Reunión Latinoamericana sobre Financiamiento Agrícola  “Fortaleciendo los Sistemas Rurales frente a los Actuales Desafíos ...
decir US$ 1, 341 millones y 77% de este apoyo corresponde al Estimado de Apoyo alProductor.Este indicador de Estimado de A...
Desde la Visión de la Nación de largo plazo que contiene la Estrategia Nacional de Desarrollo2030 se intuye la importancia...
cohesión territorial y ala competitividad del aparato productivo y la elevación del capital humanoa través de la educación...
En lo relativo al cambio climático la Estrategia Nacional de Desarrollo se propone “Reducir lavulnerabilidad, avanzar en l...
Para llevar adelante el conjunto de políticas que se orientan al sector agropecuario y al mediorural se necesita contar co...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

02 temistocles montas

272
-1

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
272
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

02 temistocles montas

  1. 1. Reunión Latinoamericana sobre Financiamiento Agrícola “Fortaleciendo los Sistemas Rurales frente a los Actuales Desafíos del Desarrollo Agrícola Latinoamericano” Políticas nacionales y financiamiento del desarrollo agrícola y rural: una visión desde la Republica Dominicana Palabras del Ing. Juan Temístocles Montas Ministro de Economía, Planificación y DesarrolloPara el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo es un honor compartir y analizar conustedes, desde la perspectiva de la planificación del desarrollo nacional, lo que son las políticasnacionales y el financiamiento del desarrollo agrícola y rural en la Republica Dominicana.La Republica Dominicana es un país que ha visto transformar sustancialmente su baseproductiva en los últimos cuarenta años. De ser una economía esencialmente agroexportadoraa finales de los setenta la económica dominicana paso a estar cada vez mas sustentada en losservicios, particularmente el turismo. En 1970, la agropecuaria representaba el 23.3% de PIB yel 54.9% del empleo. En contraste en el 2010, la agropecuaria represento 8.3% del PIB y14.2% del empleo.Esta perdida tan drástica de importancia relativa esta vinculada esencialmente a la perdida degravitación de la agricultura, ya que la reducción del peso de la pecaría, la silvicultura y lapesca ha sido relativamente menos drástica, actividades que pasaron de representar el 7.6%del PIB en 1970 a representar 4.6% del PIB. Por el contrario, la agricultura paso de 15.7% delIB en el 1970 a 4% en 2010.En términos de tasas de crecimiento, la agricultura creció a una tasa promedio anual 1.3%durante el periodo 1970- 2000. En la década 2000- 2010 hemos asistido a un avivamiento de laactividad agrícola, particularmente a partir del 2005, que se manifiesta en un crecimientopromedio anual de 3.5%. Este mayor dinamismo esta asociado por un lado a la adopción denuevos instrumentos de apoyo a la producción agrícola, como han sido los programas depignoración y las iniciativas de fomento a la producción agropecuaria bajo ambiente controladoy el apoyo a una mayor tecnificación de las unidades productivas, como el caso del Programade apoyo a la transición competitiva (PATCA), Este esfuerzo se ha traducido en una mayorestabilidad en los precios agropecuarios, al menos para algunos productos sensibles de la altaincidencia en la canasta, alimentaria, como arroz, habichuelas, ajo y leche.La agricultura dominicana se caracteriza por la coexistencia de una estructura productiva dual,donde hay un predominio de la pequeña propiedad, la cual represento el 81% de losproductores y ocupaba el 21.5% de la superficie censada en 1998 con predios menores de 100tareas, (equivalente a 6.3 hectáreas) y con niveles tecnológicos de mediano a bajo. El uso deniveles tecnológicos altos corresponden a los grandes productores, que representaban el 3.6%del total de productores en 1998.Si bien la agricultura se ha dinamizado en la última década, como ya se ha indicado, elcrecimiento de la productividad del trabajo ha sido relativamente reducido. De igual forma secomporta el rendimiento por tarea, con la excepción de los rubros de caña de azúcar, plátano yen menor medida el arroz. Es importante señalar la relevancia creciente que esta tomando laproducción bajo ambiente controlado, la cual tiene una incidencia directa en la consolidación denuevos renglones de exportación agrícola, como es el caso de los vegetales.Si bien el gasto público agropecuario promedio en el periodo 1996- 2011 ascendió a 0.61% delPIB, situándose en 0.68% del PIB si se incluye el gasto en riego, cuando se utilizan otrosindicadores de mayor alcance del apoyo al sector agropecuario, la magnitud del apoyo esmayor. Según un estudio reciente realizado por Peña y Gurría, el Estimado de Apoyo Total a laAgricultura, siguiendo la metodología de la OECD, fue equivalente a 2.9% del PIB en 2009, es 1
