ama puede estar maltratándote al mismo tiempo, porque elamor no siempre es sano ni responde al ideal de amor que quisiéramos tener.Por supuesto, en otras situaciones el maltratador no siente ningún tipo de amor porla víctima, tan solo desprecio y desagrado, o bien pueden darse juntos sentimientoscontradictorios, de amor y desprecio. 3
  4. 4. www.psicologosrenacer.es1. EN QUÉ CONSISTE EL MALTRATO PSICOLÓGICOCualquier persona puede maltratar psicológica mente a otra en un momento dado, yseguramente, todos hemos sido tanto víctimas como verdugos en más de unaocasión. Tal vez sea inevitable que en alguna ocasión seamos tratados condesprecio, humillados, insultados o rebajados. Pero no es eso lo que define elmaltrato psicológico. Cuando hablamos de maltrato psicológico o abuso emocional,nos referimos a algo que sucede de forma repetida y continuada a lo largo deltiempo. No es un simple desprecio ocasional hecho por despecho o en el calor deuna discusión; es un proceso sistemático, al que se ve sometida una persona una yotra vez durante un largo período de tiempo.Dado que casi todos hemos sido víctimas de maltrato alguna vez, sabemos lo quese siente, sabemos que daña nuestra autoestima, que nos afecta y que nos duele. Sies un incidente aislado lo acabamos olvidando, lo superamos, tal vez en unosminutos, o tal vez necesitemos varias horas o le demos vueltas en nuestra mentedurante varios días, pero acaba pasando y sus efectos no son duraderos. Pero,¿qué sucede si, cuando acabamos de recuperarnos del anterior incidente, sucedeotro similar? ¿Y si vuelve a sucedernos una y otra vez, sin darnos tiempo a digerircada suceso, a procesarlo y superarlo? ¿Y si la persona que nos maltrata es alguienimportante en nuestras vidas, como nuestra pareja, lo cual hace que el dolor deldesprecio sea más intenso? No sucede gran cosa si alguien te dice una vez queeres un inútil, pero pasa mucho cuando te dicen cosas como esa una y otra vez; ypasa aún más si quien te lo dice es tu pareja, la persona a la que amas, la personaque supuestamente te ama. Es cierto que una gota de agua no tiene importancia,una sola gota no va a ahogarte, pero, si te vienen encima tantas gotas de aguacomo para ahogarte, ¿seguirías viéndolas como simples gotas de agua?Seguramente no. Un único comentario despreciativo no es un problema; uno cadadía es como un cáncer en tu mente, que la va corroyendo lentamente sin que apenas te des cuenta. Por eso es importante que seas consciente de lo que deverdad está pasando, que dejes de ignorar tus sentimientos y les concedas valor.Los sentimientos nos guían, nos dicen que algo marcha mal, nos empujan a buscarsoluciones. Si piensas que es absurdo que te sientas mal, entonces no estásconcediendo valor a tus sentimientos y emociones. Tus emociones son válidassiempre, nadie puede discutirlas, ni negarlas, nadie puede decirte que no deberíassentir lo que sientes. Cada persona es diferente y a cada persona le afectan lossucesos de manera diferente. Y el modo como te afecte no es discutible, es unhecho.Nunca niegues la validez de tus emociones o sentimientos. Tienes derecho asentir lo que sientes, sea lo que sea.Por tanto podemos definir el maltrato psicológico como un proceso que se extiende alo largo del tiempo y en el que una persona es humillada, infravalorada, insultada,manipulada o despreciada de forma sistemática. 4
  5. 5. www.psicologosrenacer.es¿Realmente estoy siendo víctima de maltrato?A veces resulta difícil detectar el maltrato porque es complicado conocer y explicar elsignificado de cada frase, alusión o entonación. Por eso es importante usar laspropias emociones como guías. Por supuesto, a veces podemos equivocarnos. Talvez malinterpretemos una frase y nos enfademos, cuando no nos habríamosenfadado de conocer el verdadero significado. Pero en una relación normal y sanalos malentendidos se aclaran, se piden disculpas y no pasa nada. En una relaciónabusiva, incluso si malinterpretas un comentario inofensivo de tu pareja y pidesdisculpas, no hay perdón por su parte; lo usará contra ti; te dirá que no estás bien dela cabeza, que eres una persona paranoica e histérica, o que no vale la pena hablarcontigo porque todo lo entiendes al revés, y cuando pase la discusión quedará en tiuna emoción desagradable, una pequeña herida emocional más a añadir a tu largalista.En una relación de pareja, la víctima puede tolerar ciertos comportamientos abusivospor amor a su pareja, porque el cariño que siente le hace pensar cosas como: “Lohace porque está frustrado por el trabajo”, “No lo dice en serio”, que excusan elcomportamiento del maltratador. Así mismo, es posible que los propios familiares yamigos de la víctima intenten restar importancia a esas conductas con comentariossimilares, pero lo que hacen es dejar a esta persona con la sensación de que nopercibe la realidad correctamente, porque pretenden hacerle ver que no pasa nada,cuando sí que está pasando algo. Dudar de nuestro propio juicio es peligroso, sobretodo en una situación de maltrato, porque provoca una gran incertidumbre, y ¿cómopodemos defendernos de algo si hasta dudamos de su existencia?El maltratador también tratará de darle la vuelta a las cosas. Si reaccionas condepresión o abatimiento te dirá que siempre estás deprimido. Si, ante la situación demaltrato continuado, al final no puedes más y estallas con ira, tu pareja te acusaráde ser una persona agresiva o histérica. Puede tratarse de alguien que ejerce elmaltrato de un modo tranquilo, sin alzar la voz, sin estallidos emocionales, tan sólopor medio de comentarios hirientes, como: “Ya sé que has logrado ese ascenso, y tefelicito, pero no es un trabajo tan importante, cualquier puesto que ocupes allí serásiempre de baja categoría”, dicho en un tono tranquilo y suave, con aire desuperioridad y una ligera mueca de desprecio o burla que te transmite el mensaje:“Hay que ser idiota para venir tan alegre por un ascenso en semejante trabajobasura”.Algunas personas dicen que no son víctimas de maltrato psicológico porqueimaginan situaciones extremas, como un ambiente familiar lleno de amenazas,gritos, insultos y un franco desprecio, o porque nadie los ha echado de casa enplena noche y ha cerrado la puerta con llave. El abuso emocional puede ser todoeso pero también puede ser sutil y reposado, puede adoptar muchas formas ymodos diferentes, pero no por eso es menos destructivo y devastador. Puede que lapersona que te esté maltratando sea inteligente, que caiga bien a todo el mundo, talvez sea el tipo de persona para quien su imagen social es muy importante y trata deser querida y admirada por todos, tal vez la consideren una persona encantadorapero al llegar a casa muestra su verdadero rostro, cuando por fin puede quitarse lamáscara que exhibe ante los demás.O es posible que tu pareja tenga un gran sentido del humor y recurra al sarcasmo ya la burla para hacerte daño. Luego te dirá: “Pero si sólo es una broma, no tienessentido del humor”. Pero no es sólo una broma, es una burla tras otra, pequeñostiros continuados que hacen mella en tu autoestima. Con la primera broma te ríes, 5
  6. 6. www.psicologosrenacer.espuede que con las siguientes también, porque tienes sentido del humor, y porquesabes reírte de ti mismo si la ocasión lo requiere, pero llega un momento en que yano te apetece reírte más, en que empiezas a sentir ira o depresión ante dichoscomentarios. Entonces puede que te autocastigues haciendo tuyos los comentariosdel maltratador: “¿Será que no tengo sentido del humor? ¿Estoy exagerando,debería saber reírme de esto y no enfadarme? ¿Soy idiota por enfadarme?” Dudas ymás dudas que te dejan en un estado de incertidumbre, que te hacen dudar de tupropia capacidad para percibir la realidad correctamente. Es decir, empiezas a dudarde ti, de tus percepciones, tus juicios, tus emociones. Eso significa que tu identidadempieza a estar erosionada. El maltrato psicológico erosiona tu identidad, tu sentidodel yo, de quien eres y hacia donde te diriges. Por eso es tan peligroso y destructivo.El maltrato psicológico es algo que hay que tomar muy en serio.A veces, los mensajes del maltratador no se perciben como agresiones porque sondemasiado sutiles, de modo que la víctima siente hostilidad y malestar pero no saberealmente porqué, hasta que lo piensa con más detalle y toma conciencia de lo queestá pasando.Debido a que con frecuencia los ataques son indirectos, resulta bastante difícildefenderse de ellos, pues no se pueden ver con claridad. Puede tratarse de miradasde desprecio, suspiros con gesto de irritación o movimientos de negación con lacabeza, críticas o burlas disfrazadas de bromas.A veces, debido a que el abuso ha estado presente desde la infancia, la víctima nopuede imaginar que otro tipo de relación sea posible. El maltrato se percibe comonormal o merecido; la víctima piensa que es la culpable de lo que está pasando eintenta cambiar el comportamiento de su pareja cambiando ella. Empieza a pensarqué ha hecho o dicho mal, qué debería hacer o decir la próxima vez para no enfadara su pareja, como si fuera responsable de su comportamiento, cuando lo cierto esque cada persona es responsable de su propia conducta y la mayoría de las vecesni siquiera puede hacer nada para cambiarlo, porque haga lo que haga siempreaparecerá un nuevo motivo para el abuso. Esto es así porque el motivo real delmaltrato es el control y la dominación, de modo que todo lo demás son simplesexcusas. Es decir, el motivo de su enfado no es que su pareja haya llegadodemasiado tarde, o haya estado hablando con cierta persona, o haya dicho algoabsurdo. Esas son sólo excusas para ejercer un control sobre ella, y ni siquieracuando la haya dominado y controlado por completo va a cesar necesariamente elabuso, porque está originado por los propios miedos de la persona que maltrata.Incluso aunque su pareja no vea a nadie, no salga de casa, no trabaje, su miedoseguirá ahí, en su interior, como una voz que le dice que todavía no es suficiente,que nunca es suficiente, porque el maltratador está tratando de vencer sus miedosde un modo equivocado, de un modo que nunca le traerá la paz y tranquilidad quenecesita. Seguirá teniendo miedo, seguirá sintiendo una gran inseguridad, y seguiráintentando hundir a su pareja más y más, creyendo que así puede vencer su miedosin lograrlo nunca. Es un círculo vicioso del que no puede escapar, pues la saludpsicológica no se logra por medio de comportamientos patológicos. De esta manerano podrá superar su miedo, y su pareja no logrará que cambie doblegándose, sólologrará deprimirse lo cual será un nuevo motivo de maltrato.La víctima de abuso siente una profunda soledad. Lucha por el amor de una personaque la degrada la mayoría del tiempo y ansía los cada vez más escasos momentosen que su pareja vuelve a ser la persona cariñosa y atenta que la enamoró en unprincipio. Se encuentra en un estado de ansiedad constante, esperando a que su 6
