Your SlideShare is downloading. ×

Comienzo 11

622

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
622
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Gerardo Gutiérrez La heroica resistencia de la base del SME le ha permitido mantenerse avante durante ya más de un año de lucha, desde aquel nefasto decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro. Los electricistas han tenido que enfrentar toda una campaña de desprestigio por parte del gobierno federal, el cual ve en todo derecho labo- ral un privilegio que hay que eliminar. Desde nuestras pá- ginas hacemos un humilde reconoci- miento a los trabajadores del SME y les reiteramos nuestra solidaridad en de- fensa de su fuente de trabajo. Se acercan momentos que nos exigen definiciones claras al respecto de nuestros aliados y nuestros enemigos, condenamos cual- quier tipo de alianza con Enrique Peña Nieto, candidato de la burguesía para la silla presidencial en 2012, quien es ene- migo y asesino del pueblo disfrazado de galán de telenovela gracias al apoyo me- diático de los más ricos y poderosos de este país. En la sociedad capitalista actual, no se puede manejar una política de me- dias tintas en la defensa de los intereses históricos de la clase trabajadora, o se está con los oprimidos o con los opresores, no hay diplomacia política, ni manual de buenos modales que justifique las alaban- zas que hizo Martín Esparza al goberna- dor del Estado de México. Exhortamos a los trabajadores del SME a realizar una crítica constructiva, pero firme y clara, a la dirección sindical por este intento de ligar nuestra lucha con cualquier ene- migo de clase. ¡Victoria a la lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas! ¡Por una dirigencia sindical revolucionaria, combativa y clasista! Que se sienta A un año el clamor popular En este número A cuatro años del gobierno espurio pág. 4 San Juan Copala pág. 5 42 años del movimiento de 1968 Editorial Rumbo a la cumbre del cambio climático pág. 3 1111Llamado revolucionario al proletariado de la ciudad y el campo ¡El comienzo! ¡La lucha sigue! 100 años han transcurrido desde aque- llas grandes jornadas en que el pueblo trabajador se levantó contra los explota- dores del campo y la ciudad. Aquel le- gendario 20 de noviembre de 1910 comenzaría la ruptura de una sociedad podrida. Los combates fueron cruentos y difíciles; los trabajadores, principalmente los campesinos pobres, demostraron todo su arrojo y su fortaleza para trans- formar sus condiciones de vida. Fueron años duros, se destruyó el antiguo régi- men y se llevaron adelante una serie de medidas progresistas; pero todo ello fue gracias al empuje revolucionario de cam- pesinos y obreros; los de abajo dejaron su huella en la historia en muchos derechos de los que gozamos hoy en día y de otros que ya hemos perdido. La revolución mexicana A la luz de la historia el Porfiriato re- sultó ser un régimen dictatorial, eviden- temente, con una represión constante ante la disidencia o las diferencias de opi- nión, la crítica y demás; todos hacían lo que el supuesto hombre fuerte decía. Por- firio Díaz llega al poder a través de una revolución cuyo lema rezaba “sufragio efectivo” y, precisamente, sería la falta de democracia la tónica en sus 30 años de gobierno. La organización política de su gobierno descansaba en diferentes mili- tares diseminados por el país que contro- laban una determinada región por medio de la represión; favorecían a determina- dos sectores de la burguesía terrate- niente, que no pocas veces eran extranjeros, y reprimían cualquier disi- dencia; el mejor ejemplo es Bernardo Reyes, quien desde Monterrey controlaba la mayor parte del norte de México. El otro grupo de poder son los llamados científicos, intelectuales relativamente jó- venes radicados en el centro del país; éstos eran el contra peso de los militares, orientaban la línea general del rumbo del país, normalmente ligada al capitalismo extranjero. Las contradicciones del Porfiriato fue- ron muchas. En un lado contamos con una fuerte industrialización y urbaniza- ción, en 1873 con 556 kilómetros de vía se pasa a 19 280 Km. en 1910; en 1879 con una planta eléctrica en una fábrica textil, se llega a 235 plantas en 1899 con una ca- pacidad de 35 mil kilo watts (Garza, In- dustrialización…). Y por el otro lado encontramos que los beneficios de los centros productores se obtenían más de la exportación que de fortalecer el mer- cado interno, el ferrocarril se orientó hacia el norte, se centralizó el poder polí- tico en pocas manos, y en general, se des- arrollaban un puñado de sectores productivos sin que hubiera una mejora del nivel de vida de los trabajadores. Todo lo que se construyó fue a costa de la sangre y del sudor de miles de mexica- nos que, como siempre, recibieron plomo a cambio. Precisamente serían dos las contradic- ciones que derramarían el vaso. Los cien- tíficos querían un cambio de gobierno, con un sistema muy parecido; desde su punto de vista se requería un Porfiriato sin Don Porfirio, y la mejor manera era que muriera. El problema es que sectores de las burguesías regionales que no ha- bían sido tan beneficiadas ahora pedían serlo y utilizarían todas las armas posi- bles para realizarlo; Francisco I. Madero, emanado de estas filas, les daría un golpe de mano al lanzar su candidatura y orga- nizar grupos políticos por todo el país. Pero los verdaderos héroes de la revolu- ción trabajaban en las haciendas, en las minas, en los ingenios azucareros, vivían en barracas y comían de vez en cuando; y estos sectores ya se le habían adelan- tado a Madero. Desde finales del siglo XIX existe una fuerte organización de periodistas, inte- lectuales y trabajadores cuya expresión más importante de ello es la formación del Partido Liberal Mexicano encabezado por Ricardo Flores Magón. Este Partido estará presente en las primeras luchas importantes del siglo XX contra el régi- men de Díaz; con un trabajo paciente construyeron núcleos del PLM por buena parte del país, gozaban un fuerte arraigo entre la clase obrera y está demostrado en su participación en la huelga de Cananea, las revueltas de Río Blanco y en los miles de periódicos Regeneración que cruza- ban la frontera del norte periódicamente para expandirse, por medio de los ferro- carrileros, al último rincón del país. Pero el PLM sería víctima de una repre- sión sistemática, los cuadros políticos con su principal labor organizativa fueron deportados y encarcelados en Estados Unidos, cientos de obreros que simpati- zaban con sus ideas cayeron en la lucha. En buena medida el futuro de la revolu- ción estaba ligado al futuro del Partido; su desaparición del mapa político repre- sentó un paso atrás de décadas en el mo- vimiento. Esta razón permitió que el grupo de Madero capitalizara muchos grupos descabezados y que se instalara en los primero años a la dirección de la revolución. La fuerza de Madero espantó al régimen; primero le cerraron el paso en las elecciones de 1910 y después, cuando adopta el mando de los levantamientos armados, una parte de los grupos de poder le permitirían llegar a la presidencia, en una especie de transición pactada: Don Porfirio por, el ahora, Don Francisco I. Ma- dero. La clave del rápido éxito del le- vantamiento se debe a la fuerza de los de abajo. En una acción muy audaz Orozco y Francisco Villa toman Ciudad Juárez obligando, de esta forma, al régimen a nego- ciar. Pero los cambios políticos operados dejarían cabos sueltos. Los campesinos no obtendrían nada de lo que buscaban y los sec- tores más reaccionarios del Porfi- rismo quedarían sedientos de venganza. En los tratados de Ciu- dad Juárez, Pancho Villa golpe- ando la mesa diría: están enterrando la revolución. Esta situación abriría la puerta al golpe de Estado de Adolfo de la Huerta, la conocida Decena Trá- gica que significaría el inicio de una guerra civil donde la vida no valdría nada, pues no se tenía nada qué perder. Nuevamente los que salvarían la revolu- ción serían los campesinos y peones que se organizarían en grandes bloques mili- tares: El Ejército Libertador del Sur con una ideología más acabada, La División del Norte con una fuerza militar impo- nente, y los ejércitos del noreste y nor- oeste dirigidos por Carranza y Obregón respectivamente. La victoria sobre la reacción era cues- tión de tiempo pues le cayó encima todo el peso y la rabia de los explotados, con su derrota caería todo el edificio del anti- guo régimen. El problema es que los gru- pos del norte dirigidos (a excepción del encabezado por Villa) por burgueses y pequeño burgueses crearían intereses y verían un jugoso manjar que para nada querían dejar en manos de bárbaros como Villa Y Emiliano Zapata. La lucha por el poder entre las facciones revolucio- narias llevaría a un cruento enfrenta- miento. La burguesía norteña y sus operadores como Obregón tenían una idea más formada de qué querían y cons- truyeron una estrategia encaminada a ello: Golpearon a los ejércitos campesinos radicalizados por separado, prometieron paz y estabilidad a la burguesía nacional e internacional y se aliaron a los trabaja- dores de la ciudad. En cambio, los más radicales no tenían claro qué se necesi- taba para cumplir todas las demandas so- ciales que justamente exigían y de las cuales eran los mejores representantes. Finalmente, después de someter a los campesinos más radicales se realizó una purga de generales, que participaron en la revolución, hasta que son pocos (y ca- chorros) los que se hacen con el poder. Tras la revolución El Estado posrevolucionario, burocrá- tico, y que se erigió, en buena medida, sobre las clases sociales demuestra que el capitalismo no iba a resolver los proble- mas de los pobres que habían hecho la re- volución. Para mantener un Estado burgués que otorgara pequeñas concesio- nes, los caudillos del norte requirieron de un tipo de gobierno que bailara sobre las clases, que se apoyara en el proletariado para espantar a la burguesía; pero que defendiera los intereses de la burguesía frente a los sectores disidentes y radicales del proletariado. Por la lógica del capitalismo las simples reformas sociales no fueron suficientes; para que se hubiese cumplido lo que ha- bían soñado los campesinos pobres revo- lucionarios y los obreros radicales se requería romper con el capitalismo, y no se hizo, se necesitaba avanzar sobre otras medidas que atacaran directamente los intereses de la burguesía. Por ejemplo, para completar medidas como la Re- forma Agraria o las nacionalizaciones de sectores clave, era necesario expropiar a todos los terratenientes sus tierras, y no sólo a una parte vencida, expropiar las empresas de la burguesía, aplicar medi- das para que el gobierno funcionara sin corrupción (como revocación inmediata, salarios obreros a los funcionarios, etc.) y sobre todo que el proletariado se posicio- nara como factor clave de la revolución. Y hoy después de 100 años, después del PRI y sus discursos “revoluciona- rios”, después de 10 años de la derecha en el poder debemos preguntarnos: ¿Dónde estamos? Muchas de las refor- mas emanadas de la revolución están en- terradas, principalmente las que hablaban del trabajo, de la educación y de la tierra colectiva. Cabría hacer la com- paración de nuestro presente con las ex- periencias de la revolución y ver en qué punto se asemeja; de ahí podríamos en- tender cómo sería nuestro futuro, pero tendríamos la ventaja, que nos da la his- toria, de saber qué armas necesitamos. LA LEY SB1070 LA CRISIS DEL CAPITALISMO ARREMETE CONTRA LOS MIGRANTES ¿Migrante es igual a criminal? Así parece plantearlo la Ley SB1070 de Arizona, ya que, es evidente el ataque racista que permite el arresto y niega las mínimos dere- chos a nuestros hermanos que radican en los Estados Unidos, esta ley parece estar basada en intereses electo- rales pero detrás de esta situación encontramos a la frac- ción más reaccionaria y conservadora de la burguesía americana organizada en el partido republicano de EE.UU. Si por un momento llegamos a pensar que este ataque contra los migrantes había quedado superado a raíz de la suspensión, otorgada por la juez Susan Bolton, de las partes más agresivas de dicha ley, nos equivoca- mos rotundamente pues de entrada tal sentencia jurí- dica tiene un carácter provisional; el 1ro de noviembre la Corte Federal de Apelaciones del vecino del norte analizará nuevamente la implementación de medidas discriminatorias contra los migrantes por lo tanto esta polémica ley está lejos de darse por cerrado. ¿Por qué es importante analizar ésta Ley? Simple- mente porque es un ataque de tinte fascista, que crimi- naliza a los migrantes, a aquellas personas que sólo bus- can tener un mejor futuro para sus familias, porque en México y otros países no lo encuentran a consecuencia de políticas como el TLC, en el caso de México. Porque a pesar de que de manera cotidiana ya se aplican algu- nos aspectos discriminatorios de dicha ley algunos po- líticos la han rechazado ¿qué se esconde detrás de este aparente rechazo, acaso intereses de corte electoral? Esta ley contiene un conjunto de disposiciones que fa- cultan a los policías locales a detener, deportar, o en su caso, encarcelar a cualquier persona de quien se tenga la sospecha de ser un migrante indocumentado, entre las “sospechas” se encuentran: la vestimenta, la dificul- tad de hablar inglés y transportarse en un vehículo re- pleto de “compadres”, el color de piel, etc. No sólo el número de migrantes indocumentados es elevado, también lo es el número de mexicanos que cru- zan la frontera con visas estadounidenses, en EE UU hay cerca de 27 millones de connacionales: 12 millones nacidos en México y otros 15 millones nacidos del otro lado de la frontera. Sin embargo, a pesar del repudio de la sociedad y de las diversas manifestaciones que se han convocado, ésta ley racista se ha implantado, sin impor- tar el argumento de los migrantes, que son los afectados. La ley en cuestión seguramente derivará en prácticas ra- cistas en contra de migrantes y vulnerará sus derechos humanos. Ya Arizona había promulgado con anterioridad una Ley con tintes de xenofobia y de racismo, la ley HB2779, aprobada en el 2006; dicha ley, obliga a los empresarios a comprobar ante el Gobierno estatal el estatus migra- torio legal de cada uno de los trabajadores que contraten a partir del 1 de enero de 2008, bajo riesgo de perder la licencia para operar. La ley SB1070, se ha convertido en sinónimo de intolerancia, de xenofobia, de discrimina- ción racial, de fascismo; es una ley que lastima no sólo a todos los indocumentados, sino que también, lastima la dignidad humana. Revolución mexicana 6 e n t r e v i s t a Miguel F. Pancho o. En el número anterior del perió- dico revolucionario El Comienzo presentamos la primera parte de la entrevista a León Chávez Teixeiro, autor, cantante, pintor, escritor, y, luchador de izquierda durante la mayor parte de su vida. Por cues- tiones de espacio el texto se divi- dió en dos partes, en esta ocasión la segunda y última parte de la en- trevista; nuevamente las limitacio- nes físicas del presente número y debido a lo amplio de la misma presentamos las ideas de León Chávez de manera por demás re- sumida bajo la forma de una cró- nica, esperando que esta situación no generé confusión, para evitar tal cosa acompañamos el texto con explicaciones muy generales del contexto vivido por el músico, además, con el afán de conocer más de cerca la relevancia de la obra del cantautor incrustamos un par de fragmentos de sus cancio- nes; finalmente agradecemos am- pliamente la disposición del compañero León Chávez para la entrevista; del mismo modo agra- decemos a él y a todos aquellos músicos que solidariamente han colaborado en diferentes eventos políticos-culturales que han sido impulsados por este periódico a favor de la transformación social. A los duros nos golpearon y a los débiles compraron. Cuando platicamos con León Chávez tuvimos que adentramos en la historia de nuestro país, pero desde la óptica de los de abajo, del proletario y campesinado; en la historia de la lucha de la izquierda revolucionaria. Desde las asam- bleas en la Casa del Obrero Mun- dial, las andanzas del autor por la capital del país, la búsqueda de la lucha social por ser un chavo de barrio e hijo de sindicalistas; en su tiempo, la organización en comu- nas previas al movimiento estu- diantil de 1968, el mismo 68, y la importancia de su paso por los partidos de orientación marxista, por ser estos una escuela de gran valor. Teixeiro no sólo recuenta la historia del movimiento obrero y su tránsito por los distintos acon- tecimientos, sino que lanza una crítica que formuló desde aquellos años, la cual siguió madurando por décadas; la crítica principal se dirige al tipo de organización en que la dirección pone las ideas, las órdenes, y la misma dirección no realiza trabajo alguno, “les da miedo, -nos comenta divertido- porque no es sencillo levantarte a las 4 de la mañana para ir volan- tear en la refinería, y a lo mejor te ponían en la madre los pinches charros…” Y sigue con una reflexión sobre el trabajo que realizaban los acti- vistas de las distintas organizacio- nes de izquierda, con el paso del tiempo comprendió que las activi- dades para acercarse al movi- miento obrero eran muy limitadas. De esta forma Teixeiro explica que “se trata de que el mayor número de gente participe de la manera más inteligente posi- ble...y de que tú no puedes traer en la cabeza qué es lo que hay que hacer y cómo hay que hacerle. Y si se trata de señalar ciertas cuestio- nes que se entienda el fondo del porqué suceden tales cosas, de cómo está organizada esta pinche sociedad… pero no dando órde- nes, no llegando como un pinche general que supuestamente ya lo tiene resuelto. Y porque, en reali- dad, además tú llegas casi siempre con una supuesta solución que has leído en los libros, ¿pero qué posi- bilidad tienes tú de meter metódi- camente a esa pinche lucha concreta con lo leído? Yo creo que es algo mucho más complicado de lo que ya te leíste en los libros… ¿no?” Buena parte de estos plantea- mientos los hace por la experien- cia que le dejan las organizaciones en las que militó, algunas buro- cráticas y dogmáticas; en este sen- tido la década de los 70 será una ruptura en muchos aspectos. Para León Chávez acercarse a los movi- mientos sociales por medio de la música y otras expresiones artísti- cas representaron una gran expe- riencia, de esta manera logra participar en muchas huelgas, dentro de ese proceso conocido como la insurrección sindical. Y ahí están, como dice él, parecidos a una aguja que va tejiendo, enla- zando todos los movimientos del país hasta formar una gran red. Haciéndose escuchar por los obre- ros de una manera más directa, y para llamarles la atención de una forma más agresiva en las letras de las canciones y la forma de to- carlas. Habla de su experiencia en la lucha obrera; desde la perspectiva del proletariado en sus comunida- des, en sus barrios, de sus compa- ñeras de vida y del amor más humano; cuando habla de ello Tei- xeiro enfatiza que “la lucha de cla- ses es un rollo cotidiano cabrón… tu lucha es diaria, de superviven- cia, es de chinga, de defender el es- pacio. Yo creo que sí, hay que entender que en donde estés, el pedo es de esfuerzo cotidiano, de lucha cotidiana. Entonces, pues, mis rolas tratan de decir eso, tra- tan de hablar de la vida cotidiana y del pedo de la fábrica y de cómo se chinga la gente en su vida coti- diana”. No es cuestión de destino, es de dueños y no dueños La otra ruptura de los años 70, ante las experiencias de décadas pasadas y sus formas de organiza- ción, es el surgimiento de grupos guerrilleros inundados de jóvenes que buscaban una respuesta orga- nizativa y directa para la lucha contra el capitalismo después de la experiencia de 1968. Teixeiro nos explica que es muy respetable el sacrificio que se hizo en aquel mo- mento pero le parece que resulta insuficiente, no en el sentido de la entrega sino en sentido de la co- rrección de los métodos de lucha, “lo realmente violento es arreba- tarle los pinches medios producti- vos, o sea recuperar tus propias manos, tu propio ser, eso es lo que está cabrón. Y para que tú recupe- res eso no es suficiente agarrar un pinche rifle y matar policías... la pinche violencia se tendrá que dar, quién sabe de qué maneras, la vio- lencia misma ya es que tú te pares en una pinche fábrica y detengas la fabriquita antes de apropiár- tela.” Las décadas de los 80 y 90 fue- ron muy difíciles para la tercera iz- quierda que plantea Teixeiro (aquella que no era guerrillera, pero tampoco reformista), con la represión de la guerra sucia y el exterminio de la guerrilla vino el fortalecimiento de esa izquierda “que siempre se ha vendido”, como lo señala León Chávez, y que precisamente comienza a ade- cuarse más a la lógica del Estado, todo esto a partir de la legalización del Partido Comunista. Toda esta situación se agudizará a finales de los 80 con la conformación del PRD. En esos años, los formadores de esa izquierda vendida comien- zan a criticar a León Chávez por no querer venderse y aceptar tal o cual puesto, criticado por su mú- sica, por decir dueños y no due- ños, proletarios, capital, burguesía, en sus letras y su pen- samiento. Una idea, una idea, que lo hace des- pertar, que lo hace despertar / somos muchos desgraciados, pero muy des- perdigados / y por eso un puñado de asesinos y rateros / nos manejan con sus hilos, pero unidos ganaremos. Ponciano tomó un camión con obreros hechos bola / y le dijo a su se- ñora: ya no hay nada qué perder / ya no hay nada que perder, pero mucho que luchar / a correr la de aquí, a co- rrer la de allá / a levantarla aquí, a le- vantarla allá / a enseñarles a los hijos contra quién deben luchar / que el obrero está de guerra, que no es un hijo de perra. Canción: Ponciano Flo- res Al final de la entrevista, los com- pañeros del El Comienzo pregun- tamos por sus perspectivas para el movimiento social en México. De inmediato nos habló de las limi- tantes de un movimiento exclusi- vamente sindicalista, que no rebasa sus formas de organiza- ción, como el caso del SME. Argu- mentó que hay más pobres que antes, que la situación para el pro- letariado es más adversa. Pero al mismo tiempo la lógica del Capi- tal y su centralización han ido jun- tando a todos esos explotados y que irremediablemente se unirán, se organizarán. Todo ello será el caldo de cultivo para una próxima revolución. Y donde el elemento principal son los jóvenes, pues ahora son más y entienden el rollo más rápido. Se trajo a colación necesaria a Andrés Manuel López Obrador y al papel que puede jugar como apaga fuegos en este proceso y respondió con lo siguiente, ce- rrando la entrevista: “está tan fuerte el pinche pedo del Capital que más que nunca, o en los mo- mentos como está así -se refiere a la crisis económica- cualquier mo- vimiento que trate de quitar plus- valía va a ser atacado como el comunismo más pinche radical del mundo… Todo intento de cen- tralización de Capital en el Estado, o sea de manejo de un nivel de plusvalía a través del Estado, de nacionalización, en este momento será atacado a muerte, cabrón; como ha sido atacado siempre, ahorita más que nunca. Ton´s, si ese guey mueve un pinche dedo a ese nivel, si realmente lo mueve a un cierto nivel, seguirá siendo un enemigo de México, o sea "un pe- ligro", ¿por qué?, porque está tra- tando de tender a quitar un poco de plusvalía, manejarla de cierta manera para aplacar un poco el in- cendio. El que lo pueda o no hacer, a mi me parece que depende de qué capacidad tiene el Capital de darse ese pinche lujo, y yo creo que no lo tienen; podrá hacer algu- nas mamaditas, pero serán dos tres días, si es que llega, que lo dudo. No creo que López Obrador sea capaz de apagar ningún pin- che fuego, más bien a lo mejor lo que hace es encenderlo más”. Entrevista a León Chávez TeixeiroCuando nos armó Carranza para matar campesinos / y acelerar el camino del progreso nacional / inauguramos la alianza con los señores vampiros / la bandera roja y negra perdió lo internacional. El capital fue aumentando y tu creciendo con él / a los duros nos golpearon y a los débiles compraron / para afianzar al Estado a fuego y Constitución a tantos trabajadores nos han robado la voz. Ya estuvo de tanto cuento, de vivir en la mentira / entre obreros y patrones la historia está dividida / Nos han robado la voz... Canción: 1910 Teixeiro en el zócalo de la Cd. de México. Evento organizado por El comienzo y la Sección 22 3 s i n d i c a l Las repercusiones de la crisis económica y el modelo económico implementado por los go- biernos priístas, y profundizado por el go- bierno de Felipe Calderón, han acarreado consecuencias a amplios sectores de la clase trabajadora, prueba de ello nos la dan los tra- bajadores del Sector Salud en el Estado de Mé- xico, quienes están desarrollando diversas acciones de lucha para defender y mejorar sus condiciones de trabajo, y con ello de vida, así como sus derechos políticos. A continuación presentamos una entrevista a un trabajador sindicalizado quien nos expresa en términos muy generales cuales son las razones por las cuales se han visto orillados a la organización y movilización; a final de cuentas la lucha de los trabajadores es una necesidad innegable e impostergable. ¿Cuál es la problemática por la que atraviesan los trabajadores de salud en el Estado de México? Desprotección del personal de nuevo ingreso al contratarlo en un esquema de total indefen- sión; no contando con lo más mínimo, que es la seguridad social y prestaciones, además de la negativa de convertir esas contrataciones en plazas basificadas, así como no mejorar las condiciones generales de trabajo del personal de base, lo cual lleva un rezago de nueve años y todo esto agravado por la emisión de una ley del ISSSTE que lo único que va a generar es más cantidad de pobres ya que condena a la mayoría de los nuevos trabajadores a aspirar a una pensión de dos salarios mínimos. ¿Cuáles son los sectores sindicales o laborales más afectados? Personal de salud perteneciente al Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud y a la Se- cretaria de Salud Federal. ¿Qué soluciones exigen y de qué manera han bus- cado concretarlas? La primera forma fue a través de mesas de trabajo con las autoridades correspondientes, pero como casi siempre pasa no se obtienen respuestas favorables por lo que nos vimos en la necesidad de hacernos escuchar a través de dos marchas y un paro de dos horas. ¿Qué respuesta han tenido hasta el momento? Sí, se han obtenido respuestas favorables en algunas peticiones después de la segunda mar- cha en la cual participó el personal de salud del Estado de México y del Distrito Federal pero faltan las peticiones más importantes como ba- sificación al personal de contrato y su regula- rización. Actualmente el personal regularizado, derivado de las marchas, logró parcialmente algunas prestaciones en especie en las condiciones generales de trabajo más no económicas, así como los “beneficios” que con- sagra la nueva ley del ISSSTE. En cuanto al personal de contrato, que es el grueso de tra- bajadores en total indefensión, ni siquiera cuenta con seguridad social y mucho menos con prestaciones. La otra petición importante tiene que ver con que en más de nueve años no se han actualizado las condiciones generales de trabajo para el personal de salud sindicalizado de la Secretaria de Salud Federal. ¿Ha habido algún apoyo solidario por parte de or- ganizaciones sociales, sindicales o de otro tipo? No aún. ¿Hay alguna perspectiva de lograr conseguir las demandas, cuáles podrían ser estas? Sería seguir en pie de lucha y estar en espera que el congreso nacional, que se hace cada tres años, en octubre, en este año se llevará a cabo, logre cuando menos sacar nuevas condiciones generales de trabajo ya que durante estos últi- mos seis años no ha habido absolutamente nin- guna mejora en cuanto a prestaciones a dife- rencia de otros sindicatos como el de maestros. ¿Existe alguna actividad que quisiera difundir por este medio independiente además de la presente entrevista –denuncia-? Claramente estamos viviendo una política anti sindicalista por parte del gobierno federal, lo cual se manifiesta en no querer dar más bases con la intención de debilitar y desapare- cer al sindicato, además el actuar del gobierno va en contra del apartado “B” del artículo 123 constitucional porque no aplicaron el principio de retroactividad, haciéndola efectiva para todo el personal que se regía con la ley anterior no importando que fuera en perjuicio de ellos, condenando a todo nuevo trabajador a resig- narse a percibir dos salarios mínimos y obli- gándolo a que el costo de la pensión recaiga exclusivamente en el trabajador, lo que no es más que una copia de la ley del IMSS. Carmen Carrera La lucha de los trabajadores de salud en el Estado de México Rumbo a la COP16, la búsqueda de falsas soluciones Parece que el tema del “cambio climático” además de ser de impor- tancia y preocupación, se ha conver- tido en una herramienta para garantizar que se sigan cumpliendo los intereses de las cúpulas empre- sariales del mundo a través de las llamadas cumbres de las partes (COP) en donde lejos de llegar a acuerdos concretos respecto al tema, se han utilizado como cortina de humo para negociar nuevas mane- ras de lucrar con la naturaleza y se han dejado de lado los mínimos ob- jetivos de relevancia internacional como lo fueron los acordados en el famoso Protocolo de Kioto acerca de la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Una muestra es el “entendimiento de Copenhague”, surgido de la pa- sada cumbre de las partes en el año 2009, el cual propone que los países desarrollados tengan la libertad de calcular sus posibles tasas de reduc- ción de GEI, o la aprobación de un “financiamiento” para que los paí- ses pobres puedan emplear medidas contra este fenómeno. Lo único que se consiguen en estas reuniones de representantes inter- nacionales (que además requieren de gastos multimillonarios para re- alizarse) son falsas soluciones al problema del calentamiento global. A partir de estas negociaciones se da luz verde para que las principales empresas generadoras de contami- nación, que por sí mismas son las que más contribuyen a la economía capitalista, puedan beneficiarse a costa de proyectos como “energías limpias”, “desarrollo sustentable”, “REDD, (Reducing Emissions from Deforestation)” y demás estrategias impulsadas a partir de inversiones millonarias a través de la iniciativa privada y que obtienen ganancias estratosféricas, dichas medidas pue- den ayudar a atenuar, por ejemplo, el problema de las emisiones de CO2 pero generando nuevas afecta- ciones como escasez de alimentos, deforestación, y otras problemáticas ambientales y sociales. La mala noticia es que la tempera- tura promedio del planeta sigue au- mentando, y pese a que esta problemática ambiental siga agra- vándose, los líderes del mundo se preocupan a medias, ya que están dispuestos a mitigarla pero sin re- ducir la actividad industrial inten- siva de las transnacionales que resulta tan productiva para garanti- zar la persistencia del actual modo de producción capitalista. Esta es la mejor muestra de la contradicción e hipocresía que caracteriza a este sis- tema, pues por sí mismo el capita- lismo es irracional ante la natura- leza, la explotación de los recursos naturales se rige por las leyes del mercado global, a partir de satisfac- tores innecesarios cuestión que tarde o temprano nos situaría en el problema que estamos enfrentando ahora. Para cualquier empresario es de mayor importancia el tema de las ganancias a corto plazo que el dere- cho de generaciones futuras al apro- vechamiento del planeta. Está claro que el capitalismo está cavando su propia tumba. Pese a que desde la década de los 90’s se ha impulsado de manera constante el actuar internacional res- pecto a los efectos del calentamiento global, los diversos encuentros im- pulsados no buscan reparar los daños por los crímenes ambientales cometidos, tal como ha ocurrido con el reciente derrame de petróleo en el Golfo de México; tampoco se busca la mejor vía de utilización de los re- cursos y mucho menos que exista justicia ambiental. Es por ello que desde abajo debemos organizarnos para impulsar acciones que frenen este problema, y la principal es dar fin al capitalismo rapaz. De este modo, se han generado di- versos acuerdos impulsados por pueblos, organizaciones sociales, campesinos, ambientalistas, etcé- tera, buscando construir alternativas de lucha contra los responsables de las afectaciones ambientales que vive nuestra sociedad, un ejemplo es el Acuerdo de los Pueblos surgido de la Cumbre de Cochabamba en abril de este año. A partir de este po- demos comprender la necesidad de atender la crisis actual que se vive en el campo, la necesidad de una co- rrecta gestión de los recursos natu- rales, y la exclusión necesaria de organismos como el Banco Mundial que lo único que pretenden es exten- der una mano disfrazada de ayuda para el sometimiento aun mayor de los países pobres, acrecentando la deuda externa, y dando pie al esta- blecimiento de empresas lucrativas con la apariencia de un interés sus- tentable impulsando proyectos “verdes”. Rumbo a la COP16 en Cancún, se necesita atender los llamados de so- lidaridad con los denominados Afectados Ambientales, en donde se aglutinan las poblaciones más afec- tadas por estos crímenes ambienta- les, como la construcción de basureros industriales, presas hidro- eléctricas y otro tipo de proyectos que no solamente causan contami- nación sino que incluso han llegado a generar afectaciones severas como enfermedades y muertes. No basta con acudir de manera co- tidiana a las movilizaciones de pro- testa contra la COP16, sino hay que denunciar las falsedades que impli- can este tipo de encuentros que sólo consiguen concretar negocios en nombre de la defensa de la natura- leza y organizarnos para combatir los estragos del calentamiento glo- bal, así como para atender las nece- sidades de los trabajadores en el campo y la ciudad de manera res- ponsable y racional sin que eso sig- nifique la destrucción ambiental. Desde El Comienzo, creemos que esto solo se puede lograr a través de la planificación de la economía y la transformación de la sociedad. i n t e r n a c i o n a l Jade
