La globalización 2007

  • 59 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
59
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. LA GLOBALIZACIÓN1. Definiciones En el territorio mundial, las situaciones académicas y de las realidades sociales,políticas, económicas y culturales están cambiando bruscamente; es el fenómeno llamado“Globalización” que desde el siglo XX este proceso toma determinaciones fundamentales parala investigación desde las disciplinas antropológicas, sociológicas, económicas y afines a estas. El fenómeno de la globalización ha llevado a aproximaciones de varios autores asostener definiciones desde extremas posiciones dialécticas como lecturas distintas que formanreacciones de entusiasmo, descalificación, temor, esperanza, desarrollo o empobrecimiento. Seha convertido en un concepto en boga pero que tiene significados o definiciones diversas; Paraempezar, “la palabra Globalización no constituye una categoría histórica rigurosa. Másbien, se trata de un concepto impreciso que tiene un significado y alcance difíciles dedescifrar. Así, muchos sostienen por Globalización, la tendencia de la economía aconvertirse en un mercado ‘libre’ de restricciones arancelarias y de otra índole, buscandoque la competencia sea global”. (MONCADA, J; 1999:31) Francisco Iriarte (2000) define a la Globalización desde una reacción de sentimientoprivilegiado del vivir de algunas personas y que en este período de cambios tan profundos es laforma de organizar la vida en el planeta, y alude que “la globalización puede definirse comoel crecimiento acelerado de la actividad económica que atraviesa fronteras nacionales einternacionales. Se expresa en el incremento del movimiento de productos y servicios – entreellos los derechos de propiedad – por el comercio y la inversión, con una constantemigración de personas a través de las fronteras, motivada por los actores económicosindividuales: compañías, bancos, personas, que buscan beneficios estimulados por laspresiones de la competencia”. (IRIARTE, F; 2000:343). Desde la Antropología, se puede dar literatura posmoderna al relacionar con lascuestiones aportadas por la Globalización que “introdujeron críticas a supuestoshomogeneizantes, orgánicos, totalizantes y esencialistas, en las discusiones sobre cultura eidentidad. Se trata de trabajar hibridismos, incoherencias, desencajes, fragmentación,desterritorialización, homogenización vistos como procesos, relaciones, contradicciones. Porello la noción de cultura e identidad resultan problematizadas y enriquecidas. Se disuelvenpretensiones y exclusivismos, coherencias, chauvinismos, cultura de masas versus culturaerudita, tradición versus modernidad. Algunos términos y cuestiones adquieren vigencia enla literatura antropológica ahora: el mundo sin fronteras o barreras geográficas, mentessin casa, personas sin rostro, implosión de las fronteras entre natura y cultura, cuerpo ytecnología. Se trata de comprender los efectos de la Globalización y el avance de las nuevastecnologías sobre las culturas en general”. (ÍDEM: 341). Otro de los investigadores que puede garantizar sobre las diversas definicionesantagónicas de la globalización es el profesor Fernando Peña Cortes (1999), Dr. en CienciasAmbientales de la Universidad Católica de Temuco, Chile; el autor cita y recoge a diversasdefiniciones, por mencionar algunas, como el de Ávila (1997) afirma que significaparticipación en la solución de las necesidades de los pueblos en vías de desarrollo del planetapara que puedan incorporarse al mercado mundial; además, se entiende como la creación deuna gran red de telecomunicaciones y tecnología del todo el globo que permita el intercambio 1
