• Like
  • Save
Memoria "Fiesta de la Vaquilla"
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

Memoria "Fiesta de la Vaquilla"

  • 1,044 views
Published

Ésta es la memoria que se presentó en la Comunidad de Madrid para la catalogación de nuestra Fiesta de la Vaquilla de Pedrezuela como Bien de Interés Turístico Regional, la cual fue aprobada en el …

Ésta es la memoria que se presentó en la Comunidad de Madrid para la catalogación de nuestra Fiesta de la Vaquilla de Pedrezuela como Bien de Interés Turístico Regional, la cual fue aprobada en el BOCM de 19 de mayo de 2011

Published in Travel , Business , Technology
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,044
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAMEMORIA DE UNA TRADICIÓN ANCESTRAL ____________________________________________________________________ FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA PROPUESTA PARA SU DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL En Pedrezuela, a uno de mayo de dos mil diez. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -0-
  • 2. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA ÍNDICE…PRESENTACIÓN ___________________________________________________ 2DESCRIPCIÓN DE LA FIESTA _________________________________________ 4 Descripción de la vestimenta tradicional __________________________ 10 Descripción de la fiesta por los propios protagonistas ________________ 12ORÍGENES _______________________________________________________ 16 Historia reciente de la fiesta ____________________________________ 19SIGNIFICADO Y SIMBOLOGÍA ________________________________________ 22 Simbología __________________________________________________ 24ANEXO I: FOLLETOS EDITADOS SOBRE LA FIESTA _______________________ 26ANEXO II: PROCESO DE ELABORACIÓN Y DECORACIÓN DE LA VAQUILLA ____ 28 Inauguración del Museo de Pedrezuela ___________________________ 34 PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -1-
  • 3. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA PRESENTACIÓN La Fiesta de la Vaquilla se celebra cada año el 20 de enero, festividad deSan Sebastián. Está protagonizada por los quintos del año y es de carácterexclusivamente laico. Casa Consistorial el día de la festividad. La importancia de preservar esta fiesta reside, principalmente, en laantigüedad de la misma. Se trata de una tradición muy arraigada en los vecinosde Pedrezuela, y los quintos de cada año llevan con honor la responsabilidad deser los encargados de mantener viva la celebración de la misma. Es una de las fiestas más interesantes de la Comunidad de Madrid desde elpunto de vista antropológico, claro rito de iniciación masculina que simboliza elpaso de niño a hombre, donde los gurramaches tienen que correr por el pueblohaciendo sonar los cencerros que llevan en su cintura y así poder ahuyentar los PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -2-
  • 4. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAmalos espíritus que se hayan podido establecer en el pueblo desde el 1 denoviembre. El sacrificio ficticio de la vaca, tótem mediterráneo de nuestra cultura,se realiza para que ese año haya abundante cosecha. En la actualidad, tras la suspensión de la obligatoriedad del servicio militar,no hay quintas, por lo que, para seguir con esta antigua tradición, se decidió quelos jóvenes que cumplen 18 años sean los encargados de protagonizar la Fiestade la Vaquilla, siendo sus acompañantes los que tienen un año menos. El pueblo de Pedrezuela ha inmortalizado la fiesta dedicándole un mural debajo relieve de bronce en el que plasma tanto la imagen de los quintos (vaquero,vaquilla y gurramaches) como la descripción de la vestimenta de los mismos. Laautora de dicho mural es la escultora Ana Hernando, y fue inaugurado el 20 deenero de 2009 por la alcaldesa del Ayuntamiento de Pedrezuela, Dña. Sagrario dela Fuente Herranz, y el Director General de Cooperación Local de la Comunidad deMadrid, D. Jaime González Taboada. Mural que homenajea la Fiesta de la Vaquilla de Pedrezuela, inaugurada en 2009. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -3-
  • 5. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA DESCRIPCIÓN DE LA FIESTA Las actividades relacionadas con la fiesta comienzan unas semanas antesdel 20 de enero, reuniéndose los quintos del año con los del siguiente, conocidoscomo acompañantes, para repartirse, mediante sorteo, los personajes que lucirándurante el evento: una vaquilla, dos vaqueros y el resto gurramaches (ocurramaches). Fiesta de la Vaquilla de 1981. Antiguamente, de los acompañantes sólo dos se vestían para el festejo,haciendo el papel de vaqueros, y otro estaba encargado de repartir vino dulce atodos los asistentes durante la celebración, con una gran bota atada a un labradoy grueso garrote; el resto iban de paisano y acompañaban a los quintos en suscenas y algarabías. En la actualidad todos se visten para la fiesta, quintos yacompañantes, aunque sólo los primeros tienen el honor de sortear y llevar lavaquilla, y sólo entre los acompañantes se sortean los dos vaqueros. El personajeencargado de la bota de vino, recorre la plaza del pueblo, ofreciendo a losasistentes de la bebida que porta a cambio de la voluntad. Esta figura, hareaparecido hace unos años de nuevo. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -4-
