Conduccion militar 2012
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Conduccion militar 2012

on

  • 750 views

 

Statistics

Views

Total Views
750
Views on SlideShare
740
Embed Views
10

Actions

Likes
1
Downloads
32
Comments
0

1 Embed 10

http://conducciontactica.blogspot.com 10

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Conduccion militar 2012 Conduccion militar 2012 Document Transcript

    • EJÉRCITO ECUATORIANO MIG-00-01 MANUAL DE CONDUCCIÓN MILITAR COMANDO DE EDUCACIÓN Y DOCTRINA 2012
    • Comando de Educación y Doctrina del Ejército Edición, 2012 Quito - Ecuador ii
    • EJÉRCITO ECUATORIANO COMANDO GENERAL ORDEN DE COMANDO HE ACORDADO Y ORDENO 01- Apruébase el Manual de “CONDUCCIÓN MILITAR”, al mismo que se clasifica como MIG-00-01. 02- Derógase todas las publicaciones realizadas con anterioridad a la presente fecha. (Notas de Aula, Manuales, Reglamentos). 03- Póngase en ejecución. Anótese y comuníquese. Quito, a 11 de enero del 2012 iii
    • iv
    • MANUAL DE CONDUCCIÓN MILITAR A. INTRODUCCIÓN La conducción de la guerra es una ciencia que se sustenta en principios y leyes; y es un arte, porque es una actividad libre y creadora. En la Guerra Moderna, prevalece la incertidumbre, el caos, en situación normal; las armas destacan por su tecnología y la conducción de la batalla impone conocimiento, flexibilidad, rapidez mental e iniciativa a los Comandantes en todos los niveles. Hablar de Guerra en la actualidad es referirse a la antítesis del orden, a la falta de exactitud, a la confusión en la batalla, a los cambios bruscos e impredecibles en la situación y, en general, al empleo de una tecnología de capacidad impresionante, que ofrece modernos sistemas de armas, aparatos de detección y engaño electrónico y otros recursos disponibles, los que, en conjunto, presentan un campo de batalla increíblemente más mortífero que el del pasado. En este moderno escenario, la incertidumbre en el combate impide que los comandantes tengan certeza de lo que sucederá a sus unidades en el campo de batalla; por ello, se hace indispensable el desarrollar una especial capacidad para entender rápida e intuitivamente las complejas situaciones que se presentan a cada momento. Lo anterior sólo podrá lograrse mediante el constante desarrollo profesional, ya que, virtualmente, es la única forma en que un comandante puede obtener la respuesta a los desafíos e interrogantes que la situación del momento le plantea. La Guerra Moderna implica distintos modos de enfocar los esfuerzos, privilegiando la acción de mando sobre el control, lo que induce a pensar en la aplicación de la iniciativa y ello porque, en un ambiente caótico, sólo la iniciativa permitirá neutralizar los efectos de la sorpresa, haciendo que los comandantes de los diferentes niveles resuelvan con rapidez y en la forma más acertada, para no sucumbir en la acción. El campo de batalla moderno impone grandes esfuerzos a los conductores militares, no en lo físico y en lo material exclusivamente, sino en el “ejercicio intelectual”, vale decir en el área cognitiva, donde será necesario aprender a pensar con flexibilidad y rapidez, desarrollando una especial capacidad de iniciativa, que debe ser fomentada y reforzada por el superior, para que, de esa forma, el comandante subordinado v
    • aprenda a actuar de acuerdo con la intención del jefe, lo que permite establecer y desarrollar una capacidad intelectual común para que se puedan tomar decisiones en forma descentralizada, aunque no existan las condiciones de comunicación técnica normales, lo que es fundamental para un desempeño efectivo. El campo de batalla moderno presenta características tridimensionales y es por eso que requiere de un estilo de maniobra más completa, con la integración de actividades aéreas, terrestres y marítimas, explotando simultáneamente la potencialidad del espectro electromagnético y esforzándose por lograr la sincronización de todo ello, tanto en tiempo, como en espacio y medios, para producir así los efectos necesarios para "destruir las fuerzas del enemigo o anular su capacidad combativa" en el menor tiempo posible y con un mínimo de desgaste. En la actualidad, la Conducción Militar se ve peligrosamente afectada por los efectos de la guerra electrónica, que ocasionan la pérdida del contacto entre los órganos de maniobra y los puestos de mando y control, situación que contribuye a que se produzcan "la batalla y/o combate descentralizados", lo que hace indispensable contar con líderes que tengan desarrollada la voluntad de asumir riesgos y resolver en beneficio de una acción que resulta decisiva para la victoria. La actividad guerrera está sujeta a una evolución constante. Nuevos medios de guerra le dan continuamente nuevas formas, cuya aparición debe ser prevista oportunamente y su influencia apreciada y rápidamente aprovechada. Las situaciones en la guerra son de infinita variedad. Ellas cambian con frecuencia repentinamente, y solo raras veces pueden preverse. Acontecimientos imprevistos ejercen, a menudo, una influencia decisiva. Las enseñanzas de la conducción de la guerra se basan en principios que deben ser tomados sólo como normas generales y aplicadas según la situación que se presenta. Un procedimiento sencillo, lógicamente ejecutado, llevará del modo más seguro al éxito. La conducción exige en el mando una personalidad bien definida, un criterio claro y previsor, así como también energía y perseverancia en la ejecución y serenidad ante los cambios de situación. vi
    • El oficial es conductor y educador en el más amplio sentido de estos conceptos; además del conocimiento del hombre, deben distinguirlo la ecuanimidad, la superioridad que da el saber y la experiencia, la sobriedad, el dominio de sí mismo y un gran valor. El ejemplo y la acción personal de quienes ejercen el mando son de una influencia decisiva en la tropa. El oficial que ante el enemigo demuestra sangre fría, decisión y audacia, arrastrará consigo a sus subordinados a fin de ganar su confianza, comprender sus sentimientos y aliviar sus preocupaciones; estos objetivos sólo se consiguen con una preocupación constante e incansable por cada uno de ellos. La confianza recíproca es el sostén más seguro de la disciplina, especialmente en los momentos de peligro. La sensación de soledad en el campo de batalla exige combatientes que piensen y actúen con iniciativa y que aprovechen toda situación de modo meditado, resuelto y audaz, convencidos de que el éxito depende de nuestra voluntad. A pesar de los progresos de la técnica, es el valor del hombre el que decide. El valor combativo de una tropa, le da la capacidad del Comandante, quien debe encontrar su complemento indispensable en la calidad del entrenamiento de sus hombres, cuidado y conservación del armamento y equipo. La superioridad combativa puede suplir la inferioridad numérica. Cuanto mayor sea aquella, tanto más enérgica y móvil puede ser la conducción de la guerra. Una tropa que sólo posea una unión superficial y no aquella que se forja por medio de un largo trabajo en común, fracasará en los momentos de peligro y en presencia de acontecimientos inesperados. Por eso, desde ya, debe darse una importancia capital al fomento y conservación de la cohesión y disciplina, como también a la instrucción y entrenamiento de las tropas. Todo comandante tiene la obligación de proceder sin demora, utilizando todos los medios a su alcance, aun los más enérgicos, contra el quebrantamiento de la disciplina y otras influencias perjudiciales. "La disciplina es la piedra angular del Ejército y su severa conservación da un beneficio para todos”. Las capacidades física y mental de la tropa deben ser mantenidas en su máximo vigor para las exigencias extremas de los momentos decisivos; quien las malgasta, va vii
    • contra el éxito. El empleo de las fuerzas y energías en el combate debe estar en relación con el fin perseguido; exigencias imposibles de cumplir debilitan la moral de la tropa y su confianza en el mando. La primera exigencia en la guerra es actuar decididamente. Todos, desde el comandante hasta el último soldado, deben estar compenetrados con la misión. El presente Manual es el producto de la investigación y experiencia de una doctrina que orientó, en excelente forma, la conducción militar, reactualizándola, de acuerdo con el avance de la ciencia, la tecnología y la modernización de las armas. Según lo expuesto, y teniendo en consideración que todo manual sólo contiene principios de carácter general, se definió que el objetivo y propósito del presente, es difundir la doctrina que regule la conducción militar en el campo de batalla, estableciendo y fijando las normas básicas a seguir para la preparación y ejecución de una operación, desde la pequeña Unidad hasta la Unidad Operativa, pasando por todos los preparativos previos al combate, hasta la acción coercitiva propia del combate y lo que es necesario efectuar para complementarla; todo ello enmarcado en la guerra convencional contemporánea. Esta normativa debe constituir el elemento orientador del empleo de todas las unidades del Ejército, sean estas de combate o de apoyo de combate, como también de apoyo de servicio de combate, independientes de su magnitud, ya que de esta forma se logrará reafirmar y mantener la unidad de doctrina de nuestro Ejército, adaptándola a la realidad que demandan y exigen los tiempos actuales. El Manual cuenta con cinco capítulos que, en forma sucesiva y relacionada, buscan proporcionar los conceptos generales referidos al marco teórico de la conducción, las operaciones complementarias, fundamentales y especiales; y las nociones básicas de la clasificación de las unidades y sus características para el empleo en combate. Se estima que este Manual permitirá guiar, en mejor forma, los trabajos para la conducción militar; sin embargo, no implica que sea la solución absoluta a los problemas que se presenten, sino que necesariamente ello se logrará con la combinación armónica de los conocimientos de la profesión militar y las condiciones de líder que debe tener todo comandante, quien, en definitiva, deberá influir viii
    • personalmente en la ejecución de la acción o actividad, aportando la necesaria cuota de audacia, imaginación, creatividad y prudencia. B. PROPÓSITO Establecer los fundamentos y principios básicos que orienten la conducción y empleo de las unidades del Ejército, en un sistema unificado, con miras al logro de objetivos estratégicos, operativos y tácticos. C. ALCANCE Proporcionar al conductor militar, en los niveles estratégico, operativo y táctico de la Fuerza Terrestre, las guías y referencias básicas, estableciendo un marco referencial para la planificación y conducción de operaciones militares para una mejor toma de decisiones. ix
    • ÍNDICE CAPÍTULO I LA DEFENSA NACIONAL A. LA DEFENSA NACIONAL Y LAS FUERZAS ARMADAS 1. La Defensa Nacional 03 2. Las Fuerzas Armadas 03 3. La conducción de las Fuerzas Armadas 04 B. LA GUERRA 1. Paz, Crisis y Guerra 06 2. Otros Aspectos de la Guerra 07 C. LA FUERZA TERRESTRE 1. Filosofía del Ejército 08 2. Identidad Doctrinaria del Ejército 09 3. Marco legal para el empleo de la Fuerza Terrestre 11 4. La Fuerza Terrestre en la paz, crisis y guerra 12 5. Organización básica de la Fuerza Terrestre 13 6. Clasificación de las Unidades según su Especialización para el 16 Combate D. LAS OPERACIONES MILITARES 1. Tipos de Operaciones Militares 22 2. Fundamentos de las Operaciones Militares 26 E. SISTEMAS OPERACIONALES DEL CAMPO DE BATALLA (S.O.C.B) 1. Mando y Control 37 2. Inteligencia 38 3. Maniobra 39 4. Seguridad 40 5. Guerra electrónica 40 6. Apoyo de fuegos 40 7. Apoyo de Ingeniería 40 x
    • 8. Apoyo Logístico F. 41 OPERACIONES PROFUNDAS, CERCANAS Y RETAGUARDIA 1. Operaciones Profundas 41 2. Operaciones Cercanas 42 3. Operaciones de Retaguardia 43 G. OPERACIONES MILITARES DISTINTAS A LA GUERRA 1. Generalidades 43 CAPÍTULO II LA CONDUCCIÓN MILITAR A. CONSIDERACIONES GENERALES 48 B. ETAPAS DE LA CONDUCCIÓN MILITAR 1. Etapa de la Preparación 49 2. Etapa de Ejecución 49 C. NIVELES DE LA CONDUCCIÓN MILITAR 1. Nivel Estratégico 50 2. Nivel Operativo 51 3. Nivel Táctico 51 D. ELEMENTOS DE CONDUCCIÓN MILITAR 1. Los Principios de la Guerra 52 2. El Objetivo 52 3. El Escenario 55 4. La Fuerza 60 CAPÍTULO III LA CONDUCCIÓN MILITAR EN EL NIVEL ESTRATÉGICO TERRESTRE A. GENERALIDADES 64 B. LA CAMPAÑA TERRESTRE 1. La Campaña Terrestre 66 xi
    • 2. Centros de Gravedad 67 C. FORMAS DE ACCIÓN ESTRATÉGICA 1. Actitudes estratégicas 68 2. Consideraciones comunes de las maniobras estratégicas 70 a. Maniobra 70 b. Concepción estratégica de una maniobra 71 c. Fases de una maniobra estratégica 73 D. MANIOBRAS ESTRATÉGICAS OFENSIVAS 1. Tipos de maniobras estratégicas ofensivas 83 a. Maniobras estratégicas de Aproximación 84 b. Maniobras estratégicas de Decisión o de Resolución 91 E. MANIOBRAS ESTRATÉGICAS DEFENSIVAS 1. La Maniobra Estratégica de Defensa Tenaz 100 2. Maniobra estratégica de Defensa en Retirada 103 3. Otras Maniobras a. Operaciones de Defensa de Costas 105 b. Operaciones Anfibias c. Operaciones Aerotransportadas 107 111 CAPÍTULO IV LA CONDUCCIÓN MILITAR EN EL NIVEL OPERATIVO A. GENERALIDADES 1. El Nivel Operativo 118 B. RELACIONES DE LA CONDUCCIÓN OPERATIVA 1. Relaciones con la Conducción Estratégica 118 2. Relaciones con la Conducción Táctica 124 3. Relaciones con la Logística 126 4. Relaciones con la Inteligencia 126 xii
    • C. MANDO OPERATIVO 1. Consideraciones Generales 127 2. Concepciones Operativas 128 3. Faseamiento en la Conducción Operativa 132 D. OPERACIONES OFENSIVAS 1. Consideraciones Generales 132 2. Objetivos de las Operaciones Ofensivas 133 3. Escalonamiento de los Medios 133 4. Clasificación de las operaciones ofensivas 137 a. Operaciones Ofensivas de Rompimiento 138 b. Operaciones Ofensivas de Envolvimiento 143 E. OPERACIONES DEFENSIVAS 1. Generalidades 150 2. Objetivos de las Operaciones Defensivas 151 3. Normas de las Operaciones Defensivas 151 4. Escalonamiento de los Medios 152 5. Clasificación de las Operaciones Defensivas 155 F. ACTIVIDADES MILITARES COMPLEMENTARIAS 1. Consideraciones Generales 163 2. Características de las actividades complementarias 164 3. La Diversión y Encubrimiento 165 4. El Redespliegue 172 CAPÍTULO V CONDUCCIÓN MILITAR EN EL NIVEL TÁCTICO A. LA CONDUCCIÓN MILITAR EN EL CAMPO TÁCTICO 1. Factores de la conducción táctica 180 B. CLASIFICACIÓN DE LAS OPERACIONES TÁCTICAS 1. Operaciones Tácticas Complementarias xiii 181
    • a. El reconocimiento 182 b. La seguridad 188 c. Operaciones de relevo 202 d. Engaño táctico 222 e. Operaciones de enlace táctico 225 f. 227 Operaciones de transposición de cursos de agua g. Inteligencia 230 h. Guerra electrónica 232 i. 233 Operaciones Psicológicas (OPSIC) 2. Operaciones Tácticas Fundamentales 233 a. La Ofensiva 233 1) Definición 234 2) Finalidades 234 3) Características 235 4) Fundamentos 237 5) Maniobras ofensivas 239 6) Tipos de operaciones ofensivas 253 b. La defensiva 280 1) Definición 281 2) Finalidades 281 3) Características 281 4) Fundamentos 282 5) Grados de resistencia 289 6) Grados de preparación de la posición 289 7) Consideraciones sobre la defensa 290 8) Acciones dinámicas de la defensa 291 9) Situaciones en las que conviene adoptar la defensa 292 10) Características del campo de batalla 292 11) Sectores y áreas de defensa 293 12) Trazado de la línea principal de resistencia (L.P.R) 295 13) Frente y profundidad 297 14) Distribución y empleo de las fuerzas 299 xiv
    • 15) Tipos de defensa 300 16) Organización de las fuerzas 330 17) Concentración de las fuerzas 331 18) Coordinación y control de las fuerzas 333 19) Otros tipos de defensa 337 a) Defensa del punto de resistencia 337 b) Defensa perimétrica 338 c) Defensa de un curso de agua 342 d) Defensa de áreas urbanizadas 344 e) Defensa en áreas montañosas 347 f) Defensa en selva 347 g) Defensa en áreas desérticas 354 h) Defensa en frente amplio 357 c. Operaciones Retrógradas 357 1) Definición 358 2) Finalidades 358 3) Fundamentos 358 4) Características 361 5) Consideraciones tácticas del campo de batalla 362 6) Tipos de operaciones retrógradas 363 a) Repliegue 363 b) Acción retardatriz 374 c) Retirada 384 3. Operaciones Tácticas Especiales 386 a. Operaciones aeromóviles 387 b. Operaciones ribereñas 391 c. Operaciones en selva 394 d. Operaciones irregulares 397 e. Operaciones en áreas fortificadas 399 f. 401 Operaciones en áreas urbanizadas TAREAS TÁCTICAS 402 xv
    • ANEXOS ANEXO “A” ESQUEMAS DE DECISIONES OPERATIVAS 453 ANEXO “B” ESQUEMAS DE DECISIONES OPERATIVAS PARA 441 ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS ANEXO “C” FORMATO DEL PLAN EN EL NIVEL OPERATIVO ANEXO “D” FORMATO PARA REALIZAR ACOTACIONES xvi 447 452
    • 1 CAPÍTULO I
    • 2
    • CAPÍTULO I LA DEFENSA NACIONAL A. LA DEFENSA NACIONAL Y LAS FUERZAS ARMADAS 1. La Defensa Nacional La defensa nacional es una función primaria del Estado, encargada de concebir, preparar, coordinar y dirigir las fuerzas y capacidades del país, con el fin de prevenir o rechazar toda amenaza o agresión interna y externa contra la soberanía e integridad territorial. La seguridad y la defensa están íntimamente relacionadas, la seguridad es el objetivo, la meta, mientras que la defensa es el medio para conseguir la seguridad; la defensa no produce por sí sola la condición de seguridad deseada, pero, sin duda, es uno de los factores esenciales para obtenerla. El propósito fundamental de la función defensa es proteger a la población, preservar el territorio nacional y resguardar la capacidad del Estado para ejercer la soberanía frente a las amenazas. La principal contribución de la defensa nacional es preservar la paz mediante la disuasión, condición indispensable para el normal desarrollo del país. La defensa es un bien público en un sentido integral. Cumple una función básica para la existencia de la sociedad, la cual es responsabilidad del Estado. La defensa nacional, en su rol de servir a la política exterior, contribuye en forma importante a la configuración de la estatura estratégica del país, a viabilizar las oportunidades externas mediante la cooperación y la asociación en materias de seguridad y defensa; y respaldar la promoción de los intereses nacionales en el exterior. 2. Las Fuerzas Armadas La Constitución Política de la República del Ecuador en su Art. 158 establece que las Fuerzas Armadas (FF.AA) son instituciones de protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos. Las FF.AA tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía e integridad territorial. Estos cuerpos armados (Ejército, Armada y Fuerza Aérea) existen para la defensa de la Patria, son 3
    • esenciales para la seguridad nacional y, como tales, son obedientes, no deliberantes, profesionales, jerarquizados y disciplinados (Art. 159 de la Constitución de la República). En el plano de la seguridad exterior, la misión general de las FF.AA es disuadir o combatir toda amenaza externa con el propósito de resguardar la soberanía y mantener la integridad territorial. También cooperan con fuerzas militares de otros países en iniciativas bi o multilaterales, siempre de acuerdo con el interés nacional. Las FF.AA requieren estar preparadas y capacitadas para cumplir sus misiones con suficiente grado de flexibilidad y dinamismo. En términos generales, deben estar preparadas para actuar en tiempo de paz, ante situaciones de crisis y guerra, como también participar en el esfuerzo que el Estado realiza en el mantenimiento de la paz mundial. 3. La conducción de las Fuerzas Armadas El nivel de la conducción estratégica es el correspondiente al mando de las FF.AA, el que se ejerce a través de la estrategia militar conjunta, entendida como la ciencia y el arte de concebir y conducir la utilización de los potenciales del campo de acción bélico en la preparación y ejecución de un conflicto armado en todas sus fases, coordinando las actividades de las instituciones, los comandos operacionales y los órganos de maniobra que se conformen, hasta alcanzar los objetivos fijados por el nivel político estratégico. En la búsqueda de soluciones estratégicas, acordes con nuestra realidad y con la disponibilidad de medios, queda manifiesta la necesidad de aplicar el concepto de unidad de la guerra a través de la conducción conjunta, para integrar todas las capacidades de cada una de las instituciones y producir una sinergia que logre resultados que sean, a la vez, eficaces en cuanto al efecto y oportunidad, y eficientes en cuanto al empleo de los recursos. La guerra conjunta no se debe entender como la unión de esfuerzos en una serie de acciones u operaciones individuales unidas por un propósito común, sino como la aplicación integrada y sincronizada de todas las capacidades disponibles de las FF.AA dirigidas por un solo mando, a través del amplio panorama de las operaciones militares y en todos los niveles de la conducción militar, en cualquier 4
    • escenario (paz, crisis, guerra y posconflicto), con el propósito de ampliar y hacer más efectivas las operaciones militares. Para el amplio espectro de misiones que pueden cumplir las FF.AA, el Estado las ha dotado básicamente de personal y de diversos recursos materiales, siendo los más significativos los sistemas de armas que responden a una organización determinada, según el escenario en el que se emplean y el tipo de amenaza que enfrentan. Estas unidades, además de entrenarse individualmente, de acuerdo con la naturaleza de su especialidad, lo hacen para interactuar integradamente con medios de su propia institución, de las otras ramas de la defensa y de otras FF.AA, de países potencialmente socios en empresas multinacionales, en términos de brindar y recibir apoyo y servicios, en forma complementaria, para, de esta manera, emplearse como un todo bajo la conducción de un mando centralizado frente a una amenaza común. En consecuencia, surge un panorama altamente fragmentado y disgregado en un escenario terrestre, marítimo y aéreo, interdependiente en el saber y el hacer, que les exige operar coherentemente complejos sistemas interrelacionados que requieren un trato interdisciplinario y un nivel de entendimiento consistente, actuando bajo situaciones de apremio extremo. La capacidad militar descrita anteriormente, denominada interoperabilidad, permite coordinar, intercambiar, integrar y sincronizar el poder de combate en su sentido más amplio, con unidades o medios de una misma institución, de otras ramas de la defensa nacional, con agencias no militares nacionales e internacionales y con fuerzas multinacionales. La doctrina representa la plataforma y factor aglutinador desde el que se funda el empleo de medios de una institución, conjuntos o multinacionales. La interoperabilidad es el vehículo o instrumento que dinamiza y da vida a la doctrina. En esencia, es funcional y se encuentra al servicio de esta. Sin doctrina, la interoperabilidad es un concepto vacío e inerte. Sin interoperabilidad, la doctrina no pasa de ser un conjunto de intenciones y principios ininteligibles para aquellos que comparten un propósito. 5
    • B. LA GUERRA Es una lucha entre grupos armados organizados, en la que participan de manera activa todas las fuerzas de los estados involucrados y tiene como finalidad combatir al enemigo hasta someterlo y destruirlo. Es el último recurso que básicamente constituye el quebrantamiento de la voluntad de lucha del adversario, permite el libre acceso a un objetivo político, cuyo valor justifica el costo y el riesgo de haber entrado en ella, confiando en que así se crearán las mejores condiciones para una paz estable. Desde el punto de vista del Derecho Internacional, la guerra es justificable, si constituye la reivindicación del derecho por la fuerza. Sin embargo, su última finalidad será siempre la de alcanzar la paz. La situación estratégica (geográfica, demográfica, económica, política, militar) del Estado es determinante en cuanto a establecer las clarificaciones y precisiones indispensables para lograr el respeto efectivo del derecho de la guerra. El derecho de la guerra rige formalmente los conflictos armados internacionales. 1. Paz, Crisis y Guerra Todo estado es susceptible de encontrarse en cualquier momento en paz o en guerra; sin embargo, la realidad política y militar es actualmente mucho más compleja. Mientras la paz constituye la meta, es posible estar en conflicto sin existir una declaración formal de guerra; aparece, por tanto, una situación intermedia que, teniendo como extremos del espectro, la paz y la guerra, no puede considerarse como una u otra, y se la denomina crisis. Estas tres situaciones, paz, crisis y guerra, no se presentan totalmente nítidas, por lo que los escenarios entre ellas, serán a menudo difusos y frecuentemente entrelazados. La paz es una condición que existe en las relaciones entre grupos, clases o estados, cuando prevalece la ausencia de violencia o la amenaza de la misma, tanto en forma directa como indirecta. La crisis constituye una situación de tensión que, alterando el equilibrio existente, puede tener repercusiones importantes en la seguridad externa o interna, e incluso dar lugar a un conflicto armado. En toda crisis existe una acción o se produce una 6
    • situación que, alterando el proceso de normalidad, puede tener consecuencias importantes que exigen, para prevenirla o remediarla, la adopción de medidas urgentes de todo tipo, entre las cuales se puede incluir el empleo de las FF.AA. La guerra es la acción violenta del poder nacional por la consecución y/o mantenimiento de los objetivos nacionales. La guerra moderna es la aplicación de la presión política, económica, psicológica y física por parte de un estado, un grupo de estados o una parte de la población de un estado, contra el pueblo o el gobierno establecido, de otro o del mismo país, para alcanzar objetivos políticos determinados; es un fenómeno social complejo de naturaleza fundamentalmente humana. 2. Otros Aspectos de la Guerra El empleo de las fuerzas militares causa gran impacto en la sociedad, lo que hace que actualmente los siguientes aspectos hayan cobrado una importancia decisiva: a. Respaldo legal, amparado en el derecho internacional, en la Constitución y en las leyes nacionales; b. Apoyo de la población, que debe aceptar en todo momento la decisión política y en consecuencia las operaciones que realizan las unidades militares en defensa de los intereses nacionales; y c. Apoyo de los medios de comunicación social, no sólo por la influencia de los mismos en la opinión pública, sino como instrumento para satisfacer la información oportuna y veraz que la sociedad demanda sobre el desarrollo de las operaciones. Estos aspectos pueden condicionar las decisiones políticas y traducirse en limitaciones impuestas a las operaciones militares, tanto en el alcance, en los procedimientos y en la duración. Estas limitaciones influirán en la planificación y conducción de las operaciones. C. LA FUERZA TERRESTRE La Fuerza Terrestre (F.T) como parte constitutiva de las FF.AA, con base en el Art. 158 de la Constitución Política de la República del Ecuador, tendrá como misión fundamental: La defensa de la soberanía y la integridad territorial. 7
    • Está subordinada al gobierno nacional, por medio del Ministerio de Defensa Nacional, y se identifica con los ideales y valores morales de la institución armada, donde se destacan los siguientes: La disciplina: factor de cohesión que obliga a todos por igual y tiene su expresión colectiva en el acatamiento a la Constitución de la República y a las leyes vigentes. El sentido del honor, del deber y de la justicia: impulsa a obrar siempre bien y lleva al militar al estricto cumplimiento de sus obligaciones. La lealtad, el compañerismo y la integridad: inspiran las relaciones entre los componentes de la fuerza. La abnegación, exige conseguir la eficacia en el servicio, especialmente en el combate. El respeto a la dignidad y a los derechos inviolables del ser humano: incluso con el combatiente enemigo, de acuerdo con lo que disponen las leyes y el derecho internacional humanitario. El Ejército recibe del Estado, a través del Ministerio de Defensa, los recursos humanos y económicos con los cuales ha de organizar y preparar sus fuerzas. Estas han de ser capaces de disuadir a cualquier posible amenaza y ejecutar las operaciones militares que se les asigne, procurando que el costo humano sea el menor posible. La preparación para conseguir el mayor grado de eficacia para la guerra es, en tiempo de paz, la actividad principal del Ejército; ello le permitirá cumplir las misiones de combate que se le encomiende y ser empleada con garantía de éxito en otras misiones no bélicas y de defensa interna. 1. Filosofía del Ejército El Ecuador cuenta con un Ejército parte constitutiva de las FF.AA, destinada a la defensa de la soberanía e integridad territorial y apoyo a la seguridad interna. Su organización es jerárquica y se basa en los principios de disciplina y obediencia. El rol que el Ejército tiene frente al Estado se enmarca en dos premisas básicas, la primera destinada a la defensa de la soberanía e integridad territorial; y la segunda encaminada a coadyuvar con el desarrollo del país, ya que no puede 8
    • existir una seria y precisa política de seguridad sin una correlativa política militar, en la que no se considere la situación actual y el previsible desarrollo nacional. Por lo tanto, la acción de la institución se magnifica como estabilizadora del país, entendiéndose como estabilización la previsible capacidad del sistema para prevalecer en el tiempo. 2. Identidad Doctrinaria del Ejército Las bases científicas en las que se apoya el arte de la guerra, se derivan de la aplicación doctrinaria de conducción, probada por los grandes capitanes del pasado y concretada en forma de leyes, principios, reglas y normas, que constituyen la síntesis de una experiencia constantemente repetida. El estudio crítico de la historia, particularmente de la Historia Militar de un Estado, conduce a conclusiones y levanta factores capaces de influir en la expresión militar. El conocimiento y análisis de la historia militar no sólo desarrolla el raciocinio y el criterio, sino que contribuye a evitar la repetición de errores. Permite la identificación de definiciones básicas poco mutables de la Doctrina Militar y la identificación de las características y peculiaridades del hombre como ciudadano y como combatiente. Las instituciones armadas tienen, desde tiempos remotos, una serie de preceptos que no son otra cosa que cada una de las instrucciones impartidas para el conocimiento y manejo del arte militar y que, además permiten, en su aspecto formal, acrecentar las competencias del profesional militar. Para que los preceptos militares se mantengan en el tiempo, es necesario que se disponga de las normas y reglas a las que se debe ajustar la vida militar. Entonces, se define a la Doctrina Militar como el conjunto de preceptos, leyes y normas que conservan en el tiempo las instituciones armadas, para que junto a otros aspectos le permitan mantener o aumentar su eficiencia y efectividad para enfrentar con éxito una situación de conflicto. El avance científico y tecnológico alteró profundamente el armamento, material y equipo y, en consecuencia, transformó la fisonomía general del combate; la duración de las acciones pasaría de horas y días, a períodos superiores amparados por mayores recursos para mantener las operaciones. 9
    • El campo de batalla creció en forma desmedida; fueron optimizados la potencia y el alcance de las armas, por lo que las fuerzas terrestres se escalonaron en profundidad. Las comunicaciones cobraron un gran desarrollo, así como la utilización del medio aéreo y submarino en tareas de exploración y de combate que revolucionaron la tradicional concepción de lucha. La doctrina tradicional sufrió vertiginosos cambios debido a la presencia de una maquinaria bélica más desarrollada, así como al aparecimiento de un nuevo tipo de contienda: la guerra fría, la guerra de guerrillas y la guerra revolucionaria. La República del Ecuador crea, en 1835, su Ejército permanente, cuya misión es: La defensa de la soberanía y la integridad territorial. Al igual que en los demás países hispanoamericanos, los primeros oficiales del Ejército ecuatoriano se formaron en la denominada “Escuela de las Guerras por la Independencia”. El primer Colegio Militar, destinado al reclutamiento y formación de oficiales, fue fundado en 1838; egresaron de ese instituto, oficiales con formación en escuelas militares de Francia que, al regreso al país, realizaron la reorganización del Ejército, a través de la elaboración de leyes y reglamentos militares, cuya vigencia se prolongó en algunos casos hasta comienzos del siglo XX. Así se presenta el panorama de la instrucción en el Ejército, sin embargo, en sus comienzos, el régimen liberal tuvo que hacer frente a diversas reacciones armadas; entonces el gobierno y el mando militar tomaron conciencia de la obligación de disponer de instructores y maestros capacitados en ciencias militares, para formar adecuadamente a los futuros oficiales, y constituir la base fundamental del nuevo Ejército; como esos instructores y maestros no existían en el país, fue necesario buscarlos en el exterior. Por sus vínculos de amistad y por los comunes intereses políticos, se escogió a Chile, país que a su vez había contado en 1895 con varios oficiales europeos, la mayor parte de ellos de procedencia alemana, que en aquel entonces era la primera potencia militar de Europa. En 1922, la Misión Militar Italiana inició sus tareas en el país, mediante cursos intensivos de Infantería, Artillería, Caballería, armas automáticas, guerra de 10
    • montaña y otros, a cargo de oficiales profesionales. Tuvo como acierto la adaptación de su ciencia y de su arte a la morfología física del país. Comprometido con la defensa de América, el Ecuador firmó el Tratado de Asistencia Recíproca (T.I.A.R), y es así como se comienza a recibir, al igual que el resto de países de América, asistencia material y técnica, como también doctrinaria por parte de los Estados Unidos para enfrentar a la nueva amenaza que se consolidaba en la esfera socialista. A partir de 1981 cambian los escenarios en el ámbito mundial y ante la presencia de nuevas amenazas, como el terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva, el narcotráfico, el crimen organizado y otros, los Estados Unidos continúan con su política hegemónica a través de apoyo y asesoramiento. En este marco, la doctrina ecuatoriana ha evolucionado acorde con los adelantos científicos y la disponibilidad de material y medios bélicos, por lo que fue necesario que toda influencia doctrinaria previa a la incorporación sea adaptada o adoptada siguiendo un riguroso proceso científico de investigación y análisis. En base a este desarrollo investigativo, se ha establecido la identificación doctrinaria del Ejército, considerando que cada país, representado por sus FF.AA, ha de tener una doctrina militar de su pertenencia, basada en las posibilidades reales de organización, preparación y utilización de todos los medios disponibles; y formada sobre bases cuidadosamente seleccionadas con criterio visionario de previsión y seguridad. 3. Marco Legal para el empleo de la Fuerza Terrestre El empleo de la F.T se fundamenta en los siguientes cuerpos legales: a. La Constitución Política de la República, como norma fundamental; b. La Ley de Seguridad Pública y del Estado; c. La Ley Orgánica de la Defensa Nacional ; d. Los convenios internacionales suscritos por el Ecuador, que imponen limitaciones en la ejecución de las operaciones, en el empleo de medios, así como en la conducta del combatiente, tales como el Derecho Internacional para los Conflictos Armados o Derecho de Guerra; y 11
    • e. La Doctrina de Planificación Estratégica Militar, aprobada por el CC. FF.AA. 4. La Fuerza Terrestre en la Paz, Crisis y Guerra La naturaleza de la contribución militar a las situaciones de paz, crisis y guerra es significativa y destacada. En tiempo de paz, la fuerza militar es esencial para mantener la soberanía y apoyar el desarrollo nacional, protegiendo, respaldando y brindando apoyo a las demás expresiones del poder nacional. En este contexto, la F.T debe considerar lo siguiente: a. Mantenerse en condiciones de disuadir a los potenciales adversarios de cualquier agresión, coacción o intimidación contra la soberanía nacional; b. Participar en operaciones de apoyo a la paz, individualmente o dentro de las organizaciones a las que el país pertenece; y c. Colaborar con las autoridades civiles para hacer frente a casos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otra necesidad pública de naturaleza análoga que desborde la capacidad de los organismos o instituciones que participan en estas acciones. En la crisis, la Fuerza Terrestre constituye un elemento disuasivo, y si esta se emplea, su participación estará limitada, siendo las actividades políticas, y no las militares, las que conforman los principales medios para concluir la crisis con éxito. La F.T. en estas situaciones puede cumplir con lo siguiente: a. Apoyar militarmente a la resolución de la crisis, tanto a nivel nacional como en el marco de las organizaciones a las que el país pertenece; e b. Incrementar su estado de alistamiento según las previsiones nacionales y los acuerdos internacionales suscritos por el Estado. En la guerra, son los medios militares los que determinan el modo de finalizar el conflicto, sea este de orden interno o externo. En esta situación, la F.T cumplirá con las siguientes actividades: a. Rechazar cualquier agresión contra la integridad del territorio nacional; y b. Estar en condiciones de sostener el esfuerzo de las operaciones, minimizando los efectos de la agresión, generando las fuerzas necesarias, reforzando y apoyando a las fuerzas comprometidas, considerando la 12
    • protección debida a las diferentes categorías de personas y de bienes y las contribuciones de los intermediarios y de los Estados neutrales, según lo indica el Derecho Internacional para los Conflictos Armados. 5. Organización Básica de la Fuerza Terrestre Tanto en tiempo de paz como en la guerra, la F.T debe estar organizada de tal manera que pueda cumplir con las misiones impuestas, para lo cual debe contar con los órganos de comando, de planificación, operativos, técnico-administrativos y otros; además, en coordinación con las otras ramas de las FF.AA estar en capacidad de pasar del estado de paz al de guerra mediante la movilización. El Ejército puede ser considerado bajo dos acepciones básicas: como institución en tiempo de paz y como institución movilizada en tiempo de guerra. a. La Fuerza Terrestre Como Institución es un componente básico de las FF.AA integrada fundamentalmente por unidades terrestres con capacidad para disuadir, en coordinación con las otras instituciones armadas, a los presuntos adversarios. La F.T posee en su organización: mandos, repartos, recursos tanto humanos como materiales, institutos, empresas y otros, todo esto bajo un marco legal. Su función principal es el fortalecimiento institucional y apoyo al desarrollo nacional. COMANDO GENERAL DE LA FUERZA TERRESTRE CONSEJOS ÓRGANOS DE ASESORAMIENTO JURÍDICO INSPECTORÍA SECRETARÍA GENERAL DPTO. ADMINLOGÍST ÓRGANO DE CONTROL DPTO. DE SEG DE OP. MILITARES DPTO. DE COMUN. SOCIAL JEFATURA DEL ESTADO MAYOR ÓRGANOS TÉCNICO-ADMINISTRATIVOS DIRECCIÓN DE DESARROLLO INSTITUCIONAL COMANDO DE OPERACIONES TERRESTRE DIRECCION GENERAL DE REC. HUMANOS COMANDO DE EDUCACIÓN Y DOCTRINA OPERATIV ÓRGANOS AS OPERATIVOS DIRECCIÓN DE LOGÍSTICA DIRECCIÓN DE FINANZAS ÓRGANOS DE PLANEAMIENTO Y ASESORAMIENTO ESCUELAS UNIDADE S DIRECCIÓN DE INTELIGENCIA MILITARES ÓRGANOS DE FORMACIÓN INVESTIGACION Y PERFECCIONAMIENTO Gráfico Nº. 1 Organigrama de la Fuerza Terrestre 13 DIREC. DE SIST. DE INFO. Y COM DIRECCIÓN DE ENTI. DE DESA. ENTIDADES ADSCRITAS ÓRGANOS DE DESARROLLO
    • b. La F.T Institución Movilizada (preparada para la guerra) Esta se materializa al pasar del estado de paz al de guerra, mediante el completamiento del personal, medios administrativos y logísticos necesarios para afrontar la guerra. Es decir, se prepara y organiza para cumplir con la campaña terrestre y/o conjunta, conformando los Comandos Operacionales, dependiendo del tipo de conducción indirecta o directa, respectivamente, que ejerza el Comando Conjunto. En esta organización se conforma el Comando Administrativo Logístico (COMAL), cuya misión es apoyar a las operaciones en las áreas de personal y logística. c. Ejército de Operaciones (EJEOP) y Comando de Operaciones Terrestres (COT) El EJEOP es el mayor escalón de armas combinadas terrestres que constituye parte del nivel estratégico. Corresponde a la totalidad de los medios del Ejército Movilizado, con excepción de aquellas unidades u organizaciones asignadas a otros órganos de maniobra o mandos jurisdiccionales del escalón FF.AA y de aquellas que permanezcan dependiendo de la F.T Institución Movilizada. Las Fuerzas del EJEOP, asignadas al teatro de operaciones, incluyen los elementos de combate, de apoyo de combate, de apoyo de servicio de combate y sus medios de mando y control, los mismos que se combinan en unidades de acuerdo con los requerimientos de la misión y la naturaleza de la operación. Esta gran unidad ejecuta operaciones en el nivel estratégico u operativo, cuando es conducida indirectamente por el Comando Conjunto. Cuando la conducción es directa, el EJEOP mantiene su organización, pero sus unidades pasan a conformar comandos operacionales en conjunto con unidades de las otras ramas de las FF.AA. El EJEOP está constituido por un comando y lista de tropas, contiene a las divisiones como unidades operativas, sin embargo, tiene una organización flexible, la misma que puede variar de acuerdo con cada misión impuesta. El COT está integrado por un comando y un estado mayor que le permiten al Ejército, planificar, entrenar y conducir a las unidades militares. 14
    • d. Comando Operacional Es una gran unidad que corresponde al empleo de fuerzas de más de una institución, bajo el mando centralizado en la planificación y conducción de las operaciones por parte del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, pudiendo ser la ejecución y control descentralizados. El comando operacional no se debe entender como la unión de esfuerzos en una serie de acciones u operaciones individuales, unidas por un propósito común, sino como la aplicación integrada y sincronizada de todas las capacidades disponibles de las FFAA, dirigidas por un solo mando. La sinergia resultante del trabajo conjunto bajo los parámetros de una doctrina común, potencia la capacidad de combate de la fuerza mediante la aplicación del concepto de unidad de esfuerzo. El trabajo conjunto proporciona comandantes con capacidades multidimensionales (terrestre, naval, aérea), más efectivos que aquellos generados por una sola institución de la defensa, debido a que cuentan con una visión más amplia de opciones en los escenarios estratégicos, operacionales y tácticos. e. La División de Ejército (D.E) La D.E planifica y coordina el empleo de las brigadas que la integran y, cuando es necesario, las refuerza con medios o con fuegos, sea para intervenir en el combate o para prolongar las acciones. Es una unidad operativa o táctica, dependiendo del nivel de conducción, que contiene a elementos de combate, apoyo de combate y apoyo de servicios de combate necesarios para las operaciones. Está constituida por tropas divisionarias y un número variable de brigadas que obedecen a un listado de tropas. f. La Brigada Es una unidad táctica y administrativa conformada por batallones y/o grupos y unidades menores que le permiten cumplir operaciones. Dependiendo de la misión, puede estar encuadrada en una División o un Comando Operacional. 15
    • Además, dependiendo de la misión a cumplir, puede ser reforzada con elementos de combate, apoyo de combate y apoyo de servicios de combate. g. El Batallón y/o Grupo Es una unidad táctica y administrativa perteneciente a un arma o servicio bajo un comando único dependiente de la Brigada, conformada por compañías o similares menores que le permiten cumplir operaciones tácticas. Dependiendo de la misión a cumplir, puede ser reforzada con unidades de combate y apoyo para el combate. 6. Clasificación de las unidades según su especialización para el combate Para lograr los fines que se persiguen en la guerra, se requiere en cada momento de medios determinados y de procedimientos establecidos con anterioridad, los mismos que han ido evolucionando a lo largo del tiempo, produciendo una mayor especialización en el cumplimiento de las misiones. Por ello, el Ejército se organiza, en proporción adecuada, con Unidades de combate, Unidades de apoyo para el combate y Unidades de apoyo para el servicio de combate; y se articula, según los criterios de funcionalidad y operatividad, en unidades y organismos de distintos tipos, en forma flexible, armónica y polivalente, para hacer frente a sus responsabilidades. El Ejército para la guerra se encuentra organizado, básicamente, considerando los siguientes Unidades: a. Unidades de combate Constituyen los medios de acción con capacidad para combatir, diferenciándose por su característica de empleo y por su misión a cumplir en el combate. 1) Infantería Es el arma concebida para chocar con el enemigo mediante el fuego y movimiento, caracterizándose por su capacidad de actuar en toda clase de terreno y circunstancia. Su misión es cerrar con el enemigo para destruirlo o capturarlo. Para ello utilizará procedimientos ofensivos y defensivos, según la misión asignada y 16
    • la situación. En provecho suyo han de actuar todas las demás armas y servicios. a) Infantería motorizada Está equipada con medios orgánicos de transportes sobre ruedas, los que les permiten trasladar a todo su personal y material simultáneamente. Pueden operar eficazmente en una amplia variedad de terrenos y condiciones atmosféricas. b) Infantería Mecanizada Está equipada con vehículos de transporte de personal y vehículos de apoyo diversos. Las características principales de estas unidades son: La rapidez de desplazamiento, la disponibilidad de variados tipos de armas de apoyo, la movilidad y la flexibilidad para conformar las unidades de combate. Por su movilidad, flexibilidad, potencia de fuego y protección, son apropiadas para complementarse e integrarse con unidades blindadas en acciones ofensivas. La última fase del combate la realizan normalmente desembarcadas, y en las fases previas aprovechan la protección y apoyo de fuego que les brindan sus vehículos. De la misma manera son aptas para el combate defensivo en que predomine la movilidad. 2) Caballería Blindada Es aquella que está equipada fundamentalmente con tanques y vehículos para apoyos diversos. En las operaciones militares, constituye la herramienta terrestre más poderosa con que cuenta el mando para alcanzar sus objetivos, siendo normalmente el eje de las operaciones decisivas a través de sus características principales: la movilidad, la potencia de fuego, la potencia contra fuego enemigo y el efecto de choque; factores que las hacen especialmente aptas para las acciones ofensivas en el combate de fuego a larga distancia, debido al alcance de sus armas de trayectoria tensa; así mismo, para explotar el éxito y distribuir a las fuerzas adversarias. También, son apropiadas para construir una potente y rápida reserva en circunstancias particulares y transitorias, como en el marco de una defensa móvil. 17
    • Su mayor efectividad es el logro de sus objetivos; la obtiene al integrarse para su empleo con unidades de infantería blindada, mecanizada, artillería autopropulsada e ingenieros mecanizados, bajo el concepto de unidades de combate. 3) Aviación del Ejército Por sus características de empleo, la Aviación del Ejército está en condiciones de cumplir misiones de combate, apoyo para el combate y apoyo de servicio para el combate. Estas unidades están equipadas con una amplia gama de armamento, aptas para realizar acciones destinadas a neutralizar o destruir medios adversarios, como parte de la maniobra; de una unidad de armas combinada, o en apoyo a unidades de operaciones especiales. Corresponde a un sistema de armas terrestres y no aéreo; asimismo, constituyen un órgano de maniobra, en el desarrollo de las acciones, son el medio más rápido que tiene el comandante para alcanzar y mantener la iniciativa, aprovechando su velocidad de desplazamiento y explotando el factor sorpresa. Igualmente, permiten al mando hacer frente con rapidez a una acción adversaria de envergadura, como también constituirse, eventualmente, en plataformas de fuego. Los helicópteros y aviones que corresponden a unidades de apoyo de combate y apoyo de servicio para el combate, para tal efecto, emplea aeronaves del tipo mediano o pesado, con capacidad para transportar personal e importantes volúmenes de carga a distancias considerables debido a su elevada autonomía. Pueden participar en misiones de traslado de tropas y carga; asalto de unidades aerotransportadas; infiltración y extracción de unidades de operaciones especiales; abastecimiento aéreo; búsqueda; salvamento, evaluación aeromédica. 4) Unidades de Operaciones Especiales Son aquellas capaces de planificar y realizar acciones militares directas o indirectas, en forma independiente o integrada con otras fuerzas, en tiempo de paz o de guerra, a fin de alcanzar objetivos de repercusiones político- 18
    • estratégicas, militares, económicas y de inteligencia, que por su naturaleza no son susceptibles de obtener por otro tipo de fuerza. Se encuentran especialmente organizadas, entrenadas y equipadas para el cumplimiento de sus misiones y son normalmente de magnitud comparativamente menores a las del adversario que les corresponde enfrentar. b. Unidades de apoyo para el combate 1) Unidades de apoyo de fuego a) Unidades de Artillería de Campaña Están equipadas con medios y material de tiro indirecto, como obuses y lanzadores de cohetes, para apoyar y proteger con sus fuegos a las unidades de maniobra para el combate en acciones terrestres. Asimismo, cuentan con elementos de adquisición de objetivos capaces de realizar el proceso de detectar, localizar e identificar objetivos con la precisión suficiente para permitir el empleo eficaz de las armas sobre los mismos, proporcionando información precisa y en tiempo real sobre el origen del fuego adversario. A objeto de asegurar la continuidad en el apoyo, las unidades de artillería de campaña deben tener la misma movilidad que las unidades apoyadas, ser capaces de cambiar rápidamente de posición, de día y de noche y en todo tipo de condiciones meteorológicas, y aplicar y concentrar los fuegos en los lugares y momentos requeridos. b) Unidades de Artillería Antiaérea Son las responsables de brindar protección a las unidades que apoyan contra medios aéreos adversarios. Para tal efecto, integran el sistema de defensa aérea del teatro de operaciones. Protegen a las unidades e instalaciones del Ejército, como también a puntos y zonas vitales del territorio nacional contra agresiones aéreas. Para el cumplimiento de su misión cuentan con un sistema de mando y control integrado, con la capacidad para detectar la amenaza aérea y asignar los objetivos a las unidades de tiro. 19
    • c) Unidades Antitanque Estas unidades están organizadas y equipadas con los medios necesarios para proporcionar protección y seguridad contra elementos blindados. Brindan el apoyo de fuego necesario para neutralizar el empleo de blindados y mecanizados adversarios en beneficio de la maniobra de la unidad apoyada. Su acción se materializa a través del empleo coordinado de cohetes, misiles, combinada con los trabajos técnicos de ingenieros conforme a la idea de maniobra de la unidad que integran. 2) Unidades de Apoyo Técnico y Especializado a) Ingeniería Está equipada con medios técnicos para apoyar la maniobra de las unidades propias y dificultar la del adversario. Acompaña a las tropas en todas las acciones, desarrollando principalmente operaciones de movilidad, contramovilidad, supervivencia, ingeniería en general e ingeniería geográfica. b) Comunicaciones Están organizadas, equipadas e instruidas para instalar, explotar y mantener el sistema de comunicaciones, posibilitando a través de sus medios el funcionamiento del sistema de mando y control de la unidades que integran la F.T. Los medios técnicos con que cuentan les otorgan, también, la capacidad para conformar redes de comunicaciones conjuntas, siendo necesario para ello una detallada planificación, como así mismo contar con procedimientos comunes para la explotación de las redes que se estructuren. c) Inteligencia Con capacidad para buscar, obtener y procesar la información, transformándola en inteligencia de combate referida al adversario, terreno y condiciones meteorológicas. Proporciona seguridad y cumple tareas de contrainteligencia mediante la ejecución de operaciones especiales de contrainteligencia y apoyo a través de la ejecución de operaciones 20
    • especiales de inteligencia. c. Unidades de apoyo de servicio para el combate Son aquellas preparadas para gestionar los recursos necesarios que las unidades necesitan para el cumplimiento de su misión. Ellas aplican las técnicas especiales que las funciones logísticas y de personal exigen. 1) Intendencia Este servicio tiene como misión principal dar solución al abastecimiento de subsistencia (alimentación), vestuario y equipo individual y de unidad. 2) Material de guerra Este servicio es el encargado de satisfacer las necesidades relacionadas con la obtención, reemplazo, recuperación de material de guerra, abastecimiento de pertrechos, munición, evacuación, mantenimiento del material orgánico, del material salvado, capturado o deteriorado, que se encuentren en poder de las tropas, para posibilitar con ello la correcta y oportuna utilización del material. 3) Transporte Este servicio debe satisfacer las necesidades relacionadas con el transporte de abastecimientos, personal y medios, en beneficio de los otros servicios y unidades de combate y de apoyo de combate. 4) Sanidad y Veterinaria Capacitadas para efectuar el tratamiento y la recuperación tanto física como psíquica del personal, así como la evacuación de heridos y enfermos. Son responsables del abastecimiento y mantenimiento del material sanitario a través de sus propios canales. Aseguran la salud ambiental en la jurisdicción, velando así mismo por el adecuado cumplimiento de aquellas medidas de mitigación de impacto ambiental causado por las tropas y si, es el caso, la atención veterinaria, conformando unidades de esta especialidad en aquellas que cuenten con ganado militar. 21
    • D. LAS OPERACIONES MILITARES Son el conjunto de actividades realizadas por unidades del Ejército, en forma independiente o como parte de una fuerza mayor, con tropas y medios orgánicos o bajo cualquiera de las relaciones de mando, coordinadas en tiempo y en espacio, de acuerdo con lo establecido en una directiva, plan u orden para el cumplimiento de una misión o tarea. Al referirse a las operaciones militares, la campaña comprenderá una o varias batallas, las que a su vez darán lugar a las operaciones principales que se desarrollarán por medio de combates sucesivas o simultáneas, cada una de las cuales se compondrá de enfrentamientos de carácter e importancia variables, cuya finalidad será el logro de un objetivo, siempre relacionado con el objetivo estratégico final. Se entiende por campaña, una serie de operaciones principales, relacionadas entre sí, para alcanzar un objetivo estratégico en un tiempo y espacio determinado. Se entiende por operación principal a la acción coordinada de fuerzas importantes en una fase de una campaña, para alcanzar objetivos operacionales. Se entiende por batalla, una serie de combates en el nivel táctico relacionados entre sí, para la consecución de un objetivo táctico. 1. Tipos de Operaciones Militares Las operaciones militares se clasifican según el propósito que se persigue y en razón de las fuerzas que intervienen. a. Según el Propósito que Persiguen 1) Operaciones Militares de Guerra Son aquellas que persiguen vencer al adversario mediante el quebrantamiento de su voluntad de lucha o la destrucción de su fuerza, a través de la aplicación de una maniobra, creando las condiciones para imponer la propia voluntad. Estas operaciones se desarrollan en los niveles de la conducción operacional y táctica. 22
    • a) Nivel Operacional El propósito general de las maniobras operacionales es crear las condiciones favorables para que la decisión entendida como el quebrantamiento de la voluntad de lucha del adversario tenga las mayores probabilidades de éxito. b) Nivel Táctico Es el conjunto de actividades que ejecutan las unidades para alcanzar objetivos tácticos actuando en el nivel táctico, coordinadas en tiempo y en espacio. En este nivel se desarrollan: OPERACIONES FUNDAMENTALES - Ofensivas - Defensivas - Retrógradas OPERACIONES COMPLEMENTARIAS - Reconocimiento Seguridad Relevo Engaño táctico Seguridad del área de retaguardia Enlace Transposición de cursos de agua Inteligencia Guerra electrónica Operaciones Sicológicas (OPSIC) - Operaciones Aeromóviles Operaciones ribereñas Operaciones en selva Operaciones irregulares Operaciones aerotransportadas Operaciones en áreas fortificadas Operaciones en áreas urbanas OPERACIONES ESPECIALES 2) Operaciones Militares Distintas a la Guerra Obedecen a operaciones militares realizadas en coordinación con entidades y organismos de los otros campos de acción y socios multinacionales, básicamente para disuadir al adversario de escalar un conflicto que 23
    • desemboque en hostilidades; estimular la resolución pacífica de conflictos; promover la paz; y apoyar a las autoridades civiles ante crisis, tanto a nivel nacional como internacional, en concordancia con la constitución, las leyes nacionales y las normas establecidas por el derecho internacional. Normalmente, las tareas que pueden cumplir las fuerzas militares, dentro del contexto son las siguientes: a) Control de armas b) Contra terrorismo c) Ayuda humanitaria d) Apoyo militar a autoridades civiles ante situaciones de catástrofe e) Operaciones de demostración y fuerza f) Operaciones de búsqueda y rescate g) Evacuación de no combatientes h) Incursiones i) Operaciones de seguridad y control al término de un control armado j) Operaciones de mantenimiento o de imposición a la paz Como se puede evidenciar, este tipo de operaciones puede incluir acciones de combate con contacto de fuego, idénticas a una situación de guerra, y operaciones sin contacto de fuego, las que se pueden dar en forma simultánea o sucesiva. Lo interesante de destacar es que en cada una de las situaciones descritas anteriormente no ha existido o no se ha reconocido una situación de guerra formal. b. Según las fuerzas que intervienen 1) Operaciones Terrestres Son las realizadas por la fuerza terrestre y se ajustan a lo establecido en la doctrina terrestre, ejecutándose normalmente en el nivel operacional y táctico. La operación terrestre es la suma de movimientos y acciones de una fuerza, destinada a crear una situación favorable que permita alcanzar un determinado objetivo. 24
    • 2) Operaciones conjuntas Son operaciones que ejecuta el CC.FF.AA, integrado por fuerzas de dos o más instituciones, bajo un mando único, por un período determinado, para lograr un objetivo de repercusiones estratégicas. Pueden corresponder a la maniobra de un teatro de operaciones conjunto, a una operación especial conjunta, a una operación anfibia conjunta, a una operación aerotransportada conjunta, o bien a una mixta, con el propósito de conquistar un objetivo en territorio hostil. 3) Operaciones combinadas Obedecen al concepto de empleo de fuerzas militares de diferentes nacionalidades dentro del contexto de una alianza o coalición en procura de metas compartidas. Estas, a su vez, pueden ser conjuntas si incluyen fuerzas de dos o más instituciones. La ejecución eficaz de las operaciones internacionales o combinadas se fundamenta en la confianza mutua entre los distintos países que la componen, la que, a su vez, se asienta en los siguientes puntos básicos: a) Interoperabilidad de las fuerzas participantes. b) Compromiso inequívoco con la misión recibida. c) Relaciones adecuadas entre los mandos superiores de los diferentes estados que integran la fuerza combinada. d) Capacidad de empleo eficaz de la lengua común de trabajo. e) Respeto mutuo por la capacidad profesional, cultura, historia, religión, costumbres y valores de los ejércitos integrantes. f) Conocimiento mutuo de las doctrinas, capacidades y aspiraciones nacionales. g) Tiempo suficiente para que se realice un enfoque unificado y claro de la operación 4) Operaciones de inteligencia Comprende al conjunto de actividades encaminadas a satisfacer las 25
    • necesidades de información del comandante referidas al terreno, adversario y condiciones meteorológicas, así como operaciones especiales de inteligencia y contrainteligencia para identificar y contribuir a neutralizar la amenaza a la seguridad propia y coadyuvar a la obtención del objetivo. Se desarrollan continuamente desde tiempo de paz. 5) Operaciones de Información Son realizadas con el fin de afectar el sistema de informaciones adversario y su toma de decisiones y, simultáneamente, proteger el empleo del sistema de información propio. Se desarrollan con el objeto de afectar la explotación y protección de información, los sistemas de mando y control que las soportan y los sistemas de comunicaciones e información que la procesan, a la vez que apoyan y protegen la capacidad propia para obtener, procesar y gestionar la información. 2. Fundamentos de las Operaciones Militares a. Principios de la guerra Los principios de la guerra son basamentos o causas de validez general para la conducción militar, que han sido aplicados por los grandes capitanes y deducidos y analizados por pensadores, estudiosos de la guerra y autores militares a través del tiempo, hasta constituir principios en razón a que la historia militar ha demostrado que su reiterada y correcta aplicación ha conducido a los ejércitos normalmente a la victoria. Ellos admiten flexibilidad, por lo tanto, su aplicación requiere de un buen criterio. No son fórmulas que puedan ser aplicadas de la misma manera en todos los casos. En cada oportunidad hay que determinar en qué medida deben o pueden ser utilizados. Su correcta aplicación en la guerra tiene plena validez tanto en el campo o área de la conducción operacional como en el táctico. Los principios para la guerra terrestre que más se adecuan al tipo de maniobra por realizar son los siguientes: 26
    • 1) Objetivo “Alcanzar un objetivo militar establecido que ha de ser claramente definido, decisivo y alcanzable” El objetivo estará claramente definido, cuando resulte inequívoco. Puede ser tangible o intangible, como una zona de terreno o un sistema operativo del campo de batalla, lo importante es que sea claramente identificable. Será decisivo, cuando su consecución tenga una evidente repercusión en el logro del objetivo del mando superior. Será alcanzable, cuando el mando al que se le asigne reciba los recursos, la autoridad necesaria y la libertad de acción que permita su consecución. Toda operación que no contribuya al logro del objetivo asignado, debe ser expresamente evitada. El propósito de las operaciones militares será alcanzar el objetivo estratégico final, sea mediante la destrucción de las fuerzas enemigas o el quebrantamiento de su voluntad de lucha. 2) Ofensiva “Tomar, mantener y explotar la iniciativa” El principio de la ofensiva determina que la acción ofensiva y el mantenimiento de la iniciativa, constituyen la manera más eficaz y decisiva para alcanzar un objetivo común. La ofensiva permite al comandante aprovechar la iniciativa, imponer su voluntad al enemigo, establecer los términos y escoger el lugar de combate, explotar debilidades y reaccionar a situaciones inestables y sucesos imprevistos. No importa el nivel estratégico, operativo o táctico, la fuerza que retiene la iniciativa mediante la acción ofensiva, obliga al enemigo a reaccionar en lugar de actuar. La acción ofensiva es esencial para el logro de una decisión definitiva y facilitará el mantenimiento de un elevado estado de ánimo y de un espíritu agresivo. El adoptar una actitud defensiva debe ser solamente una condición temporal hasta que los medios necesarios estén disponibles para reanudar 27
    • operaciones ofensivas. Un espíritu ofensivo debe prevalecer en la realización de todas las operaciones defensivas. La defensa debe ser activa, no pasiva. Esto es así porque la acción ofensiva, no importa la forma que tome, es el medio por el cual una fuerza toma y mantiene la iniciativa, logra resultados y mantiene la libertad de acción. 3) Masa “Concentrar la potencia de combate en el momento y lugar decisivos” Requiere la aplicación de una potencia de combate superior para dar un golpe decisivo en el punto débil del enemigo, a fin de destruirlo o colocarlo en una posición donde pueda ser destruido posteriormente. La iniciativa que acompaña a la acción ofensiva, permite que se escoja el momento, el lugar y la forma en que se debe aplicar. La masa comprende algo más que la concentración de unidades de combate, de hecho, también incluye el mejor empleo de todos los sistemas operativos del campo de batalla. 4) Economía de fuerzas “Emplear la mínima potencia de combate en lugares no decisivos” Es la distribución equilibrada de los medios disponibles, dedicando a cada misión los indispensables para su cumplimiento, a fin de aplicar sobre el lugar y momento decisivo la máxima potencia de combate. Supone aceptar riesgos calculados en zonas no vitales, puesto que para concentrar una potencia de combate superior en el momento y lugar oportunos, es necesario reducir las fuerzas que se están empleando en otro lugar. Sin embargo, también es necesario contar con suficientes fuerzas para cumplir con misiones menos importantes, lo cual exige que se haga una evaluación cuidadosa de la situación, particularmente cuando los esfuerzos secundarios contribuyen en forma significativa al esfuerzo principal. 28
    • 5) Unidad de mando “Actuar bajo la orden de un comandante único” La utilización de la totalidad de las capacidades que puede generar una fuerza requiere unidad de mando. La unidad de mando significa que un solo comandante dirige y coordina las acciones de todas las fuerzas hacia un objetivo común. La existencia de un comandante único representa la coordinación entre los elementos componentes, centraliza las decisiones, identifica e individualiza la autoridad y la responsabilidad. 6) Sorpresa “Atacar al enemigo en el momento, lugar y forma para él inesperados” La sorpresa consiste en colocar al adversario ante una situación para la cual no estaba preparado, prevenido o advertido, de tal forma que no tenga oportunidad de reaccionar adecuadamente. De difícil aplicación en el nivel estratégico. Constituye un complemento de importancia para el logro del objetivo y es generadora de efectos físicos y psicológicos en los niveles inferiores. Son contribuyentes para la aplicación de este principio la adecuada y oportuna información, movilidad y asimetría, esta última, al menos en función del capital humano y de la tecnología. La sorpresa puede ser total o parcial. La primera es aquella situación de excepción, más común en el campo táctico; la segunda es aquella que, en general ha sido prevista por el adversario, pero sin conocer los detalles que le permitan hacerle frente en forma organizada. 7) Seguridad “Establecer y mantener medidas de protección” La seguridad, en contraposición, consiste en disponer los propios medios, de forma tal de evitar ser sorprendido por el adversario, adoptando un dispositivo adecuado y las medidas de protección necesarias. Lleva implícita la certeza y no debe representar un exceso de cautela ni de riesgo, por lo que la información oportuna sobre el adversario y sus capacidades adquiere 29
    • una significativa importancia. 8) Simplicidad “Elaborar planes y órdenes claros, precisos y concisos” La preparación y planificación de las operaciones deben propender a ser tan simples como la consecución del objetivo lo permita. Con ello se logra una conducción y ejecución adecuada para la maniobra sin más detalles que los necesarios. La simplicidad está asociada con la facilidad de interpretación y de ejecución, lo que se vincula a dos elementos centrales: la comprensión integral por parte de los comandantes subordinados, en cuanto a lo que se espera de ellos, y los aspectos de coordinación y control requeridos en los contenidos de las misiones que se impartan. 9) Maniobra “Ubicar a las fuerzas para crear o retener una situación favorable ante el enemigo” Es el despliegue que permite disponer de la potencia de combate en el momento y lugar oportunos para alcanzar un objetivo. La aplicación eficiente de este principio a menudo facilita la sorpresa mediante la explotación de los puntos débiles del enemigo, contribuye significativamente a mantener la iniciativa, aprovechar el éxito, preservar la libertad de acción y reducir la vulnerabilidad. El objeto de la maniobra es concentrar o dispersar fuerzas de una manera tal que permita poner al enemigo en desventaja, logrando de esa manera resultados que de otro modo resultarían más costosos en efectivos y medios. La maniobra no tiene un marco ni escalón determinado, de tal manera que puede ser aplicada en todos los niveles de conducción de las operaciones militares. La aplicación exitosa de este principio requiere no sólo fuego y movimiento, sino también de flexibilidad y de una adecuada aplicación de los principios de masa y economía de fuerzas. 30
    • b. Uso del espacio aéreo El combate moderno exige maniobras rápidas, flexibles y sincronizadas por parte de las fuerzas empeñadas, a fin de obtener los mejores resultados en las operaciones simultáneas y en diferentes profundidades. Maniobras rápidas y profundas, apoyo de fuegos, operaciones aeroterrestres y de asalto aéreo, operaciones especiales y de guerra electrónica serán conducidas en este ambiente, utilizando el espacio aéreo que se encuentra sobre el campo de batalla. Esta nueva realidad del ambiente operacional exige una eficaz y eficiente coordinación del uso del espacio aéreo, sea para sincronizar las operaciones o para evitar que fuerzas propias sean dadas de baja. c. Potencia de combate Es la capacidad de combate disponible por determinada fuerza, resultante de la combinación de los medios físicos a disposición de un comandante y del valor de la tropa. Estos condicionan: la capacidad de maniobra de las unidades; la potencia de fuego; y la seguridad. 1) La capacidad de maniobra permite a la fuerza lograr una situación ventajosa en relación con el enemigo, incrementando la posibilidad de aplicar sus fuegos, conseguir sorpresa, ejecutar esfuerzos decisivos y lograr un dominio moral y psicológico. 2) La potencia de fuego es el volumen de fuego proporcionado por unidades o sistemas de armas. Los efectos máximos de este factor se logran con la plena integración de los fuegos disponibles, así como los de refuerzo. 3) La seguridad permite a los mandos conservar las capacidades de sus unidades para disponer de ellas en los momentos y lugares decisivos. El éxito de las operaciones se logrará aplicando la máxima potencia de combate, en el lugar y momento oportunos, no dando ocasión para que el enemigo actúe de una forma coordinada y eficaz contra fuerzas propias. 31
    • d. Factores de la decisión 1) Misión Es la expresión clara y concisa de las tareas que debe cumplir una unidad; es prescrita por el escalón superior y contiene los aspectos principales que guiarán las acciones del escalón considerado, en el contexto de la maniobra concebida para la conquista del objetivo. Después de recibir una misión, el comandante y su estado mayor o plana mayor, están en capacidad de iniciar el desarrollo del proceso militar de la toma de decisiones (PMTD). 2) Enemigo El estudio del enemigo, en base de una situación presentada, debe estar encaminado a establecer las peculiaridades y debilidades que pueden influir en un momento determinado, favorable o desfavorablemente, en su eficiencia de combate. Esas peculiaridades y debilidades son obtenidas por medio de un análisis integrado de su situación en la operación en estudio, a través del proceso de inteligencia del campo de batalla (P.I.C.B) y del conocimiento anterior que se tiene del mismo, en bancos de datos, referentes a su doctrina de empleo, estructura organizacional, manera de actuar en las diferentes condiciones ambientales, personalidad de sus principales comandantes, medios en dotación, entre otros. La identificación de peculiaridades y debilidades del enemigo, servirá de base para la determinación del curso de acción mas probable y el más peligroso. Las vulnerabilidades del enemigo resultan de sus debilidades, las mismas que podrán ser explotadas por el escalón considerado, superior y subordinado. 3) Terreno y condiciones meteorológicas El estudio del terreno y de las condiciones meteorológicas está condicionado al escalón considerado y menores. Se realizada por medio del análisis minucioso de las condiciones de observación y campos de tiro, cobertura y encubrimiento, obstáculos, accidentes importantes, avenidas de aproximación y de las condiciones meteorológicas locales, ejecutados a 32
    • través del P.I.C.B. En los escalones más altos, se realiza el estudio geoestratégico del área de operaciones, desde tiempo de paz, y se lo mantiene actualizado. 4) Tiempo El factor tiempo debe estar siempre presente en el análisis de la situación y debe ser considerado para la toma de decisiones. La incorporación de medios cada vez más modernos en el combate ha mejorado la movilidad, la rapidez y la obtención de información, potencializando la importancia de la oportunidad. No basta, simplemente, con planificar bien el desencadenamiento de las operaciones, sino que estas deben ocurrir en tiempo oportuno. En la defensa, el tiempo es un factor fundamental en actividades como: ocupación de la posición, organización del terreno, instalación de obstáculos, establecimiento de áreas de aniquilamiento, planificación de fuegos, escalonamiento del área en la defensa en profundidad y otros. A fin de aprovechar el tiempo mínimo necesario para tales acciones, los escalones más altos se sirven de fuerzas de cobertura. En el ataque, el factor tiempo se torna fundamental para que la acción planificada se lleve a cabo antes de que el enemigo se refuerce u organice adecuadamente su ataque. En ambos casos, se debe tener en cuenta que el plazo para la planificación y distribución de las órdenes de cada escalón debe permitir también al escalón subordinado el tiempo necesario para la planificación y distribución de sus órdenes, y la realización de los reconocimientos para la ejecución de la operación. Además, la correcta administración del tiempo es imprescindible para que se consiga una sincronización de las acciones en los momentos decisivos, para obtener el máximo beneficio de los medios empeñados en combate. Por este motivo, durante el análisis de los cursos de acción (en el juego de guerra), el estado mayor o plana mayor, deben procurar sincronizar todas las acciones a partir de la hora y lugar en que se desea conseguir un determinado efecto, 33
    • calculando los plazos en forma retroactiva, a partir de ese evento. Finalmente, los comandantes en todos los escalones obtendrán el máximo beneficio del tiempo, acelerando su trabajo de comando y toma de decisiones, realizando ataques coordinados, aprovechando el éxito de sus propias acciones, ejecutando más acciones en menos tiempo, poniendo al enemigo en una situación tal, que no pueda accionar o reaccionar. 5) Medios disponibles Todos los elementos de combate, de apoyo para el combate y apoyo de servicio para el combate con su material y equipo, constituyen los medios disponibles para el combate. En una operación se utilizan medios materiales y personales, que van desde el empleo de armas, tropas suficientemente adiestradas e instrumentos de la más avanzada tecnología, hasta la propaganda. La selección adecuada de los medios y su aplicación en tiempo y espacio, constituye propiamente el arte de planificar. El análisis y la planificación realizados, en concordancia con los demás factores, deben facilitar la determinación de las necesidades para las operaciones. Después de una confrontación entre los medios necesarios y los disponibles, se realizan ajustes en la planificación, de acuerdo con la realidad, considerando las eventuales peculiaridades, debilidades y vulnerabilidades del enemigo. Desde los escalones más bajos de empleo, se debe analizar las características de las unidades, las condiciones de movilidad, la información disponible sobre personal, logística, asuntos civiles, entre otras cosas. Es necesario considerar, también, el apoyo que facilitarán las otras fuerzas. 3. Características generales de las operaciones El éxito en el campo de batalla y fuera de él, consiste en la habilidad del comandante para operar de conformidad con las siguientes características operacionales: iniciativa, agilidad, profundidad, sincronización y flexibilidad. Por sí solas no son garantía de éxito, pero sin ellas, es difícil y costoso alcanzar la victoria. 34
    • a. Iniciativa En la ofensiva, la iniciativa significa negarle al enemigo toda oportunidad de recobrarse del efecto psicológico del ataque inicial. Un comandante en el ataque toma y conserva la iniciativa mediante la selección de la hora y punto de ataque, y de la intensidad del mismo. Concentra sus fuerzas y ejecuta sus acciones con mayor velocidad, audacia e intensidad que el enemigo, buscando continuamente sus puntos débiles y trasladando el ataque principal de un punto a otro, de ser necesario. Asimismo, pasa rápidamente del ataque a la explotación y nuevamente al ataque, si la situación lo exige. Los comandantes, actuando con tenacidad, mantienen a su enemigo en zozobra constante, aceptando riesgos y obligando a sus propios soldados y su equipo a desempeñarse a fondo durante el lapso que sea necesario. El comandante de una fuerza defensiva hace lo necesario para neutralizar la ventaja inicial del atacante. Recopila información que le permita enterarse a tiempo de los probables cursos de acción del atacante, impone el ritmo de las operaciones y restringe, en lo posible, las alternativas del enemigo. b. Agilidad Es la habilidad de las fuerzas para actuar con mayor rapidez que el enemigo, y constituye un elemento necesario para tomar y conservar la iniciativa. Se trata de una cualidad tanto mental como física. La mayor rapidez permite concentrar y enfrentar los puntos fuertes propios a las vulnerabilidades enemigas. Las fuerzas propias bien podrían ser obligadas a concentrarse una y otra vez, de manera que cuando el enemigo reaccione a uno de sus movimientos, ya habrán efectuado el siguiente, entorpeciendo así los planes del enemigo y obligándolo a responder en forma desorganizada y a empeñar sus fuerzas de manera aislada. Este método de concentración sucesiva de fuerzas contra un enemigo que presenta puntos vulnerables o que no se ha preparado debidamente, permite a una fuerza menos numerosa desorientar, fragmentar y, a la larga, derrotar formaciones mucho mayores, como lo manifiesta o establece la guerra de maniobras. Para lograrlo, es preciso poseer agilidad. 35
    • c. Profundidad La profundidad le permite al comandante mantener el ímpetu del combate y aprovechar todos sus recursos para hostigar al enemigo, atacando a las fuerzas y demás recursos simultáneamente en todo el campo de batalla. El ímpetu del ataque y la flexibilidad de la defensa son productos derivados de la profundidad. El buen comandante vela por el éxito de las operaciones en curso y la previsión de operaciones futuras. La profundidad es algo que nunca se pierde de vista, sabiendo que la incertidumbre y el azar son siempre condiciones de la guerra. Proyectándose más allá de los requerimientos del momento, el comandante prevé las acciones que serán necesarias en el futuro. d. Sincronización Consiste en coordinar, en tiempo y en espacio, las actividades necesarias para lograr la concentración de fuerzas en el punto decisivo. Por ejemplo, integrar a la maniobra todos los componentes del sistema operativo del campo de batalla, especialmente las actividades de inteligencia y apoyo de fuego, lleva a la sincronización de las operaciones. Algunas de las actividades que los comandantes deben sincronizar en una operación, incluyen la perturbación de las comunicaciones enemigas, la suspensión de su fuego antiaéreo y el cambio de fuerzas de reserva. Estas actividades podrían preceder al momento decisivo, sin embargo, podrán, además, ocurrir en puntos muy distantes unos de otros. Aunque separadas por la distancia y el tiempo, estas actividades deben estar bien sincronizadas para que la combinación de sus efectos se haga sentir en el momento y en el punto decisivo. La sincronización tiene por finalidad lograr una potencia de combate arrolladora. En definitiva, el producto de una buena sincronización es el aprovechamiento máximo de todos los recursos con el fin de que contribuyan a la victoria. La sincronización implica la aplicación del juicio para escoger entre acciones simultáneas y acciones sucesivas. e. Flexibilidad Es la habilidad de las unidades para adaptarse a distintas misiones y tareas, 36
    • algunas de las cuales podrían no constar en su propia lista de tareas esenciales para la misión. Implica la capacidad para cumplir una multiplicidad de funciones, operar en distintos tipos de conflicto y desempeñarse a niveles táctico, operativo y estratégico. E. SISTEMAS OPERATIVOS DEL CAMPO DE BATALLA (S.O.C.B) Sistema operativo es el atributo que posee una organización militar determinada, normalmente unidades de armas combinadas, que cuenta con todos los elementos de combate y capacidades para ejecutar operaciones militares en forma autónoma, con el propio y debido apoyo administrativo. Por lo tanto, debe entenderse que el sistema operativo y subsistemas no se refieren exclusivamente a las unidades que los integran. Los sistemas operativos del campo de batalla son: mando y control, inteligencia, maniobra, seguridad, guerra electrónica, apoyo de fuegos, apoyo de Ingeniería y apoyo logístico. Para poder ejecutar operaciones militares es imprescindible que las unidades de combate, de apoyo de combate y de apoyo de servicio para el combate, actúen integrando sistemas operativos, que permitan al comandante coordinar el empleo oportuno y sincronizado de sus medios, en tiempo y en espacio. Estos sistemas se aplican en los tres niveles de conducción y facilitan la integración, coordinación, preparación y ejecución de las operaciones. 1. Mando y Control Comprende el conjunto de actividades y recursos mediante los cuales se planifica, dirige, coordina y controla el empleo de las fuerzas y los medios en todos los tipos de operaciones militares. Constituye un nexo con los escalones superiores e inferiores. El mando integra el conjunto de actividades con las que el comandante ejerce la autoridad que le ha sido conferida y mediante la cuale inculca su voluntad e intención en forma de órdenes. El sistema de Mando y Control está constituido por el conjunto de instalaciones, procesos y actividades mediante las cuales se dirige, coordina y controla a las 37
