Loading…

Flash Player 9 (or above) is needed to view presentations.
We have detected that you do not have it on your computer. To install it, go here.

Like this document? Why not share!

Lovecraft

on

  • 590 views

 

Statistics

Views

Total Views
590
Views on SlideShare
586
Embed Views
4

Actions

Likes
0
Downloads
3
Comments
0

2 Embeds 4

http://lenguajesuperiorindustrial.blogspot.com 3
http://www.slideshare.net 1

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Lovecraft Lovecraft Document Transcript

  • La llamada de Cthulhu [Cuento. Texto completo] H.P. Lovecraft
  • Es imposible que tales potencias o seres hayan sobrevivido... hayan sobrevivido a una época infinitamente remota donde... la conciencia se manifestaba, quizá, bajo cuerpos y formas que ya hace tiempo se retiraron ante la marea de la ascendiente humanidad... formas de las que sólo la poesía y la leyenda han conservado un fugaz recuerdo con el nombre de dioses, monstruos, seres míticos de toda clase y especie... Algernon Blackwood 1. El bajorrelieve de arcilla No hay en el mundo fortuna mayor, creo, que la incapacidad de la mente humana para relacionar entre sí todo lo que hay en ella. Vivimos en una isla de plácida ignorancia, rodeados por los negros mares de lo infinito, y no es nuestro destino emprender largos viajes. Las ciencias, que siguen sus caminos propios, no han causado mucho daño hasta ahora; pero algún día la unión de esos disociados conocimientos nos abrirá a la realidad, y a la endeble posición que en ella ocupamos, perspectivas tan terribles que enloqueceremos ante la revelación, o huiremos de esa funesta luz, refugiándonos en la seguridad y la paz de una nueva edad de las tinieblas. Algunos teósofos han sospechado la majestuosa grandeza del ciclo cósmico del que nuestro mundo y nuestra raza no son más que fugaces incidentes. Han señalado extrañas supervivencias en términos que nos helarían la sangre si no estuviesen disfrazados por un blando optimismo. Pero no son ellos los que me han dado la fugaz visón de esos dones prohibidos, que me estremecen cuando pienso en ellos, y me enloquecen cuando sueño con ellos. Esa visión, como toda temible visión de la verdad, surgió de una unión casual de elementos diversos; en este caso, el artículo de un viejo periódico y las notas de un profesor ya fallecido. Espero que ningún otro logre llevar a cabo esta unión; yo, por cierto, si vivo, no añadiré voluntariamente un sólo eslabón a tan espantosa cadena. Creo, por otra parte, que el profesor había decidido, también, no revelar lo que sabía, y que si no hubiese muerto repentinamente, hubiera destruido sus notas. Tuve por primera vez conocimiento de este asunto en el invierno de 1926-1927, a la muerte de mi tío abuelo, George Gammel Angell, profesor honorario de lenguas semíticas de la Universidad de Brown, Povidence, Rhode Island. El profesor Angell era una autoridad vastamente conocida en materia de antiguas inscripciones y a él habían recurrido con frecuencia los conservadores de los más importantes museos. Muchos deben por lo tanto recordar su desaparición, acaecida a la edad de noventa y dos años. Las oscuras razones de su muerte aumentaron aún más el interés local. El profesor había muerto mientras volvía del barco de Newport, y, según afirman los testigos, luego de recibir el empellón de un marinero negro. Éste había surgido de uno de los curiosos y sombríos pasajes situados en la falda abrupta de la colina que une los muelles a la casa del muerto, en la Calle Williams. Los médicos, incapaces de descubrir algún desorden orgánico, concluyeron, luego de un perplejo cambio de opiniones, que la muerte debía atribuirse a una oscura lesión del corazón, determinada por el rápido ascenso de una cuesta excesivamente empinada para un hombre de tantos años. En ese entonces no vi ningún motivo para disentir de ese diagnóstico, pero hoy tengo mis dudas... y algo más que dudas.
  • Como heredero y ejecutor de mi tío abuelo, viudo y sin hijos, era de esperar que yo examinara sus papeles con cierta atención. Trasladé con ese propósito todos sus archivos y cajas a mi casa de Boston. El material ordenado por mí será publicado en su mayor parte por la Sociedad Norteamericana de Arqueología; pero había una caja que me pareció sumamente enigmática, y sentí siempre repugnancia a mostrársela a otros. Estaba cerrada, y no encontré la llave hasta que se me ocurrió examinar el llavero que el 1. Melopea: Canto monótono. consigo. Logré abrirla entonces, pero me encontré con otro profesor llevaba siempre 2. Canaco o mayorpueblo que vive principalmente¿Qué significado podían tener en Vanuatu, obstáculo kanak: y aún más impenetrable. en Nueva Caledonia, pero también ese curioso Australia, Papúa y arcilla, y esas notas, fragmentos y recortes de viejos periódicos? ¿Se bajorrelieve de Nueva Guinea. 3. Bauprés: Palo grueso colocado oblicuamente en la proa de un navío. había convertido mi tío, en sus últimos años, en un devoto de las más superficiales http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/lovecraf/llamada.htm la paz mental del imposturas? Resolví buscar al excéntrico escultor que había alterado anciano. El bajorrelieve era un rectángulo tosco de dos centímetros de espesor y de unos treinta o cuarenta centímetros cuadrados de superficie; indudablemente de origen moderno. Los dibujos, sin embargo, no eran nada modernos, ni por su atmósfera ni por su sugestión; pues aunque las rarezas del cubismo y el futurismo sean numerosas y extravagantes, no suelen reproducir esa críptica regularidad de la escritura prehistórica. Y la mayor parte de los dibujos parecía ser ciertamente alguna especie de escritura. A pesar de mi familiaridad con los papeles y colecciones de mi tío, no logré identificarla, ni sospechar siquiera alguna remota relación. Sobre esos supuestos jeroglíficos había