Your SlideShare is downloading. ×
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Guia practica clinica 1
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Guia practica clinica 1

1,633

Published on

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,633
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
26
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. UNIVERSIDAD DE CUENCA FACULTAD DE ODONTOLOGIA INTEGRANTES: YANINA ARCENTALES JUAN CABRERA PAOLA CAMPOVERDE MARIA ELENA CUENCA GABRIELA ZARUMA DOCENTE: DR. MANUEL BRAVO TEMA: GUIA PRACTICA CLINICA DE CONTENCION Y RECIDIVA CURSO: CUARTO “B”
  • 2. I. INTRODUCCIÓN La contención en ortodoncia se puede definir como el mecanismo que permite mantener los dientes en una posición estética y funcional ideal tras un periodo activo de reducción de la maloclusión impidiendo la reaparición de las características oclusales que motivaron la corrección. Es por ello que al momento de diagnosticar, realizar el plan de tratamiento y definir el detallado, deben hacerse con la finalidad de contrarrestar la recidiva. La recidiva es una respuesta de rebote, histológica y morfológica de los tejidos de soporte de los dientes, debido a la madurez y al desgaste de las células que los componen. Se debe de diferenciar, en forma clara, de la recidiva normal por causa de los tratamientos. La planeación de la retención empieza desde el momento en que se realiza el diagnóstico del paciente ya que ésta se considera como la continuación del tratamiento activo. Sin embargo, un problema muy común entre los ortodoncistas consiste en conservar el resultado alcanzado, lo cual constituye un problema clásico de la ortodoncia. La ortodoncia es una fuente de estímulos sobre las estructuras que circundan las piezas dentarias. Una vez que estos estímulos desaparecen al concluir el tratamiento ortodóntico y se restablece la función normal, los tejidos afectados por los movimientos dentales recuperarán su estructura en una nueva posición. En este momento, los dientes deben ser considerados potencialmente inestables y deberán ser contenidos en ese lugar. Mientras que los dientes se encuentran en equilibrio con las fuerzas musculares periorales e intraorales y haya una estabilidad dental, muscular y articular, entonces la fase de retención no debe de ser un problema.
  • 3. II. OBJETIVOS II.I OBJETIVO GENERAL Mantener las piezas dentarias en las posiciones alcanzadas durante el tratamiento de ortodoncia y así contrarrestar la recidiva. II.II OBJETIVOS ESPECÍFICOS - Mantener la oclusión alcanzada durante el tratamiento ortodóntico realizado. - Dar a los diferentes tejidos y particularmente al tejido óseo, el tiempo de organizarse a nivel tisular y anatómico. - Asegurar y mantener el equilibrio funcional. III. ÁMBITO DE APLICACIÓN En pacientes postratamientos ortopédico u ortodóntico.
  • 4. IV. CONSIDERACIONES GENERALES Factores importantes a considerar en la contención: - Tipo de anomalía inicial - Duración del tratamiento activo - Tipo de aparatología usada Factores para la elección de la contención: - Colaboración del paciente - Numero de dientes movilizados - Distancia que han sido movilizados - Oclusión - Causas de la maloclusión - Edad del paciente - Requerimientos estéticos del paciente - Rapidez de la corrección - Grado de las correcciones corregidas - Salud de los tejidos periodontales - Tipo de crecimiento esqueletal del paciente (clase I, II, II) - Biotipo facial Etiología de la recidiva Cambios esqueléticos con el crecimiento: El crecimiento remanente se considera el principal factor etiológico de la recidiva en individuos que ya han terminado el tratamiento activo de ortodoncia. Los cambios que se presentan en el hueso basal y dentoalveolar son consecuencia del crecimiento y de la influencia de los tejidos blandos, de cuya adaptabilidad se conoce poco. Producen apiñamientos anteriores, rebotes en la sobremordida horizontal y vertical, y rotaciones mandibulares.1 Otros factores asociados a la recidiva - Persistencia de los hábitos causales de la maloclusión - Presiones musculares adversas persistentes - Casos tratados de forma insuficiente - Recuperación elástica de las fibras y tejidos gingivales - Edad del paciente - Fuerza de erupción de los terceros molares 2 - Incorrecto cierre de los espacios - Insuficiente corrección de las rotaciones - Falta de paralelismo radicular - Incorrecta metodología de contención - Persistencia de mala función muscular 3
