La incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social.

1,274 views
1,165 views

Published on

Jorge Luis H. Correa Orozco

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,274
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
28
Actions
Shares
0
Downloads
40
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social.

  1. 1. La incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social Jorge Luis H. Correa Orozco NACiONAL FAC U LTA D D E A RT E S MAESTRÍA EN HÁBITAT
  2. 2. La incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social Financiado por la dib 2007 Jorge Luis H. Correa Orozco Tesis de grado presentada como requisito para optar por el título de Magíster en Hábitat Director: Carlos Alberto Torres Tovar NACiONAL FAC U LTA D D E A RT E S MAESTRÍA EN HÁBITAT
  3. 3. NACIONAL Rector FAC U LTA D D E A RT E S Moises Wasserman Lerner MAESTRÍA EN HÁBITAT Vicerrector sede Bogotá Fernando Montenegro Lizarralde Decano© Universidad Nacional de Colombia Jaime Franky Rodríguez Sede Bogotá Facultad de Artes Director del Centro de Divulgación y Medios Maestría en Hábitat Alfonso Espinosa Parada Bogotá, Colombia, 2009 Coordinador Académico Maestría en Hábitat ISBN: 978-958-719-505-7 Carlos Alberto Torres Tovar
  4. 4. A mi familia, naturalmente. Ana, mi madre; Jorge, mi padre in memoriam; y a mis herma- nos Any, Jesús, Lili y Lina. Al abuelo Luis Santiago, que hace poco volvió al cielo. Y a nuestra vernácula casa, que se desvanece en el tiempo. AgradecimientosA la Universidad Nacional de Colombia y a la División de Investigación de lasede Bogotá, por apoyar los procesos de investigación que generan el conoci-miento y la construcción de un país que se levanta de sus ruinas.A Carlos Alberto Torres T. director de la Maestría en Hábitat y de la investiga-ción, por su orientación, apoyo y paciencia; a los profesores de la Maestría porsus valiosos aportes a lo largo del programa de estudios.A los lectores por el tiempo y los aportes: Nubia Ruiz y Luis Fique Pinto.A los amigos, visibles e invisibles, que de una u otra manera apoyaron este pro-ceso: Ana María Peñuela, Fabián Salazar, Natalia Torres, Gloria Narváez, KikaOrange, Any Correa, Pedro Del Campo, y a todos los que en este momento seme olvidan, gracias.
  5. 5. LA INCIDENCIA CULTURAL, ECONÓMICA YDEL TAMAÑO DE LA FAMILIA EN LA VIVIENDADE INTERÉS SOCIALResumenEste trabajo analiza la relación entre habitantes y viviendadesde tres perspectivas: los rasgos culturales, las dinámicaseconómicas y el tamaño de la familia. Se trata de encontraren dicha relación cómo, en los modos de habitar, se creanestrategias que vuelven flexible el espacio, y cómo estas estra-tegias pueden utilizarse en el diseño de la vivienda. Para ello,se toman como casos de estudio tres conjuntos de vivienda deinterés social ubicados al sur de Bogotá.Palabras claves: Familia, hogar, vivienda, casa, habitar, flexi-bilidad, patrones, diseño, dinámicas económicas, rasgos cul-turales, necesidades habitacionales.THE IMPACT CULTURAL, ECONOMIC ANDTHE SIZE OF THE FAMILY IN THE INTEREST OFSOCIAL HOUSINGAbstractThis paper analyzes the relationship between population andhousing from three perspectives: the cultural, economic dy-namics and family size. It is found in such a relationship, howin the ways of living will create strategies that make flexiblespace, and how these strategies can be used in the design ofthe house. To do so, is taken as a case study, three sets ofsocial housing south of Bogota.Key words: Family, homeless, housing, home, habitar, flexi-bility, patterns, design, economic dynamism, cultural featu-res, housing needs.
  6. 6. ÍndiceÍndice de imágenes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6 4. Hogar, vivienda y necesidades habitacionales. . . . . . . . . . . 51 4.1 De las necesidades habitacionales y sus satisfactores. . . 52Índice de tablas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6 4.1.1 Qué son necesidades y qué son satisfactores. . . . . . . . . . . . 53Índice de gráficos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7 4.1.2 Las necesidades habitacionales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54Índice de figuras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 4.2. De lo cuantitativo y lo cualitativo en la vivienda. . . . . . 55 4.3. La influencia de la estructura del hogar enÍndice de cuadros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 la vivienda. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 4.4. La estructura del hogar y la casa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 4.5 La economía familiar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 591. Modos de habitar en la casa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 4.6. La reducción de la vivienda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 601.1. Hábitat/habitar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 4.7. Consideraciones finales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61 1.1.1. Hábitat/habitar y la complejidad del habitante . . . . . . . . 14 5. Estudio de casos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62 1.1.2 Hábitat/Habitar y la naturaleza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15 5.1. El territorio: Bosa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63 1.1.3 Hábitat/Habitar y la construcción de sociedad . . . . . . . . . 16 5.1.1 Generalidades. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 631.2. Flexibilidad en los modos de habitar . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17 5.2. Casos de estudio en ciudadela el recreo . . . . . . . . . . . . . . 64 1.2.1 Del espacio al lugar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 5.2.1 Tres casos de estudio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66 1.2.2. El sentido de casa y su diferencia con vivienda . . . . . . . . 19 5.3. Las transformaciones en la vivienda y sus causas. . . . . . 87 1.2.3 Los habitantes y sus enseres. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 5.3.1 Etapa 1. Apropiación de la unidad básica . . . . . . . . . . . . 87 1.2.4 Habitabilidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 5.3.2 Etapa 2. La primera ampliación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 881.3. Consideración final. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23 5.3.3 Etapa 3. La consolidación de la casa. . . . . . . . . . . . . . . . . 892. La vivienda mínima . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 5.3.4 Etapa 4. La ampliación extra y la aparición2.1. Nacimiento del concepto El movimiento moderno . . . 25 de lo “informal”. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 902.2. La exposición Weissenhof en Stuttgart. . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 5.4. La flexibilidad en los modos de habitar. . . . . . . . . . . . . . . . . 952.3. La vivienda mínima en colombia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33 5.4.1 Asociación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95 2.3.1 La influencia del movimiento moderno en la fase de las 5.4.2 Reconfiguración. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96 viviendas higiénicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33 5.4.3 Cerramiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96 2.3.2 Fase de calidad habitacional bajo el Estado 5.4.4 Terraza-patio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96 asistencialista. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37 5.5. Consideraciones finales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 2.3.3 Fase de debilitamiento en la calidad habitacional 5.5.1 Conclusiones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 en el periodo de transición. Acuerdo 7 de 1980. . . . . . . . . . . . . . 40 2.3.4 Fase de baja calidad habitacional bajo el periodo de Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100 mercado. Acuerdo 734 de 1993 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43 Anexos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104 2.3.5 Fase de precaria calidad habitacional en el momento Anexo 1. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104 actual. Decreto 2060 de 2004 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45 Glosario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1042.4. La evolución de la vivienda mínima. . . . . . . . . . . . . . . . . . 45 Anexo 2. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1082.5. Consideraciones finales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46 Diseño muestral. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1083. Las transformaciones de la familia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47 Premisas de diseño . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1083.1. Del concepto de familia al concepto de hogar. . . . . . . . . 48 Diseño muestral. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1093.2. Tipos de hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49 Anexo 3 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1113.3. Consideración final. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50 Formato de encuesta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111
