Oraciones

7,076 views
6,935 views

Published on

Published in: Business
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
7,076
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
57
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Oraciones

  1. 1. GOIZALDE ORACIONES Yo busco ahora un camino, Señor. ORACIONES Tú, que eres Camino, da luz verde a mi vida Hay oraciones preciosas que nos pueden pues a abrir camino Tú me llamas. ayudar en la nuestra. 275. {TC “”} A LOS PIES DE MI Á- El unirnos a ellas, a las personas que las FRICA han hecho y a esa relación que tuvieron con Dios, es ya hacer oración personal. A los pies de mi África que está, hace cuatrocientos años crucificada, 274. A{TC “”} ABRIR CAMINO ME y no obstante palpita todavía, LLAMAS permite, Señor, que te dirija una plegaria de paz y de perdón... No hay caminos en mi vida, Señor; ¡Señor, perdona a la Europa blanca! apenas senderos Ya que necesitan tu perdón, Señor, que hoy abro y mañana desaparecen. los que cazaron a mis hijos Yo estoy en la edad de los caminos: como elefantes salvajes caminos cruzados, caminos paralelos. y los subyugaron a latigazos, Yo vivo en encrucijada e hicieron de ellos las manos negras y mi brújula, Señor, de los que tenían las manos blancas. no marca el norte. Ya que necesitan tu perdón Yo corro cansado hacia la meta los que deportaron y el polvo del camino diez millones de mis hijos se me agarra a cada paso, en las bodegas de sus naves, como la oscuridad a la noche. y eliminaron a doscientos millones, Yo voy a galope caminando, y me han procurado una vejez solitaria y a tientas busco un rastro, en las selvas de mis noches y sigo unas pisadas. Y me digo: y en la sabana de mis días. ¿Dónde me lleva el camino? Señor, mi vista se ofusca, ¿Eres quien ha extendido y la serpiente del odio yergue su cabeza a lo largo de mi vida un camino? en mi corazón, aquella serpiente ¿Cuál es el mío? que creíamos muerta. Si Tú me lo has dado Abátela, Señor, me pertenece. puesto que debo proseguir mi camino... ¿Dónde me lleva? Si Tú lo has trazado Bendice a este pueblo, Señor, quiero saber la meta. que busca sus propios rasgos ¿Voy solo? ¿Camino en grupo? bajo la máscara Tengo miedo que mi cantimplora e intenta reconocerlos. y mi mochila se queden vacías Que busca en el frío, en el hambre que roe y a mi lado nadie comparta conmigo. sus entrañas y sus huesos... Señor, Tú sales al paso en mi camino Bendice a este pueblo para marcar mi rumbo. que rompe sus cadenas, Es tu voz, hecha llamada, bendice a este pueblo que vive en la frontera quien me indica, palmo a palmo, que separa a los silenciosos hambrientos mi ruta por el llano de los poderosos y torturadores. o la montaña escarpada. Y con él a todos los pueblos del mundo Es tu voz, hecha llamada, por cuyos rostros corren sudores quien me arranca de mi siesta, de sangre y sufrimiento. de mi vida fácil y segura, Y entre estas inmensas multitudes, de los míos y de lo mío. mira los rostros inquietos de mi pueblo, Es tu voz, hecha llamada, y concede a sus manos ardientes quien me lanza a ser apoyo, poder enlazarse con otras manos fraternas y servicio, y comprensión, y alegría, que acordonen la tierra, y ayuda... de los otros. bajo el arco iris de la paz. Es tu voz, hecha llamada, Leopoldo Sedar Senghor. Presidente Senegal. quien me arranca de mí, y me hace grupo. 276. {TC “”} ¡ABRE TU PUERTA! Señor, yo busco tu camino (sólo uno), y me fío de tu Palabra. Señor: Dame fuerza, tesón a cada paso Tú llegas a nuestro mundo para caminar contigo. y nos invitas a abrir la puerta Dame un grupo de amigos decididos, de nuestro corazón prontos a la marcha. a todos los hombres. Llevaremos nuestra tienda Tú ya nos dijiste te llevaremos con nosotros, que eres Tú quien viene y serás cada día, cuando alguien llama quien oriente nuestra marcha. a nuestra puerta. Mil textos para orar y reflexionar 91
  2. 2. GOIZALDE ORACIONES Tu palabra es ésta: 278. AGRADECIMIENTO “He aquí que estoy a la puerta y llamo. Te doy gracias, Señor, de todo corazón, Si alguno oye mi voz por tu misericordia y tu fidelidad, y abre la puerta, porque tu promesa supera a tu fama. Yo entrará y cenaré con él y él conmigo”. Me hablaron de Ti, Dios mío, me dijeron que eres digno de confianza, Señor: y nos has defraudado mi esperanza, que sepamos escuchar tu voz, colmada de tus dones. esa voz que nos llega por nuestros hermanos. Te doy gracias, Señor, de todo corazón, Que abramos la puerta porque, al cabo de los años, para acogerte a Ti, Tú has desbordado mis deseos, y en Ti a todos los hombres. Dios desconcertante y fiel. 277. {TC “”} ACOSTUMBRARSE A Ha sido necesario un largo camino, pasar por momentos de oscuridad, TODO creer en el amor, a pesar de todo, Tenemos el vicio de acostumbrarnos a todo. para recoger ahora tus frutos. Ya no nos indignan las chabolas, No los cambiaré por nada, ni la esclavitud, no es noticia el racismo, los celebraré con mis hermanos en la fe, ni los millones de muertos de hambre en la Eucaristía de la Iglesia, cada año. alabando tu nombre, Dios de mi historia. Nos acostumbramos, limamos la arista de la realidad, El Señor es grande, para que no nos hiera se ha fijado en mi pequeñez y la tragamos tranquilamente. y ha desbaratado mi orgullo. Nos desintegramos. Frutos de ternura en mi corazón, No sólo es el tiempo el que se nos va, más fuerte que todos los golpes de la vida, es la misma realidad de las cosas la que cae. frutos de agradecimiento y humildad, Lo más explosivo se hace capaces de humillar rutina y conformismo; la inteligencia de los poderosos. la contradicción de la cruz es ya sólo el adorno que se lleva al cuello. ¿Cómo lo has hecho, Dios mío? Señor, tenemos la costumbre No sé ni me importa. de acostumbrarnos a todo; Mi corazón exulta; aun lo más hiriente se nos oxida. que todas tus criaturas te canten, Señor, Quisiéramos ver siempre tu magnificencia y tu gloria. las cosas por primera vez; Sólo sé que el Señor completará quisiéramos una sensibilidad no cauterizada, sus favores conmigo. para maravillarnos y sublevarnos. Tu misericordia es eterna, Padre, Haznos superar la enfermedad y no abandonarás la obra de tus manos. del tradicionalismo, (del Salmo 138) es decir, la manía de embutir lo nuevo en paradigmas viejos. Líbranos del miedo a lo desconocido. El mundo no puede ir adelante a pesar de tus hijos, sino gracias a ellos. Empujemos. Jesucristo, danos una espiritualidad de iniciativa, de riesgo, que necesite revisión constante. No queremos ver las cosas sólo desde dentro, necesitamos tener algún amigo hereje o comunista para ser disconforme como Tú, que fuiste crucificado por los conservadores 279. {TC “”} ALFARERO DEL HOM- del orden y la rutina. Enséñanos a recordar que Tú, Jesús, BRE siempre has roto Alfarero del hombre, mano trabajadora las coordenadas de lo previsible. que, de los hondos limos iniciales, Y sobre todo, que no nos acostumbremos convocas a los pájaros a la primera aurora, a ver injusticias, sin que se encienda al pasto, los primeros animales. en nosotros la ira y la acción. De mañana te busco, hecho de luz concreta, Luis Espinal. “Oraciones a quemarropa”, p. 53 de espacio puro y tierra amanecida. De mañana te encuentro, Vigor, Origen, Meta Mil textos para orar y reflexionar 92