  • 5. Aspectos epidemiológicos Estudios estadísticos, han mostrado que el 67% de los tratamientos se han mantenido después de 10 años post-tratamiento. Además, se observó que aproximadamente la mitad de la recidiva se produce durante los dos primeros años posteriores a la remoción de la aparatología ortodóntica 4 Distintos artículos históricos sugieren una variación a largo plazo (> 1 año) de la recidiva del tratamiento de la mordida abierta anterior: López Gavito (1985): 36%, Huang (1990): 12%, Katsaros (1993): 22%, Denison (1989): 43%, Hoppenreijs (1997): 19% y Lo (1998): 25%. Proffit (2000) señala que existe una variación de aproximadamente un 10% de recidiva de mordida abierta anterior a largo plazo cuando el maxilar superior es movido con o sin osteotomía mandibular. Por el contrario, Remmers sugiere muy poca estabilidad a largo plazo del tratamiento de la mordida abierta anterior 5 Fisiología de la recidiva La recidiva en dientes que han sido movidos mediante ortodoncia, es una respuesta fisiológica de los tejidos de soporte a la aplicación de fuerzas, y puede ser atribuible a la estabilidad oclusal y al incremento en la tensión mecánica ejercida por el sistema de fibras transeptales. Se cree que el sistema de fibras transeptales juega un papel importante en la estabilización de la posición de los dientes y es una fuente de tensión, que conduce a la recidiva de aquellos dientes que han sido tratados ortodónticamente. Aún cuando este sistema de fibras transeptales sea el principal responsable para la regeneración de fuerzas en dientes tratados, la reabsorción osteoclástica y la formación osteoblástica son necesarias para que ocurra el proceso de recidiva en dientes tratados. 4 V. CONSIDERACIONES ESPECÍFICAS Casos que no requieren contención:  Mordidas cruzadas anteriores en las que se a conseguido una sobremordida suficiente.  Mordidas cruzadas posteriores si se a conseguido una correcta intercuspidacion.  En los que se ha abierto espacio para un diente. Casos que requieren retención permanente o semipermanente:  En los que se ha hecho expansión sobre todo en la arcada inferior.  Rotaciones muy severas.  Diastemas interincisales severos. Casos en los que se requiere un periodo variable de contención:  Clase II.  Clase I o II con extracciones.  Sobremordidas profundas, el tiempo de contención es largo. 2
  • 6. VI. REVISIÓN SISTEMÁTICA La Contención en ortodoncia es mantener en posición el diente recién movido, por un periodo suficientemente prolongado, para ayudar a estabilizar su corrección. Ynaber propone 10 teoremas básicos que el ortodoncista debe conocer para planificar el periodo de contención, es decir como lo va a realizar y con que lo va a lograr. 6 Teorema 1: Los dientes que han sido movidos tienden a volver a sus posiciones originales. Teorema 2: La eliminación de la causa de maloclusión impedirá la recidiva. Teorema 3: La maloclusión debe ser sobrecorregida como un factor de seguridad. Teorema 4: La oclusión correcta es un factor potente para mantener los dientes en sus posiciones corregidas. Teorema 5: Hay que dar tiempo al hueso y tejidos adyacentes a que se reorganizen alrededor de los dientes recién ubicados. Teorema 6: Si los incisivos inferiores están colocados derechos sobre el hueso basal es mas probable que permanezcan en buen alineamiento. Teorema 7: Las correcciones realizadas durante periodo de crecimiento son menos propensas a recidivar. Teorema 8: Cuanto mas se han movido los dientes menor la probabilidad de recidiva (este teorema es extraño en lógica y no hay evidencia para apoyarlo). Teorema 9: La forma del arco sobre todo el arco mandibular no puede ser alterada permanentemente por la terapia aparatológica. Teorema 10: Muchas maloclusiones tratadas requieren dispositivos retenedores permanentes. 7 La palabra recidiva, proviene del latín recidivus, que significa lo que "nace o se renueva", y que médicamente, califica la reaparición de la enfermedad después del restablecimiento de la salud. Lo que ocurre es que la maloclusión, como variedad o anomalía morfológica de la oclusión, sólo en cierto sentido, no es una enfermedad en sí misma, sino que engloba muchas más posibilidades de las que constituyen la normoclusión. Por ello deberíamos entender la recidiva en un sentido amplio, que incluiría cualquier desviación de la dentición hacia posiciones que podríamos catalogar de maloclusión. En un sentido estricto y más restringido, la recidiva es la vuelta de uno o varios dientes hacia la posición original. Hay una tendencia natural de la dentición, modificada por los tratamientos, a volver hacia sus posiciones de origen, se puede mover los dientes hacia donde creemos que deben estar, la naturaleza