  7. 7. www.psicologosrenacer.espareja vuelva a comportarse amablemente, y cuando lo hace, sigue viviendo esemomento con ansiedad, temiendo que pueda volver a cambiar y reaccionar condesprecio y abuso de nuevo. Toda su vida empieza a girar en torno a su pareja,temiendo que se enfade y reaccione de manera abusiva. En este momento, su vidaya no le pertenece, pues no toma sus decisiones libremente, sino basadas en elmiedo a la reacción de su pareja, quien ha logrado controlarla gracias a su miedo.Pero esta cadena de dependencia y miedo puede romperse, aunque primero esnecesario analizar con detalle los sentimientos y no confundirlos. Cuando el amor vaacompañado de miedo, tristeza, soledad, aislamiento, incomprensión, ansiedad,¿deberíamos llamarlo amor? Cuando la víctima dice que a pesar de todo ama a esapersona, ¿es ese el tipo de amor que desea, un amor irremediablemente mezcladocon dolor y soledad?Cuando al amar a una persona, ese amor trae consigo sentimientos de dolor,tristeza, soledad, incomprensión o ansiedad, entonces lo que sientes no esamor.Los siguientes casos indican que una persona puede estar siendo víctima de abusoemocional: • Empieza a dudar de sus emociones, juicios, opiniones, pensamientos, interpretaciones de la realidad, y esas dudas están desencadenadas por los comportamientos de su pareja. • Con frecuencia, en su interacción con su pareja se siente como si no valiese nada. • A menudo, en la interacción con su pareja se siente humillada, infravalorada, despreciada, avergonzada, rechazada. • A menudo, en la interacción con su pareja se siente controlada, manipulada, privada de libertad, enjaulada.Si usamos un poco la imaginación, podemos ver el maltrato como una especie deenergía que va tomando forma, que acaba poseyendo a una persona como un enteextraño en su interior, que le sigue hablando en su propia mente incluso cuando elmaltratador no está cerca. Por su mente empiezan a desfilar una serie de ideas,comentarios o imágenes muy similares a los que ha escuchado en boca de supareja. Son comentarios de autodesprecio, autocrítica, dudas de su valor personal,de su capacidad, de la validez de sus opiniones, de lo acertadas que puedan ser susideas. Es el maltratador interior. Y ese maltratador interior es el primero que debecombatir. Ha de arrancarlo de su interior para después poder sacarlo de su vida. 7
  8. 8. www.psicologosrenacer.esLa victima de maltrato.¿Porqué algunas personas consienten el maltrato?Generalmente se trata de personas que han sido víctimas de algún tipo de maltratoen su infancia. Estas personas son más propensas a verse implicadas en relacionessimilares en la edad adulta. Es posible que incluso hayan vivido varias relaciones deeste tipo, y que hayan salido de una sólo para verse implicadas en otra similar pocotiempo después. En cierto modo, es como si quisieran revivir la historia ocurrida ensu infancia para escribirla de nuevo y poder darle un final feliz. Ese final feliz que,por mucho que lo desearon, nunca tuvieron en su infancia. Intentan cambiar elpasado haciendo que una persona abusiva cambie y los ame con un amorverdadero y sano. Por este motivo, buscan inconscientemente como pareja a unapersona similar al padre o madre maltratador. En otros casos, el maltrato durante lainfancia ha enseñado a estas personas que no pueden aspirar a nada más, que noson dignas de un amor verdadero, que hay algo defectuoso en ellas y no merecenser tratadas con cariño y respeto. También es posible que, debido a la situación deabuso en su infancia, les falten algunos de los recursos psicológicos básicos para noser atrapadas en la red del maltratador. Al no haber desarrollado estos recursosestán menos capacitadas para huir de una situación de maltrato o para detectarla.El maltratador sabe cómo enganchar a estas personas. Empieza por mostrarsecariñoso, les da el amor y la conexión emocional que tanto ansían tener, que nuncatuvieron en su infancia y han anhelado desde entonces. Conforme se va formandoun vínculo entre ellos empiezan a aparecer los primeros signos de maltrato, enforma de sutiles desprecios, rechazo, indiferencia. Este comportamiento alternanteentre maltrato y muestras de amor, vuelve a abrir viejas heridas procedentes de lainfancia. La víctima se ve en una situación parecida a la que vivió tiempo atrás y queno aprendió a manejar.De este modo se va formando un fuerte vínculo entre ambos, constituido por unamezcla de dependencia, ansiedad, carencias y viejas heridas que no han llegado acurarse del todo. Y puede que también amor, entremezclado con estas emocionesque hacen que todo sea tan intenso. El dolor… Otra falsa “prueba” del amor que sesiente.La intensidad de las emociones no necesariamente está basada en el amor,puede estar originada por el miedo al abandono y la ansiedad. No confundiramor con adicción.Cuando empiezas a sentir que desapareces:Algunos autores han comparado el efecto del abuso emocional con el producido porlas torturas emocionales de prisioneros en los campos de concentración. Elprisionero se siente como si fuera invisible. Sus sentimientos, sus deseos, handejado de tener importancia, no existe como persona, sólo como número, sonmeramente cuerpos que se mueven, indistinguibles unos de otros, vestidos de lamisma manera, deshumanizados. Sienten que están desapareciendo poco a poco,que su yo se desvanece, que no son nadie porque no importan a nadie. 8
  9. 9. www.psicologosrenacer.esLa persona sometida a abuso emocional puede llegar a sentir algo muy similar: esasensación de desaparición. Aislada de sus familiares y amigos no le queda nadiemás en la vida que el maltratador, a quien se aferra con más fuerza cuanto másaislada se siente y cuanto más destruida está su identidad. La misma persona que laestá destruyendo es la misma que, si lo desea, puede hacer que vuelva a sentirsepersona, puede validarla, hacer que esa sensación de no ser nada y de no importarnada desaparezca aunque sea por un momento. Eso lo sabe y lo desea con ansia.Por este motivo, cuanto más tiempo pasa una persona en una situación de maltrato,más difícil resulta salir de ella, pues la erosión del yo crea más dependencia, y estadependencia hace que se aferre cada vez con más intensidad a la única personaque existe en su vida: el maltratador.Cuando empiezas a sentir que desapareces, que no queda nada en tu interiorexcepto un gran vacío, aparece también la confusión, no puedes pensar conclaridad, no puedes tomar decisiones ni funcionar normalmente.Las discusiones, los desprecios, las humillaciones, las críticas, empiezan a rondar lamente de la víctima como una obsesión. Trata de entender lo que está pasando,dotar de sentido al sinsentido, buscar una explicación lógica para algo que no tienelógica alguna. Los recuerdos de incidentes con el maltratador surgen en su menteuna y otra vez y no puede concentrarse en lo que está haciendo. Esto hace queaumente su predisposición a accidentes, sobre todo cuando conduce mientras estosrecuerdos e imágenes mentales se agolpan en su mente. 9
  10. 10. www.psicologosrenacer.es¿Porqué las víctimas no se marchan?Muchas personas se hacen esta pregunta: si alguien se encuentra en una situaciónde maltrato, ¿porqué no se va, porqué no se aleja de esa persona? La respuesta aesta pregunta es compleja y pueden ser muchos los factores implicados. Ademásdel vínculo traumático creado que mantiene a la víctima fuertemente unida almaltratador existen otros motivos que se detallan a continuación:─ No es consciente de lo que está pasando. Busca excusas:”Actúa así porque noestá bien, porque tiene muchos problemas en el trabajo, no lo dice en serio, es elestrés…”” O bien es posible que no crea en sus propias percepciones: “Estoyexagerando, sólo ha sido una broma, no es para tanto”. Se culpa a sí misma: “Si yono fuera tan idiota y tan torpe no reaccionaría así, soy yo quien le hace enfadar… Deeste modo no se da cuenta de que está en una situación de maltrato porque nopercibe la realidad con claridad.─ Miedos y carencias: “No podría soportar estar sin pareja, esto es mejor que estarsola, quien va a quererme a mí, nunca encontraría a nadie…”. Este modo de pensarpuede ser una consecuencia del maltrato, el cual erosiona la autoestima de lavíctima hasta verse como una persona sin valor, a la que nadie podría amar eincapaz de valerse por sí misma; o bien es posible que ya pensara así antes deentrar en la relación, tal vez debido a una historia previa de abuso y maltrato en lainfancia o en una relación anterior cuyas heridas no han sanado todavía. Es unmodo de pensar que favorece la permanencia en este tipo de relaciones.─ Falta de apoyo. Lo habitual es que, al aparecer los primeros signos de maltrato, lavíctima se sienta confusa y se pregunte si es cierto lo que está pasando, si estáexagerando, si está malinterpretando los acontecimientos o si está concediendodemasiada importancia a algo que en realidad no la tiene. Sus dudas pueden llevarlaa hablar con otras personas, como familiares y amigos que confirmen que lo queestá percibiendo es real. Si estas personas le dicen que se equivoca, que no pasanada, que su pareja es una persona excelente, etc... es posible que desestime susimpresiones y se critique y se reproche a sí misma ser tan hipersensible o tan débil.De este modo ignora sus emociones y hace recaer en ella la culpa de su malestar:“No hay nada malo en mi pareja, soy yo quien tiene que cambiar, tengo que dejar deser tan idiota y de hacer que mi pareja se desespere y se enfade”.─ Una persona que no se siente querida, que duda que sea posible que alguienpueda llegar a enamorarse realmente de ella, al sentirse validada y amada alprincipio de la relación, siente que su autoestima aumenta, que tiene un mayor valorpersonal y que tal vez las cosas hayan cambiado y sí sea merecedora de amor.Cuando el abuso aparece y las cosas empiezan a ir mal, teme perder algo tanimportante para ella, algo que no se creía merecedora de conseguir. Por tanto,intenta luchar con todas sus fuerzas para encontrar el modo de arreglar las cosas yhacer que la relación funcione y todo vuelva a ser como al principio. En su forma depercibir las cosas, romper significaría que no es digna de amor, que no ha sidocapaz de lograr que su pareja se sienta bien a su lado y que está destinada a estarsola. Es decir, no sólo se siente totalmente culpable de lo sucedido sino que laruptura significa que es alguien sin valor que nadie puede amar. 10