  3. 3. GOIZALDE ORACIONES de los sonoros ríos de la vida. Mañana te serviremos, El árbol toma cuerpo, y el agua melodía, en tu presencia, mejor. tus manos son recientes en la rosa; A la sombra de tus alas, se espesa la abundancia Padre nuestro, abríganos. del mundo a mediodía, Quédate junto a nosotros y estás de corazón en cada cosa. y danos tu bendición. No hay brisa, si no alientas, monte, si nos estás dentro, Antes de cerrar los ojos, ni soledad en que no te hagas fuerte. los labios y el corazón, Todo es presencia y gracia. al final de la jornada, Vivir es ese encuentro: ¡buenas noches, Padre Dios! Tú, por la luz; el hombre, por la muerte. Gloria al Padre omnipotente, ¡Que se acabe el pecado! gloria al Hijo redentor, ¡Mira que es desdecirte gloria al Espíritu Santo: dejar tanta hermosura en tanta guerra! tres Personas, sólo un Dios. Que el hombre no te obligue, 282. {TC “”} AQUÍ ESTAMOS Señor, a arrepentirte de haberle dado un día las llaves de la tierra. Aquí estamos, Señor Jesús: juntos en tu búsqueda. 280. AMAR A NUESTRO PUEBLO Aquí estamos con el corazón Es que... ¿tenemos otro mandamiento? en alas de libertad. No, porque está dentro Aquí estamos, Señor, de los mandamientos de un creyente, juntos como amigos. Juntos. porque Jesús amó a su pueblo Danos la fuerza de caminar juntos. aunque su pueblo le despreció y le condenó. Danos la alegría de sabernos unidos. Danos el gozo del hermano de al lado. Amar a nuestro pueblo Danos la paz de los que buscan en grupo. es mucho más que hacerle poesías, dedicarle versos o hacerle homenajes; Caminamos hacia Ti, para amar a nuestro pueblo subimos cansados tu montaña. primeramente hay que entenderlo, Sabemos que la ascensión es dura, hay que saber qué le pasa, pero el grupo nos aguanta. por qué sufre, por qué está oprimido. Sabemos que Tú te das en lo alto, en lo de arriba. Para amar a un pueblo Sabemos que vale hay que conocerle, saber cómo es, la pena subir y encontrarte. cuáles son sus bellezas y sus problemas, y quizá muchos de nosotros 283. {TC “”} AÚN NO TE CONOCE- que hemos nacido aquí MOS o que vivimos aquí, no conocemos a este pueblo Jesús, Tú que nos conoces a fondo, o lo conocemos “tan por encima” que sabes lo que es cada uno, que... en realidad... no sabemos casi nada. con sus deseos y debilidades: DANOS TU PERDÓN Señor, DANOS TU ABRAZO DE AMIGO. ayúdanos a tomar conciencia de lo que pasa en este pueblo, Perdona al que no dice lo que siente, danos esa capacidad de ser humildes al que no es buen amigo de los demás, para entender la “culpa que tenemos” al que abusa demasiado de los otros. y danos un amor tan valiente como el tuyo DANOS TU PERDÓN para amar todo lo bueno y bello DANOS TU ABRAZO DE AMIGO. que hay en nuestro pueblo Jesús, aún no te conocemos hoy, y para tratar de corregir y superar no nos sabemos apenas nada lo que no tenga que ver con nuestra fe. del evangelio. Juanjo Elezcano Queremos ser tus amigos Materiales para hacer oración ¡y nos preocupamos tan poco de Ti! DANOS TU PERDÓN 281. {TC “”} ANTES DE CERRAR LOS DANOS TU ABRAZO DE AMI- OJOS GO Jesús perdona Antes de cerrar los ojos, porque nuestras manos los labios y el corazón, sólo las usamos al final de la jornada, para nuestro provecho, ¡buenas noches, Padre Dios! porque nuestros ojos Gracias por todas las gracias sólo ven lo que nos interesa, que nos ha dado tu amor; porque nuestro corazón si muchas son nuestras deudas, sólo nos ama a nosotros, infinito es tu perdón. porque nuestra alegría Mil textos para orar y reflexionar 93
  4. 4. GOIZALDE ORACIONES no sabemos compartirla para que sea templo vivo de tu Espíritu con los demás. y sepa dar calor y refugio; JESÚS, DANOS TU PERDÓN que sea generoso en perdonar y comprender DANOS TU ABRAZO DE AMIGO. y aprenda a compartir dolor y alegría JESÚS, NO COMPRENDO con un gran amor. Dios mío, que puedas disponer de mí Dijeron que la vida era una canción con todo lo que soy, con todo lo que tengo. de paz y de amor; yo veo que los hombres cantan Sabine Naegeli pero, de su vecino, no sienten el dolor. 285. {TC “”} BENDITA LA MAÑANA Dijeron que el mundo corre ya por caminos de extinción; En el nombre del Padre, yo veo a mucha gente buena del Hijo y del Espíritu, que lleva a mi Dios en su corazón. salimos de la noche y estrenamos la aurora; saludamos el gozo de la luz que nos llega Jesús, resucitada y resucitadora. yo no comprendo Tu mano acerca el fuego a la tierra sombría, que este mundo se extinga y el rostro de las cosas si tu amor existe se alegra en tu presencia; en las personas que lo habitan. silabeas el alba igual que una palabra; Dejen brillar las estrellas Tú pronuncias el mar como sentencia. y sonreír a la gente que alegre está. Regresa, desde el sueño, Agrúpense para animar el hombre a su memoria, a los que están expurgando acude a su trabajo, madruga a sus dolores; la hoguera mala. le confías la tierra y, a la tarde, la encuentras Paren de lamentarse, rica de pan y amarga de sudores. porque el tiempo se va y no vuelve atrás. ¡Bendita la mañana que trae la noticia Quien se basa en el amor, de tu presencia joven, en gloria y poderío, edifica un mundo que no se deshace. la serena certeza con que el día proclama que el sepulcro de Cristo está vacío! Amén. Jesús, yo no comprendo 286. {TC “”} BIENVENIDO, ESPÍRITU que este mundo se extinga Bienvenido, Espíritu, ¡Eres Tú! si tu amor existe Pasa, no te quedes a la puerta. en las personas que lo habitan. Pasa hasta la sala de estar. 284. {TC “”} BENDICE MIS MANOS Toma asiento, vamos, con toda confianza. Señor, bendice mis manos No sabía si vendrías. para que sean delicadas y sepan tomar Lo esperaba, bueno, lo deseaba, sin jamás aprisionar, pero dudaba: que sepan dar sin calcular pensaba si serías sólo para los importantes, y tengan la fuerza de bendecir y consolar. los sabios, los santos, los perfectos... Señor, bendice mis ojos Veo que vienes a todas las cosas, las grandes y para que sepan ver la necesidad pequeñas. y no olviden nunca lo que a nadie deslumbra; Tenía esperanza, que vean detrás de la superficie pero a veces me asaltaba la duda. para que los demás se sientan felices ¿Vendría también a mi casa, por mi modo de mirarles. tan pobre, tan pequeña? Señor, bendice mis oídos No sabes cuánto me alegro. para que sepan oír tu voz y perciban muy claramente Has venido, ya estás aquí. el grito de los afligidos; No eres un lujo que sepan quedarse sordos ni un regalo caro. al ruido inútil y la palabrería, Has venido y estamos aquí juntos. pero no a las voces que llaman ¡Casi no me lo puedo creer! y piden que las oigan y comprendan Te enseñaré mi casa, ¿quieres? aunque turben mi comodidad. Está un poco abandonada, ya lo ves. Señor, bendice mi boca Algo de polvo que siempre entra. para que dé testimonio de Ti Mucho desorden. y no diga nada que hiera o destruya; Ropa sucia que no acabo de lavar. que sólo pronuncie palabras que alivian, Hay también barro que nunca traicione confidencias y secretos, en los rincones y en el pasillo. que consiga despertar sonrisas. Quizás Tú, que eres fino y persistente, Señor, bendice mi corazón lo limpies todo. No tengas miedo de soplar. Mil textos para orar y reflexionar 94
  5. 5. GOIZALDE ORACIONES Hace frío, ¿verdad? por el ancho mundo. Sí, no es una casa caliente. Cada mañana me dices al oído Hay poco ambiente aquí dentro. con voz de primavera: Quizá Tú, que eres fuego, “Hoy puedes empezar de cero”. la puedas caldear y ambientar. Patxi Loidi. “Mar Rojo”, p. 157 No tengas miedo a arder, y calentar todas las habitaciones. 288. {TC “”} CAMINOS TUYOS Me gustaría repartir calor Tengo rabia a todos los que vengan a mí. y Tú me dices que tengo que perdonar. ¿Para cuánto tiempo vienes? Tengo miedo ¡Ojalá te quedes mucho rato! y me dices que debo arriesgarme. Tenemos tanto que hablar. Tengo dudas y me dices que debo creer. Puedes quedarte todo el día, Estoy angustiado y mañana, y me dices que me tranquilice. y pasado mañana. Siento pereza y me dices que debo continuar. ¡Ojalá no te vayas nunca!. Tengo mis proyectos ¡Ojalá no te eche nunca! y me dices que acepte los tuyos. No te vayas aunque te eche, te lo suplico. Tengo propiedades Me agrada que estés aquí, y me dices que sea mendigo. los dos juntos mano a mano. Tengo seguridad Tengo tantas cosas que contarte... y me dices que nada prometes. ¡Mil proyectos! Quiero vivir y me dices que debo dar la vida. Y quiero remover mi casa de arriba a abajo. Quiero ser bueno Te lo contaré todo. y me dices que no es suficiente. Pero el caso Quiero mandar es que ahora no se me ocurre nada. y me dices que debo obedecer. Estoy contigo Quiero liderar y me dices que debo servir. y tengo tanto que decirte... Quiero entender Pero me emociono y me dices que debo asimilar. y no me sale nada. Quiero claridad y me hablas con parábolas. Estoy