Rx vias urinarias
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Rx vias urinarias

on

  • 13,240 views

 

Statistics

Views

Total Views
13,240
Views on SlideShare
13,238
Embed Views
2

Actions

Likes
0
Downloads
281
Comments
1

1 Embed 2

https://si0.twimg.com 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • soy gay
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Rx vias urinarias Document Transcript

  • 1. Recuerdo anatómico<br />Los riñones están situados en el retroperitoneo, a ambos lados de la columna vertebral. Su tamaño oscila entre 11 y 12 cm de longitud, 5 a 8 cm de ancho y unos 2.5 cm de grosor. En el borde medial de ambos riñones se encuentra el hilio renal, que comprende la pelvis renal, las arterias, las venas los linfáticos y plexos nerviosos.<br />La irrigación se produce atreves de las arterias renales, que en mas del 80% de los casos nacen entre la parte baja de la primera vertebra lumbar y la paste alta de la segunda. <br />El riñón se encuentra situado en el espacio perirenal, con los vasos, las glándulas adrenales y abundante grasa. La pelvis renal recoge la orina de los cálices mayores que a su ves se dividen en cálices menores y que reciben la orina de la papila o ápice de las pirámides renales. El drenaje de la pelvis se efectúa por ambos uréteres, que drenan en la vejiga urinaria de ahí pasan hacia la uretra para ser expulsados del organismo.<br />La vejiga urinaria es más o menos ovoidea, y cubierta por un peritoneo en su cúpula. Esta rodeada por tejido areolar conectivo extraperitoneal, lo que le permite distenderse, sobre todo hacia arriba y hacia atrás.<br />En los varones la cara posterior de la vejiga esta separada del recto por la vesículas seminales y los conductos deferentes. En la mujer, la relación inferior y posterior de la vejiga se hace con el cérvix y la pared anterior de la vagina.<br />Técnicas de exploración.<br />
    • Abdomen simple.
    La radiografía simple del abdomen es una exploración primordial en el estudio del aparato urinario. Su estudio permite demostrar la posición, tamaño y forma de las siluetas renales, la imagen de ambos músculos psoas y la presencia de alteraciones patológicas.<br />En relación a l aparato urinario en el abdomen simple puede encontrarse:<br />
    • Masas
    • 2. Calcificaciones
    • 3. Pequeñas Calcificaciones
    • 4. Calcificaciones curvilíneas.
    • 5. Calcificaciones múltiples y diminutas
    • 6. Cuerpos extraños
    • 7. Lesiones del esqueleto
    • 8. Urografía Intravenosa – Nefrotomografia.
    • 9. La urografía intravenosa es el método de elección en el estudio del aparato urinario. La exploración se realiza habitualmente con una inyección de 50cc de contraste intravenoso, va a permitir visualizar un parenquimograma de interés en el diagnostico de masas renales.
    • 10. La exploración debe incluir la visualización de todo el sistema colector, por lo que posteriormente se obtienen en radiografías. La exploración suele completarse con radiografías de la vejiga, antes y después de la micción.
    • 11. Anatomía renal en la urografía y nefrotomia: el riñón derecho suele ser 0.5cm mas corto que el izquierdo. La longitud del riñón adulto normal esta entre 11 15cm. El tamaño máximo del riñón se alcanza a la edad de los 20 años y comienza a decrecer a partir de los 60 años, llega a reducirse hasta un 20% la masa renal y en 10% la longitud de los riñones.
    • 12. Urografía por perfusión: utiliza grandes cantidades de contraste (entre 200 a 400cc). Con este método se pretende llenar de forma mas completa todo el sistema colector. Sin embargo, el método tiene algunos inconvenientes, derivados fundamentalmente de la cantidad de yodo y liquido que hay que introducir en el individuo y de que su coste es superior al de la inyección de 50cc de contraste.
    • 13. Nefrotomografia: es la inyección rápida de contraste con la obtención de cortes tomograficos inmediatos. La aparición de los ultrasonidos en medicina ha puesto una reducción importante del numero de Nefrotomografia de que se practican, ya que su indicación fundamental era el diagnostico diferencial de masas solidas y quistes renales.