una figura de carácter evidentemente representativo, aunque la ejecución impresionista impedía comprender su naturaleza. Parecía una especie de monstruo, o el símbolo de un monstruo, o una forma que sólo una fantasía enfermiza hubiese podido concebir. Si digo que mi imaginación, algo extravagante, se representó a la vez un pulpo, un dragón y la caricatura de un ser humano, no traicionaré el espíritu del dibujo. Sobre un cuerpo escamoso y grotesco, provisto de alas rudimentarias, se alzaba una cabeza pulposa y coronada de tentáculos; pero era el contorno general lo que la hacía más particularmente horrible. Detrás de la figura se embozaba una arquitectura ciclópea. Las notas que acompañaban acolor que cayó del cielo recortes de El este curioso objeto, además de unos [Cuento. Texto completo] periódicos, habían sido escritas por el profesor mismo y no tenían pretensiones literarias. El documento en apariencia más importante estaba encabezado por las palabras EL H.P. Lovecraft CULTO DE CTHULHU, escritas cuidadosamente en caracteres de imprenta para evitar todo error en la lectura de un nombre tan desconocido. El manuscrito se dividía en dos secciones: la primera tenía el siguiente título: "1925, Sueño y obra onírica de H. A. Wilcox, Calle Thomas 7, Providence, R.I.", y la segunda: "Informe del inspector John R. Legrasse. Calle Bienville 121, Nueva Orleáns, a la Sociedad Norteamericana de Arqueología, 1928. Notas del mismo y del profesor Webb". Las otras notas manuscritas eran todas muy breves: relatos de sueños curiosos de diferentes personas, o citas de libros y revistas teosóficos (principalmente La Atántida y la Lemuria perdida de W. Scott-Elliot), y el resto comentarios acerca de la supervivencia de las sociedades y cultos secretos, con referencia a pasajes de tratados mitológicos y antropológicos como la La rama dorada de Frazer, y El culto de las brujas en Europa Occidental de la señorita Murray. Los recortes de periódicos aludían principalmente a casos de alienación mental y a crisis de demencia colectiva en la primavera de 1925. La primera parte del manuscrito principal relataba una historia muy curiosa. Parece que el 1° de marzo de 1925 un joven delgado, moreno, de aspecto neurótico y presa de gran excitación, había visitado al profesor Angell con el singular bajorrelieve de arcilla, entonces todavía fresco y húmedo. En su tarjeta se leía el nombre de Henry Anthony Wilcox, y mi tío había reconocido en él al hijo menor de una excelente familia, con la que estaba ligeramente relacionado. Wilcox, que desde hacía un tiempo estudiaba dibujo en la Escuela de Bellas Artes de Rhode Island, y que vivía en el hotel Fleur de Lys muy cerca de esta institución, era un joven precoz de genio indudable, pero muy excéntrico.
  • complacía en relatar. Se denominaba a sí mismo "físicamente hipersensitivo"; pero la gente seria de la vieja ciudad comercial lo consideraba simplemente "raro". No había frecuentado nunca a los de su propia clase y poco a poco había ido retirándose de toda actividad social. Actualmente sólo era conocido por algunos estetas de otras ciudades. La Asociación Artística de Providence, deseosa de preservar su conservadorismo, lo había desahuciado. Al Oeste de Arkham lasel manuscrito, el escultor habíaypedido bruscamente la ayuda de En aquella visita, decía colinas se yerguen selváticas, hay valles con profundos bosques en los cuales no ha resonado nunca el ruido de un hacha. Hay angostas y oscuras los conocimientos arqueológicos de su huésped para identificar los jeroglíficos. El joven cañadas de un modo pomposo y descuidado que impedía donde discurrenél. Mi tío le hablaba donde los árboles se inclinan fantásticamente, y simpatizar con estrechos arroyueloscon sequedad, pues la evidente edad la luz tableta excluía toda posible relación respondió que nunca han captado el reflejo de de la del sol. En las laderas menos agrestesciencias arqueológicas. La réplica del joven Wilcox, que impresionó bastante a con las hay casas de labor, antiguas y rocosas, con edificaciones cubiertas de musgo, rumiando eternamente en los misterios de la por palabra, tuvo ese énfasis poético que mi tío como para que la reprodujera palabra Nueva Inglaterra; pero todas ellas están ahora vacías, conduda su conversación habitual. caracterizaba sin las amplias chimeneas desmoronándose y las paredes pandeándose debajo de los techos a la holandesa. -Es nueva, es cierto -le dijo-, pues la hice anoche mientras soñaba con extrañas ciudades; Sus antiguos son más viejosmarcharon, y a los extranjeros no les gusta viviroallí. Los y los sueños moradores se que la cavilosa Tiro, la contemplativa Esfinge Babilonia, francocanadienses lo han intentado, los italianos lo han intentado, y los polacos llegaron guarnecida de jardines. y se marcharon. Y ello no es debido a nada que pueda ser oído, o visto, o tocado, sino a causa de algo narrar una historia desordenada que, de pronto, despertó en mi tíoy no Y comenzó a puramente imaginario. El lugar no es bueno para la imaginación, un aporta sueños tranquilizadores por la noche.interesado. ser noche anterior había habido recuerdo. El anciano se mostró febrilmente Esto debe La lo que mantiene a los extranjeros lejosde tierra -el más violento de los que habían les ha contado nunca lo queen un leve temblor del lugar, ya que el viejo Ammi Pierce no sacudido Nueva Inglaterra él recuerda de los extraños días. Ammi, cuya cabeza la imaginación de Wilcox. Ya en esos últimos años- que había afectado terriblemente ha estado un poco desequilibrada durante años, es el único en su vida,allí, y el único que habla de ciudades ciclópeasyde cama, y por primera vez que sigue había visto en sueños unas los extraños días; se atreve a hacerlo, porque su y gigantescos y siniestros campo abierto y a los caminos que enormes bloques de piedra casa está muy