  • 2. 7 d e n u n c i a 2 e d i t o r i a l Mucho se ha hablado ya en va- rias publicaciones, documentales, películas, programas especiales, etc., de lo acontecido aquel dos de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, sin embargo, dichas publicaciones únicamente presen- tan los acontecimientos como mero relato histórico, propio de un régimen que supuestamente fue arrojado al basurero de la his- toria a raíz, de una no menos su- puesta, transición democrática. En el mejor de los casos se reconoce el empuje progresista del movi- miento estudiantil pero dicho re- conocimiento lo encontramos casi siempre acotado al orden estable- cido por la burguesía. Lo aconte- cido aquel 68 en Tlatelolco ha quedado en la memoria de varias generaciones, quienes año con año se movilizan para reivindicar las demandas del movimiento estu- diantil, sin dejar de lado las de- mandas actuales, no sólo de este sector de la clase trabajadora y campesina sino el conjunto de de- mandas que corresponden a las clases explotadas como lo es la de- manda de justicia en los hechos de represión y corrupción a manos del Estado, libertad a los presos políticos, democracia y autonomía sindical, presentación con vida de los desaparecidos, etc. El contexto en el que se desarro- lló la lucha estudiantil estaba mar- cado por un discurso oficial de modernidad y progreso, democrá- tico, que intentaba dar una fa- chada de paz al resto del mundo pues en ese año se desarrollaron los juegos olímpicos. Precisamente era eso, fachada, y por cierto una muy elaborada “ocultamente” se reprimía y controlaba a los sindi- catos, tal como sucedió con los médicos y ferrocarrileros unos años antes, a los campesinos no les iba mejor, también se manipula- ban las elecciones y los medios de comunicación. Los logros revolu- cionarios aparentemente se refle- jaban en el sector público, como el de salud y la educación, siendo estos "abundantes" no cubrían las necesidades básicas de la pobla- ción. A pesar de la aparente fuerza de la fachada “democrática” esta mostró sus limitaciones a conse- cuencia del empuje de la organiza- ción y movilización estudiantil. Tras una serie de actos represi- vos -desapariciones, torturas, per- secuciones, secuestros, etc.- que se agudizaron desde el mes de julio de dicho año los estudiantes em- pezaron a dejar de lado a la Fede- ración Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) y comenzaron a organizarse de manera indepen- diente, pues dicha organización no representaba los intereses estu- diantiles; crearon entonces, como una opción democrática e inde- pendiente de las autoridades y el Estado, el Consejo Nacional de Huelga (CNH) formado por estu- diantes de la UNAM, el IPN, las escuelas normales, el Colegio de México, Chapingo, algunas uni- versidades estatales e incluso uni- versidades privadas como la Iberoamericana. Los jóvenes elaboraron un pliego petitorio donde las deman- das principales eran: libertad a los presos políticos, indemnización a las familias de los estudiantes he- ridos o muertos en los actos repre- sivos previos al 2 de octubre, derogación de los artículos 145 y 145 bis del Código Penal Federal los cuales instituían el delito de di- solución social y sirvieron de ins- trumento jurídico para la agresión hacia los estudiantes, desaparición del cuerpo represivo de granade- ros, deslindamiento de responsa- bilidades de los funcionarios culpables de los hechos sangrien- tos y destitución de los jefes poli- cíacos responsables de tales hechos, sin embargo, el Estado arremetió brutalmente contra los estudiantes, quienes supieron arroparse en el pueblo trabajador, comprobándose así nuevamente la tesis marxista acerca del Estado; una institución con carácter e inte- rés de clase, instrumento de domi- nación de una clase sobre otra y sostén de los intereses de la bur- guesía. A nivel mundial la movilización juvenil no desentonaba con las desarrolladas en México, en varias partes del mundo las manifesta- ciones protagonizadas por los jó- venes y nutridas por la clase tra- bajadora, como en Francia, Pakis- tán, Checoslovaquia, Italia, etc. se hacían notar por doquier por su gran contingente pero sobre todo por lo consciente de sus deman- das. La euforia de la década de los 60´s, la fraternidad, las tardes y noches de asambleas, los actos cul- turales y artísticos, los brigadeos en espacios populares como mer- cados y plazas públicas acompa- ñaban a los jóvenes rebeldes en su vida diaria, eran días de discusio- nes políticas en diversos espacios reclamados por la protesta y mo- vilización social. Hoy, a 42 años, haciendo un aná- lisis retrospectivo de las condicio- nes de ese entonces y comparándolas con las de ahora, nos damos cuenta de que la situa- ción no es menos crítica, con esto nos referimos a la situación polí- tica, económica y social. Organis- mos como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) re- cién dio a conocer cifras respecto al desempleo juvenil, “81 millones de jóvenes entre 14 y 24 años de edad están desempleados”, no- venta por ciento de esta cifra co- rresponde a los países pobres en donde México está enlistado pese a la gran riqueza con la que cuenta. Las condiciones objetivas para un cambio social sobrepasan por mucho a las pasadas pero las condiciones subjetivas se degrada- ron bastante. El descontento que orilló a los jó- venes a las manifestaciones masi- vas fue a consecuencia de la nula democracia, la concentración del ingreso en pocas manos, la mala orientación de los recursos públi- cos, descuido del campo, etc. ¡Fijé- monos bien!: concentración del ingreso en pocas manos, nula de- mocracia, mala orientación de los recursos públicos, descuido del campo, represión... ¿Acaso estas situaciones están superadas en el presente? ¡¡De ninguna manera!! Vivimos exactamente estas contradicciones pero en la actualidad han cobrado mayor peso, muestra de ello es la inseguridad, la privatización y mala educación, servicios de salud paupérrimos, pobreza creciente, narcotráfico, represión, crisis eco- nómicas, impunidad y corrupción, control de los medios de comuni- cación, etc. De hecho la falta de oportunidades en el sector educa- tivo y laboral ha dado el naci- miento de una generación de jóvenes llamada "ninis" (ni estu- dian, ni trabajan). En todo el país suman más de 7 millones de vidas que no están incorporadas a la vida productiva o estudiantil. En los últimos 4 años han muerto cerca de 30 mil personas en el país, como un efecto “colateral y nece- sario" para acabar con la mafia del narcotráfico, entre ellos inconta- bles niños, mujeres, estudiantes, obreros, luchadores sociales, en fin, personas completamente aje- nas al narcotráfico pero presenta- das por el gobierno como mafiosos. Sin duda hacen falta aquellos días de discusiones, debates y opi- niones políticas por parte de las jó- venes generaciones, aunque no dudamos que existan ¿Para qué molestarse por los asuntos de la política –dicen los jóvenes-? ¿De qué sirven las manifestaciones? Nada va a cambiar –dicen otros-, mejor vivamos tranquilos y evite- mos problemas –dicen los más-. 1968 no marca un pasado sino un futuro que conquistar ¡¡¡Des- pertar, utilicemos las armas eman- cipadoras más fuertes: la hoz para desenterrar de nuestras cabezas las semillas alucinógenas sembra- das por la burguesía y el martillo para derribar con fuerza las bases enajenadoras del capital!!! Lleve- mos hasta el final lo que empeza- ron aquellos jóvenes, que su memoria viva en un porvenir de lucha y entendamos que los estu- diantes aislados de los obreros y estos a su vez de los campesinos componiendo un circulo vicioso no tendremos asegurado más que intentos patéticos y utópicos de transformación social, y en el peor de los casos la más espantosa de las derrotas. 1968-2010: VIGENCIA DE LA1968-2010: VIGENCIA DE LA LUCHA JUVENIL Y ESTUDIANTILLUCHA JUVENIL Y ESTUDIANTIL Contingente de la FECSM de la marcha 2 de octubre 2010 Manifestación en el zócalo en 1968 A continuación publicamos la siguiente denuncia que hicieron llegar un grupo de colonos en defensa del Parque Reforma Social. Nos solidarizamos ple- namente con los compañeros que se oponen al des- pojo de sus áreas naturales, el cual busca beneficiar a la millonaria familia “Cuevas Lascurain” quien busca construir departamentos de gran lujo en los más de 38 mil metros cuadrados que componen el parque. Cabe destacar que el parque se encuentra a unos cuantos metros de la avenida Paseo de las Pal- mas en la delegación Miguel Hidalgo, encabezada por Demetrio Sodi, y que después de más de 30 años, en medio de severas irregularidades en el proceso, la jueza Ana Luisa Mendoza Vázquez, responsable del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Adminis- trativa en el Distrito Federal, ordenó al GDF entre- gar el predio. Es de suponerse que debido al gran valor del terreno, debido a la zona y la especulación, estemos ante un muy posible acto de corrupción y despojo por parte del poder judicial para favorecer los intereses económicos de los grandes empresarios quienes obtienen sus grandes fortunas a través de este tipo de acciones. Nuestra lucha: desde el domingo 26 de junio los vecinos de la zona hemos comenzado la de- fensa del Parque Reforma Social. Ese día en junta informativa con el jurídico de la Delega- ción Miguel Hidalgo nos dimos cuenta del in- minente despojo a nuestra colonia. Nuestra historia: el Parque Reforma Social, es parte de nuestra historia. Nuestra colonia fue fundada por paracaidistas desde los años cuarenta en las minas de arena de la Loma San Isidro, perteneciente a la Hacienda Los Mora- les. El río los Morales también conocido como río Polanco o Tecamachalco separaba a los po- bres de los ricos. En el valle de este río se asentó por años la población más pobre, quie- nes vivían difícilmente en la insalubre ba- rranca. El 13 de septiembre de 1946 el gobierno compró a Carlos Cuevas Lascurain una por- ción de su hacienda bajo la escritura número 1613 destinándola a Laboratorios Nacionales de Fomento Industrial. En 1966 bajo decreto presidencial, Gustavo Díaz Ordaz desincor- pora parte del terreno mencionado para bene- ficiar a sus ocupantes: los colonos de Reforma Social quienes quedan listados en el Diario Ofi- cial de la Federación del 11 de julio de 1966. El cuatro de julio de 1977 el Presidente José López Portillo mediante un decreto de desin- corporación formaliza la entrega del parque a los colonos. Para tal efecto se realizaron con an- ticipación acciones de acondicionamiento del terreno como son el entubamiento del río y el allanamiento de la barranca, con el conse- cuente desalojo de cientos de perso- nas que ahí vivían. El momento ac- tual: la defensa. El parque ha sido un elemento de mejora de nuestra calidad de vida desde su fun- dación, reconoce- mos que el esfuerzo de la gente honesta del gobierno de tiem- pos pasados dio dignidad a nues- tra colonia. Por ello desde aquel 26 de junio del presente año, en que se nos informó de nuestra “desven- tura”, no hemos parado en nuestra labor de comprender “nuestro caso” ya que las autori- dades nos han dejado solos. Nos hemos mani- festado ante la Delegación Miguel Hidalgo, el gobierno del Distrito Federal, el Gobierno Fe- deral y la Asamblea Legislativa, hemos exigido al gobierno acciones y no sólo palabras res- pecto al hecho de despojo que se pretende lle- var a cabo según ordenes del Gobierno Federal. ¡Los vecinos del Parque Reforma Social somos terceros afectados de la resolución de la Suprema Corte de Justicia, porque un cambio del uso de suelo hacia uno más comercial afec- tara nuestra calidad de vida! ¿Por qué?: 1.- El agua será más escasa ya que las bombas que nos abastecen regularmente están dentro del parque; 2.- La calidad del aire empeorará al no haber árboles que filtren el aire de los malos olores del centro de transferencia de basura que se en- cuentra a un costado del parque; 3.- Los lugares de estacionamiento serán aún más escasos; 4.- El tránsito vehicular empeorará con el au- mento de la población; 5.- La reducción en la superficie que capta el agua provocará la inestabilidad en el subsuelo, y como consecuencia tendríamos riesgos de hundimientos y de inestabilidad del cantil, dado que nuestra colonia se asienta sobre suelo minado; 6.- Además de que nuestros hijos no tendrán el contacto que necesitan con la naturaleza para su buen desarrollo, favoreciéndose la presencia de los males que aquejan nuestra sociedad como lo son la obesidad y la delincuencia. ¿Quiénes somos?: La Asamblea de Vecinos por la Defensa del Parque Reforma Social es una iniciativa de los colonos, quienes nos ne- gamos a aceptar la determinación de la Su- prema Corte de Justicia de entregar un área verde de 34 mil metros cuadrados a un parti- cular. Este parque ha sido un área verde PÚ- BLICA desde hace más de 40 años, el gobierno de López Portillo en 1977 favoreció a los colo- nos con el acondicionamiento de una barranca insalubre. Por ello es un robo a la Nación la ac- ción de entregar un espacio público que fue fi- nanciado con dinero de nuestros impuestos a unos supuestos dueños que dicen ser los pose- edores legales de NUESTRO PARQUE. Nuestro parque es un espacio de recreación y deporte, en el que personas de todas las eda- des realizan sus actividades. UNETE a la Asamblea de Vecinos por la Defensa del Par- que, NO permitas que nos despojen de un bien que nos da bienestar. De ocurrir la privatiza- ción aparejada de un cambio de uso de suelo la calidad de vida de los vecinos aledaños al parque Reforma Social se pone en juego. EENN DDEEFFEENNSSAA DDEELL PPAARRQQUUEE RREEFFOORRMMAA SSOOCCIIAALL Vista del parque Reforma Social ubicado cerca de la av. de las Palmas Monse C. Contáctanos periodico.elcomienzo@gmail.com http://periodicoelcomienzo.wordpress.comVisita la nueva imagen de nuestro periódico electrónico ¿QUÉ ES LO QUE HAY DETRÁS DEL PROYECTO de REGLAMENTO GENERAL DE ESTUDIOS DEL IPN (PRGE)? Como bien se ha planteado, esto es sólo una imitación del Reglamento General de Estudios promulgado por Enrique Villa Rivera en el año 2006 y que fue anulado gracias a la moviliza- ción estudiantil, ¿entonces en que radica la di- ferencia? En la nueva versión se manejan las salidas la- terales, ¿qué significa esto? obtener un recono- cimiento parcial de estudios del nivel medio superior o superior mediante un certificado de competencias técnicas y/o laborales que cuen- ten con la capacidad de trabajar en forma aso- ciada con profesionistas del nivel licenciatura o posgrado, truncando de esta manera tanto la obligación que tiene el instituto de brindar una matrícula más amplia, como de aumentar la in- fraestructura y el nivel educativo, ni que decir de las posibilidades de contar con un título de licenciado o ingeniero, en su defecto sólo po- dremos contar con un “título de profesional asociado” que reduce drásticamente el grado del nivel superior a un simple técnico superior universitario, pues apoyándose en las salidas laterales formará egresados como mano de obra barata y calificada, medianamente prepa- rada, esto se refleja en términos de globaliza- ción como competitividad en el mercado laboral. Movilidad académica: desplazamiento “vo- luntario” de alumnos entre unidades académi- cas del Instituto con otras instituciones que tengan pactado convenio con las mismas, ya sean nacionales o del extranjero. ¿Creen que de verdad eso es apoyar la formación de mejoras continuas para el país? Cuando lo que en rea- lidad están haciendo es una vil fuga de cere- bros, dando a elección de empresas trasnacionales empleados creados a imagen y semejanza de los valores de la burguesía. Pero la realidad para la mayoría es muy di- ferente, tratándose de escuelas con gran carga académica y dada la complejidad de la carrera únicamente se requiere de preparación mínima para poder aprobar las “unidades de aprendi- zaje”, anteriormente conocidas como materias o asignaturas, reducidas a contenidos formati- vos que impiden un correcto aprendizaje, lo que dará como resultado un alto número de alumnos reprobados de quienes el instituto se deslindará completamente al no abrir cursos de apoyo para acreditar las “unidades de aprendizaje”. Mientras tanto el panorama de todos los “usuarios de servicios” llamados así a los ins- critos en los diferentes servicios brindados por el Instituto, tales como el CENLEX, talleres, cursos, diplomados, constancias de estudio y demás papeleos necesarios (estos últimos suje- tándose a criterios de emisión), es muy dife- rente en el nuevo reglamento debido a que de esta manera se legalizan los cobros por hacer uso de estos servicios violando en su totalidad lo estipulado en el artículo 5to de la ley orgá- nica del IPN. Por otro lado, se pretende la acreditación de unidades de aprendizaje sin haberlas cursado antes ¿Cómo es posible esto? Según el PGRE pretende por medio de una evaluación basada en habilidades previamente adquiridas, quién sabe de dónde, aprobar la unidad de aprendi- zaje dándola por cursada y por ende evitar así el incremento de la matricula en las aulas. Lo contrario pasa para quien no acredite de manera ordinaria la unidad de aprendizaje, ya que se niega el acceso a exámenes extraordina- rios, mandándolos de manera directa a Titulo de Suficiencia, claro, en los términos que el programa de estudios lo establezca. Si en su caso, no se aprueba, se da el chance de recu- sarla en la misma modalidad educativa siem- pre y cuando se ofrezca en alguna unidad del instituto y el cupo lo permita. De acuerdo con el Plan Nacional de Desarro- llo trazado para este sexenio: Una educación de calidad significa atender e impulsar el des- arrollo de las capacidades y habilidades indi- viduales, al tiempo que se fomentan los valores y se prepara para la competitividad y exigen- cias del mundo laboral, entonces ¿QUIERES SALIR COMO TECNICO DE LA SUPERIOR? ¡¡¡ORGANIZATE Y LUCHA!!! 4 n a c i o n a l Pancho O. 5 n a c i o n a l ccuuaattrroo aaññooss ddee ggoobbiieerrnnoo FFEECCAALL aauunn nnoo ccrruuzzaammooss eell iinnffiieerrnnooEn el contexto de los festejos oficia- listas por el bicentenario, Felipe Cal- derón rindió su cuarto informe de gobierno, como telón de fondo pode- mos encontrar la creciente miseria de la mayoría de la población, la enorme cantidad de muertes producidas en la supuesta lucha contra el narco, las in- creíbles cifras de desempleo, las refor- mas privatizadoras y regresivas, la militarización del país, y el constante ataque contra los movimientos socia- les, obreros, campesinos y estudianti- les. El presidente del empleo Quedó bastante lejos aquella pro- mesa de campaña, en donde se pro- metía la creación de cientos de miles de fuentes de trabajo, ya que al inicio del sexenio espurio la cifras de desem- pleo se ubicaban en aproximadamente 1 millón 601 mil personas (1). Con- forme se desarrollaba la crisis mundial más importante de la historia desde la de 1929, el gobierno presumía de con- tar con cimientos sólidos con los cua- les la crisis mundial solo iba a ser un pequeño catarrito. Llegó 2009 y sacu- dió la inmovilidad del gobierno casti- gando a los trabajadores. En enero, la tasa de desempleo creció al 5 por ciento, de acuerdo con datos del Insti- tuto Nacional de Estadística y Geogra- fía (INEGI). Únicamente en el primer mes del año se perdieron 456 mil 854 empleos. Enero fue el peor mes, en cuestión de empleos, desde 1996. Fe- brero no trajo buenas noticias: por se- gundo mes al hilo se rompió el récord de desempleo. Las cifras de desocupa- dos en el país crecieron al 5.3 por ciento, lo que significó más de 16 mil empleos perdidos por día. Cada mi- nuto de febrero, 11 personas perdie- ron su salario. En marzo, el desempleo siguió cau- sando estragos. Dos millones 150 mil personas en perfectas condiciones de trabajo seguían sin conseguir trabajo. A las pérdidas de enero y febrero, marzo sumó 437 mil plazas desocupa- das. En suma, el primer trimestre del año reportó un promedio de 2 millones 260 mil desempleados, la peor cifra desde hace más de 12 años. (2) Actualmente el gobierno pretende evadir la realidad con estadísticas di- señadas a modo de los interese mediá- ticos de una administración preocupada por entregar al pueblo un país de fantasía, afirma que la crisis se ha superado y que se han recuperado mas de medio millón de fuentes de trabajo, sin embargo la realidad es más terca que cualquier estadística, y en las calles sentimos los profundos estragos de una política económica ca- pitalista depredadora que nos lleva sin remedio a una situación desesperante. El gobierno federal pretende cuadrar dentro de las estadísticas a cualquier persona que haya realizado alguna ac- tividad que le haya remunerado algún beneficio por lo menos en 14 horas a la semana. Así por ejemplo para el espu- rio tener empleo es limpiar parabrisas o pedir limosna en las calles, de este tamaño es la burla que día con día nos restriega en la cara el ocupante de los pinos. Si queremos buscar una cifra mas real acerca de la verdadera situación en la que se encuentran millones de mexicanos tendríamos que recurrir a las cifras del Centro de Análisis Mul- tidisciplinario de la facultad de econo- mía de la UNAM el cual puntualiza que a junio del presente año "el total de la población desempleada es de 8 millones 83 mil 471 personas. Y el nivel real de desocupación es de 15.3 por ciento y no de 5.3 marcado en la tasa de desocupación oficial". (3) En este rubro podemos ubicar a los NINIS que son jóvenes que no cuentan con trabajo y mucho menos con posi- bilidades de estudio, las cifras del rec- tor de la UNAM hablan de 7.5 millones. Otro dato que nos muestra la decadencia del sistema capitalista es el hecho de que cientos de miles de jó- venes que cuentan con un grado esco- lar universitario o de nivel medio superior se encuentran hoy desemple- ados; según el periódico la Jornada 3 de cada 10 personas que hoy no cuen- tan con trabajo cuentan con alguno de este grado escolar. La calidad educa- tiva que destaca el gobierno panista no es la que la realidad presenta, luego de que el país ha perdido lugares en cali- dad educativa mundial, al pasar del lugar 100 al 116 de una lista de 139 pa- íses. Gobierno rico, pueblo pobre Como dato complementario pode- mos agregar otro igual de alarmante y es el número de personas que viven en una situación de pobreza alimentaria ya que al inicio de su administración se registraban 20 millones de personas en dicha situación y actualmente hay un aproximado de 26 millones que sólo comen una o dos veces al día. Otro dato para medir la pobreza es aquel referente a las personas con ca- pacidad para adquirir los productos de la canasta básica que actualmente ubica alrededor de 36 productos, según datos de varios analistas econó- micos de la UNAM, alrededor de 59 millones de mexicanos se encuentran sin posibilidades de adquirir dicha “canasta básica”. En diez años, el salario mínimo pasó de 40 pesos con 35 centavos diarios a 57 pesos con 47 centavos, apenas 17 pesos más. Mientras, el poder adqui- sitivo ha disminuido en un 82 por ciento. En 1982 se requerían 5 horas de trabajo para adquirir una canasta bá- sica adecuada para una familia de cinco miembros, pero en 2008 se ocu- paban 14 horas y media, es decir, casi tres veces más. Sin embargo el gasto en el gobierno cada vez es mas alto, el gobierno espu- rio derrocha una increíble cantidad de recursos, que no tiene precedente, este gobierno que encima de ser espurio, le da una vida de rico a todos los funcio- narios del gabinete calderonista; no hace mucho se daba a conocer que el entonces secretario de hacienda Agus- tín Carstens gastaba diariamente en alimentación la cantidad de 4500 pesos, y que el presidente espurio en su fiesta privada con el cantautor Joa- quín Sabina se había gastado nada más y nada menos que más de 135 mil pesos. De acuerdo con Información de la SHCP, el gasto corriente se ha incre- mentado, en 2007 aumentó en 154 mil millones de pesos, en 2008 creció 190 mil millones de pesos más, y en 2009 fue de 150 mil millones: en tres años el gasto corriente aumentó en casi 500 mil millones de pesos. El gasto en comunicación social y publicidad del Gobierno Federal se ha disparado 500 por ciento en términos reales. Del último año de la Adminis- tración de Vicente Fox, en 2006, en que se gastaron 819.7 millones de pesos se pasó a 4 mil 927.7 millones, en 2009, con Felipe Calderón. Y se incrementó otro 39% este año, para llegar a 5 mil 152 millones en el 2010. Al cierre de julio del presente año la deuda interna del sector público fede- ral se ubicó en 2 billones 739 mil mi- llones de pesos, lo que significa un incremento de 144 mil 900 millones de pesos respecto del saldo registrado al cierre de 2009. Y la deuda externa es de 97 mil 600 millones de dólares, monto superior en casi 6 mil millones al observado al cierre de 2009. La militarización del país y la guerra contra el narco Muchos gobernantes carentes de le- gitimidad y conocedores del odio del pueblo, utilizan la figura del enemigo externo o interno, para intentar por medio de la guerra desviar la atención de su pueblo. Así por ejemplo en los 60s y 70s los gobernantes mexicanos justificaron sus atrocidades porque decían defender a la patria del su- puesto enemigo del comunismo y de la influencia soviética, china y cubana. El gobierno de Bush fabricó una gue- rra contra el terrorismo internacional dirigiendo la atención sobre medio oriente, después de los cuestionados ataques de Al Qaeda del 11 de sep- tiembre del 2001 a las torres gemelas. Esta táctica es tan vieja como la his- toria misma de la humanidad, a la vez que se convierte en el argumento per- fecto para acallar las voces que cues- tionan, a la par suelen ser el elemento central para apelar a la “unidad nacio- nal” por encima de los intereses de partido o de grupo. Calderón encontró el elemento cen- tral de actuar político en la supuesta “lucha contra el narco”, semanas des- pués de su toma de posesión anuncia dicha campaña, acompañada de una serie de medidas tendientes a incre- mentar su presencia dentro de la ins- titución castrense. Después de haber centrado su lucha contra el crimen organizado en opera- tivos militares durante más de tres años, Calderón también aprovechó la celebración del Día del Ejército para anunciar un aumento salarial de 40 por ciento al personal de tropa, clases y marinería, equivalente a mil pesos mensuales, el cual, sumado al anterior, aprobado en 2007, representa –según el mandatario 115 por ciento para los militares de menor rango, en lo que va del sexenio. Actualmente un soldado tiene un sueldo neto de 8 mil 780.60 pesos mensuales. (4) Calderón tiene mucha razón en decir que los salarios en México van a la alza solo le faltó aclarar el pequeño detalle de que no es el salario del obrero, del jornalero, del empleado, o del maestro, sino el de las fuerzas re- presivas, ya que no sólo es el ejercito el que ha visto incrementado su pre- supuesto; los incrementos en salario también incluyen a los elementos de la Policía Federal que es el segundo ca- ballo de batalla de FECAL. Por otro lado podemos decir que uno de los rubros donde se ha presen- tado el mayor incremento en empleo es en el ejército y Policía Federal. Se calcula que a partir de diciembre de 2006 el nivel de efectivos de las fuerzas arma- das a febrero del año en curso llega casi a un incremento del 90%, ya que 2006, según datos de la SE- DENA, el total de efectivos de la Secre- taria de la Defensa Nacional y Armada de México llegaba a poco mas de 98 mil efectivos, pero a fe- brero del 2010 se se- ñala: En la actual administración, 94 mil 540 efectivos de la Secretaría de la De- fensa Nacional (Se- dena) –casi la mitad de los soldados de México participan en acciones contra el cri- men organizado, se- ñala el acuerdo de la Comisión de Defensa Nacional, "en el que se reconoce la labor leal y patrió- tica de las fuerzas armadas mexica- nas", como parte de la conmemoración del Día del Ejército. (5) Calderón se va, el ejército y los muertos se quedan FECAL tiene muy claro que no cuenta con las garantías suficientes para llevar adelante sus planes, apo- yándose solamente en el congreso y en el poder judicial, de ahí su necesidad de buscar el apoyo central de su polí- tica en los elementos más reacciona- rios de la sociedad: la alta jerarquía eclesiástica, y los altos mandos milita- res. Ambos sectores generalmente per- manecen tras bambalinas, sabedores de que su política y su actuación cau- san un profundo rechazo en la gran mayoría de la población, sin embargo si se les da rienda suelta y se les otorga el poder de actuar abiertamente bus- can a toda costa apoderarse de las pa- lancas centrales del poder gubernamental y perpetuar su pro- yecto de gobierno a largo plazo al pre- cio que sea necesario. Es en este contexto en el que se han aprobado re- formas sumamente regresivas, como la reforma judicial, la modificación a la constitución para que los elementos de la Marina y Armada de México puedan ser utilizados en tareas de tie- rra como cuerpo de Elite, la criminali- zación del aborto en la gran mayoría de los estados del país, así como la abierta participación de la alta jerar- quía católica en asuntos políticos y electorales, la detención de diputados, funcionarios y candidatos ligados con la izquierda institucional. Para decirlo más claramente quien mejor que el propio secretario de la defensa nacio- nal: “El general Guillermo Galván Galván, afirmó anoche ante diputados que para combatir a la delincuencia organizada, el Ejército permanecerá en las calles entre 5 y 10 años más, salvo orden expresa del Presidente de la República o la aprobación de un de- creto del Congreso de la Unión. `Prác- ticamente nos pidió aprobar un estado de excepción, que para el Congreso es inaceptable´, señalaron diputados que fueron consultados tras la reunión re- alizada en la sede de la Defensa Nacio- nal.” (6) La perdida de derechos humanos, civiles, laborales y sociales durante este sexenio es alarmante. Particulari- zando sobre aquellos que tienen que ver con la actuación de las fuerzas cas- trenses el titula de la CNDH, Raúl Plas- cencia debió admitir que: En los últimos cinco años, la Comisión Nacio- nal de los Derechos Humanos (CNDH) documentó un incremento de entre 300 y 400 por ciento de quejas contra el Ejército (7). Según un reporte del De- partamento de estado de los Estados Unidos entregado al congreso de ese país el 2 de septiembre reporta que sobre el personal de la SEDENA pesan 2 mil 498 denuncias denuncias por vio- laciones a las garantías individuales, 916 por detenciones arbitrarias, 40 por tortura, 806 por el incumplimiento de arrestos bajo los procedimientos lega- les para una detención y 736 por trato inhumano. (8). En este gobierno hay una "violencia creciente" y suman 28 mil los asesinatos registrados en el país, aseveró el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Guillermo Valdés, al presentar un balance sobre la lucha contra la in- seguridad. (9) “Para el general brigadier Francisco Gallardo, está claro que la labor real de los 96 mil militares en las calles no es combatir al crimen, sino que es de tipo político. El Ejército [comenta el general Ga- llardo] está actuando para detectar a los luchadores sociales y cualquier foco de disidencia, a través de los grupos de información de zona. El Ejército tiene infiltrada a toda la sociedad a través de grupos clandestinos conocidos como gizes. Una vez que son detectadas las personas incómodas al Ejército o al go- bierno, las ejecutan. Aquí no pasa nada: ejecutan, torturan, violan muje- res. Hay 3 mil 175 quejas en la Comi- sión Nacional de los Derechos Humanos y no pasa nada. El también politólogo señala que `las Fuerzas Armadas se han dedicado a desarticular los movimientos sociales, a través de ejecuciones contra objetivos seleccionados, como el caso de Ramiro [comandante del Ejército Revoluciona- rio