    • 14. Radiografías oblicuas: son muy útiles, sobre todo cuando no se puede realizar una tomografía renal. Es posible separa las calcificaciones superpuestas a a las siluetas renales.
    • 15. Radiografías en prono: se utilizan para ver si existe ptosis renal.
    • 16. Radiografías en bipedestación: permite observar el descenso de los riñones y confirma la presencia de calcificaciones en cavidades renales.
    • 17. Radiografías retrasadas: esta se utiliza cuando existe un retraso en el funcionamiento de uno o de los dos riñones, debido a la presencia de obstrucción. Van a permitir la visualización de grandes bolas hidronefrotica, pelvis dilatada y/o uréteres, hasta el punto de destrucción.
    • 18. Pielografia Retrograda – Neumopielografia.
    • 19. La pielografia retrograda se realiza mediante un catéter introducido en el uréter a través de un endoscopio. Es un procedimiento semiquirurgico, con riesgo importante de infección urinaria, y que, dependiendo de la presión con la que se inyecte el contraste, puede producir extravasación el mismo y paso al torrente circulatorio.
    • 20. Cistografía.
    • 21. Hay varios métodos para visualizar la vejiga urinaria:
    • 22. Cistografía por vía intravenosa: la radiografía posevacuacion de la vejiga urinaria permiten la visualizar la mucosa de la misma, así como evaluar el residuo postmiccional.
    • 23. Cistograma retrogrado: previa colocación de un catéter estéril en la vejiga urinaria, se evacua la orina residual después de la micción, introduciendo a continuación contraste hidrosoluble diluido en suero, y realizándose radiografías hasta la máxima repleción.
    • 24. Principales indicaciones:
    • 25. Demostración de reflujo urinario.
    • 26. Estudio de masas en la vejiga urinaria.
    • 27. Detección de fistulas entre la vejiga y los tejidos blandos o vísceras pélvica.
    • 28. Relleno de quistes uracales persistentes.
    • 29. Cistograma combinado: puede realizarse también la cistografía con inyección de contraste y aire al objeto de visualizar las masas intraluminales, que pueden estar oscurecidas si se inyecta solo contraste.
    • 30. Cistograma de <<Stress>>: la realización de una radiografía lateral en posición de pie, antes y después de ejercer fuerza, permite estudiar la vejiga y el Angulo que forma esta con la uretra.
    • 31. Uretrografia retrograda.
    • 32. Se coloca la punta de catéter en el meato urinario y se procede en condiciones estériles a la inyección de contraste. La contraindicación más habitual es la existencia de uretritis aguda.
    • 33. Las indicaciones fundamentales son:
    • 34. Demostración de estenosis uretrales traumáticas.
    • 35. Estreches inflamatoria.
    • 36. Falsas vías.
    • 37. Abscesos periuretrales, fistulas.
    • 38. Compresión extrínseca prostática.
    • 39. Evaluación del estado postquirúrgico.
    • 40. Deferentografia
    • 41. La inyección de contraste en e l conducto deferente se realiza para demostrara la permeabilidad del tracto genital, sobre todo en varones no fértiles. La exploración se efectúa previa exposición del conducto deferente, mediante la inyección de 2 a 4cc de contraste a través del mismo.
    • 42. Cavernosograma
    • 43. Se realiza previa inyección directa de contraste en los cuerpos cavernosos del pene.
    • 44. La principales indicaciones son:
    • 45. Induración del pene
    • 46. Priapismo
    • 47. Lesión metastasica
    • 48. Atrofia y fibrosis del pene
    • 49. Impotencia
    • 50. Trauma
    • 51. Estudios isotópicos
    • 52. La evaluación con trazadores radiactivos se utiliza para estudios de función renal y para estudios morfológicos.
    • 53. Ultrasonografia
    • 54. El uso de ultrasonidos US en el diagnostico del tracto genito-urinario es cada ves mas frecuente.
