• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Lectura Inicial
 

Lectura Inicial

on

  • 1,270 views

Recopilación de diferentes textos apropiados para el caso a desarrollar.

Recopilación de diferentes textos apropiados para el caso a desarrollar.

Statistics

Views

Total Views
1,270
Views on SlideShare
1,270
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
3
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Lectura Inicial Lectura Inicial Document Transcript

    • Texto extraído de: Cumbre Mundial sobre la Alimentación 13 al 17 de noviembre de 1996Roma Italia Producción de alimentos e impacto ambientalDocumentos técnicos de referencia © FAO, 1996 (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)El aumento de la población mundial significa que la tierra cultivable por habitante disminuyeconstantemente, por lo cual una cuestión capital en el futuro suministro de alimentos será el uso delos escasos recursos de tierra y agua. Una conclusión inevitable es que hay que seguirintensificando la producción de alimentos. Los progresos de la ciencia y la tecnología han hecho estoposible en el pasado, y hay muchas razones para esperar que así seguirá siendo en el futuro, sinembargo, aun en zonas naturalmente favorables para el cultivo, el impacto ambiental que lossistemas naturales y humanos pueden tolerar tiene sus límites, si la ciencia agrícola no tiene encuenta esos factores.La escasez de alimentos y la desnutrición fueron grandes problemas que condujeron no sólo alestablecimiento de la FAO, sino también a una amplia cooperación internacional en los años quesiguieron a la Segunda Guerra Mundial. En el decenio de 1950 se aceptaba como principiofundamental que el alimento debía producirse en las regiones de consumo. Se consideró que lospaíses en desarrollo estaban especialmente necesitados, y se creyó que las inversiones entecnologías agrícolas modernas con sus correspondientes infraestructuras impulsarían el desarrolloy constantes suministros de alimentos. Gradualmente, se impusieron las preocupaciones ecológicas,a medida que el público y las autoridades adquirían conciencia de los graves costos económicos yhumanos de la contaminación y la degradación de recursos.En los últimos 20 años ha habido una evolución gradual desde enfoques principalmente tecnológicosde la producción alimentaria hacia otros que toman en consideración los factores ecológicos,sociales y económicos subyacentes. Uno de los elementos centrales en las estrategias para reducirel impacto ambiental es un mejor equilibrio entre la confianza en la tecnología y enfoques en que lainformación y la gestión ocupan un lugar más central.Fue tan sólo en 1987 cuando el Informe de la Comisión Brundtland, llamado Nuestro Futuro Común,introdujo el concepto de desarrollo sostenible1. Ese informe contribuyó a elevar el debate del planode unos estrechos intereses sectoriales a una amplia comprensión de los factores ambientales,sociales y económicos. Reclamó una mayor atención para la calidad del crecimiento económico, lasdisparidades sociales, las necesidades de las generaciones presentes frente a las de lasgeneraciones futuras y el equilibrio entre los intereses locales, nacionales y mundiales.La práctica de la agricultura y el desarrollo rural sostenibles según lo recomendado en el Programa212 (programa elaborado por la ONU para el desarrollo sostenible) depende del contexto nacional enque se aplica. El uso de insumos externos en los países en desarrollo es mucho menor que en losdesarrollados. La dificultad está en mantener un equilibrio entre la calidad del medio ambiente y lasconsecuencias derivadas de una mayor producción de alimentos. Por ejemplo, en el decenio de1970 al aumentar el uso de plaguicidas en Asia creció paralelamente la contaminación ambientalnociva para el hombre, a causa de un control insuficiente de los productos utilizados y su malmanejoEn los países desarrollados se tiende a un uso más equilibrado de los insumos externos en vista desu costo elevado. Hay también cada vez más agricultores que reducen el uso de plaguicidas yfertilizantes y orientan su producción hacia consumidores dispuestos a pagar una pequeña prima porproductos ecológicos; pero esta producción es limitada en relación con la producción total dealimentos. Muchos países en desarrollo tienen mercados especiales de alimentos paraconsumidores que desean comprar artículos cultivados con prácticas respetuosas del medio1 Diferencia entre desarrollo sostenible y sustentable según Gaudiano: la idea de desarrollo sustentable intenta superar el papel limitado que dentro dela Educación Ambiental se le concedió en el conjunto de países desarrollados y de muchos de los demás que atendieron a las recomendaciones delos organismos internacionales: el ambiente reducido a la naturaleza y la educación a alfabetización. La sustentabilidad no está solo relacionada con lapolítica ecológica sino contra la lucha contra la pobreza, en busca de una mayor equidad social, que brinde mayores oportunidades a los grupossociales más vulnerables.2 El Programa 21 se basó en el concepto de agricultura y desarrollo rural sostenibles:«Con el fin de crear las condiciones para la agricultura y eldesarrollo rural sostenibles es preciso reajustar considerablemente la política agrícola, ambiental y macroeconómica, a nivel tanto nacional comointernacional, en los países desarrollados y en los países en desarrollo. El principal objetivo de la agricultura y el desarrollo rural sostenibles esaumentar la producción de alimentos de manera sostenible y mejorar la seguridad alimentaria. Esto requerirá la adopción de iniciativas en materia deeducación, la utilización de incentivos económicos y el desarrollo de tecnologías nuevas y apropiadas para así garantizar suministros estables dealimentos nutricionalmente adecuados, el acceso de los grupos vulnerables a esos suministros y la producción para los mercados; el empleo y lageneración de ingresos para aliviar la pobreza; y la ordenación de los recursos naturales y protección del medio ambiente..Es preciso dar prioridad almantenimiento y mejoramiento de la capacidad de las tierras agrícolas con mayores posibilidades para responder a la expansión demográfica. Sinembargo, también es necesario conservar y rehabilitar los recursos naturales de tierras con menores posibilidades con el fin de mantener una relaciónhombre/tierra sostenible».
