Your SlideShare is downloading. ×
Antologia de la lírica romántica europea
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Antologia de la lírica romántica europea

3,116
views

Published on

Published in: Education, Travel

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
3,116
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
12
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. ANTOLOGÍA DE LA LÍRICA ROMÁNTICA EUROPEA
    • Selección de poemas representativos del Romanticismo europeo
  • 2. GÖETHE
    • Reseña biográfica Poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán nacido en Frankfurt del Mein en 1749. Fue además físico, filósofo, botánico,  pintor y un gran conocedor de la música,  la anatomía, la química, político y la astrología. Entre 1791 y 1813 dirigiendo el Teatro ducal, trabó amistad con el  dramaturgo Friedrich von Schiller, quien influyó notablemente en su obra posterior. Fue uno de los grandes exponentes del romanticismo alemán. Su obra abarca todas las facetas de la literatura, con obras como  "Tempestad y arrebato","Elegías romanas" , "Viaje a Italia" , "Egmont", "Tasso",   "Epigramas venecianos" , su autobiografía "Poesía y verdad",  y el gran legado "Fausto" que terminó un año antes de morir. Falleció en Weimar el 22 de marzo de 1832.
  • 3.
    • Secreto (Göethe) Son los ojos de la amada pasmo cierto de las gentes; yo, que todo lo conozco, sé muy bien lo que me advierten. Dicen ellos: -A este adoro, a este sólo, a nadie más; cesen pues, oh buenas gentes, vuestro pasmo, vuestro afán. Sí, con brillo poderoso resplandecen en redor; y es que quieren anunciarme la hora dulce del amor. Versión de Otto de Greiff
    •  
  • 4.
    • Meditación ante el cráneo de Schiller Era el lúgubre osario... en orden, mudos... quédome absorto al remirar la fila de cráneos polvorosos y desnudos; y atónito, nublada la pupila en la visión, soñé los tiempos idos... y fue el pasado en su mudez tranquila. Los que tanto se odiaron, ora unidos, rozándose, mezclaban los despojos de duros huesos en la lid partidos, y acostados en cruz ante mis ojos, en posición de beatitud serena dormían dulcemente sus enojos: vi en sueltos eslabones la cadena de omóplatos en tanto el mundo ignora ¡qué fardo les impuso la condena! Y aquellos miembros ágiles de otrora, manos y pies de gracia floreciente, muestran su lasitud separadora... Fatigados mortales, vanamente a lo largo tendidos en la fosa, ni allí gozáis de la quietud clemente ¿Quién ama la ruina pavorosa ya así desnuda en la inquietud del día y urna otro tiempo de beldad dichosa?
    • Esa yerta escritura me decía a mí el devoto, lo que extraña gente signos sagrados no leía. Súbito en medio del montón yacente, descubro al fin la fúlgida cabeza sin par, helada, enmohecida, ausente, y siento reanimarse mi tristeza con secreto calor, y d'ese abismo un raudal con vívida presteza, Lléname de hondo encanto el cataclismo al ver en esa huella soberana divina concepción de hondo mutismo... Y va mi mente hacia la mar lejana, que hace y destruye formas en su seno aún más perfectas que la forma humana. Vaso de enigmas, otro tiempo lleno de oráculos, mi mano desfallece: no puedo alzarte en ademán sereno. ¡La podre lavaré que te ensombrece, tesoro sin igual, y en aire puro ya libre sol donde el pensar florece! No logra el hombre en su sondar oscuro captar el todo que la vida escancia si Dios-natura cede a su conjuro y le dice por qué de la sustancia deja exhalar su espíritu que crea, y cómo permanece en la sustancia su dinamismo genitor: ¡la idea! Versión de Rafael Pombo
    •  
  • 5. SCHILLER
    • Reseña biográfica Poeta, dramaturgo y filósofo alemán nacido en Marbach en 1759. Estudió medicina en Stuttgart aunque su verdadera vocación siempre fue literaria. Después de prestar servicio militar, escribió una obra de teatro influido por las lecturas de Shakespeare y Rousseau, dedicándose desde entonces al ejercicio poético. Se destacan de su obra: "Ensayo sobre la relación entre la naturaleza animal y la espiritual del hombre" en 1785, " El teatro como institución moral" en 1785, "El arte trágico" en 1791, "De la gracia y de la dignidad" en 1793, "De lo sublime" en 1793, "Cartas sobre la educación estética del hombre" en 1795 y "De la poesía ingenua y sentimental" en 1796. Falleció en Weimar en 1805.