  • 6. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA El fin de semana anterior a la fiesta se ponen en la carretera que da accesoal pueblo y, tras explicar el significado de la fiesta a los conductores que llegan almunicipio, les ofrecen un trago de vino a cambio de dinero para sufragar la fiesta.Estas cuestaciones siempre se hicieron, aunque antiguamente iban de casa encasa con unas alforjas al hombro pidiendo algo de comida (huevos, chorizos,nueces, vino, etc.) para poderse hacer su cena de quintos. A las cinco de la tarde del 20 de enero, una vez ataviados, acuden todoslos quintos a la casa de donde ha de salir la vaquilla, y formando dos filas degurramaches con un vaquero al frente y otro detrás y la vaquilla en el centro delgrupo, se dirigen a la plaza del pueblo produciendo un ensordecedor ruido decencerros, mientras los vaqueros hacen chasquear su honda. En la Plaza de laConstitución esperan todos los vecinos; las mozas se divierten jugando al corro yse bebe vino de una bota atada a un artístico y labrado garrote, que porta unzagal. Al llegar los quintos, la vaquilla acomete contra las mozas que estabanjugando al corro, las cuales deben encaramarse al carro de madera que allí seencuentra en el centro de la plaza para poder escapar de ella. Acude a su auxilioun vaquero, que la domina y devuelve al centro de los gurramaches para seguircon su recorrido. Seguirán yendo y viniendo a la plaza cuatro o cinco veces más,hasta que se da muerte ficticia a la vaquilla mediante dos disparos al aire,momento en el que finaliza la escenificación. En ese momento los quintos y acompañantes se dispersan, desaparecen dela plaza, volviéndose a vestir de paisanos y acompañando al resto del pueblo a lamerienda y baile que el consistorio ofrece, lo cual tiene lugar una vez elAyuntamiento termina de repartir los panes de anises. En el libro Pedrezuela en sus documentos se relata con todo lujo dedetalles el ritual que se ha venido llevando a cabo históricamente dicho día: PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -5-
  • 7. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Como cada año, el día 20 de enero, festividad de San Sebastián,en un pequeño pueblo de la Sierra de Guadarrama llamadoPedrezuela y situado en el kilómetro 44 de la carretera de Burgos, eltiempo parece retroceder. Los resortes atávicos mueven a susjóvenes en edad de incorporación a filas y poco a poco lo ancestralva llenando las calles con una de las más significativas y menosconocidas fiestas de nuestra geografía peninsular: “la fiesta de lavaquilla”. Todo comienza unos días antes de la fecha decisiva. Hay quebuscar cencerros, mantones de Manila, cortinas de vivos yfloreteados colores, sombreros de ala ancha y largas varas de fresno. Se reúnen los jóvenes que ese año entran en quintas y rifan lospersonajes del espectáculo. A saber: vaca, vaqueros y gurramaches. La estructura de la vaca es un tablón de madera que si se vefrontalmente, por su parte más estrecha, tiene forma de semicírculo,con un grosor suficiente para que, apoyado sobre un cojinete, puedaser transportado sobre la cabeza del quinto que en la rifa le hayacorrespondido representar este papel. Es tradición que los quintos suban al balcón del Ayuntamiento. Exteriormente, la vaquilla está adornada con mantones deManila, sábanas encajadas y lazos de vivos colores. La faz del animalestá decorada con espejos, collares de perlas y una robustacornamenta. Los vaqueros son dos quintos más (antaño eran dos de los queiban a entrar a quintas al año siguiente -acompañantes-), que,ataviados con delanteras de cuero, botas camperas, chaleco corto,faja, camisa blanca y sombrero cordobés, dirigen la fiesta al son delas hondas que ellos mismos restallan o chasquean sin cesar en suscarreras. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -6-
  • 8. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Por el contrario, los gurramaches, personajes que han dadonombre a la fiesta, son el resto de los quintos; visten dos mantonesde Manila doblados en pico que, sujetos sobre los hombros ycruzados sobre el cuerpo, vienen a juntar sus puntas en la cintura.Los pantalones: floreadas cortinas cosidas en forma de tubos parapoder meter las piernas y sujetos en la cintura. Un sombrerocordobés tapado con un amplio pañuelo que cae sobre los hombros ysujeto con una cinta roja configura el tocado de la cabeza; y unosgrandes cencerros atados atrás de la cintura con gruesa correa decuero y una vara larga de más de dos metros de longitud con ungracioso lazo rojo en su punta superior conforma la figura delcurramache o gurramache, como más vulgarmente se le sueledenominar. Los preparativos de la fiesta continúan con la adquisición devino tinto que se reparte entre los asistentes al festejo y la comprade unos corderos que servirán de fraternal cena entre losprotagonistas del acontecimiento. Ayudados en sus propia casa por la madre, hermanas, abuelas ydemás personal femenino de la familia, cada personaje se vauniformando sin omitir ningún detalle de su vestimenta. Poco después, hacia las cinco de la tarde, todos se reúnen a lapuerta de donde ha de salir la vaquilla. Y una vez juntos comienzanla fiesta. El ruido de los cencerros invade las calles del pueblo, lascarreras del grupo, bien formado en dos filas paralelas encabezadaspor los vaqueros y arropando a la vaca que va en medio de losgurramaches, no tienen tregua, recorriendo todas las calles de lavilla. La gente se agrupa en la plaza, unas jugando al corro, otrosbebiendo grandes tragos de vino que reparte un zagal de una botaatada a un artístico y labrado garrote, aguardan la llegada de losgurramaches. Por fin se oyen los atronadores cencerros que se acercan. Hacensu aparición en la plaza y la vaca acomete contra las faldas de lasjuguetonas mozas que componían el corro. Los gritos y las risas sesuceden sin cesar. Los danzantes dan varias vueltas al recinto,siempre escapándose la vaquilla e intentando levantar más de unasaya por dejar a la vista las tersas carnes de la fémina juventud. Denuevo salen de la plaza y siguen correteando las calles. Con unaespecie de provocación se vuelven a formar los corros de hembras,que dan vueltas sin parar. Poco después llegan de nuevo losgurramaches, vaqueros y vaquilla; se repiten las escenas deacometida, se dan tres vueltas en círculo por la plaza y el denotar dedos cartuchos de pólvora nos indica que la vaquilla ha muerto. Cadauno de los protagonistas sale de la plaza por donde puede, callan sus PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -7-