  7. 7. Índice de imágenesImagen 1. Andrés García, 10 años, dibujo de su casa. Imagen 17. Ubicación de la UPZ en la localidadManizales, 2006.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 de Bosa.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64Imagen 2. Viviendas terminadas en el barrio Imagen 18. Viviendas unifamiliares y multifamilares. . . . 65Muzú, Bogotá.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 Imagen 19. Zonas verdes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65Imagen 3. El Existenzminimun. CIAM, 1929.. . . . . . . . . . . 27 Imágenes 20 y 21 . Equipamientos, CiudadelaImagen 4. Unidad 23 de Enero, Venezuela.. . . . . . . . . . . 29 El Recreo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66Imagen 5. Nonoalco-Tlatelolco, México.. . . . . . . . . . . . . . 29 Imágenes 22. Comercio en Ciudadela El Recreo. . . . . . . 67Imagen 6. Unidad de habitación de Marsella, Francia.. . 30 Imagen 23. Conjunto habitacional Alameda Santa Mónica, Ciudadela El Recreo, Bogotá.. . . . . . . . . . . . . . . . 74Imagen 7. Exposición de vivienda Weissenhof, Imagen 24. Conjunto habitacional Kasay, CiudadelaStuttgart, Alemania. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32 El Recreo, Bogotá.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79Imagen 8. Barrio Muzú, Bogotá.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35 Imagen 25. Conjunto habitacional Recreo deImagen 9. Centro Urbano Antonio Nariño, Bogotá.. . . . 36 los Ángeles, Ciudadela El Recreo, Bogotá.. . . . . . . . . . . . . 84Imagen 10. Barrio Timiza.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39 . Imagen 26. Etapa 1. Apropiación de la unidad básica.. . . 91Imagen 11. Candelaria La Nueva, Bogotá.. . . . . . . . . . . . 42 Imagen 27. Etapa 2. Transformación externa de la casa.. 92Imagen 12. Barrio San Diego, Bogotá.. . . . . . . . . . . . . . . 44 Imagen 28. Etapa 3. Consolidación de la vivienda.. . . . . 93Imagen 13. “La familia colombiana”. Obra de Imagen 29. Etapa 4. La transformación extra. . . . . . . . . . 94Fernando Botero. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47 Imagen 30. Asociación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95Imagen 14. Vivienda en Ciudadela El Recreo, Bogotá. . . 51 Imagen 31. Reconfiguración. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96Imagen 15. Terraza en Ciudadela El Recreo, Bogotá. . . . 62 Imagen 32. Cerramiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96Imagen 16. Localización de Bosa en Bogotá. . . . . . . . . . . 64 Imagen 33. Terraza-patio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 Índice de tablasTabla 1. Tipo de hogares en Ciudadela El Recreo. . . . . . 49 Tabla 10. Tipo de unión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70Tabla 2. Motivos para vivir en Ciudadela El Recreo 20 Tabla 11. Origen de los hogares. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71 .(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67 Tabla 12. Movilidad intraurbana. (porcentaje de hogares). . 71Tabla 3. Adquisición de vivienda Tabla 13. Actividades económicas(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68 (porcentaje de hogares) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71Tabla 4. Transformación de vivienda Tabla 14. Nivel escolar (porcentaje de personas). . . . . . . 71(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68 Tabla 15. Población por sexo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71Tabla 5. Transformaciones de vivienda Tabla 16. Transformación de la vivienda por(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68 tipo de hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72Tabla 6. Razones para transformar la vivienda Tabla 17. Motivos de transformación de la vivienda(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 por tipo del hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72Tabla 7. Número de habitaciones en la vivienda Tabla 18. Tipo de transformación de la vivienda por(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 número de miembros en el hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72Tabla 8. Equipamientos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 Tabla 19. Transformación de la vivienda por . . . . . . . . . 73Tabla 9. Miembros en el hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70 tipo de tenencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 736 
  8. 8. Tabla 20. Transformación de la vivienda por Tabla 38. Transformación de la viviendaorigen del hogar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73 (porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80Tabla 21. Motivos para vivir en Kasay Tabla 39. Razones para transformar la vivienda(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 (porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80Tabla 22. Adquisición de vivienda Tabla 40. Habitaciones por vivienda . . . . . . . . . . . . . . . 81(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 Tabla 41. Equipamientos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81Tabla 23. Transformación de la vivienda Tabla 42. Personas por hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 Tabla 43. Tipo de unión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82Tabla 24. Transformaciones de la vivienda(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 Tabla 44. Población por sexo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82Tabla 25. Habitaciones en la vivienda Tabla 45. Nivel escolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76 Tabla 46. Actividades económicas en la vivienda . . . . . . 82Tabla 26. Equipamientos (porcentaje de hogares). . . . . . 76 Tabla 47. Transformación de la viviendaTabla 27. Personas por hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76 por tipo del hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82Tabla 28. Tipo de unión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76 Tabla 48. Tipo de transformación de la vivienda por tipo de hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83 .Tabla 29. Origen nacional de la población residente . . . 77 Tabla 49. Tipo de transformación de la vivienda porTabla 30. Origen de la población en Bogotá. . . . . . . . . . 77 número de miembros del hogar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83Tabla 31. Origen de la población en los alrededores Tabla 50. Transformación de la viviendade la localidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77 por tipo de tenencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83Tabla 32. Transformación de la viviendapor tipo de hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77 . Tabla 51. Transformación de la vivienda. . . . . . . . . . . . . 85Tabla 33. Transformación de la vivienda Tabla 52. Personas por hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85por tipo de hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 . Tabla 53. Número de personas en el hogarTabla 34. Tipo transformación de la vivienda por procedencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86por número de miembros del hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 Tabla 54. Transformación de la viviendaTabla 35. Transformación de la vivienda por por tipo de hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86 .procedencia de hogar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 Tabla 55. Tipo de transformación de la viviendaTabla 36. Transformación de la vivienda por tipo de hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86 .por tipo tenencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 Tabla 56. Tipo de transformación de la vivienda porTabla 37. Forma de adquisición de vivienda número de miembros en el hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87(porcentaje de hogares). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80 Tabla 57. Razones para transformar la vivienda . . . . . . . 87 Índice de gráficosGráfico 1. Disminución del área en la vivienda.. . . . . . . 45 Gráfico 2. Pirámide poblacional por sexo y grupos de edad. Ciudadela El Recreo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 857 
  9. 9. Índice de figurasFigura 1. Síntesis de las tres dimensiones que componen Figura 2. Síntesis de la flexibilidad y los modos deel universos teórico general hábitat/habitar y la habitar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22interrelación entre ellas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17 Índice de cuadrosCuadro 1. Aspectos cuantitativos de la vivienda. . . . . . . 56 Cuadro 3. Número de habitaciones por tipo de hogar. . . . 58 .Cuadro 2. Funciones humanas sustentadasen la vivienda.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 578 
  10. 10. Úrsula se dio cuenta de pronto que la casa se había llenado de gente, que sus hijos estaban a punto de casarse y tener hijos, y que se verían obligados a dispersarse por falta de espacio. Entonces sacó el dinero acumulado en largos años de dura labor, adquirió compromisos con sus clientes y emprendió la ampliación de la casa. Dispuso que se construyera una sala formal para las visitas, otramás cómoda y fresca para el uso diario, un comedor para una mesa de doce puestos donde se sentara la familia con todos sus invitados; nueve dormitorios con ventanas hacia el patio y un largo corredorprotegido del resplandor del mediodía por un jardín de rosas, con un pasamanos para disponer macetas de helechos y tiestos de begonias. Dispuso ensanchar la cocina para construir dos hornos, destruir el viejo granero donde Pilar Ternera le leyó el porvenir a José Arca- dio, y construir otro dos veces más grande para que nunca faltaran los alimentos en la casa. Dispuso construir el patio, a la sombra del castaño, un baño para las mujeres y otro para los hombres, y al fondo una caballeriza grande, un gallinero alambrado, un establo de ordeña y una pajarera abierta a los cuatro vientos para que se instalaran a su gusto los pájaros sin rumbo. Gabriel García Márquez. Cien años de soledad (2007: 68).