    •  
  • 6.
    • Reminiscencia inmortal
    • Dime amiga, la causa de este ardiente, puro, inmortal anhelo que hay en mí: suspenderme a tu labio eternamente, y abismarme en tu ser, y el grato ambiente de tu alma inmaculada recibir.
    • En tiempo que pasó, tiempo distinto, ¿no era de un solo ser nuestro existir? ¿acaso el foco de un planeta extinto dio nido a nuestro amor en su recinto en días que vimos para siempre huir?
    • ...Tú también como yo? Sí, tú has sentido en el pecho el dulcísimo latido con que anuncia su fuego la pasión: amémonos los dos, y pronto el vuelo alzaremos felices a ese cielo en que otra vez seremos como Dios.
    • Versión de Antonio José Restrepo
    • Tres palabras de fortaleza
    • I Hay tres lecciones que yo trazara con pluma ardiente que hondo quemara, dejando un rastro de luz bendita doquiera un pecho mortal palpita. II Ten Esperanza. Si hay nubarrones, si hay desengaños y no ilusiones, descoge el ceño, su sombra es vana, que a toda noche sigue un mañana. III Ten Fe. Doquiera tu barca empujen brisas que braman u ondas que rugen, Dios (no lo olvides) gobierna el cielo, y tierra, y brisas, y barquichuelo. IV Ten Amor, y ama no a un ser tan sólo, que hermanos somos de polo a polo, y en bien de todos tu amor prodiga, como el sol vierte su lumbre amiga.
    • V ¡Crece, ama, espera! Graba en tu seno las tres, y aguarda firme y sereno fuerzas, donde otros tal vez naufraguen, luz, cuando muchos a oscuras vaguen.
    • Versión de Rafael Pombo
    •  
  • 7.
    • El gran poeta alemán nació en el seno de una familia noble de Sajonia. Estudió derecho en Jena, donde asistió a los cursos de historia de Schiller y conoció a Fichte, su filosofía idealista gravita sobre toda su obra. Tras su traslado a Leipzig en 1791 conoció a los hermanos Schlegel, y un año más tarde pasó a Wittenberg, donde ejerció la jurisprudencia. La muerte de su prometida,  Sophie von Kühn, a causa de la tuberculosis (1797), le afectó profundamente. En sus Himnos a la noche (Hymnen an die Nacht, 1800), colección de poemas en prosa y verso, el poeta exalta la noche, identificada con la muerte, como el paso hacia la «vida verdadera», un renacimiento místico en la persona de Dios donde el reencuentro con su amada y con el conjunto del universo sería posible. Novalis muere a los 29 años de su vida. Murió libre de dolores, pero entregado al elemento que durante toda su vida resonaba a través de su obra poética. Durante su entrada al reino de la muerte , su hermano tocó el piano, y el  elemento que él había traído consigo, para hacer resonar a través de su poesía, volvió a recogerle al pasar del ambito terrestre al mundo espiritual. Novalis murió a los acordes del piano a la edad de 29 años, yendo a la patria musical que al nacer él había abandonado en el pleno sentido de la palabra, para traer al mundo lo musical de la poesía.
    NOVALIS
  • 8.
