Aproximación               a la vitalidad universitaria                           DOCUMENTO DE TRABAJO     Observatorio de...
 
Aproximación               a la vitalidad universitaria
Rector GeneralVíctor Manuel Moncayo CruzVicerector GeneralGustavo Montañez GómezVicerector AcadémicoGabriel Misas ArangoVi...
Aproximación                a la vitalidad universitaria                                DOCUMENTO DE TRABAJO     Observato...
GRUPO DE TRABAJO DIRECCIÓN PROYECTODirección NacionalUnidad de Bienestar UniversitarioCarlos Alberto Torres TovarCOORDINAD...
Observatorio                                           de la vida universitaria                                           ...
índiceIntroducción                                                                              13Presentación            ...
2.3.1.1 Documentos que hacen parte de las reflexiones y los debates internacionales   412.3.1.2 Los documentos de carácter...
4.3 CONCEPTUALIZACIÓN Y LINEAMIENTOS METODOLÓGICOS DE   LA DIMENSIÓN INSTITUCIONAL                                     914...
                                                 
                                                                                                                          ...
Observatorio ___________________________________________________________________________________________            de la ...
                                                                                                                          ...
Observatorio ___________________________________________________________________________________________            de la ...
____________________________________________________________________________________________________________aproximación  ...
Observatorio ___________________________________________________________________________________________            de la ...
____________________________________________________________________________________________________________aproximación  ...
 
                                                                                                                       Cap...
Observatorio ___________________________________________________________________________________________            de la ...
____________________________________________________________________________________________________________aproximación  ...
Observatorio ___________________________________________________________________________________________            de la ...
____________________________________________________________________________________________________________aproximación  ...
Observatorio ___________________________________________________________________________________________            de la ...
____________________________________________________________________________________________________________aproximación  ...
Observatorio ___________________________________________________________________________________________            de la ...
____________________________________________________________________________________________________________aproximación  ...
Observatorio ___________________________________________________________________________________________            de la ...
____________________________________________________________________________________________________________aproximación  ...
Capítulo 2.                                                                                Balance bibliográfico      A  l...
Observatorio ___________________________________________________________________________________________            de la ...
____________________________________________________________________________________________________________aproximación  ...
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Aproximación a la vitalidad universitaria
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Aproximación a la vitalidad universitaria

859

Published on

El Observatorio de la Vida Universitaria surge como una iniciativa de la Unidad Nacional de Bienestar Universitario, aprobado como Proyecto de Dirección y Soporte Institucional por la Oficina Nacional de Planeación. Convoca el interés de la comunidad universitaria en general hacia una participación directa que genere un proceso de reflexión permanente, articulando las múltiples visiones, propuestas y proyectos que tienen lugar en las diferentes sedes de la Universidad. Es un Observatorio para la universidad. Pretende dar cuenta de su tradición, e innovación, de las redes y los segmentos, del territorio y sus representaciones, de su estructura y sus fracturas. Va más allá de una investigación con un término concreto que la determina, ya que se proyecta como un espacio flexible y permanente que lea e incida en la Universidad

Crear un Observatorio de la Vida Universitaria en la Universidad Nacional de Colombia significa una búsqueda por crear vínculos y orientaciones que proyecten una red nacional de investigación y acción que caractericen la vida universitaria desde la perspectiva de sus estamentos, sus interrelaciones y las prácticas institucionales y académicas directamente involucradas. De tal forma que influya y apoye la definición e implementación de políticas y acciones en los distintos ordenes del que hacer universitario.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
859
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Aproximación a la vitalidad universitaria

  1. 1. Aproximación a la vitalidad universitaria DOCUMENTO DE TRABAJO Observatorio de la Vida Universitaria            UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA 
  2. 2.  
  3. 3. Aproximación a la vitalidad universitaria
  4. 4. Rector GeneralVíctor Manuel Moncayo CruzVicerector GeneralGustavo Montañez GómezVicerector AcadémicoGabriel Misas ArangoVicerector Sede BogotáLeopoldo Múnera RuizVicerector Sede MedellínMario Arias ZabalaVicerector Sede ManizalesAlfonso Devia CubillosVicerector Sede PalmiraGabriel Antonio de la Cruz AparicioDIRECTORES UNIBIENESTARDirección Nacional - Carlos Alberto Torres TovarSede Bogotá - Flor Alba RomeroSede Medellín - Carlos SalazarSede Manizales - Jorge Hernán Estrada E.Sede Palmira- María Helena PinedaCOORDINACIÓN:Dirección NacionalUnidad de Bienestar Universitario – UNIBIENESTAR-Teléfono y FAX: 316 5077, Extensión 18121E-MAIL:observatorioun@yahoo.undnbu@bacata.usc.unal.edu.cowww.dnic.unal.edu.co/observatoriounDIAGRAMACIÓN:Arq. Carlos Alberto Torres TovarDirector Nacional UNIBIENESTARIMPRESIÓN:CIDAR – Facultad de Artes. Sede Bogotá.Universidad Nacional de ColombiaAbril 2002
  5. 5. Aproximación a la vitalidad universitaria DOCUMENTO DE TRABAJO Observatorio de la Vida Universitaria            UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA  INICIATIVA PROMOVIDA DESDE LA DIRECCIÓN NACIONAL DE   LA UNIDAD DE BIENESTAR UNIVERSITARIO –UNIBIENESTAR– 
  6. 6. GRUPO DE TRABAJO DIRECCIÓN PROYECTODirección NacionalUnidad de Bienestar UniversitarioCarlos Alberto Torres TovarCOORDINADOR OBSERVATORIOCarlos Alberto Benavides MoraEQUIPO OBSERVATORIONivel NacionalCarlos Arturo Duarte TorresJuan Carlos Gutiérrez CamargoRene Hernández SotoPablo Andrés Nieto OrtizJorge Enrique Rubio AbadSede BogotáDonka Atanassova IakimovaAndrés Guarín CobosEliana Rivera RuizOscar Raul Ospina LozanoSede MedellínRubén Darío Zapata YépezZulma Zoraida Toro MuñozOrlando Peña PinedaSede ManizalesJosé Alexander Buitrago HincapiéMartha Lorena Lozano RondónEmmanuel Ospina PiedrahitaSede PalmiraRicardo Andrés Realpe ZuluagaJohanna Patricia Aguado Álvarez
  7. 7. Observatorio de la vida universitaria APROXIMACIÓN A LA VITALIDAD UNIVERSITARIAEl Observatorio de la Vida Universitaria surge como una iniciativa de la Unidad Nacionalde Bienestar Universitario, aprobado como Proyecto de Dirección y Soporte Institucionalpor la Oficina Nacional de Planeación. Convoca el interés de la comunidad universitariaen general hacia una participación directa que genere un proceso de reflexiónpermanente, articulando las múltiples visiones, propuestas y proyectos que tienen lugar enlas diferentes sedes de la Universidad. Es un Observatorio para la universidad. Pretendedar cuenta de su tradición, e innovación, de las redes y los segmentos, del territorio y susrepresentaciones, de su estructura y sus fracturas. Va más allá de una investigación con untérmino concreto que la determina, ya que se proyecta como un espacio flexible ypermanente que lea e incida en la UniversidadCrear un Observatorio de la Vida Universitaria en la Universidad Nacional de Colombiasignifica una búsqueda por crear vínculos y orientaciones que proyecten una red nacionalde investigación y acción que caractericen la vida universitaria desde la perspectiva desus estamentos, sus interrelaciones y las prácticas institucionales y académicasdirectamente involucradas. De tal forma que influya y apoye la definición eimplementación de políticas y acciones en los distintos ordenes del que hacer universitario.
  8. 8. índiceIntroducción 13Presentación 15Capítulo I. La trama del sistema 211.1 EL PAPEL DE LA MEMORIA EN LA RECONSTRUCCIÓN DEL PRESENTE 211.1.1 El silencio como perturbador de la memoria 231.1.2 Lo histórico: una forma de construcción social de la realidad 241.2 APROXIMACIÓN AL CONCEPTO DE COMUNIDAD 251.3 APROXIMACIÓN AL CONCEPTO DE LO INSTITUCIONAL 261.4 APROXIMACIÓN A LOS ORÍGENES ACADÉMICOS EN LAS UNIVERSIDADES 28Capítulo 2. Balance bibliográfico 332.1 UN VISTAZO GENERAL A LA BASE DE DATOS 332.2 UN BALANCE CON RESPECTO A LA HISTORIA DE LA UNIVERSIDAD NACIONALY DE SUS DESARROLLOS INSTITUCIONALES A TRAVÉS DE CUATRO FOTOGRAFÍAS 342.2.1 Fotografía 1. Una visión al desarrollo desde su nacimiento 342.2.2 Fotografía 2. De los 30s a los 40s. Surgimiento moderno de la Universidad Nacional de Colombia 362.2.3 Fotografía 3. La década de los 60s. Momentos de reestructuración universitaria 372.2.4 Fotografía 4. De Los 70s a los 90s 392.3 BALANCE DE LA DIMENSIÓN DE LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA 412.3.1 Principales discusiones en torno a la comunidad 41
  9. 9. 2.3.1.1 Documentos que hacen parte de las reflexiones y los debates internacionales 412.3.1.2 Los documentos de carácter nacional 472.3.1.3 Los documentos de reflexión de la Universidad Nacional de Colombia 532.4 BALANCE DE LA DIMENSIÓN ACADÉMICA EN EL PAÍS Y LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA 602.4.1 El Contexto Nacional 602.4.2 Representación bibliográfica de la dimensión académica en la Universidad Nacional de Colombia 612.4.2.1 Investigación 622.4.2.2 Extensión 652.4.2.3 Docencia y formación 67Capítulo 3. Diseño del piloto del observatorio de la vida universitaria 693.1 VIDA UNIVERSITARIA 693.2 OBSERVATORIO DE LA VIDA UNIVERSITARIA 713.2.1 Niveles de Análisis 723.2.2 Propósito General 73Capítulo 4. Las dimensiones de la vida universitaria. Un acercamiento metodológico 754.1 DISEÑO CONCEPTUAL EN TORNO A LA DIMENSIÓN DE LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA 754.1.1 La comunidad universitaria desde el Observatorio 754.1.2 Metodología de la dimensión comunidad universitaria 774.1.2.1 Niveles metodológicos de la investigación 774.2 DISEÑO CONCEPTUAL EN TORNO A LA DIMENSIÓN ACADÉMICA 834.2.1 Conceptualización de la dimensión académica 834.2.2 Enfoque metodológico de la dimensión académica 874.2.2.1 Niveles metodológicos de la investigación 87
  10. 10. 4.3 CONCEPTUALIZACIÓN Y LINEAMIENTOS METODOLÓGICOS DE LA DIMENSIÓN INSTITUCIONAL 914.3.1 Lo institucional entre lo ideal y lo real 914.3.2 Dimensión institucional desde el observatorio 954.3.2.1 Niveles Metodológicos de la investigación 954.4 CONCEPTUALIZACIÓN Y METODOLOGÍA DEL ÁMBITO HISTÓRICO 100Capítulo 5. Objetivos y estrategias del piloto del observatorio 1035.1 ESTRATEGIA COMUNICATIVA 1035.2 ESTRATEGIA DE CONFORMACIÓN DE LA RED DE INVESTIGACIÓN Y ACCIÓN SOBRE LA VIDA UNIVERSITARIA 1045.3 ESTRATEGIA DE CONSTRUCCIÓN DEL MODELO DE REPRESENTACIÓN DE LA VIDA UNIVERSITARIA 1065.3.1 La Modelización en el Observatorio 1075.3.2 El Modelo del Observatorio de la Vida Universitaria 1085.3.2.1 Análisis de Modelos y Simulación 1095.3.2.2 La Simulación de la Vida Universitaria 1105.3.2.3 Procesos metodológicos en la modelización 111Anexos 113ANEXO 1 REGISTRÓ DE BASE DE DATOS 115ANEXO 2 BIBLIOGRAFÍA ESPECÍFICA POR DIMENSIONES 121
  11. 11.               