    • fuerzas en las operaciones militares. Mediante el Mando y Control se dirigen todos los demás sistemas. También constituye el nexo de unión con los escalones superior e inferior. La importancia de este sistema es tal, que el disponer de superioridad en el mando y control puede proporcionar condiciones ventajosas vitales en las operaciones. En general, un sistema de Mando y Control está compuesto por: a. Cuarteles generales y puestos de mando.- Son las instalaciones donde se reúne el comando, el estado mayor y/o plana mayor, los elementos de seguridad y apoyo necesarios para el desarrollo de las operaciones. b. Sistemas de comunicación e información.- En términos generales, son el conjunto de elementos destinados a recolectar, transmitir, presentar y almacenar información. Se derivan de la necesidad de disponer de un sistema que, metódica y frecuentemente, valore la situación dinámica del campo de batalla, y permita al comandante tomar decisiones adecuadas y comunicarlas a sus subordinados oportunamente. c. Sensores y sistemas de alerta.- Son equipos que permiten alimentar los sistemas de información y contribuyen a proporcionar al comandante libertad de acción (radares, sistemas de vigilancia, entre otros). 2. Inteligencia Es el sistema formal o informal encargado de administrar, obtener, procesar e interpretar la información relacionada con el enemigo, terreno y condiciones meteorológicas y proporcionar juicios razonados para la toma de decisiones en el combate; no se limita exclusivamente a unidades de Inteligencia y puede ser conformado por organizaciones capaces de cumplir las tareas antes mencionadas. El conjunto de actividades relacionadas con la inteligencia se desarrollan continuamente, ya sea en paz como en períodos de crisis o guerra, y en ellas es empleados todo tipo de agencias tales como: unidades en contacto con el enemigo, patrullas, unidades de inteligencia, oficiales de enlace destacados y otros. 38
    • El comandante dirige y orienta el funcionamiento eficaz de su sistema de inteligencia, exponiendo claramente su propósito y designando, sin ambigüedades, sus necesidades prioritarias de inteligencia; a su vez, el sistema de inteligencia debe proporcionarle un producto claro, breve y oportuno. El sistema de inteligencia requiere: una dirección centralizada, coordinación e integración de los esfuerzos para obtener y elaborar la información, así como una acción de difusión, simultánea y oportuna a todos los escalones de mando. 3. Maniobra La maniobra, como parte del sistema operacional, es el conjunto de actividades encaminadas al empleo de las fuerzas en el campo de batalla, mediante la combinación del movimiento y el fuego, efectivo o potencial, para alcanzar una posición ventajosa respecto al enemigo. La maniobra crea las condiciones favorables para la conquista de objetivos tácticos, operativos y estratégicos. Las actividades principales de este sistema son el movimiento, el combate con el enemigo y el control del terreno. Con el movimiento, las unidades de combate que realizan el esfuerzo, se desplazan y toman posiciones con respecto al enemigo, para asegurar o mantener una ventaja de situación que proporcione sorpresa, efectos psicológicos, acción de masa y dominio moral sobre él. Con el combate se lo destruye, o se neutraliza su fuego directo. Con el control del terreno se priva al enemigo de su uso, para esto se ocupa el terreno físicamente o se lo controla mediante el fuego. Las actividades realizadas por este sistema, sirven de referencia a todos los demás; los que deberán ajustar sus actividades para asegurar el éxito del conjunto. La habilidad de los mandos se manifestará en la elección, organización y coordinación acertada de las actividades de este sistema valiéndose de: a. La combinación de direcciones de ataque para sus esfuerzos. b. La dosificación de la potencia de combate en cada esfuerzo. c. El control de los movimientos y la coordinación de los fuegos. 39
    • Para cada uno de los esfuerzos es esencial determinar el lugar, dirección, duración, intensidad y momento de su aplicación a fin de lograr una perfecta sincronización. 4. Seguridad Comprende el conjunto de actividades encaminadas a anular o reducir la eficacia de cualquier clase de acción adversaria hostil, sorpresiva, lo que incluye, especialmente, cualquier integrante del espectro de la amenaza aérea, blindada y mecanizada. 5. Guerra electrónica Comprende el conjunto de actividades que pretenden asegurar la superioridad sobre el enemigo en el empleo del espectro electromagnético, en el teatro de guerra. La guerra electrónica es una parte integrante de las operaciones militares, y tiene una gran repercusión sobre los restantes sistemas operativos. Por ello, y para que resulte verdaderamente eficaz, es esencial la coordinación de sus actividades en todos los niveles, por lo que se la debe tener en cuenta desde el principio de todo proceso de planificación. 6. Apoyo de fuegos Comprende el conjunto de actividades encaminadas al empleo coordinado de: adquisición de blancos, armas de fuego indirecto, aeronaves artilladas y otros productores de fuego, que están en apoyo a las operaciones. Su eficacia exige una planificación que asegure la perfecta coordinación de estos medios con el sistema de maniobra. En el sistema se incluyen las actividades de: localización e identificación de blancos de alto valor, críticos u otros; asignación del medio más eficaz disponible; materialización del ataque y evaluación de efectos conseguidos. Para obtener el máximo rendimiento de este sistema, es necesario establecer el enlace directo con los medios de reconocimiento, vigilancia e inteligencia. 7. Apoyo de Ingeniería Comprende el conjunto de actividades y medios tendientes a favorecer el 40
    • movimiento de las fuerzas propias, dificultar el del enemigo y mantener la capacidad de las fuerzas propias para cumplir la misión. El sistema incluye operaciones de movilidad, contramovilidad, supervivencia, ingeniería en general, e ingeniería geográfica. 8. Apoyo Logístico Está constituido por el conjunto de actividades y medios necesarios para sustentar las capacidades de las fuerzas empleadas en las operaciones, con la finalidad de mantener la eficiencia de combate que requieran las misiones encomendadas. Este sistema centra sus actividades en proporcionar, de una manera continua, oportuna y en cantidad necesaria, todo lo requerido por las fuerzas combatientes. El apoyo se relaciona con las funciones logísticas de: abastecimiento, mantenimiento, transporte, y sanidad, ejecutadas por los servicios de intendencia, material de guerra, transportes y sanidad. La clave de la eficacia de este sistema es su adecuada coordinación e integración con la operación a desarrollar. F. OPERACIONES PROFUNDAS, CERCANAS Y RETAGUARDIA Tanto a nivel operativo como táctico, las operaciones se llevan a cabo para localizar al enemigo y fijarlo, privándole de su libertad de acción para posteriormente atacarlo con el fin de ocasionar su derrota. Todas las actividades que conducen a lograr lo anterior, deben considerarse de forma conjunta y llevarse a cabo en cada nivel de mando en el que se constituyan fuerzas combativas. Requieren una coordinación continua y cuidadosa, realización de forma simultánea, contra el enemigo próximo y el desplegado en profundidad, a la vez que se cubre la propia retaguardia, de modo que se proteja y sostenga la fuerza, asegurando la libertad de acción para futuras operaciones. 1. Operaciones profundas La finalidad de las operaciones profundas es, primordialmente, localizar y fijar al enemigo, manteniéndolo alejado de sus objetivos y limitando su libertad de acción, creando con ello condiciones favorables para las operaciones futuras. 41
    • Son esencialmente ofensivas y pueden, por su naturaleza, llevar a combates de encuentro, restringiendo la capacidad de maniobra del enemigo, al ejecutarse sobre sus vulnerabilidades claves, de tal manera que sea incapaz de aplicar su potencia de combate. Estas operaciones se ejecutan en todos los niveles y consisten en la aplicación del fuego y maniobra y el ejercicio del liderazgo. Las operaciones profundas causan daño al enemigo, ya sea por los golpes que se descarga sobre él o por el amague de un ataque. Estas operaciones deben buscar anular los medios de apoyo de fuego del enemigo, entorpecer su sistema de mando y control, destruir sus abastecimientos y quebrantar su voluntad de lucha. Un combate profundo, debidamente coordinado, puede ser motivo directo de la derrota del enemigo o impedirle la consecución de sus propósitos. Si bien la potencia de fuego desempeña un papel esencial en la conducción de las operaciones profundas, es su aplicación integral con la maniobra lo que les da eficacia. Las Unidades de Fuerzas Especiales, de Aviación del Ejército y de Caballería Blindada, dan a los comandantes gran capacidad de arremeter contra el enemigo en lo profundo de su territorio, tomar y destruir instalaciones, desarticular actividades claves, cuyo ataque por otros medios resultaría muy arriesgado y costoso. Estas operaciones pueden dar a una fuerza la oportunidad de situar armas de tiro directo y puede significar para el enemigo la desventaja de saber que corre el peligro de recibir fuego desde estas posiciones. No se puede invocar la regla de la proporcionalidad para justificar destrucciones ilimitadas o ataques contra personas y bienes civiles. 2. Operaciones cercanas Son aquellas llevadas a cabo por las fuerzas en contacto con el enemigo, materializan las batallas y los combates, buscan destruir la parte vital de la potencia de combate empeñada del enemigo. Son conducidas en espacios físicos y plazos de tiempo inmediatos y las llevan a cabo las unidades operativas que se constituyen expresamente para ello, las cuales recibirán siempre los correspondientes apoyos que complementan y 42
    • refuerzan sus capacidades. En un determinado escalón de mando, las operaciones cercanas incluyen las operaciones profundas y de retaguardia del escalón subordinado. Estas operaciones someten a las fuerzas al máximo desgaste, siendo por ello necesario seleccionar el lugar y momento oportunos de su realización, concentrando a las unidades para lograr efectos decisivos y volviéndolas a reorganizar posteriormente. 3. Operaciones a retaguardia Proporcionan al mando la libertad de acción necesaria para el desarrollo de las operaciones profundas y cercanas, asegurando la protección de las fuerzas y el apoyo a la continuidad de las mismas. En el nivel operativo apoyan a las operaciones en curso y permiten situar a las fuerzas no empeñadas para operaciones futuras. En el nivel táctico proporcionan al mando la capacidad de influir en el ritmo del combate en curso y explotar situaciones favorables. Al ser las zonas de retaguardia propias, los mandos deberán designar unidades en estas áreas (fuerzas de seguridad), aplicando el principio de economía de fuerzas, para no mermar en exceso su potencia de combate en las operaciones cercanas. Las acciones de protección en la retaguardia pueden ser de carácter activo o pasivo. Las tropas y sus comandantes deben mantenerse atentos a cualquier amenaza y estar psicológicamente preparados para responder a ella. Los comandantes son responsables no sólo de evaluar continuamente las posibilidades de que surjan serias amenazas en la retaguardia, sino también de adoptar medidas para hacer frente a ellas, sin afectar el apoyo a las operaciones cercanas en curso. G. OPERACIONES MILITARES DISTINTAS A LA GUERRA 1. Generalidades Las operaciones distintas a la guerra son aquellas en que se emplea a las fuerzas 43
    • militares, aplicando parte de sus capacidades a situaciones de paz o crisis, para mantener por debajo del umbral el conflicto bélico, las tensiones entre países o entre fracciones de un mismo país. El Ejército ha intervenido en estas operaciones en sus muy diversas manifestaciones; evacuaciones de la población civil en situaciones de emergencia, inundaciones, incendios; pero en los últimos años la frecuencia y variedad de empleo se ha incrementado. En estas operaciones, las fuerzas utilizan parte de los medios con que están dotadas y emplean algunos de los principios y procedimientos de las operaciones militares de guerra, aunque modificados a situaciones diferentes. Dentro del territorio nacional lo normal será que estas operaciones sean conjuntas e interministeriales. Las fuerzas militares actuarán subordinadas a la autoridad directamente encargada de las operaciones, aunque encuadradas bajo sus mandos naturales. Será cada vez más frecuente la participación del Ejército en operaciones de este tipo, bajo el auspicio de organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas y la O.E.A, entre otras, y serán normalmente de carácter conjunto y combinado. Dada la variedad y complejidad de este tipo de operaciones, se requiere fuerzas versátiles y adiestradas para responder a situaciones diferentes y a la posible evolución de la situación. Las operaciones distintas a la guerra pueden preceder, seguir o emplearse a la vez que las operaciones bélicas dentro del mismo T.O. Es posible el paso de una operación distinta a la guerra, y viceversa. Durante estas operaciones se tendrá presente que determinados elementos o grupos pueden recurrir a actos agresivos con propósitos diferentes, por lo que participar en operaciones militares distintas a la guerra, no implica que el derecho intrínseco a la autodefensa se pierda, por el contrario, se aplica siempre, de lo que se deduce que los miembros de las unidades estarán siempre en condiciones de utilizar sus armas para defenderse. 44
    • 2. Principios Generales Los principios de las operaciones distintas a la guerra son: a. Seguridad Basado en la seguridad el mando no debe descansar en la creencia de que el propósito no bélico de su misión no pondrá en riesgo a las fuerzas bajo sus órdenes. Inherente a esta responsabilidad es la necesidad de ser capaz de una transición rápida desde una situación pacífica a otra de combate, si surgiera la necesidad. b. Objetivo El objetivo deberá ser claramente definido, decisivo y alcanzable. Los diferentes mandos deben fijar objetivos adecuados y asegurarse de que contribuyan a la unidad de esfuerzos con otras unidades, autoridades u organismos para conseguir las metas propuestas. c. Unidad de esfuerzos Los mandos de las unidades pueden actuar en coordinación estrecha con las autoridades civiles o emplear los recursos de una entidad civil; las estructuras de mando deben integrar las actividades de todos los elementos que operen en el área. Las órdenes pueden estar no claramente definidas, haciendo que los mandos busquen un clima de cooperación más que de autoridad para conseguir los objetivos. d. Legitimidad Se deriva de la aceptación de que la autoridad constituida en la zona, región o área que solicita el apoyo es competente y eficaz y emplea medios adecuados para propósitos razonables. Las fuerzas comprometidas tienen que apoyar la legitimidad de la operación y del gobierno; este principio deberá tener mucha consideración, especialmente en las operaciones de apoyo a la paz. e. Perseverancia Las operaciones pueden ser de corta duración o prolongarse durante largo tiempo; algunas de estas operaciones necesitan años para lograr los efectos deseados (especialmente las operaciones de apoyo a la paz). Los mandos 45
    • deben sopesar su deseo de alcanzar objetivos con rapidez y la consecución de los fines estratégicos a largo plazo y las limitaciones impuestas a las operaciones. f. Restricción La capacidad militar se deberá aplicar con la adecuada prudencia. Las reglas de enfrentamiento serán más restrictivas, detalladas y sensibles a consideraciones políticas que en operaciones militares de guerra, y pueden cambiar con frecuencia. Las restricciones sobre el uso del armamento y empleo de la fuerza caracterizan el ambiente de estas operaciones. 46
    • 47
    • CAPÍTULO II LA CONDUCCIÓN MILITAR “Averigua pues los planes del enemigo y sabrás qué estrategia será más eficaz y cuál no. Agítale y descubre el esquema general de sus movimientos. Determina su disposición y asegúrate así el lugar del combate. Ponlo a prueba y observa en qué puntos es fuerte y en cuáles es débil”. General Sun Tzu A. CONSIDERACIONES GENERALES Conducción militar es el proceso por el cual se dirigen las operaciones militares, conformado por el conjunto de actividades que realizan un comandante y sus asesores y que les permiten efectuar, con los medios puestos a su disposición, el cumplimiento de la misión recibida. La conducción militar tiene tres niveles: 1. Estratégico 2. Operativo 3. Táctico La conducción militar se materializa por una conjugación armónica de ciertos elementos fundamentales en diferentes niveles. Estos elementos son los siguientes: el objetivo, el escenario y la fuerza, enmarcados en un espacio de tiempo determinado, el que tiene injerencia directa en el logro del objetivo impuesto. Se puede realizar también conducción militar dentro del contexto de una maniobra de crisis, mediante la participación del Ejército en actividades específicas, sin que su actuación constituya, necesariamente, un empleo coercitivo de la fuerza o su uso limitado y de baja intensidad. 48
    • B. ETAPAS DE LA CONDUCCIÓN MILITAR Las operaciones militares comprenden genéricamente dos etapas: una de preparación y otra de ejecución en los diferentes niveles de la conducción militar. No existe una línea divisoria que separe radicalmente las etapas de preparación y ejecución, sin embargo, es necesario señalar que la etapa de preparación abarcará tanto las actividades de planificación y dirección, como aquellas que permitan quedar en condiciones de iniciar la ejecución de las operaciones militares, pudiendo señalar entre ellas: la concentración, el redespliegue, el reconocimiento y otras que el comandante considere necesarias al momento de emitir su concepto. Las diferentes etapas de la conducción militar incluyen las actividades de Planificación y Ejecución. 1. Etapa de Preparación La preparación debe considerar ciertos factores básicos de la planificación, como son el potencial de paz, el posible poder de guerra, el apoyo de otras ramas y las restricciones o limitaciones. 2. Etapa de Ejecución La ejecución comienza desde el momento en que, debido a las circunstancias y lo previsto por el Escalón superior, el Comandante dispone dar inicio al cumplimiento de las actividades de la primera fase considerada en la planificación. La etapa de ejecución corresponderá a todas aquellas actividades en las cuales se emplea el total o la mayor parte de los OO.MM participantes, es decir, cuando el escalón de maniobra y /o reserva principalmente acciona contra el enemigo. Se materializa a través del alistamiento de las fuerzas, actualización de planes, movilización, protección de fronteras, y realización de las campañas y operaciones previstas de los OO.MM, hasta la consecución del Objetivo Estratégico Final. 49
    • APRECIAR CONCEPCIÓN DECIDIR PROTOCOLIZACIÓN TRANSFOR. DECISIONES EN: PLANES PLANIFICACIÓN ÓRDENES DIRECTIV. PLANES DIRECCIÓN ESCALÓN SUBORD. SUPERVISIÓN DIFUSIÓN INFORMES DOCUMENTOS EJECUTIVOS PREPARACIÓN ESCALÓN SUPERIOR ACCIONES DE CMDO. JUEGOS DE GUERRA CONTROL COMPROBAC. MANIOBRA EJERCICIOS EJECUCIÓN COMPRENDE MISMAS ACTIVIDADES QUE LA ETAPA DE PREPARACIÓN Cuadro No. 1 Etapas de la Conducción Militar C. NIVELES DE LA CONDUCCIÓN EN LAS OPERACIONES MILITARES Materializado el conflicto armado, la conducción de las operaciones puede ejecutarse en tres niveles que son: estratégico, operativo y táctico. 1) Nivel Estratégico Es el que realiza el CC.FF.AA., sobre todo los órganos de maniobras terrestres, navales, aéreas y conjuntas (Comandos Operacionales) que se conformen. Esta conducción estratégica tiene un carácter conjunto, con el fin de materializar el concepto de unidad de la guerra, que considera el empleo coordinado de los medios institucionales, mediante los Comandos Operacionales para las operaciones en el teatro de guerra, en demanda de un objetivo estratégico común, comportándose las instituciones como escalones administrativos y logísticos hacia sus respectivos medios, puestos a disposición del mando. El nivel estratégico militar se ubica en el teatro de guerra, escenario en el cual el Comando Conjunto de las FF.AA sincroniza y dirige el esfuerzo de las unidades que conforman los órganos de maniobra que actúan en el teatro de guerra o zonas de operaciones. 50
    • 2) Nivel Operativo Corresponde a la conducción de la operación que se desarrolla en el teatro de guerra. Es responsabilidad del mando de los comandos operacionales en cada zona de operaciones, en la que normalmente será conjunto y eventualmente terrestre, naval o aéreo. En este nivel actúan los comandos operacionales y/o divisiones; este nivel desarrolla el arte operativo, que se puede definir como el arte de planificar y conducir las operaciones militares con la finalidad de alcanzar los objetivos estratégicos parciales. El COMAL será el que planifique el apoyo de personal y logística ejecutado por cada una de las fuerzas. 3) Nivel Táctico En él se realizan las distintas acciones que permiten la consecución de los objetivos impuestos por el nivel operativo. La Conducción Táctica la ejerce un comandante de cualquier nivel, mediante un control directo en las acciones por realizar, las que se ordenan a través de un plan de operaciones o una orden de acción táctica. Es la forma normal como se materializará una conducción de este nivel y se efectúa cuando el logro del objetivo impuesto es posible de alcanzar con una acción táctica fundamental, independientemente de la magnitud de la unidad. NIVEL Maniobra Documento Directivo (Doc. planifica) Documento Ejecutivo (Doc. difunde) Objetivo Jurisdicción ESTRATÉGICO OPERATIVO TÁCTICO Campaña Operación Acción Táctica Plan de Campaña/Plan Militar de Defensa del Territorio Nacional Directiva de Operaciones Objetivo Estratégico Final Plan de Acción Plan de Operaciones Directiva de Operaciones y/u Orden de Acción Táctica Objetivo Estratégico Parcial (Objetivo Operativo) T.O.T Z.O Táctica Orden de Acción Táctica Objetivo Táctico Z.A.T Cuadro No. 2 Documentos de planificación de la Conducción Militar 51
    • Los alcances y repercusiones de una decisión Estratégica, Operativa o Táctica deben ser conocidos con exactitud por el Comandante y su Estado Mayor, pues el contenido de cada una de ellas será diferente. De esta manera, se evitarán confusiones conceptuales que en último término repercuten hasta los niveles más bajos de la conducción militar, situación que puede acarrear consecuencias no deseables en el resultado de un combate o batalla. D. ELEMENTOS DE LA CONDUCCIÓN MILITAR La conducción se basa en criterios y elementos que permiten hacer viable el proceso de conducción de las operaciones. Dichos elementos son: 1. Los principios de la guerra. 2. El objetivo, meta o razón de ser de cualquier operación de combate. 3. El escenario en el cual actúa la fuerza. 4. La fuerza que constituye la herramienta a emplear sobre el escenario para lograr los objetivos. 1. Los principios de la guerra Conjunto de ideas básicas consideradas verdades y confirmadas por la historia militar, que han regido de una manera permanente las acciones victoriosas de los ejércitos. (Ver en Fundamentos de las Operaciones militares). 2. El Objetivo La obtención de los objetivos nacionales permanentes y de los objetivos actuales o políticos puede verse afectada por la presencia de diversas amenazas y riesgos. La necesidad de concebir y preparar anticipadamente las capacidades, necesarias para hacer frente a esas posibles amenazas y riesgos, requiere de un proceso de apreciación que permita estructurar hipótesis de conflicto, a partir de las cuales se obtiene el objetivo político por alcanzar, para cada una de ellas. La aparición global político – estratégica establecerá los objetivos políticos de conflictos, de guerra o de crisis, en función a las amenazas o los riesgos derivados de los objetivos políticos nacionales. Por su parte, el entorno internacional demandará acciones por desarrollar en bien de la seguridad propia o seguridad 52
    • colectiva, dando origen también a la posible necesidad de emplear fuerzas militares en el ámbito internacional. En función de las hipótesis, se efectuará una planificación detallada que determinará una planificación nacional de conflicto para asumir una guerra o una crisis. Este tipo de planificación sirve para anticiparse en forma previsora a los hechos, ya sea mediante planes permanentes o con variados planes de contingencia, ante posibles situaciones de controversia no definidas por el análisis prospectivo. a. Objetivo político de guerra El objetivo político de guerra es aquel por el cual el país está dispuesto a enfrentar un conflicto bélico y una crisis internacional; se genera después de un proceso de apreciación en el nivel político-estratégico, el que determina los objetivos que deben cumplir cada uno de los campos de acción y que se denominan: objetivo político de guerra interno, externo, económico y bélico, según corresponda. b. Objetivo político de guerra bélico Es el objetivo estratégico asignado a las FF.AA, el que debe considerar, entre otros, la situación militar que se espera alcanzar al término del conflicto o de una crisis, así como el límite de tiempo, espacio, servidumbres y restricciones que se imponen a la conducción militar, dando origen al proceso de apreciación estratégica de las FF.AA. De lo anterior, se deduce la intención estratégica final de ellas, como también los objetivos estratégicos que se asignan a sus órganos de maniobra, dependiendo del tipo de conducción que se realice. c. Objetivo estratégico de la campaña Es el objetivo que recibe un órgano de maniobra que da origen a un teatro de operaciones. El logro de este objetivo se materializa a través de una maniobra operacional concebida para tales efectos. El objetivo estratégico de la campaña, desde el punto de vista terrestre, debe considerar que su obtención signifique: 1) La destrucción, desgaste o contención de fuerzas adversarias, circunscritas a un espacio geográfico en el que se encuentran zonas vitales que es necesario conquistar o mantener. 53
    • 2) El empleo de medios importantes y la cooperación de otras instituciones. 3) Que su logro o pérdida tengan repercusiones en el desarrollo de la guerra. 4) El quebrantamiento de la voluntad de lucha del adversario. d. Objetivo Operacional Los objetivos operacionales son aquellos que, en su conjunto, permiten la consecución del objetivo estratégico de la campaña sea, conjunta o eventualmente terrestre. Se deducen de la apreciación que efectúa el comandante de una fuerza conjunta o terrestre en el ámbito de un teatro de operaciones, basados en el alcance de la misión, los potenciales involucrados y las características del escenario; originándose, de esta forma, los distintos imperativos que impone el cumplimiento de la misión y de la necesidad de concretar la maniobra operacional a través de la interrelación de los efectos deseados provenientes del diseño operacional. Estos objetivos se asignan a los órganos de maniobra mediante un objetivo de carácter táctico. Este, normalmente, está constituido por la fuerza adversaria y, excepcionalmente, por determinadas aéreas geográficas de interés. e. Objetivo Táctico Es el objetivo mediante el cual efectivamente se materializa el enfrentamiento con el adversario, pudiendo lograrse mediante la ejecución de una o más acciones tácticas fundamentales. En este nivel, normalmente, será físico y su asignación lleva implícita la destrucción de las fuerzas adversarias. Se encuentra representado, en general, por una fuerza adversaria en posición o en movimiento. Normalmente contiene elementos que regulen su obtención en términos de espacio, eventos por lograr y medidas de coordinación indispensables, así como tareas adicionales complementarias al cumplimiento del objetivo. El objetivo táctico es el principal elemento de coordinación de una maniobra táctica, ya que con su obtención se busca la convergencia de esfuerzos del conjunto de las tropas que combaten contra un adversario. 54
    • 3. El Escenario Las acciones militares se llevan a cabo en el campo de batalla, uno de cuyos componentes es el escenario. Este escenario geográfico presenta distintas características, las que tienen incidencia directa en las operaciones, toda vez que condicionan la maniobra y la estructuración y empleo de las fuerzas, a la vez que determinan las capacidades que deben poseer los medios, el despliegue de las instalaciones y el equipamiento. El adecuado análisis del escenario permite a los comandantes hacer un buen uso del espacio geográfico asignado, constituyendo una capacidad para el proceso de toma de decisiones; de lo contrario, se transforma en una debilidad. a. División Territorial Con el objeto de facilitar la conducción de las operaciones, permitir el ejercicio del mando, la administración territorial, asegurar la conducción del apoyo logístico y administrativo de los diferentes escalones, el escenario se debe organizar conforme a un proceso que se denomina "división territorial", mediante el que se efectúa una parcelación del teatro de guerra. La división territorial se materializa mediante la fijación de los límites geográficos de cada zona territorial, por la designación del mando o autoridad a cuya responsabilidad se entrega dicha parte del territorio y por el establecimiento en ella de los organismos que deban atender las necesidades que se tuvieron en cuenta para su creación. De acuerdo con lo anterior, la división territorial permite delimitar las responsabilidades administrativas y de mando de cada autoridad militar. La misión y la situación son factores determinantes para realizar la división territorial en cada escalón de mando. Las variaciones de la situación, al influir en las decisiones del mando, hacen que la división territorial se considere siempre como una estructura flexible, apta para aceptar todos los cambios y modificaciones que imponga el futuro desarrollo de las operaciones. La fijación de las zonas territoriales en que las autoridades de mando y los medios puestos a su disposición deben desarrollar su acción, no excluye las atribuciones privativas que deben continuar ejerciendo los comandantes en los 55
    • espacios territoriales menores entregados a los mandos subordinados, ya que aquellos no delegan el total de sus atribuciones por el solo hecho de repartir una zona de la división territorial y sus órganos subalternos. b. El Teatro de Guerra Un teatro de guerra es aquel espacio terrestre, marítimo y aéreo, tanto del propio país como del país adversario, que está o puede resultar afectado por un conflicto bélico. Las fuerzas que en él actúan tienen una meta estratégica común. La división territorial aplicada al teatro de guerra comprende las siguientes áreas o partes fundamentales: 1) Teatro de operaciones 2) Teatro de operaciones terrestre 3) Zonas de operaciones 4) Zona de comunicaciones 5) Zona especial de operaciones 6) Zona(s) especial(es) de defensa Gráfico No. 2 Teatro de Guerra 56
    • 1) Teatro de Operaciones (T.O) Es una parte significativa del teatro de guerra, en donde se desarrollan las operaciones militares y el apoyo a las mismas. En un teatro de guerra es posible admitir la existencia de varios teatros de operaciones a causa de la geografía (líneas de operaciones existentes) y de la existencia de varias amenazas o riesgos a los que atender. Los teatros de operaciones son: terrestre, naval, aéreo y conjunto. 2) Teatro de Operaciones Terrestre El T.O.T comprende la extensión territorial continental y se divide en zona de combate y en zona de comunicaciones. Gráfico No. 3 El teatro de operaciones terrestre 3) Zona de operaciones (Z.O) Constituye una parte de la zona de combate, donde se prevé la realización de operaciones; comprende el área requerida para la maniobra y la necesaria para el apoyo logístico a las fuerzas que operan en ella. 4) Zona de comunicaciones (Z.C) Es aquella parte del territorio continental no incluida en las zonas de operaciones en la que se aprovechan, producen o se desarrollan los recursos logísticos requeridos para la atención a las FF.AA movilizadas en apoyo al esfuerzo de guerra. 57
    • La zona de comunicaciones es el espacio geográfico que se conocía con el nombre de zona del interior y en la que el gobierno nacional mantiene su sede y la administración pública conserva su fisonomía de tiempo de paz. 5) Zona Especial de Operaciones Constituye parte del T.O.T, donde no se prevé el desarrollo de operaciones principales, sino la realización de operaciones muy localizadas, circunstanciales, derivadas del valor estratégico de determinadas líneas de operaciones comprendidas en este sector geográfico. 6) Zona Especial de Defensa (Z.E.D) Área de instalaciones o grupo de instalaciones de importancia estratégica o económica que requiere de medidas especiales de protección; está ubicada en el T.O.T Estas zonas serán establecidas por el Comando Conjunto de las FF.AA o por el Comando de Operaciones Terrestres, según sea el caso; y dependerá de la autoridad que se encuentra en esa división territorial. Para su materialización, se deberán asignar los medios necesarios a fin de que la autoridad responsable cumpla su misión. c. Conceptos Asociados a la División Territorial 1) Líneas de operaciones Se denominan líneas de operaciones (LL.OO) a las direcciones generales que siguen las tropas en el desarrollo de las operaciones de combate que deben ejecutar para lograr sus objetivos. Son las direcciones generales que unen el dispositivo con el objetivo. Inicialmente, las líneas de operaciones comienzan en la zona de concentración. A medida que las fuerzas se desplazan en dirección al objetivo, la parte de ellas que va quedando atrás se va transformando en líneas de comunicaciones. Las líneas de operaciones se designan con el nombre del accidente geográfico, cuya dirección general siguen, o con los nombres de los accidentes o puntos geográficos principales que unen. Si varias líneas de 58
    • operaciones están interconectadas, o son interdependientes, constituyen y se designan como "sistemas de líneas de operaciones". 2) Líneas de comunicaciones Se denominan líneas de comunicaciones (LL.CC) a aquellas direcciones generales que siguen los procesos logísticos y administrativos que permiten mantener la eficiencia de combate de las unidades. Se materializan por las vías de comunicaciones que unen las bases de operaciones con las instalaciones administrativas y logísticas desplegadas por los órganos de maniobra. Su importancia es vital, ya que su corte o interrupción por el adversario puede ocasionar la derrota de las propias fuerzas. 3) Espacio de seguridad Es el territorio o zona seleccionada para ser conquistada por la unidad que cubre un teatro de operaciones, para compensar la falta de profundidad en territorio propio, permitiendo flexibilizar su maniobra. También permite la atracción y/o amarre de fuerzas, la protección de una determinada área y/o engañar al enemigo. El espacio de seguridad normalmente surge como un imperativo de la maniobra que conciba la unidad de teatro de operaciones para el cumplimiento de su misión; maniobra que, sin embargo, debe ser autorizada por su escalón superior. 4) Frontera militar Corresponde a las zonas o áreas de terreno próximas al límite político internacional que, por sus características geofísicas facilitan su defensa por parte de fuerzas militares. Puede encontrarse tanto en territorio propio como enemigo. Difiere del concepto de integridad territorial, asociado a la mantención de todo el territorio nacional comprendido dentro del límite político internacional 5) Escenario del Campo de Batalla a) Área de operaciones (A.O) Es el área geográfica en donde se le ha asignado a un comandante la 59
    • responsabilidad y autoridad para conducir operaciones militares. Los límites del área de operaciones son normalmente los límites asignados a la unidad en la orden de operaciones del escalón superior (Calco de Operaciones), el cual define la misión del comando. b) Área de Influencia Es parte del área de operaciones donde un comandante es capaz de influenciar directamente en las operaciones a través de los sistemas de apoyo de fuego que se encuentran bajo su comando o control. El escalón superior no asigna el área de influencia, es el comandante quien decide la extensión la misma para su unidad en base a los medios disponibles; es más extensa que el área de operaciones. c) Área de interés Es el espacio que incluye el área de influencia y las áreas adyacentes a esta, extendiéndose dentro del territorio enemigo hacia los objetivos asignados y/o planeados. También incluye a sectores ocupados por fuerzas enemigas que en un momento dado podrían amenazar y/o entorpecer el cumplimiento de nuestra misión. 4. La Fuerza Los elementos de lucha de las FF.AA están representados por la Fuerza Terrestre, la Fuerza Naval y la Fuerza Aérea. El total de dichas fuerzas va en procura del objetivo que es común, esto es, someter al adversario a nuestra voluntad, quebrantando su voluntad de lucha. Se logra a través de: a. La anulación de los medios de combate del adversario. Para ello se precisa la actuación conjunta y coordinada de las tres fuerzas en la batalla, ya sea para anular fuerzas adversarias, en forma directa (destrucción de las fuerzas), o en forma indirecta (conquista de zonas vitales, destrucción de elementos de apoyo o interrupción de las comunicaciones). b. Conquista y ocupación de territorio adversario. Normalmente es a la F.T a quien corresponde esta tarea, ya que por su organización y características está capacitada para ello. 60
    • En muchas circunstancias, el logro del primero de estos factores permite alcanzar el objetivo político de guerra bélico, sin embargo, hay situaciones en que ello no es suficiente, siendo necesario, además, el logro del segundo factor. Para anular los medios de combate del adversario, a la F.T se le impone un objetivo que conceptualmente es la destrucción de las fuerzas terrestres adversarias, el que se logra fundamentalmente por medio del empleo coercitivo de la fuerza en el contexto de una maniobra. En el desarrollo de ella, la F.T debe recibir el apoyo correspondiente de las fuerzas navales y aéreas. Al Ejército le puede corresponder conquistar y luego ocupar territorio adversario. Con esta ocupación, normalmente se contribuye, en forma importante, al quebrantamiento de la voluntad de lucha del enemigo. Sin embargo, la sola ocupación no es suficiente si no se han anulado los medios de combate del adversario. A la fuerza naval y aérea les corresponde cooperar con el Ejército en la anulación del poder combativo del adversario para permitir la conquista del territorio enemigo. 61
    • 62
    • 63
    • CAPÍTULO III LA CONDUCCIÓN MILITAR EN EL NIVEL ESTRATÉGICO TERRESTRE A. GENERALIDADES La F.T es una rama de las Fuerzas Armadas (FF.AA) y provee de los órganos operativos terrestres al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CC.FF.AA) para cumplir con el mandato constitucional. El Comando de la Fuerza Terrestre tiene la responsabilidad de organizar, entrenar, equipar y mantener el poder militar terrestre, así como participar en los procesos que garanticen la seguridad de la Nación y propender a su desarrollo, con la finalidad de contribuir a la consecución y mantenimiento de los intereses nacionales de acuerdo con la planificación prevista para tiempos de paz, de conflicto y de guerra. La F.T, para cumplir con su misión, cuenta con los órganos de mando, de planeamiento, operativos, técnico-administrativos y otros; además tiene el apoyo de las otras ramas de las Fuerzas Armadas y la capacidad de pasar del estado de paz al de guerra mediante la movilización, con la que se realiza el completamiento del personal y de los elementos logísticos y administrativos requeridos, para enfrentar la guerra. De acuerdo con el tipo de conducción, la F.T puede constituirse en escalón estratégico, (Conducción Indirecta); en este caso, realiza una empresa estratégica que conceptualmente corresponde a una campaña terrestre única. En esta forma de conducción, la F.T es la unidad del T.O.T. Cualquiera que sea el tipo de conducción, la Fuerza Terrestre en campaña tiene la responsabilidad logística y administrativa; además puede recibir o proporcionar el apoyo de las otras ramas de las Fuerzas Armadas. En la misión que asigna el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas a la Fuerza Terrestre, consta el objetivo estratégico que deberá obtener, encuadrado en los correspondientes límites de tiempo y espacio. El límite de tiempo en que debe ser obtenido el objetivo estratégico, dependiendo de la concepción general de la guerra, puede corresponder a una fase importante de ella o al límite final previsible de la guerra; de donde se desprende que una campaña de la Fuerza Terrestre puede tener la duración 64
    • de una fase contemplada en el Plan Militar de Guerra de las Fuerzas Armadas o de la totalidad de la guerra. Actualmente, este plan se lo ha denominado Plan Militar de Defensa del Territorio Nacional, remitido por el CC.FF.AA a los Comandos Operacionales, ya que la conducción es directa. El CC.FF.AA puede dividir el Teatro de Guerra (T.G) en uno o más T.O dependiendo de las hipótesis contempladas y de cada apreciación que se realice. La F.T, de acuerdo con su concepción estratégica para la campaña, puede parcelar el Teatro de Operaciones (T.O) en Zonas de Operaciones (Z.O), y Zona de Comunicaciones (Z.C); esta última, excepcionalmente, puede organizarse en la división territorial para la campaña terrestre. Actualmente, al T.G se lo ha dividido en Z.O y Z.C, asignadas a los diferentes Comandos Operacionales. El Comandante General del Ejército es responsable de comandar y administrar la Fuerza, debiendo elaborar la planificación militar correspondiente y someterla a la aprobación del CC.FF.AA. La Conducción Estratégica Terrestre consiste en la preparación y ejecución de la o las Campañas Terrestres que materializan la guerra. Es de responsabilidad de mando realizarlas, pudiendo ser, según el caso, el Comandante de la F.T y/o los comandantes de Unidades de armas combinadas que cubren el T.O. En esencia, la Conducción Estratégica Terrestre se materializa por un conjunto de actividades realizadas en las etapas de preparación y ejecución de una Campaña que se orienta a definir los siguientes problemas fundamentales: 1. Determinación de los Objetivos Estratégicos Parciales. 2. Selección de una actitud estratégica. 3. Estructuración de una maniobra estratégica. 4. Organización del mando y de las fuerzas para materializar la maniobra estratégica concebida. 5. Asignación de misiones a los OO.MM. 6. Ejecución de la maniobra estratégica planificada. 7. Readecuación de las previsiones, conforme a la situación. 65
    • B. LA CAMPAÑA TERRESTRE 1. La Campaña Terrestre Se denomina Campaña Terrestre a la empresa estratégica realizada por el órgano operativo terrestre, básicamente constituido por las unidades de armas combinadas que cubren los T.O.T, con el adecuado apoyo de medios de otras Instituciones. Esta empresa se realiza mediante la coordinación de maniobras estratégicas y/u operativas sucesivas y/o simultáneas que se desarrollan hasta la consecución del objetivo estratégico que dio origen a la campaña. a. Clasificación Las campañas con relación a la duración y extensión del desarrollo se clasifican en: 1) ÚNICA: Cuando la campaña se desarrolla en un sólo T.O.T. 2) SIMULTÁNEAS: Cuando las campañas se desarrollan paralelamente en varios T.O.T. 3) SUCESIVAS: Cuando las campañas se desarrollan escalonadas en tiempo en dos o más T.O.T. 4) SIMULTÁNEAS Y SUCESIVAS: Cuando las campañas se desarrollan paralelamente en varios T.O.T y escalonadas en tiempo en dos o más T.O.T. En estas circunstancias las campañas simultáneas comprenden una fase de la guerra terrestre y las campañas sucesivas corresponden a toda la duración de esta. b. Delimitación La delimitación del Teatro de Guerra (T.G) y de un T.O.T se realiza en función del objetivo estratégico, circunscribiéndolo a un espacio geográfico que encauce los esfuerzos hacia la dirección de la guerra y sus campañas y proporcione el espacio necesario para la maniobra estratégica y para realizar el apoyo administrativo. En el T.O.T está ubicado el objetivo estratégico cuya consecución es tarea principal de la Fuerza Terrestre, aun cuando presten su colaboración fuerzas de otras instituciones. 66
    • c. Mando El mando de una Campaña Terrestre lo ejercerá el Comandante de la unidad que cubre el T.O.T (CC.FF.AA) en la Conducción Directa, o el Comandante de la F.T en la Conducción Indirecta, en este caso asesorado por el correspondiente Estado Mayor, que deberá ser incrementado por representantes de las fuerzas de otras instituciones que participen en forma complementaria en la campaña. d. Fuerzas Las unidades de la F.T tendrán la magnitud necesaria para la consecución del objetivo estratégico de la campaña y contarán con los apoyos aéreo y naval consiguientes, de acuerdo con las características geoestratégicas del escenario y las amenazas enemigas. 2. Centros de gravedad Fue Carl von Clausewitz quien usó por primera vez este término, en su obra principal “De la Guerra”1.; tanta importancia le dio, que dijo: “lo más importante a atacar es el centro de gravedad del enemigo”. La OTAN define el centro de gravedad diciendo que “el éxito en el conflicto puede alcanzarse identificando y controlando o destruyendo el centro de gravedad del enemigo”. El centro de gravedad del enemigo fue definido por Clausewitz como “el centro de todo el poder y movimiento de lo cual todo depende...el punto sobre el cual deben ser dirigidas todas nuestras energías”. Una descripción más moderna de esa frase sería: la característica, capacidad o ubicación de las cuales una fuerza militar, nación o alianza, derivan su libertad de acción, fuerza física o voluntad de lucha. El centro de gravedad constituye el conjunto de capacidades y fortalezas a partir de las cuales surge la voluntad de lucha de una fuerza militar, cuya pérdida o neutralización conduce a su inevitable derrota. El centro de gravedad no corresponde necesariamente al mayor esfuerzo para lograr la decisión; tampoco es sinónimo de esfuerzo principal. Está más asociado al objetivo que a la maniobra, ya que de él se deducen misiones en los distintos niveles de la conducción militar. 1 Carl von Clauewitz, “De la Guerra”, editado y traducido por Peter Paret, Princeton University Press, Ed. 1984 67
    • C. FORMAS DE ACCIÓN ESTRATÉGICA 1. Actitudes estratégicas a. La actitud estratégica ofensiva 1) Generalidades La Ofensiva estratégica consiste en accionar sobre las fuerzas enemigas, a fin de buscar una decisión sobre ellas, lo que es posible cuando se es potencialmente superior. Es la actitud estratégica más efectiva para obtener una decisión y su importancia es tal que ha pasado a constituir un Principio de la Guerra; sin embargo, normalmente no podrá desarrollarse en forma permanente, por cuanto exige pausas en las cuales se pueden producir situaciones de características defensivas. Igualmente, las zonas que se van alcanzando y dejando atrás deben asegurarse o mantenerse mediante procedimientos defensivos. Habrá ocasiones en que, siendo necesario aplicar la economía de las fuerzas, se deberán combinar diferentes formas de operar (ofensivas y defensivas) dentro de la actitud adoptada, para lograr la superioridad en el lugar y momento de la decisión. Esta actitud no necesariamente debe aplicarse sobre el total del dispositivo enemigo ni con la totalidad de los medios, aunque normalmente se adopta con la mayor parte de ellos. Esto podrá verse posibilitado mediante una economía de fuerzas, basándose en actitudes defensivas en frentes secundarios. 2) Características de la actitud estratégica ofensiva A pesar de los inconvenientes que puedan afectar a la ofensiva, será esta, siempre la actitud más directa para obtener el objetivo, vale decir, para imponer la propia voluntad al enemigo, cuyas características son las siguientes: a) Mantener la libertad de acción. b) Superioridad de Potencial. c) Causa gran desgaste en el personal y material propio. 68
    • d) Produce alargamiento de las LL.CC, aumentando su vulnerabilidad. e) Obliga al enemigo a actuar por reacción, provocándole una mayor incertidumbre, al explotar sus vulnerabilidades. b. La actitud estratégica defensiva 1) Generalidades Es una actitud estratégica que busca fundamentalmente el equilibrio de fuerzas o potenciales, para adoptar posteriormente una actitud ofensiva. Es la actitud estratégica más fuerte, ya que tiene a su favor una serie de circunstancias materiales, tales como explotar al máximo las características de un escenario conocido y en su poder, y el hecho de actuar, generalmente, cerca de las bases y recursos propios. Consecuentemente, es adoptada por el oponente más débil, que acepta o elude la decisión que trata de imponerle un enemigo potencialmente superior. 2) Características de la actitud estratégica defensiva El comandante que adopte esta actitud estratégica, debe, en todo momento, tener presente, en su mente y espíritu, el aprovechar todas las situaciones favorables que se le presenten para accionar ofensivamente; las características de esta actitud son: a) Aprovecha intensamente la potencia de combate de las fuerzas, al explotar al máximo las características del escenario. b) Su iniciativa es limitada, por lo que se puede producir la pérdida de la libertad de acción. c) Generalmente se actúa por reacción. d) En muchos casos, su adopción permite actuar ofensivamente en otros frentes. e) En esencia, es un acto negativo, por cuanto se opone a la acción que realiza la ofensiva. f) En lo estratégico, normalmente, el defensor tiene libertad absoluta para 69
    • seleccionar el escenario. Existen condicionantes geoestratégicos que permiten determinar anticipadamente las LL.OO y zonas más aptas que utilizará el enemigo para lograr sus presuntos objetivos. 2. Consideraciones comunes de las maniobras estratégicas a. Maniobra La estrategia militar en la estructuración de una o más maniobras tiene un sentido dinámico y de concepción para buscar el desequilibrio o desarticulación del enemigo, a través de la sorpresa, el engaño y fundamentalmente de la aplicación de la fuerza. Todo ello para el logro de una posición adecuada, una relación de potenciales favorables y otras consideraciones que, en su conjunto, conforman una situación ventajosa. De lo anterior, se desprende el carácter de aproximación a la batalla que tienen las maniobras estratégicas en este nivel. La finalidad de la maniobra estratégica es crear las condiciones favorables para que la decisión, entendida como el quebrantamiento de la voluntad de lucha del enemigo, tenga las mayores probabilidades de éxito. El quebrantamiento de la voluntad de lucha del enemigo puede ser logrado en este nivel, básicamente de las siguientes formas: 1) Mediante el logro de una situación tan ventajosa sobre el enemigo, que este solo hecho quebrante su voluntad de lucha, al comprobar que todo intento por proseguir combatiendo, sólo empeoraría la situación. 2) Mediante una sola batalla decisiva, realizada como culminación de una maniobra estratégica exitosa que permita alcanzar una situación tal, creando las mejores condiciones de ventaja para la decisión. Esta alternativa es de difícil realización, dados los grandes frentes y la magnitud de las fuerzas que normalmente participan en una campaña. 3) Mediante el efecto acumulativo de sucesivas batallas, que van permitiendo la configuración, cada vez más, de una situación ventajosa, hasta llegar al quebrantamiento de la voluntad de lucha del enemigo. Unas batallas pueden ser más importantes que otras, al contribuir más al efecto acumulativo de ir alcanzando una situación favorable y al quebrantamiento paulatino de la voluntad de lucha del enemigo, pudiendo una batalla ser la decisiva; pero no 70
    • necesariamente la última la más importante. En cada una de estas formas, lo que la maniobra estratégica busca como propósito es la fuerza enemiga, logrando la decisión mediante su destrucción. En el nivel estratégico se entenderá a una fuerza como destruida, cuando desista de su actitud hostil, cuando deje de oponerse a la propia voluntad, haya o no sido aniquilada físicamente. La maniobra estratégica propia tiene al frente una voluntad que se le opone, y un enemigo que también está buscando, a través de su maniobra, el logro de una situación ventajosa. Luego, para lograr los fines de la propia maniobra, habrá que forzar la del enemigo, mediante el empleo coercitivo de la fuerza. b. Concepción estratégica de una maniobra La concepción estratégica de una maniobra deberá considerar que la aplicación de la fuerza debe estructurarse en función a la idea que se tenga para el logro de la situación ventajosa que permita alcanzar la decisión. La fuerza debe emplearse dosificada; simultánea y sucesivamente, debe ir configurando la situación buscada. Lo que se pretende lograr en cada momento o fases, da origen a los objetivos estratégicos parciales de una campaña. El determinar los objetivos estratégicos parciales de la campaña, cuándo deben ser logrados, qué fuerzas se empeñarán en lograrlos y qué relación tienen unos con otros, es un problema que debe resolver la conducción estratégica. El cómo lograrlos es un problema que debe resolver la conducción operativa y, secuencialmente, la conducción táctica. Las previsiones establecidas para la maniobra estratégica, excepcionalmente podrán ser cumplidas directamente por la ejecución táctica. Estas previsiones necesitan ser implementadas por concepciones más concretas, detalladas y con una idea de solución que permita finalmente la ejecución directa por acciones tácticas. También, la concepción de una maniobra estratégica podrá tener una mayor cantidad de detalles en su primera fase, pero más allá, para las siguientes fases, normalmente contendrá ideas generales, puesto que su ejecución estará, en cierta forma, supeditada al resultado de la primera fase y se requerirán 71
    • antecedentes más concretos de la situación existente para la materialización de planificación de estas subsiguientes fases, las cuales serán muy probablemente elaboradas a detalle durante la ejecución de la primera fase de la campaña. Lo establecido en los párrafos anteriores, da origen a la conducción operativa, que nace ante la necesidad de que una fuerza obtenga un objetivo estratégico parcial previsto en la concepción de una maniobra estratégica que, en razón de la trascendencia del objetivo y factores tales como la amplitud y/o profundidad del escenario y los límites de tiempo, imponen a dicha fuerza la concatenación de dos o más acciones tácticas fundamentales para alcanzar el objetivo estratégico parcial previsto. El efecto deseado con la interrelación de los objetivos estratégicos parciales a lograr, los que configuran la situación ventajosa buscada hasta llegar al quebrantamiento de la voluntad de lucha del enemigo, constituye el Objetivo Estratégico Final de la Campaña. 1) Doctrinas sobre la Maniobra La doctrina de maniobra sirve tanto para la consecución del objetivo como para hacer frente a las reacciones que pueden generar nuestros enemigos. Existen dos tipos de doctrina sobre la Maniobra y son las siguientes: a) Doctrina de Dinámica Racional Considera las potencias de las fuerzas en presencia y recomienda la mejor solución con el mayor rendimiento de dichas fuerzas: se buscará la concentración de los esfuerzos a objeto de poder deshacer la masa principal enemiga, lo cual provocará la derrota de todo el resto. La lucha será llevada entre dos grandes fuerzas (fuerte, fuerte) y la decisión deberá producirse en el teatro principal. b) Doctrina de las Combinaciones Considera el valor psicológico de la acción que se va a emprender y recomienda escoger la solución que tenga por efecto despistar, desorientar y "decepcionar" las previsiones del enemigo. En la mayor parte de los casos, esto conducirá a la dispersión de las propias fuerzas (o de los 72
    • esfuerzos), llevando al enemigo a similar acción, y a buscar la victoria mediante acciones del fuerte al débil, si es preciso en teatros secundarios e incluso excéntricos. 2) Factor Variabilidad Otro factor importante a ser subrayado en la elaboración del concepto estratégico es el de la variabilidad de los medios y del medio. En efecto, el mundo evoluciona muy deprisa, singularmente en nuestra época. Todo está en perpetua transformación, por ejemplo, la Alemania de la actualidad, no tiene en absoluto las mismas posibilidades que tenía en 1938. La opinión mundial ya no está adelantada por las mismas creencias, ya no reacciona de la misma manera. Los elementos materiales de la estrategia varían igualmente con una velocidad asombrosa: El avión de 1945 estaba anticuado en 1950. El de 1950 es no utilizable en 1960, peor aún comparar las bondades del de 1990 con el que las potencias tienen al 98 y tendrán en el futuro inmediato. Se dice que el conocimiento, en la actualidad, se duplica cada tres años; comparemos la computadora de tan solo dos años atrás con la actual, entre otros. Resulta de ello que el estratega no puede apoyarse con seguridad en ningún antecedente ni puede disponer de ninguna unidad estable. Los cálculos tienen que apreciar constantemente el valor de una realidad cambiante, no sólo en el presente, sino en el porvenir, con varios años de antelación. Lo cual crea una dificultad suplementaria considerable. En vez de deducciones firmes y objetivas, la estrategia tiene el deber de proceder con hipótesis y crear soluciones mediante verdaderos inventos. c. Fases de una maniobra estratégica Las fases que incluye una maniobra estratégica están estrechamente relacionadas entre sí, ya que son la consecuencia lógica de las otras. De esta manera, la maniobra estratégica se materializará de acuerdo con las siguientes actividades: Acciones preparatorias, tendientes a reunir, preparar y, en algunos casos, entrenar las fuerzas; y apuntarlas hacia sus objetivos. Ejecución de desplazamientos, la mayoría de las veces con empleo de las 73
    • fuerzas, tendientes a enfrentar la o las batallas en las mejores condiciones de éxito. Una o varias batallas que permitirán el logro del objetivo estratégico. Consecuentemente, en las actividades generales que debe cumplir una fuerza, desde que se moviliza o se reorganiza, hasta el logro de su objetivo estratégico, conceptualmente las fases son las siguientes: 1) Fases Preliminares o de Preparación de las Fuerzas: a) La Concentración b) El Despliegue 2) Fases Estratégicas de Empleo de las Fuerzas: c) La Aproximación d) La Batalla La planificación de cada una de estas fases, no corresponde necesariamente a una operación o acción, sino que, de una fase se pueden derivar varias operaciones; o bien, con una operación se pueden cumplir dos o más fases. I CONCENTRACIÓN II DESPLIEGUE X IV BATALLA III APROXIMACIÓN L.O SECUNDARIA Z.C X O.E.P X L.O PRINCIPAL D+4 Z.C X X D + 10 L.O SECUNDARIA D + 15 ZONA DE BATALLA O.E.P X L.O PRINCIPAL Z.C FASES PRELIMINARES O DE PREPARACIÓN FASES DE EMPLEO Gráfico No. 4 Fases de una Maniobra Estratégica 74
    • 1) La Concentración Se denomina Concentración al movimiento y reunión o disposición de un número determinado de unidades, en un área desde la cual se iniciará una maniobra estratégica, luego de la preparación integral de las fuerzas, de su acondicionamiento administrativo y logístico, a fin de dejarlas en condiciones de enfrentar con éxito al enemigo. Normalmente constituye la primera actividad bélica que se realiza en la iniciación de un conflicto o durante el desarrollo de este al realizarse una nueva campaña. Se adopta en función de la concepción estratégica prevista a ejecutar durante la guerra o campaña. Las fuerzas, ya concentradas, se despliegan estratégicamente o, en muchas circunstancias, se concentran desplegadas2. La concepción de la concentración nace como resultante de la maniobra estratégica decidida. Se la considera como parte de las fases iniciales de la maniobra de concentración, se la expresa en forma general y, con las ideas fundamentales que se tienen para su realización, puede ser parte de la intención del comandante. Una concentración desplegada se realiza cuando, por efectos de despliegue de paz o la situación operacional en que se encuentran los diferentes núcleos, las actividades propias de esta se ejecutan en varias zonas próximas a los objetivos estratégicos de cada núcleo o elemento operativo. Normalmente se emplea esta modalidad en aquellos escenarios que presentan una mayor desvinculación geográfica entre sus LL.OO, como es el caso ecuatoriano, al que se añade la corta extensión territorial. Los planes anexos al plan que protocoliza la decisión estratégica deberán consultar las correspondientes previsiones referidas a esta fase. Es el documento en el que se contemplarán y detallarán las actividades que conforman esta actividad en beneficio de ella. 2 En nuestro caso, el despliegue de paz prácticamente constituye en su generalidad, una concentración desplegada, lo cual no impide que algunas , unidades ubicadas al interior del país, ejecuten particularmente movimientos hacia su zona de empleo, materializando así el completamiento de la concentración y despliegue estratégicos. 75
    • Con la concentración se persiguen los siguientes fines: - Adoptar una adecuada posición de partida para la maniobra. - Realizar reestructuraciones orgánicas, necesarias de efectuar según los objetivos que se deseen conseguir. - Conformar definitivamente las listas de tropas de las unidades. - Reunir los medios técnicos, logísticos y de toda índole necesarios para la empresa estratégica a realizar. - Realizar entrenamiento y, en algunos casos, instrucción a las unidades. - Organizar, instruir y entrenar unidades especiales, que el mando considere necesarias para misiones y objetivos específicos dentro de la maniobra. - Obtener la aclimatación de las tropas, en aquellas zonas que así lo requieran. - Completar y, en ciertos casos, actualizar la planificación. En la actitud ofensiva, la concentración se caracteriza por lo siguiente: - El dispositivo adoptado por las unidades evidencia una dirección estratégica definida. - El centro de gravedad es factible de identificar. - Su dispositivo es menos articulado, por lo que presume una mayor libertad de movimiento a las unidades. - Su profundidad es menor que la concentración defensiva. - Las unidades se ubican más próximas a sus futuras direcciones de empleo. En la actitud defensiva, la concentración se caracteriza por lo siguiente: - Menor grado de iniciativa en la adopción del dispositivo. - Centro de gravedad no totalmente definido. - Dispositivo más articulado que el ofensivo, permitiendo a las fuerzas concurrir en una dirección determinada o formar un frente continuo. 76
    • - Mayor profundidad, para reaccionar con suficiente libertad de acción. a) Zona de Concentración Es el área que se asigna o selecciona una unidad para preparar sus medios, ejecutando las actividades anteriormente señaladas desde tiempo de paz, como consecuencia de la idea de maniobra y los estudios geoestratégicos que se hayan realizado. Una Zona de Concentración debe cumplir, en general, los siguientes requisitos: (1) Amplitud para recibir a las unidades. (2) Buenas vías de comunicaciones, desde las Bases de la Movilización y zonas de guarnición, hacia las futuras direcciones de empleo. (3) Adecuada protección. (4) De ser posible, contar con instalaciones y cubierta. b) Requisitos a cumplir para la ejecución de la Concentración (1) Oportuna Una concentración prematura o excesivamente anticipada expone a las unidades, vulnera el secreto y brinda mayores alternativas de búsqueda a los medios de Inteligencia enemigos. (2) Rápida Ello permite ganar tiempo frente a las actividades que, a su vez, realiza el enemigo, disminuye los momentos de vulnerabilidad en que se tiene a las fuerzas expuestas a la acción enemiga y se conserva o se crea la sorpresa. Como medidas para acelerar el proceso de la concentración, se pueden adoptar las siguientes: (a) Oportuna y adecuada planificación. (b) Mejoramiento y mantenimiento de las vías de comunicaciones. (c) Selección y preparación anticipada de los medios de transporte a emplear. 77
    • (d) Desplazamiento escalonado de las unidades. (3) Segura Se requiere seguridad tanto para proteger a las fuerzas como para encubrir la idea de maniobra. Contribuyen a ello, la duración de la concentración; el espacio, que debe impedir la acción enemiga prematura; el terreno, aprovechando sus facilidades en obstáculos y las propias tropas, que realizan protección de fronteras en cada Zona de Concentración. (4) Ordenada Este requisito se cumple principalmente a través de una cuidadosa preparación de esta fase, la que se materializa en planes detallados. Se refiere tanto al orden de los desplazamientos de las unidades (Transportes de Concentración) como al orden en su ubicación dentro de las diferentes Zonas de Concentración. (5) Flexible La flexibilidad está en relación con la concepción de alternativas y/o variantes, para adecuar el dispositivo o reaccionar oportunamente ante cambios en la situación. De esta forma se pretende que ninguna actividad enemiga sea tan inusitada que dé margen a improvisaciones en la concentración. c) Factores determinantes en la concentración (1) La idea de maniobra. (2) Las posibilidades. (3) La capacidad de los sistemas de transporte. (4) Las características y climatología del escenario. (5) El tiempo disponible para realizar la concentración. (6) La capacidad de las propias fuerzas para proteger su concentración. (7) La eficiencia del proceso de movilización. (8) Las características de los propios medios. 78
    • a. Fases de la Concentración (1) Los Transportes de Concentración, que son el conjunto de movimientos de las unidades desde sus Bases de Movilización o guarnición de paz hasta la o las Zonas de Concentración. Estos movimientos pueden ser en medios de diferente tipo. (2) La Concentración propiamente dicha, destinada a cumplir los objetivos señalados anteriormente. La concentración obedece a una concepción o idea de maniobra del Comandante, pudiendo ser ofensiva o defensiva. 2) El Despliegue Conceptualmente consiste en el movimiento que realizan las fuerzas desde su Zona de Concentración para adoptar un dispositivo adecuado que permita ejecutar la aproximación; constituyendo, en esencia, una ramificación de fuerzas, dosificadas de acuerdo a sus objetivos y apuntadas hacia sus direcciones de empleo. Esta dosificación puede realizarse mediante reunión o separación de fuerzas desde diferentes Zonas de Concentración. Al producirse el movimiento de las fuerzas y generalmente en la ofensiva, se podrá enfrentar a los primeros medios enemigos; por lo tanto, el despliegue no constituye una posición, sino un dispositivo en movimiento, dinámico y ofensivo. El despliegue, resulta obvio, no puede desaparecer, ni en su concepto de dispositivo estratégico ni como fase de la maniobra, por constituir el movimiento de las fuerzas en procura de sus objetivos. Sin embargo, normalmente, no se realizará una operación específica para cumplirla. Los errores en la adopción de la concentración o el despliegue son muy difíciles de subsanar. En la actitud defensiva también existe despliegue, aunque este se superponga con la ocupación de la zona defensiva, ya que son actividades diferentes. En la maniobra ofensiva se nota con mayor claridad la diferencia entre ambas fases. Tanto la concentración como el despliegue estratégico son dos fases de la 79
    • maniobra estratégica que no pueden dejar de existir. La concentración podrá abreviarse al máximo o superponerse al despliegue, pero las actividades que comprende son imprescindibles para la continuación de la maniobra. Desde el punto de vista de la seguridad, el despliegue constituye una fase crítica en el desarrollo de la maniobra. Por tal razón, se deben adoptar medidas para evitar que su ejecución delate las intenciones estratégicas. Entre otras, se pueden adoptar las siguientes: - Encubrimiento terrestre. - Encubrimiento aéreo. - Intensificar la exploración. - Rapidez de la ejecución del despliegue. - Aumentar la movilidad de las fuerzas. - Adopción de un dispositivo que amenace varios objetivos a la vez. - Algunas o todas estas medidas, y otras que la situación aconseje, pueden incluirse en un Plan de Diversión y Encubrimiento. a) Factores determinantes para la adopción del despliegue (1) Características del escenario (2) Características de las propias fuerzas (3) Características de los medios enemigos (4) Cantidad de órganos de maniobra (5) Cómputo de fuerzas (6) Superioridad aérea local b) La Protección de Fronteras Es el conjunto de medidas de orden militar que tiene por finalidad impedir o dificultar las actividades bélicas del enemigo a través de las fronteras, brindando tiempo y seguridad a los propios medios. Se realiza mediante la Vigilancia y la Cobertura, no constituye una fase de la maniobra, pero facilita la ejecución de las fases preliminares de la maniobra estratégica. 80
    • La protección de fronteras mediante cobertura ofensiva, en caso de ser ejecutada, es realizada normalmente con medios de gran movilidad, que pueden provenir de fuerzas de las unidades cercanas a la frontera que tenga asignadas esta misión y que pueden iniciar su acción desde antes del comienzo del conflicto. Si bien es una actividad que adquiere su mayor importancia al inicio de las hostilidades, existe durante toda la guerra e inclusive en tiempo de paz, especialmente en su modalidad de vigilancia. Es pues, una actividad de carácter permanente. c) La vigilancia Es la actividad que se desarrolla con parte de los medios, para proteger la maniobra de las fuerzas principales, dando oportuno aviso y, en algunos casos, oponiendo resistencia ante la presencia de las fuerzas enemigas en su frente. Existe como complemento de las actividades de la Cobertura. d) La Cobertura Es la actividad que se desarrolla con parte de los medios para encubrir, proteger y asegurar la concentración y el despliegue de las fuerzas principales, en aquellos sectores de la frontera donde se prevé el desarrollo de operaciones importantes. Al igual que la concentración y el despliegue, está influida por la idea de maniobra, por lo que podrá adquirir carácter ofensivo o defensivo. Como tal, las unidades que la ejecuten podrán cumplir acciones retardatrices, combinando ofensivas locales con acciones defensivas en determinados sectores. 3) La Aproximación Consiste en los movimientos y acciones de las fuerzas a través de las LL.OO, para obtener una situación ventajosa que permita lograr la decisión. Se trata de alcanzar las mejores condiciones en cuanto a la relación de potenciales y ubicación en tiempo y espacio; llevando las fuerzas, donde, cuando y como se desea, por lo que la Aproximación constituye la esencia de las maniobras 81
    • estratégicas. Durante esta fase se busca obtener una situación estratégica favorable, para explotar las ventajas o revertir aquellas desventajas, mediante el empleo de las fuerzas tendientes a lograr una posición adecuada para enfrentar la o las batallas. Durante la ejecución, la aproximación requerirá de medidas de seguridad y encubrimiento, una eficaz acción de reconocimiento y el desarrollo de maniobras de diversión. Lo anterior, permitirá el engaño y la sorpresa sobre el enemigo, la explotación conveniente de sus vulnerabilidades. La aproximación debe lograr una adecuada sincronización en tiempo y espacio entre los núcleos que concurren a la o las batallas, a fin de posibilitar su apoyo mutuo y asegurar su participación conjunta en la decisión. Para lo anterior será importante la movilidad de las fuerzas y la flexibilidad de los dispositivos. Factores tales como la capacidad y características de las tropas, las características del escenario, la acción de las fuerzas enemigas terrestres y aéreas, y el tipo de maniobra que se realiza, influirán en el desarrollo de la fase de aproximación. 4) La Batalla Las batallas son la parte más importante de toda maniobra estratégica. A través de ellas es posible actuar directamente sobre las fuerzas enemigas y, por consiguiente, lograr su destrucción. En sí mismas, las batallas requieren de una o más maniobras operativas y/o tácticas para su realización. Las batallas son parte integrante de la maniobra estratégica en cuanto a su concepción y se materializan por operaciones y acciones tácticas. La batalla consiste en el choque violento de fuerzas de gran magnitud de dos enemigos, mediante el cual, uno o ambos buscan modificar la situación estratégica en distinto lugar y oportunidad; ocurriendo así, la batalla se buscará, se aceptará o se eludirá. La estrategia concebirá las batallas como un acto necesario para abrir el 82
    • espacio que cierra el enemigo o para cerrarlo cuando este pretenda abrirlo. En este sentido, la estrategia preparará las batallas procurando establecer la oportunidad, el espacio, la solidez de la retaguardia y el debilitamiento de la retaguardia enemiga. En la conducción de las operaciones, partiendo de estas bases, se ejecutarán las batallas. Estas se descompondrán en combates, que tienen carácter táctico. La decisión en la batalla se produce al quebrarse la capacidad combativa del enemigo. Si esta ha sido la batalla decisiva, su desenlace puede significar el término de la campaña y/o la guerra. Habrá ocasiones en que será necesario librar varias batallas para quebrantar la voluntad de lucha del enemigo, lo que se conseguirá por el efecto acumulativo de la disminución de su capacidad de combate. La batalla, como fase conceptual de la maniobra estratégica, aparece como la culminación lógica de la aproximación. Sin embargo, si la finalidad de la maniobra estratégica es crear las condiciones favorables para la decisión y esta se busca o acepta, a través de sucesivas batallas que van configurando la situación ventajosa ideada hasta lograr el quebrantamiento de la voluntad de lucha del enemigo, necesariamente las batallas serán parte integrante de la aproximación, que constituye la esencia y el carácter de la maniobra estratégica. D. MANIOBRAS ESTRATÉGICAS OFENSIVAS 1. Tipos de maniobras estratégicas ofensivas a. Maniobras estratégicas de Aproximación 1) En Líneas Interiores 2) En Líneas Exteriores b. Maniobras estratégicas de Decisión o de Resolución 1) Rompimiento 2) Envolvimiento Lo anterior no excluye la existencia de muchas otras maniobras producto de la 83
    • iniciativa y mentalidad del estratega que no son tratadas aquí. a. Maniobras estratégicas de Aproximación 1) Maniobras en Líneas Interiores Consisten en lograr la destrucción del enemigo, mediante la aplicación sucesiva de la fuerza propia sobre los diferentes núcleos, manteniendo la seguridad mínima necesaria para fijar los núcleos enemigos en coordinación con la acción del esfuerzo principal propio. De la definición anterior se deducen los siguientes conceptos: a) Posición Interior: es la que ocupa una fuerza ubicada en posición central con respecto a dos o más núcleos enemigos que lo rodean. b) Espacio Interior: es el escenario en que puede maniobrar la fuerza que se encuentra en posición interior. c) Líneas Interiores: son las direcciones generales que siguen las unidades de armas combinadas en la realización de la maniobra, materializada por líneas de operaciones. II X X X X X ESPACIO INTERIOR X FUERZAS DE CONTENCIÓN X XXX NUCLEO OPERATIVO PRINCIPAL Gráfico No. 5 Maniobra Estratégica en Líneas Interiores 84
    • En la realización de la maniobra en Líneas Interiores, es necesario conjugar tres factores que son fundamentales para poder ejecutarla: a) Un núcleo operativo principal capacitado por su fuerza para batir separadamente a cada uno de los núcleos enemigos. b) Fuerzas destinadas a la contención o detención de los núcleos enemigos mientras se busca la destrucción sucesiva. c) Un espacio apropiado que debe poseer buenas vías de comunicaciones para el rápido y seguro desplazamiento del núcleo operativo, así como obstáculos y/o extensión suficiente para permitir la acción de las fuerzas encargadas de la contención o detención del enemigo. En la ejecución de esta maniobra hay que considerar previamente la solución de dos problemas fundamentales: a) Núcleo al que se atacará primero Es importante determinar contra cuál de los núcleos enemigos debe accionarse en primer lugar, pues según los resultados obtenidos en las batallas iniciales, será el resultado del total de la maniobra. Esta primera operación ofensiva debe ser decisiva, de tal manera que se deje al enemigo incapacitado para volver a actuar y, a la vez deje a la propia fuerza en una situación estratégica favorable para la siguiente ofensiva. No existen normas precisas para determinar el núcleo inicial sobre el cual aplicar la fuerza propia; sin embargo, es posible especificar las siguientes consideraciones: (1) Es conveniente accionar primero sobre el enemigo más peligroso. El mayor grado de peligrosidad puede estar definido por la mayor agresividad y la menor distancia para alcanzar su objetivo particular presunto. (2) Es conveniente que el escenario permita, con seguridad, mantener a los otros núcleos mientras se accione sobre el primero. (3) En algunos casos será conveniente accionar primero sobre aquel núcleo cuya derrota nos deje en una situación estratégica favorable, 85
    • para accionar posteriormente sobre los otros. b) Dosificación adecuada de las fuerzas La dosificación adecuada de las fuerzas debe inspirarse en el hecho de que, adoptado un dispositivo, será muy difícil cambiarlo posteriormente. Es evidente que hacia la decisión habrá que llevar el máximo de fuerzas disponibles, pero sin descuidar la seguridad. Ello requiere la correcta aplicación del principio de Economía de las Fuerzas y Reunión de los Medios. Con respecto a las fuerzas de contención o detención, hay que considerar que deben mantenerse durante todo el tiempo que duren las batallas iniciales. Para ello requerirán de una fuerza mínima indispensable, de gran espíritu de resistencia y del apoyo favorable del escenario donde actúan. (1) Características de las fases de la maniobra en líneas interiores (a) Concentración. Debe efectuarse con las fuerzas reunidas en una posición central. La cobertura debe realizar un adecuado encubrimiento a fin de no delatar la intención operativa. (b) Despliegue Estratégico Este debe ser muy rápido, de tal manera que las fuerzas concurran a sus zonas de acción en el mínimo tiempo. En determinados casos, es aconsejable que las fuerzas de contención3 se desplacen anticipadamente al núcleo operativo principal. (c) Aproximación Estratégica El núcleo operativo principal debe efectuar tantos desplazamientos como núcleos enemigos existan. Estos deben ejecutarse con rapidez y seguridad a fin de evitar que el enemigo pueda reaccionar oportunamente. Exige buenas vías de comunicación. 3 El término “contención”, aunque no figura en nuestro diccionario militar, es utilizado por expresar en mejor forma la intención buscada. Contención: “Acción y efecto de contener o reprimir el movimiento de un cuerpo”. 86
    • (d) Batalla Habrá tantas como núcleos enemigos existan. Por medio de las batallas se buscará separar los diferentes núcleos y aniquilarlos en el mínimo tiempo. Normalmente se empleará el envolvimiento a fin de ganar tiempo y lograr una decisión más efectiva, evitando con ello el desplazamiento del enemigo. (2) Requisitos para la ejecución de una Maniobra en Líneas Interiores (a) Relacionados con el mando Mando único, capacitado intelectualmente para seleccionar su objetivo y distribuir acertadamente sus fuerzas. Mando racional y audaz para adoptar una decisión que, en sí misma incluya una lógica posibilidad de peligro, y perseverante para mantener su decisión inicial, pese a que en determinados momentos la situación se torne difícil. (b) Relacionados con las fuerzas Que se encuentren en una posición interior, cuenten con la movilidad requerida, tengan gran resistencia física, adecuado entrenamiento y sólida moral. Que sea posible lograr superioridad sobre cada núcleo enemigo. (c) Relacionados con el espacio Buenas, seguras y flexibles vías de comunicaciones; que el espacio presente condiciones favorables para actuar ofensivamente contra el primero de los núcleos elegidos y para enfrentar a los otros núcleos, que facilite la realización de una maniobra defensiva. Que, sea por extensión o por obstáculos naturales, los núcleos enemigos no estén en condiciones de prestarse una rápida y mutua cooperación. Si el enemigo mantiene sus diferentes núcleos estratégicamente reunidos, 87 no será posible destruirlos
    • separadamente. (d) Relacionados con la actuación de las fuerzas propias Actuar con el máximo de sorpresa, a fin de lograr una rápida destrucción, sin dejar tiempo a reaccionar al enemigo. Absoluta contención de los otros núcleos mientras se busca la destrucción de uno de ellos. Destrucción sucesiva y total de los diferentes núcleos. La reserva en esta maniobra, generalmente, se ubicará y se desplazará más cerca al núcleo operativo principal y su acción fundamental estará destinada a explotar un éxito de él. Eventualmente, en forma total o parcial, podrá emplearse para paliar una situación desfavorable que se presente a las fuerzas de contención. 2) Maniobra en Líneas Exteriores Es una ofensiva convergente, sincronizada en tiempo y espacio, que ejecutan dos o más núcleos, sobre un enemigo reunido y ubicado en una posición central y cuyo fin es obtener el aniquilamiento de este mediante una o más batallas. a) Posición Exterior: es aquella que tiene una fuerza dividida en diferentes núcleos operativos, frente a un enemigo reunido en una posición central. b) Espacio Exterior: es el escenario dentro del cual se desplazan y actúan las fuerzas que ejecutan esta maniobra. c) Líneas Exteriores: son direcciones generales que siguen los diferentes núcleos operativos, materializados por líneas de operaciones convergentes. Para la realización de esta maniobra intervienen fundamentalmente tres factores: a) La existencia de dos o más núcleos operativos. Materializa la Posición Exterior, cada uno de ellos debe estar capacitado para resolver sus propios problemas operativos o tácticos. 88
    • Es fundamental que no puedan ser destruidos separadamente, siendo por ello necesario que se desplacen estratégicamente reunidos4, que operen totalmente coordinados en tiempo y espacio, bajo un mando único y una planificación común. b) El espacio de maniobra. La buena ejecución de la maniobra exige que el espacio sea apropiado para la ofensiva y que impida o dé el mínimo de facilidades para que el enemigo pueda operar defensivamente en retirada con las fuerzas que se opongan a los núcleos, a fin de lograr una acertada coordinación en tiempo y una adecuada dosificación de las fuerzas. c) Adecuada posición de partida. La progresión de cada núcleo exige que ellos tengan una posición de partida adecuada, a fin de regular en tiempo la ejecución de la maniobra. Si no se cuenta con ella, es preciso ganarla inicialmente, como actividad previa a la maniobra misma. En la realización inicial de la Maniobra en Líneas Exteriores hay que considerar la solución de los siguientes problemas: a) Dosificación inicial de las fuerzas, a fin de dar a cada núcleo la potencia suficiente para lograr sus objetivos, alcanzar la posición prevista en los plazos fijados y poder determinar claramente un centro de gravedad estratégico. b) Coordinación en tiempo y espacio, que exige un mando único, una posición de partida adecuada, una clara designación de las direcciones de aproximación y en cada núcleo un mando capacitado para resolver adecuadamente los problemas que se presenten, con una clara visión de conjunto. La falta de coordinación permitirá al enemigo maniobrar en Líneas Interiores. c) La concepción de la batalla decisiva, exige que los diferentes núcleos concurran a la batalla en lugares y tiempo prefijados, mediante la ejecución de desplazamientos convergentes. Se buscará dar una sola 4 Que estén en condiciones de proporcionarse apoyo mutuo pese a la distancia que los separe. 89