del Pueblo Insurgente] en Guerrero, y de luchadores sociales en Chihua- hua.” (10) La verdadera guerra contra el Narco En el capitalismo, las guerras de los gobiernos burgueses encierran intere- ses de clase muy concretos, favorecer a ciertos sectores de la burguesía y una lucha sin cuartel por los mercados, las materias primas y la mano de obra a bajo costo. Esta supuesta guerra contra el Narco no es más que la lucha por fa- vorecer a un determinado sector del narco, incrementar los costos de la droga, e incentivar la compra de armas al país vecino. Este análisis merece un espacio aparte por el cual tan sólo da- remos a conocer algunas cifras que per- mitan al lector formarse una idea de cuales son los verdaderos resultados del supuesto combate al narco más allá de los espectáculos mediáticos del go- bierno al momento de aprender a su- puestos cabecillas de los carteles. “Entre diciembre de 2006 y febrero de 2010, sólo 1 mil 306 miembros de ocho organizaciones criminales mexi- canas han sido consignados ante la au- toridad judicial, descubren datos oficiales de la Procuraduría General de la República (PGR) entregados a la re- vista Contralínea. Los cargos en su con- tra son: delincuencia organizada, delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Trece respuestas a solicitudes de in- formación pública revelan que el cártel del Golfo-Zetas (ahora dividido) es el que más bajas por cárcel tiene: 609. Le siguen los cárteles: Beltrán Leyva, con 223 consignados; La Familia Michoa- cana, 145; Tijuana, 135; Sinaloa, 114; Juárez, 78; Díaz Parada, uno; Valencia, uno. Mientras que del cártel Amezcua Contreras no se tiene un solo consig- nado. La dependencia que encabeza Arturo Chávez Chávez reconoce que otras 121 personas –detenidas en ese mismo pe- riodo y a quienes asegura acreditarles vínculos con organizaciones criminales fueron liberadas antes de la consigna- ción”. (11) Lo bueno no es que al espurio le res- ten solo dos años, lo malo es que los ataques no van a parar por lo tanto es válida la pregunta: ¿Estamos dispues- tos a soportarlo más tiempo? Fuentes: 1)http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noti- cia/515470.crece-desempleo-en-mexico-pt.html (2)http://www.buzos.com.mx/349/reporte_espe- cial.html (3)http://www.jornada.unam.mx/2010/09/06/inde x.php?section=politica&article=017n1pol (4)http://www.jornada.unam.mx/2010/02/20/inde x.php?section=politica&article=005n1pol (5)http://www.jornada.unam.mx/2010/02/19/inde x.php?section=politica&article=003n1pol (6)http://www.jornada.unam.mx/2010/04/08/inde x.php?section=politica&article=005n1pol (7)http://www.jornada.unam.mx/2010/02/20/inde x.php?section=politica&article=006n2pol (8) Revista Proceso numero 1770 (9)http://www.jornada.unam.mx/2010/08/04/inde x.php?section=politica&article=009n1pol (10 y 11)http://contralinea.info/archivo- revista/index.php/2010/05/30/con-calderon-solo-114- consignados-del-cartel-de-sinaloa/ Algunas otras fuentes: http://4vientos.org.mx/?p=1409 http://www.contraparteinformativa.com/desplie- gue-noticia.php?Noticias-Puebla--Informe-de-Calde- ron,-solo-un-listado-de-desgracias:-Luis-Alberto-Arriag a&id=30611 Revista Proceso 1769, 1767 y la edición especial del México narco. El cínico espurio en foro sobre la pobreza El Municipio Indígena Autónomo de San Juan Copala, ubicado en Oaxaca, que está integrado por comunidades Triqui, representa una de las muchas y diversas formas en que los pueblos indígenas se están construyendo su derecho colectivo a la autonomía. Una parte del pueblo triqui decidió romper con la dinámica de las organiza- ciones políticas, que cada vez generaban más divisiones y conflictos. Concluyeron en que tenían que organizarse de manera independiente. En distintas partes en resistencia, y en particular donde la autonomía crece, el gobierno ejerce todo tipo de estra- tegias para desgastar e impedir que estos ideales sigan expandiéndose, como la creación de grupos paramilita- res. Desde hace 10 meses, San Juan Copala, ha estado si- tiado por un cerco paramilitar integrado por organizaciones que se hacen llamar “defensoras del pue- blo Triqui”, además, de la complicidad de los gobiernos estatal y federal. En las organizaciones que reivindican su presencia en la regio Triqui, se encuentran: -Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT). El MULT tiene su origen en la resistencia memorable de los Triquis, que buscaban defender su cultura, autono- mía, bienestar, igualdad, equidad, y justicia para todo el pueblo; pero, a lo largo de los años inicia un proceso de cooptación de varios líderes, lo que trajo consigo un cam- bio radical de su política, pasando a la oposición oficia- lista y electoral en la que se ha convertido hoy en día. Cabe destacar que, históricamente, el MULT, después de décadas de digna y honesta lucha social, estaba en contra de las elecciones, sin embargo, desde que los in- tereses económicos estuvieron en juego, optó por la ló- gica partidista, y en ese sentido, se creó el Partido de Unión Popular (PUP), a finales del 2003. -Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Indepen- diente (MULTI). Surge como una escisión a la izquierda del MULT. Varios dirigentes históricos y líderes natura- les de diversas comunidades triquis deciden separarse, algunos de los factores que se señalan como las princi- pales diferencias son la creación del Partido Unidad Popu- lar, la adopción de la táctica de la vía electoral para la toma del poder, la corrupción de varios lideres del MULT en la asignación de recursos a diversas comuni- dades y el asesinato del hijo de uno de los dirigentes his- tóricos que encabezaban la oposición contra el ala electorera dentro del MULT. En 2006 durante la comuna oaxaqueña decide incorporarse de manera decidida a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y en enero del 2007 después de un proceso de largas discusiones con varios dirigentes naturales de comunidades triquis -que habían roto tiempo antes con los paramilitares de la UBI- SORT- y con el apoyo de la APPO deciden crear el Mu- nicipio Autónomo en San Juan Copala. -Unión de Bienestar Social para la Región Triqui (UBISORT). En el año de 1994 con todo el apoyo del aparato del gobierno estatal para contrarrestar la influen- cia creciente del EZLN entre la región triqui se crea la UBISORT. Su formación desde un principio estuvo li- gada al PRI, con la firme intención de crear grupos para- militares para golpear al MULT y justificar por medio de la violencia paramilitar la entrada del ejército. A dicho grupo, a pesar de ser escandalosamente minoritario, se le asignaron por casi una década una cantidad exorbi- tante de recursos estatales y federales para intentar por medio de los recursos económicos, restar base social a la lucha triqui. Dicho grupo es el principal autor de la ma- yoría de las muertes ocurridas en la región, así como el principal responsable del tráfico de armas para llevar la violencia paramilitar. El intento de construcción de la autonomía en San Juan Copala represento el legítimo interés de los indíge- nas oprimidos y explotados por dotarse de sus propias herramientas de poder político y económico, a la par de su indiscutible derecho a la libre autodeterminación, al margen del estado burgués mexicano, organizaciones y partidos políticos de la región. Es el intento desesperado de los indígenas por tomar su destino en sus propias manos frente a la corrupción y reformismo del MULT y frente a la violencia y despojo de la UBISORT. El cerco paramilitar en Copala representa el interés del Estado por acabar con todo resquicio de lucha popular e independiente que no entre dentro de la lógica de las co- rruptas y asesinas instituciones del estado oaxaqueño. Es parte del constante intento por apoderarse de la enorme riqueza natural de la nación triqui en beneficio de las grandes empresas, nacionales y transnacionales. Es dejar el terreno libre a UBISORT y MULT para que puedan di- rimir sus diferencias por la vía del dialogo con el go- bierno estatal y las elecciones burguesas, dicho en otras palabras es el regreso a la normalidad institucional capi- talista y al sistema de elección de autoridades por medio de los partidos políticos. Es en este contexto ocurren los ataques a la caravana de activistas, que intentaron romper el cerco, para poder entregar a Copala alimentos, ropa y un mensaje de soli- daridad a sus habitantes, que viven una situación de ur- gencia humanitaria, sin luz, sin agua, sin escuelas, sin atención del estado mexicano… por el simple hecho de querer ser autónomos, querer ser libres, por simplemente querer ser un pueblo. Evidentemente, existen los proble- mas entre comunidades, pero no son problemas que ten- gan que ver con ellas mismas, si no que han sido generadas a lo largo de bastantes décadas por parte del gobierno estatal y federal, y que no se circunscriben al tema de “los violentos triquis” si no al gran rezago que asola a esta región generada por la brutal pobreza. El go- bierno aplicó la máxima de divide y vencerás, y en la lucha triqui le ha dado resultados, ya que a pesar que tanto el MULT como el Municipio Autónomo de San Juan Copala (MULT-I) se declaran adherentes a la otra campaña y a la sexta declaración de la Selva Lacandona. El MULT desde un inicio se opuso a la formación del municipio autónomo, a pesar de que ha condenado los ataques a la caravana humanitaria y los asesinatos contra miembros del MULTI, se presume que en las comunida- des pertenecientes a dicha organización, se ha impedido el paso de varias caravanas, entre ellas la de compañeros del Frente de Pueblo en Defensa de la Tierra de San Sal- vador Atenco, que en el contexto de la campaña “doce presos, doce estados” planeaban realizar un acto en San Juan Copala. Aunado a ello cabe decir que ya han exis- tido anteriormente tres mesas de dialogo entre el MULT y MULTI, sin embargo en dichas mesas no se ha logrado avanzar ya que ambas partes se acusan de incumpli- miento de los acuerdos y entre acusaciones mutuas de asesinatos de militantes de sus organizaciones. Al res- pecto nosotros opinamos que si en realidad el MULT tu- viera la disposición de corregir el rumbo, tomaría como primera medida la creación de un frente común en de- fensa del municipio autónomo y contra las agresiones paramilitares de la UBISORT, sin embargo sus acciones no ha pasado de la mera condena de los asesinatos y de la violencia, aun cuando ellos son la organización más numerosa y con la mayor capacidad de movilización de la región. Dicho de otro modo y por llamarlo de una ma- nera diplomática, han preferido lavarse las manos frente al asesinato de sus hermanos triquis del Municipio Au- tónomo de San Juan Copala. San Juan Copala… Continuará... Gerardo Boon Un ejemplo de lucha digna y resistencia
  • 3. Gerardo Gutiérrez La heroica resistencia de la base del SME le ha permitido mantenerse avante durante ya más de un año de lucha, desde aquel nefasto decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro. Los electricistas han tenido que enfrentar toda una campaña de desprestigio por parte del gobierno federal, el cual ve en todo derecho labo- ral un privilegio que hay que eliminar. Desde nuestras pá- ginas hacemos un humilde reconoci- miento a los trabajadores del SME y les reiteramos nuestra solidaridad en de- fensa de su fuente de trabajo. Se acercan momentos que nos exigen definiciones claras al respecto de nuestros aliados y nuestros enemigos, condenamos cual- quier tipo de alianza con Enrique Peña Nieto, candidato de la burguesía para la silla presidencial en 2012, quien es ene- migo y asesino del pueblo disfrazado de galán de telenovela gracias al apoyo me- diático de los más ricos y poderosos de este país. En la sociedad capitalista actual, no se puede manejar una política de me- dias tintas en la defensa de los intereses históricos de la clase trabajadora, o se está con los oprimidos o con los opresores, no hay diplomacia política, ni manual de buenos modales que justifique las alaban- zas que hizo Martín Esparza al goberna- dor del Estado de México. Exhortamos a los trabajadores del SME a realizar una crítica constructiva, pero firme y clara, a la dirección sindical por este intento de ligar nuestra lucha con cualquier ene- migo de clase. ¡Victoria a la lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas! ¡Por una dirigencia sindical revolucionaria, combativa y clasista! Que se sienta A un año el clamor popular En este número A cuatro años del gobierno espurio pág. 4 San Juan Copala pág. 5 42 años del movimiento de 1968 Editorial Rumbo a la cumbre del cambio climático pág. 3 1111Llamado revolucionario al proletariado de la ciudad y el campo ¡El comienzo! ¡La lucha sigue! 100 años han transcurrido desde aque- llas grandes jornadas en que el pueblo trabajador se levantó contra los explota- dores del campo y la ciudad. Aquel le- gendario 20 de noviembre de 1910 comenzaría la ruptura de una sociedad podrida. Los combates fueron cruentos y difíciles; los trabajadores, principalmente los campesinos pobres, demostraron todo su arrojo y su fortaleza para trans- formar sus condiciones de vida. Fueron años duros, se destruyó el antiguo régi- men y se llevaron adelante una serie de medidas progresistas; pero todo ello fue gracias al empuje revolucionario de cam- pesinos y obreros; los de abajo dejaron su huella en la historia en muchos derechos de los que gozamos hoy en día y de otros que ya hemos perdido. La revolución mexicana A la luz de la historia el Porfiriato re- sultó ser un régimen dictatorial, eviden- temente, con una represión constante ante la disidencia o las diferencias de opi- nión, la crítica y demás; todos hacían lo que el supuesto hombre fuerte decía. Por- firio Díaz llega al poder a través de una revolución cuyo lema rezaba “sufragio efectivo” y, precisamente, sería la falta de democracia la tónica en sus 30 años de gobierno. La organización política de su gobierno descansaba en diferentes mili- tares diseminados por el país que contro- laban una determinada región por medio de la represión; favorecían a determina- dos sectores de la burguesía terrate- niente, que no pocas veces eran extranjeros, y reprimían cualquier disi- dencia; el mejor ejemplo es Bernardo Reyes, quien desde Monterrey controlaba la mayor parte del norte de México. El otro grupo de poder son los llamados científicos, intelectuales relativamente jó- venes radicados en el centro del país; éstos eran el contra peso de los militares, orientaban la línea general del rumbo del país, normalmente ligada al capitalismo extranjero. Las contradicciones del Porfiriato fue- ron muchas. En un lado contamos con una fuerte industrialización y urbaniza- ción, en 1873 con 556 kilómetros de vía se pasa a 19 280 Km. en 1910; en 1879 con una planta eléctrica en una fábrica textil, se llega a 235 plantas en 1899 con una ca- pacidad de 35 mil kilo watts (Garza, In- dustrialización…). Y por el otro lado encontramos que los beneficios de los centros productores se obtenían más de la exportación que de fortalecer el mer- cado interno, el ferrocarril se orientó hacia el norte, se centralizó el poder polí- tico en pocas manos, y en general, se des- arrollaban un puñado de sectores productivos sin que hubiera una mejora del nivel de vida de los trabajadores. Todo lo que se construyó fue a costa de la sangre y del sudor de miles de mexica- nos que, como siempre, recibieron plomo a cambio. Precisamente serían dos las contradic- ciones que derramarían el vaso. Los cien- tíficos querían un cambio de gobierno, con un sistema muy parecido; desde su punto de vista se requería un Porfiriato sin Don Porfirio, y la mejor manera era que muriera. El problema es que sectores de las burguesías regionales que no ha- bían sido tan beneficiadas ahora pedían serlo y utilizarían todas las armas posi- bles para realizarlo; Francisco I. Madero, emanado de estas filas, les daría un golpe de mano al lanzar su candidatura y orga- nizar grupos políticos por todo el país. Pero los verdaderos héroes de la revolu- ción trabajaban en las haciendas, en las minas, en los ingenios azucareros, vivían en barracas y comían de vez en cuando; y estos sectores ya se le habían adelan- tado a Madero. Desde finales del siglo XIX existe una fuerte organización de periodistas, inte- lectuales y trabajadores cuya expresión más importante de ello es la formación del Partido Liberal Mexicano encabezado por Ricardo Flores Magón. Este Partido estará presente en las primeras luchas importantes del siglo XX contra el régi- men de Díaz; con un trabajo paciente construyeron núcleos del PLM por buena parte del país, gozaban un fuerte arraigo entre la clase obrera y está demostrado en su participación en la huelga de Cananea, las revueltas de Río Blanco y en los miles de periódicos Regeneración que cruza- ban la frontera del norte periódicamente para expandirse, por medio de los ferro- carrileros, al último rincón del país. Pero el PLM sería víctima de una repre- sión sistemática, los cuadros políticos con su principal labor organizativa fueron deportados y encarcelados en Estados Unidos, cientos de obreros que simpati- zaban con sus ideas cayeron en la lucha. En buena medida el futuro de la revolu- ción estaba ligado al futuro del Partido; su desaparición del mapa político repre- sentó un paso atrás de décadas en el mo- vimiento. Esta razón permitió que el grupo de Madero capitalizara muchos grupos descabezados y que se instalara en los primero años a la dirección de la revolución. La fuerza de Madero espantó al régimen; primero le cerraron el paso en las elecciones de 1910 y después, cuando adopta el mando de los levantamientos armados, una parte de los grupos de poder le permitirían llegar a la presidencia, en una especie de transición pactada: Don Porfirio por, el ahora, Don Francisco I. Ma- dero. La clave del rápido éxito del le- vantamiento se debe a la fuerza de los de abajo. En una acción muy audaz Orozco y Francisco Villa toman Ciudad Juárez obligando, de esta forma, al régimen a nego- ciar. Pero los cambios políticos operados dejarían cabos sueltos. Los campesinos no obtendrían nada de lo que buscaban y los sec- tores más reaccionarios del Porfi- rismo quedarían sedientos de venganza. En los tratados de Ciu- dad Juárez, Pancho Villa golpe- ando la mesa diría: están enterrando la revolución. Esta situación abriría la puerta al golpe de Estado de Adolfo de la Huerta, la conocida Decena Trá- gica que significaría el inicio de una guerra civil donde la vida no valdría nada, pues no se tenía nada qué perder. Nuevamente los que salvarían la revolu- ción serían los campesinos y peones que se organizarían en grandes bloques mili- tares: El Ejército Libertador del Sur con una ideología más acabada, La División del Norte con una fuerza militar impo- nente, y los ejércitos del noreste y nor- oeste dirigidos por Carranza y Obregón respectivamente. La victoria sobre la reacción era cues- tión de tiempo pues le cayó encima todo el peso y la rabia de los explotados, con su derrota caería todo el edificio del anti- guo régimen. El problema es que los gru- pos del norte dirigidos (a excepción del encabezado por Villa) por burgueses y pequeño burgueses crearían intereses y verían un jugoso manjar que para nada querían dejar en manos de bárbaros como Villa Y Emiliano Zapata. La lucha por el poder entre las facciones revolucio- narias llevaría a un cruento enfrenta- miento. La burguesía norteña y sus operadores como Obregón tenían una idea más formada de qué querían y cons- truyeron una estrategia encaminada a ello: Golpearon a los ejércitos campesinos radicalizados por separado, prometieron paz y estabilidad a la burguesía nacional e internacional y se aliaron a los trabaja- dores de la ciudad. En cambio, los más radicales no tenían claro qué se necesi- taba para cumplir todas las demandas so- ciales que justamente exigían y de las cuales eran los mejores representantes. Finalmente, después de someter a los campesinos más radicales se realizó una purga de generales, que participaron en la revolución, hasta que son pocos (y ca- chorros) los que se hacen con el poder. Tras la revolución El Estado posrevolucionario, burocrá- tico, y que se erigió, en buena medida, sobre las clases sociales demuestra que el capitalismo no iba a resolver los proble- mas de los pobres que habían hecho la re- volución. Para mantener un Estado burgués que otorgara pequeñas concesio- nes, los caudillos del norte requirieron de un tipo de gobierno que bailara sobre las clases, que se apoyara en el proletariado para espantar a la burguesía; pero que defendiera los intereses de la burguesía frente a los sectores disidentes y radicales del proletariado. Por la lógica del capitalismo las simples reformas sociales no fueron suficientes; para que se hubiese cumplido lo que ha- bían soñado los campesinos pobres revo- lucionarios y los obreros radicales se requería romper con el capitalismo, y no se hizo, se necesitaba avanzar sobre otras medidas que atacaran directamente los intereses de la burguesía. Por ejemplo, para completar medidas como la Re- forma Agraria o las nacionalizaciones de sectores clave, era necesario expropiar a todos los terratenientes sus tierras, y no sólo a una parte vencida, expropiar las empresas de la burguesía, aplicar medi- das para que el gobierno funcionara sin corrupción (como revocación inmediata, salarios obreros a los funcionarios, etc.) y sobre todo que el proletariado se posicio- nara como factor clave de la revolución. Y hoy después de 100 años, después del PRI y sus discursos “revoluciona- rios”, después de 10 años de la derecha en el poder debemos preguntarnos: ¿Dónde estamos? Muchas de las refor- mas emanadas de la revolución están en- terradas, principalmente las que hablaban del trabajo, de la educación y de la tierra colectiva. Cabría hacer la com- paración de nuestro presente con las ex- periencias de la revolución y ver en qué punto se asemeja; de ahí podríamos en- tender cómo sería nuestro futuro, pero tendríamos la ventaja, que nos da la his- toria, de saber qué armas necesitamos. LA LEY SB1070 LA CRISIS DEL CAPITALISMO ARREMETE CONTRA LOS MIGRANTES ¿Migrante es igual a criminal? Así parece plantearlo la Ley SB1070 de Arizona, ya que, es evidente el ataque racista que permite el arresto y niega las mínimos dere- chos a nuestros hermanos que radican en los Estados Unidos, esta ley parece estar basada en intereses electo- rales pero detrás de esta situación encontramos a la frac- ción más reaccionaria y conservadora de la burguesía americana organizada en el partido republicano de EE.UU. Si por un momento llegamos a pensar que este ataque contra los migrantes había quedado superado a raíz de la suspensión, otorgada por la juez Susan Bolton, de las partes más agresivas de dicha ley, nos equivoca- mos rotundamente pues de entrada tal sentencia jurí- dica tiene un carácter provisional; el 1ro de noviembre la Corte Federal de Apelaciones del vecino del norte analizará nuevamente la implementación de medidas discriminatorias contra los migrantes por lo tanto esta polémica ley está lejos de darse por cerrado. ¿Por qué es importante analizar ésta Ley? Simple- mente porque es un ataque de tinte fascista, que crimi- naliza a los migrantes, a aquellas personas que sólo bus- can tener un mejor futuro para sus familias, porque en México y otros países no lo encuentran a consecuencia de políticas como el TLC, en el caso de México. Porque a pesar de que de manera cotidiana ya se aplican algu- nos aspectos discriminatorios de dicha ley algunos po- líticos la han rechazado ¿qué se esconde detrás de este aparente rechazo, acaso intereses de corte electoral? Esta ley contiene un conjunto de disposiciones que fa- cultan a los policías locales a detener, deportar, o en su caso, encarcelar a cualquier persona de quien se tenga la sospecha de ser un migrante indocumentado, entre las “sospechas” se encuentran: la vestimenta, la dificul- tad de hablar inglés y transportarse en un vehículo re- pleto de “compadres”, el color de piel, etc. No sólo el número de migrantes indocumentados es elevado, también lo es el número de mexicanos que cru- zan la frontera con visas estadounidenses, en EE UU hay cerca de 27 millones de connacionales: 12 millones nacidos en México y otros 15 millones nacidos del otro lado de la frontera. Sin embargo, a pesar del repudio de la sociedad y de las diversas manifestaciones que se han convocado, ésta ley racista se ha implantado, sin impor- tar el argumento de los migrantes, que son los afectados. La ley en cuestión seguramente derivará en prácticas ra- cistas en contra de migrantes y vulnerará sus derechos humanos. Ya Arizona había promulgado con anterioridad una Ley con tintes de xenofobia y de racismo, la ley HB2779, aprobada en el 2006; dicha ley, obliga a los empresarios a comprobar ante el Gobierno estatal el estatus migra- torio legal de cada uno de los trabajadores que contraten a partir del 1 de enero de 2008, bajo riesgo de perder la licencia para operar. La ley SB1070, se ha convertido en sinónimo de intolerancia, de xenofobia, de discrimina- ción racial, de fascismo; es una ley que lastima no sólo a todos los indocumentados, sino que también, lastima la dignidad humana. Revolución mexicana 6 e n t r e v i s t a Miguel F. Pancho o. En el número anterior del perió- dico revolucionario El Comienzo presentamos la primera parte de la entrevista a León Chávez Teixeiro, autor, cantante, pintor, escritor, y, luchador de izquierda durante la mayor parte de su vida. Por cues- tiones de espacio el texto se divi- dió en dos partes, en esta ocasión la segunda y última parte de la en- trevista; nuevamente las limitacio- nes físicas del presente número y debido a lo amplio de la misma presentamos las ideas de León Chávez de manera por demás re- sumida bajo la forma de una cró- nica, esperando que esta situación no generé confusión, para evitar tal cosa acompañamos el texto con explicaciones muy generales del contexto vivido por el músico, además, con el afán de conocer más de cerca la relevancia de la obra del cantautor incrustamos un par de fragmentos de sus cancio- nes; finalmente agradecemos am- pliamente la disposición del compañero León Chávez para la entrevista; del mismo modo agra- decemos a él y a todos aquellos músicos que solidariamente han colaborado en diferentes eventos políticos-culturales que han sido impulsados por este periódico a favor de la transformación social. A los duros nos golpearon y a los débiles compraron. Cuando platicamos con León Chávez tuvimos que adentramos en la historia de nuestro país, pero desde la óptica de los de abajo, del proletario y campesinado; en la historia de la lucha de la izquierda revolucionaria. Desde las asam- bleas en la Casa del Obrero Mun- dial, las andanzas del autor por la capital del país, la búsqueda de la lucha social por ser un chavo de barrio e hijo de sindicalistas; en su tiempo, la organización en comu- nas previas al movimiento estu- diantil de 1968, el mismo 68, y la importancia de su paso por los partidos de orientación marxista, por ser estos una escuela de gran valor. Teixeiro no sólo recuenta la historia del movimiento obrero y su tránsito por los distintos acon- tecimientos, sino que lanza una crítica que formuló desde aquellos años, la cual siguió madurando por décadas; la crítica principal se dirige al tipo de organización en que la dirección pone las ideas, las órdenes, y la misma dirección no realiza trabajo alguno, “les da miedo, -nos comenta divertido- porque no es sencillo levantarte a las 4 de la mañana para ir volan- tear en la refinería, y a lo mejor te ponían en la madre los pinches charros…” Y sigue con una reflexión sobre el trabajo que realizaban los acti- vistas de las distintas organizacio- nes de izquierda, con el paso del tiempo comprendió que las activi- dades para acercarse al movi- miento obrero eran muy limitadas. De esta forma Teixeiro explica que “se trata de que el mayor número de gente participe de la manera más inteligente posi- ble...y de que tú no puedes traer en la cabeza qué es lo que hay que hacer y cómo hay que hacerle. Y si se trata de señalar ciertas cuestio- nes que se entienda el fondo del porqué suceden tales cosas, de cómo está organizada esta pinche sociedad… pero no dando órde- nes, no llegando como un pinche general que supuestamente ya lo tiene resuelto. Y porque, en reali- dad, además tú llegas casi siempre con una supuesta solución que has leído en los libros, ¿pero qué posi- bilidad tienes tú de meter metódi- camente a esa pinche lucha concreta con lo leído? Yo creo que es algo mucho más complicado de lo que ya te leíste en los libros… ¿no?” Buena parte de estos plantea- mientos los hace por la experien- cia que le dejan las organizaciones en las que militó, algunas buro- cráticas y dogmáticas; en este sen- tido la década de los 70 será una ruptura en muchos aspectos. Para León Chávez acercarse a los movi- mientos sociales por medio de la música y otras expresiones artísti- cas representaron una gran expe- riencia, de esta manera logra participar en muchas huelgas, dentro de ese proceso conocido como la insurrección sindical. Y ahí están, como dice él, parecidos a una aguja que va tejiendo, enla- zando todos los movimientos del país hasta formar una gran red. Haciéndose escuchar por los obre- ros de una manera más directa, y para llamarles la atención de una forma más agresiva en las letras de las canciones y la forma de to- carlas. Habla de su experiencia en la lucha obrera; desde la perspectiva del proletariado en sus comunida- des, en sus barrios, de sus compa- ñeras de vida y del amor más humano; cuando habla de ello Tei- xeiro enfatiza que “la lucha de cla- ses es un rollo cotidiano cabrón… tu lucha es diaria, de superviven- cia, es de chinga, de defender el es- pacio. Yo creo que sí, hay que entender que en donde estés, el pedo es de esfuerzo cotidiano, de lucha cotidiana. Entonces, pues, mis rolas tratan de decir eso, tra- tan de hablar de la vida cotidiana y del pedo de la fábrica y de cómo se chinga la gente en su vida coti- diana”. No es cuestión de destino, es de dueños y no dueños La otra ruptura de los años 70, ante las experiencias de décadas pasadas y sus formas de organiza- ción, es el surgimiento de grupos guerrilleros inundados de jóvenes que buscaban una respuesta orga- nizativa y directa para la lucha contra el capitalismo después de la experiencia de 1968. Teixeiro nos explica que es muy respetable el sacrificio que se hizo en aquel mo- mento pero le parece que resulta insuficiente, no en el sentido de la entrega sino en sentido de la co- rrección de los métodos de lucha, “lo realmente violento es arreba- tarle los pinches medios producti- vos, o sea recuperar tus propias manos, tu propio ser, eso es lo que está cabrón. Y para que tú recupe- res eso no es suficiente agarrar un pinche rifle y matar policías... la pinche violencia se tendrá que dar, quién sabe de qué maneras, la vio- lencia misma ya es que tú te pares en una pinche fábrica y detengas la fabriquita antes de apropiár- tela.” Las décadas de los 80 y 90 fue- ron muy difíciles para la tercera iz- quierda que plantea Teixeiro (aquella que no era guerrillera, pero tampoco reformista), con la represión de la guerra sucia y el exterminio de la guerrilla vino el fortalecimiento de esa izquierda “que siempre se ha vendido”, como lo señala León Chávez, y que precisamente comienza a ade- cuarse más a la lógica del Estado, todo esto a partir de la legalización del Partido Comunista. Toda esta situación se agudizará a finales de los 80 con la conformación del PRD. En esos años, los formadores de esa izquierda vendida comien- zan a criticar a León Chávez por no querer venderse y aceptar tal o cual puesto, criticado por su mú- sica, por decir dueños y no due- ños, proletarios, capital, burguesía, en sus letras y su pen- samiento. Una idea, una idea, que lo hace des- pertar, que lo hace despertar / somos muchos desgraciados, pero muy des- perdigados / y por eso un puñado de asesinos y rateros / nos manejan con sus hilos, pero unidos ganaremos. Ponciano tomó un camión con obreros hechos bola / y le dijo a su se- ñora: ya no hay nada qué perder / ya no hay nada que perder, pero mucho que luchar / a correr la de aquí, a co- rrer la de allá / a levantarla aquí, a le- vantarla allá / a enseñarles a los hijos contra quién deben luchar / que el obrero está de guerra, que no es un hijo de perra. Canción: Ponciano Flo- res Al final de la entrevista, los com- pañeros del El Comienzo pregun- tamos por sus perspectivas para el movimiento social en México. De inmediato nos habló de las limi- tantes de un movimiento exclusi- vamente sindicalista, que no rebasa sus formas de organiza- ción, como el caso del SME. Argu- mentó que hay más pobres que antes, que la situación para el pro- letariado es más adversa. Pero al mismo tiempo la lógica del Capi- tal y su centralización han ido jun- tando a todos esos explotados y que irremediablemente se unirán, se organizarán. Todo ello será el caldo de cultivo para una próxima revolución. Y donde el elemento principal son los jóvenes, pues