Your SlideShare is downloading. ×
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia”  y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia” y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”

1,697

Published on

Published in: Spiritual, Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,697
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
54
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Perfección “no es lo mismo perfección de conducta “obediencia” y perfección del cuerpo cuando Cristo Venga”
    Filipenses 1:
    4 siempre en todas mis oraciones rogando con gozo por todos vosotros,
    5 por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora;
    6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;
    7 como me es justo sentir esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en el corazón; y en mis prisiones, y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois participantes conmigo de la gracia.
    8 Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo.
    9 Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento,
    10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo,
    1 Pedro 1:
    13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado;
    14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;
    15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;
    1 Corintios 1:
    5 porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia;
    6 así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros,
    7 de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo;
    8 el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo.
    Instrumento: Pastor OrangelCarrasquillo Peña
  • 2. ¿Qué va a traer Cristo cuando sea manifestado a su pueblo?
    Filipenses 3:
    20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;
    21 el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.
    1 Corintios 15:
    49 Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.
    50 Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangreno pueden heredar el reino de Dios,ni la corrupción hereda la incorrupción.
    Traerá el cambio de cuerpo no el cambio de conducta y obediencia a él, este ultimo tenemos que forjarlo antes con una vida agradable a Dios en cuanto a conducta y obediencia se refiere.
  • 3. El cuerpo tiene que ser transformado a uno glorificado, ya que Cristo condeno el pecado en la carne; para que nosotros andemos no por la carne, sino por el Espíritu.
    Romanos 8:
    3 Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne;
    4 para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
    5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.
    6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.
    7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;
    8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
    9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
    10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia.
    11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.
    12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;
    13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
    14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
  • 4. El apóstol Pedro nos dice al esperar al Señor en su manifestación de su venida que él tiene que encontrarnos de cierta manera
    2 Pedro 3:
    11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,
    12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!
    13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.
    14 Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.
    Al encontrarnos de esa manera el Señor entra el cambio de cuerpo, ya que la perfección de conducta y cuerpo son diferentes.
    2 Corintios 7:
    1 Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.
    2 Admitidnos: a nadie hemos agraviado, a nadie hemos corrompido, a nadie hemos engañado.
    Efesios 4:
    11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,
    12 a fin de perfeccionara los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,
  • 5. ¿Qué es entonces perfeccionarnos en la tierra?
    Lucas 6:Lucas 6:
    39 Y les decía una parábola: ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo?
    40 El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.
    41 Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?
    42 O cómo puedes decir a tu hermano: Hermano, déjame sacar la paja que está en tu ojo, no mirando tú la viga que está en el ojo tuyo?
     1 Corintios 1: (1 Pedro 2:21-25)
    1 Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.
    2 Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué.
    Mateo 5:
    48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.
    Efesios 4:
    11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,
    12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,
    13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;
    Romanos 2:
    14 Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,
    15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,
    16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.
  • 6. Atentos a la palabra para ser perfeccionados
    Santiago 1:
    25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo,sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.
    26 Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.
    27 La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.
    2 Corintios 10:
    3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;
    4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,
    5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios,y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,
    6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.
  • 7. Para ser amigos de Dios como fue Abraham tenemos que:
    Génesis 17:
    1 Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.
    2 Y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera.
    3 Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo:
    4 He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes.
    5 Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.
    Isaías 41:
    8 Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo.
    Santiago 2:
    23 Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.
    Juan 15:
    12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.
    13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.
    14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.
    15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.
    16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.
  • 8. El vino a perfeccionar nuestras debilidades
    2 Corintios 12:
    9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.
    10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.
    1 Pedro 5:
    8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
    9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.
    10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.
    11 A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.
  • 9. Vino a perfeccionar nuestras alabanzas = La gratitud de ser salvos y sanos
    Mateo 21: (Hechos 3: 6-10)
    13 y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.
    14 Y vinieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó.
    15 Pero los principales sacerdotes y los escribas, viendo las maravillas que hacía, y a los muchachos aclamando en el templo y diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! se indignaron,
    16 y le dijeron: ¿Oyes lo que éstos dicen? Y Jesús les dijo: Sí; ¿nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman Perfeccionaste la alabanza ?
    Hechos 3:
    6 Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
    7 Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos;
    8 y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios.
    9 Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios.
    10 Y le reconocían que era el que se sentaba a pedir limosna a la puerta del templo, la Hermosa; y se llenaron de asombro y espanto por lo que le había sucedido.
  • 10. ¿Que le dice a la Iglesia de Sardis; ¿Cómo la quiere encontrar?
    Efesios 5:
    1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.
    2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.
    3 Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;
    4 ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.
    5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.
    6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.
    7 No seáis, pues, partícipes con ellos.
    8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz
    9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad),
    10 comprobando lo que es agradable al Señor.
    Apocalipsis 3:
    2 Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.
    3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. (1 Ts. 5:2-6)
  • 11. ¿Se puede ser perfecto?
    Ejemplo:
    Ezequiel 14:
    13 Hijo de hombre, cuando la tierra pecare contra mí rebelándose pérfidamente, y extendiere yo mi mano sobre ella, y le quebrantare el sustento del pan, y enviare en ella hambre, y cortare de ella hombres y bestias,
    14 si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor.
  • 12. 4 ejemplo de perfectos
    1.Noe
     