  12. 12.     introducción      Hace poco un profesor afirmaba que las fronteras de un país no son espacios delimitados geográficamente, y que contrariamente  a  lo  que  suele  pensarse  éstas  se  agrandan  o  se  achican.  Según  él,  dicha  contracción  no  sucede gracias a guerras, o a negociaciones que irremediablemente terminarían con la firma de convenientes tratados. La causa de este fenómeno se encontraba determinada por cuestiones más subjetivas y menos heroicas. Este profesor recordaba  ‐con  nostalgia,  pero  al  mismo  tiempo,  con  cierta  arrogancia  disimulada‐  que  cada  país  es  tan  grande como las mentes que se lo imaginan.  La universidad se asocia como un sujeto dinámico al interior de la sociedad. Dicha conclusión ha sido ampliamente debatida;  los  análisis  tienden  a  interpretar  a  la  Universidad  como  un  conservador  campo  de  exclusión  y legitimación, o mejor aún, de legitimación a través de la exclusión. De esta manera las estructuras educativas han sido consideradas como uno de los ámbitos por excelencia de reproducción del orden social. Sin embargo, el mundo no  se  detiene,  y  muchos  de  sus  enviones  y  aceleraciones  se  han  encargado  de  reconfigurar  innumerables escenarios, entre ellos ver más allá del cauteloso papel y la función de los centros de educación y ubicarla dentro de los  procesos  que  estimulan  la  transformación  social.  Por  esa  doble  condición  nuevos  contextos  amenazan  con venírseles  encima  y  los  nuevos  retos  a  los  que  deben  enfrentarse  angostan  las  posibilidades  y  profundizan  los desfiladeros.   En la Universidad Nacional de Colombia, transformaciones como las que exigió la Ley 30 y decretos como el 1210, la traumática  renovación  de  los  estatutos  a  los  diferentes  estamentos  de  la  comunidad  universitaria  –aún  no concluidos‐,  el  no  muy  lejano  colapso  pensional,  los  crecientes  problemas  de  equidad  y  convivencia,  el  relevo generacional,  el  eterno  déficit  presupuestal,  la  disyunción  entre  formación,  extensión  e  investigación,  la participación  en  las  instancias  de  decisión  vs.  sus  prácticas  politiqueras  asociadas,  y  estudiantes  con  prematuras edades  de  ingreso  a  la  Universidad,  son  algunos  de  los  nuevos  retos  que  la  Universidad,  que  asume  el  milenio, deberá resolver.   Todos estos problemas exigirán ‐exigen‐ la toma de decisiones que repercutirán profundamente en el futuro y, si se tiene  en  cuenta,  que  la  Universidad  Nacional  es  un  referente  para  el  sistema  de  educación  superior  colombiano, entonces,  dichas  decisiones  tendrán  un  impacto  considerable  en  las  demás  universidades  del  país.  Bajo  esta perspectiva la Universidad es consciente de que la racionalización en su interior, más allá de ser una necesidad se ha convertido ‐en el contexto actual‐ en un deber, y que las relaciones que deben soportar dichas decisiones necesitan sobrepasar las intuiciones y los deseos de la administración de turno.  
  13. 13. Observatorio ___________________________________________________________________________________________ de la vida universitaria Esta determinación es una de las principales razones para promover la puesta en marcha de un Observatorio de la  Vida Universitaria en la Universidad Nacional de Colombia. Pero dicha iniciativa solo puede ser posible en la medida  en que este instrumento supere las instancias institucionales y sea apropiado por la comunidad universitaria y este  relacionado con la actividad académica. Desde este punto de vista el Observatorio no podrá ser el esfuerzo de una  instancia en particular de la Universidad.     El presente texto recoge los primeros pasos de esta iniciativa, algunos de sus logros pero sobre todo las diferentes  posiciones y discusiones que suscitan la vida universitaria. De esta manera en las presentación hacemos una serie  de observaciones del “para que” del observatorio y algunas consideraciones del origen de la universidad, a partir de  las cuales, iniciamos una conceptualización y metodología para observarla como sistema vivo. El capitulo 1 intenta  bucear en los espacios de la memoria, utilizando las tres  dimensiones desde las cuales  intentamos aprehender la  Vida Universitaria. Mientras que en el capitulo 2 se propone erigir el espacio de encuentro de las discusiones y las  polifonías.  En  el  capitulo  3  y  4  se  presenta  la  discusión  del  diseño  de  un  Piloto  del  Observatorio  de  la  Vida  Universitaria, y en el capitulo 5 los objetivos y las estrategias de proyección. Este texto es el primero de la etapa de  diseño  del  observatorio,  su  alcance  teórico  esta  limitado  por  que  dicho  proceso  aún  no  concluye,  su  propósito  principal  es  convocar  una  conversación  general  sobre  la  vida  universitaria  con  los  grupos,  las  instancias,  los  institutos  y  los  hombres  y  mujeres  que  reconocen  cotidianamente  la  importancia  de  la  Universidad;  que  se  identifican  con  ella,  no  solo  por  el  lugar  o  la  posición  en  la  que  se  encuentran  hoy,  sino  porque  los  une  un  compromiso racional y afectivo con su futuro y continua consolidación.     Con  este  texto  antes  que  convencer  o  transmitir  una  reflexión  particular,  enviamos  una  convocatoria  abierta  a  participar  en  la  construcción  del  observatorio,  de  allí  que  estamos  seguros  que  muchas  de  sus  líneas  necesariamente serán rebasadas por la creatividad y la reflexión de quienes lo lean.    No nos queda más sino extender una invitación para observar pensando y actuando en la Universidad; y retomando  las palabras de aquel profesor, a extender sus fronteras utilizando su recurso natural: la imaginación al servicio de la  sociedad.                    14
  14. 14.     presentación             La universidad ha cambiado. Dicha afirmación contempla la necesidad de dar cuenta del complejo entramado del quehacer universitario hoy, obligando a elaborar diagnósticos, análisis, interpretaciones y relaciones de las distintas dimensiones de transformación, así como de los diversos escenarios que entran en juego y las múltiples posiciones dentro  de  las  cuales  se  mueven  los  sujetos  y  estamentos  que  le  dan  vida.  Dicha  transformación,  se  evidencia principalmente  a    partir  del  proceso  de  implementación  de  una  serie  de  reformas  de  orden  nacional,  así  como particulares  a  la  universidad,  como  la  Ley  30,  decretos  como  el  1210,  los  acuerdos  del  Consejo  Nacional  de Educación  Superior,  los  acuerdos  dispuestos  por  el  Consejo  Superior,  las  misiones  convocadas  por  instancias gubernamentales  como  la  Misión  de  Ciencia  y  Tecnología  y  la  Misión  de  Modernización  de  la  Universidad,  sin desconocer la participación en este proceso de transformación de las distintas manifestaciones y expresiones de la vida universitaria de estudiantes, docentes, trabajadores y empleados.   Dentro  de  la  producción  interna  de  la  universidad  se  han  efectuado  diferentes  análisis  a  la  luz  de  variadas modalidades  metodológicas  para  proyectar  las  interdependencias  de  este  proceso  y  las  variables  que  lo acompañan. Tesis y trabajos de grado para optar a títulos profesionales, grupos de estudio, seminarios y cátedras son  ejemplos  palpables  de  esta  preocupación.  Incluso  las  movilizaciones  de  sus  diferentes  estamentos  y  de  la comunidad  en  general  frente  a    distintas  propuestas  como  el  Plan  de  Desarrollo  y  los  distintos  decretos  del gobierno del presidente Andrés Pastrana, señalan una continua preocupación en ese sentido.   Aún  así  se  hacen  evidentes  carencias  y  vacíos,  entre  los  que  podemos  mencionar:  información  insuficiente  y  1reflexiones no sistematizadas sobre “la vida universitaria” . La elaboración de trabajos que obedecen a procesos coyunturales  y  dispersos  que  no  han  ligado  a  la  institución,  las  investigaciones  y  los  miembros  de  los  equipos. También  se  observa  que  el  origen  de  estos  vacíos  se  presenta  en  el  momento  de  privilegiar  la  reflexión  de temáticas  o  problemas  ajenos  a  la  vida  universitaria;  así  como  por  la  ausencia  y/o  visión  fragmentada  de  la información  acerca  de  la  caracterización  en  este  mismo  ámbito.  Estos,  entre  otros  factores,  hacen  que  los resultados se invisibilizen o no tengan la recepción esperada y que la producción de documentos quede rezagada en las estanterías de bibliotecas.  1 Entendemos “vida universitaria” como la relación orgánica de los campos académicos, la comunidad universitaria y su consolidacióninstitucional.
