Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Trabajo de investigación.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Trabajo de investigación.

  • 212 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
212
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Características inmunológicas de diabetes mellitus tipo 1 en niños y jóvenes PATOGENIA DE LA DIABETES MELLITUS TIPO 1. La diabetes mellitus del griego que significa "miel” La diabetes es una enfermedad crónica degenerativa que aparece debido a que el páncreas no fabrica la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, o bien la fábrica de una calidad inferiores una enfermedad autoinmune que se desarrolla como consecuencia de la interacción entre factores genéticos, inmunológicos y ambientales que desencadenan una respuesta inmunitaria la insulina, una hormona producida por el páncreas, es la principal sustancia responsable del mantenimiento de los valores adecuados de azúcar en sangre permite que la glucosa sea transportada al interior de las células, de modo que éstas produzcan energía o almacenen la glucosa hasta que su utilización sea necesaria. Las edades más frecuentes en las que aparece son la infancia, la adolescencia y los primeros años de la vida adulta, suele presentarse de forma brusca, y muchas veces independientemente de que existan antecedentes familiares. Se debe a la destrucción progresiva de las células del páncreas, que son las que producen insulina. Ésta tiene que administrarse artificialmente desde el principio de la enfermedad.ParláSardiñas, J., Cabrera Rode, E., Madrazo, S., Arranz Calzado, C., Domínguez Alonso, E., González Fernández, P., & Vera González, M. (2011). Entre los factores ambientales que se han implicado en la patogenia de la diabetes mellitus tipo 1, se incluyen factores de origen dietético tales como la introducción precoz del gluten o de la leche de vaca en la dieta. También se han implicado factores relacionados con infecciones virales, principalmente por Enterovirus.Greco, C., &Roales-Nieto, J. (2007). Los factores genéticos contribuyen en un porcentaje aproximado de un 50% a la patogenia de la diabetes tipo 1 No se ha identificado hasta la fecha ningún gen que pueda inducir por sí sola la diabetes mellitus tipo 1, por lo que hablamos de la diabetes mellitus tipo 1 como de una enfermedad poligénica, con patrón de herencia no conocido. Clásicamente, la diabetes mellitus tipo 1 ha sido considerada una enfermedad infantil, puesto que los picos máximos de incidencia se encuentran entre los 4 y los 6 años y entre los 10 y los 14 años.Greco, C., &Roales-Nieto, J. (2007). No obstante, la diabetes tipo 1 puede presentarse en cualquier edad también se diagnostican en la edad adulta. Pese a ello, la diabetes tipo 1 de inicio en el adulto ha sido poco estudiada en comparación con la forma infantilse caracteriza, a menudo, por un proceso autoinmune de progresión lenta, con un fenotipo más similar al de la diabetes tipo 2 que a la forma infantil de diabetes tipo 1 y con mayor frecuencia de formas de presentación atípica. La presentación clínica de la diabetes tipo 1 es diferente según se presente en la infancia o en la edad adultaRomero, A., Ortiz, M., & Navas, M. (2010). Los niños presentan una mayor frecuencia de infecciones antes del diagnóstico, una menor duración y una mayor intensidad de los síntomas atribuibles al inicio de diabetes y una descompensación metabólica más grave, en cambio, los adultos presentan menos síntomas agudos y desarrollan cetoacidosis con menor frecuencia.