ahora son más y entienden el rollo más rápido. Se trajo a colación necesaria a Andrés Manuel López Obrador y al papel que puede jugar como apaga fuegos en este proceso y respondió con lo siguiente, ce- rrando la entrevista: “está tan fuerte el pinche pedo del Capital que más que nunca, o en los mo- mentos como está así -se refiere a la crisis económica- cualquier mo- vimiento que trate de quitar plus- valía va a ser atacado como el comunismo más pinche radical del mundo… Todo intento de cen- tralización de Capital en el Estado, o sea de manejo de un nivel de plusvalía a través del Estado, de nacionalización, en este momento será atacado a muerte, cabrón; como ha sido atacado siempre, ahorita más que nunca. Ton´s, si ese guey mueve un pinche dedo a ese nivel, si realmente lo mueve a un cierto nivel, seguirá siendo un enemigo de México, o sea "un pe- ligro", ¿por qué?, porque está tra- tando de tender a quitar un poco de plusvalía, manejarla de cierta manera para aplacar un poco el in- cendio. El que lo pueda o no hacer, a mi me parece que depende de qué capacidad tiene el Capital de darse ese pinche lujo, y yo creo que no lo tienen; podrá hacer algu- nas mamaditas, pero serán dos tres días, si es que llega, que lo dudo. No creo que López Obrador sea capaz de apagar ningún pin- che fuego, más bien a lo mejor lo que hace es encenderlo más”. Entrevista a León Chávez TeixeiroCuando nos armó Carranza para matar campesinos / y acelerar el camino del progreso nacional / inauguramos la alianza con los señores vampiros / la bandera roja y negra perdió lo internacional. El capital fue aumentando y tu creciendo con él / a los duros nos golpearon y a los débiles compraron / para afianzar al Estado a fuego y Constitución a tantos trabajadores nos han robado la voz. Ya estuvo de tanto cuento, de vivir en la mentira / entre obreros y patrones la historia está dividida / Nos han robado la voz... Canción: 1910 Teixeiro en el zócalo de la Cd. de México. Evento organizado por El comienzo y la Sección 22 3 s i n d i c a l Las repercusiones de la crisis económica y el modelo económico implementado por los go- biernos priístas, y profundizado por el go- bierno de Felipe Calderón, han acarreado consecuencias a amplios sectores de la clase trabajadora, prueba de ello nos la dan los tra- bajadores del Sector Salud en el Estado de Mé- xico, quienes están desarrollando diversas acciones de lucha para defender y mejorar sus condiciones de trabajo, y con ello de vida, así como sus derechos políticos. A continuación presentamos una entrevista a un trabajador sindicalizado quien nos expresa en términos muy generales cuales son las razones por las cuales se han visto orillados a la organización y movilización; a final de cuentas la lucha de los trabajadores es una necesidad innegable e impostergable. ¿Cuál es la problemática por la que atraviesan los trabajadores de salud en el Estado de México? Desprotección del personal de nuevo ingreso al contratarlo en un esquema de total indefen- sión; no contando con lo más mínimo, que es la seguridad social y prestaciones, además de la negativa de convertir esas contrataciones en plazas basificadas, así como no mejorar las condiciones generales de trabajo del personal de base, lo cual lleva un rezago de nueve años y todo esto agravado por la emisión de una ley del ISSSTE que lo único que va a generar es más cantidad de pobres ya que condena a la mayoría de los nuevos trabajadores a aspirar a una pensión de dos salarios mínimos. ¿Cuáles son los sectores sindicales o laborales más afectados? Personal de salud perteneciente al Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud y a la Se- cretaria de Salud Federal. ¿Qué soluciones exigen y de qué manera han bus- cado concretarlas? La primera forma fue a través de mesas de trabajo con las autoridades correspondientes, pero como casi siempre pasa no se obtienen respuestas favorables por lo que nos vimos en la necesidad de hacernos escuchar a través de dos marchas y un paro de dos horas. ¿Qué respuesta han tenido hasta el momento? Sí, se han obtenido respuestas favorables en algunas peticiones después de la segunda mar- cha en la cual participó el personal de salud del Estado de México y del Distrito Federal pero faltan las peticiones más importantes como ba- sificación al personal de contrato y su regula- rización. Actualmente el personal regularizado, derivado de las marchas, logró parcialmente algunas prestaciones en especie en las condiciones generales de trabajo más no económicas, así como los “beneficios” que con- sagra la nueva ley del ISSSTE. En cuanto al personal de contrato, que es el grueso de tra- bajadores en total indefensión, ni siquiera cuenta con seguridad social y mucho menos con prestaciones. La otra petición importante tiene que ver con que en más de nueve años no se han actualizado las condiciones generales de trabajo para el personal de salud sindicalizado de la Secretaria de Salud Federal. ¿Ha habido algún apoyo solidario por parte de or- ganizaciones sociales, sindicales o de otro tipo? No aún. ¿Hay alguna perspectiva de lograr conseguir las demandas, cuáles podrían ser estas? Sería seguir en pie de lucha y estar en espera que el congreso nacional, que se hace cada tres años, en octubre, en este año se llevará a cabo, logre cuando menos sacar nuevas condiciones generales de trabajo ya que durante estos últi- mos seis años no ha habido absolutamente nin- guna mejora en cuanto a prestaciones a dife- rencia de otros sindicatos como el de maestros. ¿Existe alguna actividad que quisiera difundir por este medio independiente además de la presente entrevista –denuncia-? Claramente estamos viviendo una política anti sindicalista por parte del gobierno federal, lo cual se manifiesta en no querer dar más bases con la intención de debilitar y desapare- cer al sindicato, además el actuar del gobierno va en contra del apartado “B” del artículo 123 constitucional porque no aplicaron el principio de retroactividad, haciéndola efectiva para todo el personal que se regía con la ley anterior no importando que fuera en perjuicio de ellos, condenando a todo nuevo trabajador a resig- narse a percibir dos salarios mínimos y obli- gándolo a que el costo de la pensión recaiga exclusivamente en el trabajador, lo que no es más que una copia de la ley del IMSS. Carmen Carrera La lucha de los trabajadores de salud en el Estado de México Rumbo a la COP16, la búsqueda de falsas soluciones Parece que el tema del “cambio climático” además de ser de impor- tancia y preocupación, se ha conver- tido en una herramienta para garantizar que se sigan cumpliendo los intereses de las cúpulas empre- sariales del mundo a través de las llamadas cumbres de las partes (COP) en donde lejos de llegar a acuerdos concretos respecto al tema, se han utilizado como cortina de humo para negociar nuevas mane- ras de lucrar con la naturaleza y se han dejado de lado los mínimos ob- jetivos de relevancia internacional como lo fueron los acordados en el famoso Protocolo de Kioto acerca de la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Una muestra es el “entendimiento de Copenhague”, surgido de la pa- sada cumbre de las partes en el año 2009, el cual propone que los países desarrollados tengan la libertad de calcular sus posibles tasas de reduc- ción de GEI, o la aprobación de un “financiamiento” para que los paí- ses pobres puedan emplear medidas contra este fenómeno. Lo único que se consiguen en estas reuniones de representantes inter- nacionales (que además requieren de gastos multimillonarios para re- alizarse) son falsas soluciones al problema del calentamiento global. A partir de estas negociaciones se da luz verde para que las principales empresas generadoras de contami- nación, que por sí mismas son las que más contribuyen a la economía capitalista, puedan beneficiarse a costa de proyectos como “energías limpias”, “desarrollo sustentable”, “REDD, (Reducing Emissions from Deforestation)” y demás estrategias impulsadas a partir de inversiones millonarias a través de la iniciativa privada y que obtienen ganancias estratosféricas, dichas medidas pue- den ayudar a atenuar, por ejemplo, el problema de las emisiones de CO2 pero generando nuevas afecta- ciones como escasez de alimentos, deforestación, y otras problemáticas ambientales y sociales. La mala noticia es que la tempera- tura promedio del planeta sigue au- mentando, y pese a que esta problemática ambiental siga agra- vándose, los líderes del mundo se preocupan a medias, ya que están dispuestos a mitigarla pero sin re- ducir la actividad industrial inten- siva de las transnacionales que resulta tan productiva para garanti- zar la persistencia del actual modo de producción capitalista. Esta es la mejor muestra de la contradicción e hipocresía que caracteriza a este sis- tema, pues por sí mismo el capita- lismo es irracional ante la natura- leza, la explotación de los recursos naturales se rige por las leyes del mercado global, a partir de satisfac- tores innecesarios cuestión que tarde o temprano nos situaría en el problema que estamos enfrentando ahora. Para cualquier empresario es de mayor importancia el tema de las ganancias a corto plazo que el dere- cho de generaciones futuras al apro- vechamiento del planeta. Está claro que el capitalismo está cavando su propia tumba. Pese a que desde la década de los 90’s se ha impulsado de manera constante el actuar internacional res- pecto a los efectos del calentamiento global, los diversos encuentros im- pulsados no buscan reparar los daños por los crímenes ambientales cometidos, tal como ha ocurrido con el reciente derrame de petróleo en el Golfo de México; tampoco se busca la mejor vía de utilización de los re- cursos y mucho menos que exista justicia ambiental. Es por ello que desde abajo debemos organizarnos para impulsar acciones que frenen este problema, y la principal es dar fin al capitalismo rapaz. De este modo, se han generado di- versos acuerdos impulsados por pueblos, organizaciones sociales, campesinos, ambientalistas, etcé- tera, buscando construir alternativas de lucha contra los responsables de las afectaciones ambientales que vive nuestra sociedad, un ejemplo es el Acuerdo de los Pueblos surgido de la Cumbre de Cochabamba en abril de este año. A partir de este po- demos comprender la necesidad de atender la crisis actual que se vive en el campo, la necesidad de una co- rrecta gestión de los recursos natu- rales, y la exclusión necesaria de organismos como el Banco Mundial que lo único que pretenden es exten- der una mano disfrazada de ayuda para el sometimiento aun mayor de los países pobres, acrecentando la deuda externa, y dando pie al esta- blecimiento de empresas lucrativas con la apariencia de un interés sus- tentable impulsando proyectos “verdes”. Rumbo a la COP16 en Cancún, se necesita atender los llamados de so- lidaridad con los denominados Afectados Ambientales, en donde se aglutinan las poblaciones más afec- tadas por estos crímenes ambienta- les, como la construcción de basureros industriales, presas hidro- eléctricas y otro tipo de proyectos que no solamente causan contami- nación sino que incluso han llegado a generar afectaciones severas como enfermedades y muertes. No basta con acudir de manera co- tidiana a las movilizaciones de pro- testa contra la COP16, sino hay que denunciar las falsedades que impli- can este tipo de encuentros que sólo consiguen concretar negocios en nombre de la defensa de la natura- leza y organizarnos para combatir los estragos del calentamiento glo- bal, así como para atender las nece- sidades de los trabajadores en el campo y la ciudad de manera res- ponsable y racional sin que eso sig- nifique la destrucción ambiental. Desde El Comienzo, creemos que esto solo se puede lograr a través de la planificación de la economía y la transformación de la sociedad. i n t e r n a c i o n a l Jade
  • 4. 7 d e n u n c i a 2 e d i t o r i a l Mucho se ha hablado ya en va- rias publicaciones, documentales, películas, programas especiales, etc., de lo acontecido aquel dos de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, sin embargo, dichas publicaciones únicamente presen- tan los acontecimientos como mero relato histórico, propio de un régimen que supuestamente fue arrojado al basurero de la his- toria a raíz, de una no menos su- puesta, transición democrática. En el mejor de los casos se reconoce el empuje progresista del movi- miento estudiantil pero dicho re- conocimiento lo encontramos casi siempre acotado al orden estable- cido por la burguesía. Lo aconte- cido aquel 68 en Tlatelolco ha quedado en la memoria de varias generaciones, quienes año con año se movilizan para reivindicar las demandas del movimiento estu- diantil, sin dejar de lado las de- mandas actuales, no sólo de este sector de la clase trabajadora y campesina sino el conjunto de de- mandas que corresponden a las clases explotadas como lo es la de- manda de justicia en los hechos de represión y corrupción a manos del Estado, libertad a los presos políticos, democracia y autonomía sindical, presentación con vida de los desaparecidos, etc. El contexto en el que se desarro- lló la lucha estudiantil estaba mar- cado por un discurso oficial de modernidad y progreso, democrá- tico, que intentaba dar una fa- chada de paz al resto del mundo pues en ese año se desarrollaron los juegos olímpicos. Precisamente era eso, fachada, y por cierto una muy elaborada “ocultamente” se reprimía y controlaba a los sindi- catos, tal como sucedió con los médicos y ferrocarrileros unos años antes, a los campesinos no les iba mejor, también se manipula- ban las elecciones y los medios de comunicación. Los logros revolu- cionarios aparentemente se refle- jaban en el sector público, como el de salud y la educación, siendo estos "abundantes" no cubrían las necesidades básicas de la pobla- ción. A pesar de la aparente fuerza de la fachada “democrática” esta mostró sus limitaciones a conse- cuencia del empuje de la organiza- ción y movilización estudiantil. Tras una serie de actos represi- vos -desapariciones, torturas, per- secuciones, secuestros, etc.- que se agudizaron desde el mes de julio de dicho año los estudiantes em- pezaron a dejar de lado a la Fede- ración Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) y comenzaron a organizarse de manera indepen- diente, pues dicha organización no representaba los intereses estu- diantiles; crearon entonces, como una opción democrática e inde- pendiente de las autoridades y el Estado, el Consejo Nacional de Huelga (CNH) formado por estu- diantes de la UNAM, el IPN, las escuelas normales, el Colegio de México, Chapingo, algunas uni- versidades estatales e incluso uni- versidades privadas como la Iberoamericana. Los jóvenes elaboraron un pliego petitorio donde las deman- das principales eran: libertad a los presos políticos, indemnización a las familias de los estudiantes he- ridos o muertos en los actos repre- sivos previos al 2 de octubre, derogación de los artículos 145 y 145 bis del Código Penal Federal los cuales instituían el delito de di- solución social y sirvieron de ins- trumento jurídico para la agresión hacia los estudiantes, desaparición del cuerpo represivo de granade- ros, deslindamiento de responsa- bilidades de los funcionarios culpables de los hechos sangrien- tos y destitución de los jefes poli- cíacos responsables de tales hechos, sin embargo, el Estado arremetió brutalmente contra los estudiantes, quienes supieron arroparse en el pueblo trabajador, comprobándose así nuevamente la tesis marxista acerca del Estado; una institución con carácter e inte- rés de clase, instrumento de domi- nación de una clase sobre otra y sostén de los intereses de la bur- guesía. A nivel mundial la movilización juvenil no desentonaba con las desarrolladas en México, en varias partes del mundo las manifesta- ciones protagonizadas por los jó- venes y nutridas por la clase tra- bajadora, como en Francia, Pakis- tán, Checoslovaquia, Italia, etc. se hacían notar por doquier por su gran contingente pero sobre todo por lo consciente de sus deman- das. La euforia de la década de los 60´s, la fraternidad, las tardes y noches de asambleas, los actos cul- turales y artísticos, los brigadeos en espacios populares como mer- cados y plazas públicas acompa- ñaban a los jóvenes rebeldes en su vida diaria, eran días de discusio- nes políticas en diversos espacios reclamados por la protesta y mo- vilización social. Hoy, a 42 años, haciendo un aná- lisis retrospectivo de las condicio- nes de ese entonces y comparándolas con las de ahora, nos damos cuenta de que la situa- ción no es menos crítica, con esto nos referimos a la situación polí- tica, económica y social. Organis- mos como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) re- cién dio a conocer cifras respecto al desempleo juvenil, “81 millones de jóvenes entre 14 y 24 años de edad están desempleados”, no- venta por ciento de esta cifra co- rresponde a los países pobres en donde México está enlistado pese a la gran riqueza con la que cuenta. Las condiciones objetivas para un cambio social sobrepasan por mucho a las pasadas pero las condiciones subjetivas se degrada- ron bastante. El descontento que orilló a los jó- venes a las manifestaciones masi- vas fue a consecuencia de la nula democracia, la concentración del ingreso en pocas manos, la mala orientación de los recursos públi- cos, descuido del campo, etc. ¡Fijé- monos bien!: concentración del ingreso en pocas manos, nula de- mocracia, mala orientación de los recursos públicos, descuido del campo, represión... ¿Acaso estas situaciones están superadas en el presente? ¡¡De ninguna manera!! Vivimos exactamente estas contradicciones pero en la actualidad han cobrado mayor peso, muestra de ello es la inseguridad, la privatización y mala educación, servicios de salud paupérrimos, pobreza creciente, narcotráfico, represión, crisis eco- nómicas, impunidad y corrupción, control de los medios de comuni- cación, etc. De hecho la falta de oportunidades en el sector educa- tivo y laboral ha dado el naci- miento de una generación de jóvenes llamada "ninis" (ni estu- dian, ni trabajan). En todo el país suman más de 7 millones de vidas que no están incorporadas a la vida productiva o estudiantil. En los últimos 4 años han muerto cerca de 30 mil personas en el país, como un efecto “colateral y nece- sario" para acabar con la mafia del narcotráfico, entre ellos inconta- bles niños, mujeres, estudiantes, obreros, luchadores sociales, en fin, personas completamente aje- nas al narcotráfico pero presenta- das por el gobierno como mafiosos. Sin duda hacen falta aquellos días de discusiones, debates y opi- niones políticas por parte de las jó- venes generaciones, aunque no dudamos que existan ¿Para qué molestarse por los asuntos de la política –dicen los jóvenes-? ¿De qué sirven las manifestaciones? Nada va a cambiar –dicen otros-, mejor vivamos tranquilos y evite- mos problemas –dicen los más-. 1968 no marca un pasado sino un futuro que conquistar ¡¡¡Des- pertar, utilicemos las armas eman- cipadoras más fuertes: la hoz para desenterrar de nuestras cabezas las semillas alucinógenas sembra- das por la burguesía y el martillo para derribar con fuerza las bases enajenadoras del capital!!! Lleve- mos hasta el final lo que empeza- ron aquellos jóvenes, que su memoria viva en un porvenir de lucha y entendamos que los estu- diantes aislados de los obreros y estos a su vez de los campesinos componiendo un circulo vicioso no tendremos asegurado más que intentos patéticos y utópicos de transformación social, y en el peor de los casos la más espantosa de las derrotas. 1968-2010: VIGENCIA DE LA1968-2010: VIGENCIA DE LA LUCHA JUVENIL Y ESTUDIANTILLUCHA JUVENIL Y ESTUDIANTIL Contingente de la FECSM de la marcha 2 de octubre 2010 Manifestación en el zócalo en 1968 A continuación publicamos la siguiente denuncia que hicieron llegar un grupo de colonos en defensa del Parque Reforma Social. Nos solidarizamos ple- namente con los compañeros que se oponen al des- pojo de sus áreas naturales, el cual busca beneficiar a la millonaria familia “Cuevas Lascurain” quien busca construir departamentos de gran lujo en los más de 38 mil metros cuadrados que componen el parque. Cabe destacar que el parque se encuentra a unos cuantos metros de la avenida Paseo de las Pal- mas en la delegación Miguel Hidalgo, encabezada por Demetrio Sodi, y que después de más de 30 años, en medio de severas irregularidades en el proceso, la jueza Ana Luisa Mendoza Vázquez, responsable del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Adminis- trativa en el Distrito Federal, ordenó al GDF entre- gar el predio. Es de suponerse que debido al gran valor del terreno, debido a la zona y la especulación, estemos ante un muy posible acto de corrupción y despojo por parte del poder judicial para favorecer los intereses económicos de los grandes empresarios quienes obtienen sus grandes fortunas a través de este tipo de acciones. Nuestra lucha: desde el domingo 26 de junio los vecinos de la zona hemos comenzado la de- fensa del Parque Reforma Social. Ese día en junta informativa con el jurídico de la Delega- ción Miguel Hidalgo nos dimos cuenta del in- minente despojo a nuestra colonia. Nuestra historia: el Parque Reforma Social, es parte de nuestra historia. Nuestra colonia fue fundada por paracaidistas desde los años cuarenta en las minas de arena de la Loma San Isidro, perteneciente a la Hacienda Los Mora- les. El río los Morales también conocido como río Polanco o Tecamachalco separaba a los po- bres de los ricos. En el valle de este río se asentó por años la población más pobre, quie- nes vivían difícilmente en la insalubre ba- rranca. El 13 de septiembre de 1946 el gobierno compró a Carlos Cuevas Lascurain una por- ción de su hacienda bajo la escritura número 1613 destinándola a Laboratorios Nacionales de Fomento Industrial. En 1966 bajo decreto presidencial, Gustavo Díaz Ordaz desincor- pora parte del terreno mencionado para bene- ficiar a sus ocupantes: los colonos de Reforma Social quienes quedan listados en el Diario Ofi- cial de la Federación del 11 de julio de 1966. El cuatro de julio de 1977 el Presidente José López Portillo mediante un decreto de desin- corporación formaliza la entrega del parque a los colonos. Para tal efecto se realizaron con an- ticipación acciones de acondicionamiento del terreno como son el entubamiento del río y el allanamiento de la barranca, con el conse- cuente desalojo de cientos de perso- nas que ahí vivían. El momento ac- tual: la defensa. El parque ha sido un elemento de mejora de nuestra calidad de vida desde su fun- dación, reconoce- mos que el esfuerzo de la gente honesta del gobierno de tiem- pos pasados dio dignidad a nues- tra colonia. Por ello desde aquel 26 de junio del presente año, en que se nos informó de nuestra “desven- tura”, no hemos parado en nuestra labor de comprender “nuestro caso” ya que las autori- dades nos han dejado solos. Nos hemos mani- festado ante la Delegación Miguel Hidalgo, el gobierno del Distrito Federal, el Gobierno Fe- deral y la Asamblea Legislativa, hemos exigido al gobierno acciones y no sólo palabras res- pecto al hecho de despojo que se pretende lle- var a cabo según ordenes del Gobierno Federal. ¡Los vecinos del Parque Reforma Social somos terceros afectados de la resolución de la Suprema Corte de Justicia, porque un cambio del uso de suelo hacia uno más comercial afec- tara nuestra calidad de vida! ¿Por qué?: 1.- El agua será más escasa ya que las bombas que nos abastecen regularmente están dentro del parque; 2.- La calidad del aire empeorará al no haber árboles que filtren el aire de los malos olores del centro de transferencia de basura que se en- cuentra a un costado del parque; 3.- Los lugares de estacionamiento serán aún más escasos; 4.- El tránsito vehicular empeorará con el au- mento de la población; 5.- La reducción en la superficie que capta el agua provocará la inestabilidad en el subsuelo, y como consecuencia tendríamos riesgos de hundimientos y de inestabilidad del cantil, dado que nuestra colonia se asienta sobre suelo minado; 6.- Además de que nuestros hijos no tendrán el contacto que necesitan con la naturaleza para su buen desarrollo, favoreciéndose la presencia de los males que aquejan nuestra sociedad como lo son la obesidad y la delincuencia. ¿Quiénes somos?: La Asamblea de Vecinos por la Defensa del Parque Reforma Social es una iniciativa de los colonos, quienes nos ne- gamos a aceptar la determinación de la Su- prema Corte de Justicia de entregar un área verde de 34 mil metros cuadrados a un parti- cular. Este parque ha sido un área verde PÚ- BLICA desde hace más de 40 años, el gobierno de López Portillo en 1977 favoreció a los colo- nos con el acondicionamiento de una barranca insalubre. Por ello es un robo a la Nación la ac- ción de entregar un espacio público que fue fi- nanciado con dinero de nuestros impuestos a unos supuestos dueños que dicen ser los pose- edores legales de NUESTRO PARQUE. Nuestro parque es un espacio de recreación y deporte, en el que personas de todas las eda- des realizan sus actividades. UNETE a la Asamblea de Vecinos por la Defensa del Par- que, NO permitas que nos despojen de un bien que nos da bienestar. De ocurrir la privatiza- ción aparejada de un cambio de uso de suelo la calidad de vida de los vecinos aledaños al parque Reforma Social se pone en juego. EENN DDEEFFEENNSSAA DDEELL PPAARRQQUUEE RREEFFOORRMMAA SSOOCCIIAALL Vista del parque Reforma Social ubicado cerca de la av. de las Palmas Monse C. Contáctanos periodico.elcomienzo@gmail.com http://periodicoelcomienzo.wordpress.comVisita la nueva imagen de nuestro periódico electrónico ¿QUÉ ES LO QUE HAY DETRÁS DEL PROYECTO de REGLAMENTO GENERAL DE ESTUDIOS DEL IPN (PRGE)? Como bien se ha planteado, esto es sólo una imitación del Reglamento General de Estudios promulgado por Enrique Villa Rivera en el año 2006 y que fue anulado gracias a la moviliza- ción estudiantil, ¿entonces en que radica la di- ferencia? En la nueva versión se manejan las salidas la- terales, ¿qué significa esto? obtener un recono- cimiento parcial de estudios del nivel medio superior o superior mediante un certificado de competencias técnicas y/o laborales que cuen- ten con la capacidad de trabajar en forma aso- ciada con profesionistas del nivel licenciatura o posgrado, truncando de esta manera tanto la obligación que tiene el instituto de brindar una matrícula más amplia, como de aumentar la in- fraestructura y el nivel educativo, ni que decir de las posibilidades de contar con un título de licenciado o ingeniero, en su defecto sólo po- dremos contar con un “título de profesional asociado” que reduce drásticamente el grado del nivel superior a un simple técnico superior universitario, pues apoyándose en las salidas laterales formará egresados como mano de obra barata y calificada, medianamente prepa- rada, esto se refleja en términos de globaliza- ción como competitividad en el mercado laboral. Movilidad académica: desplazamiento “vo- luntario” de alumnos entre unidades académi- cas del Instituto con otras instituciones que tengan pactado convenio con las mismas, ya sean nacionales o del extranjero. ¿Creen que de verdad eso es apoyar la formación de mejoras continuas para el país? Cuando lo que en rea- lidad están haciendo es una vil fuga de cere- bros, dando a elección de empresas trasnacionales empleados creados a imagen y semejanza de los valores de la burguesía. Pero la realidad para la mayoría es muy di- ferente, tratándose de escuelas con gran carga académica y dada la complejidad de la carrera únicamente se requiere de preparación mínima para poder aprobar las “unidades de aprendi- zaje”, anteriormente conocidas como materias o asignaturas, reducidas a contenidos formati- vos que impiden un correcto aprendizaje, lo que dará como resultado un alto número de alumnos reprobados de quienes el instituto se deslindará completamente al no abrir cursos de apoyo para acreditar las “unidades de aprendizaje”. Mientras tanto el panorama de todos los “usuarios de servicios” llamados así a los ins- critos en los diferentes servicios brindados por el Instituto, tales como el CENLEX, talleres, cursos, diplomados, constancias de estudio y demás papeleos necesarios (estos últimos suje- tándose a criterios de emisión), es muy dife- rente en el nuevo reglamento debido a que de esta manera se legalizan los cobros por hacer uso de estos servicios violando en su totalidad lo estipulado en el artículo 5to de la ley orgá- nica del IPN. Por otro lado, se pretende la acreditación de unidades de aprendizaje sin haberlas cursado antes ¿Cómo es posible esto? Según el PGRE pretende por medio de una evaluación basada en habilidades previamente adquiridas, quién sabe de dónde, aprobar la unidad de aprendi- zaje dándola por cursada y por ende evitar así el incremento de la matricula en las aulas. Lo contrario pasa para quien no acredite de manera ordinaria la unidad de aprendizaje, ya que se niega el acceso a exámenes extraordina- rios, mandándolos de manera directa a Titulo de Suficiencia, claro, en los términos que el programa de estudios lo establezca. Si en su caso, no se aprueba, se da el chance de recu- sarla en la misma modalidad educativa siem- pre y cuando se ofrezca en alguna unidad del instituto y el cupo lo permita. De acuerdo con el Plan Nacional de Desarro- llo trazado para este sexenio: Una educación de calidad significa atender e impulsar el des- arrollo de las capacidades y habilidades indi- viduales, al tiempo que se fomentan los valores y se prepara para la competitividad y exigen- cias del mundo laboral, entonces ¿QUIERES SALIR COMO TECNICO DE LA SUPERIOR? ¡¡¡ORGANIZATE Y LUCHA!!! 