a gusto junto a Ti. Quiero símbolos No sabes la ilusión que me hace tu vista. y vas directamente al asunto. Quiero tranquilidad Dicen que Tú haces profetas. y me dices que vienes a traer intranquilidad. No sé bien lo que puede ser eso, Quiero violencia pero lo intuyo. y me dices que sólo sabes dar paz. Hombres que nunca están quietos. Tomo la espada Mujeres que rompen moldes y me dices que debo guardarlo. y no repiten la historia. Me preparo para objetar Siempre andando en busca de lo nuevo, y me dices que debo ofrecer la otra mejilla. más allá de los senderos trillados. Quiero paz Dejarlo todo, y me dices que viniste a traer la espada. superarlo todo, Trato de enfriar las cosas darlo todo... y me dices que vienes a traer Y abrir caminos. fuego a la tierra. Estoy muy lejos de esas maravillas Quiero ser el más grande con esta casa tan sucia y me dices que debo ser el más pequeño. y tan desambientada. Quiero permanecer anónimo y me dices que mi luz Pero si Tú has venido debe permanecer encendida. pensarás que ha llegado el momento. Muchas veces no los entiendo, Me gustaría. pero son tus caminos. De verdad que me gustaría, ¡te lo juro! 289. {TC “”} CANTEMOS AL DIOS DE 287. {TC “”} CADA MAÑANA LA VIDA Cada mañana sales al balcón Tú haces brotar las fuentes en los montes, y oteas el horizonte por ver si vuelvo. el agua del torrente Cada mañana bajas saltando las escaleras que desciende hasta el valle, y echas a correr por el campo en la que abrevan los rebaños cuando me adivinas a lo lejos. y a cuya orilla hace su nido el pájaro. Cada mañana me cortas la palabra, Tú haces crecer la hierba para el ganado te abalanzas sobre mí y las plantas que el hombre cultiva y me rodeas con un abrazo redondo para sacar su pan de la tierra el cuerpo entero. y el vino que alegra su corazón Cada mañana contratas la banda de músicos y hace que brille su rostro. y organizas una fiesta por mí Mil textos para orar y reflexionar 95
  6. 6. GOIZALDE ORACIONES Cuando llega la noche, las fieras se mueven principio y fin de toda la historia. y salen en busca de su alimento. A tu imagen has creado al hombre; Cuando llega el día, se ocultan, varón y mujer lo creaste, y el hombre sale a trabajar para que, día tras día, hasta el atardecer, en que acaba su faena. ellos, creadores contigo guarden al mundo con su amor. ¡Qué hermoso es el inmenso mar, con los infinitos peces que en él se mueven Padre de bondad, y los enormes monstruos marinos! Padre bueno, Sobre sus aguas navegan los barcos. te bendecimos y te damos gracias Quiero cantarle al Señor. porque siempre estás con brazos abiertos ¡Que mi canto le agrade! para acogernos. El Señor es mi contento. 292. {TC “”} CERCA DE NOSOTROS 290. {TC “”} CÁNTICO DE LAS CRIA- Te sentimos cerca cuando otras personas TURAS se preocupan de nosotros y nos ayudan a educarnos Omnipotente, altísimo, bondadoso Señor, cuando compartimos nuestra alegría y tuyas son la alabanza, la gloria y el honor; nos divertimos con los amigos tan sólo Tú eres digno de toda bendición, cuando alguien nos pide ayuda y nunca es digno el hombre y nosotros se la damos de hacer de Ti mención. con gusto. Loado seas por toda criatura, mi Señor, TE SENTIMOS CERCA al regresar a casa y en especial loado por el hermano sol, y comer en familia, en el rato de estudio que alumbra, y abre el día, y en el descanso, cuando anochece y es bello es su esplendor, y el sueño nos vence y lleva por los cielos noticias de autor. TE SENTIMOS CERCA, SEÑOR: Y por la hermana luna, de blanca luz menor, Que te descubramos en lo nuestro y las estrellas claras, que tu poder creó, en eso que hacemos cada día tan limpias, tan hermosas, Estamos seguros de que tan vivas como son, “TÚ ESTAS CERCA, SEÑOR: y brillan en los cielos: ¡loado mi Señor! Queremos expresarte nuestro gozo Y por la hermana agua, porque te sentimos cerca preciosa en su candor, Sí, muy cerca de cada uno que es útil, casta, humilde: ¡loado mi Señor! muy cerca de nuestras cosas Por el hermano fuego, muy cerca de nuestra vida que alumbra al irse el sol, muy cerca de nuestra historia. y es fuerte, hermoso, alegre: TE SENTIMOS CERCA ¡Loado mi Señor! cuando amanece y la luz abre nuestros ojos Y por la hermana tierra, cuando el agua nos refresca que es toda bendición, y volvemos a la realidad la hermana madre tierra, cuando damos el primer saludo que da en toda ocasión a quienes más queremos las hierbas y los frutos y flores de color, TE SENTIMOS CERCA y nos sustenta y rige: ¡loado mi Señor! al coger los libros para volver al colegio Y por los que perdonan al encontrarnos con la gente en las calles y aguantan por tu amor al ver de nuevo a los compañeros del grupo. los males corporales y la tribulación: ¡felices los que sufren en paz con el dolor, 293. {TC “”} CON INFINITA TERNURA porque les llega el tiempo de la consolación! (La oración y la vida de una leprosa) Y por la hermana muerte: ¡loado mi Señor! Ningún viviente escapa de su persecución; Tú, Señor, has venido, me lo has pedido todo ¡ay si en pecado grave sorprende al pecador! y yo te lo he entregado. ¡Dichosos los que cumplen Me gustaba leer y ahora estoy ciega. la voluntad de Dios! Me gustaba pasear por el bosque ¡No probarán la muerte de la condenación! y ahora mis piernas están paralizadas. Servidle con ternura y humilde corazón. Me gustaba recoger flores, Agradeced sus dones, cantad su creación. bajo el sol de primavera, Las criaturas todas, load a mi Señor. y ahora ya no tengo manos. Como soy mujer, 291. {TC “”} CANTO AL DIOS CREA- me gustaba contemplar DOR la hermosura de mis cabellos, la delicadeza de mis dedos, Te alabamos y te damos gracias, Señor, la gracia de mi cuerpo... porque eres el Creador. y ahora estoy casi calva De Ti todo viene. y, en lugar de mis largos y hermosos dedos, Tú eres el Señor de toda la creación, Mil textos para orar y reflexionar 96
  7. 7. GOIZALDE ORACIONES no tengo más que unos muñones a los demás con transparencia. rígidos e insensibles, El paso de los años ha cargado mi vida como si fueran de corcho. de suspicacias, Mira, Señor, cómo has dejado mi cuerpo temores, antaño tan agraciado. cobardías, Pero no me rebelo. Te doy las gracias. tristezas, Te dará gracias por toda la Eternidad, que me pesan porque, si muero esta noche, como un fardo sobre la espalda. sé que mi vida Concédeme el don de volver al principio, ha sido maravillosamente plena. de saber confiar en los demás, He vivido el Amor de tener esperanza, y he quedado mucho más colmada de saber compartir con limpieza de cuanto mi corazón haya podido ansiar. lo que de Ti he recibido. ¡Oh, Padre, qué bueno has sido Vuélveme niño otra vez, con tu pequeña Verónica...! para recibir de Ti la promesa de felicidad. Esta noche Amor mío, te pido Quítame toda desconfianza, por los leprosos del mundo entero. toda ansiedad, Te pido, sobre todo, por aquellos todo egoísmo, a quienes la lepra moral todo pecado, abate, destruye, mutila y destroza. que me impide llegar hasta Ti. Es sobre todo a ellos a quienes amo Si yo no Te alcanzo, y por quienes me ofrezco en silencio, vuélvete, Señor, a mí. porque son mis hermanos y hermanas. Mira a tu pobre siervo Mi Amor: te ofrezco mi lepra física y ayúdale a ponerse en pie de nuevo, para que ellos no conozcan el hastío, como un padre ayuda a su hijo. la amargura y la gelidez de su lepra moral. Concédeme el don, Señor, de la vida primera de un niño. Soy tu hija, Padre mío; llévame de la mano Javier Fernández Chento como una madre lleva a su hijito. Estréchame contra tu corazón 296. {TC “”} CONDÚCEME TÚ como un padre hace con su hijo. Húndeme en el abismo de tu corazón, A través de las tinieblas que me rodean para habitar en él, condúceme Tú, siempre más adelante. con todos a quienes amo, La noche es oscura y estoy lejos del hogar: por toda la Eternidad. condúceme Tú, siempre más adelante. Guía mis pasos: no puedo ver ya 294. {TC “”} CON LAS MANOS UNI- lo que se dice ver allá abajo: DAS un solo paso cada vez es bastante para mí. Con las manos unidas, Yo no he sido siempre