Arte prerrománico español

2,749 views

Published on

Presentación Historia del Arte Bachillerato.

Published in: Education
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,749
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,762
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Arte prerrománico español

  1. 1. ARTEPRERROMÁNICOESPAÑOL
  2. 2. 1. DEFINICIÓN Y CRONOLOGÍA El término prerrománico se aplica, en lo temporal, a todo el lapso comprendido entre mediados del siglo V (caída del Imperio romano de Occidente) y principios del siglo XI (expansión del románico), y en lo estilístico, al arte de Europa occidental de ese período: al arte ostrogodo, godo, carolingio, otoniano, etc. En España, el término prerrománico se aplica a tres estilos bien diferenciados: el visigodo (ss. V-VII), el asturiano (ss. VIII-X) y el mozárabe (ss. X-XI).
  3. 3. División del Imperio Romano con el emperador Teodosio (395) e invasiones bárbaras.
  4. 4. ARTE MOZÁRABE (S. X - XI) San Miguel de la Escalada 2. OBRAS DE REFERENCIA ARTE VISIGODO (S. V – VII) San Pedro de la Nave ARTE ASTURIANO (S. VIII – X) Santa María del Naranco
  5. 5. QUINTANILLA DE LAS VIÑAS Burgos SANTA MARÍA DE MELQUE Toledo SAN JUAN DE BAÑOS Palencia SANTA COMBA DE BANDE Orense SAN PEDRO DE LA NAVE Zamora 3. ARTE VISIGODO. (SS. V – VII)
  6. 6. En arquitectura, la mayoría de los edificios que nos han llegado son religiosos, iglesias de reducidas dimensiones, con exteriores muy austeros y sin apenas decoración. Los muros suelen ser gruesos y con pocas aberturas, lo que determina un espacio interior reducido, poco iluminado, oscuro. SAN JUAN DE BAÑOS. Palencia. S. VII
  7. 7. Las iglesias visigodas continúan la tradición romana: utilizan la piedra, dispuesta en grandes sillares colocados a hueso, sin argamasa. San Pedro de la Nave. Zamora. S. VII.
  8. 8. DOBLE DOVELA, SIN DOVELA CLAVE DOVELAS IRREGULARES TRASDÓS VERTICAL, NO PARALELO AL INTRADÓS SILLARES DE ALTURA IRREGULAR SAN JUAN DE BAÑOS. Palencia. S. VII.Los arcos más característicos son los de herradura, que fueron adoptados posteriormente por los musulmanes. En el interior, se utilizan bóvedas de cañón, pero también techumbres planas de madera.
  9. 9. Las plantas más características son la planta basilical de tres naves y la de cruz griega, si bien puede haber iglesias con mezcla de ambas. Como en otras iglesias prerrománicas, son características los ábsides planos.
  10. 10. INTERIOR DE SAN PEDRO DE LA NAVE. Zamora, S. VII.
  11. 11. En el arte visigodo no existen esculturas exentas, ni tampoco relieves que no estén supeditados a la ornamentación arquitectónica. Círculos entrelazados con palmas, racimos de uva y anagramas (Quintanilla de las Viñas, en Burgos). Formas geométricas (San Juan de Baños, en Palencia) Pájaros picoteando uvas, en representación del banquete eucarístico (San Pedro de la Nave, en Zamora)
  12. 12. CAPITEL DE SAN PEDRO DE LA NAVE. “DANIEL ENTRE LOS LEONES”. Zamora, S. VII. Los relieves visigodos naturalistas, con escenas de la Biblia y representación de animales, están tomados, seguramente, de miniaturas visigodas que aparecerían en códices hoy perdidos. Su finalidad en el interior de las iglesias sería didáctica.
  13. 13. CAPITEL DE SAN PEDRO DE LA NAVE. “SACRIFICIO DE ABRAHAM” Zamora, S. VII.
  14. 14. 4. ARQUITECTURA ASTURIANA (SS. VIII – X):
  15. 15. Tras la invasión musulmana de la península ibérica, en el 711, y la caída del reino visigodo, un grupo de nobles visigodos se refugió en la zona norte para instaurar una nueva dinastía y fundar el Reino de Asturias con capital en Oviedo. Los reyes de la dinastía asturiana se consideraban a sí mismos sucesores de los monarcas visigodos, por lo que intentaron emular a sus antepasados tanto en los aspectos políticos como en las formas artísticas.