  • 9. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA cencerros y el silencio en el pueblo se hace de nuevo. La fiesta ha terminado. Más tarde, en el ayuntamiento, se repartirán grandes y redondos panes de anises para todos los vecinos, concretamente un cuarto de pan por persona empadronada. Ya anocheciendo, habrá gran baile para toda la comunidad hasta la una o las dos de la madrugada. En el mural se puede leer: “20 de enero, Día de San Sebastián, los Quintos… … a las cinco de la tarde da comienzo el ritual. Los Gurramaches, pantalones floreados de cortinas, cencerros, mantones y vara larga de fresno. Dos Vaqueros, llegan chasqueando la honda, delanteras de cuero y un sombrero cordobés. La Vaquilla, portada por un quinto, ataviada con mantones, lazos y joyas. Juntos recorren las calles de la Villa cobrando vida en la plaza hasta caer la tarde donde se escuchan dos tiros, “la vaca ha muerto” El próximo año se repetirá la historia…” En agradecimiento a los mozos de este pueblo que año tras año consiguen que no se pierda la tradición. A las mujeres y madres que buscan y cosen sus trajes. A los vecinos y visitantes que disfrutan de esta fiesta, comparten el pan de anís y bailan en la plaza. Excmo. Ayuntamiento de Pedrezuela. 20 de enero de 2009. En el mural que homenaje a la Fiesta de la Vaquilla se hace mención a la carreta y los panes de anises. Actualmente hay detalles de la tradición que no se siguen practicando;como es de suponer, el acto de alzar las faldas de las señoritas está fuera delugar en una sociedad del siglo XXI, pero es importante no olvidar este aspecto dela fiesta por lo erótico y propiciatorio a la fertilidad y fecundación de la inminenteprimavera que simbólicamente tiene. La importancia de la fertilidad del rito, elerotismo al acometer a las mujeres, la provocación de las mismas dejándose verjugando al corro, la simbología viril del animal y su posterior sacrificio y repartode vino (la sangre fecundante del dios que aún en nuestra religión cristianamantenemos), son recurrentes habituales a la fertilidad, fecundación yreproducción de la primavera, ya próxima en esas fechas si tenemos en cuenta PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -8-
  • 10. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAque antiguamente comenzaba el 1 de febrero, cristianizada con la fiesta de laCandelaria. No obstante, la jovialidad durante el recorrido de los quintos en sus variasidas y venidas por las diferentes calles del pueblo y la Plaza de la Constituciónsigue manteniéndose intacta, siendo especialmente destacable las constantesembestidas de la vaquilla hacia el público asistente al acto, con la intención deanimarles, y la consiguiente persecución de los vaqueros para volverla a colocar alcentro de los gurramaches, haciendo chasquear sus hondas repetidamente. En Pedrezuela en el día de la Vaquilla se han fundido tres actividadesdispares que convivían juntas sin conexión alguna entre ellas: la “ascendera”, lavaquilla y el pan de anís. La “ascendera”, palabra corrupta de “facendera”, de“hacer” y no de “ascender”, consistía en la realización de trabajos sociales porparte de la comunidad de forma voluntaria y gratuita. Los hombres del puebloiban a la plaza del ayuntamiento y se distribuían en cuadrillas que, organizadaspor el Consistorio, acudían generalmente a arreglar los caminos más necesitados;en los últimos años era corriente ir a arreglar las tollas de la “Cruz del CantoBlanco”, las “Cuestas” y la “Angostura”, a las salidas del pueblo. El ayuntamientocompensaba el esfuerzo con pan y vino a los trabajadores hasta que acudían acomer a sus casas, dedicando la tarde a la festividad de la vaquilla. Esta tradiciónhoy en día esta en desuso. Tras el ritual de la Vaquilla, el ayuntamiento reparte entre todos losasistentes una caridad de pan de anises que, aunque de siempre se ha dado eneste día (está documentado en la partida de gastos del ayuntamiento desde 1648que "para la caridad de San Sebastián 12 fanegas de trigo y 12 arrobas devino…"), parece no tener ninguna relación con la fiesta reseñada: cuenta latradición que hace muchos años vivía un molinero de nombre Sebastián que almorir dejó una cantidad de dinero al ayuntamiento para que todos los años, el díade su santo, se repartiera caridad de pan de anises entre todos los vecinos delpueblo. También esto ha evolucionado, y además de la caridad, propiamente PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ -9-
  • 11. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAdicha, el ayuntamiento obsequia al pueblo con un suculento aperitivo de jamón,queso y vino, mientras una orquesta ameniza con baile el fin de la jornada. Tras matar a la vaquilla se reparte, como es habitual, el pan de anises.Descripción de la vestimenta tradicional La familia y amistades de los quintos eran, y siguen siendo, las encargadasde adornar la vaquilla y ayudar a vestirse a los protagonistas de la fiesta, ya quecada quinto se ocupa de su propia vestimenta. La vaquilla consiste en un armazón de madera en forma de cilindro huecopartido a la mitad, decorado externamente de almohadones y cojines paraconfigurar el lomo del animal, y vistiéndolo posteriormente a base de mantonesde Manila, sábanas encajeadas y lazos de vivos colores. La testuz del animal esde terciopelo negro o rojo y se adorna con espejos a modo de ojos, collares deperlas y diversos colgantes, además de dos agraciados cuernos. En su parte PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 10 -