  11. 11. IntroducciónLa creciente disminución del espacio de la vivien- dicadas exclusivamente a la investigación aplicadada dirigida a los sectores de más bajos ingresos, ha y deben trabajar en total relación con las oficinas detraído como consecuencia la baja calidad en la ha- planeación de las instituciones de vivienda. Terce-bitabilidad. A raíz de esto, en la vivienda se llevan ro, plantea que es necesaria la permanente evalua-a cabo transformaciones físicas, de las cuales se po- ción de los programas terminados, a fin de que sudrían mencionar dos características: una, planeada análisis permita reconsideraciones en la programa-por los diseñadores de las viviendas; y otra, espon- ción general de los proyectos de vivienda. Cuarto,tánea, que surge de las necesidades de los habitan- recomienda que el plano de distribución de las vi-tes por adecuar el escaso espacio a las actividades vienda refleje el modo de vida del grupo social queque realizan. trata de servir, tratando de estimular el desarrollo Esta relación entre vivienda y habitantes ha sido de sus costumbres de acuerdo con las recomenda-tratada con anterioridad, por ejemplo, en los Con- ciones técnicas más competentes. Y quinto, es ne-gresos Internacionales de Arquitectura Moderna cesaria la educación de los adjudicatarios en lo que–CIAM– se expuso el papel que jugaba la familia se refiere a la distribución y uso de los ambientes, aen el diseño de la vivienda para el mínimo nivel de fin de permitirles el mejor aprovechamiento de suvida, esta incidencia se planteó tomando como base nueva vivienda” (Mirkow, 1964).los cambios sociales vividos en Europa a comienzos Con base en estos planteamientos, la presente in-del siglo XX, este abordaje se fundamentaba en el vestigación tiene como objetivo general analizar lascambio de los roles de los miembros de la familia y transformaciones que sufre la vivienda como conse-el papel cada vez más importante de la mujer en la cuencia de las formas de habitar teniendo en cuentasociedad, este tema se abordó en 1929. características como número de habitantes, estrate- En el contexto nacional, la relación entre vi- gias económicas y rasgos culturales. Esto con el fin devienda y familia se aborda de forma más enfática establecer cuáles aspectos inciden con mayor fuerzaen la disciplina de la Sociología. Una investigación en estos cambios y determinar cómo esas formas deindividual realizada en 1964 en el Centro Intera- habitar pueden definir la característica de flexibili-mericano de Vivienda –Cinva– por Ítalo Mirkow dad que pueda utilizarse como estrategias de diseño.Ospina indica con claridad que existe un desfase La investigación partió de la hipótesis de queentre la vivienda que se propone y la que realmente existe un desajuste entre el diseño que ofrecen losnecesita la familia, tomando como base los cambios constructores de vivienda de interés social y losque ésta empieza a sentir como consecuencia de los requerimientos reales de los habitantes. Lo cual seavances en la medicina, en el control de la natali- traduce en la transformación de la vivienda, quedad y los procesos económicos que vive el país. entraña la búsqueda de más espacio y de mejores En este trabajo, Ítalo Mirkow encuentra que condiciones internas de la misma sustentada en laes necesario: “primero, que las instituciones de vi- idea de confort y de habitabilidad. Así, en términosvienda que sirven a las clases sociales bajas, ten- generales se afirma que la imposibilidad de los es-gan un equipo de técnicos sociales (antropólogos, pacios de la vivienda de interés social por satisfacersociólogos, economistas), que estén en capacidad las necesidades de la población es un hecho que sede interpretar las necesidades de los diversos grupos evidencia en la transformación de ésta. El problemaregionales y culturales que se pretende servir. Se- radica en el distanciamiento entre los productoresgundo, recomienda la organización de oficinas de- de vivienda y las necesidades habitacionales de la10 
  12. 12. familia, este distanciamiento trae como consecuen- esquema busca hacer una compresión compleja delcia el detrimento de la habitabilidad en la vivienda problema, con base en recursos de las ciencias so-y por extensión la desapropiación del hábitat. ciales, tales como los instrumentos de recolección Para la comprobación de estos fenómenos se revi- y el énfasis en el trabajo de campo, con el fin desó información secundaria, fundamentalmente estu- observar los fenómenos planteados en la hipótesisdios teóricos y empíricos que abordaron el tema de la para corroborarlos y encontrar sus interrelaciones.vivienda; los trabajos de Saldarriaga (1996) ayudaron Con la definición y análisis de los fundamentosa encaminar el abordaje, sobre todo con la revisión conceptuales se busca hacer una revisión teórica dede la evolución de la vivienda dirigida a los sectores los conceptos estructurales que orientan la investiga-de bajos ingresos; los trabajos de Tarchópulos y Ce- ción, a partir de los temas tratados en la maestría yballos (2003) aportaron elementos para el abordaje los conceptos específicos de la vivienda, la cultura, losde la calidad y habitabilidad de la vivienda; y el tra- significados y las formas productivas de la familia.bajo de Mirkow (1964) arrojó preguntas interesantes La información secundaria se trabaja así: pri-a través de las cuales se encaminó el propósito de la mero, la recopilación de información sobre las es-investigación: “¿Saben los arquitectos y otros técni- pecificidades de la vivienda y la familia; segundo,cos de vivienda lo que se requiere en términos de el análisis de información recopilada; y tercero, laespacio, organización y equipo para que las viviendas caracterización de los casos de estudio que conten-sirvan no sólo para esta generación sino para aque- gan las características propias de la relación entrellas futuras? ¿Se entiende lo suficiente de la dinámica vivienda, cultura, productividad y familia.de la vida de la familia individual (para no hablar El estudio de caso está representado en tresde la vida en comunidad) de modo que sea posible conjuntos habitacionales de Ciudadela El Recreo:el planeamiento de la vivienda de interés social, de Alameda Santa Mónica, Kasay y El Recreo de losmanera que sirva a las necesidades de las varias agru- Ángeles. Estos se escogieron por ser de los primerospaciones culturales y ocupacionales para las cuales se conjuntos construidos en El Recreo, los primerosdestina?” (Mirkow, 1964). habitados y, por lo tanto, los que registrarían mayor Además se realizó una serie de encuestas en la transformación. Las viviendas en los tres casos sonCiudadela El Recreo a través de la cual se eviden- de desarrollo progresivo, esto se tuvo en cuenta conciaron las transformaciones sufridas en las vivien- el fin de garantizar la existencia de dichos cambios,das y las causas de éstas, y se pudieron establecer ya que el fin de estudiar estos casos no es centrarselas características de los habitantes, tales como: el en describir las transformaciones, sino establecernúmero de los miembros del hogar, las actividades por qué éstas ocurren, es decir, su causa.económicas que éstos realizan, las celebraciones Como resultados globales se observa que la casaque llevan a cabo, la formas de utilización del es- sufre un proceso acelerado de embellecimiento bá-pacio. Elementos que daban pistas en cuanto a las sicamente en su interior, esto es soportado por lanecesidades que ellos tienen y nos indicaban las es- idea de “poner digna la casa”, la cual tiene comotrategias para resolver dichas necesidades. trasfondo la búsqueda de ciertos niveles de con- La investigación se divide en tres partes: la defi- fort en la misma; otra transformación importantenición de los fundamentos conceptuales en los que la constituye el cambio de los espacios en términosésta se soporta; la consulta de información secun- de uso y de área; y un último aspecto que se debedaria sobre la relación de la vivienda, la cultura, los resaltar en cuanto a las transformaciones es la am-significados y las formas productivas del hogar; y pliación del tercer piso, en el que evidencia de for-por último, un trabajo de campo, a través del cual ma clara la incidencia del número de miembros dese recolectó información y se evaluaron los proyec- la familia en la vivienda, es decir, la necesidad detos de vivienda después de su ocupación y las con- esta modificación se relaciona directamente con eldiciones de vida de la población que los habita. Este aumento del número de habitantes de la familia.11  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  13. 