Símbolos de Pascua
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Símbolos de Pascua

on

  • 8,556 views

 

Statistics

Views

Total Views
8,556
Views on SlideShare
7,173
Embed Views
1,383

Actions

Likes
2
Downloads
63
Comments
0

9 Embeds 1,383

http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.com 982
http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.mx 203
http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.com.ar 94
http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.com.es 94
http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.com.br 3
http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.in 3
http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.fr 2
http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.com.au 1
http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.ca 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Símbolos de Pascua Símbolos de Pascua Presentation Transcript

  • Los símbolos de la Pascua.
  • Los ramos El Domingo de Ramos inicia la Semana Santa con el recuerdo de las palmas y de la pasión, de la entrada de Jesús en Jerusalén. Pero no una entrada de Jesús como el esperado Rey, sino como humilde ‘servidor’ que vive de la palabra de Dios. Los Ramos de olivos tienen un significado: en aquel entonces los olivos eran uno de los tantos símbolos de vida. Los ciudadanos de Jerusalén ven a Jesús trayendo ‘vida’ al paso por el monte de los Olivos y buscan ramas para saludarlo. El domingo de ramos da comienzo a la semana en la que contemplamos el dolor de Dios. Amor de Dios por nosotros. Este Domingo se lee la pasión en forma muy solemne y así nos introduce en el espíritu de Semana Santa No debes tirar a la basura los ramos bendecidos, ni ningún objeto bendecido. Puedes conservarlos o quemarlos y desechar las cenizas en la tierra.
  • Este día por la mañana en todas las catedrales, los obispos que son, como dice el Concilio, "los principales administradores de los misterios de Dios, que regulan, promueven y custodian toda la vida litúrgica de la Iglesia que les ha sido confiada", celebran una misa muy solemne con todos los sacerdotes ("el presbiterio" de sus diócesis) y en ella los sacerdotes con un solo corazón y una sola alma renuevan sus promesas y su obediencia al Obispo. En ella, además, se consagran los óleos, es decir, los aceites que se emplean en diversos sacramentos: el bautismo, la confirmación, la ordenación sacerdotal y la unción de los enfermos.
  • Pan y Vino El Jueves Santo La Eucaristía con que se da inicio al Triduo Pascual es la "Missa in Coena Domini", porque es la que más entrañablemente recuerda la institución de este sacramento por Jesús en su última cena, adelantado así sacramentalmente su entrega de la Cruz El pan y el vino son símbolos siempre presentes en la Iglesia. El pan simboliza el cuerpo de Jesús y el vino la sangre. Al tomar el pan dijo:” Tomen y coman. Esto es mi cuerpo”. Al tomar el vino dijo:”Beban todos de este cáliz, por que esto es mi sangre que será entregada por ustedes.
  • El lavado de pies En la última cena Jesús lavó los pies a sus discípulos. Jesús hizo eso para dar una lección de humildad, simplicidad, igualdad, amor y servicio a los hermanos, que es la gran lección de la Pascua. "Les he dado ejemplo, para que hagan lo que he hecho con ustedes."
  • La corona de espinas, el látigo, los clavos, la lanza, la caña con vinagre Estos "accesorios" de la Pasión muchas veces aparecen gráficamente apoyados o superpuestos a la cruz. Son la expresión de todos los sufrimientos que, como piezas de un rompecabezas, conformaron el mosaico de la Pasión de Jesús. Ellos materialmente nos recuerdan otros signos o elementos igualmente dolorosos: el abandono de los apóstoles y discípulos, las burlas, los salivazos, la desnudez, los empujones, el aparente silencio de Dios. La Pasión revistió los tres niveles de dolor que todo ser humano puede soportar: físico, psicológico y espiritual. A todos ellos Jesús respondió perdonando y abandonándose en las manos del Padre.
  • El Viernes Santo es el día de pasión y muerte del Señor y del ayuno pascual como signo exterior de nuestra participación en su sacrificio Este día no hay celebración eucarística, pero tenemos la acción litúrgico después de medio día para conmemorar la pasión y la muerte de Cristo. Cristo nos aparece como el Siervo de Dios anunciado por los profetas, el Cordero que se sacrifica por la salvación de todos. La cruz es el elemento que domina toda la celebración iluminada por la luz de la resurrección, nos aparece como trono de gloria e instrumento de victoria; por esto es presentada a la adoración de los fieles. El Viernes Santo no es día de llanto ni de luto, sino de amorosa y gozosa contemplación del sacrificio redentor del que brotó la salvación. Cristo no es un vencido sino un vencedor, un sacerdote que consuma su ofrenda, que libera y reconcilia, por eso nuestra alegría.