  • 2. de científicos, investigadores, académicos y otras personas que puedan trabajar en equipo, enproyectos conjuntos multinacionales y cooperativos de investigación y desarrollo. Para elFondo Monetario Internacional FMI (1997), la globalización es una especie de panacea quepermitirá que los frutos materiales del crecimiento se propaguen a todos los habitantes delplaneta a través de la completa integración de la economía mundial. Para otros como AldoFerrer (1998) se trata de un fenómeno que tiende a beneficiar a los países grandes y ricos acosta de los pequeños y pobres. Manuel Castells (1993) manifiesta por globalizacióneconómica al entendimiento de la integración de las relaciones comerciales, de la produccióny de las finanzas, a escala mundial, la evolución de las economías nacionales cada vez estaránmás dependientes de los mercados internacionales y menos de las políticas económicasgubernamentales. El fenómeno globalizador tiene como características ser un procesohomogeneizante y aleatorio al sistema de valores y a la sobrevivencia cultural, pueblos ynaciones; sobre esto Bonfil (1995) reafirma que subyace la idea de que se han borrado lasfronteras nacionales y la vigencia del derecho de los pueblos a ejercer soberanía sobre supatrimonio cultural, entendido este como sus bienes y recursos materiales, territorio, lengua,formas de organización social, conocimientos, creencias, que garantizan que el grupo semantenga y se reproduzca, quienes, a pesar de todo, asumen la defensa de este sistema devalores son señalados como retrógrados y chauvinistas, opuestos a la modernización y alprogreso.2.- Historia de la Globalización2.1.-Revisión histórica. La globalización no es un fenómeno reciente: tiene, exactamente, una antigüedad decinco siglos (Ferrer, 1996). En la última década del siglo XV, el desembarco de CristóbalColón en Guanahaní y el de Vasco Da Gama en Calicut culminaron la expansión de ultramarde los pueblos cristianos de Europa, promovida, desde comienzos de la misma centuria, por elinfante portugués Enrique el Navegante. Bajo el liderazgo de las potencias atlánticas, Españay Portugal, primero y, poco después, Gran Bretaña, Francia y Holanda, se formó entonces elprimer sistema internacional de alcance planetario. El surgimiento del primer orden global coincidió con un progresivo aumento de laproductividad, inaugurado con el incipiente progreso técnico registrado durante la Baja EdadMedia. La coincidencia de la formación del primer orden económico mundial con laaceleración del progreso técnico no fue casual. La expansión de ultramar fue posible por laampliación del conocimiento científico y la mejora en las artes de la navegación y la guerra.Hasta entonces, el crecimiento del producto había sido muy lento y las estructuras económicase ingresos medios de los países, muy semejantes. De este modo, las relaciones internacionalese incluso la conquista y la ocupación de un país por otro incidían marginalmente en los nivelesde productividad y la organización de la producción. El fenómeno de integración no es un fenómeno radicalmente nuevo, sino el resultadode un largo proceso histórico y de la propia lógica de la acumulación del capital. Todo grancambio histórico ha venido posibilitado por una nueva oleada tecnológica y su uso en unascondiciones dadas. La génesis del proceso es descrita en tres etapas: • Primera Revolución Industrial (Sociedad Pre industrial) Siglos XVIII - XIX • Segunda Revolución Industrial (Sociedad Industrial) 2
  • 3. • Siglo XX, Tercera Revolución Industrial (Sociedad Post - industrial)La Primera revolución industrial (en un contexto de sociedad preindustrial), seextendería desde mediados del siglo XVIII hasta las últimas décadas del siglo XIX. La energíainnovadora fue el carbón plasmándose tecnológicamente en la máquina de vapor.La Segunda revolución industrial (en un contexto de sociedad industrial), se desarrolladesde finales del siglo XIX a mediados del siglo XX. Época marcada por la invención de laturbina y la utilización del petróleo y electricidad.La Tercera revolución industrial (llamada sociedad post-industrial), comenzaría amediados del siglo XX. Está caracterizada por la utilización de la energía nuclear, las técnicasavanzadas en la química, biología, robótica, informática. Tras esta tercera revolución industrial es donde debe situarse el actual proceso deglobalización. Por una parte es continuación del referido proceso de industrialización pero,por otra, supone una ruptura que es lo que nos permite hablar del nacimiento de una nuevaetapa histórica, en la cual el tratamiento de la información se convierte en la clave del nuevomodelo social.3.- Principales efectos de la Globalización:3.1.-En la economía:Si bien es cierto la globalización abre nuevas posibilidades para el crecimiento y la creaciónde empleos, a la vez afecta los factores determinantes del empleo y los salarios y necesitaregulación para evitar la competencia internacional desleal.3.1.1.