  15. 15. Observatorio ___________________________________________________________________________________________ de la vida universitaria Se hace necesario, entonces, implementar un proceso sistemático  de caracterización que cuente con efectividad e  impacto en la planeación, ejecución y seguimiento de planes y proyectos de la vida universitaria. Por tal motivo, la  Unidad Nacional de Bienestar Universitario ha propuesto impulsar y desarrollar la creación de un Observatorio de  la Vida Universitaria en la Universidad Nacional de Colombia.      Los orígenes del sistema de la vida universitaria    Vale  la  pena  aclarar  que  bajo  ningún  punto  de  vista  se  pretende  realizar  una  investigación  exhaustiva  a  este  respecto, ya que dicha empresa necesitaría para realizarse de esfuerzos que exceden los objetivos y las capacidades  del  presente  trabajo.  Por  el  contrario,  se  aspira  a  plantear  algunos  aspectos  generales,  algunos  visos,  que  nos  permitan intuir la apariencia general del sistema.     La universidad tiene, la fortuna de contar con una historia muy larga, marcada por influjos eclesiásticos y políticos  muy profundos, muchos de ellos hacen parte de su nacimiento y consolidación, pero a la vez serán el objeto de sus  más arduas criticas y apasionadas elaboraciones teóricas.    En este punto queremos resaltar brevemente dos momentos importantes de esa historia. primero el nacimiento de  la tradición universitaria y las alianzas que se produjeron para acometer dicha empresa; segundo sus crisis con la  iglesia y las demandas de una sociedad que empezaba a vislumbrar el ritmo de la revolución industrial.      Abriéndose paso    De los tres ordenes que marcan la estructura social de la edad media,  es la iglesia quien asume, en Paris, Bolonia,  Oxford y Orleáns, la gestación de escenarios de encuentro para transmitir conocimientos, de una manera ordenada  y sistemática. La academia se estructura a partir de currículos que versan sobre lógica, religión y latín.   Años mas  tarde  la  iglesia  buscaría  regular  dichos  acciones  libres  a  partir  de  licencias,  encargando  a  un  canciller  para  expedirlas, articulando estos escenarios dentro de los patrones de la formación clerical.     En 1213, el canciller Roberto de Courcon  elabora la primera carta que da vida a lo que se llamaría la universidad,  Courcon  bautiza    asimismo  el  nombre  de  la    institución:  universitas,  palabra  del  latín    jurídico  que  significaba   comunidad y que servia  para designar a este grupo, cuya composición se iría renovando indefinidamente  y cuya  trayectoria  oscilaría entra la fidelidad tradicional y las inevitables innovaciones.    La comunidad universitaria se expresaría en cada escenario particular.  La Universidad de Paris reunió a estudiantes  y profesores de diversos lugares, quienes se organizaron en naciones, a la vez estas estaban divididas en diócesis.   Cada  nación  tenía    su  propia  administración  y  se  daba  sus  reglamentos,  los  diplomas  eran  otorgados  por  la  asamblea constituida por todas las naciones. La asamblea era presidía por el rector, allí estaban los decanos de las  facultades de  teología, derecho medicina y artes. 16
  16. 16. ____________________________________________________________________________________________________________aproximación a la vitalidad universitariaLa universidad de Paris, se reconocía como un mundo en si misma, de ahí que la noción de comunidad universitaria fuera articulando los distintos contextos en los cuales se involucraban los distintos estamentos que la conformaban.   Por  otro  lado,  la  Universidad  de  Bolonia  se  consolida  académicamente  a  partir  de  la  enseñanza  de  derecho  y retórica. Los estudiantes de Bolonia organizados en naciones ejercían oficios en su país de origen, tenían poderes como  la  elección  del  rector  y  los  profesores;  organizaban  los  estudios,  que  mas  tarde  monopolizarían  las autoridades  eclesiásticas  certificando  dichos  planes  de  estudio  a  partir  de  su  institucionalización.  Contra  este desbordamiento de poder las autoridades eclesiásticas buscaron reducir la influencia de las Naciones lo cual acabo en violentos choques, y en la salida de los estudiantes de la ciudad, quienes mas tarde fundarían la Universidad de Padua.  De las experiencias de estas dos universidades Joseph Ben‐David (1979:640) comenta que:   "[...] de las dos primeras universidades, que servirían luego de modelos para las demás, Bolonia era fundamentalmente  una corporación de estudiantes (o, mejor, una federación de corporaciones estudiantiles), y Paris era, sobre todo, una  corporación de maestros".  Oxford  será  una  excepción  con  respecto  a  la  ubicación  de  las  demás  universidades,  si  Bolonia  y  Paris    fueron fundados  en  ciudades  de  gran  población,  Oxford,  una  ciudad  pequeña,  albergaría  a  la  primera  universidad  de Inglaterra.  La  estructura  institucional  de  Oxford  estaba  distribuida  por  cursos  y  colegios,  los  primeros  eran sumamente  costosos  lo  cual  llevaba  a  que  muchos  desertaran  antes  de  poder  terminar  sus  estudios,  los  colegios  procuraban  ofrecer  a  los  estudiantes    habitaciones,  y  medios  de  trabajo,  algunos  tenían  capilla,  ofrecían habitaciones  y biblioteca.   A este respecto Joseph Ben‐David considera que: "Uno de los cambios  que mas afectaron a las universidades de Paris,  Oxford  y  Bolonia  fue  el  nacimiento  de  los  colleges.  Estos  fueron  en  un  principio  fundaciones  carácter caritativo que servían como hosterías  para los  estudiantes  necesitados, pero que pronto  se  utilizaron para fines académicos." (Ibíd.)  Al mismo tiempo la urgencia de autonomía frente a la iglesia y la generación de nuevos campos de saber llevan a la universidad  a  un  continuo  conflicto,  el  cual  lleva  a  que  la  iglesia    busque  revocarle  algunos  de  los  privilegios  que ganaban profesores y naciones, para de esta forma ganar el monopolio institucional y académico de la orientación en la vida universitaria.  La universidad cumplió académicamente un papel de difusor del dogma religioso, dando legitimidad y ampliando su alcance desde la teología, aunque mantenía un aislamiento casi total de la vida  social, es también cierto que ella empezaba  a  generar  prestigio  y  poder  ante  los  demás,  desde  el  siglo  XIII  en  adelante  las  universidades  fueron fundadas  de  manera  deliberada  con  el  fin  de  ganar  el  apoyo  político  de  los  intelectuales  para  fortalecer  la cristiandad en las zonas de contacto con herejes o musulmanes, o para incrementar el prestigio local o nacional. La finalidad práctica era preparar a sus alumnos para las profesiones del derecho, la teología y la medicina.     17
  17. 17. Observatorio ___________________________________________________________________________________________ de la vida universitaria Estos  tipos  de  estructuración  convertían  a  las  Universidades  en  agrupaciones  que  se  fortalecían  alrededor  de  la  defensa  de  intereses  comunes,  según  Ben  David  (Ibid.:641):  "Los  privilegios  corporativos  incluían  la  jurisdicción  sobre materias civiles y, en ciertos casos, criminales, la concesión de grados académicos y, en principio, el derecho a  enseñar en todas las universidades (Licentia Ubique Docendi). La salvaguarda más importante de la integridad de la  Universidad era el derecho a declararse en huelga o abandonar la ciudad como protesta  contra cualquier insulto  que se hiciera a la Universidad."      Un saber práctico    Con la llegada  de la imprenta  se crean talleres de impresión, el  nuevo invento lleva a que  las autoridades tomen  medidas ante el auge de documentos y las copias de textos para los estudiantes y el público en general. En 1501,  Alejandro  VI  redacta  una  bula  contra  los  libros  no  autorizados.  Desde  hacia  ya  mucho  tiempo,  las  obras  que  se  consideraban  peligrosas  para  la  fe  fueron    condenadas  por  las  autoridades  eclesiásticas;  por  ello,  el  concilio  de  Nicea y el de Constantinopla prohibieron las obras de Arrio.    Con  la  aparición  del  comercio  y  con  los  incipientes  desarrollos  de  la  industria,  la  sociedad  empezó  a  ver  que  la  universidad no solo era un lugar en el que se formaban los relevos administrativos y eclesiásticos; lo cual llevó a ver  que la generación de conocimiento implicaba unos sofisticados niveles de compresión de los acontecimientos físicos  y  naturales,  y  así  poder  ampliar  las  fronteras  del  desarrollo  y  la  exploración  de  nuevos  campos  vedados  hasta  el  momento para el conocimiento y, por consiguiente, para el comercio y la manufactura.    La  universidad  también  afrontaba  cambios  internos  que  llevaban  a  nuevas  adaptaciones  e  innovaciones,  fruto  de  ello fue el excesivo monopolio en los currículos, lo que llevo a creación de nuevos centros de educación como los  colleges, gymnsiums y academias.    Esta importancia se desarrolló con el proceso de reforma de Lutero en la universidad de Wittenberg lo que implico  un cambio en los currículos de las universidades, esto impulso la  creación de nuevas universidades a partir de los  principios de la reforma. Es así como la enseñanza  que se imparte pierde su valor  universal,  ya que no se puede  solicitar la bula pontificia y, por consiguiente, no hay una autoridad institucional uniformemente aceptada.    Fruto de ello los colleges, gymnsiums y academias continuaron su desarrollo y debido a que su estructura permitía  un  contacto  mas  cotidiano  entre  la  comunidad  universitaria  se  facilito  que  en  las  discusiones    brotaran  ideas  de  nuevas formas de investigación al igual que nuevos problemas académicos a abordar.    Por otro lado allí se congregaban  los  hijos de la  naciente clase  media como de la  baja nobleza, los mas famosos  entre estas instituciones  fueron  los colegios  jesuitas en Francia, las escuelas pietistas de Alemania y las academias  disidentes en Inglaterra.    Es en estos centros donde nace el interés por nuevos campos del saber como el redescubrimiento de la tradición  griega, el hebreo, la historia, las matemáticas y ciencias naturales, al igual que nuevos métodos de enseñanza.  18
  18. 18. ____________________________________________________________________________________________________________aproximación a la vitalidad universitaria Por ello comentara Max Weber que a partir de aquí se consolida un espíritu que lograra influir en la consolidación de la industria, y la universidad tendrá de este modo un papel crucial en la relación y el desarrollo de la revolución industrial. En su gestación y los primeros siglos de su desarrollo la universidad va relacionándose como un campo autónomo: se consolida como sistema social  validado y legitimado como productor y reproductor de conocimiento teórico y práctico, generando las condiciones para que los distintos sujetos ligados directamente a su devenir‐ resultado de las  influencias  reciprocas  de  la  tradición  y  la  innovación,  se  ubicaran  en  determinadas  posiciones  y  jugara  un  rol dentro de la conformación de la comunidad universitaria, y finalmente, desarrollara un proceso de intercambio con los  otros  sistemas  sociales  a  partir  de  la  consolidación  de  sus  limites  institucionales.  En  este  proceso  se  van caracterizando las tres dimensiones esenciales de la vida universitaria: la dimensión académica, la dimensión de la comunidad  universitaria  y  la  dimensión  institucional.  Cada  una  de  ellas  cumple  un  papel  determinado  dentro  del sistema, pero su permanencia solo es posible en la visón global del campo, en sus continuas y profundas relaciones.      19
  19. 19.  