    • 55. Las indicaciones fundamentales son:
    • 56. Masa renales y vesicales
    • 57. Enfermedad medica renal
    • 58. Hidronefrosis
    • 59. Uremia
    • 60. Trasplante renal
    • 61. Patología renal
    • 62. Anomalía congénitas
    • 63. Evaluación del espacio perirrenal
    • 64. Próstata-vejiga
    • 65. Testículo
    • 66. Guía para radiología intravenosa
    Anatomía normal: ambos riñones pueden ser estudiados por US la presencia del hígado permite, en el lado derecho, la visualización más fácil de este riñón, utilizando el propio hígado como ventana acústica. En el lado izquierdo las dificultades de visualización son mayores. <br />
    • Tomografía Axial Computarizada (TAC):
    • 67. En tomografía axial computarizada (TAC) los riñones se ven a ambos lados de la columna vertebral, con densidad uniforme y grasa visible alrededor. Los sistemas colectores y la pelvis renal tienen una densidad inferior.
    • 68. Las principales indicaciones son:
    • 69. Masas renales complejas no claramente definidas por ultrasonido.
    • 70. Hidronefrosis de origen indeterminada
    • 71. Riñón no funcionante
    • 72. Desplazamientos renales por probables masas.
    • 73. Complicaciones de la cirugía renal y del trasplante renal
    • 74. Lesiones del espacio perirenal
    • 75. Estadiaje de tumores renales
    • 76. Trauma renal
    • 77. Recidiva de hipernefroma
    • 78. Cálculos dudosos
    El TAC no se utiliza en la evaluación de los quistes renales, ya que el ultrasonido los define perfectamente. La principal indicación para el TAC es la presencia de quistes complicados, el carcinoma de células renales debe estudiarse adecuadamente para tener un factor pronóstico exacto.<br />INFECCION URINARIA: <br />Pielonefritis bacteriana, Pielonefritis crónica, Pielonefritis enfisematosa, Pielonefritis xantogranulomatosa, Pionefrosis Tuberculosis.<br />Factores de riesgo: <br />
    • Obstrucción
    • 79. Reflujo vesicoureteral
    • 80. Embarazo
    • 81. Diabetes mellitus
    • 82. Deficiencia inmune
    • 83. Instrumentación
    Complicaciones: <br />
    • Absceso
    • 84. Pielonefritis xantogranulomatosa
    Pacientes con alto riesgo <br />
    • Diabeticos
    • 85. 3ra edad
    • 86. Inmunocomprometidos
    PIELONEFRITIS AGUDA <br />Tipos: <br />
    • Focal (nefronia lobar)
    • 87. Difusa; Imagen: 75% normales 25% signos inespecíficos Crecimiento renal Perdida de la diferenciación corteza-médula
    Urografia excretora: Retardo en la fase de eliminación Compresión del sistema colector Bandas en el uroepitelio, crecimiento renal, retardo de la fase nefrográfica y de eliminación dilatación o borramiento del sistema colector.<br />TC: Areas de menos perfusión Areas focales de hipodensidad Complicaciones.<br />Placa simple: calcificaciones, gas<br />Ultrasonido: Crecimiento renal, Perdida de la diferenciación corticomedular, Cambios de ecogenicidad por edema o hemorragia, Areas de hipoperfusión (Doppler).