  • 12. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAtrasera se coloca un rabo de vaca. Debajo de este exótico conjunto se coloca uncojín para que el quinto correspondiente lo pueda llevar sobre su cabeza. Detalle de la parte frontal de la vaquilla. En el Anexo II se presenta un dossier fotográfico en el que puedeobservarse el proceso de construcción y decoración de la vaquilla. Quintos con la vaquilla. Los vaqueros visten de traje campero cordobés, de corto, con delanterasde cuero, botas camperas, chaleco corto, faja roja, camisa blanca y sombrero deala ancha, portando en la mano una honda que “chasquean” o restallansonoramente durante la fiesta. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 11 -
  • 13. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Vestimenta de los vaqueros. Los gurramaches o curramaches son los de vestimenta más original:llevan dos mantones de Manila doblados en pico sobre los hombros y cruzadossobre el cuerpo hasta juntar sus puntas en la cintura; pantalones floreados, queno son más que cortinas cosidas en forma de tubos para poder meter las piernasy sujetar a la cintura; un sombrero cordobés tapado con un amplio pañuelo quecae sobre los hombros, sujeto con una cinta roja; unos grandes cencerros atadosatrás de la cintura con una gruesa correa de cuero, y cuyo sonido avisa de lallegada de la vaquilla; y una larga vara de fresno, de más de dos metros delongitud, adornada con un lazo rojo en su punta superior. Vestimenta de los gurramaches. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 12 -
  • 14. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELADescripción de la fiesta por los propios protagonistas Se reproduce a continuación un extracto de la vivencia de ser un quinto enPedrezuela, narrado originariamente por Beatriz Cabello y Fernando Santamaría: 31 de diciembre, un año más se acaba aunque éste fue especial. Al llegar a la Plaza, los amigos nos felicitamos el año nuevo y uno comentó ¡ya somos quintos! Y así era, durante ese mes de enero vivimos una serie de experiencias inolvidables. Pasados unos días, quedamos por primera vez para cenar. Para unos era nuestro primer año, mientras que otros estaban repitiendo. Recuerdo estar algo nervioso, y no era para menos porque esa noche se sorteaba los tres protagonistas de la fiesta: la vaquilla, y los dos vaqueros (el resto serían los gurramaches). Al llegar el momento del sorteo se notaba la tensión e ilusión en nuestros rostros. ¿Quién iba a ser vaquero? ¿Quién sería la vaquilla, el protagonista central de la fiesta más ancestral de nuestro pueblo? Todos nos mirábamos expectantes para conocer los afortunados. Los aplausos de todos estallaron cuando uno de ellos nos enseñó el papel en el que ponía “Vaquilla”. La fiesta se alargó hasta la madrugada. En esa cena pasó algo especial, la amistad que había entre nosotros se hizo más fuerte; nos unía el sentimiento que estaba latente desde nuestra niñez, el sueño de mantener viva la tradición. Al día siguiente, con el cansancio en el cuerpo de haber trasnochado, subimos como es tradicional a pedir dinero en la entrada del pueblo. Allí cortamos el paso a los conductores para que colaborasen económicamente con la fiesta; algunos se lo tomaban a bien y nos daban lo que podían. Con el dinero recaudado, además de varias comidas y cenas para los quintos, organizamos una fiesta en la que todos los que se acercaron pudieron disfrutar del buen humor. En las comidas y cenas seguimos con el buen ambiente de la primera reunión. Durante esos días nos preparábamos para lo que se nos venía encima: unos no encontraban los pantalones, a otros no les valía la caperuza, los vaqueros aprendían a chascar sus ondas, la vaquilla practicaba en su casa las distancias, etc. Todos teníamos algo que hacer, por lo que estos días fueron agotadores e imborrables. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 13 -
  • 15. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA La noche del diecinueve al veinte de enero representa el últimomomento de la adolescencia, y es tradición que los quintos gastemosalgunas bromas; eso sí, somos conscientes de que es un momentode vacilón, pero también sabemos que ser quintos no significa serinmunes, por lo que nos divertimos de manera responsable. Llegado el gran día, el 20 de enero, no recuerdo si la noche sehizo corta o si el despertador sonó antes que de costumbre.Habíamos quedado por la mañana para colocar el carro en la plaza,que serviría por la tarde como parte de la escenografía del ritual.Había muchos nervios; recuerdo que uno no encontraba la ropa niotro los pantalones, además de aquél que no era del pueblo y nosabía dónde vestirse. Ello se solucionó con ayuda de la gente dePedrezuela que, ilusionada con la fiesta, colaboró prestando susatuendos. Esta generosidad es de agradecer, y es otro de los motivospor los que veneramos esta fiesta. Los quintos colocan el tradicional carro en la plaza antes de comenzar la fiesta. A la una nos reunimos para comer. Durante la comidaintercambiamos nuestras sensaciones y predicciones; las fotosmarcaron este almuerzo, retratando lo que vivíamos en esosmomentos: prisas, nervios, emociones, etc. Y así, fuimos a casa avestirnos. Abuelas, madres, tías y otros familiares y amigos que queríancolaborar trabajaron a destajo para que todo saliera a la perfección,y en ese momento estaban ahí para ayudar a vestirnos. Elsentimiento al vestirse es algo difícil de expresar. Es una mezcla delos nervios que vives durante todo el día y la ilusión de haber llegadoel momento esperado. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 14 -