  • 2. Las personas que tienen diabetes tipo I sufren de hipoglucemia o hiperglucemia, y en casos extremos de cetoacidosis. Hipoglucemia, o la baja presencia de azúcar en la sangre, es un factor predominante en las personas con diabetes y deberá mantenerse controlada. Esto se debe a la falta de insulina en el organismo. Suele sólo afectar a personas con diabetes tipo I, y es raro en personas con diabetes tipo II. La cetoacidosis es una complicación muy grave para la cual se deberá buscar asistencia médica inmediata. El manejo y progresión de la diabetes están ligados estrictamente a la conducta., M., Soler, M., de Adana Navas, M., Díaz, F., Ávila, A., &Escofet, F. (2011), 23(4), 606-610 Los pacientes con diabetes deben de estar preparadas para afrontar la enfermedad de tres maneras: • Plan apropiado de control de dieta y peso. • Actividad física. • Medicación (si es necesaria). Varios especialistas deben estarán involucrados en el cuidado del diabético. La familia, pediatras médicos generales, internistas, endocrinólogos,quienes supervisarán el cuidado médico. Las consultas con especialistas como el oftalmólogo también serán necesarias si aparecen complicaciones. Si se padece de diabetes debe asumir la responsabilidad del manejo de la enfermedad día a día. Esto incluye no sólo la administración de insulina o la ingesta de hipoglucemiantes orales, sino también la colaboración en el control y análisis de la concentración de glucosa en sangre, en la dieta y el régimen de ejercicios recomendado por su médico. Causas Los factores de riesgo no están bien definidos, pero se sabe que están implicados en su aparición factores genéticos, autoinmunes y ambientales. Habitualmente el peso es normal o por debajo de lo normal, aunque la presencia de obesidad no es incompatible con el diagnóstico.Sanz París, A., Boj Carceller, D., Melchor Lacleta, I., & Albero Gamboa, R. (2013) Los pacientes son propensos a sufrir otras alteraciones del sistema inmunitario. El problema consiste en que el organismo reconoce erróneamente como ajeno un tejido propio y lo destruye. En el caso de la diabetes tipo I, son atacadas y destruidas las células productoras de insulina (conocidas como células beta y que son producidas por el páncreas). Al carecer de insulina no se puede realizar correctamente el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas y proteínas. La diabetes tipo I afecta a personas que suelen tener predisposición genética. Pero, el desencadenamiento de esta enfermedad puede producirse por varias causas, entre ellas están las infecciones aquellas provocadas por un virus, o el estrés. Complicaciones Algunas de las complicaciones que acompañan la diabetes tipo I son los problemas relacionados a ojos, pies, riñones, dientes, corazón. Cabe mencionar que aunque la diabetes tipo I es una enfermedad que no tiene cura, si se puede controlar. Sin embargo, el descuido de ésta pude llevar consigo repercusiones graves, como caer en un coma cetoacidótico, provocada por la cetoacidosis, que podría llegar a ser mortal SINTOMAS DE DIABETES
  • 3. Entre los se incluyen: Frecuencia en orinar (fenómeno de la "cama mojada" en los niños). Hambre inusual. Sed excesiva. Debilidad y cansancio. Pérdida de peso. Irritabilidad y cambios de ánimo. Sensación de malestar en el estómago y vómitos. Infecciones frecuentes. Vista nublada. Cortaduras y rasguños que no se curan, o que se curan muy lentamente. Picazón o entumecimiento en las manos o los pies. Infecciones recurrentes en la piel, la encía o la vejiga. Además se encuentran elevados niveles de azúcar en la sangre y en la orina TRATAMIENTO El tratamiento de la diabetes mellitus se basa en tres pilares: dieta, ejercicio físico y medicación. Tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de la normalidad para minimizar el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad. Fármacos hipoglucemiantes orales. Se prescriben a personas con diabetes tipo II que no consiguen descender la concentración de azúcar en sangre a través de la dieta y la actividad física, pero no son eficaces en personas con diabetes tipo I. Tratamiento con insulina. En pacientes con diabetes tipo I es necesario la administración exógena de insulina ya que el páncreas es incapaz de producir esta hormona. También es requerida en diabetes tipo II si la dieta, el ejercicio y la medicación oral no consiguen controlar los niveles de glucosa en sangre. La insulina se administra a través de inyecciones en la grasa existente debajo de la piel del brazo, ya que si se tomase por vía oral sería destruida en aparato digestivo antes de pasar al flujo sanguíneo. Las necesidades de insulina varían en función de los alimentos que se ingieren y de la actividad física que se realiza. Las personas que siguen una dieta estable y una actividad física regular varían poco sus dosis de insulina. Sin embargo, cualquier cambio en la dieta habitual o la realización de algún deporte exigen modificaciones de las pautas de insulina. La insulina puede inyectarse a través de distintos dispositivos: Jeringuillas tradicionales, de un solo uso, graduadas en unidades internacionales (de 0 a 40). Plumas para inyección de insulina. Son aparatos con forma de pluma que tienen en su interior un cartucho que contiene la insulina. El cartucho se cambia cuando la insulina se acaba, pero la pluma se sigue utilizando.
