Loading…

Flash Player 9 (or above) is needed to view presentations.
We have detected that you do not have it on your computer. To install it, go here.

Like this document? Why not share!

Liderazgo responsable para la excelencia en seguridad

on

  • 3,547 views

 

Statistics

Views

Total Views
3,547
Views on SlideShare
3,547
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
53
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Liderazgo responsable para la excelencia en seguridad Liderazgo responsable para la excelencia en seguridad Document Transcript

  • Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Una visión del Liderazgo centrada en la responsabilidad del Líder para el desarrollo personal y profesional de su equipo, con una preocupación constante hacia las personas, es un aspecto crucial para conseguir la Excelencia en Seguridad y Salud, y para alcanzar y mantener una cultura preventiva en nuestras organizaciones. ------------------------- La literatura sobre Liderazgo es inmensa, inacabable. Con certeza, el concepto “liderazgo”, explotado hasta la saciedad, es uno de los tópicos más recurrentes en la ciencia del Management. Y son igualmente numerosísimos los modelos conceptuales que tratan de explicar el funcionamiento de los mecanismos del liderazgo para la Dirección eficaz de personas y equipos. Intentar dar respuesta a las preguntas “¿qué es el liderazgo?”, “¿qué hacen los líderes?”, o “¿cómo puede mejorar la cuenta de resultados el liderazgo eficaz?” es, y será sin duda, una preocupación permanente. Obviamente, y desde una óptica muy pragmática, se considera que el Liderazgo es un requisito esencial de las compañías más exitosas, y por ello la necesidad de reflexionar sobre ello. Reflexión, análisis y estudio con el fin último, claro está, de poder mejorar un statu quo presente. Desde una óptima estrictamente empresarial, veremos reflejada esta preocupación a múltiples niveles, por ejemplo: - el desarrollo de acciones de formación para los directivos; - la consideración del Liderazgo como competencia básica para la función de mando (se cuente o no con un modelo de Gestión por Competencias); Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 1 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • - la valoración preferencial de los rasgos de Liderazgo en los procesos de promoción interna; y en los procesos de salida, la carencia percibida de los mismos; - la búsqueda de rasgos de liderazgo en los procesos de selección (obviamente, con mayor o menor intensidad, en función del perfil requerido), con la premisa de que el Liderazgo es una manifestación del saber hacer y éxito directivo. En definitiva, pensamos que el Liderazgo funciona. Nos hace ser más eficaces como organización. Favorece el logro de objetivos. Acelera el desarrollo profesional. Mejora la cuenta de resultados. Y por eso lo buscamos con ahínco. Liderazgo, una vez más Me quedo con la definición de Warren Bennis: “Liderazgo es la capacidad de transformar la visión en realidad”. Es una definición sencilla, breve, y creo que da en el clavo. El Liderazgo es relevante, y nos importa, en la medida en que nos permite lograr nuestros objetivos, pasar de la planificación a los resultados. Hecho de menos una mención a la consecución de los objetivos (transformación de la visión en realidad) “contando con” y “mediante” las personas. Incluyamos estos aspectos: entendemos por Liderazgo la acción de influir en los demás; son las actitudes, conductas y habilidades de dirigir, orientar, motivar, vincular, integrar y optimizar el quehacer de las personas y grupos para lograr los objetivos deseados, promoviendo el desarrollo de sus integrantes. Recordemos esto: el qué es importante (dirigir, orientar, etc, para conseguir los objetivos que nos planteemos), pero el cómo es esencial (favoreciendo e impulsando el desarrollo de nuestros colaboradores, en un ambiente de confianza que genere el crecimiento de los individuos y las organizaciones). Probablemente en los 70s no se vería el Liderazgo en estos términos. Se contaba con una visión mucho más pragmática. La sociedad cambia, y a nadie se le escapa cómo “valores” y lo “socialmente responsable” se han incorporado (afortunadamente) en todos los ámbitos de la actividad económica y empresarial. La evolución en este sentido de la sociedad, en su sentido más amplio, afecta también a la concepción de lo que se considera Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 2 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • “éxito empresarial”, y, descendiendo un nivel más, a la visión de cómo