  20. 20.      Capítulo I.     La trama del sistema      Entender  la  vida  universitaria  desde  la  articulación  de  distintas  dimensiones  que  de  manera  particular  pero relacionada  cumplen  con  determinadas  relaciones  dentro  del  sistema  de  la  vid  universitaria,  significa  ubicar  los patrones  conceptuales  dentro  de  los  cuales  se  tejen  cada  una  de  ellas;  para  cumplir  con  dicho  cometido, emprendemos a lo largo de este capitulo un recorrido por medio del cual nos acercamos a las definiciones globales de cada dimensión, empezando por el ámbito  histórico que relaciona el desarrollo de cada una de ellas a través del tiempo,  luego  se  continua  con  el  entramado  que  se  ha  entretejido  a  nivel  de  la  comunidad  universitaria,  para desembocar  en  la  construcción  de  los  escenarios  institucionales  de  las  universidades  y,  por  último,  abordar  el debate que envuelve las primeras discusiones de la dimensión académica.    1.1 El papel de la memoria en la reconstrucción del presente   "Nuestra Universidad debe ser un foco permanente de luz, que difunda hasta en las últimas capas sociales, hasta en las  más  oscuras  aldeas  de  la  República,  los  conocimientos  sólidos,  profundos,  no  solo  de  las  ciencias  puramente  especulativas, sino de todos los descubrimientos industriales. Ella, además de formar el corazón del alumno, de apagar el  fuego de las malas pasiones, de cultivar con esmero sus buenos sentimientos , de nutrir su inteligencia con la verdadera  ciencia, dando a nuestras atrasadas industrias la vida, que viene de la ciencia, y la fuerza y perfección, que proviene tan  solo  de  la  aplicación    de  las  máquinas.  De  este  modo  en  vez  de  semieruditos  y  semiliteratos,    que  son  peores  que  los  ignorantes,  tendremos  verdaderos  sabios  que  conduzcan    con  tino  los  intereses  públicos;  que  dirijan  con  habilidad  las  obras  materiales;  que  penetren  los  secretos  de  la  naturaleza;  que  conozcan  sus  bellezas  y  sus  recursos;  sepan  curar  nuestras dolencias; en vez de proletarios reducidos a la condición  de animales de trabajo, tendremos hombres , elevados  al  rango  de  dueños,  señores  de  la  materia;  en  vez  de  desgraciados  artesanos,  presas  del  hambre  o  de  los  vicios,  trabajando  bajo  las  leyes  empíricas  de  la  rutina,  tendremos  artesanos  instruidos,  cuyas  obras  puedan  sostener  la  competencia  extranjera,  porque han sido elaborados por medios mecánicos perfectos, inspirados por la ciencia;  en vez  de los niños ignorantes que enviarán al instituto nuestros pueblos, se les devolverá jóvenes de instrucción  sólida, de sana  educación,  hombres  útiles,  moralizados  por  el  trabajo;  elevados  por  sus  conocimientos;  ricos  por  los  gérmenes  de  la  producción que llevan en sus cabezas, amigos de la paz i del orden, porque de ellos depende el empleo libre i fructuoso de  su ciencia, i firmes baluartes de la República, porque a ella deben su bienestar actual i su verdadera regeneración" Informe  del rector Miguel Plata al gobierno federal de Aquileo Parra. En Argumentos No. 14‐17. 1984.   
  21. 21. Observatorio ___________________________________________________________________________________________ de la vida universitaria Las memorias del pasado enfrentan a las personas con las paradojas del presente y las incertidumbres del futuro.  2 Éstas se convierten en un campo de batalla saturado de memoria  y lleno de “lugares de memoria”  los cuales se  3 quieren muchas veces dejar atrás . A partir de esta posición podemos entender la memoria como:    “la presencia del pasado en donde éste es representado no por la presencia existencial de un solo individuo, sino por la  explicación  que  se  da  en  un  contexto  social.  A  este  respecto  no  puede  existir  una  memoria  “individual”  pues  necesariamente toda memoria es “colectiva”4.     Por esto, la memoria ha sido definida como un movimiento dual: de recepción y transmisión, que se repite hacia el  futuro (Cuesta 1995).  El “presente – pasado” se expresa en hechos reales, hechos que son observables en el mismo  momento  en  que  se  hablan.  El  futuro,  por  su  parte,    es  solamente  el  tiempo  de  la  posible  realización  en  donde  5 prohibiciones,  deseos,  temores,  proyectos  y  predicciones  se  hacen  presentes .    De  esta  manera,  Hannah  Arendt  dirá, citando a Kafka:     "la  presencia  del  hombre  en  la  historia  presenta  dos  enemigos:  el  primero  de  ellos  (el  pasado)  lo  amenaza  por  detrás,  desde los orígenes. El segundo (el futuro) le cierra el camino hacía adelante. El hombre lucha con ambos. En realidad, el  primero le apoya en su lucha contra el segundo, quiere impulsarle hacía  adelante, y de la misma manera el segundo le  apoya en su lucha contra el primero, le empuja hacia atrás"6.     No  obstante,  hay  que  aclarar  que  ante  esta  lucha  entre  el  pasado  y  el  futuro  que  atormentan  al  hombre  en  su  quehacer  histórico,  ha  surgido  un  puente  que  une  esta  dicotomía.  Arendt  lo  llama  "tradición".  Para  la  época  moderna, la tradición guiaba al pasado y al futuro; con el auge tecnocrático y modernizador de la sociedad aquella  tradición muere. Sin tradición no hay un espacio que  guíe al pasado y al futuro, sin éstos  no hay continuidad. Lo  7 único que existe  es un cambio eterno el cual no es comprendido sin un testamento (tradición) .            2 Para Pierre Nora, define los “lugares de memoria” como aquellos lugares donde la memoria está afectivamente encarnada y que por la voluntad de los hombres y el transcurrir del tiempo han perdurado como símbolos más destacados” (Nora 1989) 3 Le Goff, Jaques 1991 “El orden de la memoria. El Tiempo como imaginario”. Paidós. Barcelona. 4 “De la memoria a la historia” Cuesta, Josefina En “Entre el pasado y el presente”. Alicia Alted (comp.) Universidad Nacional de Educación a Distancia. Madrid 1995. 5 Así, la memoria lleva al cambio; muchas veces almacena los recuerdos del grupo social dando a conocer “una historia” que no es la vivida por la mayoría del grupo; en ocasiones, pasado y presente se funden; muchas veces el presente borra las barreras de la memoria y toma posición en el espacio generando una estrategia de poder y dominación, “ quemar [monumentos], romper, borrar, son gestos rituales que permiten la purificación del tiempo” (Cuesta 1995:64). “Entre el pasado y el futuro. Ocho ejercicios sobre la reflexión política ”Arendt, Hannah.. Ediciones Península. Barcelona. 1996 6 “Entre el pasado y el futuro. Ocho ejercicios sobre la reflexión política ”Arendt, Hannah.. Ediciones Península. Barcelona. 1996 7 Tal vez, la referencia que realiza Tocqueville a propósito de lo anterior es aún más plausible ante la realidad que se vivirá a partir de esta época moderna: "toda vez que el pasado dejó de arrojar su luz sobre el futuro, la mente del hombre vaga en la oscuridad" Arendt ibid 1996.22
  22. 22. ____________________________________________________________________________________________________________aproximación a la vitalidad universitaria 1.1.1  El silencio como perturbador de la memoria   Para equilibrar el pasado con un presente vivencial es necesario buscar  una entidad (o un espacio concreto) que cobije los sentimientos y las reacciones de la comunidad. Por esta razón, la memoria se convierte en un “momento” en donde la voluntad de olvido, dirá Walter Benjamin, puede plantearse  como un  shock de la experiencia vivida, esto es la impresión fragmentada y discontinua en donde se plasma una sola manifestación: el silencio.   A  la  par  que  el  individuo  es  absorbido  por  este  “shock”,  la  realidad  (la  construcción  social  de  la  realidad)  pasada  8pierde su particularidad concluyendo (y sólo existiendo) en el “tedio producido por el desinterés” .     Cuando la verdad pública se solventa en el silencio, la memoria privada de cada uno de los miembros de la comunidad  se  retira  a  un  rincón  y  se  desvanece  en  la  oficialidad  de  los  acontecimientos  acaecidos.  Así,  el  “olvido  público”  genera  un  irremediable  “olvido  privado”  creando  en  estas  comunidades  una  herencia  cultural  débil  y  abstracta  sustentada  en  un  dominio público  que estrella y subvalora una interpretación de la historia privada.     El  proceso  de  la  memoria  hace  invertir    no  sólo    el  recuerdo  de  los  recorridos  vividos,  sino  también    fundamenta    la  “relectura” de tales recorridos generando nuevas pautas para realizar una "construcción de la realidad". Muchas veces se  ve  a  la  memoria    como  un  simple  resultado  de  procesos  acumulativos  de  información  y  repetición,  planteamientos  basados en intuiciones vacías que impiden darle la suficiente importancia al legado que ésta deja.      Muchos  estudios  han  insistido,  a  propósito  del  recuerdo  y  del  olvido,  sobre  las  manipulaciones  conscientes  e  inconscientes, ejercitados sobre la memoria individual por los intereses de la afectividad, de la inhibición de la censura y  de  la  búsqueda  de  poder.  La  decisión  de  olvidar  es  un  proceso  que  más  que  una  desaparición  es  un  medio  vital  de  producción  histórica,  es  una  práctica  que  da  cuenta  de  los  intentos    de  un  grupo  para  cambiar  el  pasado.  Por  esto,  el  olvido es una forma de memoria. El sujeto va a manejar el recuerdo según su conveniencia, es decir, lo va a manipular  diciendo conscientemente mentiras.     Muchas veces la memoria actúa,  en situaciones en donde el grupo social es atacado y reprimido,  como  un “switch”; el  recordar algo sólo sirve para ocultar  otros acontecimientos decisivos. Muchas veces lo que se recuerda se le sitúa  en un  tiempo  al  que  no  le  pertenece.  Por  esta  razón,  la  memoria  elude  y  deja  de  lado  acontecimientos  sin  negarlos,  muchas  veces la memoria calla buscando equilibrar las relaciones entre los vencedores y los vencidos. Así, la memoria fabrica una  imagen idealizada del pasado la cual se da a conocer determinada y predispuesta por el presente.   Por esta razón, en el estudio de la reconstrucción de la memoria es muy importante el análisis del proceso de asimilación  de  una  realidad  histórica,  a  través  del  filtro  de  la  normatividad  ideológica  (pensemos  en  las  políticas  que  regulan  la  educación Superior) y de la forma en que los diversos grupos captan y ordenan los acontecimientos de acuerdo con muy  particulares cánones. Dirá Benjamin a propósito de la percepción del pasado a partir de lo planteado anteriormente:     “El  pasado  puede  ser  captado  sólo  como  una  imagen  que  aparece  como  un  rayo  en  un  instante,  donde  puede  ser  reconocido y nunca visto [...] la verdadera imagen del pasado transcurre rápidamente,  sólo puede retenérsele en cuanto  imagen  que  relampaguea”.  De  la  misma  manera  Benjamin  plantea  que  “articular  históricamente  lo  pasado  no  significa 8 Benjamin, Walter.1994 “Discursos interrumpidos”. Planeta Agostini. Barcelona. 23