    • batalla, con la participación del total de las fuerzas. Por esta razón, la batalla debe ser planificada aún antes de que las fuerzas alcancen su posición de partida. Todas las actividades anteriores se ejecutarán en función de la batalla. La Reserva en la Maniobra en Líneas Exteriores deberá ubicarse en una posición tal que le permita desplazarse normalmente en la dirección al empleo de las fuerzas que materializan el centro de gravedad. Cada núcleo estructurará su propia maniobra, realizando una operación; es decir, actuará en el campo de la conducción operativa. a) Características de las fases de la maniobra en líneas exteriores (1) La Concentración y el Despliegue Lo ideal es que cada núcleo se concentre en la misma zona desde la cual iniciará su aproximación. De esta manera, resulta que para materializar esta maniobra se efectuará una concentración desplegada. Esta maniobra normalmente requiere de una cobertura ofensiva, destinada fundamentalmente a ganar el primer espacio para la aproximación, rechazando a la cobertura enemiga. (2) La Aproximación Estratégica Los diferentes desplazamientos deben estar sincronizados en tiempo y espacio, mediante la fijación de objetivos por alcanzar. Lo ideal es que los núcleos se aproximen estratégicamente reunidos y si ello no fuera posible, compensarlos con una mayor potencia a cada uno. (3) La Batalla Se buscará dar una sola, en la cual participen todos los núcleos, desde direcciones diferentes y en plazos establecidos, según sea la idea de maniobra. b) Requisitos para la ejecución de la maniobra en Líneas Exteriores (1) Relacionados con el mando Mando único capacitado para distribuir las fuerzas adecuadamente, para 90
    • sincronizar en tiempo y espacio, y el mando de cada núcleo con iniciativa propia. (2) Relacionados con la fuerza Existencia de dos o más núcleos ubicados en posición exterior y cada uno de ellos con potencia ofensiva suficiente para no ser detenido. (3) Relacionados con el espacio Existencia de una posición adecuada, buenas vías que conduzcan hacia la zona en la cual se desee lograr el objetivo estratégico, en lo posible, que permita un apoyo mutuo entre los diferentes núcleos. Gráfico No. 6 Maniobra en Líneas Exteriores b. Maniobras estratégicas de Decisión o de Resolución 1) Maniobra estratégica de Rompimiento La Maniobra de Rompimiento consiste en la aplicación de la propia fuerza sobre el frente del dispositivo enemigo, de tal manera de romperlo en un sector, sobrepasar su retaguardia y quedar en una situación estratégica favorable para lograr la decisión. La concepción estratégica de la maniobra se 91
    • orienta básicamente a preparar y obtener dicha situación. Conceptos: Zona de Rompimiento Estratégico: Es el lugar elegido para efectuar el rompimiento que permite a la fuerza que lo realiza, proseguir hasta la dirección estratégica adecuada. Fuerzas de Amarre: Son las encargadas de fijar al enemigo en todo el frente, para evitar que se oponga al rompimiento. Idealmente su acción debe atraer las reservas del enemigo. Fuerzas de Rompimiento: Son las encargadas de efectuar el rompimiento, mantener la brecha y continuar su proyección hasta rebasar la retaguardia del enemigo. Su misión, junto a la anterior, es conseguir dividir al enemigo y evitar que durante la maniobra se unan. Las fuerzas del rompimiento materializan el centro de gravedad en esta maniobra. Fuerzas de Explotación: Son las encargadas de explotar el éxito alcanzado en la zona de rompimiento y deben buscar colocarse en una ubicación que les permita, en coordinación con las otras fuerzas, conseguir una situación favorable para cumplir la misión. Reserva: Está constituida por aquellas fuerzas que permitan asegurar la maniobra, encargada de emplearse cuando el Comandante lo disponga, en beneficio de las fuerzas de amarre, de rompimiento o de las fuerzas de explotación, con las cuales puede confundirse. a) Factores fundamentales para la ejecución de una maniobra ofensiva de rompimiento En la ejecución de la Maniobra de Rompimiento se deben considerar los siguientes factores: (1) Determinación de la finalidad estratégica de la maniobra La maniobra de rompimiento puede conseguir cualquiera de las siguientes finalidades que el conductor tendrá que determinar claramente: (a) Sobrepasar la retaguardia del dispositivo enemigo (colocarse en posición exterior), para efectuar una acción de frente invertido, en 92
    • conjunto con la frontal. (b) Conquistar una zona geográfica importante más a profundidad, desde la cual se esté en buenas condiciones para buscar la derrota definitiva del enemigo, la que puede lograrse a través de una o más batallas. (c) Unirse a otras fuerzas propias para formar un cerco sobre importantes fuerzas del enemigo. (d) Dividir las fuerzas del enemigo para buscar su destrucción por partes. (2) Dosificación de las fuerzas El conductor debe considerar que requiere fuerzas para amarrar en todo el frente, para romper y mantener abierta la brecha y para explotar estratégicamente el éxito logrado con el rompimiento. No es posible determinar en forma exacta la cuantía y características de las fuerzas de las agrupaciones que actuarán. Sin embargo, se puede considerar, en general, lo siguiente: (a) Para amarrar en el frente, las fuerzas como mínimo deben ser equivalentes a las que tiene el enemigo. (b) Para efectuar el rompimiento, es necesario que en la zona elegida exista una superioridad importante. Esta proporción aumentará ante la existencia de obstáculos o posiciones fortificadas. El tipo de medios estará de acuerdo con el terreno y con las características de la defensa enemiga. (c) En cuanto a las fuerzas que explotarán el éxito, su cuantía estará en relación directa con la importancia del objetivo estratégico que se busca. Deben ser móviles y de gran potencia de choque. (d) La reserva estará constituida, a su vez, por fuerzas móviles, con la potencialidad suficiente para permitir al Comandante realmente influir en la maniobra. Puede confundirse en algunos casos con las fuerzas de explotación. 93
    • (3) Coordinación de la acción de los diferentes núcleos Para lograr esta condición es preciso considerar los siguientes aspectos: (a) La finalidad estratégica de la maniobra, de la cual se deducirá la zona por alcanzar las fuerzas de explotación del éxito y la forma como actuarán para obtener sus objetivos. (b) La maniobra en su conjunto, para deducir la misión para las fuerzas de amarre, la zona de rompimiento, dirección de desplazamiento de las fuerzas de explotación del éxito y forma como actuarán para obtener sus objetivos. (c) Posición de partida de las diferentes agrupaciones, para deducir la oportunidad para iniciar sus desplazamientos y entrar en acción en forma armónica. (4) Elección de la Zona de Rompimiento Su acertada elección es la base del buen éxito de la maniobra. Debe buscarse aquella zona que permita proseguir hacia la dirección estratégica adecuada, la cual permite alcanzar a la fuerza la ubicación que se requiere conforme la finalidad de la maniobra. La zona elegida para el rompimiento debe poseer, idealmente, algunos de los siguientes requisitos: (a) Terreno favorable con el mínimo de obstáculos que favorezcan al defensor. (b) Que corresponda a una parte débil del dispositivo enemigo, como: zonas de contacto entre unidades diferentes y/o zonas débilmente protegidas. (c) Que permita la sorpresa. b) Características de las fases de la maniobra de Rompimiento (1) La Concentración Debe efectuarse con el máximo de secreto para no denotar la intención de romper la zona de rompimiento y la intención que se tiene para 94
    • explotar estratégicamente dicha ruptura. Lo anterior requiere concentrar en zonas diferentes a las distintas agrupaciones; las fuerzas de rompimiento y de explotación del éxito deben concentrarse totalmente desplegadas con respecto a sus direcciones de empleo. (2) La Cobertura Debe materializarse en forma activa para encubrir la concentración que se realiza especialmente en el sentido de mantener el secreto con respecto a los tres aspectos fundamentales de la maniobra, la intención de romper, la zona de rompimiento y la intención de la explotación estratégica. (3) El Despliegue Lo realizan las diferentes agrupaciones en forma sucesiva. Inicialmente las fuerzas de amarre, enseguida las fuerzas de rompimiento y por último las fuerzas de explotación del éxito. (4) La Aproximación Se realiza combatiendo e incluye la o las batallas que se producen en la acción de las fuerzas de amarre, las de rompimiento y las de explotación hasta que estas últimas alcancen la posición que buscan. (5) La Batalla Esta fase de la maniobra, conceptualmente, puede materializarse por el conjunto de combates (batallas preliminares) que pueden ejecutarse durante la aproximación hasta alcanzar la situación favorable que se busca y por aquella que permita lograr la decisión. Puede complementarse dependiendo de la finalidad de la maniobra, como sigue: (a) Si el rompimiento tuvo como finalidad estratégica el ubicar parte de las fuerzas propias en la retaguardia del dispositivo enemigo, con una batalla que se ejecutará cuando dichas fuerzas comiencen a actuar en coordinación con las que accionan frontalmente. (b) Si el rompimiento tuvo por objeto pasar parte de las propias 95
    • fuerzas hacia la profundidad del enemigo, en dirección a una zona geográfica importante, con una batalla que podrá retardarse hasta que haya conquistado dicho objetivo. Las fuerzas de explotación asegurarán el buen éxito, impidiendo la retirada, evitando que otras fuerzas concurran a la zona de batalla, cortando las comunicaciones, impidiendo que el enemigo ocupe otra posición de resistencia o, bien, influyendo sobre la moral de las tropas enemigas. (c) Si la finalidad estratégica del rompimiento fue la de permitir el paso de las fuerzas propias para unirse a otras que actúan sobre otra parte del dispositivo enemigo, con una batalla que se producirá cuando se haya logrado la ubicación apropiada de ambas fuerzas. O.E.F XX O.Op . O.Op . XX APROXIMACIÓN Y BATALLA XX X BUSCA LA DECISIÓN EN PROFUNDIDAD DEL DISPOSITIVO DEL ENEMIGO O.Op . O.E.P O.Op . XX X XX O.E.P XX X XX XX XX FZA. AMARRE FZA. AMARRE XX XX XX X DESPLIEGUE XXX CONCENTRACIÓN MAXIMO SECRETO PARA NO DELATAR LA INTENSIÓN DE ROMPER ASI COMO EL LUGAR DE ROMPIMIENTO. Gráfico No. 7 Esquema de una Maniobra Estratégica Ofensiva de Rompimiento 96
    • 2) Maniobra Estratégica de Envolvimiento La Maniobra Estratégica de Envolvimiento consiste en eludir el frente enemigo con parte importante de las fuerzas, para rodear o cercar su dispositivo y lograr una situación ventajosa que amenace en su flanco y/o retaguardia. La concepción estratégica de la maniobra se orienta básicamente a preparar y obtener dicha situación ventajosa para lograr la decisión. Conceptos: Fuerzas de Envolvimiento: Son las que ejecutan el movimiento envolvente, tendiente a evitar el fuerte del dispositivo enemigo y ubicarse en una posición favorable para la decisión. Fuerzas de Amarre: Son las destinadas a fijar al enemigo en el frente, a fin de evitar que se oponga al envolvimiento. La Reserva: Son las fuerzas que se organizan para asegurar la ejecución de la maniobra. Dirección de envolvimiento: Permite a las fuerzas adoptar una posición ventajosa para la decisión. Mientras más la profundidad del dispositivo enemigo permita llegar a esta dirección, mayores probabilidades de éxito tiene la maniobra. En caso de existir direcciones apropiadas en ambos lados del dispositivo enemigo, el envolvimiento podrá ser doble. a) Factores fundamentales para la realización de la maniobra estratégica de envolvimiento (1) Las Fuerzas de Envolvimiento Durante su acción tendrán que vencer la resistencia enemiga, lo que podrá dar origen a sucesivas batallas hasta lograr la posición estratégica favorable. Esta posición podrá ser explotada mediante una acción de frente invertido en conjunto con la acción de las fuerzas de amarre. Para materializar su acción, las fuerzas de envolvimiento que materializan el centro de gravedad en este tipo de maniobra, deben tener las siguientes características: 97
    • (a) Movilidad y rapidez, para efectuar el envolvimiento en el mínimo de tiempo, lo que favorece la sorpresa y a la vez brinda seguridad. (b) Potencia necesaria para alcanzar la posición favorable y para participar en la decisión. (2) Acción de las Fuerzas de Amarre Su acción, idealmente, debe amenazar todo el frente enemigo, buscando fijarlo, impedir que emplee medios contra el envolvimiento y atraer el máximo de fuerzas. Esta acción implica la ejecución de ofensivas sobre el dispositivo frontal enemigo, sin embargo, ante un cambio de actitud de este, las fuerzas de amarre pueden maniobrar en retirada. Ello puede obligarle a emplear medios de su flanco o reserva, lo que beneficia al envolvimiento dándole una mayor profundidad. (3) Dosificación de las Fuerzas Los núcleos deben estructurarse en forma tal que impidan ser destruidos. El principio de la economía de las fuerzas y reunión de los medios tiene aquí una aplicación integral, conformando un potente centro de gravedad en el envolvimiento junto a fuerzas suficientes para fijar al enemigo y permitir la acción envolvente. Además se estructurará una reserva para ser empleada en beneficio de las fuerzas de envolvimiento o las fuerzas de amarre, para asegurar la ejecución de la maniobra, dándole libertad de acción al Comandante. b) Características de las fases de la maniobra de envolvimiento (1) Concentración Es preciso considerar dos aspectos aparentemente contrapuestos: (a) Es conveniente que ella no denote la intención de envolver, pues, con ello perdería la posibilidad de actuar con sorpresa, lo que constituye uno de los requisitos fundamentales del movimiento envolvente. (b) El hecho de que las unidades estén apuntadas hacia sus líneas de operaciones, facilita y hace más rápida la iniciación de la 98
    • maniobra, pero se dificulta la aplicación de la sorpresa. La cobertura debe propender fundamentalmente a subsanar el inconveniente expuesto anteriormente. Si la concentración se efectúa con el dispositivo de envolvimiento ya adoptado, la cobertura deberá impedir que las fuerzas propias sean destruidas por el enemigo. (2) El Despliegue Cuando las fuerzas se concentran en una misma zona, el despliegue se efectúa en dos fases; en la primera actúan las fuerzas de amarre y luego las de envolvimiento. Cuando la concentración se efectúa con el dispositivo de envolvimiento adoptado, el despliegue es anterior a la Concentración. (3) La Aproximación El núcleo de las fuerzas de amarre se dirige hacia el frente enemigo a fin de tomar contacto con él, en el menor tiempo posible. El núcleo de las fuerzas de envolvimiento debe seguir la dirección más adecuada para alcanzar la situación ventajosa. Durante esta actividad, la fuerza que envuelve deberá tomar especiales medidas para proteger sus flancos, particularmente el interior que queda expuesto a las reacciones del enemigo que tratará de oponerse a la acción envolvente. La fuerza de envolvimiento deberá asegurar por todos los medios la consecución del objetivo asignado, ya que de ello depende el éxito o fracaso de toda la maniobra. (4) La Batalla Esta fase de la maniobra, conceptualmente, puede materializarse por el conjunto de combates (batallas preliminares) que se pueden realizar durante la aproximación hasta alcanzar la decisión. De no lograr lo anterior, será necesario complementarlo con una batalla final en que se explote la situación ventajosa alcanzada por la acción de las fuerzas envolventes. 99
    • X X X XX XX XX APROXIMACIÓN Y BATALLA XX XX ATAQUE SECUNDARIO ATAQUE SECUNDARIO X FUERZA DE ENVOLVIMIENTO X XX XX X DESPLIEGUE X XXX CONCENTRACIÓN X X MAXIMO SECRETO PARA NO DELATAR LA INTENSIÓN DE ROMPER ASI COMO EL LUGAR DE ROMPIMIENTO. Gráfico No. 8 Esquema de una Maniobra Estratégica de Envolvimiento E. MANIOBRAS ESTRATÉGICAS DEFENSIVAS Las Maniobras Estratégicas Defensivas más comunes son: 1. Maniobra estratégica de Defensa Tenaz 2. Maniobra estratégica de Defensa en Retirada La ejecución de una maniobra estratégica defensiva tiene por finalidad impedir que el enemigo inicialmente superior en fuerza y potencia, pueda lograr su objetivo mediante la realización de una maniobra ofensiva, desgastándolo y destruyendo el máximo de sus fuerzas, por tal motivo, estas maniobras constituyen el recurso más adecuado cuando no se cuenta con suficientes fuerzas. 1. Maniobra Estratégica de Defensa Tenaz Consiste en aceptar una decisión en un escenario que no se puede ceder en razón de su importancia estratégica. Su propósito es negarle al enemigo su posesión, frustrando su acción ofensiva mediante el desgaste, contención y destrucción, modificando la relación de las fuerzas existentes. 100
    • No obstante, el carácter de la actitud de esta maniobra, es preciso considerar el empleo ofensivo de algunos núcleos estructurados a fin de lograr los propósitos que ella persigue. La maniobra estratégica de defensa tenaz actúa con elasticidad ante el choque del enemigo, a fin de desgastarle inicialmente sin oponer una resistencia rígida, para enseguida contenerlo y luego proceder a su destrucción para recobrar la posición estratégica inicial mediante el empleo coordinado de los OO.MM que se estructuren. De lo expuesto es posible deducir lo siguiente: Esta maniobra estratégica exige un escenario adecuado que permita hacer frente al enemigo explotando todas las ventajas propias de la actitud defensiva. En la maniobra de defensa tenaz existen dos momentos bien determinados: Un primer momento, en que se debe buscar el desgaste y contención de las fuerzas enemigas, creando una situación cada vez más favorable, negando a estas, la posibilidad de obtener la decisión. Un segundo momento, en el cual se buscará la destrucción máxima de fuerzas enemigas, aprovechando las condiciones creadas inicialmente, mediante reacciones ofensivas llevadas a cabo con parte de las fuerzas, para recuperar la posición estratégica inicial. Que la concepción de la maniobra de defensa tenaz requiere de una aptitud de recuperarse, a fin de pasar del desgaste y contención a la destrucción del máximo de fuerzas enemigas, cuando estas hayan llegado al punto culminante, por lo tanto, hayan perdido su ímpetu y se haya logrado una situación más ventajosa. Las fuerzas deben organizarse en diferentes núcleos, aprovechando el máximo de profundidad del escenario, conforme los imperativos de cada situación. Sin embargo, es preciso que siempre exista una reserva móvil con poder de choque que pueda participar en el momento de la contención y máxima destrucción de fuerzas enemigas. Si la reserva es empleada en misiones distintas a la indicada, se debe organizar una nueva, a fin de mantener la capacidad de recuperación que requiere la maniobra de defensa tenaz. 101
    • a. Características de la maniobra estratégica de Defensa Tenaz Normalmente se efectuará una concentración desplegada. La aproximación estratégica se realizará combatiendo y conceptualmente incluye la acción de los núcleos de desgaste, contención y destrucción del máximo de fuerzas enemigas, como también los desplazamientos que deben efectuar los diferentes núcleos durante su ejecución. En el contexto de la aproximación, podrán realizarse varios combates que logren, mediante un efecto acumulativo, producir el máximo de desgaste y destrucción a las fuerzas enemigas, creando las condiciones cada vez más favorables para lograr la decisión. XX XX XX XX X X XX XX X XX APROXIMACIÓN Y BATALLA X R. SAN MARCOS X X X X XX XX XX X X X XX X CONCENTRACIÓN DESPLEGADA MAXIMO SECRETO PARA NO DELATAR LA INTENSIÓN DE ROMPER ASI COMO EL LUGAR DE ROMPIMIENTO. X X Gráfico No. 9 Esquema de una maniobra estratégica de defensa tenaz 102
    • 2. Maniobra estratégica de Defensa en Retirada La maniobra estratégica de defensa en retirada consiste en aprovechar las condiciones favorables que brinda el escenario, en cuanto a extensión y obstáculos naturales, especialmente en profundidad, para eludir temporalmente una decisión que, de aceptarse inicialmente, significaría afrontarla en una situación desventajosa. Los propósitos que se persiguen con esta maniobra son: desgastar al enemigo, atraerlo hacia zonas que entorpezcan su ofensiva y/o que disminuyan sus ventajas iniciales, alargar sus LL.CC y crear las condiciones (en tiempo y espacio) para que finalmente se pueda aceptar la decisión en condiciones favorables. A pesar de eludir inicialmente la decisión, como maniobra estratégica se encuadra siempre en el contexto de aproximación a la batalla, con la especial característica de que esta se efectúa en forma inversa a la aproximación ofensiva. Esta maniobra actúa con elasticidad ante el choque del enemigo, sin oponerle una resistencia, rígida a fin de desgastarlo sucesivamente, aprovechando, en profundidad, las condiciones que ofrece el escenario y lograr una situación estratégica, cada vez más ventajosa, que permita, finalmente la contención y destrucción del máximo de fuerzas enemigas mediante el empleo coordinado de los OO.MM que se estructuren. De lo expuesto anteriormente es posible deducir: Que a diferencia de la maniobra defensiva tenaz, en la cual las fuerzas deben aceptar una decisión en función del objetivo estratégico, esta permite ceder una determinada cantidad de espacio, evitando arriesgar las fuerzas en una decisión prematura. Que la maniobra exige un escenario profundo y adecuado que permite hacer frente al enemigo, explotando todas las ventajas que este otorga para lograr los propósitos que persigue la maniobra. Que en la maniobra defensiva en retirada existen dos momentos bien determinados: Un primer momento, en que se debe buscar el desgaste de las fuerzas enemigas creando sucesivamente situaciones cada vez más favorables y negando a estas la posibilidad de decidir. 103
    • Un segundo momento, en el cual se buscará la contención y destrucción del máximo de las fuerzas enemigas, aprovechando las condiciones creadas con la maniobra mediante reacciones ofensivas llevadas a cabo con parte de las fuerzas. Para definir el momento en el cual se buscará la contención y destrucción del máximo de fuerzas enemigas, aprovechando las condiciones creadas con la maniobra mediante reacciones ofensivas llevadas a cabo con parte de la fuerza. Para definir el momento en el cual se debe aceptar la decisión y culminar la maniobra, se debe considerar principalmente la disponibilidad de espacio para continuar cediendo y el haber variado la situación desventajosa existente al inicio de la maniobra defensiva en retirada. Que la concepción de la maniobra defensiva en retirada requiere de fuerzas con aptitudes necesarias para ceder espacio sucesivamente, sin comprometerse en una decisión no buscada y luego, recuperarse a fin de pasar del desgaste a la contención y destrucción del máximo de fuerzas enemigas cuando estas hayan perdido su ímpetu ofensivo. Las fuerzas deben organizarse en diferentes núcleos, aprovechando al máximo la profundidad del escenario, conforme los imperativos de cada situación. Sin embargo, es preciso que siempre exista una reserva móvil, con poder de choque, que pueda participar en el momento de la contención y máxima destrucción de las fuerzas enemigas. Si la reserva es empleada en misiones distintas a la indicada precedentemente, se debe organizar una nueva, a fin de mantener la capacidad de recuperación que requiere esta maniobra estratégica. a. Características de la maniobra estratégica de defensa en retirada 1) Normalmente se efectuará una concentración desplegada. 2) La aproximación se realizará combatiendo y conceptualmente incluye la acción y movimiento retrógrado sucesivo de los diferentes núcleos en el desgaste, y finalmente, en la contención y destrucción del máximo de fuerzas enemigas. 3) Podrán realizarse varios combates que logren, mediante un efecto acumulativo, producir el máximo de desgaste a las fuerzas enemigas, creando las condiciones cada vez más favorables para la contención defi- 104
    • nitiva, la que se podrá lograr después de una última batalla en la cual se acepta la decisión como culminación de la maniobra. XX XX XX XX R. AZUL X X X XX XX X LO. ARIL R. AM X XX X X X XX X APROXIMACIÓN Y BATALLA S. PEDRO R. VERDE ES EN FORMA INVERSA EN ESTE TIPO DE MANIOBRA X X X XX XX X XX S. LUIS XX X CONCENTRACIÓN DESPLEGADA MAXIMO SECRETO PARA NO DELATAR LA INTENSIÓN DE ROMPER ASI COMO EL LUGAR DE ROMPIMIENTO. X X Gráfico No. 10 Esquema de una maniobra estratégica de defensa en retirada 3. Otras Maniobras a. Operaciones de Defensa de Costas Desde el mar, es posible que ocurran incursiones, bombardeos o ataques enemigos sobre el área terrestre adyacente a las playas. Estas acciones pueden exigir la intervención de fuerzas destinadas a la defensa del litoral, tales como medios de la Fuerza Aérea, de la Fuerza Naval y de la Fuerza Terrestre para oponerse al desembarco y defender las costas. 105
    • 1) Mando Las operaciones de defensa de costas, son normalmente operaciones conjuntas o combinadas contra un desembarco anfibio, comienza con el empleo de la Fuerza Naval y de la Fuerza Aérea contra la escuadra enemiga, lo más lejos posible; de este modo, se determina el empleo de medios heterogéneos, que exigen una coordinación detallada para cumplir la misión con el menor desgaste de los medios y la mayor eficiencia. El mando de la fuerza que ejecuta esta operación será designado por el escalón superior y tendrá a responsabilidad la ejecución coordinada de toda la operación. 2) Empleo del Ejército en la defensa de costas Una operación de desembarco anfibio, ejecutada por el enemigo, obligará al empleo de elementos del Ejército. El período de mayor vulnerabilidad en el desembarco anfibio está emprendido la formación de la fuerza naval atacante para lanzar las embarcaciones de desembarque hasta el inicio de la cabeza de playa; las unidades defensoras deberán desgastar y desorganizar al enemigo utilizando su fuego durante el desplazamiento de las embarcaciones hacia la playa; el objetivo es debilitar al máximo a las fuerzas atacantes, infligiéndoles el mayor número de bajas, y en caso de que este se concrete, se debe limitar la cabeza de playa y luego atacarla para destruirla. En resumen, para enfrentar una operación de desembarco anfibio debe considerarse lo siguiente: a) Las Fuerzas Naval y Aérea deben actuar, lo más lejos posible, sobre la fuerza enemiga de desembarco. b) Los medios de artillería del Ejército se emplean durante los preparativos para el desembarque y durante su ejecución. c) La Fuerza Terrestre impide la consolidación de la cabeza de playa y expulsa o destruye a la fuerza atacante. d) Debe existir una total integración del empleo de todas las fuerzas 106
    • durante todas las fases de la operación. b. Operaciones Anfibias Una operación anfibia es el ataque a un litoral ejecutado desde el mar por fuerzas navales y de desembarco, está caracterizada por los esfuerzos integrados de fuerzas entrenadas, organizadas y equipadas para las diferentes actividades de combate. En la planificación de una operación anfibia se considera: embarque de tropas y equipo; ensayos; travesía hasta el área objetivo; y desembarque de las tropas de asalto, de los abastecimientos y equipo de apoyo hasta el término de la operación. No incluye el alistamiento de las fuerzas y el entrenamiento preliminar, ni las operaciones subsecuentes una vez producido el desembarco en el litoral enemigo. 1) Características de las operaciones anfibias Una operación anfibia requiere que la fuerza que la realiza tenga la iniciativa. La elección del objetivo está limitada por los planes de comando, misión, enemigo, tiempo disponible, terreno, condiciones de la playa y posibilidades de apoyo de las Fuerzas Naval y Aérea. La sorpresa puede ser obtenida por la movilidad que le facilita el mar, a fin de elegir los puntos de ataque más favorables. La movilidad de la reserva embarcada permitirá explotar rápidamente cualquier éxito inicial obtenido en las playas. Estas operaciones requieren también medios especiales. Su éxito depende, en gran parte, de la disponibilidad de buques apropiados, embarcaciones de desembarco, vehículos anfibios, armas, equipos y materiales especiales y helicópteros. La misión, el terreno, las características de las playas y las defensas enemigas tienen influencia en el tipo y cantidad de equipo especial necesario para la operación. En una operación anfibia es necesario incrementar la potencia de combate en tierra hasta alcanzar la fuerza requerida para la conquista de los objetivos finales. Las medidas que se adoptan para satisfacer esta exigencia constituyen las diferencias de organización y técnica que existe entre una operación anfibia 107
    • y una terrestre. Una operación anfibia es muy compleja, debido a la variedad de medios que se emplean. Las fuerzas que intervienen en las operaciones anfibias requieren de información especial. El contingente terrestre debe estar organizado para: a) Realizar el desembarque de unidades combatientes completas. b) Coordinar el apoyo de fuegos propio, naval y aéreo. c) Asegurar la continuidad del apoyo logístico de las unidades desembarcadas. El componente naval debe estar organizado para: a) Organizar, transportar y desembarcar al componente terrestre. b) Proporcionar al componente terrestre, apoyo de fuegos naval y seguridad durante toda la operación. El componente aéreo se organizará para: a) Proporcionar protección aérea. b) Apoyo aéreo ofensivo. c) Apoyo aéreo de reconocimiento. d) Apoyo de transporte si fuera necesario. 2) Tipos de Operaciones Anfibias a) Asalto Anfibio Es el tipo de operación anfibia más importante, se distingue de los otros tipos de operaciones anfibias en que tiene por objeto colocar una fuerza en una playa enemiga. b) Retirada Anfibia Es el repliegue o evacuación de fuerzas por mar de una playa enemiga, en unidades navales. 108
    • c) Demostración Anfibia Consiste en mostrar una fuerza de cierto valor, con la finalidad de engañar al enemigo y obligarlo a mover anticipadamente sus reservas o adoptar una forma de acción que le sea desfavorable. Cuando una fuerza de demostración es capaz de desembarcar con suficiente potencia para explotar una situación favorable, se denomina demostración en fuerza o finta. Esta operación contribuye a engañar al enemigo sobre la zona donde se realiza el verdadero desembarco. d) Incursión Anfibia Es un desembarco desde el mar en una playa enemiga, que incluye una penetración rápida en territorio enemigo o la conquista temporal de un objetivo, seguida de una retirada planificada de antemano. 3) Consideraciones básicas A fin de asegurar el éxito de una operación anfibia, es conveniente disponer de superioridad naval sobre las fuerzas de superficie y submarinas enemigas, marcada superioridad aérea y superioridad de las fuerzas de desembarco en relación con las fuerzas terrestres enemigas presentes en el área objetivo. Sin embargo, cuando las circunstancias lo exijan, una operación anfibia puede ejecutarse sobre la base de una relativa superioridad total de la fuerza. Así, la superioridad aérea y naval pueden justificar la ejecución de la operación aun cuando no se disponga de superioridad numérica de la fuerza de desembarco en relación con las fuerzas terrestres que pueden ser empleadas en forma efectiva en apoyo de la fuerza de desembarco, compensando la superioridad terrestre del enemigo. Además de la superioridad de fuerzas dentro del área objetivo, una fuerza anfibia debe disponer de: a) Libertad de acción contra interferencias de las fuerzas aérea, naval y terrestre del enemigo desde lugares fuera del área objetivo; y b) Capacidad para proporcionar apoyo continuo a las fuerzas de tierra. 109
    • El restablecimiento de la fuerza de desembarco en tierra señala el cumplimiento de la misión y marca el término de la operación anfibia. Cuando se continúan las operaciones terrestres extensas desde la cabeza de playa consolidada, puede ser necesario un período de concentración antes de la iniciación de estas operaciones. Se considera que la fuerza de desembarco está firmemente establecida en tierra cuando: a) La cabeza de playa ha sido conquistada; b) Se han establecido en tierra suficientes fuerzas tácticas y de apoyo para asegurar el desembarco continuo de tropas y abastecimientos necesarios para las operaciones subsiguientes; c) Se han establecido en tierra todas las instalaciones de comando, comunicaciones y de coordinación de apoyo de fuegos; y d) El comandante de la fuerza de desembarco está en condición de asumir la responsabilidad total de las operaciones subsiguientes. Una operación anfibia virtualmente integra elementos de fuerzas terrestres, navales y aéreas en un esfuerzo coordinado. Son muy esenciales las relaciones definidas de mando, una cooperación estrecha y una coordinación entre todas las fuerzas participantes. 4) Organización y Mando Una fuerza anfibia debe ser organizada como un elemento subordinado al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, el cual, de acuerdo con el plan establecido, formula la directiva inicial en la que designa los medios y señala la misión. En la directiva inicial se designará, como comandantes de la fuerza anfibia, fuerza de desembarco y del componente aéreo, a oficiales de la Armada, Fuerza Terrestre y Fuerza Aérea, respectivamente. A fin de asegurar la coordinación de las diferentes fuerzas participantes, el comandante de la fuerza anfibia será asesorado por su estado mayor conjunto, en el caso que participen las tres fuerzas en la operación. 110
    • La cooperación detallada del apoyo de fuegos y la elaboración de los respectivos planes son de suma importancia en operaciones anfibias, porque la fuerza de desembarco depende, al comienzo del apoyo, de los fuegos naval y aéreo. El comandante de la fuerza anfibia es el responsable de la coordinación del apoyo de fuegos, durante las primeras etapas del desembarco, cuando la situación lo justifica y los órganos de coordinación estén establecidos en tierra; el comandante de la fuerza anfibia transfiere esta responsabilidad al comandante de la fuerza de desembarco. Después los órganos de coordinación de apoyo de fuegos de la fuerza anfibia se emplean en caso de ser necesarios y están disponibles para asumir las funciones de coordinación de apoyo de fuegos en caso de emergencia. La responsabilidad de la ejecución de la operación anfibia está retenida por el comandante de la fuerza anfibia hasta el fin de la operación. El escalón superior ordena que la fuerza anfibia ceda el mando al comandante de la fuerza de desembarco cuando esté firmemente establecida en tierra y en condiciones de ejecutar las acciones subsiguientes a la operación anfibia. c. Operaciones Aerotransportadas Operación Aerotransportada es aquella que comprende el movimiento aéreo y la colocación de combatientes y medios de apoyo administrativo necesarios dentro de un área objetivo para la ejecución de misiones terrestres de naturaleza operativa o estratégica, utilizando medios pertenecientes a la fuerza aérea. Estas operaciones son de carácter conjunto, conducidas por elementos de la Fuerza Aérea y Fuerza Terrestre. Combinan la velocidad y flexibilidad de los medios aéreos con la capacidad operativa de las fuerzas de tierra. Los medios empleados dependen de la misión y de la situación, pudiendo incluir unidades de paracaidistas, aerotransportadas o una combinación de las dos. Las unidades que vayan a participar en este tipo de operaciones necesitan un entrenamiento, organización y equipo especial para la conducción de estas operaciones. Terminado el movimiento y el desembarco en el área objetivo, las fuerzas 111
    • terrestres entran en acción inmediatamente para poner en ejecución el plan terrestre. 1) Consideraciones básicas Las Operaciones Aerotransportadas requieren un alto grado de coordinación entre las fuerzas aérea y terrestre participantes; por lo tanto, deben estar bajo la dirección del Comandante del Teatro de Operaciones, particularmente en lo relacionado con la planificación y control. Sin embargo, la responsabilidad completa de la operación puede ser asignada al comando de la fuerza aerotransportada específico o a un comando conjunto creado, dependiendo de la disponibilidad de fuerzas y posibilidades del enemigo. Es indispensable la superioridad aérea local para proteger a las tropas durante todas las fases y el establecimiento de la cabeza aérea. Una Operación Aerotransportada se ejecuta sobre áreas con pocas defensas, donde no existan, inicialmente, tropas bien organizadas y donde el enemigo tenga dificultades para hacer intervenir unidades blindadas. El éxito de las operaciones se basa, generalmente, en el desembarco por sorpresa, en masa y en el menor tiempo posible; en una rápida conquista y organización defensiva de la cabeza aérea, particularmente contra elementos blindados y ataques aéreos enemigos; en un adecuado apoyo aerotáctico, antes, durante y después de la conquista del área objetivo; en el establecimiento, en el menor tiempo posible, del sistema de comunicaciones y particularmente en un eficaz ejercicio del mando en todos los escalones. Las Operaciones Aerotransportadas son sensibles a las condiciones meteorológicas y a los períodos de baja visibilidad. Los estudios de inteligencia deben dar particular importancia a este aspecto. La decisión para ejecutar estas operaciones en condiciones adversas o que excedan los límites permitidos corresponde al comando que ordena la operación. Las características de los medios aéreos disponibles, así como las facilidades para el aterrizaje, limitan el equipo que puede ser transportado al área objetivo. Siendo la movilidad terrestre en el área objetivo reducida, debido a la escasez de vehículos, el empleo de helicópteros se hace 112
    • indispensable para disminuir esta deficiencia. Las unidades Aerotransportadas son normalmente las encargadas de realizar el asalto inicial mediante el lanzamiento de paracaidistas; después que éstas han conquistado y asegurado la zona de desembarco, se realiza el desembarco aéreo por paracaídas o mediante aterrizajes de las tropas aerotransportadas. Teniendo en cuenta la misión, el enemigo, terreno y las tropas disponibles, la Fuerza Aerotransportada puede ser empleada para conquistar y organizar una o más cabezas aéreas. Las dimensiones de esta cabeza aérea dependen de la misión, de las posibilidades del enemigo, del terreno y condiciones meteorológicas, del tiempo previsto para la reunión con otras fuerzas, para la llegada de refuerzos o para el repliegue, y de la disponibilidad de zonas de salto y de aterrizaje. A la Fuerza Aerotransportada puede asignársele misiones sea en el campo operativo o en el estratégico para capturar áreas importantes; explotar el éxito logrado en asaltos aerotransportados; reforzar unidades que se encuentran fuera del alcance de las unidades terrestres; bloquear la retirada de fuerzas enemigas; ejecutar reconocimientos; negarle el uso de una zona al enemigo. En conclusión, sus misiones se orientan, de manera general, a impedir que el enemigo utilice un terreno clave, conservar ese terreno para fuerzas propias o una combinación de ambas. Las Fuerzas Aerotransportadas constituyen un peligro estratégico para el enemigo, pudiendo obligarle a dispersar sus fuerzas a fin de proteger sus instalaciones en el área de combate y en el área de retaguardia. 2) Consideraciones sobre las operaciones a) Consideraciones estratégicas Las Fuerzas Aerotransportadas, en territorio nacional, son mantenidas como parte de la reserva estratégica, en condiciones de rápido empleo. Esas fuerzas podrán ser transportadas rápidamente hacia áreas desde donde podrán ser empleadas. El aprovechamiento de la movilidad estratégica de las Fuerzas 113
    • Aerotransportadas depende directamente de la disponibilidad de aeronaves de largo alcance. El transporte por aeronaves de largo alcance permite oportunos dislocamientos de las fuerzas hacia el teatro de operaciones para la ejecución de operaciones. El almacenamiento de abastecimientos y equipo, destinado al lanzamiento en las proximidades de las áreas de futuro empleo, aumenta la movilidad estratégica, reduciendo la necesidad de transporte aéreo de largo alcance. b) Consideraciones operativas Las Fuerzas Aerotransportadas son particularmente aptas para las operaciones profundas, realizando un envolvimiento vertical a las fuerzas enemigas y permitiendo la conquista y mantenimiento de objetivos que contribuyan para cercarlas o para interdictarlas en el campo de batalla. 3) Organización de la Fuerza Aerotransportada Una Fuerza Aerotransportada puede ser organizada para cumplir misiones específicas impuestas por el CC.FF.AA., o a solicitud del comandante del Ejército de Operaciones. Para facilitar y asegurar la planificación integral de la Operación Aerotransportada, el comandante deberá solicitar la inclusión en su estado mayor de elementos instruidos y entrenados, pertenecientes a las fuerzas participantes. La Fuerza Aerotransportada deberá contar con un comando y estado mayor para su planificación y conducción. En este caso, el Comando de la Fuerza Aerotransportada es responsable, ante el Comandante del Teatro de Operaciones, de la planificación y ejecución de las operaciones y ejerce el comando directo de las fuerzas; las unidades de la Fuerza Aérea (cazas y bombarderos) que apoyan la operación no forman parte de la Fuerza Aerotransportada. Para cumplir una misión específica, la fuerza que realiza la operación, normalmente se organiza en tres escalones: 114
    • a) Escalón de asalto.- Compuesto por paracaidistas, los cuales se emplean en la conquista de la cabeza aérea. b) Escalón de consolidación.- Constituido por elementos de la unidad aerotransportada que no son empleados en la cabeza de área, pero que se reúnen con el escalón de asalto, tan pronto como sea posible, después de que haya sido conquistada y asegurada la cabeza aérea. c) Escalón de retaguardia.- Compuesto por el resto de la Unidad Aerotransportada, que no es considerado para el combate e incluye unidades de apoyo de servicio de combate, que no son necesarias inicialmente en la cabeza aérea y elementos de protección de las instalaciones. 4) Fases de las operaciones Por lo general, una Operación Aerotransportada se desarrolla en cinco fases: a) Alistamiento; b) Embarque; c) Movimiento aéreo; d) Desembarque; y e) Operaciones subsecuentes. Normalmente, las acciones de combate terrestre propiamente dichas dan inicio con el Desembarco Aerotransportado para conquistar los objetivos iniciales. Una Fuerza Aerotransportada, entonces, consolida los objetivos y ejecuta, enseguida, operaciones ofensivas, defensivas o de enlace. Una cabeza aérea puede no coincidir con los objetivos iniciales; en este caso, después del asalto Aerotransportado la fuerza tendrá que ejecutar una operación ofensiva para conquistar los objetivos finales de la operación. Una fase ofensiva es emprendida e iniciada inmediatamente después del asalto. 115
    • 116 CAPITULO IV LA CONDUCCIÓN MILITAR EN EL NIVEL OPERATIVO
    • 117
    • CAPITULO IV LA CONDUCCIÓN MILITAR EN EL NIVEL OPERATIVO A. GENERALIDADES 1. El Nivel Operativo La Conducción Operativa es la que ejerce un comandante de la unidad operativa (U.O) cuando no tiene necesidad de una coordinación y control estrecho de sus OO.MM y UU.SS, otorgando amplia libertad de acción a sus mandos subordinados, aunque debe establecer algunas medidas generales de coordinación, para regular sus movimientos de acuerdo con la maniobra prevista, a fin de lograr un objetivo operativo, siendo este un Objetivo Estratégico Parcial (O.E.P). Es un “eslabón que encadena lo estratégico con lo táctico”, dando unidad y continuidad a la conducción de la guerra, entre el Plan de Campaña y la ejecución táctica. Es por ello que el proceso de planificación considerado en nuestra doctrina, busca relacionar los objetivos a través de su encadenamiento, desde el más alto nivel estratégico, hasta la ejecución táctica. B. RELACIONES DE LA CONDUCCIÓN OPERATIVA 1. Relaciones con la Conducción Estratégica Se ha determinado convencionalmente que la Conducción Estratégica incluye hasta el Plan de Campaña de la Unidad del T.O.T. La planificación de menor nivel que el Plan de Campaña corresponde al Campo Operativo, excepto la planificación y ejecución de carácter táctico. Los límites del Campo Operativo, en la práctica, no son sencillos y se prestan a confusiones, no en lo referido a los planes que se incluyen en cada uno de los tres campos, sino a las características de los Planes de Operaciones. Es así como presentan en su contenido aspectos muy similares a los planes estratégicos y/o tácticos, llegándose en algunos casos a identificarse con estos. 118
    • La Conducción Operativa tiene contacto directo con la conducción estratégica en un T.O, sea este conjunto o terrestre. XXX PLAN DE OPERACIONES Necesidad de concretar la maniobra Estratégica tras los OO. Op. definidos. PLAN DE CAMPAÑA - PLAZOS LARGOS. OBJS. PROFUNDOS. GRANDES ESPACIOS. UU. MAYORES Gráfico No. 11 Conducción Operativa Un Plan de Campaña tiene dos o más fases y cada una de estas se cumple con operaciones, que se prevén en planes de operaciones. Sin enumerar todos los casos que se pueden presentar, en los párrafos siguientes se detallan los más comunes. Cuando en un T.O., hay dos o más LL.OO terrestres y en cada una de estas hay un órgano de maniobra del COT, el Plan de Campaña, en cada fase determinará los objetivos estratégicos parciales (Objetivos Operativos), debidamente coordinados. Cada órgano de maniobra deberá elaborar un plan de operaciones, para cada LL.OO. Luego, habrá tantos Planes de Operaciones para cumplir cada fase del Plan de Campaña, como OO.MM., se contemplan en ellas. Los OO.MM., son conducidos operativamente por el Comandante del COT. 119
    • En la actualidad el CC.FF.AA., ejecuta la conducción estratégica directa, a través de los Comandos Operacionales, mediante el Plan Militar de Defensa del Territorio Nacional. Cada uno de los Comandos Operacionales ejecuta la conducción operativa elaborando su plan de operaciones que le permite alcanzar el objetivo estratégico parcial o llamado también objetivo operativo. LL.OO.CC XX Asigna Obj. Op. a OO.MM PLAN CAMPAÑA XX X O.E.P X O.E.P XXX LL.OO.SS Se determinan Obj. Operativos XX X Conducción Operativa O.E.P DOS O MÁS LL.OO Y EN CADA UNA DE ELLAS EXISTE UN OO.MM Gráfico No. 12 Conducción Operativa en T.O Cuando en un T.O., se reúne la mayor parte de las unidades en una Línea de Operaciones (LL.OO), se organizan dos o más OO.MM y con el resto de las unidades se cubre la otra (L.L.OO.), para lo cual se puede adoptar dos soluciones: a. Organizar un mando Intermedio Se organiza un mando intermedio entre el comandante de la Unidad del Teatro y los OO.MM. que cubre la LL.OO. principal. Así el comandante de la Unidad del Teatro comandará dos organismos subordinados: el del mando especialmente creado y el órgano de maniobra que cubre la LL.OO. secundaria. Estas dos unidades elaboran la planificación operativa y en esencia es la misma solución que la contemplada en el artículo anterior. 120
    • b. No se organiza un Mando Intermedio En esta solución el Comandante de la Unidad del Teatro, además del Plan de Campaña, elaborará el Plan de Operaciones que coordinará los OO.MM que cubrirá la LL.OO Principal. El Comandante de la Unidad que cubre la LL.OO secundaria hará su propio Plan de Operaciones. En este caso el tipo de conducción será mixta: Conducción táctica coordinada desde el Plan de Operaciones hacia los OO.MM de la LL.OO principal y Conducción operativa con relación al OO.MM. de la LL.OO. secundaria. Esta solución no se recomienda, porque el Comandante de la Unidad del Teatro puede perder la visión de conjunto del teatro, al estar preocupado de detalles inherentes al tipo de conducción que se realiza en la LL.OO principal. Plan Táctico Elabora el Cmte. del T.O Plan Ops. Mando intermedio X O.T O.E.P X O.E.P XX PLAN CAMPAÑA X REQUIERE MAYOR COORDINACIÓN ESTRECHA XXX XXX O. Ops . O.E.P Z.O XX X O.E.P Plan de Operaciones X O.T O.E.P Plan Táctico X O.E.P PLAN CAMPAÑA XX Plan Ops. X REQUIERE MAYOR COORDINACIÓN ESTRECHA XXX XXX O. O ps. O.E.P Z.O XX X O.E.P Plan de Operaciones Gráfico No. 13 Representación de un Mando Intermedio Si un T.O tiene una sola LL.OO, el comandante de la Unidad del Teatro, además de elaborar el Plan de Campaña, deberá hacer un Plan de Operaciones para cada fase. 121
    • LL.OO.CC X X O.E.P Se requiere coordinación estrecha PLAN CAMPAÑA O.E.P X X XX Plan de Operaciones XX O.E.P X XX Plan de Operaciones Gráfico No. 14 Conducción Operativa en un T.O. Si en el T.O se han definido Z.A.T., el comandante de la Unidad del Teatro conducirá tácticamente a los medios que la cubren, los que deberán elaborar la planificación táctica correspondiente. XX Plan de Operaciones X PLAN CAMPAÑA XX O.T II O.E.P O.E.P II O. T II XX X O.E.P X X Z.O II X II II Plan de Operaciones II Z.A.T I O.T XX Gráfico No. 15 Conducción Táctica en un T.O 122 O.E.P
    • Los términos estratégicos que implican conceptos doctrinarios, no son necesariamente adoptados en la conducción de operaciones, como el despliegue y la aproximación estratégica. Estos normalmente constituyen fases de una operación y se materializan con nombres más comprensibles para los niveles de ejecución, como son desplazamientos, marchas, alcanzar zonas, entre otros. Un Plan de Campaña de la Unidad del Teatro, elaborado en tiempo de paz, consta de varias fases, para el logro del objetivo estratégico que lo originó. En cada una de las cuales considera los Objetivos Operativos definidos para los OO.MM. La planificación operativa, que materializa cada uno de los OO.MM conducidos operativamente, derivada del Plan de Campaña especificada en el inciso anterior, sólo debe considerar la planificación para el logro del primer Objetivo Operativo, lo que se materializa conceptualmente en el Plan de Primeras Operaciones. Otra opción se da cuando existe solo una LL.OO dentro del T.O y, en consecuencia, la Unidad del Teatro debe elaborar el Plan de Campaña y, además, el Plan de Operaciones, para el logro del primer Objetivo Operativo. En este caso, el único Plan de Operaciones elaborado se llama conceptualmente Plan de Primeras Operaciones. XX Plan de Operaciones PLAN CAMPAÑA O.E.P II O.Op X XX XX XX O.E.P X X Z.O II Plan Táctico Plan de Operaciones II Z.A.T II I II X O.Op O.T 2a. FASE 1a. FASE XX o Gráfico N . 16 Conducción de la U.T desde el plan de primeras operaciones 123
    • La acción de Cobertura: corresponde generalmente a una fase del Plan de Campaña, elaborados por la Unidad del Teatro y operativamente se materializa dentro de las previsiones del Plan de Primeras Operaciones, fundamentalmente para proteger la concentración de las unidades. La Concentración: se materializa también dentro de las previsiones para la primera fase del Plan de Campaña de la Unidad del Teatro, correspondiendo a una fase de la etapa preparatoria de la batalla. En el nivel Operativo, tendrá características muy distintas, dependiendo del momento en que se ejecute, es decir, previas a la primera o segunda operaciones que se deban planificar. 2. Relaciones con la Conducción Táctica La determinación del nivel de la conducción para la U.O., está dada por los resultados que se desprenden de la propia apreciación de la situación y por las dimensiones y alcances que adquiere la planificación que se genera como necesidad y consecuencia de la misión recibida. Lo anterior, dará origen a establecer previsiones en documentos directivos de características tales, que serán los que finalmente otorgarán la identidad al nivel de planificación y, en consecuencia, al campo de la conducción en que se encuentra actuando la U.O. La relación de factores que permiten determinar si se debe realizar una Operación o una Acción Táctica son: a. Las características del objetivo. b. La realización de varias acciones tácticas para lograr el objetivo. c. El tiempo. d. El espacio. e. La magnitud de la unidad. f. Las consecuencias logísticas y administrativas. De los factores indicados, la ejecución en forma sucesiva y/o simultánea de dos o más Acciones Tácticas Fundamentales, constituye, normalmente, la indicación suficiente para establecer que se trata de una Operación. Si la misión se cumple realizando una acción táctica fundamental, precedida de una actividad complementaria, solo se efectúa una Acción Táctica. Así, no basta 124
    • que se ejecute una marcha, que es una actividad táctica complementaria, y un ataque para que sea Operación, pues la primera está en función de la acción del ataque. Para que exista una operación, se precisa de la concatenación de dos o más acciones tácticas fundamentales. Aquellas misiones que tienen dos objetivos, como conquistar una zona y posteriormente mantenerla, generan la realización de una Operación. Sin embargo, no debe confundirse con la consolidación que se hace al término de la conquista de un objetivo, donde no se ha cambiado la actitud, siendo una actividad complementaria del ataque que se realizó. a. La correlación que existe entre la conducción estratégica y la operativa es la misma que hay entre esta y la táctica. b. Así como las fases del Plan de Campaña se desarrollan con Operaciones, estas se ejecutan mediante acciones tácticas que constituyen fases del Plan de Operaciones. PLAN TÁCTICO PLAN TÁCTICO X O. Op. X O.T O.T MARCHA II II Z.O X PLAN DE OPERACIONES Gráfico No. 17 Relaciones de la Conducción operativa con la Táctica 125
    • 3. Relaciones con la Logística Las necesidades logísticas son uno de los fundamentos de la planificación operativa. Los Planes de Operaciones, con una mejor visualización de lo que ocurrirá en el combate, constituyen una previsión a mediano plazo, que posibilitará en lo logístico determinar detalles que le era imposible hacerlo, contando solo con la concepción estratégica. Las interrogantes de quién abastece, atiende o evacua, qué, cómo, cuándo y dónde se hará, se precisan, debiendo indicarse detalles relacionados con los ciclos, áreas de abastecimiento y transporte, ubicación de instalaciones, evacuaciones por día, consumo y nivel crítico. Expresado en otros términos, la previsión logística no podría materializarse si no se contara con Planes de Operaciones. Estas consideraciones tendrán grandes diferencias según la oportunidad en que deba planificarse una operación, ya sea para dar cumplimiento al primer objetivo operativo asignado, o planificar la obtención de otro, encontrándose en la etapa de ejecución del primero. Fundamental será apreciar el costo que significa en lo logístico, materializar cualquier actividad complementaria, especialmente una acción de diversión y encubrimiento en la etapa de ejecución de una operación. Lo anterior, teniendo presente que dicho gasto sea excesivo y no permita mantener los abastecimientos mínimos necesarios, en el nivel crítico, para la próxima operación. Las decisiones que se adopten en la etapa de ejecución de la operación significarán repercusiones en la maniobra y además en aspectos logísticos. Afectará la organización de las fuerzas, cambio en el centro de gravedad de la maniobra, modificaciones en los apoyos de combate, cambio en la prioridad de apoyo a los OO.MM. y UU.SS., entre los aspectos más importantes. La oportunidad, será el factor que marque la diferencia entre el éxito y el fracaso. Las previsiones logísticas deben materializarse con antelación a la maniobra, de tal manera que no la condicione, sino que actúe en su beneficio. 4. Relaciones con la Inteligencia Las necesidades de información no pueden ser satisfechas inmediatamente. 126
    • Entonces la planificación operativa que establece previsiones con oportunidad, dará tiempo al Oficial de Inteligencia, para disponer y distribuir los medios de búsqueda de información y, por lo tanto, dar satisfacción oportuna a los requerimientos del comando de unidad (E.E.I.) y de sus UU.SS. La búsqueda de informaciones siempre debe estar adelantada en relación con la fase que se efectuará. Así, si se está en la primera fase del Plan de Operaciones, algunos medios de búsqueda estarán obteniendo información necesaria para su segunda fase. Plan Táctico Plan Táctico O.T ? O.T X Medios de búsqueda Plan de Operaciones Gráfico No. 18 Relaciones con la Inteligencia C. MANDO OPERATIVO 1. Consideraciones Generales Mando Operativo, es aquel que tiene por propósito conducir a un OO.MM que actúa en el campo operativo de la conducción militar. Debe concebir, planificar y ejecutar una operación, para dar cumplimiento al objetivo operativo asignado por su escalón superior. Se realiza desde la etapa preliminar de la operación, que se extiende desde el momento en que se recibe la misión y continúa durante las etapas de preparación 127
    • y ejecución de la batalla. Comprende dos actividades: la planificación y la ejecución operativa. El mando operativo se materializa: Para ejecutar una operación que se realiza con el propósito de lograr un objetivo operativo, como parte de la ejecución de una Campaña, es decir, materializando las fases de un Plan de Campaña. Para ejecutar una operación que se realiza con el propósito de lograr un objetivo operativo, que ha sido concebido por una unidad operativa que requiere su materialización para dar cumplimiento al objetivo operativo asignado, encuadrándose, por lo tanto, dentro de otra operación llevada a cabo por su escalón superior. 2. Concepciones operativas Para concebir un Curso de acción operativo y dar vida, en consecuencia, a una maniobra en este nivel, se deben considerar los siguientes elementos de la “Guerra de Maniobras”, que tienen aplicación en nuestra doctrina operativa: a. La integración de los apoyos de combate a la maniobra, adoptando las previsiones necesarias que otorguen continuidad al apoyo. b. La sincronización de los medios, apoyándose en un eficiente sistema de mando y control, que asegure la oportunidad en las órdenes. c. La capacidad para mantener el ritmo de las operaciones, mediante un oportuno y eficiente sistema de apoyo de servicio de combate. d. La iniciativa y capacidad resolutiva de los Comandantes, orientadas por la intención del escalón superior, actuando dentro del ciclo de planificación del enemigo. e. La acción de mando descentralizado, aplicando la creatividad y la voluntad para asumir riesgos en la decisión, orientados por el papel que juega su unidad dentro del conjunto de la maniobra. f. Un espíritu ofensivo en la maniobra por ejecutar y en la disposición de las fuerzas, a fin de tomar y mantener la iniciativa. 128
    • g. Una flexibilidad en la organización de las fuerzas, que le permita al Comandante enfrentar la incertidumbre del combate con agilidad. Dentro de las concepciones para estructurar una maniobra operativa, existen dos opciones con distintas repercusiones en la maniobra proyectada, a saber: La Maniobra operativa Integral. La maniobra operativa general. a. La Maniobra Operativa Integral Es aquella cuya concepción se caracteriza porque, a través de la acción del escalón de maniobra, se crea una condición favorable para el empleo del escalón de reserva, de manera que, entre ambos esfuerzos, se logre una decisión en este nivel operativo. Se identifica por la estructuración de una maniobra operativa concreta, coherente y completa, donde el comandante tiene visualizado, desde el inicio, el lugar y momento de la decisión. La reserva está concebida operativamente y estructurada, desde un comienzo, con el propósito de servir a la idea de maniobra operativa de carácter integral que se tiene para el total de la operación. Lo anterior es factible de materializar, cuando las informaciones sobre la potencialidad y dependencia del terreno respecto de las avenidas de aproximación (AA.AA) del enemigo, permiten suponer un dispositivo. En este caso, el Plan de Operaciones contiene detalles y adquiere mayor importancia. Ello permite conducir a uno o varios OO.MM., con órdenes extraídas directamente del Plan de Operaciones, durante una o más fases de la operación, sin necesidad de que medie la elaboración de un Plan Táctico, por la existencia de los siguientes factores: 1) Que no se produzca convergencia de OO.MM., en el esfuerzo por la conquista de un determinado objetivo, o sea, que estén siendo empleados por AA.AA independientes. 2) Que no exista factibilidad de brindarse apoyo entre los OO.MM que materializan cada uno de los esfuerzos. 129
    • 3) Que las unidades de apoyo de combate se encuentren descentralizadas y subordinadas a los OO.MM. MANIOBRA OPERATIVA INTEGRAL - Existe una maniobra operativa. Reserva es concebida operativamente (Esc. Rsva.). Escalón de maniobra crea condiciones para empleo del Escalón de reserva. Terreno condiciona al enemigo y permite suponer el dispositivo. Permite conducción directa desde el Plan de Operaciones. SE VIVE 26 - MAR XX X 30 - MAR 04 - ABR C X 29 - MAR 02 - ABR B 31 - MAR D F 03 - ABR A 04 - ABR E 26 - MAR 03 - ABR XX Gráfico No. 19 Maniobra Operativa Integral Sin embargo, se deberá elaborar un Plan Táctico, cada vez que sea necesario coordinar el empleo de los OO.MM. que se encuentren comprometidos en el cumplimiento de una misión que se derive de una resolución táctica, ya sea para llevar a cabo la ejecución de una fase de la operación o durante la conducción del combate dentro de cada una de ellas y donde deban impartirse órdenes detalladas y precisas. b. La Maniobra Operativa General Es aquella cuya concepción se caracteriza porque la acción principal es ejecutada por el escalón de maniobra, sin que vaya en función del empleo del escalón de reserva, toda vez que este se organiza para apoyar la maniobra ante cualquier eventualidad, sin estar visualizado con antelación su empleo, por lo que se decidirá su empleo en cada fase de la operación. 130
    • Se identifica por la estructuración de una maniobra operativa concreta y coherente, donde, a través del empleo del escalón de maniobra, se pretende crear las condiciones que le permitan la conquista o mantención del objetivo operativo, buscando permanentemente la oportunidad de emplear el escalón de reserva en pro de una decisión, la que no es posible visualizarla y definirla desde un comienzo en la idea de maniobra. La reserva está concebida operativamente, con el propósito de satisfacer requerimientos durante la ejecución de la maniobra operativa, en atención a que la información del enemigo, la relación de fuerzas y principalmente el terreno en que se maniobrará, no obligan al enemigo a adoptar un dispositivo definido, pero pueden condicionar el empleo de sus unidades a las características de su composición y a sus capacidades o limitaciones. MANIOBRA OPERATIVA GENERAL - Existe una maniobra operativa. Reserva es concebida operativamente (Esc. Rsva.). Escalón de maniobra realiza acción principal. Escalón de Reserva está para apoyar la maniobra como un todo. Terreno NO condiciona al enemigo NI lo obliga a dispositivo definido. Requiere conducción desde Planes Tácticos a algunos órganos de maniobra. SE VIVE 26 - MAR XX X 30 - MAR C 04 - ABR G 02 - ABR B D F 29 - MAR 30 - MAR 04 - ABR X A E 26 - MAR 03 - ABR XX Gráfico No. 20 Maniobra Operativa General Así, la reserva se concibe para ser empleada en el lugar y momento en que se resuelva la búsqueda de una decisión, pudiendo ser definida inicialmente en 131
    • cuanto a magnitud, zona de reunión y direcciones de empleo. Una vez resuelto su empleo, durante una fase de la operación, el cual no esté previsto en la planificación de alternativa, habrá una decisión en la etapa de ejecución; por lo tanto, según las repercusiones que se estime vaya a producir, obedecerá a una decisión operativa o táctica. En este sentido, los factores que decidirán el carácter de esta decisión, serán una modificación del objetivo original de los OO.MM., los plazos de conquista o destrucción de medios, o una reorganización de las fuerzas para su cumplimiento. 3. Faseamiento en la conducción operativa Una fase es una parte específica de una operación, sea esta ofensiva o defensiva, que es diferente de aquellas que la preceden o continúan. El cambio de fases generalmente incluye un cambio de tarea y reorganización de las unidades. El Faseamiento es una de las características de una maniobra operativa; las consideraciones de tiempo, distancia, terreno, recursos y eventos importantes contribuyen al tomar la decisión de dividir en fases la operación. Si las fuerzas del Ejército carecen de los medios para destruir al enemigo en una sola operación simultánea, entonces los comandantes generalmente dividen en fases la operación. La fase es un periodo en que una porción grande de la fuerza conduce actividades similares o que se apoyan mutuamente. D. OPERACIONES OFENSIVAS 1. Consideraciones Generales En la guerra se obtienen resultados decisivos mediante la ofensiva, la que demanda iniciativa, agresividad y alta moral de toda la unidad, especialmente del mando. La voluntad de vencer es el factor fundamental en el buen éxito de una operación ofensiva. La ofensiva constituye el procedimiento más efectivo para lograr la decisión en el 132
    • combate, cuya ejecución consiste en aplicar la fuerza en el lugar más débil del dispositivo enemigo y en forma sorpresiva. 2. Objetivos de las Operaciones Ofensivas 1) Destruir las Fuerzas Enemigas El objetivo principal de estas maniobras operativas es destruir las fuerzas enemigas y anular su capacidad combativa. 2) Conquistar territorios o terrenos en poder del enemigo. Es el tipo de objetivo que con más frecuencia se usa en las misiones operativas. En este caso, estos territorios o terrenos deben constituir lo que se denomina terrenos críticos, “aquellos que en poder nuestro o del enemigo dan una notoria ventaja sobre el oponente”. Por lo tanto, debe tener importancia en la continuidad de la operación y/o campaña. 3) Facilitar futuras operaciones ofensivas, de la propia o de otra unidad superior, se logra mediante la conquista de ciertos terrenos críticos. 3. Escalonamiento de los Medios Una operación ofensiva, para cumplir con buen éxito las normas de ejecución, especialmente el mantenimiento del ímpetu ofensivo, dispone normalmente de sus medios en tres escalones: Escalón de Seguridad, Escalón de Maniobra y Escalón de Reserva. a. Escalón de Seguridad Su propósito general es tener el primer contacto con el enemigo, a fin de evitar la sorpresa, desorganizándolo prematuramente, obteniendo información y otorgando el tiempo necesario para la preparación de la fuerza propia. Está constituido por las unidades de reconocimiento, cuando no se requiera ganar tiempo en beneficio del escalón de maniobra; o por Unidades de Infantería motorizada o mecanizada, o de medios blindados, cuando su objetivo requiera un empleo coercitivo de las fuerzas. Su magnitud varía de acuerdo con la misión (objetivo y tarea) y las características del escenario conjugadas con el grado de potencia de las fuerzas enemigas. 133
    • Las misiones que se impondrán al Escalón de Seguridad serán, entre otras, las siguientes: 1) Conquistar un terreno crítico que facilite la operación del escalón de maniobra. 2) Con el mismo propósito anterior, mantener un terreno crítico. 3) Ejecutar actividades de diversión y encubrimiento. 4) Proporcionar información. Las fuerzas del Escalón de Seguridad, una vez cumplida su misión, pueden pasar a cumplir otras misiones, tales como: 1) Reserva. 2) Protección de flancos y/o espalda. 3) Seguridad a retaguardia. 4) Refuerzo del escalón de maniobra. 5) Continuación de la búsqueda de la información, normalmente con parte de sus medios. Las unidades más aptas para desempeñar esta misión, son aquellas que están en concordancia con el escenario donde deberán actuar. Es decir, escenarios desérticos o australes, medios móviles y potentes, como los mecanizados o blindados; y, en escenarios de montaña, tropas motorizadas, montadas y, sobre todo, tropas especialistas en montaña. Desempeñan sus funciones en los inicios de una operación, cuando los escalones de maniobra y reserva están en las fases de la etapa preparatoria de la batalla o no están operacionales. Excepcionalmente, no existirá Escalón de Seguridad en una operación ofensiva y ello ocurrirá cuando la mayor parte de las fuerzas de la unidad está en contacto con el enemigo al iniciarse la operación. Sin embargo, si en la planificación operativa no se considera la seguridad, tácticamente y/o a niveles subalternos debe ser considerada, como parte de sus propios dispositivos. A pesar de que no hay correlación entre el carácter de la operación de la 134
    • unidad total y el de su Escalón de Seguridad, para cumplir con la norma de mantenimiento del ímpetu de la ofensiva y el principio de libertad de acción (mantenimiento de la iniciativa y neutralización de la capacidad del enemigo para reaccionar), este debe actuar ofensivamente. Las fuerzas que constituyen este Escalón, normalmente tendrán menos potencia que en las operaciones defensivas, en función de las misiones que deberá cumplir, tales como la obtención de información, conquista y mantenimiento transitorio de terrenos críticos y otras. En el caso de las operaciones defensivas, deberán tener la potencia suficiente para oponerse a la ofensiva adversaria, por un tiempo a veces considerable. b. Escalón de Maniobra Materializa la esencia de la concepción operativa ofensiva y está constituido por los OO.MM y UU.SS que dan vida a esta maniobra para la conquista o mantenimiento de los objetivos operativos asignados. Le corresponderá ejecutar en una operación ofensiva de rompimiento, las siguientes fases generales: 1) Fijación o Amarre e Irrupción. 2) Penetración y Explotación del éxito (eventual). 3) Ejecución de ataques sucesivos. La forma cómo actúa, determina el tipo de operación ofensiva, es decir, ofensiva de rompimiento o de envolvimiento. Se concretará su acción a través de la maniobra, que permitirá aumentar la potencia de combate, manteniendo la iniciativa, explotando el éxito alcanzado, preservando la libertad de acción, logrando la sorpresa y reduciendo las propias vulnerabilidades. La maniobra es esencial para concentrar o dispersar las fuerzas en la forma planificada y así lograr resultados en hombres y material que por otros medios no se lograrían. Uno de los requisitos fundamentales para su aplicación es la flexibilidad en la planificación, orientada siempre por la intención del escalón superior, buscando su aplicación por sobre cualquier otra consideración. 135
    • Realiza todo tipo de acciones ofensivas, especialmente ataque coordinado o metódico5. c. Escalón de Reserva Se organiza y emplea para explotar éxitos planificados e imprevistos, buscando la decisión, lo que logrará quebrantar la voluntad de lucha del enemigo. Podrá ejecutar las siguientes fases: 1) Penetración. 2) Explotación del éxito. Puede realizar todo tipo de acciones tácticas ofensivas, especialmente en combates de encuentro y persecución. Su conformación debe surgir del análisis de diversos factores que están directamente relacionados con el efecto final que se espera de la acción de la reserva. Básicamente, su empleo tiene relación con la búsqueda de la decisión en la operación, por lo que su composición y magnitud estarán supeditadas a la oportunidad respecto de la cual se prevé su empleo en la maniobra que participa. Esta fuerza debe contar con una potencia suficiente que tenga influencia en la operación y que represente uno de los OO.MM. que se dispone para decidir el combate, otorgándole al Comandante libertad de acción y profundidad en el dispositivo; además, le otorga seguridad, capacidad de reacción ofensiva y flexibilidad. La potencialidad del escalón de reserva, se logra en mayor medida cuando la maniobra operativa estructurada, busca crear las condiciones para su empleo en el lugar y momento de la decisión, obteniendo un efecto sinérgico con el resto de los OO.MM., donde su mayor fortaleza la obtendrá en la maniobra en profundidad, explotando el éxito de la ofensiva. En el nivel operativo, el escalón de reserva debe ser conducido tácticamente, asignándole objetivos concretos y organizándolo como un OO.MM más, dentro 5 Ataque que se realiza cuando tenemos gran información sobre nuestro enemigo así como de suficiente tiempo para planificar la operación. 136
    • de la maniobra operativa en ejecución. Dentro de las consideraciones para su conformación en uno o más núcleos, se encuentra la insuficiente información del enemigo, lo que será normal en este nivel de la conducción, por lo tanto, puede ser factible considerar el escalón de reserva reunido operativamente en dos núcleos. Esta reunión operativa significa que los diferentes núcleos podrán actuar en conjunto, pero estarán distanciados para una mayor seguridad frente a la acción del enemigo. Un Comandante en la distribución de sus fuerzas debe considerar la organización de una reserva, que podrá ser parte de una maniobra operativa integral o general. En una maniobra operativa integral, el empleo de la reserva normalmente constituirá una fase de la operación. En una maniobra operativa general, ejecutada con ataques sucesivos, el empleo de la reserva no constituye una fase de la operación, sino que este obedece a la planificación táctica, por lo que la reserva podrá ser empleada en cualquier fase de la maniobra operativa. En el caso explicado en el párrafo anterior, solo se deben considerar, en la planificación operativa, antecedentes sobre su composición y fuerza. No se hacen previsiones, en relación con su empleo, ya que la planificación de estos detalles será problema de la conducción táctica dentro de cada fase de la operación. Ocurrirá cuando la información del enemigo sea insuficiente o el terreno induzca a la incertidumbre del empleo de los medios propios. Sin embargo, en el nivel operativo, además de las ventajas que se refieren a la influencia del Comandante con su empleo dentro de la maniobra, se encuentran las previsiones logísticas para asegurar el apoyo sostenido a esta fuerza. 4. Clasificación de las operaciones ofensivas Las operaciones ofensivas se clasifican, dependiendo de la dirección de empleo del Escalón de Maniobra con respecto al dispositivo enemigo, es decir, si el esfuerzo es a través de las fuerzas principales del enemigo o si las elude, en: 137
    • a. Operaciones Ofensivas de Rompimiento (Clásicas - Ataques Sucesivos y Simultáneos). b. Operaciones Ofensivas de Envolvimiento (Flanco y Retaguardia - Ataques Profundos, Simple o Doble). La adopción de uno de estos dos tipos, es uno de los objetivos de la apreciación operativa. En su determinación, el análisis de los factores de misión, enemigo, terreno, tiempo atmosférico y tropas disponibles (M.E.T.T.T.) es primordial. Estos tipos de operaciones ofensivas corresponden en término amplios al “cómo” de la decisión. a. Operaciones Ofensivas de Rompimiento 1) Generalidades Las operaciones ofensivas de rompimiento son ejecutadas contra un enemigo que tiene ambos flancos apoyados o cubiertos, que obligan al ofensor a lanzar sus esfuerzos a través del frente, contra las fuerzas enemigas principales, separándolas y posteriormente destruyéndolas o inhabilitándolas por posición. El propósito final de este tipo de operación ofensiva es destruir las fuerzas del enemigo, lo que se logra después del rompimiento y, una vez divididas, rodeándolas y/o explotando el éxito en profundidad. No exige superioridad general sobre el enemigo, pero sí una gran superioridad local o relativa en la zona seleccionada de irrupción y penetración, lo que se logra con la correcta aplicación del principio de “Economía de las Fuerzas” y su corolario la “Reunión de los Medios”. 2) Acción de los Escalones a) Acción del Escalón de Seguridad Su misión principal será la obtención de información oportuna, a fin de disminuir la sorpresa y aumentar la seguridad de la fuerza, buscando las vulnerabilidades que presente el dispositivo enemigo, confirmando los antecedentes necesarios que seleccionada. 138 avalen la zona de rompimiento
    • En este sentido, las actividades de diversión y encubrimiento podrán complementar la seguridad, evitando las reacciones ofensivas del enemigo y protegiendo la concepción operativa resuelta, respecto del centro de gravedad de la maniobra. b) Acción del Escalón de Maniobra En esta operación, se deben desarrollar las siguientes Fases, las que tienen directa relación con los efectos que se pretende obtener en la idea general de maniobra concebida: (1) Amarre o Fijación e Irrupción (a) Amarre o Fijación al enemigo en los lugares donde no se va a romper Este efecto de amarre o fijación lo cumplen unidades mediante la conquista de objetivos ubicados en la periferia del dispositivo defensivo enemigo. Lo normal es que su acción se cumpla simultáneamente con la acción de las unidades que irrumpirán dicho dispositivo. Los OO.MM. que cumplan esta importante misión, deben contar con la potencia necesaria para fijar las fuerzas enemigas. De lo contrario, la capacidad de maniobra del enemigo puede oponer una maniobra defensiva en retirada a nuestra ofensiva de rompimiento, eludiendo la decisión, aspecto que deja en evidencia que no habrá irrupción, menos penetración. Esto obligará al ofensor a montar ataques sucesivos que serán eludidos por el enemigo. - Ataques sucesivos en todo el frente de la unidad, caso en que verdaderamente no hay rompimiento, sino una acción de empuje. - Ataques sucesivos, en una sola dirección de aproximación, generalmente independientes sí del resto del frente. (b) La Irrupción en la zona seleccionada Este efecto se logra en el lugar donde se ha previsto efectuar el 139
    • rompimiento propiamente tal y consiste en la conquista de un objetivo, normalmente un terreno crítico en la periferia del dispositivo del enemigo y ubicado donde aproximadamente están las reservas locales de este. Esta acción del Escalón de Maniobra es fundamental en la progresión del rompimiento. Normalmente, el OO.MM. que realiza está tarea, la cumple ejecutando un ataque metódico y frecuentemente sufre bajas que lo incapacitan para continuar hacia la profundidad del dispositivo enemigo. Simultáneamente con la irrupción, se empieza a cumplir otro efecto que consiste en mantener y ensanchar la brecha, la que es realizada por un OO.MM. distinto del que irrumpe, para evitar que este realice otros esfuerzos que no propendan al rompimiento. (2) La Penetración del dispositivo defensivo enemigo La superioridad local en el lugar del rompimiento y, posteriormente, la acción en la profundidad del dispositivo, concretarán la desarticulación del enemigo, logrando destruir las fuerzas de reserva, sus apoyos de combate e interdictando los refuerzos. El corte de comunicaciones será el inicio que determinará el quiebre de la voluntad de lucha del enemigo. Si la irrupción ha tenido éxito y se han conquistado los objetivos, con otra unidad o con la misma, se prosigue hacia la profundidad del dispositivo defensivo enemigo, ejecutando lo que se denomina la penetración, que tiene por propósito conquistar un objetivo profundo, ubicado en las proximidades donde debe estar la reserva general del enemigo, y cuya conquista lo inhabilitará para continuar su defensa. El mantener y ensanchar la brecha iniciada durante la irrupción, adquiere principal relevancia durante la penetración, porque es una fase en que se esperan los contraataques de la reserva general de la defensa enemiga. La mayor preocupación del Comandante y su Estado Mayor, será la 140
    • continuidad en el apoyo a las fuerzas que conforman este escalón, al explotar las direcciones de aproximación que se abran hacia la profundidad del dispositivo enemigo. Sin duda, para ambos el alargamiento de las LL.CC. será un factor decisivo en la continuación de las operaciones. c) Acción del Escalón de Reserva a) En la Penetración Podrá ejecutar las tareas de penetración, las que se orientarán al logro de un objetivo profundo y cuya conquista inhabilitará al enemigo para continuar su defensa. Si se ha conquistado el objetivo de la penetración, se puede continuar la ofensiva mediante la explotación del éxito, que tiene por propósito impedir que el enemigo se reorganice defensivamente en la profundidad de su dispositivo o que se retire ordenadamente, lo que se logra conquistando el objetivo final de la operación. Especial importancia se debe dar a la continuidad en el apoyo de combate y de servicios a las fuerzas. b) En la Explotación del éxito Respecto al empleo de estas fuerzas, pueden presentarse las alternativas en su definición concreta inicial, o en alguna de las fases de la operación, con base fundamentalmente en los antecedentes del dispositivo enemigo que, a la fecha de planificar la operación, no se cuente con el. 3) Faseamiento de la operación El Amarre o Fijación, normalmente no determina una fase, ya que este efecto será buscado simultáneamente con la Irrupción, que clásicamente constituye una fase de la operación. La Penetración presenta un aspecto interesante que tiene repercusiones en el faseamiento del rompimiento. Si la unidad que materializa el rompimiento debe cumplir el efecto de 141
    • Irrumpir y Penetrar, ambas constituirán una sola fase en la operación. Si la fuerza de rompimiento está materializada por dos unidades y una debe Irrumpir y la otra Penetrar, al pasar de la irrupción a la penetración, se cambia de fase. Los efectos de Penetración y Explotación del éxito pueden ser cumplidos por el Escalón de Reserva, en cuyo caso la transición de uno a otro, no constituye cambio de fase para esta Unidad que ejecuta el rompimiento. En cambio, si ambos efectos son cumplidos por distintas unidades, implican fases sucesivas en la operación. SE VIVE 26 - MAR XX X B 28 - MAR X X II 04 - ABR 02 - ABR C E D 29 - MAR II X X A 28 - MAR XX 1a. FASE AMARRE E IRRUPCIÓN 2a. FASE PENETRACIÓN 3a. FASE EXPLOTACIÓN Gráfico No. 21 Esquema de una operación Ofensiva de Rompimiento Una Operación Ofensiva de Rompimiento realizada por un OO.MM. que cubre un T.O., podría tener las siguientes fases: a) Escalón de Seguridad Cumplirá las misiones propias de las operaciones ofensivas. 142