    • Himnos de la Noche I
    •  
    • ¿Qué ser vivo, dotado de sentidos, no ama,
    • por encima de todas las maravillas del espacio que lo envuelve,
    • a la que todo lo alegra, la Luz
    • – con sus colores, sus rayos y sus ondas; su dulce omnipresencia–,
    • cuando ella es el alba que despunta?
    • Como el más profundo aliento de la vida
    • la respira el mundo gigantesco de los astros,
    • que flotan, en danza sin reposo, por sus mares azules,
    • la respira la piedra, centelleante y en eterno reposo,
    • la respira la planta, meditativa, sorbiendo la vida de la Tierra,
    • y el salvaje y ardiente animal multiforme,
    • pero, más que todos ellos, la respira el egregio Extranjero,
    • de ojos pensativos y andar flotante,
    • de labios dulcemente cerrados y llenos de música.
    • Lo mismo que un rey de la Naturaleza terrestre,
    • la Luz concita todas las fuerzas a cambios innúmeros,
    • ata y desata vínculos sin fin, envuelve todo ser de la Tierra con su imagen celeste.
    • Su sola presencia abre la maravilla de los imperios del mundo.
  • 9.
    • Flor Azul
    •  
    • Tú has despertado en mí el noble anhelo
    • de contemplar el corazón del amplio mundo;
    • tu mano me dio fuerza y confianza
    • para pasar seguro por todas las tormentas.
    • Con misteriosos presagios has criado a tu hijo
    • y lo has llevado por fabulosos prados;
    • modelo de mujer, de dulces pensamientos,
    • su corazón moviste para el supremo salto.
    • ¿Qué es lo que me encadena al peso de este mundo?
    • ¿No son eternamente tuyos mi corazón y mi vida?
    • ¿No me protege tu amor en esta Tierra?
    • Por ti me puedo consagrar al noble arte,
    • pues tú, amada, quieres ser mi Musa
    • y el silencioso Genio que protege mi canto.
    • En mil formas cambiantes nos saluda
    • la misteriosa fuerza del canto en esta Tierra:
    • allí es la paz eterna que bendice este mundo;
    • aquí, la juventud cuya agua nos inunda.
    • Ella es la que derrama la luz en nuestros ojos
    • y la que nos ha dado el sentido de las artes;
    • el corazón alegre y el corazón cansado
    • saborean el milagro de una santa ebriedad.
    • En sus senos repletos me amamanto de vida;
    • por ella soy ahora lo que soy
    • y puedo levantar, alegre, la mirada.
    • Mi sentido más alto dormía todavía,
    • pero lo veo acercarse volando, como un ángel;
    • desperté y, volando, con ella me llevó
    •  
    •  
  • 10. HÖLDERLING
    • Reseña biográfica
    • Poeta, novelista y dramaturgo alemán nacido en Württemberg, en 1770. Ingresó a la Universidad de Tübingen donde obtuvo el Master en  Teología. En 1793  publicó sus primeros poemas con la ayuda de Friedrich von Schiller quien además fue su amigo y protector. Fue traductor de Sófocles y Píndaro y autor de una valiosa obra poética y dramática que lo convirtió en el más grande representante del romanticismo alemán. Después de sostener un romance con la esposa de un rico banquero, Susette Gontard, inspiradora de sus "Poemas a Diotima" , se radicó en Hamburgo donde produjo una parte importante de su obra, de la que se destaca su novela "Hyperión" y la colección de poemas "La esperanza". A partir de 1802, aquejado por los primeros síntomas de una grave esquizofrenia, regresó a Tübingen y vivió hasta su muerte protegido en la casa de un carpintero. Falleció en junio de 1843
  • 11. POEMAS PARA DIOTIMA , SU GRAN MUSA
    • Diotima  (De 1796 a 1798) Callas y sufres, no te comprenden ¡Oh santo espíritu! Agostándote callas, ¡Pues vanamente entre los bárbaros buscas al rayo del sol los tuyos, las almas grandes, tiernas, que nadie halló! Mas huye el tiempo. Empero canto mortal verá el día, ¡oh Diotima! que en pos de los dioses y en pos de los héroes te nombre su igual.