  11. 11. www.psicologosrenacer.es─ La víctima ideal del maltrato es una persona que tiende a culparse a sí misma.Con frecuencia, es una persona perfeccionista, preocupada por hacer lo correcto,que tiende a hacerse responsable en exceso de todo lo que acontece a sualrededor. Necesita orden y seguridad en su vida y no se permite cometer errores.Se entrega con intensidad a la persona que ama pero tiene problemas para aceptarayuda o favores de ella. En el trabajo asume una mayor carga que los demás y enlas relaciones asume también un mayor peso a la hora de hacer que funcione. Sesiente responsable en mayor medida que su pareja y se esfuerza en hacer que todovaya bien. No es extraño que una persona así acabe con una persona egoísta ynarcisista que no se siente incómoda estando con alguien que da mucho más de loque recibe y que además considera que es así como tiene que ser, pues la personanarcisista antepone sus deseos y necesidades a los de su pareja y a los de cualquierpersona. Por lo general son felices al ser útiles a su pareja, la apoyan siempre yestán ahí para cualquier cosa que necesiten, pero al estar con una persona egoístaesta tendencia suya acaba haciendo que se sientan explotadas y utilizadas. Al darsecuenta de esto es posible que reaccionen con depresión, y la depresión no ayuda enabsoluto a salir de una relación abusiva sino todo lo contrario. Su pareja ideal seríauna persona empática y altruista que no le permitiera dar en exceso y le recordaraque también tiene que pensar en sí misma.─ La necesidad de ayudar al maltratador: “Si se porta así es porque tiene problemas,necesita ayuda y yo tengo que ayudarle”. Esta forma de pensar es una trampaporque por mucho que intenta ayudar a su pareja no lo consigue, y este fracaso lelleva a sentir frustración: “Ni siquiera soy capaz de ayudar a mi pareja”. Pero elmaltratador nunca cambiará si no reconoce primero lo que está haciendo. Muchosdicen: “Así es como soy y no puedo cambiar”, lo cual es la excusa perfecta paraseguir maltratando a su pareja y no asumir ninguna responsabilidad por la propiaconducta. Así la víctima queda atrapada en una relación abusiva por su propiaesperanza y deseos de salvar a su pareja. A menudo se trata de personas enquienes es muy fuerte este deseo de ser las salvadoras. La posibilidad de salvar aalguien le hacer sentir bien, aumenta su autoestima, le hace sentirse útil, valiosa,capaz, le sirve para demostrarle al mundo y a sí misma que no es esa persona sinvalor que a menudo piensa que puede ser. De este modo, la salvación de la otrapersona se convierte en una necesidad; no es ya el acto altruista que lleva a unapersona a ayudar a otra sino una necesidad que la reafirme a sí misma. Así quedaatrapada en una batalla que no quiere perder pero que tampoco puede ganar; nomientras no se salve a sí misma primero (de sus miedos, de sus inseguridades, desu baja autoestima, de sus viejas heridas, de su pasado traumático, de sumaltratador interior)─ Restar importancia a lo que pasa: “En realidad es una persona encantadora, yo séque me quiere, pero tiene un carácter fuerte”. Pero no se puede cerrar las puertas alabuso y fingir que no tiene importancia, no se puede cerrar las puertas al dolor yfingir que no existe. Cuando se hace eso, empiezan a aparecer síntomas que no seexplican: dolores de cabeza, problemas para dormir, dolores de estómago,sensación de ansiedad y tensión interior que no se sabe de donde procede,cansancio. Fingir que no pasa nada consume demasiada energía. Pero la realidades que no es sólo un pequeño defecto de su carácter, es maltrato, es abuso, tanto silo hace conscientemente como si no, tanto si es debido a sus propios traumas comosi no, tanto si se da de manera continuada como si se da entremezclado con 11
  12. 12. www.psicologosrenacer.esmomentos de cariño(momentos que suelen ser cada vez más escasos), con excusaso sin ellas, es un comportamiento abusivo, y como tal, es destructivo en sí mismo, ylos buenos momentos que pueda haber no los compensan.─ Reforzamiento intermitente: en este tipo de relaciones suele darse un patrónalternante con momentos en que el maltratador se muestra cariñoso y atentoseguidos de momentos de abuso emocional. Esta conexión emocional intermitenteproduce gran desasosiego y confusión en la otra persona, manteniéndola inseguraconstantemente respecto al amor de su pareja. Cuando cree que tiene su amor, éstevuelve a rechazarla y siente una gran ansiedad por recuperarle de nuevo. Lospequeños momentos de conexión hacen que recupere la esperanza y cuandosucede de nuevo el rechazo y el maltrato, la decepción y el dolor son intensos. 12
  13. 13. www.psicologosrenacer.esFases que atraviesa la víctima en una relación de maltrato1. SEDUCCIÓN:En un principio el maltratador se muestra amable y seductor. La relación estáempezando, aún no existe un vínculo fuerte entre ambos ni sentimientos demasiadoprofundos. Es la fase de la conquista y muestra su mejor cara en todo momento. Enotras ocasiones existe una sutil forma de maltrato desde el principio, en la que elmaltratador se relaciona de un modo pendular, con alejamientos y acercamientosalternativos. Conforme la relación avanza y se hace más profunda e íntima, elmaltratador comienza a ejercer cada vez más control sobre la víctima.2. SOMETIMIENTO:Cuando el maltratador ha logrado establecer el control sobre la víctima, ambos seretiran para evitar conflictos, aunque el maltratador continúa con un maltrato sutil eindirecto, difícil de detectar, pero sumamente dañino. En este momento la víctima seha sometido al control ejercido por su pareja para evitar problemas y mantener ciertoequilibrio en la relación. El intenso miedo al abandono que siente la víctimacontribuye también a este sometimiento: “Si no hago nada que le moleste todomarchará bien”. Aunque es consciente del comportamiento negativo de su pareja, almismo tiempo sigue admirando ciertos comportamientos que considera positivos. Noobstante, al ceder y someterse al control de su pareja para evitar conflictos, lascosas no se suavizan sino que empeoran, pues el maltratador intenta dominar cadavez más, mientras la victima se siente cada vez más atrapada, hundida y deprimida.3. CONFUSIÓN:La identidad de la víctima empieza a estar dañada. Al principio es una sensación deconfusión, ya no es la misma persona que era antes. Ha perdido espontaneidad yenergía. Se ve a sí misma controlando su conducta y midiendo sus palabras para nohacer o decir algo que provoque el rechazo de su pareja. Está en un continuo estadode estrés, no está del todo segura de lo que está pasando. Se pregunta si esresponsable o culpable de lo que sucede y hasta que punto lo es. El maltratadorsiempre dice la última palabra, culpa sistemáticamente a la víctima de todo lo que vamal, miente, se niega a hablar, se niega a escuchar… Todo en su comportamiento ylenguaje indica a la víctima que ella es la única responsable de lo que sucede:“Empecé a creer que tal vez él tenía razón y yo no era más que una neurótica ohistérica”.4. DUDAS:La víctima no puede creer lo que está pasando. Le parece imposible que la personaa quien ama y la que, supuestamente, le ama se comporte de esa manera. Trata debuscar explicaciones razonables a los incidentes de maltrato y trata de comprenderalgo que, de hecho, es bastante incomprensible: la violencia gratuita y sin motivo. Alno encontrar ninguna razón lógica, empieza a preguntarse si habrá hecho algo queha provocado esa reacción en su pareja. Pide una y otra vez a su pareja que leexplique qué es lo que le ha molestado tanto, pero el maltratador no ofrece ningunaexplicación, tan solo respuestas vagas como: “Deberías saberlo”, “Da igual, no 13
  14. 14. www.psicologosrenacer.esentiendes nada”, “Diga lo que diga seguirás igual”. La víctima se siente frustrada,sus intentos de comunicarse para aclarar sus dudas se encuentran con un muro defrialdad y silencio.5. CULPA:Poco a poco se asienta en la víctima un sentimiento de culpa que la mantiene atadaa la relación. Cuando nos sentimos culpables de algo queremos reparar el dañocometido para sentirnos mejor. La víctima quiere encontrar el modo en que larelación funcione, se siente culpable, quiere encontrar la forma “correcta” de actuarpara acabar con los reproches, las críticas , las humillaciones; pero haga lo quehaga nada cambia. Más bien sucede al contrario, el maltratador va ganando máscontrol sobre la víctima, intensificando su dominio, haciéndose más fuerte.Los familiares y amigos de la víctima pueden contribuir a este sentimiento de culpaporque noentienden que una persona se comporte de ese modo sin motivo: “Algo le habráshecho” , es el mensaje que, con unas palabras u otras, pueden estartransmitiéndole.6. ESTRÉS:La víctima se encuentra en un constante estado de alerta. Teme las reacciones delmaltratador, teme nuevos conflictos, sarcasmos, reproches, rechazos. Controla loque dice y hace para no provocar problemas y mantener la situación tranquila. Ha deestar constantemente alerta para que su pareja no se moleste, trata de calmarlecuando se muestra irritable y trata de calmarse a sí misma para no “echar más leñaal fuego”. Todo esto la mantiene en un constante estado de tensión. A esto hay queañadir el estrés producido por el recuerdo de acontecimientos pasados. Este estadode estrés mantenido a lo largo del tiempo puede dar lugar a síntomas de todo tipo,como palpitaciones, sensación de opresión en el pecho, problemas para respirar,fatiga, insomnio, ansiedad, problemas digestivos, dolores musculares, dolores decabeza, etc.7. AISLAMIENTO Y SOLEDAD:La víctima se siente sola. Es posible que no haya hablado con nadie de lo que estápasando, pues a menudo es un tema difícil de explicar a los demás. Si le describe aun amigo un suceso concreto, parece ser algo sin importancia al tomarlo de formaaislada. A veces, cuando el maltrato es muy sutil, se da en forma de insinuaciones,gestos, indirectas, miradas o ciertos tonos de voz que son difíciles de describir a losdemás.Por otra parte, es posible que los amigos o familiares no entiendan lo que sucede yreaccionan con incredulidad e incertidumbre o no sepan cómo reaccionar. Incluso sillegasen a comprenderla, no entenderían porqué permanece en esa situación. Noson capaces de entender los lazos invisibles que unen a la víctima a su maltratador,lazos hechos de carencias, de viejas heridas, de miedos e inseguridades que no serompen con facilidad.Además, el maltratador trata de aislar a la víctima separándola de sus amistades yfamiliares. Cada vez que los ve, ha de pagar un alto precio en forma de discusiones,rechazos, amenazas o desprecios, y llega un momento en que no tiene fuerzas para 14