    • b) Escalón de Maniobra (1) 1ra. Fase: Amarre o Fijación de las fuerzas enemigas realizadas por esfuerzos secundarios y simultáneamente Irrupción en el dispositivo, a la vez, mantenimiento y ensanchamiento de la brecha. (2) 2da. Fase: Penetración de un OO.MM, distinto al que Irrumpió, manteniendo el ímpetu de la ofensiva, efectúa un sobrepasamiento y continúa el ataque hacia la profundidad del dispositivo enemigo. Sigue efectuándose el Amarre y Fijación y adquiere gran importancia el mantenimiento y ensanchamiento de la brecha. (3) 3ra. Fase: Explotación del éxito, con el Escalón de Reserva, manteniendo el ímpetu de la ofensiva, pasa a través de la unidad que penetró, marchando tras la conquista del objetivo final de la operación. b. Operaciones Ofensivas de Envolvimiento 1) Generalidades Las Operaciones Ofensivas de Envolvimiento son aquellas en que por lo menos un OO.MM., elude el frente, para atacar en el flanco o retaguardia del dispositivo enemigo, o cortarle las comunicaciones conquistando un objetivo en profundidad. Para que se ejecute este tipo de operación, el dispositivo defensivo del enemigo debe tener por lo menos un flanco expuesto. La realización de esta operación no significa que se disponga de una A.A., al flanco y retaguardia del enemigo, absolutamente libre de fuerzas enemigas, que es lo ideal; basta que haya tropas enemigas en cantidad insuficiente, de manera que las fuerzas propias que envuelven, no efectúen acciones propias del rompimiento. En una operación ofensiva de envolvimiento, normalmente existen tres OO.MM., que están materializados por unidades subordinadas de la unidad que ejecuta la operación de envolvimiento: 143
    • a) Unidades de Amarre o Fijación. b) Unidades de Envolvimiento. c) Reserva. 2) Acciones de los Escalones a) Acción del Escalón de Seguridad Su misión principal es negar y ocultar el verdadero sentido de esta maniobra, considerando que su detección prematura, podría poner en riesgo la operación. La diversión y el encubrimiento deben coadyuvar a la maniobra, siendo una preocupación fundamental del Comandante y su Estado Mayor, planificarla en su beneficio. Podrán en forma excepcional, constituir las fuerzas de Amarre. b) Acción del Escalón de Maniobra En esta operación, debe desarrollar las siguientes Fases, las que tienen directa relación con los efectos que se pretende obtener, en la idea general de maniobra concebida: (1) Amarre o Fijación al enemigo Este efecto de Amarre de las fuerzas enemigas puede realizarse por una o más unidades directamente subordinadas a la unidad que ejecuta la operación de envolvimiento. Esta (s) unidad (es) materializa (n) esfuerzos secundarios y no persigue (n) el objetivo de la operación. El o los objetivos de estas fuerzas pueden estar ubicados más hacia la profundidad, lo que puede obligar a estas unidades a realizar un rompimiento clásico. Deben estar preparadas para perseguir y/o realizar otros ataques en caso de que el enemigo se retire por efecto de la violencia de su ataque o por efecto de la maniobra de las unidades que envuelven. La magnitud de estas fuerzas estará determinada por la organización 144
    • de las fuerzas que estructure la unidad operativa para lograr el objetivo de la operación, de acuerdo con la misión asignada, el cómputo de potenciales, las características del terreno, la capacidad de apoyo para el combate y apoyo de servicios para el combate a las fuerzas. Si estas fuerzas conquistan el objetivo principal, el envolvimiento constituye un esfuerzo secundario y la maniobra es de rompimiento coadyuvada por un envolvimiento. (2) Envolvimiento El OO.MM., que ejecuta el envolvimiento materializa el esfuerzo principal de la operación, aunque no sea de mayor magnitud, ya que el objetivo que debe conquistar esta fuerza, es el objetivo final de la operación. Diferente a las fuerzas que fijan al enemigo, que pueden estar constituidas por una o más unidades – sin que haya un mando común para estas - las fuerzas que participan en el envolvimiento deberían tener un mando común, de acuerdo con las circunstancias que obliguen a conducirlas tácticamente para coordinar su empleo. A estas fuerzas se les pueden oponer unidades de la seguridad adversaria, la reserva y fuerzas del mismo dispositivo defensivo enemigo. Si la dirección de envolvimiento es larga y se prevé el empleo de la unidad para realizar varios de los enfrentamientos enunciados en el párrafo anterior y se le encomienda directamente el objetivo final de la operación, se estará realizando un tipo de conducción operativa que determina la realización de una operación por las fuerzas de envolvimiento, enmarcadas dentro de la operación de la unidad superior. Si el envolvimiento es corto, o se prevé que no habrá enfrentamientos intermedios, antes de atacar el objetivo encomendado y/o si van entregando objetivos sucesivos, mediante órdenes a las fuerzas de envolvimiento, se hará un tipo de conducción táctica. 145
    • En estas operaciones ofensivas de envolvimiento, es de gran importancia la determinación de las fuerzas que integran los distintos OO.MM, ya que normalmente el apoyo mutuo de las fuerzas de Amarre con las de Envolvimiento, no será posible. Estas fuerzas deben poseer un entrenamiento para actuar en la profundidad del dispositivo enemigo y, además, será fundamental su comprensión de accionar bajo la intención del comandante con un mayor grado de libertad de acción. La capacidad para mantener el secreto de la operación, será el indicador de bajas de la unidad, ya que una sorpresa en la retaguardia del dispositivo enemigo significará un desequilibrio para el cual no tenga previsiones y, por el contrario, una detección prematura puede significar una reacción ofensiva exitosa, que desequilibre nuestra propia maniobra ofensiva. Debe existir la capacidad para mantener el apoyo para el combate y el soporte logístico necesario a las fuerzas que operan. Estas condiciones serán determinantes en el momento de establecer la real “profundidad” de la ofensiva de envolvimiento y, por otra parte, los medios de apoyo disponibles para dichas fuerzas. c) Acción del Escalón de Reserva Su empleo y dependencia, de acuerdo con la situación que se viva, pueden ser los siguientes: (1) Será posible emplear la reserva indistintamente en apoyo a las fuerzas de Envolvimiento o a las fuerzas de Amarre, según las distancias, la movilidad y velocidad de la reserva y la interdependencia de las AA.AA., empleadas por estas fuerzas. La Reserva, en este caso, está en su verdadero papel de reserva general, ya que sirve a la maniobra general. En grandes unidades y en escenarios amplios este caso es difícil que se ejecute, dado que normalmente no se emplearía con oportunidad. (2) El Comandante divide sus medios para ejecutar la maniobra y 146
    • decide que, por las grandes distancias, falta de movilidad o velocidad de la reserva y/o inexistencia de interdependencia de las AA.AA. empleadas por las fuerzas de Amarre y de Envolvimiento u otros factores, es inadecuado mantener una reserva que pueda apoyar indistintamente a ambos esfuerzos. (3) En otros términos, el Comandante ha omitido uno de los OO.MM., pero lo ha hecho sólo en la forma, ya que, en esencia, mantiene la reserva, pero con un solo empleo. (4) Si se determina que la reserva se empleará solo en apoyo del Envolvimiento: (a) Las fuerzas de Amarre no tendrán la influencia inmediata del Comandante, lo que puede significar un tipo de conducción operativa hacia estas Unidades. (b) Se darán a las Unidades de Amarre fuerzas suficientes para cumplir independientemente con su misión. Estas deberán establecer su propia reserva. (c) A las fuerzas de Envolvimiento, el Comandante las podrá conducir operativa o tácticamente. Si el tipo de conducción es operativa, significa que todas las fuerzas del envolvimiento tienen un mando común. Si el tipo de conducción es táctica, puede haber un mando para todas las fuerzas envolventes o el Comandante de la unidad que realiza la totalidad de la maniobra manda directamente las unidades componentes del envolvimiento. Así, un Comandante de División podrá mandar directamente una unidad operativa, que fija al enemigo, a las que realizan el envolvimiento y, además, la reserva. (5) Si se determina que la reserva sólo se empleará en apoyo de las fuerzas de Amarre, se habrá distorsionado la operación de envolvimiento, transformándola en una operación de rompimiento coadyuvado por un envolvimiento o simplemente en una operación 147
    • inicua para los principios de la conducción de operaciones. 3) Faseamiento de una operación ofensiva de envolvimiento El faseamiento de este tipo de operaciones se determina considerando los siguientes factores: a) Las diversas actitudes, acciones tácticas o dispositivos de las Fuerzas de Envolvimiento, en su calidad de esfuerzo principal. b) El empleo de la Reserva. c) El Amarre de las fuerzas enemigas y desplazamiento dentro de la Z.O. o hacia esta de las Fuerzas de Envolvimiento. d) Actuación del Escalón de Seguridad, mientras la masa de la unidad se desplaza, ya reunida o separada, en los OO.MM. e) Tratar de encuadrar la maniobra ofensiva de envolvimiento en fases clásicas es imposible y su intento solo producirá rigidez, por lo que las normas tienen carácter general. Las fases de la etapa preparatoria de la batalla, cuando se ejecuta este tipo de maniobra ofensiva, adquieren una mayor importancia que en otras circunstancias. La aproximación a la batalla puede presentar las siguientes características: a) Aproximación sucesiva, empezando por las fuerzas de fijación, las que, por razones obvias, deben iniciar la batalla. b) Aproximación simultánea de las fuerzas de fijación y de envolvimiento. Es un procedimiento que facilita la sorpresa, pero que se expone al riesgo que el enemigo eluda la maniobra del ofensor por falta de fijación previa. c) Aproximación con los OO.MM estructurados desde lejos, produciéndose la reunión en la batalla. d) Aproximación, estructurando los OO.MM próximos a la zona de batalla, reuniéndolos antes de esta. 148
    • 4) Clasificación de las Operaciones Ofensivas de Envolvimiento a) El Envolvimiento Largo Las Fuerzas de Envolvimiento pasan alrededor del dispositivo enemigo para conquistar un objetivo vital en la profundidad del territorio enemigo, con la intención de obligar al enemigo a abandonar sus posiciones defensivas o atraer parte importante de este hacia una zona en la profundidad, previamente seleccionada por el ofensor, posibilitando así su destrucción. La ejecución de este tipo de operación ofensiva de envolvimiento largo o profundo, requiere la organización de dos o más OO.MM. AMARRE SE VIVE: 26 – MAR XX X X X II II X 03 – ABR X O.E.P 01 – ABR XX Gráfico No. 22 Esquerma de una operación de Envolvimiento Largo b) El Envolvimiento Corto Con el cual se elude el frente del enemigo para atacar un flanco, la retaguardia o ambos; la intención es destruir al enemigo en sus posiciones defensivas. 149
    • La ejecución de esta operación ofensiva de envolvimiento corto, puede ser realizada indistintamente, en condiciones normales por una División e incluso por una Brigada. El envolvimiento puede ser simple, que es lo normal, y el envolvimiento doble requiere gran superioridad de medios; este no es muy común ejecutarlo. AMARRE SE VIVE: 26 – MAR XX X X II II X 03 – ABR X X O.E.P 02 – ABR XX Gráfico No. 23 Esquema de un envolvimiento Corto E. OPERACIONES DEFENSIVAS 1. Generalidades Estas operaciones son un procedimiento para oponerse a un enemigo superior, buscando su desgaste, a fin de crear las condiciones favorables para cambiar de actitud y lograr su destrucción. Es decir, se busca inicialmente aceptar la decisión, para, luego de su desgaste, lograr el cambio de actitud y permitir, a través de una reacción ofensiva, el quebrantamiento de su voluntad de lucha. El aprovechamiento del escenario será el mayor aliado en la concepción de la maniobra defensiva. 150
    • 2. Objetivos de las Operaciones Defensivas a. Aceptar o buscar la decisión Obtener la incapacidad absoluta o relativa del enemigo para continuar operando, ya sea destruyendo su material y equipo, produciéndole bajas en el personal o quebrantándole su voluntad de lucha. Dislocar al enemigo y, simultáneamente, permitir que nuestras fuerzas obtengan una posición adecuada a sus fines. Mantener zonas o puntos que hayan sido designados como objetivos por el escalón superior, por su trascendencia en la maniobra de la Campaña. b. Casos en que se acepta la decisión 1) Desgastar al enemigo para lograr un cómputo favorable o, por lo menos, disminuir la ventaja que lo favorece. 2) Alargar las LL.CC del enemigo, como un medio de producirle desgaste. 3) Ejecutarla como parte de una diversión del escalón superior que engaña al enemigo acerca de la verdadera maniobra e intención. 4) Proporcionar seguridad al Escalón Superior. 5) Disuadir al enemigo de conquistar sus objetivos, fundamentalmente por bajas de personal y costos excesivos en sus esfuerzos. c. Casos en que se adopta una operación defensiva: 1) Cuando el enemigo es superior. 2) Cuando se intenta atraer al enemigo hacia un terreno favorable para lograr la decisión. 3) Como una medida transitoria en espera de la concurrencia del total de los medios o de otras fuerzas. 4) Como parte de la maniobra del escalón superior, materializando el principio de economía de las fuerzas. 3. Normas de las Operaciones Defensivas Las operaciones defensivas deben cumplir, en general, los principios de la 151
    • conducción de operaciones. Sin embargo, en su materialización se deben tener presentes las siguientes normas de ejecución: a. Aprovechamiento del terreno. b. Maniobra en profundidad. c. Reacción ofensiva. 4. Escalonamiento de los Medios Una operación defensiva, para cumplir con éxito las normas de ejecución, especialmente maniobrar en profundidad y aplicar reacciones ofensivas, dispone sus medios en tres escalones: a. Escalón de Seguridad. b. Escalón de Maniobra. c. Escalón de Reserva. Estos escalones obedecen a una designación conceptual y convencional. En una operación defensiva no siempre se consideran los tres escalones, incluyendo, entre otros, los siguientes factores: a. Situación de los propios medios en cuanto a su alistamiento (si están o no reunidos en la Z.O.). b. Características de las AA.AA. c. Probabilidad de visualizar, desde la concepción de la operación, la culminación de la batalla defensiva con alguna precisión, es decir, la posibilidad de concebir una maniobra operativa integral. La organización de este escalonamiento de fuerzas no significa que se mantenga durante toda la operación. El Escalón de Seguridad puede pasar a integrar el escalón de maniobra o reserva; y el escalón de reserva podría inicialmente integrar el escalón de maniobra. a. Escalón de Seguridad Está constituido, normalmente, por las fuerzas que están inicialmente operando en la zona donde se efectuará la operación, siempre que no sea la mayor parte de la unidad. 152
    • Sus fuerzas generalmente serán hasta de un tercio de los medios que efectúan la operación defensiva. Su misión será la de dar tiempo y espacio, asegurando la concurrencia y organización de las fuerzas que integran el escalón de maniobra, a la zona donde se ha previsto que accione. Además, deberá proporcionar información oportuna del dispositivo enemigo. Su misión debe estar encuadrada en tiempo y espacio, siendo su cumplimiento esencial para la acción del escalón de maniobra. El cumplimiento de su misión, por las razones expresadas en el inciso anterior, constituirá normalmente una de las presunciones básicas de la operación defensiva, ya que si así no ocurre, se reducirá el espacio disponible para el escalón de maniobra o no se dará el tiempo suficiente para su concurrencia. Ello determinará, normalmente, la necesidad de cambiar el Plan de Operaciones y poner en ejecución el Plan de Alternativa correspondiente. Sus fuerzas, cuando han cumplido su misión, pasan a constituir la reserva o el escalón de maniobra. El escalón de seguridad cumplirá normalmente su misión, realizando una acción retardatriz y, en forma muy excepcional, mediante una operación defensiva en retirada. La potencia que debería tener esta fuerza con relación al enemigo, debería ser suficiente, considerando la misión a cumplir, normalmente de resistencia para obtener el tiempo necesario de preparación en beneficio del escalón de maniobra. Por otro lado, dadas las repercusiones que tendrá sobre la maniobra, este escalón debe ser conducido tácticamente, a fin de coordinar su empleo. b. Escalón de Maniobra Está constituido por los OO.MM. y UU.SS., que integran el elemento esencial de una operación defensiva, para detener, desgastar y/o dislocar la ofensiva del enemigo, creando las condiciones favorables para una decisión parcial o total. Actúa normalmente mediante acciones tácticas sucesivas de defensa, de la totalidad o parte de las unidades operativas que opera defensivamente, sin 153
    • perjuicio de que se efectúen también acciones retardatrices y/o de ataque. Puede actuar después del Escalón de Seguridad o prescindir de este. En el último caso, la seguridad no está concebida en la idea operativa, sino que satisface las exigencias tácticas de la primera fase del Plan de Operaciones. El Escalón de Seguridad se puede incluir en el Plan Táctico que elabora la unidad operativa para la primera fase o en caso contrario, la seguridad será propia de cada uno de los OO.MM. en función de sus dispositivos, situación que será detallada en los respectivos Planes Tácticos. Puede ser concebido como una maniobra operativa integral, donde básicamente cumplirá las misiones encomendadas a la unidad operativa, con excepción de la decisión, que será problema fundamentalmente de la reserva. Podrá ser también concebido como una maniobra operativa general, si no se visualiza con claridad el empleo de la reserva en el momento en que se resuelve operativamente y los detalles de su empleo serán motivo de una resolución táctica. c. Escalón de Reserva En una maniobra operativa integral, está constituido por aquellas unidades que, en la concepción operativa, está previsto, desde un comienzo, emplearlas contra el enemigo, existiendo una determinación detallada de su empleo en la decisión, mediante la asignación de un objetivo y otros detalles. En una maniobra operativa general, lo constituyen aquellas mismas fuerzas concebidas operativamente, pero el detalle de su empleo para buscar la decisión, está entregado a la resolución táctica, normalmente dentro de la última fase de la operación defensiva. Para esclarecer las ideas se puede enunciar lo siguiente: 1) Siempre debe existir una reserva en el nivel operativo, concepción que debería considerar, como mínimo, su composición y fuerza. Su empleo puede ser concebido ya sea en la idea de maniobra operativa o en las resoluciones tácticas de cada fase. 2) Se concibe el escalón de reserva en la idea de maniobra operativa. 154
    • Cuando las AA.AA., y los obstáculos permiten que el escalón de maniobra estructure su maniobra de tal forma que el dispositivo adoptado disloque al enemigo y/o lo coloque en una posición tal que permita el empleo de la reserva. Expresado en otros términos, corresponde a una maniobra operativa integral, donde el escalón de maniobra actúa en función del empleo del escalón de reserva. 3) Se concibe la reserva tácticamente Cuando la situación propia, la del enemigo y las características del terreno, no permiten prever la forma en que se va a obtener la decisión, limitándose en este caso a determinar la fase en que esta se logrará, dejando a la conducción táctica decidir el empleo de la reserva. En este caso, corresponde a una maniobra operativa general, de tal forma que el escalón de maniobra opere en el cumplimiento de la misión, sin que su acción vaya en beneficio de la reserva, la que será empleada ante cualquier eventualidad; sin embargo, en la resolución operativa general se dejará constancia respecto de su existencia, en cuanto a composición y fuerza. 5. Clasificación de las Operaciones Defensivas a. La Operación Defensiva Tenaz 1) Generalidades Operación que acepta o busca la decisión y se ejecuta fundamentalmente mediante acciones tácticas de defensa, pudiéndose también realizar ataques. Uno de sus OO.MM., puede también realizar operaciones defensivas de cualquier tipo. Se adopta cuando es imperativo mantener una zona o área y el Comandante, para el logro de esta, acepta o busca la decisión. Es la maniobra que permite aplicar plenamente la doctrina defensiva, ya que típicamente materializa conceptos defensivos dinámicos, agresivos y de maniobra. 155
    • 2) Acción de los Escalones Este tipo de maniobra organiza los medios en los tres escalones enunciados anteriormente, aunque también acepta excepciones. a) Concepción operativa considerando los tres escalones Cuando existen las condiciones para concebir una Maniobra Operativa Integral o General, cuyas actividades en cada escalón serían las siguientes: (1) Acción del Escalón de Seguridad Neutralización de la iniciativa del enemigo, mediante acciones de defensa o acciones retardatrices para desgastar, de manera que permita al escalón de maniobra adecuar y consolidar su dispositivo. Las fuerzas que están listas para operar, constituirán este Escalón. Ocurrirá cuando la unidad operativa no se encuentra reunida o la mayor parte de sus medios no están operacionales, permitiendo la concurrencia y organización del Escalón de Maniobra a la zona prevista. Debe orientarse a otorgar tiempo y espacio al escalón de maniobra, a través de acciones ofensivas que busquen el desgaste y la desorganización de la ofensiva adversaria. Tendrá importancia la obtención de información oportuna, a fin de disminuir la sorpresa y aumentar la seguridad de la fuerza, buscando las vulnerabilidades del dispositivo y, especialmente, detectando el centro de gravedad de la ofensiva adversaria. (2) Acción del Escalón de Maniobra Simultáneamente con la acción del Escalón de Seguridad, organiza y adecua el dispositivo, para oponerse a los esfuerzos ofensivos del enemigo. Sucesivamente, se buscará la detención de la ofensiva adversaria en el momento que culmina la operación, manteniendo los terrenos críticos, de manera que haga difícil o imposible al enemigo una reorganización 156
    • oportuna. En la concepción de una maniobra operativa general: (a) Debe buscar el máximo de destrucción y desgaste al enemigo, para que, a través de su acción y durante la ejecución de la maniobra, se evidencien vulnerabilidades en el dispositivo enemigo, que permitan decidir el empleo de la reserva. (b) Se debe buscar la desorganización del dispositivo enemigo, a través de la destrucción de sus fuerzas de reserva, sus apoyos de combate e interceptando los refuerzos. En la concepción de una maniobra operativa integral: (a) Debe crear las condiciones para buscar la decisión con el empleo del Escalón de Reserva. (b) En este caso, actuará en función del empleo del Escalón de Reserva, desgastando, cediendo y/o conteniendo en las distintas AA.AA., para permitir ubicar los medios en una posición favorable, obligando al enemigo a presentar un dispositivo desequilibrado o dislocado, vulnerable a la acción ofensiva de la reserva. (c) La zona en que accionará el escalón de maniobra tiene AA.AA., independientes, es decir, obligan al enemigo a tomar un dispositivo definido difícil de variar. (d) Toda la maniobra que ejecuta este Escalón tiene por propósito crear una situación favorable para emplear el Escalón de Reserva. (3) Acción del Escalón de Reserva Efectúa la reacción ofensiva de la operación mediante una acción ofensiva general o local, para lograr obtener una decisión importante que permitirá un cambio de actitud general. Esta acción deberá buscar su efecto en el sector más débil del dispositivo y en la dirección que más desequilibre al enemigo, 157
    • apoyándose en los terrenos críticos organizados que servirán como ejes de la maniobra. Podrá presentarse en su definición concreta inicial, o en alguna de las fases de la operación, basado fundamentalmente en los antecedentes del dispositivo enemigo que a la fecha de planificar la operación, no se cuente con ellos. Su acción irá fundamentalmente en la búsqueda de la decisión, logrando quebrantar la voluntad de lucha del enemigo. Acción del Escalón de Seguridad XX 1a. Posición defensiva 2a. Posición defensiva XX XX X X II II ZONA DE DECISÓN II Empleo del Escalón de Reserva XX XX XX Gráfico No. 24 Esquema de una Operación Defensiva Tenaz b) Concepción operativa considerando dos escalones En este tipo de concepción actúan el escalón de Maniobra y Escalón de Reserva. (1) Acción del Escalón de Seguridad No considera al Escalón de Seguridad: (a) Cuando la unidad operativa completa o su mayor parte están operando en la Z.O. (b) Cuando la mayor parte de las fuerzas se encuentran en 158
    • contacto con el enemigo. (c) Será normal que el nivel operativo no considere este Escalón, toda vez que cumplió su misión durante la primera operación que ya se materializó y sus fuerzas fueron recuperadas para integrar el Escalón de Maniobra o de Reserva. (d) Es importante la diferencia entre el Escalón de Seguridad concebido operativamente y la seguridad derivada de una resolución táctica, especialmente lo referido a las repercusiones para el resto de la maniobra. (e) La acción de la seguridad concebida tácticamente, tiene normalmente menos importancia si tomamos en cuenta que ha habido tiempo suficiente para organizar la primera posición defensiva. (2) Acción del Escalón de Maniobra En este caso, el Escalón de Maniobra empieza a actuar desde el inicio de la operación, ya que no será lógico ceder un terreno apto para desgastar y contener al enemigo, con el sólo propósito formal de establecer la existencia del Escalón de Seguridad. Lo anterior no significa que se carecerá de seguridad, sino que ésta será concebida tácticamente en beneficio de la primera acción de defensa que realice el Escalón de Maniobra, es decir, en la primera fase del Plan de Operaciones. (3) Acción del Escalón de Reserva Considera al Escalón de Reserva, es decir, considera su existencia en cuanto a composición y fuerza. Esta maniobra operativa, sin Escalón de Seguridad, permitirá concebir una maniobra integral o general, dependiendo de la acción prevista para el Escalón de Maniobra, según la posibilidad de prever con anticipación el lugar y momento de la decisión. Esta situación será la que finalmente decidirá el empleo del Escalón de 159
    • Reserva y consecuentemente, el tipo de maniobra que se deberá concebir. Ante esta dificultad, el empleo de la reserva no se considerará en una fase específica (maniobra operativa general), ya que se efectuará por un contraataque, planificado dentro de una acción de defensa en cualquier fase de la maniobra operativa. Será necesario, por lo tanto, planificar el empleo de la Reserva tácticamente, siendo en general esta situación igual a la especificada en el caso anterior, con excepción de la acción del Escalón de Seguridad. 1a. Posición defensiva Acción del escalón de Maniobra XX XX X X II II ZONA DE DECISÓN II Empleo del Escalón de Reserva XX XX Gráfico No. 25 Operación Defensiva Tenaz con escalón de maniobra y reserva b. Operación Defensiva en Retirada 1) Generalidades Es aquella que no acepta la decisión y se ejecuta fundamentalmente mediante acciones retardatrices y defensas. Se adopta cuando el enemigo es muy superior, se dispone de profundidad para realizarla y la decisión está entregada a una unidad superior. Por lo general, la concepción operativa considerará el escalón de maniobra y 160
    • el Escalón de Reserva, prescindiendo del Escalón de Seguridad. Para producir el mayor desgaste al enemigo, deberá compensarse adecuadamente el tiempo disponible y la profundidad de la Z.O., evitando o eludiendo la decisión. 2) Acción de los Escalones a) Acción del Escalón de Seguridad Será el procedimiento excepcional de este Escalón de Seguridad, cuando su misión no pueda cumplirla mediante una acción retardatriz. Sin embargo, debe poseer una magnitud, como mínimo, de Brigada. b) Acción del Escalón de Maniobra Actúa mediante defensas sucesivas o combinando acciones de defensa y acciones retardatrices, pudiendo, además, realizarse algunas reacciones ofensivas locales. Su acción de defensa en este tipo de maniobras adquiere características especiales, ellas son: (1) Acepta el combate estrecho pero no la decisión. (2) La profundidad de la defensa en las distintas posiciones será menor y su organización cubrirá generalmente frentes sobreextendidos. (3) Es difícil de conducir, dado que el Comandante debe estar orientado sobre el situación, de manera que distinga, desde que se inicia, si un avance del enemigo tiene la suficiente potencia para romper el frente y obligarlo a una decisión desfavorable o si la acción de los fuegos y contraataques de la defensa le permitirán rechazarlo. Este tipo de defensa objetivamente no presenta diferencias con la defensa en la Conducción Táctica. Su particularidad esencial es de carácter subjetivo y consiste en el propósito que tiene el Comandante de no aceptar la decisión. Diferencia entre la acción de defensa especificada anteriormente y la 161
    • acción retardatriz: Esta última, por ser un procedimiento más débil, no acepta ni el combate estrecho ni la decisión, en cambio la defensa solo no acepta la decisión. La defensa permite obtener el mayor rendimiento del empleo de los medios y, en consecuencia, producir un mayor desgaste al enemigo mediante un buen aprovechamiento del terreno y del tiempo disponible. Una operación defensiva en retirada puede realizarse: (1) Mediante una serie de defensas sucesivas. (2) Combinando defensas y acciones retardatrices. (3) Para ello se debe considerar, entre otros, los siguientes factores: (a) Espacio y tiempo disponibles. (b) Número de obstáculos aprovechables para retardar y desgastar al enemigo. (c) Potencialidad de las fuerzas propias con relación a las del enemigo. c) Acción del Escalón de Reserva En cualquier acción de defensa, la reserva se empleará anticipadamente, ejecutando las acciones dinámicas de la defensa, de manera que la maniobra no se vea obligada a aceptar una decisión desfavorable. Además, se empleará para permitir el desprendimiento de las tropas que deberán ocupar otra posición defensiva en la profundidad del dispositivo propio. En una acción retardatriz, su empleo será, fundamentalmente, para permitir el desprendimiento del grueso de las tropas en contacto con el enemigo y la acción en el campo intermedio, para materializar la acción de desgaste del enemigo. 162
    • Gráfico No. 26 Esquema de una operación Defensiva en Retirada Si no se tiene espacio disponible para continuar cediendo a la acción del enemigo, y la unidad se ve obligada a aceptar la decisión, significa que la operación fue mal planificada, especialmente en lo referido al tiempo disponible para el cumplimiento de la misión; o bien la misión dada por el escalón superior, no correspondía a la capacidad de los medios. F. ACTIVIDADES MILITARES COMPLEMENTARIAS 1. Consideraciones Generales Las operaciones complementarias son las acciones preparatorias que realizan las fuerzas, destinadas a lograr un óptimo estado de alistamiento para el inicio de la operación proyectada, en las condiciones más apropiadas, de acuerdo con la maniobra concebida, a través de la aplicación de los conceptos estratégicos de concentración, despliegue, sorpresa y seguridad. Se realizan en la etapa preparatoria de la batalla y son la Diversión y Encubrimiento y el Redespliegue. 163
    • 2. Características de las actividades complementarias Sirven indistintamente para preparar una maniobra ofensiva o defensiva. Sin embargo, se debe tener en cuenta el grado de libertad de acción que se tenga en el momento de planificarlas y ejecutarlas. Constituyen un medio y no un fin por sí mismas, deben entenderse como procedimientos que buscan optimizar la materialización de la operación que se está planificando, actuando en su directo beneficio, ya sea para lograr la preparación de las fuerzas, como en el caso de la Concentración, sustraer medios o reunirlos en beneficio de la maniobra, como sucede con el Redespliegue, o engañar al enemigo en busca de la sorpresa, como en la Diversión y Encubrimiento. Lo normal es que las fases de un Plan de Campaña de la unidad del teatro, requieran de las previsiones más detalladas, propias de un plan de operaciones. Pueden ser necesarias para materializar algunas de las fases de la etapa preparatoria de la batalla. Sin embargo, hay situaciones en que estas no serán necesarias, especialmente antes de iniciar una nueva operación, en que sea inconveniente detener el avance de las unidades. La importancia que tendrá cada una en la maniobra concebida será variable, dependiendo de factores como: la situación que se viva, la prioridad o importancia de su materialización, los propósitos que se persiguen, entre otros. Sin embargo, a partir del momento que se justifica su ejecución, cobran trascendental importancia, donde la clave del éxito está en la coordinación de las actividades complementarias en función de la idea de maniobra, lo que permitirá materializarlas y obtener sus beneficios, generados en la práctica por un mayor alistamiento, por fuerzas entrenadas y en sus respectivas zonas de empleo y, finalmente, les permitirá contar con una seguridad adecuada de sus medios. Se deben identificar los momentos de inicio y término de cada una de las actividades planificadas con los respectivos OO.MM. y UU.SS., afectados, de tal forma de evitar las superposiciones de misiones, que serán las interferencias propias de estas actividades. 164
    • 3. La Diversión y el Encubrimiento a. Consideraciones Generales Estas actividades complementarias corresponden a las acciones destinadas a lograr la sorpresa (mediante el engaño al enemigo) y seguridad (al encubrir nuestra intención), en beneficio de la maniobra concebida, otorgando mayores posibilidades de éxito a la operación proyectada. Una operación ofensiva o defensiva ha sido bien encubierta cuando se le ha negado al enemigo el estímulo, el incentivo para que opere con iniciativa y la diversión ha obtenido buen éxito cuando se induce al enemigo a proceder equivocadamente. La Diversión y el Encubrimiento son esencialmente medidas de seguridad. Emplean las mismas técnicas y su diferencia estriba fundamentalmente en la intención y los resultados que se esperan: que el enemigo actúe erróneamente o no actúe. La Diversión y Encubrimiento deben encajar con lógica entre las operaciones realizadas y las futuras, especialmente en lo referido a las medidas activas. Se realiza preferentemente en la etapa preparatoria de la batalla. Ocultar la Concentración es una medida de Encubrimiento. Realizar una Concentración falsa que atraiga la atención del enemigo o lo haga dudar de cuál es la verdadera Concentración es un ejemplo de Diversión. Los ejemplos anteriores esclarecen que el Encubrimiento puede realizarse sin necesidad de Diversión, utilizando medidas de seguridad pasiva y, al contrario, la Diversión consiste en presentar una situación falsa al enemigo, que parte del supuesto que las actividades reales son ocultadas mediante Encubrimiento. No se concibe ninguna maniobra sin que esté apoyada por actividades de Diversión y Encubrimiento o en muchos casos, podría, por distintos motivos, no ejecutarse una Diversión, pero sería una falta de apreciación grave el no contar con mínimas medidas de Encubrimiento en beneficio de la maniobra. El Objetivo de la Diversión es la reacción que se busca por parte del enemigo y debe ser establecido según el momento y lugar en las que debe ocurrir. 165
    • El éxito de la Diversión y Encubrimiento se basa en la habilidad del Estado Mayor para predecir la acción del enemigo. Si esta es apreciada correctamente, el Cuartel General debe ser capaz de pensar cómo lo hace el enemigo y evitar el autoengaño de evaluar las técnicas empleadas con la visión de un Comandante propio trasplantado al campo enemigo. Para determinar la mayor o menor aptitud que tiene el Comandante enemigo de caer en la trampa de la Diversión, se debe considerar la estimación que posea acerca de con qué exactitud conoce este la situación imperante. Un correcto análisis del orden de batalla, permitirá determinar este aspecto. Mientras menos conozca el enemigo de la situación, más vulnerable es el engaño. Se deberá explotar cualquier desconocimiento que se evidencie en el Comando enemigo acerca de la situación. Es importante señalar, que el principal factor de éxito de esta actividad complementaria, es la sorpresa, que involucra seguridad en la información, oportunidad en la ejecución y materialización de procedimientos originales y creativos. b. Definiciones Generales 1) La Diversión Operación destinada a distraer tropas adversarias del objetivo principal, obligándolas a emplear sus reservas en direcciones secundarias. Constituye una maniobra auxiliar en la estrategia, que se desarrolla en un gran marco operativo y está destinada a distraer o atraer parte de las fuerzas enemigas a zonas distintas a aquellas hacia las cuales se lleva el esfuerzo principal o constituye el objetivo básico de la operación. 2) El Encubrimiento Es una forma de obtener seguridad que tiene por finalidad ocultar a las propias tropas de la exploración adversaria. Puede ser ofensivo o defensivo; aéreo y/o terrestre. Busca ocultar la propia intención, mediante medidas comunicaciones, entre otros). 166 pasivas (mimetismo, silencio de
    • c. Propósitos Generales de la Diversión y el Encubrimiento El propósito de la Diversión es engañar al enemigo, induciéndolo a la confusión y la adopción de resoluciones equivocadas, contribuyendo a su desgaste psicológico y cooperando a desarticular su maniobra. Es una de las formas de interferir su ciclo de planificación, obligándolo a reaccionar según nuestra intención, lo que permite recuperar, mantener o incrementar el grado de iniciativa, sometiéndolo a un ritmo de combate superior. Se lleva a efecto mediante la transmisión de información falsa, a través de la difusión de mensajes, actividades o movimientos de fuerzas y operaciones de G.E., las cuales deben estar basadas en hechos aparentemente reales. El propósito del Encubrimiento, es negar la información al enemigo, ocultando la idea de maniobra para evitar que pueda operar con oportunidad. Se logra mediante la ejecución de medidas pasivas, tales como el mimetismo, los desplazamientos nocturnos, la modificación del dispositivo, la aplicación de medidas de seguridad, entre otros procedimientos. La Diversión es efectiva solamente por un periodo limitado. Debe tenerse siempre en cuenta que el enemigo dejará de creer en todas o en algunas de las medidas de engaño, si se continúa con estas indefinidamente. Para decidir la duración de la Diversión se debe conocer la sicología del enemigo y la capacidad de sus sistemas de inteligencia. El engaño puede durar un periodo comprendido entre algunas horas hasta varios días. d. Medidas Activas y Pasivas de las Actividades de Diversión y Encubrimiento Las Medidas Activas de Diversión son aquellas ejecutadas con la intención de que el enemigo las detecte. Normalmente se efectúan combinadas con medidas de Encubrimiento pasivas. Las Medidas Pasivas de Encubrimiento son aquellas que pretenden negar la información al enemigo. Pueden ser empleadas independientes de las medidas activas de Diversión. La ejecución de medidas activas de diversión y pasivas de encubrimiento, 167
    • deben adecuarse a las particularidades de cada situación, sin repetir esquemas o procedimientos que involucren su detección por parte del enemigo, salvo que se usen deliberadamente para engañarlo. En este sentido, deben generarse una serie de acciones sucesivas pero independientes, las que, sin aparente relación entre sí, configuren el efecto que se busca con su materialización. La decisión se debe adoptar considerando las características del enemigo que más fácilmente se preste para engañarlo y los factores que tengan la menor apariencia de falsedad. Además, se considera que el encubrimiento tendrá mayores efectos en la primera operación, en cambio, la diversión será más importante materializarla en las operaciones posteriores. La acción Psicológica, es un medio que puede ser utilizado en la Diversión para acondicionar el pensamiento, las ideas del enemigo y hacerlo más vulnerable y susceptible a creer en la Historia de Diversión. No necesariamente intenta engañar al enemigo. Tiene como audiencia todas las fuerzas enemigas y otras personas ubicadas en la Z.O., con exclusión de las propias fuerzas. Tanto las actividades de Diversión y Encubrimiento, como las acciones psicológicas, se dirigen al enemigo. Las diferencias fundamentales entre ambas están constituidas por la audiencia a las que se dirigen y los distintos canales que emplean para hacerlas reaccionar. e. Tipos de Diversión 1) Ataque a Objetivo Limitado Es propio de las operaciones ofensivas. Tiene como propósito que el enemigo emplee, anticipadamente y en forma errada, su reserva; que cambie las prioridades de los apoyos de combate a frentes secundarios; o detectar sus propias bases de fuego. 2) Demostración Se realiza en cualquier tipo de operación, tanto ofensiva como defensiva. Se presentan fuerzas en zonas donde no serán empleadas. 168
    • 3) Engaño Se realiza mediante la difusión de información falsa, a través de acciones de G.E. 4) Simulación Se realiza mediante el empleo de posiciones simuladas, cambio de fisonomía en obras de arte o instalaciones, entre otros. El empleo de los tipos de Diversión y Encubrimiento está dado por: las actividades que deben cumplir las unidades propias, su detección por la inteligencia enemiga, la reacción a la historia de Diversión y, finalmente, nuestra evaluación de los efectos que se produzcan. El conocimiento del Comandante enemigo, especialmente el tiempo que demora en reaccionar ante nuevas situaciones y el modo de cómo el temor a lo desconocido ejerce influencia sobre sus decisiones, hacen que sea más valioso conocer estas característica del Comandante enemigo, que tener todo su currículo. La falsa situación creada emana de los distintos medios de Diversión empleados en una amplia zona, para que los medios de búsqueda de información del enemigo la detecten y así esta información distorsionada llegue al blanco de diversión. La Historia se basa en las informaciones que, cuando sean detectadas por el enemigo a través de los canales de su sistema de inteligencia, lo obligarán a reaccionar del modo determinado en el objetivo de la diversión. La reacción depende, en gran medida, de la personalidad del Comandante enemigo. Un Comandante inexperto e inseguro puede reaccionar a la Diversión, mientras que uno con experiencia y resuelto puede hacer caso omiso de ella. Hay Comandantes muy impulsivos y otros muy cautelosos. Debe considerarse tiempo suficiente para que el enemigo reaccione ante las medidas del Plan de Diversión y Encubrimiento, es decir, que los medios de búsqueda del enemigo detecten nuestras acciones. Luego esta información sea procesada y se convierta en inteligencia para su proceso de apreciación; 169
    • además, reaccione con documentos ejecutivos y, finalmente, con movimientos de sus unidades. Por último, nuestros medios de búsqueda deben detectar sus acciones o desplazamientos, para evaluar los efectos que se buscaban. En consecuencia, la Diversión es la suma de los efectos que se busca lograr a través de la ejecución de medidas activas, que deben ser detectadas y creídas por el enemigo. En este sentido, es importante considerar que son los medios de búsqueda enemigos los que adquieren y transmiten la información y es por ello, que se deben evaluar las capacidades y características de la exploración y unidades de G.E. f. La Planificación La planificación de la Diversión y Encubrimiento es usualmente una actividad normal del Estado Mayor, sin embargo, otra alternativa es que se organice un grupo especial para su planificación. Esto último solo es recomendable frente a una situación de emergencia, ya que el estado mayor general debe organizarse para conducir, evaluar los efectos y retroalimentar la planificación futura, donde se encuentran estas actividades en su apoyo, por lo tanto, crear otro organismo paralelo podría producir más interferencias que beneficios. Toda planificación de operaciones ofensivas o defensivas debe idealmente implementarse con medidas de Diversión y Encubrimiento. La Diversión puede producir una reacción distinta a lo esperado, la que puede ser positiva o negativa a los fines de la maniobra. Ante estas situaciones, el Plan de Operaciones al que sirve la Diversión debe tener la suficiente flexibilidad para explotar éxitos o paliar fracasos. Los Planes de Diversión y Encubrimiento deben ejecutarse de una manera real y natural y deben adecuarse con lógica a la situación general imperante. La autenticidad de cada medida de engaño puede provocar en el enemigo la necesidad de confirmarla por otros medios. Luego, la Historia de Diversión debe ser representada por múltiples fuentes, desde donde obtendrán la información de los medios de búsqueda del enemigo. 170
    • Estas actividades requieren una planificación detallada y en conjunto, para cualquier tipo de operación que se proyecte. Luego, esta actividad está destinada a servir a la idea de maniobra resuelta y también a las otras actividades complementarias. Así, la concentración y el redespliegue requerirán de un Plan de Diversión y Encubrimiento para lograr su propósito con seguridad, por lo que será común que su gestación se origine de necesidades simultáneas, obligando a materializar dichas coordinaciones en una sola planificación. Para planificar estas actividades, se debe haber resuelto la maniobra operativa, además, se debe mantener una evaluación de los efectos que se obtengan con la operación en desarrollo, ya que su resultado afectará en las próximas acciones de las unidades. La diversión y encubrimiento que se planifique para la próxima operación, debe comenzar a materializarse en la operación actual, por lo tanto, no tiene un momento exacto de inicio, sino que está dado por la situación que vivan las unidades involucradas en estas actividades de diversión. La planificación y ejecución de la Diversión y Encubrimiento deben hacerse con antelación, para que la reacción se produzca en la oportunidad debida. g. Plan de Diversión y Encubrimiento El Plan de Diversión y Encubrimiento debe basarse en el Plan de Operaciones y entre ambos debe haber una estrecha coordinación. Este plan debe orientarse y contribuir al verdadero curso de acción que se adopte, hasta el extremo que si falla no arrastrará al fracaso la operación que apoyaba. Se prepara con la misma minuciosidad de un Plan de Operaciones y se transmite hacia los subalternos en documentos ejecutivos. Las actividades que incluye deben coincidir con las doctrinas operativas o tácticas de las fuerzas y especialmente deben aparecer como naturales y lógicas, encuadradas en un contexto general de maniobra, adecuada al logro de su objetivo y a la situación existente. 171
    • El secreto y la seguridad de una actividad de Diversión y Encubrimiento son los elementos básicos para su buen éxito, por lo que el tratamiento de la documentación debe ser con especial atención. h. Difusión Se difunde la información de la actividad solamente a las unidades y autoridades que necesariamente deben estar enteradas para asegurar su éxito. Es imperativo no alertar al enemigo sobre estas actividades de diversión, ya que este reaccionará con cautela, examinando zonas y dispositivos de las Unidades, con una suspicacia excesiva que causará el fracaso del plan. Las UU.SS., deben desconocer absolutamente el plan, contribuyendo así a crear un ambiente general de auténtica realidad. Los documentos ejecutivos que se originan no necesariamente deben derivarse de la planificación de diversión, sino que deben integrar el proceso de difusión normal de misiones de un escalón a otro. Por lo tanto, nunca se debe mencionar la “diversión” en los documentos ejecutivos, evitándolo al máximo en los directivos. 4. El Redespliegue La actividad complementaria de Redespliegue corresponde a las acciones destinadas a lograr la redistribución adecuada y oportuna de fuerzas, dentro de un T.O. y/o Z.O., o frente, para el inicio o continuación de una operación, conforme a la maniobra proyectada. a. Consideraciones Generales El propósito general del redespliegue es desprender fuerzas desde una zona para emplearlas en otra. Este análisis permite deducir que solo podrá gestarse entre dos operaciones. Desde el punto de vista operativo, consiste en el abandono de una Z.O. que hace la mayor parte de las unidades operativas, entregándole la responsabilidad territorial a una de sus UU.SS. u otra que se designe. Esta actividad complementaria termina cuando la unidad que se retira entra en su nueva Z.O. Obedece, por lo general, a una redistribución significativa de medios, 172
    • normalmente determinados en el faseamiento del Plan de Campaña. El momento más vulnerable de esta actividad, lo constituye, sin duda, el relevo de aquellas unidades que deben desprenderse del contacto con el enemigo, para desplazarse a otro frente. En este caso, la entrega de la información y el traspaso de la responsabilidad serán fundamentales para continuar resistiendo o presionando al enemigo, según la maniobra en ejecución. b. Concepción Operativa del Redespliegue Los procedimientos de esta actividad, específicamente, son los mismos que los practicados en la acción táctica de Retirada, pero se los concibe operativamente, debido a que: 1) Su implicancia en lo logístico obliga al redespliegue de instalaciones, cambios en las LL.CC., cambio en el régimen de transporte, evacuación de heridos, entre otros. 2) Cambia la Organización de las Fuerzas en la Z.O. (Lista de Tropas). 3) La marcha de retirada es de varias jornadas. 4) En resumen, es una actividad de importancia dentro de una Z.O. con una duración que puede alcanzar, cuando el cambio de dispositivo es trascendente, un período considerable de tiempo. c. Actividades de un Redespliegue En su ejecución, se podrán determinar las siguientes actividades tácticas, sin que la situación que se viva obligue a agregar o quitar algunas: 1) Adopción de un dispositivo adecuado al frente por cubrir y a la misión recibida por la Unidad que permanecerá en la Z.O. 2) Desprendimiento: si se está en contacto o repliegue de las fuerzas que abandonan la zona. 3) Marcha de Retirada: en una o en varias columnas, realizándola en forma sucesiva o simultánea hacia la nueva Z.O. d. Planificación de un Redespliegue Es importante apoyar este tipo de actividad con un Plan de Diversión y 173
    • Encubrimiento que engañe al enemigo sobre nuestras intenciones reales, e impedirle que reaccione en los momentos críticos, especialmente durante el desprendimiento o repliegue. La planificación operativa tiene una repercusión importante en el despliegue logístico de las unidades operativas, debiendo permitir que sus instalaciones se retiren oportunamente. Planificar con oportunidad y eficiencia el apoyo logístico derivado de la modificación del dispositivo y consecuente con ello, de las fuerzas, permitirá mantener las previsiones del plan matriz; de lo contrario, estos desplazamientos contribuirán a desorganizar la maniobra prevista. Todas las previsiones que se establezcan deben ser para mantener o recuperar el alistamiento de las fuerzas que deban desplazarse, para alcanzar sus nuevas zonas de empleo e integrar sus OO.MM., por lo que adquiere especial importancia la seguridad y protección de las mismas, donde la diversión y el encubrimiento a la maniobra deben buscar la solución a estos aspectos. Se deduce, entonces, que el Plan de Redespliegue debe reflejar todas las coordinaciones necesarias para evitar superposiciones de esfuerzos y materializar esta actividad complementaria con fluidez y oportunidad. Cobra validez, también, en la apreciación que se ejecute, considerar ciertas diferencias, lo que ayudará a decidir la oportunidad para materializar el Redespliegue dentro de la Z.O., tales como: 1) Grado de contacto con el enemigo. 2) La situación y posibilidades del enemigo. 3) El tipo de operación resuelta. 4) El tiempo disponible. 5) La movilidad de las unidades. 6) La necesidad de recuperar la eficiencia de combate de un OO.MM. 7) Las condicionantes del escenario. 8) Las características atmosféricas adversas. 174
    • El Plan de Concentración debe estar coordinado con esta actividad, ya que consiste en el desplazamiento de unidades con una finalidad específica cada una, lo cual tiene repercusiones sobre el resto. De esta forma, se evitará, por ejemplo, que un OO.MM., quede sin apoyo de fuego en un momento determinado; que la reserva se encuentre en movimiento a otro frente, manteniéndose aún el centro de gravedad de la maniobra; que los medios de transporte estén considerados para el traslado de dos unidades simultáneamente, sin tener dicha capacidad. Se debe considerar, dentro del Redespliegue, a todos los desplazamientos de unidades dentro de la Z.O., a fin de coordinarlos en una sola idea general. Se refiere a aquellas fuerzas que deban desplazarse a sus nuevas zonas de empleo, tales como reservas que dejan de serlo, medios que se subordinan o segregan dentro de los OO.MM., medios que se encontraban en las zonas de concentración y que deben concurrir a sus nuevas zonas jurisdiccionales, entre otros. En otras palabras, se deben incluir en este proceso de planificación, todas las actividades que se deriven de la organización de la fuerza estructurada, para la futura maniobra. Ventajas: 1) Incluir en un solo proceso de apreciación, todos los desplazamientos necesarios para conformar la nueva organización de las fuerzas. 2) Se lograrán coordinar los desplazamientos de unidades y el uso racional de las vías de comunicación existentes. 3) Se podrán emitir con mayor oportunidad las órdenes correspondientes. 4) Se evitará superposición en la impartición de misiones, pudiendo reaccionar oportunamente ante una eventualidad. 175
    • 176 CAPÍTULO V
    • 177
    • 178
    • 179
    • CAPÍTULO V LA CONDUCCIÓN MILITAR EN EL NIVEL TÁCTICO INTRODUCCIÓN Táctica es un término que proviene del vocablo griego “taktikos”, que significa “arreglar”. Es el empleo de las unidades en combate; la colocación y maniobras ordenadas de las unidades en relación las unas con las otras y con el enemigo. La táctica es el arte de disponer, maniobrar y emplear las tropas en el campo de batalla, con orden, cooperación, combinándolas entre sí, con arreglo a la misión o a las características de sus armas, las condiciones y naturaleza del terreno y la disposición del enemigo. La táctica es el método mediante el cual los comandantes emplean la potencia de combate para ganar la batalla; consta de: - Colocación y movimiento de las fuerzas de tal manera que permita obtener ventaja sobre el enemigo. - Empleo del poder de fuego para ayudar a explotar esa ventaja. - Seguridad y protección de las fuerzas, antes, durante y después del combate. A. LA CONDUCCIÓN MILITAR EN EL CAMPO TÁCTICO La Conducción Militar Táctica consiste en la preparación y ejecución de las operaciones tácticas que conforman la batalla. Se caracteriza por el control directo que efectúa el comandante sobre las unidades subordinadas para lograr el objetivo táctico impuesto. 1. Factores de la Conducción Táctica Los factores que definen la conducción militar como táctica son: a. Alcance de las operaciones Cuando el alcance de las operaciones es limitado, se trata de una conducción táctica (ataque, defensa, movimientos retrógrados, entre otros). 180
    • b. Clase de objetivo Si la operación está orientada a un objetivo más cercano, la conducción será táctica. c. Forma de maniobra Si es parte de la maniobra operativa, la conducción será táctica. d. Grado de libertad de acción Cuando exista una limitada libertad de acción, existirá mando táctico, ya que la maniobra y fuegos estarán condicionados a los planes del Escalón Superior. B. CLASIFICACIÓN DE LAS OPERACIONES TÁCTICAS 1. Operaciones Tácticas Complementarias Como su nombre lo indica, las operaciones tácticas complementarias “complementan” a las operaciones fundamentales y especiales y en sí deben ser parte constitutiva de cualquier misión o tarea que un comandante tenga que cumplir. La operación de seguridad complementa una defensa, cuando los propósitos, organización y empleo de las fuerzas de seguridad se aplican en las áreas y escalones de seguridad (fuerzas de cobertura, P.A.G, P.A.C), en la seguridad dentro del área de combate o de retaguardia (SEGAR) o en un movimiento para establecer el contacto como parte de una operación ofensiva, fijando una vanguardia, flanguardia y retaguardia que aseguren este movimiento. Una situación similar ocurre con el reconocimiento, pues esta operación forma parte de otras acciones, y se la ejecuta de manera permanente. El ejemplo claro de esta afirmación se presenta cuando un comandante de cualquier nivel de mando, destina un tiempo importante para ejecutar reconocimientos, los mismos que se cumplen tanto en el planeamiento como en la ejecución de todas las operaciones. El reconocimiento es una responsabilidad que corresponde desde el comandante hasta el último soldado; el reconocimiento es la acción que le va a permitir al comandante preparar y conducir de mejor manera a sus fuerzas en el campo de batalla para la consecución de los objetivos planteados. 181
    • a. El Reconocimiento 1) Definición Es una operación táctica conducida en campaña, a través de medios terrestres o aéreos, para materializar la obtención de informes del enemigo y del terreno en donde se realizarán las operaciones. 2) Propósito Obtener información de combate, referente al enemigo y al área de operaciones, a fin de desarrollar la inteligencia de combate que empleará un comandante en el planeamiento y ejecución de las operaciones de combate. 3) Fundamentos Los elementos que realizan reconocimiento deben observar los siguientes fundamentos: a) Orientar su esfuerzo sobre los objetivos de información Los objetivos de información pueden ser tropas enemigas, accidentes importantes del terreno o localidades. Las unidades que ejecutan reconocimientos deben operar de acuerdo con la localización o movimiento de los objetivos de información, mas no de acuerdo con la localización y movimiento de las fuerzas amigas; para esto, al comandante que dirige a la unidad de reconocimiento, se le debe permitir aclarar la situación, como ocurre cuando cumplen con las misiones de seguridad. b) Informar con rapidez y precisión los resultados obtenidos Para que los informes tengan valor para el Comando, deben ser trasmitidos con oportunidad, es decir, tan pronto como fueren obtenidos. Toda La información obtenida debe darse a conocer, no importa cuál sea su valor aparente. Algunos informes que no parecen tener importancia para un escalón determinado, pueden ser valiosos para otro escalón. 182
    • c) Evitar aferrarse en combate decisivo Una fuerza de reconocimiento procurará obtener su información de manera secreta y mantener siempre su libertad de acción. Las Unidades se empeñan en combate, cuando fuere indispensable obtener los informes deseados, o evitar su destrucción o captura. d) Mantener contacto con el enemigo El contacto con el enemigo debe buscarse lo más pronto posible y, una vez establecido, no se podrá romper si no existe disposición del escalón superior para hacerlo. El contacto se puede mantener de manera visual (mediante observación terrestre y/o aérea), electrónica o física. e) Desarrollar la situación Cuando el contacto con el enemigo fuere establecido o el objetivo de reconocimiento fuere alcanzado, la situación debe ser aclarada rápidamente, determinando dispositivo, composición y efectivos del enemigo, para luego tomar una decisión, en función de las acciones futuras. Al establecer el contacto con el enemigo, las acciones a seguir son ejecutadas como se detallan a continuación: Desbordar e Informar: Los elementos de reconocimiento inmediatamente se dislocan hacia posiciones desde las cuales se puede informar, disparar o, de modo general, emplearse contra el enemigo. El Comandante informa al escalón superior, proporcionando los mayores detalles sobre el incidente. 4) Características a) Las operaciones de reconocimiento tienen las características básicas: (1) Planeamiento centralizado y ejecución descentralizada. 183 siguientes
    • (2) Actuación rápida y agresiva, evitando, en lo posible, la interrupción del movimiento. (3) Seguridad durante el movimiento. (4) Máxima iniciativa de los comandos subordinados. (5) Utilización de la red vial más adecuada. (6) Máximo accionamiento de los órganos de información. (7) Rápida transmisión al escalón superior de los informes obtenidos. 5) Tipos de misiones de reconocimiento El tipo de reconocimiento está determinado por las informaciones que se desean obtener, por el conocimiento de la situación del enemigo, del terreno, del valor de la fuerza de reconocimiento y del tiempo disponible para obtener un informe. Existen los siguientes tipos de reconocimiento: - Reconocimiento de Ruta. - Reconocimiento de Zona. - Reconocimiento de Área. - Reconocimiento Ofensivo. a) Reconocimiento de Ruta El reconocimiento de ruta tiene la finalidad de obtener información sobre las condiciones de utilización de una determinada ruta, inclusive los obstáculos, la presencia del enemigo, contaminación, entre otros. También se efectúa un reconocimiento del terreno adyacente a la ruta que, en caso de estar ocupado por el enemigo, puede afectar a nuestro movimiento. El reconocimiento de ruta se emplea cuando: (1) Hay premura en el tiempo. (2) Se desean informes generales sobre el enemigo y el terreno. (3) Se conoce la localización del enemigo. (4) El terreno canaliza el movimiento sobre un solo itinerario. 184
    • L.F LOBO L.F LOBO 11 9 RUTA 1 L.F GATO 7 L.F GATO RUTA 1 5 1 L.F LILA L.F LILA 3 RUTA 1 L.F VINO L.F VINO P.P L.F AZUL L.F ROJA o Gráfico N 1 Reconocimiento de Ruta Gráfico No. . 27 Reconocimiento de Ruta b) Reconocimiento de Área El reconocimiento de área tiene la finalidad de obtener una información detallada de todas las rutas (rutas convergentes), del terreno y del enemigo, que estén dentro de un área específica y claramente definida. Este tipo de reconocimiento es apto para localidades, regiones boscosas, zonas de cruce de ríos, puentes, entre otros. La diferencia básica entre un reconocimiento de zona y de área reside en el tiempo necesario para su ejecución y en la superficie que se va a reconocer. 185
    • Gráfico No. 28 Reconocimiento de Área c) Reconocimiento de Zona El reconocimiento de zona tiene la finalidad de obtener una información detallada de todas las rutas, terreno y fuerzas enemigas que estén dentro de una zona definida por límites. Este reconocimiento exige mayor tiempo que el de área. Este tipo de reconocimiento se emplea: (1) Cuando no se conoce la localización exacta del enemigo, que puede encontrarse moviéndose a campo traviesa, por itinerarios diferentes o también en estacionamiento. (2) Cuando el Escalón Superior desea seleccionar varios itinerarios para mover al grueso. (3) Cuando el tiempo disponible permite realizar este tipo de conocimiento. 186
    • 29 L.F LOBO 31 10 L.F LOBO 23 8 12 L.F GATO 27 25 1 R Dest L.F GATO 17 19 4 21 15 1 13 R Dest L.F LILA 7 9 11 2 L.F LILA 5 3 1 1 R Dest L.F VINO L.F VINO Gráfico No. 3 Reconocimiento de Zona Gráfico No. 29 Reconocimiento de Zona d) Reconocimiento en Fuerza u Ofensivo El Reconocimiento Ofensivo tiene como principal propósito determinar el dispositivo, composición y efectivo de una fuerza enemiga por sus características; se lo considera y estudia dentro de un tipo de acción ofensiva, con el nombre de Reconocimiento en Fuerza. 6) Factores para la determinación de los tipos de reconocimiento Los tipos de reconocimiento son determinados por el Comandante del Escalón Superior, considerando los siguientes factores: a) Naturaleza de los informes deseados, cuándo y dónde obtenerlos. b) Conocimiento de la situación del enemigo. c) Características del terreno y condiciones meteorológicas existentes. d) Composición y valor de la fuerza de reconocimiento. 187
    • e) Tiempo calculado como necesario para obtener los informes deseados. b. La Seguridad 1) Definición Es el conjunto de medidas que toma un Comandante para protegerse del sabotaje, el espionaje, la observación y la sorpresa del enemigo. También se define como la condición que resulta del establecimiento y mantenimiento de medidas de protección, que aseguren un estado de inviolabilidad contra actos o influencias hostiles. 2) Propósitos a) Preservar el secreto de las operaciones. b) Evitar la interferencia inesperada del enemigo. c) Mantener la integridad de la formación en un movimiento o maniobra. d) Conservar la potencia de combate de una fuerza. e) Mantener la libertad de acción. 3) Fundamentos de las operaciones de seguridad Los fundamentos de las operaciones de seguridad son los siguientes: a) Proporcionar alerta oportuna y precisa al escalón superior La fuerza de seguridad debe informar al escalón superior en forma precisa y oportuna sobre la localización del enemigo, sus movimientos y todas sus actividades que amenacen la misión del Escalón Superior. Solo con alerta oportuna e informaciones obtenidas por la fuerza de seguridad, el Escalón Superior puede decidir acertadamente sobre el empleo de sus medios, elegir el lugar para trabarse en combate con el enemigo y maniobrar sus fuerzas para obtener sorpresas y ventajas tácticas. b) Garantizar espacio de maniobra La fuerza de seguridad debe operar a distancia considerable de la tropa asegurada, a fin de garantizar tiempo y espacio suficiente para poder 188
    • maniobrar evitando el contacto con el enemigo; la distancia entre la fuerza de seguridad y la asegurada estará en función del análisis juicioso de los factores de la decisión. c) Orientar la ejecución de la misión en función de fuerzas aseguradas La fuerza de seguridad maniobra de acuerdo con la localización o movimiento de la fuerza asegurada, interponiéndose entre esta y la amenaza enemiga. d) Ejecutar seguridad continua Toda fuerza de seguridad para cumplir exitosamente con su misión, debe realizar reconocimientos continuos y agresivos. Esto permite obtener informes sobre el terreno y el enemigo en su zona de acción, dentro de los límites que hagan posible la localización adecuada de la fuerza de seguridad, en relación con la fuerza asegurada y la amenaza enemiga. e) Mantener contacto con el enemigo El contacto con el enemigo debe mantenerse hasta que desaparezca la amenaza que afecta al sector donde se encuentran las unidades aseguradas. La fuerza de seguridad no puede romper voluntariamente el contacto con el enemigo, solo podrá hacerlo con orden superior. Debe impedir por todos los medios a su alcance que la fuerza enemiga sorprenda a la fuerza protegida. Si la fuerza enemiga se mueve fuera del sector de responsabilidad, se toma acción para informar a la unidad adyacente sobre este particular. 4) Métodos Todas las unidades son responsables de su propia seguridad, a pesar de la seguridad que puedan proporcionarle otras fuerzas amigas. El comandante puede proteger a su fuerza y/o a su área, por medio de los siguientes métodos: a) La maniobra y el apoyo de fuegos. b) Las operaciones de reconocimiento. c) Las operaciones de inteligencia y contrainteligencia. 189
    • d) La cobertura y la decepción táctica. e) Las medidas pasivas de seguridad. 5) Seguridad contra acciones terrestres Las acciones terrestres que amenazan la seguridad de una fuerza incluyen: a) El reconocimiento b) El fuego c) El ataque de unidades terrestres d) Las infiltraciones e) Las acciones de fuerzas guerrilleras f) Las acciones de los saboteadores g) Las acciones de fuerzas aeromóviles y/o aerotransportadas. Las fuerzas de seguridad utilizan el terreno y los obstáculos naturales y artificiales para aumentar su eficacia. La seguridad contra unidades terrestres es proporcionada por los reconocimientos aéreos y terrestres, mediante fuerzas de cobertura, de protección y de vigilancia y por elementos de seguridad local. Las misiones de cobertura, protección y vigilancia deben ejecutarse al frente, flanco y retaguardia de una fuerza amiga, su valor y composición dependen de los factores de la decisión. Las fuerzas de seguridad contra un enemigo altamente móvil y fuerte en blindados debe tener igual o superior movilidad o tener una adecuada protección antitanque. En cualquiera de los casos deben tener la posibilidad de conducir operaciones en las mismas condiciones del enemigo. 6) Seguridad contra acciones aéreas La seguridad contra acciones aéreas tiene, como misión, neutralizar, anular o reducir la efectividad de los ataques aéreos enemigos a través de medidas amplias, activas y pasivas; tales como el empleo de armas antiaéreas disponibles, medios electrónicos, la dispersión, el camuflaje y el ocultamiento. 190
    • 7) Grados de seguridad a) Cobertura Es la acción que proporciona seguridad a una determinada área geográfica o fuerza, conveniente, orientados mediante elementos en dirección al dislocados enemigo, a distancia para procurar interceptarlo, retardarlo, desorganizarlo o engañarlo antes de que pueda actuar sobre el área o fuerza cubierta. b) Protección Es la acción que proporciona seguridad a una determinada área geográfica o fuerza, mediante elementos dislocados hacia el frente, flancos y retaguardia inmediatos, para impedir la observación terrestre, el fuego directo o el ataque de sorpresa del enemigo sobre el área o fuerza protegida. c) Vigilancia Es la acción que proporciona seguridad a una fuerza o área geográfica mediante el establecimiento de puestos de observación y escucha complementados por acciones apropiadas que permitan detectar la presencia del enemigo, tan pronto como entra en el radio de acción de los medios e instrumentos que se utilicen. 8) Fuerzas de seguridad Las fuerzas de seguridad son los elementos que ejecutan acciones de cobertura, protección y de vigilancia y que pueden ser empleadas para cumplir su misión al frente, flancos y/o retaguardia de una fuerza. Complementariamente las fuerzas de seguridad pueden cumplir misiones de enlace entre dos fuerzas superiores, procurando principalmente tapar las brechas que dejan esas fuerzas, y cuando se realiza la seguridad del área de retaguardia. a) Fuerza de Cobertura (1) Definición Es una fuerza de seguridad tácticamente autosuficiente que, en 191
    • principio, actúa independientemente, a una distancia considerable de la fuerza principal y orientada hacia el frente, flancos o retaguardia de una fuerza en movimiento o estacionada en un sector determinado. (2) Misiones (a) Prever la seguridad a la fuerza principal. (b) Aclarar la situación en forma temprana. (c) Desorganizar y destruir a las fuerzas enemigas. (d) Proteger accidentes importantes del terreno. (e) Retardar al enemigo. (f) Engañar al enemigo respecto a la ubicación de la fuerza principal. La fuerza de cobertura no debe trabarse en combate decisivo, ni ser sobrepasada, ni envuelta por el enemigo, razón por la cual debe ser dotada de medios altamente móviles. Una fuerza de cobertura se traba con el enemigo, cuando esta acción es necesaria para el cumplimiento de su misión, especialmente cuando la fuerza principal estuviere empeñada en operaciones ofensivas, defensivas o retrógradas. Sus elementos actuarán veloz y agresivamente; las reservas se empeñarán sin vacilaciones para vencer la resistencia que se presente. Son especialmente aptas para estas misiones las unidades de caballería blindada y mecanizada, convenientemente apoyadas por fuegos, los mismos que deben ser parte de su organización. (3) Tipos de fuerzas de cobertura (Gráfico No. 30) (a) Fuerza de cobertura avanzada - En la ofensiva La fuerza de cobertura en las operaciones ofensivas se conduce mediante técnicas apropiadas a las circunstancias. Esta misión es típica del Agrupamiento Táctico, a base de un Grupo de Reconocimiento Mecanizado, con potencia de combate que le 192
    • permita realizar acciones independientes para cumplir su misión. Este Agrupamiento Táctico debe disponer de Apoyo de Combate (Artillería, Ingeniería, Comunicaciones) y Apoyo de Servicio de Combate adecuados. - En la defensiva La fuerza de cobertura en la defensa inicialmente opera como en la ofensiva, pero, a partir del contacto que establece con el enemigo y de acuerdo con la presión ejercida por el mismo, puede conducir un movimiento retrógrado (Acción Retardatriz) cambiando espacio por tiempo. Todo esfuerzo deberá orientarse a evitar la pérdida de la libertad de acción y eludir al enemigo considerando la verdadera localización de la posición defensiva de la fuerza, en favor de la que opera. FUERZA DE COBERTURA AVANZADA FUERZA DE VANGUARDIA FUERZA DE COBERTURA DE FLANCO FUERZA DE COBERTURA DE FLANCO GRUESO o CUERPO PRINCIPAL FLANGUARDIA FLANGUARDIA RETAGUARDIA FUERZA DE COBERTURA DE RETAGUARDIA Gráfico No. 30 Tipos de Fuerza de Cobertura 193
    • (b) Fuerza de Cobertura de Flanco La fuerza de cobertura de flanco emplea técnicas semejantes a la flanguardia corriente, pero actúa a una distancia considerable de la fuerza asegurada, normalmente fuera del alcance de las armas de apoyo de fuego. Por esta razón, para cumplir con la misión de cobertura de flanco, la fuerza debe ser reforzada con los mismos medios que se asignan a la Fuerza de Cobertura Avanzada. (c) Fuerza de Cobertura de Retaguardia Una fuerza de cobertura de retaguardia puede ser designada para cubrir un repliegue o una retirada, para lo cual utiliza las posiciones de las fuerzas propias o a partir de estas, como posición inicial. Las técnicas empleadas en la ejecución de esta misión son las mismas prescritas para la fuerza de cobertura avanzada. b) Fuerza de Protección Las fuerzas de protección son elementos de seguridad que operan al frente, flancos y retaguardia de una fuerza estacionada o en movimiento, a fin de protegerla de la observación terrestre, fuegos directos y ataque de sorpresa del enemigo, de repeler, retardar o destruir, de acuerdo con sus posibilidades, a fuerzas enemigas que amenacen a la fuerza protegida. La fuerza de protección opera dentro del alcance de los fuegos de apoyo de la fuerza protegida. Las fuerzas de protección están constituidas normalmente por elementos orgánicos de la fuerza protegida. De acuerdo con su posición en relación a la fuerza principal, la fuerza de protección se denomina: vanguardia, flanguardia y retaguardia. (1) Vanguardia La vanguardia es una fuerza de protección de naturaleza ofensiva, que opera al frente del grueso, asegurando su avance ininterrumpido y protegiéndolo de ataques sorpresa. Su misión es aclarar la situación, repeler, detener, retardar y/o destruir al enemigo. 194
    • La vanguardia avanza tan rápidamente como la situación lo permita, ejecuta continuos reconocimientos, eludiendo o destruyendo a pequeños elementos enemigos, antes que interfieran el avance del grueso. Cuando encuentra fuerzas enemigas potentes en áreas fuertemente defendidas, inmediatamente procede a aclarar la situación, empleando todos los medios disponibles para determinar su localización, valor, composición y dispositivo del enemigo. La vanguardia actúa lo suficientemente apartada del grueso para garantizar la seguridad en tiempo y espacio necesarios, a fin de mantener la libertad de maniobra de sus elementos de empleo. La vanguardia normalmente avanza en columna hasta que se establezca el contacto. Puede dislocarse mediante avance continuo o por saltos. El avance por saltos es empleado cuando el contacto con el enemigo es inminente o el terreno favorece el empleo de esta técnica. Durante la noche, cuando el contacto con el enemigo es inminente, la velocidad de marcha debe regularse por la vanguardia y en el resto de casos por la velocidad del grueso. La vanguardia ataca partiendo de la columna de marcha cuando existen fuerzas enemigas que traten de impedir su avance. (2) Flanguardia La flanguardia es una fuerza de protección que opera al flanco de una fuerza estacionada o en movimiento, para protegerla de la observación terrestre, de los fuegos directos o de cualquier ataque de sorpresa del enemigo. Puede emplearse durante acciones ofensivas, defensivas y retrógradas. En las acciones ofensivas y retrógradas la flanguardia es móvil y en operaciones defensivas la flanguardia es fija. En determinadas circunstancias, y cuando el terreno lo exige, la flanguardia en la ofensiva puede ser fija, particularmente cuando existe inminente amenaza de ataque enemigo de poca importancia o cuando el terreno ofrece posibilidades de ataques en esas direcciones. La flanguardia regula su velocidad por la progresión o avance del 195
    • grueso, debe ubicarse lo suficientemente apartada para garantizar tiempo y espacio necesarios para la maniobra. Si el área de acción es demasiado extensa, que no le permita proteger adecuadamente, la flanguardia debe destacar vigilancia a la zona crítica. (d) Métodos de empleo de la flanguardia Los métodos que utiliza la flanguardia son: saltos alternos, saltos sucesivos y movimiento continuo. El método que se seleccione, dependerá de la velocidad de avance del grueso y de la situación del enemigo. - Saltos alternos Método que se emplea cuando el grueso se disloca lentamente o por la fuerte acción del enemigo contra la flanguardia. En este caso los elementos de flanguardia ocupan posiciones de bloqueo en el flanco, dando continuidad a la protección del grueso. Este método es indiscutiblemente seguro, pero más lento. - Saltos sucesivos Este método se emplea cuando el dislocamiento del grueso se caracteriza por frecuentes altos o paradas cortas, y la acción que se prevé, por parte del enemigo, es débil contra el flanco de la fuerza, ocupando posiciones de bloqueo convenientemente designadas. - Movimiento continuo Este método es empleado cuando el grueso de la fuerza avanza rápidamente, a una velocidad constante, y no existe posibilidad de acción enemiga por el flanco. La flanguardia utiliza normalmente una formación en columna y se disloca sin hacer altos, ajustando su velocidad de avance al movimiento del grueso. (3) Retaguardia La retaguardia es una fuerza de protección que opera detrás de una fuerza principal, para protegerla de cualquier acción terrestre del 196
    • enemigo. Sigue al grueso a una distancia determinada por el Comandante que lo destacó inicialmente, por el mismo eje de avance. La retaguardia actúa evitando que el enemigo la desvíe, sobrepase o la detenga antes que la fuerza, en favor de la cual opera, pueda reaccionar ante la acción enemiga. c) Fuerzas de Vigilancia Son elementos de seguridad que operan lo más cerca posible de una fuerza estacionada o en movimiento y que cumplen su misión, sí mediante la observación en todas las direcciones, para proporcionar alerta oportuna sobre la presencia del enemigo. (1) Finalidades (a) Proporcionar alerta oportuna sobre la aproximación del enemigo. (b) Obtener y mantener contacto visual con fuerzas enemigas e informar sobre su dislocamiento y otras actividades. (c) Destruir o repeler patrullas enemigas. (d) Hostigar y dificultar (retardar) el avance de las fuerzas enemigas. Una misión de vigilancia se da cuando, por economía de fuerzas, un área extensa debe ser mantenida bajo observación (grado de resistencia de vigilar), o cuando, en una acción de defensa, se establecen los P.A.C. o P.A.G. Una fuerza de vigilancia no ofrece resistencia al enemigo, sin embargo, debe proveer su propia seguridad; destruye o dispersa pequeños elementos que intenten infiltrarse a través del sector de vigilancia. (2) Vigilancia de combate Comprende la observación sistemática y continua de áreas y localidades importantes, tales como: medios viales, puentes, vías, aeropuertos y otros tipos de instalaciones específicas. Los factores que influyen en la vigilancia son: 197
    • (a) Condiciones de visibilidad (b) Terreno (c) Cobertura y encubrimiento (d) Posibilidad de Defensa Aérea del enemigo (e) Tipos de Equipos de vigilancia La vigilancia de combate es conducida por todas las unidades de combate, sin embargo, las unidades de reconocimiento mecanizado e infantería son las más aptas para este tipo de misiones y se cumplen en misiones de reconocimiento y seguridad sobre áreas extensas. (3) Tipos de vigilancia de combate: (a) Visual Es ejecutada por las unidades terrestres y aéreas, particularmente en el cumplimiento de misiones de reconocimiento y seguridad, cuyos informes, sí tienen valor táctico, son trasmitidos inmediatamente por los canales de Comando o Inteligencia, naturalmente dependiendo de las órdenes establecidas por el Escalón Superior. (b) Electrónica La vigilancia electrónica se ejecuta a través del empleo de radares terrestres, equipos instalados en aeronaves o equipos de infrarrojos. El informe obtenido por estos medios es remitido de la misma manera que el obtenido en forma visual. (c) Fotografía La cobertura fotográfica realizada por las unidades mecanizadas y por aquellas que disponen de estos medios, a través de la ejecución de misiones de vigilancia, normalmente está limitada al empleo de equipo manual. La cobertura fotográfica aérea es proporcionada por Unidades de la Fuerza Aérea o por el Instituto Geográfico, a través de los medios que tienen a disposición. 198
    • (4) Fuerzas de Enlace El enlace es una acción que tiene por objeto ocupar un espacio vacío entre dos fuerzas amigas. Esta misión se cumple tanto en operaciones ofensivas como defensivas. La amplitud del intervalo entre las fuerzas amigas, el terreno, posibilidades del enemigo, así como el dispositivo adoptado, normalmente son factores que determinan la necesidad de establecer el enlace. En las operaciones ofensivas, normalmente la fuerza de enlace recibe un eje de avance que facilite el enlace entre las dos fuerzas mayores. La necesidad de mantener el contacto físico con dos elementos que se desplazan por dos ejes de avance paralelos también es imperativa para establecer esta medida. En las operaciones defensivas, la misión de enlace se cumplirá simultáneamente con las de vigilancia y de protección. 9) Protección del área de retaguardia La protección del área de retaguardia (PROTAR) es el conjunto de medidas y acciones, ejecutadas en el área de retaguardia, para prevenir o neutralizar amenazas enemigas y garantizar el normal desenvolvimiento de las actividades de las Unidades e instalaciones de esta área. La seguridad del área de retaguardia normalmente comprende las siguientes misiones: a) Protección de las rutas de abastecimientos Las técnicas de protección de las rutas de abastecimientos varían de acuerdo con los factores METT-T y a la extensión de la ruta. Las rutas de abastecimiento pueden ser protegidas mediante el establecimiento de puestos de observación y patrullaje a lo largo de toda la ruta. La constitución de una reserva altamente móvil, localizada en una posición central, para actuar inmediatamente, de conformidad con las informaciones que proporcionan los P.O y las patrullas. Las técnicas que se utilizan constituyen la base para la seguridad de las rutas 199