  • 16. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA A las cinco de la tarde debíamos estar todos en la casa del queiba de Vaquilla. Poco a poco íbamos llegando al encuentro y,mientras esperábamos a que se hiciera la hora, la frase que más seoía era “¡madre mía, qué pintas!”. Los nervios desaparecieron con lasrisas al vernos vestidos de tal manera. Había mucha gentepresenciando aquel momento; los familiares y amigos grababanvídeos y tiraban fotos sin parar mientras nosotros saltábamos ymovíamos nuestros cencerros. Todo se desbordó cuando la vaquillaasomó sus cuernos por la puerta de su casa, puntual a su cita. Todos con alegría salimos a correr dirección a la Plaza de laConstitución, que estaba a rebosar de gente. Nosotros dábamosvueltas haciendo sonar los cencerros y las ondas mientras la vaquillahacía de las suyas. Entonamos los cánticos junto al carro y subimosal balcón del ayuntamiento, cumpliendo así con ambas tradiciones,documentadas gráficamente en fotos antiguas de quintos deanteriores años. Algunos años se consiguen dos carros, aunque la diversión siempre es la misma. En el recorrido que hicimos a lo largo del pueblo, con idas yvenidas desde la plaza a distintas calles del municipio, tambiénteníamos nuestros descansos visitando algún que otro bar, aunqueen este día la ilusión crea unas fuerzas inagotables. Este día también dejó momentos emotivos, como los quevivimos con nuestros mayores en la residencia; allí nosotrosintercambiamos nuestra euforia con sus recuerdos, un instante en elque surge la nostalgia por ver que en este pueblo todo el mundo vivela fiesta con intensidad. Después de varios trayectos, el final vino cuando, tras dar tresvueltas al centro de la plaza, sonaron al aire dos tiros de escopeta. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 15 -
  • 17. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Ahí sabemos todos que toca salir corriendo, desaparecer como si todo esto hubiera sido un sueño con un significado muy importante: ya no somos niños, tenemos que madurar para enfrentarnos a nuestras vidas. Para finalizar este gran evento y tras degustar el pan de anises que reparte el Ayuntamiento, nos reunimos en la última cena, en la que invitamos a los quintos del año anterior y a nuestros amigos. Ésta es la cena más bonita y la que más recuerdos deja, rodeado de tu gente y pasando momentos inolvidables. Todo esto continúa en la noche, en la que la diversión no cesa y visitamos toda clase de lugares para hacer ver nuestro pañuelo rojo, que simboliza nuestra condición de quintos. En resumen, todos los sentimientos y experiencias vividos en esta Fiesta de la Vaquilla son inolvidables: el apoyo del Ayuntamiento con su interés de que esta fiesta perdure y facilitándonos las cosas; la gente que te anima; etc. Son muchos sentimientos difíciles de expresar con palabras. Pensamos que esto se debe vivir y disfrutar, así que si eres menor de diecisiete, tienes que vivir esto; no dejes que se pierda. Créenos, vale la pena. ORÍGENES La Fiesta de la Vaquilla de Pedrezuela, con paralelismos en nuestraComunidad Autónoma, el resto de la Península Ibérica e incluso fuera de nuestrasfronteras, responde con nitidez a las características propias de las denominadasfestividades de invierno dentro del ciclo festivo tradicional. El concepto estacionalde año que hoy día poseemos, con cuatro estaciones, es relativamente moderno,por lo que es conveniente entender cómo se entendía antaño el ciclo anual paracomprender una festividad con antecedentes antiquísimos. Tradicionalmente el vulgo entendía el año dividido en dos estaciones,verano e invierno, y sus fechas de inicio eran el 1 de mayo y el 1 de noviembrerespectivamente. Las fiestas de invierno, por tanto, corrían de noviembre a mayo,especialmente entre el 1 de noviembre y el fin del Carnaval. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 16 -
  • 18. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Para la cultura rural tradicional, el invierno suponía un período deoscuridad, de letargo, de grandes y dilatados fríos, y era causante deenfermedades y muertes. Se responsabilizaba de ellas a los malos espíritus yentes infectos que desde el 1 de noviembre (noche de Todos los Santos) habíanentrado en nuestros lares. Por esta razón las fiestas a partir de este momento tenían siempre uncomponente lustral y purificador: se encendían hogueras, se producían ruidos ose realizaban representaciones de lucha entre el bien y el mal hasta llegar el 1 demayo, en el que los espíritus de los difuntos, y entre ellos los malos espíritus,abandonaban de nuevo las aldeas y vagaban por los mundos etéreos hasta elsiguiente noviembre. En este contexto de fiesta invernal y de celebración de comienzos de añose encuadra nuestra Fiesta de la Vaquilla que, en otros tiempos, estuvo muyextendida geográficamente: Durante los siglos IV y VI y durante la Alta EdadMedia los padres de la iglesia no se cansaron de censurar una serie de prácticasfestivas propias de las calendas de enero en que los hombres salían disfrazadosde “vitulas” (vaquillas), e incluso, invirtiendo el orden natural, también demujeres. Estas fiestas se celebraron en todo el antiguo imperio romano, desdeGrecia a España y desde Germania al Mediterráneo. En nuestra península han vivido salpicadas esporádicamente en muchaspequeñas poblaciones: Abéjar (Soria), Baña (León), Acebuche (Cáceres), SanPedro de los Montes (Toledo), Almiruete (Guadalajara), etc. Pero por algunaextraña circunstancia, y muy a pesar del empeño puesto por la Iglesia enerradicarla, se ha mantenido muy especialmente en esta Sierra de Guadarrama, aambas vertientes de la misma. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 17 -