    • Versión de Otto de Gr
    • Diotima     (Después de 1800) Callas y sufres, no te comprenden, ¡oh noble espíritu! Miras abajo y callas al claro día, pues vanamente, bajo el sol buscas los tuyos, hijos de reyes, que antes como hermanos, como en los bosques las cimas gemelas, de amor y patria jubilosos gozaban al recuerdo de su origen bajo el abrazo infinito del cielo; fieles y gratos llevaron sin duda aun a la sima del Tártaro la alegría, libres criaturas, hijos de los dioses, almas henchidas de gracia, y ya extintas; a ellas en estos años luctuosos y al cotidiano clamor de estrellas que fueron, llora nuestro corazón, y este fúnebre trueno nunca fin habrá. Mas el tiempo sana. Los seres divinos son fuertes y raudos. Recobra la naturaleza su antiguo y alegre dominio ¡Mira, amor! Aun antes de que nuestra colina se hunda, un canto mortal ha de ver el día, oh Diotima, que en pos de los dioses y en pos de los héroes te nombre su igual. Versión de Otto de Greiff
  • 12. LORD BYRON
    • Reseña biográfica
    • Jorge Noel Gordon, poeta inglés nacido en Londres en 1788. Estudió en la Universidad de Cambridge. En 1798 heredó de su tío abuelo el titulo de Barón y en 1809 ocupó un escaño en la Cámara de los Lores. Su primera colección de poemas se publicó en 1807 con el nombre de "Horas de ocio" , seguida por "Bardos ingleses y críticos escoceses" en 1809 como réplica a las críticas que recibía. Viajó durante dos años por España, Portugal y Grecia y a su regresó publicó en 1812 los primeros cantos de "Childe Harold" , poema que lo llevó a la fama convirtiéndolo en uno de los escritores más versátiles e importantes del romanticismo. A raíz de su separación matrimonial y de los rumores de la relación incestuosa con su hermanastra, abandonó para siempre a Inglaterra en 1816, estableciendo su residencia en Venecia y Pisa. "Don Juan" , considerada su mejor obra poética, fue publicada en 1823. En enero de 1824 por su apoyo a los griegos en la lucha contra los turcos, fue nombrado Comandante en Jefe. Falleció tres meses después
  • 13.
    • Acuérdate de mí Llora en silencio mi alma solitaria, excepto cuando está mi corazón unido al tuyo en celestial alianza de mutuo suspirar y mutuo amor. Es la llama de mi alma cual lumbrera, que brilla en el recinto sepulcral: casi extinta, invisible, pero eterna... ni la muerte la puede aniquilar. ¡Acuérdate de mí!... Cerca a mi tumba no pases, no, sin darme una oración; para mi alma no habrá mayor tortura que el saber que olvidaste mi dolor. Oye mi última voz. No es un delito rogar por los que fueron. Yo jamás te pedí nada: al expirar te exijo que vengas a mi tumba a sollozar.
    • Versión de Enrique Álvarez Bonilla
    • Adiós ¡Adiós! si dicha se concede al hombre de una plegaria en premio, ésta tu nombre elevará hasta el trono del Señor. Promesas, quejas, llanto, fueran vanos; más que el lloro, exprimido, ya sangrante, de ojos sin luz, tenaz remordimiento esta palabra dice... ¡Adiós! ¡Adiós! Secos están mis ojos, extinguida mi voz, pero al dejarte, de mi vida se adueña para siempre un gran dolor. Aunque el pesar y la pasión torturan mi corazón, quejarse no le es dado... Yo sólo sé que en vano hemos amado... Sólo puedo sentir... ¡Adiós! adiós.