  • 7. los desplazará después hacia el sitio donde mejor se adapten al equilibrio de la dentición. Nanda y Zernik 1994, manifiestan que la inestabilidad de la oclusión luego de un tratamiento, puede ser dividida en dos categorías generales.  Cambios relacionados con el crecimiento, la maduración y el envejecimiento de la dentición y la oclusión. Estos se presentan después de largos períodos de tiempo, y pueden ocurrir en cualquier paciente, a pesar de que haya recibido o no tratamiento ortodóncico.  Cambios relacionados con la inestabilidad intrínseca de la oclusión, producidos por el tratamiento ortodóncico. Estos cambios pueden ser relativamente localizados, como por ejemplo una rotación dentaria, o pueden involucrar un patrón oclusal más generalizado, como sería el caso de la recurrencia de una mordida abierta. Según Schudy 1974, Forsberg 1979, Bishara y cols. 1984, y Love y cols. 1990, algunos cambios post-tratamiento en los parámetros verticales en individuos tratados y en crecimiento, reflejan los efectos combinados del crecimiento residual y del rebote de los tejidos, a los movimientos ortodóncicos y ortopédicos. Además, las rotaciones mandibulares en dirección o contrarias a las agujas del reloj, que acompañan al crecimiento y al tratamiento pueden afectar los resultados finales. También Kelly 1960, Björk 1969, Schudy 1974, Cleall y cols., 1979, Bishara y Jacobsen 1985, Siriwat y Jarabak 1985, han sugerido que las distintas clases de tipos faciales tienen diferencias en términos de su crecimiento y respuesta al tratamiento. Por ejemplo, individuos de cara larga expresan más de una rotación hacia abajo y atrás, cuando son comparados con individuos de cara corta. En el estudio realizado por Fisher en el 2000, la recidiva fue principalmente debida a la proinclinación incisiva y a la duración relativamente corta de la retención. Angle señaló que "como la tendencia de los dientes que fueron desplazados a oclusión es volver a su malposición, el principio a seguir es antagonizar esa fuerza en la dirección de esa tendencia". Para Nanda y Burstone 1994, la contención es parte de la estabilidad, y es algo más que la colocación de un retenedor, ella se proyecta para mantener la oclusión durante las etapas de transición del crecimiento, durante la remodelación de los tejidos blandos y de las fibras gingivales y transeptales y durante la adaptación muscular; es la continuación del plan de tratamiento, y requiere el mismo tipo de pensamiento analítico que se usa para establecer los objetivos específicos de tratamiento al comienzo de este. 8  CONTENCIÓN NATURAL Canut 2001, nos define "Retencion" o contencion, como una palabra derivada de tener, que significa asir o mantener asido y ocupado, según su etimología
  • 8. latina, y es sinónimo entre otros de: inmovilizar, estancar, atar, impedir, interceptar y dificultar. Así considerada, la retención sería la parte del tratamiento ortodóncico en que se está fijando una oclusión que se ha logrado establecer, tras una acción correctiva, impidiendo la reaparición de las características oclusales que motivaron la corrección.8 Angle señaló que "como la tendencia de los dientes que fueron desplazados a oclusión es volver a su malposición, el principio a seguir es antagonizar esa fuerza en la dirección de esa tendencia".8 Para Nanda y Burstone 1994, la contención es parte de la estabilidad, y es algo más que la colocación de un retenedor, ella se proyecta para mantener la oclusión durante las etapas de transición del crecimiento, durante la remodelación de los tejidos blandos y de las fibras gingivales y transeptales y durante la adaptación muscular; es la continuación del plan de tratamiento, y requiere el mismo tipo de pensamiento analítico que se usa para establecer los objetivos específicos de tratamiento al comienzo de este.8 Puesto que el tratamiento ortodóncico se basa en el principio de que, si se aplica una presión prolongada sobre un diente, se produce una movilización