debe ser un “liderazgo eficaz” para el logro de los objetivos empresariales. De igual forma que no se considera que una empresa tenga éxito en la medida en que no actué de manera sostenible y socialmente responsable, no entenderemos que un “líder” sea tal sin promover el desarrollo de su gente. Ésta no es sólo una cuestión filosófica, sino también pragmática: actuar de manera responsable (RSC, relaciones con stakeholders, ética empresarial, formación y desarrollo de las personas, etc., etc. ) es un requisito del éxito empresarial y de la función directiva. ¿Qué hace un Líder? De una síntesis de diversos modelos, me quedo con el siguiente conjunto de acciones, que podemos considerar propias de un Líder. DIRIGIR PERSONAS Y EQUIPOS: COMUNICAR METAS Y OBJETIVOS PROMOVER LA IMPLICACIÓN INTEGRAR GENERAR CONFIANZA MOTIVAR GESTIONAR EL DESEMPEÑO PROMOVER EL DESARROLLO GESTION DEL CAMBIO GESTIÓN DEL CONFLICTO Por supuesto, cada uno de los aspectos anteriores puede ser detallado, ampliado, llevado cada uno de ellos a cuestiones mucho más operativas, más manejables. De tal forma que lleguemos al campo, mucho más práctico, del diseño de herramientas de gestión de recursos humanos, formación ó comunicación interna, para precisamente medir (en lo posible), evaluar y plantear acciones para el desarrollo de cada uno de los aspectos anteriores. Son los “rasgos” de Liderazgo, los que, al ponerse en marcha, al activarse, permiten la manifestación de las conductas antes mencionadas. Tales rasgos, o competencias propias del Liderazgo, son el pilar en que se basan las Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 3 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • conductas externas, lo perceptible, y son extensamente trabajadas en la literatura de recursos humanos y gestión empresarial. Del Center for Creative Leadership extraigo el siguiente listado de “rasgos” que identifican a un líder (en otras fuentes igualmente muy notables podemos encontrar reseñas parecidas): (un líder tiene/manifiesta) Coraje y Valentía Generosidad Optimismo Autocontrol Capacidad y orientación hacia la Comunicación Y además…. Orientado a la acción, y perseverancia, y capacidad de decisión, y asunción de riesgos, y, y, y…. El listado de competencias susceptibles de considerar propias del Liderazgo puede ser inmanejable. Simplifiquemos el escenario. Desde una óptica más global, podemos agrupar, aglutinar el conjunto de competencias y rasgos de Liderazgo en un número más reducido, de forma que nos encontramos habitualmente con: - Competencias dirigidas a la ACCIÓN; - dirigidas a la COHESIÓN e IMPLICACIÓN con la empresa, equipo ó proyecto; - dirigidas a lograr la máxima MOTIVACIÓN posible; - facilitadoras del CAMBIO y el PROGRESO (por ejemplo., manifestando la habilidad para presentar retos, movilizando a las personas hacia su consecución). Ésta es la situación: una visión del Liderazgo generalmente pragmática. El Liderazgo se manifiesta de múltiples formas, y con la premisa de que la manifestación efectiva de las competencias propias de Liderazgo llevará al Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 4 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • desempeño eficaz de aspectos clave para la dirección de personas, como, por ejemplo, la comunicación eficaz de objetivos y la animación del equipo para alcanzarlos. Creo francamente que esta visión es parcial e incompleta, y nos aleja de la visión que debemos tener, de la idea que debe evocarnos, la palabra “Líder”. Un modelo de Liderazgo Responsable Un Liderazgo Responsable, centrado en las personas, y no un liderazgo centrado en el pragmatismo de los resultados, es una condición indispensable para plantear un futuro de éxito en nuestras empresas y organizaciones. ¿Qué nos lleva a esta afirmación? - el contexto social en el que desarrolla la actividad empresarial, con la presión de stakeholders y con, generalmente, un planteamiento de la actividad empresarial y de la función directiva que tiene en cuenta las implicaciones éticas en la toma de decisiones; - el énfasis actual en la Responsabilidad Social Corporativa; - el desarrollo de modelos de gestión, que enfatizan la necesaria orientación a las personas (Dirección por Valores, p.e.); - el creciente énfasis en la responsabilidad empresarial para optimizar las condiciones de trabajo de los empleados, y entendiendo condiciones de trabajo en su sentido más amplio: Seguridad y Salud, oportunidades de formación y desarrollo, posibilidades de conciliación de la vida personal y profesional, etc. Liderazgo Responsable: acción de influir en las personas y en la organización para la consecución de los objetivos corporativos y el óptimo desarrollo personal y profesional de los colaboradores. Integra actitudes, conductas y habilidades de Dirección y Desarrollo de personas, para lograr los objetivos deseados, promoviendo el desarrollo de las personas en el seno de la organización. Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 5 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • ¿Qué señales de identidad podemos encontrar en el Liderazgo Responsable? Influencia y Visión: capacidad para desarrollar y/o trasladar una Visión (reto, meta) de forma entusiasta y orientada a la acción, influyendo en la voluntad de participación activa de las personas para su logro. Las habilidades de comunicación entran de pleno en este área. Integridad. Equilibrio: capacidad de armonizar los intereses de la organización y de las personas; habilidad para gestionar los intereses contrapuestos de manera positiva para todas las partes; incluyamos en este ámbito la serenidad y autocontrol, como rasgos personales relevantes. Ambición y Pasión Liderazgo Responsable: ser íntegro Quiero abordar especialmente uno los componentes de este Liderazgo Responsable. La Integridad. Éste parece uno de esos conceptos que todos tenemos claros en mente, nos evoca una sensación nítida, pero, no obstante, no es especialmente fácil de definir. Sin embargo, sí podremos coincidir fácilmente en reconocer cuándo una persona actúa con integridad. Evoca otras ideas: honestidad, ética. Quizás sencillez, o naturalidad. La Integridad, como cualidad personal, se refiere a la total o amplia gama de aptitudes poseídas. Desde un punto de vista moral, podremos estar de acuerdo en que una persona integra es aquella que siempre hace lo correcto. Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 6 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • Desde el punto de vista ético, es la manera de actuar coherentemente con los valores personales y compartidos con la comunidad a la que se pertenece. Especialmente relevante es el significado que le da Stephen Covey (“Los siete hábitos de las personas eficaces”): "(Integridad es)...El valor que nos damos. Es nuestra capacidad para hacer y cumplir compromisos con nosotros mismos”. Integridad Directiva: cualidad personal que impulsa a hacer lo correcto, de acuerdo a los valores y principios de la organización, y con la motivación permanente por simultanear el beneficio empresarial con el bienestar de los colaboradores. Considero tres componentes esenciales en mi visión de “integridad directiva”, para poder afirmar que un directivo actúa de modo íntegro en el ejercicio de su responsabilidad. Obviamente, estos tres aspectos tienen, como no puede ser de otra forma, vasos comunicantes entre ellos; se retroalimentan, se refuerzan. Ejemplaridad. Una de las exigencias básicas de la función directiva. Sólo la ejemplaridad nos legitima para exigir. Esto principio aplica a todas las facetas del rol de mando o de dirección de personas en nuestras organizaciones. Piense en el cumplimiento de los Principios de Conducta ó Códigos de Actuación de muchas empresas. Piense en un aspecto esencial, que abordaremos posteriormente: la Seguridad y Salud en la empresa. ¿Podemos pensar siquiera en un adecuado desarrollo de políticas de Seguridad, intentando sensibilizar e implicar a nuestros equipos, sin una adecuada percepción de la ejemplaridad respecto a nuestros mandos y directivos, precisamente los timoneles de todas las acciones y planes en materia de Seguridad y Salud? Ética, como exigencia de rectitud, moral y deber respecto a uno mismo y a los demás. Las consideraciones éticas en el entorno empresarial tienen mucho que ver con el necesario equilibrio de intereses, en muchas ocasiones entre las necesidades y prioridades corporativas, y las expectativas y deseos de nuestros colaboradores. Preocupación proactiva. Este aspecto es radicalmente importante. Crucial. Mostrar (y saber hacer visible) la preocupación (“ocuparse Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 7 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • previamente”) por la situación de los colaboradores, es una señal de integridad directiva, y una condición de éxito para la adecuada dirección y desarrollo de nuestros equipos, de las personas que están bajo nuestra responsabilidad. Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad La Seguridad y Salud es una de las prioridades más esenciales en cualquier organización. Inclusive, podemos encontrar múltiples declaraciones de intenciones que sitúan la Seguridad y Salud como la prioridad más básica, por encima de productividad, calidad o tasas de servicio al cliente. El impacto de los accidentes en la imagen corporativa es extraordinariamente grave. La presión social, política y sindical respecto de los aspectos de Seguridad sigue una espiral continuamente creciente. Las exigencias legales y normativas son casi asfixiantes. El panorama, desde el punto de vista de Dirección y Recursos Humanos, puede ser en ocasiones desolador. ¿Es algo natural relacionar la función de mando, y por extensión todo lo relativo al Liderazgo, con la Seguridad y Salud? No son frecuentes los análisis y reflexiones sobre los vínculos entre los ámbitos del Liderazgo y la Prevención de Riesgos laborales. En un primer instante, pueden parecernos ámbitos dispares, teniendo en mente el concepto liderazgo, ó habilidades directivas, en un plano tanto estratégico como Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 8 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • personal. Estratégico en la medida en que lo consideramos condición sine qua non para el éxito de nuestros equipos y organizaciones; personal, en la medida en que está permanentemente en nuestra ‘agenda mental de prioridades para el propio desarrollo personal y profesional. Y, por contra, todo lo relativo a Prevención de Riesgos suele enmarcarse en un escenario más “técnico”, campo plagado de evaluaciones de riesgos, formación técnica, normas y procedimientos, etc. Obviamente, esta reflexión inicial puede pecar de excesiva simplicidad, pero es una valoración probablemente muy cercana a la realidad. Pensemos en ello, sólo un instante: ¿en cuantos cursos o Workshops sobre Liderazgo, ó Desarrollo de Equipos, se facilita un tiempo para Seguridad y Salud, como uno de los campos en que un adecuado Liderazgo más tiene que aportar? Obviamente, avanzar en las competencias y herramientas de Liderazgo (habilidades de comunicación, delegación, gestión del equipo o fijación de objetivos), puede acarrear mejoras en nuestros planes de Seguridad y Salud (al igual que en los planes de mejora de gestión del circulante) al dotarnos de mejores herramientas de trabajo. No obstante, lo que planteo es que una visión actual del Liderazgo Responsable para nuestras empresas, y para las personas que las integran, debe integrar la Seguridad y Salud como una parte sustancial del Liderazgo, en la medida en que es la principal demostración de PREOCUPACIÓN PROACTIVA en el ejercicio de la función de mando. Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 9 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • En la prevención de riesgos laborales hay derechos fundamentales de los individuos, como el derecho a la vida, a la integridad física y a la salud. Y, desde otro punto de vista, no hay mayor aportación que podamos hacer a las personas de nuestros equipos, que tener una preocupación permanente por su seguridad, por la calidad de sus condiciones de trabajo. La preocupación permanente y proactiva hacia la Seguridad de nuestros equipos es, por ello, una señal distintiva de integridad directiva, y por lo tanto, de Liderazgo Responsable. Ya en el lanzamiento de la Ley de Prevención de Riesgos, se postulaba como un eje esencial para la consecución de resultados óptimos en Seguridad, la labor de la jerarquía y estructura de mando en lo que respecta a las funciones de supervisión de todo lo relativo a Seguridad de los propios colaboradores. El devenir de los años, en un entorno de creciente exigencia, ha hecho generalmente más perceptible la necesidad de dotar de más y mejores herramientas a los mandos con el fin de desarrollar plenamente sus responsabilidades en materia de Prevención. Un par de ejemplos de esta evolución, tan positiva como necesaria, puede encontrarlos en: - aportaciones del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Le recomiendo especialmente las Notas Técnicas “Nueva cultura de empresa y condiciones de trabajo: factores de éxito del cambio” y “Transparencia y condiciones de trabajo: su contribución al liderazgo”, ambas de Manuel Bestratén; - oferta formativa disponible sobre herramientas, sistemas o metodologías que promueven mejoras en Seguridad y Salud, facilitando precisamente herramientas a los ‘front line managers’, o mandos intermedios, como principales protagonista en la promoción de la Seguridad en el entorno laboral. Por ejemplo, la metodología S.M.A.T. {Safety Management Audit Tool}. Con la Ley 31/95, comenzó la consideración de la Seguridad y Salud en el trabajo como un elemento de gestión, elevando los