    • Versión de Jorge Isaacs
    •  
  • 14. KEATS
    • Reseña biográfica Poeta inglés nacido en Londres en 1795. Huérfano desde muy pequeño, fue educado en una escuela de Enfield donde antes de los quince años ya  traducía  a Virgilio. En 1817 apareció su primera colección titulada "Poemas" , seguida por "Hiperión" , "Oda a Psyche", "Oda a una urna griega" y "Oda a un ruiseñor" , entre otras. Aquejado por la tuberculosis, enfermedad que había diezmado a su familia, y decepcionado por su divorcio de una joven vecina de quien se había enamorado profundamente, se trasladó a Roma, donde pese a su enfermedad y a sus problemas económicos, produjo una parte muy importante de su obra, consistente en poemas y cartas entre las que se cuentan, "La Belle Dame sans Merci" y "To Autumn" . Falleció en Roma en febrero de 1821
  • 15.
    • La caída de Hiperión (Sueño) Tienen los locos sueños donde traman elíseos de una secta. Y el salvaje vislumbra desde el sueño más profundo lo celestial. Es lástima que no hayan transcrito en una hoja o en vitela las sombras de esa lengua melodiosa y sin laurel transcurran, sueñen, mueran. Pues sólo la Poesía dice el sueño, con hermosas palabras salvar puede a la Imaginación del negro encanto y el mudo sortilegio. ¿Quién que vive dirá: "no eres poeta si no escribes tus sueños"? Pues todo aquel que tenga alma tendrá también visiones y hablará de ellas si en su lengua es bien criado. Si el sueño que propongo lo es de un loco o un poeta tan sólo se sabrá cuando mi mano repose en la tumba. Soñé que en un lugar estaba donde palmera, haya, mirto, sicomoro y plátano y laurel formaban bóvedas cerca de manantiales cuya voz refrescaba mi oído y donde el tacto de un perfume me hablaba de las rosas. Vi un árbol de boscaje recubierto por parras, campanillas, grandes flores (...) 
    • Versión de Gabriel Insuasti  
    • A Reynolds ¿DÓNDE hallar al poeta? Nueve Musas, mostrádmelo, que Pueda conocerlo. Es aquel hombre que ante cualquier hombre como un igual se siente, aunque fuere el monarca o el más pobre de toda la tropa de mendigos; o es tal vez una cosa de maravilla: un hombre entre el simio y Platón; es quien, a una con el pájaro, reyezuelo o bien águila, el camino descubre que a todos sus instintos conduce; el que ha escuchado el rugir del león, y nos diría lo que expresa aquella áspera garganta; y el bramido del tigre le llega articulado y se le adentra, como lengua materna, en el oído.
    • Versión de Màrie Montand
    •  
  • 16. SHELLEY
    • Reseña biográfica Poeta inglés nacido en Field Place, Sussex, en 1792. Estudió en Oxford, gracias a que nació en el seno de una rica familia aristócrata. Dueño de un temperamento independiente y rebelde, se inclinó desde joven por los temas metafísicos, tratando de encontrar una verdad que se ajustara al agnosticismo que siempre profesó. Por esta razón fue expulsado de Oxford en 1811, y desde entonces, alternó las investigaciones filosóficas con el ejercicio literario produciendo obras como  "Himno a la belleza intelectual" y "Mont Blanc" . Después de sostener algunas aventuras amorosas, se casó en 1814 y se radicó en Italia donde produjo la parte más importante de su obra, representada especialmente por "La Reforma", "Prometeo liberado", "Oda al viento del Oeste", "Himno de Apolo" y "Adonais" entre otros. Falleció en 1822.
  • 17.