así, formamos grupo junto a Ti, Jesús. ni tampoco he rezado siempre Sentimos el calor del compañero. para que Tú me condujeras. Nuestra fuerza une las manos, Deseaba escoger y ver mi camino, nuestros corazones los unes Tú. pero ahora, Y al sonreírnos entre nosotros, condúceme Tú, siempre más adelante. es tu alegría la que asoma a nuestros labios. Ansiaba los días de gloria, Tu amor, tu alegría y tu fuerza, y a pesar de los temores habitan en cada uno de nosotros, el orgullo dirigía mi querer: y nos impulsan a formar un grupo unido. ¡oh!, no te acuerdes Señor, nosotros queremos amarnos, de esos años que pasaron ya. sin que nadie quede excluido. Tu poder me ha bendecido tan largamente, Queremos vivir alegres, que aún sabrá conducirme y no dejaremos que el enfado nos separe. siempre más adelante Queremos ser una fuerte cadena por el llano y por los pantanos, y entre todos haremos cosas grandes. sobre la roca abrupta y el bramar del torrente Que ninguno se sienta marginado, hasta que la noche haya pasado ni haya nadie despreciado y me sonrían en la mañana entre nosotros. esas caras de ángeles Al que esté triste o preocupado, que había amado hacer tiempo trataremos todos de ayudarle. y que durante una época perdí. PORQUE ERES TU Condúceme Tú, siempre más adelante. QUIEN NOS UNE, JESÚS. Cardenal Newman. “Gritos y plegarias”, p. 306 295. {TC “”} CONCÉDEME SER NIÑO 297. {TC “”} CONSTRUIMOS ESTE Señor, concédeme el don de ser como un niño MUNDO para saber mirar Señor, te damos gracias Mil textos para orar y reflexionar 97
  8. 8. GOIZALDE ORACIONES por los hombres que trabajan en paz - ¿Haciendo? ¿Quién, yo? Nada, supongo. Sólo y los que construyen un mundo más feliz. creo que sería bueno si pudieras controlar las co- Sin embargo, sas aquí como las controlas allí, para que las per- a menudo vemos en la televisión, sonas no sufrieran tanto. niños, mujeres y hombres que sufren. - ¿Te controlo a ti? Tienen hambre, están heridos por la guerra, - Pues... voy a la iglesia, doy limosnas, no hago... cazados en sus casas, - ¡Eso no es lo que te he preguntado! Por ejemplo, acribillados por las bombas y los fusiles. tu carácter. Tienes un problema con eso, tus ami- También vemos, a veces, gos y tu familia sufren. Y también la manera en que hombres y mujeres que se sacrifican gastas tu dinero, todo para ti. También, los libros por los que sufren, que lees. y les ayudan a aliviarse. - ¡Deja de meterte conmigo! Soy tan bueno como Luchan contra el mal, los demás que veo en misa cada domingo. sonríen a los que temen y a los débiles, les infunden aliento y esperanza. - Perdóname, he pensado que estabas rezando Señor, cuando se ama de verdad, para que yo bendijera a los necesitados. Si eso va el sufrimiento es menos pesado de llevar, a pasar, necesitaré la ayuda de los que están re- las injusticias retroceden zando para hacerlo, como tú. y las rencillas se apagan. - Bueno, está bien. Supongo que tengo algunos Enséñanos a amar, a luchar, a sonreír problemas. Ahora que lo dices, creo que podría para que llegue a nosotros pensar en ellos. la paz y la amistad, para que florezca la esperanza, - Y yo también. en el corazón de todos y cada uno. - Mira, Padre, necesito terminar. Esto está tardando más de lo normal. Bendice a los misioneros a fin de que sean guiados a las puertas de los honestos de 298. {TC “”} CONVERSACIÓN corazón. - Mi querido Padre del cielo... - ¿Quieres decir las personas como Juan? - ¿Sí? - ¿Juan? - No me interrumpas, estoy rezando. - Sí, el chico que vive cerca de tu casa. - Pero, me has llamado. - ¿¡El Juan ese!? Pero él fuma y bebe y nunca va a - ¿Te he llamado? No, no te he llamado, estoy la iglesia. rezando. - ¿Has visto su corazón últimamente? - Mi querido Padre del cielo... - ¡Claro que no! ¿Cómo voy a verlo? - ¿Ves? Lo has hecho otra vez. - Yo lo he visto, y es uno de los corazones hones- - ¿Que he hecho qué? tos por los que estás rezando. - Me has llamado, has dicho: “Mi querido Padre del - Pues manda a los misioneros allí entonces. cielo”. - ¿No eres tú un misionero? Creo que te lo he dicho - Pues bien, aquí estoy. bastante claro. - Pero yo no quería decir nada de eso. Sólo estaba - ¡Oye, espera un momento! ¿Qué es esto? ¿El día diciendo mis oraciones. Siempre rezo. Me hace para criticarme? Aquí estoy cumpliendo con mi sentir bien, como si cumplo con mi deber. deber, guardando tu mandamiento de rezar y de repente me interrumpes y me recuerdas mis pro- - ¡Ah!, bueno... sigue. blemas. - Estoy agradecido por mis muchas bendiciones. - Pues me has llamado y aquí estoy. Sigue rezan- - ¡Espera! ¿Cuánto lo agradeces? do, estoy interesado en la próxima parte, no habrás - Pues... no lo sé. ¿Cómo voy a saberlo? Sólo es cambiado de orden, ¿verdad?... continúa. parte de la oración. Me han dicho siempre que - No quiero. debo dar las gracias. - ¿Por qué no? - ¡Ah! Pues nada, sigue. - Porque yo sé qué me vas a decir. - ¿Sigo? - Prueba. - Con la oración. - Por favor, perdóname todos mis pecados y ayú- - ¡Ah sí! Vamos a ver... Bendice al pobre, al enfer- dame a perdonar a otros. mo, y al necesitado... - ¿Y Francisco? - ¿Lo dices en serio? - ¿Ves? Lo sabía! Escucha, Señor, él dijo mentiras - ¡Pues claro que sí! acerca de mí y yo perdí mi trabajo. Todos en la - ¿Qué estás haciendo tú? oficina piensan que yo no valgo nada, ¡pero no hice nada!, voy a vengarme de él. Mil textos para orar y reflexionar 98
  9. 9. GOIZALDE ORACIONES - Pero tus oraciones, ¿qué hay acerca de ellas? - Ya lo he hecho. Y gracias por dejarme interrumpir. - No las he dicho en serio. A veces me siento solo y quiero hablar contigo. Buenas noches, te quiero. - Bueno, por lo menos eres honesto. Supongo que a ti te gusta llevar ese odio contigo, ¿no es cierto? - Buenas noches, Padre, yo también te quiero. - No, no me gusta. Pero me sentiré mejor cuando 299. {TC “”} CRISTO, TE AMO me vengue de él. Cristo, te amo - ¿Quieres saber un secreto? no porque bajaste de una estrella - ¿Qué secreto? sino porque me descubriste que el hombre tiene sangre, - No te sentirás mejor, sino peor. Escúchame, si tú lágrimas, congojas... le perdonas, yo te perdonaré a ti. ¡llaves, herramientas! - Pero Señor, no puedo perdonarle. para abrir las puertas cerradas de la luz. - Entonces, yo puedo perdonarte a ti. Sí... Tú nos enseñaste que el hombre es Dios... un pobre Dios crucificado como Tú. - ¿Hablas en serio? Y aquel que está a tu izquierda en el Gólgota, - Hablo en serio. el mal ladrón... ¡también es un Dios! - Bueno, está bien... Por favor, ayúdame a controlar mis sentimientos y a no caer en la tentación. León Felipe. “¡Oh, este viejo y roto violín”. Visor, p. 104 - Bien, bien, lo haré, pero deja de ponerte en todos esos lugares donde puedes ser tentado. 300. {TC “”} CRISTO, VINISTE A - ¿Qué quieres decir con eso? GLORIFICAR LAS LÁGRIMAS - No te quedes enfrente de los quioscos, tampoco Viniste a glorificar las lágrimas... enfrente de la tele; esas cosas van a influirte tarde no a enjugarlas... o temprano... ¡y no me uses como una manera de Viniste a abrir las heridas... escapar! no a cerrarlas. - ¿Una manera de escapar? No entiendo. Viniste a encender las hogueras.... no a apagarlas... - Claro que entiendes. Lo has hecho muchas veces. Viniste a decir: Te encuentras en una situación de crisis y después ¡Que corran el llanto, vienes corriendo a mí. “Señor, ayúdame con este la sangre y el fuego... lío y te prometo que nunca más lo haré”. A propósi- como el agua! to, es asombroso cómo aumentan en cantidad e León Felipe. “Antología rota”. Losada, p. 35 intensidad tus oraciones cuando estás en peligro. ¿Recuerdas alguno de los pactos que intentaste 301. {TC “”} DAME LA MANO hacer? Dame la mano y no la sueltes, - Pues no creo que... ah... sí... como el día que la que te quiero y no quiero perderte, maestra visitante de mi madre me vio saliendo de que soy pequeño y tengo miedo, una película acerca de... ¡vaya! que es oscura la noche. - ¿Te acuerdas de tu oración? Yo sí. “Oh Dios, no Padre, abrázame; dejes que ella diga a mi madre dónde he estado, te abrázame y no me sueltes, prometo que no veré nada sino las películas bue- que te deseo y deseo tenerte, nas de la tele”. Ella no se lo dijo a tu madre, pero tú que soy niño y necesito calor, no guardaste tu promesa, ¿verdad? que es fría la noche. - No, Señor, no lo hice, lo siento. Padre, dime, - Yo también lo siento. Vamos, termina tu oración. cuéntame y no dejes de hablarme, - Espera un minuto, quiero hacerte una pregunta. que estoy solo y necesito sentirte, ¿Siempre escuchas mis oraciones? que no soy nada y necesito tu voz, - Cada palabra, cada vez. que es silenciosa la noche. - Entonces, ¿por qué no me has hablado antes? Padre, mírame, - ¿Cuántas oportunidades me has dado? No hay que te amo y necesito verte, bastante tiempo entre tu “amén” y tu cabeza pe- que soy tu hijo gando a la almohada para que yo pueda respirar. y deseo la luz de tus ojos, ¿Cómo puedo hacerlo? que es ciega la noche. - Podías si realmente querías. Padre, ayúdame y no me dejes, que es larga la noche. - No, no podía si tú realmente no querías que lo hiciera. Yo siempre quiero. - Padre, de verdad, lo siento. ¿Me perdonas? Mil textos para orar y reflexionar 99