4 n a c i o n a l Pancho O. 5 n a c i o n a l ccuuaattrroo aaññooss ddee ggoobbiieerrnnoo FFEECCAALL aauunn nnoo ccrruuzzaammooss eell iinnffiieerrnnooEn el contexto de los festejos oficia- listas por el bicentenario, Felipe Cal- derón rindió su cuarto informe de gobierno, como telón de fondo pode- mos encontrar la creciente miseria de la mayoría de la población, la enorme cantidad de muertes producidas en la supuesta lucha contra el narco, las in- creíbles cifras de desempleo, las refor- mas privatizadoras y regresivas, la militarización del país, y el constante ataque contra los movimientos socia- les, obreros, campesinos y estudianti- les. El presidente del empleo Quedó bastante lejos aquella pro- mesa de campaña, en donde se pro- metía la creación de cientos de miles de fuentes de trabajo, ya que al inicio del sexenio espurio la cifras de desem- pleo se ubicaban en aproximadamente 1 millón 601 mil personas (1). Con- forme se desarrollaba la crisis mundial más importante de la historia desde la de 1929, el gobierno presumía de con- tar con cimientos sólidos con los cua- les la crisis mundial solo iba a ser un pequeño catarrito. Llegó 2009 y sacu- dió la inmovilidad del gobierno casti- gando a los trabajadores. En enero, la tasa de desempleo creció al 5 por ciento, de acuerdo con datos del Insti- tuto Nacional de Estadística y Geogra- fía (INEGI). Únicamente en el primer mes del año se perdieron 456 mil 854 empleos. Enero fue el peor mes, en cuestión de empleos, desde 1996. Fe- brero no trajo buenas noticias: por se- gundo mes al hilo se rompió el récord de desempleo. Las cifras de desocupa- dos en el país crecieron al 5.3 por ciento, lo que significó más de 16 mil empleos perdidos por día. Cada mi- nuto de febrero, 11 personas perdie- ron su salario. En marzo, el desempleo siguió cau- sando estragos. Dos millones 150 mil personas en perfectas condiciones de trabajo seguían sin conseguir trabajo. A las pérdidas de enero y febrero, marzo sumó 437 mil plazas desocupa- das. En suma, el primer trimestre del año reportó un promedio de 2 millones 260 mil desempleados, la peor cifra desde hace más de 12 años. (2) Actualmente el gobierno pretende evadir la realidad con estadísticas di- señadas a modo de los interese mediá- ticos de una administración preocupada por entregar al pueblo un país de fantasía, afirma que la crisis se ha superado y que se han recuperado mas de medio millón de fuentes de trabajo, sin embargo la realidad es más terca que cualquier estadística, y en las calles sentimos los profundos estragos de una política económica ca- pitalista depredadora que nos lleva sin remedio a una situación desesperante. El gobierno federal pretende cuadrar dentro de las estadísticas a cualquier persona que haya realizado alguna ac- tividad que le haya remunerado algún beneficio por lo menos en 14 horas a la semana. Así por ejemplo para el espu- rio tener empleo es limpiar parabrisas o pedir limosna en las calles, de este tamaño es la burla que día con día nos restriega en la cara el ocupante de los pinos. Si queremos buscar una cifra mas real acerca de la verdadera situación en la que se encuentran millones de mexicanos tendríamos que recurrir a las cifras del Centro de Análisis Mul- tidisciplinario de la facultad de econo- mía de la UNAM el cual puntualiza que a junio del presente año "el total de la población desempleada es de 8 millones 83 mil 471 personas. Y el nivel real de desocupación es de 15.3 por ciento y no de 5.3 marcado en la tasa de desocupación oficial". (3) En este rubro podemos ubicar a los NINIS que son jóvenes que no cuentan con trabajo y mucho menos con posi- bilidades de estudio, las cifras del rec- tor de la UNAM hablan de 7.5 millones. Otro dato que nos muestra la decadencia del sistema capitalista es el hecho de que cientos de miles de jó- venes que cuentan con un grado esco- lar universitario o de nivel medio superior se encuentran hoy desemple- ados; según el periódico la Jornada 3 de cada 10 personas que hoy no cuen- tan con trabajo cuentan con alguno de este grado escolar. La calidad educa- tiva que destaca el gobierno panista no es la que la realidad presenta, luego de que el país ha perdido lugares en cali- dad educativa mundial, al pasar del lugar 100 al 116 de una lista de 139 pa- íses. Gobierno rico, pueblo pobre Como dato complementario pode- mos agregar otro igual de alarmante y es el número de personas que viven en una situación de pobreza alimentaria ya que al inicio de su administración se registraban 20 millones de personas en dicha situación y actualmente hay un aproximado de 26 millones que sólo comen una o dos veces al día. Otro dato para medir la pobreza es aquel referente a las personas con ca- pacidad para adquirir los productos de la canasta básica que actualmente ubica alrededor de 36 productos, según datos de varios analistas econó- micos de la UNAM, alrededor de 59 millones de mexicanos se encuentran sin posibilidades de adquirir dicha “canasta básica”. En diez años, el salario mínimo pasó de 40 pesos con 35 centavos diarios a 57 pesos con 47 centavos, apenas 17 pesos más. Mientras, el poder adqui- sitivo ha disminuido en un 82 por ciento. En 1982 se requerían 5 horas de trabajo para adquirir una canasta bá- sica adecuada para una familia de cinco miembros, pero en 2008 se ocu- paban 14 horas y media, es decir, casi tres veces más. Sin embargo el gasto en el gobierno cada vez es mas alto, el gobierno espu- rio derrocha una increíble cantidad de recursos, que no tiene precedente, este gobierno que encima de ser espurio, le da una vida de rico a todos los funcio- narios del gabinete calderonista; no hace mucho se daba a conocer que el entonces secretario de hacienda Agus- tín Carstens gastaba diariamente en alimentación la cantidad de 4500 pesos, y que el presidente espurio en su fiesta privada con el cantautor Joa- quín Sabina se había gastado nada más y nada menos que más de 135 mil pesos. De acuerdo con Información de la SHCP, el gasto corriente se ha incre- mentado, en 2007 aumentó en 154 mil millones de pesos, en 2008 creció 190 mil millones de pesos más, y en 2009 fue de 150 mil millones: en tres años el gasto corriente aumentó en casi 500 mil millones de pesos. El gasto en comunicación social y publicidad del Gobierno Federal se ha disparado 500 por ciento en términos reales. Del último año de la Adminis- tración de Vicente Fox, en 2006, en que se gastaron 819.7 millones de pesos se pasó a 4 mil 927.7 millones, en 2009, con Felipe Calderón. Y se incrementó otro 39% este año, para llegar a 5 mil 152 millones en el 2010. Al cierre de julio del presente año la deuda interna del sector público fede- ral se ubicó en 2 billones 739 mil mi- llones de pesos, lo que significa un incremento de 144 mil 900 millones de pesos respecto del saldo registrado al cierre de 2009. Y la deuda externa es de 97 mil 600 millones de dólares, monto superior en casi 6 mil millones al observado al cierre de 2009. La militarización del país y la guerra contra el narco Muchos gobernantes carentes de le- gitimidad y conocedores del odio del pueblo, utilizan la figura del enemigo externo o interno, para intentar por medio de la guerra desviar la atención de su pueblo. Así por ejemplo en los 60s y 70s los gobernantes mexicanos justificaron sus atrocidades porque decían defender a la patria del su- puesto enemigo del comunismo y de la influencia soviética, china y cubana. El gobierno de Bush fabricó una gue- rra contra el terrorismo internacional dirigiendo la atención sobre medio oriente, después de los cuestionados ataques de Al Qaeda del 11 de sep- tiembre del 2001 a las torres gemelas. Esta táctica es tan vieja como la his- toria misma de la humanidad, a la vez que se convierte en el argumento per- fecto para acallar las voces que cues- tionan, a la par suelen ser el elemento central para apelar a la “unidad nacio- nal” por encima de los intereses de partido o de grupo. Calderón encontró el elemento cen- tral de actuar político en la supuesta “lucha contra el narco”, semanas des- pués de su toma de posesión anuncia dicha campaña, acompañada de una serie de medidas tendientes a incre- mentar su presencia dentro de la ins- titución castrense. Después de haber centrado su lucha contra el crimen organizado en opera- tivos militares durante más de tres años, Calderón también aprovechó la celebración del Día del Ejército para anunciar un aumento salarial de 40 por ciento al personal de tropa, clases y marinería, equivalente a mil pesos mensuales, el cual, sumado al anterior, aprobado en 2007, representa –según el mandatario 115 por ciento para los militares de menor rango, en lo que va del sexenio. Actualmente un soldado tiene un sueldo neto de 8 mil 780.60 pesos mensuales. (4) Calderón tiene mucha razón en decir que los salarios en México van a la alza solo le faltó aclarar el pequeño detalle de que no es el salario del obrero, del jornalero, del empleado, o del maestro, sino el de las fuerzas re- presivas, ya que no sólo es el ejercito el que ha visto incrementado su pre- supuesto; los incrementos en salario también incluyen a los elementos de la Policía Federal que es el segundo ca- ballo de batalla de FECAL. Por otro lado podemos decir que uno de los rubros donde se ha presen- tado el mayor incremento en empleo es en el ejército y Policía Federal. Se calcula que a partir de diciembre de 2006 el nivel de efectivos de las fuerzas arma- das a febrero del año en curso llega casi a un incremento del 90%, ya que 2006, según datos de la SE- DENA, el total de efectivos de la Secre- taria de la Defensa Nacional y Armada de México llegaba a poco mas de 98 mil efectivos, pero a fe- brero del 2010 se se- ñala: En la actual administración, 94 mil 540 efectivos de la Secretaría de la De- fensa Nacional (Se- dena) –casi la mitad de los soldados de México participan en acciones contra el cri- men organizado, se- ñala el acuerdo de la Comisión de Defensa Nacional, "en el que se reconoce la labor leal y patrió- tica de las fuerzas armadas mexica- nas", como parte de la conmemoración del Día del Ejército. (5) Calderón se va, el ejército y los muertos se quedan FECAL tiene muy claro que no cuenta con las garantías suficientes para llevar adelante sus planes, apo- yándose solamente en el congreso y en el poder judicial, de ahí su necesidad de buscar el apoyo central de su polí- tica en los elementos más reacciona- rios de la sociedad: la alta jerarquía eclesiástica, y los altos mandos milita- res. Ambos sectores generalmente per- manecen tras bambalinas, sabedores de que su política y su actuación cau- san un profundo rechazo en la gran mayoría de la población, sin embargo si se les da rienda suelta y se les otorga el poder de actuar abiertamente bus- can a toda costa apoderarse de las pa- lancas centrales del poder gubernamental y perpetuar su pro- yecto de gobierno a largo plazo al pre- cio que sea necesario. Es en este contexto en el que se han aprobado re- formas sumamente regresivas, como la reforma judicial, la modificación a la constitución para que los elementos de la Marina y Armada de México puedan ser utilizados en tareas de tie- rra como cuerpo de Elite, la criminali- zación del aborto en la gran mayoría de los estados del país, así como la abierta participación de la alta jerar- quía católica en asuntos políticos y electorales, la detención de diputados, funcionarios y candidatos ligados con la izquierda institucional. Para decirlo más claramente quien mejor que el propio secretario de la defensa nacio- nal: “El general Guillermo Galván Galván, afirmó anoche ante diputados que para combatir a la delincuencia organizada, el Ejército permanecerá en las calles entre 5 y 10 años más, salvo orden expresa del Presidente de la República o la aprobación de un de- creto del Congreso de la Unión. `Prác- ticamente nos pidió aprobar un estado de excepción, que para el Congreso es inaceptable´, señalaron diputados que fueron consultados tras la reunión re- alizada en la sede de la Defensa Nacio- nal.” (6) La perdida de derechos humanos, civiles, laborales y sociales durante este sexenio es alarmante. Particulari- zando sobre aquellos que tienen que ver con la actuación de las fuerzas cas- trenses el titula de la CNDH, Raúl Plas- cencia debió admitir que: En los últimos cinco años, la Comisión Nacio- nal de los Derechos Humanos (CNDH) documentó un incremento de entre 300 y 400 por ciento de quejas contra el Ejército (7). Según un reporte del De- partamento de estado de los Estados Unidos entregado al congreso de ese país el 2 de septiembre reporta que sobre el personal de la SEDENA pesan 2 mil 498 denuncias denuncias por vio- laciones a las garantías individuales, 916 por detenciones arbitrarias, 40 por tortura, 806 por el incumplimiento de arrestos bajo los procedimientos lega- les para una detención y 736 por trato inhumano. (8). En este gobierno hay una "violencia creciente" y suman 28 mil los asesinatos registrados en el país, aseveró el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Guillermo Valdés, al presentar un balance sobre la lucha contra la in- seguridad. (9) “Para el general brigadier Francisco Gallardo, está claro que la labor real de los 96 mil militares en las calles no es combatir al crimen, sino que es de tipo político. El Ejército [comenta el general Ga- llardo] está actuando para detectar a los luchadores sociales y cualquier foco de disidencia, a través de los grupos de información de zona. El Ejército tiene infiltrada a toda la sociedad a través de grupos clandestinos conocidos como gizes. Una vez que son detectadas las personas incómodas al Ejército o al go- bierno, las ejecutan. Aquí no pasa nada: ejecutan, torturan, violan muje- res. Hay 3 mil 175 quejas en la Comi- sión Nacional de los Derechos Humanos y no pasa nada. El también politólogo señala que `las Fuerzas Armadas se han dedicado a desarticular los movimientos sociales, a través de ejecuciones contra objetivos seleccionados, como el caso de Ramiro [comandante del Ejército Revoluciona- rio del Pueblo Insurgente] en Guerrero, y de luchadores sociales en Chihua- hua.” (10) La verdadera guerra contra el Narco En el capitalismo, las guerras de los gobiernos burgueses encierran intere- ses de clase muy concretos, favorecer a ciertos sectores de la burguesía y una lucha sin cuartel por los mercados, las materias primas y la mano de obra a bajo costo. Esta supuesta guerra contra el Narco no es más que la lucha por fa- vorecer a un determinado sector del narco, incrementar los costos de la droga, e incentivar la compra de armas al país vecino. Este análisis merece un espacio aparte por el cual tan sólo da- remos a conocer algunas cifras que per- mitan al lector formarse una idea de cuales son los verdaderos resultados del supuesto combate al narco más allá de los espectáculos mediáticos del go- bierno al momento de aprender a su- puestos cabecillas de los carteles. “Entre diciembre de 2006 y febrero de 2010, sólo 1 mil 306 miembros de ocho organizaciones criminales mexi- canas han sido consignados ante la au- toridad judicial, descubren datos oficiales de la Procuraduría General de la República (PGR) entregados a la re- vista Contralínea. Los cargos en su con- tra son: delincuencia organizada, delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Trece respuestas a solicitudes de in- formación pública revelan que el cártel del Golfo-Zetas (ahora dividido) es el que más bajas por cárcel tiene: 609. Le siguen los cárteles: Beltrán Leyva, con 223 consignados; La Familia Michoa- cana, 145; Tijuana, 135; Sinaloa, 114; Juárez, 78; Díaz Parada, uno; Valencia, uno. Mientras que del cártel Amezcua Contreras no se tiene un solo consig- nado. La dependencia que encabeza Arturo Chávez Chávez reconoce que otras 121 personas –detenidas en ese mismo pe- riodo y a quienes asegura acreditarles vínculos con organizaciones criminales fueron liberadas antes de la consigna- ción”. (11) Lo bueno no es que al espurio le res- ten solo dos años, lo malo es que los ataques no van a parar por lo tanto es válida la pregunta: ¿Estamos dispues- tos a soportarlo más tiempo? Fuentes: 1)http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noti- cia/515470.crece-desempleo-en-mexico-pt.html (2)http://www.buzos.com.mx/349/reporte_espe- cial.html (3)http://www.jornada.unam.mx/2010/09/06/inde x.php?section=politica&article=017n1pol (4)http://www.jornada.unam.mx/2010/02/20/inde x.php?section=politica&article=005n1pol (5)http://www.jornada.unam.mx/2010/02/19/inde x.php?section=politica&article=003n1pol (6)http://www.jornada.unam.mx/2010/04/08/inde x.php?section=politica&article=005n1pol (7)http://www.jornada.unam.mx/2010/02/20/inde x.php?section=politica&article=006n2pol (8) Revista Proceso numero 1770 (9)http://www.jornada.unam.mx/2010/08/04/inde x.php?section=politica&article=009n1pol (10 y 11)http://contralinea.info/archivo- revista/index.php/2010/05/30/con-calderon-solo-114- consignados-del-cartel-de-sinaloa/ Algunas otras fuentes: http://4vientos.org.mx/?p=1409 http://www.contraparteinformativa.com/desplie- gue-noticia.php?Noticias-Puebla--Informe-de-Calde- ron,-solo-un-listado-de-desgracias:-Luis-Alberto-Arriag a&id=30611 Revista Proceso 1769, 1767 y la edición especial del México narco. El cínico espurio en foro sobre la pobreza El Municipio Indígena Autónomo de San Juan Copala, ubicado en Oaxaca, que está integrado por comunidades Triqui, representa una de las muchas y diversas formas en que los pueblos indígenas se están construyendo su derecho colectivo a la autonomía. Una parte del pueblo triqui decidió romper con la dinámica de las organiza- ciones políticas, que cada vez generaban más divisiones y conflictos. Concluyeron en que tenían que organizarse de manera independiente. En distintas partes en resistencia, y en particular donde la autonomía crece, el gobierno ejerce todo tipo de estra- tegias para desgastar e impedir que estos ideales sigan expandiéndose, como la creación de grupos paramilita- res. Desde hace 10 meses, San Juan Copala, ha estado si- tiado por un cerco paramilitar integrado por organizaciones que se hacen llamar “defensoras del pue- blo Triqui”, además, de la complicidad de los gobiernos estatal y federal. En las organizaciones que reivindican su presencia en la regio Triqui, se encuentran: -Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT). El MULT tiene su origen en la resistencia memorable de los Triquis, que buscaban defender su cultura, autono- mía, bienestar, igualdad, equidad, y justicia para todo el pueblo; pero, a lo largo de los años inicia un proceso de cooptación de varios líderes, lo que trajo consigo un cam- bio radical de su política, pasando a la oposición oficia- lista y electoral en la que se ha convertido hoy en día. Cabe destacar que, históricamente, el MULT, después de décadas de digna y honesta lucha social, estaba en contra de las elecciones, sin embargo, desde que los in- tereses económicos estuvieron en juego, optó por la ló- gica partidista, y en ese sentido, se creó el Partido de Unión Popular (PUP), a finales del 2003. -Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Indepen- diente (MULTI). Surge como una escisión a la izquierda del MULT. Varios dirigentes históricos y líderes natura- les de diversas comunidades triquis deciden separarse, algunos de los factores que se señalan como las princi- pales diferencias son la creación del Partido Unidad Popu- lar, la adopción de la táctica de la vía electoral para la toma del poder, la corrupción de varios lideres del MULT en la asignación de recursos a diversas comuni- dades y el asesinato del hijo de uno de los dirigentes his- tóricos que encabezaban la oposición contra el ala electorera dentro del MULT. En 2006 durante la comuna oaxaqueña decide incorporarse de manera decidida a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y en enero del 2007 después de un proceso de largas discusiones con varios dirigentes naturales de comunidades triquis -que habían roto tiempo antes con los paramilitares de la UBI- SORT- y con el apoyo de la APPO deciden crear el Mu- nicipio Autónomo en San Juan Copala. -Unión de Bienestar Social para la Región Triqui (UBISORT). En el año de 1994 con todo el apoyo del aparato del gobierno estatal para contrarrestar la influen- cia creciente del EZLN entre la región triqui se crea la UBISORT. Su formación desde un principio estuvo li- gada al PRI, con la firme intención de crear grupos para- militares para golpear al MULT y justificar por medio de la violencia paramilitar la entrada del ejército. A dicho grupo, a pesar de ser escandalosamente minoritario, se le asignaron por casi una década una cantidad exorbi- tante de recursos estatales y federales para intentar por medio de los recursos económicos, restar base social a la lucha triqui. Dicho grupo es el principal autor de la ma- yoría de las muertes ocurridas en la región, así como el principal responsable del tráfico de armas para llevar la violencia paramilitar. El intento de construcción de la autonomía en San Juan Copala represento el legítimo interés de los indíge- nas oprimidos y explotados por dotarse de sus propias herramientas de poder político y económico, a la par de su indiscutible derecho a la libre autodeterminación, al margen del estado burgués mexicano, organizaciones y partidos políticos de la región. Es el intento desesperado de los indígenas por tomar su destino en sus propias manos frente a la corrupción y reformismo del MULT y frente a la violencia y despojo de la UBISORT. El cerco paramilitar en Copala representa el interés del Estado por acabar con todo resquicio de lucha popular e independiente que no entre dentro de la lógica de las co- rruptas y asesinas instituciones del estado oaxaqueño. Es parte del constante intento por apoderarse de la enorme riqueza natural de la nación triqui en beneficio de las grandes empresas, nacionales y transnacionales. Es dejar el terreno libre a UBISORT y MULT para que puedan di- rimir sus diferencias por la vía del dialogo con el go- bierno estatal y las elecciones burguesas, dicho en otras palabras es el regreso a la normalidad institucional capi- talista y al sistema de elección de autoridades por medio de los partidos políticos. Es en este contexto ocurren los ataques a la caravana de activistas, que intentaron romper el cerco, para poder entregar a Copala alimentos, ropa y un mensaje de soli- daridad a sus habitantes, que viven una situación de ur- gencia humanitaria, sin luz, sin agua, sin escuelas, sin atención del estado mexicano… por el simple hecho de querer ser autónomos, querer ser libres, por simplemente querer ser un pueblo. Evidentemente, existen los proble- mas entre comunidades, pero no son problemas que ten- gan que ver con ellas mismas, si no que han sido generadas a lo largo de bastantes décadas por parte del gobierno estatal y federal, y que no se circunscriben al tema de “los violentos triquis” si no al gran rezago que asola a esta región generada por la brutal pobreza. El go- bierno aplicó la máxima de divide y vencerás, y en la lucha triqui le ha dado resultados, ya que a pesar que tanto el MULT como el Municipio Autónomo de San Juan Copala (MULT-I) se declaran adherentes a la otra campaña y a la sexta declaración de la Selva Lacandona. El MULT desde un inicio se opuso a la formación del municipio autónomo, a pesar de que ha condenado los ataques a la caravana humanitaria y los asesinatos contra miembros del MULTI, se presume que en las comunida- des pertenecientes a dicha organización, se ha impedido el paso de varias caravanas, entre ellas la de compañeros del Frente de Pueblo en Defensa de la Tierra de San Sal- vador Atenco, que en el contexto de la campaña “doce presos, doce estados” planeaban realizar un acto en San Juan Copala. Aunado a ello cabe decir que ya han exis- tido anteriormente tres mesas de dialogo entre el MULT y MULTI, sin embargo en dichas mesas no se ha logrado avanzar ya que ambas partes se acusan de incumpli- miento de los acuerdos y entre acusaciones mutuas de asesinatos de militantes de sus organizaciones. Al res- pecto nosotros opinamos que si en realidad el MULT tu- viera la disposición de corregir el rumbo, tomaría como primera medida la creación de un frente común en de- fensa del municipio autónomo y contra las agresiones paramilitares de la UBISORT, sin embargo sus acciones no ha pasado de la mera condena de los asesinatos y de la violencia, aun cuando ellos son la organización más numerosa y con la mayor capacidad de movilización de la región. Dicho de otro modo y por llamarlo de una ma- nera diplomática, han preferido lavarse las manos frente al asesinato de sus hermanos triquis del Municipio Au- tónomo de San Juan Copala. San Juan Copala… Continuará... Gerardo Boon Un ejemplo de lucha digna y resistencia
  • 5. Gerardo Gutiérrez La heroica resistencia de la base del SME le ha permitido mantenerse avante durante ya más de un año de lucha, desde aquel nefasto decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro. Los electricistas han tenido que enfrentar toda una campaña de desprestigio por parte del gobierno federal, el cual ve en todo derecho labo- ral un privilegio que hay que eliminar. Desde nuestras pá- ginas hacemos un humilde reconoci- miento a los trabajadores del SME y les reiteramos nuestra solidaridad en de- fensa de su fuente de trabajo. Se acercan momentos que nos exigen definiciones claras al respecto de nuestros aliados y nuestros enemigos, condenamos cual- quier tipo de alianza con Enrique Peña Nieto, candidato de la burguesía para la silla presidencial en 2012, quien es ene- migo y asesino del pueblo disfrazado de galán de telenovela gracias al apoyo me- diático de los más ricos y poderosos de este país. En la sociedad capitalista actual, no se puede manejar una política de me- dias tintas en la defensa de los intereses históricos de la clase trabajadora, o se está con los oprimidos o con los opresores, no hay diplomacia política, ni manual de buenos modales que justifique las alaban- zas que hizo Martín Esparza al goberna- dor del Estado de México. Exhortamos a los trabajadores del SME a realizar una crítica constructiva, pero firme y clara, a la dirección sindical por este intento de ligar nuestra lucha con cualquier ene- migo de clase. ¡Victoria a la lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas! ¡Por una dirigencia sindical revolucionaria, combativa y clasista! Que se sienta A un año el clamor popular En este número A cuatro años del gobierno espurio pág. 4 San Juan Copala pág. 5 42 años del movimiento de 1968 Editorial Rumbo a la cumbre del cambio climático pág. 3 1111Llamado revolucionario al proletariado de la ciudad y el campo ¡El comienzo! ¡La lucha sigue! 100 años han transcurrido desde aque- llas grandes jornadas en que el pueblo trabajador se levantó contra los explota- dores del campo y la ciudad. Aquel le- gendario 20 de noviembre de 1910 comenzaría la ruptura de una sociedad podrida. Los combates fueron cruentos y difíciles; los trabajadores, principalmente los campesinos pobres, demostraron todo su arrojo y su fortaleza para trans- formar sus condiciones de vida. Fueron años duros, se destruyó el antiguo régi- men y se llevaron adelante una serie de medidas progresistas; pero todo ello fue gracias al empuje revolucionario de cam- pesinos y obreros; los de abajo dejaron su huella en la historia en muchos derechos de los que gozamos hoy en día y de otros que ya hemos perdido. La revolución mexicana A la luz de la historia el Porfiriato re- sultó ser un régimen dictatorial, eviden- temente, con una represión constante ante la disidencia o las diferencias de opi- nión, la crítica y demás; todos hacían lo que el supuesto hombre fuerte decía. Por- firio Díaz llega al poder a través de una revolución cuyo lema rezaba “sufragio efectivo” y, precisamente, sería la falta de democracia la tónica en sus 30 años de gobierno. La organización política de su gobierno descansaba en diferentes mili- tares diseminados por el país que contro- laban una determinada región por medio de la represión; favorecían a determina- dos sectores de la burguesía terrate- niente, que no pocas veces eran extranjeros, y reprimían cualquier disi- dencia; el mejor ejemplo es Bernardo Reyes, quien desde Monterrey controlaba la mayor parte del norte de México. El otro grupo de poder son los llamados científicos, intelectuales relativamente jó- venes radicados en el centro del país; éstos eran el contra peso de los militares, orientaban la línea general del rumbo del país, normalmente ligada al capitalismo extranjero. Las contradicciones del Porfiriato fue- ron muchas. En un lado contamos con una fuerte industrialización y urbaniza- ción, en 1873 con 556 kilómetros de vía se pasa a 19 280 Km. en 1910; en 1879 con una planta eléctrica en una fábrica textil, se llega a 235 plantas en 1899 con una ca- pacidad de 35 mil kilo watts (Garza, In- dustrialización…). Y por el otro lado encontramos que los beneficios de los centros productores se obtenían más de la exportación que de fortalecer el mer- cado interno, el ferrocarril se orientó hacia el norte, se centralizó el poder polí- tico en pocas manos, y en general, se des- arrollaban un puñado de sectores productivos sin que hubiera una mejora del nivel de vida de los trabajadores. Todo lo que se construyó fue a costa de la sangre y del sudor de miles de mexica- nos que, como siempre, recibieron plomo a cambio. Precisamente serían dos las contradic- ciones que derramarían el vaso. Los cien- tíficos querían un cambio de gobierno, con un sistema muy parecido; desde su punto de vista se requería un Porfiriato sin Don Porfirio, y la mejor manera era que muriera. El problema es que sectores de las burguesías regionales que no ha- bían sido tan beneficiadas ahora pedían serlo y utilizarían todas las armas posi- bles para realizarlo; Francisco I. Madero, emanado de estas filas, les daría un golpe de mano al lanzar su candidatura y orga- nizar grupos políticos por todo el país. Pero los verdaderos héroes de la revolu- ción trabajaban en las haciendas, en las minas, en los ingenios azucareros, vivían en barracas y comían de vez en cuando; y estos sectores ya se le habían adelan- tado a Madero. Desde finales del siglo XIX existe una fuerte organización de periodistas, inte- lectuales y trabajadores cuya expresión más importante de ello es la formación del Partido Liberal Mexicano encabezado por Ricardo Flores Magón. Este Partido estará presente en las primeras luchas importantes del siglo XX contra el régi- men de Díaz; con un trabajo paciente construyeron núcleos del PLM por buena parte del país, gozaban un fuerte arraigo entre la clase obrera y está demostrado en su participación en la huelga de Cananea, las revueltas de Río Blanco y en los miles de periódicos Regeneración que cruza- ban la frontera del norte periódicamente para expandirse, por medio de los ferro- carrileros, al último rincón del país. Pero el PLM sería víctima de una repre- sión sistemática, los cuadros políticos con su principal labor organizativa fueron deportados y encarcelados en Estados Unidos, cientos de obreros que simpati- zaban con sus ideas cayeron en la lucha. En buena medida el futuro de la revolu- ción estaba ligado al futuro del Partido; su desaparición del mapa político repre- sentó un paso atrás de décadas en el mo- vimiento. Esta razón permitió que el grupo de Madero capitalizara muchos grupos descabezados y que se instalara en los primero años a la dirección de la revolución. La fuerza de Madero espantó al régimen; primero le cerraron el paso en las elecciones de 1910 y después, cuando adopta el mando de los levantamientos armados, una parte de los grupos de poder le permitirían llegar a la presidencia, en una especie de transición pactada: Don Porfirio por, el ahora, Don Francisco I. Ma- dero. La clave del rápido éxito del le- vantamiento se debe a la fuerza de los de abajo. En una acción muy audaz Orozco y Francisco Villa toman Ciudad Juárez obligando, de esta forma, al régimen a nego- ciar. Pero los cambios políticos operados dejarían cabos sueltos. Los campesinos no obtendrían nada de lo que buscaban y los sec- tores más reaccionarios del Porfi- rismo quedarían sedientos de venganza. En los tratados de Ciu- dad Juárez, Pancho Villa golpe- ando la mesa diría: están enterrando la revolución. Esta situación abriría la puerta al golpe de Estado de Adolfo de la Huerta, la conocida Decena Trá- gica que significaría el inicio de una guerra civil donde la vida no valdría nada, pues no se tenía nada qué perder. Nuevamente los que salvarían la revolu- ción serían los campesinos y peones que se organizarían en grandes bloques mili- tares: El Ejército Libertador del Sur con una ideología más acabada, La División del Norte con una fuerza militar impo- nente, y los ejércitos del noreste y nor- oeste dirigidos por Carranza y Obregón respectivamente. La victoria sobre la reacción era cues- tión de tiempo pues le cayó encima todo el peso y la rabia de los explotados, con su derrota caería todo el edificio del anti- guo régimen. El problema es que los gru- pos del norte dirigidos (a excepción del encabezado por Villa) por burgueses y pequeño burgueses crearían intereses y verían un jugoso manjar que para nada querían dejar en manos de bárbaros como Villa Y Emiliano Zapata. La lucha por el poder entre las facciones revolucio- narias llevaría a un cruento enfrenta- miento. La burguesía norteña y sus operadores como Obregón tenían una idea más formada de qué querían y cons- truyeron una estrategia encaminada a ello: Golpearon a los ejércitos campesinos radicalizados por separado, prometieron paz y estabilidad a la burguesía nacional e internacional y se aliaron a los trabaja- dores de la ciudad. En cambio, los más radicales no tenían claro qué se necesi- taba para cumplir todas las demandas so- ciales que justamente exigían y de las cuales eran los mejores representantes. Finalmente, después de someter a los campesinos más radicales se realizó una purga de generales, que participaron en la revolución, hasta que son pocos (y ca- chorros) los que se hacen con el poder. Tras la revolución El Estado posrevolucionario, burocrá- tico, y que se erigió, en buena medida, sobre las clases sociales demuestra que el capitalismo no iba a resolver los proble- mas de los pobres que habían hecho la re- volución. Para mantener un Estado burgués que otorgara pequeñas concesio- nes, los caudillos del norte requirieron de un tipo de gobierno que bailara sobre las clases, que se apoyara en el proletariado para espantar a la burguesía; pero que defendiera los intereses de la burguesía frente a los sectores disidentes y radicales del proletariado. Por la lógica del capitalismo las simples reformas sociales no fueron suficientes; para que se hubiese cumplido lo que ha- bían soñado los campesinos pobres revo- lucionarios y los obreros radicales se requería romper con el capitalismo, y no se hizo, se necesitaba avanzar sobre otras medidas que atacaran directamente los intereses de la burguesía. Por ejemplo, para completar medidas como la Re- forma Agraria o las nacionalizaciones de sectores clave, era necesario expropiar a todos los terratenientes sus tierras, y no sólo a una parte vencida, expropiar las empresas de la burguesía, aplicar medi- das para que el gobierno funcionara sin corrupción (como revocación inmediata, salarios obreros a los funcionarios, etc.) y sobre todo que el proletariado se posicio- nara como factor clave de la revolución. Y hoy después de 100 años, después del PRI y sus discursos “revoluciona- rios”, después de 10 años de la derecha en el poder debemos preguntarnos: ¿Dónde estamos? Muchas de las refor- mas emanadas de la revolución están en- terradas, principalmente las que hablaban del trabajo, de la educación y de la tierra colectiva. Cabría hacer la com- paración de nuestro presente con las ex- periencias de la revolución y ver en qué punto se asemeja; de ahí podríamos en- tender cómo sería nuestro futuro, pero tendríamos la ventaja, que nos da la his- toria, de saber qué armas necesitamos. LA LEY SB1070 LA CRISIS DEL CAPITALISMO ARREMETE CONTRA LOS MIGRANTES ¿Migrante es igual a criminal? Así parece plantearlo la Ley SB1070 de Arizona, ya que, es evidente el ataque racista que permite el arresto y niega las mínimos dere- chos a nuestros hermanos que radican en los Estados Unidos, esta ley parece estar basada en intereses electo- rales pero detrás de esta situación encontramos a la frac- ción más reaccionaria y