  • 19. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA A comienzos de 1985 la Universidad Popular de Colmenar Viejo realizó unaexposición de vaquillas de la actual comunidad madrileña, anotando dieciséispueblos en los que todavía se realizaba, y otros veintiséis donde había dejado defestejarse, algunos de ellos felizmente recuperada en la actualidad, como el casode Bustarviejo. Basándonos en dicha exposición de Colmenar Viejo, las vaquillasmadrileñas, aun conservando cierta uniformidad, mantienen claras diferencias:todas consisten básicamente en un armazón rectangular o triangular compuestopor dos varas paralelas en cuyo frente se sujetan unos cuernos y en su partetrasera un rabo natural de vaca. En la EXPO de Sevilla de 1992 se exhibió la Vaquilla. Este armazón puede ir más o menos adornado y aquí es donde reside sudiferenciación: desde el armazón descrito sin más que el portador se enfunda a lacintura, en Los Molinos, hasta la complicadísima y barroca vaquilla de ColmenarViejo, de la que cuelgan pañuelos, rosquillas y sábanas multicolores. La de Puebla PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 18 -
  • 20. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAde la Sierra lucía dos retorcidos cuernos de cabra en lugar de astas de toro, y sinlugar a dudas la más hermosa y equilibrada en su ornamentación, colorido ybelleza era la nuestra de Pedrezuela, y por ello fue la elegida por la Comunidad deMadrid para exhibirla en su pabellón de la exposición internacional de Sevilla, laEXPO’92. La información mejor documentada de los orígenes de esta fiesta provienedel libro Pedrezuela en sus documentos: Los orígenes de esta fiesta habría que buscarlos en los antros paleolíticos en que se encuentran representaciones de figuras de hombres disfrazados de animales: ciervos, toros, etc. Don Julio Caro Baroja reseña que en textos de San Máximo de Turín, San Pedro Crisólogo, San Isidoro y otros santos de los primeros años del cristianismo se prohibían unas fiestas de comienzos de año en que los mozos aparecían vestidos, unas veces representando ciervos o cervatillos, y en otras ocasiones, figuras de vaquillas “porque la palabra que usan en estos textos latinos es la de vitula, que viene a significar ‘la vaquilla’”. Podríamos asegurar que la existencia de esta fiesta en toda la sierra de Madrid se debe a la repoblación segoviana del siglo XIII-XIV y posiblemente traída a la tierra de Segovia por los vasco-navarros que la repoblaron en el siglo XI. Por esta causa, nos es obligado citar la existencia de un personaje mitológico del País Vasco: un toro rojo conocido como “Aatsegorri”, que bien podría ser el origen de la palabra “gorri-aatxe” o “gurramache”. De todas formas, más adelante doy otra posibilidad etimológica de este nombre. Concretamente, en Pedrezuela tenemos referencias de celebrarse la festividad de San Sebastián en el siglo XVII (1682), aunque, eso sí, nada nos indica que la vaquilla se representara: “… y cera y cohetes y otros gastos que se hacen en las festividades de los gloriosos San Roque y San Sebastián, que son festividades que guardan y celebran por orden del concejo y voto de la villa…”. Parece ser, volviendo a Caro Baroja, que estas fiestas de vaquillas debieron estar muy extendidas por todo el Occidente europeo en épocas muy remotas; y por una extraña circunstancia histórica, unida a una férrea represión eclesiástica, casi únicamente ha subsistido en esta zona serrana del Guadarrama. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 19 -
  • 21. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAHistoria reciente de las fiestas Durante la última guerra civil española y durante los años más fuertes de laemigración rural a las grandes ciudades, dejó de celebrarse en nuestro pueblo porfalta de quintos, estando a punto de desaparecer para siempre, pero hacia el año1970 un grupo de quintos la recuperaron para no dejarse de celebrar hasta hoyen día. Los Quintos en el balcón del Ayuntamiento en 2008, año de inauguración del Museo de Pedrezuela. Al final de este documento adjuntamos fotografías de los quintos de cadauno de los últimos años así como las imágenes que se conservan desde la décadade los cuarenta, muchas de ellas publicadas en uno de los cuatro folletos editadospor el Ayuntamiento de Pedrezuela dedicados en honor a la Fiesta de la Vaquilla. Carlos González, vecino del pueblo que redactó el folleto más recienteeditado por dicha Corporación Local, habla de la importancia que estas fiestastienen para la población local: PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 20 -
  • 22. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Esta fiesta tiene un importantísimo componente social quepodríamos dividir en tres estamentos: quintos, niños y demásvecinos. Los quintos, los protagonistas de la fiesta, juegan un papelprimordial en la sociedad de la Villa: durante todo ese año que reciéncomienza serán los protagonistas de todos sus acontecimientos,diversas fiestas a lo largo del año que marcarán el tránsito a unmayor nivel de compromiso con la sociedad en la que viven. Los niños, antes de que llegue el 20 de enero, llevarán díascorriendo con los cencerros por las calles, haciendo ruido y emulandoa sus mitos adolescentes y así esperarán con ansia, culturalmentereforzados, la llegada de su participación como protagonistas de lafiesta. La vaquilla se separa del grupo de gurramaches y enviste contra el público asistente. Para el resto de vecinos que se reúnen en la plaza, no es yatanto la fiesta como el estrechamiento de vínculos entre ellos.Durante el invierno se sale poco y se ven poco, por lo que esteacontecimiento en la plaza invita a charlar distendidamente,comentar el desarrollo de la Fiesta de la Vaquilla ese año, recuerdanlos tiempos en los que ellos fueron protagonistas, etc. Respecto a las mujeres, juegan al corro en medio de la plazahasta la impetuosa entrada de la vaquilla y los gurramaches lasahuyentan del palenque. Con anterioridad, madres y hermanas hanbuscado ropas y vestido a la vaquilla y a los gurramaches. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 21 -