  15. 15. www.psicologosrenacer.esseguir luchando y acaba cediendo, de modo que cada vez ve a sus amigos conmenos frecuencia.Tampoco se siente emocionalmente unida a su pareja, de modo que el sentimientode soledad y aislamiento es intenso.8. DESCOMPENSACIÓN:Llega un momento en que empiezan a aparecer problemas de ansiedad, depresión,crisis de pánico, síntomas psicosomáticos como consecuencia del estrésprolongado. Las víctimas se sienten agotadas y sin energía durante todo el día, tieneproblemas para concentrarse, no pueden pensar con claridad, no pueden dormir,tienen pesadillas, imágenes mentales de situaciones de maltrato irrumpen comointrusos en su mente, reviviendo el momento, como si no pudieran liberarse delmaltrato incluso cuando el maltratador no está presente, pues sigue estando en sumente en forma de recuerdos.En algunos casos las víctimas pueden reaccionar con violencia. Esto suele sucederen un estado de pánico, al tratar de defenderse de sus amenazas. En otros casospueden cometer suicidio o intentarlo. 15
  16. 16. www.psicologosrenacer.esMaltrato abierto y encubiertoEl maltrato psicológico puede ser de dos tipos: abierto y encubiertoMaltrato abierto:Se trata de un tipo de maltrato que resulta claro y evidente: “Eres demasiadoincompetente para ocuparte tu de esto”, “¿Cómo va a apetecerme tener sexocontigo?, eres demasiado gorda y fea”.Se trata de insultos o críticas claramente despreciativas, expresadas con ira u odio.El control, manipulación o celos constituyen también un tipo de maltrato abierto.Entre las conductas que suponen abuso emocional abierto se encuentran lassiguientes:─ Gritar, insultar, despreciar, rebajar, criticar, ridiculizar a la víctima ante los demás,expresar asco hacia ella.─ Arrojar objetos (no necesariamente hacia la víctima), dar golpes a las paredes,portazos, romper cosas.─ Retirar el afecto e ignorar a la pareja, o amenazarla con romper la relación. Porejemplo, no hacerle caso mientras habla, negarse a mantener una conversación,rechazar cualquier gesto de afecto de la pareja, irse de casa.─ Impedir que vea a sus familiares y amigos, de modo que quede aislada delcontacto con otra persona que no sea el maltratador.─ Celos y posesividad excesivos. Controlar lo que hace y con quien está.─ Restringir recursos: impedir hacer llamadas telefónicas, impedir el acceso aldinero, interferir en las oportunidades de trabajo, etc.─ Amenazas de muerte o amenazas de integridad física o sexual, amenazas dedañar a sus hijos o animales domésticos. El maltratador puede amenazar con dañara los familiares de la víctima y decirle que es responsabilidad de ella impedir que esosuceda.Maltrato encubierto:“Mi marido a veces me ignora cuando hablo, y cuando le cuento mis ideas se ríe,agitando la cabeza con desprecio”El maltrato encubierto es un patrón sutil mediante el cual el abusador desprecia yrebaja las acciones, pensamientos y emociones de la víctima de una maneraindirecta. Por ejemplo, tal vez no te diga que no le gusta cómo te has vestido pero temira de arriba abajo con desaprobación, transmitiendo sin palabras un mensaje quedice: “No eres ni capaz de vestir de manera apropiada”.Si expresas algún temor, en vez de apoyarte y ayudarte a superarlo, te mira concondescendencia dando a entender que eres débil y cobarde. De este modo, casi 16
  17. 17. www.psicologosrenacer.escualquier pensamiento, sentimiento, preferencia o deseo que expresa la víctima esconsiderado inadecuado o negado de un modo indirecto.La comodidad y bienestar del maltratador es lo único que importa, y no es capaz desentir empatía por las emociones de la otra persona. Al despreciar sus necesidadesy sentimientos le está diciendo, de manera indirecta, lo poco importantes que son.Muchas de estas personas no son conscientes de que están siendo víctimas deabuso emocional y tienden a pensar que lo que les sucede es debido a sus errores einadecuación. Muchas se sienten tremendamente deprimidas y no son capaces deexpresar con claridad porqué se sienten así. Por eso, el primer paso hacia lacuración es reconocer que está siendo víctimas de abuso emocional y estableceruna asociación entre sus síntomas y la experiencia traumática que están viviendo. 17
  18. 18. www.psicologosrenacer.es2. TIPOS DE MALTRATOEl maltrato psicológico puede adoptar diferentes formas y los maltratadotes utilizandiversas estrategias de maltrato. Entre ellas se encuentran las siguientes:─ Impedir la comunicación:Se niega a la víctima una comunicación directa, se evaden preguntas o temas, seusa un estilo de comunicación vago, en el que no se dice realmente nada, se dejantemas en el aire. El maltratador se niega a admitir lo que está pasando y a buscaruna solución. No es posible una comunicación normal con estas personas, tienden anegar que existan conflictos o niegan su responsabilidad en ellos. El maltratadorniega a la víctima su deseo de ser escuchada, como si lo que pensara o dijera noimportase. La víctima se siente rechazada e impotente, porque sabe que existe unproblema y desea arreglar las cosas, pero sus intentos de buscar soluciones se vencontinuamente frustrados por su pareja, quien ni siquiera se digna a escucharle. Deeste modo, le transmite también el mensaje que no vale la pena hablar con ella, quelo que dice es absurdo y no vale la pena ser escuchada.Esta falta de comunicación se da a todos los niveles. El tono de voz suele ser frío, semuestra distante y no mira a la víctima. Puede ser un tono de voz sarcástico,despreciativo, burlón. Utiliza gestos como negar con la cabeza, suspirar y otrasexpresiones que indican que lo que dice su pareja es absurdo, que no es más queun puñado de tonterías.La mentira también forma parte del modo de comunicarse del maltratador. No suelenser mentiras directas, sino que se trata de mentiras indirectas que luego puededistorsionar con facilidad. Aunque en algunas ocasiones las mentiras son directas ylas expresa con seguridad insistiendo en su veracidad una y otra vez hasta queprevalece. Puede tener una gran facilidad para mentir, de modo que, ante laseguridad con la que afirma que lo que dice es cierto y el hecho de que no cambiade parecer ni duda ni un solo instante, la víctima puede acabar por creerlo.─ Desprecio, burlas, humillación, insultos, sarcasmo, críticas:Estos comentarios van dirigidos contra la persona, sus ideas, sus amistades ofamiliares, su modo de vestir. Trata de desanimar, rebajar y degradar a su pareja,haciéndola sentir que es inferior o no vale nada.El maltratador ridiculiza o humilla a la víctima tratando de burlarse de cualquier cosaque sea o tenga. A veces, estas burlas suceden en público, como cuando elmaltratador describe algún suceso que avergüenza a su pareja. Aunque lo planteacomo una broma, el comentario resulta hiriente o humillante. La víctima no estásegura de si se trata sólo de una broma, aunque puede notar la hostilidad o eldesprecio en el tono de su pareja.Lo que el maltratador pretende es ensalzarse a sí mismo rebajando a los demás,debido a que su autoestima es muy baja y se desprecia a sí mismo. De hecho,cuanto más degrada a los demás, más intenso es el desprecio que siente hacia símismo.─ Intentar hacer dudar a la víctima de sus propias emociones, ideas ysentimientos: 18
  19. 19. www.psicologosrenacer.esAl cuestionar una y otra vez las ideas y sentimientos de la víctima, ésta acabaempezando a dudar de ellos, dudando así de su propia capacidad para pensar“correctamente”. Al dudar de sus propios gustos, ideas y preferencias, cae en unestado de incertidumbre e incapacidad para tomar decisiones.Otro modo de desestabilizar a la otra persona y hacerla dudar de sí misma consisteen decir algo verbalmente mientras se expresa lo contrario a nivel no verbal. Esdecir, hay un mensaje explícito (lo que se dice con palabras) y un mensaje indirectoque el maltratador negará que existe si la víctima se lo echa en cara, de manera quela hace dudar de sus propias percepciones.En estos casos, la dificultad en detectar el maltrato y explicarlo a los demás resideen que el maltrato no está en lo que de dice sino en cómo se dice y en la frecuenciacon que se recurre a este tipo de expresiones.En otras ocasiones el maltratador puede mostrar hostilidad o agresividad de unmodo velado. Por ejemplo, dar portazos, arrojar objetos al suelo, romper cosas yluego negar todo comportamiento hostil. No levanta la voz, sólo muestra hostilidadde un modo velado y niega su comportamiento hostil cuando se plantea el tema.─ Aislar a la víctima:El maltratador intenta aislar a la víctima de diversos modos:▫ Crear enemistades entre la víctima y sus familiares o amigos: a través de enfados,malas caras, reproches, gritos o discusiones cada vez que pasa tiempo con ellos.Debido a que pasar un rato con sus familiares o amigos supone pagar un preciobastante alto, la víctima acaba cediendo y empieza a distanciar el contacto con susamistades o familiares hasta que la víctima acaba sola y sin nadie a quien recurrirpara hablar de lo que está pasando o recibir apoyo. Sin este apoyo es más difícil serconsciente de lo que está pasando y salir de esa situación.▫ Provocar celos en su pareja para mantenerla dependiente. Es decir, el maltratadorflirtea con las amistades de su pareja para intentar que las vea como rivales.▫ Recurrir a la manipulación.▫ Prohibirle que trabaje o estudie. Estas actividades son vistas por el maltratadorcomo una amenaza que debe eliminar y buscará la estrategia más efectiva parahacerla ceder y abandonar dicha actividad.▫ Mediante coerción, amenazas o castigosEl propósito del aislamiento social es el control. Si la víctima se encuentra sola yaislada del mundo exterior, dependerá sólo de su pareja y no tendrá a nadie que laapoye y la ayude a hacerse fuerte.─ Culpar a la víctima:Consiste en culparla de todo aquello que va mal y de cualquier problema quepudiera surgir. Suele tratarse de comentarios expresados con un tono triste onostálgico y con aire de decepción que transmite el mensaje de que su pareja es laculpable de sus desgracias. 19