próxima al monolitos de un horror latente, que rodean a Arkham. verdoso. Muros y pilares estaban cubiertos de jeroglíficos, y de las exudaban un limo profundidades de la tierra, de algún punto indeterminado, venía una voz que no era una En otra época bien una sensación confusa que sóloala fantasía los valles, que en estaen mi voz, sino más había un camino sobre las colinas y través de podía traducir corría recta donde ahora hay un marchito erial1;fhtagn. gente dejó de utilizarlo y se abrió un unión de letras casi imposibles: Cthulhu pero la nuevo camino que daba un rodeo hacia el sur. Entre la selvatiquez del erial pueden encontrarse aúnletras fue la antiguo camino, a pesar de que perturbó al profesor Angell. Esta mezcla de huellas del llave del recuerdo que excitó y la maleza lo ha invadido todo. Luego,escultor con bosques se aclaran y el erial muerecon intensidad casi frenética Interrogó al los oscuros minuciosidad científica, y estudió a orillas de unas aguas azules cuya superficiejoven había estado esculpiendoY los secretos de los extraños días el bajorrelieve que el refleja el cielo y reluce al sol. en sueños, vestido sólo con su ropa se funden con los secretos de las profundidades; se funden con la dijo Wilcox más del de dormir, y temblando de frío. Mi tío culpó a su avanzada edad, oculta erudición tarde, viejo reconocer con todo el misterio de la primitiva tierra. el no océano, y con rapidez los jeroglíficos y el dibujo. Muchas de sus preguntas le parecieron un poco fuera de lugar a su visitante, especialmente aquellas que trataban de Cuando llegué a las colinas y valles para acotar los terrenos Wilcox no pudonueva relacionar a este último con sociedades y cultos extraños; y destinados a la entender por alberca,tío ledijeron que el lugar estaba embrujado. Esto me dijeron en Arkham, yuna de qué mi me prometió repetidamente guardar silencio si admitía ser miembro de como se tratainnumerables sectas paganas o místicas. Cuandobrujas, pensé que lo de las tan de un pueblo muy antiguo lleno de leyendas de el profesor quedó al fin embrujado debía ser algo que las abuelas habían susurrado a o cultos secretos, le suplicó convencido de que Wilcox ignoraba de verdad toda doctrina los chiquillos a través de los siglos. El nombreinformarle acerca de me pareció muy raro y teatral, y frutos, pues acómo que no dejara de de "marchito erial" sus sueños. Este pedido dio sus me pregunté habríade esa primera entrevista el manuscrito menciona las visitas diarias del joven ymis partir llegado a formar parte de las tradiciones de un pueblo puritano. Luego vi con la propios ojosde sorprendentes visiones nocturnas me extrañó principal era siempre unas descripción aquellas cañadas y laderas, y ya no cuyo tema que estuvieran rodeadas de una leyenda de ciclópeas Laspiedra, la mañana, pero a pesar devoz oestaban sumidas en la construcciones misterio. de vi por húmedas y oscuras, y una ello inteligencia sombra. Losque gritaba una y otra vez, en enigmáticos y sensibles demasiado algo subterránea árboles crecían demasiado juntos, y sus troncos eran impactos, grandes tratándose de árboles de Nueva que se repetíanlas oscuras avenidas del bosque había indescriptible. Los dos sonidos Inglaterra. En con más frecuencia eran los representados demasiado silencio, y el suelo estaba demasiado blando con el húmedo musgo y los por las palabras Cthulhu y R'lyeh. restos de infinitos años de descomposición. El 23 de marzo, continuaba el manuscrito, Wilcox faltó a la cita. Una investigación En los espacioshotel reveló que había sido lo largo de la línea del antiguo camino, había realizada en el abiertos, principalmente a atacado por una fiebre de origen desconocido pequeñas casas de labor; a veces,de sus padres, en la Calle Waterman. Se habíacon sóloa y que lo habían llevado a la casa con todas sus edificaciones en pie, y a veces puesto un paren medio y a la noche, despertando a chimenea o una derruida bodega. La maleza y gritar de ellas, de veces con una solitaria varios artistas que vivían en el mismo hotel, reinaba por todas partes, y seres furtivos susurraban inconsciencia alSobre todas tío cosas desde entonces había pasado alternativamente de la en el subsuelo. delirio. Mi las pesaba una rara opresión;familia, y grotesco de irrealidad, como si fallara caso, yendo a telefoneó en seguida a la un toque desde ese momento siguió de cerca el algún elemento vital de perspectiva o dedoctor Tobey, en Thayer Street,que los extranjeros no quisieran menudo a la oficina del claroscuro. No me estuvo raro médico de cabecera del joven. permanecer allí,de Wilcox alimentaba,una región que invitara a imágenes; ella. Su se La mente febril ya que aquélla no era aparentemente, extrañas dormir en el doctor aspecto recordaba demasiado sólo incluían unaextraída de de los sueñosterror. estremeció al recordarlas. No el de una región repetición un cuento de anteriores, sino también una criatura gigantesca "de varios kilómetros de altura" que caminaba o se