    • ambiente. Hay bastantes pruebas de que estas estrategias de producción, además de ser másbeneficiosas para el medio ambiente, son económicamente viables para los sectores del mercado alos que sirven. No obstante, la mayoría de los productores comerciales en gran escala encuentraneconómicamente rentable el uso intensivo de plaguicidas y fertilizantes minerales, y no ha habidouna aceptación general de tecnologías de producción cuidadosas del medio ambiente como elcontrol integrado de las plagas3 y el sistema integrado de nutrición de las plantas4.Medio ambiente y pobrezaLas peores hambrunas del siglo pasado fueron consecuencia, casi sin excepción, de la inestabilidadpolítica y/o de fracasos institucionales que paralizaron los mecanismos necesarios para producir ytransportar los alimentos y ponerlos a disposición de los más necesitados.La pobreza, la inseguridad alimentaria y el impacto ambiental coexisten a menudo formando uncírculo vicioso. Es preciso distinguir entre diferentes tipos de pobreza rural y su vinculación a losimpactos ambientales. Hay que preguntarse ¿qué clase de pobreza? para comprender si la pobrezase refiere básicamente a los ingresos, a la escasez de recursos, a la falta de acceso a los recursosproductivos (incluido el capital de inversión) o, muy probablemente, a una combinación de estosfactores.Entre los ejemplos de las distintas relaciones entre recursos de la naturaleza y pobreza están laszonas tropicales húmedas de Brasil (ricas en diversidad biológica natural y en superficie terrestrepero limitadas en cuanto a suelos fértiles para cosechas anuales, recursos financieros, mano deobra e infraestructura), el Sahel (rico en superficie terrestre pero deficiente en calidad de la tierra,capacidad de recuperación física y recursos financieros) y Ruanda (rica en calidad de la tierra ymano de obra pero pobre en superficie terrestre y activo físico y financiero no agrícola).La diversificación de ingresos dentro de la agricultura y también en actividades no agrícolas sepregona a menudo como medio para mejorar la suerte de los pobres rurales, pero muchas de estaspersonas están en las zonas marginales ecológicamente más frágiles y con menos opciones dedesarrollo. Para que los planes de mitigación de la pobreza tengan éxito deben apuntar porconsiguiente a causas profundas, sean éstas las existencias de recursos naturales, la escasez deahorros e inversiones u otros factores.El ciclo de pobreza y degradación ambiental se refuerza cuando los precios en granja son bajos y nocompensan suficientemente los costos de producción, y cuando los elevados costos de transportelocal impiden por un lado el suministro de fertilizantes y por otro la salida sin retrasos de losproductos al mercado. Invariablemente, los agricultores pobres carecen de información esencialsobre insumos, condiciones del mercado o precios de las cosechas que producen.Evolución del papel de los gobiernosDesde hace diez o quince años pueden apreciarse varias tendencias mundiales que han tenidoimportantes consecuencias para la política relativa al medio ambiente y a la agricultura. La mássignificativa es el papel menguante de los gobiernos en la economía agrícola, lo cual se ha traducidoen reducciones de subvenciones a productores y consumidores, pero también en la privatización deempresas y servicios públicos, como comercialización, extensión e investigación agrícola.La segunda tendencia, relacionada con la primera, se refiere a la planificación y a la toma dedecisiones. Actualmente las provincias, los condados, los distritos y otras entidades subnacionalestienen en general mayor autonomía para la planificación estratégica y física y la ejecución de obrasde infraestructura. Paralelamente a esta delegación de atribuciones desde el centro hay una mayorreglamentación internacional en algunos ámbitos (en especial el establecimiento de la OrganizaciónMundial del Comercio, OMC, y los acuerdos comerciales regionales, así como las convencionesmedio-ambientales sobre diversidad biológica, cambio climático, desertificación).Estas tendencias son importantes porque nuevos grupos toman ahora y tomarán en el futurodecisiones sobre el uso de los recursos naturales y los niveles aceptables de contaminación ydegradación. Más decisiones sobre el desarrollo se tomarán a nivel local y habrá un mayorcondicionamiento a nivel internacional. Como hay pocos criterios ecológicos científicos absolutos3 En agricultura se entiende como manejo integrado de plagas (MIP) o control integrado de plagas a una estrategia que usa una gran variedad demétodos complementarios: físicos, mecánicos, químicos, biológicos, genéticos, legales y culturales para el control de plagas. Estos métodos se aplicanen tres etapas: prevención, observación y aplicación.4 Las rotaciones diversificadas y los sistemas agroforestales, garantizan una mejor absorción de los nutrientes del suelo y el uso eficaz del agua y laluz, gracias a las diferencias de crecimiento espacial y temporal de las raíces y la dispersión de las hojas.
