Your SlideShare is downloading. ×
Fundación Nueva Cultura del Agua                           ANEXOSDE LAS ALEGACIONES REALIZADAS POR LA FUNDACIÓN NUEVACULTU...
ANEXO 01DE LAS ALEGACIONES REALIZADAS POR LA FUNDACIÓN NUEVACULTURA DEL AGUA AL PROYECTO DE TRANSFERENCIASAUTORIZADAS POR ...
1. IntroducciónEl Ministerio de Medio Ambiente es tan consciente de la inviabilidad económica delproyecto de los trasvases...
inflación acumulada entre enero de 1999 y enero de 2003 asciende al 14,0 %, según losdatos oficiales del INE. Sin embargo,...
“embalse” que sería más bien una gran charca de muy escasa profundidad y sometida auna intensa evaporación. Además, el ter...
la Memoria del Proyecto de Transferencias, ni en sus apéndices técnicos. Según losdatos oficiales disponibles se puede apr...
2.2. La sobrevaloración de los beneficiosPara el cálculo de los beneficios, el Proyecto de Transferencias3 remite una vez ...
vigente abre la posibilidad de fijar mecanismos de compensación, de modo que el aguadesalada se utilice en la misma línea ...
Se considera que simplemente estos dos aspectos son suficientes para descartardefinitivamente el proyecto, pues indican qu...
mediante fracciones periódicas de dicho valor, así al final de la vida útil de dicho bienpodrá sustituirse o reponerse. El...
de Aguas y Costas, número de entrada 1894/03, 2/6, de fechada el dos de junio de dosmil tres) [documento unido al final de...
Y si ni siquiera el coste medio del agua resulta competitivo para los abastecimientosurbanos, cuya demanda representa, en ...
ANEXO 02DE LAS ALEGACIONES REALIZADAS POR LA FUNDACIÓN NUEVA CULTURADEL AGUA AL PROYECTO DE TRANSFERENCIAS AUTORIZADAS POR...
I- El análisis económico sobre el que se basa el documento nº 6 Estudiosobre régimen de utilización y tarifasAunque el doc...
a) En torno a 718 millones de euros, es decir un 22% de las inversiones presentadas          en el estudio del Gobierno, c...
Ebro-Castellón Norte                     20 cent€/m3      Castellón-Mijares                        29 cent€/m3      Mijare...
• en Valencia : “… la capacidad de pago es menor. Puede absorberse demanda hasta 15-    20 pts/m3, y a partir de aquí dism...
Tal y como señala el documento, citando la cláusula segunda del Convenio de régimenfinanciero por el que se regirá la gest...
b) Asumir los problemas de garantía de caudales previstos en el PHNTal y como también se ha explicado en el apartado I, ni...
más económica. El Gobierno ha eludido en todo momento analizar el valor de oportunidad encada tramo del trasvase. El ámbit...
una coletilla cautelar de carácter formal, que denota la clara voluntad política de que el 30%de la financiación europea q...
Como puede deducirse de la mencionada regulación, cuando el tipo del interés legal deldinero, como ocurre en la actualidad...
como síntesis de aplicación de los diversos modelos la cuota financiera anual actualizadamedia. En el caso de la amortizac...
En el anexo presentamos a título de ejemplo dos cuadros excel. En el primero se reproduce elmodelo presentado en el anexo ...
usuarios del trasvase la reglamentación tarifaria una vez realizadas las inversiones e iniciadala fase de explotación . De...
previsiblemente demandados y trasvasables (con demandas urbanas progresivas y previsionesde cambio climático), los costes ...
TABLA I                                                                         coste anual    46252773,41                ...
TABLA II                       Nominal                                                  Coste anual        57206890,17    ...
ANEXO 03DE LAS ALEGACIONES REALIZADAS POR LA FUNDACIÓN NUEVACULTURA DEL AGUA AL PROYECTO DE TRANSFERENCIASAUTORIZADAS POR ...
1. La ausencia de un balance energético: una omisión inadmisibleLa primera cuestión a destacar en cuanto al tratamiento de...
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Anexos de las alegaciones al PHN
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Anexos de las alegaciones al PHN

309

Published on

Published in: Travel, Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
309
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Anexos de las alegaciones al PHN "

  1. 1. Fundación Nueva Cultura del Agua ANEXOSDE LAS ALEGACIONES REALIZADAS POR LA FUNDACIÓN NUEVACULTURA DEL AGUA AL PROYECTO DE TRANSFERENCIAS AUTORIZADASPOR EL ARTÍCULO 13 DE LA LEY 10/2001, DE 5 DE JULIO, DEL PLANHIDROLÓGICO NACIONAL Y AL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL DEDICHO PROYECTOANEXO 01 ASPECTOS ECONÓMICOS DEL PROYECTO DETRANSFERENCIAS AUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DE LA LEY10/2001, DE 5 DE JULIO, DEL PLAN HIDROLÓGICO NACIONALANEXO 02 ASPECTOS ECONÓMICOS Y FINANCIEROS DEL PROYECTO DETRANSFERENCIAS AUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DE LA LEY10/2001, DE 5 DE JULIO, DEL PLAN HIDROLÓGICO NACIONALANEXO 03 ASPECTOS ENERGÉTICOS DEL PROYECTO DETRANSFERENCIAS AUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DE LA LEY10/2001, DE 5 DE JULIO, DEL PLAN HIDROLÓGICO NACIONALANEXO 04 ASPECTOS DE LA CALIDAD DE LAS AGUAS EN EL ESTUDIO DEIMPACTO AMBIENTAL DEL PROYECTO DE TRANSFERENCIASAUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DE LA LEY 10/2001, DE 5 DE JULIO,DEL PLAN HIDROLÓGICO NACIONALANEXO 05 ASPECTOS RELATIVOS A LAS CUENCAS RECEPTORAS EN ELESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL DE LAS TRANSFERENCIASAUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DE LA LEY 10/2001, DE 5 DE JULIO,DEL PLAN HIDROLÓGICO NACIONAL
  2. 2. ANEXO 01DE LAS ALEGACIONES REALIZADAS POR LA FUNDACIÓN NUEVACULTURA DEL AGUA AL PROYECTO DE TRANSFERENCIASAUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DE LA LEY 10/2001, DE 5 DE JULIO,DEL PLAN HIDROLÓGICO NACIONAL Y AL ESTUDIO DE IMPACTOAMBIENTAL DE DICHO PROYECTOASPECTOS ECONÓMICOS DEL PROYECTO DETRANSFERENCIAS AUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DELA LEY 10/2001, DE 5 DE JULIO, DEL PLAN HIDROLÓGICONACIONAL Sumario1. Introducción ............................................................................................................ 22. La inviabilidad económica de las transferencias ................................................. 2 2.1. La infravaloración de los costes .................................................................... 2 - El cambio de alternativa para el trasvase norte ..................................................... 3 - Las nuevas obras singulares de elevado coste ........................................................ 3 - El embalse de Azorín ............................................................................................... 3 2.2. La sobrevaloración de los beneficios............................................................. 63. La inviabilidad de la gestión económica del proyecto..................................... 7 3.1. La obligación de incluir en la amortización los fondos europeos............... 8 3.2. La imposibilidad de comercializar las aguas trasvasadas ........................ 10 1
  3. 3. 1. IntroducciónEl Ministerio de Medio Ambiente es tan consciente de la inviabilidad económica delproyecto de los trasvases del Ebro, y del gran despilfarro que supone de dinero públicoespañol y europeo, que ha renunciado a realizar el estudio de viabilidad económica quees imprescindible en cualquier proyecto de esta magnitud, a sabiendas de que cualquieranálisis o cualquier profundización en esta materia sólo serviría para poner demanifiesto la enorme dilapidación de fondos públicos españoles y europeos queocasionaría la ejecución de los trasvases del Ebro.Esta conciencia explica el tratamiento tangencial que ha recibido la cuestión de laviabilidad económica en el documento denominado “Régimen de utilización y tarifas”,incluido como Documento 6 en el “Proyecto de Transferencias”. En un proyecto de másde 4.000 millones de euros, desarrollado en miles de páginas de textos y planos, a losanálisis económicos se les dedica apenas dos o tres dobles páginas de un texto que paracualquier consideración económica, se remite vagamente a los análisis económicosincluidos en la documentación técnica del PHN. Estos análisis, al margen de sus másque discutibles planteamientos metodológicos e hipótesis de partida, se refieren a unproyecto que ha sido modificado sustancialmente con posterioridad, hasta llegar aconstituir en algún caso un proyecto absolutamente distinto, como es el caso deltrasvase norte. No hay términos suficientemente duros para calificar con justicia elatropello contra el erario público que supone pretender apoyar un proyecto en el que secompromete un volumen de fondos públicos como el contemplado en los trasvases delEbro, en un estudio de viabilidad económica como el que acompaña al “Proyecto deTransferencias”. Sin ninguna duda, los analistas de Bruselas tomarán buena nota de estaactitud del gobierno español cuando tengan que evaluar el proyecto.A continuación se reseñan los aspectos económicos más relevantes del proyecto detransferencias que inciden en su inviabilidad y en la imperiosa necesidad de suspenderla tramitación existente y realizar otras opciones estratégicas en la actual política deaguas española.2. La inviabilidad económica de las transferencias 2.1. La infravaloración de los costesEn el Volumen 5 Análisis Económicos de la documentación técnica del PHN deseptiembre de 2000, pág 107, se establecía el coste total de la alternativa de circulaciónóptima en 626.958 MPts., esto es, 3.768,1 M€, correspondiente a un presupuesto deejecución material (P.E.M.) de 2.490,3 M€En el Documento Nº 1 Memoria y Anejos, Apéndice 18, página 1 del Proyecto deTransferencias de junio de 2003, el P.E.M. del conjunto del proyecto asciende a un totalde 2.821,5 M€, lo que representa un incremento del 13,3 %.Esta diferencia, que en términos absolutos asciende a 331,2 M€, resultasorprendentemente reducida, y de hecho supone que el presupuesto total del Proyecto deTransferencias se mantiene prácticamente sin variación en términos reales, dado que la 2