    • de abastecimientos. Las rutas de abastecimiento, cuando no sean extensas, serán protegidas permanentemente por pequeñas unidades dislocadas en lugares dominantes, que permitan observar la aproximación del enemigo a lo largo de toda la ruta. Se mantendrá una reserva altamente móvil para hacer frente a las amenazas enemigas que pueden presentarse. Si las rutas de abastecimiento fueren muy extensas, se deben proteger a distancia, a través de P.O, los mismos que deben darle alerta oportuna sobre la aproximación del enemigo. En determinadas circunstancias, será conveniente escoltar a los vehículos que se dislocan con abastecimientos. También será necesario organizar pequeñas reservas localizadas a lo largo de la ruta, en lugares de posible amenaza del enemigo. La fuerza que escolta a un convoy normalmente dislocará elementos al frente, flancos y retaguardia de la formación. El valor de la fuerza que protege el convoy variará principalmente en función del número de vehículos y de las posibilidades de acción del enemigo a lo largo de la ruta. b) Protección de las Instalaciones Una instalación del área de retaguardia puede ser de tal importancia que justifique una protección especial, diferente a las demás, en cuyo caso se requerirá de elementos adicionales que robustezcan a la fuerza de seguridad, para realizar la protección especial de esta instalación. En este caso, el Comandante de la instalación es relevado de esta responsabilidad. Cuando la instalación se encuentra dislocada en un área grande, normalmente se divide en sectores de responsabilidad para las subunidades del reparto responsable, adoptando un dispositivo adecuado (defensa perimetral o posiciones de bloqueo) para controlar la aproximación del enemigo. 200
    • c) Seguridad contra fuerzas paracaidistas, aeromóviles y guerrillas Las acciones de seguridad contra paracaidistas, aeromóviles y guerrillas, se realiza desplegando las fuerzas para controlar la amenaza enemiga, estableciendo P.O (Puestos de Observación) próximos a las probables zonas de lanzamiento, de aterrizaje o de reunión y de un patrullaje activo en el resto del área. Deben evitarse horarios fijos, direcciones conocidas, localización de los P.O y de las patrullas. La reserva ocupará una posición central, considerando la rapidez de las acciones con las que tienen que hacer frente a cualquier amenaza del enemigo. El Comandante de la PROTAR debe reconocer detalladamente su área de responsabilidad para determinar las posibles zonas de lanzamiento, de aterrizaje y de reunión, para planificar el empleo de las subunidades, dejando una reserva tan fuerte como sea posible, y ubicándola en un lugar central, articulada o fraccionada, de acuerdo con las posibles amenazas. El área de retaguardia debe ser protegida mediante P.O y Patrullas. Para cumplir exitosamente esta misión, la fuerza de seguridad debe ser reforzada con Unidades de Infantería Blindada, a misma que deben integrarse a la reserva. Las fuerzas más aptas para cumplir con esta misión son las que disponen de medios altamente móviles. Su mejor empleo será en los siguientes casos: (1) Vigilancia de los límites del área. (2) Reconocimiento de las probables vías de aproximación. (3) Patrullaje del área entre los P.O. (4) Patrullaje y vigilancia de las rutas de abastecimientos. (5) Integrar parte de una reserva aeromóvil. La clave del éxito en acciones contra guerrillas, contra fuerzas paracaidistas y aeromóviles, está en la rapidez del dislocamiento de las fuerzas de seguridad y en la inmediata reacción de las subunidades, empleadas parcialmente como bases de fuego por el enemigo en la fase inicial del aterrizaje y reorganización. 201
    • Cuando una situación revela que es requerido el empleo de una fuerza contra un enemigo que amenaza al Puesto de Mando como un todo, la acción deja de corresponder a la Fuerza de seguridad del área de retaguardia. d) Control de daños Son todas aquellas medidas que se adoptan antes, durante y después de un ataque o desastre natural, para evitar y reducir los efectos sufridos y para ayudar en la continuidad o el restablecimiento del apoyo administrativo, restablecer el control, salvar vidas, aislar áreas peligrosas e iniciar operaciones de salvamento para evitar bajas posteriores. Las medidas preventivas incluyen la dispersión, los ensayos, la construcción de abrigos, el mejoramiento de los sistemas de alarma y la contrainteligencia. Las medidas correctivas incluyen el establecimiento de equipos de control de daños, los mismos que permiten: establecer y evaluar los daños; proveer tratamiento médico y evacuación de emergencia; proporcionar alimentos y agua; ejecutar la extinción del fuego y la descontaminación del material; realizar el control del tránsito; y verificar e informar el grado de destrucción del área. Cuando se realizan las operaciones de SEGAR y de Control de Daños, se está hablando de PROTAR (Protección del Área de Retaguardia). c. Operaciones de relevo La reunión de fuerzas o la continuación de las operaciones por períodos prolongados pueden ameritar la consideración y ejecución de las operaciones de relevo. Las fuerzas en contacto pueden ser relevadas para conservar el orden de combate, conducir hacia el combate a una unidad que ha estado en reserva durante la acción, permitir el empleo de la unidad relevada en otra misión, mantener la efectividad o adaptar las fuerzas o los requerimientos del plan táctico. La congestión inherente a las acciones de relevo requiere que se hagan las consideraciones detalladas. Debe hacerse uso máximo de los períodos de oscuridad y visibilidad reducida. Se debe hacer énfasis en el mantenimiento del secreto, el engaño táctico y la rapidez en la ejecución. Los arreglos y preparativos realizados incluyen la transferencia del comando del 202
    • área o sector asignado entre los Comandantes involucrados en la acción. 1) Características Las características enumeradas a continuación conciernen a la planificación y ejecución de todas las operaciones de relevo y son comunes en todos los niveles de mando: a) Se debe proporcionar suficiente tiempo para la planificación y el reconocimiento. Es indispensable la emisión oportuna y temprana de órdenes, incluyendo órdenes preparatorias. b) Los planes deben ser detallados, pero simples y bien coordinados en todos los escalones de las unidades participantes (unidad que releva y unidad relevada). c) Cuando sea posible, la acción de relevo debe ser ejecutada durante períodos de visibilidad reducida. d) El plan para la cobertura táctica y engaño táctico debe incluir todas las medidas factibles que garanticen el secreto y la sorpresa. e) La acción de relevo debe ser realizada en el menor tiempo posible y tomando todas las precauciones para reducir la vulnerabilidad al ataque enemigo durante el tiempo en el cual se ejecuta el relevo. 2) Métodos Las operaciones de relevo son conducidas como una sustitución o relevo en posición, repliegue a través de una posición hacia retaguardia, o un sobrepasamiento o pasaje de líneas. a) Sustitución o relevo en posición Este método se usa cuando se desea remplazar a una unidad. La unidad que realiza el relevo asume toda la responsabilidad por la misión de combate y el sector de responsabilidad de la unidad saliente. La ejecución de este relevo se cumple mientras la unidad saliente se encuentra cumpliendo una misión de defensa y puede ser realizado sobre la base de una unidad o sectores. La unidad entrante puede continuar en la defensa o prepararse para un ataque subsiguiente. 203
    • b) Repliegue a través de una posición hacia retaguardia Este método de relevo es conducido como parte de una acción defensiva o retrógrada. c) Sobrepasamiento o pasaje de líneas Este método es utilizado cuando la unidad entrante (unidad que efectúa el pasaje) ataca a través de una unidad (unidad sobrepasada) que está en apoyo a la unidad que ejecuta el pasaje con todos los medios disponibles. Cuando los fuegos de la unidad sobrepasada son cubiertos por los fuegos de la unidad que ejecuta el pasaje, la unidad de fuegos que está en contacto puede ser replegada o empeñada en otra acción. 3) Selección del método de relevo antes del ataque Para determinar el método de relevo a ser empleado en un ataque, el comandante considera lo siguiente: a) Factores que favorecen la sustitución (1) La unidad que es relevada es requerida en otra posición antes o inmediatamente después del lanzamiento del ataque. (2) La capacidad del enemigo es tal, que la densidad de las tropas involucradas en el sobrepasamiento constituye un riesgo excesivo. (3) El atacante requiere información más detallada sobre el terreno y la situación del enemigo. b) Factores que favorecen el sobrepasamiento (1) El tiempo disponible es insuficiente para ejecutar un relevo en posición. (2) Se desea mayor flexibilidad en la selección de la formación para el ataque. (3) Se desea el apoyo de fuego de dos unidades en una área en particular. (4) Se ha planificado un cambio significativo en la dirección del ataque. 204
    • (5) Se desea mantener una presión ofensiva continua contra el enemigo. (6) Se puede lograr rapidez. 4) Sobrepasamiento a) Técnicas En la conducción de un sobrepasamiento puede ser utilizada cualquiera de las siguientes técnicas: (1) Técnica No. 01 Las fuerzas de la unidad que sobrepasa ocupan zonas de reunión o posiciones de ataque, mientras la unidad sobrepasada o unidad estacionaria permanece en posición. (2) Técnica No. 02 El escalón de ataque de la unidad que efectúa el sobrepasamiento ocupa zonas de reunión o posiciones de ataque, mientras el escalón de reserva ocupa una zona de reunión en la retaguardia; la unidad a ser sobrepasada permanece en posición. Esta técnica reduce en cierta magnitud la congestión propia del sobrepasamiento. (3) Técnica No. 03 Esta técnica es la aplicación de cualquiera de las dos técnicas anteriores con el escalón reserva de la unidad sobrepasada realizando un repliegue para reducir la congestión y en consecuencia la vulnerabilidad de la fuerza. NOTA: Sin importar la técnica a utilizar, el sobrepasamiento debe ser conducido haciendo énfasis en una ejecución rápida y en la reducción de la vulnerabilidad de la fuerza. b) Planificación del sobrepasamiento Al recibir una orden preparatoria para conducir un sobrepasamiento, debe establecerse, de inmediato, 205 el enlace entre las unidades
    • involucradas, realizando la coordinación de los siguientes aspectos: (1) Planes Tácticos Se conducen reuniones de coordinación y ambas unidades intercambian información referente a planes de apoyo de fuegos, planes de barreras, planes de contraataque, y cualquier otra información concerniente al esquema de maniobra, al dispositivo y al área de operaciones. El personal de enlace, que previamente ha sido seleccionado y enviado por la unidad que ejecuta el sobrepasamiento, permanecerá en la unidad sobrepasada hasta que se complete la ejecución de la acción. La planificación del sobrepasamiento incluye las siguientes acciones: (a) El Comandante de la unidad que ejecuta el sobrepasamiento elabora un plan tentativo para la conducción de toda la operación. (b) El Comandante de la unidad que ejecuta el sobrepasamiento toma contacto con el comandante de la unidad estacionaria, hace arreglos sobre el momento y lugar específicos para la coordinación del paso y designa las personas que estarán presentes. También hace arreglos sobre el momento específico, lugar y forma de transportar los elementos que conducirán el reconocimiento. (c) Una vez completado el reconocimiento y la coordinación por parte del grupo de comando, se prepara y emite la orden de operaciones. (d) Finalmente, los comandantes de las unidades subordinadas realizan una coordinación y reconocimiento detallados. (2) Reconocimiento Debe efectuarse un reconocimiento completo y detallado por los comandantes y miembros claves de la unidad que ejecuta el sobrepasamiento. Este reconocimiento debe incluir rutas hacia, a través 206
    • y más allá del área de paso, posiciones actuales y propuestas para las tropas y, de ser necesarias, las posiciones individuales propuestas para cada vehículo de combate. Debe efectuarse un reconocimiento de la línea de contacto. Debe tomarse precauciones para evitar ofrecer al enemigo indicios de que se va a efectuar un sobrepasamiento. Puede ser necesario limitar el número y tamaño de los destacamentos de reconocimiento, o actuar prudentemente usando los vehículos terrestres de la unidad que va a ser sobrepasada. (3) Inteligencia La unidad sobrepasada debe suministrar a la unidad que ejecuta el paso toda la información posible acerca del enemigo y el terreno ubicado al frente. Esta incluye efectivos, dispositivo, composición del enemigo y las posiciones de sus fuerzas blindadas, armas antitanque y obstáculos. (4) Traspaso de Responsabilidad El momento o circunstancias en las cuales la responsabilidad del área será transferida al comandante de la unidad que ejecuta el sobrepasamiento deben ser fijados de común acuerdo. Normalmente el comandante de la Unidad que ejecuta el sobrepasamiento asume la responsabilidad del área antes o en el momento del ataque. La responsabilidad puede ser transferida al iniciarse los fuegos preparatorios o antes, según órdenes del comando superior. En cualquier circunstancia, cuando se transfiere la responsabilidad, el comandante entrante asume el control de área, incluyendo posiblemente algunas de las fuerzas sobrepasadas que están en contacto con el objeto de coordinar el fuego y la maniobra. Puede prescribirse una línea de fase para coordinar la transferencia de responsabilidad. La coordinación y control se facilitan, si coinciden los límites prescritos a la unidad que ejecuta el paso con los de la unidad sobrepasada. (5) Selección de Rutas y Áreas de Sobrepasamiento Los comandos que dirigen el sobrepasamiento establecen prioridades 207
    • sobre las rutas y áreas de pasaje. Cuando no es así, los comandantes subordinados afectos deben hacerlo. La información completa sobre rutas a ser tomadas y áreas a ser ocupadas son distribuidas tan pronto como sea posible para evitar confusión y retardo. Las líneas de pasaje deben ser bien marcadas y controladas. Idealmente, las dos unidades involucradas proporcionan guías hasta nivel pelotón. Debe utilizarse humo en los puntos de observación y posiciones avanzadas del enemigo, sean conocidas o supuestas. (6) Control del Movimiento Las rutas de movimiento para entrar al área deben estar bien marcadas e identificadas. Si bien las dos unidades deben proporcionar guías, como mínimo debe hacerlo la unidad sobrepasada. La artillería podrá ser utilizada para ocultar el ruido de los vehículos y otras actividades. Durante el día podrá utilizarse humo para ocultar el movimiento. Las medidas de control serán normalmente más restrictivas que en otras operaciones. Mientras las unidades involucradas estén en el área de paso, la concentración resultante ofrece un blanco lucrativo para los fuegos del enemigo. El control del movimiento reduce la confusión, la congestión y ayuda a una ejecución eficiente de sobrepasamiento, reduciendo así la vulnerabilidad de las fuerzas a un ataque de armas de largo alcance del enemigo. (7) Apoyo de Fuego Las unidades de apoyo de fuego de la unidad en contacto están normalmente integradas al Plan de Apoyo de Fuegos. Se pueden asignar destacamentos y medios de control con el objeto de proporcionar apoyo coordinado y apropiado. (8) Apoyo de Servicio para el Combate De acuerdo con sus capacidades, la unidad de contacto normalmente proporciona apoyo a la unidad que ejecuta el paso en los siguientes aspectos: (a) Evacuación de Bajas y Prisioneros de Guerra. 208
    • (b) Control de Civiles. (c) Uso de áreas y facilidades (agua, combustible). (d) Prioridad de rutas y control de tránsito. (e) Provisión de abastecimientos. (f) Transporte. (g) Servicio médico. (h) Control de rezagados. (i) Despeje de refugiados y/o desplazados en las carreteras. (9) Comunicaciones La unidad en contacto proporcionará todo el apoyo posible incluyendo: (a) Uso de los medios de comunicaciones alámbricas existentes. (b) I.E.C e I.P.C. (c) Mantener el tráfico normal de radio durante el sobrepasamiento. (10) Medidas de Control El número y tipo de medidas de control empleadas variarán con la situación pero normalmente se incluirán las siguientes: (a) Señales de reconocimiento e identificación (b) Puntos de contacto (c) Rutas de paso (d) Puntos de dislocamiento. (11) Conducción A la hora prevista, comienza el desplazamiento hacia las rutas de paso. Para aumentar la rapidez y reducir la vulnerabilidad, se utilizan múltiples rutas de acuerdo con el esquema de maniobra de la unidad que ejecuta el paso, rutas disponibles y necesidades de la fuerza en contacto. Se calculan cuidadosamente las marchas, de tal forma que 209
    • las unidades lleguen a las rutas o sendas de paso en el momento prescrito, con pocos altos o ninguno, durante el desplazamiento. Los grupos de comando de ambas unidades deben ser ubicados en un lugar desde el cual pueden observar las áreas críticas, tomar decisiones oportunas y emitir instrucciones para asegurar el desplazamiento ininterrumpido de las unidades subordinadas. c) Sobrepasamiento de Unidades Blindadas a través de Unidades Mecanizadas o de Infantería La diferencia en organización y técnicas de los blindados hace que su paso, a través de unidades de Infantería, sea más difícil que el paso a través de otra unidad blindada. Además de los factores de planificación mencionados en el párrafo anterior, deben observarse las consideraciones desarrolladas a continuación, cuando los blindados pasan a través de unidades de infantería. (1) Coordinación Se hace más fácil cuando la unidad blindada, que ejecuta el paso ,se desplaza a través de un área totalmente ubicada dentro de los límites de un solo elemento subordinado de la unidad de Infantería sobrepasada. (2) Áreas de Abastecimiento de Combustibles Si se utilizan las rutas de entrada y salida a las áreas de abastecimiento de combustible, estas son reconocidas por personal de la unidad que ejecuta el paso asistido por guías de la unidad sobrepasada. La unidad que ejecuta el paso puede requerir algunos ajustes, pero estos deben ser mantenidos en una cantidad mínima. (3) Campos Minados de las Fuerzas Amigas La limpieza y demarcación de pasajes, a través de los campos minados, instalados por fuerza amigas, permiten el rápido desplazamiento de la unidad blindada que ejecuta el paso. Esta última debe suministrar sus propios oficiales de enlace en los puntos de mayor dificultad para la verificación del paso de cada unidad subordinada. 210
    • (4) Apoyo de Servicio para el Combate Normalmente la unidad en contacto proporcionará los mismos servicios señalados en el párrafo 2. h.- excepto los suministros Clase III y V. 5) Sustitución a) Propósitos Una sustitución o relevo en posición puede ser ejecutada para continuar la defensa o el ataque. En ambos casos existe una continuidad en la misión. El Relevo en posición, para continuar la defensa, normalmente se conduce en base de hombre por hombre, arma por arma. El comandante de la unidad que ejecuta el relevo debe adoptar su dispositivo adaptándolo al plan del comandante que está siendo relevado, haciendo cambios en el Plan de defensa, únicamente después d e que se haya completado la acción de relevo. Esto reducirá la confusión y asegurará que no se debilite la defensa por cambios durante el relevo. El relevo en posición para continuar el ataque se conduce en base de áreas. El comandante de la Unidad que ejecuta el relevo tiene la misión principal de preparar el ataque y al mismo tiempo la responsabilidad de la defensa del área. El comandante de la Unidad que ejecuta el relevo podrá cambiar el dispositivo que tenía la unidad relevada para facilitar su ataque. b) Principios del relevo en posición (1) Las acciones de relevo deben ser ejecutadas de una manera rápida y ordenada. (2) Las unidades ubicadas en áreas de resistencia normalmente son relevadas durante la noche o en períodos de visibilidad reducida. (3) Son necesarias una cooperación y coordinación estrechas en la formulación y ejecución de los planes entre los Comandantes de las Unidades involucradas. 211
    • (4) Es esencial un reconocimiento previo y detallado por parte de la unidad que ejecuta el relevo. (5) La unidad que ejecuta el relevo debe ajustarse y aceptar el plan general de defensa de la unidad relevada hasta que se produzca el traspaso de mando. (6) Para preservar el secreto de la acción se tienen niveles normales de actividad en el sector de defensa, mientras se ejecuta el relevo. (7) Deben hacerse todos los esfuerzos para que el relevo sea ejecutado sin debilitar el dispositivo táctico y ofreciendo, lo menos posible, blancos lucrativos para la artillería y la aviación. c) Sustitución para continuar la defensa Es esencial que se disponga del tiempo adecuado para realizar una planificación detallada y un reconocimiento completo del terreno sobre el cual será ejecutado el relevo, en consecuencia, se emiten órdenes preparatorias lo más pronto posible en todos los niveles de comando. Se elaboran planes detallados, pero simples y estrechamente coordinados entre todos los escalones de las unidades involucradas. Una vez que se inicia la acción, es esencial la ejecución descentralizada para obtener el éxito. Se preparan planes alternos para cubrir cualquier emergencia que pueda presentarse. Las unidades involucradas, tanto la que ejecuta el relevo como la relevada, deben formular planes para rechazar el ataque del enemigo en el área de resistencia y mantener la efectividad, para evitar que el opositor descubra la acción de relevo e inicie un ataque. Existen tres variables fundamentales que deben ser consideradas en la planificación de la sustitución. La combinación de estas muestra una variedad de técnicas, entre las cuales el comandante debe seleccionar la que más se ajusta a la misión de relevo. Estas tres variables son: el tiempo de duración del relevo, la secuencia del relevo y el orden lateral del relevo. 212
    • (1) El tiempo de duración del relevo El tiempo disponible para la acción es un factor crítico, debido a que la alta densidad de tropas aumentará las posibilidades de detección y reacción por parte del enemigo. Siempre que sea posible, las acciones de relevo serán conducidas en horas de la noche o durante otros períodos de visibilidad reducida. Una sustitución puede ser conducida en una noche o más de una noche. Un relevo en una noche incrementa la densidad de las tropas, la vulnerabilidad a los ataques por fuegos directos o indirectos, pero disminuye las posibilidades de detección por parte del enemigo, ya que el relevo es ejecutado rápidamente y completado antes que el enemigo tenga tiempo de reaccionar. Deben evaluarse todas las consideraciones tácticas para determinar el intervalo de tiempo durante el cual se ejecutará el relevo. (2) La Secuencia del Relevo (Fuerza de Resistencia y Reservas) La secuencia del relevo en profundidad se refiere al orden de ejecución en el relevo de las fuerzas de resistencia y la reserva. Una acción de relevo podrá ser ejecutada desde el frente hacia la retaguardia o de la retaguardia hacia el frente. Cuando se emplea la máxima cantidad de fuerzas en la L.P.R el relevo se ejecuta normalmente desde el frente hacia la retaguardia. En otras palabras, se efectúa primero el relevo de las fuerzas de resistencia. Cuando se emplea la mínima cantidad de fuerzas en la L.P.R el relevo se ejecuta normalmente desde la retaguardia hacia el frente. Para completar el proceso de selección de secuencia del relevo, se analizan adicionalmente las siguientes consideraciones tácticas: (a) Misión subsiguiente de las unidades involucradas en el relevo. (b) La fuerza y eficiencia de combate de la unidad relevada. (c) La capacidad del enemigo para detectar la acción de relevo y reaccionar. (d) Las características del área de operaciones. 213
    • (e) La necesidad de variar el patrón de relevo. (3) El tipo y tamaño de los elementos involucrados en el relevo. La Secuencia Lateral del Relevo (Fuerzas de Resistencia) Una vez que se ha determinado el momento en que las fuerzas de resistencia serán relevadas (sea antes o después que otros elementos) se tomará una decisión sobre la forma como serán relevadas estas fuerzas. Esto se llama orden lateral del relevo. Cuando tres elementos subordinados son empleados en el área de resistencia, la unidad que ocupa el centro puede ser relevada primero y, luego, de manera simultánea, las unidades que ocupan los flancos pueden ser relevadas simultáneamente en primer término y a continuación será relevada la unidad que ocupa el centro. En el relevo del escalón de resistencia, los elementos podrán ser relevados uno por uno o simultáneamente. El relevo de los elementos avanzados del frente, uno por uno, permite que la concentración de tropas en el área de resistencia sea mínima. Esto facilita el engaño debido a la probable ausencia de la confusión y disminuye la vulnerabilidad a un ataque enemigo. Sin embargo, esta secuencia requiere más tiempo que las otras, disminuye la concentración y movimiento de las tropas en el sector e incrementa, en consecuencia, el tiempo durante el cual las unidades involucradas en el relevo son vulnerables al ataque enemigo. Si todos los elementos del frente son relevados simultáneamente, la acción es ejecutada en un tiempo menor. Se incrementan los riesgos de confusión y de detección por parte del enemigo, al igual que la vulnerabilidad de los elementos del frente a un ataque durante el relevo. Dada una situación en la cual se empleen tres elementos como escalón de resistencia en el frente, el relevo podrá ser realizado por los elementos, uno tras otro, en forma sucesiva, o los tres simultáneamente. Es deseable que se evite relevar unidades adyacentes al mismo tiempo; en consecuencia, el relevo de los elementos ubicados en los flancos o 214
    • del elemento ubicado en el centro, puede ser ejecutado separadamente, comenzando desde cualquier flanco hasta los elementos centrales. Cualquiera de estas secuencias requiere mayor tiempo para su realización, tiempo que un relevo de los elementos uno por uno, la vulnerabilidad a un ataque enemigo y la posibilidad de confusión durante el relevo es mucho menor en la conducción de cualquier secuencia que cuando se relevan todos los elementos avanzados al mismo tiempo. El proceso de selección de la secuencia lateral del relevo impone el análisis de los siguientes factores: (a) La efectividad de combate de la unidad que va a ser relevada. Si una unidad en particular ha sufrido fuertes pérdidas en hombres o equipos, deberá ser considerada en primera prioridad para su relevo. (b) Las características del terreno. (c) Las unidades con mayor probabilidad de detección por parte del enemigo deben ser relevadas en último término para asegurar que exista el mayor número de elementos frescos en posición antes de que ocurra la detección. (d) Posibilidades del Enemigo. (e) Si la ubicación y el tamaño de las direcciones de aproximación permiten que el enemigo pueda atacar rápidamente en una determinada área del sector de una unidad, esta unidad debe ser considerada para la ejecución inmediata o temprana de su relevo. (f) El control de las Unidades. (g) Debe evitarse el relevo simultáneo de unidades adyacentes, en la medida que haya mayor oportunidad de confusión por causa de las prioridades en el uso de rutas y otras medidas de control. Además debe considerarse que la concentración de un gran número de unidades en áreas pequeñas vulnerabilidad ante un ataque enemigo. 215 aumenta su
    • (h) La misión subsiguiente de la unidad que está siendo relevada. (i) Si algunas unidades en particular requieren tiempo para prepararse y ejecutar su próxima misión deben ser consideradas con prioridad para ser relevadas. d) Planificación de la sustitución La orden para ejecutar una sustitución normalmente incluirá instrucciones sobre el cumplimiento de la acción en horas de la noche o durante períodos de visibilidad reducida, y el tiempo en el cual será conducido el relevo, pudiendo también contemplarse la secuencia de relevo que deben aplicar las unidades. Los comandantes y la plana mayor de las Unidades que intervienen en la operación realizan reuniones de trabajo para resolver los detalles del relevo. Los planes elaborados y aprobados para la ejecución de la acción deben ser detallados, además, su desarrollo debe permitir la simplicidad en la ejecución. Cuando se elabora el plan de sustitución, deben realizarse coordinaciones sobre los siguientes detalles: (1) Intercambio de Planes y Personal de Enlace Los comandantes y la plana mayor o estado mayor de las Unidades que ingresan o se incorporan al combate en la acción de relevo, deben estar profundamente familiarizados con el plan defensivo de las unidades relevadas, incluyendo planes de fuego, planes de barreras y planes de contraataque. Las unidades que están siendo relevadas dejan el personal de enlace con la unidad entrante. Esta acción se cumple normalmente en unidades de nivel igual y superior a la compañía. Este personal de enlace es intercambiado entre las unidades involucradas con suficiente anticipación a la operación, y permanece con la unidad entrante hasta que se haya familiarizado con la situación. (2) Secuencia del Relevo (Si no ha sido especificado por el Comando Superior que ordena el 216
    • relevo). Cuando el Comando Superior especifica la secuencia, del frente hacia la retaguardia o de la retaguardia hacia el frente, pero no incluye instrucciones sobre la secuencia lateral del relevo, dentro del área de resistencia, debe procederse a determinar tal secuencia. (3) Traspaso del Mando La unidad relevada es responsable por la defensa del sector asignado hasta que se produzca el traspaso del mando. La secuencia de relevo y el momento en que se realizará el traspaso del mando del comandante saliente al comandante entrante, puede ser especificada en la orden del comando superior. Si no ocurre así, los dos comandantes de unidad decidirán sobre este aspecto de mutuo acuerdo. Normalmente la entrega del mando ocurre cuando el grueso o dos tercios de la unidad entrante están en sus posiciones, los comandantes de las unidades subordinadas han asumido la responsabilidad en los sectores que les han sido asignados, y el comandante de la unidad entrante tiene suficientes facilidades de comunicaciones operando que le permitan ejercer el control sobre la totalidad de su sector. (4) Reconocimiento Se hacen arreglos para la conducción del reconocimiento por parte de los comandantes y oficiales de la plana mayor de todos los escalones de las unidades entrantes. Este reconocimiento será conducido en horas diurnas y nocturnas. El reconocimiento debe incluir: Posiciones defensivas, áreas de reunión, puestos de mando, puestos de socorro, rutas para tráfico a pie y de vehículos, posiciones de las armas, y la ubicación de las unidades e instalaciones de apoyo de servicio para el combate, incluyendo la hora en que se desplazarán los trenes y estarán listos para apoyar la unidad. 217
    • El comandante debe limitar el tamaño y el número de los destacamentos de reconocimiento, así como también los vehículos. (5) Seguridad Se hacen todos los esfuerzos, a todos los niveles de mando, para evitar que el enemigo obtenga información sobre el relevo. Las actividades normales (fuegos, patrullas, actividades de comunicaciones, radares, entre otros) de la unidad saliente deben mantenerse durante la ejecución del relevo. Se imparten instrucciones para restringir el tamaño de los destacamentos de reconocimiento; así mismo, el desplazamiento de estos destacamentos debe ejecutarse mediante técnicas de infiltración. La unidad entrante debe usar los vehículos de la unidad saliente para realizar el reconocimiento. Las redes de radio de la unidad entrante no deben ser utilizadas en la nueva área hasta tanto no se haya completado el relevo. Las medidas de seguridad de las comunicaciones incluyen el uso de alambre como medio principal. Los radios son usados lo menos posible. Las redes de radio de la unidad entrante deben continuar su operación normal en la vieja posición hasta que se complete el relevo. El registro de fuegos debe ser coordinado por la unidad saliente hasta que se efectúe el traspaso de mando. La unidad saliente debe proporcionar seguridad y vigilancia (patrullas y radar) durante la ejecución del relevo. Como medidas complementarias de seguridad y engaño deben considerarse las siguientes.: Ejecutar el relevo en el menor tiempo posible para reducir la concentración y la vulnerabilidad; esto será factible si se efectúa la concentración en el tiempo, hay una dispersión adecuada de las unidades, se cumple la disciplina de iluminación y ruido, y se controlan los desplazamientos en todas las carreteras y rutas de marcha. Se obtiene 218 mayor seguridad cuando los
    • observadores avanzados y oficiales de enlace de la artillería permanecen en posición hasta que se complete el relevo. No se deben incluir en las patrullas efectivos pertenecientes a la unidad entrante, ya que si son capturados pueden revelar la presencia de una nueva unidad en el área y por consiguiente comprometer la acción. (6) Control de Movimiento Las coordinaciones para el control de las unidades que se desplazan dentro y fuera del área incluyen las siguientes consideraciones: (a) Rutas y prioridades de uso. (b) Responsabilidades por el control de tránsito. (c) Ubicación de áreas de reunión. (d) Asignación de guías para las unidades entrantes. (e) Uso común de medios de transporte por parte de las unidades involucradas para reducir el número de vehículos en el área. El control del movimiento es una función crítica en las operaciones de relevo, por eso debe ubicarse el personal para control de tránsito en los puntos críticos a lo largo de las rutas; así mismo, deben identificarse las áreas de reunión a todas las unidades y especificar las actividades a ejecutar en dichas áreas. Se designan guías de las unidades entrantes y salientes, y se informa a todo el personal del lugar y momento en que ellos se reportarán. (7) Inteligencia La unidad saliente transfiere toda la información e inteligencia, concerniente al enemigo y al área de operaciones, a la unidad entrante. Los requerimientos adicionales de inteligencia de la unidad entrante deben ser proporcionados por la unidad saliente. (8) Apoyo de Fuego Normalmente las Unidades de apoyo de fuego que están siendo relevadas permanecerán en posición hasta que hayan sido relevadas las unidades ubicadas en las áreas de resistencia. 219
    • Si se dispone de suficientes posiciones de tiro, las unidades de apoyo de fuego entrantes pueden seleccionar nuevas posiciones de tiro, desde las cuales puedan realizar las misiones de apoyo de fuego de la unidad relevada. Si no se dispone de suficientes posiciones de tiro, las unidades de apoyo de fuego serán relevadas en posición. Pudiera ser necesario relevar estas unidades aplicando la secuencia individual, o se releva una unidad en cada oportunidad para evitar la congestión. Cuando el relevo es conducido durante un período que abarca más de una noche, en la primera noche se desplaza hacia el frente una pieza de cada batería de artillería para obtener los datos de registro. Los observadores avanzados de la unidad saliente deben permanecer en posición hasta que se complete el relevo. (9) Intercambio de Equipo La acción de relevo implica que ciertas armas y equipos pueden ser intercambiados entre las unidades involucradas. Debido a las dificultades que impone la situación de visibilidad reducida en horas de la noche, para la ubicación y emplazamiento preciso de las armas, se deben realizar intercambios de los trípodes de las ametralladoras y placas-base de morteros pesados y livianos. Las armas, cuyo servicio implica el uso de escuadras de sirvientes, pueden ser intercambiadas en aquellos casos en que sea difícil su desplazamiento o se precise asegurar el disparo electivo de fuegos. Tal intercambio es realizado bajo la condición de arma por arma y de acuerdo con las instrucciones impartidas por el comando inmediato superior en la orden para la acción de relevo. Las unidades salientes dejan en las posiciones grandes volúmenes de abastecimientos, tales como municiones, materiales de fortificación de campaña, y otros similares, difíciles de trasladar. También pueden dejar líneas alámbricas y teléfonos, planes de fuego y registros de campos minados. 220
    • (10) Apoyo de Servicio de Combate Las unidades entrantes y salientes efectuarán coordinaciones sobre los siguientes aspectos: (a) Intercambio de abastecimiento (b) Uso de instalaciones (c) Transferencia de prisioneros de guerra (d) Operación de puntos de reunión de personal civil. (e) Desplazamiento de unidades de apoyo de servicio para el combate. (f) Uso de medios de transporte. (g) Control de tránsito. 6) Repliegue a través de una posición hacia retaguardia Esta es una operación en la cual una unidad que efectúa un movimiento retrógrado pasa a través del sector de una unidad que ocupa una posición defensiva en la retaguardia. La acción de repliegue, a través de una posición de retaguardia, ocurrirá en la defensa cuando un escalón de seguridad se repliega a través de otro escalón de seguridad o de la L.P.R, o cuando una fuerza empeñada en un ataque de desarticulación se repliega a través de la L.P.R. Esta acción es conducida tanto en los movimientos retrógrados como en la defensa, para cumplir el repliegue de las fuerzas de seguridad o de cobertura, inicialmente ubicadas delante de una posición de retardo en un retardo, en posiciones alternas, y en el contraataque para desaferrarse. Hay que hacer una distinción entre "ayudar el repliegue de una unidad amiga" y "apoyar el repliegue de una unidad amiga". El primer caso: se aplica a la situación en la cual una fuerza que no está en contacto con el enemigo, se repliega a través de una posición de retaguardia. Tal condición existe cuando la fuerza de cobertura de una división se repliega a través de una posición defensiva, mientras que los puestos avanzados 221
    • generales (P.A.G) están retardando al enemigo. La unidad que está en posición presta ayuda a la unidad que pasa, pero no se efectúa un traspaso de responsabilidad. Se hace énfasis en la necesidad de que la unidad replegada conduzca un movimiento rápido y ordenado. El segundo caso: se aplica a la situación en la cual una fuerza que está en contacto con el enemigo se repliega a través de una fuerza de retaguardia. Tal condición existe cuando un puesto avanzado general (P.A.G), que ha estado conduciendo una acción de retardo, se repliega a través de una posición defensiva. Esta situación implica la transferencia de responsabilidad y requiere la consideración de la transferencia de responsabilidad de todos los aspectos de coordinación mencionados en el sobrepasamiento. La unidad que está en posición proporciona todo el apoyo que sea posible a la unidad que ejecuta el repliegue. Una vez que la unidad que ejecuta el repliegue concluye el movimiento a través de la posición defensiva, la unidad que está en posición asume la responsabilidad del sector. A la unidad que ejecuta el repliegue se le asignan prioridades en el uso de carreteras y facilidades, siempre que tal asignación no cause debilitamiento en la defensa. Se deben realizar todos los esfuerzos para evitar que la fuerza pueda presentar un blanco lucrativo. Estas consideraciones deben ser cumplidas en la planificación del movimiento hacia la retaguardia, y a través de la posición defensiva. Las unidades que ejecutan el repliegue y las unidades que están en posición deben preparar y coordinar cuidadosamente un plan para identificarse y reconocerse mutuamente. d. Engaño Táctico El engaño táctico contribuye a la seguridad y sorpresa, aumenta la probabilidad de éxito de la operación, engañando al enemigo y llevándolo a reaccionar de manera ventajosa para las fuerzas propias. El engaño táctico puede ser utilizado para compensar la potencia de combate relativamente inferior y permitir el empleo económico de personal, material y equipo. El 222
    • comandante emplea el engaño para disfrazar o encubrir verdaderos dispositivos, posibilidades e intenciones. El plan de engaño es parte integrante de toda planificación operacional en la elaboración el comandante deberá concebir y procurar comprender el punto de vista del enemigo, tomando en consideración las consecuencias sobre las operaciones propias, si el engaño no produce los resultados esperados. El plan adoptado debe ser tal que, en caso de fracaso, no acarree la derrota en la operación. La coordinación con las unidades del escalón superior, adyacentes y subordinadas, es esencial para que el plan de engaño no comprometa los otros planes de operaciones y de engaño. Las operaciones de engaño táctico son la finta, la demostración y el engaño. 1) La finta La finta es un ataque con objetivo limitado de poca profundidad, que tiene el propósito de engañar al enemigo y obligarlo a reaccionar físicamente, orientando sus medios en una dirección deseada, diferente a la operación principal, o simplemente tiende a confundir al enemigo en sus conclusiones sobre la verdadera dirección del ataque principal. Algunas reacciones del enemigo pueden ser: orientación de las reservas en forma favorable para nuestro ataque; transportes de fuego de apoyo lejano al ataque principal; y desencadenamiento de los fuegos defensivos. Esto nos permitirá revelar su plan de defensa. La finta debe ejecutarse con unidades de magnitud variable, pudiendo ser desde un simple golpe de mano hasta el ataque de una unidad mayor, dependiendo de la magnitud de sus efectivos y de la reacción deseada. La finta como operación de engaño se planifica y ejecuta en forma similar a otros ataques, siendo más conveniente cuando el enemigo dispone de fuertes reservas y el atacante tiene varias formas de acción; se diferencia del ataque secundario en que el objetivo impuesto, aparte del engaño, no contribuye necesariamente a la conquista del objetivo final; aunque los dos coinciden en que distrae la atención del enemigo sobre la dirección del ataque principal. 223
    • 2) La Demostración Es una operación destinada a engañar al enemigo mediante el empleo de una fuerza en un sector donde no se trata de obtener una decisión. Difiere de la finta en que no se efectúa un avance contra el enemigo. Las consideraciones técnicas básicas que sirven para la planificación de las fintas, también se aplican a las demostraciones. Para una demostración se requiere menor cantidad de tropas que para la ejecución de una finta. La fuerza de demostración puede hacer un empleo extenso de los fuegos, el humo, dispositivos sonoros y equipo simulado. Las demostraciones son particularmente eficaces cuando el enemigo y las fuerzas de la demostración están separadas por un obstáculo, ya que esta situación puede ser utilizada provechosamente para simular concentraciones de las fuerzas para operaciones tales como transposición de cursos de agua, o ataques contra áreas fortificadas. 3) El Engaño Se materializa a través de medidas tales como: el ardid, las posiciones simuladas, la información falsa y la incursión. a) El ardid. Es una medida que se emplea para conducir al enemigo a falsas conclusiones y a determinar una posible forma de acción. El uso de varios vehículos que tiran de cadenas para levantar nubes de polvo que simulen grandes fuerzas, el movimiento de tanques a través de un área durante la noche, el uso de altoparlantes u otros equipos electrónicos de sonidos en las áreas avanzadas para desviar la atención enemiga de otras actividades y el lanzamiento simulado de paracaidistas para engañar al enemigo y hacer que empeñe sus reservas en áreas donde no se lanzará el ataque principal, son ejemplos de ardid. b) Posiciones simuladas. Se establecen y se mejoran de igual forma que las posiciones reales. Esto sirve para engañar al enemigo y hacerle creer que hay fuerzas en las posiciones cuando en realidad no las hay. Las posiciones deben estar ocupadas por monigotes y 224
    • armamento falso, a la vez que se debe mantener cierto grado de actividad para alcanzar el efecto deseado. c) La información falsa. Comprende publicaciones, mensajes, emisiones de radio falsas o engañosas; para que sea eficaz debe ser divulgada en forma oportuna. Cuando se utiliza esta medida de engaño, se debe explicar a las propias tropas cuál es su propósito, a fin de evitar que ellas también sean víctimas del engaño. También puede establecerse un plan de emisiones y mantener las comunicaciones por el tiempo que dure la operación. d) La Incursión. Como una medida de engaño, es un ataque que se ejecuta con la finalidad de confundir al enemigo en sus conclusiones sobre nuestra capacidad combativa y hacerle variar sus posibles formas de acción. Se ejecuta sin ninguna intención de retener el terreno. Su preparación y ejecución es la misma que cualquier incursión, variando simplemente en la finalidad. e. Operaciones de enlace táctico El enlace es una operación que engloba la acción de dos unidades terrestres propias, las mismas que buscan el contacto físico; puede ser ejecutado entre una fuerza en movimiento y otra estacionada, o entre dos fuerzas en movimientos convergentes. Tal encuentro puede ocurrir cuando se ejecutan operaciones Aerotransportadas o de asalto aéreo, en la sustitución de una fuerza aislada, en un ataque para tomar contacto con una fuerza que se ha infiltrado. Cuando la operación de enlace ocurre entre una fuerza que está estacionada y una fuerza móvil (denominada fuerza de enlace), esta tiene que ejecutar una operación ofensiva en busca del contacto físico entre las fuerzas; mientras que la fuerza estacionada debe ejecutar una operación defensiva con la finalidad de mantener la posición en la región donde será ejecutado el enlace. Así mismo, una operación de enlace inicialmente es ejecutada como una ofensiva normal y, a medida que se aproxima el momento del enlace, la coordinación y el control son intensificados por medio de restricciones impuestas para las dos fuerzas. 225
    • Cuando dos fuerzas en movimiento realizan un enlace, las medidas de coordinación y control deben ser intensificadas y después de la concentración las fuerzas continúan en el cumplimiento de sus misiones. La operación de enlace táctico se realiza cuando una unidad terrestre está rodeada y otra concurre en su auxilio. Consecuentemente, puede ocurrir en cualquier tipo de combate, aunque es más frecuente en las Acciones AireTierra, debido a las características intrínsecas de la cabeza aérea. Una de la fuerza que esté ejecutando una defensa perimetral en una localidad o en espacio llano, estará total o parcialmente rodeada por el enemigo y sus condiciones de lucha variarán de una razonable expectativa de manutención en un plazo adecuado o hasta estar cerca de la destrucción total, por efecto de un prolongado cerco. De ello dependerá su participación en la acción de enlace, ya que, cuando está en menores problemas, puede cooperar ofensivamente para realizar lo proyectado y, cuando está exhausta, difícilmente será capaz de abandonar sus posiciones. La otra fuerza, de mayor potencia, concurrirá a ejecutar el relevo de la anterior, ya sea para dejarla en su retaguardia, continuando hacia adelante en procura de otros objetivos o evacuándola y retirándose conjuntamente, debiendo, previo a ello, destruir parte de la fuerza adversaria que se opone. Esta fuerza realizará un ataque, de cualquiera de los tipos ya mencionados, y conquistará objetivos que, dependiendo del estado combativo de la fuerza rodeada, podrán estar más o menos distantes de su ubicación física. Allí en esos objetivos se producirá el contacto entre ambas fuerzas, habiendo eliminado al enemigo existente entre las dos. Por ello, la coordinación necesaria para evitar las bajas entre ellas deben estar claramente establecidas en un Plan de Enlace, anexo al de ataque de la fuerza rodeada y si es factible, enumerados todos y cada uno de los detalles necesarios, como línea de coordinación de los fuegos de ambas fuerzas; objetivos distintos, pero concurrentes, que ambas fuerzas conquistarán, señales uniformes de todo tipo a usarse; empleo de oficiales de enlace que las fuerzas intercambien para clarificar más la situación; líneas de seguridad de bombardeo y fuego, que se irán acercando desde ambos costados hasta detenerse, dejando un espacio sin batir, de acuerdo con el 226
    • calibre de las armas, entre otros. Se tratará de poner al adversario en la alternativa de luchar en dos frentes, debilitando sus fuerzas e impidiéndole la reunión de sus medios, a la vez que someterlo, idealmente a dos ataques desde distintas direcciones que convergen hacia una zona. El Plan de Enlace debe ser el mismo para ambas fuerzas y anexo de las actitudes que cada una de ellas adoptará; pensado y desarrollado por oficiales de la plana mayor y de ambas fuerzas. La planificación de una operación de enlace debe considerar los siguientes aspectos de importancia: 1) Relaciones y responsabilidades de comando; 2) Coordinaciones de comando y estado mayor; coordinación de los esquemas de maniobra; 3) Medidas de coordinación de apoyo de fuegos, coordinación y cambio de planes de comunicaciones; 4) Compatibilizar los sistemas de comunicaciones; 5) Establecimiento de un sistema de reconocimiento mutuo; y 6) Acciones que serán realizadas después del enlace. f. Operaciones de transposición de cursos de agua Los cursos de agua, considerados como obstáculos, imponen restricciones al movimiento y a la maniobra de una fuerza atacante, por lo tanto, se constituyen líneas naturales de resistencia para el defensor. La transposición de un curso de agua, considerado como obstáculo, que no dispone de puntos de pasaje utilizables y cuyo margen de llegada se encuentra defendido por el enemigo, obliga a la conquista y mantenimiento de una cabeza de puente. En este caso el cruce en sí del curso de agua es operación complementaria para la continuación de las operaciones a partir del margen de llegada. 227
    • 1) Características de las Operaciones Un ataque, a través de un curso de agua considerado como obstáculo, exige preparativos técnicos y tácticos proporcionales a la magnitud del río y al valor de las fuerzas enemigas. Además ciertas necesidades como: (a) Tipos especiales de información; (b) Entrenamiento especializado; (c) Coordinación cerrada de todas las fuerzas; (d) Equipamiento para la travesía; y (e) Medios adecuados para el control durante la travesía. Se debe poner especial énfasis a la guerra electrónica, al empleo oportuno de fuerzas de asalto aéreo, Aerotransportadas o infiltradas por medios fluviales, ya que el empleo oportuno de las fuerzas facilita las operaciones de transposición de cursos de agua. Además debe considerarse también la explotación de los recursos locales. La planificación debe ser iniciada lo más rápido posible, a fin de asegurar que los medios para la travesía estén disponibles tan pronto como las fuerzas han alcanzado el río. El avance hacia el río debe ser realizado, de preferencia, sin pérdida del impulso. La sorpresa y la oportunidad del ataque pueden crear las condiciones para la conquista de puentes intactos. Los fuegos de apoyo pueden ser utilizados para la conquista de un puente intacto y para la neutralización del personal que lo defiende. La ventaja obtenida por la captura de un puente debe ser explotada. Medidas de engaño, tales como fintas y/o demostraciones, pueden ser ejecutadas, a fin de desorientar al enemigo en cuanto al lugar de travesía. El movimiento continuo, sin pérdida de tiempo, es esencial para la concentración de medios. Las fuerzas de asalto, embarcadas en medios fluviales o vehículos blindados anfibios, aceleran la travesía y reducen la dependencia de los puentes y vados. Se debe preferir maniobras de envolvimiento, buscando trasponer el río por 228
    • los flancos de la posición del enemigo, antes que las maniobras frontales que inciden sobre la parte más fuerte del enemigo. 2) La transposición en las operaciones ofensivas La transposición de cursos de agua puede ser inmediata o preparada. Una transposición inmediata es aquella realizada con un mínimo de pérdida del ímpetu y se caracteriza por la velocidad, sorpresa, audacia y descentralización de las acciones. Debe ser ejecutada siempre que sea posible. Una transposición preparada es aquella realizada después de los preparativos necesarios, se caracteriza por la centralización de la planificación y de la ejecución de las operaciones. Por la pérdida de tiempo que ocasiona y por el número elevado de bajas y pérdidas que acarrea, solamente debe ser realizada cuando la situación así lo exija. Cuando el río no estuviere defendido, son realizadas travesías de oportunidad y, en este caso, la planificación queda restringida a los problemas técnicos de ingeniería y de control de tránsito. 3) La transposición en las operaciones retrógradas Una transposición de un curso de agua, por una fuerza que ejecuta un movimiento retrógrado, requiere de una planificación tan detallada como sea posible y de un control centralizado. Dependiendo de las acciones del enemigo, la presencia de una fuerza defensiva en el margen de llegada puede tornarse imprescindible para el desarrollo de la operación y para las fuerzas que ejecutan el movimiento retrógrado. La travesía del río debe ser ordenada y rápida. Las fuerzas trasponen el río en el tiempo y lugar que mejor se adapten a la situación, con el cuidado de no delatar anticipadamente los probables sitios de cruce, a fin de que estos no se tornen en blancos rentables para la artillería del enemigo. El apoyo de fuego cobra especial importancia cuando los últimos elementos rompen el contacto con el enemigo y ejecutan la transposición. 229
    • Cuando la situación lo impone, los sitios de cruce son desactivados y los medios allí empleados son removidos o destruidos. El empleo de helicópteros para exfiltrar a las tropas, en unión con la desactivación de los sitios de cruce y medios de travesía, puede acelerar la operación y facilitar el desaferramiento de las fuerzas. g. Inteligencia Las operaciones de inteligencia son las actividades de obtención, evaluación, análisis e interpretación de toda información disponible, referente a uno o varios aspectos de cada una de las áreas geográficas o de actividades humanas, las cuales son de importancia potencial para el desarrollo y ejecución de planes, normas y operaciones. Desde tiempos de paz o de normalidad, está presente la preocupación en cuanto a información adecuada y oportuna. Muchas veces, la búsqueda sistemática de información no es suficiente, requiriendo actividades peculiares, cuya planificación y ejecución pueden romper cualquier esquema. Por otro lado, cualquier operación militar debe ser precedida de un levantamiento adecuado de información. 1) Condicionantes Las operaciones de inteligencia deben ser planificadas al más alto nivel para que no existan interferencias que perjudiquen las acciones en curso. En los diversos escalones, una operación de inteligencia es ejecutada mediante orden o autorización del escalón superior. El sigilo de las acciones en ejecución y la identidad del personal participante deben ser preservados al máximo. Todos los elementos inmiscuidos en una operación deben ser previamente habilitados y seleccionados de acuerdo con su aptitud específica para cada caso. Las operaciones de inteligencia deben ser provistas de recursos suficientes para que puedan ejecutarse de forma independiente y eficiente, preservando, así mismo, el principio de descentralización. 230
    • La integración de la inteligencia y de las operaciones es esencial para asegurarle al comandante el cumplimiento de esta exigencia. Deben ser establecidos canales seguros para la transmisión de los informes obtenidos, inclusive con una organización celular que no comprometa el conjunto de la operación. Deben ser resaltadas las medidas de contrainteligencia, teniendo en cuenta las necesidades de seguridad a fin de negarle la sorpresa al enemigo. Los planes y órdenes para las operaciones de inteligencia deben ser simples, objetivos y adecuados a los medios disponibles. Se debe resaltar la importancia de objetivos de inteligencia lógicos y compatibles con las posibilidades del elemento ejecutante. 2) Finalidades de las operaciones de Inteligencia dentro del campo de batalla Las finalidades de la inteligencia dentro del campo de batalla son: (a) Visualizar la fuerzas enemigas y determinar sus posibilidades e intenciones. (b) Localizar e identificar las fuerzas enemigas empeñadas. (c) Identificar objetivos. (d) Detectar vulnerabilidades enemigas y proporcionar medidas necesarias para su explotación. (e) Asesorar en la adopción de medidas de protección a nuestras tropas en las operaciones. (f) Explotar el terreno y las condiciones climáticas o meteorológicas en provecho propio. (g) Realizar el control de datos. Los planes y órdenes para las operaciones de inteligencia deben ser simples, objetivos y adecuados a los medios disponibles. Se debe resaltar la importancia de objetivos de inteligencia lógicos y compatibles con las posibilidades del elemento ejecutante. 231
    • h. Guerra electrónica Las operaciones de guerra electrónica constituyen las acciones tomadas para interferir o reducir el uso efectivo del espectro electromagnético por parte del enemigo, así como las acciones para asegurar la eficiencia del empleo de aquel espectro por las fuerzas propias. Las operaciones de guerra electrónica son parte integrante de las operaciones militares. Ellas reducen la capacidad de mando y control de los comandantes enemigos, por el debilitamiento o el total silencio de sus sistemas de comunicaciones en momentos críticos, y engañan al enemigo con transmisión de mensajes falsos. Las operaciones de guerra electrónica deben ser conducidas y controladas por un escalón capaz de avalar los beneficios que estas pueden generar, así como las posibles interferencias en los sistemas de comunicaciones propios. Los beneficios a largo plazo, derivados de las informaciones obtenidas por las medidas electrónicas de apoyo, pueden sobrevalorar las ventajas tácticas inmediatas de las interferencias en las comunicaciones del enemigo; por esto, es necesario una íntima coordinación entre las actividades de inteligencia y las operaciones de guerra electrónica. Las operaciones de guerra electrónica, comprenden actividades de: contramedidas electrónicas; contra-contramedidas electrónicas; y medidas electrónicas de apoyo. Las contra-contramedidas electrónicas facilitan el empleo de los sistemas electrónicos propios y reducen su vulnerabilidad a la interferencia enemiga. Las contra medidas activas incluyen la interferencia de las comunicaciones de los radares de vigilancia y búsqueda de blancos, de las ayudas de navegación y otros medios electrónicos, a la vez que las medidas electrónicas de apoyo proveen datos sobre las características, contenido y origen de las emisiones electromagnéticas del enemigo. La creciente utilización de equipos electrónicos en las comunicaciones exige una mayor protección de los sistemas de comunicaciones y electrónicos propios y una efectiva interferencia de los sistemas del enemigo. Los comandos de todos los escalones deben comprender que cuanto más 232
    • precisas y detalladas sean las órdenes, y su emisión con la suficiente anticipación a las unidades subordinadas, menor será la necesidad de utilización de medios electrónicos para la coordinación y control durante el combate y, en consecuencia, se minimizan las vulnerabilidades ante las operaciones de guerra electrónica del enemigo. Al mismo tiempo, será mayor la libertad de acción para actuar ofensivamente en el espectro electromagnético contra las fuerzas enemigas. i. Operaciones Psicólogas (OPSIC) Son todas las operaciones político militares, ideológicas, planificadas y conducidas para crear en los grupos enemigos, hostiles o propios, opiniones, emociones, actitudes o conducta favorables al cumplimiento de las misiones en el Teatro De Operaciones Terrestre. Las operaciones psicológicas disminuyen el estado de ánimo y la eficiencia de combate de las tropas enemigas, promoviendo la disidencia y deserción. Así mismo, se las emplea para mantener en alto el estado de ánimo de las tropas y para contrarrestar la subversión y propaganda del enemigo. Estas operaciones no pueden lograr objetivos con sus fuerzas, solamente son operaciones de apoyo. Su eficacia está limitada por: requisitos de seguridad; restricciones inherentes a la estrategia operacional; insuficiencia de los medios de comunicación; barreras del idioma; perjuicios del auditorio; y contramedidas del enemigo. Estas limitaciones pueden vencerse tomando previsiones basadas en la inteligencia producto de evaluaciones especializadas. Las operaciones psicológicas se basan en su reacción positiva inmediata a la situación, por lo que deben ser móviles y descentralizadas, proporcionando apoyo directo a las unidades tácticas. 2. Operaciones Tácticas Fundamentales a. La Ofensiva Es la forma decisiva de la guerra. Si bien, ciertas consideraciones estratégicas, operacionales o tácticas imponen la necesidad de adoptar temporalmente la 233
    • defensa, la derrota del enemigo exige, tarde o temprano, pasar a la ofensiva; más aún, considerando que la ofensiva es el medio de tomar la iniciativa y conservarla. La ofensiva es considerada como la más clara manifestación de la voluntad de vencer; constituye la forma más decisiva de combate, en la cual el comandante selecciona el lugar y el momento para concentrar sus fuerzas y destruir al enemigo. Por estas razones, es necesario que un comandante conozca las características, fundamentos, maniobras ofensivas, operaciones ofensivas especiales, entre otras, para que esté en capacidad de planificar y conducir la ofensiva y para grabar en su conciencia que solamente con estas acciones obtendrá la victoria. 1) Definición La ofensiva es el conjunto de acciones tácticas, por medio de las cuales se ataca al enemigo para destruirlo o vencer su voluntad de lucha. 2) Finalidades de las operaciones ofensivas El principal propósito o finalidad por la que se ejecuta una operación ofensiva, es vencer la voluntad de lucha del enemigo, pero también puede cumplir los siguientes propósitos: a) Conquistar y mantener el terreno clave. b) Destruir al enemigo. c) Privar al enemigo de recursos. d) Aislar a una fuerza enemiga. e) Facilitar operaciones futuras. f) Obtener información sobre la situación y potencia del enemigo. g) Fijar al enemigo restándole libertad de movimiento y maniobra. h) Desorganizar posibles operaciones ofensivas del enemigo; y i) Engañar al enemigo. 234
    • 3) Características de las operaciones ofensivas Las operaciones ofensivas se caracterizan por: La sorpresa, la concentración de fuerzas, la rapidez, la flexibilidad y la audacia. a) La Sorpresa Consiste en colocar al adversario ante una situación para la cual no está preparado y que, si lo está, no tenga oportunidad de reaccionar adecuadamente. Esto se puede lograr: (1) Mediante el reconocimiento y la vigilancia Para lograr la sorpresa, es necesario mantener contacto con el enemigo, de manera permanente, a través del reconocimiento y la vigilancia, así se lo podrá atacar de forma sorpresiva. (2) Atacando al enemigo en un momento y lugar inesperado La sorpresa puede ser obtenida operando de una manera contraria a la que el enemigo espera; por ejemplo, atacando sobre un terreno difícil, utilizando una avenida de aproximación secundaria o durante condiciones meteorológicas adversas. (3) Empleando medidas de engaño La sorpresa puede ser obtenida mediante la manipulación de lo que el enemigo espera que hagamos a través de engaños, fintas, demostraciones y otras artimañas. (4) Cambiando la estructura y/o el ritmo del combate La sorpresa también puede ser creada al alterar radicalmente la estructura o el ritmo del combate. Por ejemplo, la introducción de fuerzas aerotransportadas, aeromóviles, o de fuerzas especiales en la retaguardia del enemigo. b) La Concentración Mientras que la sorpresa frecuentemente contribuya al éxito ofensivo, la concentración del esfuerzo es esencial para su obtención y explotación. La concentración consiste en la masificación y sincronización del poder de 235
    • combate en contra de las debilidades del enemigo. La concentración se logra: (1) Planificando en base a la inteligencia, generada por un a gresivo reconocimiento. (2) Masificando rápidamente las fuerzas y los fuegos para destruir la defensa enemiga. (3) Sincronizando la maniobra con el apoyo para el combate y apoyo de servicio para el combate. c) La Rapidez El ataque debe moverse rápidamente. La rapidez es esencial para el éxito; ella fomenta la sorpresa, mantiene al enemigo fuera de equilibrio, contribuye a la seguridad de la fuerza atacante, e impide al defensor reaccionar de acuerdo con sus planes. La rapidez es la clave para negar al enemigo el tiempo para reaccionar o reorganizarse, permitiendo sacar ventaja de las debilidades. La rapidez se logra: (1) Entendiendo claramente la intención del comandante. (2) Mejorando las destrezas para el combate. (3) Reconociendo las rutas a emplearse. (4) Mediante un eficiente mando y control. (5) Disponiendo las acciones a través de órdenes fragmentarias. (6) Empleando técnicas de movimiento y formaciones que permitan a la fuerza moverse rápidamente y con seguridad. (7) Aislando a las fuerzas enemigas por medio del fuego. (8) Con un rápido abastecimiento logístico. (9) Empleando la inteligencia y guerra electrónica oportunamente. (10) Manteniendo el ímpetu de ataque. 236
    • d) La Audacia Es la decisión para asumir riesgos con el propósito de vencer; por lo tanto, el comandante audaz debe ser rápido para tomar riesgos prudentes, basando sus decisiones en el análisis táctico de la situación del combate. El comandante audaz debe compartir los riesgos del combate con sus tropas, moviéndose a los lugares críticos para liberar sobre la base del ejemplo. e) La Flexibilidad Es la habilidad de un comandante para enfrentar situaciones imprevistas y estar en condiciones de explotar las oportunidades que se le presentan, manteniendo la libertad de acción. Durante la planificación, la flexibilidad se logra a través del análisis de los cursos de acción que se generan mediante los juegos de guerra, y la ejecución de la acción ofensiva se logra mediante: (1) Reconocimientos continuos y agresivos, que permitan determinar las debilidades del enemigo. (2) La reserva, cuando puede asumir la misión del ataque principal o de explotar las debilidades del enemigo. (3) Un buen sistema de mando y control que permitan al comandante comunicar rápidamente sus decisiones durante el combate. (4) Planes alternos que permitan cambiar el esfuerzo principal o la prioridad de fuegos. (5) La utilización de órdenes fragmentarias y medidas de control. 4) Fundamentos de las operaciones ofensivas Los fundamentos de las operaciones ofensivas son los siguientes: a) Establecer y mantener el contacto Es primordial que una fuerza que va a ejecutar una acción ofensiva, establezca lo más pronto posible el contacto con el enemigo, si aún no lo tiene, o lo restablezca, si lo ha perdido; una vez logrado el contacto, es 237
    • imperativo mantenerlo hasta que el comando que ha planificado la acción ofensiva cumpla con su misión. b) Desarrollar la situación El desarrollo de la situación está ligado estrechamente al establecimiento y mantenimiento del contacto, ya que la acción inmediata de la fuerza que ha establecido el contacto es desarrollar la situación, lo cual incluye todas las actividades que se requieren para determinar dispositivo, composición y efectivo del enemigo. c) Explotar las debilidades que se conoce del enemigo En situaciones donde fuerzas de maniobra enemigas tratan de lograr una ventaja táctica, el comandante elude hacerle frente al esfuerzo principal enemigo y reacciona con máxima rapidez para aprovechar de sus debilidades conocidas, a fin de contribuir de esta manera al éxito de la acción. d) Ocupar o controlar terreno clave (crítico) El cumplimiento de la misión ofensiva, a menudo, depende de si se puede lograr un pronto control o la neutralización del terreno clave, el mismo que constituye un área de vital importancia tanto para el enemigo como para las fuerzas propias. e) Retener la iniciativa Uno de los fundamentos más importantes que el comandante debe tener en cuenta en la ofensiva, es tomar y retener la iniciativa. La iniciativa es la condición que existe cuando el comandante usa sus recursos a voluntad para influir en la acción. Una vez obtenida la iniciativa, se deben ejecutar todas las acciones necesarias para no perderla. f) Neutralizar las capacidades de reacción del enemigo Se debe hacer todo el esfuerzo posible por entorpecer o neutralizar la capacidad que tenga el enemigo para reaccionar ante nuestra ofensiva y la menara de hacerlo, es manteniendo el ímpetu durante nuestra acción. 238
    • g) Integración del fuego y la maniobra El Plan de ataque debe coordinar, de manera adecuada, el plan de maniobra y el plan de apoyo de fuegos destinados a obtener una preponderancia de poder de combate que culmine en un potente y violento asalto sobre el objetivo. h) Mantener el ímpetu del ataque Una vez que se haya lanzado el ataque, se trata, por todos los medios, de mantener su ímpetu (movimiento acelerado y violento), hasta que se haya tomado el objetivo. El factor más importante, dentro de este fundamento, es la violencia y la velocidad con que se emplee la potencia de combate contra el enemigo. i) Concentrar una potencia de combate superior en un momento y en un lugar decisivo La acción ofensiva exige la concentración de una potencia de combate superior en un momento y en un lugar decisivo, y la aplicación de dicha potencia para destruir al enemigo. En el ataque esto comprende tres tareas principales: (1) Localización y fijación del enemigo en una posición. (2) Ejecutar una maniobra contra él para lograr una ventaja táctica, en el lugar y momento oportuno, y (3) Lanzamiento de un asalto avasallador a fin de destruirlo. j) Seguridad e integridad de la fuerza La seguridad siempre es un factor esencial, sea que la unidad esté estacionada, en marcha o en combate. Toda unidad es responsable de su propia seguridad, sin importarle el grado de seguridad que le proporcionen otras unidades. 5) Maniobras ofensivas Es la acción que ejecuta una unidad para colocar tropas y fuegos en una situación más ventajosa que la del enemigo y que permita alcanzar un 239
    • determinado objetivo de tipo táctico. a) Formas de maniobras ofensivas Las formas básicas de maniobras ofensivas son: (1) La Penetración. (2) El Envolvimiento. (3) El Ataque Frontal. (4) La Infiltración También existen variaciones a estas formas básicas de maniobra, entre las que se mencionan: (1) Variaciones de la Penetración: Penetración Múltiple (2) Variaciones del Envolvimiento: El Doble Envolvimiento y el Rodeo Los factores determinantes en la selección de la forma de maniobra son: (1) La misión recibida del Escalón Superior. (2) Las características de la zona de acción. (3) La situación de las fuerzas oponentes. (4) La necesidad de mantener el secreto. (5) El tiempo disponible. (6) El dispositivo propio y poder relativo de combate. b) La Penetración En la penetración, el ataque principal pasa a través de la posición defensiva del enemigo, destruyendo sus fuerzas, sus instalaciones y sus medios de control; conquista objetivos que destruyan la continuidad de su defensa. Esta maniobra divide a la fuerza enemiga y permite que sea destruida por partes. (Gráfico No. 31). (1) Condiciones en las que se adopta (a) Cuando los flancos del dispositivo enemigo se encuentran cubiertos. 240
    • (b) Cuando el tiempo disponible para la conquista del objetivo es suficiente. (c) Cuando el dispositivo enemigo presenta un frente sobreextendido y, por lo tanto, existen puntos débiles en su defensa. (d) Cuando existe un fuerte apoyo de fuegos disponibles. (e) Cuando el terreno y la observación son f avorables. (f) Si se dispone de suficiente superioridad de potencia de combate y Avenidas de Aproximación adecuadas, puede ser lanzada una penetración múltiple. (2) Fases de la maniobra La penetración comprende tres fases: (a) Ruptura inicial de la posición defensiva (b) Ampliación de la brecha (c) Conquista de objetivos en profundidad Estas fases pueden ser seguidas de la explotación y persecución. (a) Ruptura inicial de la posición defensiva El ataque principal incide sobre un frente relativamente angosto para irrumpir en el dispositivo enemigo y abrir una brecha que permita continuar hacia el objetivo decisivo. El ataque secundario, en el resto del frente, tiene la misión de fijar al enemigo para evitar que interfiera con las acciones del ataque principal e impedirle que se repliegue. (b) Ampliación de la brecha La ampliación de la brecha inicial de la penetración puede quedar a cargo de las fuerzas del ataque secundario o de la reserva. Esto se lleva a cabo mediante el movimiento de las reservas a posiciones desde las cuales pueden envolver los flancos creados por la penetración o mediante ataques que realizan las unidades 241
    • adyacentes. Deben prepararse planes para hacer frente a los contraataques enemigos, mediante el empleo de los fuegos o por la maniobra de la reserva. (c) Conquista de objetivos en profundidad Al ataque principal le corresponde, normalmente, la tarea de conquistar el objetivo que destruya la continuidad de la defensa enemiga. En el caso de que la posición enemiga sea muy profunda e impida la conquista del objetivo final por la fuerza que inició el ataque, se deben elaborar los planes para sobrepasar oportuna y rápidamente con la reserva a la unidad que inició el ataque principal, dejando a los escalones superiores para que realicen la explotación más allá del objetivo final. (3) Consideraciones básicas El ataque debe avanzar rápidamente para destruir la continuidad de la defensa. Si el ataque es demorado, el enemigo dispondrá de un mayor tiempo para reaccionar. De efectuarse la ruptura débilmente y conquistarse los objetivos inmediatos con lentitud, el ataque degenera en una acción retardada, que produce un elevado número de bajas y ofrece al enemigo la oportunidad para replegarse o lanzar un contraataque, evitando la destrucción en sus posiciones iniciales, o neutralizando la acción del esfuerzo principal. La selección del lugar para la penetración, depende de los siguientes factores: (a) Del terreno, que permita la movilidad de la fuerza. Esto requiere la evaluación de la transitabilidad del terreno, la naturaleza y extensión de los obstáculos y de la red vial. (b) De la potencia y profundidad de la posición enemiga. (c) Del espacio de maniobra que dispongan las fuerzas atacantes, sin que sea restringido por sus límites laterales de sector u obstáculos. 242
    • (d) Del empleo de la mejor avenida de aproximación más corta y directa por parte del ataque principal. (e) De la posibilidad de obtener la sorpresa. Se seleccionan objetivos para cada una de las fases de la penetración: Para la primera fase los objetivos deben ser relativamente cercanos; para la segunda fase se aseguran objetivos intermedios que, a más de materializar el ensanchamiento de la brecha, pueden ser utilizados para el control de la maniobra. Estos objetivos podrán ser asignados a las fuerzas que materializan los ataques secundarios y que se encuentran adyacentes al área escogida como punto de ruptura inicial de la posición defensiva; para la tercera fase el objetivo estará constituido por el área del dispositivo enemigo que se considere la llave de la defensa. La penetración es precedida normalmente de fuegos de preparación, los mismos que desmoralizan y debilitan al defensor antes del ataque, limitan su habilidad para reaccionar oportunamente y protegen el movimiento de las unidades atacantes. Los fuegos de preparación están dirigidos a las posiciones defensivas, a los medios de apoyo de fuego, a las instalaciones de mando y control y a las reservas. (4) Conducción de la penetración Después del fuego de preparación, las unidades del primer escalón atacan las posiciones defensivas del enemigo. El ataque principal irrumpe el dispositivo enemigo y continúa hacia el objetivo final de la fuerza enemiga. En caso de que sea demorado o detenido por el enemigo, se puede orientar, hacia el objetivo final, el ataque secundario que se encuentre en mejores condiciones de conquistarlo, o maniobrar con la reserva, moviéndola a través de la Avenida de Aproximación que mejores condiciones presentes. Durante el desarrollo del ataque, los ataques secundarios desde las posiciones que van alcanzando deberán, mediante el empleo de sus 243
    • fuegos, proporcionar apoyo al ataque principal; así mismo, mediante la conquista de los objetivos asignados, estos contribuyen al ensanchamiento de la brecha y aseguran las acciones que realiza la fuerza designada para la conquista del objetivo final, fijando a las fuerzas enemigas e impidiendo que estas concurran a reforzar a las que enfrentan el ataque principal. La reserva puede ser utilizada para explotar el éxito, neutralizar los contraataques enemigos y asegurar el cumplimiento de la misión. c) El Envolvimiento En el envolvimiento, el ataque principal se desplaza alrededor de la posición defensiva del enemigo, para conquistar un objetivo en su retaguardia, que corte sus rutas de repliegue y que lo exponga a ser destruido en posición, desde el flanco o la retaguardia. El envolvimiento obliga al enemigo a combatir en dos o más direcciones simultáneamente. (Gráfico No. 31) (1) Condiciones en las que se adopta (a) Cuando exista una avenida de aproximación que permita eludir las posiciones del enemigo. (b) Cuando existe en el dispositivo enemigo un flanco descubierto o débilmente defendido. (c) Si se dispone de un poder de combate adecuado. (d) Cuando se dispone de una movilidad superior o al menos igual a la del enemigo. (2) Consideraciones básicas El éxito del envolvimiento depende, en gran parte, de la sorpresa, la movilidad y de la capacidad de los ataques secundarios para cumplir su misión, así como del engaño para fijar al enemigo en su posición. Es esencial el rápido movimiento de la fuerza envolvente hacia el objetivo para evitar que fuerzas enemigas, particularmente las reservas, puedan contraatacar u ocupar posiciones preparadas de 244
    • antemano. Los potentes ataques secundarios evitan que el enemigo reconstituya reservas con las fuerzas retiradas de otros sectores de su frente. A las fuerzas envolventes se les asigna mínimas medidas de control. Normalmente se emplea el eje de avance, aunque es suficiente utilizar una zona de acción para simplificar el control y la coordinación con un ataque secundario adyacente. En el envolvimiento, la organización para el combate de la fuerza atacante se la hace considerando la movilidad de las unidades, la potencia de fuego y la seguridad que requiere la fuerza envolvente. Los envolvimientos pueden ser cortos o amplios, considerando la separación existente entre el ataque principal y secundario. La fuerza envolvente no debe alejarse más allá del alcance máximo de su artillería. En un envolvimiento amplio, la fuerza envolvente se mueve tan alejada del ataque secundario, que el apoyo de fuego es imposible. En esta situación la artillería debe agregarse a la fuerza envolvente. (3) Conducción del Envolvimiento La fuerza envolvente se mueve rápidamente, mientras se realizan otras acciones demostrativas que encubren el ruido y la dirección de su envolvimiento. El ataque de envolvimiento puede lanzarse simultáneamente con el ataque secundario o pueden alternarse sus horas de ataque, siendo lo normal que se inicie antes de los ataques secundarios, a fin de aumentar el engaño. Conviene no realizar fuegos de preparación para apoyar el ataque envolvente a fin de mantener el secreto. Cuando existen fuegos de preparación, estos deben ser violentos y de corta duración. Los ataques secundarios generalmente son precedidos de fuegos de preparación. Los ataques secundarios y los fuegos mantienen al enemigo en la 245
    • posición e impiden el uso de sus fuerzas contra la acción principal; las fuerzas infiltradas pueden bloquear el movimiento de la reserva enemiga, atacar sus medios de apoyo de fuego o conquistar terreno desde el cual puedan ayudar a las fuerzas envolventes. Si el enemigo intenta envolver a la fuerza envolvente o extender su flanco más allá de la misma, el comandante puede decidir penetrar la posición sobreextendida del enemigo, sacando ventaja de la debilidad de este al reaccionar contra el envolvimiento. (4) El Doble Envolvimiento Es una variante del envolvimiento, ejecutado por dos fuerzas envolventes y una que realiza el ataque secundario; el doble envolvimiento requiere una gran potencia de combate y puede ser difícil de controlar. La fuerza que ejecuta el doble envolvimiento debe tener la capacidad para desplegarse en un frente muy amplio contra un enemigo que ocupa un frente estrecho o que tiene limitada capacidad de maniobra. Esta forma de maniobra, que es una variante del envolvimiento, normalmente podrá ser ejecutada por fuerzas o unidades mayores a nivel Brigada. (Gráfico No. 31) (5) El Rodeo Es una variante del envolvimiento, en donde el ataque principal se desplaza alrededor de la posición defensiva del enemigo para tomar objetivos profundos en su retaguardia, obligándolo a abandonar su posición o a desviar fuerzas mayores para combatir a la fuerza de rodeo. El rodeo se diferencia del envolvimiento en que no tiene por objetivo la destrucción de la posición del enemigo, evita atacar los flancos y la retaguardia del área de resistencia enemiga y conquista áreas esenciales, bien a retaguardia, que impiden la retirada, el apoyo o refuerzo a la fuerza principal enemiga. Se utiliza cuanto existe una oportunidad para conquistar accidentes críticos del terreno en la retaguardia del enemigo, antes que la fuerza principal pueda retirarse o 246
    • ser reforzada. En la mayoría de los casos, las unidades de infantería deben ser motorizadas, cuando actúan como parte de la fuerza de rodeo. La fuerza que fija frontalmente al enemigo debe aplicar suficiente potencia de combate para evitar que aquel se oponga a la fuerza de rodeo. La aplicación de esta potencia de combate se consigue mediante un ataque secundario adecuado. (Gráfico No. 31). d) El Ataque Frontal Es una forma de maniobra en la cual se ataca al enemigo a lo largo de su frente. Es empleado para destruir a un enemigo débil o como un esfuerzo secundario en apoyo a otras formas de maniobra. El ataque frontal rara vez es decisivo, a menos que la fuerza que lo ejecute cuente con una potencia de combate muy superior. (Gráfico No. 31). (1) Condiciones en las que se adopta (a) Cuando el enemigo está desorganizado y débil. (b) Cuando no se ha desarrollado completamente la situación. (c) Cuando se dispone de un poder de combate superior al del enemigo. (d) Cuando el tiempo y la situación determinan la necesidad de una inmediata reacción a una acción enemiga. (e) Cuando la misión es fijar al enemigo en posición, engañarlo o apoyar el ataque principal. (2) Acciones en las que es utilizado el ataque frontal (a) En la explotación del éxito o la persecución. (b) Como ataque secundario del envolvimiento. (c) Como fuerza de fijación de un ataque de penetración. (d) En el reconocimiento en fuerza. (e) En algunas ocasiones, en el contraataque. 247