  • marchito erial. Se encontraba en el fondo de un espacioso valle; ningún otro nombre incoherentes palabras que recordaba el doctor Tobey convencieron al profesor de que hubiera podido aplicársele el joven había intentado representar. cosa se adaptaba se refería aquél era el monstruo que con más propiedad, ni ninguna otra Cuando Wilcox tan perfectamente a un nombre.caía en seguida, invariablemente, en una especie de letargo. a su obra, añadió el doctor, Era como si un poeta hubiese acuñado la frase después de haber rara, su temperatura no estaba nunca por encima de loque era la consecuencia de un Cosa visto aquella región. Mientras la contemplaba, pensé normal; sin embargo, su incendio; parecía más al de una fiebre violenta que al de un desorden cinco acres de gris estado se pero, ¿por qué no había crecido nunca nada sobre aquellos del cerebro. desolación, que se extendía bajo el cielo como una gran mancha corroída por el ácido 1. Erial: Dícese a y la tierra decampo sin cultivar ni labrar. Sinónimos: yermo, páramo, tierra sin cultivar. entrede abril de campos? la tarde, la enfermedad hacia de norte deWilcox se sentó en la El 2 bosques las tres o Discurre en gran parte cesó el pronto. la línea del antiguo 2. Saxífraga: Planta herbáceapoco el otro lado. Mientras me como ornamental. camino, pero invade un que crece entre las piedras, utilizada acercaba experimenté una lo que cama, asombrado de encontrarse en la casa de sus padres, e ignorando totalmente extraña sensación de repugnancia, y sólo me realidad desde el porquemarzo. Comoobligaba a ello. había ocurrido en sus sueños o en la decidí a hacerlo 22 de mi tarea me el médico En aquella amplia extensión no había vegetación desu hotel. Pero ya no le fue de que una declarara que estaba curado, a los tres días volvió a ninguna clase; no había más capa de fino polvo o ceniza gris, queJunto con su enfermedad se habían desvanecido ninguna utilidad al profesor Angell. ningún viento parecía ser capaz de arrastrar. Los árboles más cercanos tenían unde oír durante una y enfermizo,relatos inútilesellos todos aquellos sueños, y luego aspecto raquítico semana los y muchos de e aparecían agostados muy comunes visiones, mi tío dejó deandaba apresuradamente vi a irrelevantes de unas o con los troncos podridos. Mientras anotar los pensamientos mi derecha losartista. nocturnos del derruidos restos de una casa de labor, y la negra boca de un pozo abandonado cuyos estancados vapores adquirían un extraño matiz al ser bañados por la luz del sol. El desolado espectáculo hizo que no me paredes ya denotas invitaban de Las ratas de alrededoreslas maravillara Aquí terminaba la primera parte del manuscrito, pero las abundantes los asustados susurros de los moradoresel escepticismo inveterado que informaba edificacionesfilosofía veras a la reflexión. Sólo de Arkham. En Texto completo] no había entonces mi ni [Cuento. los ruinas explicar mi clase; incluso en los antiguos tiempos, el lugar lo que habían soñado puede de ninguna persistente desconfianza. Las notas describían dejó de ser solitario y apartado.personas en el mismo período en que el joven Wilcox había tenido ominoso diversas Y a la hora del crepúsculo, H.P. Lovecraft de nuevo por aquel sus extrañas temeroso de pasar lugar, tomé elMi tío, parecía, había organizado rápidamente unagran rodeo. revelaciones. camino del sur, a pesar de que significaba dar un vasta encuesta entre casi todos aquellos a quienes podía interrogar sin parecer impertinente, pidiendo que le Por la noche sueños y leacomunicaran las fechasArkham acerca del marchito erial, y contaran sus interrogué algunos habitantes de de todas sus visiones notables. Las pregunté qué significado tenía la pero el profesor recibió más respuestas que las que reacciones habían sido variadas; frase "los extraños días" que había oído murmurar evasivamente. Sin embargo, no pude obtener ninguna respuesta concreta, y lo único que hubiese obtenido cualquier otro hombre sin la ayuda de un secretario. Aunque no saqué en claro era que el misterio se remontaba formaban unmucho más reciente de lo conservó la correspondencia original, las notas a una fecha completo y muy que había imaginado. No se trataba dey losvieja leyenda, ni mucho menos, sino "sal de la significativo resumen. La aristocracia una hombres de negocios -la tradicional de algo que había Nueva Inglaterra-de los que hablaban conmigo. Había sucedido en los años tierra" de ocurrido en vida dieron un resultado casi completamente negativo, aunque ochenta, y unapocos casos de informes deasesinada. Los detalles eran algo entre el 13yde hubo algunos familia desapareció o fue impresiones nocturnas, siempre confusos; como todos2aquellos con quienes delirio me joven escultor. prestara crédito aciencia no marzo y el de abril, período de hablé de dijeron que no Los hombres de las fantásticas historias del viejo Ammi Pierce, lo menosacuatro vagas descripciones fueron tampoco muy afectados, aunque por decidí ir visitarlo a la mañana siguiente, después de visión fugaz de extraños paisajes, yruinosa ellos que se alzaba en el a algo sugerían la enterarme de que vivía solo en una uno de casa hablaba del temor lugar donde los árboles empiezan a espesarse. Era un lugar muy viejo, y había empezado a anormal. exudar el leve olor miásmico que se desprende de las casas que han permanecido en pie demasiado tiempo. Tuve que llamar insistentemente y poetas, el anciano se levantara, y Las respuestas más pertinentes procedían de artistas para que que si hubieran podido cuando se sus notas hubieran sido presas del pánico. Ante la falta de alegraba de verme. comparar asomó tímidamente a la puerta me di cuenta de que no se las cartas originales, No estaba tan débilque el compilador había estado haciendo preguntas insidiosas o había llegué a sospechar como yo había esperado; sin embargo, sus ojos parecían desprovistos de vida, y sus texto de la correspondencia para corroborar lo que habíagastado y ver. Por deformado el andrajosas ropas y su barba blanca le daban un aspecto resuelto decaído. eso persistí en la creencia de que Wilcox, conociendo de algún modo los viejos No sabiendo reunidos por mi tío, había estado engañándolo. Estas respuestas de los documentos cómo enfocar la conversación para que me hablara de sus "fantásticas historias", fingí que me había llevado hasta Entre el 28 deque estaba2 de abril granhablé artistas narraban una perturbadora historia. allí la tarea a febrero y entregado; le parte de ella al viejotenido sueños muy curiosos, alcanzando su máxima intensidad en el de ellos había Ammi, formulándole algunas vagas preguntas acerca del distrito. Ammi Pierce era un hombre más cultoUna cuarta partede lo quede escenas y