Clase 11

2,040 views
1,884 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,040
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
592
Actions
Shares
0
Downloads
80
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Clase 11

  1. 1. Materia Psicolingüística Clase 11 Bibliografía obligatoria Pinker(2007) Cap. 3
  2. 2. Planteo de Pinker <ul><li>El autor propone una teoría sobre la organización de los conceptos en la mente. Con el objeto de exponer esta teoría (la semántica conceptual) revisa tres teorías: </li></ul><ul><li>El nativismo lingüístico </li></ul><ul><li>La pragmática radical </li></ul><ul><li>El determinismo lingüístico </li></ul>
  3. 3. Nativismo extremo (Fodor). Postulados <ul><li>Todo concepto complejo se conforma a partir de conceptos más elementales </li></ul><ul><li>Existen conceptos que no se pueden descomponer en otros conceptos más simples (palabras monomorfémicas) </li></ul><ul><li>Este tipo de concepto debe ser innato </li></ul><ul><li>Al igual que el ser humano nace con una gramática innata, nace con una serie de conceptos que esperan ser activados por el entorno social </li></ul>
  4. 4. Nativismo extremo (Fodor). Argumentos contrarios esgrimidos por Pinker 1 <ul><li>Siguiendo la teoría darwiniana un rasgo pasa a formar parte del capital innato de una especie cuando el mismo otorga una ventaja evolutiva con respecto al resto de las especies. El autor se pregunta ¿cuál sería la ventaja de transmitir innatamente conceptos como “carburador”? </li></ul><ul><li>El cerebro de los bebés debe emparejar conceptos con palabras esta actividad es una de las tareas inductivas más dificultosas que debe realizar la mente humana a lo largo de todo el desarrollo ontogenético. La excesiva cantidad de conceptos la dificultaría </li></ul>
  5. 5. Nativismo extremo (Fodor). Argumentos contrarios esgrimidos por Pinker 2 <ul><li>Para usar o “poner a trabajar los conceptos” es necesario analizarlos en subcomponentes menores. Este aspecto no es reconocido por la teoría de Fodor </li></ul>
  6. 6. Nativismo extremo (Fodor). Argumentos contrarios esgrimidos por Pinker 3 <ul><li>Ciertos conceptos son atómicos en una lengua por ejemplo “show” en inglés y en otras (hebreo o guaraní) el mismo concepto se expresa como no atómico “hacer ver”. En consecuencia es ilógico pensar que ciertos conceptos sean innatos para algunos hablantes y para otros no. </li></ul><ul><li>A lo largo de la historia de una lengua también ciertos conceptos pasan de ser multimorfémicos a monomorfémicos </li></ul>
  7. 7. Nativismo extremo (Fodor). Argumentos contrarios esgrimidos por Pinker 4 <ul><li>La representación semántica de una palabra es una estructura conceptual (el lenguaje del pensamiento), procesada por un sistema del cerebro que manipula trozos de estructura conceptual y los relaciona con los sentidos. </li></ul>
  8. 8. Nativismo extremo (Fodor). Argumentos contrarios esgrimidos por Pinker 5 <ul><li>Los verbos están compuestos por un número determinado de partículas atómicas: </li></ul><ul><li>Movimiento </li></ul><ul><li>Contacto </li></ul><ul><li>Causa y efecto </li></ul>
  9. 9. Pragmática radical. Postulados <ul><li>Los conceptos son esencialmente polisémicos </li></ul><ul><li>Los conceptos carecen de una representación fija dentro de la mente humana </li></ul><ul><li>Las personas pueden utilizar una palabra para referirse a cualquier cosa en función del contexto </li></ul><ul><li>El entorno de la frase o del contexto comunicativo otorgan suficiente información para construir el significado </li></ul>
  10. 10. Pragmática radical. Argumentos contrarios esgrimidos por Pinker 1 <ul><li>Los verbos están constituidos por nociones no polisémicas </li></ul><ul><li>El lenguaje actúa como una palanca con la que podemos expresar hechos sorprendentes, ideas nuevas y extrañas, y otras para las que quien escucha es posible que no esté preparado. Este apalancamiento requiere un palo rígido y un sólido punto de apoyo, y esto es lo que deben ser el significado de una frase y las palabras y las reglas que las apoyan. Si los significados se pudieran reinterpretar libremente según el contexto, el lenguaje sería un fideo mojado y no podría realizar el trabajo de elevar nuevas ideas a la mente de los oyentes. </li></ul>
