Cuaderno arte
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Cuaderno arte

on

  • 1,292 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,292
Views on SlideShare
1,292
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
21
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Cuaderno arte Cuaderno arte Document Transcript

  • Eal iAraataiea p r lC m no c ónPartrocipción desodro i xima eUna ap ático y lo so nlo dram
  • 1 pág León David Cobo EstradaEl Arte: Camino Para la ParticipaciónUna aproximación desde lo dramático y lo sonoro
  • ALCALDÍA MAYOR DE BOGOTÁ Samuel Moreno Rojas Alcalde Mayor SECRETARÍA DISTRITAL DE INTEGRACIÓN SOCIAL (2011) Carrera 7 No. 32–16 Teléfono 327 9797 www.integracionsocial.gov.co Mercedes del Carmen Ríos Hernández Secretaria Luz Stella Casas de Kuan Subsecretaria Juan Fernando Rueda Guerrero Director Poblacional Javier Fernando Mora Andrade Director de Análisis y Diseño Estratégico Jefrey Alfonso Prada Díaz Director Territorial Johnatan Javier Nieto Blanco Jefe Oficina Asesora de Comunicaciones Norma Leticia Guzmán Rimolli Jefe Oficina Asesora Jurídica Maribel Monroy Delgado Subdirectora para la Infancia Evelyn Molina Serrano Subdirectora de Identificación, Caracterización e Integración Camilo Ernesto Peña Porras Coordinador Análisis y Seguimiento de la Política Pública Sandra Liliana Acosta Peña Martha Lucia Bernal Sandoval María Claudia Hernández Rodríguez Subdirección de Infancia y Subdirección de Identificación, Caracterización e IntegraciónORGANIZACIÓN DE ESTADOS IBEROAMERICANOS PARA LA EDUCACIÓN, LA CIENCIA Y LA CULTURA - OEI Carrera 9 No. 76-27 Teléfono 346 9300 www.oei.org.es | www.oei.org.co Álvaro Marchesi Ullastres Secretario General Ángel Martín Peccis Representante Regional en Bogotá Elsa Castañeda Bernal Coordinadora General Convenio Martha Sofía Ardila Simpson Coordinadora Operativa y de Gestión Patricia Bojacá Santiago Asesora Políticas Públicas Raúl Lazala Silva Asesor Participación Javier Olarte Triana Asesor Comunicaciones UNICEF Miriam R. de Figueroa Representante UNICEF para Colombia Fernando Lazcano a.i. Representante Adjunto UNICEF Colombia Olga Isabel Isaza De Francisco Especialista en Políticas Públicas basadas en Evidencia UNICEF Colombia
  • Ana María Peñuela Poveda Oficial de Políticas Publicas UNICEF Colombia CORPORACIÓN SOMOS MÁS Nicolás Martín Jiménez Director Ejecutivo Anamaría Holguín Torres Asesora de Infancia EQUIPO TÉCNICO CONVENIO IMPULSO A LA POLÍTICA DE INFANCIA Y ADOLESCENCIA Elsa Castañeda Bernal Dirección Académica y Edición Final María Victoria Estrada León David Cobo Estrada Fabio Correa Rubio Edda Madrid-Malo Garizábal Autores Catalina Cuartas Escarria Samuel Ibarra Conde Ramiro Andrés Lara Rodríquez Juan Antonio Macías Ramírez Franklim Montaño Perez Paola Andrea Ramírez Echavarría Diana Marjorie Romero Montoya David Jaramillo Santamaría Wilson Miguel Sastoque Rodríguez Talleristas Juan Carlos Daza Sanabria Luisa Fernanda Montealegre Espinosa Equipo de Movilización Verónica Barreto Riveros Helena Castaño Corrección de Estilo Jhon Diez Diseño y Concepto Gráfico Johan Quintero Diseño de Gráficos DARBEL S.A. ImpresiónEl documento El Arte: Camino para la participación. Una aproximación desde lo dramático y lo sonoro, se constituye enuna propuesta metodológica y pedagógica para impulsar y cualificar la participación de la primera infancia, la infancia yla adolescencia. Tuvo una fase de construcción y pilotaje con los tres grupos mencionados y otra de implementación en lasveinte localidades de la ciudad de Bogotá, bajo la responsabilidad del equipo de la OEI, en el marco del Convenio 2737 de2010 “impulso a la política por la calidad de vida de niños, niñas y adolescentes”. Para su escritura, los y las autoras tuvieron encuenta tanto el proceso de validación como de implementación. Su contenido puede ser usado, citado, divulgado y aplicadobajo el cumplimiento de las respectivas normas de derechos de autor.Los personajes ilustrados que hacen parte de esta guía fueron creados dentro de la POLÍTICA POR LA CALIDAD DE VIDA DENIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES DE BOGOTÁ 2004-2008, ratificada para el periodo 2008-2011, a través del Acuerdo 308 de2008, por el cual se adoptó el Plan de Desarrollo Bogotá Positiva: “Para Vivir Mejor”, con el fin de enriquecer nuevas propuestasgráficas alusivas a dicha política. La utilización de los mismos se realizó de acuerdo al manual de uso publicado por la Secre-taría Distrital de Integración Social y la Alcaldía Mayor de Bogotá. Impreso en Bogotá D.C., Colombia. Mayo de 2011 ISBN: 978-958-8071-27-5 ISBN de la colección: 978-958-8071-23-7
  • León David Cobo
  • El Arte: Camino para la ParticipaciónUna aproximación desde lo dramático y lo sonoro MARÍA VICTORIA ESTRADA LEÓN DAVID COBO ESTRADA FABIO CORREA RUBIO EDDA MADRID-MALO GARIZÁBAL
  • León David Cobo Estrada
  • ContenidoPresentación 101. La bisagra del arte y la participación 132. La metodología de El Arte: Camino para la Participación en el ámbito de la vida cotidiana 313. Características del desarrollo cognitivo diferencial de los niños, niñas y adolescentes 394. El arte y la participación diferencial en lo dramático, lo sonoro y lo musical 415. A manera de reflexión 536. Bibliografía 55
  • León David Cobo Estrada
  • 9 pág Universo de formación pedagógica y metodológica El arte: camino para la participación EJE CONCEPTUAL Participación democracia ciudadanía arte ÁMBITO DE LA VIDA COTIDIANA Construcción de la realidadEJE METODOLÓGICO relaciones e interacciones Lenguajes de cara a cara expresión artística normas | reglas lectura del entorno hábitos | rutinas gustos | creencias juego autoridad tiempo | espacio recuerdos | memoría sentido común 1 201 da - Estra toria Fuente: M aría V ic El universo pedagógico conjuga los conceptos, la metodología y la vida cotidiana como el camino para la formación de los niños y las niñas de primera infancia, in- fancia y adolescencia, desde la bisagra arte y participación.
  • 10págPresentaciónReciban en sus manos el Cuaderno del Arte: camino para … el destinola participación, elaborado para ustedes, formadoras y más verdaderoformadores. Ha sido especialmente concebido y diseñadocomo apoyo a su labor educadora de niños y niñas en del hombre seprimera infancia, infancia y adolescencia. El Cuaderno es manifiesta enun producto pedagógico y metodológico que, en general,recoge los aprendizajes del equipo profesional de la OEI, sueños; todoa través de una serie de experiencias realizadas en Bogotá el arte poéticoy en otras ciudades del país, alrededor de la participación y toda lainfantil y de los lenguajes del arte, y, en particular, delproceso desarrollado en el marco del Convenio Impulso a poesía no sonla política para la calidad de vida de niños, niñas y adoles- más quecentes, de la Secretaría de Integración Social (SDIS) - OEI2,Unicef y Corporación Somos Más, que buscaba “realizar interpretaciónel diseño, validación e implementación de la propuesta verdadera delpedagógica para la participación con primera infancia, sueño.infancia y adolescencia en 20 localidades de Bogotá”. F. Nietzsche 1La experiencia de la metodología se ejecutó durante fe-brero y marzo del 2011 con 900 participantes, formadorasde jardines infantiles de las 20 localidades de Bogotá,integrantes del equipo pedagógico de la SDIS y nuevetalleristas, quienes participaron en los procesos previos deformación para la implementación de la propuesta.Para conversar en contexto, el proceso en referencia sesuma a diferentes iniciativas que han venido ejecutándo-se durante la última década. Se destacan algunas comola del Proyecto Nuevas Voces Ciudadanas 2001-2004; elPlan de Desarrollo Económico, Social y de Obras Públicaspara Bogotá D.C. “Bogotá Positiva: para Vivir Mejor”, queincluye dentro de sus objetivos la intención de fortalecer 1 Nietzsche, F. Origen de la tragedia, Valencia: F.la participación de los niños, niñas y adolescentes, a fin Sempere y compañía,de que ellos y ellas “incidan en la definición, ejecución y 1910.seguimiento de las políticas públicas, directamente o a 2 Convenio No. 2737 de 2010 SDIS-OEI, Unicef,través de sus representantes y organizaciones, haciéndo- Corporación Somos Más.