  20. 20. www.psicologosrenacer.esCuando de repiten con frecuencia, la víctima puede llegar a pensar que no esimportante para la otra persona, que le ha decepcionado y que su vida sería mejorsin ella. Pero lo cierto es que sin ella esa persona tendría que asumir laresponsabilidad de todos sus errores.Algunas personas parecen dar mucho y dicen hacerlo por amor, pero si alguien daalgo libremente, porque lo desea y sin pedir nada a cambio y luego pretende con susinsinuaciones y quejas que le paguen de alguna manera, no sólo está mintiendo sinoque está tendiendo una trampa: la trampa de la culpa.─ Estallidos de gritos:Este tipo de maltrato es utilizado por personas inestables que pueden saltar encualquier momento con un estallido de gritos. Son personas con baja tolerancia a lafrustración, que sienten una ira intensa con facilidad y no son capaces de controlarla.A menudo interpretan las reacciones o comentarios de los demás como unaamenaza y reaccionas con ira. Gritan, insultan, arrojan objetos al suelo, golpean laspuertas con el puño. La víctima apenas puede defenderse de esta rabia. Elmaltratador no escucha, y cualquier intento de su pareja por defender su postura nohace más que intensificar la ira. También es frecuente que la culpe de sus propiasreacciones.─ Celos y posesividad:Si bien se considera normal que existan celos en algún momento de la pareja,cuando estos son injustificados y excesivos suponen una forma de maltrato. Loscelos pueden dar lugar a un control y acoso intenso. El maltratador celoso vigila a supareja, sospecha de ella con frecuencia y esta falta de confianza daña la relación ypone a la pareja en una situación de acoso. La víctima ha de defendersecontinuamente como si estuviera la mayor parte del tiempo en el banquillo de losacusados.─ Comportamiento dictatorial:El maltratador que usa este tipo de comportamiento decide en todo momento lo queha de hacerse y cómo, tomando decisiones en base a sus propios intereses.En otras ocasiones se trata de personas que consideran que saben mejor que losdemás qué es lo correcto y tratan de dirigir sus vidas y tomar decisiones por ellos.No sólo imponen su voluntad a los demás,sino que al hacerlo están insinuando quelos otros no son lo bastante capaces para dirigir sus vidas, que no tienen lacapacidad, habilidad o inteligencia suficiente para como para tomar sus propiasdecisiones. Para lograr obediencia recurren al castigo, amenaza o gritos. Se trata depersonas agresivas que suelen controlar a los demás a través del miedo, inclusoaunque nunca hayan llegado a la agresión física. En realidad no les hace falta, puesla amenaza y el miedo suelen ser suficientes para lograr la obediencia.─ Tener siempre la razón:Este tipo de persona considera que sólo son válidas sus opiniones, no escucha loque dicen los demás o los escucha pero los contradice por sistema. Siempre tendráuna opinión diferente y mejor, siempre describirá un modo de actuar mejor que el 20
  21. 21. www.psicologosrenacer.esque su pareja ha llevado a cabo. Una y otra vez le recuerda que se equivoca en lamayor parte de lo que hace o dice. No deja lugar para una segunda opinión ni tratade buscar una tierra común. Lo que le sucede es que necesita tener siempre larazón para demostrar su superioridad a los demás. El tema que se esté discutiendono importa realmente, se enfrascará en una batalla dialéctica en la que sólo puedehaber un resultado: “Tu pierdes, yo gano”, lo cual significa que: “Yo estoy por encimay tú estás por debajo de mí”Cuando son ellos los que se equivocan tratan de tergiversar los hechos o suspropias palabras para negar la evidencia. Nunca admiten que han cometido un error.─ Negligencia emocional:Existe un tipo de abuso que se produce sin que se diga ninguna palabra, sin queningún tipo de acción se lleve a cabo. Y es precisamente esa falta absoluta derespuesta lo que constituye el abuso. Se trata de la negligencia, consistente en unacto de omisión, generalmente a consecuencia de la indiferencia o ignorancia.La persona que se ve ignorada está siendo tratada como si fuera un simple objetomás de la casa, algo que no es importante para nadie, como si no estuviera ahí o noexistiera.La negligencia emocional puede ser tan sutil que apenas es perceptible, aunque nopor ello menos dañina. 21
  22. 22. www.psicologosrenacer.es3. LOS EFECTOS DEL MALTRATOLo más habitual es que el maltrato haya comenzado en la infancia, en su familia deorigen o a una edad muy temprana, influyendo en el desarrollo posterior de supersonalidad y en sus relaciones futuras.Cuando empiezan a aparecer por primera vez los signos de maltrato psicológico enuna relación de pareja, la víctima se siente confusa y no acaba de entender lo queestá pasando. Tiempo después del episodio de maltrato continúa repasando elsuceso en su mente, intentando entender lo sucedido, descubrir el motivo, analizar sies responsable y hasta qué punto, preguntándose qué hizo mal para provocar esarespuesta en su pareja, pero aún no llega a creer que pueda actuar de ese modo tancruel y abusivo, e intenta descubrir qué puede hacer la próxima vez para que no serepita. Todo esto genera un estado de ansiedad que llega a hacerse casipermanente.Junto con los pensamientos relacionados con los incidentes de abuso, aparecenotros pensamientos, preocupándose en qué estado de ánimo se encontrará supareja cuando llegue a casa, si será la persona cariñosa que conoció y que sabeque puede ser, si su última disculpa será cierta o será una más de una larga lista dedisculpas que nunca llevan a un cambio duradero en su comportamiento. Estospensamientos le roban energía y le agotan. La ansiedad, el cansancio y la depresiónempiezan a hacer mella en la víctima, así como una serie de síntomas quedescribiremos a continuación.▫ Baja autoestima:Cuando una persona ha escuchado demasiadas veces lo poco que vale, lo torpeque es, lo mal que hace todo, lo mucho que complica la vida a los demás, lo pococapaz que es, lo poco atractiva que es, etc... llega un momento en que suautoestima puede venirse abajo. Si ha estado escuchando cosas así durante toda suvida, seguramente ha crecido con una sensación de inseguridad, de autodesprecio yde no valer lo suficiente. La baja autoestima hace que una persona ceda ante losdeseos de los demás porque no se considera lo bastante capaz como para tomardecisiones acertadas.Por este motivo es fácil controlar a una persona con una autoestima baja: hará loque sea por conseguir un poco de validación personal, una palabra amable que ledemuestre que no es tan incapaz y tan despreciable como ha llegado a creer que es.Y por este motivo, es más fácil que caiga en una relación abusiva y no sea capaz desalir de ella.▫ Culpa y no merecimiento (sabotear sus logros):Puede llegar a tener la sensación de que es culpable de todo cuanto acontece, nosólo de sus propias acciones sino también de las de los demás. La culpa vaacompañada de una sensación de falta de merecimiento. Después de todo, sialguien es culpable de algo, suele considerarse que merece un castigo. La víctimade maltrato no se siente merecedora de nada bueno. La han despreciado einfravalorado, posiblemente durante toda su vida, la han rechazado, ignorado,dejado sola, apartado…Directa o indirectamente le han transmitido el mensaje deque no vale nada, de que es alguien poco importante, de que no merece respeto,amor o cariño. 22
  23. 23. www.psicologosrenacer.esCon esta sensación de culpa sobre sus hombros, puede llegar a sabotear su propiavida, de manera que cuando le sucede algo bueno, inconscientemente hace algopara desbaratarlo porque no se siente merecedora de lograrlo.▫ Soledad:La persona que vive en una relación abusiva tiene una gran soledad. Por una parteno se siente emocionalmente conectada con su pareja. Por otra parte, el aislamientoal que la ha sometido su pareja y el hecho de que tal vez no cuente con nadie conquien hablar de lo que siente en su interior, aumenta su sensación de soledad yvacío. La mala relación que mantiene consigo misma acentúa también susentimiento de soledad, pues no es posible mantener una relación real y profundacon nadie si no mantenemos una buena relación con nosotros mismos en primerlugar.▫ Problemas en la capacidad mental:Tiene problemas para concentrarse y mantener la atención. Su mente estádemasiado ocupada intentando dotar de una explicación lógica a lo que le estápasando y de encontrar el modo de solucionarlo y de hacer que todo funcione comodesearía. Se siente confusa, su capacidad para percibir y razonar se ve limitada. Lospequeños problemas de su vida diaria o de su trabajo, que antes resolvía sindificultad, empiezan a parecer abrumadores. No se siente con fuerza ni concapacidad para afrontarlos.▫ Ira y resentimiento:A menudo, las víctimas de maltrato sienten ira, resentimiento y frustración debido altrato injusto que reciben. La ira no resuelta se expresa a veces en forma deestallidos de agresividad sin motivo aparente, generalmente en el trato con otraspersonas diferentes al maltratador. Estos estallidos de ira indican la presencia deuna vieja herida aún no curada que hace a una persona revolverse furiosamentecada vez que algo toca o roza esa herida.El miedo y la culpa, que a menudo están también presentes, pueden impedir a unapersona expresar ira hacia el maltratador, de manera que la puede volver hacia símisma.▫ Depresión:El abuso emocional prolongado puede llevar a una persona a la depresión. Empiezaa perder la esperanza y sus recursos psicológicos se agotan. Ha estado luchandopor sacar la relación adelante, por entender lo que pasa y a su pareja. Se ha culpadoa si misma e intentado cambiar ella, ha hecho todo lo que se le ha ocurrido para quela situación cambie, pero pasa el tiempo y la relación sigue igual. Nada de lo quehace parece funcionar y empieza a sentirse atrapada, como en un callejón sin salida.No se ve capaz de huir ni se siente feliz en la situación en la que se encuentra. Yeso es precisamente lo que llamamos depresión, la sensación de estar atrapados enuna situación sumamente desagradable de la que no sabemos cómo podemos salir. 23
  24. 24. www.psicologosrenacer.es▫ Transtornos físicos:El cuerpo y la mente están unidos y funcionan como un todo. Cuando una personaestá psicológicamente equilibrada y se siente feliz y satisfecha, su cuerpo funcionacorrectamente, su sistema inmunitario responde con eficacia y las probabilidades decontraer una enfermedad son escasas.No obstante, el estrés al que están sometidas las víctimas de maltrato las hacevulnerables a padecer enfermedades que tienen un componente emocional, demanera que los factores psicológicos influyen en su origen, agravación ymantenimiento en el tiempo.▫ Problemas relacionados con la intimidad:Una relación de pareja es una relación íntima en la que se establece un vínculoemocional profundo. Cuando una persona ha sido víctima de malos tratos, sucapacidad para establecer un vínculo emocional profundo con otras personas puedeestar dañada. Debido a experiencias pasadas puede percibir las relaciones comopotencialmente dañinas, pues la misma persona a quien ha amado y que deberíahaberla amado y protegido, la ha maltratado durante mucho tiempo, de forma quepercibe las relaciones con desconfianza y miedo. No obstante, la confianza esesencial para poder establecer una relación íntima con otra persona, La confianzahace que te abras a esa persona, te sientas seguro a su lado y consideres que nohay nada que temer, permitiendo que esa persona entre en tu mundo y te conozca.Si la desconfianza o el miedo impiden abrirse, las relaciones pueden sersuperficiales sin poder establecer la conexión emocional ansiada sintiendo soledadaún estando en pareja.▫ Dependencia:El miedo al abandono puede hacer que la víctima se aferre a su pareja, que la llamecon demasiada frecuencia, que le pregunte constantemente si la quiere, hasta elpunto de llegar a agobiarla. Ante un pequeño rechazo puede reaccionar tratando deaferrarse más y más, o incluso con ira, o tal vez reaccione alejándose, huyendo.Algunas personas oscilan entre alejarse y acercarse. Cuando su pareja les pide másles entra el miedo y huyen. Temen no estar a la altura, temen que sus parejas lesabandonen cuando les conozcan de verdad. Cuando, ante este rechazo, es la otrapersona la que se aleja, aparece el viejo miedo al abandono, de modo que vuelvencorriendo a buscarla porque desean con desesperación esa intimidad, esa conexiónemocional, ese amor que nunca han recibido. Pero tienen demasiado miedo a que larelación les haga daño, tal y como ha sucedido en el pasado.▫ Codependencia:Es un tipo de relación en la que uno de los miembros actúa como “salvador” del otromiembro. La dependencia es recíproca porque del mismo modo que uno de ellosnecesita a alguien que lo cuide, el otro necesita a alguien a quien salvar, porque esel modo que ha aprendido y el único que conoce de mantener una relación conalguien. 24