sonidos semejantes tiempo del delirio del escultor. y más educado hablaba me habían dado a entender, y selos descritos por Wilcox y que cualquiera de los hombres conuna criaturahabía hablado a mostró más comprensivo algunos confesaban su terror ante los cuales gigantesca y en Arkham. No era como otros rústicos que había conocido enparticularmente triste. a sin nombre. Un caso, que las notas describían con énfasis, era las zonas donde iban El construirse las albercas. Ni protestó por las millas de antiguo bosqueteosofía, se volvió sujeto, un arquitecto muy conocido, algo inclinado al ocultismo y la y de tierras de labor que iban a desaparecer noche que llevaron al joven Wilcox a lahubiera sido padres, y no completamente loco la bajo las aguas, aunque quizá su actitud casa de sus distinta de haber tenido su hogar gritando que límites del futuro lago. Lo único que mostró infierno. murió meses después fuera de los lo salvaran de algún escapado habitante del fue alivio;tío hubiese conservado los los valles de estoscuales había vagabundeado toda su Si mi alivio ante la idea de que nombres por los casos, en vez de reducirlos a números, vida iban a podido hacer Estarían mejor debajopersonal. Pero, como estaban las cosas, yo hubiera desaparecer. alguna investigación del agua..., mejor debajo del agua desde los extraños días. Y,aal decir esto, su ronca voz se hizo más apagada,las notas. Mecuerpo sólo pude encontrar unos pocos. Todos, sin embargo, confirmaron mientras su se inclinaba hacia delante y el dedo índice de su mano derecha empezaba a señalar de un pregunté a menudo si aquellos a quienes había interrogado el profesor Angell se habían modo tembloroso e impresionante. sentido tan intrigados como este grupo. Nunca les di explicaciones, y es mejor así. Fue entoncesde prensa, como ya he y mientras la roncacasosavanzaba enmanía y en una Los recortes cuando oí la historia, dicho, trataban de voz de pánico, su relato, especie de misterioso susurro, me estremecí unaprofesor Angell debió quehaber empleado excentricidad, siempre en el mismo período. El y otra vez a pesar de de estábamos en pleno verano. Tuve que pues el número de estoscon frecuencia, para poneryen claro una agenda de recortes, interrumpir al narrador extractos era prodigioso, además puntos científicos que él sólo conocía a través de describía un suicidio nocturno en procedían de todos los rincones del mundo. Uno lo que había dicho un profesor, cuyas
  • paraconfusaun puente entrede un y dato, cuando fallaba suun fanático la lógica y de la una tender carta al editor dato periódico sudamericano sentido de anunciaba, continuidad.en sus visiones, un futuro no me extrañó que su mente estuviera algo que apoyándose Cuando hubo terminado, siniestro. Un despacho de California relataba desequilibrada, ni quehabíagente de Arkham no le gustarablancas del marchito erial. Me una colonia teosófica a la comenzado a usar vestiduras hablar ante la proximidad de apresuré a regresar a mi hotel antes dellegaba nunca,sol, ya que nonoticiastener las se un "glorioso acontecimiento", que no la puesta del mientras las quería de la India estrellas cautelosamente aencontrándome al aire libre. Al día producida regresé deBoston referían sobre mi cabeza una seria agitación de los nativos, siguiente a fines a marzo. paraorgías vudúes se No podía ir de nuevoen aquel oscuro caos se había hablado de unos Las dar mi informe. habían multiplicado a Haití, y en África de antiguos bosques y laderas, ni enfrentarme otra vez con aquel gris erial donde cuyoFilipinas habían tenido cantos misteriosos. Los oficiales norteamericanos festín y el negro pozo abría sus fauces infinidad de pozos en que las ratas se habían dado radicados en repentino agotamiento al ladocausa de que con algunas tribus, y en roedoresLa alberca iba a un primer momento, ciertas de los derruidos restos de una casa la noche se 22 de marzo los policías de fue la dificultades el ejército de famélicosde labor. de lanzaran, en ser construida inmediatamente, yvivos de hambrientos seres, y luego se escapara en tropel delsiempre Nueva York habían sido aquellos antiguos secretos quedarían Confusos para priorato sobre los rebaños todos molestados por levantinos histéricos. enterradosrumores bajo las profundas aguas. Pero creo que y un jamás esto sea una realidad, me exhibió en en aquella histórica y devastadora orgía ni cuando olvidaránArdois-Bonnot gustará recorrieron también el oeste de Irlanda, que pintor llamado los vecinos del lugar. visitaren el salón de primavera de París,menos, no cuando brillan en el cielo las siniestras 1926, aquella región por la noche..., al un blasfemo Paisaje de Sueño. En los asilos de estrellas. los desórdenes fueron tan numerosos que sólo un milagro logró impedir que el alienados ¡Dios mío! ¡Qué inmundos pozos de quebrados y descarnados huesos y abiertos cráneos! cuerpo médico advirtiera curiosas semejanzas y pitecántropos, celtas, romanos e ¡Qué simas de pesadilla rebosantes de huesos desacara apresuradas conclusiones. Una Todo empezó, de recortes, de veras; vida no concibo hoy el no se habían oído repletos yde rara colección dijo el viejo Ammi, con el meteorito. Antes crudo racionalismo con que ingleses de incontables centurias de apenas cristiana! En unos casos estaban leyendas ninguna a un lado. Pero quedéremota época de las el joven Wilcox bosques occidentales los hice clase, incluso en la convencido de que otro tiempo. En otros, la luz noticias sería imposibleedecir qué profundidad tuvieron en brujas aquellos había tenido de no unos sucesos anterioressiquiera al fondo y el profesor.abarrotados de las más increíbles de fueron ni la mitad de temidos que la por se isla del nuestros focos no llegaba mencionadospequeñalos veía Miskatonic, donde el diablo concedía audiencias al lado de un de las desventuradas ratas que se dieron de bruces