  4. 4. inflación acumulada entre enero de 1999 y enero de 2003 asciende al 14,0 %, según losdatos oficiales del INE. Sin embargo, en la versión de 2003 se han incorporadonumerosas actuaciones y modificaciones que deberían haber elevado el presupuestoglobal en una proporción considerablemente mayor. Se comentan a continuaciónalgunas de estas modificaciones.- El cambio de alternativa para el trasvase norteEn la documentación técnica de septiembre de 2000 el trazado óptimo del trasvase nortese había determinado que era el denominado “Segre-Barcelona”, en el que el aguaprocedía directamente del embalse pirenaico del Talarn, en el alto Segre. El presupuestode ejecución material de esta alternativa era de 214,4 M€. Sin embargo, en el Proyectode Transferencias de 2003, sin ninguna explicación justificativa, se ha cambiado estaopción por otra con toma en el Bajo Ebro, cuyo presupuesto de ejecución materialasciende a 402,8 M€, lo que supone un incremento de 188,4 M€. Esta opción constituyeun proyecto totalmente distinto al anterior en cuanto a diseño, trazado, y concepcióngeneral de la obra, y presenta mayor coste de explotación, mucho mayor consumoenergético, y mucha peor calidad de agua. El Ministerio de Medio Ambiente deberíaexplicar las razones de este cambio, que se aparta de la circulación definida comoóptima por sus propios servicios técnicos, y que, en el caso hipotético de que se llegaraa ejecutar el Proyecto de Transferencias, perjudicaría gravemente los intereses de losusuarios del trasvase norte, tanto desde el punto de vista económico, como desde elpunto de vista de la calidad del abastecimiento.- Las nuevas obras singulares de elevado costeEn el trazado definitivo del trasvase sur se han introducido diversas obras, tales comotúneles, viaductos, balsas, etc., que no estaban incluidas en el proyecto inicial. Algunasde estas obras presentan costes unitarios muy elevados, y además muy inciertos, dada laescasa información geotécnica disponible, lo que supone un elevado riesgo deincremento de presupuesto durante la ejecución de la obra. Este es el caso, entre otros,del túnel de la Calderona, con un P.E.M. de 43,2 M€.- El embalse de AzorínEn la documentación técnica de septiembre de 2000 tampoco estaba incluido el embalsede Azorín, de 100 hm3 de capacidad. Se estudiaban hasta diez posibles embalses para laregulación en el tramo Cherta-Tous, pero no se estudiaban las posibilidades de regular asur de Tous. Sorprendentemente, ahora el único elemento de regulación intermedia deltrasvase queda ubicado en un punto que puede ser alimentado tanto desde el trasvase delEbro como del trasvase Júcar-Vinalopó, el cual posee según proyecto una capacidad detransporte cercana a los 220 hm3/año, mientras que la asignación del PHN al Vinalopóy las Marinas es de 80 hm3/año. El Ministerio de Medio Ambiente debe aclarar sicontempla almacenar agua del Júcar-Vinalopó en el embalse de Azorín, y si encualquier caso, los parámetros de ambos proyectos (cotas, conducciones, etc...)permitirían o no conducir agua del trasvase Júcar-Vinalopó al embalse de Azorín.Por otra parte, la construcción de este embalse ha sido evaluada con un P.E.M. de sólo55 M€; cantidad que cabe considerar como probablemente insuficiente, dadas lasdesfavorables características del vaso, que en realidad es inexistente y daría lugar a un 3
  5. 5. “embalse” que sería más bien una gran charca de muy escasa profundidad y sometida auna intensa evaporación. Además, el terreno en el que se pretende emplazar el embalsepresenta graves problemas de permeabilidad, lo que ha obligado a plantear laconstrucción de un contradique, y muy probablemente exigiría costosos tratamientos deimpermeabilización, que aumentarían grandemente los costes de construcción.Sólo las tres grandes modificaciones indicadas suponen un incremento de costes de276,6 M€, y existen varias más de menor cuantía que en conjunto llevan a unincremento de costes muy por encima de los 300 M€. Pese a la presencia de todas estasmodificaciones o actuaciones adicionales, y de otras de menor relevancia individual queresultaría muy prolijo enumerar, el presupuesto se mantiene, como ya se ha indicado,prácticamente invariable en términos reales.Esta anomalía obliga a concluir que, como ha ocurrido en otras ocasiones, se siguencalculando a la baja los costes de construcción, a fin de ofrecer a la opinión pública y alos órganos de decisión política y financiera una imagen del proyecto lo menosdesfavorable posible. Existen numerosos antecedentes de este comportamiento en laadministración hidráulica española, pero basta con señalar algunos de ellos,directamente relacionados con las proyectadas transferencias del Ebro.El primero a destacar es el del trasvase Júcar-Vinalopó, que forma parte integrante delProyecto de Transferencias, aunque se está intentando tramitar de modo independientepara tratar de obtener fondos europeos con independencia del resto del proyecto. Laevolución presupuestaria de este proyecto ha sido a grandes rasgos la siguiente:• El trasvase Júcar-Vinalopó aparece todavía en la actualidad recogido en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Júcar vigente desde 1997, presupuestado en 12.000 MPts. (72,1 M€)1, y con la mención “proyecto en redacción”.• Al término de la redacción del proyecto, en 1997, el presupuesto quedó fijado en 24.958 MPts. (150 M€ ).• En Octubre de 1999, la administración presentó una modificación de trazado que elevó en 8.171 MPts. el presupuesto total, que se elevó hasta 33.129 MPts. (199,1 M€).• Tras el concurso fallido de 2001, en el que las ofertas de la casi totalidad de las empresas concursantes duplicaban con creces el tipo de licitación, el presupuesto se elevó hasta los 230,4 M€ en que está presupuestado por el momento.Otro ejemplo cercano es el del trasvase Negratín-Almanzora, cuya construcción estáactualmente finalizando, que fue iniciado con un presupuesto de 76,9 M€ y ya se hancomprometido 147,2 M€.Otro caso que interesa señalar como prueba del sesgo sistemáticamente reduccionistaque se viene imprimiendo a los cálculos de costes en el Ministerio de Medio Ambiente,es el del coste de los bombeos de las transferencias del Ebro. Mientras que el costeanual de los bombeos era estimado en la documentación técnica de septiembre de 2000en 66,7 M€, en el Proyecto de Transferencias de Junio de 2003 asciende a 127,4 M€. Ladisparidad entre ambos datos alcanza el 91,1%, situación que resulta técnicamenteinadmisible, pero que pese a ello no es objeto de explicación ni justificación alguna en1 PHCJ, Anejo 1.Catálogo de Infraestructuras Básicas del Plan. Cuadro 1. Corrección del déficit hídrico.Y ficha de obra nº 01.24. Interconexión Júcar-Vinalopó. 4
  6. 6. la Memoria del Proyecto de Transferencias, ni en sus apéndices técnicos. Según losdatos oficiales disponibles se puede apreciar en el cuadro adjunto la considerableelevación de costes que se ha observado entre los documentos de 2000 y de 2003 (laamortización anual en 2003 se ha calculado proporcionalmente a la de 2000) De esacomparación se desprende un incremento de costes del 25%, que con toda seguridad, enla realidad será muy superior.Variación en el coste del trasvase2. Unidades PHN 2000 EIA 2003 Incr. EIA/PHNInversión total Mill. € 3.768,1 4.207,1 11,7%Anualidad de coste Mill. € 329,7 411,3 24,8% Amortización anual Mill. € 175,4 195,8 11,7% Explotación anual Mill. € 154,3 215,5 39,7% Energía Mill. € 66,7 127,4 91,1% Mantenimiento Mill. € 45,2 45,7 1,0% Afecciones Mill. € 10,8 10,8 0,0% Compensaciones Mill. € 31,5 31,5 0,0%Coste medio global* €/m3 0,31 0,39 24,8% 3Coste medio ramal norte €/m 0,16 0,20 24,8% 3Coste medio ramal sur €/m 0,35 0,44 24,8%* Coste teórico con pérdidas cero y rendimiento de trasvase del 100%Estas situaciones ofrecen una imagen negativa de la labor de los servicios técnicos de laadministración hidráulica española. A los ojos de cualquier entidad o administraciónindependiente, como pueda ser por ejemplo la Comisión Europea, es difícil evitar queestas situaciones se interpreten como manipulaciones técnicas derivadas de presionespolíticas, realizadas con la finalidad de maquillar los datos clave de los proyectos. Todoello contribuye a deteriorar la credibilidad y la solvencia de las instituciones oficiales,con las negativas consecuencias que de ello se derivan en una multiplicidad de planos.Para despejar el cúmulo de dudas e indicios de parcialidad que suscita la evaluación delos costes presentada en el Proyecto de Transferencias, la Fundación Nueva Cultura delAgua considera imprescindible la realización de una auditoría independiente por partede alguna entidad de reconocida solvencia técnica en el ámbito internacional. Enausencia de esta evaluación independiente, hay que concluir provisionalmente que loscostes de construcción y mantenimiento recogidos en el Proyecto de Transferencias seencuentran infravalorados en una proporción indeterminada, pero en cualquier caso muyimportante.2 Fte.: Proyecto de transferencias autorizadas por el art. 13, etc.., Documento 6 Tarifas, págs. 3, 15 y 16. 5
  7. 7. 2.2. La sobrevaloración de los beneficiosPara el cálculo de los beneficios, el Proyecto de Transferencias3 remite una vez más alas valoraciones establecidas en la documentación técnica del Plan HidrológicoNacional, en el capítulo 5 del Volumen 5, Análisis Económicos. La metodologíautilizada para el cálculo de los beneficios consiste en imputar un determinado valor alagua transferida, y considerar que los beneficios del trasvase equivalen al producto de lacantidad de agua aportada a los diferentes usos, por el valor unitario del agua. Estemétodo se aplica para el cálculo de los beneficios del agua urbana, que representan casilas tres cuartas partes de los beneficios totales, pese a alcanzar sólo un 40% en volumen.Para el cálculo del valor unitario del agua, el Plan establece la hipótesis de que la únicaalternativa para obtener el agua necesaria en ausencia de trasvase es la desalación, y fijaarbitrariamente el coste del agua desalada en 135 pts/m3 (0,81 €/m3). Este coste secalculaba como la suma de un coste de desalación a pie de planta de unas 100/110pts/m3 y unos costes de transporte hacia los puntos de consumo de unas 25/35 pts/m3.Sobre esa base el PHN calcula los beneficios alcanzables por los suministros urbanos,como el producto de la cantidad de agua aportada a los abastecimientos, multiplicadapor el valor unitario de 135 pts/m3.Aún manteniendo serias cautelas acerca de esta metodología de evaluación de losbeneficios del trasvase del Ebro, su utilización en los mismos términos en que lo hace elPHN puede servir para ilustrar la incoherencia de los cálculos oficiales.En primer lugar, los costes de la desalación imputados en el PHN son totalmenteirreales. Desde hace años, los costes de la desalación están en constante descenso. Paralos años inmediatos, los costes de la desalación pueden estimarse en una cifraorientativa de 0,40 €/m3, entorno de costes que ya están alcanzando los grandescontratos internacionales de desalación. Al parecer, según informaciones oficiosas queel gobierno debería publicar, el contrato de explotación de la macroplanta deCarboneras (42 hm3/año) estipulaba inicialmente un coste de 0,30 €/m3, sin incluiramortizaciones, y posteriormente se ha elevado a 0,32 €/m3, con el agua situada a piede parcela. Asimismo, cabe señalar que la central de Blanes (Gerona), de sólo 10hm3/año de capacidad, y por tanto de explotación sensiblemente más costosa, estávendiendo el agua a 0,39 €/m3, incluyendo un 15% de las amortizaciones de capital.Desde el momento en que se diseñaron y contrataron estas plantas hace tres años, loscostes de la desalación han experimentado significativas reducciones.Por otra parte, los supuestos costes de bombeo y transporte del agua desalada hacia losusuarios del interior que alegaba el PHN para descartar la desalación sencillamente noexisten. Tales costes podrían tener algún fundamento únicamente en el caso de que elinterior de la Península fuera un absoluto desierto, en el que no se generase recursohídrico alguno, lo cual afortunadamente dista mucho de ser cierto. Antes al contrario, enla península ibérica la mayor parte del agua se genera en el interior y se consume en lascostas. En lugar de enviar agua desalada desde la costa hacia el interior, la legislación3 Proyecto de transferencias autorizadas por el art. 13, etc.., Documento 6 Tarifas, págs. 3 y4. 6