del mismo al remodelarse el hueso que lo rodea según Proffit, et al., 2001, podemos decir que cada uno de los seres humanos portamos un aparato de ortodoncia camuflado durante toda la vida, que no es otro, que nuestra propia musculatura. Ésta ejerce fuerzas continuas que producen desplazamientos dentales en los planos sagital, transversal y vertical, y actúan sobre las bases maxilares como si se tratara de un aparato ortopédico. Así, la musculatura orofacial y la lengua, junto a los hábitos que les influyen directamente (la lactancia materna, la respiración, la masticación y los hábitos perniciosos), condicionan la morfología del maxilar, la mandíbula y el ATM; pudiendo afirmar, que el mejor aparato ortodóncico y la mejor contención, es nuestra propia musculatura (Dandoit, 1989), asi hablamos de una contención natural.9 Podemos diferenciar dos tipos de contención: Contención natural o pasiva: que está dada por la acción de fuerzas naturales, es el resultado del equilibrio muscular. Contención mecánica o activa: que se consigue con los aparatos especiales de ortodoncia. 10 La musculatura como contención: Muy frecuentemente se realizan tratamientos de ortodoncia pasando por alto posiciones nocivas de la lengua y funcionamientos incorrectos de los músculos oro-labiales, obligándonos a poner contenciones fijas fruto de un diagnóstico exclusivamente clínico que olvida el más importante e imprescindible, el etiológico. Si no se elimina la causa que ha provocado la patología, es evidente que volverá a aparecer una y otra vez por más que se coloquen los dientes en la posición considerada como adecuada según el caso. Por ello, siempre se debe acompañar el tratamiento de aparatología, en los casos en que sea necesario, con un tratamiento de reeducación miofuncional que restablezca el equilibrio de la musculatura, eliminación de los hábitos perniciosos y restitución de las tonicidades. Así, se logra una adaptación y automatización a la nueva función, alcanzada gracias al uso de diferentes
  • 9. medios: refuerzo de la musculatura, supresión de las tensiones y desarrollo de estímulos propioceptivos. 8 Línea de fuerza cero: Es la zona que se encuentra delimitada entre la lengua y los labios (zona anterior) o los músculos buccinadores (zona posterior). Las fuerzas ejercidas por la lengua hacia fuera y los labios / buccinadores hacia adentro se anulan quedando hacia adentro los dientes estabilizados en esta posición. Durante el tratamiento ortodóncico se deben colocar los dientes dentro de dicha línea, de esta manera, al ser removida la aparatología no se verán sometidos a ningún desplazamiento por parte de la musculatura . Si los dientes han quedado demasiado adelantados con respecto a esta línea, recidivarán en forma de apiñamiento por la fuerza labial o buccinadora; y si han quedado demasiado atrasados, lo harán en forma de diastemas debido a la acción lingual. Esta línea de fuerzas cero se puede ver alterada por funciones inadecuadas de los labios/buccinadores y la lengua, así, si poseen una función patológica debemos restituirla con una reeducación miofuncional, y modificar el factor que directamente le está influenciando con el tratamiento terapéutico indicado en cada caso, creando una nueva línea fisiológica donde los dientes quedarán estabilizados tras quitar la aparatología. Por lo tanto, para evitar una recidiva debido a las fuerzas musculares debemos posicionar los dientes en la línea de fuerzas cero donde las fuerzas musculares quedan anuladas y acompañar el tratamiento de aparatología, en los casos en que sea necesario, con un tratamiento de reeducación miofuncional. La musculatura como aparato ortodóncico La musculatura se comporta como si de un aparato ortodóncico u ortopédico se tratase, produciendo desplazamientos en las piezas dentales y modifican- do las bases maxilares (si el paciente se encuentra en edad de crecimiento), o bien los procesos alveolares en su defecto A continuación analizaremos la musculatura orolabial y la lengua, siendo estas las directrices para que los músculos funcionen de forma adecuada como una contención natural:
