Arquitectura neoclásica.

6,735
-1

Published on

Presentación 2º Bachillerato.

Published in: Education
0 Comments
28 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
6,735
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
16
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
28
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Arquitectura neoclásica.

  1. 1. ARQUITECTURA NEOCLÁSICA
  2. 2. 1. DEFINICIÓN. El estilo neoclásico surge a mediados del siglo XVIII como reacción a los excesos decorativos y ornamentales del Barroco y, sobre todo, del Rococó. Como su nombre indica, es un estilo que vuelve al Clasicismo, no sólo a los modelos romanos de la Antigüedad, como en el Renacimiento, sino también y muy especialmente a los modelos griegos y a los del Renacimiento, Palladio particularmente. De hecho, en Inglaterra el espíritu clasicista surge a comienzos del XVIII con la creación del estilo neopalladiano, inspirado en las obras del gran arquitecto italiano del Cinquecento. El otro elemento característico del Neoclasicismo es su defensa del carácter didáctico del arte: las obras de arte debían tener un papel decisivo en la formación de los ciudadanos, en la configuración de los valores cívicos y sociales del siglo XVIII. MEREWORTH CASTLE (Kent). Colen Campbell, 1723. MUSEO DEL PRADO, Juan de Villanueva, 1786-1819
  3. 3. 2. CRONOLOGÍA. Normalmente, se entiende por Neoclasicismo el estilo propio de la segunda mitad del siglo XVIII, nacido en paralelo a las ideas de la Ilustración francesa. En las primeras décadas del siglo XIX convivió con el Romanticismo, a quien acompañó de la mano hasta finales del XIX. En Francia, destacaron los arquitectos Soufflot y los visionarios Ledoux y Boullée. En Alemania, Friedrich SchinkeL y, en Inglaterra, Robert Adam. En España, Juan de Villanueva. SOUFFLOT VILLANUEVA PANTEÓN DE PARÍS. J. C. Soufflot, 1780.
  4. 4. CENOTAFIO DE NEWTON. E. L. Boullée, 1784. ALBERGUE PARA GUARDIAS RURALES, Ledoux.
  5. 5. SYON HOUSE. Robert Adam, 1750. EDIFICIO DE LA NUEVA GUARDIA DE BERLÍN (Cuartel de las tropas del príncipe de Prusia). Friedrich SchinkeL, 1818.
  6. 6. 3. CONTEXTO HISTÓRICO. El Neoclasicismo es el arte de la Ilustración, de su deseo de organizar la sociedad a través de la Razón. También es el arte que acompaña a la Revolución Francesa y al Imperio napoleónico. El arte no se concibe como propaganda del poder de los reyes o de la Iglesia, sino como expresión de los valores virtuosos del individuo y de los ideales ilustrados: la ciencia y el progreso. Sólo durante el Imperio, el arte recupera su capacidad de propaganda al servicio de Napoleón. LA ILUSTRACIÓN. LA REVOLUCIÓN FRANCESA. NAPOLEÓN.
  7. 7. 4. FACTORES QUE FAVORECIERON LA APARICIÓN DEL NEOCLASICISAMO. POMPEYA Y HERCULANO LA ILUSTRACIÓN WINCKELMANN GRECIA ACADEMIAS
  8. 8. 4.1. EL DESCUBRIMIENTO DE LAS RUINAS DE POMPEYA Y HERCULANO. Estos descubrimientos pusieron, a mediados del siglo XVIII, de moda el arte romano antiguo. Los especialistas y eruditos modernos descubrieron no sólo edificios, sino restos de pinturas murales, mobiliario y otros enseres domésticos, que mostraban cómo los romanos decoraban y amueblaban sus viviendas, algo entonces desconocido.