  8. 8. vigente abre la posibilidad de fijar mecanismos de compensación, de modo que el aguadesalada se utilice en la misma línea de costa y los usuarios del interior pasen aabastecerse con los caudales liberados en las ciudades costeras por los suministros deagua desalada.En realidad, en el mismo Proyecto de Transferencias se reconoce explícitamente lareducción registrada en los costes de la desalación, al afirmar textualmente que “loscostes de la desalación de aguas marinas (en el entorno de las 0,48-0,60 euros/m3), a piede planta, sólo pueden ser soportados por una fracción muy reducida de la demandaagraria total planteada en los Planes Hidrológicos de Cuenca”4.La horquilla de precios reconocida en la cita anterior contradice explícitamente lahipótesis central del PHN, en la que los costes de la desalación, a pie de planta, eranconsiderados siempre iguales o superiores a 0,60 €/m3.Por otra parte hay que tener en cuenta que la desalación proporciona agua de altacalidad, mientras el trasvase del Ebro proporcionaría agua de calidad deficiente, queademás iría empeorando con el paso del tiempo, a medida que se vaya incrementando laexplotación de los recursos en la cuenca del Ebro. Para ajustar los cálculos habría quetomar en consideración este factor, lo que se podría hacer añadiendo a los costes deltrasvase los costes de tratamiento del agua del Ebro. Los costes de una simplepotabilización no bajarán en ningún caso de los 0,10 €/m3. Si además se desea rebajar elcontenido en sales desde casi un gramo por litro que tienen las aguas del Ebro durantebuena parte del año, a menos de un cuarto de gramo por litro, que es el contenido delagua desalada comercial, el coste de esta operación en ningún caso bajaría de los 0,20€/m3, a añadir al anterior.3. La inviabilidad de la gestión económica del proyectoSi en una actualización o revisión de datos de un proyecto como el de los trasvases delEbro, cuya viabilidad económica ya aparecía como muy ajustada en su redacción inicial,suben fuertemente los costes y disminuyen drásticamente los beneficios, caben pocasdudas de que la viabilidad del proyecto se arruinará por completo. Esa es exactamente lasituación de los trasvases del Ebro cuando aún no se han cumplido tres años desde supresentación ante la opinión pública. Sin embargo, el Ministerio de Medio Ambiente seniega a reconocer esa realidad, que conoce perfectamente, pues él mismo ha idopublicando en sus documentos oficiales los datos que la demuestran.Aunque son muchos los aspectos en los que cabe apoyarse para demostrar lainviabilidad económica de los trasvases del Ebro, se destacarán a continuación sólo dos:• La imposibilidad de fijar las tarifas sin repercutir las amortizaciones de las inversiones realizadas con cargo a fondos europeos.• La imposibilidad de vender agua a los usuarios urbanos y agrarios a los costes reales de los trasvases del Ebro.4 Proyecto de transferencias autorizadas por el art. 13, etc.., Documento 6 Tarifas, pág 5. 7
  9. 9. Se considera que simplemente estos dos aspectos son suficientes para descartardefinitivamente el proyecto, pues indican que su gestión económica futura seráimposible: a los costes reales exigidos por la ley no se podrá vender el agua, y a costesartificialmente reducidos tampoco, pues en este caso, a diferencia de otros, habránumerosas instituciones5 vigilantes para que el gobierno español no cometa los fraudesde ley que tendría que realizar para darle salida comercial al agua trasvasada. 3.1. La obligación de incluir en la amortización los fondos europeosLa Ley del PHN establece un régimen económico-financiero de las transferencias delEbro6 de carácter especial respecto del régimen general establecido por la Ley deAguas7.Este régimen establece una prestación patrimonial de carácter público que denomina«canon del trasvase» cuyo importe se halla con la suma de la «cuota de utilización» deltrasvase y la «cuota ambiental».La «cuota de utilización» recoge los importes fijados para la compensación de los costesde la inversión repercutibles y la gestión de las infraestructuras del trasvase.Los «costes de la inversión repercutibles» se han de calcular en función de diversoselementos señalados en la Ley entre los que nos interesa destacar la «anualidad deamortización, incluyendo cuota de devolución y descuento, aplicada al coste de lasinversiones repercutibles, tanto de primer establecimiento como de reposición,requeridas para la ejecución de las obras».Para determinar la base del cálculo de la amortización, la Ley del PHN no distingue laprocedencia comunitaria de los fondos invertidos por lo que la Administración pública ypor tanto no se debe hacer distingo que excluya de la base del cálculo las cantidadesprocedentes de la cofinanciación de la Unión Europea.Sin embargo, en el documento «Estudio sobre régimen de utilización y tarifas» delproyecto de transferencias, los fondos provenientes de la cofinanciación comunitaria,estimados en el treinta por ciento del presupuesto, se excluyen de la base del cálculo delas amortizaciones [p. 12]. Esto explica que el Secretario de Estado de Aguas y Costasdel Gobierno español haya afirmado a los medios de comunicación que el precio delagua trasvasada se verá reducido en la medida en que apliquen fondos europeos[Levante, Europa Press, El Escorial, Madrid, 12-07-2003].La exclusión es contraria a la lógica económica, contable y fiscal, y al Derechocomunitario e interno por las siguientes razones:- La amortización es un concepto que tiene diversas acepciones (económica, contable,fiscal, etcétera) pero en términos generales responde a la depreciación de los bienes através del tiempo y permite la recuperación o el pago del valor de un determinado bien5 Entre ellas, la Fundación Nueva Cultura del Agua.6 Artículos 22 a 23 LPHN7 Artículos 112 a 115 TRLA 8
  10. 10. mediante fracciones periódicas de dicho valor, así al final de la vida útil de dicho bienpodrá sustituirse o reponerse. Ello implica que sólo tiene sentido si el cálculo de lasfracciones de amortización se realiza sobre la totalidad del valor del bien, pues en otrocaso llegado el final de la vida útil del bien no permitiría su sustitución o reposición. Ensuma, carece de lógica tener en cuenta la fuente de la financiación ya que lodeterminante es la aplicación de fondos y no su origen.- La exclusión es contraria al principio de recuperación de los costes que establece lapropia Ley del PHN8 que remite expresamente a los principios de la Ley de Aguas y dela normativa comunitaria. Es decir, al régimen económico-financiero generalestablecido en la Ley de Aguas que no distingue el origen de los fondos y por tantoincluye los fondos comunitarios en la base del cálculo, y respecto del Derechocomunitario, al principio de recuperación de los costes establecido en la Directivamarco del agua9 que no hace distinción alguna respecto del origen de los fondos de lainversión y por tanto no excluye ninguna procedencia.- La reiterada exclusión es incompatible con el Derecho comunitario por suponer untrato desigual de los fondos comunitarios respecto de los fondos del Estado miembro loque contraviene el interés financiero de la Comunidad Europea que exige un trato igualy no discriminatorio por parte de los Estados miembros en la gestión de los fondospúblicos. Si la legislación española establece que los fondos públicos realizados en lasobras públicas deber ser amortizados no debe discriminar los provenientes de laComunidad Europea.- También es contraria a lo propia lógica del Plan General de Contabilidad que tampocohace distinción alguna para exclusión de fondos según la procedencia.- La exclusión también sería contraria a lo establecido en términos generales respecto dea los elementos cuantitativos a considerar en la tasa entre los que se recoge laamortización del inmovilizado10 sin que se realice distinción por el origen comunitariode los fondos en la Ley de Tasas y Precios Públicos.- La repetida exclusión supondría e además vulnerar el principio de legalidad11desarrollado en materia de prestaciones patrimoniales de carácter público en la LeyGeneral Tributaria12 y en la Ley de Tasas13, principio que exige el rango de Ley paradeterminar los elementos esenciales de estas prestaciones y que ha sido interpretado porla jurisprudencia de forma estricta.- Estos criterios, además, son los propios del servicio jurídico del Ministerio de Mediocomo se pone de manifiesto en la contestación sobre el régimen general de la Ley deAguas que, a estos efectos, es análogo y de aplicación subsidiaria (contestaciónrealizada por la Abogacía del Estado, número de salida 710, a la Secretaría del Estado8 Artículo 12 LPHN9 Artículo 9 DMA10 Artículo 19.2 Ley de Tasas y Precios Públicos.11 Artículo 9.3 CE.12 Artículo 10 LGT.13 Artículo 10 Ley de Tasas y Precios Públicos. 9
  11. 11. de Aguas y Costas, número de entrada 1894/03, 2/6, de fechada el dos de junio de dosmil tres) [documento unido al final del presente Anexo]. 3.2. La imposibilidad de comercializar las aguas trasvasadasTomando en consideración los costes reales de la desalación, que son muy inferiores alo establecido en el PHN, el trasvase del Ebro aparece como un proyecto de imposiblegestión económica.En efecto, dado que por exigencia legal los usuarios tendrán que sufragar los costesreales de operación y gestión del trasvase, a las empresas de abastecimiento urbano seles tendrá que ofrecer el agua a un precio que no podrá ser inferior a 0,33 euros, porqueese sería el coste medio del agua, según las últimas estimaciones del gobierno14, aunquesi se llega a ejecutar el trasvase, en realidad será muy superior. Además, como se havisto en el punto anterior, la tarifa tendrá que ser la misma con o sin fondos europeos,contrariamente a lo que sostiene el Gobierno.Este coste corresponde a un rendimiento del trasvase del 100%. En los años en los queel trasvase no transporte el volumen de agua previsto, el coste unitario será superior. Porotra parte, para usos urbanos el agua del Ebro requerirá importantes operaciones depotabilización, cuyo coste no bajará de los 0,10 euros/m3. Y pese a ello, el agua delEbro seguirá siendo de una calidad muy deficiente, pues es sabido que los tratamientosde potabilización no eliminan la salinidad del agua en general, ni los sulfatos enparticular, cuya concentración en las aguas del Ebro incumple la normativa europea.En consecuencia, las empresas abastecedoras difícilmente tendrán interés en comprar unagua de baja calidad a costes efectivos de entre 0,40 y 0,50 euros por m3, cuando lasplantas desaladoras estarán ofreciendo con toda seguridad, antes de cinco años, agua deexcelente calidad, plenamente garantizada y potabilizada, bastante por debajo de los0,40 euros por metro cúbico. Ya en la actualidad se han firmado contratos en el mercadointernacional por 0,41 €/m3, con amortizaciones incluidas.Esta perspectiva echa por tierra cualquier pretensión de cobrar una tarifa incrementada alas empresas de abastecimiento para poder rebajar el coste a los usuarios agrarios. Porejemplo, para que los usuarios agrarios pudieran disfrutar de una tarifa de 0,24 €/m3, alos abastecimientos se les debería aplicar una tarifa de 0,47 €/m3. Teniendo en cuentalos costes del proceso de potabilización y las mermas que se producen en este proceso,el metro cúbico efectivo les saldría a las empresas abastecedoras a 0,60 €/m3, esto es,un 50% más caro que el agua desalada, y con mucha peor calidad.En realidad, la duda no está en si serán viables o no los ajustes de tarifas propuestos enel Proyecto de Transferencias15, sino en si se podrá vender un solo metro cúbico de aguaa los abastecimientos urbanos costeros, que son la práctica totalidad, incluso a los costesmedios resultantes del trasvase. Todos los datos indican que no.14 Declaraciones de Pascual Fernández, Secretario de Estado de Aguas y Costas, recogidas en el diarioLevante, 12-7-2003:”Si no hay fondos europeos, el coste del trasvase será de 0,33 euros por metro cúbico;si hay fondos europeos, esos 0,33 se verán reducidos con la parte de los fondos europeos que se aplique”.15 Proyecto de transferencias autorizadas por el art. 13, etc.., Documento 6 Tarifas, pág 17. 10