<br />Tomografía computarizada: La fase simple puede ser normal, Areas hipodensas de forma triangular entre la papila y la corteza renal, Mutación de hipo a hiperdensidad. <br />PIELONEFRITIS CRONICA <br />Imagen: Areas de cicatrización, Atrofia y adelgazamiento cortical Hipertrofia del tejido residual normal, Abombamiento caliceal en el sitio de cicatriz, Engrosamiento y dilatación del sistema colector y Asimetría renal.<br />PIELONEFRITIS ENFISEMATOSA <br />•Infección necrotizante de los riñones que forma gas en o alrededor del riñón <br />•Los gérmenes comúnes son: E.coli, K. neumonia y P. mirabilis<br />•Aparece en diabéticos descontrolados (90%), en inmunocomprometidos<br />PIONEFROSIS: Es el sistema colector obstruido (dilatado) e infectado.<br />PIELONEFRITIS XANTOGRANULOMATOSA: Es el proceso granulomatoso destructivo crónico que resulta de la respuesta inmune atípica e incompleta a una infección bacteriana subaguda. <br />•Factores de riesgo: ninguno aunque 10% son diabéticos. <br />TUBERCULOSIS RENAL: Es el sitio extrapulmonar más común de tuberculosis Vía hematógena es la más común 50% tiene radiografía de tórax normal. <br />Fisiopatología: Necrosis papilar y destrucción parenquimatosa, Engrosamiento, ulceración y fibrosis del sistema colector. <br />Imagen: Estenosis, dilatación caliceal, cavitación de la papila.<br />UROPATIA OBSTRUCTIVA: La obstrucción se puede presentar desde los riñones hasta el meato uretral en forma aguda o crónica. <br />Causas: litiasis, tumor, estenosis, anomalias anatómicas o extrínsecas. <br />Urografía excretora: Retardo de las fases nefrográfica y de eliminación, Nefrograma prolongado, Ectasia, Riñón excluido, Atrofia (crónica). <br />Reflujo Ultrasonido: Ectasia, Sensibilidad en evolución crónica 90%, Sensibilidad en evolución aguda 60%.<br />REFLUJO VESICOURETERAL: El RVU se debe a la inmadurez o anomalia del desarrollo de la unión ureterovesical alterando la acción de válvula antirreflujo. La inmadurez se debe al desarrollo anómalo del músculo longitudinal del uretero mural, con el crecimiento, el uretero mural se elonga y el mecanismo de válvula, se hace competente. <br />Otras causas: <br />
    • Divertículo periureteral
    • 88. Ureterocele
    • 89. Duplicación ureteral
    URETEROCELE: Es la herniación del uréter o distal en la vejiga <br />Imagen: Defecto de llenado en la vejiga Imagen de cabeza de cobra <br />Complicaciones: Litiasis Obstrucción vesical<br />ENFERMEDAD QUISTICA RENAL:<br />•Quistes corticales: simples y complejos <br />•Enfermedad quística medular <br />•Enfermedad renal poliquística: tipo infantil y tipo adulto <br />•Riñón displásico multiquístico <br />•Nefroma quístico multilocular <br />•Quistes asociados con enfermedad sistémica: esclerosis tuberosa, Von Hippel-Lindau <br />•Quistes misceláneos: Hidatídico, en uremia, extraparenquimatosos (parapiélico perinefrítico).<br />Riñón poliquístico tipo adulto: Dilatación quística de los túbulos colectores y de las nefronas Dominante autosómico. <br />Imagen: Nefromegalia con inumerables quistes, Deformidad pielocaliceal por compresión.<br />TUMORES DE LAS VIAS URINARIAS: <br />Tumores renales parenquimatosos:<br />
    • Adenocarcinoma (80%)
    • 90. Adenoma
    • 91. Oncocitoma
    • 92. Nefroblastosis
    • 93. Nefroma mesoblástico.