13. Con este esbozo de los resultados y de las ca- este tipo de vivienda; si ésta es realmente una vivien-racterísticas más importantes derivadas de la rela- da digna; o si las soluciones propuestas se ajustan a lasción habitante-vivienda, se puede indicar que las necesidades reales de la población.dinámicas del hogar tienen directa influencia en la Este documento se organiza en cuatro capítulos.transformación de la vivienda y que, a raíz de esto, En el primero se hace el abordaje teórico, entrete-es necesario replantear la distribución de algunos jiendo conceptos tales como espacio, lugar, vivien-espacios de la vivienda con el fin de preservar con- da, familia, entre otros, con el fin de establecer eldiciones mínimas. Un ejemplo de esto es el hecho universo teórico que servirá como base para la ob-que se registra en las viviendas en las que aparece servación del caso concreto. El segundo presenta laalgún tipo de actividad productiva, en ellas el espa- evolución de la vivienda durante el siglo XX hastacio social se sacrifica, esto trae como consecuencia llegar al momento actual, con el fin de indicar quela reducción cualitativa traducida en la disminu- el problema de la vivienda y sus habitantes no esción de la habitabilidad y de la pérdida de carácter reciente pues estuvo presente a lo largo del sigloprivado de la vivienda. mencionado y continua vigente; además muestra Esta restricción trae consigo la transformación y cómo se ha tratado el problema en el contexto na-el cambio de uso en los espacios. La vivienda muta, cional. El tercero estudia la evolución de la familia,se transforma, está en continuo proceso de cambio, sus características y los tipos actuales de familia ensiempre inacabada, inconclusa. La vivienda se con- Colombia. En el cuarto capítulo se estudian los re-vierte en un proyecto de vida y en un satisfactor de sultados obtenidos en el trabajo de campo; esto semuchas necesidades. Por ello, dar por sentado que hace al analizar en cada barrio los siguientes aspec-la misma vivienda aplica a todos los seres humanos tos: transformaciones en la vivienda, conformacióny sus necesidades es un error, como también es un de las familias y la relación entre estos dos. Por úl-error –una tarea utópica– pretender hacer tantas timo se plantean las conclusiones y las condicionesviviendas como humanos y necesidades haya. Sin que debe tener la vivienda de interés social paraembargo, el modelo general de vivienda de interés atender los requerimientos de los habitantes.social debería ofrecer variaciones que contemplen El trabajo concluye con la identificación de lascubrir la mayor cantidad de necesidades, algo impo- falencias en el diseño de la vivienda, y con la pre-sible de lograr al utilizar un diseño estándar. sentación de las razones de sus transformaciones y Por estos motivos, el diseño de la vivienda debe del papel que juega la estructura y la dinámica fa-ser entendido como un proceso y no como un produc- miliar en éstas. Indica la precarización constante ento, como un instrumento a través del cual se pueda términos cualitativos y cuantitativos de la vivienda,prever la incidencia y la complejidad de las relaciones basada en cómo ésta no responde a las demandashumanas que se dan en ésta. Además, acentuar el sen- de los grupos (familias) y de los individuos (habi-tido de lugar de la vivienda y más aún su condición de tantes). Y construye, a través de la relación familia-lugar del acontecimiento de la vida de las personas. vivienda, una lectura de necesidades no resueltasDebe, además, preguntarse si existe calidad de vida en en la vivienda que actualmente se ofrece.12  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  14. 14. 1. Modos de habitar en la casa Imagen 1. Andrés García, 10 años, dibujo de su casa. Manizales, 2006. ¿Recuerdas tú?/ La casa era un arrullo/ un perfume infinito/ un nido blando/ nunca se dijo la palabra cuándo. / Se decía, muy quedo, mío y tuyo. Alfonsina Storni. En: Indicios, Revista de Arquitectura. Una casa de poesía (2006).13 
  15. 15. Este capítulo busca precisar el universo teórico y donde el organismo social despliega sus potencialidades,conceptual del trabajo estableciendo las relaciones el espacio donde define su territorialidad. Es el ambien-entre esos conceptos para la mayor compresión de te que contornea al hombre, que se conforma a travésla realidad que se pretende estudiar. Por lo tanto se de las prácticas transformadoras de su medio. Es soporte y condición, al tiempo que es espacio resignificado y re-define un marco entretejido de referentes teóricos, constituido por la cultura” (Leff, 2000: 243).caracterizado por dos conceptos que constituyen eluniverso teórico general: hábitat y habitar; seguido El nacimiento del hábitat se muestra bajo la luzde la diferenciación entre los conceptos de espacio de un proceso cultural de apropiación a través de lay lugar, vivienda y casa; y la noción de habitabilidad interacción entre espacio y sujeto. En él definimosy su relación con los habitantes. dos ámbitos, el lugar, como el medio vivido en el que se desenvuelve la existencia, constituido por1.1. Hábitat/habitar elementos externos del hábitat; y la casa, como elHábitat1 y habitar son conceptos amplios y comple- objeto de la representación humana, que indica unajos, se definen tomando como base la relación entre forma de vida y supone el centro o punto de refe-el humano y el espacio en el que se desenvuelven. Por rencia del humano en el hábitat.lo tanto, para tratar el tema de vivienda y hábitat esnecesario caracterizarlos desde tres ejes importantes. 1.1.1. Hábitat/habitar y la complejidad El primer eje da cuenta de la heterogeneidad del del habitantehabitante, es decir, los diversos aspectos que compo- El morador de esta casa no es homogéneo, tienenen su naturaleza, como la subjetividad, interperso- múltiples caras, múltiples formas de vivir, de rela-nalidad, comportamientos, la forma de interpretación cionarse, de entender y construir el lugar. En estedel mundo que lo rodea y su expresión frente a éste. sentido la explicación del hábitat apunta a entenderEl segundo eje lo constituye la naturaleza artificial, las interrelaciones entre el habitante y su medio, alentendida como los lugares y los objetos y las interre- demostrar que los diversos rostros del habitante sonlaciones que se derivan de la coexistencia entre estos los rostros de su hábitat.dos. El último se caracteriza a partir de la construc- Para entender tales interrelaciones es necesarioción de la sociedad, tal construcción se hace a través tomar como base el pensamiento ambiental com-de las acciones e intencionalidades, dos medios con plejo, que supone la comprensión amplia y diferentelos cuales el hombre apropia el espacio que lo rodea. de la realidad. Esta visión amplia del pensamientoSegún Enrique Leff el hábitat: ambiental muestra la multi-dimensionalidad de la realidad que se estudia. Las dimensiones cultural, “(…) es el lugar en el que se construye y se define la social, físico-espacial, ético-estética, económica y territorialidad de una cultura, la espacialidad de una ecológica, constituyen la complejidad del hábitat. sociedad y de una civilización, donde se constituyen Eduardo Carrizosa dice que el pensamiento am- los sujetos sociales que diseñan el espacio geográfico biental complejo es: apropiándoselo, habitándolo con sus significaciones y prácticas, con sus sentidos y sensibilidades, con sus gustos y sus goces” (Leff, 2000: 241). 