  • 23. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Al final, unos más y otros menos, todos han tenido una participación más o menos activa en la fiesta. Hemos de ser conscientes de que hoy en día la juventud no se divierte con este ritual de la misma manera que antaño. Hay una enorme oferta de diversiones para la gente joven a lo largo de todo el año, por lo que ha habido años en que la realización de la misma ha corrido riesgo de no celebrarse. La juventud no está excesivamente interesada en su conservación, especialmente porque las razones culturales que la mantenían hoy no existen (ya no hay obligatoriedad de hacer el servicio militar), muchos jóvenes trabajan o estudian fuera del pueblo y les supone un esfuerzo su presencia, y finalmente, la diversión no está garantizada que sea mejor que cualquier otro fin de semana. Nuestra vaquilla, no lo olvidemos, es una de las mejores de Madrid y por ello somos depositarios de un tesoro cultural y folclórico que pocos pueblos poseen, y es importante que cada uno a su manera y posibilidades, hagamos un esfuerzo por asegurar su supervivencia. SIGNIFICADO Y SIMBOLOGÍA Nuevamente, es en el libro Pedrezuela en sus documentos donde másinformación documentada existe: No cabe duda de que el intentar encontrar un significado a estas ancestrales tradiciones, en las cuales se amalgaman cientos de formulismos que no tienen por qué concordar ni en el espacio en el tiempo, es una tarea harto difícil y expuesta a mil y una mala interpretación que más de un estudioso del tema nos podría reprochar. Con todo y eso, y centrándonos sobre todo en la vaquilla de Pedrezuela, intentaremos dar una idea de lo que, a nuestro entender, pudo ser su significación originaria. Hay diversos motivos en la fiesta que adquieren gran expansión, tanto en nuestra Península como fuera de ella. El más claramente reconocible es la figura de la vaquilla o toro: animal totémico y sagrado en todo el mundo mediterráneo. No vamos a entrar en la simbología del astado por ser de sobra conocida por todos y por PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 22 -
  • 24. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAexistir infinidad de publicaciones que bien pueden documentarnossobre el tema. Anotemos tan sólo dos: deificación y virilidad. Otro motivo trascendental del espectáculo son los cencerros,pero eso sí, con una función bien determinada: el estentóreo ruidode sus badajos; y con una relación más o menos directa o clara conel espíritu del mal. En todas estas fiestas de invierno no se pueden olvidar losdemonios (Endiablada de Almonacid del Marquesado, Cuenca; elPelotero de Arquillos, Jaén, o los Dimonis de Artá en Mallorca), asícomo hogueras y ruidos para ahuyentarlos, con lo cual serelacionaría muy directamente nuestra cencerrada. Imagen de los quintos que participaron en la Fiesta de 1964. Observando todo esto, podríamos aventurar la hipótesis de un“rito de iniciación de la pubertad”: paso de niño a hombre o más bienpaso de niño a futuro guerrero (danza de iniciación a una casta deguerreros). No olvidemos el paralelismo, en comunidades primitivas,adulto-guerrero. Según el formulismo de los distintos pueblos donde se celebra,el origen de su significado puede quedar más o menos oscurecido,pero considero que la vaquilla de Pedrezuela reúne una serie decircunstancias que, completadas con algunos detalles de otraslocalidades, darían una explicación un tanto satisfactoria. La palabra “curramache” o “gurramache”, que es como sedesigna en Pedrezuela a la fiesta, podría derivarse del latín, siendoun compuesto de dos voces: 1. Curra – Machaera. 2. Curra – Macto. 3. Curra – Mactus. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 23 -
  • 25. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA La palabra “curra” vemos que no varía; se trata de un verbolatino, “curro”, que significa correr; y en este caso concreto podríasignificar “la carrera”. En el primer caso, “machaera” viene del latín machaera-ae, quesignifica espada o sable (de donde procede nuestro sustantivomachete), con lo cual el nombre completo habría significado “lacarrera de las espadas”. El segundo y tercer caso, “macto” y “mactus” provienen de lamisma raíz, teniendo el primero (macto) aceptación de verbo ysignificando inmolar, sacrificar a los dioses; y el segundo (mactus),aceptación del sustantivo, significándose glorificado, honrado,adorado, etc. Por lo cual, en estos casos, podría significar “la carrerade los glorificados”, respectivamente. Más tarde, la ‘ct’ latina pasaría a la ‘ch’ castellana. Según Juan Maestre Alfonso, sociólogo y antropólogo de laUniversidad Complutense, las celebraciones de iniciación“normalmente se rodean de grandes fiestas en las que participandesde los iniciados a casi toda la comunidad”, y presupone, “por logeneral, la realización de unas pruebas extremadamente duras” arealizar por los neófitos. Así, en Pedrezuela, las pruebas serán sustancialmente dos: 1) La de ahuyentar a los malos espíritus del poblado, para lo cual los neófitos recorren todas las calles del pueblo, produciendo un ruido ensordecedor con los cencerros que llevan atados a la espalda. 2) Y la más espectacular, que consistiría en el dominio de la bestia, por la cual comienza la fiesta yendo todos los gurramaches en busca de la vaca a la casa de donde ha de salir ésta. En Canencia van directamente a un prado, donde el mozo encargado de representarla se encuentra esperando la llegada de los allí llamados “botargos”. Posteriormente salen todos juntos con la vaca en el centro del grupo, rodeándola y simbolizando el dominio sobre ella. Como todo “rito de transición”, también está dirigido poriniciados “veteranos”; éstos serían los vaqueros que van delante delos gurramaches, y hace unos años eran dos de los que entraban enquinta al año siguiente; pero es fácil adivinar que originariamentedebieron ser consumados guerreros que dirigían la labor de losneófitos. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 24 -
