Your SlideShare is downloading. ×
Propiedad intelectual yel mercado de las aplicacionesEn un mundo en el que cada vez es más sencillo intercambiar informaci...
Propiedad intelectual yel mercado de las aplicacionesEn definitiva, nos encontramos ante un mercado bien alimentado y que ...
Propiedad intelectual yel mercado de las aplicacionesPor un lado, se ha de perseguir a aquellos que se beneficien de las c...
Propiedad intelectual yel mercado de las aplicaciones
Propiedad intelectual y el mercado de las aplicaciones
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Propiedad intelectual y el mercado de las aplicaciones

528

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
528
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Propiedad intelectual y el mercado de las aplicaciones "

  1. 1. Propiedad intelectual yel mercado de las aplicacionesEn un mundo en el que cada vez es más sencillo intercambiar información, las industrias cuyo negocio sesustenta en los derechos de autor buscan apoyo legal para frenar un cambio tecnológico que amenaza suactividad. Las respuestas a este problema han sido y son debatidas extensamente pero, sin embargo, eshabitual olvidar a un importante número de empresas cuyo trabajo depende tanto de la protección de supropiedad intelectual como de la facilidad de intercambio de información. Hablamos de las empresas dedesarrollo de aplicaciones para teléfonos móviles. Estas compañías están experimentando un nivel tal dedesarrollo que se hace urgente dotarlas de vías para proteger sus creaciones, al tiempo que se estableceun modelo de negocio que equilibre los intereses de empresas y usuarios, sin secar el grifo delintercambio de información con restricciones desmedidas. De esta manera es posible apuntalar la vía dedesarrollo de un gran vehículo de crecimiento económico e innovación tecnológica.1. La industria de las aplicaciones: un mercado en auge:Desde el último cuarto del siglo XX, hemos asistido a un espectacular desarrollo de las tecnologías de lainformación. La última expresión de este desarrollo son las aplicaciones para teléfonos móvilesinteligentes (smartphones) o “apps”. Una app, según la define el doctor Michael Mandel1en su informepara TechNet, es un programa relativamente “ligero”, diseñado específicamente para funcionar enplataformas móviles, como iPhones o teléfonos Android.Debido a la difusión de este tipo de programas, especialmente a partir de 2007 (año de salida del primeriPhone), hoy en día se habla de una “App Economy”, en constante crecimiento. La compañía informáticaZynga describe la aparición de esta economía de esta manera:Con tal de ofrecer a los usuarios un abanico más amplio de experiencias atrayentes, las redes sociales y los sistemasoperativos móviles han abierto sus plataformas a los desarrolladores, transformando la creación, distribución yconsumo de contenido digital.Principalmente, este cambio del que habla la compañía Zynga se materializa en dos vías, como señala elinforme de TechNet: la facilidad de desarrollo y la facilidad de distribución. Estos dos elementos permitenque el mercado se desarrolle con rapidez. No obstante, ¿cuáles son las claves para que este mercado sehaya aprovechado de ello y se haya expandido a tanta velocidad?Según un estudio realizado por Deloitte2en 2012, los tres pilares del éxito de las apps son desarrollo delos programas de descarga de apps (App Stores), la fidelización de los desarrolladores a un plataforma yla incorporación de estrategias de marketing.En cuanto a la expansión de las App Stores, debemos subrayar que está íntimamente ligado al éxitocomercial de las plataformas que las acogen (smartphones y tablets). De acuerdo con los datos obtenidospor Wireless Smartphone Strategies —perteneciente a Strategy Analytics3—, las ventas de teléfonosinteligentes aumentaron un 43% en 2012 para alcanzar los 700 millones de unidades.Respecto a la fidelización de los desarrolladores, se trata de asegurar que aquellos creadores de appsrealmente talentosos se especialicen en una determinada plataforma (iOS, Android). Esto deriva en unamayor competitividad, que acelera el proceso creativo y la innovación en busca de una mayor cuota demercado.Por