conservadora de la burguesía americana organizada en el partido republicano de EE.UU. Si por un momento llegamos a pensar que este ataque contra los migrantes había quedado superado a raíz de la suspensión, otorgada por la juez Susan Bolton, de las partes más agresivas de dicha ley, nos equivoca- mos rotundamente pues de entrada tal sentencia jurí- dica tiene un carácter provisional; el 1ro de noviembre la Corte Federal de Apelaciones del vecino del norte analizará nuevamente la implementación de medidas discriminatorias contra los migrantes por lo tanto esta polémica ley está lejos de darse por cerrado. ¿Por qué es importante analizar ésta Ley? Simple- mente porque es un ataque de tinte fascista, que crimi- naliza a los migrantes, a aquellas personas que sólo bus- can tener un mejor futuro para sus familias, porque en México y otros países no lo encuentran a consecuencia de políticas como el TLC, en el caso de México. Porque a pesar de que de manera cotidiana ya se aplican algu- nos aspectos discriminatorios de dicha ley algunos po- líticos la han rechazado ¿qué se esconde detrás de este aparente rechazo, acaso intereses de corte electoral? Esta ley contiene un conjunto de disposiciones que fa- cultan a los policías locales a detener, deportar, o en su caso, encarcelar a cualquier persona de quien se tenga la sospecha de ser un migrante indocumentado, entre las “sospechas” se encuentran: la vestimenta, la dificul- tad de hablar inglés y transportarse en un vehículo re- pleto de “compadres”, el color de piel, etc. No sólo el número de migrantes indocumentados es elevado, también lo es el número de mexicanos que cru- zan la frontera con visas estadounidenses, en EE UU hay cerca de 27 millones de connacionales: 12 millones nacidos en México y otros 15 millones nacidos del otro lado de la frontera. Sin embargo, a pesar del repudio de la sociedad y de las diversas manifestaciones que se han convocado, ésta ley racista se ha implantado, sin impor- tar el argumento de los migrantes, que son los afectados. La ley en cuestión seguramente derivará en prácticas ra- cistas en contra de migrantes y vulnerará sus derechos humanos. Ya Arizona había promulgado con anterioridad una Ley con tintes de xenofobia y de racismo, la ley HB2779, aprobada en el 2006; dicha ley, obliga a los empresarios a comprobar ante el Gobierno estatal el estatus migra- torio legal de cada uno de los trabajadores que contraten a partir del 1 de enero de 2008, bajo riesgo de perder la licencia para operar. La ley SB1070, se ha convertido en sinónimo de intolerancia, de xenofobia, de discrimina- ción racial, de fascismo; es una ley que lastima no sólo a todos los indocumentados, sino que también, lastima la dignidad humana. Revolución mexicana 6 e n t r e v i s t a Miguel F. Pancho o. En el número anterior del perió- dico revolucionario El Comienzo presentamos la primera parte de la entrevista a León Chávez Teixeiro, autor, cantante, pintor, escritor, y, luchador de izquierda durante la mayor parte de su vida. Por cues- tiones de espacio el texto se divi- dió en dos partes, en esta ocasión la segunda y última parte de la en- trevista; nuevamente las limitacio- nes físicas del presente número y debido a lo amplio de la misma presentamos las ideas de León Chávez de manera por demás re- sumida bajo la forma de una cró- nica, esperando que esta situación no generé confusión, para evitar tal cosa acompañamos el texto con explicaciones muy generales del contexto vivido por el músico, además, con el afán de conocer más de cerca la relevancia de la obra del cantautor incrustamos un par de fragmentos de sus cancio- nes; finalmente agradecemos am- pliamente la disposición del compañero León Chávez para la entrevista; del mismo modo agra- decemos a él y a todos aquellos músicos que solidariamente han colaborado en diferentes eventos políticos-culturales que han sido impulsados por este periódico a favor de la transformación social. A los duros nos golpearon y a los débiles compraron. Cuando platicamos con León Chávez tuvimos que adentramos en la historia de nuestro país, pero desde la óptica de los de abajo, del proletario y campesinado; en la historia de la lucha de la izquierda revolucionaria. Desde las asam- bleas en la Casa del Obrero Mun- dial, las andanzas del autor por la capital del país, la búsqueda de la lucha social por ser un chavo de barrio e hijo de sindicalistas; en su tiempo, la organización en comu- nas previas al movimiento estu- diantil de 1968, el mismo 68, y la importancia de su paso por los partidos de orientación marxista, por ser estos una escuela de gran valor. Teixeiro no sólo recuenta la historia del movimiento obrero y su tránsito por los distintos acon- tecimientos, sino que lanza una crítica que formuló desde aquellos años, la cual siguió madurando por décadas; la crítica principal se dirige al tipo de organización en que la dirección pone las ideas, las órdenes, y la misma dirección no realiza trabajo alguno, “les da miedo, -nos comenta divertido- porque no es sencillo levantarte a las 4 de la mañana para ir volan- tear en la refinería, y a lo mejor te ponían en la madre los pinches charros…” Y sigue con una reflexión sobre el trabajo que realizaban los acti- vistas de las distintas organizacio- nes de izquierda, con el paso del tiempo comprendió que las activi- dades para acercarse al movi- miento obrero eran muy limitadas. De esta forma Teixeiro explica que “se trata de que el mayor número de gente participe de la manera más inteligente posi- ble...y de que tú no puedes traer en la cabeza qué es lo que hay que hacer y cómo hay que hacerle. Y si se trata de señalar ciertas cuestio- nes que se entienda el fondo del porqué suceden tales cosas, de cómo está organizada esta pinche sociedad… pero no dando órde- nes, no llegando como un pinche general que supuestamente ya lo tiene resuelto. Y porque, en reali- dad, además tú llegas casi siempre con una supuesta solución que has leído en los libros, ¿pero qué posi- bilidad tienes tú de meter metódi- camente a esa pinche lucha concreta con lo leído? Yo creo que es algo mucho más complicado de lo que ya te leíste en los libros… ¿no?” Buena parte de estos plantea- mientos los hace por la experien- cia que le dejan las organizaciones en las que militó, algunas buro- cráticas y dogmáticas; en este sen- tido la década de los 70 será una ruptura en muchos aspectos. Para León Chávez acercarse a los movi- mientos sociales por medio de la música y otras expresiones artísti- cas representaron una gran expe- riencia, de esta manera logra participar en muchas huelgas, dentro de ese proceso conocido como la insurrección sindical. Y ahí están, como dice él, parecidos a una aguja que va tejiendo, enla- zando todos los movimientos del país hasta formar una gran red. Haciéndose escuchar por los obre- ros de una manera más directa, y para llamarles la atención de una forma más agresiva en las letras de las canciones y la forma de to- carlas. Habla de su experiencia en la lucha obrera; desde la perspectiva del proletariado en sus comunida- des, en sus barrios, de sus compa- ñeras de vida y del amor más humano; cuando habla de ello Tei- xeiro enfatiza que “la lucha de cla- ses es un rollo cotidiano cabrón… tu lucha es diaria, de superviven- cia, es de chinga, de defender el es- pacio. Yo creo que sí, hay que entender que en donde estés, el pedo es de esfuerzo cotidiano, de lucha cotidiana. Entonces, pues, mis rolas tratan de decir eso, tra- tan de hablar de la vida cotidiana y del pedo de la fábrica y de cómo se chinga la gente en su vida coti- diana”. No es cuestión de destino, es de dueños y no dueños La otra ruptura de los años 70, ante las experiencias de décadas pasadas y sus formas de organiza- ción, es el surgimiento de grupos guerrilleros inundados de jóvenes que buscaban una respuesta orga- nizativa y directa para la lucha contra el capitalismo después de la experiencia de 1968. Teixeiro nos explica que es muy respetable el sacrificio que se hizo en aquel mo- mento pero le parece que resulta insuficiente, no en el sentido de la entrega sino en sentido de la co- rrección de los métodos de lucha, “lo realmente violento es arreba- tarle los pinches medios producti- vos, o sea recuperar tus propias manos, tu propio ser, eso es lo que está cabrón. Y para que tú recupe- res eso no es suficiente agarrar un pinche rifle y matar policías... la pinche violencia se tendrá que dar, quién sabe de qué maneras, la vio- lencia misma ya es que tú te pares en una pinche fábrica y detengas la fabriquita antes de apropiár- tela.” Las décadas de los 80 y 90 fue- ron muy difíciles para la tercera iz- quierda que plantea Teixeiro (aquella que no era guerrillera, pero tampoco reformista), con la represión de la guerra sucia y el exterminio de la guerrilla vino el fortalecimiento de esa izquierda “que siempre se ha vendido”, como lo señala León Chávez, y que precisamente comienza a ade- cuarse más a la lógica del Estado, todo esto a partir de la legalización del Partido Comunista. Toda esta situación se agudizará a finales de los 80 con la conformación del PRD. En esos años, los formadores de esa izquierda vendida comien- zan a criticar a León Chávez por no querer venderse y aceptar tal o cual puesto, criticado por su mú- sica, por decir dueños y no due- ños, proletarios, capital, burguesía, en sus letras y su pen- samiento. Una idea, una idea, que lo hace des- pertar, que lo hace despertar / somos muchos desgraciados, pero muy des- perdigados / y por eso un puñado de asesinos y rateros / nos manejan con sus hilos, pero unidos ganaremos. Ponciano tomó un camión con obreros hechos bola / y le dijo a su se- ñora: ya no hay nada qué perder / ya no hay nada que perder, pero mucho que luchar / a correr la de aquí, a co- rrer la de allá / a levantarla aquí, a le- vantarla allá / a enseñarles a los hijos contra quién deben luchar / que el obrero está de guerra, que no es un hijo de perra. Canción: Ponciano Flo- res Al final de la entrevista, los com- pañeros del El Comienzo pregun- tamos por sus perspectivas para el movimiento social en México. De inmediato nos habló de las limi- tantes de un movimiento exclusi- vamente sindicalista, que no rebasa sus formas de organiza- ción, como el caso del SME. Argu- mentó que hay más pobres que antes, que la situación para el pro- letariado es más adversa. Pero al mismo tiempo la lógica del Capi- tal y su centralización han ido jun- tando a todos esos explotados y que irremediablemente se unirán, se organizarán. Todo ello será el caldo de cultivo para una próxima revolución. Y donde el elemento principal son los jóvenes, pues ahora son más y entienden el rollo más rápido. Se trajo a colación necesaria a Andrés Manuel López Obrador y al papel que puede jugar como apaga fuegos en este proceso y respondió con lo siguiente, ce- rrando la entrevista: “está tan fuerte el pinche pedo del Capital que más que nunca, o en los mo- mentos como está así -se refiere a la crisis económica- cualquier mo- vimiento que trate de quitar plus- valía va a ser atacado como el comunismo más pinche radical del mundo… Todo intento de cen- tralización de Capital en el Estado, o sea de manejo de un nivel de plusvalía a través del Estado, de nacionalización, en este momento será atacado a muerte, cabrón; como ha sido atacado siempre, ahorita más que nunca. Ton´s, si ese guey mueve un pinche dedo a ese nivel, si realmente lo mueve a un cierto nivel, seguirá siendo un enemigo de México, o sea "un pe- ligro", ¿por qué?, porque está tra- tando de tender a quitar un poco de plusvalía, manejarla de cierta manera para aplacar un poco el in- cendio. El que lo pueda o no hacer, a mi me parece que depende de qué capacidad tiene el Capital de darse ese pinche lujo, y yo creo que no lo tienen; podrá hacer algu- nas mamaditas, pero serán dos tres días, si es que llega, que lo dudo. No creo que López Obrador sea capaz de apagar ningún pin- che fuego, más bien a lo mejor lo que hace es encenderlo más”. Entrevista a León Chávez TeixeiroCuando nos armó Carranza para matar campesinos / y acelerar el camino del progreso nacional / inauguramos la alianza con los señores vampiros / la bandera roja y negra perdió lo internacional. El capital fue aumentando y tu creciendo con él / a los duros nos golpearon y a los débiles compraron / para afianzar al Estado a fuego y Constitución a tantos trabajadores nos han robado la voz. Ya estuvo de tanto cuento, de vivir en la mentira / entre obreros y patrones la historia está dividida / Nos han robado la voz... Canción: 1910 Teixeiro en el zócalo de la Cd. de México. Evento organizado por El comienzo y la Sección 22 3 s i n d i c a l Las repercusiones de la crisis económica y el modelo económico implementado por los go- biernos priístas, y profundizado por el go- bierno de Felipe Calderón, han acarreado consecuencias a amplios sectores de la clase trabajadora, prueba de ello nos la dan los tra- bajadores del Sector Salud en el Estado de Mé- xico, quienes están desarrollando diversas acciones de lucha para defender y mejorar sus condiciones de trabajo, y con ello de vida, así como sus derechos políticos. A continuación presentamos una entrevista a un trabajador sindicalizado quien nos expresa en términos muy generales cuales son las razones por las cuales se han visto orillados a la organización y movilización; a final de cuentas la lucha de los trabajadores es una necesidad innegable e impostergable. ¿Cuál es la problemática por la que atraviesan los trabajadores de salud en el Estado de México? Desprotección del personal de nuevo ingreso al contratarlo en un esquema de total indefen- sión; no contando con lo más mínimo, que es la seguridad social y prestaciones, además de la negativa de convertir esas contrataciones en plazas basificadas, así como no mejorar las condiciones generales de trabajo del personal de base, lo cual lleva un rezago de nueve años y todo esto agravado por la emisión de una ley del ISSSTE que lo único que va a generar es más cantidad de pobres ya que condena a la mayoría de los nuevos trabajadores a aspirar a una pensión de dos salarios mínimos. ¿Cuáles son los sectores sindicales o laborales más afectados? Personal de salud perteneciente al Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud y a la Se- cretaria de Salud Federal. ¿Qué soluciones exigen y de qué manera han bus- cado concretarlas? La primera forma fue a través de mesas de trabajo con las autoridades correspondientes, pero como casi siempre pasa no se obtienen respuestas favorables por lo que nos vimos en la necesidad de hacernos escuchar a través de dos marchas y un paro de dos horas. ¿Qué respuesta han tenido hasta el momento? Sí, se han obtenido respuestas favorables en algunas peticiones después de la segunda mar- cha en la cual participó el personal de salud del Estado de México y del Distrito Federal pero faltan las peticiones más importantes como ba- sificación al personal de contrato y su regula- rización. Actualmente el personal regularizado, derivado de las marchas, logró parcialmente algunas prestaciones en especie en las condiciones generales de trabajo más no económicas, así como los “beneficios” que con- sagra la nueva ley del ISSSTE. En cuanto al personal de contrato, que es el grueso de tra- bajadores en total indefensión, ni siquiera cuenta con seguridad social y mucho menos con prestaciones. La otra petición importante tiene que ver con que en más de nueve años no se han actualizado las condiciones generales de trabajo para el personal de salud sindicalizado de la Secretaria de Salud Federal. ¿Ha habido algún apoyo solidario por parte de or- ganizaciones sociales, sindicales o de otro tipo? No aún. ¿Hay alguna perspectiva de lograr conseguir las demandas, cuáles podrían ser estas? Sería seguir en pie de lucha y estar en espera que el congreso nacional, que se hace cada tres años, en octubre, en este año se llevará a cabo, logre cuando menos sacar nuevas condiciones generales de trabajo ya que durante estos últi- mos seis años no ha habido absolutamente nin- guna mejora en cuanto a prestaciones a dife- rencia de otros sindicatos como el de maestros. ¿Existe alguna actividad que quisiera difundir por este medio independiente además de la presente entrevista –denuncia-? Claramente estamos viviendo una política anti sindicalista por parte del gobierno federal, lo cual se manifiesta en no querer dar más bases con la intención de debilitar y desapare- cer al sindicato, además el actuar del gobierno va en contra del apartado “B” del artículo 123 constitucional porque no aplicaron el principio de retroactividad, haciéndola efectiva para todo el personal que se regía con la ley anterior no importando que fuera en perjuicio de ellos, condenando a todo nuevo trabajador a resig- narse a percibir dos salarios mínimos y obli- gándolo a que el costo de la pensión recaiga exclusivamente en el trabajador, lo que no es más que una copia de la ley del IMSS. Carmen Carrera La lucha de los trabajadores de salud en el Estado de México Rumbo a la COP16, la búsqueda de falsas soluciones Parece que el tema del “cambio climático” además de ser de impor- tancia y preocupación, se ha conver- tido en una herramienta para garantizar que se sigan cumpliendo los intereses de las cúpulas empre- sariales del mundo a través de las llamadas cumbres de las partes (COP) en donde lejos de llegar a acuerdos concretos respecto al tema, se han utilizado como cortina de humo para negociar nuevas mane- ras de lucrar con la naturaleza y se han dejado de lado los mínimos ob- jetivos de relevancia internacional como lo fueron los acordados en el famoso Protocolo de Kioto acerca de la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Una muestra es el “entendimiento de Copenhague”, surgido de la pa- sada cumbre de las partes en el año 2009, el cual propone que los países desarrollados tengan la libertad de calcular sus posibles tasas de reduc- ción de GEI, o la aprobación de un “financiamiento” para que los paí- ses pobres puedan emplear medidas contra este fenómeno. Lo único que se consiguen en estas reuniones de representantes inter- nacionales (que además requieren de gastos multimillonarios para re- alizarse) son falsas soluciones al problema del calentamiento global. A partir de estas negociaciones se da luz verde para que las principales empresas generadoras de contami- nación, que por sí mismas son las que más contribuyen a la economía capitalista, puedan beneficiarse a costa de proyectos como “energías limpias”, “desarrollo sustentable”, “REDD, (Reducing Emissions from Deforestation)” y demás estrategias impulsadas a partir de inversiones millonarias a través de la iniciativa privada y que obtienen ganancias estratosféricas, dichas medidas pue- den ayudar a atenuar, por ejemplo, el problema de las emisiones de CO2 pero generando nuevas afecta- ciones como escasez de alimentos, deforestación, y otras problemáticas ambientales y sociales. La mala noticia es que la tempera- tura promedio del planeta sigue au- mentando, y pese a que esta problemática ambiental siga agra- vándose, los líderes del mundo se preocupan a medias, ya que están dispuestos a mitigarla pero sin re- ducir la actividad industrial inten- siva de las transnacionales que resulta tan productiva para garanti- zar la persistencia del actual modo de producción capitalista. Esta es la mejor muestra de la contradicción e hipocresía que caracteriza a este sis- tema, pues por sí mismo el capita- lismo es irracional ante la natura- leza, la explotación de los recursos naturales se rige por las leyes del mercado global, a partir de satisfac- tores innecesarios cuestión que tarde o temprano nos situaría en el problema que estamos enfrentando ahora. Para cualquier empresario es de mayor importancia el tema de las ganancias a corto plazo que el dere- cho de generaciones futuras al apro- vechamiento del planeta. Está claro que el capitalismo está cavando su propia tumba. Pese a que desde la década de los 90’s se ha impulsado de manera constante el actuar internacional res- pecto a los efectos del calentamiento global, los diversos encuentros im- pulsados no buscan reparar los daños por los crímenes ambientales cometidos, tal como ha ocurrido con el reciente derrame de petróleo en el Golfo de México; tampoco se busca la mejor vía de utilización de los re- cursos y mucho menos que exista justicia ambiental. Es por ello que desde abajo debemos organizarnos para impulsar acciones que frenen este problema, y la principal es dar fin al capitalismo rapaz. De este modo, se han generado di- versos acuerdos impulsados por pueblos, organizaciones sociales, campesinos, ambientalistas, etcé- tera, buscando construir alternativas de lucha contra los responsables de las afectaciones ambientales que vive nuestra sociedad, un ejemplo es el Acuerdo de los Pueblos surgido de la Cumbre de Cochabamba en abril de este año. A partir de este po- demos comprender la necesidad de atender la crisis actual que se vive en el campo, la necesidad de una co- rrecta gestión de los recursos natu- rales, y la exclusión necesaria de organismos como el Banco Mundial que lo único que pretenden es exten- der una mano disfrazada de ayuda para el sometimiento aun mayor de los países pobres, acrecentando la deuda externa, y dando pie al esta- blecimiento de empresas lucrativas con la apariencia de un interés sus- tentable impulsando proyectos “verdes”. Rumbo a la COP16 en Cancún, se necesita atender los llamados de so- lidaridad con los denominados Afectados Ambientales, en donde se aglutinan las poblaciones más afec- tadas por estos crímenes ambienta- les, como la construcción de basureros industriales, presas hidro- eléctricas y otro tipo de proyectos que no solamente causan contami- nación sino que incluso han llegado a generar afectaciones severas como enfermedades y muertes. No basta con acudir de manera co- tidiana a las movilizaciones de pro- testa contra la COP16, sino hay que denunciar las falsedades que impli- can este tipo de encuentros que sólo consiguen concretar negocios en nombre de la defensa de la natura- leza y organizarnos para combatir los estragos del calentamiento glo- bal, así como para atender las nece- sidades de los trabajadores en el campo y la ciudad de manera res- ponsable y racional sin que eso sig- nifique la destrucción ambiental. Desde El Comienzo, creemos que esto solo se puede lograr a través de la planificación de la economía y la transformación de la sociedad. i n t e r n a c i o n a l Jade
  • 6. 7 d e n u n c i a 2 e d i t o r i a l Mucho se ha hablado ya en va- rias publicaciones, documentales, películas, programas especiales, etc., de lo acontecido aquel dos de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, sin embargo, dichas publicaciones únicamente presen- tan los acontecimientos como mero relato histórico, propio de un régimen que supuestamente fue arrojado al basurero de la his- toria a raíz, de una no menos su- puesta, transición democrática. En el mejor de los casos se reconoce el empuje progresista del movi- miento estudiantil pero dicho re- conocimiento lo encontramos casi siempre acotado al orden estable- cido por la burguesía. Lo aconte- cido aquel 68 en Tlatelolco ha quedado en la memoria de varias generaciones, quienes año con año se movilizan para reivindicar las demandas del movimiento estu- diantil, sin dejar de lado las de- mandas actuales, no sólo de este sector de la clase trabajadora y campesina sino el conjunto de de- mandas que corresponden a las clases explotadas como lo es la de- manda de justicia en los hechos de represión y corrupción a manos del Estado, libertad a los presos políticos, democracia y autonomía sindical, presentación con vida de los desaparecidos, etc. El contexto en el que se desarro- lló la lucha estudiantil estaba mar- cado por un discurso oficial de modernidad y progreso, democrá- tico, que intentaba dar una fa- chada de paz al resto del mundo pues en ese año se desarrollaron los juegos olímpicos. Precisamente era eso, fachada, y por cierto una muy elaborada “ocultamente” se reprimía y controlaba a los sindi- catos, tal como sucedió con los médicos y ferrocarrileros unos años antes, a los campesinos no les iba mejor, también se manipula- ban las elecciones y los medios de comunicación. Los logros revolu- cionarios aparentemente se refle- jaban en el sector público, como el de salud y la educación, siendo estos "abundantes" no cubrían las necesidades básicas de la pobla- ción. A pesar de la aparente fuerza de la fachada “democrática” esta mostró sus limitaciones a conse- cuencia del empuje de la organiza- ción y movilización estudiantil. Tras una serie de actos represi- vos -desapariciones, torturas, per- secuciones, secuestros, etc.- que se agudizaron desde el mes de julio de dicho año los estudiantes em- pezaron a dejar de lado a la Fede- ración Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) y comenzaron a organizarse de manera indepen- diente, pues dicha organización no representaba los intereses estu- diantiles; crearon entonces, como una opción democrática e inde- pendiente de las autoridades y el Estado, el Consejo Nacional de Huelga (CNH) formado por estu- diantes de la UNAM, el IPN, las escuelas normales, el Colegio de México, Chapingo, algunas uni- versidades estatales e incluso uni- versidades privadas como la Iberoamericana. Los jóvenes elaboraron un pliego petitorio donde las deman- das principales eran: libertad a los presos políticos, indemnización a las familias de los estudiantes he- ridos o muertos en los actos repre- sivos previos al 2 de octubre, derogación de los artículos 145 y 145 bis del Código Penal Federal los cuales instituían el delito de di- solución social y sirvieron de ins- trumento jurídico para la agresión hacia los estudiantes, desaparición del cuerpo represivo de granade- ros, deslindamiento de responsa- bilidades de los funcionarios culpables de los hechos sangrien- tos y destitución de los jefes poli- cíacos responsables de tales hechos, sin embargo, el Estado arremetió brutalmente contra los estudiantes, quienes supieron arroparse en el pueblo trabajador, comprobándose así nuevamente la tesis marxista acerca del Estado; una institución con carácter e inte- rés de clase, instrumento de domi- nación de una clase sobre otra y sostén de los intereses de la bur- guesía. A nivel mundial la movilización juvenil no desentonaba con las desarrolladas en México, en varias partes del mundo las manifesta- ciones protagonizadas por los jó- venes y nutridas por la clase tra- bajadora, como en Francia, Pakis- tán, Checoslovaquia, Italia, etc. se hacían notar por doquier por su gran contingente pero sobre todo por lo consciente de sus deman- das. La euforia de la década de los 60´s, la fraternidad, las tardes y noches de asambleas, los actos cul- turales y artísticos, los brigadeos en espacios populares como mer- cados y plazas públicas acompa- ñaban a los jóvenes rebeldes en su vida diaria, eran días de discusio- nes políticas en diversos espacios reclamados por la protesta y mo- vilización social. Hoy, a 42 años, haciendo un aná- lisis retrospectivo de las condicio- nes de ese entonces y comparándolas con las de ahora, nos damos cuenta de que la situa- ción no es menos crítica, con esto nos referimos a la situación polí- tica, económica y social. Organis- mos como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) re- cién dio a conocer cifras respecto al desempleo juvenil, “81 millones de jóvenes entre 14 y 24 años de edad están desempleados”, no- venta por ciento de esta cifra co- rresponde a los países pobres en donde México está enlistado pese a la gran riqueza con la que cuenta. Las condiciones objetivas para un cambio social sobrepasan por mucho a las pasadas pero las condiciones subjetivas se degrada- ron bastante. El descontento que orilló a los jó- venes a las manifestaciones masi- vas fue a consecuencia de la nula democracia, la concentración del ingreso en pocas manos, la mala orientación de los recursos públi- cos, descuido del campo, etc. ¡Fijé- monos bien!: concentración del ingreso en pocas manos, nula de- mocracia, mala orientación de los recursos públicos, descuido del campo, represión... ¿Acaso estas situaciones están superadas en el presente? ¡¡De ninguna manera!! Vivimos exactamente estas contradicciones pero en la actualidad han cobrado mayor peso, muestra de ello es la inseguridad, la privatización y mala educación, servicios de salud paupérrimos, pobreza creciente, narcotráfico, represión, crisis eco- nómicas, impunidad y corrupción, control de los medios de comuni- cación, etc. De hecho la falta de oportunidades en el sector educa- tivo y laboral ha dado el naci- miento de una generación de jóvenes llamada "ninis" (ni estu- dian, ni trabajan). En todo el país suman más de 7 millones de vidas que no están incorporadas a la vida productiva o estudiantil. En los últimos 4 años han muerto cerca de 30 mil personas en el país, como un efecto “colateral y nece- sario" para acabar con la mafia del narcotráfico, entre ellos inconta- bles niños, mujeres, estudiantes, obreros, luchadores sociales, en fin, personas completamente aje- nas al narcotráfico pero presenta- das por el gobierno como mafiosos. Sin duda hacen falta aquellos días de discusiones, debates y opi- niones políticas por parte de las jó- venes generaciones, aunque no dudamos que existan ¿Para qué molestarse por los asuntos de la política –dicen los jóvenes-? ¿De qué sirven las manifestaciones? Nada va a cambiar –dicen otros-, mejor vivamos tranquilos y evite- mos problemas –dicen los más-. 1968 no marca un pasado sino un futuro que conquistar ¡¡¡Des- pertar, utilicemos las armas eman- cipadoras más fuertes: la hoz para desenterrar de nuestras cabezas las semillas alucinógenas sembra- das por la burguesía y el martillo para derribar con fuerza las bases enajenadoras del capital!!! Lleve- mos hasta el final lo que empeza- ron aquellos jóvenes, que su memoria viva en un porvenir de lucha y entendamos que los estu- diantes aislados de los obreros y estos a su vez de los campesinos componiendo un circulo vicioso no tendremos asegurado más que intentos patéticos y utópicos de transformación social, y en el peor de los casos la más espantosa de las derrotas. 1968-2010: VIGENCIA DE LA1968-2010: VIGENCIA DE LA LUCHA JUVENIL Y ESTUDIANTILLUCHA JUVENIL Y ESTUDIANTIL Contingente de la FECSM de la marcha 2 de octubre 2010 Manifestación en el zócalo en 1968 A continuación publicamos la siguiente denuncia que hicieron llegar un grupo de colonos en defensa del Parque Reforma Social. Nos solidarizamos ple- namente con los compañeros que se oponen al des- pojo de sus áreas naturales, el cual busca beneficiar a la millonaria familia “Cuevas Lascurain” quien busca construir departamentos de gran lujo en los más de 38 mil metros cuadrados que componen el parque. Cabe destacar que el parque se encuentra a unos cuantos metros de la avenida Paseo de las Pal- mas en la delegación Miguel Hidalgo, encabezada por Demetrio Sodi, y que después de más de 30 años, en medio de severas irregularidades en el proceso, la jueza Ana Luisa Mendoza Vázquez, responsable del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Adminis- trativa en el Distrito Federal, ordenó al GDF entre- gar el predio. Es de suponerse que debido al gran valor del terreno, debido a la zona y la especulación, estemos ante un muy posible acto de corrupción y despojo por parte del poder judicial para favorecer los intereses económicos de los grandes empresarios quienes obtienen sus grandes fortunas a través de este tipo de acciones. Nuestra lucha: desde el domingo 26 de junio los vecinos de la zona hemos comenzado la de- fensa del Parque Reforma Social. Ese día en junta informativa con el jurídico de la Delega- ción Miguel Hidalgo nos dimos cuenta del in- minente despojo a nuestra colonia. Nuestra historia: el Parque Reforma Social, es parte de nuestra historia. Nuestra colonia fue fundada por paracaidistas desde los años cuarenta en las minas de arena de la Loma San Isidro, perteneciente a la Hacienda Los Mora- les. El río los Morales también conocido como río Polanco o Tecamachalco separaba a los po- bres de los ricos. En el valle de este río se asentó por años la población más pobre, quie- nes vivían difícilmente en la insalubre ba- rranca. El 13 de septiembre de 1946 el gobierno compró a Carlos Cuevas Lascurain una por- ción de su hacienda bajo la escritura número 1613 destinándola a Laboratorios Nacionales de Fomento Industrial. En 1966 bajo decreto presidencial, Gustavo Díaz Ordaz desincor- pora parte del terreno mencionado para bene- ficiar a sus ocupantes: los colonos de Reforma Social quienes quedan listados en el Diario Ofi- cial de la Federación del 11 de julio de 1966. El cuatro de julio de 1977 el Presidente José López Portillo mediante un decreto de desin- corporación formaliza la entrega del parque a los colonos. Para tal efecto se realizaron con an- ticipación acciones de acondicionamiento del terreno como son el entubamiento del río y el allanamiento de la barranca, con el conse- cuente desalojo de cientos de perso- nas que ahí vivían. El momento ac- tual: la defensa. El parque ha sido un elemento de mejora de nuestra calidad de vida desde su fun- dación, reconoce- mos que el esfuerzo de la gente honesta del gobierno de tiem- pos pasados dio dignidad a nues- tra colonia. Por ello desde aquel 26 de junio del presente año, en que se nos informó de nuestra “desven- tura”, no hemos parado en nuestra labor de comprender “nuestro caso” ya que las autori- dades nos han dejado solos. Nos hemos mani- festado ante la Delegación Miguel Hidalgo, el gobierno del Distrito Federal, el Gobierno Fe- deral y la Asamblea Legislativa, hemos exigido al gobierno acciones y no sólo palabras res- pecto al hecho de despojo que se pretende lle- var a cabo según ordenes del Gobierno Federal. ¡Los vecinos del Parque Reforma Social somos terceros afectados de la resolución de la Suprema Corte de Justicia, porque un cambio del uso de suelo hacia uno más comercial afec- tara nuestra calidad de vida! ¿Por qué?: 1.