Buscando sentir a Dios

3,922 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,922
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
313
Actions
Shares
0
Downloads
28
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Buscando sentir a Dios

  1. 1. Buscando sentir a Dios; ¿En que formas se siente a Dios? ¿Que cosas nos impide sentir a Dios? ¿Que cosas no son necesaria para sentir a Dios? <br />Colosenses 2:<br />20 Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos <br />21 tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques <br />22 (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso? <br />23 Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne. <br />Juan 7:<br />37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. <br />38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. <br />Instrumento: Pastor Orangel Carrasquillo Peña<br />
  2. 2. Dios esta en todas y tiene control de todo; desde lo mas sencillo que pasa en tu vida hasta lo mas complejo que pueda existir<br />Isaías 40:<br />21 ¿No sabéis? ¿No habéis oído? ¿Nunca os lo han dicho desde el principio? ¿No habéis sido enseñados desde que la tierra se fundó? <br />22 El está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar. <br />23 El convierte en nada a los poderosos, y a los que gobiernan la tierra hace como cosa vana. <br />24 Como si nunca hubieran sido plantados, como si nunca hubieran sido sembrados, como si nunca su tronco hubiera tenido raíz en la tierra; tan pronto como sopla en ellos se secan, y el torbellino los lleva como hojarasca. <br />Hechos 17:<br />24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, <br />25 ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. <br />26 Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; <br />27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. <br />28 Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos. <br />
  3. 3. ¿Como puedo sentir a Dios?<br />Santiago 4:<br />8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.<br />Romanos 10:<br />17 Así que la fe es por el oir, y el oir, por la palabra de Dios.<br />Hebreos 6:<br />6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. <br />Nota: Algunas personas a veces se encuentran tan distraídos en los afanes diarios, en ellos mismos, o en lo material y no se dan la oportunidad de percibir y sentir la presencia de Dios. Le es difícil y no escuchan su palabra con mensajes de fortaleza, de corrección, de amor, de paz que nos envía para que sintamos su presencia. Para sentir a Dios solo es cuestión de sacar el tiempo necesario y sentirás a Dios en todo momento desde los mas sencillo en tu vida hasta lo mas complejo; esto es dentro y fuera de la congregación.Tan solo ten paciencia y date la oportunidad y el tiempo de percibirlo y le sentirás, ya que el siempre ha estado hay.<br />
  4. 4. Para sentir a Dios tienes que buscar y pedir ante el trono de su justicia<br />Mateo 6:<br />33 Mas buscad primeramenteel reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. <br />34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. <br />Mateo 7:<br />7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. <br />8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. <br />
  5. 5. Tienes que adorarle en espíritu y en verdad a nuestro Señor para sentirle<br />Juan 4:<br />23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. <br />24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. <br />Juan 4:<br />10 Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. <br />11 La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? <br />12 Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados? <br />13 Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; <br />14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. <br />
  6. 6. Cuando le oramos al buscar de su presencia le sentimos<br />Jeremías 33:<br />3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. <br />Salmos 5:<br />1 Escucha, oh Jehová, mis palabras; Considera mi gemir. <br />2 Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, Porque a ti oraré. <br />3 Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré. <br />
  7. 7. Cuando escudriñamos bajo su dirección y no la del hombre teórico (= “según se dice o como muchos dicen”) le sentimos<br />Juan 5: (Ejemplo judíos de ese entonces)<br />39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; <br />40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida. 41 Gloria de los hombres no recibo. 42 Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros. 43 Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis. 44 Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único? 45 No penséis que yo voy a acusaros delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. 46 Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. <br />47 Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras? <br />Hechos 17:<br />10 Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. 11 Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud,escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. 12 Así que creyeron muchos de ellos, y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres. <br />Nota: Cuando creemos es que el Espíritu Santo nos convence y nos lleva a reflexionar de lo que era mos y como pensaba y en ese momento le estamos sintiendo<br />Juan 16:7 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuese, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. 8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. 9 De pecado, por cuanto no creen en mí; <br />
  8. 8. Al congregarnos algo vital para el cristiano, le sentimos; ya que somos un miembro del cuerpo de Jesucristo y necesitamos de los demás miembros del cuerpo para crecer y ser edificados en amor<br />Efesios 4:<br />10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. <br />11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, <br />12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, <br />13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; <br />14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, <br />15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, <br />16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor. <br />Hebreos 10:<br />23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. <br />24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; <br />25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. <br />26 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, <br />27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. <br />28 El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. <br />29 Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? <br />30 Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. <br />31 ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! <br />
  9. 9. ¿En que formas se siente a Dios? = Sentimos a Dios por medio de sus dones diferentes a cada uno en particular<br />1 Corintios 12:<br />1 No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales. <br />2 Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos. <br />3 Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo. <br />4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. <br />5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. <br />6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. <br />7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. <br />8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; <br />9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. <br />10 A otro, el hacer milagros; a otro profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. <br />11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. <br />No todos vamos a sentir en el mismo don a Dios; sino en diferentes dones, según él a repartido:<br />1 Corintios 12:<br />18 Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso. <br />19 Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? <br />20 Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo. <br />27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. <br />28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. <br />29 Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? <br />30 Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos? <br />31 Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente. <br />