  10. 10. GOIZALDE ORACIONES 302. {TC “”} DAME TU FUERZA Haz que tu amor sea el eje angular de nuestra vida... Padre, haz que mis ojos vean lo que Tú ves, surgirá el hombre nuevo haz que mis oídos oigan y habrá hogar para todos. el estruendo de tu voz Danos, Señor, tu Reino. en las ondas de lo creado. Vidal Ayala. “La voz del bosque”. PS. Haz que mi hablar sea un baño de palabras de néctar, 304. {TC “”} DIOS, AMIGO que se viertan sobre hombres presa de amargura. Dios amigo, nos esperas, Haz que mis labios sólo canten a todos y a cada uno. los cantos de tu amor y tu alegría. Vamos juntos, codo a codo Padre amado, unidos como en racimo. realiza por medio de mí la obra de la verdad. Juntos hacemos camino Ten mis manos ocupadas un camino, piedra a piedra, en servir a todos los hombres. largo como nuestra vida. Haz que mi voz esparza de continuo Tu amor será el cemento semillas de amor para Ti que a las piedras aglutina, en el terreno de los hombres que te buscan. será quien una nuestras voces Haz que mis pies avancen siempre en una misma oración. por el camino de la justicia. Al final serán tus brazos Guíame de mi ignorancia a tu luz. los que a todos nos reciban y tus ojos mirarán, Padre, mueve mi corazón no sea que falte alguno. y hazme sentir simpatía Entonces dirás con gozo: por todas las criaturas vivientes. “El camino ya está hecho: Que tu Palabra sea el Maestro de la mía. habéis llegado, hijos míos” Piensa con mis pensamientos, Y podremos ver tu rostro, porque mis pensamientos un rostro joven y alegre, son tus pensamientos, un rostro de padre bueno. mi mano es tu mano, Con nosotros vendrá Jesús mis pies son tus pies, tu Hijo, nuestro hermano y amigo, mi vida es tu fuerza el mismo que nos enseñó para hacer justicia entre los hombres. a decirte muy unidos: Yoganada. “Gritos y Plegarias”, p. 303 “Padre nuestro, tú nos amas. Haz que todos nos amemos. 303. {TC “”} DANOS, SEÑOR, TU RE- Queremos cumplir tu voluntad. INO Vamos a compartir lo que tenemos. Y lo mismo que tú nos perdonas Danos tu luz, Señor, en esta hora, así nos hemos de perdonar.” cuando abrazamos fantasías y sirenas imposibles, 305. {TC “”} DIOS DE LA SINCERI- y nos ciega la vanidad DAD y el sonar de las monedas. Danos, señor, tu palabra de verdad, Sálvanos, Señor, que se acaba la lealtad, cuando la mentira obtiene curso legal, que desaparece y vivimos de engaños, la sinceridad entre los hombres: de apariencias y etiquetas. no hacen más que mentirse unos a otros, Danos la alegría de las cosas sencillas, sus palabras son engañosas y halagadoras, cuando el disfrute se mide por su precio, hablan con segundas intenciones nos manejan como títeres en su corazón. los hilos del consumo, Sus periódicos están llenos de mentiras, y el corazón se nos pierde por las ferias. y sirven a los intereses de unos pocos. Danos participar en tu justicia, Nos aturden cuando el poder se hace con los anuncios de sus productos, abuso contra el débil, y ofrecen la felicidad que no pueden dar. y más se encumbra aquél que más oprime. En la lengua tienen puesta su valentía. Danos, Señor, tu gran liberación, Confían en sus labios cuando el grito del pobre sufre encadenado, y quieren esclavizarnos. y la libertad es coto privado de unos pocos. Pero Tú, Señor, Danos tu paz, Señor, has visto la opresión del humilde, cuando la violencia crece en oleadas, y oyes el lamento del pobre sin defensa. estalla la agresividad Levántate y líbranos de sus cadenas, despertando a las armas, no dejes que nos engañen y tocan a rebato la prudencia y el miedo. sus anuncios y promesas. Danos, Señor, tu amor, tan necesario Tus palabras sí que son palabras auténticas, como el pan, el aire, el sol, el agua. como plata limpia y refinada. Mil textos para orar y reflexionar 100
  11. 11. GOIZALDE ORACIONES Tú nos guardarás, Señor, esa inaccesible claridad? nos librarás para siempre de esa gente, ¿Quién me conducirá hasta allí de aquellos que sólo buscan su interés, de los que han hecho de la palabra el arte de engañar a sus iguales. 306. {TC “”} EL DON DEL ESPÍRITU Te bendecimos, Padre, por el don del Espíritu que, por tu Hijo, haces al mundo. Te bendecimos por Jesucristo, lo mejor de nuestro mundo, el hombre de Espíritu por excelencia: evangelizando a los pobres, ayudando y fortaleciendo a todos.... hasta que, resucitado, comunicó a su Iglesia y a los que buscaban con sincero corazón ese mismo Espíritu. para verte en ella? Que el mismo Espíritu Y luego, ¿con qué señales, nos dé fuerzas para luchar bajo qué rasgos te buscaré? por la verdad, la justicia y el amor; Nunca jamás te vi, Señor, Dios mío; luz para comprender a todos, no conozco tu rostro... ayuda para servir, Enséñame a buscarte generosidad para amar, y muéstrate a quien te busca, paciencia para esperar. porque no puedo ir en tu busca, Padre, que tu Espíritu de amor a menos que Tú me enseñes, nos traiga la unidad de la Iglesia. y no puedo encontrarte si Tú no te manifiestas. Y haznos sensibles a la acción de tu Espíritu Desean te buscaré, en el mundo y en la historia de los hombres. te desearé buscando, Ayúdanos a descubrirla en la ciencia, amando te hallaré, en la cultura, en el trabajo, en la técnica, y encontrándote te amaré. en todo aquello en que el hombre San Anselmo. “Gritos y Plegarias”, p. 250 y el Espíritu preparan conjuntamente: el alumbramiento de los nuevos cielos 309. {TC “”} EMPEZAR A SER CRIS- y la nueva tierra. TIANOS Por Jesucristo, tu Hijo Resucitado y Hermano nuestro. Amén. Somos cristianos por rutina, porque lo fueron nuestros padres, 307. {TC “”} DÓNDE ESTÁ TU LUZ porque no nos hemos tomado la molestia Dame Señor, tu mano guiadora. de dejar de serlo. Dime dónde la luz del sol se esconde. El cristianismo nos parece algo tradicional, Donde la vida verdadera. un elemento cultural que hay que conservar, Dónde la verdadera muerte redentora. como una antigüedad. Que estoy ciego, Señor, Por esto, nos molestan los cambios, que quiero ahora saber. porque hacen pensar. Anda Señor, anda, responde A veces, no poseemos el Espíritu de Cristo, de una vez para siempre. Dime dónde sino sólo costumbres externas; se halla tu luz que dicen cegadora. y, en nombre del cristianismo, Dame, Señor, tu mano. Dame el viento somos intolerantes e injustos... que arrastra a Ti a os hombres desvalidos. Jesús, nos gustaría ser cristianos de verdad, O dime dónde está, para buscarlo. descubrirte por primera vez, Que estoy ciego, Señor. Que ya no siento después de tantos años que, la luz sobre mis ojos ateridos al parecer, te seguimos. y ya no tengo Dios para adorarlo. Sabemos que el Evangelio es hiriente, López Gorge, J. “Gritos y Plegarias”, p. 258 pero nos los hemos acomodado; hemos hecho de él un texto 308. {TC “”} DÓNDE TE BUSCARÉ de conformismo y vulgaridad. Nos sirve para defender la propiedad Señor, si no estás aquí, y nuestros privilegios. ¿dónde te buscaré estando ausente? Por esto nos empieza a parecer incorrecto. Si estás por doquier, Danos unos ojos nuevos para verte, ¿cómo nos descubro tu presencia? sin deformaciones, tal como eres. Cierto es que habitas Danos un corazón nuevo para amarte en una claridad inaccesible. plenamente, con tu inquietud, Pero ¿dónde se halla tu pobreza, tus ideas amenazantes. Mil textos para orar y reflexionar 101