  • 11 pág se corresponsables del desarrollo integral de la ciudad”3; la Planeación Participativa en Bogotá Positiva “Ahora decidimos juntos, con niños, niñas y adolescentes”, que involucró a cerca de 50.000 menores en el proceso de construcción del Plan de Desarrollo de la ciudad, y las acciones de fortalecimiento de organizaciones, como los Consejos de Niños y Niñas en 20 localidades y el Consejo Distrital de Niños y Niñas. Por supuesto, dicho proceso tiene en cuenta la Con- vención Internacional de los Derechos de los Niños, la Constitución Política de Colombia, el Código de Infancia y Adolescencia y la Política por la Calidad de Vida de Niños, Niñas y Adolescentes de Bogotá 2004-2008, ratificada para el periodo 2008-2011, que constituyen el marco jurídico y normativo de la participación de los niños y las niñas en el Distrito Capital, así como el Sextálogo de la Participación, aplicado en el proyecto Hechos y Derechos. La propuesta de formación contenida en este Cuaderno emana de una visión integradora del arte y la participa- ción en su dimensión humana, como una ruta creativa de acceso democrático para la convivencia y el ejercicio de la ciudadanía, de ustedes y a través de ustedes, de niños, niñas, sus familias y comunidades. El Cuaderno del Arte: camino para la participación se constituye en un mentor de posibilidades, en una vía de ida y regreso que, como la propuesta misma, se plantea en permanente movimiento. El Cuaderno ofrece la posibili- dad de consultar y resignificar tanto el conocimiento como la práctica, para que surja la movilidad de pensamiento necesaria en la construcción de un nuevo discernimiento que despierte el deseo de alcanzar cambios y transfor-3 Política por la calidad maciones en los modos de percibir, sentir, comprender, de vida de niños, niñas y adolescentes de Bogotá, apropiar y vivir la participación de niños y niñas en primera capítulo 4, artículo 16, Bogotá: Alcaldía Mayor infancia, infancia y adolescencia, de la mano del arte en la - DABS, 2004. vida cotidiana familiar, escolar y comunitaria. La invitación
  • 12páges, entonces, a explorar este documento que, como ana-logía al recorrido que plantea su metodología, les lleve ala identificación de la propuesta pedagógica a través delos ejes conceptuales arte y participación, del eje meto-dológico y del ámbito de la vida cotidiana. El Cuaderno espara consultarlo, pero sobre todo para enriquecerlo consus observaciones, hallazgos y propuestas.Las partes que lo conforman entretejen los hilos del artey la participación, y proponen una mirada sensible deexperiencia, desde las coincidencias y diferencias quecaracterizan a la primera infancia, infancia y adolescencia.Está en sus manos el Cuaderno del Arte: camino para laparticipación. Como bitácora de navegantes o diario decampo de exploradores, conviértanlo en su acompañante,en el lugar de registro escrito, gráfico, fotográfico y audio-visual, en la memoria de su aproximación a lo escénico ylo sonoro, en conjugación con la realidad de sus locali-dades que les aguarda para ser observada, intervenida ytransformada junto con niños, niñas y adolescentes, comociudadanos en acción, protagonistas de sus historias.También en sus manos queda una semilla, la de saber quesolo con el surgir del deseo se pueden apropiar los len-guajes del arte con creatividad, para encontrar caminosde libertad y participación.
  • 13 pág 1. La bisagra del arte y la participación 1.1. Cuando la participación es arte y el arte es participación. Se plantea, como premisa, que en el espíritu del arte y de la participación, el punto de encuentro es la libertad. Porque ser, hacer y querer hacer parte de un espacio vi- vencial para encontrarse con el otro y la otra; mirarse a los ojos y reconocerse como iguales, aun siendo diferentes, es la esencia de la participación desde el sentido de lo humano. Y el arte es, en su esencia, la expresión estética y libre de lo humano. Recordemos que los hilos de integración y comunicación que tejen el Derecho a la Participación afirman que el niño o la niña que esté en condiciones de formarse un juicio propio tiene derecho a expresar su opinión libremente en los asuntos que lo afectan, y a que dichas opiniones sean tenidas en cuenta; es decir, a ser escuchado. Tiene libertad de expresión y derecho a buscar, recibir y difundir informa- ciones e ideas de todo tipo y por medios orales, escritos, impresos, artísticos o de cualquier otro medio; derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión; libertad de asociación y de celebrar reuniones pacíficas4.4 Convención Internacio- nal de los Derechos del Niño, artículos 12, 13, Más allá del Derecho, asumimos la participación como “… 14 y 15. un proceso individual, grupal, colectivo y comunicativo Constitución Política de Colombia, artículo 20. de construcción de lo público, encaminado a la posibili- Política por la calidad dad y capacidad de intervenir en la toma de decisiones de vida de niños, niñas y adolescentes, Bogotá: sobre lo común, desde la comprensión, el encuentro y la Alcaldía Mayor - DABS, diversidad para compartir, crear, soñar y desear mundos 2004.5 Proyecto Nuevas Voces posibles”5. Ciudadanas. Experien- cias innovadoras, Bogo- tá: DABS, 2003. Creemos con firmeza que “… la participación posibilita6 Sistematización Proyec- que los sujetos construyan la democracia y la doten de to Nuevas Voces Ciuda- significado a partir de procesos arraigados en sus propios danas, Bogotá: Cinde, 2005. mundos de vida”6.
  • 14págLa pedagogía de la participación de niños y niñas en pri-mera infancia, infancia y adolescencia, así entendida poresta propuesta, hace su énfasis en el arte, la comunicacióny el conocimiento.El arte y su propia naturaleza desde la sensibilidad, la apre-ciación estética y la comunicación, permiten que el artista,a través de los sentidos, la imaginación y la simbolizaciónestablezca una relación con el espectador para hacerlopartícipe de su obra, causarle un efecto y transformarlo.Qué decir de los espacios de libertad creadora del arte yde los múltiples medios, códigos estéticos y técnicas, conlos cuales el artífice de la obra, portador de unos referenteshistóricos y culturales, se expresa, opina, manifiesta, con-trovierte, denuncia, etc., para ofrecer con su produccióndiversos niveles de lectura y de interpretación, y desde eldeseo seducir, crear fascinación, curiosidad, desconciertoy goce.“La comunicación como productora de sentido nos lleva ainterpretar la realidad e interactuar con el otro y los otros.Cuando se asocia a la dimensión cultural, se convierte enun asunto clave en la vida pública, con incidencia en laconcepción y/o transformación de la política, la economía,la educación y la construcción de subjetividades”7. Lacomunicación, como la asume esta propuesta, trasciendela mirada mediática que la limita a la realización de pro-ductos comunicativos, a la divulgación y a la promoción,incorporándola como un valioso componente de la bisa-gra arte y participación.En concordancia con lo planteado y como afirma Guiller-mo Hoyos, “… relacionar todos los saberes, también lashumanidades y las artes, a partir de la capacidad funda-mental del ser humano […] de ubicarse en el mundo de 7 Muñoz, Germán. Diálo- gos estratégicos “Comu-la vida y en la sociedad civil gracias a sus posibilidades de nicación y cultura”, Bo-expresarse, comprender a otros, sus contextos y culturas, gotá: Departamento de Investigaciones Univer-dialogar, discutir, deliberar y razonar intersubjetivamente sidad Central, 2001.
  • 15 pág y de cara al público, sobre el mundo, las diversas costum- bres y formas de vida, lo habilita para resolver el hecho fundamental del pluralismo”8. El conocimiento reconoce a las personas como portadoras de su origen, su historia y su cultura. En elaboraciones posteriores de conocimiento, experiencias y relaciones, los individuos producen otra información que les permite interpretar, combinar y reelaborar conceptos para crear nuevos conocimientos e idear nuevos mundos. El arte, la comunicación y el conocimiento se constituyen en los elementos que movilizan el proceso continuo y circular que tiene en la palabra y la pregunta, un ir y venir de lo individual a lo grupal y a lo colectivo, de lo público a lo privado, representado en los recorridos de la reali- dad –por la casa, la familia, la calle, la escuela, el barrio, la localidad y la ciudad–, que se contrasta con el deseo de transformarla. De la misma manera, continua y circular, es posible vivir la participación en todos los momentos del día, si se interio- riza como un modo de vida, sin el temor adulto de perder la autoridad y sin desconocer la dificultad que genera cualquier cambio en nuestras costumbres, para que la participación se vaya instalando en las relaciones de niños y niñas con sus pares y con los adultos. Sin embargo, para que el ejercicio de vivir la participación sea auténtico, debe pasar por los niveles de información, consulta, elección, decisión y gestión. La información es el insumo requerido para la participa-8 Hoyos, Guillermo. “Arte ción de todos, de nosotros mismos y de los niños y las y comunicación para niñas. ¿Sentimos que participamos de manera auténtica o un nuevo humanismo”. En: Revista Magis No. 2. alguna vez nos hemos sentido parte de una acción deco- http://www.javeriana. rativa y nos han manipulado? ¿Cómo participar sin saber edu.co/magis/numero- dos/magis-3-arti-2.html de qué vamos a hacer parte, es decir, sin estar informados?