  9. 9. HISTORIADELARTEDELAANTIGÜEDAD.Winckelmann,1764. 4.2. LA GRAN DIFUSIÓN DE IMPORTANTES TRATADOS TEÓRICOS SOBRE EL ARTE DE LA ANTIGÜEDAD. Entre los que destacan los de Winckelmann, historiador del arte y arqueólogo alemán, que publicó en 1764 “Historia del Arte de la Antigüedad”. En él se ensalzaba la sencillez y grandeza del arte griego, que Winckelmann consideraba superior al romano. En Inglaterra, James Stuart y Nicholas Revett publicaron en 1762 el primer volumen de “Las antigüedades de Atenas”, después de pasar más de tres años en la capital griega dibujando plantas y alzados de los principales monumentos.
  10. 10. 4.3. EL CULTO A LA RAZÓN DEL PENSAMIENTO ILUSTRADO. La Ilustración se identificó con el arte grecorromano para el que la belleza era orden, proporción y armonía, todos ellos atributos de la Razón. Por el contrario, la libertad formal, el exceso decorativo y la falta de normas, valores que se aplicaban al arte barroco y rococó, fueron rechazados, por asociarse además con el absolutismo.
  11. 11. 4.4. EL REDESCUBRIMIENTO DE LA ARQUITECTURA GRIEGA. La mejora de relaciones con los turcos, hizo posible viajar a Grecia y poder estudiar directamente la arquitectura griega. De hecho, frente al Renacimiento, cuyo modelo principal fue la antigua Roma, en el siglo XVIII se consolidó Grecia como modelo preferente para la arquitectura.
  12. 12. E. LA PUBLICACIÓN DE DIBUJOS, PINTURAS Y GRABADOS DE LOS TEMPLOS GRIEGOS Y DE LAS RUINAS ROMANAS. Algunos pintores realizaron vistas imaginarias de Roma, que tuvieron mucho éxito entre los viajeros que llegaban de Francia e Inglaterra, en su Grand Tour. No eran reales topográficamente pero reunían en una sola imagen lo mejor de la antigüedad romana. EL PANTEÓN Y OTROS MONUMENTOS. Paolo Panini, 1735.
  13. 13. Particularmente importantes fueron los grabados que realizó el italiano Piranesi y que recorrieron toda Europa. En estos grabados se incluían imágenes fidedignas y exactas de las ruinas existentes, al igual que reproducciones imaginarias de antiguos edificios en las que la alteración de la escala y la yuxtaposición de elementos contribuían a realzar el carácter de grandiosidad de los mismos. EL PANTEÓN DE AGRIPA. Piranesi, 1756.
  14. 14. 4.5. LA FORMACIÓN DE ARTISTAS EN ACADEMIAS DE BELLAS ARTES. El propósito de las academias era convertir la materia artística en materia de estudios reglados, superando el modelo anterior de aprendizaje en el taller. Para ello, las academias contaban con «profesores» de las distintas materias y modelos de todo tipo, tanto moldes y obras de arte como hombres y mujeres «de alquiler». Estas academias trataron de establecer normas estrictas a la hora de realizar obras de arte, ya fueran obras de arquitectura, de escultura, pintura o grabado. El seguimiento de estas normas favorecería la aparición de un arte único basado en normas de validez universal, no un arte caprichoso basado en la subjetividad del artista. ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO. Madrid.
  15. 15. Además, el arte promovido por las acdemias sería un arte “moral”, pues al estar inspirado en los principios del arte clásico contribuiría a difundir los principios del “buen gusto”. La Ilustración creía en la idea de “progreso”, y en que éste era posible mediante la regeneración social a través del arte y la cultura. La Arquitectura, la Escultura, la Pintura y la Música debían contribuir a esa regeneración estableciendo los principios del “Buen Gusto”.