-En el empleo:El aumento de la productividad, especialmente en los sectores de bienes transables, deberíatraducirse en aumentos del empleo y reducciones de precios en esos sectores. Esto últimodebería traducirse en una expansión del ingreso real y del bienestar de la población. Lareducción o eliminación de los aranceles y las barreras no arancelarias deberían generar unadisminución en los precios de los bienes transables. Por el lado de la producción esto setraduciría en una reasignación de factores hacia los sectores de exportación y en unareasignación del gasto hacia bienes y servicios importados. La expansión del empleo derivadadel aumento de las exportaciones podría ser contrarrestada por la caída del empleo en lossectores que compiten con las importaciones. El aumento de la competencia obliga a lasempresas a mejorar la productividad, por lo general a costa del empleo. El efecto de laapertura económica sobre el empleo dependerá del comportamiento de la demanda de trabajoen los sectores de bienes transables y no transables, y en la dinámica de la oferta de trabajo.Esto afectará, a su vez a los salarios medios en cada sector. La creación insuficiente de empleos con relación al rápido crecimiento de la poblacióneconómicamente activa se retardo debido al lento e irregular crecimiento económico, lo queha redundado en un aumento considerable del desempleo. En promedio la tasa de desempleoen América Latina aumento del 6.7% en 1980 al 8.7% en 1983, durante la primera etapa delajuste. El desempleo disminuyó desde 1983 hasta 1992, pero nunca llego al nivel de 1980. 3
  • 4. Después de 1992, creció en forma continua llegando al 8.8% en 1999. Este comportamientono sólo muestra cuán limitada es la capacidad para reducirlo, sino también una mayorvulnerabilidad, ya que los ajustes continuos implican volver a los elevados niveles dedesempleo anteriores. Hacia 1999, el desempleo latinoamericano retomaba los niveles altos demediados del decenio 1980.3.1.2.-En el ingreso: El aumento de los salarios en los sectores exportadores, que se supone hacen usomenos intensivo de mano de obra no calificada, debería provocar una reducción de lasdiferencias de salarios por niveles de capacitación y, con ello, aumentar la equidad. Estaliberalización comercial debería producir un incremento del precio relativo de los bienes deuso intensivo de trabajo no calificado en los países en vías de desarrollo, lo que se traduciríaen una mayor demanda de trabajo no calificado y un mejoramiento de sus salarios relativos.Se esperaban dos efectos sobre los salarios, debían tender a subir con la expansión de laproductividad, y las diferencias de salario por niveles de capacitación debían disminuir, amedida que aumentaba la demanda de mano de obra no calificada por efecto de la expansióndel comercio, basada en sectores que hacen uso intensivo de mano de obra. En 1990 losniveles reales del salario industrial y el salario mínimo estaban por debajo de los de 1980. Enambos casos hubo una recuperación en el decenio de 1990, gracias principalmente al éxito dereducir la inflación, que bajo de tres dígitos a menos del 10% en promedio en toda AméricaLatina. Las diferencias de ingresos se han comportado de manera inesperada, han tendido aaumentar las diferencias entre salarios mínimos y salarios industrializados y aquellos porniveles educativos o de especialización. Los salarios industriales crecieron a un ritmo de1.4% anual entre 1990 y 1997, mientras que los salarios mínimos sólo lo hacían en un 0.3%.En América Latina las diferencias de ingreso entre los profesionales y técnicos y lostrabajadores de los sectores de baja productividad aumentaron en promedio de 40% a 60%entre 1990 y 1994.3.2.