  16. 16. El arte asturiano, que se desarrolló entre los siglos VIII y X, tomó como base el legado visigodo, sobre todo la arquitectura, pero también aportó soluciones constructivas que anticiparon el arte románico.
  17. 17. Al igual que en la arquitectura visigoda, la mayoría de los edificios asturianos que nos han llegado son religiosos, iglesias de reducidas dimensiones, con exteriores muy austeros y sin apenas decoración. Los muros suelen ser gruesos y con pocas aberturas, lo que determina un espacio interior reducido, poco iluminado, oscuro.
  18. 18. A diferencia de la arquitectura visigoda, los edificios asturianos utilizan sillarejo, sillares toscamente labrados, dejando el sillar bien labrado para las esquinas.
  19. 19. Se abandona el arco de herradura y se sustituye por el de medio punto, casi siempre peraltado, es decir, elevadoen altura al incluir más dovelas sobre la imposta. SANTA MARÍA DEL NARANCO, Oviedo, s. IX
  20. 20. Planta de San Julián de los Prados La planta de las iglesias asturianas suele ser basilical de tres naves con o sin transepto, pórtico de acceso y ábsides rectangulares, al igual que en la arquitectura visigoda. A veces , sobresalen dos cámaras de los lados (prothesis y diaconicon) del transepto, que suelen considerarse sacristías. A veces, por delante del transepto, aparece el iconostasio.Planta de San Miguel de Lillo Planta de San Pedro de Nora
  21. 21. ICONOSTASIO BIZANTINO En las iglesias bizantinas, el iconostasio es una pared que va desde la parte septentrional a la meridional y en la cual, en un orden específico, se colocan los iconos. Esta pared separa el santuario de la parte central del templo.
  22. 22. ICONOSTASIO SANTA CRISTINA DE POLA DE LENA, s. IX.
  23. 23. Tanto en los fustes de las columnas como en los capiteles aparece la decoración de soga o cuerda. Las columnas llevan dos tipos de capiteles: el derivado del capitel corintio, de influencia clásica, y el de tronco de pirámide invertida, de tradición bizantina.
  24. 24. Las iglesias iban decoradas con pinturas murales realizadas al fresco. La mayoría de ellas se han perdido. La reconstrucción infográfica de San Salvador de Oviedo, precedente de la actual catedral, muestra cómo podían ser estas iglesias asturianas por dentro. Se utilizan arquitecturas de edificios en perspectiva ilusionista heredados del repertorio romano.
  25. 25. TRANSEPTO DE SAN SALVADOR DE OVIEDO. RECONSTRUCCIÓN INFOGRÁFICA.
  26. 26. En el arte asturiano pueden aparecer relieves decorativos inspirados en obras clásicas romanas o bizantinas, como la jamba decorada de San Miguel de Lillo, que muestra, por un lado, al rey y dos nobles de su corte y, por otro lado, un acróbata y un domador de leones, motivos de entretenimiento en las fiestas palatinas de los siglos medievales.
  27. 27. Los relieves decorativos que aparecen en Santa María del Naranco deben estar inspirados en tejidos orientales que llegaban a la corte del rey Ramiro I. Probablemente iban policromados.
  28. 28. En la época de Ramiro I, a mediados del siglo IX, es cuando se construyen los edificios más importantes: Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo y Santa Cristina de Pola de Lena. Todos ellos presentan tres características notables que anticipan el Románico: 1. los muros se construyeron a base de sillarejos mejor cortados y, en algunos casos, sillería de calidad. 2. Los tres edificios se cubrieron por completo mediante bóvedas de medio cañón sobre arcos fajones, no sólo la cabecera como era habitual hasta ese momento. Los muros exteriores necesitan el refuerzo de contrafuertes. 3. Aparece escultura en capiteles y relieves murales.