  16. 16. 5. LA ARQUITECTURA. 5.1. LA RECUPERACIÓN DEL LENGUAJE CLÁSICO. La arquitectura neoclásica nació como reacción contra la exuberancia decorativa barroca y el capricho rococó, un estilo frívolo, ligero, poco serio y alejado de la finalidad didáctica y moral que los ilustrados asignaban al arte. Se recuperó el lenguaje clásico: Vocabulario: órdenes clásicos (con especial atención al dórico griego), entablamentos, frontones, pórticos, cúpulas de media naranja, bóvedas de medio cañón. Sintaxis: los muros se dejaron lisos, las líneas rectas predominaron sobre las curvas, desapareció la ornamentación profusa, se buscó la sencillez, la armonía, la pureza de las formas geométricas. PANTEÓN DE PARÍS. J. C. Soufflot, 1780.
  17. 17. 5.2. EL DESARROLLO DE LAS TIPOLOGÍAS CIVILES. En cuanto a tipos de edificios, la arquitectura religiosa disminuyó en importancia frente a la arquitectura civil. Surgieron nuevos tipos de edificios para atender a las nuevas necesidades de la ciencia (bibliotecas, observatorios, universidades), la economía (bancos y bolsas), la administración (parlamentos) y el ocio formativo (teatros y museos). Asimismo, se multiplicaron las villas de campo, y reaparecieron los arcos de triunfo. GRAN TEATRO DE BURDEOS. Victor Louis, 1780. CHISWICK HOUSE, Lord Burlington, 1730. PUERTA DE ALCALÁ. Francesco Sabatini, 1778. MUSEO DEL PRADO, Juan de Villanueva, 1786-1819
  18. 18. 5.3. LA ARQUITECTURA EN LOS DISTINTOS PAÍSES. ARQUITECTURA FRANCESA. París y los ilustrados franceses se encuentran en el origen de la arquitectura neoclásica. Tres interpretaciones diferentes del estilo podemos encontrar en los arquitectos franceses. Por un lado, estaría el Neoclasicismo racionalista, defendido por el abate Laugier y puesto en práctica por arquitectos como Gondouin y Soufflot. Por otro lado, estaría el Neoclasicismo visionario de los arquitectos Boullé y Ledoux. Por último, tendríamos el Neoclasicismo entendido como arte de propaganda al servicio del Imperio napoleónico, en las obras de Jean Chalgrin. LA ESCUELA DE CIRUGÍA. Jacques Gondouin, 1774.
  19. 19. El abate Laugier no fue un arquitecto, pero escribió en 1753 “Ensayo sobre arquitectura”, una publicación que llegaría a ser muy influyente. En ella proponía una arquitectura basada en la imitación de la naturaleza y ofrecía el modelo de la “cabaña primitiva”, supuestamente la primera cabaña que habría construido el hombre para protegerse con unos troncos, unas ramas y unas hojas. Laugier creía que la arquitectura tenía que ser sencilla y simple, como su “cabaña primitiva”, despojada de todo tipo de ornamentación superflua. Los órdenes arquitectónicos debían realzar la función estructural para la que habían sido concebidos y ser utilizados de una manera racional, sin extravagancias. Creía, por ejemplo, que las columnas debían mostrarse exentas, no embebidas en el muro, y que no debía abusarse de las pilastras. Esta forma racionalista de entender la arquitectura tendría mucho éxito en los siglos XIX y XX, y a finales del siglo XVIII encontró un firme defensor en Soufflot. La Cabaña Primitiva según M.A. Laugier.
  20. 20. El panteón de París, de Soufflot, es el edificio más importante de la arquitectura neoclásica en Francia, y un ejemplo de cómo las ideas de Laugier sobre racionalismo y simplicidad podían llevarse a cabo. Nació como templo dedicado a Santa Genoveva, patrona de París y con el deseo explícito de Soufflot de competir con San Pablo de Londres y con San Pedro de Roma. Con la Revolución Francesa se convirtió en Panteón de hombres ilustres franceses. Aquí están enterrados Voltaire, Rousseau, Zola, Hugo, Marie Curie, etc. «A los grandes hombres, la patria agradecida». PANTEÓN DE PARÍS. J. C. Soufflot, 1780.