  • Vía Crucis" en latín o "Camino de la Cruz" . También se le llama Estaciones de la Cruz y Vía Dolorosa. Se trata de un camino de oración que busca adentrarnos en la meditación de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo en su camino al Calvario. El camino se representa con una serie de imágenes de la Pasión o "Estaciones" correspondientes a incidentes particulares que Jesús sufrió por nuestra salvación
  • El cirio Pascual Es una vela grande y gruesa, que se enciende todos los años, por primera vez, en el sábado de la Vigilia Pascual. Entre todos los simbolismos derivados de la luz y del fuego, el cirio pascual es la expresión más fuerte, porque los reúne a ambos. El cirio pascual representa a Cristo resucitado, vencedor de las tinieblas y de la muerte, sol que no tiene ocaso. Se enciende con fuego nuevo, producido en completa oscuridad, porque en Pascua todo se renueva: de él se encienden todas las demás luces. En el cirio hay 2 letras griegas alfa y omega respectivamente la primera y la última letra del alfabeto griego. Alfa representa el principio y el omega, el fin. Jesús dijo:” Yo soy el principio y el fin”
  • La palabra “Pascua” viene del hebreo “Pessach” y significa “paso”. Es el pasaje del mar Rojo, que ocurrió hace años muchos años antes de Cristo, cuando Moisés condujo al pueblo hebreo fuera de Egipto, donde vivía como esclavo. Jesucristo, que respetaba mucho todas las celebraciones de su religión Judía, también festejaba la Pascua. Fue lo que él hizo en víspera de su muerte, al cenar con sus discípulos en los alrededores de Jerusalén. Juzgado, condenado a muerte en la cruz y sepultado enseguida por algunos amigos, Jesús resucitó tres días después , en un domingo, inmediatamente después de la Pascua Judía. Los cristianos, desde entonces, también pasaron a conmemorar la Pascua, la Pascua de la Resurrección de Jesús, que también era un “paso”: el paso de Jesús, de la tierra al cielo, de la vida terrena a la vida junto al Padre, el paso de Jesús al reino de Dios.
  • El conejo de pascua Su origen se remonta a las fiestas anglosajonas pre-cristianas, cuando el conejo era el símbolo de la fertilidad asociado a la diosa Eastre. Progresivamente, se fue incluyendo esta imagen a la Semana Santa y, a partir del siglo XIX, dio origen a una curiosa leyenda que cuenta que, cuando metieron a Jesús al sepulcro que les había dado José de Arimatea, dentro de la cueva había un conejo escondido, que muy asustado veía cómo toda la gente entraba, lloraba y estaba triste porque Jesús había muerto. El conejo se quedó ahí viendo el cuerpo de Jesús cuando pusieron la piedra que cerraba la entrada y lo veía y lo veía preguntándose quien sería ese Señor a quien querían tanto todas las personas. Así pasó mucho rato, viéndolo; pasó todo un día y toda una noche, cuando de pronto, el conejo vio algo sorprendente: Jesús se levantó y dobló las sábanas con las que lo habían envuelto. Un ángel quitó la piedra que tapaba la entrada y Jesús salió de la cueva ¡más vivo que nunca! El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios y decidió que tenía que avisar al mundo y a todas las personas que lloraban, que ya no tenían que estar tristes porque Jesús había resucitado. Como los conejos no pueden hablar, se le ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría y así lo hizo. Desde entonces, cuenta la leyenda, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordarle al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.
  • Huevos de Pascua Cuando Jesús se fue al cielo después de resucitar, los primeros cristianos fijaron una época del año, la Cuaresma, cuarenta días antes de la fiesta de Pascua, en la que todos los cristianos debían hacer sacrificios para limpiar su alma. Uno de estos sacrificios era no comer huevo durante la Cuaresma. Entonces, el día de Pascua, salían de sus casas con canastas de huevos para regalar a los demás cristianos. Todos se ponían muy contentos, pues con los huevos recordaban que estaban festejando la Pascua, la Resurrección de Jesús. Uno de estos primeros cristianos, se acordó un día de Pascua, de lo que hacían los egipcios y se le ocurrió pintar los huevos que iba a regalar. A los demás cristianos les encantó la idea y la imitaron. Desde entonces, se regalan huevos de colores en Pascua para recordar que Jesús resucitó. Poco a poco, otros cristianos tuvieron nuevas ideas, como hacer huevos de chocolate y de dulce para regalar en Pascua. Son esos los que regalamos hoy en día.