Your SlideShare is downloading. ×
Quinto Domingo de Cuaresma
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Quinto Domingo de Cuaresma

76
views

Published on

Published in: Spiritual

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
76
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. El domingo pasado recibíamos un gran mensaje sobre lamisericordia de Dios por medio de la parábola del hijopródigo. Aquel padre respeta, espera, abraza y perdona asu hijo pródigo hasta hacerle una fiesta.
  • 2. En contraste estaba elhijo mayor que estáexternamente en lacasa, pero nointernamente. Su amoral padre no es pleno yverdadero, porque odiaa su hermano y noquiere participar en laalegría de su padre.
  • 3. Hoy en el evangelio aparece esta parábola encarnada enla realidad: Jesús es el buen padre, la mujer adúltera escomo el hijo pródigo y los fariseos son como el hermanomayor de la parábola. Escuchemos esta escena. Jn 8, 1-11
  • 4. En una tarde suave, Jesús al templo marchó Automático
  • 5. para enseñar a la gente, ansiosa de oír su voz.
  • 6. En tanto los adoctrinaba, llegaron los fariseos
  • 7. junto con los escribasy una mujer entre ellos.
  • 8. “Esta mujer, buen maestro, sorprendida en adulterio.
  • 9. Moisés diceque selapide,¿qué dicestú de ello?”
  • 10. Baja la mirada a la arena y en ella escribe con el dedo;
  • 11. Es la ocasión de acusarle si se apiada de aquel reo.
  • 12. Endereza su figura y exclama en tono sereno:
  • 13. “El que libre esté de pecado que comience el apedreo”.
  • 14. Jesúsinclinosede nuevomientrasdibuja enel suelo,
  • 15. y uno a uno todos marchan, tanto mozos como viejos.
  • 16. Y ya Jesús solo ha quedado, y a la mujer dice sereno:
  • 17. “Si el pueblo no te ha condenado, yo tampoco te condeno;
  • 18. vete y no peques más, que tienes derecho al cielo”. Hacer CLICK
  • 19. Aquella mujer parece cierto había cometido unpecado, por el cual merecía la muerte, según lasleyes judías.Los fariseosponen latrampa aJesús. Si diceque no debemorir va contrala ley. Si diceque debe morirva contra supropio pensary su doctrina.
  • 20. El pecado de aquel grupo de fariseos es quizá mayor que el de la mujer.Uno porque la deshonran públicamente. Todos tenemosderecho a nuestra fama. No se pueden decir las faltas delos demás, aunque nos conste, si no es por un bienmayor social, lo cual debemos ver claro.
  • 21. Pero el pecado de los fariseos es mayor, porque másque la muerte de la mujer están deseando la muerte deJesús, debido a la envidia que tienen.
  • 22. Además de que Dios no puede querer que se apedree alas adúlteras, como Dios no quiere que nos matemosunos a otros. Dios hará justicia; pero mientras tanto, estála ley del amor y la misericordia.
  • 23. A veces parece quese contraponen lajusticia y la caridad.Hay momentos enque parece que lajusticia se pone encontra de la caridad,utilizando la Leypara hacer el mal.Pero la caridad estápor encima de lajusticia.
  • 24. Aquella condena ala mujer de hechoes una injusticia,porque la mayorculpa solía ser delesposo que, antesque ella, solía seradúltero. Y sinembargo no se lejuzgaba ni se letenía en cuenta eladulterio.
  • 25. Jesús se agacha a escribir en la arena, como paradar tiempo a pensar. Pero la maldad parece quetiene prisa y le urgen a Jesús a que dé su parecer.
  • 26. Jesús les dijo: “El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra”. Y ellos se fueron marchando comenzando porlos más viejos. El evangelista aquí tiene una nota de sana ironía.
  • 27. Quedan frente afrente la miseriahumana y el corazónde Dios, encerradoen Jesucristo.Aquella infeliz mujernos representa atodos: débiles,falsos, traidores.Jesús está diciendocon los ojos aaquella mujer, comoDios nos dice anosotros: “te amo”.
  • 28. Jesús perdona laculpa a la mujer;pero la pide unarrepentimientoespecialmentecon propósito dela enmienda: “Novuelvas a pecar”.
  • 29. Debemos meditar un poco en la misericordia de Jesúscon aquella mujer, que se parece a la misericordia delpadre con el hijo pródigo. Primeramente tiene respeto. Lamisericordia no humilla. Y Jesús siente compasión, quees padecer con la otra persona.