  21. 21. Cúpula concebida como un templo clásico circular. Pórtico hexástilo corintio. Recuerda al Panteón de Roma. Se prescinde de pilastras. Muros desnudos, desornamentados. Pureza de líneas Planta de cruz griega con gran cúpula en el crucero, de tradición renacentista. PANTEÓN DE PARÍS. J. C. Soufflot, 1780 PANTEÓN DE PARÍS. J. C. Soufflot, 1780.
  22. 22. Arquitectura clasicista: arcos de medio punto, columnas corintias, entablamentos… Arquitectura monumental. Líneas arquitectónicas puras: pinturas enmarcadas, decoración sobria de tipo geométrico.
  23. 23. En un clima de renovación cultural, se construyeron numerosos teatros por toda Francia. El de Burdeos fue considerado el más bello de la época. Fue concebido como templo de las artes con un pórtico de 12 columnas corintias soportando un frontispicio con 12 estatuas: las nueve musas y las diosas Juno, Venus y Minerva. GRAN TEATRO DE BURDEOS. Victor Louis, 1780.
  24. 24. GRAN TEATRO DE BURDEOS. Victor Louis, 1780.
  25. 25. La búsqueda de la máxima simplicidad y pureza condujo a la búsqueda de formas geométricas puras: piramidales, cúbicas, esféricas. Los arquitectos Ledoux y Boullé desarrollaron una arquitectura utópica, visionaria, que no llegó a construirse, pero que proporcionó ideas novedosas acerca de la construcción. Se proponían crear edificios que fueran una plasmación tridimensional de la geometría y las matemáticas subyacentes a las ideas filosóficas de la Ilustración. ALBERGUE PARA GUARDIAS RURALES (para Maupertius), Ledoux.PROYECTO DE CENOTAFIO EGIPCIO, Boullé.
  26. 26. CENOTAFIO DE NEWTON E. L. Boullée, 1784. En el neoclasicismo, los monumentos debían ocuparse más de las realizaciones del espíritu humano que de las conquistas de los reyes. Boullée promovió la idea de hacer arquitectura expresiva de su propósito, una doctrina que sus detractores llamaron “arquitectura parlante”. Su cenotafio dedicado a Newton tendría la forma de una esfera gigante, la forma del universo. “Oh Newton, que gracias a la extensión de tu sabiduría y a tu genio sublime has determinado la forma de la Tierra; yo he concebido la idea de envolverte en tu propio descubrimiento”.
  27. 27. El monumento a Newton iba a ser una gran esfera hueca de 152 metros de diámetro. El interior estaría vacío, aparte del sarcófago; nada distraería la atención. La iluminación se efectuaría a través de minúsculas aberturas estelares agrupadas como constelaciones celestes. Puesto que el monumento se entendía como cenotafio, la arquitectura se acompañaba de numerosos cipreses como símbolos funerarios. También tendría una lámpara colgada del techo, que representaría el sol. En otras palabras, Boullée proponía un vasto modelo del universo para homenajear a la persona que más había hecho para explicar su funcionamiento. CENOTAFIO DE NEWTON. E. L. Boullée, 1784.
  28. 28. ALBERGUE PARA GUARDIAS RURALES (para Maupertius), Ledoux. En 1763 el marqués Anne-Pierre de Montesquiou-Fézensac llamó a Ledoux a su vasto dominio de Mauperthuis, en la región de Brie, a unos 60 km de París. El arquitecto reconstruyó y embelleció el castillo situado en la cima de una colina, para el que dispuso un gran pórtico jónico, creó unos juegos de agua alimentados por un acueducto, levantó varias nuevas edificaciones: una orangerie, una faisanería, un pabellón para los guardas y otras dependencias de las que solo subsisten hoy algunos vestigios. Este edificio tiene la forma de la Tierra, una esfera, en recuerdo, tal vez, de otro Maupertuis, un matemático y astrónomo francés que se convirtió en uno de los defensores más firmes de la teoría de la gravitación de Newton. Se puede considerar como clásica debido a sus columnas, pero también con la forma similar a una puerta del templo. Se puede decir que es original, ya que es un edificio esférico, lo cual es inusual. Además, existe una arquitectura geométrica con un patio ahuecada dividido en cuatro pequeños patios. Esto demuestra una gran imaginación, la creatividad del arquitecto en su proyecto. Parte está en el sótano, uno puede imaginar que se construyeron muy grande como para permitir que todos los guardias agrícolas vivan en ella.