  • 16pág¿Cómo hacer que la visita a un museo para ver una expo-sición, acercándolos a un encuentro con el arte, sea unaoportunidad sencilla y valiosa de ejercer la participaciónde niños y niñas? Informándolos sobre una variedad deopciones y consultándoles qué exposición les gustaría ver;orientándolos para tomar una decisión y permitiéndoleselegir; proporcionándoles información o sugiriéndolesbuscarla para que sepan quién es el artista, cómo se llama,de dónde es, a qué se dedica, qué es lo van a ver, entreotras cuestiones que incidan en su parecer.Desde la responsabilidad de la formación, ir con ellos yellas, darles un acompañamiento enriquecedor que po-tencie la visita a esa experiencia sensible. ¿Será lo mismoy producirá el mismo efecto que simplemente llevarlos?En la bisagra de la que hablamos, el conocimiento y losmúltiples lenguajes de comunicación y de expresión oral,escrita, visual y audiovisual con los que interactuamos, selogra armonizar la participación con el arte y el arte conla participación desde la literatura, los juegos dramáticosy las narrativas sonoras que ilustran esta propuesta peda-gógica y metodológica. 1.2. Cuando el arte es participación y la participación es arte.Entendamos el conocimiento como la relación entre elhombre y la naturaleza; el arte como la actividad que en-globa todas las creaciones del ser humano, para expresardesde el deseo una visión sensible del mundo –ya sea realo imaginaria–, mediante lenguajes plásticos, lingüísticoso sonoros, y la participación como la imprescindible mo-vilización de todos los hombres y mujeres, niños y niñasde primera infancia, infancia y adolescencia que quieranimplicarse en los problemas que les afectan, aportandopuntos de vista, inquietudes y soluciones.
  • 17 págCon base en lo anterior, este Cuaderno es una pro-puesta artística circular en la cual proponemos El Arte:camino para la participación, y usted, al tener en cuentala propuesta, participa activamente desde sus saberesen su implementación. De esta manera conformamos unequipo, donde usted, al intervenirlo, goza y reflexionaenriqueciendo su quehacer pedagógico. El cuaderno pro-puesto se transformará con el registro de sus anotaciones,dibujos, subrayados y fotos, mediadas por sus conceptosy prácticas.Preguntarnos cómo entrelazar el arte y la participaciónimplica entender este binomio desde el sentido de lohumano, que es social por naturaleza.Hablemos del arte. El hombre pintó en las cavernas a losanimales como una forma de atraparlos y socializó consus pares esa producción. Generó rituales que le permi-tieron estar en contacto con sus dioses y colectivizó elrito, siendo este el principio del teatro. Desde el sonido,se comunicó y produjo así la música. Todo esto lo creó ydesarrolló desde la necesidad de supervivencia. Tambiénla participación fue necesaria para sobrevivir al medio ya las dificultades que enfrentaba; pasó de lo individual alo gregario, a conformar grupos y a establecer acuerdos,normas y sistemas de convivencia.A partir de lo anterior, se propone un camino queconsiste en un complemento, una articulación, un entre-cruzamiento, en pasar los límites del campo del arte y dela participación.Y para recorrer este camino del arte, llevaremos comoequipaje la sensibilización, la apreciación estética, la co-municación y el deseo que las atraviesa. De la participaciónobtendremos el derecho a opinar y a que nuestra opiniónsea tenida en cuenta, además de informarnos y organizar-nos, para desplegar sus componentes en el escenario dela democracia, no solo como un sistema de gobierno, sino
  • 18págcomo una actitud frente a la vida y a la ciudadanía, la cualnos da la posibilidad de tener derechos y deberes.La sensibilización se aborda desde los cinco sentidos:ver, tocar, oír, oler y degustar. Pero también desde lacenestesia, esa capacidad de movernos corporalmenteentre los otros sin chocarnos. Estas son característicasincorporadas biológicamente en el ser humano y basedel conocimiento.La apreciación estética, como la potencia que brinda elarte a la humanidad, posibilita leer lo formal en cada unode los lenguajes de expresión artística y hacer una lecturaextra-formal, que permite leer más allá de lo que vemos ynos habla de los sueños o de lo que se ha denominado lasinrazón.La comunicación es entendida como la producción mismade la obra artística y como instrumento para implementarla capacidad de transformación simbólica. Para aclararesta idea, pensemos que hoy en día la Semana Santa enBogotá prepara a la gente en lo pagano con el teatro yen lo sacro con el rito católico (antes se hacía únicamentecon este fin). Eso es lo que implica una transformaciónsimbólica.El deseo, esa pulsión que impacta la vida del ser humanodesde que nace, es transversal como experiencia e inter-vención de la sensibilización, desde la apreciación en elinconsciente en la lectura extra-formal y en la comuni-cación, como expresión de lo simbólico que produce unacontecimiento portador de verdades y deseos.Lacan señala que, fundamentalmente, el deseo es el deseodel otro, o sea que nos construimos con base en lo quenos dicen que “debe ser” y suponemos que eso debemosdesear. Aunque tenemos experiencias y percepcionesindividuales y únicas, intentamos de manera inconscienteconciliar nuestro deseo con el de los otros, representadospor la sociedad en la que estamos inmersos.
  • 19 págEste concepto nos ayuda a comprender el entretejido delarte y la participación. Mirémoslo como analogía del juegoteatral. En lo individual nos miramos a nosotros mismos,hacemos un ejercicio de conciencia corporal y de respira-ción. En lo grupal miramos al otro, jugamos al espejo y nosreconocemos a nosotros mismos en él, después el juegose proyecta a tres personas, y así sucesivamente. Entonces,al final nos miramos en lo colectivo, en la sociedad.Si observamos el lenguaje plástico, por ejemplo en los di-bujos o modelados del niño, el cuerpo que aparece no esreal sino imaginario. El niño no posee una conciencia clarade su propio cuerpo, compuesto no solo de sensaciones,sino también de deseos conscientes e inconscientes,satisfacciones, carencias, fantasmas y relaciones con otroscuerpos. En resumen: la interacción con los otros.El arte intenta reconstruir y construir aquellos deseos queno podemos conciliar, los que quedaron reprimidos enel inconsciente, lugar al que tenemos acceso a través desueños, actos fallidos, lapsus y reflexiones introspectivas,permitiéndonos reconocer lo que de verdad sentimospara producir nuevas transformaciones, a través de lacreación de lo que antes nunca había existido. Como diceCarlos José Reyes, las manzanas de Cézanne no alimentanpero mejoran la relación del hombre con la naturaleza.Como una manera de recoger lo expuesto, diremos quelos elementos artísticos del eje conceptual, articuladoscon los del eje de la participación y desarrollados en labisagra participación y arte, nos permiten una mirada queentrecruza lo privado y lo público. Así como aprendo aparticipar en lo privado participo en lo público; una obrade arte en sí, en lo privado está en lo subjetivo y luego seobjetiva en lo público. Una obra de arte se entrelaza conla vida cotidiana a través de las reglas que la componen y,al igual que una máscara bifronte, produce este binomioque proponemos.
  • 20pág espacio dramático juego libreto dramático personajes juegos de roles animación actores de objetos luminotecnia escenografía vestuario 011 o-2 Ru b i Correa Fuente: Fabio
  • 21 págSube el TelónUna obra de teatro funciona con base en una idea que moti-va o con un libreto que implica, de hecho, una organización,un plan de trabajo, una asignación de responsabilidades,tanto de los personajes como de las diferentes partes quecomponen la pieza. Esta organización conlleva acuerdosy una planeación donde cada uno aporta desde el papelque desempeña. Una obra de teatro, aunque es efímera,nunca termina, el público la transforma, es decir, cada vezque se presenta, su accionar la interviene.La propuesta dramática puede partir de un texto o unasacciones escénicas y convertirse en una creación colectivaen cuanto al texto y a la puesta en escena, sintonizándose asícon la participación. De hecho, ello implica que la opinión delactor, del escenógrafo, del luminotécnico o la del director, setenga en cuenta en función de la puesta en escena deseada.Para cumplir ese proceso, es necesario que la informaciónexpresada llegue a través de los diferentes diseños de lapuesta en escena, con el fin de ser expuesta al conjunto delgrupo y pueda ser reelaborada. De nuevo, aquí se conectanecesariamente con las categorías de la participación y laciudadanía, ejercidas como analogía del papel del partici-pante y de la democracia, en la medida en que la puesta enescena de la obra se hace de manera consensuada.La bisagra arte y participación nos crea la posibilidadde reflexionar, indagar y arriesgar cambios tanto de laparticipación como de los cánones del arte, generandouna transformación simbólica en la sociedad a la quepertenecemos.Elementos de lo dramáticoTengamos en cuenta que en el juego dramático partiremosde las reglas y los elementos que hacen parte del teatro:principio, nudo y desenlace, entendido a la manera aristo-télica como se plantea en La Poética. El conflicto dramáticoes la base esencial dialéctica de fuerzas en pugna para eldesarrollo de las acciones, escenas y actos de los personajes.