  12. 12. GOIZALDE ORACIONES Danos el convencimiento de que no te conocemos el vacío en las manos mientras nos parezca lógico, y el frío árido en el alma. mientras sea fácil seguirte. Pero cada noche, Señor, acudes a tu puerta Envíanos tu Espíritu, y nos llamas, con los brazos abiertos, para que nos dé el sentido cristiano desde la oscuridad de cada rebeldía, de tu mensaje; desde el camino tortuoso que nos turbe la paz de la rutina. de nuestros egoísmos, Enséñanos a leer el Evangelio desde la soledad de un modo vital, de nuestro corazón desierto. que sea la norma de nuestra vida Atizas el fuego del hogar, dispones la acogida y no sólo un arsenal de teoría. y el abrazo, sin saldo de cuentas atrasadas, Otórganos, Señor, pasando por alto detalles y agravantes... la sinceridad de descubrir Te basta el gesto humilde la inconsecuencia de nuestro cristianismo: y la presencia arrepentida. de predicar el amor y quedarnos dormidos. Cada anochecer, Señor, vistes de júbilo Si no queremos vivir como cristianos, nuestro corazón reconciliado; que al menos tengamos la sinceridad y tu voz presurosa de dejar de llevar tu nombre. nos convoca a fiesta y alegría, Luis Espinal. “Oraciones a quemarropa”, p. 91 a la tarea de amar, borrado ya el pasado. Sigue siendo, Señor, en cada noche, 310. {TC “”} EN TI ESTÁ LA LUZ el Padre en vela que ama, perdona y siempre espera. Reina en mí la oscuridad, pero en Ti está la luz; Vidal Ayala. “La voz del bosque”. PS. estoy solo, pero Tú no me abandonas; estoy desalentado, pero en Ti está la ayuda; estoy intranquilo, pero en Ti está la paz; la amargura me domina, pero en Ti está la paciencia; no comprendo tus caminos, pero Tú sabes el camino para mí. D. Bonhöeffer. “Gritos y Plegarias”, p. 306 311. {TC “”} EN TUS MANOS SE TRANSFORMA EL MUNDO Tú dices: “Yo soy la resurrección y la vida”, y todo cambia ante nuestros ojos. En tus manos se transforma el mundo, Señor. Nuestra tierra, escenario del odio, se convierte en la semilla de tu Reino. 313. {TC “”} ENSÉÑANOS A AMAR En sus surcos Tú trabajas. Señor, enséñanos a amar, a aquellos que no tienen quien los ame. Nuestra alegría, que tan pronto pasa, Hay millones de seres humanos, se hace semilla de alegría eterna. tus hijos y nuestros hermanos, De su luz Tú sacarás el sol. que mueren de hambre sin haberlo merecido, La muerte ya no pone término que mueren de sed, porque en el término sin haber hecho nada para morir de sed, Tú siembras el comienzo. que no te conocen, La vida y la muerte en duro combate. sin ser culpables de esta ignorancia. Vence la vida porque Tú estás en ella. Señor, no permitas que vivamos felices Y nosotros vencemos contigo. y satisfechos en nuestro pequeño mundo. En Ti resucitó la tierra. Haznos entender En ti resucitó el cielo. la angustia de la miseria universal En Ti se hunde todo y líbranos de nuestro yo, ciego y solitario. y se yergue, sola, la vida. Ésta es nuestra ardiente oración. Patxi Loidi. “Gritos y plegarias”, p. 340 314. ENSÉÑANOS A NO CONTEN- 312. {TC “”} EN VELA CADA NOCHE TARNOS Cada noche, Señor, Señor, enséñanos a no contentarnos nos acercamos con sonrojo con amar a los nuestros, a los que amamos. a las puertas del perdón caliente de tu casa. Señor, enséñanos a pensar en los otros, Siempre tienes las luces encendidas, a amar primero a los que no son amados. la mesa prevenida y Tú esperando. Señor, danos la gracia de comprender que en cada momento de nuestra vida Penoso balance es sentir Mil textos para orar y reflexionar 102
  13. 13. GOIZALDE ORACIONES hay millones de seres humanos Jesús, Tú nos dices que seguir tu camino que son hijos tuyos, supone renuncia, dolor, que son mis hermanos, sacrificio; y que mueren de hambre, Tú nos dices que a Dios y al dinero y que mueren de frío. no se puede servir a la vez. Señor, ten piedad Cristo, entra en nuestro camino de todos los pobres del mundo. y con tu fuerza y con tu luz Señor, no permitas que sigamos enséñanos que Tú vales la pena. siendo felices nosotros solos. Estamos a tiempo, Jesús. Danos la angustia de la miseria universal No tengas miedo, y líbranos de nosotros mismos. entra en nuestras vidas. Raoul Follereau 316. {TC “”} ENVÍA TU ESPÍRITU 315. {TC “”} ENTRA EN MI CAMINO Envía tu Espíritu Cristo, vengo a cruzar mi vida con la tuya sobre joven y viejo y a pedirte que camines a mi lado. sobre hombre y mujer Yo sé, aunque mi vida es aún joven, sobre alto y bajo que Alguien, Tú mismo, sobre este y oeste. tiene que darle sentido. Tal vez eres como una sorpresa. Derrama tu fuego Tal vez se te encuentra en el corazón del hombre a la vuelta de una esquina. en la boca del hombre Yo creo, Jesús de Nazaret, en los ojos del hombre que eres un hombre de camino en camino, en las manos del hombre. un Dios de nuestros caminos. Envía tu Espíritu Jesús, Tú sales a nuestro encuentro, sobre los que creen y te fijas en nuestras pisadas, sobre los que dudan y en el polvo que dejamos al caminar. sobre los que aman Jesús, Tú no eres nada fácil. sobre los que están solos. Tú no eres nada hecho. Tu vida es sencilla y audaz. Derrama tu fuego Jesús, Tú no tienes casa, en las palabras de los hombres ni saca para llevar tus cosas, en el silencio de los hombres ni cartera para el dinero. Tu vida en el hablar de los hombres es el encuentro con los hombres. en las canciones de los hombres. Y tu riqueza es decirles, uno a uno, miles a miles, Envía tu aliento que Dios es Padre y es preciso querernos. sobre los que construyen el futuro Jesús, te interesan los hombres, sobre los que conservan los valores porque te hiciste como nosotros. sobre los que protegen la vida Tú sabes de nuestra vida, sobre los que crean belleza. y pusiste tantas veces tu mano Envía tu Espíritu en nuestros cansancio, sobre las casas de los hombres y en nuestro dolor, sobre las ciudades de los hombres y en nuestro pecado, sobre el mundo de los hombres y en nuestra muerte. sobre todo los hombres de buena voluntad. Tú compartiste nuestra alegría y pusiste tu brazo sobre nuestro hombro. Aquí y ahora Tú tomaste tan en serio sobre nosotros nuestras injusticias, derrama tu Espíritu opresiones, y que esté con nosotros para siempre. abusos, odios y esclavitudes 317. {TC “”} ENVÍANOS LOCOS que nos defendiste clavado en una cruz. ¡Oh Dios! Envíanos locos, Tu cruz, Jesús amigo nuestro, de los que se comprometen a fondo, está clavada en nuestro camino de los que se olvidan de sí mismos, como un grito de protesta, de los que aman como señal de salvación. con algo más que con palabras, Aquí estamos, Jesús, como el joven rico de los que entregan a quien Tú miraste con cariño; su vida de verdad y hasta el fin. aquí estamos como él, Danos locos, preguntándote por nuestra vida chiflados, y la que Tú nos ofreces; apasionados, aquí estamos en el camino de la vida hombres capaces contigo delante de dar el salto hacia la inseguridad, y el dinero también. hacia la incertidumbre Mil textos para orar y reflexionar 103