- El agua será más escasa ya que las bombas que nos abastecen regularmente están dentro del parque; 2.- La calidad del aire empeorará al no haber árboles que filtren el aire de los malos olores del centro de transferencia de basura que se en- cuentra a un costado del parque; 3.- Los lugares de estacionamiento serán aún más escasos; 4.- El tránsito vehicular empeorará con el au- mento de la población; 5.- La reducción en la superficie que capta el agua provocará la inestabilidad en el subsuelo, y como consecuencia tendríamos riesgos de hundimientos y de inestabilidad del cantil, dado que nuestra colonia se asienta sobre suelo minado; 6.- Además de que nuestros hijos no tendrán el contacto que necesitan con la naturaleza para su buen desarrollo, favoreciéndose la presencia de los males que aquejan nuestra sociedad como lo son la obesidad y la delincuencia. ¿Quiénes somos?: La Asamblea de Vecinos por la Defensa del Parque Reforma Social es una iniciativa de los colonos, quienes nos ne- gamos a aceptar la determinación de la Su- prema Corte de Justicia de entregar un área verde de 34 mil metros cuadrados a un parti- cular. Este parque ha sido un área verde PÚ- BLICA desde hace más de 40 años, el gobierno de López Portillo en 1977 favoreció a los colo- nos con el acondicionamiento de una barranca insalubre. Por ello es un robo a la Nación la ac- ción de entregar un espacio público que fue fi- nanciado con dinero de nuestros impuestos a unos supuestos dueños que dicen ser los pose- edores legales de NUESTRO PARQUE. Nuestro parque es un espacio de recreación y deporte, en el que personas de todas las eda- des realizan sus actividades. UNETE a la Asamblea de Vecinos por la Defensa del Par- que, NO permitas que nos despojen de un bien que nos da bienestar. De ocurrir la privatiza- ción aparejada de un cambio de uso de suelo la calidad de vida de los vecinos aledaños al parque Reforma Social se pone en juego. EENN DDEEFFEENNSSAA DDEELL PPAARRQQUUEE RREEFFOORRMMAA SSOOCCIIAALL Vista del parque Reforma Social ubicado cerca de la av. de las Palmas Monse C. Contáctanos periodico.elcomienzo@gmail.com http://periodicoelcomienzo.wordpress.comVisita la nueva imagen de nuestro periódico electrónico ¿QUÉ ES LO QUE HAY DETRÁS DEL PROYECTO de REGLAMENTO GENERAL DE ESTUDIOS DEL IPN (PRGE)? Como bien se ha planteado, esto es sólo una imitación del Reglamento General de Estudios promulgado por Enrique Villa Rivera en el año 2006 y que fue anulado gracias a la moviliza- ción estudiantil, ¿entonces en que radica la di- ferencia? En la nueva versión se manejan las salidas la- terales, ¿qué significa esto? obtener un recono- cimiento parcial de estudios del nivel medio superior o superior mediante un certificado de competencias técnicas y/o laborales que cuen- ten con la capacidad de trabajar en forma aso- ciada con profesionistas del nivel licenciatura o posgrado, truncando de esta manera tanto la obligación que tiene el instituto de brindar una matrícula más amplia, como de aumentar la in- fraestructura y el nivel educativo, ni que decir de las posibilidades de contar con un título de licenciado o ingeniero, en su defecto sólo po- dremos contar con un “título de profesional asociado” que reduce drásticamente el grado del nivel superior a un simple técnico superior universitario, pues apoyándose en las salidas laterales formará egresados como mano de obra barata y calificada, medianamente prepa- rada, esto se refleja en términos de globaliza- ción como competitividad en el mercado laboral. Movilidad académica: desplazamiento “vo- luntario” de alumnos entre unidades académi- cas del Instituto con otras instituciones que tengan pactado convenio con las mismas, ya sean nacionales o del extranjero. ¿Creen que de verdad eso es apoyar la formación de mejoras continuas para el país? Cuando lo que en rea- lidad están haciendo es una vil fuga de cere- bros, dando a elección de empresas trasnacionales empleados creados a imagen y semejanza de los valores de la burguesía. Pero la realidad para la mayoría es muy di- ferente, tratándose de escuelas con gran carga académica y dada la complejidad de la carrera únicamente se requiere de preparación mínima para poder aprobar las “unidades de aprendi- zaje”, anteriormente conocidas como materias o asignaturas, reducidas a contenidos formati- vos que impiden un correcto aprendizaje, lo que dará como resultado un alto número de alumnos reprobados de quienes el instituto se deslindará completamente al no abrir cursos de apoyo para acreditar las “unidades de aprendizaje”. Mientras tanto el panorama de todos los “usuarios de servicios” llamados así a los ins- critos en los diferentes servicios brindados por el Instituto, tales como el CENLEX, talleres, cursos, diplomados, constancias de estudio y demás papeleos necesarios (estos últimos suje- tándose a criterios de emisión), es muy dife- rente en el nuevo reglamento debido a que de esta manera se legalizan los cobros por hacer uso de estos servicios violando en su totalidad lo estipulado en el artículo 5to de la ley orgá- nica del IPN. Por otro lado, se pretende la acreditación de unidades de aprendizaje sin haberlas cursado antes ¿Cómo es posible esto? Según el PGRE pretende por medio de una evaluación basada en habilidades previamente adquiridas, quién sabe de dónde, aprobar la unidad de aprendi- zaje dándola por cursada y por ende evitar así el incremento de la matricula en las aulas. Lo contrario pasa para quien no acredite de manera ordinaria la unidad de aprendizaje, ya que se niega el acceso a exámenes extraordina- rios, mandándolos de manera directa a Titulo de Suficiencia, claro, en los términos que el programa de estudios lo establezca. Si en su caso, no se aprueba, se da el chance de recu- sarla en la misma modalidad educativa siem- pre y cuando se ofrezca en alguna unidad del instituto y el cupo lo permita. De acuerdo con el Plan Nacional de Desarro- llo trazado para este sexenio: Una educación de calidad significa atender e impulsar el des- arrollo de las capacidades y habilidades indi- viduales, al tiempo que se fomentan los valores y se prepara para la competitividad y exigen- cias del mundo laboral, entonces ¿QUIERES SALIR COMO TECNICO DE LA SUPERIOR? ¡¡¡ORGANIZATE Y LUCHA!!! 4 n a c i o n a l Pancho O. 5 n a c i o n a l ccuuaattrroo aaññooss ddee ggoobbiieerrnnoo FFEECCAALL aauunn nnoo ccrruuzzaammooss eell iinnffiieerrnnooEn el contexto de los festejos oficia- listas por el bicentenario, Felipe Cal- derón rindió su cuarto informe de gobierno, como telón de fondo pode- mos encontrar la creciente miseria de la mayoría de la población, la enorme cantidad de muertes producidas en la supuesta lucha contra el narco, las in- creíbles cifras de desempleo, las refor- mas privatizadoras y regresivas, la militarización del país, y el constante ataque contra los movimientos socia- les, obreros, campesinos y estudianti- les. El presidente del empleo Quedó bastante lejos aquella pro- mesa de campaña, en donde se pro- metía la creación de cientos de miles de fuentes de trabajo, ya que al inicio del sexenio espurio la cifras de desem- pleo se ubicaban en aproximadamente 1 millón 601 mil personas (1). Con- forme se desarrollaba la crisis mundial más importante de la historia desde la de 1929, el gobierno presumía de con- tar con cimientos sólidos con los cua- les la crisis mundial solo iba a ser un pequeño catarrito. Llegó 2009 y sacu- dió la inmovilidad del gobierno casti- gando a los trabajadores. En enero, la tasa de desempleo creció al 5 por ciento, de acuerdo con datos del Insti- tuto Nacional de Estadística y Geogra- fía (INEGI). Únicamente en el primer mes del año se perdieron 456 mil 854 empleos. Enero fue el peor mes, en cuestión de empleos, desde 1996. Fe- brero no trajo buenas noticias: por se- gundo mes al hilo se rompió el récord de desempleo. Las cifras de desocupa- dos en el país crecieron al 5.3 por ciento, lo que significó más de 16 mil empleos perdidos por día. Cada mi- nuto de febrero, 11 personas perdie- ron su salario. En marzo, el desempleo siguió cau- sando estragos. Dos millones 150 mil personas en perfectas condiciones de trabajo seguían sin conseguir trabajo. A las pérdidas de enero y febrero, marzo sumó 437 mil plazas desocupa- das. En suma, el primer trimestre del año reportó un promedio de 2 millones 260 mil desempleados, la peor cifra desde hace más de 12 años. (2) Actualmente el gobierno pretende evadir la realidad con estadísticas di- señadas a modo de los interese mediá- ticos de una administración preocupada por entregar al pueblo un país de fantasía, afirma que la crisis se ha superado y que se han recuperado mas de medio millón de fuentes de trabajo, sin embargo la realidad es más terca que cualquier estadística, y en las calles sentimos los profundos estragos de una política económica ca- pitalista depredadora que nos lleva sin remedio a una situación desesperante. El gobierno federal pretende cuadrar dentro de las estadísticas a cualquier persona que haya realizado alguna ac- tividad que le haya remunerado algún beneficio por lo menos en 14 horas a la semana. Así por ejemplo para el espu- rio tener empleo es limpiar parabrisas o pedir limosna en las calles, de este tamaño es la burla que día con día nos restriega en la cara el ocupante de los pinos. Si queremos buscar una cifra mas real acerca de la verdadera situación en la que se encuentran millones de mexicanos tendríamos que recurrir a las cifras del Centro de Análisis Mul- tidisciplinario de la facultad de econo- mía de la UNAM el cual puntualiza que a junio del presente año "el total de la población desempleada es de 8 millones 83 mil 471 personas. Y el nivel real de desocupación es de 15.3 por ciento y no de 5.3 marcado en la tasa de desocupación oficial". (3) En este rubro podemos ubicar a los NINIS que son jóvenes que no cuentan con trabajo y mucho menos con posi- bilidades de estudio, las cifras del rec- tor de la UNAM hablan de 7.5 millones. Otro dato que nos muestra la decadencia del sistema capitalista es el hecho de que cientos de miles de jó- venes que cuentan con un grado esco- lar universitario o de nivel medio superior se encuentran hoy desemple- ados; según el periódico la Jornada 3 de cada 10 personas que hoy no cuen- tan con trabajo cuentan con alguno de este grado escolar. La calidad educa- tiva que destaca el gobierno panista no es la que la realidad presenta, luego de que el país ha perdido lugares en cali- dad educativa mundial, al pasar del lugar 100 al 116 de una lista de 139 pa- íses. Gobierno rico, pueblo pobre Como dato complementario pode- mos agregar otro igual de alarmante y es el número de personas que viven en una situación de pobreza alimentaria ya que al inicio de su administración se registraban 20 millones de personas en dicha situación y actualmente hay un aproximado de 26 millones que sólo comen una o dos veces al día. Otro dato para medir la pobreza es aquel referente a las personas con ca- pacidad para adquirir los productos de la canasta básica que actualmente ubica alrededor de 36 productos, según datos de varios analistas econó- micos de la UNAM, alrededor de 59 millones de mexicanos se encuentran sin posibilidades de adquirir dicha “canasta básica”. En diez años, el salario mínimo pasó de 40 pesos con 35 centavos diarios a 57 pesos con 47 centavos, apenas 17 pesos más. Mientras, el poder adqui- sitivo ha disminuido en un 82 por ciento. En 1982 se requerían 5 horas de trabajo para adquirir una canasta bá- sica adecuada para una familia de cinco miembros, pero en 2008 se ocu- paban 14 horas y media, es decir, casi tres veces más. Sin embargo el gasto en el gobierno cada vez es mas alto, el gobierno espu- rio derrocha una increíble cantidad de recursos, que no tiene precedente, este gobierno que encima de ser espurio, le da una vida de rico a todos los funcio- narios del gabinete calderonista; no hace mucho se daba a conocer que el entonces secretario de hacienda Agus- tín Carstens gastaba diariamente en alimentación la cantidad de 4500 pesos, y que el presidente espurio en su fiesta privada con el cantautor Joa- quín Sabina se había gastado nada más y nada menos que más de 135 mil pesos. De acuerdo con Información de la SHCP, el gasto corriente se ha incre- mentado, en 2007 aumentó en 154 mil millones de pesos, en 2008 creció 190 mil millones de pesos más, y en 2009 fue de 150 mil millones: en tres años el gasto corriente aumentó en casi 500 mil millones de pesos. El gasto en comunicación social y publicidad del Gobierno Federal se ha disparado 500 por ciento en términos reales. Del último año de la Adminis- tración de Vicente Fox, en 2006, en que se gastaron 819.7 millones de pesos se pasó a 4 mil 927.7 millones, en 2009, con Felipe Calderón. Y se incrementó otro 39% este año, para llegar a 5 mil 152 millones en el 2010. Al cierre de julio del presente año la deuda interna del sector público fede- ral se ubicó en 2 billones 739 mil mi- llones de pesos, lo que significa un incremento de 144 mil 900 millones de pesos respecto del saldo registrado al cierre de 2009. Y la deuda externa es de 97 mil 600 millones de dólares, monto superior en casi 6 mil millones al observado al cierre de 2009. La militarización del país y la guerra contra el narco Muchos gobernantes carentes de le- gitimidad y conocedores del odio del pueblo, utilizan la figura del enemigo externo o interno, para intentar por medio de la guerra desviar la atención de su pueblo. Así por ejemplo en los 60s y 70s los gobernantes mexicanos justificaron sus atrocidades porque decían defender a la patria del su- puesto enemigo del comunismo y de la influencia soviética, china y cubana. El gobierno de Bush fabricó una gue- rra contra el terrorismo internacional dirigiendo la atención sobre medio oriente, después de los cuestionados ataques de Al Qaeda del 11 de sep- tiembre del 2001 a las torres gemelas. Esta táctica es tan vieja como la his- toria misma de la humanidad, a la vez que se convierte en el argumento per- fecto para acallar las voces que cues- tionan, a la par suelen ser el elemento central para apelar a la “unidad nacio- nal” por encima de los intereses de partido o de grupo. Calderón encontró el elemento cen- tral de actuar político en la supuesta “lucha contra el narco”, semanas des- pués de su toma de posesión anuncia dicha campaña, acompañada de una serie de medidas tendientes a incre- mentar su presencia dentro de la ins- titución castrense. Después de haber centrado su lucha contra el crimen organizado en opera- tivos militares durante más de tres años, Calderón también aprovechó la celebración del Día del Ejército para anunciar un aumento salarial de 40 por ciento al personal de tropa, clases y marinería, equivalente a mil pesos mensuales, el cual, sumado al anterior, aprobado en 2007, representa –según el mandatario 115 por ciento para los militares de menor rango, en lo que va del sexenio. Actualmente un soldado tiene un sueldo neto de 8 mil 780.60 pesos mensuales. (4) Calderón tiene mucha razón en decir que los salarios en México van a la alza solo le faltó aclarar el pequeño detalle de que no es el salario del obrero, del jornalero, del empleado, o del maestro, sino el de las fuerzas re- presivas, ya que no sólo es el ejercito el que ha visto incrementado su pre- supuesto; los incrementos en salario también incluyen a los elementos de la Policía Federal que es el segundo ca- ballo de batalla de FECAL. Por otro lado podemos decir que uno de los rubros donde se ha presen- tado el mayor incremento en empleo es en el ejército y Policía Federal. Se calcula que a partir de diciembre de 2006 el nivel de efectivos de las fuerzas arma- das a febrero del año en curso llega casi a un incremento del 90%, ya que 2006, según datos de la SE- DENA, el total de efectivos de la Secre- taria de la Defensa Nacional y Armada de México llegaba a poco mas de 98 mil efectivos, pero a fe- brero del 2010 se se- ñala: En la actual administración, 94 mil 540 efectivos de la Secretaría de la De- fensa Nacional (Se- dena) –casi la mitad de los soldados de México participan en acciones contra el cri- men organizado, se- ñala el acuerdo de la Comisión de Defensa Nacional, "en el que se reconoce la labor leal y patrió- tica de las fuerzas armadas mexica- nas", como parte de la conmemoración del Día del Ejército. (5) Calderón se va, el ejército y los muertos se quedan FECAL tiene muy claro que no cuenta con las garantías suficientes para llevar adelante sus planes, apo- yándose solamente en el congreso y en el poder judicial, de ahí su necesidad de buscar el apoyo central de su polí- tica en los elementos más reacciona- rios de la sociedad: la alta jerarquía eclesiástica, y los altos mandos milita- res. Ambos sectores generalmente per- manecen tras bambalinas, sabedores de que su política y su actuación cau- san un profundo rechazo en la gran mayoría de la población, sin embargo si se les da rienda suelta y se les otorga el poder de actuar abiertamente bus- can a toda costa apoderarse de las pa- lancas centrales del poder gubernamental y perpetuar su pro- yecto de gobierno a largo plazo al pre- cio que sea necesario. Es en este contexto en el que se han aprobado re- formas sumamente regresivas, como la reforma judicial, la modificación a la constitución para que los elementos de la Marina y Armada de México puedan ser utilizados en tareas de tie- rra como cuerpo de Elite, la criminali- zación del aborto en la gran mayoría de los estados del país, así como la abierta participación de la alta jerar- quía católica en asuntos políticos y electorales, la detención de diputados, funcionarios y candidatos ligados con la izquierda institucional. Para decirlo más claramente quien mejor que el propio secretario de la defensa nacio- nal: “El general Guillermo Galván Galván, afirmó anoche ante diputados que para combatir a la delincuencia organizada, el Ejército permanecerá en las calles entre 5 y 10 años más, salvo orden expresa del Presidente de la República o la aprobación de un de- creto del Congreso de la Unión. `Prác- ticamente nos pidió aprobar un estado de excepción, que para el Congreso es inaceptable´, señalaron diputados que fueron consultados tras la reunión re- alizada en la sede de la Defensa Nacio- nal.” (6) La perdida de derechos humanos, civiles, laborales y sociales durante este sexenio es alarmante. Particulari- zando sobre aquellos que tienen que ver con la actuación de las fuerzas cas- trenses el titula de la CNDH, Raúl Plas- cencia debió admitir que: En los últimos cinco años, la Comisión Nacio- nal de los Derechos Humanos (CNDH) documentó un incremento de entre 300 y 400 por ciento de quejas contra el Ejército (7). Según un reporte del De- partamento de estado de los Estados Unidos entregado al congreso de ese país el 2 de septiembre reporta que sobre el personal de la SEDENA pesan 2 mil 498 denuncias denuncias por vio- laciones a las garantías individuales, 916 por detenciones arbitrarias, 40 por tortura, 806 por el incumplimiento de arrestos bajo los procedimientos lega- les para una detención y 736 por trato inhumano. (8). En este gobierno hay una "violencia creciente" y suman 28 mil los asesinatos registrados en el país, aseveró el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Guillermo Valdés, al presentar un balance sobre la lucha contra la in- seguridad. (9) “Para el general brigadier Francisco Gallardo, está claro que la labor real de los 96 mil militares en las calles no es combatir al crimen, sino que es de tipo político. El Ejército [comenta el general Ga- llardo] está actuando para detectar a los luchadores sociales y cualquier foco de disidencia, a través de los grupos de información de zona. El Ejército tiene infiltrada a toda la sociedad a través de grupos clandestinos conocidos como gizes. Una vez que son detectadas las personas incómodas al Ejército o al go- bierno, las ejecutan. Aquí no pasa nada: ejecutan, torturan, violan muje- res. Hay 3 mil 175 quejas en la Comi- sión Nacional de los Derechos Humanos y no pasa nada. El también politólogo señala que `las Fuerzas Armadas se han dedicado a desarticular los movimientos sociales, a través de ejecuciones contra objetivos seleccionados, como el caso de Ramiro [comandante del Ejército Revoluciona- rio del Pueblo Insurgente] en Guerrero, y de luchadores sociales en Chihua- hua.” (10) La verdadera guerra contra el Narco En el capitalismo, las guerras de los gobiernos burgueses encierran intere- ses de clase muy concretos, favorecer a ciertos sectores de la burguesía y una lucha sin cuartel por los mercados, las materias primas y la mano de obra a bajo costo. Esta supuesta guerra contra el Narco no es más que la lucha por fa- vorecer a un determinado sector del narco, incrementar los costos de la droga, e incentivar la compra de armas al país vecino. Este análisis merece un espacio aparte por el cual tan sólo da- remos a conocer algunas cifras que per- mitan al lector formarse una idea de cuales son los verdaderos resultados del supuesto combate al narco más allá de los espectáculos mediáticos del go- bierno al momento de aprender a su- puestos cabecillas de los carteles. “Entre diciembre de 2006 y febrero de 2010, sólo 1 mil 306 miembros de ocho organizaciones criminales mexi- canas han sido consignados ante la au- toridad judicial, descubren datos oficiales de la Procuraduría General de la República (PGR) entregados a la re- vista Contralínea. Los cargos en su con- tra son: delincuencia organizada, delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Trece respuestas a solicitudes de in- formación pública revelan que el cártel del Golfo-Zetas (ahora dividido) es el que más bajas por cárcel tiene: 609. Le siguen los cárteles: Beltrán Leyva, con 223 consignados; La Familia Michoa- cana, 145; Tijuana, 135; Sinaloa, 114; Juárez, 78; Díaz Parada, uno; Valencia, uno. Mientras que del cártel Amezcua Contreras no se tiene un solo consig- nado. La dependencia que encabeza Arturo Chávez Chávez reconoce que otras 121 personas –detenidas en ese mismo pe- riodo y a quienes asegura acreditarles vínculos con organizaciones criminales fueron liberadas antes de la consigna- ción”. (11) Lo bueno no es que al espurio le res- ten solo dos años, lo malo es que los ataques no van a parar por lo tanto es válida la pregunta: ¿Estamos dispues- tos a soportarlo más tiempo? Fuentes: 1)http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noti- cia/515470.crece-desempleo-en-mexico-pt.html (2)http://www.buzos.com.mx/349/reporte_espe- cial.html (3)http://www.jornada.unam.mx/2010/09/06/inde x.php?section=politica&article=017n1pol (4)http://www.jornada.unam.mx/2010/02/20/inde x.php?section=politica&article=005n1pol (5)http://www.jornada.unam.mx/2010/02/19/inde x.php?section=politica&article=003n1pol (6)http://www.jornada.unam.mx/2010/04/08/inde x.php?section=politica&article=005n1pol (7)http://www.jornada.unam.mx/2010/02/20/inde x.php?section=politica&article=006n2pol (8) Revista Proceso numero 1770 (9)http://www.jornada.unam.mx/2010/08/04/inde x.php?section=politica&article=009n1pol (10 y 11)http://contralinea.info/archivo- revista/index.php/2010/05/30/con-calderon-solo-114- consignados-del-cartel-de-sinaloa/ Algunas otras fuentes: http://4vientos.org.mx/?p=1409 http://www.contraparteinformativa.com/desplie- gue-noticia.php?Noticias-Puebla--Informe-de-Calde- ron,-solo-un-listado-de-desgracias:-Luis-Alberto-Arriag a&id=30611 Revista Proceso 1769, 1767 y la edición especial del México narco. El cínico espurio en foro sobre la pobreza El Municipio Indígena Autónomo de San Juan Copala, ubicado en Oaxaca, que está integrado por comunidades Triqui, representa una de las muchas y diversas formas en que los pueblos indígenas se están construyendo su derecho colectivo a la autonomía. Una parte del pueblo triqui decidió romper con la dinámica de las organiza- ciones políticas, que cada vez generaban más divisiones y conflictos. Concluyeron en que tenían que organizarse de manera independiente. En distintas partes en resistencia, y en particular donde la autonomía crece, el gobierno ejerce todo tipo de estra- tegias para desgastar e impedir que estos ideales sigan expandiéndose, como la creación de grupos paramilita- res. Desde hace 10 meses, San Juan Copala, ha estado si- tiado por un cerco paramilitar integrado por organizaciones que se hacen llamar “defensoras del pue- blo Triqui”, además, de la complicidad de los gobiernos estatal y federal. En las organizaciones que reivindican su presencia en la regio Triqui, se encuentran: -Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT). El MULT tiene su origen en la resistencia memorable de los Triquis, que buscaban defender su cultura, autono- mía, bienestar, igualdad, equidad, y justicia para todo el pueblo; pero, a lo largo de los años inicia un proceso de cooptación de varios líderes, lo que trajo consigo un cam- bio radical de su política, pasando a la oposición oficia- lista y electoral en la que se ha convertido hoy en día. Cabe destacar que, históricamente, el MULT, después de décadas de digna y honesta lucha social, estaba en contra de las elecciones, sin embargo, desde que los in- tereses económicos estuvieron en juego, optó por la ló- gica partidista, y en ese sentido, se creó el Partido de Unión Popular (PUP), a finales del 2003. -Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Indepen- diente (MULTI). Surge como una escisión a la izquierda del MULT. Varios dirigentes históricos y líderes natura- les de diversas comunidades triquis deciden separarse, algunos de los factores que se señalan como las princi- pales diferencias son la creación del Partido Unidad Popu- lar, la adopción de la táctica de la vía electoral para la toma del poder, la corrupción de varios lideres del MULT en la asignación de recursos a diversas comuni- dades y el asesinato del hijo de uno de los dirigentes his- tóricos que encabezaban la oposición contra el ala electorera dentro del MULT. En 2006 durante la comuna oaxaqueña decide incorporarse de manera decidida a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y en enero del 2007 después de un proceso de largas discusiones con varios dirigentes naturales de comunidades triquis -que habían roto tiempo antes con los paramilitares de la UBI- SORT- y con el apoyo de la APPO deciden crear el Mu- nicipio Autónomo en San Juan Copala. -Unión de Bienestar Social para la Región Triqui (UBISORT). En el año de 1994 con todo el apoyo del aparato del gobierno estatal para contrarrestar la influen- cia creciente del EZLN entre la región triqui se crea la UBISORT. Su formación desde un principio estuvo li- gada al PRI, con la firme intención de crear grupos para- militares para golpear al MULT y justificar por medio de la violencia paramilitar la entrada del ejército. A dicho grupo, a pesar de ser escandalosamente minoritario, se le asignaron por casi una década una cantidad exorbi- tante de recursos estatales y federales para intentar por medio de los recursos económicos, restar base social a la lucha triqui. Dicho grupo es el principal autor de la ma- yoría de las muertes ocurridas en la región, así como el principal responsable del tráfico de armas para llevar la violencia paramilitar. El intento de construcción de la autonomía en San Juan Copala represento el legítimo interés de los indíge- nas oprimidos y explotados por dotarse de sus propias herramientas de poder político y económico, a la par de su indiscutible derecho a la libre autodeterminación, al margen del estado burgués mexicano, organizaciones y partidos políticos de la región. Es el intento desesperado de los indígenas por tomar su destino en sus propias manos frente a la corrupción y reformismo del MULT y frente a la violencia y despojo de la UBISORT. El cerco paramilitar en Copala representa el interés del Estado por acabar con todo resquicio de lucha popular e independiente que no entre dentro de la lógica de las co- rruptas y asesinas instituciones del estado oaxaqueño. Es parte del constante intento por apoderarse de la enorme riqueza natural de la nación triqui en beneficio de las grandes empresas, nacionales y transnacionales. Es dejar el terreno libre a UBISORT y MULT para que puedan di- rimir sus diferencias por la vía del dialogo con el go- bierno estatal y las elecciones burguesas, dicho en otras palabras es el regreso a la normalidad institucional capi- talista y al sistema de elección de autoridades por medio de los partidos políticos. Es en este contexto ocurren los ataques a la caravana de activistas, que intentaron romper el cerco, para poder entregar a Copala alimentos, ropa y un mensaje de soli- daridad a sus habitantes, que viven una situación de ur- gencia humanitaria, sin luz, sin agua, sin escuelas, sin atención del estado mexicano… por el simple hecho de querer ser autónomos, querer ser libres, por simplemente querer ser un pueblo. Evidentemente, existen los proble- mas entre comunidades, pero no son problemas que ten- gan que ver con ellas mismas, si no que han sido generadas a lo largo de bastantes décadas por parte del gobierno estatal y federal, y que no se circunscriben al tema de “los violentos triquis” si no al gran rezago que asola a esta región generada por la brutal pobreza. El go- bierno aplicó la máxima de divide y vencerás, y en la lucha triqui le ha dado resultados, ya que a pesar que tanto el MULT como el Municipio Autónomo de San Juan Copala (MULT-I) se declaran adherentes a la otra campaña y a la sexta declaración de la Selva Lacandona. El MULT desde un inicio se opuso a la formación del municipio autónomo, a pesar de que ha condenado los ataques a la caravana humanitaria y los asesinatos contra miembros del MULTI, se presume que en las comunida- des pertenecientes a dicha organización, se ha impedido el paso de varias caravanas, entre ellas la de compañeros del Frente de Pueblo en Defensa de la Tierra de San Sal- vador Atenco, que en el contexto de la campaña “doce presos, doce estados” planeaban realizar un acto en San Juan Copala. Aunado a ello cabe decir que ya han exis- tido anteriormente tres mesas de dialogo entre el MULT y MULTI, sin embargo en dichas mesas no se ha logrado avanzar ya que ambas partes se acusan de incumpli- miento de los acuerdos y entre acusaciones mutuas de asesinatos de militantes de sus organizaciones. Al res- pecto nosotros opinamos que si en realidad el MULT tu- viera la disposición de corregir el rumbo, tomaría como primera medida la creación de un frente común en de- fensa del municipio autónomo y contra las agresiones paramilitares de la UBISORT, sin embargo sus acciones no ha pasado de la mera condena de los asesinatos y de la violencia, aun cuando ellos son la organización más numerosa y con la mayor capacidad de movilización de la región. Dicho de otro modo y por llamarlo de una ma- nera diplomática, han preferido lavarse las manos frente al asesinato de sus hermanos triquis del Municipio Au- tónomo de San Juan Copala. San Juan Copala… Continuará... Gerardo Boon Un ejemplo de lucha digna y resistencia