  • 22pág libreto escenas conflicto dramático situaciones acciones 011 o-2 Ru b i Correa Fuente: Fabio
  • 23 págPara realizar una puesta en escena de una obra de teatro,es necesario que haya un guión o libreto que contengaindicaciones del espacio donde ocurre la obra, los per-sonajes o caracteres que encarnan la vida y las diversassituaciones en las que se ven involucrados. Por supuesto,también debe haber actores que representen estos perso-najes y otros elementos que componen lo relacionado almontaje de la obra: la escenografía, la utilería, las luces, elvestuario, el maquillaje y demás aditamentos necesariospara llevarla a cabo.Lo sonoro y lo musical en la participación.Este episodio dedicado a lo sonoro y a lo musical estádirigido a los formadores y las formadoras, como unainvitación a sensibilizarse y a sensibilizar, a escuchar y aredescubrir el rico universo de sonidos que nos envuelveen todo momento. Una orientación para que de manerasencilla propicien en las niñas y los niños de primera in-fancia, infancia y adolescencia, espacios de participacióndesde el lenguaje sonoro y musical.Al nacer, llenamos los pulmones de aire y lloramos porprimera vez; colmamos el espacio con un sonido de llantofuerte y agudo que se puede escuchar muy lejos. Estamosvivos, nos están oyendo y nos estamos oyendo (oímos ynos oyen), estamos participando.Escuchamos desde que estamos en el vientre de nuestramadre, reconocemos y guardamos en la memoria sutimbre de voz, desde antes de nacer. En nuestros primerosaños interactuamos con un entorno sonoro cercano quese va ampliando y enriqueciendo a medida que crecemos.A través del contexto sonoro y musical nos incorporamosa la cultura, construimos nuestros gustos e identidades.Desde tiempos ancestrales, la música siempre ha estadopresente en los ritos y fiestas, siendo un vehículo que nospermite expresarnos y participar en procesos de comuni-cación y socialización.
  • 24págLos himnos de los países, los acentos y la fonética denuestras lenguas y dialectos son solo algunos aspectosdel universo sonoro y musical que heredamos de lacultura a la que pertenecemos. Estos nos determinan, nolos podemos elegir, nacemos con ellos y perduran en eltiempo. Nos agrupan y nos definen.La esencia de la participación tiene que ver con escuchary ser escuchados. En este sentido, la música es un mediopoderoso, capaz de transmitir y expresar emociones ysensaciones llenas de sentido y de significado. La músicanos hace vibrar, nos conmueve y nos emociona con susmelodías, armonías, ritmos y fraseos.Posibilitar espacios genuinos de participación desde lasensibilización, la apreciación y la creación, a partir de estelenguaje de expresión, ofrece una alternativa valiosa en laconstrucción de escenarios posibles, donde las niñas, losniños y los y las adolescentes se puedan expresar libre-mente y donde sus opiniones sean escuchadas y tenidasen cuenta.La creación de narrativas sonoras expresadas en can-ciones, cuentos sonoros, relatos sonoros y juegos con elsonido, permite que niñas, niños y adolescentes amplíenel significado de su entorno y hagan nuevas lecturas delmundo, expresando de manera libre sus conceptos, susdeseos, sus gustos, sus creencias e imaginarios.El universo sonoro y musicalEscucharEscuchamos mejor cuando cerramos los ojos y estamosrelajados.Escuchar es una actividad apreciativa muy importante enel desarrollo y expansión de la sensibilidad auditiva, in-dispensable en los procesos de sensibilización y creaciónmusical.
  • 25 págEnseñar a escuchar y aprender a escuchar son dos acti-vidades que van de la mano. Es muy importante que laformadora y el formador participen y se involucren demanera activa en los ejercicios propuestos y propicien lareflexión y el diálogo alrededor de los hallazgos encontra-dos en el proceso.Escuchar nos permite estar presentes y atentos al universode sonidos que nos rodea en todo momento. Podemoscerrar nuestros ojos pero no nuestros oídos; siempreestamos percibiendo el sonido aun cuando estamosdormidos.Cuando escuchamos, fortalecemos nuestra capacidadde atención, lo cual nos facilita abstraer y diferenciar loselementos del sonido y los elementos de la música.El sonidoEl sonido se define como un fenómeno físico producidopor la vibración de un objeto. Esta vibración se propagaen forma de ondas elásticas –audibles o no–, a través deun fluido (como el aire o el agua). Los seres humanos solopercibimos y escuchamos el sonido que comprende unrango de frecuencias entre 20 y 20.000 hercios (Hz). Soni-dos muy graves, por debajo de 20 Hz, no son percibidospor el oído humano, al igual que los sonidos muy agudos,que están por encima de 20.000 Hz. El hercio es la unidadde frecuencia, nombrada en honor al físico alemán Hein-rich Rudolf Hertz.Los elementos del sonidoLa altura se comprende como la cualidad que hace queun sonido sea grave o agudo, según la frecuencia de susvibraciones. A mayor número de frecuencias, más agudoes el sonido y viceversa. A través de la altura diferencia-mos sonidos graves de los agudos, sonidos agudos comoel trinar de un pájaro o la melodía de un violín y gravescomo el rugir de un león o el sonido del contrabajo.
  • 26pág intensidad altura o volumen SONIDO duración timbre 1 201 da - stra obo E a vi d C Fuente: León D
  • 27 pág melodía MÚSICAarmonía ritmo 11 - 20 da stra Co bo E David Fuente: León
  • 28págEl volumen es entendido como los cambios de intensidadentre los sonidos. Podemos diferenciar sonidos muy sua-ves de otros muy fuertes y una inmensa gama de maticesdentro de estos dos extremos.El timbre es la cualidad específica de un sonido vocal,instrumental, animal o el producido por un objeto que leconfiere una personalidad propia y única a cada sonido.El timbre de un clarinete es diferente al timbre de unatrompeta, el timbre del ladrido de un perro es diferente altimbre del maullido de un gato.La duración de un sonido puede ser corta, media o larga,según la diferencia en la prolongación del tiempo duranteel cual permanezca sonando.La música y sus elementosLa música, según la definición tradicional, es el artede organizar sensible y lógicamente una combinacióncoherente de sonidos y silencios, utilizando los principiosbásicos de melodía, armonía y ritmo.Podemos diferenciar estos tres grandes aspectos en lamúsica tonal occidental:La melodía es uno de los componentes constitutivos dela música, es el elemento lineal, una sucesión lógica desonidos dotados de sentido musical. En una canción lamelodía es la que se canta sincrónicamente con la letra.La armonía se entiende como el sistema musical queestudia la relación entre las notas cuando se tocan simul-táneamente. En una canción, la armonía representa elacompañamiento.El ritmo consiste en la ordenación de los sonidos en eltiempo, basada en la sucesión de sus duraciones; porejemplo, el ritmo de los latidos del corazón. De esta forma,un ritmo puede ser rápido, lento o intermedio.
  • 29 págA manera de reflexión, cabe indicar que este documentodedicado a lo sonoro y a lo musical aborda, desde una mi-rada general, los conceptos básicos a tener en cuenta en laaproximación a este lenguaje de expresión. Será misión in-dispensable de las formadoras y los formadores investigar,estudiar, indagar, explorar, experimentar y ampliar el cami-no que estas sencillas orientaciones pretenden sembrar. Con estos acercamientos a lo dramático y lo sonoro, en los que hemos visualizado esa bisagra del arte y la participación, damos paso a los hallazgos de las experiencias creativas y creadoras vividas en este proceso de formacióncon los niños, niñas y adolescentes, formadoras, formadores y acompañantes.Por ahora nos espera recorrer el camino que nos revele cómo dar esos pasos con diversos ritmos, tonos y matices.
  • pág 30León David Cobo EstradaRamiro Andrés Lara Rodríguez Fabio Correa Rubio
  • 31 pág 2. La metodología de el arte: camino para la participación en el ámbito de la vida cotidiana SENSIBILIZACIÓN Sentidos: oído, vista, olfato, gusto, tacto, cenestecia. indagar y problematizar imaginarios - experiencia referentes históricos culturales nocionesAPRECIACIÓN ESTÉTICA COMUNICACIÓN Subjetivo | objetivo Transformación de la realidad observación | escucha imaginación | fantasíarecorrido: casa, calle, barrio, asombro | extrañamiento escuela, jardín, goce | placer localidad, ciudad. creación conversación acercamiento a la movilización del construcción del pensamiento conocimiento 11 - 20 ada ictori a Estr Fuente: María V La metodología conjuga la sensibilización, la apreciación estética y la comunicación, en un recorrido que va de la casa a la ciudad en el ámbito de la vida cotidiana, para desentrañar nociones, movilizar pensamiento y generar acercamiento a la construcción de conocimiento desde la bisagra del arte y la partici- pación en primera infancia, infancia y adolescencia.