  • 26. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELASimbología No puede ser azaroso que se utilicen estos elementos en la escenificaciónde las fiestas y se realice este ritual y no otro. El animal astado tiene simbologíade dios de la naturaleza y su sangre es fertilizante, símbolo de la nueva vida quea las puertas de la primavera está a punto de renacer. El sacrificio de la bestia esuna comunión entre la comunidad y el dios para garantizar una próspera yfecunda próxima temporada. En el libro Pedrezuela en sus documentos se describe la simbología dediferentes elementos de la fiesta: Toro o vaquilla: Animal sagrado y símbolo de fuerza, virilidad y poder que transmite sus virtudes a través del consumo de sus sangre. No se ha de olvidar el componente sexual de la fiesta; en Los Molinos, no pueden participar las mujeres (al menos antiguamente), quedando encerradas en casa, porque la vaca podía incluso subir a sus habitaciones. Ruido: aun en pueblos primitivos, se sigue usando esta técnica por medio de instrumentos acústicos o de percusión para alejar los malos espíritus o enfermedades de las aldeas. Sombrero con pañuelo: Representaría una especie de casco o celada para resguardar la cabeza. Vara larga: Lanza o cualquier otro tipo de arma blanca. Vueltas en círculo: Relacionado con la oscura simbología del círculo y del número tres, que son las vueltas que se dan antes de la muerte del animal. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 25 -
  • 27. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA ANEXO I: FOLLETOS EDITADOS SOBRE LA FIESTAPortada del primer folleto editado en honor a la Vaquilla. Portada del segundo folleto editado en honor a la Vaquilla. . PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 26 -
  • 28. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAPortada del tercer folleto editado en honor a la Vaquilla. Portada del cuarto folleto editado en honor a la Vaquilla. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 27 -
  • 29. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA ANEXO II: PROCESO DE ELABORACIÓN Y DECORACIÓN DE LA VAQUILLA Para la inauguración del Museo de Pedrezuela, celebrada en 2008 y a laque asistió en representación de la Comunidad de Madrid Doña Elvira Rodríguez,se llevó a cabo una exposición dedicada a la Fiesta de la Vaquilla, en la que serecopiló numeroso material audiovisual, parte comprado por el Ayuntamiento,parte donado por los vecinos, como las fotografías que se muestran en elsiguiente apartado. Dña. Rosa Elvira Rodríguez y Dña. Sagrario de la Fuente en la inauguración del museo. Otra de las exitosas iniciativas de dicho museo, a cargo de estaCorporación Local es la exposición permanente de una réplica de la vaquilla,acompañada de imágenes que ilustran su montaje y ornamentación, que semuestran a continuación. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 28 -
  • 30. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA En primer lugar, se recubre la madera que forma la estructura de la vaquilla.La parte frontal se forra con material esponjoso. La esponja se recubre con tela negra o roja, que formará la testa de la Vaquilla, donde ya están ubicadas las astas. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 29 -
  • 31. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA La estructura de madera se recubre con una sábana bordada y una colcha de encaje. Sobre la colcha que hace de lomo del animal se colocan mantones de Manila.Debajo de la estructura de madera se colocan cojines para que el quinto correspondiente pueda apoyar la Vaquilla sobre su cabeza. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 30 -
  • 32. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Los mantones de Manila van cosidos para evitar que se caigan. Sobre los mantones de Manila se decora la Vaquilla con lazos dedistintos colores en forma de divisas. La decoración de la Vaquilla es rica en variedad y colorido. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 31 -
  • 33. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAProceso de colocación de las cintas de colores en la parte trasera, que decorarán el rabo de la vaca. Imagen de otra Vaquilla, en la que se observa tanto el lazo y las cintas como el rabo. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 32 -
  • 34. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Finalmente, se adorna la testuz de la Vaquilla.La cabeza de la Vaquilla va decorada con tres espejos, que representan los ojos y la boca, y con diversas joyas de mujeres: collares, zarcillos y broches. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 33 -
  • 35. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELAInauguración del Museo de Pedrezuela Exposición de la Vaquilla, del traje de un vaquero y gurramache, del pan de anises, etc. En la exposición permanente se ha colocado vestimentas de años anteriores y material fotográfico, la mejor manera de preservar esta seña de identidad del pueblo. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 34 -
  • 36. MEMORIA PARA LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL FIESTA DE LA VAQUILLA DE PEDREZUELA Hubo gran expectación en los vecinos para la inauguración del Museo.Los Quintos de años anteriores, incluidos los más jóvenes, disfrutaron de esta iniciativa. PEDREZUELA, A UNO DE MAYO DE DOS MIL DIEZ - 35 -