  29. 29. BARRIÈRES DE PARÍS, Ledoux, 1784. Entre 1785 y 1788 se construye alrededor de París una barrera de 24 km y 6 m de altura con 60 barreras o puestos de control para cobrar diversos tributos, como la gabela. Algunos autores consideran una de las causas que más contribuyó al descontento de la población que culminó en la Revolución francesa en 1789. Ledoux fue el encargado de construir estos puestos de control, que denominó “propileos de París”.
  30. 30. Ya en el siglo XIX, la arquitectura neoclásica francesa abandonó la experimentación para entregarse a la propaganda de las glorias militares de Napoleón a través de arcos de triunfo, columnas conmemorativas, similares a las de los antiguos romanos, o grandiosas iglesias con aspecto de templos romanos. Napoleón Bonaparte mandó construir, por ejemplo, el Arco de Triunfo de París después de su victoria en la Batalla de Austerlitz (1805), tras prometer a sus hombres: «Volveréis a casa bajo arcos triunfales». Este estilo neoclásico imperial fue un estilo monumental, solemne y grandioso, enriquecido con abundante decoración esculpida de carácter alegórico, simple imitación de la arquitectura imperial romana ARCO DE TRIUNFO DE PARÍS. Jean Chalgrin, 1807-37.
  31. 31. Sobre las caras interiores del Arco están grabados los nombres de grandes revolucionarios y las victorias militares de Napoleón I. En los cuatro pilares figuran esculturas que representan La Paz, La Resistencia, La Marsellesa y El Triunfo.
  32. 32. Inspirado en la Maison Carrée de Nimes, el edificio fue dedicado originalmente por Napoleón como Templo a la gloria de la Grande Armée. Pierre Vignon combinó el peristilo del templo griego con el podio y la idea de fachada del templo romano. En 1842 volvió a ser iglesia católica, función que continúa desempeñando en la actualidad.
  33. 33. Alegorías de la Paz y la Victoria. Bajorrelieves con las victorias de napoleón de 1805. Soldados con el uniforme del Gran Ejército napoleónico. “El ejército francés embarcado en Boulogne amenazaba Inglaterra. Una tercera coalición estalla en el continente. Los franceses vuelan del océano al Danubio. Baviera es liberada, el ejército autríaco es preso en Ulm. Napoléon entra en Viena y triunfa en Austerlitz. En menos de cien días la coalición es disuelta.” ARCO DE TRIUNFO DEL CARRUSEL. Percier y Fontaine, 1808.
  34. 34. La Columna Vendôme está forrada de una chapa colada con el bronce de los cañones arrebatados por los franceses al enemigo en la Batalla de Austerlitz y decorada con bajorrelieves que representan escenas de guerra. Está coronada por la imagen de Napoleón Bonaparte, como general romano. Está inspirada en las columnas conmemorativas romanas, como la Columna Trajana o la de Marco Aurelio. COLUMNA VENDÔME, 1810.
  35. 35. VILLA ROTONDA. Palladio, 1566. ARQUITECTURA INGLESA Y AMERICANA. El estilo barroco, tan popular en el continente europeo, nunca tuvo verdadera implantación en las islas británicas. Fue rápidamente sustituido a comienzos del XVIII por el estilo neopalladiano. Las casas neopalladianas no eran los pequeños y exquisitos refugios de descanso que Palladio concibió. No eran villas, sino grandes mansiones, simbólicos centros de poder de los Lores que gobernaban Gran Bretaña. Las concepciones matemáticas de proporción y distribución típicas de Palladio fueron desechadas en beneficio de las fachadas de grandes pórticos de carácter suntuoso. MEREWORTH CASTLE (Kent). Colen Campbell, 1723.