  14. 14. GOIZALDE ORACIONES sorprendente de la pobreza; si el mundo es o no tarea danos locos, de un Dios que sigue despierto. que acepten diluirse en la masa Ya no es su sitio el desierto sin pretensiones de erigirse un escabel, ni en la montaña se esconde; que no utilicen decid, si preguntan dónde, su superioridad en su provecho. que Dios está (sin mortaja) Danos locos, en donde un hombre trabaja locos del presente, y un corazón le responde. enamorados de una forma de vida sencilla, liberadores eficientes del proletariado, 320. {TC “”} ESTO TE DECIMOS amantes de la paz, Dios, amigo nuestro, así te decimos: puros de conciencia, Danos entusiasmo para buscar resueltos a nunca traicionar, la verdad donde se encuentre. capaces de aceptar cualquier tarea, Danos resignación para aceptar de acudir donde sea, nuestras propias limitaciones. libres y obedientes, Danos coraje para luchar espontáneos y tenaces, cuando todo nos salga mal. dulces y fuertes. Danos lucidez para admitir la verdad, sin que nadie nos la imponga. Danos locos, Señor, danos locos. Danos fuerza para elegir siempre lo mejor. L.J. Lebret. “Gritos y plegarias”, p. 310 Esto te decimos, Dios, amigo nuestro. 318. {TC “”} ESCUCHARTE Y VERTE 321. {TC “”} GRACIAS AL ATARDE- SEÑOR JESÚS: CER Te alabamos porque has vuelto a amanecer GRACIAS JESÚS con cada uno de nosotros, por este atardecer suave, regalándonos este día. por el sol que ya se esconde Nos tienes junto a Ti, y por tus criaturas que se retiran a descansar dispuestos a serte fieles. ¿SABREMOS ESCUCHAR HOY TU VOZ? GRACIAS JESÚS por la gente que llena ahora las calles Te alabamos porque has dejado tu voz unos porque regresan de su trabajo escrita en la Biblia. otros porque salen a pasear Te alabamos porque tu voz Y enseguida, padres e hijos, también nos llega por los amigos, se juntarán en los hogares y la vemos escrita en las estrellas, a compartir la mesa y el descanso. en las flores más sencillas del jardín, GRACIAS JESÚS en la sonrisa de nuestros compañeros, porque nos has hecho así: en el apretón de unas manos, trabajamos y nos cansamos; en la Eucaristía de tu Cuerpo y Sangre. descansando recuperamos las fuerzas. Tú nos quieres serviciales con todos, Nos separamos y volvemos a reunirnos. entregados en el trabajo y en el juego. Y cada uno en su tarea, todos juntos, Tú te escondes entre los libros, colaboramos para hacer un mundo juegas entre nosotros, cada vez más bello y más humano. estás rezando con nosotros. GRACIAS JESÚS ¿SABREMOS VERTE HOY? por los hombres que han trabajado, Danos atención para poder verte por el día que se acaba, allí donde nos esperes; por la luz que ya no alumbra, que sepamos escucharte por la luna y las estrellas. donde Tú quieras hablarnos. PORQUE ASÍ LO HICISTE TODO, 319. {TC “”} CANTANDO EL MARTI- ¡GRACIAS, JESÚS! LLO 322. {TC “”} GRACIAS, JESÚS Te está cantando el martillo, AMIGO y rueda en tu honor la rueda. Me siento contento, Jesús, entrada la noche. Puede que la luz no pueda Feliz porque sé que eres mi amigo librar del humo su brillo. y me has hecho saber ¡Qué sudoroso y sencillo todo cuanto el Padre a Ti te ha dicho. te pones a mediodía, Me alegro de oír tu Palabra, Buena Noticia, Dios de esta dura porfía y encontrar en ella luz y fuerza. de estar sin pausa creando, Jesús, Tú has sabido llegar hasta dentro y verte necesitando hablar a mi corazón de hombre. Gracias. del hombre más cada día! Me siento feliz por tu pan y tu vino Quien diga que Dios ha muerto repartido con nosotros. Feliz a tu mesa que salga a la luz y vea como amigo convidado. Gracias. Mil textos para orar y reflexionar 104
  15. 15. GOIZALDE ORACIONES Tengo el corazón contento Respetamos la legítima diversidad de opciones porque en él salta para la construcción de nuestro pueblo. No quere- tu vida, tu gracia, tu amor. Gracias. mos que nadie se arrogue el derecho de ser su Jesús amigo, te agradezco único representante. Nosotros nos comprometemos tu vida en mí, el amor del Padre en mí, a buscar una paz que sea verdadera y para todos. y la amistad de tu Espíritu en mí. Gracias. Señor, que donde haya división, yo ponga solidari- Me siento grupo, pueblo, Iglesia, dad. y el vivir de mis hermanos en mí, y su amor y su fe y su esperanza en mí. Creemos en la fuerza pacificadora de la verdad. Gracias. Rechazamos la mentira como instrumento de estra- Hoy he visto, Jesús, tegia, y la manipulación de la verdad al servicio de el rostro del Padre en tu rostro. los propios intereses político - sociales. Nosotros Hoy he visto, Jesús, tu rostro apostamos por la fuerza liberadora de la verdad. en el de mis hermanos. Señor, que donde haya mentira, yo ponga verdad. Hoy he visto, Jesús, Creemos en la eficacia del diálogo para la búsque- tu rostro en mí. Gracias. da de las vías de una paz estable. Rechazamos Ya no temo y mis miedos todo intento de hacer de él un instrumento de estra- se han caído como hojas secas. tegias calculadas. Nosotros nos comprometemos a Gracias, Jesús. promover el diálogo que nazca del respeto y la Estoy cansado de este día. escucha mutua. Cansado, porque te he tomado en serio. Gracias por mi cansancio. Señor, que donde haya enfrentamiento, yo ponga Hoy ya sé que eres mi amigo. diálogo. Hoy ya sé que eres tienda abierta Reivindicamos la fuerza social del perdón para a lo largo del camino de mi vida. construir nuestro futuro. No queremos que la ven- Jesús, acompaña mi vida, ganza y los odios nos encadenen para siempre a márcame el camino. nuestro pasado. Nosotros nos comprometemos a 323. {TC “”} GRACIAS PORQUE AL promover una experiencia colectiva de perdón. FIN... Señor, que donde haya odio, yo ponga perdón. Gracias porque al fin del día Creemos en la paz, logro de los hombres y don de podemos agradecerte Dios. Nos comprometemos a orar sin descanso por los méritos de tu muerte, nuestra conversión personal y por la paz de nuestro y el pan de la Eucaristía, pueblo. Esa oración nos ayudará a liberarnos de la plenitud de alegría odios irracionales, dogmatismo violentos, manipu- de haber vivido tu alianza, laciones engañosas e intolerancias agresivas. la fe, el amor, la esperanza Señor, conviértenos, danos Tú la paz. y esta bondad de tu empeño (Texto leído por José Mª Setién al finalizar la mar- de convertir nuestro sueño cha a Aránzazu, convocada por la Diócesis de en una humilde alabanza. Donostia, en diciembre de 1992) 324. {TC “”} CONVERSIÓN A LA PAZ 325. {TC “”} DECLARACIÓN DE Dios quiere que vivamos en paz. La paz es posible, COMPLICIDAD también en nuestro pueblo. La queremos ya ahora. No queremos que nadie la impida o la retrase. Confesamos que somos cómplices Nosotros nos comprometemos a trabajar por la paz con los poderes demoníacos de la violencia en la verdad y la justicia. Nos hacemos ricos en la opresión. Dormimos en blancas camas de racismo. Señor, que donde haya injusticia, yo ponga paz. Hablamos muy bien del amor Amamos la vida como don sagrado de Dios y pri- y maldecimos a nuestros enemigos. mer derecho del hombre, sea quien fuere, esté Nos enorgullece la libertad donde esté. No queremos que nadie mate, torture o e inventamos nuestra esclavitud. atente contra su integridad. Nosotros nos compro- Decimos que nuestro objetivo es la paz metemos a defender la vida de toda persona. y preparamos nuevos instrumentos Señor, que donde haya muerte, yo ponga vida. para la guerra. Gritamos contra la explotación Creemos en la capacidad de las personas y de los y nos explotamos entre nosotros. pueblos para buscar solución de sus conflictos por Y, de esta forma, somos cómplices caminos de paz. No queremos imposiciones violen- en el crimen de quemar libertad. tas, contrarias al libre sentir de nuestro pueblo. Somos cómplices por nuestra violencia, Nosotros nos comprometemos a promover compor- por volver la cara y no hacer nada. tamientos y cauces democráticos en libertad. 326. DESPEDIDA DE JESÚS Señor, que donde haya violencia, yo ponga liber- tad. Querida mamá: Mil textos para orar y reflexionar 105