  12. 12. Y si ni siquiera el coste medio del agua resulta competitivo para los abastecimientosurbanos, cuya demanda representa, en términos de valor actual neto, el 71% de losbeneficios del trasvase según los cálculos de la documentación técnica del PHN deseptiembre de 2000, es fácil comprender que la viabilidad económica del proyectodesaparece por completo. Apenas es necesario señalar, por otra parte, que seríancontados los usuarios agrarios que estuvieran en condiciones de adquirir agua a costespor encima de los 0,30 céntimos de euro.De hecho, el propio texto oficial señala que “los costes de las aguas trasvasadas podrían,asimismo, ser soportados por una parte significativa de estas demandas, si están en elentorno de los 0,12-0,24 €/m3”16. Ya se ha señalado más arriba que para alcanzar unatarifa agraria de 0,24 €/m3 sería necesario situar la tarifa urbana en 0,47 €/m3, y cabeañadir que para alcanzar una tarifa agraria de 0,12 €/m3, la tarifa urbana debería llegarhasta 0,65 €/m3. No es necesario detenerse en explicar el despropósito que constituiríaintentar vender agua del Ebro a los abastecimientos urbanos a semejantes precios.No hay que olvidar, por último, que todas estas consideraciones se desprenden de losescenarios de costes oficiales. Si se ejecutasen las obras, tanto los costes de inversióncomo los de operación y mantenimiento se dispararían, como ocurre regularmente enlos grandes proyectos hidráulicos. Y se asistiría, una vez más, a un descalabroeconómico financiado con fondos públicos, como es habitual desde hace ya muchosaños en el sector español de las grandes obras hidráulicas.16 Proyecto de transferencias autorizadas por el art. 13, etc.., Documento 6 Tarifas, pág 5 11
  13. 13. ANEXO 02DE LAS ALEGACIONES REALIZADAS POR LA FUNDACIÓN NUEVA CULTURADEL AGUA AL PROYECTO DE TRANSFERENCIAS AUTORIZADAS POR ELARTÍCULO 13 DE LA LEY 10/2001, DE 5 DE JULIO, DEL PLAN HIDROLÓGICONACIONAL Y AL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL DE DICHO PROYECTOASPECTOS ECONÓMICOS Y FINANCIEROS DEL PROYECTO DETRANSFERENCIAS AUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DE LALEY 10/2001, DE 5 DE JULIO, DEL PLAN HIDROLÓGICO NACIONAL SumarioI- El análisis económico sobre el que se basa el documento nº 6 Estudio sobre régimen deutilización y tarifas ..................................................................................................................... 2 I.1 Se confunden los dos proyectos de trasvase en uno sólo .................................................. 2 I.2 Erróneo cálculo de los costes ............................................................................................ 2 I.3 Cálculo erróneo de la amortización de las inversiones .....................................................2 I.4 Se elude asignar los costes de amortización a cada proyecto y a cada tramo ...................3 I.5 Los beneficios quedan sobrevalorados al eludirse el cálculo riguroso de los valores de oportunidad del agua en cada cuenca receptora .....................................................................4 I.6 En conclusión: el balance económico coste-beneficio resulta negativo ...........................4II- Contradicciones e inconsistencias de los principios financieros usados. .............................. 5 II.1 Se oscurece el principio de recuperación de costes en contradicción con la DMA......... 5 a) El papel que tendrán los posibles fondos europeos a este respecto. ............................. 5 b) No se dan garantías de acuerdo con los usuarios de recuperación de costes............... 5 II.2 El consumo efectivo como base de la imputación de costes sigue siendo oscuro...........6 a) Asumir demandas urbano-industriales progresivas ...................................................... 6 b) Asumir los problemas de garantía de caudales previstos en el PHN ............................ 7 II.3 Graves deficiencias en el cálculo de los costes de servicios y costes ambientales..........7 a) Valor de Oportunidad del recurso en cada cuenca receptora. .................................. 7 b) La valoración de los costes ambientales es arbitraria y oscura ................................ 8III- Las propuestas financieras del documento nº 6 Estudio sobre régimen de utilización ytarifas .......................................................................................................................................... 8 III.1 Los fondos europeos se proponen como subvenciones a fondo perdido........................8 III.2 La amortización se calcula a 50 años para todas las inversiones ................................... 9 III.3 La tasa de descuento y los costes financieros de capitales externos .............................. 9 III.4 Las contradicciones del Reglamento del Dominio Público Hidráulico.......................... 9 III.5 El uso de conceptos financieros engañosos.................................................................. 10 III.6 Los costes energéticos se disparan ............................................................................... 12 III.7 Los criterios de asignación tarifaria para los diversos tipos de usuarios...................... 12 III.8 No se garantiza la disposición al pago de los usuarios.................................................12 III.9 Los costes que habría que acordar con los usuarios ..................................................... 13 III.10 La desviación que impone el modelo de financiación propuesto respecto a lo que supondría asumir el criterio de recuperación íntegra de costes ............................................ 13 1
  14. 14. I- El análisis económico sobre el que se basa el documento nº 6 Estudiosobre régimen de utilización y tarifasAunque el documento se centra en el análisis financiero, empieza reseñando la trascendenciade que tal análisis se fundamente en un buen estudio económico. Al respecto asume como talel estudio coste-beneficio presentado en la documentación técnica del Plan HidrológicoNacional. I.1 Se confunden los dos proyectos de trasvase en uno sóloEn el PHN se presentan dos proyectos de trasvase perfectamente diferenciados: el trasvaseNorte (a Barcelona) y el trasvase Sur hacia la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería. Setrata de dos proyectos perfectamente diferenciados e independientes, cuya única relación estáen que ambos de abastecen desde el mismo ecosistema: el río Ebro. Por tanto, al abordar elanálisis económico, y el posterior análisis financiero, es preciso distinguir ambos proyectos yelaborar sendos análisis diferenciados. I.2 Erróneo cálculo de los costesTal y como queda reseñado en el estudio realizado por la Fundación Nueva Cultura del Aguapara WWF (Arrojo et al-2003), el documento de análisis económico publicado por elGobierno en su día como documentación técnica del PHN adolece de serios fallos: a) no toma en cuenta los costes de regulación y de distribución de los trasvases; b) se valoran los costes energéticos balanceándolos frente a los ingresos que generarían los procesos de turbinado; sin embargo, tal balance se hace desde una perspectiva financiera y no económica; c) se elude considerar los costes que impone la mala calidad de las aguas trasvasables, especialmente para los usos urbanos; d) no se contabilizan los costes derivados de las fugas y pérdidas previsibles en el transporte y almacenamiento; e) la inmadurez presupuestaria del documento citado, se pudo de manifiesto escasos meses después de presentado cuando el propio Gobierno revisó los presupuestos (al variar el trazado) aumentando las previsiones presupuestarias en 600 millones de euros, lo que supone un 15% de crecimiento en las inversiones previstas.El presente documento a información pública no sólo no ha rectificado estos errores,denunciados y publicados durante los últimos años, sino que ni siquiera recoge el incrementopresupuestario que el propio Gobierno ha evaluado (punto e). I.3 Cálculo erróneo de la amortización de las inversionesEn el documento de Análisis Económicos del PHN se introducen serios errores a la hora decalcular la amortización de las inversiones, que luego se trasladan al presente documento de“Estudio sobre régimen de utilización y tarifas”. La amortización de cualquier inversión debehacerse contando con el tiempo de vida útil de la instalación de que se trate. Por otro lado, encoherencia con el principio formalmente asumido por el documento en cuestión, debe hacersecon relación al consumo efectivo de agua trasvasada y servida. El Gobierno, sin embargo,introduce serios errores al no respetar estos principios elementales: 2
  15. 15. a) En torno a 718 millones de euros, es decir un 22% de las inversiones presentadas en el estudio del Gobierno, corresponderían a instalaciones de bombeo o turbinado cuyo plazo de amortización debería ser a lo sumo de 20 años (y no de 50 años); ello supone un incremento del 11% de los costes totales de amortización (Arrojo et al-2003); b) El estudio del Gobierno elude asumir el hecho de que la mayor parte de las demandas urbanas, que pretenden satisfacerse con los trasvases, no son demandas existentes desde el primer año, sino que se prevén como demandas progresivas de futuro. Lógicamente la amortización prevista debe calcularse sobre la base de los caudales realmente servidos. Asumiendo que esos caudales sean crecientes a lo largo de los próximos 25 años, hasta llegar a los 464 hm3 de demandas urbano- industriales, los ingresos de amortización serían un 40% inferiores (Arrojo et al 2003). c) Se elude tomar en cuenta los problemas previstos por el propio Gobierno en lo que se refiere a la falta de caudales disponibles para trasvasar en años de sequía, como consecuencia del proceso de cambio climático. De nuevo en este caso, no se pueden amortizar costes sobre la base de caudales que no sean trasvasables. Tomando en cuenta las previsiones hechas por el Gobierno sobre los años en los que no sería posible trasvasar los caudales previstos (12 de cada 50 años), se incrementan los costes unitarios del metro cúbico realmente trasvasable en torno al 29% (Arrojo et al-2003). I.4 Se elude asignar los costes de amortización a cada proyecto y a cada tramoDos son los elementos motivo de alegación en este punto: a) Como ya se ha dicho, el PHN prevé dos proyectos de trasvase claramente diferenciados e independientes: el trasvase norte con destino al área metropolitana de Barcelona, para usos urbano-industriales, y el trasvase sur hacia la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería, para usos en su mayoría agrarios. En la medida que se trata de dos proyectos independientes, no resulta aceptable mezclar la amortización de ambos. b) Respecto al trasvase sur, debería desglosarse la asignación de costes por tramos. De hecho en cada tramo, correspondiente a cada una de las cuencas receptoras, las alternativas al trasvase son diversas y los costes de oportunidad del agua varían enormemente.No pueden ignorarse los hechos anteriores, pues en la práctica no podrán asignarse costes alos usuarios por responsabilidades ajenas. Por ejemplo, no pueden asignarse a posibles usosagrarios (a través de un valor medio) los elevados costes de desalobración, necesarios para lasaguas domésticas. Como sería impensable repartir a usos agraios los elevados costes deamortización que acaban resultando en las aguas urbanas al tener que amortizarlas sobredemandas progresivas. Distribuir en un valor medio los costes de transporte a distancias demás de 800 kilómetros resulta igualmente inaceptable, cuando los costes estrictamenteasignables a cada tramo ofrecen costes tan distintos como los que refleja el siguiente cuadro(de 0,2 €/m3 a 1,5 €/m3). 3