  36. 36. Lord Burlington y William Kent se inspiraron en las villas palladianas del Renacimiento para construir una serie de villas suburbanas rodeadas de jardines para una clientela que combinaba intereses agrarios y mercantiles y que buscaba un estilo de carácter intemporal y universal.
  37. 37. Al margen del neopalladianismo, en Inglaterra otros arquitectos realizaron versiones distintas del neoclasicismo. El arquitecto y arqueólogo Robert Adam, excavador del Palacio del emperador Diocleciano en Spalato, se especializó en el diseño de interiores basado en el repertorio pompeyano y renacentista italiano. Hasta entonces, la arquitectura de los templos clásicos había sido la principal fuente de inspiración para los arquitectos. Pero, tras las excavaciones de Pompeya y los trabajos de Robert Adam, se supo mucho más de las casas y palacios romanos. SYON HOUSE. Robert Adam, 1750.
  38. 38. SYON HOUSE, Robert Adam, 1750 Estatuas doradas semejantes a las que los romanos olocaban encima de los arcos de triunfo. Friso de palmetas y antemas, motivos decorativos típicos romanos.
  39. 39. La arquitectura neoclásica tuvo un gran acogimiento en los Estados Unidos, ya que el nuevo país quería crear una república imitando a las del mundo antiguo. Uno de los mejores ejemplos de esta arquitectura lo encontramos en el Capitolio, edificado por Thornton y Bulfinch y ampliado posteriormente por Thomas Walter, quien levantó la gran cúpula, rememorando a la de Soufflot, y añadió las alas destinadas al Congreso y al Senado. CAPITOLIO DE LOS ESTADOS UNIDOS. Benjamin Henry Latrobe, Charles Bulfinch, 1793-1800.
  40. 40. MONTICELLO. Thomas Jefferson, 1770-1809. En Estados Unidos, el neopalladianismo también alcanzó gran éxito. Monticello fue la residencia de Thomas Jefferson, tercer presidente de los Estados Unidos de América. La casa es diseño del propio Jefferson, y se basa en el estilo de Palladio.
  41. 41. El color blanco o, como mucho, el natural de la piedra acaban con la policromía típica del barroco. El blanco, además, se relaciona con la pureza de los ideales republicanos, tan queridos para los ilustrados. LA CASA BLANCA (Washington). James Hoban, 1790.
  42. 42. EDIFICIO DE LA NUEVA GUARDIA DE BERLÍN (Cuartel de las tropas del príncipe de Prusia). Friedrich SchinkeL, 1818. ARQUITECTURA ALEMANA. En Alemania la arquitectura neoclásica supuso, sobre todo, la recuperación de la arquitectura griega y, muy especialmente, del orden dórico. Leo von Klenze, Friedrich Schinkel y Carl Gothard Langhans representan perfectamente la corriente neogriega.
  43. 43. La Walhalla era el lugar en el que pasaban a disfrutar de vida eterna los héroes de la mitología germánica. Es una copia perfecta del Partenón de Atenas, sostenido por 52 columnas dóricas. En su interior alberga bustos de 130 ilustres alemanes cubriendo 2000 años de historia. El más antiguo es Arminius, victorioso en la Batalla de la selva de Teutoburgo en el año 9 d.C. Tales bustos debían servir como ejemplos morales y educativos. WALHALLA. Leo Von Klenze, 1831.
  44. 44. WALHALLA. Leo Von Klenze, 1831.
  45. 45. La Gliptoteca de Múnich es un museo ubicado en la ciudad alemana de mismo nombre que fue encargado por el rey bávaro Luis I para albergar su colección de esculturas griegas y romanas.
  46. 46. La Puerta de Brandemburgo fue construida entre 1788 y 1791 durante el reinado de Federico Guillermo II de Prusia por Carl Gotthard Langhans, a la manera de unos modernos propíleos para la ciudad de Berlín. En este lugar se encontraba en esas fechas una de las 18 puertas de la muralla de la ciudad. PUERTA DE BRANDEMBURGO. Carl Gothard Langhans, 1794.