1 “La raíz etimológica relaciona hábitat con el término habitus, el cual Así mismo lo define como: remite al habere, en castellano: tener, referido a la costumbre y a la “habilidad adquirida por la repetición de ejercicios (...)”. Por exten- sión, puede entenderse referido al residir en comunidad y, más exac- “El lugar donde se asienta el verbo habitar, es el espacio tamente, al saber vivir en colectivo para la supervivencia, en relación donde se desarrollan las actividades productivas, cultu- con un entorno específico” (Jorge Rivera, 2003: 21). El Diccionario rales, estéticas y afectivas del hombre. Es el medio don- de la Real Academia de la Lengua se refiere a hábitat como: (Del lat. Habitat, 3ª pers. de sing. del pres. del indic. de habitare). m. Ecol. de los seres vivos evolucionan y complejizan su existir, “Lugar de condiciones apropiadas para que viva un organismo, espe- cie o comunidad animal o vegetal” (www.rae.org, 2007).14  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  16. 16. “Una visión no reduccionista y no simplificante, ex- imprimen los habitantes a su vivienda a través de plícita y consciente, en la que se acepta que vivimos elementos como el lenguaje, los símbolos y sus sig- en un mundo lleno de variables e interrelaciones, que nificados que indican algún tipo de identidad. nuestra visión no es nada diferente a una percepción De este modo se establece la complejidad del subjetiva, y que lo que llamamos causa es siempre el habitante, debido a que diferentes dimensiones lo efecto de algo más que a su vez está interrelacionado conforman y lo definen. Memorias e identidades con otras variables” (Carrizosa, 2001: 20). se mezclan y quedan impresas en los espacios en donde habitan, éstos se constituyen en lugares en la Tales interrelaciones refuerzan el carácter com- medida en que son habitados.plejo de la vivienda. El desconocimiento de esta Todos estos lugares conforman una naturalezarealidad pluridimensional trae como consecuencia construida, el medio artificial que el hombre necesi-la ruptura de las estructuras espaciales que se es- ta, que constituye y desarrolla. En esta artificialidad,tablecen en la vivienda, lo cual se evidencia en las a través de las subjetividades, devienen lo ético y lotransformaciones que sufre. estético en el ser humano. Los aspectos éticos dan No es solo un problema cuantitativo, es decir, cuenta de comportamientos del deber-ser del hombrede cuántos metros cuadrados debe conformarse la en su sociedad, y se traduce en estética al momentovivienda para que se realicen las actividades y satis- de ser reflejado a través de signos, lenguaje y compor-faga las necesidades de una población determinada; tamientos propios de una cultura determinada. Lasino referido al carácter y la relación del espacio con interrelación entre el habitante y la naturaleza estálos diferentes modos de habitación. La distribución compuesta por estos dos aspectos. Esta ética-estéticaespacial de la vivienda evidencia una forma de vida se impregna en el hábitat produciendo lugares en losdeterminada, el problema es que siempre ha indicado cuales expresarse, o en otras palabras, la búsqueda deuna y la realidad nos dice que existen muchas formas “lo que el habitante quiere que el resto de la sociedadde habitar. En este sentido, la vivienda de interés so- piense que es él” (Pelli, 2006: 159).cial y la vivienda en general deben ser concebidascomo un proceso a través del cual los habitantesmoldean el espacio dependiendo de sus necesidades. 1.1.2 Hábitat/Habitar y la naturaleza Por esto el diseño debe centrarse en el proceso y La naturaleza es lo artificial, el medio construido,no concebirse solo como un producto. En él se debe transformado por el hombre y constituido por ob-acentuar el sentido de lugar y más aún su condición jetos, y lugares. Esta artificialidad supone un ordende lugar del acontecimiento de la vida de las perso- dado por la técnica. Esta es un medio utilizado paranas desde dos aspectos: por un lado la heterogenei- la creación de objetos (Santos, 2000: 27). El espaciodad, y por el otro, la subjetividad, ya que a través se define dependiendo del carácter de los objetos. Ade ellos es posible incluir necesidades, aspiraciones, este respecto Milton Santos expresa que:ocupaciones, formas de productividad, preferenciasespaciales y formas de apropiación del habitante. “La naturaleza artificial que hemos construido está La heterogeneidad es el reconocimiento de la constituida por objetos técnicos (puertos, carrete-diversidad de los habitantes. Esta diversidad se ex- ras, ferrocarriles, etc.) de allí que el carácter y con-presa en términos de edad, cultura, género, tipolo- tenido de nuestro espacio y naturaleza sea técnico” (Santos, 2000: 54).gía familiar, composición del hogar, característicaseconómicas y productivas. Es aceptar la realidad de Y por lo tanto:los sujetos e implementar propuestas que impliquensu reconocimiento. “El espacio es un sistema de objetos cada vez más arti- La subjetividad deviene del carácter heterogé- ficiales, poblado por sistemas de acciones igualmenteneo mencionado, es la diferencia en la diferencia. imbuidos de artificialidad, y cada vez más tendientesSe constituye por aquellas características que le a fines extraños al lugar y a sus habitantes (…) Los15  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  17. 17. sistemas de objetos no pueden estar separados de los sión puede vaciar el significado final del segundo. Y sistemas de acciones, estos interactúan. Los primeros como lo indica Carlos Mario Yory: condicionan la forma en cómo se dan las acciones y, el sistema de acciones lleva a la creación de objetos “La actual pérdida de sentido y significado del habitar nuevos o se realiza sobre los objetos preexistentes. De humano, ha llevado a nuestra sociedad a confundir el esta manera el espacio encuentra su dinámica y se hondo sentido del habitar, con el simple problema transforma” (Santos, 2000: 54). de “ocupar” un espacio y, consecuentemente, a con- fundir la “construcción del mundo” como “lugar” de A través de estos medios, el hombre ha creado habitación con la mera erección de formas (...) olvi-una naturaleza absolutamente artificial en la cual dando el problema de habitarlo” (Yory, 1999: 13).sentirse a gusto y para la cual vivir, artificio quecambia constantemente como consecuencia de Habitar significa llenar de sentido un espacio,la interrelación entre los sistemas de objetos y de convertirlo en lugar, apropiárselo a través de laacciones. En este sentido el hábitat es un proceso, práctica de éste. En este proceso de habitación ylos objetos han cambiado a través de las acciones por lo tanto de construcción es importante seña-ejercidas en ellos, la producción industrial de obje- lar dos actitudes: la intencionalidad, que “es unatos ha tenido como primera instancia satisfacer las especie de corredor entre sujeto y objeto, y las ac-necesidades de los usuarios. ciones como comportamientos orientados que se En este sentido se plantea que si muchos objetos dan en determinadas situaciones” (Santos, 2000:han cambiado con el fin de cumplir este objetivo, 77-67). Estos son los medios utilizados para tras-¿por qué la vivienda sigue adoptando el mismo es- formar el espacio y convertirlo en lugar. El hábitatquema y la misma distribución espacial conocida y el habitar se caracterizan por la interrelación en-por todos? Lo importante es reconfigurar este ob- tre las acciones y las prácticas de los habitantes aljeto para que se adapte a los cambios y transfor- trasformar su territorio, al mismo tiempo que ellosmaciones de quienes allí habitan. Reconfigurar la son transformados por él.vivienda dependiendo de las actividades que allí se La figura 1 es la síntesis de los planteamientosrealicen, del número de personas que allí habiten anteriores. El hábitat/habitar es el universo ge-y de los requerimientos de cada uno de ellos a par- neral que se constituye de tres