  2. 2. decir US$ 1, 341 millones y 77% de este apoyo corresponde al Estimado de Apoyo alProductor.Este indicador de Estimado de Apoyo al Productor representa el equivalente al 36.7% de losingresos brutos anuales derivados de la actividad agropecuaria y el mismo se generamayormente en los rubros de arroz, pollo, leche y azúcar. Puesto en la perspectiva decomparación internacional, estos valores son superiores a los existentes en promedio en lospaíses de la OCDE.En materia de crédito, en la Republica Dominicana se presentan problemas similares a losexistentes en la región. Un crédito rural y agropecuario que compite con el crédito al consumo,hipotecario y corporativo, a tiempo que presenta características muy distintas en materia deriesgo. La participación del crédito al consumo, hipotecario y corporativo, al tiempo quepresenta características muy distintas en materia de riesgo. La participación del crédito totalpaso de 11% en 1990 a 3.75% en 2011. A esta situación se agrega que la banca privada seenfoca principalmente en créditos para la pignoración de productos agrícolas, mientras que sucontribución a actividades de producción agrícola ha sido limitada.Dentro de las razones que explican este comportamiento esta el alto nivel de riesgo querepresenta la producción agropecuaria debido a la variabilidad climática y exposición a eventosextremos y al bajo nivel de titularización de tierra de los productores agropecuarios. LaRepublica Dominicana y si bien sus actividades han ido en aumento, aun su radio de acción eslimitado. En el 2010 se emitieron 16 mil 830 pólizas de seguros a igual números de productorespor un monto de RD $ 4 mil 528, 4 millones, aproximadamente US$ 125 millones, cubriendouna superficie de 409, 718 tareas o 25, 800 hectáreas, es decir menos de 2% de la superficieexplotada.La contraparte social de la situación de la agropecuaria se manifiesta en la airó incidencia de lapobreza en la zonal rural, alcanzando el 46.1% de la población rural frente a un 25.9% de lapoblación urbana. Mientras que la indigencia o pobreza extrema asciende a 15.5% de lapoblación rural versus un 5.8% de la población urbana.Entendiendo esta situación, la presente administración de gobierno ha hecho un gran esfuerzoen expandir la cobertura de los programas sociales en la zona rural. A octubre de 2011, el 25%de los hogares rurales era beneficiario del Programa Solidaridad de TransferenciasCondicionadas y el 26% de la población rural tiene acceso al Seguro Familiar de Salud en elrégimen Subsidiado.La situación descrita muestra los grandes desafíos de la agropecuaria dominicana para cumplirlos distintos roles que puede desempeñar en materia de contribuir a la seguridad alimentaria,creación de empleo e ingresas para la población rural, generación de divisas y provisión deservicios ambientales. Estos desafíos se presentan en un contexto de permanencia de preciosinternacionales agropecuarios relativamente altos en el mediano plazo, una vulnerabilidadclimática mas acentuada debido a los efectos del cambio climático y un proceso gradual concalendario preestablecido de liberalización comercial asociado a la vigencia de los acuerdos delibre comercio DR- CAFTA y el Acuerdo de Asociación Económica con la Unión Europea.Ante estos desafíos se impone la necesidad de promover la creación de mecanismosasociativos que permitan a los pequeños y medianos productores articularse a cadenasproductivas agrícolas y forestales que puedan generar mayor valor agregado y ser máscompetitivas para poder integrarse eficientemente en los mercados local y global.Como es conocido por algunos de ustedes recientemente fue promulgada la Ley Orgánica 1-12 sobre la Estrategia Nacional de Desarrollo de la Republica Dominicana 2030, la cual es uninstrumento clave en el diseño y posterior implementación de las políticas publicas que habránde ser impulsadas durante los próximos veinte (20) años. ¿Como se visualiza el sectoragropecuario y el medio rural en la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030? 2