-En lo social: La globalización ha puesto en crisis la centralidad de la política y del Estado y por lotanto, también el concepto mismo de ciudadanía. La "libertad de elegir” parece ir prefigurandoel paulatino reemplazo del ciudadano por el consumidor, o por lo menos lainstitucionalización del segundo como horizonte intelectual y moral del primero. Desde ellado de los deberes, en lugar de la educación en las virtudes cívicas del compromiso y laparticipación públicos, nos encontramos en un mundo que casi unánimemente se describecomo altamente individualizado y trivializado, en el que el concepto mismo de virtud pareceno tener cabida. Probablemente estemos más cerca que nunca, de un mundo de "individuosindividuados“.El contexto histórico sobre el que se construyó la ciudadanía social, es elEstado de bienestar. Ahora bien, los procesos de flexibilización y desregulación asociados a laglobalización, han hecho de la ciudadanía social un pacto económica y socialmenteinsostenible pero políticamente irreversible. Mientras el capital es más móvil que el trabajo ylos países compiten entre sí para mejorar las condiciones para la inversión extranjera, lascargas impositivas y las solidaridades obligatorias que caracterizan al Estado de bienestaraparecen como una barrera a la competencia y al dinamismo de la economía. Los EstadosUnidos muestran una economía de crecimiento continuo y significativo con bajo desempleo,mientras que Europa occidental, carga con un Estado de bienestar plenamente desarrollado, se 4
  • 5. estanca en tasas relativamente bajas de crecimiento y un desempleo estructural de magnitudesalarmantes. Pero, por otro lado, es imposible echar atrás las conquistas de la ciudadanía social.No se trata solamente de las resistencias masivas que un intento semejante podría generar yque, sin duda, pondrían en cuestión la viabilidad de la democracia en su conjunto. El siglo XX estuvo marcado por un notable crecimiento del nivel medio de ingresos,pero los datos muestran a las claras que este crecimiento no estuvo repartido de maneraigualitaria. La brecha entre los países ricos y los países pobres, y entre los sectores ricos ypobres dentro de cada país, se amplió. Para la cuarta parte de la población mundial más rica elPIB per cápita casi se sextuplicó durante el siglo, en tanto que para la cuarta parte más pobreno llegó a triplicarse sin duda, la desigualdad de ingresos se ha agravado. El problema de ladesigualdad no está focalizado exclusivamente en América Latina y el Caribe. De los 5.770millones de la población mundial, un cuarto -alrededor de 1400 millones- vive debajo de losniveles de pobreza. Informes de las Naciones Unidas indican que el 20 por ciento más rico delplaneta detenta el 83 por ciento de la renta, mientras que los más pobres apenas perciben el1,4%. La pobreza y la desigualdad han aumentado durante el proceso de globalización. Enpromedio, hoy hay mas población pobre y las diferencias de ingreso son mas grandes queantes en América Latina. En los años noventa, cuando varios países habían cumplido ya lasfases de estabilización y apertura la pobreza disminuyo en la mayoría de los países. SoloArgentina y Venezuela registraron un aumento. El nivel de pobreza actual es todavía másgrande que el de 1980 y no ha sido compensado con un aumento de equidad. De hecho, de losdos países (Chile y Uruguay) que muestran una disminución importante de la pobreza, sóloUruguay fue capaz simultáneamente de registrar un mejoramiento de la equidad. Desde esta perspectiva es importante analizar porqué la globalización y el conjunto demedidas de ajuste que la acompañó no contribuyeron a que América Latina alcanzara nivelesde equidad cercanos a los del resto del mundo. Diversos factores podría ayudar a explicarporqué la globalización no ha mejorado la equidad en América Latina. Se relacionanfundamentalmente con la dinámica de la población, la distribución de las oportunidades y elfuncionamiento de los mercados de trabajo durante los procesos de ajuste. El acelerado crecimiento de la población se ha traducido, particularmente en loshogares pobres en un mayor tamaño (en el quintil más pobre, un 50% de más miembros queen el mas rico), tasas de dependencia más elevadas (casi el triple) y menores tasas departicipación. El acceso a las oportunidades, en especial a la enseñanza, es también desigual.En promedio los años de instrucción han aumentado (aunque más lentamente que en los paísesdel sudeste asiático), pero tienden a distribuirse inequitativamente. Hay una alta tasa dedeserción escolar en los hogares pobres. El 94% de los niños pobres en los países con altodesarrollo educativo se matricula en los primeros años de la escuela, contra el 76% en lospaíses menos avanzados. Las tasas de matrícula disminuyen al 63% y al 32% en el quinto año,y al 15% y el 6% en el noveno año. Por lo tanto, la pobreza, la marginación y el desempleo, que lamentablemente aún noencuentran solución en nuestras sociedades, constituyen temas prioritarios en la agenda de lagobernabilidad democrática latinoamericana y mundial. Por lo tanto, la pobreza, lamarginación y el desempleo, que lamentablemente aún no encuentran solución en nuestrassociedades, constituyen temas prioritarios en la agenda de la gobernabilidad democráticalatinoamericana y mundial. 5