    Tumores mesenquimatosos:<br />
    • Angiomiolipoma
    • 94. Histiocitoma fibroso maligno
    • 95. Hemangioma
    MALFORMACIONES CONGÉNITAS<br />Las malformaciones congénitas inherentes a las unidades renales y conductos ureterales están asociados directamente con el brote ureteral o divertículo metanéfrico y sus eventuales defectos en la morfogénesis.<br />AGENESIA RENAL CONGÉNITA:<br />Puede ser lateral (izquierda o derecha) con una frecuencia de 1:1000 o bilateral con frecuencia de 0.3:1000; la agenesia renal congénita unilateral, se caracteriza por  no presentar sintomatología; mientras que la agenesia renal congénita bilateral es incompatible con la vida.<br />Esta Malformación Congénita podría deberse a una falla en el desarrollo del divertículo metanéfrico ó su degeneración temprana.<br />Riñón Supernumerario<br />Es de las una anomalías urinarias mas raras. Ocurre mas frecuentemente en varones y del lado izquierdo, este tipo de riñón esta predispuesto a otras anormalidades que conducen a infección secundaria. <br />RIÑONES ECTOPICOS:<br />Puede afectar a uno o a ambos, por lo general se los encuentra en posición inferior y casi sin rotar. Casi todos los riñones ectópicos se localizan en la pelvis, éstos suelen ser muy cercanos el uno del otro y pueden dar origen a una masa esférica (riñón discoide ó en torta). Se atribuye esta patologíacongénita a un ascenso defectuoso, por lo que se suele encontrar riñones pélvicos.<br /> <br /> <br /> Ptosis<br />El riñón se encuentra descendido por una perdida de los soportes por un aumento de la longitud de los vasos renales. La longitud de los vasos que lo irrigan son de características normales, hecho importante a tener en cuenta en el diagnostico diferencial con el riñón ectópico simple de situación baja en el abdomen. <br />Ectopia cruzada<br />Se origina cuando uno de los riñones se sitúa en el lado contario cruzando la línea media, este suele ser mas pequeño y en la mayor parte de los casos se fusiona al riñón del lado contrario <br />Mal Rotación<br />Una vez realizado el ascenso renal a la región lumbar, la pelvis renal que estaba orientada ventralmente sufre una rotación medial de 90. <br />RIÑÓN EN HERRADURA:<br />Los polos se fusionan (los inferiores casi siempre). El gran riñón en U se ubica en el hipogastrio.<br />Esta patología no produce síntomas. Ya que el sistema colector se desarrolla de manera normal y los uréteres entran en la vejiga como debe ser. Si se viera comprometido el flujo urinario, podrían aparecer síntomas de obstrucción, infección o ambos.<br /> <br />Anomalías de tamaño<br />Hipoplasia renal<br /> Es un desarrollo incompleto del riñón que fracasa en lograr el tamaño adulto.<br />Hipertrofia renal<br /> Se trata de un riñón aumentado de tamaño con mayor capacidad funcional, que s produce cuando hay agenesia, hipoplasia o atrofia renal secundaria del otro riñón.<br />Anomalías de la pelvis renal y del uréter<br />Duplicación de las vías urinarias<br />Esta anomalía es mas frecuentes en las hembras que en los varones. La pelvis bífida se observa en un 10% de la población. <br />Megauréter congénito<br />Debe distinguirse del hidrouréter o uréter dilatado. Por Megauréter se entiende a una dilatación parcial o total del uréter debida a mal funcionamiento de su segmento terminal; en él hay una zona que no se relaja e impide el flujo normal de la orina a la vejiga. El cuadro se debe a una falla en el desarrollo de las fibras musculares de orientación longitudinal del uréter terminal, por el contrario el desarrollo de fibras musculares circulares sería anormal. También se agrega un aumento del tejido fibroso. En síntesis, se trata de un segmento del uréter terminal que no conduce las ondas peristálticas, produciendo ureterectasia por arriba de ella, con elongación y acodaduras y dolicomegauréter.<br />El megauréter puede asociarse a estenosis pieloureteral, reflujo vesicoureteral del lado opuesto, etc.<br />La sintomatología deriva de la infección urinaria que complica el cuadro obstructivo. En dos tercios de los casos se diagnostica en la infancia. Puede ser bilateral 25-30%.