con cosas. ¿Y qué habría sido, pensé, extraño altar de piedra, más antiguo que los indios. Aquélloscepos en bosques hechizados, y su fantástica oscuridad no fue nunca terrible aquellos no eran medio de la oscuridad de tan horripilante Tártaro? hasta los extraños días. Luego había llegadoinspector Legrasse meridional, se había 2. El informe del aquella blanca nube producido aquellami pie casi explosiones en el aire y aquella columnahaciéndome pasar En cierta ocasión cadena de se introdujo en un horrible foso abierto, de humo en el valle.instantes de terrortodolos que mi tío diera tanta importancia al sueño del escultor y Los Y, por la noche, extático. Debí había enterado de que una gran piedra había unossucesos anteriores por Arkham sequedarme absorto un buen rato, pues salvo al caído del cielo eran había incrustado en grupo. Seguidamente, se oyócasasonido al bajorrelieve no pude ver de la segunda tierra, junto al manuscrito. Ya una vez, capitán Norrys y se el tema a nadie del la mitad del largopozo de la un de Nahum Gardner.el profesor Angell habíaevistoen eldistanciacontornosreconocer,marchito erial. parecía, La casa que tenebrosa infinita lugar que ahora del monstruo a mi viejo procedente de aquella se había alzado los odiosos que creíocupaba el y vianónimo, había meditado sobre los desconocidos jeroglíficos, y alado dios egipcio que se gato negro pasar raudo delante de mí como si fuese unhabía oído las sílabas que sólo la Nahum había ido al puebloabismos de lo desconocido. y al pasar sobrecogedorasAmmi palabra Cthulhu podía traducir... Todo lo de la piedra, Pero el ruido no casa tan lejano, dirigiese a los insondables para contar esto en circunstancias tan ante lase oíade que no Pierce se lopersiguiese al joven Wilcoxaquella época Ammiera decuarenta años, y todos es raro instante comprendí perfectamente de qué se trataba: tenía nuevo el espantado pues al que había contado también. En con preguntas y ruegos. Esta experiencia anterior los extraños aquellas endiabladas ratas, siempre a la búsqueda de nuevos horrores y de su había ocurrido diecisiete años antes, profundamente grabados en su cerebro. Ammi corretear de acontecimientos estabanen 1908, mientras la Sociedad Norteamericana y esposa habían acompañado a los tres profesores de la Universidad deAngell, por su se Arqueología celebraba su consejo anual, en Saint-Louis. El profesor Miskatonic que decididas a que las siguiera hasta aquellas intrincadas cavernas del centro de la tierra presentaron sus méritos,enloquecido dios sin rostro, aúlla a ciegasquetodas las del autoridad y a la mañana siguiente para ver al fantástico visitante en procedía donde Nyarlathotep, el había desempeñado un papel importante en la más tenebrosa desconocidolos acordes de dos habían y amorfos flautistas. que Nahum oportunidad de deliberaciones, y a él se acercaron varios profanos que era oscuridad a espacio estelar, y necios preguntado cómoaprovechaban la había dicho, el día antes, que era muy grande. Nahum, plantear problemas. mole que estaba junto a su la convocatoria para hacer preguntas y señalando la pardusca pozo, dijo que se había encogido. Pero los sabios replicaron que las piedras no se por Mi foco se apagó, pero no por ello dejé de correr. Oía voces, alaridos y ecos, pero encogen. Su calor irradiaba persistentemente, ycentro dedeclaró que había brilladoen un El jefe de todo percibía ligeramente aquel en Nahum inconfundible corretear, encimade ese grupo no tardó en convertirseabominable e atracción de todo el congreso. débilmente toda laaspecto Loscon mayor intensidad, la piedrahabíaun martilloede geólogo Era un hombre de noche. muy común, mediana edad, y que cadáver rígido hinchado principio tenuemente y luego profesores golpearon como un con hecho el viaje de y descubrieron que era sorprendentementecierta información que notan bajó infinitos si Nueva Orleáns a Saint-Louis corriente de blanda. grasa que discurre blanda como se desliza mansamente por la en busca de un río deEn realidad, era había podido obtener fuera artificial, yhasta desembocarbien que escoplearon, unamar. de para llevársela a la en su distrito. Se arrancaron, más en un Legrasse y era inspector puentes de ónix llamaba John Raymondnegro y putrefacto muestra policía. Traía Universidad a fin de su viaje: una estatuita de piedra, repugnante y grotesca, muyque le consigo el objeto de comprobar su naturaleza. Tuvieron que meterla en un cubo antigua pidieron prestado a Nahum, norechoncho. Debían ser las ratas; ese viscoso, gelatinoso de aparentemente, cuyo origen y había pequeño fragmento Algo me rozó, algo fláccido ya que el logrado determinar. no perdía calor. En su viaje y regreso se detuvieron halla deleite en la casayde Ammi, y¿Por qué no quedarse pensativos famélico ejército que a descansar en vivos muertos... parecieron iban a comer las cuandoun De la Poer el inspector que elno se recataban de haciéndose más pequeño y La No debe creerse Pierce observó Poer fragmento estaba comer cosas prohibidas?... ratas a la señoraque si los De la Legrasse se interesara por la arqueología. Todo lo había empezado a mi hijo, el fondo del cubo. Realmente no era muy grande, pero quizás guerra se comió a quemar ¡al diablo todos!... y lasorigen razones puramente Carfax, contrario; su deseo de instruirse tenía como único llamas yanquis devoraron habían cogido La trozo menorDelapore yhabían supuesto.familia... ¡No, no, repito que no profesionales. un estatuita, ídolo, fetiche o secreto de la reduciendo a cenizas al viejo de lo que al lo que fuese, había sido capturada meses antes demonio porquero de la del sur de Nueva Orleáns, en el curso de una expedición soy elen los pantanos boscosos oscura gruta! No era la gordinflona cara de Edward Al día siguiente -todo esto ocurría en fláccido ser fungiforme. El seguía ritos, que lami contra lo presunta encima de