    • (3) Consideraciones básicas A pesar de que el ataque frontal golpea al enemigo a lo largo de todo su frente en el dispositivo defensivo, esto no significa que todas las unidades empleadas en ese frente, sean utilizadas en línea, o que todas las unidades conduzcan un ataque frontal. El comandante del escalón táctico mayor (Brigada), durante el ataque frontal, busca crear condiciones o sacar ventaja de las oportunidades que se le presenten, para realizar una penetración o envolvimiento a la posición enemiga y, de esta manera, decidir el combate. e) La Infiltración No es u n a forma de maniobra, sino una TÉCNICA DE MOVIMIENTO, cuando se requiere infiltrar parte de una fuerza en el dispositivo enemigo, mientras que el resto de la fuerza ejecuta alguna otra forma de maniobra ofensiva. (Gráfico No. 31). (1) Consideraciones básicas Una infiltración que se realice antes de un ataque, permite destruir unidades e instalaciones enemigas de gran valor para su defensa, sin necesidad de recurrir al apoyo de fuegos; así mismo, dificulta al enemigo el empleo de sus armas de apoyo contra la fuerza infiltrada, debido a que estas no presentan un blanco fácil para su destrucción. En este tipo de técnica, el desplazamiento a pie es el más indicado; sin embargo, en determinadas circunstancias, se puede recurrir a los medios aéreos o terrestres para acelerar el avance de las fuerzas infiltradas. Esta técnica se ve favorecida cuando se realiza por terreno que proporciona cobertura y encubrimiento. Dentro del área seleccionada para la infiltración, la unidad que va a realizarla, selecciona las rutas adecuadas para el movimiento de pequeños grupos. Una unidad enemiga que se encuentra dispersa en un frente amplio y con brechas en su dispositivo, ofrece ventajas a la infiltración. 248
    • La infiltración en el dispositivo enemigo, que cuenta con medios y equipos para detectar los movimientos, requiere el uso cuidadoso de medidas de engaño y diversión. La infiltración es difícil de controlar y coordinar, más aún cuando se realizan cambios en el planeamiento después de iniciado el movimiento. La unidad que realiza una infiltración puede estar bajo control del comando de brigada o del comando de la unidad que se encuentra más próxima al área de infiltración. Dentro del área de infiltración, se designa una serie de rutas, a fin de permitir a las unidades infiltradas movimientos con cautela. Se proporcionan los medios de comunicación adecuados para que sean utilizados por la unidad que se infiltra y el comando de la unidad atacante. Las unidades que ejecutan una infiltración generalmente emplean el armamento de asalto. A causa de la naturaleza de la operación y de los riesgos que se presenten durante el movimiento, es esencial que se haga la máxima divulgación del plan, así como también de las actividades que deben ejecutarse en el área de la acción decisiva. Se toman las medidas de seguridad adecuadas, mediante señales de identificación, con la finalidad de evitar acciones fratricidas. Las misiones asignadas a las fuerzas de infiltración pueden ser: (a) Conquista de accidentes importantes del terreno en apoyo a la misión del escalón superior. (b) Destrucción de los medios de apoyo de fuego, puestos de mando, centros de comunicaciones, instalaciones logísticas importantes, entre otros. (c) Obtener información. (d) Hostigar y aislar a las posiciones defensivas enemigas. 249
    • (2) Conducción de la infiltración Los elementos de las unidades que se infiltran pasan alrededor o a través de las posiciones defensivas avanzadas del enemigo, evitando ser descubiertos; si son descubiertos, no se empeñarán en combates decisivos. Normalmente se mueven por múltiples rutas para atacar a los objetivos decisivos. Las unidades de infiltración, cuando alcanzan sus posiciones de ataque, adoptan el dispositivo de ataque y se preparan para la acción. Los elementos o unidades que pierdan la dirección o no puedan alcanzar sus posiciones de ataque, se dirigen a las áreas de reunión. Cuando el enemigo se encuentra muy disperso, cuando existe una adecuada transitabilidad del terreno y existe encubrimiento, las unidades que se infiltran pueden utilizar vehículos para el movimiento a través de las posiciones defensivas del enemigo. 250
    • 251
    • 252
    • Gráfico Nº. 31 Formas de Maniobra 6) Tipos de operaciones ofensivas Son operaciones que se planifican y ejecutan de manera independiente o como parte de una operación mayor. La secuencia de estas operaciones puede desarrollarse en dos direcciones: Progresando fluidamente desde el movimiento, para establecer el contacto, hasta la persecución o, a su vez, frente a la pérdida del ímpetu en el ataque, adoptar una defensa, con lo que para reiniciar la ofensiva, será necesario restablecer el contacto a través de un movimiento; además, en el desarrollo de estas operaciones, entre una y otra, se admiten la ejecución de otras acciones que son necesarias o complementan la operación principal; finalmente, no siempre se cumplen todas las operaciones como fases (secuencialmente), ni en todos los niveles de mando; esto dependerá de los factores de la decisión (misión, enemigo, tiempo, terreno, condiciones meteorológicos) y de la intención del comandante superior. (Fig No. 32) 253
    • Los tipos de operaciones de la ofensiva son: a) Movimiento para establecer el contacto. b) Ataque. c) Explotación del éxito. d) Persecución. COMBATE DE ENCUENTRO MOVIMIENTO PARA ESTABLECER CONTACTO INCURSIÓN ATAQUE COORDINADO EXPLOTACIÓN PERSECUCIÓN RECONOCIMIENTO EN FUERZA GRÁFICO No 6 TIPOS DE OPERACIONES OFENSIVAS Gráfico No. 32 Tipos de operaciones ofensivas a) Movimiento para establecer contacto Esta operación implica la reunión de medios y la conducción de acciones preliminares de diversión y engaño táctico, así como la ejecución de fuegos de preparación. (1) Definición Es una operación ofensiva que se lleva a cabo para establecer contacto con el enemigo en el terreno o para restablecer el contacto perdido. El movimiento para establecer el contacto termina cuando se toma contacto con el enemigo en cualquier momento durante el movimiento, se haya desarrollado la situación y se deba adoptar otra acción como un ataque improvisado, coordinado, una defensa en forma temporal, un reconocimiento ofensivo, entre otros, de acuerdo con la situación que se presente. 254
    • (2) Propósito El propósito del movimiento para establecer contacto es colocar a la fuerza amiga en posición de influir en el desarrollo de la situación y lograr así una ventaja sobre el enemigo antes de entablar el combate decisivo. El movimiento para establecer el contacto cesa cuando la situación se ha desarrollado de tal forma que se requiere el despliegue y la acción del grueso de la fuerza. (3) Objetivo Establecer el contacto o restablecer el contacto con el enemigo, si este se ha perdido. (4) Técnicas del Movimiento para establecer el contacto La inminencia o probabilidad del contacto, la información que se tiene sobre la potencia de combate y el dispositivo enemigo, la velocidad que se requiere en el movimiento y el terreno que debe atravesar, determinan generalmente, cuál de las siguientes técnicas se habrá de emplear: (a) Marcha administrativa Esta técnica se emplea cuando el contacto con el enemigo es REMOTO y se caracteriza por lo siguiente: - Mínima dispersión. - Mayor rapidez. - Medidas de seguridad básicas. Para ejecutar una marcha administrativa, se emplean las siguientes formaciones: (b) Formación en columna Este método puede usarse cuanto no ha sido posible precisar el dispositivo enemigo, cuando se requiere mayor seguridad o cuando el comandante desea retener al grueso de su fuerza en reserva. El empleo del grueso de la fuerza en combate, desde 255
    • esta formación exige más tiempo para desplegar a las fuerzas desde una sola columna. También permite que el enemigo ejerza mayor retardo con fuerzas mínimas, demorando así el ímpetu de la acción. (c) Formación en línea Este método puede ser usado cuando se desea un desplazamiento más rápido y es necesario maniobrar sobre un frente más extenso. Esta formación presenta simultáneamente varias amenazas que el enemigo no podrá contrarrestar al mismo tiempo. (d) Marcha táctica Esta técnica es utilizada cuando el contacto con el enemigo es probable y consideraciones, tanto administrativas como tácticas, son equivalentes. Esta técnica tiene las siguientes características: - Mayor control - Rapidez - Incremento de las medidas de seguridad - Dispersión Las formaciones que se pueden emplear en la marcha táctica, son similares a las empleadas en la marcha administrativa. (e) Marcha de Aproximación Es una técnica de movimiento que ejecuta una fuerza, adoptando un dispositivo que permita un empleo rápido y apropiado de las fuerzas, en caso de un encuentro con el enemigo, cuya presencia es INMINENTE, y en donde priman las medidas de seguridad y secreto extremas. Cuando el contacto con el enemigo es inminente, la fuerza que realiza el movimiento debe emplear el dispositivo de una marcha de aproximación, sea cual fuere el método que utilice (en línea o en columna). 256
    • La marcha de aproximación termina cuando se ha establecido contacto con el enemigo terrestre, obligando al despliegue del grueso de la fuerza de la columna de marcha o cuando se ha ocupado la Línea de Partida para el ataque (L.P). - Propósito Aproximarse hacia el enemigo con las mayores medidas de seguridad, preservando el secreto de la marcha, a fin de no ser sorprendidos antes de alcanzar la línea de partida para el ataque. - Métodos La marcha de aproximación se realiza empleando cualquiera de las formaciones señaladas para la marcha administrativa y táctica, pero además se ejecuta de acuerdo con los siguientes métodos:  Movimiento continuo: Este método se emplea cuando se desea alcanzar la L.P en forma urgente o cuando la marcha se realiza en la noche o en períodos de escasa visibilidad.  Movimiento alterno: Se emplea durante el día y se lo ejecuta mediante el desplazamiento de un elemento con el apoyo de otro, hasta alcanzar la L.P.  Mediante saltos: Se emplea cuando se desea mantener el secreto en su máximo grado. Toda la fuerza avanza por tramos. (5) Ejecución El movimiento para establecer el contacto, generalmente se ejecuta sobre un frente extenso, en varias columnas y con las fuerzas de cobertura a la cabeza; sin embargo, las limitaciones del terreno y otros factores, como la seguridad, podrán obligar a ejecutar el movimiento en una sola columna. 257
    • En la ejecución del movimiento para establecer el contacto, es necesario considerar los siguientes aspectos: (a) Una mayor consideración de las medidas de seguridad. (b) Un control descentralizado para permitir una rápida reacción ante los cambios de situación, los procedimientos de marcha, organización y el uso eficaz de los fuegos de apoyo de largo alcance. (c) Posibilidad de combates de encuentro, particularmente por los elementos de seguridad. (d) El uso de todos los medios disponibles para obtener información sobre el enemigo y el terreno y proporcionar la inteligencia militar necesaria que garantice el empleo del cuerpo principal en las condiciones más favorables posibles. (e) El empleo paulatino de las fuerzas, desde la columna de marcha, sin necesidad de un planeamiento y coordinación detallados. (6) Combate de encuentro Es una acción de combate que se presenta cuando una fuerza está ejecutando un movimiento para establecer el contacto o se ha desplegado en forma incompleta para el combate y se encuentra sorpresivamente con una fuerza enemiga estática o en movimiento, de la cual se tiene poca información. (a) Propósito Desarrollar la situación para localizar al enemigo, para determinar el dispositivo, composición y efectivos enemigos, para, en base a esta información, atacarlo y destruirlo, si está dentro de las capacidades de la fuerza. (b) Métodos Los métodos que un comandante puede elegir y adoptarlos como cursos de acción, para ejecutar un combate de encuentro, son: - Atacar gradualmente desde la formación de marcha, tan 258
    • pronto como las unidades estén disponibles. - Romper el contacto y eludir o pasar alrededor de la fuerza enemiga. - Fijar la fuerza enemiga y posponer una acción decisiva hasta que el grueso de la fuerza pueda ser empeñado en una acción coordinada, de carácter ofensivo o defensivo. (c) Características - La información limitada que se tiene acerca del enemigo. - El tiempo mínimo que tiene disponible el comandante para desarrollar la situación, formular y ejecutar planes. (d) Tareas - La toma y retención de la iniciativa - El desarrollo de la situación. La acción deja de ser un combate de encuentro cuando se ha desarrollado la situación enemiga y el comandante ha iniciado uno de los cursos de acción que estén a su disposición. (7) Reconocimiento Ofensivo o en Fuerza Es una acción que permite obtener información y desarrollar la situación, es decir, especificar el dispositivo, composición, y efectivos del enemigo, así como también determinar sus posibilidades y vulnerabilidades. Es realizada con una gran unidad. (a) Propósito El Propósito principal de esta acción es desarrollar la situación rápidamente y obtener más detalles de los que sería posible con los otros medios de reconocimiento a disposición del comandante. (b) El reconocimiento ofensivo se ejecuta de dos maneras: - Ataque a objetivo limitado Donde el Comandante trata de retener el terreno, si es 259
    • posible. - Incursión La incursión es una penetración audaz que se lanza dentro de una posición enemiga, con el fin de llevar a cabo una misión específica, sin la intención de retener el terreno. El reconocimiento en fuerza se caracteriza por la poca información que se tiene del enemigo y por la urgente necesidad de obtener mayor información. Aun cuando el reconocimiento ofensivo es ejecutado generalmente en forma similar a otros ataques, la fuerza de maniobra no debe entrar en combate decisivo con el enemigo, ya que corre el riesgo de ser destruida. La misión principal de esta acción es obtener información. b) Ataque Se realiza, generalmente, después del movimiento, para establecer contacto, o durante el movimiento (ataque improvisado luego de un combate de encuentro o reconocimiento ofensivo). Hay dos tipos de ataque: El ataque improvisado y el ataque coordinado u organizado; el uno difiere del otro únicamente en la profundidad del planeamiento y preparación. (1) Ataque improvisado Es aquel que se lanza al enemigo, con todas las fuerzas disponibles, con un mínimo de preparación, como parte de cualquier otro tipo de acción ofensiva, antes que el adversario pueda reunir sus medios de combate o establecer su defensa. (a) Propósito Mantener el ímpetu de la agresividad para conquistar y retener la iniciativa o reconquistarla rápidamente cuando se ha perdido. 260
    • (b) Los métodos tácticos que se utilizan en el ataque improvisado son: - Atacar con las tropas que han tomado contacto con el enemigo. - Atacar con el grueso de la fuerza en forma arrolladora. (c) Ejecución En cualquier circunstancia que se ejecuta el ataque improvisado, el comandante responsable de esta operación deberá buscar y mantener el ímpetu del ataque y conservar la iniciativa. Cuando se logra establecer el contacto con el enemigo, este es mantenido permanentemente, proporcionando seguridad adicional y, si se requiere, buscando agresivamente una debilidad enemiga. El empleo de fuegos sorpresivos es decisivo para el éxito del ataque improvisado. Cuando ha empezado el ataque, los fuegos deben lanzarse contra las posiciones de las armas de apoyo enemiga o hacia los lugares probables, en donde se suponen se encuentran estas fuerzas. (2) Ataque Coordinado Es un tipo de operación ofensiva que se caracteriza por el empleo coordinado del apoyo de fuegos y la maniobra para entrar en combate y destruir o capturar a las fuerzas enemigas. (a) Propósito Un ataque coordinado tiene la finalidad primordial de destruir completamente al enemigo en la posición que ocupa o en cualquier área escogida por la fuerza atacante. Se ejecuta según lo permita el tiempo, después de que la situación haya sido completamente desarrollada empleando y existe la necesidad de destruir al enemigo, alguna forma de maniobra que favorezca el cumplimiento del objetivo de la fuerza. Los objetivos de los elementos subordinados, determinados por el 261
    • escalón superior, varían desde objetivos del terreno, hasta instalaciones, medios y la propia fuerza enemiga: La asignación de estos objetivos, está señalada en el plan de maniobra. (b) Métodos Los métodos generales que se utilizan en el ataque coordinado son los siguientes: - Sobre una sola dirección. - Sobre direcciones convergentes. - Los tanques en apoyo de fuego. Los métodos acabados de describir, también pueden ser empleados cuando las fuerzas de maniobra de los grupos de armas combinadas constan sólo de tanques o de infantería. (c) Ejecución El ataque coordinado normalmente se ejecuta después de que se ha efectuado: - Un reconocimiento detallado. - Una evaluación metódica de la potencia de combate. - Obtención de información sobre los objetivos. - Análisis sistemático de los otros factores que afecten a la situación. Un ataque coordinado se puede ejecutar antes o después de otras acciones ofensivas o como parte de estas. El ataque normalmente va precedido de fuegos de preparación, lanzados contra objetivos preseleccionados y durante períodos específicos. Estos fuegos son coordinados con el avance de la fuerza que ejecuta la maniobra. Los elementos de la fuerza de maniobra se mueven rápidamente, desde formaciones dispersas, hasta que tengan que concentrarse, para acumular una suficiente potencia de combate para dominar la resistencia enemiga. 262
    • Si el ataque se demora en una parte de la zona de acción, se cambia su dirección hacia un sector que ofrezca mejores posibilidades de éxito. El asalto es una acción de corta duración, bien coordinado y ejecutado con violencia, que debe culminar con la toma o destrucción del objetivo. (d) Planeamiento del Ataque Al recibir una orden de ataque, el Comandante y su Plana Mayor siguen la secuencia en el Proceso Milita r en la Toma de Decisiones (PMTD), que le permiten formular un Plan de Ataque. Este plan consta de un Plan de Maniobra y de un Plan de Apoyo de Fuegos, ambos son desarrollados simultáneamente y deben integrarse estrechamente entre sí y con el resto de planes. Al desarrollar el Plan de Ataque, el Comandante y Plana Mayor normalmente consideran el formato de la Orden de Operaciones. (e) Fuerzas Las fuerzas atacantes pueden ser distribuidas en un esfuerzo principal, uno o más esfuerzos secundarios y reserva. - Esfuerzo principal Es aquel que se dirige contra el objetivo final y tiene preferencia en la dosificación de la potencia de combate; se le proporciona los medios para alcanzar la superioridad mantener o el ímpetu del ataque y conquistar el objetivo asignado. En algunas situaciones, como en los casos de doble envolvimiento y penetraciones múltiples, puede haber ataques en que se distribuyan los medios en términos iguales. El esfuerzo principal se materializa mediante la asignación de una zona de acción más estrecha, la prioridad en la asignación de las unidades de combate, de apoyo para el combate y apoyo de servicio para el combate, además debe 263
    • dársele la avenida de aproximación más favorable y, generalmente, el P.M de la Unidad gravitará sobre él. - Esfuerzo Secundario Un esfuerzo secundario debe contribuir al éxito del esfuerzo principal, mediante el cumplimiento de una o más de las siguientes misiones:  Controlar el terreno que facilite la maniobra del ataque principal.  Fijar al enemigo en posición.  Engañar al enemigo en cuanto a la ubicación del ataque principal.  Obligar al enemigo a empeñar sus reservas prematuramente o parcialmente en un área decisiva.  Evitar que el enemigo se refuerce en el área del ataque principal. El Comandante asigna suficiente potencia de combate para el cumplimiento de estas misiones. - Reserva El ataque mantiene una fuerza de reserva para emplearla en el combate en el momento y lugar decisivos para aprovechar el éxito y completar el cumplimiento de la misión. Las fuerzas móviles aumentan la potencia de combate de la reserva. La reserva proporciona al comandante un medio de decisión. Para afrontar las contingencias imprevistas, l a reserva, normalmente, no debe utilizarse para solucionar un fracaso sino para explotar un éxito. Sus misiones pueden ser:  Realizar un ataque contra la retaguardia enemiga para extender un envolvimiento exitoso. 264
    •  Atacar desde una nueva dirección a una posición enemiga, la cual, debido a su potencia, ha detenido o amenaza detener el avance del escalón de ataque.  Asumir la misión de una unidad del escalón de ataque que se ha desorganizado, agotado o, por cualquier razón, se haya vuelto ineficaz.  Rechazar o detener un contraataque del enemigo.  Dar el golpe decisivo necesario para conquistar un objetivo final.  Apoyar a las unidades adyacentes cuando tal acción favorece el cumplimiento de la misión propia.  Reducir las resistencias enemigas que hayan sido pasadas por alto por el escalón de ataque o que posteriormente pueden organizarse en la retaguardia del escalón de ataque.  Proteger los flancos y retaguardia de la unidad propia.  En casos excepcionales, parte de la reserva puede emplearse para mantener el contacto con las unidades adyacentes. El valor de la fuerza en la reserva varía por las siguientes consideraciones:  Un objetivo profundo, un conocimiento limitado de la situación enemiga, o el no poder visualizar el desarrollo del ataque hasta el objetivo final, requiere que se mantenga una reserva más potente que la que será necesaria cuando se tiene un conocimiento de las situaciones anteriores.  Cuando se ataca un enemigo conocido de menor movilidad, la reserva puede ser más pequeña que cuando se ataca a un adversario de igual o superior movilidad. 265
    • Las reservas se ubican:  En una red de caminos o cerca de ella, que facilita el movimiento rápido hasta los puestos de probable empleo. La ubicación de la reserva se basa más en el tiempo que en la distancia al punto de empleo.  En los lugares que favorezcan el ataque principal.  En los lugares que proporcionen seguridad al puesto de mando.  En lugares protegidos contra la observación y el fuego enemigo.  Cuando la reserva se empeña en combate, se deben dar parte al Comandante de la unidad superior, y se debe tomar todas las medidas para reorganizar una nueva reserva lo antes posible. (f) Formaciones para el Ataque Se selecciona una formación para el ataque, a fin de proporcionar el grado necesario de seguridad, flexibilidad, control y potencia de combate sobre el enemigo, en donde sea requerida. La Unidad que ataca puede utilizar las siguientes formaciones: columna, en línea y escalonado, quedando a criterio del Comandante el utilizar las variantes que considere apropiadas. - La formación en columna: se puede adoptar cuando la Unidad ataca en un frente relativamente estrecho, proporcionando gran profundidad al ataque; se facilita el mantenimiento de la iniciativa, proporciona flexibilidad y aumenta la seguridad. Las Unidades que siguen detrás pueden moverse a través o alrededor de la unidad de la cabeza, para mantener el ímpetu del ataque o para hacer frente a las amenazas de uno u otro flanco; sin embargo, el despliegue de las fuerzas es lento. 266
    • - La formación en línea: carece de profundidad, pero se puede utilizar cuando sea conveniente tener la máxima potencia de combate hacia adelante y cuando se necesita poco del empleo de la reserva. Se Utiliza también cuando se dispone de considerable información sobre el enemigo y la rapidez es esencial. Raras veces se utiliza en la iniciación del ataque, normalmente se constituye durante la ejecución del ataque. - La formación escalonada: proporciona las ventajas numeradas para la formación de columna y suministra un alto grado de seguridad en profundidad hacia un flanco. (g) Medidas de control En el ataque, la unidad de esfuerzo se obtiene mediante el empleo de medidas de control apropiadas. Se debe evitar el control exagerado para no restringir la iniciativa de los comandos subordinados ante situaciones imprevistas. - Órdenes Las órdenes deben ser claras, concisas y oportunas. Se deben emitir prontamente, a fin de permitir su completa comprensión y divulgación. Los Comandantes subordinados deben compenetrarse con la intención y estar completamente enterados del concepto de la operación del Comandante de la Unidad Superior y las tareas que cumplen sus Unidades dentro de la misión de la Unidad. La emisión de órdenes preparatorias y fragmentarias proporciona tiempo a los Comandantes subordinados para su planeamiento y preparación. - Objetivos  Secundario: Aquel cuya conquista ayuda al cumplimiento de la misión.  Principal: El que se debe conquistar, destruir o controlar para cumplir la misión. 267
    •  Pueden designarse objetivos intermedios (considerados secundarios), para ayudar a la progresión del ataque. - Línea de Partida La Línea de Partida es designada para coordinar la iniciación del ataque de los elementos del primer escalón. Debe ser fácil de reconocer en el terreno y en la carta, generalmente es perpendicular a la dirección del ataque y debe disponer de vías de aproximación protegidas, ocultas para evitar la observación y el fuego de las armas de tiro directo y debe estar bajo el control de las fuerzas propias. Cuando las Unidades propias se encuentran en contacto, las posiciones ocupadas pueden designarse como la línea de partida. Las Unidades que no se encuentran en contacto reciben una línea de partida para su ataque; cuando se realiza un sobrepasamiento, la línea de partida puede coincidir con la línea de contacto (L.P es L.C). Cuando las Unidades atacantes están muy separadas, el comandante de la unidad puede asignar distintas líneas de partida y distintas horas de ataque para sus batallones. - Hora de Ataque Para elegir la hora de ataque se debe considerar: la orden impartida por el Comando Superior, el tiempo que se requiere para que las Unidades subordinadas realicen sus reconocimientos, preparen los planes y los coordinen, emitan sus órdenes, organicen las unidades para el ataque, se muevan a la línea de partida y la posibilidad de aprovechar las debilidades del enemigo antes que las corrija. - Zona de Acción Táctica Es un área de terreno limitado por la Línea de Partida, el objetivo final y los límites laterales en un flanco o en ambos. Los límites laterales de los flancos no expuestos son determinados, 268
    • mientras que el límite en un flanco expuesto no será designado específicamente. Cada Unidad tiene completa libertad de maniobra y de fuego dentro de su Zona de Acción. Cuando el Comandante de una Unidad desea entrar o utilizar parte de una Zona de Acción adyacente, debe coordinar la acción con el Comandante de la Unidad adyacente e informar sobre dicha actividad al Comandante inmediato superior. De igual manera, los límites no restringen el emplazamiento y movimiento de la artillería y de otras armas de apoyo, siempre y cuando se efectúe la coordinación necesaria. Como mínimo, se deben extender más allá del objetivo final, hasta una profundidad necesaria para la coordinación del apoyo de fuego y para la conquista y consolidación del objetivo. - Eje de Avance El Eje de Avance indica la dirección general de movimiento de una Unidad. El eje puede seguir una característica del terreno bien definida, tal como un camino. A una unidad que está avanzando en un eje, no se le exige despejar el área a lo largo del eje y puede pasar por alto a las fuerzas enemigas que no son una amenaza para el cumplimiento de su misión. Al Comandante superior se le informa cuando se pasan por alto dichas fuerzas. Una unidad puede desviarse del eje, sin embargo, debe informar cuando realiza una desviación de importancia. Los Comandantes deben cerciorarse de que la desviación de un eje asignado no estorbe la maniobra o el fuego de las Unidades adyacentes. - Dirección de ataque Una dirección de ataque es más restrictiva que un eje de avance. Esta fija la dirección específica que seguirá el esfuerzo principal de la Unidad subordinada. Debido a su naturaleza restrictiva, se utiliza solamente cuando el Comandante de la fuerza debe mantener un control estrecho sobre las maniobras de una Unidad subordinada para asegurar el cumplimiento de un plan de 269
    • maniobra coordinado. - Área de Reunión Un área de reunión es aquella en la que se reúnen las tropas antes de ir a una acción táctica. Normalmente es señalada en términos generales por el Comandante inmediato superior. Siempre que sea posible su ubicación, deberá proporcionar ocultamiento a la observación aérea y terrestre enemiga; ser lo suficientemente amplia para permitir la dispersión del personal y vehículos y la fácil entrada y salida de la fuerza de ataque; disponer de una protección natural contra los ataques blindados y estar a cubierto del fuego enemigo. Cuando la situación permita, se pueden elegir áreas de reunión avanzadas para las unidades del escalón de ataque. Los comandantes de las subunidades normalmente seleccionan y designan sus propias áreas de reunión avanzadas con la aprobación del Comandante de la unidad Superior. Las áreas de reunión avanzada deben estar ubicadas tan cerca de la posición enemiga, como el terreno y la actividad del enemigo lo permita, y es preferible que se localicen a más de una hora de distancia de marcha de la línea de partida, cuando el movimiento se va a realizar a pie. En un área de reunión normalmente se llevan a cabo las siguientes actividades:  Planificación.  Preparación.  Reconocimiento.  Ensayos.  Coordinaciones.  Impartición de órdenes.  Reorganización para el combate. 270
    •  Operaciones de abastecimiento y reabastecimiento.  Operaciones de mantenimiento.  Trabajos de OT.  Descanso del personal. - Posición de Ataque La Fuerza no utiliza una Posición de Ataque ni asigna posiciones de Ataque a sus elementos subordinados, excepto en caso de un ataque nocturno o cuando se necesite cruzar un obstáculo. La Posición de Ataque es la última posición cubierta y dispone del suficiente tiempo para desplegarse, asumir la formación prescrita y asegurar un movimiento coordinado a través de la Línea de Partida; no se efectúa ningún reabastecimiento. Si es posible, las unidades no deberían ni detenerse siquiera en la Posición de Ataque. - Líneas de fase Una Línea de Fase se extiende completamente a través de la zona de acción. Está ubicada en una característica del terreno fácil de reconocer, tal como una serranía, curso de agua o camino. La línea de fase se utiliza para controlar el movimiento avanzado de las Unidades, las mismas que informan de su llegada a dichas líneas, pero no se detienen a menos que así se les ordene. - Puntos de control Los puntos de control sirven para facilitar el control del ataque. Estos pueden seleccionarse en toda la zona de acción o a lo largo de un eje de avance o dirección de ataque. Al referirse a ellos, un Comandante subordinado puede informar rápidamente y con precisión la ubicación de su Unidad. Un Comandante superior puede utilizar los puntos de control, como puntos de referencia para designar objetivos, líneas de partida, áreas de 271
    • reunión a los comandantes subordinados. Por razones de seguridad, es conveniente enumerar al azar los puntos de control. Los puntos de control son particularmente útiles en las acciones móviles sumamente inestables. - Otras medidas de control que se utilizan en el ataque son: Puntos de Sobrepasamiento, puntos de coordinación, línea de coordinación de apoyo de fuegos, puntos de contacto, línea de coordinación final, entre otros. (DIAGRAMA - MEDIDAS DE COORDINACIÓN Y CONTROL Gráfico No. 33). (h) Medidas de seguridad La fuerza toma medidas activas y pasivas de seguridad antes del ataque para evitar que el enemigo determine la hora y lugar del ataque y para proteger la preparación de la unidad para el ataque. Durante el ataque se logra la seguridad por medio del movimiento rápido, agresivo y mediante el control de los puntos críticos. El propósito de la seguridad en la ofensiva es evitar las intervenciones inesperadas de parte del enemigo, lograr y mantener la libertad de acción. El mantenimiento de una reserva aumenta la seguridad de la Unidad. 272
    • L OBJ “1” OBJ “2” M K 3 J F I L.P 230600-ABR-012 L.P 230600-ABR-012 Atq H Atq G E 1 2 D X X C X A “A” Ubicación de la reserva “B” Zona de reunión “C” Ruta “D” Puntos de contacto “E” Puntos de control “F” Límites “G” Magnitud de las unidades B “H” Posición de ataque “I” Línea de partida “J” Grupo, fecha, hora “K” Dirección de ataque “L” Zona de acción “M” Objetivos Gráfico No. 33 Medidas de Coordinación y Control Gráfico No. 7 Medidas de Coordinación y Control (i) Acciones después de la conquista del objetivo y planes de contingencia - Reorganización Es el reajuste administrativo que se lleva a cabo para mantener la eficiencia combativa de una unidad durante una acción. Incluye el reemplazo de personal clave, evacuación de personal y material que lo requiera, la redistribución o reabastecimiento de munición, el reemplazo del equipo necesario para la continuación del ataque, entre otros. La reorganización deberá efectuarse en forma continua durante la conducción del ataque para reducir o evitar la pérdida del 273
    • impulso, evitando pérdida de tiempo para la reorganización en el objetivo. Si se emplea mucho tiempo en la reorganización después de la conquista de un objetivo, se está dando una oportunidad al enemigo para que mueva sus reservas, y ejecute acciones para quedar en condiciones de oponerse a la continuación de nuestro ataque. - Consolidación Es la disposición de tropas, armas, elementos de seguridad y distribución de fuegos para mantener un objetivo después de haber sido conquistado. Para la consolidación es necesario un plan flexible; la formación que se utilizó para el ataque determina el dispositivo defensivo inicial de las Unidades en el objetivo. Se efectúan los cambios necesarios para fortalecer la defensa tan pronto como sea posible. Puede ejecutarse la consolidación también en los objetivos intermedios, siempre que sea necesario detenerse en ellos, a fin de completar la reorganización de la Unidad. En resumen, la reorganización es un conjunto de medidas administrativas y la consolidación, un conjunto de medidas tácticas. - Planes de contingencia El Comando de la Unidad prepara los planes para todas las contingencias previstas, para lo cual es necesario considerar la acción que podrá adoptar el enemigo para contrarrestar el ataque y prepara planes optativos para cumplir la misión si fracasa el Plan principal. 274
    • c) La Explotación Es una fase de la ofensiva que, generalmente, sigue a un ataque coordinado o improvisado. Es la continuación de un ataque satisfactorio que aprovecha el éxito logrado en la acción inicial. (1) Propósito El propósito de la explotación es destruir la capacidad del enemigo para reorganizarse y para presentar una defensa organizada, o para replegarse ordenadamente. (2) Métodos El comandante puede emplear dos métodos para explotar el éxito de su unidad; sea cual fuere el que escoja, este debe ser ejecutado con suma rapidez. (a) Explotación con las fuerzas empeñadas En este método el comandante emplea las fuerzas empeñadas en el ataque para explotar sus propios éxitos, se lo utiliza cuando el escalón atacante ha llevado a cabo su misión y está inmediatamente disponible para continuar avanzado contra el enemigo. Es posible que se presente la necesidad de reorganizar y reabastecer a esta fuerzas durante el movimiento. (b) Explotación con las reservas En este método, el comandante empeña su reserva, haciéndola pasar alrededor o a través de las fuerzas que han logrado el éxito. Este método se lo emplea cuando el escalón del ataque todavía tiene tareas esenciales que llevar a cabo, todavía está activamente trabado en combate o requiere reorganizarse antes de continuar el avance. El uso de este método exige que la reserva esté bien organizada para el combate y en posición para ser empeñada inmediatamente. (Gráfico No. 34 La explotación y sus métodos) (3) Ejecución Las características normales de la ejecución de una explotación son, 275
    • hasta cierto grado, las correspondientes al movimiento para establecer contacto particularmente en lo que se refiere a los elementos subordinados de la fuerza de explotación. Se caracteriza por una ejecución descentralizada, por las órdenes de carácter general (tipo misión u órdenes fragmentarías), por la libertad de acción y la velocidad de la ejecución. La explotación se inicia cuando se sabe que la fuerza enemiga está en dificultad de mantener su posición. En cualquier nivel, la transición de la fase del ataque a la fase de la explotación puede ser gradual o violenta: así, en una penetración, la explotación se inicia con la toma del objetivo de la penetración. Cuando se cuenta con un intenso apoyo de fuegos, la explotación puede ser ejecutada conjuntamente con el asalto inicial o en cualquier otro momento, de acuerdo con la eficacia de los fuegos y los deseos del comandante quien, debe aprovechar cualquier oportunidad que se le presente. La preparación de la explotación es tan detallada como la preparación del ataque coordinado y comprende un planeamiento minucioso: órdenes preparatorias, agrupación de las fuerzas de explotación, disposiciones para el apoyo de servicio para el combate y el establecimiento de las comunicaciones. La fuerza de explotación solo despeja la parte de la zona asignada que sea necesaria para permitir su avance. Frecuentemente ocurren combates de encuentro y escaramuzas lanzadas desde la columna de marcha. A menos que las necesidades de seguridad dicten lo contrario, las fuerzas de explotación avanzarán rápidamente sobre un frente amplio con la mayoría de las fuerzas dislocadas al frente, a fin de llegar a su(s) objetivo(s) tan rápidamente como sea posible y con la mayor efectividad disponible. Se retienen las reservas que se requieren para proporcionar la mínima 276
    • seguridad esencial. Las fuerzas blindadas o mecanizadas son las más apropiadas para ejecutar este tipo de acción, pero las fuerzas de infantería también pueden efectuar la explotación dentro de sus capacidades. El comandante debe emplear todos los medios de movilidad que disponga. Se podrán emplear unidades adicionales, en apoyo de la fuerza de explotación, para relevar a esta última de aquellas tareas que podrían demorar su avance. A medida que la fuerza de explotación avanza, las unidades de apoyo de la explotación protegen las líneas de comunicación, afectan acciones de limpieza, destruyen las posiciones de los elementos de resistencia pasados por alto, expanden la zona de explotación y bloquean el movimiento de los refuerzos enemigos que puedan entrar en la zona. Cuando efectúa una explotación como parte de una fuerza mayor, el Comandante del Batallón o grupo mantiene la responsabilidad de enviar informes a los Comandos Superiores sobre los puntos de resistencia del enemigo pasados por alto y los elementos de su fuerza dejados en contacto. Esta información debe ser trasmitida a la fuerza de apoyo de la explotación para facilitar así una coordinación oportuna eficaz que permita el cumplimiento de la misión de esta fuerza. La explotación termina cuando el enemigo comienza a desmoralizarse y sus fuerzas se desintegran ante una presión implacable; esto es señal inequívoca de que se debe dar inicio a la persecución. También puede terminar cuando el enemigo haya roto el contacto y haya organizado una nueva posición defensiva que debe ser destruida con un ataque coordinado. 277
    • OBJETIVO “GATO” OBJ “B” OBJ “A” A.- EXPLOTACIÓN CON LAS FUERZAS EMPEÑADAS OBJETIVO “LIEBRE” OBJ “B” OBJ “A” B.- EXPLOTACIÓN CON LAS RESERVAS Gráfico No. 34 La Explotación y sus métodos d) La Persecución Es una fase de la ofensiva que se ejecuta contra una fuerza enemiga que se bate en retirada. Es la culminación de la explotación y se efectúa cuando el enemigo ha perdido su capacidad para operar eficazmente y trata de romper el contacto, pero siempre previa autorización del comandante del escalón superior, debido a las implicaciones y riesgos que puede presentar. (1) Propósito Algunos manuales tratan a la persecución como la última fase de la explotación, pero aquí la consideramos como a una fase independiente. La persecución tiene la finalidad de destruir a la fuerza 278
    • enemiga que se desintegra, a diferencia de la explotación cuya finalidad es impedir que el enemigo organice una nueva posición defensiva o que se retire ordenadamente. (2) Métodos Existen dos métodos que se pueden emplear en la persecución: (a) Presión Directa En este método la fuerza de presión directa mantiene una presión implacable contra la fuerza enemiga. Esta fuerza tiene la misión de impedir que el enemigo rompa el contacto y reconstruya su defensa y, a su vez, causar el mayor número de bajas. Este método puede ser empleado por todas las u n i d a d e s , inclusive la infantería desmontada. Es un ataque frontal, donde las fuerzas avanzan sobre un frente amplio manteniendo la máxima potencia de combate al frente. (b) Presión directa en combinación con una fuerza de envolvimiento En este método, la unidad de presión directa mantiene una presión implacable contra la fuerza en retirada, mientras que una unidad de envolvimiento altamente móvil cierre la línea de retirada del enemigo para interceptarlo y destruirlo. (3) Ejecución La persecución se inicia, una vez que el Escalón Superior haya dado su aprobación. Al igual que en la explotación, los efectos acumulativos de las persecuciones locales satisfactorias crean las oportunidades para las persecuciones en mayor escala que puedan culminar en la derrota decisiva de la fuerza enemiga. Al igual que la explotación, la persecución se caracteriza por un envolvimiento rápido, agresivo y se ejecuta en un frente tan amplio como sea posible. Las unidades de presión directa avanzan implacablemente contra la fuerza enemiga que se bate en retirada, mientras que la fuerza 279
    • de envolvimiento cierra las líneas de retirada del enemigo. Si la unidad de envolvimiento no puede sobrepasar al enemigo, esta ataca a la fuerza principal por los flancos. En caso de que no pueda cerrar la ruta de escape, inmediatamente se envía una nueva unidad de envolvimiento. La persecución termina cuando la fuerza enemiga en retirada ha sido destruida por la unidad de presión directa y la unidad de envolvimiento. Cuando la fuerza enemiga ha llegado a una posición defensiva organizada, que obliga a la unidad de persecución a atacar, o cuando la fuerza enemiga logra romper el contacto y se retira de la zona de combate, obligando a que la unidad de persecución ejecute un movimiento para establecer nuevamente el contacto. OBJ “B” OBJ “A” OBJ “C” 1 L.F ÁGUILA CAFÉ X3 AMARILLO R JO O L.F ÁGUILA 3 3X L.F HALCÓN L.F HALCÓN L.P L.P (-) OBJ “ALFA” 4X X4 Gráfico No. 35 La Persecución b. La Defensiva La defensa es una operación que permite mantener una posición, detener, y/o destruir el ataque enemigo. Si bien la defensa no conduce a la decisión final en un combate, en cambio, busca por todos los medios la destrucción del 280
    • enemigo, por lo que se convierte en el medio más eficaz para hacer posible una futura acción ofensiva. En este capítulo estudiaremos la acción defensiva como una circunstancia transitoria hacia la ejecución de la acción ofensiva. 1) Definición La defensa está definida como el empleo de todos los medios y métodos para IMPEDIR, RESISTIR O DESTRUIR un ataque enemigo. Generalmente, la defensa está estrechamente ligada al concepto de retención del terreno. Impedir un ataque enemigo, es desorganizarlo antes de su desencadenamiento, por medio del fuego y del ataque de desarticulación. Resistir un ataque enemigo, es detenerlo o bloquearlo al frente de una línea del terreno. Destruir un ataque enemigo, es conducir o canalizar al enemigo a una situación desfavorable, de tal forma que nos permita una acción ofensiva sobre él, sea por medio del fuego o por medio del contraataque. 2) Finalidades Las acciones defensivas tienen los siguientes propósitos: a) Ganar tiempo. b) Crear condiciones favorables para conducir acciones ofensivas subsiguientes. c) Canalizar al enemigo a un sector que facilite su aniquilamiento. d) Negar al enemigo el acceso a una determinada área. e) Disminuir la capacidad de combate del enemigo. f) Economizar fuerzas en un área a fin de emplear una potencia decisiva en otra. 3) Características de las operaciones defensivas a) Preparación de las posiciones Es el conjunto de actividades que realiza una fuerza para prevenir, evitar o 281
    • disminuir los efectos que las acciones enemigas pueden causar sobre las tropas y sus operaciones. La defensa proporciona la posibilidad de seleccionar posiciones y de fortificarlas con obstáculos, de manera anticipada, cubriéndolos, además, con fuegos planificados. b) Seguridad Para la protección y organización de las fuerzas se deben emplear todos los medios disponibles, como guerra electrónica, reconocimientos, todo esto para disponer de una alarma temprana que permita maniobrar. c) Desorganización del enemigo Interrumpir o desarticular es el conjunto de acciones que permiten d esorganizar a una fuerza, con la finalidad de evitar o retrasar sus operaciones planificadas. d) Concentración de efectos La concentración es la reunión o disposición de una cantidad determinada de medios en un sector y en un momento específico, con un propósito definido; se logra mediante la cohesión y apoyo mutuo entre las unidades. e) Flexibilidad La defensa, aun cuando sea en posición, debe permitirles flexibilidad a los mandos y a las fuerzas para adaptarse a las variaciones que se presentan en el combate y para poder aprovechar las oportunidades que se presentan y sacar ventajas de ellas. 4) Fundamentos de las operaciones defensivas a) Uso apropiado del terreno El terreno es un factor determinante en la selección de la posición defensiva y en la ubicación y distribución de las fuerzas. El defensor mantiene el control de aquellas partes del terreno que sean esenciales para la observación, las comunicaciones, la maniobra de la 282
    • reserva y un adecuado apoyo de fuego; niega al enemigo la utilización del terreno que pueda comprometer el éxito de la defensa. Se aprovechan los obstáculos para reforzar la posición o para canalizar al enemigo hacia sectores adecuados para contraatacar. Los obstáculos existentes en los sectores están íntimamente relacionados con el Plan de Defensa, incluyendo la distribución de las fuerzas y ubicación de la reserva. Se deben tener presentes todas las probables avenidas de aproximación del enemigo hacia el sector de defensa y dentro de él. Una adecuada valorización de ellas y de los puntos críticos servira de base para determinar: (1) El dispositivo de las fuerzas que han de ocupar la posición. (2) El empleo de los medios de vigilancia. (3) El planeamiento de los fuegos. b) Apoyo mutuo La ubicación de las fuerzas y los fuegos son planificados lateralmente y en profundidad, para proporcionar apoyo mutuo entre las fuerzas en forma coherente con el cumplimiento de la misión asignada. Las brechas en la defensa, presentan un problema particular para las acciones destinadas a lograr el apoyo mutuo. El control de las brechas se obtiene mediante la utilización de la observación, obstáculos, fuegos planificados, patrullas y planes para ocuparlas si el enemigo amenaza con hacer uso de ellas. Normalmente se aceptan brechas hasta nivel Batallón. c) Organización de la defensa en profundidad Considerando que el atacante puede seleccionar el lugar para su ataque principal y concentrar sus fuerzas en un frente estrecho, quedando en posibilidad de penetrar en la posición defensiva, se ubican a las unidades en profundidad para que la defensa detenga o canalice al enemigo, a fin de permitir la ejecución del contraataque. Una posición defensiva poco profunda es vulnerable, ya que el enemigo puede penetrarla antes de ser detenido o sin que se haya podido ejecutar un contraataque. La profundidad en la defensa se obtiene mediante el despliegue apropiado de fuerzas, la 283
    • preparación de posiciones eventuales, suplementarias y de bloqueo en profundidad. d) Defensa en todas las direcciones Aún cuando la defensa está preparada principalmente para combatir el ataque enemigo a lo largo de las avenidas de aproximación más probables, existe la posibilidad de que el adversario pueda atacar desde una dirección distinta a la apreciada o considerada más probable; así como podrá atacar la retaguardia de la fuerza mediante un envolvimiento por aire, tierra o agua en gran escala. La unidad debe estar capacitada para hacer frente a un ataque llevado a cabo desde cualquier lugar y dirección; consecuentemente se dispondrá para defenderse en los 360 grados mediante: (1 ) Una adecuada distribución inicial de sus fuerzas. (2) Las provisiones que adopte para redistribuir sus tropas. (3) El desplazamiento de los fuegos. e) Seguridad El comandante debe tomar las acciones necesarias para evitar la sorpresa. En todos los niveles de comando se adoptan las medidas de seguridad para proporcionar alerta e informaciones oportunas sobre el desplazamiento del enemigo que se aproxima y negarle a este información sobre el dispositivo de Defensa. Tales medidas incluyen la ubicación de los elementos de seguridad en la dirección de avance del enemigo, en los flancos y dentro del área que está siendo defendida; las unidades se proporcionarán su propia seguridad local. La seguridad implica más que la ubicación de las fuerzas, las medidas tomadas para negar al enemigo información sobre el dispositivo de Defensa. El camuflaje, la contrainteligencia y el control de fuegos son ejemplos de tales medidas. El empleo de todos los equipos de vigilancia disponibles para cubrir el frente, los flancos, la retaguardia de las posiciones, no solo ayuda a proporcionar seguridad, sino también ofrecerá al comandante la oportunidad de destruir cantidades significativas de enemigos sin 284
    • empeñarse en combates decisivos. f) Empleo máximo de acciones ofensivas El patrullaje agresivo, las emboscadas, las incursiones, los ataques de desarticulación y los contraataques son los medios son los cuales se mantiene el espíritu ofensivo. El defensor formula planes para expulsar o destruir al enemigo si este penetra en el área que debe ser retenida para cumplir la misión de defensa. El defensor debe estar alerta para recuperar la iniciativa y sacar la máxima ventaja de la movilidad de las unidades blindadas, mecanizadas o aeromóviles que sean orgánicas o agregadas. La defensa de sector abarca y aplica este fundamento en su máxima extensión. g) Integración y coordinación de los planes El éxito de un plan de defensa requiere de la cuidadosa integración y coordinación de los siguientes planes de apoyo al plan de defensa: (1) Fuegos Los fuegos son preparados para apoyar y complementar las medidas de seguridad, defensa en profundidad y acciones ofensivas. Estos fuegos son planificados para cumplir con las disposiciones y la flexibilidad durante la conducción de la defensa. Los fuegos defensivos son clasificados de la siguiente manera: (a) Fuegos de largo Alcance Estos fuegos son lanzados contra el enemigo, lo más lejos posible y tan pronto como sea posible, para tratar de evitar o desorganizar su ataque, obligándolo a desplegarse tempranamente. Además, estos fuegos apoyan el repliegue de las fuerzas del escalón de seguridad más adelantadas. (b) Fuegos Defensivos Cercanos Estos fuegos son disparados para romper formaciones enemigas, dificultar el montaje del ataque enemigo, desorganizar su sistema de comunicaciones, de mando y control, su observación, disminuir 285
    • la efectividad de la preparación de la artillería enemiga, su espíritu ofensivo y apoyar el repliegue de las fuerzas de seguridad en este sector. (c) Fuegos Protectivos Finales Estos fuegos están destinados a romper las formaciones de ataque del enemigo, neutralizar sus medios de apoyo de fuego, repeler su asalto y apoyar el repliegue de las fuerzas del último escalón de seguridad; estos fuegos incluyen los fuegos finales de protección (FFP) de la artillería y los morteros. (d) Fuegos dentro de la Posición Estos fuegos deben limitar y detener las penetraciones enemigas, proporcionar apoyo a la fuerza contraatacante y bloquear la base del área de penetración para evitar que el enemigo pueda reforzar a esta fuerza. Un apéndice separado de apoyo de fuegos debe ser preparado para cada plan de contraataque. (2) Los Obstáculos y Operaciones de Negación Los obstáculos y las operaciones de negación tienen como objetivo común la canalización o detención del avance del enemigo y la reducción del poder de combate ejercido por este sobre nuestras fuerzas. El sistema defensivo es una serie coordinada de obstáculos naturales y artificiales empleados para canalizar, dirigir, restringir, retardar o detener el movimiento de una fuerza enemiga y permitir a las fuerzas amigas causar pérdidas adicionales en personal y equipo a dicha fuerza. Una operación de negación está dirigida a evitar que el enemigo use o se beneficie del personal, instalaciones o materiales de una área. Puede incluir la destrucción, remoción, contaminación o colocación de obstáculos. El Plan de Obstáculos es ejecutado en todos los niveles, mientras que las operaciones de negación son normalmente planificadas y 286
    • coordinadas por los más altos niveles de mando en cada sector de Operaciones. Así, los obstáculos pueden ser considerados como un apoyo táctico, mientras que las operaciones de negación tienen implicaciones de nivel superior. (3) Defensa contra Fuerzas Blindadas Para obtener un máximo provecho de las limitaciones, características de los blindados, se debe utilizar una combinación de fuego y obstáculos. Se planea el uso de armas antitanque para combatir y derrotar las fuerzas blindadas del enemigo, lo más lejos posible de la posición defensiva. Tan pronto como las fuerzas enemigas lleguen dentro del alcance de las armas de fuego directo o indirecto, que no tienen una capacidad antitanque, estas comienzan a disparar, obligando a la dotación de los vehículos blindados a cerrar sus escotillas; esto reduce su capacidad de observación y separa los vehículos blindados de sus elementos de infantería acompañantes que van a pie. Las armas que tienen la capacidad para destruir los vehículos blindados del enemigo, son colocadas en profundidad y sus fuegos son distribuidos a través de la posición defensiva. Si los vehículos blindados del enemigo logran penetrar la posición, son destruidos por el fuego antitanque colocado en profundidad. (4) Defensa Antiaérea Se planifican medidas activas y pasivas de defensa antiaérea con el objeto de negar la observación aérea de las posiciones defensivas y proporcionar la máxima defensa contra aviones hostiles. (a) Medidas Activas - Establecer un sistema de alarma. - Asignar áreas de responsabilidad a las armas de defensa aérea. - Coordinar los fuegos de defensa antiaérea con aquellas unidades que hayan sido recibidas en apoyo o estén ubicadas 287
    • en el área de defensa. - Las unidades deben atacar a todos los aviones enemigos. (b) Medidas Pasivas - Hacer cumplir la disciplina de camuflaje en la construcción de posiciones para proporcionar máxima cobertura y encubrimiento. - Dispersión. - Controlar el movimiento. - Impedir el disparo de los fuegos propios, si la relación de la posición resulta desventajosa para el cumplimiento de la misión de la unidad. - Hacer cumplir la seguridad de comunicaciones y electrónica. - Usar humo para disminuir la observación aérea y reducir la efectividad de los fuegos de puntería enemigos. (5) Operaciones Psicológicas Las operaciones Psicológicas incluyen acciones psicológicas y guerra psicológica. La guerra psicológica comprende aquellas acciones planificadas para influir en las opiniones emocionales, actitudes y el comportamiento del auditorio enemigo en general, de una manera tal que el efecto obtenido apoye a la conquista de los objetivos. Las acciones psicológicas, en cambio, están más orientadas a los auditorios propios, llámense población, medios de comunicación, fuerzas propias, etc. La Guerra Psicológica se planifica y ejecuta en el nivel más alto, (Comando Conjunto). Las Acciones Psicológicas se planifican desde el nivel División y son ejecutadas por las unidades subordinadas, utilizando todos los medios de difusión disponibles. Los objetivos de las operaciones psicológicas en el nivel táctico son: (a) Disminuir la moral y eficiencia de combate del enemigo. 288
    • (b) Incrementar el efecto de las armas pesadas. (c) Confundir al enemigo. (d) Facilitar la ocupación de los centros de población enemigos, mediante la emisión y publicación de ultimátum e instrucciones de rendición. (e) Dar información e instrucciones a los elementos de las fuerzas amigas que operan en la zona. (f) Presentar una imagen favorable de nuestros soldados y líderes. Las limitaciones de las operaciones psicológicas en el nivel táctico son: (a) Se requiere inteligencia específica en breve tiempo. (b) La situación explotable puede variar antes que pueda emplearse la operación psicológica. (c) La ausencia de progreso y la actitud defensiva de las fuerzas amigas proporcionan pocas situaciones explotables. 5) Grados de resistencia Los grados de resistencia son prioridades que da un comandante a la acción de resistir en el área de resistencia que está bajo su responsabilidad, con la finalidad de economizar fuerzas cuando la situación le obliga a hacerlo. Los grados de resistencia que pueden aplicarse en un sector, y en el siguiente orden de importancia; son: a) Defender b) Retardar c) Vigilar El grado de resistencia que se desea aplicar, se logra mediante el empleo correcto de la operación táctica y de los métodos y técnicas defensivas. 6) Grado de preparación de la posición Esta clasificación se aplica tanto a la defensa en posición como a la móvil. 289
    • a) Posición defensiva fuertemente organizada o fortificada Más de 15 días. b) Posición defensiva organizada Se la realiza cuando el contacto con el enemigo es probable y se dispone de cinco (5) a quince (15) días para su organización. c) Posición defensiva sumariamente organizada Este grado de preparación se lo realiza cuando el contacto es inminente y se dispone de uno (1) o cuatro (4) días para su preparación. d) Posición defensiva ligeramente organizada (improvisada) Es el grado más bajo de organización de una posición defensiva, se lo realiza mientras se mantiene contacto con el enemigo y su tiempo de preparación es menos de un (1) día, sin contar con un mínimo de seis (6) horas necesarias para los reconocimientos. 7) Consideraciones sobre la defensa Cualquiera que sea el tipo de defensa que se adopte, será necesario mantener una constante vigilancia para evitar que las unidades sean aferradas, sobrepasadas o destruidas por partes. La ejecución de la defensa se basará en un adecuado aprovechamiento de la movilidad, potencia de fuegos y acción ofensiva, a fin de establecer una defensa flexible, cuyos objetivos son: Permitir que el defensor mantenga la iniciativa (libertad de acción) la que se puede conseguir por medio de las siguientes acciones: a) Eligiendo el lugar de combate. b) Obligando al enemigo a reaccionar conforme el Plan de Defensa. c) Explotando las debilidades y errores del enemigo, mediante acciones ofensivas. d) Contraatacando cuando el enemigo ha obtenido éxito en su ataque. Negar al adversario la conquista del objetivo decisivo o punto de la decisión, 290
    • sin que la defensa se vea expuesta a un aferramiento y destrucción. Como objetivo final, lograr la destrucción del enemigo por medio de la acción de los fuegos y de las maniobras ofensivas. Normalmente una acción defensiva comprende un conjunto de acciones, en las que, mientras unas unidades están retardando o engañando al enemigo, otras pueden encontrarse manteniendo una posición, o atacándola mediante el fuego. En la defensa son esenciales: a) La preparación psicológica de las tropas. b) Un efectivo don de Mando (mantener la moral). c) Un control centralizado. d) Una acción ofensiva constante. Las tropas deben conocer que una defensa eficaz busca la mejor oportunidad para destruir al enemigo. La conducción de acciones defensivas bajo condiciones adversas es la prueba suprema que puede enfrentar un comandante en campaña. El defensor tiene que emplear eficientemente todos los medios y procedimientos de combate disponibles, así como los que pueda improvisar. Se pueden aceptar grandes riesgos, pero conservando los recursos, los mismos que el defensor debe emplearlos sin vacilaciones y decididamente en el momento oportuno. El comandante debe poseer gran habilidad táctica, ya que tiene el serio problema de conducir a sus tropas sin las condiciones favorables que ofrece la acción ofensiva. En la ejecución de una defensa, se aplicarán acciones ofensivas aun contra un enemigo numéricamente superior y que disponga de medios blindados. La ejecución de estas acciones exigirá la selección de un terreno que proporcione suficientes condiciones para la maniobra táctica, y disponer de fuerzas móviles y rápidas. 8) Acciones dinámicas de la defensa Las maniobras que se pueden ejecutar como parte de una acción 291
    • defensiva son las siguientes: a) El Ataque de Desarticulación Es una acción ofensiva lanzada por el defensor contra las fuerzas enemigas que se están reuniendo para el ataque, con el propósito de evitar, retrasar, desorganizar o destruir la capacidad del enemigo para ejecutar el ataque antes que lo desencadene. b) El Contraataque Es una acción ofensiva que se emplea para destruir al enemigo, restableciendo la LPR, cuando ha existido una penetración, o también se emplea para ayudar a una fuerza propia a romper el contacto con el enemigo. 9) Situaciones en las que conviene adoptar la defensa Cuando debemos mantener los objetivos conquistados en la profundidad del dispositivo enemigo, mientras llegan otras fuerzas propias y se completan medios para luego continuar con la ofensiva. Cuando se deben proteger por tiempo limitado posiciones defensivas en la retaguardia, por parte de otras unidades del Escalón Superior. Cuando se debe resistir en una posición, durante un período determinado, como parte de una operación retrógrada que conduce el Escalón Superior. Cuando se debe defender un sector como parte de una operación del Escalón Superior. 10) Características del Campo de Batalla En la defensa, el campo de batalla se hace más estable y permite una definición más precisa que en las acciones ofensivas o retrógradas; así: La seguridad proporcionada a las instalaciones logísticas, garantizará el flujo ininterrumpido de los abastecimientos. La relativa estabilidad del campo de batalla, durante la ejecución de la defensa, permite al defensor colocar un número mayor de abastecimientos hacia el frente, e influir en la conducción de la defensa. 292
    • En la defensa resulta más fácil proporcionar seguridad a las vías de abastecimiento y el defensor dispone de una mayor flexibilidad en el momento de seleccionar estas vías. El área de influencia es la parte del área de operaciones donde un comando, que conduce una defensa, puede influir directamente en las operaciones, a través de la maniobra o fuegos; corresponde usualmente al sector asignado en la Orden de Operaciones emitida por el comando inmediato superior. Esta área de influencia incluye el terreno comprendido entre los siguientes límites: a) Hacia los flancos: hasta los límites laterales impuesto a la unidad. b) Hacia el frente: hasta la distancia a la cual el comando ha recibido la responsabilidad expresa de proporcionar seguridad. c) Hacia la retaguardia: hasta el límite de retaguardia de su unidad. 11) Sector y áreas de defensa El sector de defensa (sector de responsabilidad), asignado a un mando para ejecutar una defensa, generalmente lo constituye su área de influencia; este sector se divide en dos áreas, considerando como base el trazado general del Límite del Área de Defensa Avanzada (L.A.D.A) en la defensa del sector, o Línea Principal de Resistencia (L.P.R) en la defensa en posición, establecido por el escalón superior: a) Área de Seguridad. b) Área de Combate: (1) Área de Resistencia (A.R) en la defensa en posición / Área de Defensa Avanzada (A.D.A) en la defensa de sector. (2) Área de Reserva / Área de Retaguardia. a) El área de seguridad Se extiende delante del área de combate, desde la L.P.R/L.A.D.A, e incluye todo el terreno limitado por la distancia hasta la cual el comandante tenga responsabilidad por la seguridad. Esta distancia no debe exceder tres cuartas partes del alcance del arma de mayor 293
    • capacidad sobre la cual el comandante ejerza control. Las fuerzas en el área de seguridad permiten ganar tiempo para la preparación de la posición defensiva; suministran información sobre el enemigo; lo retardan, lo engañan y lo desorganizan tanto como sea posible. Las fuerzas que operan en el área de seguridad, pueden incluir elementos de escalones superiores, tales como una fuerza de cobertura y unidades que proporcionan vigilancia aérea y seguridad de flancos. El hecho de que una parte del sector de defensa, sea llamada “Área de Seguridad”, no significa que la seguridad únicamente se deba aplicar en esta área. El comandante responsable del sector de defensa, debe implementar la seguridad tanto en el área de seguridad, como en el área de combate y no solamente en dirección al avance del enemigo, sino al frene, flancos y retaguardia. b) El área de combate Es aquella área limitada por la L.P.R/L.A.D.A, los flancos y el límite de retaguardia del mando que conduce la defensa. Es aquella área que debe ser retenida para que se logre el cumplimiento exitoso de la misión de defensa, es decir, el área desde donde se cumple la defensa como acción táctica. Se divide en dos áreas: el área de defensa avanzada o resistencia y el área de retaguardia o de reserva. (1) El área de resistencia/ el área de defensa avanzada Se extiende detrás de la L.P.R/L.A.D.A., hasta los límites de retaguardia de los elementos subordinados que se están empleando en el escalón de resistencia. (2) El área de retaguardia/área de reserva Se extiende detrás de los límites de retaguardia de los elementos subordinados, empleados en el escalón de resistencia, hasta el límite de retaguardia, considerando la ubicación de su propia reserva. El límite de retaguardia no siempre es indicado gráficamente; en el caso de que 294
    • no sea graficado, se considera que corre generalmente paralelo a la L.P.R/L.A.D.A, a una profundidad determinada por el punto extremo de retaguardia de los límites laterales impuestos en el calco de acción táctica del escalón superior al comando considerado. El área de seguridad, el área de resistencia y el área de retaguardia pueden ser reestructuradas simultáneamente en los diferentes niveles de mando; pero la ubicación general de la L.P.R/L.A.D.A, permanece constante y es inalterable. Gráfico No. 36 Áreas y sectores de defensa 12) Trazado de la Línea Principal de Resistencia (L.P.R) La L.P.R es una línea que sirve de orientación y referencia a los comandantes de todos los niveles para la planificación y conducción de una acción de defensa; por esta razón, es importante y necesario conocer el proceso que se sigue para ubicar y definir dicho límite. El trazado general de la L.P.R, efectuado por el comando superior que conduce la defensa, luego de un análisis, es señalado de manera general 295
    • a los comandos inmediatamente subordinados, a través de puntos de coordinación ubicados en los límites laterales de cada uno de estos comandos. Esta ubicación general de la L.P.R indica a los comandantes subordinados el área que debe ser defendida (área de combate), con suficientes detalles como para proporcionar continuidad y coordinación a toda la posición defensiva y, al mismo tiempo, le dé la oportunidad de obtener el mayor provecho del terreno que está a su disposición para definir el límite con mayor precisión. La L.P.R se define con mayor precisión en los niveles sucesivos de mando; esto quiere decir que, en base al trazado general del ejecutado por el comando superior (Brigada o División), que planifica la defensa, los comandantes subordinados (Batallones y Compañías) analizan algunos factores, definen específicamente el límite y lo imponen a sus unidades subordinadas que van a emplearse en el escalón de resistencia. La verdadera L.P.R es determinada o materializada, finalmente, cuando se ubican en el terreno los pelotones avanzados que serán empleados en el área de resistencia. Los pelotones avanzados se ubicarán en un sector del terreno que favorezca el cumplimiento de su misión y el control de la L.P.R, tomando en cuenta las siguientes consideraciones: a) Búsqueda de un sector que facilite el apoyo mutuo y la defensa en profundidad, que permita explotar ventajosamente los obstáculos existentes, siempre que tal acción no vaya en detrimento de la capacidad del defensor para usar apropiadamente el terreno, desde el punto de vista de los otros aspectos militares del terreno. b) Si el trazado de la L.P.R, impuesto por el comandante superior, incluye estribaciones o colinas que formen compartimentos transversales, se podrá materializar la L.P.R, ubicando a los pelotones avanzados: (1) En la cresta militar, la cual normalmente permite observación hasta la base de la colina. 296
    • (2) Delante de la cresta militar, cerca de la base de la colina o en la superficie del valle, si se necesita proporcionar defensa en profundidad y obtener campos de tiro apropiados. (3) En la cresta topográfica, cuando esta ofrece mejores posibilidades de observación y campos de tiro que la cresta militar. (4) En el lado amigo de un obstáculo, si el uso del obstáculo proporciona una ventaja significativa por parte del defensor, comparada con la ventaja en observación y campos de tiro que puede ser defendida ubicando la L.P.R en otro sitio. (5) En la contra pendiente, si su ocupación incrementa la explotación de una ventaja significativa por parte del defensor. La defensa exitosa de la L.P.R ubicada en la contra pendiente, se basa en impedir que el enemigo tome la cresta topográfica. 13) Frente y profundidad El frente y la profundidad del sector de defensa asignado a una unidad por el escalón superior, define el área de combate y el área de seguridad de esa unidad. El frente del sector destinado a una unidad debe corresponder a su capacidad para cumplir la misión asignada bajo las condiciones existentes del terreno, el clima y la situación del enemigo. Por lo tanto, las condiciones que limitan la visibilidad y los campos de tiro del defensor, ofrecen buenas avenidas de aproximación al enemigo, y reducen la capacidad del defensor para generar el poder de combate que disminuye la extensión del sector que una unidad puede defender. Una brecha es el espacio dejado entre dos unidades sin responsabilidad, que no puede ser cubierto con el fuego de las armas de pequeño calibre. Las unidades de tamaño batallón y menores, no deben permitir brechas entre las posiciones dentro de su sector de responsabilidad, es decir, que si existen brechas, deben estar entre un batallón y otro, no dentro de estos. Un intervalo es el espacio lateral entre los flancos de los elementos adyacentes de una fuerza, sea en formación o posición de combate, que 297
    • puede ser cubierto efectivamente por el fuego de las armas pequeñas. Los intervalos son aceptables dentro de los sectores de los batallones y unidades menores (Gráfico No. 37). La profundidad asignada a una unidad es determinada después de considerar los siguientes factores: a) La ubicación de la L.P.R /L.A.D.A b) El terreno que debe ser defendido en profundidad. c) El espacio requerido para que la unidad ubique sus reservas, los elementos de mando y control, apoyo para el combate y apoyo de servicio para el combate. (Gráfico No. 37). d) El avance de las armas de apoyo orgánicas que disponga el escalón considerado. De acuerdo con nuestra doctrina y los medios que disponemos, pueden tomarse como referencia los siguientes frentes y profundidades: P.A.G P.A.G P.A.C P.A.C 6 a 12 Km 1000 a 2400 m L.P.R L.P.R 300 a 600 m 600 a 1200 m 1200 a 2400 m 2400 a 4800 m Gráfico No. 11 Frentes y profundidades Gráfico No. 37 Frentes y profundidades 298
    • 14) Distribución y empleo de las fuerzas a) Distribución de las fuerzas El empleo de las fuerzas en la defensa, requiere que estas sean distribuidas en las tres áreas de defensa de la unidad considerada. La distribución de las fuerzas en las áreas, toma el nombre de “ESCALONES”, los mismos que se definen de manera general como “Fuerzas en un área determinada. (1) El Escalón de Seguridad Constituido por aquellas fuerzas pertenecientes al mando que está conduciendo la defensa, que son empleadas en su área de seguridad. En una aplicación amplia, el escalón de seguridad de cualquier nivel de mando está constituido por todas las fuerzas que ese comando emplea en su área de seguridad. Incluye las fuerzas de seguridad empleadas por los comandos subordinados, sea por instrucciones del Comando Superior o por iniciativa del comandante subordinado. El Escalón de Seguridad hace referencia a aquellas fuerzas de seguridad que están autorizadas a ser prescritas por un nivel de mando dado. Por ejemplo, el escalón de seguridad de una brigada son los P.A.G, aunque esta haya ordenado que los batallones subordinados materialicen su propio escalón de seguridad (P.A.C) y las Compañías estén empleando Puestos de Seguridad Local, todos los cuales, en un sentido amplio, forman parte del Escalón de Seguridad de la Brigada. (2) El Escalón de Resistencia Está constituido por aquellas unidades pertenecientes al mando que ejecuta la defensa y que están ubicadas en su área de resistencia. (3) El Escalón de Reserva Está constituido por aquellas fuerzas pertenecientes al comando que ejecuta la defensa, ubicadas en su área de retaguardia o de reserva. 299
    • 15) Tipos de defensa a) Defensa en posición La defensa en posición es un tipo de operación defensiva en la cual se pone énfasis en la retención o el control de un terreno específico por un período determinado. Se le da especial importancia a la capacidad de los fuegos y unidades desplegadas sobre el área de resistencia para detener, rechazar y destruir al atacante. El defensor despliega el grueso de su poder de combate en el área de resistencia para detener a las fuerzas enemigas delante de la Línea Principal de Resistencia (L.P.R). En la defensa en posición, el defensor planifica y se prepara para aceptar el combate decisivo y cumplir la misión, actuando frente al atacante a lo largo de la L.P.R., apoyado por un gran volumen de fuegos; la ejecución de los contraataques tiene la finalidad de destruir a las fuerzas del atacante que han penetrado en la posición y, de esta manera, retener el control del terreno que el defensor ha decidido mantener. A pesar de que este tipo de defensa “EN POSICIÓN”, por el término empleado pueda crear una idea de “INMOVILIDAD”, es un criterio errado, dado que la guerra actualmente es de movimiento y la defensa aplica de manera constante acciones dinámicas, incluida la acción ofensiva. (Gráfico. No. 38 -Defensa en posición). (1) Escalón de Seguridad (Fuerzas de Seguridad) Las tareas del escalón de seguridad en la defensa en posición de manera general son: (a) Suministrar información sobre el enemigo. (b) Proporcionar vigilancia contra el reconocimiento. (c) Engañar al enemigo sobre la ubicación del área de combate. (d) Retardar al enemigo delante del área de combate. (e) Reducir la capacidad del enemigo para obtener ventajas de su poder de combate, desorganizándolo y destruyéndolo mediante los fuegos de largo alcance. 300
    • (f) Localizar y desarrollar blancos para las armas de apoyo. (Gráfico No. 38- Defensa en posición). De acuerdo con las tareas antes mencionadas, el escalón de seguridad es materializado dentro del área de seguridad, mediante diferentes niveles de comando; así, algunas tareas que estarán en capacidad de cumplir las unidades del escalón de seguridad de la Brigada, por ejemplo, posiblemente no las puedan cumplir las unidades del escalón de seguridad del batallón. Normalmente, los escalones de seguridad son empleados en todos los niveles. La decisión de no establecer un escalón de seguridad no releva a un comandante de su responsabilidad en la adopción de todas las medidas destinadas a evitar que su comando sea sorprendido. Para el establecimiento de un escalón de seguridad, se deben tomar en cuenta las siguientes consideraciones tácticas: (a) Misión Un Mando Superior puede ordenar que un comando subordinado establezca un escalón de seguridad. Esto puede ser requerido respondiendo al concepto de que la seguridad es una responsabilidad inherente al ejercicio del mando, pues la seguridad local constituye un ejemplo. (b) Terreno Disponible La disponibilidad de un terreno adecuado para la ubicación del escalón de seguridad aumentará su efectividad. (c) Tiempo Disponible En el caso de que se disponga de muy poco tiempo para la preparación de la posición defensiva, antes que el enemigo se acerque, el comandante puede determinar que hay otras tareas más importantes que el establecimiento de un escalón de seguridad, tales como la preparación de posiciones en el área de resistencia, que deben recibir una mayor prioridad. 301
    • (d) Situación Propia El número y tipo de unidades asignadas para cumplir una misión, puede determinar que sea poco práctico el establecimiento de un escalón de seguridad a un determinado nivel de comando. (e) Situación Enemiga Si el enemigo mantiene contacto con el escalón de seguridad de un comando, esto descarta el establecimiento de un escalón de seguridad a una mayor distancia del sitio donde ya se está en contacto con el enemigo. La proximidad del enemigo deberá ser considerada, tanto para la organización de las unidades como para la distancia a la que se debe ubicar el escalón de seguridad. Gráfico No. 38 Defensa en posición Además de la seguridad local que se establece normalmente, el escalón de seguridad en la defensa en posición, está constituido de la siguiente forma: 302
    • (a) Los Puestos Avanzados de Combate (P.A.C.) Los P.A.C, son organizados por la brigada, que es la que determina su localización general, valor y composición. La materialización y control de los P.A.C, es responsabilidad de la brigada, pudiendo ser destacados por la propia brigada o por los batallones que se emplearán en el área de resistencia. Las principales misiones de los P.A.C son: - Proporcionar alerta oportuna sobre el avance enemigo. - Negar al enemigo la observación cercana del área de combate. Dentro de sus capacidades, los P.A.C pueden: - Retardar el avance enemigo. - Desorganizar al enemigo. Los P.A.C deberán localizarse en la mejor característica del terreno, delante de la L.P.R, a una distancia de 1.000 y 2.400 metros, que les permita recibir el apoyo de los batallones del escalón de resistencia; y desde la cual puedan cumplir su misión. El terreno seleccionado para la ubicación de los P.A.C. debe satisfacer los siguientes requerimientos: - Facilitar la observación a larga distancia y proporcionar campos de tiro. - Tener obstáculos en el frente y en los flancos. - Proporcionar cobertura y encubrimiento sobre la posición. - Proporcionar rutas ocultas y cubiertas para el repliegue. - Negar al enemigo la observación terrestre cercana del área de combate. - Estar dentro de la distancia de apoyo de los fuegos indirectos orgánicos del escalón de resistencia. - Permitir el control de las avenidas de aproximación del enemigo 303
    • hacia el área de combate. Cuando la brigada ha dispuesto que los P.A.C sean destacados por los batallones del escalón de resistencia, estos, a su vez, pueden elegir que estas fuerzas sean destacadas de la reserva de los batallones o de las compañías adelantadas. Para seleccionar si la fuerza en los P.A.C, va a ser destacada de la reserva del batallón o de compañías adelantadas, el comandante del batallón, que materializará los P.A.C, analizará las siguientes consideraciones: - Coordinación y Control Si la distancia entre los P.A.C y la L.P.R es muy grande o si las rutas de repliegue para los P.A.C tienen restricciones; tales condiciones favorecerán el empleo del escalón de reserva, ya que las compañías adelantadas experimentarán muchas dificultades en apoyar los P.A.C y, al mismo tiempo, será apremiante el empleo de las fuerzas que materializaron los P.A.C en el escalón de resistencia. - Disponibilidad de Fuerzas Cuando el comandante tiene solamente una pequeña reserva, será preferible el uso de la fuerza del escalón de resistencia. Es preferible que la composición de los P.A.C sea de un solo escalón y de una unidad para evitar hacer agregaciones. - Asignación de Tareas Adicionales Si al escalón de resistencia le ha sido asignada una mayor cantidad de tareas de alta prioridad, que requerirán los esfuerzos de ese escalón, hasta el momento en que se estime concluirán los trabajos de preparación de la posición defensiva, tal condición favorecerá el empleo del escalón de reserva para instalar los P.A.C o viceversa. La misma situación, respecto a la Compañía, puede repetirse para 304
    • destacar los P.A.C, en caso de que el comandante de batallón adelantado decida que las fuerzas para los P.A.C en su sector, sean destacadas por parte de las Compañías adelantadas. Así, el comandante de la Compañía, determinará si las fuerzas que conformarán los P.A.C, saldrán de sus pelotones del escalón de resistencia o de su reserva, para lo cual deberá analizar las consideraciones antes expuestas. El comandante del batallón, en su orden de acción táctica, puede prescribir los efectivos y composición y ubicación de los P.A.C, de forma específica o en términos generales. Normalmente, los P.A.C estarán constituidos por efectivos del tamaño de un pelotón reforzado, hasta una compañía por cada Batallón ubicado en el área de resistencia. (b) Los Puestos Avanzados Generales (P.A.G) Cuando la brigada actúa encuadrada en la división, los P.A.G son organizados, destacados y controlados por la división, que además, establece su localización general. En este caso, si la división destaca los P.A.G, entonces las brigadas que se encuentran en el escalón de resistencia, serán las responsables de destacar los P.A.C (Puestos Avanzados de Combate), conforme se explicó anteriormente. Cuando la brigada actúa INDEPENDIENTEMENTE, los P.A.G serán responsabilidad de la brigada y los P.A.C del batallón. La localización de los P.A.G debe tomar como referencias las mismas para la ubicación de los P.A.C y, normalmente están ubicados a una distancia entre 6 y 12 Km., delante de la L.P.R, para que puedan ser apoyadas por las unidades del escalón de resistencia del nivel que corresponda. La misión principal de los P.A.G es retardar al enemigo, delante de la L.P.R (o delante de los P.A.C si estos son establecidos) por un período específico de tiempo. Además los P.A.G cumplen las 305
    • misiones adicionales de proporcionar alerta temprana del avance enemigo, desorganizar las fuerzas enemigas y engañar sobre la ubicación del sector de defensa. A los P.A.G, normalmente, se les asignan suficientes medios que permitan a sus fuerzas cumplir con todas las tareas relacionadas con el escalón de seguridad. Los efectivos en los P.A.G, en un sector de Brigada, pueden variar desde un Batallón o Grupo de Caballería Blindada reforzado, hasta un Agrupamiento Táctico. (c) La Fuerza de Cobertura (F.C) La fuerza de cobertura constituye el escalón de seguridad de la división cuando esta no actúa encuadrada. La misión normal asignada a la fuerza de cobertura, como parte de la acción complementaria de seguridad, es retardar al enemigo, conduciendo una acción retardatriz. La composición de la fuerza de cobertura será prescrita por el Comandante de la división, según sea el caso. Cuando la fuerza de cobertura es materializada por la división, esta puede estar constituida por una unidad tipo Brigada. (2) Escalón de Resistencia (Fuerzas de Resistencia) En la defensa en posición, el escalón de resistencia defiende el sector que le es asignado, RESISTIENDO al enemigo, lo que se cumple a través de tres acciones: deteniendo, rechazando y destruyendo al enemigo. (a) Detener al enemigo Esta tarea se cumple desencadenando los fuegos sobre el enemigo tan pronto como él se acerque al área de combate. Se aplican dos técnicas: - Disparando sobre el enemigo, tan pronto como llega a áreas localizadas dentro del alcance máximo de cada arma (de 306
