La transfiguracion

150 views
72 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
150
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La transfiguracion

  1. 1. LA TRANSFIGURACION El misterio de la Transfiguración que contemplamos es para adelantar de alguna manera la Resurrección del Señor a su Pasión, de manera que podamos vivir la cruz con esperanza. Dice el Evangelio que Jesús mientras oraba, cambió de aspecto en su rostro y sus vestiduras se volvieron de una blancura deslumbrante. Jesús transfigurado, es el anticipo..., es el aviso de la presencia viva de Cristo resucitado entre nosotros. Jesús se transfigura en la oración. Y también nosotros en la oración, nos transformamos en otros Cristos.A veces cuando experimentamos en nuestra vida algún momento fuerte de la presencia de Dios, queremos detenemos, quedarnos con eso para nosotros. Pero Dios no quiere eso. El Señor quiere de nosotros otra actitud.La fe en Jesucristo, debe ser una fe que nos mueva a una misión. Cuando experimentamos el amor de Dios, cuando conocemos a Jesús, no podemos guardarlo para nosotros, debemos comunicarlo a los demás. Jesús transfigurado es todo un símbolo del nuevo hombre, de la nueva humanidad que cambia totalmente, que logra un nuevo estado de vida, total, completo, espiritual y físico, individual y comunitario.Nuestra vida es un camino hacia el Cielo. Pero es una vía que pasa a través de la Cruz y del sacrificio. Sin duda, queridos familiares de...., Hoy celebramos cristianamente su muerte y también su larga vida que, a partir de ahora, queda depositada en manos de Dios que es nuestro Padre. Pero también es un momento muy oportuno para confesar nuestra fe en la resurrección. Confesarla con esperanza y hasta con gozo interior. Confesarla sin otro fin que el de agradecer a Dios el don de la vida que, a través de nuestros padres se nos es dada. La muerte siempre nos arranca… siempre nos separa de lo que más queremos confesar nuestra fe en que...., aunque ha dejado esta vida terrena, vive para siempre en Dios, porque Dios no nos creó para morir sino para vivir… Y vive de un modo nuevo al haber sido transformada y resucitada por Cristo y con Cristo. En ella se han hecho ya realidad aquellas palabras de Jesús “el que crea en mí aunque haya muerto vivirá”…

×