  3. 3. Desde la Visión de la Nación de largo plazo que contiene la Estrategia Nacional de Desarrollo2030 se intuye la importancia del ámbito rural y de la producción agropecuaria. En efecto laVisión de la Nación definida establece que al llegar el 2030 la“Republica Dominicana es un país prospero, donde las personas viven dignamente, apegadosa valores éticos y en el marco de una democracia participativa que garantiza el Estado social ydemocrático de derecho y promueve la equidad, la igualdad de oportunidades y la justiciasocial, que gestiona y aprovecha sus recursos para desarrollarse de forma innovadora,sostenible y territorialmente equilibrada e integrada y se inserta competitivamente en laeconomía global”Es obvio que la aspiración que recoge la Visión de la Republica Dominicana al 2030 abarca atodos los sectores de la vida nacional, por consiguiente, el ámbito rural en todas susmanifestaciones esta presente y se hace patente en la alusión a la gestión y aprovechamientode los recursos nacionales para que se desarrolle de forma innovadora, sostenible yterritorialmente equilibrada e integrada; y constituirá así mismo un importante reto de laspolíticas publicas a desplegar para garantizar que el sector agropecuario se inserte de formacompetitiva en la economía global y que lo haga en una dimensión que se garantice laprosperidad en el ámbito real y al mismo tiempo la sostenibilidad ambiental.La Estrategia Nacional de Desarrollo parte de una concepción de integralidad, coherencia yarticulación de las políticas que se implementan en distintos ámbitos para alcanzar el desarrollosostenible.Específicamente, se plantea que el avance en la consecución de la Visión de la Nación deLargo Plazo se logra con la implementación de un conjunto de políticas y líneas de acción encuatro ejes estratégicos.Estos son: 1. Un Estado social y democrático de derecho con instituciones que actúan con ética, transparencia y eficacia al servicio de una sociedad responsable y participativa que garantiza la seguridad y promueve la equidad, la gobernabilidad, la convivencia pacifica y el desarrollo nacional y local. 2. Una sociedad con igualdad de derechos y oportunidades, en la que toda la población tiene garantizada educación, salud vivienda digna y servicios básicos de calidad y promueve la reducción progresiva de la pobreza y desigualdad social y territorial. 3. Una economía territorial y sectorialmente integrada, innovadora, diversificada, plural, orientada a la calidad y ambientalmente sostenible, que crea y desconcentra la riqueza, genera crecimiento alto y sostenido con equidad y empleo digno, y que aprovecha y potencia las oportunidades del mercado local y se inserta de forma competitiva en la economía global. 4. Una sociedad con cultura de producción y consumo sostenibles, que gestiona con equidad y eficacia los riesgos y la protección de medio ambiente y los recursos naturales y promueve una adecuada adaptación al cambio climático.En el caso especifico del sector agropecuario, la Estrategia Nacional de Desarrollo se planteael objetivo de “Elevar la productividad, competitividad y sostenibilidad ambiental yfinanciera de las cadenas agro-productivas, a fin de contribuir a la seguridad alimentaria,aprovechar el potencial exportador y generar empleo e ingresos para la población rural”Las políticas y acciones dirigidas al logro de este objetivo se ubican tanto en el plano depolíticas horizontales que tiendan a proveer bienes públicos y condiciones de ambiente denegocios que afectan a todas las actividades productivas, como a políticas especificas dirigidasa atender condiciones particulares del sector agropecuario.Dentro de los objetivos y políticas horizontales se resaltan aquellas vinculadas con elsostenimiento de la estabilidad macroeconómica, la creación de un ambiente de negocios pro-competitivo, la provisión de energía a precios competitivas y en condiciones de sostenibilidad,así como la dotación de infraestructura y provisión de servicios de logística que ayuden a 3