  • 32págLa vida cotidiana, escenario de formación de los niños “La formacióny las niñas humana tieneHemos elaborado este Cuaderno para ustedes, por ser que ver con ellas y los responsables de la formación en la participa-ción de sus comunidades. Este documento ofrece el desarrollo delconocimiento, la metodología y la información sobre las niño o la niñaposibilidades de transformar la convivencia en la vida como personacotidiana, entendida como el ámbito o lugar en el quetranscurre la vida y con ella, las huellas que va dejando capaz de sery que se traducen en pensamientos, comportamientos y co-creadoraacciones. El sen-dero que mostramos para la transforma-ción en mención se propone a través de el arte: camino con otros depara la participación. un espacio humano deComo profesionales en el arte, la pedagogía, la participa-ción y la comunicación, nos hemos preguntado en la ruta convivenciade esta propuesta pedagógica y metodológica la forma socialcomo nos relacionamos. Creemos necesario que ustedestambién lo hagan en el día a día, por la cultura de la que deseable”.hemos hecho parte, en la que la exclusión y la agresión Humberto Maturana9han constituido un lugar donde es necesario modificarlas relaciones y el trato autoritario que aún prevalecen yasimismo ofrecer, en el marco de los derechos, posibili-dades legítimas de transformación de las relaciones y lasinteracciones para construir nuevas realidades, nuevasposibilidades culturales.La oportunidad única e irrepetible que tenemos en elaquí y ahora, en el presente, de formarnos y formar hoyen la participación, y con ella transformar las condicionesautoritarias de trato para dar lugar, durante la convivenciadiaria, a la comprensión de los niños y niñas de primerainfancia, infancia y adolescentes, como legítimos, comoiguales, otros en la convivencia sin discriminación ni abuso 9 Maturana, Humberto.sistemático, como lo plantea Humberto Maturana10. Que Formación humana y capacitación, Bogotá:niños y niñas puedan decir “sí” o “no” sin temor a desapa- Dolmen - SATM, 1997.recer en la relación. 10 Ibídem.
  • 33 págLa vida cotidiana es, pues, el escenario por excelencia parala formación de la primera infancia, infancia y adolescencia,porque es allí donde transcurre la vida, donde se dan lasrelaciones e interacciones cara a cara; es donde nos recono-cemos en el otro, y es justamente en este escenario donde seconstruye la realidad desde el reconocimiento de sí mismoy del entorno del otro; donde habita el tejido social que noscontiene y que es necesario reparar, para hacerlo resistentey flexible, para lograr una estructura que nos haga sentir“parte de”, bien sea en la casa-familia, en la calle-barrio, enel jardín-escuela, en la localidad o en la ciudad.Hoy sabemos, a partir de esta propuesta y de su imple-mentación en 20 localidades de Bogotá, que cuando elarte es participación y la participación es arte, se generaun equilibrio físico, mental, espiritual y energético. Este seorigina en las emociones y sentimientos que producen elarte y la participación y crean armonía y fluidez, ya queestabilizan el funcionamiento de nuestro cuerpo, puesestán presentes en la percepción del mundo a travésde los sentidos (visión, audición, tacto, olfato, gusto ycenestesia), que se encuentran en actividad permanentey permiten desear y sentir que se hace parte de…La fuerza del binomio Participación y Arte, en las prácti-cas de la vida cotidiana, potencia la libertad en quieneslo practican. Como seres humanos –sin importar sucorta, mediana o avanzada edad–, son portadores deinformación, de historia y de cultura. Tienen la capacidadpara actuar en la sociedad con autonomía e iniciativa ycontribuir al desarrollo social. Es con estas libertades quese accede a ser ciudadano y ciudadana para informarse,concertar, tomar decisiones y crear.Mediante el arte y la participación se crean nuevas ex-periencias, nuevas miradas, nuevos imaginarios, nuevosreferentes, disolviendo modelos anteriores y despren-diéndose de creencias previas, instaladas en los hábitosque repetidos en el día a día se convierten en rutinas.
  • 34págEsas rutinas se manifiestan en comportamientos y rela-ciones excluyentes, que forman personas difícilmentecapaces de ejercer una ciudadanía activa y responsable.En ese sentido, la ciudad como ese espacio que nos daderecho a tener derechos, no se revela para cultivar laciudadanía.Vigotsky11 afirma que los niños no se limitan simplementea imitar la realidad a través de sus juegos, sino que la re-elaboran creativamente, en un movimiento alterno entrerealidad y experiencia. Al tiempo que la imaginación seapoya en la experiencia, la experiencia se apoya en la fan-tasía. Así, la imaginación florece, emerge como un mediopara ampliar la experiencia del ser de humanidad.La metodología fortalece la experiencia de los niños y lasniñas en primera infancia, infancia y adolescencia; correel velo y deja ver en sus juegos –bien sea desde el artedramático o las narrativas sonoras– la realidad de susentornos; ofrece el camino del arte y la participación parare-significar sus redes, asociaciones, grupos y organizacio-nes, en la familia, la calle, el barrio, el jardín, la escuela, lalocalidad y la ciudad.La metodología les da la posibilidad de reelaborar deforma creativa el deterioro, rompimiento y quebranto deltejido social, en un viaje de ida y vuelta por la experienciay la realidad a partir de la sensibilización, indagando sobrela vida cotidiana a través de los sentidos, en el recorridoque va desde la casa hasta la ciudad, pasado por los otroslugares comunes ya dichos.Al habitar ese recorrido de imaginación y fantasía, a la luzde una narrativa sonora en la que se crea y re-crea la vidacotidiana, en la que se convoca y evoca el recuerdo y lamemoria para crear un relato musical, se experimenta,construye, deconstruye un camino estructurado y armo-nizado donde emerge el ritmo y la melodía, y con ello su 11 Vigotsky, L. S. La imagi-esencia: la libertad, que no se da por decreto o simple- nación y el arte en la in- fancia, Madrid: ACAL,mente por hacer parte de los derechos. 2000.
  • 35 págEn esta propuesta metodológica, la libertad va de la manodel arte, pues abre el camino para el reconocimiento de símismo, del otro y de los otros como legítimos. La libertadse puede sentir, tocar, escuchar y puede ser compartidacon los demás, desde lo individual, transitando por logrupal hasta llegar a lo colectivo; construye desde losprincipios de la democracia el acercamiento entre pares,pares capaces de observar, escuchar, sentir, crear y recrear,mediante los lenguajes del arte, posibilidades de organi-zación, asociación, cooperación, de ser solidarios tanto enla casa como en el barrio o la escuela… se trata justamentede encontrar el lugar.Igualmente, en el juego dramático se crea una improvisa-ción en la que, por ejemplo, se animan objetos y se creauna atmósfera que logra el distanciamiento y que con-quista el relato de una historia enraizada en la experiencia.Así, surge el alimento creador: la imaginación y la fantasía.Además de enriquecer la lectura del entorno, funda nue-vas vivencias que amplían la mirada, generando relacionesde sentido en las que se colman el deseo y las ganas, frentea situaciones que nos hacen sentir vulnerables. En estecamino del arte y la participación los creadores transfor-man su vida, su propia vida, que es donde cobra sentidoy trascendencia la libertad para crear y recrear la realidad.En esta metodología, asumimos la experiencia, la reali-dad, la imaginación, la fantasía y el goce, de la mano conel asombro y el acontecimiento, con las capacidades ypotencialidades que habitan en cada niño y niña en susprimeros años de vida, en la infancia y la adolescencia, yque constituyen una estructura idónea para que el artey la participación fluyan y con ellos surjan nuevas formasde relación, de comunicación y de lenguajes, capaces detransformar y forjar cambios culturales.En esta propuesta pedagógica, creemos que el giro com-prensivo hace posible un cambio en las formas de percibiry actuar, que ofrece la metodología a través de la creacióny de las con-versaciones que se generan en el proceso. “…
  • 36págconversar, palabra que viene del latín con, que quiere decir‘junto con’ y versare, que quiere decir “dar vueltas alrede-dor de una cosa”, es decir, juntos rondar en compañía”12.Es necesario compartir en grupos de niños y niñas en pri-mera infancia, infancia y adolescencia, la sensibilización, laapreciación estética y la comunicación, camino propuestoen la metodología para indagar y problematizar sus nocionesfrente a imaginarios y experiencias, sus relaciones de sentidofrente a los recorridos de la casa a la ciudad y, finalmente,la comunicación de cara a la transformación de la realidad.Dicha transformación genera en los participantes un entre-lazamiento habitado por tensiones, conflictos y puntos devista que de acuerdo con la percepción, lectura del entornotanto subjetiva como objetiva y la transformación simbólicaque ofrece un producto estético, es capaz de anidar el afecto,el respeto, la cooperación y la solidaridad, para encontrarsecon la concertación, la elección y el compromiso, haciendodel arte y la participación un binomio inseparable.El proceso creador entraña transformación y con ella labúsqueda y el tanteo de posibilidades que requieren deun contexto en el que, tanto en el proceso de formacióncomo en el de construcción y de-construcción que estetrae consigo, se vincula la acción concertada con otros yse regula por normas, reglas y acuerdos.Se requiere del acompañamiento y apoyo que el pro-ceso exija. Es decir, formar para la participación implicatransformarse y transformar el lugar que habitamos ycomprender la temprana acción política que se emprendecon los niños y las niñas.Hemos venido mencionando algunas de las categorías delámbito de la vida cotidiana que nos permiten a nosotros ya ustedes, los adultos responsables de la formación, com-prender desde su rol la trascendencia de la participación, 12 Maturana, Humberto.tanto en la formación como en la transformación de los La democracia, una obraseres humanos, en este caso de los niños y las niñas, en el de arte, Bogotá: Coop. Editorial Mesa Redondamarco de los derechos y desde el sentido de lo humano. del Magisterio, 1997.