  • 6. 3.3.-En la cultura: La globalización tiene efectos en la dimensión cultural y no son menos significativosque las económicas y las políticas. Las expresiones culturales más simples se relacionan con laextensión gradual de ideas y valores globales en los derechos humanos, el desarrollo social, elgénero, el respeto por la diversidad y la protección del medio ambiente. Sin embargo otro conjunto de efectos o manifestaciones es el relacionado con eltránsito desde identidades tradicionales y modernas de base territorial a otras modernas ypostmodernas de carácter mas bien transterritorial ya sea desterritoriales o reterritoriales; estosconceptos dan cuenta de desarraigos y mantención de identidades. La desterritorialización y la reterritorialización se aplican también a lecturas culturalesde los impactos de la globalización. Es la aceptación de pautas de consumo de bienessimbólicos en las culturas periféricas, extendidas desde las culturas dominantes. Su relacióncon el desarraigo se manifiesta en una ruptura con las raíces culturales locales (Calderón ySzmukler, 1999). Es la presencia simultánea de tradiciones y herencias culturales localesque surge a partir de la necesidad de reapropiación de imaginarios locales y de pertenenciacomunitaria (Calderon y Szmukler, 1999). En efecto, es útil seguir el itinerario de un relatoque desde hace varias décadas trata de dar cuenta de las interacciones entre las culturas norte ylatinoamericanas. Sin negar la inconmensurabilidad ideológica entre los pobladores de ambasregiones, se registra la creciente "americanización" de la cultura en América Latina, y, a lainversa, la latinización y de algunas zonas de Estados Unidos, sobre todo en el sur de estepaís. “Americanización de los latinos, latinización de Estados Unidos”. Por este motivo, lapreocupación por defender la especificidad de cada cultura es tardía, porque América Latinaviene americanizándose desde hace muchas décadas y esta americanización ha sido "las másde las veces fallida y epidérmica tal vez, más que americanización, lo que está sucediendocon los latinoamericanos es una chicanización: se adoptan signos ostentarios del americanway of life exagerándolos con cierto fervor cursi”. (Monsiváis, 1994). Varios analistas observan que este proceso se ha acentuado con la dependenciatecnológica y económica, pero ello no elimina la conservación de una lengua diferente enAmérica Latina-por más palabras inglesas que se incorporen-, ni la fidelidad a tradicionesreligiosas, gastronómicas y formas de organización familiar diferentes de las que existen enEstados Unidos. Por otra parte, también toman en cuenta las crecientes migraciones delatinoamericanos a Estados Unidos, que influyen en la cultura política y jurídica, los hábitosde consumo y las estrategias educativas, artísticas y comunicacionales de Estados comoCalifornia, Arizona y Texas. Sin embargo, la discriminación, las deportaciones y la exclusióncada vez más severa de migrantes latinos de los beneficios del american way of lifedesalientan la presencia "hispana": o sea que no permiten pronosticar un avance ilimitado yunidireccional de los grupos mexicanos y latinoamericanos en Estados Unidos, ni asegurarque la cultura latina vaya a trascender su lugar periférico dentro de ese país.3.4.-En el ambiente: La inserción de la región en los procesos de globalización no ha redundado en mejorescondiciones para el desarrollo sostenible. Controlar los riesgos de la globalización yaprovechar sus ventajas para la sostenibilidad supone la negociación común de mejorescondiciones de inserción externa como reglas de acceso más estables y equitativas a los 6