  23. 23. Observatorio ___________________________________________________________________________________________ de la vida universitaria conocerlo tal y como verdaderamente ha sido; significa adueñarse de un recuerdo tal y como relumbra en el instante de  un peligro. La historia que  se está  construyendo hoy no es una historia  que promete un porvenir mejor, más hermoso,  una historia que se concibe como portadora de la ¨ buena nueva ¨ esta nueva historia promete una nueva posición del  ser‐en‐la‐historia” (Benjamín 1994).      1.1.2 Lo histórico: una forma de construcción social de la realidad    De  esta  manera,  la  objetivación    retiene  sólo  una  pequeña  parte  de  la  totalidad  de  las  experiencias  humanas,  muchas veces éstas quedan estereotipadas en el recuerdo como entidades semi‐reconocibles e inmemoriables. Así,  éstas  pueden  sustentarse  a  partir  de  una  "sedimentación  intersubjetiva"  (cuando  existe  un  solo  depósito  de  conocimiento social, ésta se  incorpora en un sistema de signos que se podrán transmitir de una generación a otra).  De  igual  forma,  puede  existir  una  "segmentación  institucional"  la  cual  permite  crear  a  partir  de  las  experiencias  humanas  subuniversos  de  significados  desgregados  y  locales,  lo  cual  acrecienta  niveles  de  autonomía    y  genera  problemas de legitimación pues  normalmente existen medios coercitivos para que este tipo de segmentación no  9 persista .      Para  ello,  Pierre  Nora  nos  planteará    cuatro  reglas  que  hacen  ser  de  la  memoria  un  espacio  de  construcción  histórica de las experiencias sociales. Para él, es necesario inventar imágenes  para que las cosas salgan del alma: la  memoria está ligada al cuerpo. Disponer de un orden calculado las cosas que se desean recordar de modo que al  recordar un punto, se recuerde el punto que le sigue: la memoria es razón. Abrirse con vivo interés a las cosas que  se  desean  recordar:  la  memoria  está  ligada  a  la  atención  y  a  la  intención.  Meditar  lo  que  se  desea  recordar:  la  10 meditación y reflexión preserva la memoria .                    9 Berger ibid 1994 10 En cuanto al subproyecto “Caracterización de la Vida Universitaria”, es necesario recuperar todo aquellos lugares topográficos (archivos, bibliotecas, museos), lugares monumentales, lugares simbólicos (conmemoraciones, peregrinaciones, marchas, asambleas), lugares funcionales (autobiografías, asociaciones), lugares normativos (decretos, acuerdos, estatutos, Convenciones de trabajo, pronunciamientos, etc) .24
  24. 24. ____________________________________________________________________________________________________________aproximación a la vitalidad universitaria 1.2  Aproximación al concepto de comunidad  El concepto de comunidad es una construcción con un amplio bagaje histórico al interior  de  las ciencias  sociales. Una definición clásica de esta concepción podemos encontrarla en Ferdinand Tonnies (1931:38):   "Las relaciones sociales comunitarias tienen su origen normal en el sentimiento y conciencia de esa dependencia mutua  que determinan las condiciones de vida comunes, el espacio común y el parentesco; comunidad de bienes y de males, de  esperanzas y temores. Comunidad de sangre es la expresión que designa el ser común. Vecindad, manifiesta la esencia de  los  fenómenos  derivados  de  la  proximidad  espacial;  y  cooperación  concentra  los  caracteres  de  una  vida  apoyada  en  condiciones comunes."  La anterior definición es uno de los primeros intentos por definir las relaciones sociales de tipo comunitario. Esta concepción debe ser entendida en relación con la idea de sociedad para poder interpretarla a través del momento histórico en la que se origino. De esta manera, es importante recordar que a principios del siglo XX los conceptos de comunidad y sociedad fueron utilizados al interior de las ciencias sociales como distinciones entre las agrupaciones de personas civilizadas (sociedad) y  las asociaciones de individuos que se concebían como atrasadas o en proceso de civilización (comunidades).  La anterior perspectiva se empeñó en considerar que el cambio a través del cual las llamadas "comunidades" habían evolucionado  hacia  un  estadio  superior  de  "sociedades"  correspondía  a  una  transición  experimentada  en  su estructura  social.  De  acuerdo  con  este  enfoque,  estás  sociedades  (comunidades)  fundadas  en  la  familia  se transformaban en sociedades de individuos unidos por la localidad geográfica. Miner (1974:641).  De esta manera podemos situar la concepción de comunidad elaborada por Tonnies como un resultado lógico de esta corriente de pensamiento. Este sociólogo alemán  que ha sido considerado como el creador de este concepto, distinguió  entre  una  comunidad  de  sentimientos  caracterizada  por  el  predominio  de  la  voluntad  natural  de  sus miembros y las relaciones de tipo societal donde la voluntad opera por la competencia entre individuos que se rigen por el mercado. Se podría decir que la distinción entre solidaridad mecánica (unidad social basada en la similitud) y solidaridad  orgánica  (unidad  a  través  de  la  interdependencia  de  partes  especializadas)  elaborada  por  Emile Durkheim (1873), o la distinción entre comunidad societaria primitiva, intermedia y avanzada utilizada por Talcott Parsons  (1966),  corresponden  con  la  forma  de  estructuración  social  típica  en  torno  a  las  clases  de  voluntad distinguidas por Tonnies.  A  un  nivel  bastante  general  es  posible  observar  que  el  concepto  de  comunidad  ha  permanecido  anclado  a  las anteriores discriminaciones, sin embargo, conviene recordar la critica de Max Weber (1944) a los tipos ideales de comunidad  construidos  por  Tonnies.  Para  este  autor  las  anteriores  conceptualizaciones  son  categorizaciones ideales, las cuales difícilmente son apreciables de manera prístina en una colectividad actual. En el mundo de hoy es frecuente encontrarse más bien con agrupaciones de personas que tienen rasgos mixtos de ambas distinciones. En sus palabras:   25
  25. 25. Observatorio ___________________________________________________________________________________________ de la vida universitaria "Toda relación social, aún aquella más estrictamente originada en la persecución racional de algún fin puede dar lugar a  valores  afectivos  que  trascienden  los  simples  fines  queridos.  [...]  Por  el  contrario,  una  relación  que  por  su  sentido  normal es una "comunidad", puede estar orientada por todos o parte de sus participantes con arreglo a ciertos fines  racionalmente sopesados." (1944: Tomo II Pág. 41).    La comunidad universitaria    La concepción elaborada por Michael Polanyi en 1930 alrededor de "comunidad científica"  fue uno de los primeros  pasos  con  los  que  se  evidencio  la  relación  existente  entre  los  objetos  teóricos  abstractos  (impersonales)  y  las  practicas cerradas y de carácter personalizado. Dicha relación se hizo aún más explicita con los trabajos elaborados  por Thomas kuhn en 1960 en los que se ofrecían unos criterios que permitían explicar la manera como tienen lugar  las revoluciones científicas. En los trabajos de kuhn se evidencia la manera como las interrelaciones y las practicas  características  de  las  comunidades  científicas  podían  incidir  en  la  manera  como    se  aprecian  los  problemas  de  investigación así como en los resultados que se esperan obtener.    A través de estas investigaciones se replanteo la manera como se apreciaban a los grupos de académicos. De modo  que estos se empezaron a observar más como grupos sociales. Según Rosa Jaramillo (1994) a partir de la década de  los  70  las  investigaciones  en  torno  a  los  intelectuales  se  dividirían  en  dos  vertientes:  la  funcionalista  norteamericana, con Edward Shils a la cabeza, y la marxista, liderada por Antonio Gramsci. Para está autora estas  investigaciones permitieron hacer evidente que la fuerza de los intelectuales no residía en su genialidad individual  sino en el trabajo colectivo y sus relaciones con el conjunto de las fuerzas existentes. De está forma se hizo evidente  la correlación entre los cambios en la producción de saber y la forma como estaban conformadas las universidades.      