<br />Clasificación<br />Primario o congénito<br />Secundario o adquirido <br />Uréter retrocavo<br />El uréter retrocavo es una anomalía congénita rara en la cual el uréter derecho pasa por detrás de la vena cava, lo que conduce a grados variables de obstrucción ureteral. Se reporta el caso de un paciente masculino de 29 años de edad que acude al Servicio de Urgencias con un cuadro de cólico renoureteral derecho. Aunque se tiene una importante sospecha del diagnóstico después de la realización de una urografía excretora, el diagnóstico se confirma mediante la realización de tomografía axial computada. Se explica el manejo del paciente, así como los estudios complementarios realizados<br />Ureterocele<br />Dilatación quística congénita de la porción distal del uréter; suele ser de tamaño pequeño con mas frecuencia en mujeres que en hombres, por su morfología se le denomina cabeza de cobra y generalmente se asocia con un orificio ureteral estenotico.<br />El ultrasonido puede demostrar los ureteroceles, aunque sean pequeños y no presenten dilatación ureteral. <br />Calcificaciones<br />Cálculos<br />La litiasis renal es el problema mas frecuente dentro de la patología del tracto urinario. Se reconocen varios factores como responsable de la formación de cálculos. <br />Cálculos en ultrasonido y TCA<br />En el primero puede demostrarse la existencia de cálculos no radiopacos, puesto que producen un patrón ecogénico muy denso con una fuerte sombra acústica, que los diferencia de los tumores y coágulos.<br />La segunda es muy útil por que los cálculos no opacos tienen unos valores de densidad mucho más altos que los tumores y los coágulos sanguíneos. <br />Nefrocalcificaciones<br />Con esta denominación se conoce las calcificaciones que asientan en el parénquima renal con o sin calculosis asociado. Las calcificaciones pueden ocurrir en la cortical, en la medula o en ambas areas. <br />Quistes renal<br />
    • Quistes Corticales
    I) Quiste Simple:<br />Es una lesión adquirida, quizás sobre una base congénita, y descrita en todas las edades, aumentando su frecuencia a partir de los cuarenta años. Así mismo el tamaño de los quistes parece aumentar con la edad. Su contenido es seroso y solo en ocasiones debido a algunas complicaciones, puede llegar a ser hemorrágico o con un contenido purulento, o sea, se produce lo que se conoce como una postinfección. <br />La radiografía abdominal simple muestra una masa de partes blandas, relacionada con un contorno renal. La calcificación renal es rara en aproximadamente de un 1-5%, generalmente es curvilínea y posee una pared bastante fina. <br />La nefrotomografía muestra una masa de contornos nítidos y muy bien definidos, que generalmente protruye fueran del contorno renal, de densidad homogénea y radiotransparente. Entre los criterios ultrasonográficos clásicos para un quiste renal simple no complicado son:<br />
    • Masa con ausencia de ecogeneidad en su interior
    • 96. Paredes lisas y nítidamente definidas
    • 97. Refuerzo acústico más allá de la pared posterior
    • 98. Sombras acústicas estrechas, más allá de los bordes del quiste, justo en los bordes del refuerzo posterior.
    Cuando los quistes son pequeños, pueden tener una pared posterior poco definida e incluso contener ecos internos. <br />La TAC no es u método de elección en el estudio de estas lesiones, pero dada su gran frecuencia en personas mayores de los cincuenta años, son un hallazgo muy frecuente en exploraciones realizadas por otros problemas. <br />Los quistes infectados son raros y presentan síntomas de un absceso renal, con dolor en el flanco y fiebre. <br />II) Quiste Hemorrágico: <br />Es importante la detección del mismo ya que pese a su rareza, se asocia con frecuencia a un tumor 25-30%. Su contenido es fácilmente detectable en la actualidad, por ultrasonido y TAC. <br />III) Quiste Multilocular:<br />No es frecuente, tiene múltiples sinónimos tales como: nefroma multilocular quístico benigno, nefroma quístico, nefroblastoma diferenciado quístico benigno y nefroblastoma quístico. Son tumores que siempre se descubren como una masa abdominal, aunque, en casos raros, pueden también producir hipertensión o hematuria. <br /> El ultrasonido muestra un agrupamiento de masas rellenas de líquido, separadas por áreas altamente ecogénicas, correspondientes al tejido fibroso intermedio. <br />La tomografía computarizada, en el nefroma quístico multilocular muestra una masa de paredes gruesas con septaciones, pudiendo aparecer como zonas densas, entremezcladas con áreas quísticas. <br />La arteriografía no es precisa en muchos casos, pero a veces puede mostrar una masa avascular en un 