  25. 25. www.psicologosrenacer.es▫ Hipersensibilidad:Debido al maltrato sufrido en el pasado pueden haber desarrollado una sensibilidadespecial ante los comentarios o acciones de los demás, de manera que tienentendencia a interpretar de un modo negativo sus comportamientos. Miran a losdemás con suspicacia, esperando que en cualquier momento hagan o digan algodespreciativo, les rechacen, ignoren, les dejen de lado o se burlen de ellos.Ante esos sucesos de rechazo o desprecio, reales o imaginarios, reaccionan de unamanera especialmente intensa, porque tocan una vieja herida no del todo curada.Sus reacciones pueden ser diversas: ira, desprecio, depresión…No sólo le enfadaese comentario despreciativo que alguien acaba de hacer sino todos los comentariosde desprecio o burla que ha escuchado durante mucho tiempo, que vienen a sumemoria de nuevo, despertando sus dudas, inseguridades, miedos. Se sientedeprimido y culpable porque piensa que lo que ha dicho esa persona es cierto, queha sido cierto durante toda su vida porque lo ha escuchado demasiadas veces,porque ha provenido de personas que supuestamente le querían. Entonces acabadando crédito a las palabras o actos de desprecio de esa persona, como si fueranverdades absolutas, porque el desprecio vivido en su pasado le ha hecho dudar desu valor personal y le ha dejado una autoestima frágil, que se ve afectada condemasiada facilidad por las palabras o actos de los demás.▫ Pasividad y sumisión:Si bien algunas víctimas del maltrato levantan un frío muro entre ellos y los demás,otras personas se dejan llevar por ellos con pasividad. Si ha llegado a la conclusiónde que el único modo de lograr aceptación y amor de los demás consiste en hacercualquier cosa que el otro desee, corre el riesgo de acabar con alguien egoísta quele utilice a su antojo.Ceder ante los deseos de los demás en todo momento tiene un precio bastante alto.Daña la autoestima y perpetúa la dependencia de la otra persona, además deconvertirse en una persona pasiva. Ó bien puede hacer que acabe usandoestrategias pasivo-agresivas, que consiste en rebelarse de un modo pasivo y oculto.No ha aprendido a establecer fronteras adecuadas entre los demás y ella,permitiendo que otras personas invadan sus fronteras, y cuando trata de rebelarseno lo hace de un modo directo, sino velado, porque sigue teniendo miedo a lasconsecuencias. 25
  26. 26. www.psicologosrenacer.es4. AYUDA PSICOLÓGICA PARA VÍCTIMAS DE MALTRATOHasta ahora hemos visto los efectos demoledores que el maltrato puede causar enuna persona.A menudo tendemos a pensar que tiene que ser siempre así, que las experienciastraumáticas van a dañarnos, a hundirnos, a inmovilizarnos y a provocarnospatología. Es cierto que puede suceder, pero no siempre es así. Muchas personasque padecen experiencias traumáticas no sólo no padecen ningún problemapsicológico como consecuencia de lo sucedido, sino que además son capaces desacar algo positivo de ello, reestructurando su forma de ver el mundo y su sistemade valores. Si pensamos sólo en el daño que el maltrato puede hacer a laspersonas, nos estamos centrando exclusivamente en las debilidades humanas, ennuestra fragilidad. Pero no debemos olvidar que junto a nuestras debilidadestenemos también muchas fortalezas que coexisten simultáneamente en nosotros. Elser humano posee una gran fuerza, resistencia, capacidad de superación deadaptación, de cambio y de crecimiento ante la adversidad.El maltrato no tiene porqué destruir a nadie, no tiene porqué marcarle, dejarlesecuelas o llenarle de miedo. Además todo aquello que es destruido se puede volvera recomponer.¿Cómo impedir que el maltrato te afecte de un modo tan destructivo? ¿Cómo perderel miedo y recuperar la confianza para tomar de nuevo las riendas de la vida?¿Cómo empezar a tomar decisiones, hacer valer nuestros derechos y perseguirnuestros sueños y objetivos sin que la pareja lo impida?El problema principal no es cómo se comporta tu pareja, qué cosas dice o hace; elverdadero problema es cómo su comportamiento te afecta a ti. Y aunque no puedeshacer que deje de comportarse de ese modo (si pudieras, sin duda lo habrías hechoya) sí puedes influir en el modo que te afecta y lo que haces al respecto.El único modo en que el maltrato puede afectarte es haciendo crecer dentro de ti almaltratador interior. ¿Porqué pueden dolernos tanto las palabras de los demás?¿Porqué pueden resultar tan destructivas y dañinas?. Para que las palabras noshagan daño tenemos que “tragarlas”, tenemos que interiorizarlas, hacerlas nuestrasy convertirlas en una especie de voz interior que nos insulta y desprecia. Por tanto,el primer paso para superar el maltrato consiste en deshacerse del maltratadorinterior. Después será mucho más fácil decidir qué hacer con el maltratador exterior.Pero el maltratador interior suele venir de lejos, del pasado, de manera que lo que tedecían los demás es lo que ahora te dices a ti mismo y el modo en que te trataron escómo te tratas a ti mismo.La persona maltratada en su infancia tiene muchas más probabilidades deinteriorizar una imagen negativa de sí misma y de desarrollar un poderosomaltratador interior que permanezca al acecho.Si has sido maltratado en tu infancia probablemente has estado toda tu vidadudando de ti mismo, infravalorándote o despreciándote abiertamente y es posibleque hayas pasado gran parte de tu vida luchando desesperadamente para obtenerel amor y aceptación que nunca has tenido. Y también has aprendido a buscar eseamor y aceptación en personas que no te lo pueden dar o que te lo dan de maneraesporádica alternando entre amor y dolor. Cuanto menos amor y aceptación hayastenido en la infancia más creerás necesitarlo ahora y mayor será tu ansia deobtenerlo. Esto hace a una persona vulnerable a quedar atrapada por unmaltratador. Por tanto, el problema es el modo en que fue “programada” su mente. 26
  27. 27. www.psicologosrenacer.esEn resumen, las cosas que nos suceden nos afectan de un modo u otro en funciónde lo que pensamos y cómo las interpretamos. El pensamiento está basado en unaserie de creencias aprendidas en la infancia que condicionan el modo en que te vesa ti mismo, a los demás y al mundo.Muchas de estas creencias y actitudes te han llevado a verte atrapado en unarelación abusiva y a maltratarte a ti mismo. Estas creencias no son responsables delo que la otra persona te dice o hace (sus propias creencias son responsables deeso) pero sí lo son de la intensidad de tu sufrimiento, del malestar que sientes, decómo te afecta lo que tu pareja dice o hace, de que te sientas perdido cuando estéssin pareja o de la mala relación que tal vez mantienes contigo mismo. Estaprogramación de tu modo de pensar es la responsable última de que te encuentresen una situación de maltrato y de que estés sufriendo. Tu pareja es responsable desu crueldad, de su mal comportamiento, su desprecio hacia ti, sus malos modos,pero tu eres responsable de cómo todo eso te afecta y en qué medidaCuando tu pareja empieza a criticarte, insultarte o comportarse de un modo negativocontigo, tú haces una serie de interpretaciones de ese suceso y piensas una serie decosas sobre el acontecimiento, sobre tu pareja o sobre ti misma. Por ejemplopodrías pensar.“Es horrible, no puedo soportar más lo cruel que es conmigo”“Seguramente lo merezco porque soy inútil”“No sé cómo reaccionar ante eso, soy imbécil”Cada uno de estos pensamientos dará lugar a emociones diferentes, comodepresión, ira, culpa, vergüenza y a un comportamiento diferente como pasividad,llanto, irritabilidad. Cualquier persona que se diga a sí mismo y se crea este tipo decosas se sentirá muy mal. Cuanto más te maltrate tu pareja más te maltratarás a timismo y si sucede a menudo acabarás con depresión o ansiedad constante.Pero, ¿porqué las palabras de otra persona pueden llegar a afectarnos tanto, adolernos con tanta intensidad?Porque inciden directamente en la propia falta de aceptación, inseguridad y dudasacerca de uno mismo que se vienen arrastrando desde la infancia y que hacen quese critiquen, desprecien, reprochen y autocastiguen a sí mismos. Es decir, ponen enmarcha el propio maltratador interior. Nuestras propias inseguridades y falta deautoestima nos hacen vulnerables a las palabras de los demás, a sus burlas, críticasy desprecios; nos llevan a sentirnos culpables y vulnerables.Una parte de ti te critica, te rechaza, te culpa. Las percepciones negativas que tienesde ti, tus inseguridades, tus miedos, son los verdaderos responsables de que teduela tanto. Cada vez que tu pareja te maltrata se ponen en marcha todas esasdudas, autocríticas y autodesprecios que son las que realmente te hacen sufrir.La persona con baja autoestima que no se acepta y ama a sí misma lo suficienteestá a merced de las opiniones y comentarios de los demás. Cuanto más baja sea laautoestima más le dolerán las críticas e insultos de los demás, más le obsesionarán,más dudas tendrá sobre sí misma, lo cual, a su vez, la hace aún más vulnerable,entrando así en un círculo vicioso que la lleva a vivir situaciones de maltrato una yotra vez a lo largo de su vida. 27