hasta entonces en vigor Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 10 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • requisitos de Seguridad e Higiene hasta un componente esencial de los planes estratégicos y de gestión, a asumir por la dirección como un factor crítico para el éxito de la empresa. El tiempo avanza, y también los retos en relación a Seguridad y Salud: Prevención de accidentes e incidentes Mejora del bienestar de los empleados en su área de trabajo Integración de la seguridad en la estrategia corporativa Mantenimiento de una actuación socialmente responsable Cumplimiento de la legislación Mantener una posición de liderazgo en el ámbito de la Seguridad Mejora de la imagen de la empresa ante la sociedad Mejora de la imagen competitiva de la empresa Motivación de los empleados (Fuente: proyecto de investigación “Determinantes y resultados de la implantación del estándar OHSAS 18001 en las empresas españolas”, AENOR,Revista UNE nº 241, Sept 2009 Es crucial, determinante, tener la certeza de que tan solo logrando y manteniendo en el tiempo una cultura organizativa orientada a la prevención, a la Seguridad y Salud como principal prioridad, podremos llegar a una situación excelente en Seguridad. 0 accidentes es posible. Enormemente complejo y difícil, pero posible, sentando las bases adecuadas para ello. Integrar en nuestra actuación directiva el modelo de Liderazgo Responsable , (siendo consciente de la crucial importancia de la Integridad Directiva, y de la Preocupación Proactiva hacia la seguridad) puede propiciar un entorno cultural plenamente orientado a la Seguridad, superando las etapas previas en las que se entiende la Seguridad como un ámbito de actuación adicional a las operaciones empresariales, ya sean productivas o de servicios. Ésta es la clave: considerar que Seguridad no es algo más dentro del conjunto de responsabilidades, sino algo mucho más relevante. Es el ámbito en que debemos mostrar una preocupación constante, proactiva, lo que, unido a la exigencia de ejemplaridad y de actuación ética por nuestra parte, conforma la Integridad Directiva, que nos encamina al Liderazgo Responsable. Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 11 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • ¡Vamos allá! Si dar los pasos necesarios para implantar y mantener una Cultura Preventiva es la única vía para conseguir y mantener una situación excelente en Seguridad, la expresión del Liderazgo responsable es la forma de andar el camino. Apuntemos algunas áreas de análisis y actuación posibles. Considérelas casi una provocación, para que las ponga en relación con la situación de su empresa en concreto: reflexión sobre los valores corporativos: ¿los valores, ya sean explícitos o no, sostienen las políticas y acciones que puedan diseñarse para promover el Liderazgo Responsable?; ¿hay “contravalores” que niegan o desvirtúan la acción preventiva? ¿cómo se traducen los valores y cultura corporativa en las herramientas de gestión, p.e. el diseño de competencias directivas requeridas por la organización? ¿se dispone de un modelo explícito de Liderazgo? ¿en qué medida hay un compromiso directivo para su interiorización y expresión del mismo? ¿en qué medida se ajusta a un modelo de Liderazgo Responsable? ¿Cúal es el papel de la Dirección General respecto de la Seguridad y Salud? Las políticas, planes y herramientas de gestión de Recursos Humanos pueden ser una palanca permanente para contribuir a alcanzar una óptima cultura preventiva. ¿Cómo lo ve? o Desempeño & Bonus: p.e., ¿se cuenta con objetivos de Seguridad para toda la estructura directiva? Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 12 de 13 © P. Jiménez (2010)
  • o Formación: ¿los mandos y directivos han recibido una formación adecuada respecto a dirección de equipos y liderazgo? ¿en qué medida se relaciona con el modelo de Liderazgo Responsable? o ¿Los planes y acciones de Comunicación Interna y Sistemas de Acogida refuerzan en todo momento la Seguridad como pilar básico de funcionamiento en nuestra organización, como parte esencial del cómo queremos hacer las cosas? Tan solo algunas ideas, sin ningún ánimo de querer ser exhaustivo. Le invito a dedicar unos minutos a reflexionar cómo su organización, su empresa, se posiciona frente a la Seguridad y Salud, y respecto al modelo de Liderazgo Responsable como pilar de actuación directiva, también para poder alcanzar la excelencia en Seguridad y Salud. ¡Vamos allá! Pascual Jiménez Liderazgo Responsable para la Excelencia en Seguridad Página 13 de 13 © P. Jiménez (2010)