  47. 47. ARQUITECTURA ESPAÑOLA. La introducción del neoclasicismo en España hay que relacionarlo con el despotismo ilustrado de los Borbones, especialmente de Carlos III, y con el intento de dotar a la modernización del país de un nuevo lenguaje artístico. La construcción en la primera mitad del siglo XVIII del Palacio Real de Madrid, según los principios del clasicismo barroco, sirvió de lugar de aprendizaje para muchos arquitectos y artistas españoles. PALACIO REAL DE MADRID. Giambattista Sacchetti, 1734-55.
  48. 48. En la transición del barroco tardío al neoclasicismo jugó un papel muy importante el arquitecto Ventura Rodríguez. Se formó junto a los arquitectos del Palacio Real, Juvara y Sachetti, y puede considerarse como heredero y continuador de ese barroco sobrio y monumental que se ha llamado barroco clasicista. IGLESIA DE SAN MARCOS. Ventura Rodríguez, 1749. FACHADA DE LA CATEDRAL DE PAMPLONA . Ventura Rodríguez, 1783.
  49. 49. La creación, a mediados del siglo XVIII, de la Academia de Bellas Artes de San Fernando supuso la ruptura con el método tradicional de aprendizaje artístico basado en los talleres y su sustitución por un sistema reglado basado en los principios del clasicismo. La Academia se convirtió en el nuevo centro de enseñanza de la arquitectura y estableció un sistema de becas en Roma, de las que se beneficiaron numerosos artistas y arquitectos, que pudieron conocer así el debate artístico y arqueológico que por entonces había en Roma. ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO, Madrid.
  50. 50. El neoclasicismo llega a España con Carlos III y con su arquitecto de confianza, Francesco Sabitini, a quien se lo trae de Nápoles, lugar en el que Carlos había reinado durante 25 años. SABATINI CARLOS III. Mengs, 1761.
  51. 51. PUERTA DE ALCALÁ. Francesco Sabatini, 1778. La Puerta de Alcalá cuenta con el mérito de ser el primer arco de triunfo moderno erigido en Europa tras la caída del Imperio romano. Carlos III lo manda construir para simbolizar su acceso al trono, ya que fue por este camino por donde llegó a Madrid desde Nápoles. Queda algún resabio barroco, pero en la utilización del modelo romano y de los elementos clásicos se respira el espíritu del Neoclasicimo.
  52. 52. Armas diversas y escudos abandonados que aparentemente parecen torsos de guerreros recostados. El conjunto viene a indicar alegóricamente el esfuerzo pacificador del rey. Los niños que coronan la Puerta de Alcalá por el lado este representan alegóricamente las cuatro virtudes cardinales: fortaleza, justicia, templanza y prudencia. En el lado interior se muestran las cornucopias como símbolo de abundancia. Las cabezas de león vienen a indicar la soberanía, la vigilancia constante y el mantenimiento de la paz
  53. 53. El principal arquitecto del Neoclasicismo español es Juan de Villanueva. Estuvo becado varios años en Roma por la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Allí se formó en los principios del clasicismo, que aplicaría por vez primera en dos pequeñas casas de recreo para miembros de la familia real en El Escorial: la Casita del Príncipe y la Casita de Arriba. LA CASITA DEL PRÍNCIPE. Juan de Villanueva, 1771-75.
  54. 54. La obra principal de Villanueva es el Museo del Prado, que nació como Museo de Ciencias Naturales.