  28. 28. www.psicologosrenacer.esCon su maltrato la pareja sacará a la luz las inseguridades y dudas de la víctima,atacará sus puntos débiles y cuanto más le afecte lo que hace o dice, más fácil leresultará volver a herirle en el futuro. La parte de esa persona que piensa que supareja puede tener razón al despreciarle, la va empujando cada vez más hacia laconfusión, las dudas, la culpa y el autodesprecio.Incluso aunque esa persona esté totalmente convencida de que las críticas de esapersona son infundadas y falsas, aún sentirá una necesidad imperiosa dedemostrarle que lo que dice no es cierto, de que no es culpable, e intentará portodos los medios de que se dé cuenta de ello y lo reconozca.Aún necesita la absolución de un pecado no cometido.¿Porqué necesita tan desesperadamente demostrar su inocencia?Porque lo que piensa acerca de sí misma depende de lo que su pareja piense deella y no puede sentirse bien consigo misma ni pensar bien sobre sí misma si supareja no lo hace.Este modo de pensar proviene de la tendencia a culparse por ser imperfecto, ya seaa los ojos de uno mismo o a los ojos de los demás. Mientras sigas pensando quenecesitas ser perfecto a los ojos de otra persona, necesitarás probar tu inocenciacada vez que te acuse o critique injustamente. La gran trampa de esta actitud es que tú no puedes controlar la reacción de losdemás, tu pareja puede negarse, incluso ante la más clara evidencia, a reconocerque se ha equivocado y no por ello eres culpable de nada. De esta modo le hasconcedido un gran poder: el de hacer que te sientas mal mientras así lo desee.¿Qué hace una persona que piensa constructivamente cuando los demás lamaltratan verbalmente?─ Puede ignorar los comentarios que son falsos sin sentirse mal por ellos─ Sabe que no es perfecta ni tiene que serlo, ni ante sí misma ni ante los ojos de losdemás─ Confía en su propio juicio y en sus percepciones, sabe reconocer cuando estásiendo maltratada y toma las medidas necesarias para afrontar la situación. No tratade ignorar el hecho ni desviar su atención, sino que lo afronta lo antes posible─ Acepta las críticas de los demás cuando son ciertas y justas y piensa en cómoesas críticas pueden ayudarla a mejorarEn resumen, lo que tu pareja dice no puede hacerte daño, lo que tú te dices enrespuesta a los comentarios de tu pareja sí puede herirte (y mucho). Lo que túpienses es lo que marca la diferencia entre sentirse molesto por un comentarioinjusto o cruel, y sentirse devastado, hundido y desesperado.Es importante que tus pensamientos estén basados en una aceptación incondicionalde ti mismo. No necesitas compararte con los demás. Puedes decidir aceptarte yquererte tal y como eres, y puedes optar por considerarte una persona valiosa ydigna de amor simplemente por estar vivo, porque toda vida es valiosa en sí misma.Siempre puedes trabajar por mejorar, por cambiar aquello que no te gusta de ti, pero 28
  29. 29. www.psicologosrenacer.esno desde el auto-desprecio, sino desde el auto-respeto y el amor y aceptaciónincondicional de ti mismo. Este es el paso principal y fundamental para el cambio. Elcambio es imposible si una persona se desprecia y se castiga a sí misma, pues deese modo sólo consigue deprimirse y hundirse, y eso no facilita para nada el trabajopositivo en uno mismo, sino todo lo contrario. Sólo se puede cambiar y mejorarpartiendo de la base de la aceptación incondicional.No dejes que los demás piensen por ti, no les des el poder de decidir si eresaceptable o no, porque entonces tu autoestima y autoaceptación serán como unamontaña rusa que subirá y bajará en función de lo que los demás te digan cada día.Cuando tu autoestima y aceptación personal dependen de que hagas bien las cosasy de lo que los demás piensen de ti, te vas a despreciar y odiar a ti mismo confrecuencia, cada vez que otra persona te rechace o cada vez que hagas algo mal (ono lo bastante bien). De este modo, tu autoestima sube y baja frecuentemente enfunción de circunstancias externas. Además, la presión que ejerces en ti mismo paraconseguir la aceptación de los demás, no te ayuda a hacer las cosas mejor sino todolo contrario, pues te crea estrés y ansiedad.Además, si te desprecias y castigas con frecuencia, es más probable que los demáste respeten menos. Y a algunas personas les gustará tu autodesprecio porque esoles permite sentirse superiores a ti. Además tu autodesprecio te predispone amayores ataques porque el maltratador se atreve a decirte cosas que no se atreveríaa decirle a una persona con una opinión mejor de sí misma. Es más fácil maltratar auna persona con baja autoestima. 29
  30. 30. www.psicologosrenacer.esPautas de conducta pasa desarrollar la autoestima:─ Deja de sentirte culpable cuando piensas (o cuando crees que otros piensan) quete has comportado mal o cometido un error. Si es cierto siéntete responsable y tomalas medidas oportunas, pero no te sientas culpable ni te desprecies y castigues.─ Deja de criticarte, castigarte, despreciarte y reprocharte. Puedes cambiar tuscomportamientos negativos más fácilmente si no te desprecias a ti mismo.─ Deja de compararte con otros y pensar que eres menos que ellos. Nadie esmenos ni más que nadie, no existe una medida objetiva para juzgar eso.─ Deja de pensar que cometer un error o ser despreciado o criticado te convierte enuna mala persona o en una basura.─ Valórate y reconócete a ti mismo. Ábrete a recibir el reconocimiento de los demás.─ Sé claro con lo que realmente quieres, atrévete a decir NO cuando lo que quiereses decir NO, y SÍ cuando así lo deseas.─ Atrévete a pedir lo que quieres y necesitas.─ Proporciónate placer sin culpa. Dedícate tiempo, mímate. Ama tu cuerpo,reconócelo y admira su belleza.─ Regálate cosas que te gusten, que deseas, siente que realmente lo mereces.Recompénsate, no te castigues.─ Atrévete a expresar la verdad de lo que sientes en tus relaciones, respetuosa yresponsablemente.─ Ábrete a ser cuidado, a recibir amor.─ Trátate a ti mismo como te gustaría que te tratasen los demás.─ Construye para ti una conciencia de éxito, erradica la conciencia de fracaso.─ Sigue tu propia intuición, ten confianza en ti mismo.─ Cultiva pensamientos de merecimiento. Nútrete física, mental, espiritual yemocionalmente.─ ¡DISFRUTA! 30
  31. 31. www.psicologosrenacer.esUso de autoafirmaciones:Las autoafirmaciones son frases que puedes tener pensadas de antemano y utilizarpara sentirte mejor en un momento determinado.Cuando hayas escrito tus autoafirmaciones, lee esas frases con frecuencia, piensaen ellas a menudo, escríbelas varias veces todos los días y, sobre todo, úsalascuando estés pasando un mal momento. Cuanto más presentes estén en tu mente,menos espacio quedará para los pensamientos generadores de malestar emocional.Ejemplos de autoafirmaciones:Aunque es preferible que crees tus propias autoafirmaciones, aquí tienes una listade algunas que pueden servirte de ayuda:▪ ¡Sí que valgo, valgo un montón, por supuesto que sí!▪ ¡Por supuesto que merezco amor, merezco cosas buenas, merezco todo lo buenoque me pase!▪ Acepto y respeto mis propias y particulares características.▪ Acepto con amor el reconocimiento y el apoyo de los demás.▪ Soy perfecto/a tal y como soy.▪ Me amo a mí mismo incondicionalmente.▪ Me perdono a mí mismo, a mis padres y a los demás por los errores del pasado.▪ Tengo derecho a pedir lo que yo quiero.▪ Tengo derecho a decir NO a los demás, sin perder su amor.▪ Permanezco en serenidad independientemente de las circunstancias. 31
  32. 32. www.psicologosrenacer.es¿Abandonar a tu pareja o continuar con la relación?Muchas personas en una relación abusiva se plantean esta posibilidad. Solamentetú puedes decidir abandonar a tu pareja o seguir adelante con la relación, pero parapoder tomar esta decisión es importante liberarse primero de los miedos ypensamientos negativos. Las decisiones basadas en el miedo nunca serán buenasdecisiones. Si decides quedarte porque piensas que nunca serás capaz de saliradelante sin pareja, o no serás capaz de soportar la soledad, estarás tomandodecisiones basadas en pensamientos erróneos, pues no es cierto que no seas capazde salir adelante sin pareja (incluso aunque te resulte más difícil), y no es cierto queno vayas a poder soportar la soledad. Incluso la persona que no tiene recursoseconómicos, que no tiene ningún sitio adonde ir y que tiene hijos a su cargo, puedeencontrar el modo. Puede, por ejemplo, seguir con su pareja mientras busca untrabajo, puede buscar ayuda en los servicios sociales, puede recurrir a amigos yfamiliares, puede poner en marcha de forma constructiva esa herramienta que todostenemos llamada pensamiento para buscar soluciones y ponerlas en práctica,aunque requiera trabajo, o aunque no pueda llevarlo a cabo inmediatamente.Cuando contemos con una visión clara de lo que ocurre en nuestra vida seremosnosotros mismos quienes sepamos lo que hay que hacer ante una situacióndeterminada, y tendremos una convicción interna de actuar en una dirección. Estosactos que emergen de la conciencia no estarán contaminados de prejuicios ytemores porque nos habremos liberado de su tiranía. Si podemos observar ennosotros mismos el grado en que nos perjudican determinados pensamientos yconductas, podremos hacer que disminuya su dominio sobre nosotros. 32
  33. 33. www.psicologosrenacer.es5. EL CAMINO HACIA LA RECUPERACIÓN DESDE UNA VISIÓNTRANSPERSONALIntroducción a la terapia transpersonalUn terapeuta transpersonal es un acompañante del alma; aquel que ayuda a laspersonas a ascender a niveles superiores de conciencia, a desarrollar su capacidadpara asumir la responsabilidad sobre sí mismos y sobre sus relaciones yexperiencias, a capacitarlos para que satisfagan de manera adecuada susnecesidades físicas emocionales, mentales y espirituales de acuerdo con suspreferencias y a contactar con su propia dimensión transcendental.El terapeuta transpersonal no cura la dolencia particular de la persona, sino que lacapacita para que aprenda a contactar con sus propios recursos internos y dejeactuar sin miedo el proceso natural de curación, que es también un proceso decrecimiento. Esto lleva a los terapeutas transpersonales a considerar que las crisissignifican cambio y que todos los pacientes tienen la capacidad de autocuración, lacual se ve estimulada por el desarrollo de la conciencia transpersonal.Para alcanzar sus propósitos, la terapia transpersonal hace uso de todas lastécnicas que se encuentran a su disposición, ya que integra todas las teorías que sehan estructurado para lograr una comprensión más plena de la psique. La elecciónde las técnicas se adapta por completo a las necesidades del paciente y a su estadode conciencia, ya que determinadas herramientas se muestran más eficaces condeterminados niveles de desarrollo de la conciencia.La apertura a lo transpersonal se acompaña de un sentimiento de libertad personal yuna renovada sensación de ser más responsables y de estar dirigidos por nuestro“yo” más real. Por eso dejamos de sentir que estamos manejados por fuerzasexteriores ajenas a nosotros mismos.Una vez que una persona ha despertado a las dimensiones transpersonales de laexperiencia, la vida misma se ve diferente.Esta terapia implica una expansión de la conciencia del paciente, quien verá ysentirá cada vez más claramente, que tanto sus sufrimientos y conflictos actualescomo su insatisfacción general, son nimiedades comparadas con las infinitasposibilidades que ya comienza a vislumbrar y a experimentar.De este modo, al disminuir su identificación con su melodrama interno y expandir suconciencia, el paciente experimenta una serenidad desconocida por él hastaentonces, y una abundancia de motivación positiva que se transforma en empatía ycompasión hacia todos los seres vivientes.El desplazamiento de los intereses personales desde el ego hacia valoressuperiores como la compasión, la belleza, la creatividad, el amor incondicional…marca el comienzo de una serie de cambios que constituyen el amanecer delsiguiente peldaño de la evolución de la conciencia.Podemos decir entonces que la terapia transpersonal te pone en contacto con tupropia verdad interior, con tu Esencia Divina, a través del darse cuenta, de observarpatrones de pensamiento que conducen a acciones inconscientes y a hacer nuevas 33