    • apoyo orgánico y fuego directo) que está en capacidad de colocar fuegos sobre él. Si el enemigo es sometido al fuego, a partir de áreas localizadas, dentro del alcance máximo de cada arma, estará sujeto a los efectos destructivos de los fuegos del defensor. También estará sujeto a un incremento del volumen de fuego, a medida que se aproxime al área de combate. - No disparar los fuegos de todas o una parte de armas de fuego directo, ubicadas en las cercanías de la L.P.R, hasta que el enemigo llegue a áreas localizadas dentro del alcance efectivo de los fuegos de las armas individuales. La selección de la técnica a usarse estará basada en un análisis de las acciones del enemigo, que nos indique si este conoce o no la ubicación del área de combate y los resultados que se prevén como consecuencia del volumen de fuego desencadenado sobre el atacante, mediante el empleo de una u otra técnica. Si los fuegos no son disparados, hasta que el enemigo llegue a áreas localizadas dentro del alcance de las armas individuales, ubicadas a lo largo de la L.P.R, estará sometida a un volumen inicial de fuegos más intensos; el defensor obtendrá la sorpresa y al atacante le será negada información temprana relacionada con la ubicación exacta de las armas de largo alcance. Cuando el enemigo dispone y presenta una amenaza blindada, las fuerzas del escalón de resistencia pueden detener al enemigo, asignando a sus fuerzas, armas con capacidad antitanque para combatir y disparar contra los tanques enemigos delante de la L.P.R. También se detiene, aprovechando los obstáculos, y activándolos mediante el fuego y, cuando es posible, los refuerza y/o crea obstáculos adicionales que ayudan en el cumplimiento de la tarea de detener el ataque enemigo. 307
    • Las fuerzas de reserva del Escalón de Resistencia pueden ayudar a las fuerzas del Escalón de Resistencia en la tarea de detener el ataque enemigo delante de la L.P.R, cumpliendo sus misiones mediante el fuego, el empleo en posiciones de bloqueo en profundidad, para limitar las penetraciones. Las fuerzas del Escalón de Resistencia deben ser equipadas con medios que les permitan detener a unidades enemigas. (b) Rechazar al Enemigo Esta tarea es cumplida mediante una combinación de los fuegos y el combate cercano. El defensor emplea técnicas, como la ubicación de ametralladoras para proporcionar fuegos rasantes, a través del frente de su unidad, entrecruzando estas líneas finales de protección con elementos similares en los flancos. Se distribuyen las unidades y se planifican los fuegos, aprovechando ventajosamente los obstáculos existentes, se aumenta la capacidad de la unidad para rechazar el ataque enemigo, construyendo nuevos obstáculos y reforzando los existentes. La reserva del Escalón de Resistencia, ayuda a rechazar el ataque enemigo, dándole profundidad a la posición, y proporciona apoyo mutuo, cuando se emplea en una posición de bloqueo y también mediante el fuego y el combate cercano, si el enemigo ha tenido éxito en la penetración en nuestra área de resistencia. (c) Destruir al Enemigo Esta tarea es cumplida mediante el empleo de las técnicas de fuego y maniobra, fuego y movimiento. La tarea de destruir le corresponde al Escalón de Resistencia, dentro de sus capacidades; así, los batallones del escalón de resistencia de una brigada pueden destruir al enemigo con sus 308
    • reservas, a través de un contraataque local, dependiendo de la profundidad de la penetración y el valor enemigo en la penetración; mientras que una compañía no puede o no está en capacidad de destruir por sí sola, con su propia reserva, pero sí participa en la acción de destruir, apoyando con sus fuerzas el contraataque planificado y ejecutado por el batallón en el sector de responsabilidad de la compañía afectada. (3) Escalón de Reserva (Fuerzas de Reserva) La distribución de unidades debe ser realizada en una forma tal que permita la organización de una reserva fuerte, la cual le dé capacidad al comandante para influir en la conducción de la defensa. El Escalón de Reserva ayuda al Escalón de Resistencia a detener, rechazar y destruir al enemigo, a través del cumplimiento de las siguientes misiones: (a) Bloqueando las penetraciones del enemigo, para lo cual debe preparar y ocupar posiciones de bloqueo, dando profundidad a la reserva y, así, logrando detener y rechazar un ataque enemigo. (b) Atacar para destruir al enemigo y restablecer la posición, a través de un ataque como parte de un contraataque, que es una acción ofensiva, en cuya ejecución se emplean las técnicas de fuego y maniobra combinadas con la sorpresa y el efecto de choque, para rechazar y/o destruir una fuerza enemiga que ha penetrado en una posición defensiva. Las situaciones tácticas en las que debe emplearse el contraataque son previstas por el defensor, mientras está planificando la defensa. Los planes de contraataque son preparados y ensayados siempre que haya tiempo disponible para hacerlo. Estos planes, debido a que constituyen acciones futuras, deben ser interpretados como situaciones que aún no se han desarrollado y, por lo tanto, están basados en suposiciones. 309
    • Las suposiciones necesarias para la planificación de un contraataque son: - Normalmente se supone una penetración enemiga a lo largo de cada avenida de aproximación del enemigo que conduzca al interior del sector de la defensa. Se prepara un plan de contraataque por cada penetración enemiga supuesta; la prioridad para la preparación está basada en la amenaza que cada una de estas penetraciones significa para el cumplimiento de la misión. La amplitud de la penetración es determinada principalmente, de acuerdo con el tamaño de la fuerza enemiga, en cada avenida de aproximación, y las técnicas empleadas por el enemigo en el despliegue de sus fuerzas para el ataque. Esta amplitud también se basa en el terreno que está siendo defendido y la previsión de capacidades de las unidades para retener el terreno en los contornos de la penetración. La profundidad de la penetración asumida se determinara considerando la profundidad hasta la cual puede ser aceptada una penetración y todavía mantener la capacidad de lanzar un contraataque. Es deseable que el contraataque sea ejecutado cuando el ataque enemigo haya sido retardado, detenido; por esta razón, la profundidad aceptable de la penetración está estrechamente relacionada con la ubicación de la característica del terreno que facilitará el bloqueo de la fuerza enemiga que ha penetrado al área de combate. - Los comandos, al planificar el contraataque, deben también considerar que la ubicación y estado de las fuerzas de reserva sean apropiados para desarrollar el Plan de Contraataque. Si la penetración enemiga es prevista en una profundidad tal, que requiera una fracción de la reserva para bloquear al 310
    • enemigo y desarrollar condiciones adecuadas para el contraataque, entonces el resto de la reserva es el elemento disponible como fuerza de ataque. Si la penetración enemiga es prevista a una profundidad tal, que pueda ser lógicamente controlada por el escalón de resistencia, entonces todo el escalón de reserva debe estar disponible como la fuerza de ataque. Es normal planificar el empleo de la fuerza de reserva como un todo en el contraataque, evitando en lo posible empeñar las fuerzas en forma fragmentada. Esto no significa que el Comandante de la Fuerza de Reserva no pueda mantener una reserva propia para influir en la conducción del ataque que está ejecutando. - Las consideraciones tácticas que se analizan al planificar un contraataque son:  La misión. ¿Qué debe defenderse?  La naturaleza del terreno.  Dónde están ubicados los puntos críticos, ¿a qué profundidad y cuáles son las ventajas que ofrecen al defensor? ¿Dónde están las avenidas de aproximación disponibles a las fuerzas amigas y enemigas?  La movilidad relativa. ¿Cuál es la capacidad de las fuerzas amigas para desplazarse y reunirse en relación con las capacidades del enemigo?  La profundidad del área defensiva. Considerando los puntos críticos, direcciones de aproximación y otros aspectos militares del terreno. ¿A qué profundidad puede aceptarse una penetración enemiga? La retención de la capacidad para contraatacar es primordial.  La confirmación de la potencia de combate del enemigo 311
    • en la penetración, considera la capacidad de la fuerza de contraataque para generar poder de combate relativo de las fuerzas opuestas, indica una probabilidad de éxito para el contraataque.  La relativa situación aérea, además de considerarla como medio de generación de poder de combate, tanto para el atacante como para el defensor, hasta donde constituye su empleo por parte del enemigo, un riesgo para la concentración y desplazamiento de nuestra reserva.  Las reservas disponibles en los Escalones Superiores. Si el contraataque no cumple su propósito o si resulta un éxito parcial, ¿cuál será la capacidad del Mando Superior para influir en la conducción de la defensa y cumplir la misión general? La alternativa a la ejecución de un contraataque, en el caso de una penetración enemiga, es bloquear esa penetración e informar al Mando Superior; este Comando Superior podrá ejecutar un contraataque para restablecer la posición. La decisión de contraatacar o bloquear una fuerza enemiga, que ha penetrado en la L.P.R y el momento de ejecutar el contraataque, son decisiones de mando sumamente difíciles. Se debe considerar que el contraataque no se ejecuta como una reacción automática a una penetración enemiga, la reserva solo es comprometida en el momento preciso en el cual el enemigo ha alcanzado una penetración máxima admisible (PMA). La decisión sobre cuándo contraatacar se basa en el juicio profesional del comandante o en las órdenes de los Mandos Superiores. El comandante considera los factores de tiempo y distancia para determinar el momento en el cual se dará la orden a la reserva para que ejecute el contraataque; y aprecia el tiempo que requerirá para alcanzar la línea de partida. Idealmente, la fuerza de 312
    • contraataque deberá trabar el combate con el enemigo en el momento en que este ha sido fijado y/o desorganizado, y antes de que pueda consolidar sus éxitos parciales, reorganizar sus fuerzas o reforzar sus elementos dentro de la penetración. Los comandantes deben disponer de un flujo continuo de información exacta, sobre la cual basar las decisiones, sean estas de contraataque o de bloqueo de fuerzas enemigas, y cuándo ejecutarlas, si su decisión inicial es contraatacar. Los comandantes deben conocer la condición de su escalón de resistencia, sea que este pueda o no contener las fuerzas enemigas en la penetración y, si es posible, ¿por cuánto tiempo? - El comandante debe saber cuánto tiempo tardará la reserva en alcanzar la línea de partida. - El comandante debe saber la potencia y velocidad del avance enemigo y la capacidad de reforzar del atacante. El comandante debe proporcionar información exacta y oportuna a su Mando Superior, incluir todas las nuevas decisiones; esta información será la base para las acciones y órdenes en los Escalones Superiores. (c) Ejecutar un ataque de desarticulación, para detener al enemigo, antes de que lance un ataque. Un ataque de desarticulación es ejecutado contra el enemigo mientras adopta sus formaciones u ocupa sus áreas de reunión; se ejecuta principalmente para EVITAR que el enemigo inicie su ataque; además, un ataque de desarticulación puede ser ejecutado para obtener los siguientes propósitos: - Destruir una posición de la fuerza enemiga. - Desequilibrar al enemigo. - Negar al enemigo la vigilancia del área de combate. La ejecución exitosa de un ataque de desarticulación requiere un 313
    • alto grado de movilidad y potencia de fuego. La decisión de empeñar una fuerza en un ataque de desarticulación, debe ser considerada cuidadosamente, frente a la posibilidad de destrucción por partes, lo que afectará el cumplimiento de la misión. El plan para un ataque de desarticulación normalmente es previsto a nivel de Brigada o Divisiones. (d) Se deben proteger los flancos de la unidad que ejecuta el ataque de desarticulación, mediante la ocupación de posiciones de bloqueo con otras unidades, orientadas a detener y rechazar una penetración enemiga en el flanco; o mediante el despliegue de una fuerza de seguridad de flanco. (e) Cubrir brechas en el escalón de resistencia, mediante la observación y el fuego, ocupación física del terreno o una combinación de ambos. (f) Patrullar en el área de retaguardia o delante de la L.P.R. (g) Ejecutar misiones de seguridad en el Área de Retaguardia. (h) Reforzar al escalón de resistencia con fuegos, personal o ambos. (i) Reemplazar unidades avanzadas mediante un relevo en posición (sustitución). b) Defensa de sector La defensa de sector es un tipo de operación defensiva que se concentra en la destrucción del enemigo delante del límite de retaguardia de su sector de responsabilidad, mediante la ocupación de posiciones de bloqueo en profundidad y la combinación de técnicas de combate ofensivas y defensivas. Se enfoca en la derrota del enemigo, conduciéndolo a un punto donde quede expuesto a un contraataque. El comandante debe configurar adecuadamente el campo de batalla, de tal forma que permita explotar todas y cada una de las ventajas que ofrecen 314
    • los Sistemas Operativos del Campo de Batalla (S.O.C.B) y el terreno. (1) Los propósitos de la defensa de sector son los siguientes: (a) Ser más efectivos que en una defensa en posición. (b) Canalizar al enemigo a un área que permita su aniquilamiento. (c) Enfocar el esfuerzo al objetivo antes que al terreno. (d) No presentar un frente de batalla definido al enemigo. (e) Inducir al enemigo a combatir con una desventaja real de movilidad. (f) Hacer que el enemigo se enfrente a verdaderos dilemas, no a problemas. (g) Conducir operaciones defensivas hasta encontrar el centro de gravedad del enemigo y atacarlo violentamente en el menor tiempo posible. (2) Escalones La zona de acción táctica de la brigada en la defensa en sector, se divide en un área de seguridad, un área de defensa avanzada y un área de retaguardia, en donde se emplean las fuerzas de seguridad, de defensa avanzada y reserva, respectivamente. (a) Escalón de seguridad El área de seguridad se extiende desde los P.A.C hasta el L.A.D.A, incluso podría llegar a estar al interior del área de defensa avanzada o en función del alcance de las armas de apoyo, sea de la brigada o de la división. Las fuerzas que se emplean en este escalón deben ser altamente rápidas, móviles y flexibles; sin embargo, de acuerdo con el terreno, es posible el empleo de tropas de infantería con medios móviles y medios A.T. Es el área donde se vigila y se brinda la alerta oportuna sobre la aproximación del enemigo. 315
    • (b) Escalón de defensa avanzada El área de defensa avanzada se extiende desde el L.A.D.A hasta el límite de retaguardia de los batallones empeñados, o sus últimas posiciones de bloqueo ubicadas en su retaguardia. Las fuerzas que se emplean en el área de defensa avanzada, deben tener características de flexibilidad en su organización; su empleo para el cumplimiento de la misión debe ser totalmente efectivo, lo cual podrá ser logrado mediante la aplicación sincronizada o simultánea del equipo de armas combinadas, cuyos efectos logren derrotar al enemigo. En esta área, las fuerzas deben estar preparadas para conseguir los efectos deseados sobre las fuerzas enemigas (tareas tácticas): canalizar o encauzar las fuerzas hacia un área de aniquilamiento, destruir, contener, desorganizar, desarticular o inmovilizar, entre otras. Estos efectos deseados sobre las tropas enemigas, nos permitirán, a la vez, ejecutar acciones tales como contraataques, que permitan destruir al enemigo; así como también configurar áreas de aniquilamiento con el mismo propósito. (c) Escalón de reserva A pesar de que en la defensa en sector se delimita un área de retaguardia, el escalón de reserva puede adoptar un dispositivo y cumplir sus misiones tanto en esta área, como en al área de defensa avanzada; para lo cual, esta fuerza debe organizarse y emplearse, de la misma manera que la fuerza de defensa avanzada, incrementando su potencia de combate con elementos blindados. 316
    • PAC LADA L.F VERDE X X I X I I I Ref. I I I = = X I I X = I I I I A.A = I = I I I I I Ref. X X PAC LADA ESCALON DE SEGURIDAD X L.F VERDE ESCALON DE DEFENSA AVANZADA ESCALON DE RESERVA GRÁFICO No. 39 Defensa de sector (3) Planificación En la defensa en sector, la misión de la brigada es destruir al enemigo delante del límite de retaguardia de su sector de responsabilidad, mediante la ocupación de posiciones de bloqueo en profundidad y la aplicación de una combinación de técnicas de combate ofensivas y defensivas. Esta forma de defensa es menos restrictiva que la defensa en posición, en cuanto a la delimitación y organización de las áreas de defensa, en la zona de acción táctica designada a la brigada, y a la forma de empleo de las fuerzas en dichas áreas. Generalmente, la zona de acción táctica debe ser más profunda que ancha, para permitir a la unidad que realiza la defensa, combatir en profundidad y disponer del suficiente espacio de maniobra de sus unidades. La defensa en sector se materializa a través de la planificación y preparación de posiciones de bloqueo, áreas de enfrentamiento, áreas de aniquilamiento, puntos fuertes (puntos sólidos y/o centros de 317
    • resistencia) y otros con propósitos específicos; estos deben ser dispuestos en el terreno, en función de la maniobra de la brigada, para lograr los efectos sucesivos que permitan finalmente alcanzar la decisión en un lugar y momento determinado; con este fin, a las subunidades de la brigada se les asignarán tareas tácticas específicas, unas como acciones de la propia fuerza y otras como efectos para la fuerza enemiga, según corresponda. La sumatoria de las tareas tácticas asignadas a las subunidades de la brigada, deben responder a la tarea táctica asignada a la brigada. Los sectores pueden ser utilizados tanto en el área de seguridad como en la de defensa avanzada y no deben dividir una avenida de aproximación, por lo que deben estar orientados hacia las avenidas de aproximación del enemigo. Cuando el comandante se enfrenta a múltiples avenidas de aproximación, no debe concentrar sus fuerzas y el apoyo de fuegos, sino dividir su sector de responsabilidad en sectores más pequeños y distribuir las fuerzas y fuegos para cada uno de ellos. La reserva adoptará su dispositivo, orientado a la avenida de aproximación más probable del enemigo, para enfrentarlo en profundidad; sin embargo, debe estar en capacidad para emplearse en cualquier momento, lugar y circunstancia que la situación exija. La defensa es planificada en detalle, el comandante debe dar prioridad a la flexibilidad y aprovechar las oportunidades para asegurar la destrucción del enemigo. Cuando la brigada va a ejecutar una defensa de sector, se deben considerar los siguientes aspectos durante la planificación: (a) Asignar el adecuado espacio de maniobra, materializando sectores, posiciones de combate, puntos fuertes, áreas de aniquilamiento. (b) Integrar los planes de obstáculos y apoyo de fuegos en el plan de maniobra. 318
    • (c) Ubicar las fuerzas de seguridad necesarias delante del límite del área de defensa avanzada, a los flancos y a la retaguardia, de ser necesario. (d) Mantener una estrecha y continúa coordinación entre las unidades adyacentes, debido a que en la ejecución de la defensa de cada sector, el enemigo puede alcanzar una profundidad diferente que ubique sus unidades a la retaguardia de la unidad que se encuentra defendiendo otro sector, situación que podría ser aprovechada para envolver a esta última fuerza. (e) Considerar los efectos de la visibilidad limitada. (f) Delimitar las operaciones de las unidades subordinadas, incluyendo el criterio para aceptar o romper el contacto con el enemigo y para ejecutar el contraataque. (g) Establecer prioridades para el movimiento sobre las rutas, para la ocupación de las posiciones en profundidad, la ruptura del contacto con el enemigo o para ejecutar el contra ataque. (h) Establecer puntos de coordinación, líneas de fase, puntos de pasaje y puntos de contacto, para garantizar el control de sus fuerzas. En la defensa de sector, la derrota del enemigo se obtiene por los efectos acumulativos que se logran en los diferentes escalones que, sumados al empleo de la reserva, en forma permanente, permiten la destrucción de las fuerzas enemigas en cualquier lugar de la zona de acción táctica designada a la brigada. Un comandante que defiende un sector, espera derrotar a las fuerzas enemigas dentro de su sector y mantener la seguridad de sus flancos. El éxito de la defensa está determinado por una minuciosa sincronización del empleo de las fuerzas en tiempos y espacios, que logren, al final, obtener el propósito planteado por la brigada con la ejecución de la operación; por lo cual se debe priorizar, durante la 319
    • planificación, el análisis de los cursos de acción, a través del juego de guerra, tantas veces y con tanto detalle, como el tiempo lo permita. El éxito de la defensa está determinado por la efectividad de la organización para el combate y su integración con el concepto de la acción. Las medidas de coordinación y control que pueden ser utilizadas por la brigada en la defensa de sector incluyen: (a) Límites de las áreas de combate (sectores). (b) Puntos de coordinación. (c) Líneas de fase. (d) Posiciones de bloqueo. (e) Puntos de contacto. (f) Puntos de pasaje. (g) Puntos fuertes. (h) Rutas de repliegue. (i) Áreas de reunión. (j) Áreas de aniquilamiento. Las unidades que realizan operaciones tácticas, deben contar con tareas y responsabilidades claramente definidas. El comandante debe establecer medidas de coordinación y control suficientes para armonizar y sincronizar su maniobra y las de sus unidades. Así mismo, estas no deben restringir excesivamente a los subalternos en el cumplimiento de sus misiones, pero sí deben garantizar que se cumplan. Un aspecto muy importante de las medidas de coordinación y control, que se especifican en la maniobra, es que las mismas se aplican a todas las fuerzas, sean estas de combate, apoyo para el combate o apoyo de servicio para el combate. 320
    • El Comandante se asegura que todas las medidas de control de los escalones superiores, especialmente líneas de fase y puntos de control, se incorporen a las medidas de control gráficas en su planificación. PAC LADA L.F VERDE X X I X I Ref I H = I 1 B D I I I P.P = I 2 X G I P.P I L 7 A.A D X = I I A I R U TA 1 3 = I P.P H I K 5 = I I I P.P I F I 4 X PAC X LADA C X L.F VERDE A. Límites de las áreas de combate. B. Puntos de coordinación. C. Líneas de fase. D. Posiciones de bloqueo. E. Puntos de contacto. F. Puntos de pasaje. G. Puntos de control. H. Puntos fuertes. I. Rutas de repliegue. K. Áreas de reunión. L. Áreas de aniquilamiento. Gráfico No. 40 Medidas de Control (4) Ejecución Los elementos de las fuerzas de seguridad reconocen, ocupan y preparan sus posiciones de bloqueo y reducen los movimientos innecesarios para evitar ser observados por el enemigo. Son los primeros en tomar contacto con el propósito de aclarar la situación e identificar el esfuerzo principal. 321
    • Conforme la fuerza de cobertura se mueve hacia la retaguardia, las fuerzas de seguridad las apoyan de acuerdo con el plan establecido para el repliegue a través de las posiciones en retaguardia. Cuando han pasado los elementos de la fuerza de cobertura, cierran las brechas en las líneas de obstáculos, continúan manteniendo el contacto con el enemigo e informando sobre sus movimientos, a fin de que el comandante de la brigada pueda masificar sus fuegos y causar el mayor número de bajas, retardarlo y desorganizarlo. Si la presión del enemigo pone en peligro la integridad de la fuerza de seguridad, debe moverse hacia las posiciones preparadas o romper el contacto con el mismo. Conforme el enemigo se aproxima, la artillería y los morteros lanzan sus fuegos sobre las avenidas de aproximación, para destruir a los elementos blindados y a las tropas de infantería desmontada de sus vehículos, que se mueven en dirección a las posiciones de bloqueo del área de defensa avanzada. La fuerza de seguridad de la brigada es apoyada por las fuerzas del área de defensa avanzada en su repliegue hacia la retaguardia. Conforme el enemigo se despliega, incrementa su vulnerabilidad a los obstáculos y a los fuegos directos e indirectos. La brigada, en este momento, emplea una combinación de obstáculos, posiciones de bloqueo y los fuegos para desorganizar sus formaciones de asalto. Inmediatamente se continúa con la maniobra a los flancos del enemigo y a su retaguardia, con el propósito de destruirlo e incrementar el número de direcciones a las cuales debe reaccionar. Cuando el asalto del enemigo ha sido retardado o detenido, el comandante de brigada lanza su contraataque para completar la destrucción de las fuerzas enemigas; a continuación, el comandante de la brigada rápidamente reorganiza sus fuerzas, restablece la seguridad y los obstáculos y, de esta manera, estar listo para continuar con la defensa. 322
    • (5) Apoyos (a) Apoyo de combate - Apoyo de artillería El empleo de la artillería adquiere gran importancia en la defensa de sector, por su capacidad para actuar sobre el enemigo a grandes distancias, en cualquier momento y condición atmosférica, con su potencia, flexibilidad y continuidad de apoyo. Uno de los principales recursos de que dispone un comandante es el fuego de su artillería. La artillería en apoyo a las unidades de maniobra en la defensa de sector, tiene las siguientes finalidades:  Cooperar en el retardamiento del enemigo desde lo más lejos posible.  Apoyar las acciones de las fuerzas en el área de seguridad.  Dificultar, al máximo, el montaje del dispositivo del ataque enemigo.  Participar en las acciones que tienden a desarticular el ataque del enemigo antes de su partida.  Cooperar en la detención del ataque enemigo, luego de su desencadenamiento.  Apoyar los contraataques.  Apoyar su destrucción en áreas de aniquilamiento. - Apoyo de los fuegos de artillería a los escalones de la defensa El comandante de la brigada concibe el apoyo de fuegos de la artillería a los diferentes escalones de la defensa y, en coordinación con el C.A.F, determina, en forma específica, la relación y el tipo de apoyo a emplearse en cada una de ellas, integrando, de esta manera, el apoyo de fuegos a su maniobra. 323
    •  Apoyo al escalón de seguridad Una batería de artillería es considerada como mínimo para apoyar a los P.A.C. La misión táctica que se le asigna podría ser en apoyo directo.  Apoyo al escalón de defensa avanzada Se concentra en la masificación de los fuegos en el área de aniquilamiento; normalmente, la artillería se mantiene en apoyo general a todas las unidades.  Apoyo al escalón de reserva Cuando la reserva es empleada, por principio, recibe una unidad en apoyo directo, pudiendo, de acuerdo con la situación ser reforzada por las demás unidades de artillería de la brigada. - Apoyo de ingeniería La misión de la ingeniería, en la defensa de sector, es aumentar el poder combativo de nuestras fuerzas y reducir las del enemigo, ejecutando operaciones de contra movilidad, supervivencia, movilidad, ingeniería general e ingeniería geográfica, en esa prioridad, para mejorar la capacidad defensiva de la unidad apoyada. En la defensa de sector, las unidades de ingeniería preparan y dan forma a las áreas de aniquilamiento, integrando los efectos de fuegos directos e indirectos con los obstáculos y la maniobra. Así mismo, el plan de ingeniería coordina y sincroniza las operaciones de supervivencia para apoyar a la protección de las unidades propias; finalmente, asignan medios para dar movilidad a las unidades que ejecutan los ataques como parte del contraataque. El comandante de brigada, en coordinación con el comandante de la compañía de ingenieros en la elaboración del calco de obstáculos combinados, debe considerar que el sistema de 324
    • obstáculos se convierta en complemento del plan de maniobra establecido, que apoye al cumplimiento de la misión.  Empleo eficaz de los obstáculos Para el empleo más eficiente de los obstáculos, es necesario considerar que cumplan con las siguientes características: o Construidos en profundidad y que faciliten el apoyo mutuo; o Mayor densidad en las fajas de obstáculos delante del L.A.D.A; o Que dispongan de cubertura y encubrimiento; o Que no ofrezcan ventaja al enemigo; o Que faciliten la movilidad para las acciones dinámicas de la defensa y las acciones subsiguientes.  Integración de los obstáculos con los fuegos Al elaborar el plan de ingeniería, en coordinación con el plan de apoyo de fuegos, este debe contemplar el calco de obstáculos combinados con el calco de apoyo de fuegos, para sincronizar su ejecución y alcanzar el mayor poder de destrucción de las armas combinadas de la brigada.  Secuencia de la planificación y ejecución de los obstáculos El comandante debe verificar el trabajo coordinado de los miembros del estado mayor especial, en la elaboración del plan de ingeniería, con la finalidad de que la planificación atienda a su intención y le permita tomar adecuadas decisiones durante la ejecución. Dependiendo del efecto que el comandante de brigada desea alcanzar con los obstáculos (bloqueo, fijación, desvío y desarticulación), en las diferentes áreas de la defensa, 325
    • determinará, en forma general, la ubicación, seguridad y la prioridad en la activación de los mismos. El comandante dispondrá la ejecución de los obstáculos protectivos que le corresponda al sector de responsabilidad de cada una de las unidades de maniobra. Cuando se concluya el plan de ingeniería, y se determine que la capacidad de ejecución de las operaciones de ingeniería, por parte de la compañía de ingenieros, es insuficiente, el comandante realizará las respectivas coordinaciones para que el sistema de ingenieros proporcione un adecuado apoyo suplementario. - Apoyo de comunicaciones Durante la defensa de sector, las órdenes deben ser expedidas de tal forma que los diversos subsistemas de comunicaciones puedan ser instalados oportunamente; por lo cual, el tiempo disponible constituye el factor decisivo.  El apoyo de las comunicaciones, en la defensa de sector, exige la estricta observancia de lo siguiente: o La planificación del apoyo debe basarse en el reconocimiento del área, para atender con oportunidad los enlaces necesarios. o El sistema general de comunicaciones alcanzará su mayor rendimiento en base a la disponibilidad de tiempo. o Siendo la flexibilidad y movilidad las características principales de esta defensa, la misión de las comunicaciones es establecer los enlaces necesarios entre el comando de la brigada y sus unidades subordinadas, empleando medios flexibles y versátiles que le permiten el comando y control. 326
    • o El sistema radio debería constituir el medio principal durante la operación, complementado con el sistema mensajero, medios ópticos, acústicos y sistema alámbrico, en los lugares en donde se prevé cierta estabilidad de los circuitos; explotando al máximo los medios locales existentes en el sector y haciendo los esfuerzos necesarios para preparar las instalaciones de comunicaciones en las posiciones de retaguardia. o En el uso del sistema radio, se requiere que nuestros enlaces no deban ser interceptados, por lo que usar HF puede constituir un riesgo en la operación. Siendo así, es necesario que se ubique sistema VHF con potencia de trasmisión baja. o El puesto de mando podría dislocarse con anterioridad, colocando un puesto de mando principal cerca al límite anterior del área de retaguardia y dejando un puesto de mando móvil avanzado para facilitar los enlaces, con la cubertura antiaérea correspondiente.  Áreas de reunión y estacionamiento Para mantener el secreto de las operaciones, ante la posibilidad de interceptación de las comunicaciones por parte del enemigo, deben utilizarse al máximo los subsistemas mensajeros; aprovechando los recursos locales disponibles.  Seguridad de comunicaciones La seguridad de las comunicaciones es esencial para no revelar nuestra intención al enemigo; además, para aprovechar la sorpresa y mantener la libertad de acción; por lo que se dispondrá un estricto control de los medios y el correcto empleo de las instrucciones para la explotación de comunicaciones (I.E.C) y de los equipos de seguridad. 327
    • Además, es indispensable considerar la seguridad informática, utilizando los dispositivos que niegan el acceso a la red y a la información a personas no autorizadas. (a) Apoyo de servicio de combate - Apoyo logístico En la defensa de sector, las necesidades de seguridad y continuidad del apoyo tienen gran importancia para la localización del área de apoyo logístico; por tal motivo, esta debe ubicarse a una distancia considerable del L.A.D.A (12-18 Km. aproximadamente), a fin de reducir la concentración de fuerzas en el área de retaguardia y evitar realizar cambios de posición del C.A.L, durante la conducción de la defensa de sector. Es considerable el consumo de abastecimientos clase V (munición, minas y explosivos), esto exige que las medidas de control de tránsito y la localización del C.A.L sean cuidadosamente planificadas parta no afectar los planes de contraataque de la brigada; así mismo, se deberá planificar y prever cuidadosamente el apoyo logístico, cuando la maniobra ha planificado puntos fuertes. En lo posible, se empleará un procedimiento de apoyo logístico normal centralizado y un método de entrega en la unidad. c) Consideraciones tácticas para la selección del tipo de maniobra en la defensa (defensa en posición o defensa de sector) El Comandante de la División determina el tipo de maniobra defensiva (Defensa en Posición o Defensa de Sector) que será empleada. Las consideraciones tácticas interdependientes, que se describen a continuación, normalmente afectarán la selección del tipo de maniobra (Defensa en Posición o Defensa de Sector). 328
    • (1) Misión La misión encomendada a una unidad, por el Comando Superior, puede especificar, claramente, defensa en posición o defensa de sector. Si no ocurre así, y la misión permite que la defensa sea organizada y ejecutada en profundidad suficiente, puede ser apropiada una defensa de sector. Si la misión prescribe la retención de un terreno específico delante del área de combate, puede ser necesario conducir una defensa en posición. La amplitud del sector asignado puede influir en la selección del tipo de acción; a medida que la extensión frontal asignada aumente, más recomendable será la ejecución de una defensa de sector. (2) Terreno Cuando el terreno favorece el movimiento de las fuerzas defensoras, es recomendable la defensa de sector. Si el terreno restringe el movimiento de las fuerzas, particularmente la reserva, se selecciona la defensa en posición. La existencia de puntos críticos en el límite interior del área de combate, favorece la selección de la defensa en posición. (3) Movilidad La conducción de la defensa de sector impone que el defensor disponga de una ventaja relativa en movilidad. Una desventaja relativa en movilidad táctica, favorece la adopción de una defensa en posición. (4) Situación Aérea La superioridad aérea amiga evitará la interferencia aérea del enemigo en los desplazamientos de las fuerzas y, por lo tanto, favorecerá a una defensa de sector, la cual depende sensiblemente del movimiento oportuno de las fuerzas. (5) Tiempo Las limitaciones en el tiempo disponible para planificar y preparar la defensa, favorecerán la adopción de una defensa de sector. La 329
    • disponibilidad de varios días para preparar la defensa no necesariamente favorece la adopción de una defensa en posición. (6) Enemigo La fuerza, organización, dispositivo y movimiento del enemigo son considerados en la selección del tipo de defensa. 16) Organización de las fuerzas Las unidades son organizadas teniendo presente la idea de explotar las ventajas que ofrecen las funciones y capacidades de los diferentes elementos de combate disponibles para cumplir mejor la misión. Se deben tomar todas las previsiones para proporcionar el apoyo de combate y apoyo de servicio p a r a e l combate adecuado a estas unidades. La combinación de unidades para cumplir las tareas de cada escalón de defensa, refleja las funciones y capacidades de los elementos de combate. Estas organizaciones son incluidas como una guía general. La organización específica es determinada después de considerar diferentes factores, tales como: la misión específica asignada, las propias fuerzas disponibles, el terreno en el área de operaciones y el enemigo. Un escalón de seguridad normalmente será organizado para combatir como un equipo de armas combinadas. La relación de Infantería y Tanques variará de acuerdo con el grado de seguridad requerido, el terreno sobre el cual deberá operar la fuerza de seguridad, el enemigo y las fuerzas amigas disponibles. En la defensa, es normal agregar la artillería a un escalón de seguridad que está operando más allá del alcance de la artillería que apoya a las fuerzas de defensa avanzada. Una unidad, que es empleada como parte de un escalón de resistencia, con una misión dada con un grado de resistencia de defender un terreno específico, estará integrada predominantemente por elementos de Infantería. Esta organización obtiene máximo provecho de las capacidades de la Infantería. Una unidad, que es empleada como parte del escalón de defensa avanzada de 330
    • una defensa de sector, puede recibir la misión de conducir una acción de retardo o una acción como fuerza de cobertura y, posteriormente, encomendárselas la tarea de defender un terreno específico para canalizar o detener al enemigo. Una unidad, que es empleada como escalón de reserva en una u otra forma de defensa, puede ser organizada fuerte en tanques, fuerte en infantería o combinada. Las unidades fuertes en Infantería, a menudo están relacionadas con la reserva en una defensa en posición, debido a que las fuerzas que reciben misiones de este tipo de defensa, pueden recibir asignaciones insuficientes de unidades de tanques para formar una reserva fuerte en tanques o combinada. 17) Concentración de las fuerzas Al estudiar la concentración de las fuerzas para la defensa, el comandante analiza, de manera primordial, el movimiento, la reunión y el despliegue de las fuerzas. Las comunicaciones sobre concentración de fuerzas en la acción ofensiva, también son generalmente aplicables a las acciones defensivas; hay dos requerimientos distintos relacionados con la concentración de fuerzas que son confrontados por el defensor: a) Concentración de las fuerzas durante la preparación Este es un proceso durante el cual se realiza el movimiento hacia el sector de defensa y el despliegue, en este sector, de acuerdo con la organización y distribución de unidades que se ha planificado y ordenado para la defensa. La reunión de unidades constituye un paso intermedio en este proceso, en aquellos casos en los que se haya decidido ubicar una fuerza en una área de reunión avanzada, antes de desplegarla dentro del sector de defensa. Las fuerzas que constituyen el escalón de reserva, concluyen la concentración efectuada durante la fase de preparación, cuando se materializa la ocupación de áreas de reunión por parte de estas fuerzas o su despliegue en posiciones de bloqueo. 331
    • El Batallón constituye el nivel de Comando más bajo en el que se realiza una selección sobre la ubicación de la reserva, sea en áreas de reunión o en posiciones de bloqueo. A nivel de Compañía, la reserva normalmente ocupa posiciones de bloqueo. La decisión para que la reserva o un elemento de ella, sean inicialmente ubicados en una posición de bloqueo o en una área de reunión, estará basada en las misiones asignadas a la reserva y en la disposición de fuerzas que permitan la mayor flexibilidad para cumplir tales misiones. En este proceso de toma de decisión son aplicables las siguientes consideraciones: (1) Terreno El comandante debe considerar la disponibilidad del terreno, en su área, sobre la cual pueda establecer posiciones de bloqueo y terreno adecuado para ser utilizado como área de reunión para la reserva. El comandante considera los siguientes aspectos del terreno: observación y campos de tiro, avenidas de aproximación, cobertura y encubrimiento, obstáculos entre las áreas de reunión y las posiciones de bloqueo, obstáculos entre una y otra posición de bloqueo y obstáculos a lo largo de las rutas de contraataque. (2) Tiempo - Distancia El comandante considera el tiempo necesario para que su reserva reaccione y se desplace para contraatacar desde una posición de bloqueo y desde un área de reunión. También considera el tiempo necesario para cambiar las reservas desde una posición de bloqueo a otra, partiendo de un área de reunión. El factor tiempo - distancia solamente debe ser considerado con respecto al tiempo de reacción y al tiempo para el desplazamiento, sino a la capacidad del enemigo para interferir el movimiento y la movilidad relativa de las unidades amigas y enemigas. La consideración de estos factores permitirán al comandante determinar si la ubicación inicial de las en posiciones de bloqueo o en áreas de reunión ofrece la mejor capacidad para cambiarlas y ejecutar contraataques. 332
    • b) Concentración de las fuerzas durante la conducción de la defensa La decisión del comandante sobre la ubicación inicial de las fuerzas de reserva en áreas de reunión, posiciones de bloqueo, o una combinación de las dos, representa su criterio sobre que la mejor forma para facilitar la concentración de las fuerzas durante la conducción es la defensa. Cuando el comandante planifica el contraataque, selecciona el lugar para concentrar las fuerzas, pudiendo decidir hacerlo en el área avanzada o antes de alcanzar el área. Las ventajas y desventajas de una u otra alternativa son similares a las que son analizadas en la conducción de cualquier ataque coordinado. 18) Coordinación y control de las fuerzas En la defensa, el comandante debe explotar la ventaja que le da su capacidad de seleccionar y reconocer el terreno, antes de distribuir las fuerzas sobre el campo de combate para impedir, resistir o destruir las fuerzas de ataque al enemigo. El defensor normalmente podrá reconocer las áreas de defensa y, de este modo, permitir una planificación más detallada. a. División de la operación en fases La técnica de planificación de dividir la acción en fases no es muy empleada en la planificación de la defensa. b. Métodos para el control y coordinación de las fuerzas (1) Medidas de Control Entre las medidas de control, podemos mencionar las siguientes: (a) Medidas de Control Táctico En la defensa se utilizan las siguientes medidas de control táctico; a más de las que se enumeran para la ofensiva: - Puntos de Coordinación - Posiciones de Bloqueo (b) Medidas de Control de Fuego Las medidas de control de fuego usadas en la defensa, son 333
    • similares a aquellas usadas en la ofensiva. (c) Medidas de Control de Movimiento Estas medidas son similares para todos los tipos de acciones tácticas. (d) Medios de Comunicaciones En la defensa, el comandante tiene una mayor capacidad para explotar los distintos medios de comunicaciones mediante un reconocimiento previo, estableciendo medios alternos. Sin embargo, el defensor debe considerar la posibilidad de que las comunicaciones por radio y alambre puedan ser interrumpidas durante la conducción de la defensa. (e) Otras medidas disponibles al comandante para controlar las unidades en la defensa son: a través de órdenes, informes; y la supervisión que realizan los Oficiales de Estado Mayor, Plana Mayor y Enlace. (2) Medidas de control en el contraataque El contraataque que se realiza en la reserva de uno de los batallones avanzados, se llama contraataque local. El contraataque ejecutado por toda o parte de la reserva de la Brigada, se llama contraataque principal. Cuando la reserva de la División realiza un contraataque, se denomina contraataque general. Cuando la reserva del Ejército se emplea ofensivamente en una maniobra estratégica, se llama contraofensiva. Un contraataque se diferencia de un ataque, tan solo en que es lanzado desde una posición defensiva. Medidas de Control para el Contraataque son: (a) Línea de Partida Para fines de planificación, la LP es ubicada a lo largo de una 334
    • característica reconocible del terreno, cercana al borde de penetración prevista. Sin embargo, en la ejecución, la LP puede ser definida como la línea de contacto (L.C). (b) Objetivo El objetivo asignado a la unidad de maniobra, usualmente es una característica del terreno en el interior de la penetración, cuya conquista facilita el cumplimiento del propósito para el cual fue lanzado el contraataque. (c) Dirección de ataque/eje de avance Para permitir la unidad de esfuerzo y proporcionar el control cercano necesario de las unidades atacantes, se asigna una dirección de ataque; normalmente el ataque es dirigido hacia el flanco o la base de la penetración. Esto ofrece la mejor oportunidad de aislar al enemigo, interrumpir su ataque y destruirlo en posición. Además, el ataque evita cruzar áreas de defensa amigas, para minimizar la mezcla innecesaria entre las unidades de bloqueo y las unidades contraatacantes. Puede usarse un eje de avance, en vez de una dirección de ataque, cuando se desea dar mayor amplitud a la unidad contraatacante. Los factores descritos para la ubicación de la dirección de ataque son aplicables al eje de avance. (d) Límites Es deseable hacer los menores cambios posibles a los límites designados inicialmente. Los límites son ajustados, si es necesario, para controlar el pasaje y maniobra de las unidades atacantes y para controlar los fuegos durante el contraataque. Las unidades de la unidad que contienen la penetración dentro de los límites de la contraatacante son agregados a esta última. Si la unidad atacante debe asumir responsabilidades de áreas bajo control de las unidades amigas antes del pasaje, los límites deberían extenderse desde el borde de la penetración, hacia el interior del área amiga. 335
    • (e) Posiciones de Ataque Los Comandantes de Batallón y Compañías determinan y asignan posiciones de ataque, pero estas no son ocupadas a menos que sea esencial para la conducción del ataque. Las posiciones de ataque son ocupadas por el tiempo mínimo necesario para efectuar las coordinaciones de último minuto y el despliegue requerido para la conducción del ataque. (Gráfico No. 41- El Contraataque). (f) Rutas Las rutas seleccionadas para el desplazamiento de las unidades atacantes (reserva) hacia la LP son tan directas como lo permita la situación y responderán a la necesidad de aprovechar al máximo la cobertura y el encubrimiento ofrecidos por el terreno. (g) Otras medidas El comandante selecciona las medidas de control de fuego apropiadas, medidas de control de movimiento adicionales y emplea sus medios de comunicaciones y órdenes, informes, oficiales de enlace, de Estado Mayor y Plana Mayor, en la medida que sean necesarios para controlar las unidades y los fuegos en la ejecución del contraataque. DIRECCIÓN DE ATAQUE L.P.R OBJ L.P L.P.R L.P RUTA DE ATAQUE Gráfico No. 15 El Contraataque Gráfico No. 41 El Contraataque 336
    • (3) Medidas de Control para el Ataque de Desarticulación Normalmente las empleadas en la ejecución del ataque de desarticulación, son similares a las utilizadas para controlar otras acciones ofensivas. DIRECCIÓN DE ATAQUE L.P.R L.P L.P L.P.R P. Atq RUTA DE ATAQUE Gráfico No. 16 Ataque de desarticulación Gráfico Nº. 42 Ataque de desarticulación 19) Otros tipos de defensa a) Defensa del punto de resistencia (punto sólido) Cuando una unidad tiene la misión de establecer un punto de resistencia (punto sólido), normalmente organiza esta posición al principio como una defensa en posición. En esta operación se pone énfasis especialmente en la seguridad perimétrica y en la capacidad de defender la posición en los flancos y en la retaguardia. Las fuerzas que ocupan un punto de resistencia (punto sólido) pueden proporcionar una defensa delante del terreno crítico, para luego emplear el fuego y la maniobra, a fin de retener el control del terreno designado para la realización de la misma. 337
    • b) Defensa perimétrica Es el método que se emplea para presentar una defensa contra un ataque que se origine desde cualquier dirección. En las acciones de combate frecuentemente se presenta la necesidad de que las unidades lleven a cabo acciones defensivas mientras están separadas de otras unidades amigas. Esto puede ocurrir cuando una unidad tiene asignada una misión independiente, cuando queda separada de las unidades amigas debido a las acciones enemigas o cuando las restricciones del terreno, tales como los bosques, las selvas o las montañas, impiden el apoyo mutuo entre las unidades. Por lo general, las unidades de apoyo de fuego, de apoyo para el combate y de apoyo de servicio para el combate se ubican dentro del perímetro. (1) Consideraciones para la defensa perimétrica Las consideraciones que se toman en cuenta en el Planeamiento de esta clase de defensa son similares a las de los otros tipos de defensa. Los comandantes deben procurar que la posición sea ocupada durante las horas del día, a fin de poderla organizar correctamente antes de que llegue la oscuridad, En el Planeamiento de la defensa perimétrica, el comandante debe tomar en consideración los siguientes factores: (a) El Área de Seguridad Se organiza en forma similar a una defensa en posición. Las unidades que están ubicadas a lo largo del perímetro proporcionan la seguridad local y el comandante de la fuerza que ejecuta la defensa perimétrica debe establecer Puestos Avanzados de Combate (PAC). Las unidades que ocupan estos PAC cumplen sus misiones establecidas. Las unidades empleadas en los PAC son colocadas de tal forma que cubran las avenidas de aproximación que conduzcan hacia el perímetro. Además de los fuegos, las brechas que existan entre estos elementos son cubiertas con todos los medios. En un ambiente selvático, donde la visibilidad y movilidad son limitadas, el escalón de seguridad es 338
    • vulnerable a un ataque decisivo y a la destrucción. La dificultad en obtener objetivos y regular los fuegos, le resta eficiencia al apoyo de fuego indirecto que debe recibir el escalón de seguridad. Estas limitaciones pueden ser contrarrestadas mediante el empleo de patrullas, puestos de escucha y observación, mediante el establecimiento de emboscadas y mediante empleo cuidadoso de los fuegos de interdicción. (b) El Área Avanzada de Defensa En la defensa perimétrica, las unidades avanzadas de defensa tiene la responsabilidad de organizar y detener partes específicas del límite avanzado del área de combate. Las extensiones del frente, que se asignen a una unidad a lo largo del límite avanzado del área de combate, dependen en alto grado de los factores METT. Como en esta acción las brechas no son aceptables, particularmente en un terreno cerrado, los sectores de frente que se asignan a las unidades y la profundidad del perímetro son bastante reducidos. Debido a la falta de profundidad y espacio de maniobra, el Comandante de la unidad del perímetro no puede permitir una penetración y por lo tanto, debe colocar a la mayor parte de su unidad y sus armas a lo largo del perímetro. (c) El Área de Retaguardia Las reservas, los elementos de mando y control, las unidades de apoyo para el combate y de apoyo de servicio para el combate son ubicados en el área de retaguardia (reserva). La fuerza de reserva puede ser una unidad de reserva designada, además puede ser una fuerza designada de las unidades subordinadas a una unidad organizada con personal del cuartel general y personal de apoyo, a la cual se le asignan misiones de contingencia específicas para la reserva. Lo mejor sería contar con una fuerza de reserva que facilitará una reacción rápida en cualquier dirección. Debido a la naturaleza del terreno y a la profundidad limitada de la posición, quizás sea necesario ubicar una fuerza de contraataque en la parte 339
    • exterior del perímetro, siempre y cuando dicha unidad tenga capacidad altamente móvil. Esto es una forma eficaz de mantener al mínimo las unidades que deben estar en el perímetro y, al mismo tiempo, contra la capacidad de reaccionar ante las acciones enemigas y restablecer el límite avanzado del área de combate. (Gráfico No. 41- El Contraataque). Cuando se trata de un terreno cerrado, es necesario proporcionar posiciones cubiertas al Escalón de Reserva, a fin de que pueda desempeñarse mientras recibe el fuego de las armas de pequeño calibre que se lance contra el límite avanzado del área de combate. (d) El apoyo de fuego y la adquisición de datos sobre objetivos El empleo de las armas y los dispositivos de vigilancia orgánicos y agregados son esencialmente los mismos que se prescriben para la defensa en posición. Las ametralladoras normalmente son empleadas en forma individual a fin de poder cubrir todas las posibles avenidas de aproximación o pueden ser usadas para aumentar la potencia de las unidades del límite avanzado del Área de Combate. Las armas antitanque pueden ser empleadas en el límite avanzado del área de combate para atacar objetivos aislados y para aumentar la capacidad de las armas orgánicas. Los tanques agregados pueden ser mantenidos en posiciones de apresto móvil (acción inmediata de empleo) , como parte de la fuerza de reserva, o pueden ser ubicados en las principales posiciones de tiro del límite avanzado del área de combate. Si se retienen dichos tanques en reserva, las posiciones de tiro y las rutas que conduzcan a dichas posiciones deben ser preparadas con anticipación. Las armas de fuego indirecto son empleadas de tal forma que permitan atacar al enemigo tan adelante del límite avanzado del área de combate como sea posible, utilizando su capacidad de 340
    • disparar en 360 grados. Los fuegos disponibles, fuera del perímetro, deben ser coordinados e integrados dentro del Plan de Defensa. En caso de que el terreno sea cerrado y la observación sea limitada, todo el personal de la Unidad debe estar familiarizado con el plan de fuego de la unidad y los procedimientos que se emplean para dirigir tales fuegos. Para alertar oportunamente sobre las actividades del enemigo, se emplean dispositivos de vigilancia. Estos dispositivos deben ser ubicados delante del límite avanzado del área de combate y orientados hacia las principales avenidas de aproximación. (e) Logística En la defensa perimétrica, el reabastecimiento se efectúa preferentemente por medio de entregas aéreas. La selección de las zonas de aterrizaje o la capacidad de construir instalaciones en un corto tiempo, son factores de seria consideración en la organización de la posición defensiva. Las zonas de aterrizaje deben estar sumamente protegidas contra la observación y el fuego enemigos. Como el abastecimiento aéreo es una actividad que consume tiempo y depende de las condiciones del clima y, a menudo, queda restringida por el fuego enemigo, es necesario recalcar la economía en los abastecimientos y organizar la posición, de tal manera que se reduzcan las posibilidades de que dichos abastecimientos sean destruidos por el fuego enemigo. El uso del apoyo de fuego, que proviene del exterior del perímetro, servirá para conservar la munición que hay dentro del mismo, a fin de que esté a la mano cuando no sea posible recibir este apoyo. (f) Mando y Control Al igual que en otros tipos de acciones, las unidades que ejecutan la defensa perimétrica deben mantenerse en comunicación con los comandos superiores, con las unidades de apoyo subordinadas. 341 y las
    • Hasta donde sea posible, es necesario establecer medios de comunicación optativos. Con la existencia de una buena red de comunicaciones dentro del perímetro, el Comandante puede influir aún más en las acciones, al mismo tiempo que reduce los movimientos innecesarios. Gráfico No. 43 Defensa perimétrica c) Defensa de un curso de agua De acuerdo con los medios disponibles y naturales del terreno, la defensa en un curso de agua puede ejecutarse como una defensa de sector o una defensa en posición. La defensa en posición consiste en emplazar la mayor parte de los medios próximos al río, con el propósito de detener al adversario en ese obstáculo, impidiendo que lo cruce y reaccionando con contraataques de su reserva. La defensa de sector consiste en emplazar, a lo largo del río, parte de los medios, como elementos de seguridad, en tanto que la mayor parte de los mismos se mantiene lejos del río, como una fuerza de contraataque. Esta 342
    • reserva ataca al adversario inmediatamente después que este ha cruzado el obstáculo y antes que tenga tiempo para aferrarse al terreno. En este tipo de defensa se aprovecha el río para dividir las fuerzas adversarias, efectuando el contraataque en forma rápida y sorpresiva, antes que el enemigo pueda reunir sus medios a través del obstáculo. Para lograr lo anterior; será indispensable contar con elementos altamente móviles que permitan actuar con oportunidad, antes que el adversario se logre hacer fuerte en la orilla propia. (1) Organización de la defensa En un río que sea obstáculo de consideración y con un terreno favorable para la ejecución de los fuegos, las unidades se organizan defensivamente en forma similar a la defensa en posición. El borde delantero corre, en este caso, por la orilla propia del río. Cuando el terreno en la orilla propia del río no es favorable para los fuegos, el borde delantero se traslada más atrás, hasta una distancia aproximada a los 300 metros, de manera que los fuegos de los fusiles y ametralladoras de la Compañías de fusileros puedan controlar la orilla propia. Los ángulos muertos de los bancos de arena pueden ser cubiertos con las armas de tiro curvo. En otras circunstancias, el terreno impondrá un tipo de defensa mixto, en la que una parte del borde delantero se apoya en el río y la otra se ubica más atrás, aprovechando los terrenos críticos existentes. Cuando el borde delantero se encuentra próximo al río, en la orilla propia, los PAC se ubica al otro lado del río, aprovechando las alturas que generalmente conforman el valle (terrenos críticos) siempre que esté en poder nuestro. Si el borde delantero se encuentra más atrás del río, los puestos avanzados de combate pueden desplegarse en la orilla propia; en este caso será necesario enviar patrullas a la orilla contraria. 343
    • (2) El plan de fuegos Cuando la línea principal de resistencia se encuentra en la orilla propia del río, los fuegos defensivos cercanos se concentran en la ribera opuesta. Las mayores concentraciones y barrajes de fuego se dirigirán hacia aquellos lugares más favorables para iniciar el cruce del río; todas las armas de las unidades deberán hacer sentir su acción hacia las principales avenidas de aproximación. Cuando la L.P.R se encuentra más atrás del río, se preparan concentraciones de fuego para batir al adversario, a medida que se aproxime a la ribera lejana; y luego se intensifican progresivamente los fuegos; ya que la mayor concentración de los mismos se materializa en la orilla propia del río para destruir al enemigo que pretenda tomarla. Cuando el tipo de defensa es una combinación de ambos sistemas, los planes de fuego de cada agrupación se atienen a los principios señalados en los párrafos anteriores. d) Defensa de áreas urbanizadas Un centro poblado puede aprovecharse para ser ocupado por todas la fuerzas que ejecutan una defensa. La seguridad que en la gran mayoría de los casos estará fuera del área edificada, cubrirá el perímetro de la ciudad, ocupando efectivamente con tropas aquellas posibles avenidas de aproximación del adversario y el resto mediante el patrullaje, obstáculos y/o fuegos; su misión será en la mayoría de los casos, de vigilancia. Partiendo de la base de que el centro poblado está en condiciones de resistir, aun cuando resulte rodeado y aislado, el defensor tratará por todos los medios de evitar el debilitamiento de la defensa. (1) Conducción de la defensa (a) La Población Civil Fundamental será la permanencia o evacuación de la población 344
    • civil que habita el centro poblado, la que condicione la conducción de la defensa, ya que será de menor o mayor incidencia; según el caso, surgirán mayores problemas logísticos y, en general, se sacrificará la vida de muchos no combatientes, lo que produce una declinación o reforzamiento psicológico de la voluntad de lucha. En todo caso, la lucha debe efectuarse, pero el mando, en caso de una permanencia de población civil, debe adoptar una serie de medidas tendientes a disminuir los efectos negativos, como la concentración en determinadas áreas, el uso de todo elemento asistencial civil, la negación a permitir se ejerza acción psicológica de cualquier tipo sobre las fuerzas, incluso aquella que pudiere en primera instancia considerarse positiva; y, en general, un aislamiento físico y de elementos de la población civil y los combatientes. Mientras más grande y bien constituido es el centro poblado, mayor será el problema que enfrentará el enemigo para su conquista. (b) La organización y ejecución de la Defensa Todas las direcciones de aproximación, materializadas por calles y avenidas, deberán ser cubiertas con obstáculos de cualquier tipo, de tal manera que, sin servir de protección para el atacante, lo expongan más tiempo al fuego propio. Toda edificación sólida constituye una fuerte posición que debe ser ocupada, ya sea inicialmente o al ir cediendo, teniendo en cuenta que lo recio del combate siempre será en las zonas centrales, mejor edificadas, que en los suburbios donde la Fuerza Aérea, artillería y armas pesadas del enemigo tendrán mejor oportunidad; las secciones que deben asignarse a las unidades subordinadas serán de bastante profundidad y a veces abarcando franjas que contengan, de un extremo a otro, los edificios de una ciudad, para permitir a los comandantes combatir en profundidad. La propia artillería y armas pesadas, que estén dentro del perímetro, 345
    • tendrán una mejor oportunidad de batir al adversario, desde posiciones absolutamente descentralizadas, ya que el permanecer reunidas sólo puede producir su ubicación y aniquilamiento, por falta de espacio para cambios de posición. Las reservas, especialmente las locales, entrarán en combate inicialmente bloqueando, para permitir el desaferramiento de las unidades de 1ra. línea. Aquí, más que la recuperación de la L.P.R, interesa desgastar al adversario, causándole pérdidas tales que les impida conquistar el centro poblado. Solamente la reserva general, desde el inicio ubicada en varias posiciones, tendrá alguna expectativa de contraatacar y lo deberá hacer cuando el adversario esté aún al descubierto; en esas condiciones habrá mayor factibilidad de lograr lo deseado. En todo caso, las continuas incursiones, especialmente nocturnas, rendirán frutos de enorme importancia en la manutención y recuperación de edificios. Por razones de características del arma, dificultad de empleo y gran vulnerabilidad, no será aconsejable disponer de elementos blindados en el interior del perímetro. Si así sucediese, los tanques serán empleados sólo en aquellas partes en que exista capacidad de alguna maniobra y contra los blindados adversarios; por lógica, las armas A.T, tendrán gran aplicación para batir tanto sus objetivos normales como otros que se presenten. El rechazo del enemigo por el fuego perimétrico de la L.P.R, si bien es deseable, es poco posible, ya que no se dispondrá de tantos medios de fuego que puedan lograrlo, y la organización de la posición defensiva basa su potencia en el reforzamiento que le proporcionan los edificios. En todo caso, delante de la L.P.R que, en general, correrá en las primeras edificaciones, por frágiles que ellas sean, se tratará de desgastar al adversario por medio de todos los fuegos que estén disponibles y mediante el empleo de la Fuerza Aérea de apoyo aproximado, si la hay. 346
    • e) Defensa en áreas montañosas La defensa en terrenos montañosos tiene especiales características en cuanto a su planificación y ejecución, donde los factores geográficos y atmosféricos adquieren una relevancia decisiva, dada por la especial configuración del terreno; sin embargo, lo más relevante es la facilidad que presenta el terreno para encubrir y proteger a las unidades, lo que permite suplir la desventaja numérica. El control del terreno dominante, que protege las redes de carreteras o pasajes, normalmente es la clave de la organización de una defensa en áreas montañosas. Se requieren fuerzas de seguridad, particularmente puestos de observación y patrullas, para evitar la sorpresa. Los reconocimientos aéreos son muy útiles como medios de seguridad. Aunque el contraataque es difícil de planificar y ejecutar, su ejecución puede ser decisiva si es sincronizada en tiempo y oportunidad. f) Defensa en selva Las unidades de Selva son instruidas y organizadas para conducir la defensa que se adopte en este tipo de escenario. Las dificultades de control y seguridad determinan el mantenimiento de una reserva fuerte, dotada de medios, inclusive de helicópteros que le aseguren la capacidad de intervenir en el lugar y momento requeridos. Los fundamentos básicos de la defensa en terreno normal son aplicables a las acciones defensivas conducidas en la selva. El Escalón Superior normalmente no tiene posibilidades de controlar fuerzas de seguridad lanzada a grandes distancias. La brigada establece puestos avanzados de combate, patrullas, centinelas, puestos de escucha y observación, a lo largo de las avenidas de aproximación más importantes, para prever su propia seguridad. Elementos de las fuerzas de seguridad pueden ser designados para que actúen en la retaguardia del enemigo que avanza. La reserva es localizada lo más al frente posible. El planeamiento de la defensa en la selva sigue los principios normales de la planificación, más las peculiaridades específicas. 347
    • El área a defender debe ser suficientemente profunda, tendiente a desgastar al enemigo a través de sucesivas resistencias, constituidas de una serie de posiciones de bloqueo irregularmente distribuidas. Los batallones normalmente operan descentralizados. Las compañías pueden instalar de una a cuatro posiciones de bloqueo. La ejecución de la defensa reposa en el mantenimiento de posiciones de bloqueo y en el control de avenidas de aproximación conjugadas con la ejecución de acciones ofensivas, oportunas y continuas, ejecutadas por pequeñas fuerzas. El empleo del fuego es utilizado al máximo. La defensa del terreno no es vital, se trata de aislar, dividir y destruir al enemigo. La reserva puede ser empleada como un todo o fraccionada. (1) Limitaciones y ventajas que impone la selva en la defensa (a) Limitaciones: - La espesa vegetación disminuye el potencial humano. - La poca visibilidad.  Aumenta la facilidad con que el enemigo puede aproximarse a las posiciones enemigas sin ser descubierto.  Predispone al enemigo a emplear tácticas de infiltración.  Favorece la probabilidad de ser atacado desde cualquier dirección. - Los campos de tiro son reducidos - Se carece de contacto visual entre las unidades. - Las líneas terrestres de comunicaciones son vulnerables al ataque. (b) Ventajas - Permite ocultar las posiciones contra el reconocimiento aéreo y terrestre y, por lo tanto, contribuye a engañar al enemigo 348
    • respecto a la posición. - La selva es un obstáculo natural. - Normalmente el defensor estará familiarizado con la zona y estará al tanto de las avenidas de aproximación disponibles. (2) Formas de defensa La defensa de sector y en posición no se prestan, generalmente, en su forma clásica, para acciones defensivas en la selva. La selva propiamente favorece una variación de la defensa de sector, basándose en una red de posiciones de combate organizadas en profundidad. Estas posiciones pueden ser defendidas como puntos de resistencia, o utilizarse como bases para dominar la selva circundante o para organizar emboscadas a lo largo de las avenidas de aproximación enemigas. La distribución exacta de las posiciones se basará en un estudio cuidadoso de los factores METT, estas posiciones tendrán normalmente las siguientes características: (a) En cada posición se tomarán medidas de seguridad periférica. Es sumamente difícil cubrir todo el terreno con tropas, observación o fuego. (b) Cada posición de combate debe reunir condiciones para su defensa y emboscadas. (c) La defensa debe desplegarse en profundidad, paralela al eje de avance del enemigo, sobre y a lo largo de las vías de comunicación. Esta distribución de posiciones persigue los siguientes propósitos: (a) Contribuye a lograr una defensa continua. (b) El atacante, por lo general, procurará evitar los ataques frontales y tratará de lograr la sorpresa mediante el 349
    • envolvimiento; la defensa debe ser de tal profundidad, a lo largo de las rutas, que cualquier envolvimiento de consideración obligará a extender las columnas del atacante en forma peligrosa. (c) Permitir desarticular el ataque enemigo en forma paulatina. (d) Proporcionar tiempo al Comandante para analizar la situación, determinar sus intenciones y tomar las acciones pertinentes. Las posiciones deben estar situadas de tal manera que las tropas puedan desplazarse entre ellas con cautela y rapidez. Los obstáculos y barreras artificiales se deben usar conjuntamente con los naturales que ofrece la selva. Dispositivo de vigilancia debe instalarse en forma intensa. (3) La defensa perimétrica Constituye la base de la defensa de las posiciones de combate o punto de resistencia, instalaciones fijas, bases de combate, defensas improvisadas, bases de patrulla, entre otros. La defensa perimétrica permite a una unidad de cualquier magnitud, negarle al enemigo la oportunidad de atacar los flancos descubiertos. Existen tres tipos de organizar una defensa perimétrica, estos son: (a) Perímetro circular Proporciona sectores yuxtapuestos de observación y campos de tiro entrecruzados por todo el perímetro. Proporciona mejor control. Una zona de desembarco para refuerzos, reabastecimiento o evacuación, puede asegurarse mientras se ejecuta la defensa. La ocupación de este perímetro puede fragmentarse fácilmente para los casos de acción inmediata. (Gráfico No. 44 a Perímetro circular) (b) Perímetro triangular Proporciona mejor control para la poca distancia que cada uno debe 350
    • cubrir. Para las Unidades, las líneas de detención de las ametralladoras pueden fijarse, si el terreno lo permite, sobre los lados del triángulo. Las cúspides o vértices del triángulo son los puntos más débiles. Un ataque puede aislarlas del resto del perímetro. (Gráfico 44 b Perímetro triangular) (c) Perímetro cuadrado Al igual que en el triangular, su empleo facilita el establecimiento de líneas de detención, pero, de nuevo las esquinas son los puntos débiles. (Gráfico 44 c Perímetro cuadrado) Gráfico No. 18 a Perímetro circular o Gráfico N . 44 a Perímetro circular 351
    • L L S L Gráfico No. 18 b Perímetro triangular o Gráfico N . 44 b Perímetro triangular L L S Gráfico No. 44 c Perímetro cuadrado Gráfico No. 18 c Perímetro cuadrado (d) Organización de las Fuerzas Una vez que se ha escogido el sitio y se ha determinado su forma, se establecen los sectores. Normalmente la defensa perimétrica consta de una zona de seguridad, una zona de resistencia (perímetro) y una zona de 352
    • reserva. A las unidades desplegadas en el perímetro, que cubren las aproximaciones más probables del enemigo, se les asigna sectores frontales más angostos. El emplazamiento de las armas es esencial, las consideraciones básicas son iguales a las que se emplean en una defensa en posición. La seguridad se planea con miras a obtener información oportuna de la aproximación del enemigo, para lo cual se deben utilizar patrullas, centinelas, puestos de observación y escucha, emboscadas. Se deben utilizar todas las técnicas que den aviso sobre la aproximación del enemigo. (4) La Defensa Improvisada Hay ocasiones en que un Comandante debe cambiar repentinamente del ataque a la defensa. Cuando esto sucede, tal vez tenga que organizar una defensa improvisada. Hay poco o ningún tiempo disponible para la aplicación de los métodos y procedimientos propios de la defensa organizada antes explicada. Esta situación puede suscitarse: (a) Cuando el enemigo súbitamente se refuerza y el ataque se detiene temporalmente. (b) Al anochecer, cuando la Unidad se detiene en su movimiento para establecer contacto. (c) Cuando se ha tomado un objetivo intermedio y la unidad se organiza para proseguir el ataque. En estas circunstancias, no es recomendable realizar reconocimientos terrestres minuciosos. Si bien el concepto de la defensa improvisada se aplica a todas las acciones de combate en cualquier escenario, en la selva adquiere otra dimensión, debido a la proximidad del enemigo y a la vegetación densa. Al organizar esta defensa improvisada. 353
    • (a) Se establece una defensa perimétrica para fines de seguridad, situando al Puesto de Mando en el centro. (b) Los sectores frontales considerablemente, de las particularmente unidades de se noche, disminuyen para evitar infiltraciones enemigas dentro de la posición. (c) Los preparativos para las posiciones de combate de los hombres y armas deben empezarse de inmediato. g) Defensa en áreas desérticas Las Operaciones Defensivas en áreas desérticas hacen necesario que se coloque gran énfasis en la movilidad y en la flexibilidad. La organización de la defensa debe incluir la adopción de medidas contra los ataques aéreos y de blindados. (1) Preparación Se hace énfasis en los obstáculos artificiales (minas, zanjas antitanques, alambradas tácticas, entre otros) y el apoyo de fuegos de largo alcance. Usualmente no se preparan posiciones defensivas lineales, debido a la facilidad con la que pueden ser desbordadas. Las unidades pueden ser dispuestas en una serie de perímetros escalonados, para proporcionar defensa perimétrica y en profundidad. Las minas y las alambradas tácticas proporcionan seguridad a la posición defensiva y obligan al atacante a avanzar a áreas de aniquilamiento en el interior de la posición. Los planes defensivos son dirigidos a lograr la acción sobre el enemigo a largo alcance, aprovechando las ventajas que ofrece a los fuegos de la artillería de campaña de largo alcance, usando posiciones de combate avanzadas o posiciones de retardo, para obligarlo a desplegarse prematuramente, y gastar tiempo y material. (a) Defensa Perimétrica A menudo, cuando los batallones inician el combate, ejecutarán una defensa perimétrica o actuarán como puntos fuertes dentro de una defensa de sector ejecutada por una unidad mayor. Esto asegura la cohesión y el mejor control y reduce la infiltración. 354
    • (b) Defensa en la Contrapendiente La modalidad de defensa en una contrapendiente se organiza en aquella parte del terreno en descenso, ubicada detrás de la cresta topográfica de una altura o líneas de alturas, oculta a la observación terrestres y al tiro directo del adversario, buscando detener al adversario cuando aparezca en la cresta topográfica, mediante el fuego sorpresivo. La defensa en la Contrapendiente puede ser empleada por dos razones: - Para sorprender al enemigo y engañarlo sobre la verdadera ubicación de la defensa. - Mantener la integridad de la posición defensiva. (2) Consideraciones defensivas Después que ha sido seleccionada una posición táctica; puede ser ventajoso para la Unidad permanecer en una área simulada, y luego desplazarse al interior de la verdadera posición seleccionada después del oscurecimiento. Las unidades deben ser ampliamente dispersadas durante las horas del día, posteriormente concentradas en el interior de la posición defensiva, durante períodos de visibilidad reducida. Las pequeñas elevaciones en el frente de la posición limitarán el fuego rasante, debiendo ser cubiertas por armas de fuego indirecto. (3) Obstáculos (a) Minas Son el principal medio, junto con las alambradas que servirán para establecer los obstáculos frente a las posiciones y en las áreas de aniquilamiento. Después de largos períodos, el viento puede exponer las minas o enterrarlas a gran profundidad, ocasionando la pérdida de su efectividad. 355
    • (b) Zanjas Antitanque En los lugares que lo permitan, las zanjas antitanque son intercaladas con los obstáculos naturales, tales como: grietas, quebradas o desfiladeros en terreno desértico montañoso. (4) Conducción de la Defensa La seguridad tanto de flancos como a gran distancia, delante del Área de Defensa Avanzada, es obligatoria para las Operaciones en áreas desérticas. Seguridad proporcionada mediante el uso de medios aéreos o terrestres, idealmente mediante el uso de ambos. Las unidades de seguridad, incluyendo los tanques y la artillería autopropulsada, tratan de desplazarse a grandes distancias para localizar la aproximación del enemigo. Estas unidades avanzadas de seguridad no se empeñarán necesariamente con el enemigo, a menos que sea ordenado; si esto sucede, ellas se empeñarán necesariamente con el enemigo, a la distancia máxima de alcance de sus armas, para obligarlo a desplegarse prematuramente, engañarlo, retardarlo y desorganizarlo. Pequeñas unidades de Infantería Motorizada y aeromóvil son adecuadas para las misiones de Seguridad Avanzada. Dentro del Área de Combate, los equipos y posiciones simulados pueden ser utilizados para engañar al enemigo; los fuegos desde la retaguardia dan la impresión de que se está disparando desde las posiciones simuladas. Los dispositivos para levantamiento de polvo, también confunden al enemigo. El Comandante evalúa continuamente la situación para determinar el momento y la oportunidad de lanzar un contraataque. Las fuerzas Aeromóviles, incluyendo los helicópteros de transporte protegidos por helicópteros artillados, son ideales para la ejecución de un contraataque a largo alcance. Sin embargo, en el propio desierto, estos son más vulnerables al fuego terrestre y a los aviones de combate, debido a la falta de abrigos y cobertura del terreno. 356
    • h) Defensa en frente amplio Se adoptará este dispositivo ante la imperiosa circunstancia de cubrir un mayor espacio que el que se ocupa normalmente. Lógicamente este mayor frente debe obtenerse sacrificando la profundidad de la posición, tratando de cubrir el mayor espacio en el frente. No todos los niveles podrán hacerlo, tratando, eso sí, que el Comandante de las tropas disponga de la reserva general como fuerza para dar profundidad al dispositivo y estar en condiciones de concurrir a cualquier parte de la posición defensiva. Como consecuencia de lo explicado, este tipo de defensa es débil y solo apta para frente secundario. Consta de un escalón de seguridad, el de resistencia y el de reserva. Los escalones de seguridad y de reserva serán mínimos, dada la relación unidades disponibles-espacio. Se conducirá la defensa gravitando con los medios hacia las principales vías y terrenos de fácil transitabilidad, vigilando los espacios menos favorables al avance enemigo. Es deseable que la fuerza empleada disponga de medios mecanizados o al menos motorizados para su pronta reacción, particularmente la reserva; los helicópteros serán de gran utilidad para apoyar las acciones, sea moviendo las unidades o cubriendo con su fuego los sectores avanzados. Todas las consideraciones establecidas para la defensa en posición, pero con las características del gran espacio a cubrir y la no existencia de reservas locales en determinados niveles, tiene plena validez en este tipo de defensa. c. Operaciones Retrógradas En determinados momentos del combate, un comandante debe tomar la decisión de ejecutar una operación retrógrada; tal decisión, se debe fundamentar en aspectos importantes, como el hecho de precautelar su fuerza o de intencionalmente ocupar un sector que favorezca conducir la defensa en mejores circunstancias. 357
    • La operación retrógrada es parte inherente de la defensa y se la aplica con todos sus escalones, razón por la cual sus fundamentos son similares. 1) Definición Una operación retrógrada es un movimiento organizado ejecutado por una unidad hacia la retaguardia o en dirección contraria a la del enemigo. En las acciones retrógradas se abandona el control del terreno, cediéndolo al enemigo. Una acción retrógrada puede ser iniciada voluntariamente o como respuesta forzada por la acción del enemigo, pero en ambos casos requiere la aprobación del comando superior inmediato. A diferencia de la defensa, la intención de las acciones retrógradas es evitar el combate decisivo. 2) Finalidades El propósito principal de las acciones retrógradas es preservar la integridad de la fuerza, de tal manera que en el futuro pueda reasumirse la ofensiva bajo condiciones más favorables. Las acciones retrógradas también podrán ser conducidas por una o varias de las siguientes razones: a) Ganar tiempo, sin empeñarse en combate de forma decisiva, mientras otra fuerza se organiza en retaguardia. b) Preservar la integridad de la fuerza. c) Evitar empeñarse en combate en condiciones desfavorables. d) Maniobrar, situando al enemigo en posición desfavorable. e) Permitir el empleo de toda la fuerza o de una parte de la misma en otro lugar. f) Hostigar, desgastar, retardar y causar bajas al enemigo. g) Romper el contacto con el enemigo. h) Ajustarse al dispositivo de las fuerzas adyacentes. i) Acortar las líneas de comunicación y vías de abastecimiento. 3) Fundamentos de las operaciones retrógradas Aunque los fundamentos de la defensa generalmente se aplican a las 358
    • operaciones retrógradas, existen ciertos fundamentos adicionales que se recalcan particularmente en dichas operaciones. a) Utilización adecuada del terreno y las condiciones meteorológicas A fin de combatir al enemigo a larga distancia, es preciso que la fuerza que ejecuta la acción retrógrada se valga del terreno que le permita observar y disparar a largo alcance. Cuando se seleccionan las zonas de reunión y las rutas, se buscan aquellas que cuenten con buen encubrimiento y cobertura. Se emplean obstáculos naturales y artificiales, reforzándolos y cubriéndolos con fuego, a fin de aumentar el retardo, proteger los flancos, cubrir las brechas y facilitar la separación del adversario. Se deberá preparar pasos a través de los obstáculos existentes para facilitar el repliegue ordenado de las fuerzas hacia la retaguardia. El control de los puntos críticos del terreno y las avenidas de aproximación, reducirán la capacidad del enemigo de rodear a la fuerza durante la acción retrógrada y su capacidad de obligar a estos elementos a aceptar el combate decisivo en condiciones desfavorables. Se deben aprovechar las redes de caminos para acelerar el movimiento y facilitar el control de las acciones, al mismo tiempo que se impide que el enemigo las use. Las condiciones climáticas y los efectos que causan a las operaciones militares, pueden facilitar u obstaculizar las acciones retrógradas, al limitar las capacidades de la fuerza de lanzar fuego a larga distancia contra el enemigo y al limitar su capacidad de movimiento a campo traviesa. Al mismo tiempo, estas condiciones climáticas contribuyen al buen éxito de la acción retrógrada, al impedir que el enemigo observe el movimiento de las unidades amigas. En la acción retrógrada, el comandante siempre debe estar alerta para hacer uso de estas condiciones en su provecho, en desventaja del enemigo. 359