  16. 16. Ebro-Castellón Norte 20 cent€/m3 Castellón-Mijares 29 cent€/m3 Mijares-Cast.Sur 30 cent€/m3 Turia-Tous 41 cent€/m3 Tous-Villena 63 cent€/m3 Villena-B.Segura 69 cent€/m3 B.Segura-Cartag.Litor. 76 cent€/m3 Cartag.Lit.-Almanzora 125 cent€/m3 Almanzora-Almería 154 cent€/m3 Villena-Altiplano 100 cent€/m3 MEDIA PONDERADA Trasvase Sur 121 pts/m3 - 73 cent€/m3 Fuente: Arrojo et al-2003 I.5 Los beneficios quedan sobrevalorados al eludirse el cálculo riguroso de los valores deoportunidad del agua en cada cuenca receptoraAsumir como valor de oportunidad de las aguas urbanas 0,81€/m3, como pretendido coste dela desalación de aguas marinas, es absolutamente incorrecto, por dos razones:1º- Los costes de desalación actuales son del orden de 0,41 €/m3; dado que las principalestensiones de demanda se generan en la costa, los costes de transporte no pueden hacer crecerestos costes de forma significativa.2º El cálculo del valor de oportunidad de las aguas en las diversas cuencas receptoras nosofrece valores muy inferiores cuya media ponderada es de tan sólo 0,14 €/m3, tal y como serefleja en el siguiente cuadro. JÚCAR SEGURA- ALMERÍA BARCELONA TOTAL Hm3 315 546 189 1.050 Valor medio de 6 pts/m3 32 pts/m3 30 pts/m3 24 pts/m3 Oportunidad 4 cent€/m3 19 cent€/m3 18 cent€/m3 14 cent€/m3 Fuente: Arrojo et al-2003 I.6 En conclusión: el balance económico coste-beneficio resulta negativoVarias son las conclusiones que deben extraerse de los apartados anteriores.1º - Corregidos los errores señalados, el balance económico coste-beneficio ofrece un VANnegativo de – 3.556 Millones de Euros (Arrojo et al-2003).2º - En los estudios de capacidad de pago del regadío aportados por el propio Gobierno en ladocumentación del PHN (citados por el documento a información pública) se reconoce: • en Alicante-Murcia-Almería: “… la línea media de demanda se agota en torno a las 60 pts/m3…”; • en Castellón: “… valores de hasta 40 pts/m3 parecen viables en cuantías apreciables…”; 4
  17. 17. • en Valencia : “… la capacidad de pago es menor. Puede absorberse demanda hasta 15- 20 pts/m3, y a partir de aquí disminuye hasta el máximo, en torno a las 40…”En base a estos datos, las demandas agrarias desaparecerían prácticamente por encima de 0,24€/m3 en Castellón y Valencia; mientras en el Alicante, Murcia y Almería las demandas dereducirían drásticamente a 0,36 €/m3. Si comparamos estos valores con los costes por tramosexpuestos más arriba llegamos a la conclusión de que tan sólo la agricultura castellonensepodría asumir los costes que impondrían los trasvases previstos.De todo ello se deduce que la afirmación con la que se cierra el punto 2 del documento ainformación pública es incorrecta. Lejos de poder afirmarse “La racionalidad económica delproyecto parece estar asegurada” debe concluirse que la irracionalidad económica de losproyectados trasvases queda probada.II- Contradicciones e inconsistencias de los principios financieros usados.El régimen económico financiero del PHN se basa en el apartado 3.2 en tres apartadosbasados en los artículos 22 y 23 de la propia ley del PHN: a) Recuperación de los costes del trasvase b) Imputación de los costes en función del consumo efectivo. c) Aplicación de distintos sistemas de cálculo a los costes de servicios y costes ambientales.Analizado el apartado 3 titulado “consideraciones de carácter administrativo en relación con elrégimen de utilización y las tarifas del proyecto de transferencias” entendemos que aparecenserias contradicciones que pasamos a enunciar. II.1 Se oscurece el principio de recuperación de costes en contradicción con la DMASe juega sistemáticamente con el principio de recuperación de costes que exige la Directiva,pero vaciándolo de contenido y eludiendo clarificar cual va a ser la política que se vaya aaplicar respecto a los costes finalmente asumidos por los usuarios. Varios son los elementosde contradicción que se manifiestan respecto al espíritu y la letra de la DMA. a) El papel que tendrán los posibles fondos europeos a este respecto.La amortización de las inversiones queda oscurecida bajo el término ambiguo de “inversionesrepercutibles”. Según se explicita, “las inversiones repercutibles, en ningún caso podrán serinferiores a la inversión no financiada con fondos comunitarios” (punto 3.4). De este texto seinduce la más que probable intención de transformar los fondos europeos, en simples fondosde subvención (y no de financiación), traicionando el espíritu y el objetivo de fondo de laDirectiva Marco respecto a la progresiva aplicación del principio de recuperación íntegra decostes. El hecho de que esta trasgresión se perfile de forma implícita en base a los fondoseuropeos resulta particularmente lesiva para la aplicación en letra y espíritu de la DirectivaMarco. b) No se dan garantías de acuerdo con los usuarios de recuperación de costes. 5
  18. 18. Tal y como señala el documento, citando la cláusula segunda del Convenio de régimenfinanciero por el que se regirá la gestión de tarifas:“Una vez realizadas las inversiones e iniciada la fase de explotación, TRASAGUA celebraráun convenio con los usuarios que previamente habrán constituido la Junta Central deUsuarios o Entidad representativa equivalente a que se refiere el artículo18 de la Ley delPlan Hidrológico Nacional. En el convenio se contemplará una tarifa que se fijaráreglamentariamente…”Exigir la organización de la Junta Central de Usuarios y la negociación del convenio parafijar las tarifas a posteriori , una vez realizadas ya las obras e inversiones, equivale a maniatara la Administración, ya que en esa pretendida negociación, los futuros usuarios tienen toda lafuerza, ya que su desacuerdo pondría en bancarrota el proyecto, sin posible marcha atrás.Asumir de entrada esta estrategia no tiene otra explicación que la de eludir el conflicto quepuede surgir con los futuros usuarios, priorizando la realización de la obra en urgencia porencima de todo. Evidentemente esta estrategia no es aceptable por cuanto supone la antesalade la bancarrota financiera, tal y como previene en su estudio económico el profesorHanemann, citando experiencias análogas en EEUU (Hanemann-2002) II.2 El consumo efectivo como base de la imputación de costes sigue siendo oscuroTal y como se ha señalado anteriormente en el apartado I, relativo al análisis económico, elconsumo efectivo previsible es uno de los aspectos más oscuros, tanto del documento deAnálisis Económico que se publicó con el PHN, como del documento a información pública.De hecho para poder asignar correctamente los costes de amortización y los de gestión ymantenimiento, sería preciso aclarar las expectativas de demandas reales y los problemas degarantía en la existencia de caudales trasvasables. a) Asumir demandas urbano-industriales progresivasTal y como se ha señalado anteriormente, de los 464 hm3 previstos en principio comocaudales urbano-industriales, a lo sumo 58 hm3 podrían considerarse propiamente comodemanda en déficit actualmente (en zonas con problemas de sobreexplotación). El resto soncaudales que corresponden a demandas futuras crecientes.Como ha quedado reiteradamente denunciado durante los últimos años, estas previsionesestán notablemente sobreestimadas (Arrojo et al-2003). De hecho, el PHN ignoró laautocrítica explícita que el propio Ministerio de Medio Ambiente hizo en el Libro Blancorespecto a las demandas urbano-industriales presentadas en los planes hidrológicos de cuenca,asumiendo esas infladas e inconsistentes expectativas. Es de notar que estas expectativas,desde las prospectivas demográficas existentes, llevan a situar los consumos por habitante ydía en 438 l/hab/día en un plazo de 20 años, lo que supone un aumento del 36% (cuando enrealidad una perspectiva hacia un nuevo modelo de desarrollo sostenible debería rebajar lasdemandas por habitante).En todo caso, aceptando esas expectativas de demandas crecientes, será necesario calcular loscostes de amortización, gestión y mantenimiento sobre estos caudales crecientes, partiendo detan sólo 50 hm3 de los trasvases para usos urbanos y asumiendo progresivamente esasdemandas crecientes hasta llegar a los 464 hm3 a 25 años vista. 6
  19. 19. b) Asumir los problemas de garantía de caudales previstos en el PHNTal y como también se ha explicado en el apartado I, ni el documento de Análisis Económicodel PHN ni el presente documento, toman en consideración los problemas de garantía en ladisponibilidad de caudales trasvasables, que el propio Gobierno reconoce en sus escenarios decambio climático (ver el siguiente gráfico procedente del documento de Análisis de lossistemas hidráulicos del PHN). II.3 Graves deficiencias en el cálculo de los costes de servicios y costes ambientalesSi bien es cierto que la Directiva Marco deja un amplio margen de interpretación a losGobiernos a la hora de aplicar el criterio de recuperación de costes, no es menos cierto queexige claridad y transparencia en el cálculo de esos costes. Tales costes se clasifican en costesde los servicios y costes ambientales. Entre unos y otros deben quedar incluidos, según laDirectiva Marco, los costes de amortización y financiación de las inversiones, los defuncionamiento, conservación y administración, el valor del recurso (lo que en términoseconómicos se denomina valor de oportunidad del recurso) y los costes ambientales. Másallá de la indeterminación y oscuridad que caracteriza la previsión de costes asignados a losusuarios (en función de ese futuro convenio para fijar tarifas), el propio documento aexposición pública elude aplicar metodologías rigurosas en la valoración tanto del recurso(valor de oportunidad) como de los costes ambientales. a) Valor de Oportunidad del recurso en cada cuenca receptora.En rigor el valor de oportunidad del agua debe territorializarse de manera precisa, pues setrata de calcular el coste que supondría disponer del agua en cuestión a través de la alternativa 7