    • para la producción sostenible de alimentos, habrá una amplia gama de opciones sociales, políticas yeconómicas respecto a la forma de asignar los recursos, por ejemplo para producir alimentos sindejar de proteger al mismo tiempo las zonas de interés biológico.El concepto de agricultura urbana se ha ido fraguando en los últimos años como complemento delparadigma clásico de producción de alimentos en espacios rurales distantes y abiertos ytransportarlos para su consumo en zonas urbanas. Aunque todavía hay pocos análisis empíricos yexperiencia sobre la mejor manera de explotarla, la agricultura urbana y periurbana ofrece unimportante potencial para aumentar la producción y la seguridad alimentarias en zonas de grandensidad de población. También puede ayudar a cambiar los regímenes alimentarios.La cadena de efectos locales y lejanos complica más el vínculo entre alimentación y medioambiente, por ejemplo la eliminación de la vegetación autóctona, la proliferación de malas hierbas einsectos, compresión del suelo por el pateo de animales o el paso de maquinaria pesada. Algunosefectos lejanos pueden ser el encenagamiento aguas abajo a causa de la erosión del suelo, laescorrentía (por concentración de arroyos hacia zonas más bajas) y la eutrofización producida por lacontaminación del terreno y de las aguas de superficie por exceso de fertilizantes.En algunos casos, el crecimiento de la población ha hecho que se intensifique el uso de la tierra yaumente su productividad en zonas ya preparadas para el cultivo, en otros casos, al crecimiento dela población no han correspondido incrementos en la productividad, lo que ha llevado a aumentar lastierras destinadas a producir alimentos.Recursos naturales y producción de alimentosModificación del paisajeLas formas en que se utilizan los recursos naturales para producir alimentos dependen mucho defactores humanos, económicos, culturales y sociales. Esto se evidencia en la gran variedad decambios realizados en la naturaleza mediante la modificación de paisajes, el uso y la exclusión deplantas y de especies y variedades animales, y la manipulación de las aguas y los suelos.Una tierra llana con un clima favorable y suelos fértiles y bien drenados es un recurso natural muyvalioso, pero zonas de este tipo son también codiciadas para actividades industriales, viviendas yactividades recreativas. Viviendo ya el 45 por ciento de la población mundial en zonas urbanas,muchos miles de hectáreas de las tierras agrícolas más productivas se pierden cada año alextenderse las ciudades, construirse carreteras y aeropuertos y crearse nuevas zonas comerciales eindustriales. Los núcleos de población urbanos y rurales cubren actualmente unos 4 millones de km2.La humanidad ha operado a lo largo de la historia modificaciones estructurales del paisaje. Losefectos locales han sido importantes sobre la superficie terrestre y la hidrología, cuando para obteneruna nueva superficie nivelada se remueven la vegetación natural y el suelo, el subsuelo e incluso losestratos geológicos inferiores.Prácticas agrícolas que trascienden de las zonas agroecológicasMuchos sistemas agrícolas reflejan las características de sus zonas agroecológicas5. Sin embargo,algunos de esos sistemas trascienden de tales zonas, especialmente la agricultura de regadío, lossistemas de subsistencia, los policultivos, los huertos familiares y la horticultura.Sistemas de regadíoLas tierras de regadío (han recibido más agua que la de la lluvia durante el periodo de referencia delcenso, mediante un procedimiento artificial, cualquiera que haya sido la duración o cantidad de losriegos, incluso si fue de forma eventual) ocupan una superficie relativamente reducida, menos de300 millones de hectáreas en todo el mundo (alrededor del 15% de todas las tierras de cultivo), peroproducen el 36% de todas las cosechas y más de la mitad de la producción cerealera total delmundo en desarrollo.En las regiones áridas, alrededor del 10 por ciento de las tierras de regadío están afectadas por lasalinización, con tendencia al aumento. El agua se usa con poca eficiencia: por lo menos el 60% delagua de riego no llega a la planta a causa de las fugas y filtraciones profundas en los canales. En loscampos, el exceso de riego y la falta de sistemas efectivos de drenaje dan lugar a anegamientos y5 unidad cartográfica de recursos de tierras, definida en términos de clima, fisiografía y suelos, y/o cubierta de tierra, y que tiene un rango especifico delimitaciones y potencialidades para el uso de tierras.