  16. 16. GOIZALDE ORACIONES Cuando te despiertes yo ya me habré ido. He que- Hay demasiada infelicidad, mamá, como para que rido ahorrarte despedidas. Ya has sufrido bastante yo me contente con fabricar hamacas para unos y lo que sufrirás, María. pocos... Demasiados ciegos, demasiados pobres, Ahora es de noche, mientras te escribo. El gato me demasiada gente para quien el mundo es la blas- mira como diciendo “¿es que no va a poder uno femia de Dios. No se puede creer en Dios en un dormir en esta casa nunca?”. mundo donde los hombres mueren y no son feli- ces... a menos que se esté del lado de los que dan Quiero decirte por qué me voy, por qué te dejo, por la vida para todo eso no siga sucediendo; para que qué no me puedo quedar en el taller haciendo mar- el mundo sea como Dios lo pensó. cos para las puertas y enderezando sillas el resto de mi vida. Si he de decirte la verdad, no tengo nada claro qué es lo que voy a hacer. Sé por dónde empezar. No Durante treinta años he observado a la gente de sé dónde terminaremos. Por lo pronto me voy a nuestro pueblo y he intentado comprender para qué Cafarnaúm, a la orilla del lago, donde hay más vivían, para qué se levantaban cada mañana y con gente y lo que pase tendrá más resonancia. qué esperanza se dormían todas las noches. Está amaneciendo. Juan el de las gaseosas, y con él la mitad de Naza- ret, sueñan con hacerse ricos y creen de verdad Te escribiré. Te vendré a ver de vez en cuando. que cuantas más cosas tengan más completos van Las vecinas, el gato, las estrellas del cielo y Dios a ser. El alcalde y los otros ponen el sentido de sus nuestro Señor te harán compañía en esa ola in- vidas en conseguir más poder, ser obedecidos por mensa de convivencia fraterna con la naturaleza más gente, tener capacidad para disponer del futu- que los hombres no son capaces de descubrir. ro de los demás hombres. El rabino y sus beatas se Y cuando hagamos ese pequeño grupo de gente han rendido ya de todo lo que signifique esforzarse que viva como estamos hechos para hacerlo, po- por crecer y se disculpan haciéndolo pasar por drás venirte con nosotros, llena de gracia, llena de voluntad de Dios. flores, llena de ritmo, bendita entre todas las niñas El resultado es que la mayoría de los días son de Israel, que me diste en fruto a mí, tu Jesús. grises, las soledades demasiado grandes para ser José Luis Cortés soportadas por hombros normales, la amargura habitual de casa, las alegrías cortas y poco alegres. 327. {TC “”} DIOS CONTESTÓ MI A veces, madre, cuando llegaba el cartero y sonaba ORACIÓN la trompetilla en la plaza del pueblo, cuando la Había pedido a Dios gente acudía corriendo alrededor, yo me fijaba en fuerza para alcanzar el éxito, esas caras que esperaban ansiosamente, deliran- El me hizo débil temente, de cualquier parte y con cualquier remite, para que aprenda humildemente a obedecer. una buena noticia: ¡hubieran dado la mitad de sus Había pedido salud vidas porque alguien les hubiera abierto, desde para hacer grandes cosas, fuera, un boquete en el cascarón! Me venían ganas me ha dado la enfermedad de ponerme en medio y gritarles: “¡La noticia buena para que haga cosas mejores. ya ha llegado! ¿El Reino de Dios está dentro de Había pedido riqueza para poder ser feliz, vosotros! ¡Las mejores cartas os van a llegar desde me dio la pobreza dentro! ¿Por qué os repetís que estáis cojos si para poder ser sabio. resulta que Dios os ha dado piernas de gacela?” Había pedido el poder Yo me siento prendido por la plenitud de la vida, para ser apreciado de los hombres, María. Yo me descubro encendido en un fuego que me dio la debilidad me lleva y me hace contarles a los hombres noti- para poder sentir la necesidad de Dios. cias simples y hermosas que ningún periódico dice Había pedido cosas nunca. Y quisiera quemar al mundo con esta llama; para poder gozar de la vida, que en todos los rincones hubiera vida, pero vida recibí la vida en abundancia. para poder gozarme de todas las cosas. No tengo nada de lo que había pedido, Ya sé que soy un carpintero sin bachillerato y que pero he recibido todo lo que había esperado. apenas he cumplido la edad de poder abrir los Casi a pesar de mí mismo, labios en público. No me importaría esperar más, mis oraciones sin formular pensarlo más, ser más maduro, “hacer mi síntesis han sido contestadas. teológica”... Pero esta tarde me he enterado que María Luisa Brey han detenido a Juan, que bautizaba en el río. ¿Quién alentará ahora la chispita de esperanza que 328. {TC “”} DIOS PREFIERE ESTAR aún humea en el corazón de los pobres? ¿Quién CONTIGO gritará lo que Dios quiere en medio de tantos gritos que no quieren a Dios ? ¿Quién jurará a los senci- Sólo Dios puede dar la fuerza... llos y a los cansados que tienen derecho a vivir pero tú puedes sostener al desalentado. porque son queridos desde el principio del univer- Sólo Dios es el Camino... so? pero tú puedes indicarlo a los demás. Sólo Dios es la Luz... pero tú puedes hacer que brille para todos. Mil textos para orar y reflexionar 106
  17. 17. GOIZALDE ORACIONES Sólo Dios es la Vida... Pero, sin embargo, pero tú puedes devolver esta niñita esperanza es la que a los demás el anhelo de vivir. atravesará los mundos, esta niñita de nada. Sólo Dios se basta a Sí mismo... ella sola, y llevando consigo pero prefiere contar contigo. a las otras dos virtudes, Comunidad de Cumpinas, Brasil ella es la que atravesará el mundo lleno de obstáculos. 329. {TC “”} DIOS REZA EL PADRE- Por el camino empinado, NUESTRO arenoso y estrecho, arrastrada y colgada de los brazos Hijo mío que estás en la tierra, de sus dos hermanas mayores, preocupado, solitario, tentado, que la llevan de la mano, yo conozco perfectamente tu nombre va la pequeña esperanza y lo pronuncio como santificándolo, y en medio de sus dos hermanas porque te amo. mayores da la sensación No, no estás solo, sino habitado por Mí de dejarse arrastrar y juntos construimos este Reino como un niño que no tuviera del que tú vas a ser el heredero. fuerzas para caminar. Me gusta que hagas mi voluntad Pero, en realidad, porque mi voluntad es que tú seas feliz es ella la que hace andar a las otras dos, ya que la gloria de Dios y la que las arrastra, y la que hace andar al mundo es el hombre viviente. entero Cuenta siempre conmigo y la que le arrastra. y tendrás el pan para hoy, no te preocupes, Charles Péguy. sólo te pido que sepas compartirlo con tus hermanos. 331. {TC “”} FELICIDADES Sabe que perdono todas tus ofensas antes incluso de que las cometas, ¡Que no hable más la voz por eso te pido que hagas lo mismo de la bomba y el fusil! con los que a ti te ofenden. ¡Que se calle el hombre Para que nunca caigas en la tentación de mirada retorcida cógete fuerte de mi mano y de ojos turbios! y yo te libraré del mal, pobre y querido hijo mío. ¡Que se guarden sus palabras José Luis Martín Descalzo los agoreros del mal! 330. {TC “” }LA ESPERANZA ¡Que se encierre en el templo el profeta de las desgracias! Pero la esperanza, dice Dios, eso sí que me extraña, Porque hoy tiene la Palabra me extraña hasta a Mí mismo, el Hijo de Dios eso sí que es algo verdaderamente extraño. para hablar al corazón de los sencillos, Que estos pobres hijos para situarse vean cómo marchan hoy las cosas con los que viven a la intemperie, y que crean que mañana irá todo mejor, para dar la voz a los pobres eso sí que es asombroso y es, con mucho, y anunciar la Buena Noticia la mayor maravilla de nuestra gracia. a los desheredados de la tierra. Yo mismo estoy asombrado de ello. Es preciso que mi gracia ¡Porque Dios ya es hombre con los hombres! sea efectivamente un gran fuerza ¡Feliz Navidad! y que brote de ella una fuente inagotable. 332. {TC “”} GUÍA MI MIRADA Esta pequeña esperanza que parece una cosita de nada, Cuando Tú mismo pongas a prueba mi fe, esta pequeña niña esperanza, inmortal. y me hagas marchar Porque mis tres virtudes, por entre la niebla más cerrada, dice Dios, mis criaturas, borrada toda verdad ante mí; mis hijas, mis niñas, por mucho que mi paso vacile, son como mis otras criaturas haz que mi mirada, tranquila e iluminada, de la raza de los hombres: sea un testimonio viviente la Fe es una esposa fiel, de que te llevo conmigo, de que estoy en paz. la Caridad es una madre, Cuando Tú mismo una madre ardiente, toda corazón, pongas a prueba mi confianza o quizás es una hermana mayor permitiendo que el aire se vaya enrareciendo que es como una madre. y que embargue la sensación Y la Esperanza es una niñita de nada de que el suelo que vino al mundo la Navidad del año pasado se está resquebrajando bajo mis pies, y que juega todavía con Enero, el buenazo... que mi mirada les recuerde a todos Mil textos para orar y reflexionar 107

×