  • 30. La verdadera misericordia, como la de Jesús, dignifica.La misericordia no atropella, no envilece. Lo mismosucede cuando el padre del hijo pródigo lo recibe con losbrazos abiertos y le da los distintivos del hijo: vestido ysandalias nuevos, anillo y fiesta.
  • 31. El perdón de Dios dignifica a la persona.La eleva, hace que sea comprendida y amada. Al sentirseperdonada y purificada, hace que se sienta libre, que notenga ataduras ni oprobios. Sólo cuando alguien escapaz de amar puede llamarse “persona” de verdad.
  • 32. Nadie tiene derecho a tirar piedras a nadie, porque todossomos pecadores. Ni “piedras” de palabras o depensamientos. Si hay que tirar piedras, las tiremos contranosotros mismos. A veces vemos la mota en el ojo ajenoy no vemos la viga en el nuestro.
  • 33. Hoy nos da Jesús una lección grande de inteligencia y valentía.Los fariseos le quieren poner una trampa. Ellosapelaban a la ley, que, si era de Moisés, venía deDios. Pero Jesús tenía una ley superior grabada ensu corazón: la ley del amor.
  • 34. Jesús se dejó llevar por lo principal que era la ley delamor. Por eso habló con prudencia y sabiduría, de modoque nadie pudo rebatirle, cuando les dijo: Quien estélimpio de culpa que tire la primera piedra.
  • 35. Quien estélimpio deculpa que tirela primerapiedra. Automático
  • 36. Quien esté limpio de culpaque tire la primera piedra.
  • 37. Tu, Señor, que descendiste a enseñarnos el amor,
  • 38. concédenosahoratu perdón.
  • 39. Quien estélimpio deculpa quetire laprimerapiedra.
  • 40. Quien esté limpio de culpaque tire la primera piedra. Hacer CLICK
  • 41. Jesús noha venidoacondenarsino asalvar. Y la gran enseñanza de esta escena para nosotros es que, si Dios nos ha perdonado, es para enseñarnos que nos debemos perdonar unos a otros.
  • 42. Y perdonarnos hasta llegar a la dignificación orehabilitación espiritual. No se trata sólo de una actitudcompasiva, El amor es una fuerza dinámica y renovadora.Hay que buscar al miserable para sacarle de la miseria.
  • 43. Cuando Jesúsmira con amor aesa mujer ycuando ella sesientesanamenteamada, escuando ella sesiente una mujeramada, digna deamor y de unavida nueva.
  • 44. Esta vida nueva ylibre predicaba alpueblo de Israel elprofeta Isaías (el 2º),cuando estaban enel desierto. Dice queDios le va a abrir uncamino nuevo por eldesierto inhóspito,para que puedanalabarle en su tierra. Primera lectura: Isaías 43, 16-21
  • 45. Así dice el Señor, que abrió camino en el mar y senda en las aguas impetuosas; que sacó a batalla carros y caballos, tropa con sus valientes; caían para no levantarse, se apagaron como mecha que seextingue. "No recordéis lo de antaño, no penséis en lo antiguo; mirad que realizo algo nuevo; ya está brotando, ¿no lo notáis? Abriré un camino por el desierto, ríos en el yermo. Me glorificarán las bestias del campo, chacales y avestruces, porque ofreceré agua en el desierto, ríos en el yermo, para apagar la sed de mi pueblo, de mi escogido, el pueblo que yo formé, para que proclamara mi alabanza”.
  • 46. Este optimismo quiere infundirnos la Iglesia con estaescena de la adúltera. Dios no ama el pecado, pero sí amaal pecador. El pecado es una cosa muy mala; pero aundespués del pecado, si comprendemos la misericordia deDios, podemos sacar bienes para el alma.
  • 47. Si somos consecuentes con la misericordia de Dios, podremos cantar, como hoy nos dice elsalmo responsorial: “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres.
  • 48. grandeconnosotrosAutomático
  • 49. y estamos alegres, y estamos alegres.
  • 50. Cuando el Señorcambió la suertede Sión nosparecía soñar.
  • 51. La boca se nos llenaba de risas, la lengua de cantares,
  • 52. El Señor ha estado grande, grande con nosotros,
  • 53. Los que sembraban con lágrimas cosechan entre cantares.
  • 54. Al ir, ibanllorando,llevandola semilla.
  • 55. Al volver vuelven cantando, trayendo sus gavillas.
  • 56. El Señorha estadogrande,grandeconnosotros,
  • 57. AMÉN