29%, hipovascular en un 67% e hipervascular en el 14% de los casos. <br />IV) Quistes Medulares<br />No se presentan clínicamente como una masa renal y estos incluyen: el riñón en esponja o ectasia tubular, el quiste pielogénico, la enfermedad quística medular y necrosis medular. El cuadro incluye la presencia de quistes múltiples, no comunicados, en la unión corticomedular, atrofia tubular y cicatrización intersticial. <br />La enfermedad poliquística del niño se presenta con riñones discretamente aumentados. Hay hepatomegalia debido a la presencia de fibrosis periportal. Los hallazgos radiológicos incluyen la presencia de separación de los cálices por masas, si bien existen cálices normales. Puede presentarse también una ectasia tubular marcada. <br />La enfermedad poliquística del adulto es mucho más frecuente, es hereditaria, con alta penetración. Los pacientes con esta entidad poseen quistes hepáticos en aproximadamente el 43% de los casos. También puede ocurrir en el páncreas, bazo, pulmones, ovarios, útero y hasta en la vejiga. <br />La radiografía simple muestra siluetas renales no claramente demostrables. Con la inyección de contraste se observa un elongación se los sistemas colectores y deformidad en media luna de los cálices.<br />La TAC demuestra tanto la afectación quística como también que en esta se puede distinguir los hipernefromas por medio del estudio dinámico. <br />V) Displasia Quística Renal:<br />A esta también se le conoce como riñón multiquístico y es una lesión unilateral. Es una de las causas más frecuentes de masas en neonatos. <br />La radiografía simple muestra masas que pueden, a su vez, presentar calcificaciones. En la fase inicial de la inyección de contraste, puede verse un área de radiotransparencia marcada en el seno de la densidad, que produce el contraste en los órganos vecinos. <br />La ecografía puede ser muy útil al demostrar la presencia de múltiples quistes en el interior del riñón. <br />VI) Quistes Parasitarios:<br />La equinococosis es una infestación parasitaria, endémica en múltiples áreas del mundo. La afectación hepática es la más frecuente en este caso en un 69%, seguida por la pulmonar en un 10%, la peritoneal en un 6% y la esplénica en un 4% de los casos. La renal es en el 2% casi siempre. <br />La radiografía simple puede demostrar calcificación anular en el área renal. La urografía intravenosa es la de una masa renal con compresión del sistema colector. Los cortes tomográficos pueden mostrar una pared quística gruesa, en una masa avascular, cuyo anillo exterior puede presentar realce por contraste, y que probablemente representa la pared externa del quiste. <br />La ultrasonografía suele mostrar una lesión quística con ecogeneidad mixta. La TC tiene un aspecto típico, al mostrar quistes con valores de atenuación de 0-10 UH.<br />VII) Quistes Parenquimatosos:<br />Son aquellos quistes que aparecen en la región del hilio renal. Radiográficamente son masas centrales que desplazan el riñón lateralmente y lo pueden rotar. En LA TAC se confirman los hallazgos. La ultrasonografía es muy importante ya que permite le diagnóstico diferencial con masas grasas por reemplazamiento lipomatoso del hilio, como ocurre en los adultos. <br />Tumores: <br />
    • Tumores Parenquimatosos:
    • 99. Adenoma:
    Es in tumor benigno epitelial y suele ser pequeño. Los hallazgos en sonografía son indistinguibles de lo carcinomas de células renales. En la TAC se observan las masas solidas, que se tiñen con contraste que no presentan calcificaciones, pero que poseen contornos muy precisos e interfaces bien definidas con el parénquima renal vecino, a la vez que muestran un realce homogéneo con el medio de contraste. <br />
    • Mesenquimatosos:
    Entre los de categoría benigna tenemos: el hamartoma renal o angiomiolipoma. En su forma aislada se observa una masa unilateral as frecuente en el lado derecho en un 80% de los pacientes asociado a una esclerosis tuberosa. Sus hallazgos radiológicos incluyen: presencia de grasa, que esta hace que la radiografía simple muestre radiotransparencia en la zona de la masa. La urografía y la nefrotomografía pueden mostrar la presencia de una masa sin características especiales. La ultrasonografía muestra un tumor con ecogeneidad aumentada. La TAC demuestra la presencia de una masa con contenido graso en su interior por lo cual es muy utilizada hoy en día. <br />