  34. 34. www.psicologosrenacer.eselecciones apoyadas en una mayor conciencia, que apunten a cambios yexperiencias trascendentales en la vida.Vivimos identificándonos con las emociones, los roles, los pensamientos, etc... y enun momento de la vida ya no sabemos donde está nuestro verdadero Ser, nisabemos quienes somos, perdemos el rumbo, perdemos el “aquí y ahora”;predomina la separatividad, nos vamos alejando cada vez más de nuestro centro, denuestro Self, de nuestra esencia.Lo que nos va dando las pautas de la progresión en nuestro trabajo interno es quedeterminados estímulos a los que reaccionábamos de una manera determinada, yano nos obligan a repetir conductas.También se utiliza la práctica de la meditación para aquietar la mente, como unatécnica que facilita el desarrollo y expansión de la conciencia transpersonal.En general el ser humano mantiene su foco de atención en el afuera. Un afuera(familia, profesión, amistades), que en principio nos da la única referencia denosotros mismos y al que de algún modo retribuimos con aquello que se espera denosotros. De esta forma, nuestras acciones son generadas por pensamientosbasados en devolver al afuera aquello que se espera de nosotros. Nuestrasacciones, entonces, responden al mundo aprendido y no a nosotros mismos.El efecto de nuestro trabajo interno, este estado de silencio o meditación, lo vamos air percibiendo a medida de nuestro perfeccionamiento del estado de presencia.Llamamos oscuridad a la ignorancia, llamamos luz a la conciencia del Ser, yllamamos individuación al proceso mediante el cual vamos dejando de lado cadauna de nuestras máscaras.Es este tipo de experiencias, llamadas de Luz, las que nos van permitiendo dejar anuestros viejos maestros (odio, dolor, miedo) y encontrarnos con que nuestrarealidad puede apreciarse y comprenderse mucho mejor desde la Unidad.La terapia transpersonal no accede a la persona a través de la mente, de hecho lamente queda supeditada ante la mirada atenta de la conciencia testigo. Cultivandouna actitud de observación neutra de uno mismo y de la vida, la persona desarrollauna estabilidad profunda con la que se van trascendiendo los problemas cotidianos,disminuyendo su carga negativa y su repercusión en nuestro día a día.El silencio es uno de los principales sustentos de esta corriente psicológica. Ademásde la meditación se sirve de otras prácticas como la respiración consciente, larespiración holoscópica cuyo camino es trascender la mente para acceder a la no-mente.No hay un objetivo marcado, tan sólo aprender a disfrutar el camino y adquirir lasabiduría profunda que la persona cosecha durante el proceso terapéutico. Todoesto se realiza desde una plena atención consciente, desde una profundacontemplación interna sin juicios, que se suele ir adquiriendo a medida que sepractican los diferentes ejercicios.Lo transpersonal propone un renacimiento al Ser sin engaños, sin proyecciones nitrampas. La persona es la máscara social, aquellos aspectos nuestros que están a lavista, tanto para nosotros mismos como para los demás. La sombra, es en cambio, 34
  35. 35. www.psicologosrenacer.esel conjunto de rasgos psicológicos reprimidos que no están a la vista. Son aspectosque nosotros mismos rechazamos porque nos avergüenzan, y por tanto losocultamos a los demás y a nuestra propia percepción. Sin embargo, sin elconocimiento e integración de la sombra es imposible conocerse a uno mismo. Eltrabajo personal que se efectúa sobre ella constituye una condición esencial paraquien quiera ser una persona equilibrada y entera, ya que su aceptación permiterecuperar partes de uno mismo que han sido reprimidas por temor al rechazo social.Si el sujeto no reconoce su existencia se volverá contra él y le creará seriasdificultades en la vida, ya que estos elementos indeseados de uno mismo, inclusouna vez rechazados, sobrevivirán y procurarán afirmarse. 35
  36. 36. www.psicologosrenacer.esTerapia transpersonal en el maltrato psicológicoLa labor del terapeuta transpersonal es acompañar a la víctima de abuso emocionalen un viaje a su interior que le permita descubrir su herida y mirarla cara a carahaciendo consciente lo inconsciente.A través de preguntas de poder tratará de descubrir junto a la víctima qué historiaestá repitiendo que la obliga a permanecer en una relación de pareja que sólo leaporta sufrimiento. ¿Qué repite? ¿Cuál sería esa primera historia de amor que ladejó marcada de esa forma?Para dar respuesta a esas preguntas paciente y terapeuta emprenderán juntos unaexploración por esos territorios desconocidos de su historia infantil sin una ideapreconcebida de dónde les va a conducir. Se van destejiendo los apretados nudosdel pasado que mantienen a la víctima amarrada a una situación de infelicidad. Paraello el paciente debe pararse y darse cuenta de lo que está sucediendo dentro de símismo.Esa historia infantil va apareciendo de a pocos, pudiendo valerse de técnicas derelajación y de regresión para sacarla a la luz. Es una investigación única,fascinante, irrepetible, tanto para el paciente como para el terapeuta.Otra forma de tomar conciencia de los síntomas que hablan del dolor del niño interiores la observación y reconocimiento de los momentos en que surgen reaccionesdesproporcionadas, que realmente sirven para camuflar las emociones. Se trata dereacciones simbólicas que en la actualidad ya no tienen sentido, pues su significadoprofundo se encuentra en el pasado. El acontecimiento de hoy no es más que sudetonante, sin embargo sirve de puerta de entrada al pasado.A través de este viaje van emergiendo a la consciencia contenidos que permanecíanocultos, reprimidos. Es la sombra que por fin abandona la oscuridad y sale a la luz. Yes aquí cuando el paciente descubre que cuando se pone en contacto con su propiavivencia el cambio se produce por sí sólo. Es decir, sólo cuando se da cuenta de loque hace, cómo lo hace y porqué lo hace, está capacitado para cambiar su propiaconducta.Una vez identificada la parte herida del niño interior que se ha intentado esconder yolvidar para siempre jamás, con mucha compasión se elegirá adoptarlo y cuidar deél, ofreciéndole amor incondicional y haciendo las paces con los aspectos malamados de uno mismo. El niño herido pide que no se le juzgue, no se le castigue, nose le condene; ya se le ha juzgado, castigado y condenado bastante. Necesita que,por fin, se le ame. La parte adulta debe aprender a convertirse en padre compasivodel niño herido. Ese niño que grita, llora, se encoleriza, necesita, ante todo, que se lereconozca, acepte y quiera en su dolor. Esta es la primera condición para unacuración natural.Este proceso libera la conducta de repeticiones no deseadas y hace que la sombradeje de ser peligrosa al haberle prestado la debida atención, porque ahora ya nodomina el comportamiento gracias a haber acogido a este “enemigo que hay ennosotros” y transformarlo en amigo. 36
  37. 37. www.psicologosrenacer.esEn una víctima de maltrato psicológico la sombra puede adoptar distintos nombrescomo miedo al rechazo, al abandono, sentimiento de culpabilidad, de inferioridad,desaprobación, inseguridad, falta de respeto por uno mismo, dependenciaemocional, necesidad de agradar, falta de amor propio…Es importante tomar conciencia de este maltratador que existe en el interior y que esel causante final del sufrimiento. Observarlo de forma neutral, aceptando que estáahí y dejando de ocultarlo, llevando luz a la oscuridad e integrándolo en nuestraexperiencia. Se trata de un proceso que nos lleva a una progresiva desidentificaciónde nuestros pensamientos, creencias, emociones, dejando de reaccionar a ellos deforma automática consiguiendo que no nos afecten como hasta ahora y recuperandoel control y las riendas de la vida. Con ello aprendemos a vivir conscientemente ysuperar nuestras limitaciones. Permite mirar profundamente en el interior de unomismo y, en consecuencia, realizar cambios para mejorar, siempre desde laaceptación incondicional de nosotros mismos.Atreverse a afrontar las emociones reprimidas permite recuperar la vida y destruir lasfachadas que ocultan el verdadero yo. Abrirse conduce a una nueva dimensión delSer, dando por fin acceso a una profundidad desconocida hasta ese momento,aportando a la vida una riqueza ante la cual todas las fortunas del mundo sonirrisorias. Tranquilamente se va integrando la experiencia pasada y el sufrimiento seva disolviendo. La carencia sigue existiendo, pero ha cicatrizado y ya no tiene poderpara gobernar la vida.Durante este viaje interior llega un momento en que surge el desapego, que en elfondo es un gesto de amabilidad por el que dejamos a la otra persona libre de seguirsu propio camino. Es dejar que cometa sus propios errores, sin intervenir ni juzgar.Una vez despojada de la máscara del sufrimiento, aparece un rostro lleno de luz yarmonía. Es como si se descorriera suavemente un velo y apareciese la luz de laconciencia, de la que se deriva la capacidad de elegir y de realizar lo que se haelegido sin condicionamientos externos. Para ayudar al paciente en este proceso sele instruye en la práctica de la meditación y desidentificación del ego. Al aquietar lamente y acostumbrarla a orientarse hacia el interior surge, de lo más profundo deuno mismo, la esencia personal. Es una luz que procede de lo más hondo que notiene nada que ver con la mente y sí con la conciencia.La meditación es una técnica que ayuda a lograr la paz interior y nos permitemejorar nuestra vida, cambiar nuestra visión del mundo y la percepción de nosotrosmismos. La práctica de este ejercicio mental favorece el funcionamiento del cuerpo yde la mente, el conocimiento de nuestras capacidades y permite el desarrollo denuestra dimensión espiritual.La meditación nos permite discriminar lo importante de lo que no lo es, percibir unavisión más amplia de la realidad y liberarnos de nuestras preocupaciones para poderdisfrutar de la vida.La práctica de la meditación permite recordar el origen de los síntomas quepadecemos, de los miedos, de nuestra forma de reaccionar, de nuestra agresividady del dolor.Meditar significa aprender a liberarse de los pensamientos que nos perturban. Almeditar la persona puede observarse, liberarse de sus condicionamientos, lograr unestado de conciencia superior y reconocer su verdad espiritual. El objetivo es 37

×