    • salinización. Algunos riesgos ambientales asociados al regadío en gran escala son contaminaciónpor fuente no localizada, acumulación de restos de plaguicidas, resistencia de las plagas,salinización y enfermedades transmitidas por el agua como esquistosomiasis, paludismo, diarrea,oncocercosis, cólera y tifus.La extracción de agua dulce de los acuíferos en las llanuras costeras puede dar lugar a infiltracionesde agua salada. Una vez desplazada el agua dulce, no es fácil que vuelva y la tierra puede quedarimproductiva.Prácticas de subsistenciaCasi todos los sistemas agrícolas de subsistencia (una parte de la tierra produce sólo lo suficientepara alimentar a la familia que trabaja en ella) incluyen actualmente cultivos comerciales, algunos deellos perennes. Los ingresos pueden paliar los problemas experimentados por los pequeñosagricultores a causa de su limitado acceso al crédito, pero pueden también aumentar el riesgo alaumentar la dependencia de insumos externos. Los cultivos comerciales tienden a ocupar las zonasmás fértiles, mientras que los cultivos para alimentación propia quedan relegados a tierras de menorpotencial. Es importante considerar la situación de la mujer, porque en los países en desarrollo lasmujeres suelen encargarse de los cultivos alimentarios pero carecen de capital, tienen pocasoportunidades de capacitación e invierten una buena parte de su tiempo en trabajos noremunerados. Esta combinación de factores obliga a las mujeres a explotar hasta el exceso la tierradisponible para las necesidades del hogar, de manera que son al mismo tiempo agentes y víctimasde la degradación ambiental.La degradación del suelo se presenta principalmente en forma de extracción de sus nutrientes comoconsecuencia de la escasa disponibilidad de fertilizantes, del uso de tierras marginales por escasezde tierras, de la erosión del suelo por desconocimiento de las medidas de protección o laimposibilidad financiera de aplicarlas y de la contaminación por los productos agroquímicos, si seutilizan sin entender bien los métodos de aplicación.Prácticas de policultivoEl policultivo o cultivo mixto se basa en una combinación diversificada de cultivos vegetales y cría deanimales, incluyendo a menudo la silvicultura (formación y cultivo de bosques). En muchas zonasestos sistemas mixtos están siendo sustituidos por sistemas especializados que pueden ser másproductivos, pero están más expuestos a riesgos. Los sistemas mixtos presentan muchas ventajasambientales como reciclaje de restos de cosechas y desperdicios animales, mantenimiento de lamateria orgánica del suelo, tracción animal, cortavientos, fuentes diversificadas de nutrición eingresos, conservación del suelo, mayor diversidad agrobiológica y biocombustibles. Desde lospuntos de vista de los beneficios medio.ambientales y económicos, los sistemas de policultivomerecen fomentarse en mayor medida, especialmente entre los agricultores de menos recursos.Estos sistemas han sido objeto de pocas investigaciones en comparación con otros.Huertos familiares y horticulturaLos huertos familiares y la horticultura en pequeña escala (en sentido técnico estricto, el términohorticultura se aplica a la producción comercial de hortalizas con destino al consumo) adoptanmuchas formas que pueden contribuir considerablemente a la nutrición de millones de hogares quepadecen inseguridad alimentaria. Tradicionalmente, estos sistemas constituyen un elementopermanente del paisaje y entrañan escasos riesgos ambientales, ya que suelen ser sistemascerrados bien cuidados. Sin embargo, la horticultura doméstica está cambiando como resultado de laurbanización y la especialización. Aunque se cultivan más alimentos básicos, hay también más usoindiscriminado de agroquímicos.En el otro extremo de la escala, se han construido invernaderos muy especializados e inclusocontrolados por computadora para producir cosechas de alto valor, por ejemplo en los Países Bajos,donde alrededor del 6% de la tierra cultivada se dedica a la horticultura. Los principales problemasmedioambientales son la prevención de plagas y la demanda de energía (para elevar o reducir latemperatura), así como la eliminación del agua residual contaminada. Sin embargo, se han hechoprogresos considerables en el diseño de sistemas cerrados con un control total del clima, incluida lafertilización con CO2, que hace posibles unos niveles de producción cercanos al máximobiológicamente alcanzable.