vudú. el mes de junio odiosos los los vivo, se Norrysunaque había ceremonia aquel Tan singulares yde 1882-,eranprofesorespero presentaron de nuevo, muyhallaba ante un cultopor la casa de Ammi le contaron lo que hijo murió... ¿Cómoque se excitados. Al pasar totalmente ignorado, e infinitamente más policía comprendió pueden ser propiedad de un Norrys las tierras de un De la Poer?... había sucedido con yo... esaLosdiciendo que había desaparecido por completo cuandoala diabólico que digo la muestra, confusos e increíbles relatos arrancados por la fuerza Es vudú, te lo los del vudú. serpiente moteada... ¡Maldito Thornton, te enseñaré a introdujeronanteun recipiente mi sobre su ¡Por los origen. de Cristo, deseo de la policía de los prisioneros las informaron cristal. posible clavos De ahí el desaparecido, y los desmayarte ennada obras de de familia!El recipiente también habíacanalla!, te va gustar profesores hablaron¿es que quieren que losdeasí piedra con símbolo, recovecos?... consultar a alguna de la extraña identificar la por estos infernales seguir las huellas de la sangre... peroautoridad para afinidad siga el horrible el silicón.yHabía reaccionado de un modo increíble en Mater!... Atys... Dia ad aghaidh ad aodaun... ¡agus bas dunach del culto hasta ¡Magna aquel laboratorio perfectamente ordenado; sin sufrir ninguna ¡Magna Mater!sus fuentes. modificación ni expelerort, agusgas al ser calentada al carbón, mostrándose ort! . . .¡Dhonas dholas ningún eat-sa!... Ungl... ungl... rrlh... cbcbch... completamente negativa al ser tratada con bóraxpedido convocara una impresión volátil El inspector Legrasse no había esperado que su y revelándose absolutamente no a cualquier Laotras, según cuentan, decía yo cuando me encontraron En el yunque las semejante. y aparición incluyendo estatuita bastó oxihidrógeno. en medio de Estas cosas temperatura, de la curiosala del soplete depara excitar a los hombresde aparecióycomo muydespués. Estaba inspector para aquella tenebrosa muy notable. figura ciencia, pronto todos rodearon al agazapado en luminosidad cerca la diminuta tinieblas tres horas maleable, y en la oscuridad sucontemplar deera oscuridad sobre el Negándose obstinadamente a enfriarse, provocó una gran excitación entre los profesores; cuya rareza y aspecto de genuina y abismal antigüedad abrían perspectivas tan y cuando al y arcaicas. Nadie reconoció la escuela escultóricabrillantes bandasnacido la a misteriosas ser calentada ante el espectroscopio mostró unas de la que había distintas las de cualquier color conocido del espectro normal, se habló de nuevos elementos, de estatua, y sin embargo centenares y hasta miles de años parecían haberse posado en la raras propiedadessuperficie de aquella piedra desconocida. intrigados hombres de oscura y verdosa ópticas, y de todas aquellas cosas que los ciencia suelen decir cuando se enfrentan con lo desconocido.
  • La figura, que los miembros del congreso pasaron de mano en mano para estudiarla con Caliente como estaba, fue de unos veinte a un crisol con todos los reactivos adecuados. El más minuciosidad, medía comprobada en veinticinco centímetros de altura y estaba agua no hizo nada. Representaba un monstruo ácido nítrico evagamente agua regia sepero finamente labrada. Ni el ácido clorhídrico. El de contornos incluso el antropoides, limitaron a resbalar sobrecuyo rostroinvulnerabilidad. tentáculos, un cuerpo escamoso con una cabeza de pulpo su tórrida era una masa de Ammi se encontró con algunas dificultades ciertarecordar todas aquellas cosas, pero reconociógarras enormes, y un a que sugería para elasticidad, cuatro extremidades dotadas de algunos disolventes par medida largas ylos mencionaba en el habitual criatura, que exhalabaamoniaco y sosa de alas que se estrechas en la espalda. Esta orden de utilización: una malignidad cáustica, alcohol y éter,de una pesada corpulencia, docena más; pero, aun pedestal o el antinatural, parecía ser bisulfito de carbono y una y estaba sentada en pesar de que peso iba disminuyendo con el paso del tiempo, caracteres. Las puntas de las alas rozaban bloque rectangular, cubierto de indescriptibles y de que el fragmento parecía enfriarse ligeramente, los disolventes no experimentaron ningún cambio que demostrara quelargas el borde posterior del bloque, el asiento ocupaba el centro, mientras que las garras habían atacado plegadas extremidades asíanse tratabaanterior y descendían hasta un y curvas de las a la sustancia. Desde luego, el borde de un metal. Era magnético, en grado extremo; y después de su La cabeza de cefalópodo se inclinaba hacia elexistir leves cuarto de la altura del pedestal. inmersión en los disolventes ácidos parecían dorso de huellas deenormes que de hierro meteórico, de rodillas. El conjunto daba Widmanstalten. las garras la presencia apretaban las elevadas acuerdo con los datos de una impresión Cuando anormal, más sutilmente terrorífico a causa de el fragmento en un recipiente de de vida el enfriamiento era ya considerable colocaron la imposibilidad de establecer su cristal paravasta, pavorosa e incalculable edad era innegable; sin embargo, nada permitía origen. Su continuar las pruebas Y a la mañana siguiente, fragmento y recipiente habían desaparecidocon algún rastro, y únicamente una chamuscada señal en el estante de relacionarlo sin dejar tipo de arte de los comienzos de la civilización. madera donde los habían dejado probaba que había estado realmente allí. El material de la estatua encerraba otro misterio. No había nada parecido, en la geología Estomineralogía, a profesores le contaron averdinegra, de estrías doradas eniridiscentes. o la fue lo que los aquella pieza jabonosa, Ammi mientras descansaban o su casa, y una vez más fue conbase eran igualmentemensajero de las estrellas, aunque en esta Los caracteres de la ellos a ver el pétreo desconcertantes, y