  55. 55. El Museo del Prado fue pensado originalmente como Museo de Ciencias Naturales, formando parte de un amplio plan de modernización de la capital ideado por Carlos III y que incluía nuevas calles, diversos edificios públicos, palacios y nuevos accesos a Madrid (la Puerta de Alcalá, por ejemplo). Uno de los proyectos más ambiciosos del monarca fue el de convertir el Paseo del Prado en un complejo cultural que pudiera servir como centro de reunión y ocio a los habitantes de Madrid. Para ello, encargó a José de Hermosilla el trazado del nuevo Paseo del Prado y ordenó trasladar aquí el Jardín Botánico que había fundado Fernando VI. Para completar el conjunto decidió la construcción de un observatorio astronómico y de un Museo de Ciencias Naturales, cuyo proyecto encargó a Villanueva. El Paseo del Prado se completaría con bellas fuentes de cuyo diseño se encargaría Ventura Rodríguez: las fuentes de Neptuno, de Apolo y de la diosa Cibeles. PUERTA DEL JARDÍN BOTÁNICO. FUENTE DE CIBELES.
  56. 56. PUERTA DE ALCALÁ PARQUE DEL RETIRO OBSERVATORIO ASTRONÓMICO MUSEO DEL PRADO JARDÍN BOTÁNICO CIBELES NEPTUNO GLORIETA DE ATOCHA APOLO
  57. 57. El Museo del Prado nace como templo dedicado a la ciencia. Originalmente incluía un gabinete de Historia Natural, con salas de estudio y de exposición, una Academia de Ciencias Naturales, con laboratorios, aulas y bibliotecas, y un Salón para Juntas Académicas. Los tres espacios se unirían mediante alas retranqueadas en fachada. Cada espacio tenía un tratamiento interno y externo diferente. La pieza más importante del Museo debía ser el gran salón principal que se abría detrás del pórtico toscano. Era una especie de templo basilical de doble altura que acababa en un ábside semicircular. No llegó a construirse, por la llegada de los franceses en 1808. Cuando las obras se retomaron en 1818, con Fernando VII, la distribución interna se modificó. Gabinete de Historia Natural Academia de Ciencias Naturales Salón de Juntas Académicas
  58. 58. El cuerpo central (A) está concebido como una basílica con cabecera absidial. Daba acceso al Salón de Juntas Académicas. Sería “un gran templo laico de la ciencia”. En esta parte se encuentra la fachada principal (B) del edificio en forma de un pórtico toscano hexástilo. En la fachada sur (E) usa un modelo de palacio italiano con patio cuadrado y cerrado. Seis columnas corintias decoran esta fachada. Daba acceso a la Academia de Ciencias Naturales, con capacidad para sus instrumentos, laboratorios, aulas y biblioteca. En la fachada norte proyecta una rotonda circular dentro del espacio cuadrado, cubierta con una cúpula montada sobre ocho columnas jónicas (D). Daba acceso al Gabinete de Historia Natural, con salas de estudio..
  59. 59. RELIEVE DEL FRONTÓN, MEDALLONES CON ARTISTAS ESPAÑOLES Y MATRONAS SON DE RAMÓN BARBA, EN TIEMPOS DE FERNANDO VII COLUMNATA JÓNICA , ARCOS DE MEDIO PUNTO VOLÚMENES NÍTIDOS Y GEOMÉTRICOS, DE GRAN SOBRIEDAD ARMONÍA, PROPORCIÓN, EQUILIBRIO, SIMETRÍA PREDOMINIO DE LA HORIZONTALIDAD PÓRTICO TOSCANO HEXÁSTILO COMBINACIÓN DE MATERIALES QUE SE HARÁ CÉLEBRE CON LOS BORBONES: GRANITO GRIS, PIEDRA CALIZA BLANCA Y LADRILLO NARANJA.
  60. 60. OBSERVATORIO ASTRONÓMICO Juan de Villanueva, 1790.
  61. 61. Templete circular, que no funciona como linterna del espacio inferior. Ahora es un cuerpo autónomo, acristalado, con suelo y techo. Pórtico exástilo corintio. No se remata con frontón, sino con ático.
  62. 62. Claro influjo palladiano en la planta cruciforme, con el juego del cuadrado y el círculo. Gabinetes y oficinas. Pórtico hexástilo. Escaleras para acceder a la terraza superior.

×