último, las empresas que forman este mercado han sabido leer el mercado y elegir la estrategiacomercial adecuada. Así, se observa cómo las empresas se extienden mediante apps muy lucrativas acorto plazo, que las catapultan para potenciar su nombre y para introducir otras aplicaciones que nopresentan un radio tan extenso.1Michael Mandel es el director de estrategia económica del Instituto de Política Progresiva, el fundador de Visible EconomyLLC y el director de South Mountain Economics. El informe citado fue realizado para TechNet, una red de CEOs y altosejecutivos que promocionan la investigación y el desarrollo.2Deloitte es una firma española de servicios profesionales (formación y promoción) a empresas.3Strategy Analytics se dedica a proporcionar datos de mercado a diversas empresas, sobre todo relacionados con las nuevastecnologías, para poder elaborar planes de marketing precisos.1
  2. 2. Propiedad intelectual yel mercado de las aplicacionesEn definitiva, nos encontramos ante un mercado bien alimentado y que crece día a día. Los datos hablanpor sí solos. En España, el número de usuarios aumentó un 140% en 2012, según el Informe de laSociedad de la Información. Es decir, sólo en nuestro país este mercado ha crecido en 7 millones depersonas. En cuanto el número de aplicaciones, han pasado de las menos de 2.000 existentes en 2008 amás de 2 millones en 2013, y 15.000 nuevas cada semana en todo el mundo.2. La situación de la propiedad intelectual:Para aproximarnos al debate actual acerca de la regulación de la propiedad intelectual —alimentado apartir del intento de tramitación de las leyes SOPA y PIPA—, es necesario comprender qué proponenestos dos proyectos legislativos para analizar su impacto en las empresas integradoras de la “AppEconomy”.Como señala Cristina F. Pereda en su artículo “Las claves de las leyes SOPA y PIPA” para el diario ElPaís, los puntos centrales de estas dos normas se pueden sintetizar en cuatro:• La imposición a los proveedores de la función de supervisores de los contenidos de las páginas.• La posibilidad de que el Gobierno cierre páginas web alojadas en Estados Unidos que permitan ladescarga de contenido ilícito.• Capacidad para que el Departamento de Justicia cierre páginas sin autorización judicial, bloqueedominios y obligue a Google a que no aparezcan en los resultados.• El Gobierno podrá impedir la utilización de herramientas para burlar la censura.En definitiva, se trata de limitar el intercambio de información, con lo que se busca proteger a industriasque se ven amenazadas por él. Sin embargo, nosotros estamos tratando el caso de una industria a la que elintercambio de información le beneficia. En este sentido, cabe preguntarse si con tal sólo dotar alGobierno de vías para impedir las descargas ilícitas basta para proteger a la App Economy.3. Propiedad intelectual y el mercado de las aplicaciones: punto de vista de los actores:En primer lugar, hay que puntualizar la tipología que existe dentro del mundo de las aplicaciones. Sepueden diferenciar tres tipos: aquellas gratuitas (que suelen ser utilizadas para fines publicitarios);aquellas que exigen un pago inicial; y, por último, aquellas que son gratuitas pero exigen un determinadoprecio para algunos extras, a las que se denomina Fremium. Como resulta obvio, el problema de lasdescargas ilícitas sólo afecta a los dos últimos modelos de app.En cuanto a los consumidores, resulta claro que desde su perspectiva don preferibles aquellasaplicaciones que no exijan un precio por ser descargadas. Esto queda claro en la evolución de GooglePlay (tienda de apps de Google) y de la App Store (tienda de Apple). Dado que sólo en la segunda existencontroles de homologación, es en ésta donde es más común pagar por la descarga. El resultado es que,según datos del diario ABC, en el último tercio de 2012 los ingresos de Google se han incrementado un43% por un 21% de los de Apple.No obstante, mientras que los primeros registraron unos 3 millones y medio de dólares diarios, lossegundos recibieron más de 15, por loo que podemos afirmar que los usuarios están dispuestos a pagar unprecio razonable por una aplicación. Además resulta que el modelo freemium aparece