  • 37 pág¿Cuáles son esas categorías? ÁMBITO DE LA VIDA COTIDIANA Construcción de la realidad relaciones e interacciones cara a cara normas | reglas hábitos | rutinas gustos | creencias autoridad tiempo | espacio recuerdos | memoría sentido común 011 a-2 strad oria E Fuente: Ma ría V ic t
  • 38págLa pregunta por la vida cotidiana entraña profundoslugares de reflexión. Las categorías a las que nos hemosreferido están vinculadas a la construcción de la realidad,como ya se ha identificado desde las relaciones y las inte-racciones que se establecen tanto en lo privado como enlo público, en el diario vivir entre pares o en las relacionesque los adultos establecen con primera infancia, infanciay adolescencia, y a la vez las relaciones que ellos y ellasestablecen con los adultos. La manera como se den lasrelaciones determina los comportamientos y actitudes enlos que la autoridad toma un lugar, bien desde el respetoy la confianza, o desde la imposición que trae consigo lapérdida de autonomía.En el marco de los derechos, si entendemos que en esasedades se cuenta con una capacidad creativa y expresivainnata, a partir de los hitos que caracterizan su desarrollo,es necesario promover, animar y avivar en los niños ylas niñas formas de relación que potencien y favorezcanla participación desde el sentido de lo humano y comoderecho.En esta propuesta pedagógica, el fomento de la creativi-dad se presenta a través del arte como un camino parala participación. En él se conjuga la creación individualcon la construcción grupal y la apuesta por lo colectivo,donde cada una y cada uno expone y se expone, expresay comparte en el festejo formas de ver, sentir y apreciarel mundo que le rodea, reelaborando creativamente larealidad.Esta metodología, que tiene lugar en la vidacotidiana, permite la mirada diferencial porciclo vital.
  • 39 pág 3. Características del desarrollo cognitivo diferencial de los niños, niñas y adolescentes ¿Quiénes son esos niños y niñas? ¿Cómo perciben, sienten y piensan? ¿Cómo simbolizan y abstraen? ADOLESCENCIA Quienes ya han con- solidado su capaci- dad cognitiva y su transformacion físi- ca, con la posibilidad de transformar su entorno desde sus retos, desafíos y bús- queda de identidad.INFANCIACon la estructura-ción que ya ocurreen el pensamiento,la interiorizaciónde símbolos y si- PRIMERA INFANCIAtuaciones que Con ese mundo afecti-aprende desde el vo, donde ocurren laspensamiento lógi- transferencias de mo-co y su entorno delos o patrones depara potenciar su comportamientoparticipación con la aprendidos de su fa-fantasía como clave milia, tanto de su en-para crear y recrear torno como en ella vida cotidiana. jardín infantil, para este grupo la palabra clave es imaginación. 011 a-2 s trad o ria E Fuente: M aría V ic t
  • 40págLa propuesta pedagógica El arte: camino para la parti-cipación asume a los niños y niñas en primera infancia,infancia y adolescencia con sus experiencias, capacidadesy potencialidades, de acuerdo con su desarrollo humanoen el marco de los derechos y las políticas públicas, su cul-tura y relaciones para movilizar pensamiento y contribuiren la construcción del conocimiento.La gráfica ofrece una visión articuladora del significadode las tres poblaciones con las cuales se propone laformación para la participación, haciendo evidente latrascendencia de la primera infancia en el ciclo vital delser humano. Aquí se brinda un lugar, desde lo circular, ala infancia y la adolescencia. Si integramos las tres figu-ras que contienen cada una de las edades relacionadasen el gráfico, es visible su entrecruzamiento, ya que sumovimiento, o sea su tránsito, exige de cada una de estasedades tanto interdependencia como comunicación yuna común unión que las integra.La lectura del Cuaderno avanza y en cada iry venir, en ese recorrido por sus páginas, nosacercamos a la maravillosa experienciaartística de participación.
  • 41 pág4. El arte y la participación diferencial en lodramático, lo sonoro y lo musical 4.1. Lo dramático.Desde siempre, el género humano ha intentado unarepresentación de sí mismo. Así fue como el teatro setransformó de principio sagrado y comunicador con losdioses, para proyectarse en lo social, lúdico y profano.Igualmente, cuando el niño y la niña establecen roles yjuegan con ellos, o cuando animan objetos, están apli-cando el principio del juego dramático. En ese sentido,tomaremos del teatro los elementos básicos, aplicados aeste lenguaje en los niños y las niñas.También tendremos en cuenta el títere como base paraeste trabajo. El títere es una figura plástica animada enfunción del público, pero en sentido más amplio es unobjeto animado en función de un público y no solamenteel muñeco. A partir de este momento, nos referiremos aljuego dramático, bien sea teatro de actores, clown, teatrode animación de objetos o mimo corporal.La primera infanciaComo ya se mencionó, la primera palabra clave es laimaginación y la segunda, la fantasía. Entonces, ¿quétrabajaremos con los niños y las niñas en relación conla imaginación, la fantasía y la realidad? Vigotsky, en elsegundo capítulo de su libro La imaginación y el arte enla infancia, argumenta cómo las elucubraciones y la com-binación externa despiertan, en el escucha, emocionescuya base consiste en diferenciar la fantasía de la realidad.Textualmente, afirma: “El edificio elegido por la fantasíapuede representar algo completamente nuevo, pero alrecibir forma nueva, esta imagen cristalizada, convertidaen objeto, influye en el mundo”.Para fomentar la imaginación, es necesario que en el jardíninfantil el niño o la niña experimente como espectador la
  • 42págvivencia de un espectáculo de teatro, títeres, marionetasu objetos animados. Esto contribuye al desarrollo de susensibilidad, a elevar su criterio de apreciación estética yasimismo al placer, goce y gratuidad que produce el asistira una obra de arte.De otra parte, es necesario poner en juego su imaginaciónmediante la dramatización de experiencias vividas, enescenarios que le sean familiares. A través de historias dela literatura dramática, el manejo de símbolos, la manipu-lación de los objetos o la representación de los personajesy marionetas, se le sensibiliza como actor y espectadoracerca de la problemática que se le presenta.Al respecto, Vigotsky afirma que la imaginación en lasobras de arte causa tanta influencia sobre la concienciasocial, como cuando la imaginación se materializa en uninstrumento de trabajo.Lo dramático, desde la fantasía, está íntimamente ligadoa la humanidad en lo religioso y después en lo lúdico. Elniño, como dice Piaget, construye su conocimiento en re-lación con el objeto, en este caso el títere se vuelve objetoanimado que retroalimenta su imaginación a través deljuego dramático.Con la primera infancia en los talleres, la recomendación esel trabajo desde el juego dramático con títeres elaboradospor ellos mismos y la animación de objetos. Es necesarioque siempre se divida al grupo en subgrupos y se presen-ten las diferentes opciones; no se trata de representar, setrata de jugar.La infanciaEn la infancia trabajaremos como palabra clave la fantasía,aunque sigue estando presente la imaginación.En el juego dramático se desarrollan los personajesmediante la lógica interna de las imágenes, que no nece-
  • 43 pág sariamente responde a la que quiere el autor. En los títeres, el disparate puede ser la imagen creadora. Apoyados en Rodari, podemos partir de la fusión de una gallina y de un zapato: resulta un gallipato, y con solo indagar sobre la vida de este personaje, se da origen a la imagen creadora que genera una lógica única del juego dramático. El proceso creador, afirma Vigotsky13, se da mediante varias instancias del conocimiento. En primer lugar, ten- dremos en cuenta la disociación que, de acuerdo con las magnitudes de la impresión, cambian, aumentando o disminuyendo la forma, presentándose como la exagera- ción. En el caso del teatro de títeres, la exageración ocupa un lugar importante, ya sea en forma de caricatura o a través de grandes o pequeños tamaños, como los títeres de las fiestas populares o los eventos callejeros. En segundo lugar, tendremos en cuenta la asociación, que consiste en la agrupación de elementos disociados y mo- dificados. Por último, para Vigotsky, la cristalización cierra el círculo; la acción creadora parte de las necesidades del mundo que lo rodean y, por eso, la base de la toda acción creadora es siempre la inadaptación, fuente de necesidad, anhelos y deseos. El juego es un canal de expresión y descarga de sentimien- tos que ayudan al equilibrio emocional del niño y la niña. A través de él, desarrolla herramientas de socialización y conocimiento. La vida del niño y la niña se centra en el juego, única actividad que tiene a su alcance. El juego no solo supone diversión, básicamente es una necesidad vital, tanto para su desarrollo físico como para el psicológico. También en el juego dramático, en el que los menores se ven identificados con algunos personajes, se puede hacer una reflexión acerca de las problemáticas que los rodean. Se recomienda hacer este trabajo desde el papel del personaje, basándose en cuentos o historias vividas por13 Vigotsky. Ob. cit. ellos mismos, y abordar la posibilidad de animar objetos
  • 44págcuando se trabaje con los más chicos. Se debe dividir elgrupo en subgrupos y ofrecer alternativas dentro delgénero teatral que se puedan fusionar en una puesta enescena.Los adolescentesCon los adolescentes la palabra clave es la identidad.Apoyados en Gadamer, abarcaremos el juego dramáticodesde el juego, el símbolo y la fiesta. El manejo del juegodurante las presentaciones será vital para el posiciona-miento ético y la maduración de ideas de los adolescentes.En este caso, el juego dramático es el factor determinante,en el que existe un protagonista con el cual se identifican;la vivencia se desarrolla a través de los caracteres teatra-les, logrando en esa enajenación de la realidad plantear elproblema que les atañe y generar una reflexión.Los juegos dramáticos desarrollan lo simbólico, de maneraque con el contenido de las presentaciones el adolescenteestimula su mente y desarrolla su inteligencia, autonomíae identidad. “La relevancia del juego simbólico es tal,que mediante él no solo exterioriza sus sentimientos,experiencias, sensaciones y vivencias, sino que tambiénse permite el acercamiento a otros, iniciando relacionessociales con otros”14.El juego dramático debe tener, ante todo, un carácter fes-tivo. Se trata de un evento en el que los adolescentes sevan a reunir para pasar un momento lúdico, con momen-tos para reír, llorar y compenetrarse con los personajes.La música, las luces y el sonido afectan la sensibilidad delespectador desde lo auditivo, lo visual y lo cenestésico, ydeben invitar a los adolescentes a sentirse en un ambienteartístico propicio para la puesta en escena.El juego dramático desde lo más sencillo, casi desde loartesanal, ha sido capaz de transitar y permanecer en la 14 Gadamer, Hans-Georg. Actualidad de lo bello,historia de la humanidad, con su lenguaje transmitido de Barcelona: Paidós, 1998.