  • 10. La musculatura orolabial y la lengua La lengua: Existe una correlación entre la posición de reposo de la lengua, la deglución y la fonación de ciertas consonantes, Así, no se encontrará una deglución atípica aislada, ni una fonación adecuada con una posición de reposo incorrecta, la correcta posición de la lengua durante:  Deglución: La deglución debe ser realizada con la punta de la lengua apoyada sobre las papilas palatinas y 1 cm de la cara superior apoyada sobre el paladar, mientras que simultáneamente se contraen los maseteros y colocan los dientes en oclusión. La falta de presión lingual sobre el paladar y la fuerte presión de los buccinadores contribuyen a la falta de desarrollo transversal del maxilar, a la vez que aparece una mordida abierta anterior por la interposición lingual y una vestíbuloversión coronal de los incisivos al ser golpeados por sus caras linguales.  Fonación: En algunos pacientes se puede observar una pronunciación inadecuada en determinados fonemas que producen movimientos dentales indeseables.  Posición de reposo: La inadecuada posición de reposo de la lengua en el adulto, por su apoyo constante, es mucho más nociva que la acción ejercida en una deglución o fonación patológica. La lengua debe estar las 24 horas del dia en posición alta, situando la punta y porción dor-sal en contacto con las papilas palatinas. Desplazamientos relacionados con la línea de fuerzas cero Además de los movimientos fisiológicos extrusivos y mesializantes producidos ante la ausencia de contacto con el diente antagonista o adyacente, se deben tener en cuenta otros relacio-nados con “la línea de fuerzas cero”. De esta manera, cuando existe una disarmonía dentomaxilar (falta de espacio) y se produce la pérdida de alguna pieza dental, los dientes que se encuentren fuera de la línea de fuerzas cero son sometidos a la acción de la lengua o los labios/buccinadores (de- pendiendo si se encuentran situados detrás o delante respectivamente), siendo desplazados hasta introducirse dentro de la citada línea, provocando el consecuente desplazamiento del resto de dientes hacia el espacio libre. Por lo tanto, si la pérdida es unilateral el desplazamiento de todas las piezas tendrán lugar hacia el espacio abierto, provocando una desviación de la línea media interincisiva. 9 Fibrotomíasupracrestal La técnica original de la fibrotomía, implica cortar las fibras de todo el perímetro del diente (incisión circunferencial completa). Indicaciones  Cualquier situación en la que se han desplazado significativamente las fibras supracrestales. Esto puede incluir dientes severamente rotados o inclinados, apiñamiento marcado y dientes impactados desplazados.
  • 11. Contraindicaciones  Casos en los que se tiene una alta presencia de placa bacteriana o gingivitis crónica  Áreas en las que existe poca o ninguna encía adherida para evitar recesiones gingivales  Casos con sólo un desplazamiento ligero o moderado de los incisivos en sentido labio-lingual. El momento ideal para realizar la fibrotomía si el paciente ha tenido una correcta higiene oral es antes de quitar la aparatología activa. Sin embargo, el acceso y el estado gingival mejoran considerablemente una vez removidos los brackets, por lo que el momento más idóneo sería a continuación de la remoción del aparato. 9 Reposición gingival de Vanarsdall Se lo aplica en dientes con desplazamiento labio-linguales o incisivo-gingivales corregidas durante el tratamiento ortodóncico. Consiste en separareltejido tanto por labial como por lingual del diente y luego, suturarlonuevamente con el fin de que lasfibras periodontales se reacomodena la posición corregida del diente. Siexiste en la zona hiperplasia gingival asociada, se puede realizar además una gingivectomía de biselinterno, y se puede reposicionar apicalmente el tejido reposicionado. Estos procedimientos ademásde aumentar la estabilidad, mejoran la estética de la zona sobretodo en pacientes cuyas hipertrofias gingivales cubren la mitad dela corona del diente mostrandoexcesiva cantidad de tejido gingival al sonreír.9  CONTENCIÓN MECÁNICA Se realiza mediante aparatos ya sean fijos o removibles. APARATOS REMOVIBLES 1. Retenedores tipo hawley Son los mas usados y tiene múltiples variaciones. Se componen de una base en acrílico con ganchos de retención de Adams en los molares y un arco vestibular, con ansas en la región de caninos, para presionarlos. Hay varios tipos :  Standart (el ansa a nivel canino, se dirige a palatino o lingual por distal de los caninos). Más utilizado en dentición mixta ante la presencia del canino.  Modificado ( lleva un ansa en “L” en distal de Incisivos laterales).