  • 7. mercados para los bienes exportables, mayor seguridad y estabilidad en los flujos financieros,condiciones mas realistas en el servicio de la deuda externa y mecanismos específicos deapoyo para el financiamiento de proyectos clave para la sostenibilidad: Lo que se debería realizar es la Cobertura vegetal: Aumento de tierras agrícolas. Usomaderable de los ecosistemas naturales. Incremento de plantaciones forestales. Lo que no se debería realizar:Recursos hídricos: Explotación de acuíferos. Aumento de demanda de agua y extracciones.Disposición de aguas servidas y contaminación de cuerpos de agua. Urbanización: Aumentode problemas ambientales y sociales en áreas urbanas. Urbanización informal.Funcionamiento desregulado del suelo. Efecto invernadero: Aumento de sequías y tormentastropicales. Aumento de dióxido de carbono en un 25%. Aumento de la temperatura de latierra. Contaminación: Aumento de la contaminación atmosférica. Contaminación de aguapotable y problemas de saneamiento. Desechos y contaminación industrial. Contaminaciónrural. Hasta ahora una de las principales dificultades para progresar en la sostenibilidad deldesarrollo latinoamericano ha sido la escasa corresponsabilidad global y la ineficiencia en laadopción y aplicación de los acuerdos ambientales globales. No será posible mejorar elentorno global para el desarrollo sostenible, y ni siquiera para la protección ambiental, sinomediante los acuerdos y las instituciones ambientales. Se requiere una acción convergenteentre las reformas al sistema financiero, comercial y tecnológico, y los acuerdos, lasinstituciones y la gobernabilidad ambiental global. Es necesario recuperar el compromiso deincrementar la asistencia oficial para el desarrollo por parte de los países desarrollados,dirigiéndola en particular a los países mas pobres y vulnerables, como los estados insulares endesarrollo, tampoco hay que olvidar el reconocimiento por parte del mundo desarrollado delpasivo ambiental acumulado como costo ecológico en los países en desarrollo. Es necesariorecuperar el compromiso de incrementar la asistencia oficial para el desarrollo por parte de lospaíses desarrollados, dirigiéndola en particular a los países mas pobres y vulnerables, comolos estados insulares en desarrollo, tampoco hay que olvidar el reconocimiento por parte delmundo desarrollado del pasivo ambiental acumulado como costo ecológico en los países endesarrollo. Los avances orientados al desarrollo sostenible deben ser apropiados yreconocidos, pero también el balance preocupante debe afrontarse como el gran desafío enesta época de globalización. Es necesario definir una visión del futuro latinoamericano y de lavialidad del desarrollo que se precisa y se quiere tanto para los países como para lo que tienenen común como región.4.- Aspectos positivos de la globalización: Jorge Boran (1998) en su revista “Tendencias actuales de la juventud” realiza unacrítica, desde la Teología, el lado positivo de la globalización que es la unificación mundial dela familia humana, el acceso a informaciones, la facilidad de la comunicación. Laglobalización no significa necesariamente el enflaquecimiento de las culturas locales. Doscosas contradictorias están aconteciendo al mismo tiempo. Mientras una cultura global seimpone en todo el lugar, al mismo tiempo hay una nueva apreciación de las culturas locales.Esta tendencia aparece como un intento para evitar pérdida de identidad dentro de una culturamás amplia. 7
  • 8. Hasta cierto punto hay una democratización de la información cualquier organizaciónpuede tener su espacio para proponer textos que puedan ser leídos y copiados por personas encualquier parte del mundo independientemente de su opción ideológica. El movimiento TúpacAmaru de Perú y los zapatistas de México por ejemplo, tienen sus espacios donde unperiodista puede consultar para saber sus objetivos y organización. Muchas diócesis yorganizaciones de la iglesia tiene su propia página donde las personas pueden buscarinformaciones, enviar sugerencias, intercambiar ideas sobre algún asunto. Aunque laglobalización es contradictoria y problemática. -No se reduce al neoliberalismo ni muchomenos se expresa solamente en esa ideología-, inaugura un nuevo ciclo histórico. No esposible hacer que el reloj vaya en sentido contrario. Los jóvenes de hoy que en breveasumirán el mando de este complejo inicio de un nuevo milenio, necesitan estar preparadospara comprender de manera crítica las cuestiones planteadas por la globalización. 8