Your SlideShare is downloading. ×
Mitos y  leyendas y criaturas fabulosas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Mitos y leyendas y criaturas fabulosas

455
views

Published on

Trabajo de computacion

Trabajo de computacion

Published in: Education

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
455
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1.  Los humanos han creado seres imaginarios siempre. En todas las civilizaciones se han contado historias de animales extraños, de dioses con apariencia humana, de bestias terribles... Antes de que se inventaran los aviones y las cámaras fotográficas, nadie sabía lo que podía haber en otros países. Y la imaginación volaba. De hecho, ni siquiera hoy en día podemos estar totalmente seguros de la vida que existe en el fondo del mar o en las montañas más altas.
  • 2.  Las criaturas imaginarias permiten explicar a menudo lo inexplicable, al adoptar una apariencia muy próxima a la de las personas reales (las hadas con cuerpo de mujer, los elfos, los duendes, los dioses de la mitología, etc.) o muy alejada (los dragones, los monstruos de varias cabezas, etc.). Los antiguos griegos atribuían una función a cada uno de sus dioses: la cólera de Zeus provocaba los maremotos, mientras que Poseidón desencadenaba tempestades y temblores de tierra. Como quizá ya sepas, los mitos son cuentos llenos de símbolos donde se intenta explicar el origen del mundo o de una civilización. Muchas veces formaban parte de la religión de un determinado pueblo. Y llamamos mitología al estudio de esas leyendas y narraciones míticas, que cuentan cómo comenzó el mundo, cómo fueron creados seres humanos y animales, y cómo se originaron ciertas costumbres o actividades humanas. Casi todas las culturas poseen o poseyeron alguna vez mitos y vivieron en relación con ellos. Pero creer en seres de fábula permite también expresar los deseos más arraigados del ser humano: los dragones, por ejemplo, están dotados de una fuerza que les permite atacar o defenderse con toda seguridad; las sirenas, que atraen a los marinos con sus cantos, representan el poder de seducción, y los hombres que regresan después de haber vencido a criaturas malvadas son considerados héroes y admirados por toda la comunidad.
  • 3.  En la mayoría de los países hay leyendas de enormes reptiles, que normalmente tienen alas y son capaces de escupir fuego. Los chinos admiraban a los dragones por su sabiduría, pero en Occidente el dragón era normalmente una criatura aterradora. Además, se pensaba que a estos animales les gustaban el oro y las joyas. En muchas leyendas, el héroe tiene que luchar contra un dragón, a veces para proteger el tesoro que guarda, y otras, como en el caso de san Jorge, para salvar a otra gente. Algunos dragones eran como enormes serpientes. Existen muchas historias sobre serpientes. Los viajeros, además, solían regresar con historias de criaturas extraordinarias. Una leyenda aborigen australiana habla de una pitón gigantesca que aparece rodeada de arcos iris. Esta serpiente podía causar tormentas e inundaciones. Da, la serpiente del arco iris de Dahomey (país hoy conocido como Benín, en África occidental), es aún más poderosa: fue el primer animal que existió, y ayudó a crear las montañas y los ríos, llevando a sus lomos al gran dios. La cabeza de Da es de hombre y es roja; el final de su cola, azul, y en los segmentos de su gigantesco cuerpo multicolor porta el mundo entero.
  • 4.  Japón tiene varias arañas legendarias, entre las que se cuenta Tsuchi-Gumo, un monstruo que solo podía ser destruido con fuego. Otra historia es la de la Mujer araña, que vivía en un castillo solitario y atrapaba a los viajeros en sus pegajosas redes. Pero no todas las arañas son malas. Las mitologías de los indígenas americanos y de África occidental hablan de dioses araña. De todas formas, muchos de nosotros todavía tenemos miedo de las arañas, y algunas bastante horribles salen en historias recientes, como El señor de los anillos y Harry Potter y la cámara secreta. Una araña tendría que ser muy grande para poder comerse a una persona, pero no lo sería tanto como Roc, un pájaro capaz de transportar un elefante. En los cuentos de Las mil y una noches, Simbad el Marino cruza el cielo agarrado a la pata de Roc. Marco Polo era un viajero del siglo XIII que mencionó a Roc al describir la isla de Madagascar. Algunos creen que ahí pudo haber pájaros gigantes, pero no tan enormes como el mítico Roc.
  • 5.  Hace cientos de años, muchos viajeros contaban historias de animales con un solo cuerno: los unicornios, y a veces incluso decían haber cogido alguno. Se pensaba que el cuerno de los unicornios era mágico, y había quien estaba dispuesto a pagar mucho dinero por uno. En la Europa medieval, el unicornio era un símbolo de pureza, y se representaba normalmente como un caballo blanco o plateado con un cuerno en medio de la frente. Los unicornios chinos parecían más bien leones. Los leones aparecen en muchos mitos y leyendas. La Esfinge griega era una criatura con cuerpo de león, cabeza de mujer y alas de águila. La palabra esfinge significa ‘estrangulador’, y se trataba de una bestia peligrosa. Le planteaba a alguien una adivinanza, y si no la acertaba (que era lo más habitual), mataba a esa persona. Los antiguos egipcios hicieron estatuas de distintas esfinges con cuerpo de león, pero sin alas. Sus cabezas solían representar a algún rey. La Gran Esfinge de Gizeh mide unos 20 metros de altura y 73 de longitud, y tiene más de 4.500 años de antigüedad.
  • 6.  Las criaturas fabulosas de mares y océanos han inspirado muchas historias sobre seres míticos. Las ballenas y los cefalópodos gigantes son ya notables animales, y la gente tendía a exagerar su tamaño y sus poderes. Leyendas hubo de ballenas que se habían tragado a hombres vivos, y de grandes bestias que llegaron a arrastrar barcos por debajo de las olas. Los lagos y ríos también tienen sus secretos. Se piensa que una criatura llamada bunyip vive en los pantanos de Australia, donde asusta a la gente con un fuerte bufido. Se dice de ella que puede causar inundaciones y atacar a las personas. En el siglo XIX hubo quienes aseguraron haber visto un bunyip, pero las descripciones que dieron no coincidían. Unos mantenían que era una bestia peluda con cabeza de canguro, o con largas patas y enormes garras, mientras que en otras historias se representa como una especie de hipopótamo. Las sirenas son físicamente más agraciadas que el bunyip, pero pueden resultar aún más peligrosas. La mayor parte de las sirenas son mujeres bellas con cola de pez, una maravilla para la vista y el oído. Sin embargo, los marineros que escuchaban sus cantos solían perder el sentido y hacían encallar sus barcos en las rocas. Existen otras historias de sirenas en agua dulce, como las doncellas que guardaban el tesoro en el río Rin, en Alemania. En las leyendas escocesas, las selkies son criaturas parecidas a las sirenas, pero pueden tener forma de mujeres normales o de focas.
  • 7.  Hércules es uno de los héroes más famosos del mundo occidental (quizá conozcas el adjetivo hercúleo, que significa fuerte). Fue obligado a superar doce difíciles pruebas para purgar un delito, y lo logró. La segunda de ellas era matar a la Hidra, que vivía en un pantano en Lerma. Este monstruo tenía nueve cabezas. En este cuadro del pintor español Francisco de Zurbarán se ve un momento de la leyenda. Al lado de Hércules, sosteniendo una antorcha, se encuentra su sobrino Eolio.
  • 8.  El unicornio es un animal fabuloso, totalmente blanco, con cabeza y patas de caballo y un largo cuerno recto situado en medio de su frente. Símbolo de la santidad y de la castidad, fue una imagen frecuente en los tapices de la edad media, como este, La dama y el unicornio