dimensiones im-tir de variables precisas como la edad, o subjetivas portantes: la naturaleza artificial (lugar, espacio,como la identidad y los signos que se imprimen en objetos y patrones), la sociedad (acciones, apro-la vivienda asociados a los rasgos culturales de los piación, intencionalidad) y el habitante (familia,habitantes y de los grupos a los que pertenecen. subjetividad, heterogeneidad); y de la interre- lación entre éstos. De esta manera aparecen el1.1.3 Hábitat/Habitar y la construcción ambiente urbano, la técnica y el hábitat artificialde sociedad como productos de la interrelación entre socie- dad y naturaleza, los aspectos estéticos nacenPor otro lado, cuando se hace referencia al hábitat como la interrelación entre el habitante y la na-como construcción de la sociedad se toma como turaleza, y por último, la ética y el lenguaje son laeje principal el habitar, de acuerdo con lo anterior, interrelación del habitante y la sociedad.Heidegger dice que “habitar es la meta del cons- Por todo lo anterior, el par hábitat/habitar setruir” (Heidegger, 1951: 2). constituye como la interacción e interrelación del En este sentido es necesario sentar la diferencia habitante (heterogéneo, diverso), la naturalezaentre ocupar el mundo y habitar el mundo, donde artificial (ciudades, casas) y la construcción de laeste último es, siguiendo a Heidegger, la manera sociedad (sujeto, cultura); el proceso de construc-como los mortales son en la tierra. Esta diferencia ción de lugares a través de dicha interacción es unaentre ocupar y habitar es necesaria ya que su confu- amalgama de estos tres elementos.16  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  18. 18. Figura 1. Síntesis de las tres dimensiones que componen el universos teórico general hábitat/habitar y la interrelación entre ellas. Fuente: elaboración propia, 2008.1.2. Flexibilidad en los modos de habitar de concepción de las edificaciones arrastrado por la arquitectura moderna2 que homogeniza y estanda- Se vuelve imposible la adaptación de los edificios a la gente. riza los modos de habitar. Christopher Alexander. El modo intemporal de construir La flexibilidad se ha manifestado siempre como (1981: 115). la posibilidad de reorganizar un espacio a partir del cambio de posición de los elementos que lo consti- Hasta el momento se ha explicado en términos tuyen, como los muros o los muebles; o la relacióngenerales cómo los habitantes trasforman su medio. de esos elementos entre sí para la conformación deEs necesario indicar algunas particularidades de las diferentes lugares según los requerimientos de usoformas de habitar y cómo éstas se traducen al obje- que se pretendan llevar a cabo en ellos. La premisato: la casa. Características como ambigüedad, adaptabilidady la misma flexibilidad son insuficientes para res- 2 El movimiento moderno estudió a través de sus Congresos Interna-ponder a las necesidades de los usuarios, la princi- cionales de Arquitectura Moderna –CIAM– la vivienda para el míni-pal razón es que se enmarcan en un sistema general mo modo de vida. Este planteamiento estandarizó tal modo de vivir y planteó espacios ceñidos a la higiene. Ver capítulo 3 de esta tesis.17  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  19. 19. de Venturi “la ambigüedad válida genera flexibili- describir al ser humano y los objetos en él, el lugardad útil” (1982: 53), ha sido adoptada como regla se constituye como la relación de coexistencia en-para generar espacios no especializados, neutros o tre el humano y los objetos. Así, el lugar se funda-múltiples en los cuales los habitantes puedan modi- menta como el espacio vivido y articulado a travésficar el espacio a partir de sus necesidades y de los de la experiencia, la práctica y el significado que de-objetos que posean, es en últimas el adaptarse de la viene de la cotidianidad del ser humano. Tomandogente a los edificios. como prácticas cotidianas las relaciones concretas La llamada flexibilidad debe corresponder a las presentes dotadas de tiempo y movimiento, articu-relaciones que se establecen entre el lugar, las carac- ladas por los recorridos y desplazamientos, el lugarterísticas de los habitantes –número de miembros de se constituye como el orden y la coexistencia entrela familia, prácticas culturales y económicas–, y las habitantes, objetos y situaciones.necesidades que éstos presentan por las condiciones Son las formas de lo cotidiano las que constru-espaciales impuestas y por las formas de habitar la yen y constituyen el sentido de vida de un espacio,vivienda. En este sentido, se exponen algunas ideas su carácter de lugar, el rasgo hondo del habitar,sobre la relación que se da entre estos aspectos y la mientras que la permanencia y los recorridos en elposible repercusión que tienen sobre la vivienda, para espacio de los habitantes son la articulación.indagar sobre las posibles nuevas formas de manifes- ¿Cómo se apropia el hombre del espacio? A tra-tación del habitar en la vivienda de interés social. vés de tres recursos: las técnicas, las intenciones y las acciones.1.2.1 Del espacio al lugar Se indicó de forma general que la técnica es el medio a través del cual el hombre crea objetos, ade- El espacio es al lugar lo que se vuelve la palabra al ser articulada. más se debe precisar que es un medio dual –social Fernando Campos. Documentos de trabajo (2004: 52). e instrumental–, que se aplica en un contexto de- terminado. La técnica se constituye como medio, la El cambio del concepto de espacio al concepto intencionalidad como representación de algo, y porde lugar debe ser visto desde dos puntos: uno es el último, para la concreción del objeto son necesariassocial y el otro el físico. El primero hace referencia las acciones. La utilización de las técnicas está me-a las características que asume el hombre frente al diada por la intencionalidad que crea una “tensiónmedio que lo rodea, es decir, cómo se adapta y cómo entre objeto y sujeto” (Santos, 2000: 75).asimila la idea de espacio y hábitat. Mientras que el La intencionalidad implica necesitar algo, estasegundo hace referencia a cómo adapta ese espacio tensión es generada por el impulso de modificar ely lo convierte en lugar. La interrelación entre estos objeto, de crearlo o de representarlo, es la concien-dos, el hecho físico y el hecho social, constituye el cia de la necesidad de un elemento que debe estarlugar. Michel De Certau plantea una diferencia en en nuestro medio y que debe ser modificado para sueste sentido, cuando afirma que: continua evolución; la intencionalidad puede inter- pretarse como la idea o la representación de algo, “El espacio es un entrecruzamiento de movilidades; un objeto ideado, pensado o necesario. es el efecto producido por las operaciones que lo Las acciones implican, además de un cambio ex- orientan, lo circunstancian y lo temporalizan”; [y el terior que se realiza al objeto, el cambio de quien lugar es] “el orden (cualquiera que sea) según el cual realiza esta acción; las acciones modifican el sujeto los elementos se distribuyen en relación de coexis- en la medida en que éste modifica el objeto. Milton tencia, cada uno situado en un sitio propio y distinto definido por alguien” (De Certau, 1999: 45). Santos dice que las acciones: “(...) representan un desplazamiento visible del ser en Mientras que en el espacio juegan un papel cla- el espacio, que crea una alteración, una modificaciónve la movilidad y la temporalidad al momento de18  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  20. 