  • 45 pággeneración en generación. No en vano, el juego dramáti-co se constituye en el arte que vehiculiza con el público eldeseo, el sueño, la esperanza y la posibilidad de crear. Enun contexto social como el nuestro, a través de la narra-ción que realiza, provoca en quien la escucha y la observa,además de la transmisión de unos hechos que se articulancomo experiencia, la posibilidad de reflexionar sobre elhecho y su propia experiencia a través de una historia.Lo que hace la obra es transmitir una vivencia que seconserva viva a través de los personajes que representany presentan, que la narran en un tiempo y un espaciodefinidos y que ofrece a cada uno de los adolescentesla posibilidad de vincularse de acuerdo con su propiaexperiencia; de ahí que provoque evocación, recuerdos yreflexión.La relación espacio-tiempo en la obra se altera, teniendoen cuenta el viaje y la travesía de los personajes. Esa re-lación se conjuga con la memoria y los recuerdos de losadolescentes, que a la vez están construyendo su propioviaje. Por medio del relato, la dramatización en este casose refiere a la esencia misma del ser, más concretamentea lo cualitativo.Una obra parte de las expresiones propias de la culturaa la cual pertenecen su creador y la persona o grupoque realiza el juego dramático. La creación artística es elresultado de la reflexión y proyección del adolescente,que germina en ese semillero que es la imaginación, en lacual confluye todo el saber recibido de las fuentes más di-versas, distinguido por todos con el nombre de “cultura”.Es por esta razón que en el juego dramático aparecen losvalores, intereses, necesidades, formas de pensamiento yexpresión del adolescente o la historia de un determinadogrupo cultural.El juego dramático es en sí una forma de reflexión y aná-lisis. A través de él, pueden entregársele al adolescente
  • 46págconocimientos, elementos culturales para su formación y “Como músicomedios para que desarrolle una concepción crítica y esté-tica. Todo esto matizado con la historia que se cuenta, con práctico heel gusto y la emoción que desencadena un espectáculo llegado aen vivo y, lo que es más importante, con la imaginación, convencermenecesidad y búsqueda persistente. de que soloEn los talleres donde se construye el conocimiento desde es posibleeste lenguaje artístico, el grupo se dividirá en subgrupospara tener la posibilidad de escoger. En los adolescentes estudiar else recomienda la representación desde el personaje, ya sonidoque su interés es la identificación. Se dará opción de elegirentre las diferentes áreas del juego dramático: el mimo, la haciendoanimación de objetos y el teatro de actores para realizar sonidos, launa puesta en escena. músicaY de lo dramático nos asomamos a ese rico univer- haciendoso de lo sonoro, lleno de contrastes y tonalidades. música”. R. Murray Shafer. 4.2. Lo Sonoro.El acercamiento a lo sonoro y a lo musical debe estaracorde con las edades y el desarrollo cognitivo de niñas yniños de primera infancia, infancia y adolescencia.Primera infanciaEl asombroA través del sentido de la audición nos empezamos aconectar y a comunicar con el mundo desde el inicio denuestra vida. En un principio, el entorno sonoro se limita alnúcleo familiar. Poco a poco este contexto se va amplian-do, dando paso a nuevos escenarios y sonidos que van acontinuar aumentando la información y guardándola ennuestra recién estrenada memoria auditiva. Es así comovamos enriqueciendo y complejizando la forma en la queescuchamos e interactuamos con nuestro ambiente, amedida que crecemos.
  • 47 pág En ese sentido, es de vital importancia propiciar en estas edades espacios de sensibilización desde el juego y los elementos del lenguaje musical, con el fin de estimular la sensibilidad auditiva, a través de diversos ejercicios. Las rondas infantiles, que posibilitan cantar y bailar a la vez, se convierten en una excelente herramienta de trabajo con la que se desarrolla un complejo ejercicio de coordinación. Sentimos el ritmo con todo el cuerpo, y al tiempo ejercitamos la memoria entonando melodías cantadas con letra. Las formadoras y los formadores deben participar activamente en estas rondas can- tando, bailando y disfrutando del ejercicio con las niñas y los niños. Permita que jueguen libremente con el sonido; aprué- beles experimentar con diversos objetos de diferentes materiales, tamaños y formas. Es posible que los sonidos que resulten sean bruscos, que carezcan de encanto y de estructura, pero serán nuestros. Habremos hecho contac- to genuino con nuestro ser creativo a través del sonido musical, en una experiencia más trascendente y vital de lo que pueda imaginar, como dice Murray Shafer en su libro Limpieza de oídos. Examine con las niñas y los niños los resultados de estos juegos y experimentos y cree vínculos que relacionen sus hallazgos con los elementos del sonido (altura, timbre, intensidad y duración) y los elementos de la música (me- lodía, armonía y ritmo) en sus reflexiones. Asómbrese y conmuévase con ellos ante cada nuevo descubrimiento y siémbreles el deseo de explorar y descubrir. Llega un Infanciamomento ideal La imaginación y la fantasía para que Se ha denominado música infantil a la que –por su carácter escriba sus sencillo en las líneas melódicas, frases cortas, repetitivas reflexiones en y un tratamiento simple en su estructura formal– facilita el Cuaderno. la recordación y apropiación por parte de las niñas y los
  • 48págniños. Sin embargo, es importante ofrecer la posibilidadde escuchar otros géneros musicales en ejercicios desensibilización y apreciación en estas edades. Se puedeescuchar desde la música clásica hasta el rock, pasandopor las músicas tradicionales, la electrónica y el jazz. Estasse pueden escuchar, sentir, bailar y acompañar con laspalmas u otros instrumentos. Al aproximarse a distintassonoridades y estilos, se amplía la experiencia sensible dequienes la escuchan, poniéndose en contacto con otrasimpresiones, emociones y culturas.Al acercar a niñas y niños con el hacer musical cantando,sintiendo, bailando, tocando un instrumento, experi-mentando y jugando con sonidos, les estamos dando laoportunidad de que se expresen libremente. Les estamosenseñando a escuchar en vez de oír.Imaginación y fantasía son dos palabras clave que repre-sentan un motor expresivo en estas edades. Es por esoque en esta etapa del desarrollo, niñas y niños disfrutanmucho los cuentos infantiles que les permiten adentrarseen mundos fantásticos que los hace sentir muy cómodos.Desde la literatura infantil, a través de la lectura de cuen-tos, propicie la interacción con el lenguaje sonoro.Aliéntelos a crear e inventar historias y a escribir o dibujarsus propios cuentos, que deben articularse y acompa-ñarse de elementos sonoros y musicales, y que tambiénpueden representarse a través de dibujos o grafías notradicionales.Permítales expresar sus opiniones, deseos y necesidadesde forma libre en sus creaciones.De acuerdo con sus recursos, grabe en formato de audio ovideo estos productos estéticos.Brinde espacios donde se compartan y socialicen lascreaciones con el grupo y reflexione con ellos, teniendoen cuenta los temas y contenidos abordados en losejercicios.