  11. 11. Pragmática radical. Argumentos contrarios esgrimidos por Pinker 2 <ul><li>Los estudios conexionistas que intentaron reproducir un sistema neuronal en inteligencia artificial, no lograron enseñar satisfactoriamiente a las computadoras el significado de las palabras </li></ul>
  12. 12. Pragmática radical. Cómo se explica la polisemia <ul><li>La polisemia surge de la combinación de formas memorizadas y reglas combinatorias </li></ul><ul><li>La experiencia social permite que el sujeto almacene distintos alcances de un concepto. Cuanto más frecuente es una palabra, más polisémica se vuelve </li></ul>
  13. 13. Pragmática radical. Cómo se explica la polisemia <ul><li>Los distintos significados de una palabra polisémica se almacenan en el cerebro como sentidos separados. </li></ul><ul><li>Klein y Murphy (2001) presentaban una palabra polisémica como prime. Por ejemplo “vela prendida” y medían activación de la palabra “vela” en contextos semánticos similares “vela de cumpleaños” o en contextos semánticos “vela de fragata”. El efecto priming era verificado sólo en los contextos similares </li></ul>
  14. 14. Pragmática radical. Cómo se explica la polisemia <ul><li>A menudo la polisemia está comandada por prácticas reglas lingüísticas como las que rigen el disfemismos (designar al todo por una parte) o el eufemismo (designar a un sujeto a través de un hiperónimo) </li></ul>
  15. 15. Determinismo lingüístico. Postulados <ul><li>La lengua que hablan las personas controla las formas en que las mismas piensan </li></ul><ul><li>Las palabras y las estructuras gramaticales de una lengua ejercen un profundo efecto sobre el razonamiento de sus hablantes </li></ul><ul><li>Las personas no pueden concebir un concepto dentro de un pensamiento si el mismo no posee un correlato en una palabra en su lengua </li></ul><ul><li>Si dos culturas hablan lengua que poseen conceptos opuestos, la comunicación entre ambas no será posible </li></ul>
  16. 16. Determinismo lingüístico. Postulados <ul><li>Diseccionamos la naturaleza siguiendo unas líneas marcadas por nuestra lengua materna [...]. Cortamos la naturaleza en pedazos, la organizamos en conceptos y adscribimos significados como lo hacemos debido en gran medida a que somos parte del acuerdo [...] que toma toda nuestra comunidad de habla y se codifica en los patrones de nuestra lengua. El acuerdo es, naturalmente. Implícito y no escrito, pero sus condiciones son absolutamente vinculantes ...(Whorf, 1956) </li></ul>
  17. 17. Determinismo lingüístico moderado. El lenguaje influye sobre el pensamiento <ul><li>La lengua afecta el pensamiento porque la mayor parte de los conocimientos los aprendemos a través de la lectura o la interacción oral </li></ul><ul><li>Las palabras enmarcan un suceso y en este sentido afectan las formas en las que una persona lo construye o interpreta </li></ul><ul><li>La reserva de palabras frecuentes refleja las cosas de las cuales los hablantes se ocupan más frecuentemente, pero esto no quiere decir que determinen las formas en las que estos piensan </li></ul><ul><li>La disponibilidad de palabras para referirse a conceptos favorece el procesamiento de la MO de los sujetos </li></ul>
  18. 18. Determinismo lingüístico. Argumentos contrarios esgrimidos por Pinker 1 <ul><li>La idea de que los esquimales prestan más atención a la nieve porque poseen más palabras en su léxico es disparatada. De hecho sujetos no esquimales, cuando las necesitan, utilizan expresiones de más de una palabra o neologismos para referirse a los distintos estados de la nieve </li></ul>
  19. 19. Revisión de experimentos que apoyan el determinismo lingüístico 1 <ul><li>Xu y Carey (1996) encontraron que a los 10 meses los bebés no fijaban la atención más tiempo cuando objetos que desaparecían detrás de una pantalla no aparecían en el mismo orden en que habían desaparecido. Esta situación se modifica cuando los niños cumplen 1 año, etapa en la que los niños comienzan a aprender las primeras palabras. </li></ul><ul><li>Las autoras interpretan que la adquisición de las primeras palabras determina que los bebés distingan los objetos </li></ul>