    • Efectos de la producción de alimentos sobre la diversidad biológicaLa producción de alimentos ha tenido varios efectos importantes, pero opuestos, sobre la diversidadbiológica: reduce el ámbito de las áreas naturales y la diversidad de los ecosistemas y de lasespecies silvestres que contienen; y desarrolla, a través de siglos de domesticación y adaptación,una diversidad agrobiológica hecha de múltiples variedades naturales de cultivos y de animales.Esta diversidad agrobiológica se ha reducido a medida que las variedades naturales y las razas deanimales han sido desplazadas por la introducción de un número más limitado de variedades de altorendimiento y razas con una base genética más estrecha. Se considera que esta es la causa másimportante de la erosión genética.Los ecosistemas contienen una diversidad biológica que es parte del capital natural de nuestroplaneta. Aunque se desconoce el número total de especies vegetales y animales, entre el 5 y el 20por ciento de algunos grupos de vertebrados y de plantas están ya catalogados como amenazadosde extinción. La razón básica de la rápida merma de la diversidad biológica durante los últimos 50años es la transformación del hábitat natural, sobre todo de los bosques para otros usos,especialmente la producción de alimentos.Opciones para reducir los impactos ambientalesLos sistemas sostenibles de producción de alimentos deben tener tres objetivos: 1. elevar la producción y la productividad; 2. reducir los efectos de la contaminación y la degradación de los recursos 3. viabilidad social y económica.Para alcanzar estos objetivos hay que modificar las pautas tradicionales de producción de alimentos.Casi todas las opciones técnicas para el aumento de la producción alimentaria tienen contrapartidasecológicas, sociales y económicas; pero pueden conseguirse importantes beneficios dando prioridada las prácticas que favorecen características ecológicas como la diversidad, la capacidad derecuperación y el uso eficiente de la energía.El uso eficiente de los recursos hace que unos recursos escasos (naturales, sociales y financieros)sean productos y servicios útiles de manera económicamente viable pero que minimice el impactoambiental. No obstante, la introducción de una agricultura más sostenible y ecológica no progresaráde manera uniforme; la producción de alimentos tendrá todavía efectos ambientales negativos en unfuturo previsible. Por lo tanto las estrategias futuras deberán tener un doble objetivo: facilitar latransformación a largo plazo de la producción alimentaria utilizando los recursos de manerasostenible y ecológica; y mitigar los posibles efectos nocivos a corto plazo.Aunque hay una base científica para creer que la producción de alimentos puede seguir el ritmoprevisto de crecimiento demográfico sin causar daños al medio ambiente, el panorama general esmuy distinto. Muchas zonas en las que se cultiva hoy (tierras periurbanas) son también las quepadecen con más intensidad la presión demográfica, la pobreza y la inseguridad alimentaria. Estaszonas suelen ser difícilmente accesibles y carecen de infraestructura y de capital de inversión, asícomo de conocimientos técnicos, no suelen estar dotadas de los recursos necesarios para laproducción de productos comerciales básicos, por lo que se ven a menudo excluidas de lasiniciativas de producción de alimentos.Asimismo los planes de conservación y mejora del medio ambiente son esenciales para establecerun sistema nacional de seguridad alimentaria duradero. Además de los elementos usuales deconservación de la tierra y el agua, la diversidad biológica y la limitación de la contaminación, talesplanes deberían integrarse con los esfuerzos para reducir la pérdida de tierras cultivables de altopotencial por dedicarlas a otros usos, mejorar la seguridad alimentaria y adoptar un enfoque porzona agroecológica en los procesos de planificación para evaluar la capacidad de sustento depoblación, sobre cuya base podrán decidirse con más eficiencia las inversiones nacionales enalimentación y agricultura.Las estructuras democráticas y la opinión pública sobre cuestiones del medio ambiente facilitan ladeterminación de preferencias y de objetivos idóneos para el uso de la tierra, incluida la necesidadde acceso a los alimentos y de una dieta adecuada para una vida sana y activa. Para transformar lossistemas actuales y futuros de producción de alimentos hay que planificar el uso de la tierra y losrecursos y formular objetivos explícitos de usos alternativos de la tierra. La planificación es precisa