como realmenterentable a la par que atractivo. Así, mientras que cobrando por la descarga consigues un único ingreso,cobrando por extras tienes muchas más oportunidades de obtener ingresos. Por este motivo, Whatsapp(que cobra por descarga), la app más descargada de Google Play en 2012, ha sido superada en 2013 porLine (que cobra por extras) en número de descargas, según datos de elEconomista.es.Desde el punto de vista de las empresas, su interés es complejo, dado que les beneficia tanto laprotección de sus creaciones como que se respete el intercambio libre de información. Por este motivo, laposición con respecto a la SOPA, la PIPA y leyes similares a tomar es doble.2
  3. 3. Propiedad intelectual yel mercado de las aplicacionesPor un lado, se ha de perseguir a aquellos que se beneficien de las creaciones informáticas ajenas, para locual será necesario aumentar los recursos a disposición del Estado. Así, tiene que ser posible perseguir alos autores de sistemas de jailbreak, que permiten saltarse el filtro de las tiendas de apps oficiales paradescargar contenido gratis, o a quien se sirva de ellos para enriquecerse injustamente, como señalan losimpulsores de la SOPA y PIPA (principalmente asociaciones de defensa de los derechos de autor).Por otro lado, hay que mostrarse receloso de que estos mecanismos no sean utilizados para establecerbarreras a la entrada de nuevas y pequeñas empresas en el sector. En este sentido, es fundamental que semantenga el control jurisdiccional de la actividad de censura estatal, y que las compañías conozcan lasvías para reclamarlo, como señala Christopher Z. Garrett4.No obstante, nos encontramos con otro problema, ya que, además de que la app se vea amenazada pormedios de descarga ilícita, también cabe que sea objeto de plagio. Como comenta Javier Maestre5, para elprimer caso nada más es necesario registrar la creación en el Registro de Propiedad Intelectual. En cuantoal plagio, la vía para evitarlo con totales garantías es, como este autor señala, la patente. Cabe señalar queno existe unidad legislativa en cuanto a este tema, puesto que, mientras que por ejemplo, en países comoCanadá o Estados Unidos el software sí es patentable, en la UE no lo es. Ambos casos presentaninconvenientes pues como señala de nuevo Javier Maestre, mientras que en EE.UU. y Canadá se dificultamucho el plagio, también es cierto que se obstaculiza a su vez la innovación por medio de costososcánones, beneficiando con esto a las grandes compañías. Por otra parte, aunque cabría pensar que enEuropa se produce indefensión total frente a los plagiadores, tampoco es cierto del todo, pues sólo sepermite la “reordenación” de los elementos del software para la creación de nuevas aplicaciones.4. Conclusiones:En definitiva, podemos destacar las siguientes conclusiones:• Los usuarios están dispuestos a pagar por utilizar aplicaciones, siempre que se trate de un precioequilibrado• Los derechos de autor pueden bastar para proteger el trabajo de los creadores de apps, siempreque existan los medios para defenderlos, pero sin que estos medios se configuren en barreras delmercado.• La solución al plagio debe encontrarse entre la rigidez de las patentes y la indefensión que puedeproducir el no permitirlas.5. Bibliografía:TechNet:• Where the jobs are: The app economy.Deloitte:• The surging apps economy.Strategy Analytics:• Global Smartphone Shipments Reacha Record 700 Million Units in 2012.Telefónica – A un clic de las TIC:• Un mercado emergente: la “app economy”.El País:• Las claves de las leyes SOPA y PIPA.ABC:• El mercado de las “apps”: cobrar o nocobrar.El Economista:• El cobro de licencias pasa factura aWhatsApp: Line ya lidera GooglePlay.Managing Intellectual Property:• What are the IP issues related to apps?El Mundo:• Consejos para los creadores de aplicaciones:Que no te roben ni el nombre.4Christopher Z. Garrett es el presidente de Zworkbench, una compañía de desarrollo de apps para iOS.5Javier Maestre es un abogado especializado en Propiedad Intelectual e Industrial, miembro de Fronteras Electrónicas,organización dedicada a la defensa de derechos civiles en internet.3
  4. 4. Propiedad intelectual yel mercado de las aplicaciones

×