  20. 20. más económica. El Gobierno ha eludido en todo momento analizar el valor de oportunidad encada tramo del trasvase. El ámbito territorial en el que debe hacerse tal valoración es elámbito de cada cuenca receptora. Esto es así en la medida que cualquier uso actual de aguas(o caudales disponibles no usados) en cada cuenca es susceptible de sacrificarse comoalternativa de abastecimiento a los usos del trasvase, dado que éstos se ubican en zonas bajasde dichas cuencas. El documento en ningún momento desarrolla estos cálculos ni referenciasiquiera las elaboraciones publicadas al respecto (Arrojo et al-2003).En el documento a información pública se confunde el concepto de coste de oportunidad delrecurso con los costes de compensación ambiental a las cuencas cedentes (en el apdo.3.5). Enconcreto al desglosar los elementos a considerar en la tarifa se afirma:“…y por último los costes de oportunidad, al incluirse como hemos indicado en la tarifa unacuota ambiental que tienen íntegramente por objeto compensar a las cuencas cedentes porlas aguas trasvasadas…” b) La valoración de los costes ambientales es arbitraria y oscuraA la hora de valorar los costes ambientales a repercutir en la tarifa, el documento ainformación pública comete errores conceptuales y oscurece la cuantificación definitiva deeste apartado.Por un lado, comete el error conceptual reseñado, al confundir la cuota ambiental con el costede oportunidad del recurso. En cualquier caso la fijación de esa cuota ambiental en 3 pts/m3-0,018 €/m3, queda fijada de forma totalmente arbitraria en la ley del PHN. Esta fijaciónarbitraria entra en contradicción con la Directiva Marco que exige la aplicación demetodologías científicamente homologadas para calcular tales costes ambientales decompensación en las cuencas cedentes.A estos costes habría que añadir los gastos derivados de las medidas correctoras que sederiven de las Declaraciones de Impacto Ambiental de las diversas infraestructuras aconstruir. Sin embargo, tales costes en ningún momento han sido siquiera estimados, ni en eldocumento de Análisis Económico del PHN, ni en el presente documento a informaciónpública (tal sería el caso de los presupuestos previstos en el PIDE, por ejemplo), siendo ésteotro factor de opacidad y falta de transparencia.III- Las propuestas financieras del documento nº 6 Estudio sobre régimende utilización y tarifasEn el apartado 4 del documento se presentan las alternativas de financiación a aplicar. Seestructuran esas alternativas en función de dos tipos de criterios: los relativos al cálculo de laamortización global anual a satisfacer; y los relativos a la individualización de esos costes enla tarifa de cada tipo de usuario. III.1 Los fondos europeos se proponen como subvenciones a fondo perdidoEn todos los cálculos de las diversas alternativas financieras los fondos europeos solicitados ala UE se presentan como subvenciones. En este contexto la expresión, “con carácter mínimo,como importe repercutible la inversión no financiada con fondos europeos…”, no pasa de ser 8
  21. 21. una coletilla cautelar de carácter formal, que denota la clara voluntad política de que el 30%de la financiación europea quede como subvención a fondo perdido. Tal y como hemosindicado anteriormente, esto predetermina un uso de estos fondos inconsistente con el espírituy los objetivos finales explicitados por la Directiva Marco de Aguas. III.2 La amortización se calcula a 50 años para todas las inversionesAunque en el apartado 4.1.1 se recoge la necesidad de distinguir inversiones con plazos deamortización de 50 años y las que deberían ser amortizadas a 25 años, posteriormente eldocumento olvida la cuestión y amortiza a 50 años para todo tipo de inversiones. Recordemosque, tal y como se reseña en el apartado I de este anexo, se estima que el 22%, cuando menos,de las inversiones previstas corresponderían a infraestructuras con una vida de 20 o 25 años, alo sumo. III.3 La tasa de descuento y los costes financieros de capitales externosLos cálculos se hacen sobre una tasa de descuento del 2%. Teniendo en cuenta que nosmovemos en un análisis de amortización de muy largo plazo (50 años), dicha tasa puederesultar optimista. Es de notar que en el documento de Análisis Económico del PHN, la tasade descuento que se asume es del 4%.Respecto a los costes financieros de los capitales externos que TRASAGUA deberá conseguiren el mercado de capitales, se asume una tasa del 4%. Al respecto cabe subrayar que carece desentido determinar a priori un tipo de interés, entre otras razones porque la mayor parte de lafinanciación externa de TRASAGUA se hará, con toda seguridad, a tipo variable. Aproximarlas tarifas mediante una hipótesis sobre tipos de interés equivale a aceptar que cuando lostipos de interés superen el escenario elegido, TRASAGUA incurrirá en déficits cuya coberturapresupuestaria se añadirá a las subvenciones de capital previstas.En todo caso, es de notar que la indefinición del Documento respecto del marco tarifariodefinitivo, dará lugar a un riesgo regulatorio considerable, lo que incrementará lasrentabilidades exigidas por los mercados de capitales. El hecho de que el convenio tarifariocon los usuarios explícitamente se prevea firmar una vez estén realizadas las obras, indica quela negociación de los intereses financieros de esos capitales externos deberá hacerse sinconocerse la reacción y el compromiso de pago de los usuarios, lo cual eleva los riesgos y portanto, con toda probabilidad, los correspondientes intereses en los mercados financieros. III.4 Las contradicciones del Reglamento del Dominio Público HidráulicoEl documento a información pública reconoce:“…La Ley de Aguas en su artículo 106, si bien no establecía una compensación por el costedel capital invertido, permitía ponderar al menos la pérdida de valor de dicho capital comoconsecuencia de la depreciación monetaria, al indicar en su apartado tercero que… el tipode amortización, el 4% anual, se debería aplicar sobre el valor de las inversiones realizadaspor el Estado…El Reglamento del Dominio Público Hidráulico limitó el alcance de la mencionada previsiónlegal, al establecer la posibilidad de dicha actualización exclusivamente cuando el tipo deinterés legal del dinero excediera del 6%…” 9
  22. 22. Como puede deducirse de la mencionada regulación, cuando el tipo del interés legal deldinero, como ocurre en la actualidad, es inferior al 6%, la cláusula de actualización noopera, con lo cual el cálculo de la amortización se realiza sobre el valor nominal de lainversión, sin tener en cuenta la actualización derivada de la depreciación monetaria.”La aplicación de esta norma entra en contradicción, no sólo con el espíritu de la Ley deAguas, sino también con la Directiva Marco, en la medida que, bajo un pretendido enfoque derecuperación de costes, no sólo elude el criterio en cuestión, sino que contribuye a hacer másopaca la financiación.En los diversos modelos de financiación se supone que el 30% procede de los fondos propiosde TRASAGUA. La citada empresa debería recoger fondos públicos y privados; sin embargo,en los modelos de financiación presentados se consideran como fondos públicos, sin costefinanciero alguno.Por el contrario, cuando se trata de recoger fondos de los usuarios para compensar loscapitales invertidos por TRASAGUA (por canon y tarifa) se cuenta con ellos para generarbeneficios financieros (al 3%) que se aplican a reducir más aún los pagos del usuario. De estaforma se sustrae a los fondos públicos, tanto el pago de los costes financieros de lasinversiones públicas, como los valores financieros generados por las aportaciones de losusuarios (canon y tarifas).Respecto al sistema de amortización de la inversión física, el Documento no se decanta por unmétodo determinado de amortización. Los diferentes métodos existentes reparten de maneradistinta los costes de depreciación a lo largo del tiempo, lo cual es simplemente una obviedadque no añade nada.En lo que se refiere al epígrafe 4.1.1, es especialmente confuso y podría haber incongruenciasentre el 4% y los períodos de vida útil considerados. III.5 El uso de conceptos financieros engañososEn los cuadros recogidos como anexos y en los correspondientes comentarios hechos en eltexto central del Documento, se presentan conceptos contables como pretendidos costesglobales de amortización a asumir por los usuarios cuando tales costes son otros.En unos casos se presentan los costes financieros (cuota financiera), implícitamente, comocostes totales de amortización. Se usa por otro lado los valores actualizados, de nuevoimplícitamente, como representativos de los valores a pagar por los usuarios. De esta forma,los costes aparecen formalmente como más reducidos. Por ejemplo, en el cuadro nº4 deamortización financiera de la inversión con cuota constante, lo que se presenta en la últimacolumna como Valor actualizado medio de la cuota fija se reduce a 34.140.893 €, cuando enrealidad el pago efectivo que tendrían que asumir los usuarios serían los 53.258.471 € dedicha cuota fija.De esta forma, la presentación de los resultados derivados de los diversos modelos deamortización que se hace en el apartado 4.2, no sólo es confusa, sino que induce a creer quelos costes anuales a asumir son menores de lo que realmente serían. En concreto se presentan 10
  23. 23. como síntesis de aplicación de los diversos modelos la cuota financiera anual actualizadamedia. En el caso de la amortización con cuota constante, por ejemplo, el Documento ofrececomo única referencia de costes a asumir el valor actualizado de resultados financieros, queresulta ser de 12.111.879 €/año, lo que vendría a ser el balance total de intereses financierosen valor actualizado. Sin embargo, más allá de este valor actualizado, será necesariocontabilizar los 53.258.471 €/año de la cuota fija que amortiza capitales invertidos.La presentación de los diversos modelos de amortización adolecen de una falta deexplicaciones y de una opacidad inaceptable. En dicha opacidad parecen existir seriasirregularidades que es preciso corregir. Por ejemplo parecen amortizarse primero los capitalesexternos, exclusivamente, dejando para el final la amortización de las inversiones públicas (ainterés nulo), lo cual sería un agravante del abuso cometido sobre el erario público que en estecaso ni siquiera estaría justificado por norma alguna. Para colmo, cuando el capital exteriorqueda amortizado, los pagos que deberían amortizar el capital público invertido, aunque deforma injustificadamente retardada, se siguen reteniendo para generar beneficios financieros(al 3%), lo cual sería un agravante del abuso cometido sobre el erario público que en este casoni siquiera estaría justificado por norma alguna. Dicho en otras palabras, lo que al cabo detreinta años se supone que debería llegar al erario público, se demora en la devolución hastacumplidos los 50 años. Ello significa darle beneficios al proyecto basándose en unafinanciación gratuita a cargo de los contribuyentes. Tal enfoque no sólo es incorrecto desde unpunto de vista financiero, sino que no existe norma alguna que lo justifique. En anexo secontrasta el enfoque presentado frente a lo que sería un enfoque técnicamente bien hecho(independientemente de otros factores técnicos, a nuestro entender errórneos o excesivamenteoptimistas que referenciamos más adelante.El primer cuadro del anexo recoge lo que debería ser una amortización adecuada planteadasobre la base de dos créditos, desde las siguientes bases:1º, el relativo a las inversiones con fondos propios (se supone públicos) de TRASAGUA, sininterés (a devolver anualmente a razón de 1/50 por año);2º el relativo a los fondos externos bajo un interés del 4%;3º el proceso de amortización de ambos esta planteado por el procedimiento de cuota deamortización constante (se podrían rehacer con término amortizativo de pago constante). El segundo cuadro es una réplica del presentado en el documento a información pública(anexo-cuadro 3). En él, tal y como ya hemos explicado, se plantea como un único préstamocon amortización acelerada basada en los fondos del otro préstamo (el de dinero público). Ellopermite que en los últimos años se tenga una posición de deuda negativa que generarendimientos positivos a la operación, asumiéndose que al erario público no se le devuelve uneuro hasta el año 50.La diferencia es apreciable. En concreto, si trabajamos con valores actualizados, aplicando unproceso técnicamente correcto, el pago anual sería de 57 millones de €/año; sin embargo, conel erróneo proceso presentado en el documento a información pública, el pago sería de 46millones de €/año. Si en vez de hablar en valores actualizados, hablamos de la cuota fija totala pagar por los usuarios cada año, el coste por un proceso técnicamente correcto sería de91.025.343 €/año, mientras que con el erróneo método del documento presentado serían tansólo 73.595.585 €/año; es decir 17.429.758 € al año de menos. El error inducido por este trucometodológico supone nada menos que un 25% del coste de amortización anual. 11