    • también para definir incentivos para el uso sostenible y para promover cambios de actitudes yvalores en favor de opciones mejores.El marco político y administrativo en el cual puede aumentar la producción de alimentos sinocasionar grandes daños en el medio ambiente debe constar por lo menos de cuatro elementosprincipales: 1. iniciación de procesos dinámicos y participativos de planificación territorial para identificar y mitigar los riesgos de degradación de los recursos naturales y otros efectos sobre el medio ambiente 2. políticas sociales y económicas cuidadosamente trazadas para que los productores de alimentos en las zonas más pobres aprendan mejor los sistemas globales de gestión eficiente de la fertilidad y la humedad del suelo, defensa contra plagas y diversidad biológica. 3. más inversiones en capital humano e infraestructuras rurales, incluidos un mejor uso de la tecnología de información y comunicación y la formación y capacitación de asesores agrícolas para ayudar a los agricultores a aplicar métodos ecológicos de producción y promover el desarrollo del sector privado; 4. previsión, vigilancia y evaluación constantes de los impactos ambientales en todos los eslabones de la cadena de producción de alimentos mediante sistemas de información y asesoramiento, indicadores de sostenibilidad y referencia geográfica de la informaciónAjuste estructural ecológicoLas definiciones actuales de viabilidad económica consideran ante todo la productividad y larentabilidad, sin tener en cuenta la sostenibilidad. La pérdida de bienes y servicios medioambientaleses particularmente perjudicial para los países más pobres, cuyas economías dependen más de losrecursos naturales y son por lo tanto más vulnerables a su pérdida. Hay que poner empeño enreforzar y poner a prueba metodologías de contabilidad nacional del medio ambiente, en las que seincluya la evaluación de los costos de degradación del suelo y del agua, agotamiento de nutrientesvegetales, pérdida de cubierta forestal y diversidad biológica, y prácticas económica yambientalmente insostenibles.Por razones económicas, políticas, de seguridad alimentaria u otras, muchos países seguiránpromoviendo políticas expeditivas a corto plazo, pero que pueden degradar el medio ambiente ycontribuyen poco al desarrollo económico sostenible. Mientras que las estructuras directivas (demando y prohibición) crean a menudo nuevos problemas, las medidas fiscales para promovertécnicas ecológicas y los incentivos económicos han demostrado su rentabilidad y eficacia paracorregir las deficiencias organizativas y del mercado. Se incluyen aquí tasas por el uso destructivode los recursos o por emisiones contaminantes sobre la base del costo de alcanzar concentracionesconvenidas (principio de quien contamina paga).El uso eficiente de los datos y las informaciones puede ser decisivo para paliar los efectos nocivossobre el medio ambiente, pero está limitado por lagunas informativas y dificultades de acceso a losdatos. Además de faltar datos e informaciones importantes, hay muchos ejemplos en que no se usandatos existentes porque no se comunican, los usuarios no saben que existen, o no estánorganizados de manera que facilite su análisis.El comercio de productos alimenticios seguirá ocupando un lugar importante en las economíasnacionales de todo el mundo, pero también las normas ambientales y sanitarias adquirirán másimportancia. Dada la dificultad de aplicar las mismas normas a todos los países, se han expresadoalgunas preocupaciones respecto a sus efectos sobre la competitividad agrícola de los países connormas severas. Al mismo tiempo, los países en desarrollo se preocupan por los efectos que lasmedidas comerciales basadas en normas ambientales pueden tener limitando su acceso al mercado.Los gobiernos pueden colaborar con el sector privado y con organizaciones no gubernamentalespara elevar la cantidad y la calidad de los alimentos de las siguientes maneras: 1. apoyando prácticas ecológicas mediante incentivos que promuevan el uso eficiente de los insumos y la concientización sobre el medio ambiente mediante la educación y la formación 2. absteniéndose de políticas que sólo piensen en aumentar la producción y adoptando políticas favorables a las mejores prácticas de uso de la tierra y la distribución equitativa de los recursos 3. ayudando a transformar las pequeñas explotaciones agrícolas en empresas productoras competitivas, concentrando la producción de alimentos en zonas con elevado potencial,