    Génesis 6:
    7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.
    8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.
    9 Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé. 10 Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet.
     
    1 Pedro 3:
    20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.
     
     
    2.Daniel
     
    Daniel 6:
    3 Pero Daniel mismo era superior a estos sátrapas y gobernadores, porque había en él un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino.
    4 Entonces los gobernadores y sátrapas buscaban ocasión para acusar a Daniel en lo relacionado al reino; mas no podían hallar ocasión alguna o falta, porque él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él.
    5 Entonces dijeron aquellos hombres: No hallaremos contra este Daniel ocasión alguna para acusarle, si no la hallamos contra él en relación con la ley de su Dios.
     
     
     
     
     
  • 13. Ejemplo de perfectos
    3. Job
    Job 1:
    8 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?
     
     
     Job 2:
    3 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa?
     
    Santiago 5:
    11 He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.
     
     4. Jesús
     
    Romanos 13:
    12 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz.
    13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia,
    14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.
     
    Hebreos 12:
    2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
    3 Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.
    4 Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;
  • 14. Perfección ¿existirá?
    Job 11:
    7 ¿Descubrirás tú los secretos de Dios? ¿Llegarás tú a la perfección del Todopoderoso?
    8 Es más alta que los cielos; ¿qué harás? Es más profunda que el Seol; ¿cómo la conocerás?
    9 Su dimensión es más extensa que la tierra, Y más ancha que el mar.
    10 Si él pasa, y aprisiona, y llama a juicio, ¿Quién podrá contrarrestarle?
    11 Porque él conoce a los hombres vanos; Ve asimismo la iniquidad, ¿y no hará caso?
    12 El hombre vano se hará entendido, Cuando un pollino de asno montés nazca hombre.
    13 Si tú dispusieres tu corazón, Y extendieres a él tus manos;
    14 Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de ti, Y no consintieres que more en tu casa la injusticia,
    15 Entonces levantarás tu rostro limpio de mancha, Y serás fuerte, y nada temerás;
    16 Y olvidarás tu miseria, O te acordarás de ella como de aguas que pasaron.
    17 La vida te será más clara que el mediodía; Aunque oscureciere, será como la mañana.
    18 Tendrás confianza, porque hay esperanza; Mirarás alrededor, y dormirás seguro.
    19 Te acostarás, y no habrá quien te espante; Y muchos suplicarán tu favor.
    1Corintios 2:
    7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria,
    8 la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria.
    9 Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman.
    10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.
    11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.
    12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,
    13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
    14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.
    15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.
    16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.
  • 15. ¿En quien Dios pone sus ojos?
    Salmos 101:
    6 Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá.
    7 No habitará dentro de mi casa el que hace fraude; El que habla mentirasno se afirmará delante de mis ojos.
    8 De mañana destruiré a todos los impíos de la tierra, Para exterminar de la ciudad de Jehová a todos los que hagan iniquidad.
    www.casadejubiloyconsagracion.blogspot.com

×