20. del medio. Uno de los resultados de la acción es alte- lugar, pero como tal también contiene una estructura rar, modificando la situación en la que se inserta (...) interior diferenciada en varios sitios secundarios y en la acción es proceso dotado de propósito, en la cual caminos de conexión. Diferentes actividades tienen un agente, modificando alguna cosa, se transforma a sí lugar en la casa y su totalidad coordinada expresa mismo” (Santos, 2000: 67). una forma de vida (...) En general, la casa expresa la estructura del habitar con todos sus aspectos físicos Estos tres recursos –técnica, intencionalidad y ac- y psíquicos. Está imaginada como un sistema de sig-ción– son los vehículos con los cuales el habitante se nificativas actividades concretizado como un espacioapropia del espacio y lo convierte en lugar, dándole que consta de lugares dotados de diverso carácter (...) La imagen de la casa depende de la existencia designificado y sentido. Así, mientras que el espacio se lugares diferenciados que influyen unos sobre otrosnos presenta como un elemento lleno de movilidad, y sobre su alrededor de diversas maneras” (Norberg-tiempo y orientación, el lugar se perfila como un ele- Schulz, 1975: 38-39).mento complejo al ser constituido por la coexistenciade hechos físicos y sociales, es decir, la interrelación El diseño de una casa supone un modo de vida,de estos hechos es lo que crea lugar. un modo de habitar. La casa está constituida por En este sentido, el lugar deviene del construir, una secuencia de lugares que se encadenan y que seporque es todo aquel espacio habitado, transformado relacionan de diferentes formas dependiendo de lasy apropiado; un construir basado en técnicas, inten- actividades que allí se realicen y del carácter que lecionalidades y acciones, en relaciones complejas entre han dado sus habitantes. Un modo de vida es unasujetos y objetos. El hábitat y la vivienda como hechos forma característica de habitar, una forma originalconstruidos representan un lugar y un habitar. de vivir el espacio, de significarlo y de construirlo a través de la cultura, de los acontecimientos y de1.2.2. El sentido de casa y su diferencia las relaciones que allí se llevan a cabo. Estas son lascon vivienda características que hacen de una casa un espacio La gente, las personas que habitan los edificios, siguen siendo, único, el centro del mundo de sus habitantes, “el en el fondo, los grandes olvidados de la arquitectura residencial. lugar central de la existencia humana” (Norberg- Sin embargo, una casa es una vivienda más la gente que la habita Schulz, 1975: 39), el referente, el lugar de llegada. y los objetos que guarda. Xavier Monteys y Pere Fuertes. La casa collage (2001: 14). No obstante, se encuentra que la vivienda de inte- rés social ha caído en la excesiva estandarización y El concepto de vivienda es ampliamente valo- se ha convertido es una especie de sello genéricorado por incorporar tanto elementos externos como que se reproduce indiscriminadamente en cualquierinternos de la casa, es decir, la vivienda es la casa parte; sello que no contiene las especificidades delmás el entorno. Sin embargo, es necesario hacer lugar en el cual se inserta, y tampoco responde auna separación en términos operativos del trabajo y las demandas de los habitantes. Son suprimidos losdefinir qué se entiende por casa. Por qué ésta cons- aspectos relativos a la cultura, las necesidades ha-tituye una parte importante en la realización de las bitacionales y las características de los habitantespersonas, por qué se convierte en un lugar interior. –número de miembros de la familia, tipo de activi-Siguiendo a Norberg-Schulz: dad económica y los modos de habitar–. Esta diferencia entre el concepto de casa y el con- “La casa nos lleva a un interior y representa la necesi- cepto de vivienda (que se presenta amplio y general) dad de estar situados, por lo tanto, ésta sigue siendo el indica la oposición entre lo de dentro y lo de fue- lugar de la existencia humana, el sitio donde el niño ra. Tal antagonismo no supone una separación ta- aprende a comprender su existencia en el mundo y el jante de las actividades humanas, ni una separación lugar de donde el hombre parte y al que regresa (...) geométrica del espacio, sino la referencia a procesos La estructura de la casa es primeramente la de un relativos a la identificación y la apropiación.19  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  21. 21. El hábitat, en términos generales, se conforma “Lo hogareño no es lo ordenado. Si no, todo el mundode estas dos instancias, un interior y un exterior, viviría en replicas de las casas estériles e impersonalespero no se puede negar que existen diferencias entre que se ven en las revistas de diseño de interiores yéstas que es necesario indicar. Las formas de habitar de arquitectura. De lo que carecen esas habitaciones inmaculadas (…) es de toda huella de estar habitadasen la casa son diferentes a las formas de comportar- por seres humanos” (Rybczynski, 1986: 29).se o de estar en un lugar exterior, por ejemplo unparque o cualquier sitio público. Los objetos constituyen un sistema relacionado Esta oposición es fundamental para examinar el con las actividades cotidianas de los humanos den-sentido de casa y el papel de ésta en el hábitat, es tro de su casa. Es imposible desconocer su utilidad ynecesario entenderla como centro, como lugar in- su naturaleza, el fin con el que fueron creados.terior que enraíza al humano, que supone confort, Así, los enseres indican de algún modo la habi-seguridad, lugar de lo doméstico, de las relaciones tabilidad de un lugar, son necesarios para que éstade los humanos con sus objetos. exista y dependerá, claro está, de las necesidades de Esta separación es útil para examinar la importan- quienes los utilicen. Todos estos elementos que secia del interior de la casa, rescatando así la diferencia señalan pretenden dar cuenta de que dentro de laque supone esta idea, más cercana a los habitantes casa existe un universo de objetos y de relacionesque la idea de vivienda. Al decir de Alicia Lindón: de los humanos con éstos que no se pueden desco- nocer y se hace importante decir que no se pueden “La voz vivienda parece más adecuada para los dis- cursos técnicos, políticos o aquellos que consideran reducir, estos aspectos constituyen el estar bien –o la casa como construcción material. Así se puede bien-estar– en el lugar habitado, este último ligado a constatar en diversas situaciones que las personas la idea de confort como nos recuerda Rybczynski: dicen ‘mi casa’ y casi nunca mi vivienda. Por otro lado, cuando se habla desde las políticas urbanas y “Quizá baste con comprender que el confort doméstico habitacionales, se utiliza la palabra vivienda, y nunca implica toda una gama de atributos –comodidad, intimi- se habla de ‘políticas de casas’, sino políticas de vi- dad, eficiencia, ocio, calma, placer, domesticidad– todos vienda” (Lindón, 2005: 7). los cuales contribuyen a la experiencia. El bienestar do- méstico es asunto de familia y de la persona. Hemos de En este sentido se utiliza el concepto de casa redescubrir por nosotros mismos el misterio del confort,para designar un objeto físico y social, que se vuelve pues sin él nuestras residencias serán de verdad máqui- nas y no casas” (Rybczynski, 1986: 234).complejo debido a la interrelación entre habitantesy espacio traducido en lugares. La casa es la articu- De esta forma se indica y concluye la idea delación de lugares. bienestar, ligado a la idea de confort, es una expe- riencia personal en la que juegan un papel impor-1.2.3 Los habitantes y sus enseres3 tante las sensaciones y la vida dentro de la vivienda Un escritorio ordenado puede intimidar tanto como una y la relación con los enseres. El confort se consti- página en blanco. tuye a partir de la relación de estas condiciones y Witold Rybczynski. La casa, historia de una idea (1986: 29). percepciones en la casa. El interior de la casa supera el carácter de conte-nedor de cosas y se convierte en un lugar de aconte- 1.2.4 Habitabilidadcimientos; entre ésta –como estructura de lugares–, La habitabilidad se puede observar desde dos pun-los usuarios y los enseres u objetos, se crean rela- tos: el primero se refiere a las cualidades del interiorciones que definen la naturaleza de su espacio, estodefine lo doméstico, los objetos son indispensables 3 Título adaptado de “La casa, la gente y sus enseres”, de La casaen la casa, como diría Rybczynski: collage, de Xavier Monteys y Pere Fuertes (2001).20  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  22. 