    • promoviendo zonas de empresas rurales y fomentando planes de diversificación de ingresos en sectores como agroindustria, energía biológica y acuicultura 4. evaluando el potencial de producción de alimentos en zonas urbanas y periurbanas e iniciando experimentos de producción de alimentos cerca del lugar de consumo 5. mejorando la infraestructura de apoyo a las empresas agrícolas para que pueda disponerse debidamente de semillas de calidad, fertilizantes y equipo para la producción de alimentos 6. reforzando y dotando al personal de extensión para que promueva prácticas ecológicas entre los productores de alimentos y otros usuarios de los recursos.Estrategias de Comercialización desarrolladas en el marco de Programas Oficiales deIntervención en el Partido de Gral. Pueyrredón, Provincia de Buenos Aires, RepublicaArgentina Carrozza, Tomás; Ceverio, Rocío; Brieva, Susana SilviaTexto extraído de: VIII Congreso Latinoamericano de Sociología Rural América Latina: realineamientos políticos y proyectos en disputaPorto de Galinhas, Pernambuco—Brasil 15 a 19 de noviembre de 2010En Argentina, a partir de la crisis del año 2001, ante el aumento de la pobreza y la exclusión socialsurgieron o se fortalecieron algunos programas de asistencia técnica, organizacional y financiera (PI)coordinados por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Secretaría deAgricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (SAGPYA) destinados a la promoción de la producción dealimentos para pequeños productores urbanos, periurbanos y rurales (PP). Si bien inicialmente elobjetivo de estas medidas fue asegurar el autoconsumo alimentario y promover mejoras en losniveles de inclusión y organización social, estos esfuerzos hicieron posible una progresivageneración de excedentes de producción, planteando la necesidad de colocarlos en el mercado. Enel ámbito latinoamericano, abundan estudios sobre las transformaciones productivas,organizacionales, socioeconómicas e institucionales desarrolladas por programas de intervenciónpúblicos así como de organizaciones no gubernamentales y también literatura institucional yacadémica respecto de las problemáticas de la vinculación de los PP con el mercadoLas huertas detrás del asfalto dan vida a la "Feria verde" Publicado el 27/07/2009 en el diarioLa Capital de Mar del PlataLa agroecología propone el rescate y conservación de semillas criollas y nativas; regeneración yconservación de suelos, agua y biodiversidad; acceso a tierra productiva para pequeñosproductores.Los productos de agricultura industrial que encontramos cada día en las góndolas no son garantíade calidad y salud (semillas modificadas genéticamente, uso excesivo de insumos químicos(pesticidas, herbicidas, fertilizantes) altamente perjudiciales para el medio ambiente y la saludhumana. Hoy este modelo de agricultura industrial está cuestionado desde diversos enfoques.Algunos lo plantean desde el concepto de "externalidad" es decir, que nadie traduce a costoseconómicos y sociales los perjuicios ambientales que el sistema productivo actual genera. Tambiénse deben tener en cuenta sus repercusiones sociales, derivadas de la reproducción de sistemas deexplotación laboral (condiciones precarias para el/la Agricultores/as) las que se acentúan en el casode los trabajadores inmigrantes indocumentados; inequidad en el ínfimo porcentaje que el mismoobtiene del precio final del producto, ya que la producción y el consumo se encuentran separadospor múltiples intermediarios, lo que implica cientos o miles de kilómetros por tierra y mar para eltraslado de la producción, importante gasto energético en el trasporte, infraestructuras devoradorasde espacios sociales y naturales y todo ello concentrado en unas pocas manos.Hoy desde el consumo se prioriza la imagen, sobre el sabor y la calidad nutricional, se espera quelos tomates, puerros, morrones, zapallitos manzana, etc. tengan todos un tamaño homogéneo,perfecta forma y ninguna mancha o marca, además que sean de muy larga duración (para soportarlas largas cadenas de comercialización), que se consiga todo el año en la góndola sin respetar laestacionalidad de los productos según la región. Este modelo de consumo exige un modelo deproducción, comercialización y distribución con un alto impacto ambiental, un efecto negativo sobrela salud, un alto gasto energético, un precio final alto.Los problemas del desarrollo rural son más que problemas técnicos, y éstos deben ser solucionadostanto a nivel local, como regional y globalComo una alternativa válida a este modelo productivo, y con la finalidad de producir alimento a nivellocal para consumo local, encontramos la Agricultura Urbana y Periurbana (AUP) de baseagroecológica, que se desarrolla basada en un paradigma más sustentable y apunta a promover laseguridad y soberanía alimentaria.