Burton Clark (1997) en Estados Unidos y Jose Joaquin Bruner (1985), (1995) en América Latina se han erigido como  las  figuras  que  han  continuado  con  esta  perspectiva  de  análisis.  Esta  visión  ha  criticado  una  tematización  del  concepto  de  comunidad  universitaria  que  enfatice  la  homogeneidad  de  los  elementos  que  la  conforman  y  se  ha  mostrado mucho más tendiente a considerar las diferencias y los conflictos que allí tienen lugar.      1.3  Aproximación al concepto de lo institucional    Tradicionalmente se ha considerado que las instituciones sociales son los núcleos básicos de la organización social,  quizás  por  que  se  piensa  que  estas  se  encuentran  en  la  mayoría  de  las  organizaciones  sociales  y  se  encargan  de  algunos de los problemas fundamentales de toda vida social ordenada. Desde la perspectiva sociológica clásica (ver  Goluldner 1963) existen tres aspectos principales en toda institución: (i) las pautas de conducta que son reguladas  por  medio  de  las  instituciones  se  refieren  a  problemas  permanentes  y  esenciales  en  la  sociedad  en  la  que  estas  tienen  lugar;  (ii)  las  instituciones  suponen  la  regulación  de  la  conducta  de  los  individuos  en  una  sociedad  según  pautas  definidas,  continuas  y  organizadas;  y  (iii)  estas  pautas  entrañan  una  ordenación  y  regulación  normativa  definida; es decir, la regulación es mantenida por medio de normas y de sanciones que están legitimadas por tales  normas.      26
  26. 26. ____________________________________________________________________________________________________________aproximación a la vitalidad universitariaLos  estudios  comparativos  de  las  instituciones  sociales  y  los  análisis  de  sus  procesos  de  cambio  fueron  objeto  de preocupación  constante  por  parte  de  la  sociología  y  la  antropología  clásicas.  Incluso,  podríamos  decir  que  dicha preocupación se deja entrever en los fundadores de las ciencias sociales. De acuerdo con Eisenstadt (1979:95) las principales figuras del siglo XVIII –Montesquieu, Adam Ferguson y los filósofos escoceses‐ se interesaron sobre todo por los estudios comparativos de las instituciones: En el siglo XIX sobresale la figura de Marx y hasta cierto punto Tocqueville  quienes  se  ocuparon  de  los  análisis    de  los  procesos  de  cambio  en  las  sociedades  occidentales.  Otras figuras centrales en los análisis de las instituciones sociales a comienzos del siglo XX son Durkheim, los historiadores franceses de la Escuela de los Anales y las investigaciones de Max Weber.    Casi cualquier definición del concepto de institución puede aparecer arbitrario frente a las múltiples tendencias que han abordado posiciones frente a esta problemática; sin embargo parece que la definición propuesta por Eisenstadt (1979:85) recoge los principales atributos de dicho concepto. Para este autor:    “[...]  cabria  definir  las  instituciones  o  los  patrones  de  institucionalización  como  aquellos  principios  reguladores  que  organizan la mayoría de las actividades de los individuos de una sociedad en pautas organizadas definidas, desde el punto  de vista de algunos de los problemas básicos perennes de cualquier sociedad o vida social organizada.”     Las Instituciones Educativas  Continuando con Eisenstadt (1979:85) es posible describir a las instituciones educativas como “[...] aquella esfera de la sociedad que se extiende más allá de las relaciones familiares y de parentesco y se ocupa de la socialización de los jóvenes hasta su conversión en adultos, y de la transmisión diferencial de la herencia cultural de una sociedad de generación en generación.”.  Sin embargo la anterior definición parece contradecirse ante las transiciones que en cada momento histórico han experimentado  las  universidades.  Algo  que  parece  evidente  en  la  historia  de  las  instituciones  educativas  es  que cada  época  elabora  un  temario  de  discusión  en  torno  del  objeto  y  fin  de  la  educación.  Dicha  discusión ineludiblemente  aborda  a  las  instituciones  que  tienen  como  papel  hacer  realidad  dichos  objetivos.  Los  temarios están determinados por sus contextos y momentos, permitiendo que dichas elaboraciones recreen y organicen  un sistema educativo. Las instituciones educativas se crean por la necesidad de una sociedad que produce y acumula saberes y conocimientos, los cuales deben interrelacionarse con la realidad en la que se constituyeron. Pero esta necesidad  de  educar  tiene  también  por  objeto  la  consolidación  de  nuevas  generaciones  que  asuman  un  papel protagónico  en  la  tradición  constituida  por  sus  antecesores.  De  esta  manera,  de  nuevo  nos  encontramos  ante  la figura de uno de los primeros científicos sociales en abordar la problemática educativa: Emile Durkheim (1906). Este Francés  describió  la  educación  bajo  la  óptica  de  un  “hecho  social”:  “La  educación    es  la  acción  ejercida  por  las generaciones  adultas  sobre  las  que  todavía  no  están  maduras  para  la  vida  social.  Tiene  por  objeto  suscitar  y desarrollar  en  el  niño  cierto  numero  de  estados    físicos,  intelectuales  y  morales,  que  exigen    de  él  la  sociedad política  en  su  conjunto  y  el  medio  especial,  al  que  esta  particularmente  destinado”,  al  hablar  de  las  instituciones educativas y su lugar en la sociedad sobresalen una serie de discusiones que  enmarcan el eje del problema de lo institucional.  27
  27. 27. Observatorio ___________________________________________________________________________________________ de la vida universitaria Ya vimos en que medida, la universidad al ser una invención de occidente, se recrea a partir de la idea de impartir  conocimientos,  pero  al  mismo  tiempo,  en  el  proceso  de  su  consolidación  y  posicionamiento  social  adquiere  un  poder que le permite certificar, reconocer y desconocer, el papel central que juegan otras instancias de poder en la  sociedad (como la iglesia, incluso los mismos Estados Nacionales).    La  consolidación  de  la  universidad  como  institución  hace  parte  de  esa  historia  que  se  configura  en  un  mundo  de  relaciones no continuas, mucho menos lineales. En opinión de Bayen Maurice (1978)     “[...] esta inmensa institución  estuvo formada por numerosos centros extendidos por todo el mundo, de características   a menudo diferentes e incluso  opuestos; dicto a veces su propia ley a los reyes y preparo a los hombres al servicio del  estado;  sus  concejos  permitieron  reglamentar  inextricables  y  graves  conflictos.  Aunque  parecía  estar  tan  bien  consolidada  como  la  iglesia  de  Roma,  si  bien  teniendo  jefes  diversos  y  transitorios,  esta  institución,  la  universidad,  parece vacilar.”.     Boaventura de Souza comenta que la continuidad de la universidad en occidente, a estado mas ceñida a una noción  en la que se mantiene la tradición institucional, según sus propias palabras:     “[...] para Jasper, la misión eterna de la universidad: es el lugar  donde por concesión del Estado y de la sociedad en una  determinada época puede cultivar la mas lucida  consecuencia de sí misma. Sus miembros se congregan  en ella con el  único objetivo de buscar, incondicionalmente, la verdad y solo por amor a la verdad. [...] esta perennidad de objetivos  solo fue afectada en la década de los sesenta,, frente a las presiones y a las transformaciones a que entonces  estuvo  sujeta la universidad... la formulación de los objetivos mantuvo una notable continuidad. Los tres principales fines de la  universidad pasaron a ser la investigación, la enseñanza y la prestación de servicios” (1998:226‐227)      1.4 Aproximación a los orígenes académicos en las universidades    El aspecto más característico de las universidades medievales era el método de estudio conocido como escolástica.   Este procedimiento se basaba: en la autoridad, la aceptación de la fe cristiana, de las sagradas escrituras y de las  obras de ciertos autores clásicos, y, por otro lado, en la absoluta creencia en la fuerza de la razón, la cual debería  llevar, si se aplicaba  de manera  correcta, al descubrimiento de toda la verdad. Según Ben‐David  (1979:552) Estas  primeras universidades reconocían la autonomía corporativa de aquellos intelectuales especializados que realizaban  funciones sociales importantes. Estos intelectuales eran principalmente teólogos, hombres de leyes y físicos. Al ser  una  estructura  social  estable,  con  sus  fuentes  de  ingresos,  edificios,  personal  permanente  y  reglamentaciones  legales, la universidad pudo ser capaz de alentar la continuidad de las tradiciones intelectuales y de los esfuerzos  creadores de la época. Esta estabilidad proporciono el marco para la formación de grupos informales y la puesta en  marcha de empresas arriesgadas –la investigación‐.      La organización estamental ocurrida entre los siglos XIV y XVIII produjo que surgieran nuevas instituciones como los  Colleges,  Gymnasiums  y  Academias  estas  instituciones  dejaron  de  lado  las  empresas  intelectuales  y  se  dedicaran  sobre todo en preparar a sus alumnos en las profesiones del derecho, la teología y la medicina. Por tal razón en el 28