22. de la casa unido a la idea del confort, mientras que encuentran todas aquellas referentes al proceso deel segundo, está vinculado al proceso de transforma- transformación del territorio y el ordenamiento espa-ción del espacio construido. El confort se presenta cial de las relaciones internas y externas del elementocomo una virtud de los lugares de la casa, una cua- humano, la construcción de un cuerpo físico que al- berga las actividades y las personas y la delimitaciónlidad que se refiere a la disposición de los recintos, a física del ámbito individual” (Saldarriaga, 1975: 57).los objetos que estos contienen; se puede decir quees una mezcla entre comodidad y domesticidad, en Este proceso físico de transformación de unpalabras de Bollnow: cuerpo que contiene las relaciones humanas consti- tuye la búsqueda de la habitabilidad. Se puede decir “La habitabilidad está unida a una cualidad muy par- ticular del interior que definimos con el nombre de que las transformaciones que sufre la vivienda para confort. Esta es la virtud por excelencia de la casa” la satisfacción de las necesidades, encierra, como (Bollnow, 1969: 138). fin, la habitabilidad. Las transformaciones de la vi- vienda son, en último término, la búsqueda de la Algunos elementos para hacer un acercamiento habitabilidad y el confort que necesita el habitantea la habitabilidad son: en su individualidad o la familia como grupo. El par hábitat/habitar constituye la realidad uni- “(…) el aislamiento; las dimensiones de la habita- versal que se pretende estudiar, esta realidad se com- ción; el modo en que se encuentran amueblados los pone de elementos característicos tales como la casa, cuartos; la necesidad de cierto calor; el hecho que los habitantes, el entorno, los objetos, etc., y las rela- la vivienda no tiene que ser sólo la expresión del ciones entre ellos. El reconocimiento a estas interac- hombre, sino también reflejar un largo pasado” (Bo- ciones permite entender las formas de habitar como llnow, 1969: 140). procesos que se consolidan en el tiempo y que forman sus propias estructuras independientemente de las ya La idea de confort4, nos recuerda Rybczynski, na- trazadas en la planificación de barrios y viviendas.ció en el siglo XVIII al reivindicar la familia como Así mismo es reconocer que las soluciones habi-nueva unidad social producto de la burguesía y a tra- tacionales no deben considerarse como un productovés de ella una nueva forma de comportamiento. El susceptible de cambio, deben considerarse como unconfort es una condición física de los objetos y los es- proceso en el cual confluyen las múltiples formas enpacios. Es decir, una condición del lugar que refuerza que se manifiesta el habitar humano, las interaccio-la idea de interrelación del hecho físico y el hecho nes, las relaciones, las divergencias, las similitudes,social que indica la permanencia del ser humano en los problemas y las soluciones que cada cual lograel espacio, en la casa; la habitabilidad es de maneraimportante una construcción, un proceso, una bús-queda de condiciones en las cuales sentirse cómodo. En este sentido, se parte de la existencia de una 4 La casa había cambiado tanto física como emocionalmente; a me-conexión de la habitabilidad con la transformación dida que había ido dejando de ser un lugar de trabajo, se había ido haciendo cada vez más pequeña y, lo que es más importante menosdel espacio construido, es decir, la alteración del or- pública. Como tenía menos ocupantes, no sólo se vio afectado suden espacial en el que se inscribe el ser humano, tal tamaño, sino también el ambiente mismo dentro de la casa. Ahora era un lugar para el comportamiento personal e íntimo. Esa intimi-transformación indica la búsqueda de esta cualidad. dad se vio reforzada por un cambio en la actitud hacia los hijos, laSaldarriaga diría que la habitabilidad es: prolongación de cuya presencia alteró el carácter público medieval de la “Casa Grande”. La casa ya no era sólo un refugio contra los ele- mentos, una protección contra los intrusos –aunque esas funciones “(…) un conjunto de condiciones, físicas y no físicas, siguieron siendo importantes–, se había convertido en el contexto de que permiten la permanencia humana en un lugar, una nueva unidad social: la familia. Con la familia vino el aislamien- su supervivencia y, en un grado u otro, la gratifica- to, pero también la vida familiar y la domesticidad. La casa se estaba convirtiendo en un hogar y, tras la intimidad y la domesticidad, es- ción de la existencia. Entre las condiciones físicas se taba abierto el camino al tercer descubrimiento: la idea de confort (Rybczynski, 1986: 85).21  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  23. 23. en ese proceso. El movimiento y el tiempo que éste análisis e interpretación de las relaciones entre lautiliza se asumen como las principales determinan- vivienda y las actuaciones que sobre ésta realizantes en los procesos de habitar el territorio. los usuarios en su empresa de satisfacer sus nece- Con este reconocimiento conceptual de los pro- sidades, en la construcción de un elemento de lec-cesos del hábitat/habitar la presente investigación tura de las necesidades espaciales y en encontrarbusca la comprensión compleja de esta realidad criterios de flexibilidad que puedan ser aplicados enque se presenta y que se enfoca en la identificación, desarrollos posteriores en su diseño. Figura 2. Síntesis de la flexibilidad y los modos de habitar. Fuente: elaboración propia. La figura 2 indica los conceptos sobre los cuales tiva, la casa como entramado de lugares responde,se sustenta la posibilidad de encontrar flexibilidad como concepto, a la relación espacio-habitantes,en los modos de habitar. Las transformaciones de la diferenciándose del concepto técnico, político yvivienda se derivan de los modos de habitar. El ob- económico de vivienda.jetivo es indicar que el espacio, al ser vivido, pasa de Por otro lado, la habitabilidad no es una cualidadsu concepción racional y se convierte en lugar, un fija de las cosas, sino una búsqueda constante quesignificado en el espacio. Con esta misma perspec- se manifiesta a través de los continuos cambios del22  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social
  24. 24. espacio construido y de la idea siempre presente del techo, es el lugar de la realización de la vida de losconfort, sinónima del bien-estar, que está ligado a las seres humanos, en ella se enraízan elementos comocondiciones interiores de la casa y de los objetos. la habitabilidad y la búsqueda constante del confort y el bienestar. Esta búsqueda se convierte en una actividad1.3. Consideración final creadora que conlleva a la transformación y adap-Se afirma, entonces, que el hábitat es el medio cultu- tación del espacio de la vivienda, dicha adaptaciónral, histórico, ambiental, económico, territorial y espa- responde a las necesidades habitacionales de la po-cial, en el que se desarrolla la sociedad, y en el cual el blación. Estas maneras de hacer y de construir elindividuo despliega la búsqueda de sí mismo a través espacio se evidencian en formas de flexibilidad.de la confluencia en él de los procesos de construcción La flexibilidad, en esta investigación, deviene dede identidad, de construcción de cultura y de apropia- los modos de habitar y de la invención o de la ideación del territorio. Hábitat y vivienda, parafraseando a que los habitantes tienen de lo que debe ser unaHeidegger, están en relación de fin a medio. casa, es la interrelación entre espacio y habitante. La vivienda, en cuanto “unidad espacial social”, Por lo tanto, esta idea es potencialmente una res-es el elemento complejo a través del cual el humano puesta a las necesidades que no contempla la vi-construye su hábitat. La casa es mucho más que un vienda de interés social.23  L a incidencia cultural, económica y del tamaño de la familia en la vivienda de interés social

×