  29. 29. Santa María del Naranco es el edificio más importante de la arquitectura ramirense. El rey Ramiro I de Asturias la mandó construir como Aula Regia, dentro de un complejo palaciego mayor, a las afueras de la ciudad de Oviedo. La desaparición de otras partes dejó el edificio aislado y fue convertido en iglesia (Santa María del Naranco, año 850). El Aula Regia era una institución consultiva de las monarquías germánicas de la Alta Edad Media, En la medida en que la monarquía era electiva, la función de esta institución era trascendental, puesto que incluía la designación de los propios reyes además del asesoramiento legislativo, judicial, político y militar de las decisiones que tomaba al rey. SANTA MARÍA DEL NARANCO, Oviedo, s. IX Contrafuertes exteriores para contrarrestar el empuje de la bóveda de cañón del interior
  30. 30. ORGANIZACIÓN ESTRUCTURAL DE SANTA MARÍA DEL NARANCO
  31. 31. ORGANIZACIÓN ESTRUCTURAL DE SANTA MARÍA DEL NARANCO
  32. 32. ORGANIZACIÓN ESPACIAL Y FUNCIONAL DE SANTA MARÍA DEL NARANCO Muy probablemente, el aula regia se empleaba como residencia real (palacio de verano) dedicada al ocio y sala de audiencias y reuniones del rey con los altos dignatarios del reino. Cuando se celebraban estas sesiones palatinas, los belvederes se cerraban con puertas de madera, separándolas del aula. Así quedaba una sala palatina pequeña, pero aislada del exterior. En este sentido hay que recordar aquí que la corte de este incipiente Reino Asturiano no debía estar formada por demasiados miembros. Arteguías.com.
  33. 33. Otra de las funciones de Santa María del Naranco era la realización de rituales de exaltación guerrera en las campañas militares. A través del texto "Ordo Visigothorum" sabemos que en primavera, cuando el rey marchaba a la guerra con sus ejércitos, en el aula palatina se celebraba un ceremonial cortesano de marcado carácter religioso. En este ceremonial, el rey y el obispo accedían al piso inferior del aula, donde el prelado sumergía al rey en la piscina ritual con agua bendecida, para que recibiera el baño litúrgico. Después se le secaba y se le colocaba una túnica blanca. Posteriormente, el obispo, el rey y sus acólitos accedían al piso superior. Una vez aquí, al rey se le ungía, se le colocaba un manto y se le daba el lábaro, constituido por una cruz patada de tipo asturiano con los extremos de los brazos más anchos, que debía ostentar en la batalla, presidiendo así los ejércitos. Se exaltaba así una guerra de religión, de expulsión de los infieles, pero también de conquista. El obispo después bendecía a los caballeros nobles, desde la abertura de la capillita del piso superior. A la vista del ejército se realizaban todas estas ceremonias. Por último el rey pasaba de un belvedere a otro para recibir la aclamación del pueblo. Arteguías.com.
  34. 34. La iglesia prerrománica de San Miguel de Lillo, dedicada a San Miguel Arcángel, fue mandada a edificar hacia el 842 por el rey Ramiro I en el Monte Naranco, en los alrededores de Oviedo. Se encuentra a escasos metros de Santa María del Naranco. Posiblemente es la que, según la crónica Albeldense, este monarca mandó a construir junto a sus palacios, con función de iglesia palatina.
  35. 35. SAN JULIÁN DE LOS PRADOS. Alfonso II. Cabecera. Oviedo, s. IX. SAN SALVADOR DE VALDEDIÓS. Alfonso III. Villaviciosa, s. IX.
  36. 36. 5. ARTE MOZÁRABE / ARTE DE REPOBLACIÓN. SS. X – XI.
  37. 37. LA DENOMINACIÓN DE MOZÁRABE. Para Gómez Moreno y muchos autores que han seguido sus criterios, este arte es desarrollado por mozárabes de Andalucía basándose en el éxodo que muchos de ellos protagonizaron en el siglo X. En efecto, la convivencia pacífica y tolerante que marcó la relación entre cristianos y musulmanes durante el primer siglo y medio de ocupación fue deteriorándose a partir de la mitad del siglo IX. Como consecuencia de ello, comenzó un éxodo de gentes cristianas desde Andalucía y Toledo al norte de España. Para Gómez Moreno, los mozárabes, así llamados los cristianos que vivían en Al- Andalus, trajeron un arte más o menos influido por las iglesias visigodas que dejaron atrás y sobre todo por el arte califal del poder islámico. Arteguías.com SANTIAGO DE PEÑALBA. León, s. X.