    • En este sentido el Programa Autoproducción de Alimentos, viene desde hace varios añosdesarrollando en la Ciudad de Mar del Plata y Balcarce, principalmente en los barrios de la periferia,un trabajo de intervención territorial de promoción de la Agricultura Agroecológica urbana yperiurbana (AUP), el mismo surge de la Universidad Nacional de Mar del Plata Facultad de. CienciasAgrarias y el INTA Balcarce, con la finalidad de fomentar el desarrollo de pequeñas produccionesfamiliares y comunitarias, promoviendo la participación y organización comunitaria con el objeto delograr autonomía en los emprendimientos productivos, mejorar la calidad nutricional de las familias,generar alimento fresco y sano para la comunidad local, promover canales apropiados decomercialización, fortalecer las redes sociales y mejorar el paisaje barrial, entre otros.En estos últimos años, fue emergiendo en la ciudad, un interesante grupo de huerteros urbanos yperiurbanos con un grado de madurez tal que les permitió, a partir de la organización comunitaria, laplanificación productiva, la capacitación e intercambio de saberes, consolidar emprendimientosproductivos bajo un manejo agroecológico, que además de satisfacer algunas de las necesidades deconsumo de sus familias, les permitieron generar excedentes para comercializar. Surgió así, lanecesidad de generar un canal apropiado donde comercializar sus productos diferenciales, es asíque se consolida hacia julio del 2006, la "Feria Verde" de Plaza Rocha.La posibilidad de que se pueda desarrollar un modelo de agricultura más sustentable de baseagroecológica, depende de varios actores: por un lado encontramos a los productores que debenmodificar su lógica de producción actual e incursionar en este modelo ecológico, ambiental ysocialmente más sustentable. Además es definitorio que existan políticas públicas que lopromuevan, desde los gobiernos locales, provinciales y nacionales, entre ellas podríamos nombrar:subsidios para equipamiento e infraestructura, acceso a tierra y agua, normativas apropiadas a estetipo de producción, fortalecimiento de los espacios de comercialización que acerque al productor y elconsumidor.Con respecto a los ejes de la política educativa (educación, investigación, extensión y gestión)deberían incorporar de manera inter, trans y multi disciplinariamente las temáticas de: Agroecología,Economía social, organización comunitaria, producción sustentable, Agricultura urbana y periurbana,entre otros para acompañar un desarrollo local más equitativo. Pero no podemos olvidarnos delimportante rol del consumidor que, con las decisiones cotidianas en cuanto a qué consumir, cómo ydónde es definitorio en la promoción de este nuevo paradigma.Feria VerdeEs una feria Agroecológica Municipal, los huerteros y pequeños productores agroecológicos,acompañados por el Programa Autoproducción de Alimentos y Pro huerta, consolidan un espacio deeconomía social que les permite intercambiar productos, saberes y experiencias. La Feria verde esmucho más que un lugar donde acceder a hortalizas frescas y sanas, es donde los pequeñosproductores y huerteros de nuestra ciudad se resignifican como trabajadores, generan un ingresodigno, intercambian recetas, semillas, productos, experiencias con los visitantes y amigos queconcurren, y se siente orgullosos de poder brindarle a la comunidad alimento fresco y sano.Además es un espacio que promueve los lazos solidarios, en la misma se desarrollan actividadesculturales como talleres de rescate culinario con productos de estación, actividades artísticas,(pintura, serigrafía, música), talleres de diferentes temáticas, se genera un interesante espacio deintercambio y rescate de conocimientos populares enriqueciendo de esta manera las redes socialesde nuestra comunidad. La Feria verde permite que personas en situación de vulnerabilidad social,mediante el fruto de su trabajo autogestionado mejoren su situación y la de sus familias. Esteespacio de economía social, genera relaciones entre los productores, los consumidores y lacomunidad, donde a través de la venta directa podemos difundir un modo de producción sano,basado en prácticas agroecológicas, "donde la red de comercialización-distribución y consumo, seorientara hacia un desarrollo solidario y sustentable. "Estableciendo relaciones entre productores yconsumidores, basadas en la equidad, la asociación, la confianza, la solidaridad y el interéscompartido" .La feria funciona todos los martes y sábados de 9.30 a 13 en la Plaza Rocha (SanMartín entre 14 de Julio y Dorrego). Allí se pueden encontrar diversos productos agroecológicos:hortalizas de estación, huevos caseros, brotes, dulces y conservas, plantas ornamentales, cactus,flores secas y esencias naturales, herramientas apropiadas, humus de lombriz, plantas acuáticas ymuchos productos que se han ido perdiendo en las verdulerías y góndolas como papas del aire,cayote, papines, nabo, espinaca francesa, cardo, zapallo Angola, entre otros.