ninguno de los miembros ocasión su esposa no lo acompañó. Comprobaron quede las autoridades mundiales en del congreso, a pesar de que representaban a la mitad la piedra se había encogido realmente, y ni siquiera los el más remoto parentesco lingüístico. Tanto la figuralo que el esta esfera, pudo descubrir más escépticos de los profesores pudieron dudar de como estaban viendo. Alrededor de la masa pardusca situada junto al pozo había un espacio material pertenecían a algo increíblemente lejano, totalmente distinto de la humanidad vacío, un espacioalgo sugería, de un menos terrible, antiguos y profanos ciclos en los que que conocemos: que eran dos pies modo que el día anterior. Estaba aún caliente, y los sabios estudiaron nuestras concepciones no habían participado. nuestro mundo y su superficie con curiosidad mientras separaban otro fragmento mucho mayor que el que se habían llevado. Esta vez ahondaron más en la masa de piedra, y de este modo pudieron darse cuenta de que el núcleo central no era completamente Y, sin embargo, mientras los miembros del congreso sacudían la cabeza y se confesaban homogéneo. incapaces de resolver el misterio, uno de ellos creyó descubrir algo raramente familiar en la efigie y los jeroglíficos, y al fin, no sin reticencia, confesó lo que sabía. Este hombre Habían dejado al descubierto lo que parecíaWebb, cara exteriorantropología enempotrado era el hoy desaparecido William Channing ser la profesor de de un glóbulo la en la sustancia. El color, parecido al de de bastante del extraño espectro del meteoro, era Universidad de Princeton y explorador las bandas renombre. casi imposible de describir; y sólo por analogía se atrevieron a llamarlo color. Su contextura era lustrosa, y parecía quebradiza y hueca. Uno de los profesores golpeó Cuarenta y ocho años antes el profesor Webb había recorrido Groenlandia e Islandia en ligeramente el glóbulo con un martillo, y estalló con un leve chasquido. De su interior no busca de ciertas inscripciones rúnicas que hasta ese entonces no había podido descubrir. salió nada, y el glóbulo se desvaneció como por arte de magia, dejando un espacio En la costa occidental de Groenlandia se había encontrado con una tribu degenerada de esférico de unas tres pulgadas de diámetro, Los profesores pensaron que era probable esquimales, cuya religión, un culto demoníaco curioso, lo había impresionado que encontraran otros glóbulos a medida que la sustancia envolvente se fuera fundiendo. sobremanera por su faz deliberadamente sanguinaria y repulsiva. Era aquella una fe que los otros esquimales ignoraban casi del todo, y a la que se referían estremeciéndose. La conjetura erade épocas muy antiguas,investigadores no consiguieron encontrar otro Databa, decían, equivocada, ya que los anteriores al nacimiento del mundo. Junto a glóbulo, a pesaryde que taladraron la masa por diversos lugares. En consecuencia, ritos anónimos sacrificios humanos había invocaciones de origen tradicional dirigidas a decidieron llevarse la o tornasuk. El profesor Webb había oído esa invocación en boca de un demonio supremo nueva muestra que habían recogido... y cuya conducta en el laboratorio fue tano brujo sacerdote, y la la de su predecesora. Aparte de hasta donde era un viejo angekok, desconcertante como había transcrito fonéticamente, ser casi plástica, de tener en caracteres romanos. Pero lo que ahorade enfriarse levemente en fetiche posible, calor, magnetismo y ligera luminosidad, parecía importante era el poderosos ácidos, de perder pesoyyalrededor del el aire y de atacar esquimales cuando lasilicón con el adorado en ese culto, volumen en cual bailaban los a los compuestos de aurora resultado de una mutua destrucción. La piedra no presentaba características de boreal brillaba muy por encima de los acantilados de hielo. Era, declaró el profesor, un identificación; y alde piedra con una figura horrible yde la Universidad semisteriosos. tosco bajorrelieve fin de las pruebas, los científicos algunos caracteres vieron obligados a reconocerparecía, podían menos en todos los rasgos esenciales, a lasino un Creía recordar que se que no por lo clasificarla. No era nada de este planeta, criatura trozo del espacio exterior;examinando. estaba dotado de propiedades exteriores y bestial que ahora estaban y, como tal, desconocidas y obedecía a leyes exteriores y desconocidas. Este relato, recibido con asombro y sorpresa por los miembros del congreso, pareció Aquellaal inspector Legrasse, que abrumó al profesor a preguntas. Habiendo de Nahum al excitar noche hubo una tormenta, y cuando los profesores acudieron a casa copiado una día siguiente, se encontraronde los oficiantes del pantano, rogó al profesor Webb que invocación recitada por uno con una desagradable sorpresa. La piedra, magnética como era, debió recordar las sílabas recogidas en Groenlandia. que había "atraído al rayo", tratase de poseer alguna peculiar propiedad eléctrica ya Siguió una comparación como dijo Nahum, con una singular persistencia.sombrío silencio cuando el el granjero el exhaustiva de todos los detalles y un instante de En el espacio de una hora profesor y vio cómo convinieron en la veces la masa que selas frases. He aquí,al pozo, y al cesar la detective el rayo hería seis virtual identidad de encontraba junto en sustancia (la tormentade las palabras fue establecida desaparecido. Los científicos, profundamente división descubrió que la piedra había de acuerdo con las pausas tradicionales decepcionados, los oficiantes), lo que el brujo total desaparición, decidieronLuisiana observadas por tras comprobar el hecho de la esquimal y los sacerdotes de que lo único que podían hacer sus ídolos: al laboratorio y continuar analizando el fragmento que se habían cantado a era regresar habían llevado el día anterior y que como medida de precaución hablan encerrado en una