    • b) Libertad de acción Se evita el combate decisivo a menos que sea necesario para cumplir con la misión general. La libertad de maniobra permite aprovechar rápidamente cualquier situación que sea desfavorable para el enemigo. También permite trasladar fuerzas para rechazar los ataques enemigos por el frente, los flancos y la retaguardia y sacar el mayor provecho posible del terreno. El uso adecuado del terreno acrecienta la capacidad de la fuerza que ejecuta una acción retrógrada para mantener la libertad de acción. Los obstáculos existentes pueden ser reforzados a medida que las unidades amigas ceden el control del terreno al enemigo. Como una acción retrógrada raras veces puede ejecutarse sin implicar a la población civil que habita en la región, es necesario planear el control y evacuación de tales personas de tal modo que no se tenga que atravesar las zonas congestionadas; las prioridades para el uso de las rutas son asignadas a las unidades, de acuerdo con sus misiones y capacidades para desempeñarse, a fin de garantizar el movimiento ordenado de las unidades. c) Planificación centralizada y ejecución descentralizada Debido a las amplias extensiones del frente, normalmente relacionadas con las acciones retrógradas, las comunicaciones y el control son proporcionalmente más difíciles en este tipo de acción. Los planes de las acciones retrógradas deben ser preparados con suficientes detalles, para permitir que los comandantes subordinados los comprendan totalmente, de tal modo que si pierden la comunicación con la unidad de pertenencia, puedan continuar con sus acciones y contribuir al buen éxito de la misión general. Aunque los planes de las acciones retrógradas son detallados, a los comandantes subordinados se les da suficiente libertad de acción para llevar a cabo las misiones asignadas, según se desarrolle la situación. Debido a que se espera que el enemigo persiga agresivamente a cualquier 360
    • fuerza en una acción retrógrada y que la ataque implacablemente desde todas las direcciones, es necesario que dicha fuerza cuente con unidades móviles de seguridad, efectúe un reconocimiento continuo, ejecute movimientos rápidos y cuente con una defensa antiaérea y antitanque. Los abastecimientos que no se requieren en la posición y los que no pueden ser transportados por las unidades avanzadas, deben ser evacuados antes de iniciarse la acción retrógrada, para evitar que caigan en manos del enemigo. Esto, posiblemente, requiera la colocación, de antemano, de abastecimientos, en profundidad, a fin de que se disponga de una cantidad adecuada de abastecimientos durante la acción. El comandante que dirige la acción retrógrada tiene la facultad para autorizar la destrucción de los abastecimientos y el equipo que no puedan ser evacuados. Dicha autorización puede ser delegada a los comandantes subordinados. d) Mantenimiento de la moral A las tropas que participan en la acción se les debe recalcar el hecho de que el movimiento retrógrado es una acción planeada con un propósito positivo. Con ese fin, se trata de suprimir los rumores y, dentro de las necesidades de seguridad, informar a las tropas de los propósitos de dicha acción. Un don de mando enérgico, una disciplina estricta, la pronta evacuación de las bajas y un planeamiento anticipado, contribuirán a reducir los problemas de la moral, propios de este tipo de acción. 4) Características de las operaciones retrógradas a) Mando enérgico y control riguroso Estas operaciones implican un alto riesgo, fundamentalmente de carácter psicológico, sobre la moral de las tropas, ya que pueden ver en ella un presagio de derrota. Será preciso contrarrestarlo con un mando enérgico, una maniobra perfectamente organizada y un control riguroso sobre el rápido ritmo de su ejecución, evitando empeñarse en combate. 361
    • b) Autorización para su ejecución Toda operación retrógrada, debido a sus efectos sobre otras unidades, requiere aprobación previa del escalón superior inmediato, el cual desarrollará importantes esfuerzos de inteligencia, decepción y cobertura aérea, en su apoyo. c) Planificación logística detallada La planificación logística es imprescindible, como en toda operación, aunque el transporte y el control de la circulación serán claves para llevar a buen término un alejamiento del enemigo. 5) Consideraciones tácticas del campo de batalla Las características del campo de batalla en una operación retrógrada son diferentes en algunos aspectos a las de las operaciones ofensivas y defensivas. a) Las vías de abastecimiento y evacuación La fuerza que ejecuta una acción retrógrada generalmente se mueve a lo largo de sus vías de abastecimiento y las protege. En las operaciones de este tipo, es necesario mantener una coordinación estrecha para evitar que, al desplazarse hacia la retaguardia, los elementos de apoyo de servicio p a r a e l combate congestionen las vías de repliegue, pues estas deben estar libres para garantizar espacio de maniobra a los elementos de combate a la vez que se facilita el reabastecimiento. b) Las unidades de combate Las unidades de combate se mueven hacia la retaguardia, en un movimiento controlado. Es necesario mantener una coordinación estrecha entre las unidades, a fin de impedir que el enemigo las pueda separar, aislar y destruir por partes. c) El sector de responsabilidad El sector de responsabilidad de una unidad que realiza operaciones retrógradas, puede ser designado mediante límites de sectores, rutas y posiciones. 362
    • Cuando se trata de repliegue, el sector de responsabilidad puede incluir una faja de terreno y un límite de retaguardia, donde termina el repliegue. Cuando se trata de una acción retardatriz, el sector de responsabilidad puede incluir posiciones retardatrices y un límite de retaguardia, donde termina el retardo. Cuando se trata de una acción de retirada, el sector de responsabilidad normalmente se limita al espacio que se requiere para proteger las rutas que han de usar las unidades en retirada y un límite de retaguardia, donde termina la retirada. 6) Tipos de Operaciones Retrógradas. a) Repliegue b) Acción Retardatriz c) Retirada a) Repliegue Un repliegue es una operación retrógrada en la cual toda, o parte de una un id a d desplegada y en contacto, rompe el contacto. Puede ejecutarse como una acción preliminar a la retirada, o como un movimiento hacia el área de retaguardia para efectuar una reorganización antes de emplearse las unidades en otra área, o como el movimiento de una a otra posición de retardo en una acción retardatriz. Los elementos de infantería pueden replegarse frente a un enemigo que posee un grado de movilidad mayor o relativa menor o igual, empleando para ello medidas tales como fuerzas de cobertura, utilizando los fuegos, manteniendo el control de las rutas disponibles, reforzando los obstáculos existentes y empleando acciones de engaño. Estas medidas compensan la ventaja en movilidad del enemigo. Los tanques pueden replegarse frente a un enemigo que posee menor o igual grado de movilidad. Si el terreno permite el movimiento a campo traviesa, los tanques son empleados normalmente para cubrir el repliegue de elementos amigos. 363
    • Las unidades de Caballería Blindada pueden replegarse desde posiciones separadas o ejecutar un retardo continuo. Las unidades de Caballería Mecanizada ejecutan misiones de reconocimiento y seguridad en apoyo al repliegue. (1) Tipos de repliegue (a) Repliegue Voluntario. (Sin presión enemiga). (b) Repliegue Involuntario. (Bajo presión enemiga). (2) Consideraciones para la selección del método de repliegue Los repliegues voluntarios son más ventajosos que los repliegues involuntarios, por las siguientes causas: (a) Generalmente se reduce el número de bajas. (b) Proporcionan libertad de acción. (c) Facilitan el engaño. (d) Reducen la efectividad de los fuegos y la observación enemiga. Un repliegue involuntario, aun cuando no sea el método preferido, puede ser seleccionado si, a juicio del comandante, las pérdidas probables, mientras se espera por mejores condiciones para desarrollar el repliegue voluntario, exceden a las previstas. A mayor movilidad y poder de fuego de largo alcance de una unidad, mejor es su capacidad para conducir un repliegue involuntario exitoso. La movilidad, la protección blindada y los fuegos de largo alcance de las unidades blindadas normalmente permitirán conducir repliegues involuntarios con mucho mayor éxito que otras unidades. Los repliegues no son ejecutados normalmente como acciones separadas, sino como una parte de la fase de maniobra de una acción de retardo mayor. Por lo tanto, las tácticas de repliegue, sea voluntario o involuntario, son incorporadas al esquema básico de maniobra para las acciones de retardo, lo cual no afecta al hecho de que el repliegue es una acción retrógrada distinta y separada cuando es ejecutada por sí sola. 364
    • (3) Repliegue voluntario. (Sin presión) (a) Distribución y Maniobra de las Fuerzas Los repliegues voluntarios son conducidos utilizando los destacamentos dejados en contacto (D.D.C). El comandante que conduce un repliegue voluntario puede dividir la unidad en un cuerpo principal y un D.D.C. - Composición de los D.D.C comprende: Un tercio de los elementos de maniobra y la mitad de las armas de apoyo orgánicas de las Compañías en contacto, con suficiente poder de combate, dando énfasis en armas antitanque, para evitar una penetración durante la conducción del repliegue. Se incluyen tanques, si previamente fueron ubicados en el área de resistencia, debido a que su movimiento hacia la retaguardia afectaría el plan de engaño. La mitad de las armas de apoyo del Batallón. Una fuerza de reserva de los D.D.C, A NIVEL BATALLÓN. Se requieren elementos de comunicaciones, sanidad, apoyo para el combate, apoyo de servicio para el combate, para proporcionar mando, control y apoyo a D.D.C. Si los D.D.C, son dejados por los batallones en contacto, proporcionan cobertura para el cuerpo principal cuando este se concentre y se desplace hacia retaguardia. (b) Seguridad en las Fuerzas En el repliegue voluntario, los D.D.C proporcionan seguridad mediante la cobertura del repliegue del grueso de la fuerza y simulando actividades normales de la unidad para engañar al enemigo. El engaño puede ser aumentado mediante el uso de los fuegos para cubrir el ruido del movimiento y distraer la atención del enemigo. 365
    • En el repliegue de los D.D.C, los elementos de seguridad, para cubrir el repliegue de los D.D.C: si no han sido proporcionados por el escalón superior, son proporcionados por la reserva de los D.D.C, quienes actúan como una fuerza de engaño y mantienen el contacto con el enemigo, ubicándose delante de la siguiente posición en retaguardia durante el repliegue de los D.D.C. Debe prever y proporcionar la seguridad de las unidades durante su movimiento hacia la retaguardia y para la seguridad de la siguiente posición en la retaguardia o en el área que será ocupada. Los planes deben incluir previsiones y medidas a adoptar si se materializa la posibilidad enemiga de detectar e interferir la operación propia. (c) Acción de Repliegue Voluntario Si el Repliegue Voluntario es descubierto y el enemigo ataca, se conduce la operación como un repliegue involuntario. Se planifica la iluminación para apoyar la acción. Se utiliza en caso de que se pierda el secreto y sea necesaria; sin embargo, la iluminación favorece al atacante, debido a que el defensor debe conocer su área de defensa a través de un previo y profundo reconocimiento. Las siguientes medidas adicionales de seguridad son apropiadas para el Repliegue Voluntario: - Seguridad de las comunicaciones y disciplina en la transmisión de mensajes. - Limitaciones en la ejecución de reconocimientos y otros desplazamientos de vehículos. (d) Conducción del Repliegue Voluntario Los DDC están constituidos por elementos de la fuerza que se repliega y son instalados en todo el frente y profundidad de las unidades de primera línea. 366
    • Mantienen la fisonomía del frente y protegen el repliegue del grueso. Son aquellas fuerzas de seguridad que se dejan en posición durante el repliegue sin presión. La composición normal de los D.D.C será un tercio de los elementos de combate, la mitad de las armas de apoyo orgánico, elementos de apoyo de fuego, suficientes tanques y armas antitanque, medios de comunicaciones y de apoyo de servicio indispensables para el combate. (e) Secuencia para la ejecución de un Repliegue Voluntario Debido a que se requiere una planificación detallada y centralizada, es esencial una compresión de la secuencia del Repliegue Voluntario para entender la acción en sí. Para la coordinación de esta acción es necesario que los Comandantes Superiores y Subordinados la interpreten de una manera similar. La secuencia de un repliegue voluntario se explica en el Gráfico N˚45. Parte de los trenes e instalaciones de retaguardia, usualmente preceden al grueso hacia la retaguardia; seguidos por los vehículos que no están participando en la acción. La reserva puede ser replegada antes que el cuerpo principal de los elementos en contacto; o al mismo tiempo que el grueso de estos elementos; o si el comandante aprecia que habrá presión del enemigo, puede mantener la reserva en posición, hasta que el grueso de los elementos en contacto hayan pasado atrás de las posiciones de la reserva. La reserva normalmente no dejará elementos en posición como D.D.C No así las compañías avanzadas comprometidas, las cuales dejarán DDC de su propia reserva. Todos los elementos de las unidades en contacto no designados como D.D.C, normalmente simultáneamente. 367 comienzan el repliegue
    • El momento en que estos elementos dejan sus posiciones, es la hora efectiva del repliegue. La artillería y los morteros pesados que apoyan la acción permanecen en posición para apoyar las fases iniciales del repliegue. Aproximadamente la mitad de la artillería y los morteros se desplazan hacia la retaguardia con el grueso. La artillería y los morteros restantes permanecen en posición para apoyar a los DDC. Si el grueso se desplaza hacia la retaguardia por una sola ruta, el comandante puede designar una fuerza de retaguardia para la seguridad del movimiento. Si los elementos de las fuerzas que se retiran se desplazan por rutas separadas, cada comandante puede proporcionar su propia fuerza de retaguardia. Los D.D.C comienzan el repliegue simultáneamente, tan pronto lo ordene el comando superior. Si no está cubierto el repliegue o no se ha designado un elemento de seguridad, la reserva de los D.D.C, normalmente, es dejada en posición para mantener el contacto visual con el enemigo (Acción de una Fuerza de Vigilancia). Si no existe amenaza de tanques enemigos, los tanques pueden ser desplazados hacia la retaguardia por infiltración, antes del repliegue del grueso, si tal movimiento no afecta al engaño. (f) Medidas de Control El Comandante puede controlar la operación mediante el uso de las siguientes medidas: - Medidas de Control Táctico y del Movimiento Las siguientes Medidas de Control Táctico y del Movimiento pueden ser empleadas para controlar el Repliegue Voluntario.  Límites (Demarcación de Sectores). 368
    •  Zonas de reunión.  Líneas de fase.  Puntos de control.  Puntos de Partida, Puntos de Relevo.  Rutas Principales y Rutas Alternas (incluyendo prioridades).  Puestos de Control de Tránsito. - Medidas de Control de Fuegos. - Medios de Comunicaciones. - El comandante utiliza Oficiales de Enlace y de Estado Mayor, para contribuir en el Control y Coordinación del Repliegue. 14=15 1-3 X5 1-3 X5 P.R P.R X5 14=15 P.I 2000 2 3 (-) 15 1 (-) 3 14 P.I 2000 2 3 15 P.I 2000 5 15 (-) 15 14 (-) 15 P.I 2000 1 2 (-) 14=15 X5 3 (-) 15 P.I 2000 P.I 2000 1 2 (-) X5 1-3 1-3 14 1 (-) 1-3 X5 1-3 P.I 2100 P.I 2100 L.F 1 L.F 1 14=15 P. Emb. 1-3 P.C.T 1 L.F 2 P. Emb. RUTA CAFÉ RUTA LILA X5 1-3 X5 P.C.T 1 L.F 2 1-3 1-3 P.R (P.A.C) P.R (P.A.C) P.A.C P.A.C 1-3 14=15 1-3 X5 X5 P.R P.R L.P.R L.P.R X5 1-3 14=15 1-3 Gráfico No. 19 Repliegue sin presión Gráfico No. 45 Repliegue sin presión 369 X5
    • (4) Repliegue involuntario (Bajo presión) (a) Distribución y Maniobra de las Fuerzas Ya que el Repliegue Involuntario es ejecutado bajo presión enemiga, puede suceder que el comandante no tenga la oportunidad de distribuir y organizar sus unidades para la acción de repliegue. Los elementos ubicados en las áreas de las principales unidades subordinadas normalmente son agregados a estas unidades antes de iniciarse el repliegue. Una unidad de cualquier nivel puede ser dividida en un cuerpo principal y una fuerza de cobertura para que ejecute un repliegue involuntario; sin embargo, la organización de una fuerza de seguridad, por cada nivel de comando, no siempre es factible, por lo tanto, un comandante puede elegir dos cursos de acción en este caso: - Proporcionar una fuerza de seguridad para permitir el desprendimiento del grueso de su fuerza. - Replegar, sin una fuerza de seguridad, en lo que le concierne a su comando. (Nota: Esta situación no implica que no habrá una fuerza de seguridad, ya que los comandos subordinados pueden elegir cubrir su propio repliegue). Las consideraciones tácticas, usadas para determinar si será empleada una fuerza de seguridad en un nivel particular de comando, son: - Disponibilidad de unidades para constituir una fuerza de seguridad en relación con las futuras misiones asignadas. - Disponibilidad de tiempo para desplegar una fuerza de seguridad. - Disponibilidad de terreno apropiado en el cual emplearla. - Capacidad de las fuerzas enemigas para atacar. 370
    • - Capacidad para ocupar posiciones cubiertas, sin revelar las intenciones de las fuerzas amigas. El comandante considera y toma previsiones en cuanto a la posibilidad de que las fuerzas de seguridad pudieran no estar en posición o incapaces de liberarse de la presión enemiga ejercida sobre los elementos que se repliegan. Durante la conducción de un repliegue involuntario, algunas unidades pueden involucrarse en un combate decisivo y no poder replegarse sin aceptar bajas excesivas. Un comandante puede asistir a los elementos subordinados aferrados mediante las siguientes acciones: - Asignación de fuegos de apoyo para proporcionar medios adicionales de generación, AUMENTO del poder de combate a los elementos empeñados en combate decisivo. - Ordenar a otros elementos para apoyar el elemento empeñado decisivamente mediante el fuego, o proporcionándole unidades adicionales. - Empleo de una fuerza, usualmente la reserva, en un contraataque, para permitir el desaferramiento de los elementos empeñados decisivamente. - El contraataque para lograr el desaferramiento es planificado y ejecutado de manera similar a lo discutido en la defensa. Sin embargo, en estas circunstancias no se selecciona un objetivo de terreno para la fuerza que contraataca, ya que esta unidad ataca a la fuerza enemiga y después se repliega. La ejecución de un contraataque para lograr el desaferramiento es similar a la de un ataque de desarticulación o el barrido de tanques, adoptado en operaciones de blindados. - La decisión sobre la ejecución de un contraataque para desaferrar parte de una unidad, será tomada por el 371
    • comandante, después de considerar la posibilidad de que la propia fuerza contraatacante se empeñe decisivamente. La misión de la unidad es un parámetro de gran importancia cuando se va a ordenar el repliegue de una unidad que está empeñada decisivamente aun aceptando bajas excesivas, o se va a lanzar un contraataque para lograr el desaferramiento. (b) Conducción del repliegue con presión (involuntario) La unidad en contacto retarda al enemigo el mayor tiempo posible, con la finalidad de proteger la ruptura y el movimiento del grueso hacia retaguardia, permitiendo que la fuerza de repliegue se desplace y se aleje hasta llegar a la zona de reunión. Es aquella fuerza de seguridad que se deja en una posición durante un repliegue bajo presión del enemigo, y está constituida normalmente por una parte de la fuerza que repliega, apoyada fuertemente por todos los fuegos disponibles y reforzada con ingeniería y blindados. (c) Secuencia para la ejecución de un Repliegue Involuntario Se requiere una planificación detallada y centralizada, debido a que el repliegue se conduce bajo presión del enemigo; su secuencia proporciona más flexibilidad que la secuencia del repliegue voluntario. La secuencia para la ejecución de un repliegue involuntario se explica en el Gráfico N˚46. La reserva o elementos de ella, previamente designados, se preparan para apoyar la ruptura del contacto de los elementos avanzados empeñados, y/o cubrir su repliegue. Las Unidades en contacto se repliegan simultáneamente en sectores protegidos por todos los fuegos disponibles, en un intento para romper el contacto con el enemigo. Cuando el repliegue simultáneo no es factible, el comandante debe 372
    • determinar el orden y secuencia del repliegue. Si se repliegan, en primera prioridad, las unidades más comprometidas de las áreas de mayor presión enemiga, tal circunstancia someterá a los elementos principales de la unidad a un riesgo mayor de ser cercados y destruidos. De otro modo, si se repliegan, en primera prioridad, las unidades menos comprometidas, pueden ocasionar la pérdida de toda o parte de las unidades más comprometidas. Generalmente se repliegan primero las unidades menos comprometidas. La decisión debe estar basada en la determinación de cuál plan preserva mejor la integridad de la fuerza y cuál contribuye más al cumplimiento de la misión. Los trenes, los puestos de mando y las instalaciones de la retaguardia se desplazan hacia atrás. Esta acción puede cumplirse antes, durante o después de que las unidades avanzadas comiencen su desplazamiento hacia la retaguardia. Debe considerarse, con especial atención, el tiempo necesario para que los elementos logísticos preparen su desplazamiento. La artillería y los morteros pesados apoyan, inicialmente, el repliegue desde las posiciones avanzadas y, luego, se desplazan, como unidades de tiro, para proporcionar apoyo continuo a la unidad. Los elementos avanzados comprometidos, luego de replegarse a través de las fuerzas de seguridad, se reúnen y se desplazan hacia, la siguiente posición a lo largo de las rutas asignadas. La fuerza de seguridad, los elementos de apoyo de fuego y elementos de comunicaciones, mantienen el contacto con el enemigo, sin comprometerse decisivamente, y ejecutan una acción de cobertura o retardo continuo. El contacto con el enemigo es mantenido hasta que la fuerza de seguridad sobrepase la siguiente posición o a una fuerza de cobertura del comando superior inmediato. 373
    • (d) Medidas de Control En el Repliegue Involuntario se utilizan las mismas medidas de control táctico, medidas de control de fuego y medios de comunicaciones que se emplean en el Repliegue Voluntario. P.R P.R 1-3 14=15 3 2 1 3 1-3 2 1 X5 X5 L.F 1 L.F 1 3 14 1 14 P.I 15 1 P.I X5 14 3 P.I P.I I I X5 I L.F 2 L.F 2 14=15 5 14 (-) 14 2 5 15 (-) 15 2 X5 X5 P.I P.I P.I P.I L.F 3 L.F 3 RUTA CAFÉ 14=15 1-3 RUTA ROJA RUTA ROSA RUTA LILA X5 1-3 X5 P.A.C P.A.C P.R (P.A.C) 14=15 P.R (P.A.C) X5 X5 1-3 P.A.C P.A.C X5 P.R 14=15 P.R 1-3 X5 1-3 L.P.R L.P.R 1-3 X5 3 P.R 1 2 1-3 14=15 X5 P.R 3 1 2 Gráfico No. 20 Repliegue con presión Gráfico No. 46 Repliegue con presión b) Acción retardatriz Una Acción Retardatriz es una operación retrógrada, en la cual, una unidad defensora en contacto y bajo la presión de un ataque enemigo, cambia espacio por tiempo, sin empeñarse decisivamente o ser 374
    • desbordada. El máximo daño es infringido al atacante mediante el empleo de todos los medios de fuego de largo alcance disponibles. Las unidades de combate tienen la capacidad de conducir operaciones retrógradas. Estas capacidades variarán de acuerdo con la composición de la unidad y el medio ambiente táctico en el cual es conducida la acción retrógrada. Los elementos de Infantería pueden retardar el avance enemigo, mediante el reglaje de los fuegos orgánicos y de apoyo de largo alcance y mediante el lanzamiento de un volumen de fuego cada vez mayor, a medida que se acerca dentro del alcance de las otras armas de la fuerza retardatriz. Debido a la carencia de armas de fuego de largo alcance con protección blindada, la Infantería, generalmente, trata de retardar el avance enemigo, desde posiciones, para no entrar en un combate decisivo. Debido a que poseen armas de fuego de largo alcance con protección blindada, los elementos de tanques pueden mantener un retardo continuo, si el terreno permite suficientes movimientos a campo traviesa y suficientes campos de tiro; los elementos de tanques también pueden ejecutar una acción retardatriz desde posiciones preparadas, al igual que la Infantería. (1) Consideraciones básicas de la acción retardatriz Las unidades mecanizadas son ideales para la conducción de las Acciones Retardatrices, debido a su movilidad, a la precisión de los fuegos de largo alcance, protección blindada liviana y flexibilidad de las comunicaciones, lo cual permite acciones coordinadas sobre una área amplia. Las unidades mecanizadas cumplen sus misiones de retardo, aplicando las siguientes consideraciones: (a) Control centralizado y ejecución descentralizada Una Acción Retardatriz es conducida, normalmente, sobre un amplio frente. Consiste en una serie de acciones independientes de las Unidades, en las cuales a cada comandante se le debe permitir la mayor libertad de acción al 375
    • entablar combate con el enemigo. Una cuidadosa y completa planificación y coordinación con las unidades adyacentes que se desplazan o repliegan, asegurarán que el enemigo no sobrepase o envuelva a los elementos de la Fuerza Retardatriz, ni haga una penetración que impida el cumplimiento exitoso de la misión de retardo. (b) Hacer máximo uso del terreno Las Fuerzas Retardatrices deben hacer máximo uso de todo el terreno desde el posiciones cual pueda obtenerse el retardatrices deben ser retardo. ubicadas Las sobre características del terreno que dominen las posibles avenidas de aproximación del enemigo. Tales como compartimientos transversales y cursos de agua. En el retardo, las unidades mecanizadas hacen máximo uso de la movilidad a campo traviesa. (c) Hacer máximo uso de los obstáculos Los obstáculos naturales y artificiales son integrados para retardar al enemigo y proporcionar seguridad a los flancos de la Fuerza Retardatriz. (d) Forzar al enemigo a desplegarse y maniobrar El enemigo debe ser sometido a los fuegos directos e indirectos, utilizando el disminuirán máximo su alcance progresión, efectivo. obligándolo Estas a acciones desplegarse, desarrollar la situación y maniobrar para obligar a la Fuerza Retardatriz a abandonar su posición. (e) Mantener el contacto con el enemigo Deben conducirse reconocimientos continuamente para establecer y mantener el contacto con el enemigo, así como el máximo uso de la Aviación del Ejército y de los elementos de seguridad y reconocimiento. La vigilancia efectiva a las Fuerzas enemigas, empleando todos los medios disponibles, es esencial para conducir una acción de retardo exitosa. 376
    • (f) Evitar combates decisivos Cada posición retardatriz es mantenida por el tiempo suficiente para hacer que el enemigo se despliegue, desarrolle la situación y maniobre para el ataque a cada posición. La Fuerza Retardatriz debe desplazarse hacia la próxima posición retardatriz, a retaguardia, antes de comprometerse en un combate decisivo, a menos que el cumplimiento de su misión requiera la permanencia, aun ante el riesgo del combate decisivo. Una unidad está empeñada en un combate decisivo cuando no tiene ya la capacidad de influir en la acción mediante el fuego y la maniobra. (2) Distribución y maniobra de las fuerzas El comandante distribuye sus unidades en cada posición de retardo en tres escalones. Estos escalones y el área en la cual son empleadas las unidades corresponden a los escalones y áreas de defensa. (a) El Escalón de Seguridad El Escalón de Seguridad de una Acción Retardatriz ejecuta las mismas tareas que le son asignadas en una defensa. Las unidades que constituyen el Escalón de Seguridad en una posición de retardo, pueden estar formadas por: - Elementos de una fuerza de cobertura de una posición anterior. - La reserva de una posición avanzada que se ha replegado para constituir al escalón de seguridad en la posición actualmente ocupada. - Las fuerzas desplegadas delante de la propia posición, para formar el escalón de seguridad. (b) El Escalón de Resistencia El Escalón de Resistencia, en una posición de retardo, cumple las siguientes misiones: - Debilitar o detener el ataque del enemigo mediante los 377
    • fuegos de largo alcance. - Retener la posición hasta que sea autorizado el repliegue. El cumplimiento de esta tarea puede obligar al comandante del escalón de resistencia a contraatacar para recuperar terreno. - Evitar Combates Decisivos. Puede hacerse necesario el empleo de la reserva del escalón de resistencia para contraatacar y apoyar el desaferramiento de uno de los elementos de este escalón. La mayor parte de la Fuerza Retardatriz será empleada normalmente en el escalón de resistencia. La ubicación del trazado de la posición de retardo debe permitir explotar las siguientes características del terreno. - Una serie de colinas paralelas transversales a la línea del avance enemigo. - Cursos de agua invadeables, pantanos, lagos y otros obstáculos en el frente y en los flancos. - Terrenos elevados con buena observación y campos de tiro. - Cobertura y encubrimiento de la posición. - Rutas de repliegue cubiertas. - Una red de carreteras y/o áreas que proporcionen buena transitabilidad a campo traviesa. (c) El Escalón de Reserva En cualquier acción, es deseable disponer de una reserva, la que permite al comandante aumentar la flexibilidad y la capacidad para influir en la acción. Sin embargo, debido a las condiciones que normalmente existen en acciones retardatrices (amplios sectores y mínimas fuerzas disponibles), puede ser difícil mantener una reserva de 378
    • tamaño apropiado y cubrir adecuadamente el sector asignado con las fuerzas disponibles. Por lo tanto, en acciones retardatrices, generalmente, las unidades de tamaño batallón o menores se ven obligadas a conducir una acción de retardo sin reserva. La cantidad de fuerzas en reserva, en los diferentes niveles, dependen: del poder relativo de combate del enemigo, la extensión del sector, la naturaleza del terreno, la profundidad del sector y el período de retardo prescrito. Cuando se conduce un retardo en posiciones alternas, los elementos que no están en contacto cumplen las funciones de una reserva. Normalmente, una reserva, a cualquier nivel, es relativamente organizada y equipada para conducir un contraataque destinado a restablecer la posición y/o desaferrar una unidad avanzada que se ha empeñado decisivamente en combate. La reserva puede ser utilizada como una fuerza de cobertura entre las posiciones de retardo. La reserva puede ser reforzada con unidades fuertes en tanques, destacadas desde las unidades en contacto para cubrir el repliegue entre posiciones de retardo. Esto permite al grueso de las fuerzas involucradas en la acción, desaferrarse del enemigo, desplazarse a la siguiente posición y utilizar el tiempo disponible para preparar las posiciones de combate. (3) Organización de las fuerzas El comandante organiza sus fuerzas basándose en la organización requerida en las posiciones subsiguientes y en la conducción del retardo entre posiciones. (4) Métodos de retardo Hay tres métodos de retardo, los cuales pueden ser empleados separadamente o en combinación uno con el otro. 379
    • (a) Retardo en Posiciones Sucesivas La unidad que conduce la acción retardatriz ocupa dos o más posiciones en secuencia, pero toda la unidad a la vez, sin fraccionarla; las fuerzas disponibles se distribuyen normalmente en el área de seguridad, área de resistencia y área de reserva, en cada posición. (Gráfico No 47 Posiciones sucesivas). (b) Retardo en Posiciones Alternas Es el despliegue de fuerzas en dos posiciones de retardo simultáneamente. La fuerza designada para la primera posición, la ocupa y se empeña con el enemigo. La fuerza designada para la segunda posición, se prepara para cubrir a la fuerza de la primera posición, cuando esta pase a través de sus líneas, y se empeña en combate con el enemigo. Esta secuencia se repite en cada posición de retardo en profundidad (Gráfico No 48 Posiciones Alternas). El Retardo en Posiciones Alternas se puede adoptar cuando el sector de la unidad es suficientemente estrecho como para permitir a la fuerza que conduce el retardo proporcionar hombres, armas y equipo a las dos posiciones simultáneamente. P.R 1 P.R 2 LA MISMA UNIDAD P.I.R LA MISMA UNIDAD P.R 2 P.R 1 Gráfico No. 21 Posiciones sucesivas Gráfico No. 47 Posiciones sucesivas 380 P.I.R
    • P.R 3 P.R 1 P.R 2 P.I.R UNIDAD B UNIDAD B UNIDAD A UNIDAD A P.R 3 P.R 2 P.R 1 P.I.R Gráfico No. 48 Posicionesalternas Gráfico No. 22 Posiciones alternas (c) Combinación de los métodos anteriores Los dos métodos anteriores pueden ser conducidos en forma combinada, como resultado de situaciones imprevistas que pueden presentarse en el combate y que exigen al comandante la transición rápida de un método a otro. Sea cual fuere el método escogido para conducir la acción retardatriz, es importante que entre posición y posición de retardo, se ejecute un retardo continuo. El retardo continuo requiere que se mantenga el contacto constante con el enemigo, por lo menos con una parte de la fuerza retardatriz, incluyendo fuegos de largo alcance, obligando al enemigo a desplegarse y retardar su avance. De igual manera, en cualquier método, no debe descuidarse la ejecución de acciones ofensivas limitadas cuando se presente la oportunidad de infringir pérdidas al enemigo. 381
    • (5) Consideraciones tácticas y factores para la selección del método de retardo (a) Amplitud del sector comparado con las fuerzas disponibles Para retardar en posiciones alternas, la unidad debe tener suficientes fuerzas para ocupar y ejecutar la acción con efectivos suficientes en las dos posiciones de retardo simultáneamente. Si las fuerzas disponibles son insuficientes, es necesario conducir un retardo en posiciones sucesivas. (b) Poder de combate de las fuerzas oponentes En una acción de retardo se espera que el enemigo tenga la ventaja en el poder relativo de combate. Mientras más aumenta la relación del poder de combate en favor del enemigo, favorece el retardo en posiciones sucesivas. (c) Movilidad relativa de las fuerzas oponentes Aunque una fuerza retardatriz busca reducir la movilidad del enemigo por medio del control de rutas y avenidas de aproximación, si el enemigo, posee una marcada ventaja en movilidad, tal ventaja puede ser superada, hasta cierto punto, mediante el empleo del retardo en posiciones alternas, ya que, en este método, una gran parte del desplazamiento de las fuerzas de retardo se ejecuta cuando las fuerzas no están en contacto con el enemigo. (d) Número y ubicación de las posiciones de retardo en profundidad, comparadas con la duración de la acción de retardo. El comandante debe considerar qué cantidad de posiciones de retardo adecuadas están disponibles en profundidad en todo su sector asignado; debe determinar qué cantidad de tiempo de retardo puede ser obtenido en cada posición, comparando una 382
    • acción de retardo en posiciones alternas con una acción de retardo en posiciones sucesivas. Si no hay reserva disponible en cada posición, cuando se ejecuta el retardo en posiciones alternas, el comandante puede decidir no permanecer en cada posición de retardo por un período tan largo de tiempo como el que sería posible, si se empleara el método de retardo en posiciones sucesivas. Si en la zona de acción hay una sola posición adecuada para ser ocupada, tal circunstancia favorecerá la selección del método de Retardo en posiciones sucesivas. FACTORES PARA LA SELECCIÓN POSICIONES SUCESIVAS POSICIONES ALTERNAS POTENCIA RELATIVA DE COMBATE Mayor potencia del Mayor potencia enemigo fuerzas propias AMPLITUD DEL FRENTE Frente amplio Frente estrecho Mayor tiempo en cada posición Menor tiempo en cada posición Menos posiciones de retardo Más posiciones de retardo PERÍODO DE RETARDO REQUERIDO DISPONIBILIDAD DE POSICIONES DE RETARDO FUERZAS DISPONIBLES MOVILIDAD DE LAS FUERZAS Se dispone de suficientes fuerzas No se dispone de para ocupar dos suficientes fuerzas posiciones simultáneamente Igual o superior al Menor a la del enemigo enemigo (6) Coordinación y control de las fuerzas En la acción retardatriz, las órdenes a las unidades normalmente indicarán la misión en términos generales y especificarán, como mínimo: (a) Ubicación general de la posición inicial de retardo (PIR) Esto puede ser indicado verbalmente por medio de las coordenadas, de los puntos de coordinación. Si se grafica en un calco, la PIR será indicada mediante Puntos de Coordinación unidos por una línea continua. 383
    • (b) Sector de Retardo El sector de retardo está materializado por la PIR, la última línea de retardo y los límites laterales. (c) Período de Retardo El período total para el retardo se expresa mediante la fecha y hora que señala el fin de una fase o en términos de un número de horas o días posteriores a la ocupación de una posición, un desplazamiento, un contacto o cualquier otra condición que se estipule. Una fuerza que ocupa una Línea de Retardo puede mantener la posición más allá del tiempo especificado o replegarse hacia la retaguardia antes del tiempo prescrito, previa orden del escalón superior. (d) Acción Futura La acción que debe realizarse una vez concluida la acción retardatriz, debe hacerse conocer a los subordinados, particularmente si afecta a la planificación. (e) Limitaciones impuestas Cualquier limitación, conocida por el comando superior, que pueda afectar la capacidad de los subordinados para cumplir la misión, les debe ser informada (por ejemplo: existencia de áreas contaminadas o instrucciones limitativas para la destrucción de puentes, debido a la inminencia de las operaciones ofensivas planificadas). c) Retirada Una retirada es una operación retrógrada en la cual una fuerza que no está en contacto ni bajo la presión del enemigo, conduce un movimiento ordenado de tropas de acuerdo con su propio plan y sin presión del enemigo. Todos los elementos de combate pueden ejecutar una retirada con los medios de movilidad orgánicos o agregados. La capacidad de los elementos designados para 384 proporcionar seguridad durante la
    • conducción de la retirada debe ser compatible con la misión asignada, evitando que el enemigo interfiera directamente en el movimiento del grueso hacia la retaguardia. Una retirada no puede ser ejecutada por una fuerza desplegada que está en contacto con el enemigo. Una fuerza desplegada tendría primero que replegarse, romper el contacto con el enemigo y formar una columna de marcha antes de que el movimiento sea clasificado como una retirada. La fuerza que se retira se organiza normalmente en: grueso y fuerza de seguridad. La fuerza de seguridad, para el cumplimiento de su misión podrá realizar acciones de retardo. La fuerza que se retira está más expuesta a la acción de ataques aéreos, fuegos de largo alcance y acciones envolventes y psicológicas del enemigo, asimismo está expuesta a la interferencia de la población civil y refugiados que tratarán de evacuar la zona, congestionando los caminos disponibles. Las retiradas pueden ser conducidas usando cualquier medio de movilidad, tal como transporte aéreo, marítimo o terrestre. (1) Propósitos Una retirada puede ser ejecutada para: (a) Aumentar la distancia entre el defensor y el enemigo. (b) Reducir la distancia del apoyo de servicio para el combate. (c) Ocupar terreno más favorable. (d) Cumplir y adaptarse a las disposiciones y el dispositivo de un Comando Superior. (e) Permitir el empleo de la fuerza en otro sector. (2) Distribución y maniobra de las fuerzas. Se proporciona seguridad apropiada al frente, en los flancos y en la retaguardia del cuerpo principal; cuando un repliegue precede a una 385
    • retirada, se deberá emplear una retaguardia fuerte. Si el enemigo somete a la retaguardia a la acción de sus fuegos, esta fuerza empleará una acción retardatriz. En una retirada, el cuerpo principal de la fuerza es desplegado en forma inversa al despliegue utilizado en el movimiento hacia el contacto. GRUESO RETAGUARDIA FUERZA DE COBERTURA VANGUARDIA FLANGUARDIA ENEMIGO FLANGUARDIA Gráfico No. 23o La Retirada Gráfico N . 49 La Retirada (3) Seguridad Se hace énfasis en el movimiento durante períodos de visibilidad reducida. La fuerza que se retira puede ser sujeta a ataques aéreos, fuegos de largo alcance y operaciones de guerra psicológica del enemigo. El movimiento debe estar bien coordinado para evitar las interferencias. 3. Operaciones Tácticas Especiales Las experiencias obtenidas por el ejército norteamericano en la guerra del golfo, y por el ejército ecuatoriano en el conflicto del CENEPA, dan un marco 386
    • referencial en el cual las operaciones marcan un nuevo elemento en el análisis y planificación del comandante para enfrentar el combate. Operaciones especiales son aquellas en las cuales las características del terreno, la naturaleza particular de las operaciones, las condiciones en que son conducidas o la combinación de estos factores, hacen necesarias tropas especialmente adiestradas y equipadas, así como la aplicación de procedimientos y técnicas especiales de combate en relación con dichas circunstancias. En este ambiente, las operaciones se conducirán dentro de los mismos principios y fundamentos, enunciados en los capítulos anteriores, que rigen las operaciones, debiendo ser modificados en sus procedimientos, a tal punto que requerirán el establecimiento de normas particulares. a. Operaciones aeromóviles Las experiencias obtenidas por el ejército norteamericano en VIETNAM, guerra del Golfo, Guerra contra Irak y la experiencia de nuestro ejército en el conflicto del CENEPA, dan un marco referencial en el cual las acciones aeromóviles para atacar con el fuego, transportar hombres al combate y el apoyo administrativo-logístico, marcan un nuevo elemento en el análisis táctico para encarar el combate y la batalla. La capacidad de los helicópteros, con su gran movilidad, velocidad, secreto y eficiencia, hace que los comandantes deban considerar, con gran prioridad, su empleo y la defensa contra estos medios, que son una gran amenaza y pueden trastrocar las mejores intenciones y planes. 1) Clasificación de las operaciones aeromóviles Las operaciones aeromóviles son de dos tipos: de asalto aéreo y de movimiento aéreo. a) Operaciones de Asalto Aéreo Son operaciones en que la fuerza de asalto (elementos de combate, apoyo de combate, apoyo de servicio de combate), utilizando la potencia de fuego, la movilidad y una integración total de los medios aéreos, maniobran en el campo de batalla, bajo el control del comandante terrestre, para localizar, destruir o capturar a las fuerzas 387
    • enemigas y mantener terreno clave. Las operaciones de asalto aéreo se caracterizan por la rapidez para modificar la relación de fuerzas dentro del campo de batalla, mediante el desplazamiento aéreo de los medios, empleando aeronaves y unidades orgánicas de la Fuerza Terrestre. (1) Consideraciones básicas Las fuerzas de asalto aéreo son empleadas como parte de la maniobra, en apoyo de combate terrestre. El asalto aéreo presupone el empleo de medios aéreos, pertenecientes a las fuerzas del teatro de operaciones terrestre, para incrementar la capacidad de combate terrestre y proporcionar un equilibrio entre movilidad, potencia de fuego, inteligencia, comando y control, y apoyo de servicio de combate. La Aviación del Ejército proporciona sus medios aéreos a las unidades terrestres para incrementar su capacidad de combate; las que deben organizar, equipar y entrenar sus tropas para emplear estos medios en el cumplimiento de sus misiones. La capacidad, tanto de las unidades de las fuerzas de tierra como de la aviación del ejército, para conducir operaciones de asalto aéreo, debe estar constantemente desarrollando entrenamientos y cumpliendo procedimientos operativos normales apropiados. Los elementos de apoyo de combate y de apoyo de servicio de combate, de las unidades terrestres que participan en operaciones de asalto aéreo, son transportados por medios aéreos disponibles del Ejército, si se desea contar con un apoyo adecuado a través de toda la operación. (2) Organización de una fuerza de asalto aéreo Para conducir operaciones de asalto aéreo, se conforma una fuerza táctica de asalto aéreo (FTAA), la misma que podrá organizarse en dos elementos o componentes fundamentales: el componente aéreo y el componente terrestre. 388
    • (a) El componente aéreo Está constituido por helicópteros de asalto y de ataque; también pueden ser considerados helicópteros de reconocimiento y de transporte. La misión principal de los helicópteros de asalto es el transporte de las tropas y sus medios hacia el área de empleo, así como el abastecimiento posterior para la operación. La misión principal de los helicópteros de ataque es el reconocimiento y seguridad a las fuerzas en las diferentes fases de la operación. (b) El componente terrestre El componente terrestre se organizará en tres escalones: el de asalto, el de consolidación y el de retaguardia. - Escalón de asalto Estará formado por aquellas fuerzas que tienen por finalidad empeñarse de forma inmediata en combate. - Escalón de consolidación Está conformado por aquellos elementos de las armas y servicios, necesarios para mantener o incrementar el poder de combate del escalón de asalto. En las operaciones de poca magnitud y corta duración, no será necesario constituirlo. - Escalón de retaguardia Está formado por el resto del componente terrestre que no será necesario emplearse, de forma inmediata, en la zona del objetivo. Este escalón podrá, en algunos casos, acompañar a fuerzas de enlace táctico. b) Operación de Movimiento Aéreo Operaciones en las que los helicópteros son utilizados como medios de transportes para movilizar o reubicar tropas, abastecimientos y 389
    • equipos en cualquier lugar, campo de batalla, a fin de permitir el desarrollo de las acciones o la preparación para futuras operaciones. 2) Medios requeridos a) Artillería Proporcionan apoyo de fuegos para asegurar la operación terrestre de la fuerza de asalto, concentrando sus fuegos dentro y alrededor del área objetivo. Misiones Comunes: (1) Destruir sistemas de defensa antiaérea a lo largo de la ruta de vuelo y en los alrededores del área objetivo. (2) Fuegos de preparación sobre los puntos de desembarque. b) Ingeniería Proporcionan movilidad a las tropas de asalto. Misiones Comunes: (1) Preparar los puntos de embarque y desembarque. (2) Preparar demoliciones para impedir el movimiento del enemigo hacia el área objetivo. (3) Preparar campos minados. c) Defensa Antiaérea Proporcionan protección antiaérea a las fuerzas de asalto en el área objetivo, una vez desembarcadas. Los sistemas defensa antiaérea serán ubicados cubriendo los posibles corredores aéreos que el enemigo pueda utilizar para atacar a las fuerzas de asalto. 3) Capacidades y limitaciones a) Capacidades (1) Reacción rápida ante cualquier situación táctica, proporcionándole gran movilidad y poder de fuego. (2) Atacar posiciones enemigas desde cualquier dirección, alcanzar 390
    • objetivos inaccesibles, sobrevolar y sobrepasar obstáculos y barreras, localizar posiciones enemigas y alcanzar sorpresa táctica. (3) Proporcionar vigilancia sobre áreas sobre extendidas. b) Limitaciones (1) Condiciones meteorológicas adversas. (2) Volumen de transporte de carga en base a las capacidades y limitaciones propias de las aeronaves. (3) Comunicaciones y la capacidad del enemigo para interferir mediante el empleo de medidas de guerra electrónica (4) Superioridad aérea enemiga. (5) Vulnerabilidad durante el aterrizaje y decolaje sobre los puntos de embarque y desembarque. Principal consideración durante la extracción de tropas. 4) Características a) Requiere de una planificación cuidadosa y detallada. b) Su ejecución es rápida y violenta. c) La sorpresa es clave de su éxito. b. Operaciones ribereñas 1) Consideraciones Son aquellas llevadas a cabo en ríos y en sus áreas terrestres aledañas (áreas ribereñas), conducidas con la finalidad de destruir fuerzas enemigas y controlar áreas ribereñas. Su ejecución requiere mayor movilidad que la del enemigo, la misma que puede ser obtenida mediante el empleo de fuerzas de asalto aéreo o explotando al máximo la movilidad fluvial. El control de las áreas ribereñas presupone las siguientes actividades: a) Conquista, posesión y mantenimiento del terreno clave que permita controlar el movimiento en el área; 391
    • b) Control de la población; c) Control de los cursos del agua; d) Superioridad aérea local. 2) Características de las áreas ribereñas Las áreas ribereñas son aquellas en las que se dispone de por lo menos un río, que constituye la vía esencial para el transporte; también pueden disponer de una red de caminos, cuyo papel es complementar la estructura del sistema de circulación. Normalmente las áreas ribereñas presentan las siguientes características: a) Están dominadas por líneas de comunicaciones fluviales; b) Están sujetas a inundaciones periódicas, a consecuencia de las lluvias o por el efecto del mar, cuando están cerca del litoral; c) La superficie está cubierta por vegetación típica de terrenos anegados, pantanos, manglares y selvas; d) La población está distribuida en las márgenes de los ríos, en cuyas confluencias pueden existir núcleos urbanos de relativa importancia; e) Gran inestabilidad de las condiciones climáticas y meteorológicas; f) Carencia de recursos locales. 3) Efectos sobre las operaciones Basados en la restricción de la movilidad, especialmente a través del terreno, los movimientos están condicionados a las rutas fluviales disponibles. Por este motivo adquieren gran significado los accidentes que permiten o controlan la circulación en el área ribereña. El papel fundamental de los ríos impone la utilización sistemática de medios fluviales para el transporte de tropas y abastecimientos. La gama de medios para el transporte fluvial, terrestre y aéreo, necesarios para el cumplimiento de la misión, impone el empleo muy coordinado de unidades, constituyendo un sistema táctico operativo indivisible y un mando único con miras a la optimización de su eficacia, 392
    • con el propósito de disminuir la complejidad inherente a este tipo de operaciones. La existencia de espacios vacíos y no controlados, favorece la infiltración y la obtención de la sorpresa, por medio del empleo de fuerzas de guerrilla y de tropas especiales en la ejecución de emboscadas e incursiones. Así mismo, aumentan las medidas de seguridad que deben brindarse tanto a las instalaciones como al transporte de abastecimientos. Para evitar la sorpresa, las unidades deben mantener un eficiente sistema de inteligencia, utilizar ampliamente el reconocimiento aéreo, moverse con sigilo, proveer escoltas de seguridad para los convoyes y proporcionar una adecuada protección a las instalaciones logísticas y puestos de mando. Las unidades de seguridad deben ser empeñadas para asegurar la libre utilización de las avenidas de aproximación y rutas de movimiento, por parte de las propias tropas, y negarlas al enemigo. El armamento ligero y de fácil transporte es amenaza constante para los medios fluviales militares. La vegetación existente en las márgenes de los ríos le proporciona camuflaje y excelentes posiciones de tiro para su utilización. La carencia de recursos locales exige el dislocamiento, hacia el área de operaciones, de toda clase de abastecimientos, los mismos que serán entregados en las instalaciones logísticas desdobladas para apoyar a los diferentes escalones. 4) Organización de las fuerzas ribereñas Las fuerzas ribereñas son organizadas en función de la misión, de las características del área de operaciones, del enemigo, medios y tiempo disponible. Normalmente, las necesidades de las unidades terrestres para el cumplimiento de la misión, determinan el valor y la organización de las fuerzas y medios fluviales y otras fuerzas de apoyo. Los elementos de combate pueden denominarse equipos de desembarque ribereños. Un equipo de combate es transportado para el asalto en embarcaciones adecuadas para el área de operaciones, lo que facilitará el desembarque de las tropas y el apoyo de fuegos y logístico necesarios. 393
    • Otro elemento constitutivo son las patrullas fluviales, las mismas que deben encargarse de la protección de los embarcaderos para las elementos fluviales, montaje de retenes fluviales, abordajes, establecimiento de puestos de observación y escucha, y de todas aquellas medidas que permitan mantener el control del río. Finalmente, debe considerarse una fuerza de reserva, la misma que puede utilizar, para su movimiento, medios fluviales o aéreos y debe estar localizada en un lugar desde el que pueda cumplir su misión en el menor tiempo posible. 5) Control de las operaciones Los puestos de mando de las fuerzas ribereñas, normalmente se localizan en las bases de operaciones de los diferentes escalones. Esas bases constituyen puntos focales, de donde se irradian las operaciones y su respectivo apoyo, y hacia donde converge el apoyo logístico del escalón superior. c. Operaciones en selva El combate en selva se conduce en áreas reducidas y con pequeñas unidades. El éxito de estas operaciones depende del entrenamiento apropiado, la disciplina, iniciativa individual, la acción personal del comandante y del equipo apropiado. Una fuerza capaz de actuar fuera de los senderos y de mantenerse largo tiempo bajo la influencia de las condiciones en extremo difíciles de la selva, posee una gran ventaja. Se debe asegurar el control de las unidades; sin embargo, las formaciones adoptadas deben ser lo suficientemente flexibles, que permitan un rápido despliegue bajo condiciones de observación limitada y vulnerabilidad al fuego. Las unidades se desplazan en columna y con apropiada seguridad, tomando intervalos de acuerdo con la visibilidad y la posibilidad de ejecutar un control efectivo. La maniobra normal consiste en bordear las posiciones del enemigo, para atacarlo por el flanco o la retaguardia. Generalmente, el movimiento se mide en términos de tiempo más que en distancia. 394
    • El empleo de los medios aéreos es importante para la ejecución de este tipo de operaciones. El entrenamiento tiene por finalidad capacitar a las tropas para desplazarse a campo traviesa, darles confianza en sus conocimientos técnicos para el combate y producir hombres de gran iniciativa, capaces de utilizar todos los recursos existentes en su provecho, considerando a la selva como una aliada. Las armas y equipo deben permitir el máximo de movilidad a través de terrenos difíciles y bajo condiciones meteorológicas adversas. 1) Características de las operaciones en selva El terreno, el clima, la temperatura, la humedad, hongos, enfermedades y la fauna limitan el movimiento, la observación, los campos de tiro, la maniobra y las comunicaciones. El encubrimiento es excelente y, por lo tanto, aumenta la posibilidad de lograr la sorpresa, obligando el empleo de importantes efectivos en misiones de protección. Los procedimientos de combate se adaptan, principalmente, a las misiones impuestas, por el terreno y las condiciones meteorológicas. En la selva existen pocos caminos y trochas disponibles; a menudo, hay que construirlos a medida que progresa el movimiento. Los ríos son las mejores vías de comunicación y de abastecimiento. El terreno no es uniforme, varía desde el tipo de selva alta, cubierta de vegetación, hasta la selva baja, llana y pantanosa. Todas las dificultades propias de las operaciones en la selva, aumentan en proporción directa a la magnitud de la fuerza que interviene. El terreno clave en la selva incluye trochas, ríos navegables, nudos de comunicaciones, áreas de terreno que permitan el embarque y desembarque de medios, entre otros. Estos accidentes son difíciles de identificar, debido a la escasez de cartas, y a que las existentes son imprecisas. El valor del terreno elevado es limitado por las restricciones en observación y campos de tiro. El alcance de radio se reduce debido a la vegetación y al terreno; y los circuitos alámbricos son difíciles de instalar y mantener. Las medidas de salubridad e higiene son especialmente importantes, en 395
    • vista de la dificultad para la evacuación de las bajas que permanecen en las instalaciones de la unidad un tiempo mayor que el acostumbrado. Por esta razón, el apoyo de sanidad reviste especial importancia; el personal de sanidad debe estar familiarizado con las enfermedades tropicales y disponer de un equipamiento apropiado. 2) Operaciones ofensivas en selva En la ofensiva, el movimiento para establecer el contacto se ejecuta por pequeñas unidades que se desplazan fuera de las trochas. Los movimientos de flanco son los más explotados. Sin embargo, cuando se realiza un ataque frontal o una penetración a la posición enemiga, el esfuerzo principal debe ejecutarse a la mayor velocidad posible y en forma tal, que permita cortar al enemigo sus vías de retirada. La seguridad en la selva descansa principalmente en el empleo de patrullas de combate, seguridad y reconocimiento, de composición variable. El éxito de cualquier ataque, especialmente cuando se trate de un envolvimiento, depende fundamentalmente de la capacidad de los elementos de seguridad. Las condiciones selváticas dificultan el empleo de la artillería y de los morteros, sin embargo, éstos deben emplearse tanto como la situación lo permita. El empleo de elementos transportados por aire o embarcaciones fluviales, para desbordar el flanco del enemigo, es de gran importancia, principalmente porque economizan tiempo y energías. La coordinación de tales operaciones es difícil, pero su efectividad impone su uso, siempre que sea posible. La profundidad sobre la cual se puede llevar un ataque, depende, en gran parte, de la capacidad para abastecer a las fuerzas atacantes. En vista de que la magnitud de las operaciones ofensivas está limitada por la capacidad de reabastecer a la fuerza, las bases de operaciones son objetivos remunerativos para el ataque. El abastecimiento por aire es el más conveniente. 3) Operaciones defensivas en selva La defensa se asegura controlando los caminos, trochas y principalmente 396
    • los ríos, en razón de su importancia para el dominio en la selva. Las áreas defensivas se escalonan en profundidad sobre los caminos, trochas y ríos, organizándose en defensa perimetral. Se toman medidas especiales de seguridad para enfrentar las acciones de infiltración del enemigo, debido a que ellas son ampliamente favorecidas por las características del terreno. Las reservas se ubican de modo que puedan trasladarse rápidamente para ejecutar un contraataque sobre cualquier parte de la posición; por tal razón, se debe construir una red de trochas y helipuertos que permitan ejecutar los desplazamientos con rapidez o disponer de medios fluviales y aeronaves que faciliten este desplazamiento. d. Operaciones irregulares Se denominan operaciones irregulares a aquellas misiones especiales e independientes (incursión, emboscada, golpes de mano, entre otras), ejecutadas por unidades organizadas y adiestradas especialmente, con la finalidad de atacar objetivos de vital importancia en territorio hostil ocupado por el enemigo, en la retaguardia de las tropas en contacto y en la profundidad de su territorio. El hombre sigue siendo el arma secreta en las operaciones, ellos pueden dar golpes más seguros que las máquinas; equipos de hombres osados, de suma habilidad y bien entrenados, pueden alcanzar objetivos que deciden grandes conflictos, de allí la importancia adecuada que debe darse a estas operaciones. 1) Consideraciones básicas Las operaciones irregulares son planificadas en base a las operaciones tácticas, operativas o estratégicas. Las misiones pueden ser variadas y en muchos casos con objetivos diferentes a las operaciones de combate normales, generalmente incluyen instalaciones vitales del enemigo. El cumplimiento de la misión requiere el despliegue de un máximo de iniciativa, mucho ingenio, sangre fría y audacia. En la preparación de la operación se da mucha importancia al secreto y en la ejecución, a la sorpresa. 397
    • Las unidades asignadas a este tipo de operaciones, actúan aisladas, lejos de las distancias de apoyo de las fuerzas propias, por lo cual deben estar organizadas y entrenadas para operar con autosuficiencia, por períodos de tiempo más o menos prolongados; ellas constituyen el arma más flexible y adaptable que puede ocasionar daños vitales. El apoyo de salud, durante la operación, estará a cargo del personal de sanidad que integra la unidad. Las evacuaciones son difíciles y las actitudes que deben tomarse frente a ellas, dependen de la orden recibida y de la situación. El plan se ensaya en condiciones semejantes a las circunstancias que se llevarán a cabo, introduciéndose las modificaciones que sean necesarias y que aseguren el éxito de la operación. Los efectos de las operaciones irregulares se dejan sentir en el aspecto material y sobre todo en la moral del enemigo. 2) Características de las operaciones irregulares a) Planificación detallada; b) Preparación minuciosa; c) Necesidad de realizar ensayos; d) Ejecución simple; e) Conducción agresiva; f) Secreto; g) Seguridad; h) Rapidez; i) Sorpresa. 3) Clasificación de las operaciones irregulares a) Por su alcance o importancia (1) Tácticas.- Son aquellas que se ejecutan en el Área de Operaciones, en apoyo a las unidades que están en la zona de acción táctica. Generalmente las conducen las unidades 398
    • en contacto con parte de sus medios. (2) Operativas.- Son aquellas que se realizan dentro de un Teatro de Operaciones en apoyo a las unidades operativas. Se llevan a cabo generalmente sobre objetivos más profundos que los que normalmente alcanzan las patrullas de las unidades en contacto. (3) Estratégicas.- Son aquellas que se llevan a cabo en territorio enemigo, dentro de un Teatro de Operaciones o en la profundidad de su territorio; se realizan sobre objetivos que tienen un alto grado de importancia y significación en el desarrollo general de las operaciones militares o la guerra misma. Los objetivos y las misiones son determinados por el comando de las Fuerzas Armadas. b) Por su forma de aproximación (1) Terrestres. (2) Anfibias. (3) Aerotransportadas. (4) Mixtas. c) Por su objetivo (1) De Reconocimiento. (2) De Combate. e. Operaciones en áreas fortificadas Un área fortificada se caracteriza por presentar numerosos trabajos defensivos y posiciones organizadas dispuestas en frente y profundidad, constituidas por varias posiciones fuertemente organizadas. Las áreas fortificadas proporcionan al defensor el máximo de protección y le permiten la economía de fuerzas. Los trabajos defensivos pueden estar constituidos por fortificaciones permanentes de campaña, ampliamente desarrolladas y localizadas dentro de un extenso sistema de obstáculos. Las características de un área fortificada incluyen un fuerte sistema de puestos 399
    • avanzados, red de caminos, amplio sistema de comunicaciones y una reserva altamente móvil, localizada en posición central y provista de una intensa red de itinerarios cubiertos. Las fuerzas de combate, normalmente, evitan el combate ofensivo en áreas fortificadas. Cuando esto no es posible, procuran, con un mínimo de fuerzas, fijar las posiciones fortificadas, mientras que la fuerza principal continúa el avance para la conquista de objetivos más distantes y decisivos; puede incluir un cerco o un ataque por la retaguardia. 1) Defensa de un área fortificada La finalidad principal de la defensa de un área fortificada es obligar al enemigo a descubrirse, constituyéndose en un blanco lucrativo, o a empeñarse en la reducción de las posiciones fortificadas, debilitando, de esta forma, su potencia de combate y tornándose vulnerable al contraataque. Las posiciones fortificadas proporcionan economía de fuerzas en las áreas de combate avanzadas, permitiendo de esta manera obtener reservas proporcionalmente mayores para el contraataque. Estas reservas deben ser provistas de una adecuada movilidad y aptas para actuar agresivamente, a fin de garantizar el éxito de las acciones en la defensa de las posiciones fortificadas. 2) Ataque a un área fortificada Un área fortificada obliga al atacante a descubrirse y constituirse en un blanco lucrativo. El asalto es estrechamente controlado e incluye la designación de objetivos que dividan las defensas enemigas. Los fuegos de artillería pueden destruir o neutralizar un área fortificada, sin embargo, se debe evitar al máximo los obstáculos que pueden ser creados para los elementos de asalto. f. Operaciones en áreas urbanizadas Áreas urbanizadas son aquellas localidades que contienen estructuras habitacionales, comerciales o industriales, sean de hormigón, concreto, madera, adobe, entre otras, las que han sido modificadas para fines de 400
    • defensa. Son muy semejantes a las áreas fortificadas. Las áreas urbanizadas son accidentes de capital importancia, sobre los cuales, de un modo general, se tiene información relativamente detallada. Proporcionan cubertura y encubrimiento para las tropas y para las armas. Pueden presentar grandes dificultades para la defensa, debido a su susceptibilidad, neutralización o su destrucción por los fuegos. Las localidades, cuando son reducidas a escombros, mantienen sus características defensivas y restringen el empleo de fuerzas motorizadas y blindadas. En consecuencia, las tropas de infantería a pie son las más aptas para el combate en estas localidades. El combate en áreas urbanizadas se caracteriza por el combate cuerpo a cuerpo, por las limitadas observaciones y campos de tiro, por la canalización del movimiento de los vehículos y por la dificultad de control de las tropas. Las medidas de control de la población civil son esenciales para su protección. 1) Defensa de un área urbanizada La defensa de un área urbanizada es organizada en torno a los accidentes capitales del terreno o de partes importantes del área edificada que preserven la integridad de la fuerza y proporcionen facilidades de movimiento o libertad de acción del defensor. Las áreas urbanizadas constituyen obstáculos al movimiento de las fuerzas que atacan, así como para las fuerzas de contraataque del defensor; consecuentemente, deben realizarse las consideraciones para la defensa, fuera del área urbanizada, en regiones adyacentes. Barricadas y otros obstáculos son utilizados en profundidad para facilitar la continuidad de la defensa en toda el área. 2) Ataque a un área urbanizada Cuando sea posible, las áreas urbanizadas deben ser desbordadas o aisladas; caso contrario, son utilizados métodos aplicables para la reducción o neutralización de las resistencias como en las áreas 401
    • fortificadas. El terreno que domina las vías de acceso, es conquistado para aislar el área urbanizada; esa misión es normalmente atribuida a fuerzas altamente móviles, incluyendo elementos blindados, paracaidistas o aerotransportados. Los objetivos en el interior del área urbanizada son seleccionados para dividir la defensa enemiga; la infantería a pie es la fuerza con mejores características para cumplir este tipo de misiones. TAREAS TÁCTICAS DE LA MISIÓN “La doctrina le proporciona a una organización militar una filosofía común, un lenguaje común, un propósito común y unidad de esfuerzo”. Gral. H. Decker, discurso en Fort. Leavenworth, 1960. Las Tareas Tácticas describen los resultados o efectos que el comandante desea lograr con sus medios subordinados, permitiendo así una mejor visualización de la tarea para cada unidad en todo nivel. Las Tareas Tácticas de la misión; describen los resultados o efectos que el comandante desea lograr con sus medios subordinados; constituyen el qué y/o el para qué del enunciado de la misión, que no son lo mismo, y ambos son necesarios. El enunciado de la misión contiene los siguientes elementos: quién, qué, cuándo, dónde y para qué. El qué es un efecto que por lo general puede medirse. El para qué indica el propósito o la razón de la misión. Estas tareas tienen definiciones militares específicas que son distintas de las definiciones que se encuentran en un diccionario. Las tareas que identifican una acción amiga rara vez proporcionan suficiente claridad para el enunciado de la misión. 402
    • ACCIONES REALIZADAS POR LA PROPIA FUERZA IDENTIFICACIÓN DEFINICIÓN OBSERVACIONES El Comandante emplea fuegos  Tarea para directos, apoyados con fuegos un esfuerzo indirectos, EJEMPLO secundario. para atacar al adversario sin tener que tomar  contacto con él, para destruirlo, Recomendable para ser inmovilizarlo o engañarlo. utilizada por Caballería Blindada, Cuando se asigna esta tarea a un elementos subordinado, debe indicar el efecto mecanizados deseado en el enemigo. Aviación A la unidad que ejecuta esta tarea, Ejército. se le puede asignar una posición de  o del La Infantería tiro con un sector de fuego o área de Motorizada empleo. También puede ser un eje emplear ATACAR de avance o un objetivo orientado a táctica, siempre y CON la fuerza. El adversario puede ser cuando esté estacionario o móvil. apoyada por Esta tarea se asemeja bastante a la cañones tarea táctica de apoyar con fuego. La mm, apoyo directo principal diferencia que existe entre de morteros de 81 ambas tareas ES QUE UNA UNIDAD mm y 4.2”. FUEGO EJECUTA la tarea de apoyo con fuego PARA apoyar a otra unidad, de manera pueda que esta maniobrar última en unidad contra del enemigo. La tarea táctica de apoyar con fuego incluye:  La asignación de sectores de fuego o áreas de empeño a cada sistema de armas subordinado, incluso las posiciones defensivas o avenidas de aproximación del enemigo.  La designación de medidas de control para facilitar la concentración, la distribución y el 403 puede la de tarea 106
    • transporte de los fuegos directos e indirectos.  La designación de posiciones de tiro, área de operaciones o ejes de avance para permitir a la fuerza amiga atacar al enemigo.  Disponer todo lo relativo a la seguridad y a la defensa perimétrica, incluso medidas de control para asegurar el enlace de los elementos subordinados y el uso máximo de las posiciones individuales.  La seguridad de las operaciones para engañar al enemigo en cuanto al movimiento, la ocupación y el propósito de la operación.  Reconocimiento, preparación de rutas, seguridad de las rutas de movimiento y de las posiciones de tiro antes grueso del de movimiento la fuerza, almacenamiento del y de abastecimientos clase V.  Las instrucciones de movimiento para las posiciones de ataque.  El propósito de estas posiciones de tiro es concentrar los efectos de los sistemas de fuego a través de uno o múltiples sitios en dirección del enemigo. El ataque desde la posición de tiro no indica un sitio específico, y en raras ocasiones se aplica a unidades de mayor tamaño que una compañía. En la figura, la flecha apunta hacia la fuerza atacada u objetivo asignado y la base de la flecha se coloca desde donde se lanza el ataque. 404
    • El Brecheo es una tarea táctica en la que la unidad emplea todos los medios disponibles para penetrar o asegurar el paso a través de la defensa, un obstáculo, un campo BRECHAR  Se emplea para realizar el asalto a un objetivo que protegido esté por obstáculos. minado o una fortificación de la  Debe estar integrado fuerza enemiga. El área localizada entre los brazos por de la gráfica muestra la ubicación Ingeniería general realizar la tarea. para la ejecución del franqueo. La longitud de los brazos se extiende para incluir toda la profundidad del área donde se debe ejecutar el franqueo. elementos  Tarea de para para un esfuerzo secundario. Las operaciones de franqueo deben ser requeridas para apoyar cualquier ataque incluido en la gama de ataques, desde el ataque planificado hasta el ataque improvisado. La unidad maniobra alrededor de  Se recomienda un obstáculo, posición o fuerza emplear esta tarea enemiga para mantener el ímpetu táctica como parte de la operación, a la vez que evita de una operación de deliberadamente envolvimiento un o enfrentamiento con el adversario. cualquier variante de Se realiza con la finalidad de que este. toda la potencia de combate se FLANQUEAR concentre en el cumplimiento de la misión. Se puede realizar en acciones ofensivas y defensivas. El Comandante basa su decisión respecto al desvío en lo siguiente:  La necesidad de mantener el ímpetu y la acción vigorosa.  Su conocimiento respecto a los efectivos, la intención o la misión del enemigo.  El grado hasta el cual el enemigo evadido puede interferir con el 405
    • avance.  El estado general de la fuerza enemiga, por resistencia ejemplo si enemiga la está derrumbándose, la fuerza amiga puede tomar mayores riesgos.  Cualquier criterio de desvío establecido por el escalón superior. La fuerza enemiga que está ejecutando la operación de desvío le comunica inmediatamente escalón superior a su cualquier información sobre los obstáculos y fuerzas enemigas evadidos; dicha fuerza mantiene a la fuerza enemiga evadida bajo observación, hasta que es relevada por otra fuerza; salvo que participe de una incursión. Un comando superior no delega autoridad para desvíos la a subordinadas; ejecución las él de unidades establece los criterios de desvío para limitar el tamaño de la fuerza enemiga que puede ser evadida sin la autorización del escalón superior. Antes de autorizar el desvío, se cerciora de que la fuerza que ejecutará el desvío efectué un reconocimiento de la ruta por donde realizará dicha tarea, para verificar si no existen elementos enemigos en la ruta y verificar la transitabilidad. En ningún momento la fuerza que ejecuta el desvío debe permitirle a la fuerza evadida que interfiera con el avance de la fuerza amiga. Las dos técnicas de desvío que puede ejecutar la fuerza son:  Evitar totalmente al enemigo  Inmovilizar al enemigo en su lugar 406
    • empleando fuegos y luego evadirlo. Si la fuerza no puede evadir al adversario, tendrá que inmovilizar al enemigo con parte de sus medios y evadirlo con el resto de sus fuerzas. Por lo general, un Comandante no intentará pasar por alto a una fuerza enemiga, si requiere más de la tercera parte de sus medios para inmovilizarla. En este caso, el Comandante refuerza a la unidad inmovilizadora, unidad que efectuará las coordinaciones necesarias para que la unidad que la relevará tenga la información necesaria sobre el enemigo y el terreno; normalmente la unidad que releva ha recibido la tarea táctica de seguir y apoyar; tan pronto es relevada, la fuerza de inmovilización se reincorpora a la organización de pertenencia o se incorpora al siguiente elemento y queda bajo su control. En ocasiones el comandante puede ordenarle a la fuerza de inmovilización que rompa contacto con el enemigo después que la fuerza de desvío haya concluido el desvío. Esto ocurre cuando la fuerza de desvío no está obligada a mantener un flujo logístico continuo, como sucede en una incursión. En este de caso, la fuerza inmovilización, inmoviliza al enemigo empleando acciones defensivas y acciones ofensivas limitadas en sincronización con todo el apoyo de fuego disponible hasta que se le ordena reincorporarse a la fuerza de desvío. 407
    • Consiste en erradicar todas las fuerzas enemigas y  Óptimo eliminar operación cualquier resistencia organizada para una rastrillaje. dentro del área asignada. Las  Se de recomienda fuerzas propias hacen esto mediante emplear esta tarea en la Selva y en Defensa destrucción, captura u obligándoles a replegarse a las fuerzas enemigas, con la finalidad de que no puedan interferir Interna.  Se desarrolla en un área específica que ha unidad amiga en el cumplimiento de DESPEJAR con la sido asignada por el la misión. Esta tarea requiere un escalón superior. reconocimiento cuidadoso para localizar las posiciones enemigas; tan pronto sean localizadas y ubicadas dichas posiciones, la fuerza que despeja iniciará sus maniobras contra la fuerza enemiga. Esta tarea requiere bastante tiempo y otros recursos. En su enunciado de la misión, el comandante puede modificar el objetivo asociado con esta tarea, con uno que indique destruir solo a fuerzas enemigas que superen el tamaño establecido, capturar a dichas fuerzas u obligarlas a replegarse. En este caso, la fuerza que despeja mantiene bajo observación a las fuerzas enemigas más pequeñas en tanto que el resto de la fuerza amiga las evade. La línea que une las flechas señala el límite de avance para la fuerza que realiza la tarea. Además establece el ancho del área que se desea despejar. Una segunda fuerza que sigue a la fuerza que ejecutando se una encuentra operación ofensiva, y está preparada para  Esta tarea puede ser ejecutada reserva. 408 por la
    • asumir la misión, en caso de que la primera resulte inmovilizada, SEGUIR desgastada o no pueda continuar Y la misión. A la fuerza a cargo de la ASUMIR misión de seguir y asumir se le han asignado tareas específicas como: - Ejecutar todas las misiones de la unidad que está siguiendo. - Mantener el contacto con las unidades de retaguardia de la unidad que está siguiendo. - Ejecutar un pasaje de líneas a través de las fuerzas que está siguiendo. - Monitorear toda la información de combate e inteligencia que recibe y envía a la unidad que está siguiendo. - Evitar empeñarse en combate con las fuerzas enemigas que han sido evadidas por las fuerzas que está siguiendo. El comandante asigna una misión de seguir y asumir para asegurarse que puede mantener el ímpetu de su operación ofensiva. La fuerza a cargo de una misión de seguir y asumir deberá cumplir sus tareas para asegurarse que puede ejecutar de inmediato un pasaje de líneas a la vanguardia y asumir la misión de la fuerza de vanguardia. El comandante que le asigna esta tarea a una unidad tiene dos opciones para establecer la relación entre la unidad de vanguardia y la unidad de retaguardia. Por lo general el comandante retiene el 409
    • mando de ambas unidades y requiere que todas las solicitudes de apoyo de la unidad apoyada a la unidad de apoyo pasen por su comando. Por otra parte, en situaciones en que el comandante no puede mantener el control sobre ambas unidades, coloca a la unidad de apoyo en una relación de mando regular con la unidad apoyada, como por ejemplo en una relación agregada o de control operacional. Un ejemplo de esta situación ocurre cuando ambas unidades están tratando de envolver a una fuerza enemiga retrógrada y el comandante permanece con la fuerza de presión directa. La figura se coloca la parte de la caja en la gráfica alrededor del símbolo de la unidad a la cual se le ha asignado esta tarea. Una fuerza que sigue y apoya a otra fuerza que está ejecutando una operación ofensiva, para que esta última pueda cumplir la misión. La fuerza de seguimiento y SEGUIR Y APOYAR apoyo no es una reserva, sino que es una fuerza asignada al  La unidad que tiene esta tarea táctica no tiene como propósito cumplir la misión de la unidad a la cual está apoyando.  Se puede emplear desempeño de las siguientes tareas esta tarea táctica en específicas: una operación de Penetración, para la - Destruir unidades enemigas sobrepasadas. - Bloquear el brecha. movimiento de refuerzos enemigos. - Relevar a envolvimiento, detenidas. ampliación de la seguir y apoyar el fuerzas que  Solamente se le puede han de sido esfuerzo principal.  Tarea táctica recomdable para unidades de caballería 410
    • - Asegurar las líneas de comunicaciones. blindada que se encuentren como - Seguridad reserva o a unidades Despejar obstáculos. que tengan para proteger antitanques. prisioneros de guerra y controlar refugiados. - Recuperar bajas de combate de las fuerzas propias. - Defender terreno clave. - Controlar los refugiados. Un comandante le asigna a una unidad la tarea de seguir y apoyar para evitar que la fuerza apoyada empeñe su potencia de combate en otras tareas que no tienen que ver con la operación del esfuerzo principal, lo que demoraría el ímpetu y la velocidad de la ofensiva. La fuerza de seguimiento y apoyo debe cumplir con sus tareas para evitar que el enemigo, los obstáculos y otros factores interfieran con las operaciones ofensivas, especialmente a lo largo de las líneas de comunicación. AI establecer la relación entre las unidades apoyadas y de apoyo, el comandante encargado de asignar la tarea de seguimiento y apoyo tiene dos alternativas.  Puede colocar a la unidad de seguimiento y apoyo en una relación de mando regular con la unidad apoyada, como por ejemplo, agregada o de control operacional.  La otra alternativa es retener el 411
    • mando de la unidad de seguimiento y apoyo, y requerir que todas las asignaciones de tareas procedentes de la unidad apoyada pasen por su comando, para de ahí ser transmitidas a la unidad de seguimiento y apoyo. El comandante busca mantener influencia física sobre un área específica, ya sea para impedir que el enemigo la use en su beneficio, o para crear las condiciones necesarias para el éxito de las operaciones amigas. Tal influencia puede lograrse cuando las fuerzas amigas ocupan el área especificada o dominan dicha área con sus sistemas de armas. El CONTROLAR control de un área no requiere eliminar del área a todos los soldados enemigos presentes allí. C La tarea táctica de CONTROLAR difiere de la tarea táctica de ASEGURAR en que esta última no permite que los fuegos enemigos hagan impacto en el área protegida. El enemigo puede atacar blancos ubicados en el área controlada, pero no puede permitir que sus fuerzas terrestres avancen por la misma. El control puede ser además una relación de mando o una función que los comandantes ejecutan a través de su sistema de mando y control. 412
    • Comprende todas las medidas  Se recomienda para combatir los esfuerzos de emplear esta tarea con reconocimiento unidades de y vigilancia enemigos. El contrareconocimiento no es una misión separada, sino es un componente de las operaciones de seguridad. Caballería.  Se puede esta emplear tarea con elementos Infantería de que se en los Dicha tarea impide que el enemigo encuentren observe las fuerzas o áreas amigas. Puestos avanzados de Es combate. un elemento de todas las operaciones de seguridad y de la CONTRARECO NOCIMIENTO mayor parte de las medidas locales de seguridad. Involucra tanto elementos activos como pasivos e incluye acción de combate para destruir o rechazar unidades de reconocimiento del enemigo y sus recursos de vigilancia. Destruir los reconocimiento recursos terrestres de de las fuerzas enemigas y neg