  10. 10. Hay muchas maneras de sentir a Dios “su misericordia” al admirar cosas preciosas que no las puede hacer el hombre o cosas que desde el principio el ser humano vio cuando fue por primera vez su existencia y no las origino de sus manos<br />16 Al que pastoreó a su pueblo por el desierto, Porque para siempre es su misericordia. <br />17 Al que hirió a grandes reyes, Porque para siempre es su misericordia; <br />18 Y mató a reyes poderosos, Porque para siempre es su misericordia; <br />19 A Sehón rey amorreo, Porque para siempre es su misericordia; <br />20 Y a Og rey de Basán, Porque para siempre es su misericordia; <br />21 Y dio la tierra de ellos en heredad, Porque para siempre es su misericordia; <br />22 En heredad a Israel su siervo, Porque para siempre es su misericordia. <br />23 El es el que en nuestro abatimiento se acordó de nosotros, Porque para siempre es su misericordia;<br />24 Y nos rescató de nuestros enemigos, Porque para siempre es su misericordia. <br />25 El que da alimento a todo ser viviente, Porque para siempre es su misericordia. <br />26 Alabad al Dios de los cielos, Porque para siempre es su misericordia.<br />Salmos 136:<br />4 Al único que hace grandes maravillas, Porque para siempre es su misericordia. <br />5 Al que hizo los cielos con entendimiento, Porque para siempre es su misericordia. <br />6 Al que extendió la tierra sobre las aguas, Porque para siempre es su misericordia. <br />7 Al que hizo las grandes lumbreras, Porque para siempre es su misericordia. <br />8 El sol para que señorease en el día, Porque para siempre es su misericordia. <br />9 La luna y las estrellas para que señoreasen en la noche, Porque para siempre es su misericordia. <br />10 Al que hirió a Egipto en sus primogénitos, Porque para siempre es su misericordia.<br />11 Al que sacó a Israel de en medio de ellos, Porque para siempre es su misericordia. <br />12 Con mano fuerte, y brazo extendido, Porque para siempre es su misericordia. <br />13 Al que dividió el Mar Rojo en partes, Porque para siempre es su misericordia; <br />14 E hizo pasar a Israel por en medio de él, Porque para siempre es su misericordia; <br />15 Y arrojó a Faraón y a su ejército en el Mar Rojo, Porque para siempre es su misericordia.<br />
  11. 11. ¿Que cosas nos impide sentir a Dios?<br />Mateo 6: (afanes)<br />25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? <br />26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?<br />Lucas 14: (Excusas, afanes y tener en primer lugar a la familia que a Dios)<br />15 Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios. <br />16 Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. <br />17 Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado. <br />18 Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses. <br />19 Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. <br />20 Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir. <br />21 Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos. <br />22 Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. <br />23 Dijo el señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. <br />24 Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena. <br />25 Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo:<br />26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. (Mateo 10:37-39)<br />27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.<br />
  12. 12. ¿Que cosas noson necesaria para sentir a Dios?<br />Colosenses 2:<br />20 Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos <br />21 tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques <br />22 (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso? <br />23 Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne. <br />1 Reyes 18:<br />25 Entonces Elías dijo a los profetas de Baal: Escogeos un buey, y preparadlo vosotros primero, pues que sois los más; e invocad el nombre de vuestros dioses, mas no pongáis fuego debajo. <br />26 Y ellos tomaron el buey que les fue dado y lo prepararon, e invocaron el nombre de Baal desde la mañana hasta el mediodía, diciendo: ¡Baal, respóndenos! Pero no había voz, ni quien respondiese; entre tanto, ellos andaban saltando cerca del altar que habían hecho. <br />27 Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle. <br />28 Y ellos clamaban a grandes voces, y se sajaban con cuchillos y con lancetas conforme a su costumbre, hasta chorrear la sangre sobre ellos. <br />29 Pasó el mediodía, y ellos siguieron gritando frenéticamente hasta la hora de ofrecerse el sacrificio, pero no hubo ninguna voz, ni quien respondiese ni escuchase. <br />
  13. 13. Si nosotros sentimos a Dios tenemos; que hablar a los que no le conocen para que pueden acercarse y sentirle de la manera que habla la escritura<br />Romanos 10:<br />8 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: <br />9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. <br />10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. <br />11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. <br />12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan; <br />13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. <br />14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quién les predique? <br />15 Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! <br />16 Mas no todos obedecieron al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? <br />17 Así que la fe es por el oir, y el oir, por la palabra de Dios. <br />
  14. 14. ¿En que forma se acerca una persona que no sea creyente a Dios para sentirle?<br />Juan 14:<br />6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. <br />7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. <br />A través del escuchar el evangelio de Jesucristo y<br />creer e él <br />Juan 3:<br />16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. <br />17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. <br />18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. <br />19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. <br />20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. <br />21 Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios. <br />
  15. 15. Pensamiento de un columnista cristiano “reflexione”<br />Dios es un ser especial, el cual no sufre aflicciones ni está afectado por la acción ni por el deseo. Cuando uno asume la mirada divina, no se ve afectado por las dificultades ni obsesionado por los afanes ni por los deseos. <br /> <br />El mundo real de los seres humanos está muy afectado por las circunstancias de la vida, innumerables eventos e interacciones que se escapan a nuestro control, causando tristeza y alegría, dolor y placer, atrayendo o repeliendo nuestra atención e impulsando nuestros afanes o causando miedos y preocupaciones. <br />Si estamos atrapados por las circunstancias de la vida, nuestra atención pierde poder creativo y nos convertimos en criaturas que se defienden de la vida. <br />La imagen de Dios, el que no es afectado por las circunstancias, es un poderoso referente para darnos cuenta de que en realidad no necesariamente estamos dominados por las circunstancias y que hay espacios para crear las realidades que conducen a la felicidad y a un mundo mejor. <br />En efecto, si se asume el punto de vista del potencial creativo, aumentan las posibilidades de libertad y de equilibrio personal y comunitario.<br /> <br />Enrique Posada Restrepo <br />www.casadejubiloyconsagracion.blogspot.com<br />

×