  • 12. Utilizado ante la ausencia del canino, en dentición mixta.  Round Retainers (el ansa por su parte mesial contacta con el canino y por su parte distal, contacta con el premolar). Utilizado como contención en dentición permanente. 2. Posicionadores Son de silicona semidura y se utilizan para alineación y retención final. Se utilizan 24 horas los primeros días y después todas las noches. 3. Resortes de alineación Son resortes pequeños de acrílico y alambre que van de canino a canino. Se emplean los principios mecánicos de las placas de Hawley y los posicionadores para alinear los incisivos de manera forzada, en casos de apiñamientos leves con desgastes interproximales. 4. Aparatos funcionales Se utilizan en pacientes en los cuales se han hecho correcciones dentales y
  • 13. esqueléticas con éxito, pero queda un potencial de crecimiento que puede alterar el resultado. 5. Placa Essix Lamina de plástico termoformada que se adapta perfectamente a la anatomía de los dientes. 11 Formado al vacío, está confeccionado con láminas de un, material a base de cloruro de polivinilo de .020 o .030 de espesor. No permite que los dientes superiores e inferiores toquen porque el plástico cubre las superficies de masticación. 12 Recomendaciones del uso de placas de contención removible  La placa de contención removible, tiene como objetivo estabilizar y mantener los dientes en su posición luego de concluido su tratamiento de Ortodoncia. Por lo tanto la placa de contención es un aparato terapéutico que debe ser usado de manera responsable. En tal sentido se debe estar consciente de la importancia de su uso.  Al inicio, la placa puede ocasionar ciertas incomodidades como por ejemplo: salivación excesiva, cansancio muscular y dificultad para hablar, todas estas incomodidades son pasajeras. Si usted sintiera dolor o presión, deberá de comunicarse con nosotros para programarle una cita de control.  La Placa de Contención se debe usar las 24 horas del día de forma continua para garantizar la estabilidad del tratamiento, de lo contrario pueden producirse movimientos dentales indeseados, aunque usted vea sus dientes derechos estos no están aun estables.  La Placa de Contención NO esta diseñada para comer, Usted al momento de ingerir sus alimentos debera de retirarla.  Al iniciar su uso se recomienda hacer ejercicios de lectura en voz alta, esto le ayudara a acostumbrarse.  La placa debe cuidarse tanto en su higiene como al guardarla (Hora de las Comidas).  Lave la placa rigurosamente y séquela delicadamente con una servilleta luego puede guardarla en la caja plástica que le hemos proporcionado.  Evite envolver la Placa de Contención en servilletas, pañuelos, etc. o dejarla encima de la mesa por qué se puede perder o romper fácilmente.  No falte a sus citas de control de caries, ni a las aplicaciones de flúor.
  • 14. APARATOS FIJOS: Un retenedor fijo debe ser neutral o inactivo, lo que quiere decir que al realizarlo se le debe dar la forma lingual de los dientes para que este no ejerza fuerza alguna y esto se realiza al momento de su confección. El tiempo de la retención depende de cada caso en particular, sin embargo, se le debe decir al paciente que mientras mejor es su cooperación mejor será la estabilidad a largo plazo. 1. Barra lingual Anclada en los caninos y/o en los primeros premolares y apoyada en la superficie lingual plana, por encima del cíngulo. 2. Retenedor lingual de alambre trensado Adherido con resina a los caninos y, opcionalmente, a los incisivos para mayor control de las rotaciones. 11 Estos retenedores fijos no pueden ser quitados por el paciente. Algunos profesionales prescriben los retenedores fijos con regularidad, sobre todo cuando durante el tratamiento hayan efectuado grandes cambios de posición de dientes y hay un riesgo alto de recidiva. El periodo mínimo requerido para su uso es de un año después finalizado el tratamiento. Muchos ortoncistas prefieren mantenerlos si es posible toda la vida. Sus únicas desventajas pueden ser en pacientes que forman mucho cálculo o mala higiene bucal, ya que no facilitan el pasar el hilo dental entre los dientes anteriores salvo con hilos especiales o enhebradores. 12 3. Ferulización con fibra de vidrio Los retenedores de fibra son muy fáciles de adaptar y prácticamente invisibles, numerosos trabajos se han realizado sobre este tipo de retenedores de excelente adherencia y durabilidad, coincide en las bondades del material por su facilidad de manejo, adoptado y estética. La superficie de la fibra se disuelve parcialmente con resina, proporcionando adhesión química y micromecánica. Los estudios han demostrado el enlace adecuado de la fibra a la resina compuesta.12