  24. 24. En el anexo presentamos a título de ejemplo dos cuadros excel. En el primero se reproduce elmodelo presentado en el anexo del documento a información pública, basado como se haexplicado en aplicar las cuotas cobradas a amortizar exclusivamente el capital exterior (al4%),, sin amortizar ni un euro del crédito público; amortizado dicho crédito, los nuevosingresos , en lugar de reintegrarse al erario público, se usan para capitalizar TRASAGUA al3%, para finalmente devolver el crédito público al cumplir los 50 años.En el segundo cuadro, ambos créditos son amortizados desde el primer momento, cada unocon la cuota que le corresponde; el uno contando con los costes financieros (4%) y el otro sincostes financieros. III.6 Los costes energéticos se disparanLos costes energéticos asumidos en el Análisis Económico del PHN suponían un total de11.093 millones de pts/año, es decir 66.825.301 €/año. En el presente documento los costesenergéticos casi se duplican: 127.417.500 €/año. Dado que estos costes se concentranesencialmente en los últimos tramos del trasvase sur (Alicante, Murcia, Almería), ello llevaríalos costes energéticos a valores en el entorno de los 0,3 €/m3 en Almería, costes que están porencima de los costes energéticos situados por debajo de los 0,15€/m3 desde las modernastecnologías existentes en el mercado. De esta forma, los nuevos costes energéticos sitúan lasalternativas de la reutilización de retornos urbanos, de la desalobración e incluso de ladesalación marina, como más razonables económicamente que los trasvases a larga distancia. III.7 Los criterios de asignación tarifaria para los diversos tipos de usuariosEl documento ofrece como criterios de distribución tarifaria de los costes a amortizar por losusuarios los artículos 301 y 308 del Reglamento de Dominio Público Hidráulico, en funciónlas hectáreas de superficie regada, lo que desincentiva la eficiencia y el ahorro, en contra delos criterios exigidos por la Directiva Marco de Aguas.El hecho de que se asuman coeficientes diferentes sistemáticamente, penalizando los usosurbanos frente a los agrarios, genera dinámicas de subvenciones cruzadas que actúan de formasistemática, en contra también de los criterios de racionalidad económica exigidos por laDirectiva Marco.La práctica tradicionalmente arbitraria del la Confederaciones Hidrográficas a la hora deasignar coeficientes tarifarios a cada tipo de usuario, deja en puras palabras huecas el artículo22.6 de la Ley del Plan Hidrológico Nacional al plantear que el canon de trasvase para cadausuario se fijará con arreglo a criterios de racionalidad del uso, equidad en el reparto de lasobligaciones y autofinanciación del servicio, teniendo en cuenta especialmente el consumoefectivo del agua trasvasada y el uso al que la misma se destine. El presente documento enabsoluto especifica la concreción de estos criterios. III.8 No se garantiza la disposición al pago de los usuariosTal y como ya se ha dicho, el documento recoge y asume sin más la previsión establecida enla segunda cláusula del Convenio de Gestión Directa , firmado por el Gobierno el 20 de Mayodel 2002 con la sociedad TRASAGUA, según la cual se debatirá y se acordará con los 12
  25. 25. usuarios del trasvase la reglamentación tarifaria una vez realizadas las inversiones e iniciadala fase de explotación . De esta forma la exigencia de la Directiva Marco en el sentido de que: “ …debe existir una política de tarifación transparente y que cuente con la participación delos usuarios…”.Evidentemente, prever ese proceso de información, debate y posible negociación a posteriori,no satrisface la exigencia de la Directiva. Pero sobre todo hará que en esa futura negociación,una vez ejecutadas las obras, la Administración Pública se encuentre atada de pies y manosante un más que probable desacuerdo de pago por parte de sectores de usuarios. Taldesacuerdo llevaría a aceptar como mal menor disposiciones al pago inferiores, pues laretirada de sectores de usuarios significativos dispararían aún más los costes a asumir por losrestantes.En cualquier caso, tanto por un camino como por otro, se apunta a una más que previsiblequiebra financiera sin posible marcha atrás ni opciones de redimensionamiento del proyecto. III.9 Los costes que habría que acordar con los usuariosAsumiendo que la financiación europea del 30% de las inversiones fueran subvenciones afondo perdido y asumiendo que las inversiones propias de TRASAGUA, otro 30%, serealizaran sin costes financieros (0%), los costes finales que resultarían serían del orden de0,28€/m3 (46,5 pts/m3) en promedio (pueden variar estos cálculos en función del modelo deamortización adoptado). Sin embargo, si asumimos que las demandas urbanas seránprogresivas y que, según el propio PHN deben preverse problemas de disponibilidad decaudales trasvasables en años secos (con cambio climático), la amortización de las inversionesrepercutibles deberá hacerse contando con menores caudales. Tomando en cuenta estascondiciones, el coste a repercutir en promedio por metro cúbico sería de 0,34 €/m3 (57,2pts/m3). Por último es de notar que, cuando menos sobre los caudales urbanos (un 47% deltotal), es preciso contar con los costes de desalobración que lleven la salinidad de los caudalestrasvasables (entre 1200 µS/cm y 1500 µS/cm) a niveles adecuados para prepotables (menosde 1000 µS/cm). Ello supondría añadir sobre estos caudales urbanos costes del orden de0,18€/m3 (30 pts/m3).Con todo ello los costes a repercutir sobre los usuarios superarían en promedio las 60 pts/m3que el propio PHN reconocía como inasumibles para la mayor parte de los usos proyectados.Parece por tanto improbable que, una vez clarificadas estas cuentas (incluso contando con lafinanciación europea como subvención y la asunción de costes financieros nulos para lasinversiones públicas de la Administración Española), pueda llegarse un acuerdo con losusuarios que garantice su disposición real al pago pertinente. III.10 La desviación que impone el modelo de financiación propuesto respecto a lo quesupondría asumir el criterio de recuperación íntegra de costesEl principio de recuperación íntegra de costes supondría asumir tanto la financiación europeacomo las inversiones con fondos propios de TRASAGUA (públicos) bajo unos costesfinancieros cuando menos del 3%, mientras la financiación externa se vería cargada concostes del 4%. En estas condiciones, y teniendo en cuenta la amortización sobre los caudales 13
  26. 26. previsiblemente demandados y trasvasables (con demandas urbanas progresivas y previsionesde cambio climático), los costes medios serían del orden de 0,44 €/m3 (74 pts/m3).Sobres estos costes habría que añadir el ya citado coste de desalobración de los caudalesurbanos, los costes de regulación y de distribución.La aplicación del modelo de financiación propuesta por el Gobierno Español llevaría a que elEstado deje de recuperar como mínimo el 60% de las inversiones realizadas. 14
  27. 27. TABLA I coste anual 46252773,41 coste interes/año 12111879,97 coste amort/año 34140893,44 Pago total actual 2312638671 Cuota total anual 73.595.585,39 Cuota 1+ cuota 2 53258471,15 crédito 2 valor actual. cuota.cred.1 cuota cred.2 C.pendiente Crédito 2 tasa actualiz. Intereses.act. cuota totalAño amortizacion 1521670604 Credito 2 intereses 605593998,5 1707044672 1 22825059,07 30433412,09 1468412133 60866824,17 1 60866824,17 53258471,15 2 22825059,07 30433412,09 1415153662 58736485,33 0,980392157 57584789,54 52214187,4 3 22825059,07 30433412,09 1361895191 56606146,48 0,961168781 54408060,82 51190379,81 4 22825059,07 30433412,09 1308636720 54475807,64 0,942322335 51333770,23 50186646,87 5 22825059,07 30433412,09 1255378249 52345468,79 0,923845426 48359121,91 49202594,97 6 22825059,07 30433412,09 1202119777 50215129,94 0,90573081 45481390,31 48237838,21 7 22825059,07 30433412,09 1148861306 48084791,1 0,887971382 42697918,41 47291998,24 8 22825059,07 30433412,09 1095602835 45954452,25 0,870560179 40006116,16 46364704,16 9 22825059,07 30433412,09 1042344364 43824113,41 0,853490371 37403458,82 45455592,3110 22825059,07 30433412,09 989085892,8 41693774,56 0,836755266 34887485,42 44564306,1911 22825059,07 30433412,09 935827421,7 39563435,71 0,8203483 32455797,22 43690496,2612 22825059,07 30433412,09 882568950,5 37433096,87 0,804263039 30106056,25 42833819,8713 22825059,07 30433412,09 829310479,4 35302758,02 0,788493176 27835983,78 41993941,0514 22825059,07 30433412,09 776052008,2 33172419,17 0,773032525 25643358,96 41170530,4415 22825059,07 30433412,09 722793537,1 31042080,33 0,757875025 23526017,39 40363265,1316 22825059,07 30433412,09 669535065,9 28911741,48 0,74301473 21481849,79 39571828,5617 22825059,07 30433412,09 616276594,8 26781402,64 0,728445814 19508800,64 38795910,3618 22825059,07 30433412,09 563018123,6 24651063,79 0,714162562 17604866,88 38035206,2319 22825059,07 30433412,09 509759652,5 22520724,94 0,700159375 15768096,7 37289417,8720 22825059,07 30433412,09 456501181,3 20390386,1 0,68643076 13996588,22 36558252,8221 22825059,07 30433412,09 403242710,2 18260047,25 0,672971333 12288488,34 35841424,3322 22825059,07 30433412,09 349984239 16129708,41 0,659775817 10641991,54 35138651,323 22825059,07 30433412,09 296725767,8 13999369,56 0,646839036 9055338,712 34449658,1424 22825059,07 30433412,09 243467296,7 11869030,71 0,634155918 7526816,065 33774174,6525 22825059,07 30433412,09 190208825,5 9738691,868 0,621721488 6054753,999 33111935,9326 22825059,07 30433412,09 136950354,4 7608353,022 0,609530871 4637526,041 32462682,2827 22825059,07 30433412,09 83691883,24 5478014,176 0,597579285 3273547,793 31826159,128 22825059,07 30433412,09 30433412,09 3347675,33 0,585862044 1961275,911 31202116,7729 22825059,07 30433412,09 -22825059,07 1217336,483 0,574374553 699207,0984 30590310,5630 22825059,07 30433412,09 -76083530,22 -684751,772 0,563112307 -385592,1499 29990500,5431 22825059,07 30433412,09 -129342001,4 -2282505,907 0,552070889 -1260105,065 29402451,5132 22825059,07 30433412,09 -182600472,5 -3880260,041 0,54124597 -2100175,108 28825932,8633 22825059,07 30433412,09 -235858943,7 -5478014,176 0,530633304 -2906816,759 28260718,4934 22825059,07 30433412,09 -289117414,8 -7075768,31 0,520228729 -3681017,954 27706586,7535 22825059,07 30433412,09 -342375886 -8673522,445 0,510028166 -4423740,742 27163320,3536 22825059,07 30433412,09 -395634357,1 -10271276,58 0,500027613 -5135921,914 26630706,2237 22825059,07 30433412,09 -448892828,3 -11869030,71 0,49022315 -5818473,628 26108535,5138 22825059,07 30433412,09 -502151299,4 -13466784,85 0,480610932 -6472284,013 25596603,4439 22825059,07 30433412,09 -555409770,6 -15064538,98 0,471187188 -7098217,761 25094709,2640 22825059,07 30433412,09 -608668241,7 -16662293,12 0,461948223 -7697116,705 24602656,1341 22825059,07 30433412,09 -661926712,9 -18260047,25 0,452890415 -8269800,381 24120251,1142 22825059,07 30433412,09 -715185184 -19857801,39 0,444010211 -8817066,583 23647305,0143 22825059,07 30433412,09 -768443655,2 -21455555,52 0,435304128 -9339691,895 23183632,3644 22825059,07 30433412,09 -821702126,3 -23053309,66 0,426768753 -9838432,222 22729051,3445 22825059,07 30433412,09 -874960597,5 -24651063,79 0,418400739 -10314023,3 22283383,6646 22825059,07 30433412,09 -928219068,7 -26248817,93 0,410196803 -10767181,18 21846454,5747 22825059,07 30433412,09 -981477539,8 -27846572,06 0,402153728 -11198602,76 21418092,7248 22825059,07 30433412,09 -1034736011 -29444326,19 0,394268361 -11608966,22 20998130,1249 22825059,07 30433412,09 -1087994482 -31042080,33 0,386537609 -11998931,5 20586402,0750 22825059,07 30433412,09 -1141252953 -32639834,46 0,37895844 -12369140,74 20182747,13