  • 7. Gerardo Gutiérrez La heroica resistencia de la base del SME le ha permitido mantenerse avante durante ya más de un año de lucha, desde aquel nefasto decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro. Los electricistas han tenido que enfrentar toda una campaña de desprestigio por parte del gobierno federal, el cual ve en todo derecho labo- ral un privilegio que hay que eliminar. Desde nuestras pá- ginas hacemos un humilde reconoci- miento a los trabajadores del SME y les reiteramos nuestra solidaridad en de- fensa de su fuente de trabajo. Se acercan momentos que nos exigen definiciones claras al respecto de nuestros aliados y nuestros enemigos, condenamos cual- quier tipo de alianza con Enrique Peña Nieto, candidato de la burguesía para la silla presidencial en 2012, quien es ene- migo y asesino del pueblo disfrazado de galán de telenovela gracias al apoyo me- diático de los más ricos y poderosos de este país. En la sociedad capitalista actual, no se puede manejar una política de me- dias tintas en la defensa de los intereses históricos de la clase trabajadora, o se está con los oprimidos o con los opresores, no hay diplomacia política, ni manual de buenos modales que justifique las alaban- zas que hizo Martín Esparza al goberna- dor del Estado de México. Exhortamos a los trabajadores del SME a realizar una crítica constructiva, pero firme y clara, a la dirección sindical por este intento de ligar nuestra lucha con cualquier ene- migo de clase. ¡Victoria a la lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas! ¡Por una dirigencia sindical revolucionaria, combativa y clasista! Que se sienta A un año el clamor popular En este número A cuatro años del gobierno espurio pág. 4 San Juan Copala pág. 5 42 años del movimiento de 1968 Editorial Rumbo a la cumbre del cambio climático pág. 3 1111Llamado revolucionario al proletariado de la ciudad y el campo ¡El comienzo! ¡La lucha sigue! 100 años han transcurrido desde aque- llas grandes jornadas en que el pueblo trabajador se levantó contra los explota- dores del campo y la ciudad. Aquel le- gendario 20 de noviembre de 1910 comenzaría la ruptura de una sociedad podrida. Los combates fueron cruentos y difíciles; los trabajadores, principalmente los campesinos pobres, demostraron todo su arrojo y su fortaleza para trans- formar sus condiciones de vida. Fueron años duros, se destruyó el antiguo régi- men y se llevaron adelante una serie de medidas progresistas; pero todo ello fue gracias al empuje revolucionario de cam- pesinos y obreros; los de abajo dejaron su huella en la historia en muchos derechos de los que gozamos hoy en día y de otros que ya hemos perdido. La revolución mexicana A la luz de la historia el Porfiriato re- sultó ser un régimen dictatorial, eviden- temente, con una represión constante ante la disidencia o las diferencias de opi- nión, la crítica y demás; todos hacían lo que el supuesto hombre fuerte decía. Por- firio Díaz llega al poder a través de una revolución cuyo lema rezaba “sufragio efectivo” y, precisamente, sería la falta de democracia la tónica en sus 30 años de gobierno. La organización política de su gobierno descansaba en diferentes mili- tares diseminados por el país que contro- laban una determinada región por medio de la represión; favorecían a determina- dos sectores de la burguesía terrate- niente, que no pocas veces eran extranjeros, y reprimían cualquier disi- dencia; el mejor ejemplo es Bernardo Reyes, quien desde Monterrey controlaba la mayor parte del norte de México. El otro grupo de poder son los llamados científicos, intelectuales relativamente jó- venes radicados en el centro del país; éstos eran el contra peso de los militares, orientaban la línea general del rumbo del país, normalmente ligada al capitalismo extranjero. Las contradicciones del Porfiriato fue- ron muchas. En un lado contamos con una fuerte industrialización y urbaniza- ción, en 1873 con 556 kilómetros de vía se pasa a 19 280 Km. en 1910; en 1879 con una planta eléctrica en una fábrica textil, se llega a 235 plantas en 1899 con una ca- pacidad de 35 mil kilo watts (Garza, In- dustrialización…). Y por el otro lado encontramos que los beneficios de los centros productores se obtenían más de la exportación que de fortalecer el mer- cado interno, el ferrocarril se orientó hacia el norte, se centralizó el poder polí- tico en pocas manos, y en general, se des- arrollaban un puñado de sectores productivos sin que hubiera una mejora del nivel de vida de los trabajadores. Todo lo que se construyó fue a costa de la sangre y del sudor de miles de mexica- nos que, como siempre, recibieron plomo a cambio. Precisamente serían dos las contradic- ciones que derramarían el vaso. Los cien- tíficos querían un cambio de gobierno, con un sistema muy parecido; desde su punto de vista se requería un Porfiriato sin Don Porfirio, y la mejor manera era que muriera. El problema es que sectores de las burguesías regionales que no ha- bían sido tan beneficiadas ahora pedían serlo y utilizarían todas las armas posi- bles para realizarlo; Francisco I. Madero, emanado de estas filas, les daría un golpe de mano al lanzar su candidatura y orga- nizar grupos políticos por todo el país. Pero los verdaderos héroes de la revolu- ción trabajaban en las haciendas, en las minas, en los ingenios azucareros, vivían en barracas y comían de vez en cuando; y estos sectores ya se le habían adelan- tado a Madero. Desde finales del siglo XIX existe una fuerte organización de periodistas, inte- lectuales y trabajadores cuya expresión más importante de ello es la formación del Partido Liberal Mexicano encabezado por Ricardo Flores Magón. Este Partido estará presente en las primeras luchas importantes del siglo XX contra el régi- men de Díaz; con un trabajo paciente construyeron núcleos del PLM por buena parte del país, gozaban un fuerte arraigo entre la clase obrera y está demostrado en su participación en la huelga de Cananea, las revueltas de Río Blanco y en los miles de periódicos Regeneración que cruza- ban la frontera del norte periódicamente para expandirse, por medio de los ferro- carrileros, al último rincón del país. Pero el PLM sería víctima de una repre- sión sistemática, los cuadros políticos con su principal labor organizativa fueron deportados y encarcelados en Estados Unidos, cientos de obreros que simpati- zaban con sus ideas cayeron en la lucha. En buena medida el futuro de la revolu- ción estaba ligado al futuro del Partido; su desaparición del mapa político repre- sentó un paso atrás de décadas en el mo- vimiento. Esta razón permitió que el grupo de Madero capitalizara muchos grupos descabezados y que se instalara en los primero años a la dirección de la revolución. La fuerza de Madero espantó al régimen; primero le cerraron el paso en las elecciones de 1910 y después, cuando adopta el mando de los levantamientos armados, una parte de los grupos de poder le permitirían llegar a la presidencia, en una especie de transición pactada: Don Porfirio por, el ahora, Don Francisco I. Ma- dero. La clave del rápido éxito del le- vantamiento se debe a la fuerza de los de abajo. En una acción muy audaz Orozco y Francisco Villa toman Ciudad Juárez obligando, de esta forma, al régimen a nego- ciar. Pero los cambios políticos operados dejarían cabos sueltos. Los campesinos no obtendrían nada de lo que buscaban y los sec- tores más reaccionarios del Porfi- rismo quedarían sedientos de venganza. En los tratados de Ciu- dad Juárez, Pancho Villa golpe- ando la mesa diría: están enterrando la revolución. Esta situación abriría la puerta al golpe de Estado de Adolfo de la Huerta, la conocida Decena Trá- gica que significaría el inicio de una guerra civil donde la vida no valdría nada, pues no se tenía nada qué perder. Nuevamente los que salvarían la revolu- ción serían los campesinos y peones que se organizarían en grandes bloques mili- tares: El Ejército Libertador del Sur con una ideología más acabada, La División del Norte con una fuerza militar impo- nente, y los ejércitos del noreste y nor- oeste dirigidos por Carranza y Obregón respectivamente. La victoria sobre la reacción era cues- tión de tiempo pues le cayó encima todo el peso y la rabia de los explotados, con su derrota caería todo el edificio del anti- guo régimen. El problema es que los gru- pos del norte dirigidos (a excepción del encabezado por Villa) por burgueses y pequeño burgueses crearían intereses y verían un jugoso manjar que para nada querían dejar en manos de bárbaros como Villa Y Emiliano Zapata. La lucha por el poder entre las facciones revolucio- narias llevaría a un cruento enfrenta- miento. La burguesía norteña y sus operadores como Obregón tenían una idea más formada de qué querían y cons- truyeron una estrategia encaminada a ello: Golpearon a los ejércitos campesinos radicalizados por separado, prometieron paz y estabilidad a la burguesía nacional e internacional y se aliaron a los trabaja- dores de la ciudad. En cambio, los más radicales no tenían claro qué se necesi- taba para cumplir todas las demandas so- ciales que justamente exigían y de las cuales eran los mejores representantes. Finalmente, después de someter a los campesinos más radicales se realizó una purga de generales, que participaron en la revolución, hasta que son pocos (y ca- chorros) los que se hacen con el poder. Tras la revolución El Estado posrevolucionario, burocrá- tico, y que se erigió, en buena medida, sobre las clases sociales demuestra que el capitalismo no iba a resolver los proble- mas de los pobres que habían hecho la re- volución. Para mantener un Estado burgués que otorgara pequeñas concesio- nes, los caudillos del norte requirieron de un tipo de gobierno que bailara sobre las clases, que se apoyara en el proletariado para espantar a la burguesía; pero que defendiera los intereses de la burguesía frente a los sectores disidentes y radicales del proletariado. Por la lógica del capitalismo las simples reformas sociales no fueron suficientes; para que se hubiese cumplido lo que ha- bían soñado los campesinos pobres revo- lucionarios y los obreros radicales se requería romper con el capitalismo, y no se hizo, se necesitaba avanzar sobre otras medidas que atacaran directamente los intereses de la burguesía. Por ejemplo, para completar medidas como la Re- forma Agraria o las nacionalizaciones de sectores clave, era necesario expropiar a todos los terratenientes sus tierras, y no sólo a una parte vencida, expropiar las empresas de la burguesía, aplicar medi- das para que el gobierno funcionara sin corrupción (como revocación inmediata, salarios obreros a los funcionarios, etc.) y sobre todo que el proletariado se posicio- nara como factor clave de la revolución. Y hoy después de 100 años, después del PRI y sus discursos “revoluciona- rios”, después de 10 años de la derecha en el poder debemos preguntarnos: ¿Dónde estamos? Muchas de las refor- mas emanadas de la revolución están en- terradas, principalmente las que hablaban del trabajo, de la educación y de la tierra colectiva. Cabría hacer la com- paración de nuestro presente con las ex- periencias de la revolución y ver en qué punto se asemeja; de ahí podríamos en- tender cómo sería nuestro futuro, pero tendríamos la ventaja, que nos da la his- toria, de saber qué armas necesitamos. LA LEY SB1070 LA CRISIS DEL CAPITALISMO ARREMETE CONTRA LOS MIGRANTES ¿Migrante es igual a criminal? Así parece plantearlo la Ley SB1070 de Arizona, ya que, es evidente el ataque racista que permite el arresto y niega las mínimos dere- chos a nuestros hermanos que radican en los Estados Unidos, esta ley parece estar basada en intereses electo- rales pero detrás de esta situación encontramos a la frac- ción más reaccionaria y conservadora de la burguesía americana organizada en el partido republicano de EE.UU. Si por un momento llegamos a pensar que este ataque contra los migrantes había quedado superado a raíz de la suspensión, otorgada por la juez Susan Bolton, de las partes más agresivas de dicha ley, nos equivoca- mos rotundamente pues de entrada tal sentencia jurí- dica tiene un carácter provisional; el 1ro de noviembre la Corte Federal de Apelaciones del vecino del norte analizará nuevamente la implementación de medidas discriminatorias contra los migrantes por lo tanto esta polémica ley está lejos de darse por cerrado. ¿Por qué es importante analizar ésta Ley? Simple- mente porque es un ataque de tinte fascista, que crimi- naliza a los migrantes, a aquellas personas que sólo bus- can tener un mejor futuro para sus familias, porque en México y otros países no lo encuentran a consecuencia de políticas como el TLC, en el caso de México. Porque a pesar de que de manera cotidiana ya se aplican algu- nos aspectos discriminatorios de dicha ley algunos po- líticos la han rechazado ¿qué se esconde detrás de este aparente rechazo, acaso intereses de corte electoral? Esta ley contiene un conjunto de disposiciones que fa- cultan a los policías locales a detener, deportar, o en su caso, encarcelar a cualquier persona de quien se tenga la sospecha de ser un migrante indocumentado, entre las “sospechas” se encuentran: la vestimenta, la dificul- tad de hablar inglés y transportarse en un vehículo re- pleto de “compadres”, el color de piel, etc. No sólo el número de migrantes indocumentados es elevado, también lo es el número de mexicanos que cru- zan la frontera con visas estadounidenses, en EE UU hay cerca de 27 millones de connacionales: 12 millones nacidos en México y otros 15 millones nacidos del otro lado de la frontera. Sin embargo, a pesar del repudio de la sociedad y de las diversas manifestaciones que se han convocado, ésta ley racista se ha implantado, sin impor- tar el argumento de los migrantes, que son los afectados. La ley en cuestión seguramente derivará en prácticas ra- cistas en contra de migrantes y vulnerará sus derechos humanos. Ya Arizona había promulgado con anterioridad una Ley con tintes de xenofobia y de racismo, la ley HB2779, aprobada en el 2006; dicha ley, obliga a los empresarios a comprobar ante el Gobierno estatal el estatus migra- torio legal de cada uno de los trabajadores que contraten a partir del 1 de enero de 2008, bajo riesgo de perder la licencia para operar. La ley SB1070, se ha convertido en sinónimo de intolerancia, de xenofobia, de discrimina- ción racial, de fascismo; es una ley que lastima no sólo a todos los indocumentados, sino que también, lastima la dignidad humana. Revolución mexicana 6 e n t r e v i s t a Miguel F. Pancho o. En el número anterior del perió- dico revolucionario El Comienzo presentamos la primera parte de la entrevista a León Chávez Teixeiro, autor, cantante, pintor, escritor, y, luchador de izquierda durante la mayor parte de su vida. Por cues- tiones de espacio el texto se divi- dió en dos partes, en esta ocasión la segunda y última parte de la en- trevista; nuevamente las limitacio- nes físicas del presente número y debido a lo amplio de la misma presentamos las ideas de León Chávez de manera por demás re- sumida bajo la forma de una cró- nica, esperando que esta situación no generé confusión, para evitar tal cosa acompañamos el texto con explicaciones muy generales del contexto vivido por el músico, además, con el afán de conocer más de cerca la relevancia de la obra del cantautor incrustamos un par de fragmentos de sus cancio- nes; finalmente agradecemos am- pliamente la disposición del compañero León Chávez para la entrevista; del mismo modo agra- decemos a él y a todos aquellos músicos que solidariamente han colaborado en diferentes eventos políticos-culturales que han sido impulsados por este periódico a favor de la transformación social. A los duros nos golpearon y a los débiles compraron. Cuando platicamos con León Chávez tuvimos que adentramos en la historia de nuestro país, pero desde la óptica de los de abajo, del proletario y campesinado; en la historia de la lucha de la izquierda revolucionaria. Desde las asam- bleas en la Casa del Obrero Mun- dial, las andanzas del autor por la capital del país, la búsqueda de la lucha social por ser un chavo de barrio e hijo de sindicalistas; en su tiempo, la organización en comu- nas previas al movimiento estu- diantil de 1968, el mismo 68, y la importancia de su paso por los partidos de orientación marxista, por ser estos una escuela de gran valor. Teixeiro no sólo recuenta la historia del movimiento obrero y su tránsito por los distintos acon- tecimientos, sino que lanza una crítica que formuló desde aquellos años, la cual siguió madurando por décadas; la crítica principal se dirige al tipo de organización en que la dirección pone las ideas, las órdenes, y la misma dirección no realiza trabajo alguno, “les da miedo, -nos comenta divertido- porque no es sencillo levantarte a las 4 de la mañana para ir volan- tear en la refinería, y a lo mejor te ponían en la madre los pinches charros…” Y sigue con una reflexión sobre el trabajo que realizaban los acti- vistas de las distintas organizacio- nes de izquierda, con el paso del tiempo comprendió que las activi- dades para acercarse al movi- miento obrero eran muy limitadas. De esta forma Teixeiro explica que “se trata de que el mayor número de gente participe de la manera más inteligente posi- ble...y de que tú no puedes traer en la cabeza qué es lo que hay que hacer y cómo hay que hacerle. Y si se trata de señalar ciertas cuestio- nes que se entienda el fondo del porqué suceden tales cosas, de cómo está organizada esta pinche sociedad… pero no dando órde- nes, no llegando como un pinche general que supuestamente ya lo tiene resuelto. Y porque, en reali- dad, además tú llegas casi siempre con una supuesta solución que has leído en los libros, ¿pero qué posi- bilidad tienes tú de meter metódi- camente a esa pinche lucha concreta con lo leído? Yo creo que es algo mucho más complicado de lo que ya te leíste en los libros… ¿no?” Buena parte de estos plantea- mientos los hace por la experien- cia que le dejan las organizaciones en las que militó, algunas buro- cráticas y dogmáticas; en este sen- tido la década de los 70 será una ruptura en muchos aspectos. Para León Chávez acercarse a los movi- mientos sociales por medio de la música y otras expresiones artísti- cas representaron una gran expe- riencia, de esta manera logra participar en muchas huelgas, dentro de ese proceso conocido como la insurrección sindical. Y ahí están, como dice él, parecidos a una aguja que va tejiendo, enla- zando todos los movimientos del país hasta formar una gran red. Haciéndose escuchar por los obre- ros de una manera más directa, y para llamarles la atención de una forma más agresiva en las letras de las canciones y la forma de to- carlas. Habla de su experiencia en la lucha obrera; desde la perspectiva del proletariado en sus comunida- des, en sus barrios, de sus compa- ñeras de vida y del amor más humano; cuando habla de ello Tei- xeiro enfatiza que “la lucha de cla- ses es un rollo cotidiano cabrón… tu lucha es diaria, de superviven- cia, es de chinga, de defender el es- pacio. Yo creo que sí, hay que entender que en donde estés, el pedo es de esfuerzo cotidiano, de lucha cotidiana. Entonces, pues, mis rolas tratan de decir eso, tra- tan de hablar de la vida cotidiana y del pedo de la fábrica y de cómo se chinga la gente en su vida coti- diana”. No es cuestión de destino, es de dueños y no dueños La otra ruptura de los años 70, ante las experiencias de décadas pasadas y sus formas de organiza- ción, es el surgimiento de grupos guerrilleros inundados de jóvenes que buscaban una respuesta orga- nizativa y directa para la lucha contra el capitalismo después de la experiencia de 1968. Teixeiro nos explica que es muy respetable el sacrificio que se hizo en aquel mo- mento pero le parece que resulta insuficiente, no en el sentido de la entrega sino en sentido de la co- rrección de los métodos de lucha, “lo realmente violento es arreba- tarle los pinches medios producti- vos, o sea recuperar tus propias manos, tu propio ser, eso es lo que está cabrón. Y para que tú recupe- res eso no es suficiente agarrar un pinche rifle y matar policías... la pinche violencia se tendrá que dar, quién sabe de qué maneras, la vio- lencia misma ya es que tú te pares en una pinche fábrica y detengas la fabriquita antes de apropiár- tela.” Las décadas de los 80 y 90 fue- ron muy difíciles para la tercera iz- quierda que plantea Teixeiro (aquella que no era guerrillera, pero tampoco reformista), con la represión de la guerra sucia y el exterminio de la guerrilla vino el fortalecimiento de esa izquierda “que siempre se ha vendido”, como lo señala León Chávez, y que precisamente comienza a ade- cuarse más a la lógica del Estado, todo esto a partir de la legalización del Partido Comunista. Toda esta situación se agudizará a finales de los 80 con la conformación del PRD. En esos años, los formadores de esa izquierda vendida comien- zan a criticar a León Chávez por no querer venderse y aceptar tal o cual puesto, criticado por su mú- sica, por decir dueños y no due- ños, proletarios, capital, burguesía, en sus letras y su pen- samiento. Una idea, una idea, que lo hace des- pertar, que lo hace despertar / somos muchos desgraciados, pero muy des- perdigados / y por eso un puñado de asesinos y rateros / nos manejan con sus hilos, pero unidos ganaremos. Ponciano tomó un camión con obreros hechos bola / y le dijo a su se- ñora: ya no hay nada qué perder / ya no hay nada que perder, pero mucho que luchar / a correr la de aquí, a co- rrer la de allá / a levantarla aquí, a le- vantarla allá / a enseñarles a los hijos contra quién deben luchar / que el obrero está de guerra, que no es un hijo de perra. Canción: Ponciano Flo- res Al final de la entrevista, los com- pañeros del El Comienzo pregun- tamos por sus perspectivas para el movimiento social en México. De inmediato nos habló de las limi- tantes de un movimiento exclusi- vamente sindicalista, que no rebasa sus formas de organiza- ción, como el caso del SME. Argu- mentó que hay más pobres que antes, que la situación para el pro- letariado es más adversa. Pero al mismo tiempo la lógica del Capi- tal y su centralización han ido jun- tando a todos esos explotados y que irremediablemente se unirán, se organizarán. Todo ello será el caldo de cultivo para una próxima revolución. Y donde el elemento principal son los jóvenes, pues ahora son más y entienden el rollo más rápido. Se trajo a colación necesaria a Andrés Manuel López Obrador y al papel que puede jugar como apaga fuegos en este proceso y respondió con lo siguiente, ce- rrando la entrevista: “está tan fuerte el pinche pedo del Capital que más que nunca, o en los mo- mentos como está así -se refiere a la crisis económica- cualquier mo- vimiento que trate de quitar plus- valía va a ser atacado como el comunismo más pinche radical del mundo… Todo intento de cen- tralización de Capital en el Estado, o sea de manejo de un nivel de plusvalía a través del Estado, de nacionalización, en este momento será atacado a muerte, cabrón; como ha sido atacado siempre, ahorita más que nunca. Ton´s, si ese guey mueve un pinche dedo a ese nivel, si realmente lo mueve a un cierto nivel, seguirá siendo un enemigo de México, o sea "un pe- ligro", ¿por qué?, porque está tra- tando de tender a quitar un poco de plusvalía, manejarla de cierta manera para aplacar un poco el in- cendio. El que lo pueda o no hacer, a mi me parece que depende de qué capacidad tiene el Capital de darse ese pinche lujo, y yo creo que no lo tienen; podrá hacer algu- nas mamaditas, pero serán dos tres días, si es que llega, que lo dudo. No creo que López Obrador sea capaz de apagar ningún pin- che fuego, más bien a lo mejor lo que hace es encenderlo más”. Entrevista a León Chávez TeixeiroCuando nos armó Carranza para matar campesinos / y acelerar el camino del progreso nacional / inauguramos la alianza con los señores vampiros / la bandera roja y negra perdió lo internacional. El capital fue aumentando y tu creciendo con él / a los duros nos golpearon y a los débiles compraron / para afianzar al Estado a fuego y Constitución a tantos trabajadores nos han robado la voz. Ya estuvo de tanto cuento, de vivir en la mentira / entre obreros y patrones la historia está dividida / Nos han robado la voz... Canción: 1910 Teixeiro en el zócalo de la Cd. de México. Evento organizado por El comienzo y la Sección 22 3 s i n d i c a l Las repercusiones de la crisis económica y el modelo económico implementado por los go- biernos priístas, y profundizado por el go- bierno de Felipe Calderón, han acarreado consecuencias a amplios sectores de la clase trabajadora, prueba de ello nos la dan los tra- bajadores del Sector Salud en el Estado de Mé- xico, quienes están desarrollando diversas acciones de lucha para defender y mejorar sus condiciones de trabajo, y con ello de vida, así como sus derechos políticos. A continuación presentamos una entrevista a un trabajador sindicalizado quien nos expresa en términos muy generales cuales son las razones por las cuales se han visto orillados a la organización y movilización; a final de cuentas la lucha de los trabajadores es una necesidad innegable e impostergable. ¿Cuál es la problemática por la que atraviesan los trabajadores de salud en el Estado de México? Desprotección del personal de nuevo ingreso al contratarlo en un esquema de total indefen- sión; no contando con lo más mínimo, que es la seguridad social y prestaciones, además de la negativa de convertir esas contrataciones en plazas basificadas, así como no mejorar las condiciones generales de trabajo del personal de base, lo cual lleva un rezago de nueve años y todo esto agravado por la emisión de una ley del ISSSTE que lo único que va a generar es más cantidad de pobres ya que condena a la mayoría de los nuevos trabajadores a aspirar a una pensión de dos salarios mínimos. ¿Cuáles son los sectores sindicales o laborales más afectados? Personal de salud perteneciente al Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud y a la Se- cretaria de Salud Federal. ¿Qué soluciones exigen y de qué manera han bus- cado concretarlas? La primera forma fue a través de mesas de trabajo con las autoridades correspondientes, pero como casi siempre pasa no se obtienen respuestas favorables por lo que nos vimos en la necesidad de hacernos escuchar a través de dos marchas y un paro de dos horas. ¿Qué respuesta han tenido hasta el momento? Sí, se han obtenido respuestas favorables en algunas peticiones después de la segunda mar- cha en la cual participó el personal de salud del Estado de México y del Distrito Federal pero faltan las peticiones más importantes como ba- sificación al personal de contrato y su regula- rización. Actualmente el personal regularizado, derivado de las marchas, logró parcialmente algunas prestaciones en especie en las condiciones generales de trabajo más no económicas, así como los “beneficios” que con- sagra la nueva ley del ISSSTE. En cuanto al personal de contrato, que es el grueso de tra- bajadores en total indefensión, ni siquiera cuenta con seguridad social y mucho menos con prestaciones. La otra petición importante tiene que ver con que en más de nueve años no se han actualizado las condiciones generales de trabajo para el personal de salud sindicalizado de la Secretaria de Salud Federal. ¿Ha habido algún apoyo solidario por parte de or- ganizaciones sociales, sindicales o de otro tipo? No aún. ¿Hay alguna perspectiva de lograr conseguir las demandas, cuáles podrían ser estas? Sería seguir en pie de lucha y estar en espera que el congreso nacional, que se hace cada tres años, en octubre, en este año se llevará a cabo, logre cuando menos sacar nuevas condiciones generales de trabajo ya que durante estos últi- mos seis años no ha habido absolutamente nin- guna mejora en cuanto a prestaciones a dife- rencia de otros sindicatos como el de maestros. ¿Existe alguna actividad que quisiera difundir por este medio independiente además de la presente entrevista –denuncia-? Claramente estamos viviendo una política anti sindicalista por parte del gobierno federal, lo cual se manifiesta en no querer dar más bases con la intención de debilitar y desapare- cer al sindicato, además el actuar del gobierno va en contra del apartado “B” del artículo 123 constitucional porque no aplicaron el principio de retroactividad, haciéndola efectiva para todo el personal que se regía con la ley anterior no importando que fuera en perjuicio de ellos, condenando a todo nuevo trabajador a resig- narse a percibir dos salarios mínimos y obli- gándolo a que el costo de la pensión recaiga exclusivamente en el trabajador, lo que no es más que una copia de la ley del IMSS. Carmen Carrera La lucha de los trabajadores de salud en el Estado de México Rumbo a la COP16, la búsqueda de falsas soluciones Parece que el tema del “cambio climático” además de ser de impor- tancia y preocupación, se ha conver- tido en una herramienta para garantizar que se sigan cumpliendo los intereses de las cúpulas empre- sariales del mundo a través de las llamadas cumbres de las partes (COP) en donde lejos de llegar a acuerdos concretos respecto al tema, se han utilizado como cortina de humo para negociar nuevas mane- ras de lucrar con la naturaleza y se han dejado de lado los mínimos ob- jetivos de relevancia internacional como lo fueron los acordados en el famoso Protocolo de Kioto acerca de la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Una muestra es el “entendimiento de Copenhague”, surgido de la pa- sada cumbre de las partes en el año 2009, el cual propone que los países desarrollados tengan la libertad de calcular sus posibles tasas de reduc- ción de GEI, o la aprobación de un “financiamiento” para que los paí- ses pobres puedan emplear medidas contra este fenómeno. Lo único que se consiguen en estas reuniones de representantes inter- nacionales (que además requieren de gastos multimillonarios para re- alizarse) son falsas soluciones al problema del calentamiento global. A partir de estas negociaciones se da luz verde para que las principales empresas generadoras de contami- nación, que por sí mismas son las que más contribuyen a la economía capitalista, puedan beneficiarse a costa de proyectos como “energías limpias”, “desarrollo sustentable”, “REDD, (Reducing Emissions from Deforestation)” y demás estrategias impulsadas a partir de inversiones millonarias a través de la iniciativa privada y que obtienen ganancias estratosféricas, dichas medidas pue- den ayudar a atenuar, por ejemplo, el problema de las emisiones de CO2 pero generando nuevas afecta- ciones como escasez de alimentos, deforestación, y otras problemáticas ambientales y sociales. La mala noticia es que la tempera- tura promedio del planeta sigue au- mentando, y pese a que esta problemática ambiental siga agra- vándose, los líderes del mundo se preocupan a medias, ya que están dispuestos a mitigarla pero sin re- ducir la actividad industrial inten- siva de las transnacionales que resulta tan productiva para garanti- zar la persistencia del actual modo de producción capitalista. Esta es la mejor muestra de la contradicción e hipocresía que caracteriza a este sis- tema, pues por sí mismo el capita- lismo es irracional ante la natura- leza, la explotación de los recursos naturales se rige por las leyes del mercado global, a partir de satisfac- tores innecesarios cuestión que tarde o temprano nos situaría en el problema que estamos enfrentando ahora. Para cualquier empresario es de mayor importancia el tema de las ganancias a corto plazo que el dere- cho de generaciones futuras al apro- vechamiento del planeta. Está claro que el capitalismo está cavando su propia tumba. Pese a que desde la década de los 90’s se ha impulsado de manera constante el actuar internacional res- pecto a los efectos del calentamiento global, los diversos encuentros im- pulsados no buscan reparar los daños por los crímenes ambientales cometidos, tal como ha ocurrido con el reciente derrame de petróleo en el Golfo de México; tampoco se busca la mejor vía de utilización de los re- cursos y mucho menos que exista justicia ambiental. Es por ello que desde abajo debemos organizarnos para impulsar acciones que frenen este problema, y la principal es dar fin al capitalismo rapaz. De este modo, se han generado di- versos acuerdos impulsados por pueblos, organizaciones sociales, campesinos, ambientalistas, etcé- tera, buscando construir alternativas de lucha contra los responsables de las afectaciones ambientales que vive nuestra sociedad, un ejemplo es el Acuerdo de los Pueblos surgido de la Cumbre de Cochabamba en abril de este año. A partir de este po- demos comprender la necesidad de atender la crisis actual que se vive en el campo, la necesidad de una co- rrecta gestión de los recursos natu- rales, y la exclusión necesaria de organismos como el Banco Mundial que lo único que pretenden es exten- der una mano disfrazada de ayuda para el sometimiento aun mayor de los países pobres, acrecentando la deuda externa, y dando pie al esta- blecimiento de empresas lucrativas con la apariencia de un interés sus- tentable impulsando proyectos “verdes”. Rumbo a la COP16 en Cancún, se necesita atender los llamados de so- lidaridad con los denominados Afectados Ambientales, en donde se aglutinan las poblaciones más afec- tadas por estos crímenes ambienta- les, como la construcción de basureros industriales, presas hidro- eléctricas y otro tipo de proyectos que no solamente causan contami- nación sino que incluso han llegado a generar afectaciones severas como enfermedades y muertes. No basta con acudir de manera co- tidiana a las movilizaciones de pro- testa contra la COP16, sino hay que denunciar las falsedades que impli- can este tipo de encuentros que sólo consiguen concretar negocios en nombre de la defensa de la natura- leza y organizarnos para combatir los estragos del calentamiento glo- bal, así como para atender las nece- sidades de los trabajadores en el campo y la ciudad de manera res- ponsable y racional sin que eso sig- nifique la destrucción ambiental. Desde El Comienzo, creemos que esto solo se puede lograr a través de la planificación de la economía y la transformación de la sociedad. i n t e r n a c i o n a l Jade

×