  28. 28. ____________________________________________________________________________________________________________aproximación a la vitalidad universitariaúltimo  decenio  del  siglo  XVIII  y  en  el  siglo  XIX,  el  sistema  académico  fue  completamente  transformado  en  los principales centros intelectuales de Europa: Francia, Alemania y Inglaterra, a los cuales debe sumárseles en el siglo XIX el sistema estadounidense. Las principales características de estos sistemas educativos fueron: la educación era libre  del  control  de  la  iglesia;  las  reivindicaciones  hereditarias  a  los  puestos  de  enseñanza  habían  sido  abolidas; existía una clara distinción entre la educación secundaria y superior; las modernas materias científicas y humanistas tenían  una  posición  central  en  los  planes  de  estudios  y,  finalmente,  los  estudios  técnicos  adquirieron  nivel universitario.   Algunos autores vienen discutiendo que la idea de universidad que se maneja en el presente, se encuentra anclada directamente  por  este  pasado  en  el  que  ya  podía  entreverse  ‐gracias  a  la  influencia  del  idealismo  alemán‐  la funcionalidad de la universidad como un lugar en el que derivarían las tres grandes tareas de esta institución:   ”porque  la  verdad  solo  es  accesible  a  quien  la  busca  sistemáticamente,  la  investigación  es  el  principal  objetivo  de  la  universidad, porque el campo de la verdad es mucho más amplio que el de la ciencia, la universidad debe ser un centro  de cultura, disponible para la educación del hombre como un todo; finalmente porque la verdad debe ser transmitida,  la  universidad  enseña,  e  incluso  la  enseñanza  de  las  aptitudes  profesionales  debe  ser  orientada  hacia  la  formación  integral” (Jaspers, 1965).    La  concepción  de  universidad,  propia  del  idealismo  alemán  compartida  además  por  Schelling,  Humbolt  y Schelermarcher,  es  criticada  por  Ortega  y  Gasset  (1930),  que  se  oponía  a  la  supuesta  intencionalidad  “creadora” característica de las  universidades alemanas. Aunque, como lo anota Sousa (1998:226), Gasset  no proponía ideas muy opuestas a las de Jaspers acerca de la misión de la universidad, considerando como elementos fundamentales: i) la transmisión  de la cultura; ii) la enseñanza de  profesionales; iii) investigación científica; y iv)  educación de  los nuevos hombres de ciencia”.    A partir de los procesos de crisis y reevaluación de las universidades europeas, ocurridos en la década de los 60’s, y como consecuencia de los complejos procesos de discusión filosófica con fuerte ingerencia y los debates en torno del  idealismo,  el  estructuralismo,  la  hermenéutica  y  la  cibernética,  además  de  las  tensiones  en  el  ámbito  macro sociológico  de  los  estados  capitalistas  modernos,  se  redefine  la  universidad  a  partir  de  los  principios  de  la investigación, la enseñanza y la prestación de servicios.    A pesar de que en la actualidad se observa la permanencia de muchas de las funciones tradicionales de la educación superior, se evidencia, igualmente una fuerte tendencia de a vincular directamente a la universidad con su carácter de formación e investigación para la presentación de servios especializados a nivel social y económico. Proceso que inevitablemente  conduce  a  la  agudización  de  los  enfrentamientos  entre  la  tradición  propia  de  la  universidad alrededor de la producción y reproducción de conocimientos (a través de la especialización científica) y las políticas que  institucionalizan  su  articulación  con  la  sociedad  y  el  Estado,  mediante  su  funcionalidad  como  institución prestadora de servicios (Sousa, 1995).    Con  este  cambio  o  apertura  funcional  de  la  universidad  se  crean  de  forma  casi  simultánea  a  nivel  internacional instituciones independientes a las universidades tradicionales, que ofrecen en el mercado de la educación aquellas  29
  29. 29. Observatorio ___________________________________________________________________________________________ de la vida universitaria profesiones enfocadas a vincular la educación con el trabajo, y más que esto, la directa relación de la educación con  el  mercado  laboral  que  depende,  por  supuesto,  del  modelo  de  mercado  adoptado  por  el  Estado;  así,  van  apareciendo  las  Community  and  Junior  Colleges  en  Estados  Unidos,  los  Fachhochschule  en  Alemania,  Institutes  Univertaires de Technologie en Francia, y los Polytechnics en Inglaterra (Sousa, 1995).    Es  claro,  además,  que  esta  doble  cara  de  la  universidad,  determinada  por  la  tensión  entre  la  tradición  de  la  11 universidad enfocada en su fin gnoseológico, y la progresiva “institucionalización”  de su funcionalidad de cara al  Estado y la sociedad, genera incongruencias y antagonismos al interior de los establecimientos universitarios. Es así  como  podemos  observar  que  a  la  vez  que  algunas  universidades  crean  estrategias,  prácticas  y  construyen  tecnologías  innovadoras  como  fruto  de  intereses  específicos  por  parte  del  Estado,  otras  instituciones  o  comunidades, se dedican a la ciencia, determinada por su permanente estado de discusión racional y contrastación.  De  modo  que  ambos  tipos  de  universidades  pueden  estar  elaborando  y  revaluando  concepciones  o  prácticas  alrededor de la realidad, que pueden llegar a ser completamente antagónicas o incompatibles.      Es  en  esta  misma  década  de  los  60’s,  cuando  se  da  lugar  una  fuerte  controversia  acerca  de  la  estructura  de  la  institución universitaria y en general de la educación superior. Un ejemplo notorio es el caso francés, en donde se  pone  en  entredicho  la  fragmentación  y  desarticulación  existente  entre  las  diferentes  instituciones  de  educación  superior,  atomizadas  en  el  caso  francés  en  Facultades,  Grandes  Escuelas,  Centros  de  Investigación,  Colegios  etc.,  cada uno autónomo con respecto a los demás, a partir de su especificidad funcional en cuanto a fin en la formación,  la docencia, la investigación y  según el nivel de  especialización o, de acuerdo a las áreas de formación en ciertas  disciplinas, técnicas o tecnologías (Kourganoff, 1972).      Es  en  el  coloquio  celebrado  en  Caen  (1966),  cuando  se  propone  un  cambio  en  la  estructura  del  sistema  de  educación superior, y donde se plantea una forma similar a la organización de las universidades norteamericanas,  estructuradas  a  través  de  departamentos  por  cada  una  de  las  disciplinas,  que  estarían  interconectadas  entre  sí,  permitiendo en teoría la posibilidad de llevar a cabo investigaciones interdisciplinarias, y donde se integraría o se  propiciaría una articulación entre la formación y la investigación en una misma institución.  Igualmente, la “Ley de  Orientación” propuesta por el Ministerio de Educación Francés en 1968 alude la necesidad de instaurar “Unidades  de Enseñanza e Investigación” (Kourganoff, 1972).     Bajo  los  anteriores  postulados  se  constituye  la  idea  imperecedera  de  la  universidad  propia  de  occidente.  Estos  objetivos  se  encuentran  directamente  relacionados  con  la  unidad  de  conocimiento,  para  lo  cual  se  requiere,  tal  como ha sucedido, una estructura institucional igualmente particular, como lo es la universidad, a partir de la cual  suelen presentarse distorsiones que homologan la forma institucional a la idea o concepción que se tenga de esta,  es  decir,  como  si  bastase  la  estructura  funcional  organizativa  para  asumir  la  idea  de  universidad.    Otros  autores  como  Pierre  Bourdieu  (1976,  1997),  abordan  su  análisis  desde  una  perspectiva  distinta  a  las  propuestas  desde  concepciones que le otorgan su función gnoseológica a la universidad, haciendo una discusión en general sobre el  11 Por Institucionalización de esta función de la universidad se alude el proceso de intervención política por parte del Estado para legitimar la acción instrumental y estratégica de la universidad como parte de su deber ser, aunque es claro que esta relación ya existía a priori de el proceso de institucionalización.30
  30. 30. ____________________________________________________________________________________________________________aproximación a la vitalidad universitariasistema  de  educación  de  occidente,  donde  por  su  puesto  la  universidad  juega  un  papel  preponderante, atribuyéndole como fin principal la acción de reproducción cultural de la misma sociedad, independientemente de sus  particularidades  o  especificidades.      En  la  realidad,  las  relaciones  y  procesos  que  se  dan  en  el  campo  de  la universitaria sobrepasa  en complejidad su representación  institucional debido a la intrincada  trama de relaciones que construyen sus agentes influidos por su propia construcción de realidad y por su entorno.       31