    • Prometeo liberado Tú bajaste, entre todas las ráfagas del cielo: al modo de un espíritu o de un pensar, que agolpa inesperadas lágrimas en ojos insensibles, o como los latidos de un corazón amargo que debiera tener ya la paz, descendiste en cuna de borrascas; así tú despertabas, Primavera, ¡oh, nacida de mil vientos! Tan súbita te llegas, como alguna memoria de un ensueño que se ha tornado triste, pues fue dulce algún día, y como el genio o como el júbilo que eleva de la tierra, vistiendo con las doradas nubes el yermo de la vida. La estación llegó ya, y el día: esta es la hora; has de venirte cuando sale el sol, dulce hermana: ¡llega, al fin, deseada tanto tiempo, y remisa! ¡Qué lentos, cual gusanos de muerte los instantes! El punto e una estrella blanca aun tiembla, en lo hondo de esa luz amarilla del día que se agranda tras montañas de púrpura: a través de una sima de la niebla que el viento divide, el lago oscuro la refleja; se apaga; ya vuelve a rutilar al desvaírse el agua, mientras hebras ardientes de las tejidas nubes arranca el aire pálido: ¡se pierde! Y en los picos de nieve, como nubes, la luz del sol, rosada, ya tiembla. ¿No se oye la eólica música de sus plumas, de un verde marino, abanicando al alba carmesí?...
    • Versión de Màrie Montand
    • Soy como un espíritu que mora... Soy como un espíritu que mora en lo más hondo del corazón. Siento sus sentimientos, pienso sus pensamientos y escucho las conversaciones más íntimas del alma, la voz que sólo se oye en el rumor de la sangre, cuando el vaivén de los latidos se asemeja al sosegado oleaje del océano estival. He desatado la melodía dorada de su alma profunda y me he zambullido en ella y, como el águila en medio de la bruma y la tormenta, he dejado que mis alas se adornasen con el fulgor de los rayos.
  • 18. VICTOR HUGO
    • Reseña biográfica
    • Poeta, novelista y dramaturgo francés nacido en Besançon en 1802. Su niñez transcurrió en Francia, Italia y España donde su padre prestó servicios al ejército francés. A partir de 1815  regresó a Paris para completar su educación, orientada fundamentalmente hacia la literatura. El primer libro de poemas, "Odas y poesías diversas" , publicado en 1822, le abrió las puertas de la fama, convirtiéndolo más tarde en una de las figuras más importantes del romanticismo francés. Inicialmente monárquico, sin embargo, a raíz de la revolución de 1848 se convirtió en un férreo defensor de la república, situación que lo obligó a exiliarse durante quince años en Bélgica y Gran Bretaña. De su producción poética de  destacan "Las Orientales" , " Hojas de Otoño", "Los castigos", "Las contemplaciones" y "El arte de ser abuelo" . Obras como "Cromwell" en 1827, "Hernani" en 1830, "El jorobado de Notre Dame" en 1831,  y "Los miserables" en 1862,  entre otras, constituyen su gran aporte a la literatura universal. Falleció en Paris en mayo de 1885, a la edad de 83 años.
    •  
  • 19.
    • La tumba y la rosa
    • La tumba dijo a la rosa: -¿Dime qué haces, flor preciosa, lo que llora el alba en ti?
    • La rosa dijo a la tumba: -de cuanto en ti se derrumba, sima horrenda, ¿qué haces, di?
    • Y la rosa: -¡Tumba oscura de cada lágrima pura yo un perfume hago veloz.
    • Y la tumba: -¡Rosa ciega! De cada alma que me llega yo hago un ángel para Dios.
    • Versión de Rafael Pombo  
    • Canción II Si nada de mí queréis, ¿por qué os acercáis a mí? Y si así me enloquecéis, ¿por qué me miráis así? Si nada de mí queréis, ¿por qué os acercáis a mí? Si nada intentáis decir, ¿por qué mi mano apretáis? Del hermoso porvenir, de la dicha en que soñáis, si nada intentáis decir, ¿por qué mi mano apretáis? Si queréis que aquí no esté, ¿por qué pasáis por aquí? Sois mi afán y sois mi fe; tiemblo al veros ¡ay de mí! Si queréis que aquí no esté, ¿por qué pasáis por aquí?
    • Versión de Salvador Díaz Mirón
    •