  4. 4. cohesión territorial y ala competitividad del aparato productivo y la elevación del capital humanoa través de la educación y la formación profesional.Dentro de las políticas específicas dirigidas hacia el sector agropecuario se plantean lassiguientes: Reformar la institucionalidad del sector agropecuario y forestal, con visión sistémica para impulsar la transformación productiva y la inserción competitiva en los mercados locales y extremos. Implementar la zonificación de cultivos conforme a las características de los recursos agro-productivos y las condiciones medioambientales y de riesgo. Promover y fortalecer prácticas de manejo sostenible de los recursos naturales, tierras degradadas y en proceso de desertificación, a través de programas de capacitación y extensión y el fomento de especies productivas que permitan la adaptación al cambio climático, respeten la biodiversidad y cumplan criterios de gestión de riesgos. Impulsar la investigación, la innovación y el desarrollo tecnológico, incluyendo la biotecnología, para mejorar los procesos de producción, procesamiento, y comercialización de productos agropecuarios y forestales y difundir ampliamente sus resultados mediante un eficiente sistema de extensión agrícola. Fortalecer y facilitar el acceso a los sistemas de información e inteligencia de mercado de los productos agropecuarios y forestales, a través del uso de las TIC, y su apropiada difusión entre productores y organizaciones agropecuarias. Desarrollar y fortalecer estructuras asociativas y alianzas publico- privadas nacionales y globales que, sobre la base de la planificación participativa de todos los actores del sector agropecuario, incluidos las y los pequeños productores, contribuyan a la creación de capital social y al aprovechamiento de sinergias que redunden en un mejoramiento de la productividad y la rentabilidad. Desarrollar servicios financieros que faciliten la capitalización, tecnificación y manejo de riesgos de las unidades de producción agropecuaria y forestal, con normativas y mecanismos que den respuesta a las necesidades del sector y que aseguren el acceso individual o colectivo, de las y los pequeños y medianos productores. Desarrollar un sistema de sanidad e inocuidad agroalimentaria integrado, moderno y eficiente, con un fuerte componente de capacitación, que involucre a todos los actores de la cadena productiva para preservar la salud de los consumidores e incrementar la competitividad. Impulsar formas eficientes de provisión de infraestructura, servicios e insumos que eleven la calidad y productividad de los procesos de producción y distribución agroalimentaria y forestal. Impulsar la creación de un sistema de facilitación de negocios que permita reorganizar las cadenas de comercialización, tanto nacionales como internacionales, de productos agroforestales, a fin de generar términos más justos y estables para el productor y la productora agroforestal. Desarrollar un sistema de apoyo a las exportaciones de productos agropecuarios y forestales en los principales mercados de destino, que provea información y capacitación, sobre sus requerimientos y brinde protección frente a malas prácticas. Fomentar la expansión de cultivos y especies con rentabilidad y potencial de mercado, incluyendo el mercado de carbono. Establecer un sistema funcional de registro y titilación de la propiedad que garantice la seguridad jurídica de la propiedad en el medio rural. Brindar oportunidades de tenencia de tierra a jóvenes y mujeres y agilizar el proceso de titilación de las tierras a los y las beneficiarias de la reforma agraria, a fin de facilitar el acceso al crédito y la inversión necesaria para la producción sostenible. Impulsar, mediante la difusión de las mejores prácticas de cultivo, el incremento de la productividad y la oferta en los rubros agropecuarios con mayor aporte a la seguridad alimentaria y la adecuada nutrición de la población dominicana. Incentivar la creación de agroindustrias locales para agregar valor a la producción primaria. 4