  20. 20. Objeciones de Pinker al experimento de Xu y Carey <ul><li>Distinguimos objetos en nuestro armario aunque no sepamos su nombre </li></ul><ul><li>Los sordos que crecen sin ningún tipo de lenguaje, pueden distinguir objetos </li></ul><ul><li>El autor interpreta los resultados de la siguiente manera: como los niños crecieron y pudieron distinguir los conceptos en su mente, luego los pudieron nombrar </li></ul><ul><li>Un experimento realizado con monos de 4 meses (Santos, Sulkowski, Spaepen y Hauser, 2002) encontró que estos animales se comportan como los niños de 1 año del experimento de Xu y Carey aunque no sepan una sola palabra </li></ul>
  21. 21. Revisión de experimentos que apoyan el determinismo lingüístico 2 <ul><li>Gordon (2004) estudió la tribu piraha de la amazonia brasilera porque esta tribu cuenta con tres palabras para designar los números (“uno”, “dos” y “muchos”) </li></ul><ul><li>Gordon demostró que los piraha tienen dificultades para realizar la siguiente tarea: observar una escena que incluya entre 3 y 9 objetos y reproducirla en otro lugar </li></ul>
  22. 22. Objeciones de Pinker al experimento de Gordon <ul><li>Los piraha no contaban con palabras para designar el sistema de numeración porque, por su estilo de vida no las necesitaron </li></ul><ul><li>Otra investigación (Pica, Lemer, Izard y Dehaene, 2004) llevada a cabo con los munduruku (otra tribu de la amazonía) demostró que aunque esta tribu contaba con palabras para designar hasta el 5 y al igual que los piraha tenían problemas para resolver la tarea experimental propuesta </li></ul>
  23. 23. Revisión de experimentos que apoyan el determinismo lingüístico 3 <ul><li>Una serie de experimentos se ocuparon de la relación entre disponibilidad de palabras espaciales y percepción del espacio (Levinson, 2003; Levinson, Kita y Haun, 2002; Pederson, Danziger, Willcins, Levinson, Kita y Senft, 1998.) </li></ul><ul><li>Estos experimentos trabajaron con pobladores de Chiapas que hablan el tzeltal, lengua que no cuenta con palabras para designar los términos “derecha” e “izquierda” </li></ul><ul><li>A los sujetos se les solicitaba que ordenaran de la misma forma un grupo de objetos que habían percibido. Los hablantes de tzeltal los ubicaban de la misma manera en relación con el contexto, mientras hablante de holandés o inglés los colocaban respetando las nociones derecha-izquierda </li></ul>
  24. 24. Objeciones de Pinker a los experimentos de Levinson <ul><li>El sistema espacial del cerebro puede organizarse de distintas maneras: </li></ul><ul><li>Con un marco de referencia geocéntrico (al norte-sur, una montaña, un río) </li></ul><ul><li>Un marco de referencia centrado en el objeto ( encima-debajo adelante-atrás) </li></ul><ul><li>Un marco egocéntrico la referencialidad especial se define en función del propio cuerpo (adelante-atrás, arriba-abajo, derecha izquierda) </li></ul>
  25. 25. Objeciones de Pinker a los experimentos de Levinson <ul><li>La percepción del espacio posee un correlato en el vocabulario </li></ul><ul><li>Los seres humanos tenemos la capacidad cerebral de utilizar los tres sistemas de referencia </li></ul><ul><li>Los hablantes de tzeltal sabían utilizar el marco egocéntrico cuando la situación lo requería </li></ul>
  26. 26. Objeciones de Pinker a los experimentos de Levinson <ul><li>Pinker interpreta los resultados de los experimentos de Levinson considerando que “poner de la misma manera” es una consigna que puede lugar a equívocos de acuerdo con quién la escuche </li></ul><ul><li>Por se replicó el experimento de Levinson con hablantes del tzotzil, lengua que sí cuenta con términos derecha-izquierda y se obtuvieron resultados similares a los encontrados con hablantes de tzeltal </li></ul>
  27. 27. Objeciones de Pinker a los experimentos de Levinson <ul><li>Una vez más, vemos que son la cultura y el entorno, y no el lenguaje, los que llevan a diferencias en el grado de perfección con que se pone en uso una u otra habilidad mental.(Pinker, 2007, p. 205) </li></ul>

×