  • 15. VII. TÉCNICAS Y PROCEDIMIENTOS A REALIZAR CONTENCIÓN SEGÚN EL TIPO DE ANOMALÍA Después del retiro de los aparatos ortodonticos u ortopédicos se procede a la instalación inmediata de los aparatos de retención: Contención en la mordida profunda -La contención se consigue con un aparato superior removible, con un plano anterior de acrílico, cuyo objetivo es evitar la extrusión de los incisivos, sin separar los dientes posteriores. Las piezas inferiores se mantienen estables mediante un retenedor fijo. 13 Contención en la mordida abierta anterior Se pueden utilizar diversos aparatos entre los que podemos citar: Aparatos fijos:  Los arcos linguales, de todos ellos, el más empleado en retención es el de canino a canino. Puede fabricarse soldado a bandas ajustadas a los caninos o cementado directamente a la cara lingual de estos. Esta última forma tiene la ventaja de ser difícilmente visible, por lo que es mejor aceptado para períodos prolongados de tiempo. Del mismo modo pueden construirse uniendo otros dientes. Se fabrican con alambre trenzado de considerable flexibilidad.8  En el caso de la retención fija superior e inferior que incluya los primeros premolares, en los pacientes con planos oclusales divergentes anteriores a premolares, este tipo de retención es ideal. El único problema es el alto índice de desuniones de retención fija superior especialmente al aumentar el número de dientes unidos. 8  El Retenedor de Fuerza Amplificada, utiliza los retenedores fijos cementados de canino a canino por lingual y palatino con un Caplin Hook a nivel de los caninos, en el que se enganchan unas elásticas verticales que ejercen 100gr de fuerza con los dientes en oclusión
  • 16. céntrica, se usan únicamente en la noche, se enganchan con una herramienta para colocarlas en su sitio, lo cual es aprendido fácilmente por el paciente. El retenedor debe estar adherido a cada diente para distribuir las fuerzas elásticas.8 Una de las ventajas de este retenedor es que el aparato no es visible y las elásticas se usan únicamente en la noche. Los efectos de las elásticas pueden ser variados por cambios en su peso y tiempo de uso. Sin las elásticas el alambre adherido por lingual o palatino actúa como un retenedor convencional. 8 La corrección de la mordida abierta esquelética puede ser retenida hasta que ésta esté estable. Si ocurre recidiva, el uso de las elásticas puede ser reasumido sin alterar el aparato. El período extendido de retención permite un tiempo para la adaptación funcional. Este sistema también puede ser usado como una opción de tratamiento. 8 Aparatos removibles:  El Hawley, es uno de los retenedores mejor tolerados por el paciente, consta de un arco vestibular que se sitúa en el tercio medio de la cara vestibular de los dientes anteriores, una base de acrílico que va en la porción anterior hasta la unión del tercio medio con el tercio cervical de la cara palatina de los dientes, y en la porción posterior hasta las foveolas palatinas, y ganchos de retención que no deben pasar por los sitios de extracciones, para evitar su reapertura.8 Cuando se han extraído los primeros premolares, se suele modificar soldando un arco a la parte bucal del gancho Adams correspondientes a los primeros molares, de tal modo que el arco ayude a mantener cerrado el espacio de extracción. Entre otras modificaciones tenemos la aplicación de rejillas linguales. 8  Los pacientes con graves problemas de mordida abierta pueden beneficiarse especialmente del uso de retenedores maxilares y mandibulares convencionales durante el día, y de un Bionator de mordida abierta a modo de retenedor durante la noche desde el comienzo del período de retención. 8  El retenedor Circunferencial es un arco que contornea las caras vestibulares de todos los dientes hasta distal del último molar presente, generalmente el 2do molar de ambos lados de la arcada, provee buena retención, eliminando las interferencias oclusales potenciales producidas por los ganchos de retención interproximales. Es de gran utilidad para mantener la posición de los dientes después del cierre de espacios en casos de extracciones, y cuando la oclusión está muy interdigitada y la