  5. 5. En lo relativo al cambio climático la Estrategia Nacional de Desarrollo se propone “Reducir lavulnerabilidad, avanzar en la adaptación a los efectos del cambio climático y contribuir ala litigación de sus causas”Dos líneas de acción son de particular relevancia para las actividades agropecuarias y laspoblaciones rurales. Estas son: Fortalecer, en coordinación con los gobiernos locales, el sistema de prevención, reducción y control de los impactos antrópicas que incrementan la vulnerabilidad de los ecosistemas a los efectos del cambio climático. Fomentar el desarrollo y la transferencia de tecnología que contribuyan a adaptar las especies forestales y agrícolas a los efectos del cambio climático. Fortalecer la coordinación entre las funciones e instituciones de planificación, protección social y gestión ambiental y de riesgos, para minimizar las vulnerabilidades y propiciar la recuperación rápida y sostenible, en particular en relación a la población mas pobre. Incorporar, sobre la base de un mapeo de riesgos, la gestión de riesgos como componente esencial en los procesos de planificación sectorial, regional, provincial y de inversión publica. Concienciar y capacitar a la población sobre sus derechos en materia de gestión de riesgo, particularmente a la población más vulnerable, para lograr la actuación responsable de las comunidades antes, durante y después de la ocurrencia de los desastres.Por su parte, el desarrollo rural en la Estrategia Nacional de Desarrollo es abordado como partede los objetivos de cohesión social y territorial y el mismo implica a su vez intervenir en elmejoramiento de las condiciones de vida de la población rural. Específicamente se plantean unconjunto de acciones orientadas a fomentar en la zona rural actividades productivas noagropecuarias que diversifiquen las fuentes de ingreso familiar, el apoyo a la agriculturafamiliar, la provisión de servicios integrales para la microempresas rurales, aumento del gastosocial en educación, salud y servicios comunitarios en las zonas rurales, así como lasinversiones en la infraestructura productiva y aquellas que faciliten la integración urbano- rural yregional y el impulso de acciones afirmativas a favor del desarrollo personal de las mujeresrurales.Dentro de los compromisos de reforma asumidos por el Estado en el marco de la Ley 1- 12 deEstrategia Nacional de Desarrollo hay dos que merecen mención especial.El primero establece que en un plazo no mayor de 3 años deberá quedar definida, aprobada eimplementada la reforma de los marcos legales e institucionales relativos al sectoragropecuario y forestal a fin de impulsar su transformación productiva. Basta señalar que alsector agropecuario forestal están vinculadas de forma directa 15 instituciones y la mayor partede la normativa fue emitida durante las décadas del 50 y 60 reflejando paradigmas de políticaagropecuaria muchas veces no adecuados para las exigencias de los tiempos actuales.La reforma institucional en el sector agropecuario debe estar en consonancia con elfortalecimiento institucional de todo el aparato estatal, el cual debe orientarse a “Racionalizar ynormalizar la estructura organizativa del Estado, incluyendo tanto las funciones institucionalescoma la dotación de personal, para eliminar la duplicidad y dispersión de funciones yorganismos y propiciar el acercamiento de los servicios públicos a la población en el territorio,mediante la adecuada descentralización y desconcentración de la provisión de los mismoscuando corresponda”El segundo compromiso establece que en un plazo no mayor de 5 años se diseñara, ejecutaray aprobara el marco normativo y la arquitectura institucional requerida para el desarrollo demecanismos que aseguren el financiamiento a largo plazo de inversiones productivas y a lasexportaciones, así como el acceso al crédito a los sectores productivos tradicionalmenteexcluidos del sistema financiero formal. 5
  6. 6. Para llevar adelante el conjunto de políticas que se orientan al sector agropecuario y al mediorural se necesita contar con recursos financieros suficientes y de forma oportuna, de ahí queresulta importante destacar la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, en ese sentido seplantea el objetivo de “Consolidar un sistema financiero eficiente, solvente y profundo queapoye la generación de ahorro y su canalización al desarrollo productivo”. Para esto seplantean las siguientes líneas de acción: Impulsar la eficiencia y mayor competencia en el sistema financiero para reducir los costos de intermediación. Impulsar la banca de desarrollo así como instrumentos de financiamiento a largo plazo en el sistema financiero para financiar las inversiones productivas y la incorporación del progreso tecnológico al aparato productivo nacional. Identificar y eliminar los obstáculos normativos y procedimentales que dificultan la canalización hacia los sectores productivos. 6

×