  28. 28. TABLA II Nominal Coste anual 57206890,17 credito al 4% Coste total actualizado 2860344508 1521670604 Cuota total anual 91.025.343,11Año Pago.Prest. Cuota Amort. Cap.pendiente intereses Ptamo 40% Total pagos Factor Pagos sin interés Prestamo 40% Prestamo 40% actualización actualizados1 22825059,07 30433412,09 1491237192 60866824,17 91300236,26 114125295,3 1 114125295,32 22825059,07 30433412,09 1460803780 59649487,69 90082899,78 112907958,8 0,980392157 110694077,33 22825059,07 30433412,09 1430370368 58432151,21 88865563,29 111690622,4 0,961168781 107353539,44 22825059,07 30433412,09 1399936956 57214814,72 87648226,81 110473285,9 0,942322335 104101444,75 22825059,07 30433412,09 1369503544 55997478,24 86430890,33 109255949,4 0,923845426 100935609,16 22825059,07 30433412,09 1339070132 54780141,76 85213553,84 108038612,9 0,90573081 97853900,367 22825059,07 30433412,09 1308636720 53562805,27 83996217,36 106821276,4 0,887971382 94854236,478 22825059,07 30433412,09 1278203308 52345468,79 82778880,88 105603939,9 0,870560179 91934584,829 22825059,07 30433412,09 1247769896 51128132,31 81561544,39 104386603,5 0,853490371 89092960,9310 22825059,07 30433412,09 1217336483 49910795,82 80344207,91 103169267 0,836755266 86327427,4211 22825059,07 30433412,09 1186903071 48693459,34 79126871,43 101951930,5 0,8203483 83636092,8512 22825059,07 30433412,09 1156469659 47476122,86 77909534,94 100734594 0,804263039 81017110,7213 22825059,07 30433412,09 1126036247 46258786,37 76692198,46 99517257,52 0,788493176 78468678,4114 22825059,07 30433412,09 1095602835 45041449,89 75474861,98 98299921,04 0,773032525 75989036,1815 22825059,07 30433412,09 1065169423 43824113,41 74257525,49 97082584,56 0,757875025 73576466,1616 22825059,07 30433412,09 1034736011 42606776,92 73040189,01 95865248,07 0,74301473 71229291,4117 22825059,07 30433412,09 1004302599 41389440,44 71822852,53 94647911,59 0,728445814 68945874,9718 22825059,07 30433412,09 973869186,8 40172103,95 70605516,04 93430575,11 0,714162562 66724618,9319 22825059,07 30433412,09 943435774,7 38954767,47 69388179,56 92213238,62 0,700159375 64563963,5220 22825059,07 30433412,09 913002362,6 37737430,99 68170843,07 90995902,14 0,68643076 62462386,2421 22825059,07 30433412,09 882568950,5 36520094,5 66953506,59 89778565,66 0,672971333 60418401,0122 22825059,07 30433412,09 852135538,4 35302758,02 65736170,11 88561229,17 0,659775817 58430557,3123 22825059,07 30433412,09 821702126,3 34085421,54 64518833,62 87343892,69 0,646839036 56497439,3524 22825059,07 30433412,09 791268714,3 32868085,05 63301497,14 86126556,21 0,634155918 54617665,2925 22825059,07 30433412,09 760835302,2 31650748,57 62084160,66 84909219,72 0,621721488 52789886,4326 22825059,07 30433412,09 730401890,1 30433412,09 60866824,17 83691883,24 0,609530871 51012786,4527 22825059,07 30433412,09 699968478 29216075,6 59649487,69 82474546,76 0,597579285 49285080,6728 22825059,07 30433412,09 669535065,9 27998739,12 58432151,21 81257210,27 0,585862044 47605515,329 22825059,07 30433412,09 639101653,8 26781402,64 57214814,72 80039873,79 0,574374553 45972866,7230 22825059,07 30433412,09 608668241,7 25564066,15 55997478,24 78822537,31 0,563112307 44385940,8131 22825059,07 30433412,09 578234829,7 24346729,67 54780141,76 77605200,82 0,552070889 42843572,2132 22825059,07 30433412,09 547801417,6 23129393,19 53562805,27 76387864,34 0,54124597 41344623,733 22825059,07 30433412,09 517368005,5 21912056,7 52345468,79 75170527,85 0,530633304 39887985,5234 22825059,07 30433412,09 486934593,4 20694720,22 51128132,31 73953191,37 0,520228729 38472574,7535 22825059,07 30433412,09 456501181,3 19477383,74 49910795,82 72735854,89 0,510028166 37097334,6436 22825059,07 30433412,09 426067769,2 18260047,25 48693459,34 71518518,4 0,500027613 35761234,0737 22825059,07 30433412,09 395634357,1 17042710,77 47476122,86 70301181,92 0,49022315 34463266,8738 22825059,07 30433412,09 365200945 15825374,29 46258786,37 69083845,44 0,480610932 33202451,3239 22825059,07 30433412,09 334767533 14608037,8 45041449,89 67866508,95 0,471187188 31977829,5140 22825059,07 30433412,09 304334120,9 13390701,32 43824113,41 66649172,47 0,461948223 30788466,8241 22825059,07 30433412,09 273900708,8 12173364,83 42606776,92 65431835,99 0,452890415 29633451,3742 22825059,07 30433412,09 243467296,7 10956028,35 41389440,44 64214499,5 0,444010211 28511893,4743 22825059,07 30433412,09 213033884,6 9738691,868 40172103,95 62997163,02 0,435304128 27422925,1444 22825059,07 30433412,09 182600472,5 8521355,384 38954767,47 61779826,54 0,426768753 26365699,5545 22825059,07 30433412,09 152167060,4 7304018,901 37737430,99 60562490,05 0,418400739 25339390,5746 22825059,07 30433412,09 121733648,3 6086682,417 36520094,5 59345153,57 0,410196803 24343192,2447 22825059,07 30433412,09 91300236,26 4869345,934 35302758,02 58127817,09 0,402153728 23376318,3448 22825059,07 30433412,09 60866824,17 3652009,45 34085421,54 56910480,6 0,394268361 22438001,949 22825059,07 30433412,09 30433412,09 2434672,967 32868085,05 55693144,12 0,386537609 21527494,7450 22825059,07 30433412,09 -5,22E-07 1217336,483 31650748,57 54475807,64 0,37895844 20644067,07
  29. 29. ANEXO 03DE LAS ALEGACIONES REALIZADAS POR LA FUNDACIÓN NUEVACULTURA DEL AGUA AL PROYECTO DE TRANSFERENCIASAUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DE LA LEY 10/2001, DE 5 DE JULIO,DEL PLAN HIDROLÓGICO NACIONAL Y AL ESTUDIO DE IMPACTOAMBIENTAL DE DICHO PROYECTOASPECTOS ENERGÉTICOS DEL PROYECTO DETRANSFERENCIAS AUTORIZADAS POR EL ARTÍCULO 13 DELA LEY 10/2001, DE 5 DE JULIO, DEL PLAN HIDROLÓGICONACIONAL Sumario1. La ausencia de un balance energético: una omisión inadmisible........................... 22. Los datos del Proyecto de Transferencias dejan en evidencia al PHN .................. 33. Los costes energéticos de bombeo en los trasvases del Ebro. ................................. 44. El análisis del ciclo de vida del proyecto .................................................................. 55. Criterios para la evaluación energética del ciclo de vida de los trasvases............. 6 Energía de construcción. ............................................................................................... 6 Energía de mantenimiento y conservación ................................................................... 7 Energía de tratamiento .................................................................................................. 7 Pérdidas de transporte ................................................................................................... 86. Conclusión: unos costes energéticos disparatados................................................... 8 1
  30. 30. 1. La ausencia de un balance energético: una omisión inadmisibleLa primera cuestión a destacar en cuanto al tratamiento de la cuestión energética en elproyecto de transferencias es la ausencia de cualquier balance energético del conjuntodel proyecto. Esta omisión es completamente inadmisible en un proyecto de estascaracterísticas, y por sí sola se considera suficiente para invalidar en su totalidad elEstudio de Impacto Ambiental.La omisión del balance energético, ya sea global o parcial, es tanto más inaceptable enla medida en que es intencional y deliberada: sin lugar a dudas, el balance energéticointegral de los bombeos de los trasvases ha sido realizado por el Ministerio de MedioAmbiente, porque en el Documento 6 Tarifas, Pág 3., del proyecto de transferencias, seespecifica que el coste energético anual de los bombeos de los trasvases sería de 127,4millones de euros anuales, esto es, un 91,1 % más de lo calculado en la DocumentaciónTécnica (DT) del PHN. Obviamente, para calcular ese coste anual, el Ministerio deMedio Ambiente ha tenido que realizar previamente el balance energético de losbombeos. Sin embargo, disponiendo de esa información fundamental, no ha queridohacerla pública.Esta actitud es inadmisible en la medida en que se trata de una ocultación deliberada alescrutinio público de un dato clave en el proyecto de transferencias, pero resultaplenamente comprensible habida cuenta del comportamiento que viene exhibiendo laadministración hidráulica española en relación con el PHN: las transferenciaspropuestas constituyen un disparate energético totalmente injustificable, y laadministración no desea dar a conocer ningún dato que pueda perjudicar la ya bastantedeteriorada imagen del proyecto. Basta con señalar, a este respecto, que la suma de lasalturas manométricas en las sucesivas elevaciones del trasvase Sur, desde el Ebro hastaAlmería, totaliza 1.156 metros de altura, y que el grueso del trasvase, desde el Ebrohasta Villena, ha de superar una suma de alturas manométricas de 857 metros. Lassupuestas recuperaciones de energía, si alguna vez se llegasen a instalar (en el trasvaseTajo-Segura no hay recuperación de energía), resultan irrelevantes en la operativaenergética total del trasvase.Resulta deplorable que los cuerpos técnicos de la administración española puedanplantear en la actualidad una transferencia de agua que precisa semejantes elevaciones,cuando departamentos muy próximos de esa misma administración están gestionandoproyectos con tecnologías alternativas, como la desalación, capaces de obtener agua demucha mejor calidad, con más garantía, a menor coste, y consumiendo sustancialmentemenos energía que la transferencia propuesta.Esta actitud es si cabe aún más lamentable tratándose de un país como España, principalincumplidor de los compromisos de la Unión Europea en el Protocolo de Kioto. Ladeslealtad del gobierno español hacia sus socios europeos alcanza en este terreno una desus cotas más flagrantes, pues se está eludiendo el cumplimiento de compromisosinternacionales que obligan al gobierno español. La actitud del gobierno español anteeste problema contribuye a erosionar la legitimidad y la credibilidad de la UniónEuropea en un tema tan crítico en la escena internacional como el de la lucha contra elcambio climático. Sin duda ninguna, la Comisión Europea tomará buena nota de estecomportamiento en sus relaciones con el estado español, en este y en otros temas. 2

×