  • 49 pág Oportunidad Adolescentesclave para que La construcción de identidad consigne en el Cuando decidimos escuchar la música que más nos gusta Cuaderno sus y no escuchar la que nos gusta menos, construimos gran hallazgos. parte de nuestra identidad en la adolescencia. En este periodo de la vida se experimentan grandes cam- bios físicos y psicológicos. Al dejar atrás al niño, buscamos afanosamente una nueva identidad. En esta búsqueda, la música define muchos de los aspectos en esta edad. Hoy en día los y las jóvenes pueden acceder fácilmente a la música, a través de una gran cantidad de medios como la radio, el internet, el cine, la televisión, los reproductores de CD, mp3, celulares y otros dispositivos. Es innegable la influencia que los medios tienen sobre estos contenidos y la manera como a su vez inciden en los gustos y la con- ducta de los adolescentes. En este inmenso océano de información, es importante que las formadoras y los formadores propicien espacios de apreciación y diálogo con los adolescentes, alrede- dor de las músicas que escuchan, de lo que les gusta y por qué les gusta. Que tengan una mirada apreciativa sobre los elementos sonoros y musicales de lo que están escuchando y, asimismo, se ubiquen en el contexto his- tórico, social y cultural que rodea la creación que están abordando. Entender apreciativamente estos lenguajes, desde una postura flexible, sensible y reflexiva, nos amplía y les amplía a ellos y ellas la visión de lo que escuchan, per- mitiéndoles hallar nuevos significados y enriquecer el contexto y su sentido crítico. Expanda el universo sonoro y musical de los y las jóvenes a través de salidas apreciativas a presenciar conciertos en vivo de diversos géneros. Procure concertar con ellos la
  • 50págrealización de dichas actividades y busque que asistan aespectáculos reconocidos por su calidad.Prepare las salidas a los conciertos y las audiciones conmaterial grabado, investigando sobre todos los aspectosde la música que van a apreciar, bien sea que se vaya aescuchar en vivo o en un reproductor de audio. Reúna lamayor cantidad de información alrededor del tema queestá estudiando; estos valiosos insumos contribuyen aenriquecer significativamente el ejercicio.Ofrezca espacios de creación musical de acuerdo con susrecursos y la gestión que pueda realizar, donde los y lasadolescentes vean la posibilidad de manifestar libremen-te sus opiniones, deseos, potencialidades, capacidades ynecesidades a través de narraciones sonoras, cancioneso cualquier creación que desde estos lenguajes de ex-presión. De ser posible, y de acuerdo a sus posibilidades,grabe los ejercicios en video o en formato de audio. Hagauna presentación de las creaciones al grupo y propicieel diálogo a partir de las opiniones expresadas en suscreaciones.Estos ejercicios de creación permiten que los y las adoles-centes no solo sean receptores de información, sino queparticipen y generen sus propios contenidos.Ejercicios para el cuadernoSon muchos los ejercicios que las formadoras y los for-madores pueden diseñar en torno al sonido y la música.Antes de iniciar les recomendamos, escriba en una lista elinventario de los materiales con los que cuenta:Instrumentos musicales, reproductores de CD, reproduc-tores mp3, grabadoras de audio, efectos de sonido, CD yDVD de música, celulares con reproductor mp3, celularescon grabadora de audio, computadores con software yhardware de grabación y edición musical (con conexión ainternet), etc. ¿Cuáles son sus recursos?
  • 51 págNo siempre se tiene un superestudio de grabación y unaorquesta sinfónica a nuestra disposición para realizar ejer-cicios de sensibilización y creación. Tendremos que haceruso de la creatividad, de todos los insumos que tengamosy echar mano de cualquier cosa que pueda servir paralograr nuestro propósito.A continuación, algunas ideas: 1. Escuchar: Ejercicio de sensibilización y apreciaciónEs importante recordar que se escucha mejor con los ojoscerrados.Elija un lugar cómodo donde se puedan sentar. Pídales alos niños y las niñas que cierren los ojos, se relajen y escu-chen durante un minuto todo lo que está a su alrededor.Haga usted también el ejercicio con ellos.Cambie de espacio y compare las diferencias de volumen,timbre y alturas entre los dos espacios. Propicie una con-versación sobre lo escuchado con preguntas:¿Qué escucharon? ¿Dónde lo escucharon? ¿Sonaba agudoo grave? ¿El sonido era largo o corto? ¿Era fuerte o suave?¿Qué timbre tenía el sonido escuchado?Haga todas las preguntas posibles, según lo que hayatrabajado, que ayuden a complementar al ejercicio.Programe recorridos con trayectos cortos al aire libre yhágales las mismas preguntas alrededor de lo escuchado.Invítelos a que practiquen el ejercicio en sus casas y com-partan sus descubrimientos con el grupo.Invente ejercicios o juegos donde se puedan discriminary reconocer diversos timbres, alturas, volúmenes y dura-ciones. Hágalo con los elementos que tenga disponibles.Improvise un ejercicio o juego donde lo más importantesea escuchar y recordar lo escuchado.
  • 52págEscriba siempre en el Cuaderno los hallazgos de los niñosy las niñas y sus propios hallazgos. 2. BúsquedaA) Busque con las niñas, los niños y adolescentes significa-dos diferentes de las palabras tratadas en este documento:Sonido / Altura / Timbre / Duración / Volumen o inten-sidad / Música / Melodía / Armonía / RitmoB) Busque con el grupo los significados de estas palabras:Silencio / Ruido / CanciónAgregue a la búsqueda nuevas palabras que le aporten altema y consígnelas en el Cuaderno.De nuevo, el Cuaderno es su aliado paraconsignar los hallazgos encontrados en estasactividades.
  • 53 pág 5. A manera de reflexión Finalmente, formadoras y formadores lectores de esta propuesta, llega el momento de despedirnos. Después de reflexionar, analizar y experimentar desde la metodología distintos momentos entre encuentros, talleres, acompa- ñamientos y la realización de productos estéticos, desde los lenguajes de expresión artística, las prácticas lúdicas y creativas, les proponemos equilibrar a partir del afecto, el flujo de energía y las relaciones que se establecen consigo mismos y con los otros. Más concretamente desde “el amor”, como lo plantea Humberto Maturana: “El amor es la emoción más simple de todas, es el dominio de las conductas donde el otro surge como un legítimo otro en condiciones seguras… en combi- nación con uno”15. Es justamente cuando somos capaces de acoger al otro como un igual, allí donde habitamos y convivimos, bien sea en la casa con la familia o en la calle con los vecinos, en la localidad en sus diferentes escena- rios de participación, con las personas que circulan o en la ciudad con toda su estructura. Todos y todas conforma- mos lo que llamamos un organismo vivo del que somos arte y parte.15 Maturana, Humberto. Emociones y lenguaje en la educación política, Santiago: Tolmen, 2002.
  • 54pág
  • 55 pág 6. Bibliografía Arnheim, Rudolhp (1976). El pensamiento visual, Buenos Aires: Editorial Universitaria. Berger y Luckman (1976). La construcción social de la reali- dad, Paraguay: Amorrortu. Castro, Adriana y Camacho, Jorge (2001). A la cabeza, de cabeza y de cuerpo entero. Serie de Cartillas, Bogotá: SDIS. Estrada, María Victoria; Madrid Malo, E.; Gil, L. M. (2000). La participación está en juego, Bogotá: Fundación Antonio Restrepo Barco - Unicef. Gadamer, Hans-Georg (1998). Actualidad de lo bello, Barce- lona: Paidós. Hamel, Fred y Hurlimann, Martin (1970). Enciclopedia de la música, Barcelona: Grijalbo. Manzi, Jorge y Rosas, Ricardo (1997). Bases sociales de la ciudadanía. Niñez y democracia, Bogotá: Unicef - Ariel. Maturana Humberto (2002). Emociones y lenguaje en la educación política, Santiago: Dolmen. ______ (1997). Formación humana y capacitación, Bogotá: Dolmen - SATM. ______ (1997). La democracia una obra de arte, Coop. Editorial Mesa Redonda del Magisterio. Muñoz, Germán (2001). Diálogos estratégicos “Comunica- ción y cultura”, Bogotá: Departamento de Investigaciones Universidad Central. Nietzsche, F (1910). Origen de la tragedia, Valencia: F. Sem-León David Cobo Estrada pere y compañía. Saldarriaga Alberto (2003). Urbanismo y democracia. Ciudad, ciudadanía y lenguajes, Serie Proyectos, Bogotá: DABS.
  • 56págSchafer R., Murray (1967). Limpieza de oídos, Buenos Aires:Melos (Ricordi Americana).Vigotsky, L. S. (2000). La imaginación y el arte en la infancia,Madrid: ACAL.El mundo de la música. Grandes autores grandes obras,Barcelona: Océano, 2000.Política por la calidad de vida de niños, niñas y adolescentesde Bogotá, capítulo 4, artículo 16, Bogotá: Alcaldía Mayor- DABS, 2004.Proyecto Nuevas Voces Ciudadanas. Experiencias innovado-ras, Bogotá: DABS, 2003.Sistematización Proyecto Nuevas Voces Ciudadanas, Bogotá:Cinde, 2005.InternetPeriodismo social en: http://www.unicef.org/argentina/spanish/resources_4297.htmHoyos, Guillermo. “Arte y comunicación para un nuevohumanismo”. En: Revista Magis, No. 2, 27 de junio de 2009.http://www.javeriana.edu.co/magis/numero-dos/magis-3-arti-2.html
  • Paola Andrea Ramírez EchavarríaLeón David Cobo Estrada
  • El ArteCamino para la ParticipaciónUna aproximación desde lo dramático y lo sonoro