Your SlideShare is downloading. ×
Orlando
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Orlando

67
views

Published on

Published in: Spiritual

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
67
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. ¿Qué es lo que te hace reaccionar: la realidad o lo que tu supones sobre ella? Lo malo de los ideales es que, si vives con arreglo a todos ellos resulta imposible vivir contigo.
  • 2. La gente no desea la verdad. Desea promesas tranquilizadoras. Cuando el zapato encaja, te olvidas del pie; cuando el cinturón no aprieta, te olvidas de la cintura; cuando todoarmoniza, te olvidas del “ego”. Entonces, ¿de qué sirven tus austeridades?
  • 3. ACEPTACION¿Cómo podría ser ungran hombre…como tú?¿Y por qué ser un granhombre?Ser simplemente unhombre ya es un logrobastante grande.
  • 4. LA PAZHabía dos monjes quevivieron juntos durantecuarenta años y nuncadiscutieron. Ni siquierauna vez. Un día, uno ledijo al otro: “¿A ustedno le parece que ya eshora de que discutamospor lo menos una vez?”El otro monje dijo:“Está bien,comencemos!
  • 5. ¿Sobre quédiscutiremos?”“Qué le parece estepan?”, respondió elprimer monje.“Está bien, vamos adiscutir sobre elpan. ¿Cómoharemos?”,preguntó el otromonje. Contestó elprimero: “Ese panes mío, mepertenece.” El otroreplicó: “Si es así,tómelo.”
  • 6. LA ORACION Un muchacho va al encuentro de un gran maestro sofista. Y le dice al maestro: “Maestro, mi confianza en Dios es tan grande que ni siquiera até mi camello allá afuera. Lo dejé a la providencia de Dios, al cuidado de El.” Y el maestro sofista dijo: “Vuelva y ate su camello al poste, loco! No es necesario molestar a Dios con algo que usted mismo puede hacer.”
  • 7. Un rabino que sirviófielmente a Diosdurante toda su vida,un día le dijo a Dios:“Señor, he sido undevoto adorador yobediente de la Ley.He sido un buenjudío, pero ahoraestoy viejo y necesitoayuda: ¡Señor, déjameganar la lotería paratener una vejeztranquila!”
  • 8. Y rezó, rezó, rezó… Pasó un mes, y dos,cinco, un año entero,tres años se fueron. Un día el hombre, desesperado, dijo:“¡Dios, resuélvete!” y Dios le respondió:“¡Resuélvelo tú! ¿Por qué no compras el billete?”
  • 9. ¿Cómo alcanzaré la vida VIDA ETERNAeterna?Ya es la vida eterna.Entra en el presente.Pero ya estoy en elpresente… ¿o no?No.Por qué no?Porque no hasrenunciado al pasado.Y porqué iba a renunciaral pasado? No todo elpasado es malo…No hay que renunciar alpasado porque sea malosi no porque estámuerto.
  • 10. PRESENCIA¿Dónde debo buscar lailuminación?Aquí…¿Y cuándo tendrá lugar?Está teniendo lugar ahoramismo.Entonces, ¿por qué no lasiento?Porque no miras.¿Y en qué debo fijarme?En nada. Simplemente mira.¿Mirar qué?Cualquier cosa en la que seposen tus ojos.¿Y debo mirar de algunamanera especial?
  • 11. No.Bastará con que miresnormalmente.Pero, ¿es que no mirosiempre normalmente?No.¿Por qué demonios…?Porque para mirar tienes queestar aquí, y casi siempre nolo estás.
  • 12. EN BUSCADE LA ILUMINACIONUn maestro prometióa un discípulo quehabía de revelarlealgo mucho másimportante que todocuanto contienen lasescrituras. Cuando eldiscípulo,tremendamenteimpaciente, le pidióque cumpliera supromesa, el maestrole dijo:
  • 13. “Sal afuera, bajo la lluvia,y quédate con los brazos yla cabeza alzados hacia el cielo. Esto teproporcionará tu primera revelación” Al día siguiente, el discípulo acudió a informarle: “Seguí tu consejo y me calé hasta los huesos… yme sentí como un perfecto imbécil” “Bueno” dijo el maestro,“para ser el primer día, es toda una revelación, no crees?”
  • 14. Si cada uno trabajase seriamente para perfeccionarse a si mismo, la perfección del conjunto sería automatica.