  • 17. presencia de ganchos de retención posteriores pudiera producir contactos oclusales muy molestos y dañinos para el paciente. 8 Contención en la mordida abierta anterior Después del tratamiento, el paciente debe utilizar un retenedor superior con ranura palatina de 3 a 4 mm de diámetro. Existen dos métodos para controlar la recidiva de la mordida abierta:  Utilizar FEO tiro alto sobre los molares superiores, junto con un retenedor removible para mantener la posición dental.  Placa Hawley con planos laterales de altura. 15 Clase II por protrusión maxilar -Uso diurno de una placa Hawley superior con plano anterior. -Durante la noche se puede utilizar la misma placa acompañada de FEO siguiendo un programa de reducción paulatino según la estabilidad que vaya teniendo el caso. 2 Clase II por retrusión mandibular -En el día se puede utilizar una placa Hawley con plano anterior. -En la noche se utiliza un aparato funcional del tipo Bionator para mantener la posición de los dientes y las relaciones oclusales. Contención en la Clase III -En clase III leve se puede utilizar un Bionator o Franckel III para mantener las relaciones oclusales durante el crecimiento posterior al tratamiento. -En los casos de Clase III por retrusión maxilar se puede indicar una máscara facial de uso nocturno. 13 Contención de la alineación de los incisivos inferiores Un retenedor para mantener alineados estos dientes es la contención lingual fija. Contención en pacientes periodontales Se prefiere el uso de la retención fija debido a que su uso continuo evita el movimiento de vaivén que se produce con los retenedores removibles Tipos de retenedores fijos utilizados en pacientes periodontales:  Retenedor de alambre trenzado fino.  Nylon  Ribbond.
  • 18. Contención en ortodoncia preventiva e interceptiva La ortodoncia preventiva e interceptiva requiere siempre de una buena retención especialmente en aquellos casos de expansión, en donde el mismo aparato de expansión puede servir como retenedor o estabilizador. Este aparato se deja inactivo por un periodo de tiempo establecido una vez haya finalizado la parte activo .  Un expansor removible, es utilizado como retención luego de la expansión para la corrección de una mordida cruzada. El expansor debe ser utilizado aun sin ninguna activación hasta lograr la erupción de los dientes permanentes y posteriormente iniciar con el tratamiento ortodóncico activo. 2
  • 19. REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA 1. Uribe Gonzalo A. Ortodoncia: Teoría y Clínica. 2a ed. Medellin: CIB; 2010 2. Ustrell Josep M. Manual de Ortodoncia. Barcelona: Universidad de Barcelona; 2011. 3. Grogoret Jorge. El tratamiento ortodontico con arco recto. Argentina: NM ediciones; 2004 4. Maza Patricia. Recidiva en Ortodoncia. Odous. 2005; 2. 5. Garcia Miguel A. Estabilidad del Tratamiento de la Maloclusión de mordida abierta anterior. Esp Ortod. 2013; 43:13-21 6. Bravo M. Ortodoncia Clínica y Sus Principios Teóricos y Prácticos, Cuenca: Imprenta Rocafuerte; 2007 7. Ortega María. Recidiva. Oral. 2006; 21:326-334. 8. Aguilar, L., Di Santi, J. Estabilidad y Recidiva de las Mordidas Abiertas Anteriores. Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatria "Ortodoncia.ws" edición electrónica julio 2010 9. Albaladejo Alberto, Leonés Ana Mª. “La musculatura, un aparato de ortodoncia y contención natural”. Ortodoncia Clínica 2004;7(3):138-148 10.Josep Maria Ustrell i Torrent, Josep Maria Ustrell i Torrent, José Durán von Arx, Isabel Brau Maire, José Durán von Arx. “ORTODONCIA”. Ediciones Universitat Barcelona, 2002. Pag 217-218. 11.Uribe Restrepo G, Ortodoncia: Teoría y Clinica. Editorial: Corporación para Investigaciones Biológicas, CIB,Colección: Fundamentos de Odontología, 2004 . 12.Quirós Álvarez O. Haciendo Fácil la Ortodoncia. Editorial Amolca. Colombia 2012. Cap. 15 págs. 576- 581 13.M.A. García Fernández., “Estabilidad del tratamiento de la maloclusión de mordida abierta anterior.”, Rev Esp Ortod. 2013. 14. Natera M. A.; Gasca V.V.; Rodríguez Y. E.; Casasa A. R. "EL TRATAMIENTO DE LA MORDIDA PROFUNDA. (Caso clínico)" Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatria "Ortodoncia.ws edición electrónica septiembre 2005. Obtenible en: www.ortodoncia.ws

×