  31. 31. Capítulo 2.             Balance bibliográfico      A  lo  largo  de  este  capítulo  se  presenta  el  balance  bibliográfico  correspondiente  a  la  primera  fase  de  diseño  del Observatorio  de  la  Vida  Universitaria,  efectuado  con  el  fin  de  ubicar  las  principales  discusiones  y  reflexiones  – estado del arte‐, acerca que se han elaborado acerca de la universidad, y específicamente acerca de cada una de las dimensiones de análisis. En primera instancia presentaremos los resultados generales de este trabajo utilizando una consulta a la base de datos para ver sus características principales en Diciembre del 2001. Luego se presentara un análisis especifico para las dimensiones de la comunidad universitaria y académica ( ver anexo 1Tablas Nos. 4 y 5) en el cual se pretende ubicar algunos resultados parciales de los ítems que se consignaron en la ficha de registro documental.  Las  anteriores  tablas  se  acompañaran  cada  una  de  un  texto  que  pretende  abordar  las  principales discusiones que fueron detectadas a lo largo del proceso, de modo que el texto que se encarga  de la comunidad universitaria  abordara  las  principales  discusiones  en  los  niveles:  internacional,  latinoamericano,  nacional  y  de  la Universidad  Nacional.  Por  otro  lado  el  texto  de  la  dimensión  académica  se  encargará  de  abordar  las  principales discusiones en los ámbitos de la investigación, la extensión y la formación. Es importante anotar que el balance de la dimensión Institucional y el ámbito histórico se sintetizaron en el bosquejo que de la historia de la Universidad Nacional se hizo, utilizando diversos textos y a las  políticas públicas educativas como eje articulador (ver anexo 1 tablas No 2 y 3).      2.1  Un vistazo general a la base de datos  El balance bibliográfico que presentamos a continuación se realizó con el fin de conocer las diferentes reflexiones, evaluaciones y propuestas que se han escrito en torno a la problemática de los sistemas de educación superior. A lo largo de este trabajo se intento concentrarse en los textos producidos en el interior de la Universidad Nacional. Con este propósito se ubicaron las principales bibliotecas y centros de documentación que podrían tener información al respecto. De esta manera, se implementaron barridos bibliográficos en la Biblioteca Luis Ángel Arango, la Biblioteca Central de la Universidad Nacional de Colombia ‐sede Bogotá‐ la Hemeroteca Nacional, el Centro de Documentación de  la  carrera  de  sociología  de  la  Universidad  Nacional,  El  Centro  de  Documentación  del  Instituto  de  Relaciones Políticas  e  Internacionales  (IEPRI),  El  Centro  de  Documentación  de  la  Facultad  de  Ciencias  Humanas  de  la Universidad  Nacional  –sede  Bogotá  (UDICH),  El  Servicio  Interamericano  de  Información  Sobre  Desarrollo  Urbano (SINDU), La base de datos del Centro de Estudios Sociales de la Universidad Nacional –Sede Bogotá, El sistema de bibliotecas  de  la  Universidad  Nacional  ‐Sede  Medellín,  La  Biblioteca  Central  de  la  Universidad  Nacional  –Sede 
  32. 32. Observatorio ___________________________________________________________________________________________ de la vida universitaria Manizales, El catalogo en línea de la Biblioteca Central de la Universidad Nacional –Sede Palmira, La base de datos  del  Instituto  Colombiano  de  Fomento  para  la  Educación  Superior  ICFES,  y  finalmente,  la  base  de  datos  de  la  Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN).     Los  documentos  a  seleccionar  fueron:  Libros,  artículos  de  revistas  especializadas,  trabajos  monográficos  de  estudiantes,  trabajos  de  investigación  de  profesores,  además  de  otros  tipos  de  textos  como:  bases  de  datos,  proyectos de investigación y reflexiones institucionales.        Luego  de  este  barrido  se  seleccionaron  los  textos  que  podrían  aportar  en  el  diseño  del  “Observatorio  de  la  Vida  12 Universitaria”; a estos textos se les aplicaron las diferentes fichas  de registro y captura, las cuales fueron creadas  con el objetivo de introducir los documentos en la base de datos del Observatorio.     Los resultados generales de la primera fase de este proceso pueden apreciarse en la Tabla No 1. Conviene anotar  que  la  base  de  datos  es  un  instrumento  dinámico,  y  por  lo  tanto  los  datos  que  se  presentan  en  esta  tabla  son  parciales, ya que la base de datos permanentemente debe estar retroalimentándose con nuevos hallazgos o con la  aparición de nuevas reflexiones y documentos al interior del Sistema Vida Universitaria.         2.2 Un balance con respecto a la historia de la universidad nacional y de sus desarrollos  institucionales  a través de cuatro fotografías        2.2.1  Fotografía 1. Una visión al desarrollo desde su nacimiento    Encontrar  las condiciones reales de la función y vocación de la Universidad a partir de los discursos realizados por  los propios hombres‐fundadores de la Universidad Nacional permitirá establecer derroteros de cómo es entendida  la Universidad Nacional a partir de su quehacer académico y cómo un espacio en el que se configura el accionar de  lo  público  ante  la  sociedad.  Así,  el  objetivo  buscado  en  este  aparte  no  es    el  construir  “una  historia  de  la  Universidad”,  sino  mantener  un  continium    de  las  ideas  que  caracterizan  a  la  Universidad  Nacional  desde  su  definición como pública y nacional.     El  trabajo  de  Estela  Restrepo  Zea  (1982)  "Universidad  Nacional  de  Colombia:130  años  de  historia",  nos  invita  a  conocer esos primeros años de la Universidad. El estudio nos plantea de forma sucinta  aquellas políticas que dieron  origen a la Universidad  y cuál debería ser la vocación y función social  de ella. De igual forma, se evidencia cómo  percibían aquellos primeros hombres de la academia (sean éstos, entre otros, Manuel Ancízar, Miguel Plata, Miguel  Antonio  Caro),  temas  tan  repetitivos  hasta  hoy  día,    como  lo  son  la  autonomía  universitaria,  la  libertad  de  enseñanza, las estrategias de cambio y desarrollo para la sociedad desde la Universidad.  12 Se diseño una ficha diferente para cada dimensión del Observatorio34
  33. 33. ____________________________________________________________________________________________________________aproximación a la vitalidad universitariaLa figura de Alfonso López Pumarejo, es quien establece los criterios de esa Universidad Nacional de Colombia tal como la conocemos hoy día. Él recalca  tres elementos que  deben configurarla;  el primero de ellos es la llamada  13"cátedra libre"   tratando de brindar espacios de  libertad de enseñanza; el segundo, aquella noción (aunque viene  14de  tiempos  anteriores)  de  “autonomía”   que  es  sostenida  formalmente  en  la  ley  orgánica  de  la  Universidad Nacional (Ley de 1935); por último, tenemos  la consecución de la Ciudad Universitaria y su concepción de espacio unificado  para  el  saber.  En  este  sentido  el  trabajo  de  Luz  Amorocho  (1982)  "Universidad  Nacional  de  Colombia, planta física 1887‐1982"  nos hace un recuento histórico arquitectónico  del Campus Universitario, teniendo como eje  de  análisis  tres  elementos  centrales:  las  instalaciones  y  su  función  en  la  enseñanza,  la  evolución  de  estos espacios, adiciones y reformas del espacio de la Universidad.     Como figura académica y "símbolo de la tolerancia política", es imperioso hablar de Gerardo Molina, primer rector de la “nueva” Universidad Nacional. Gracias a sus ideas progresistas y sus concepciones de la "función social" de la universidad,  se  presenta  como  un  personaje  paradigmático  para  el  centro  universitario.  En  el  texto  de  la Universidad  Nacional  de  Colombia  (2001)  "Gerardo  Molina  y  la  Universidad  Nacional  de  Colombia"  se  resalta  su concepción de universidad y plantea cuáles deben ser los criterios para entender la inquietud estudiantil  para los años 40s a raíz de los cambios modernizantes que viene viviendo el país; de igual forma, plantea las bases para una política universitaria que cree esa "nueva Universidad".   Para situar a la Universidad Nacional desde una óptica  de las políticas educativas a partir de la década de los 60s, el texto de Fernando Ocampo (1978) "Reforma Universitaria 1960‐1980"  presenta gran relevancia pues él sitúa  a la Universidad  Nacional  en  el  contexto  del  Frente  Nacional  y  las  políticas  que  se  derivan    en  búsqueda  de  la modernización  universitaria  (informe  Acton,  Plan  Básico,  Reforma  Galán,  entre  otros).  De  igual  forma  resalta  la posición  estudiantil    ante  tales  programas  modernizantes.  Igualmente  se  plantea    una  reflexión  sobre  cómo entender  a las Instituciones de Educación Superior  a partir de las reformas universitarias a finales de la década de los 70s.   13 Aquellas nociones de "cátedra libre" son de vieja data. Desde la misma fundación de la Universidad Nacional, las controversias ante lostextos a ofrecer a los estudiantes empezaron a surgir. Las mismas políticas gubernamentales desde el centro de Instrucción Públicaestableció arbitrariamente los textos de enseñanza para la escuela de la Filosofía en la Universidad Nacional. El rector Manuel Ancízar antetal violación a la autonomía y a la cátedra libre, presentó su renuncia al presidente de la república Manuel Ancízar "Carta de renuncia" EnArgumentos 14 – 17, 198414 Hay que resaltar el texto de Gerardo Molina "pasado y presente de la autonomía universitaria"; allí él define como elemento central lanoción de autonomía universitaria desde una perspectiva histórica. Nos habla de cómo han entendido conceptualmente tal noción y cómoella ha cambiado normativa y políticamente a lo largo del siglo XX empezando por la ideas que tiene sobre el tema Rafael Uribe Uribe, laposición de los estudiantes universitarios entre 1918 y 1930, López Pumarejo y la Ley 68 de 1935 y los conflictos sociopolíticos de ladécada de los 60s y el alcance de la autonomía universitaria en la Universidad Nacional de Colombia. Gerardo Molina "pasado y presente dela reforma universitaria" En Revista de la Dirección de Divulgación Cultural, Universidad Nacional de Colombia" No. 1 (octubre 1968). JaimeQuijano Caballero Autonomía funcional universitaria y paridad burocrática" 1959 ASCUN "Congreso Nacional de Universidades". Memorias.1959. Edmundo Rodríguez "Análisis de la posición doctrinal de los partidos tradicionales ante la autonomía universitaria en Colombia"Universidad Javeriana. 1979 35

×