  38. 38. LA DENOMINACIÓN ARTE DE REPOBLACIÓN. Hoy en dia los autores tienden a considerar que este tipo de arte podría considerarse como una fusión de repobladores del norte y mozárabes del sur, pero dando más importancia al factor repoblador norteño. Uno de los motivos para incidir en este factor es que dadas las características de sumisión de los cristianos en tierras musulmanas, por las cuales tenian prohibido la construcción de nuevos templos, dificilmente podrían tener los necesarios conocimientos técnicos para la construcción de templos de nueva planta. SAN BAUDELIO DE BERLANGA. Soria, s. XI.
  39. 39. Como el resto de edificios prerrománicos, la mayoría de los edificios mozárabes que nos han llegado son religiosos, iglesias de reducidas dimensiones, con exteriores muy austeros y sin apenas decoración. Los muros suelen ser gruesos, de mampostería, y con pocas aberturas, lo que determina un espacio interior reducido, poco iluminado, oscuro. SANTA MARÍA DE LEBEÑA. Cantabria, s. X.
  40. 40. Las iglesias mozárabes toman elementos del arte visigodo y del asturiano, como la planta basilical y el triple testero plano al exterior. También, reutilizan elementos visigodos, como columnas y capiteles corintios, a veces con collarines sogueados. SAN MIGUEL DE LA ESCALADA. León, s. X. SAN CEBRIÁN DE MAZOTE. Valladolid, s. X. SANTA MARÍA DE LEBEÑA. Cantabria, s. X.
  41. 41. CAPITELES VISIGODOS REAPROVECHADOS CON COLLARINOS SOGEADOS
  42. 42. Las iglesias mozárabes iban enlucidas con yeso por el interior y decoradas con pinturas. No conservamos ninguna, aunque en San Baudelio de Berlanga quedan muestras de pinturas románicas posteriores que, tal vez, nos ofrecen una imagen de lo que debió ser su aspecto original.
  43. 43. SAN MIGUEL DE LA ESCALADA. León, s. X. Aunque, lo más interesante del arte mozárabe es la incorporación de elementos del arte hispanomusulmán: arcos de herradura califales, a veces enmarcados en alfiz, bóvedas gallonadas y modillones de lóbulos.
  44. 44. IGLESIA DE TIPO BASILICAL ICONOSTASIO CAPITELES CORINTIOS ARCOS DE HERRADURA CALIFALES CUBIERTA PLANA DE MADERA
  45. 45. MONASTERIO DE SAN MILLÁN DE SUSO. La Rioja, s. X.
  46. 46. ARCO DE HERRADURA CALIFAL MODILLONES DE LÓBULOS
  47. 47. SAN CEBRIÁN DE MAZOTE. Valladolid, s. X. BÓVEDA GALLONADA EN EL ÁBSIDE
  48. 48. Una de las actividades que se realizaban en los monasterios medievales era la copia a mano de libros, los llamados manuscritos. Estos libros se decoraban con miniaturas, es decir, imágenes que servían para hacer más comprensible el contenido. El término 'miniatura' deriva del minium, un óxido de plomo de color rojo que se utilizaba como componente de la tinta.
  49. 49. Se denomina miniatura mozárabe, a la miniatura castellana y leonesa del siglo X, y que aparece en los «beatos», los manuscritos medievales más valorados y estudiados. Son códices ilustrados, copias realizadas entre los siglos X y XIII de uno de los libros más importantes de nuestra Edad Media: "Comentarios al Apocalipsis de San Juan“. Este “Comentarios” fue escrito a finales del siglo VIII por el monje Beato, monje de un monasterio en el valle de Liébana, en Cantabria. El libro de Beato tuvo mucho éxito en el siglo X y se hicieron numerosas copias ilustradas. Seguramente, porque reflejaba la esperanza de la Salvación y el triunfo del reino de Cristo en una época, la España del siglo X, en la que el Islam controlaba la península y en la que se pensaba que el año mil traería el fin del mundo. Se conservan 27 beatos, de los cuales 24 están ilustrados. Conocemos a algunos de los ilustradores, como el monje Magio y la monja Ende. Es probable que utilizaran como modelos para las miniaturas códices visigodos que no conservamos. BEATO DE GERONA. S. X.
  50. 50. (Apocalipsis, 14: 1-3: Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra). Las miniaturas se caracterizan por la riqueza de la policromía, de vivos colores, por el prodominio del dibujo rellenado con colores planos y por una fuerte expresividad de las figuras. Las figuras carecen de perspectiva y se disponen sobre bandas horizontales de colores. BEATO MORGAN. S. X.

×