  • 4. Jeringas precargadas. Son dispositivos similares a las plumas, pero previamente cargados de insulina. Una vez que se acaba la insulina se tira toda la jeringa. El nivel de glucosa en sangre depende de la zona del cuerpo en que se inyecta la insulina. Es aconsejable que se introduzca a través del abdomen, los brazos o muslos. Penetra más rápidamente si se inyecta en el abdomen. Se recomienda inyectar siempre en la misma zona, aunque desplazando unos dos centímetros el punto de inyección de una vez a otra. Hay que evitar las inyecciones en los pliegues de la piel, la línea media del abdomen y el área de la ingle y el ombligo. Nutrición Una dieta apropiada es esencial, Puig, M., & González Calero, T. (2013). De hecho para muchos pacientes con diabetes un buen programa de control de peso es suficiente por si solo para tratar la enfermedad. Es necesario elaborar una dieta específica para cada individuo orientada, básicamente, hacia la reducción de peso mediante un control individual y el establecimiento de unos patrones de comida. Para conocer cuáles son su peso y talla ideales se puede recurrir a tablas ya establecidas. Si su peso excede en un 20% o más el valor que indica la tabla y usted no es exageradamente musculoso, entonces padece un sobrepeso. Las bebidas alcohólicos tienden a agravar la diabetes. Así que debe de limitar el consumo de alcohol. Además el alcohol es una fuente de calorías concentrada, y su consumo puede complicar el control del peso. La meta de todas las dietas es doble.Hazen, R. (2013). Por una parte le ayudará a controlar la concentración de glucosa. Por otra, y muy importante, le ayudará a controlar y reducir su peso. La obesidad aumenta la necesidad que el cuerpo tiene de insulina porque la comida extra contribuye a aumentar la cantidad de glucosa en el sistema. El resultado es que el control de la concentración de glucosa en sangre se vuelve más difícil y el riesgo de complicaciones más serias también incrementa. Los diabéticos deben regular cuidadosamente el consumo de hidratos de carbono (azúcar y almidones), grasas y proteínas. Su dietista le organizará un programa adecuado. Debe evitar el consumo de azúcares, tales como pasteles, tartas, bombones o bebidas dulces. Es conveniente incluir en la dieta alimentos ricos en fibra tales como el pan de trigo y centeno, frutas y vegetales. Ejercicio El ejercicio es otra parte importante en el tratamiento de los diabéticos. El ejercicio regular ayuda a mantener el peso adecuado, pero más importante todavía es el beneficio sobre el aparato circulatorio. Los músculos utilizan más glucosa durante el ejercicio vigoroso, lo cual ayuda a que el nivel de glucosa disminuya. Su médico le ayudará a establecer un programa de ejercicios. Existe un debate en cuanto al régimen de ejercicio más adecuado para diabéticos. Si éste es muy intenso disminuirá el nivel de glucosa en sangre, y debe estar alerta ante la posibilidad de un nivel excesivamente bajo. Una buena práctica es beber leche y carbohidratos 30 minutos antes del entrenamiento. Es conveniente tener siempre a mano un carbohidrato de acción rápida (por ejemplo una tableta de glucosa) ante la posibilidad de que aparezcan síntomas de hipoglucemia (nerviosismo, debilidad, hambre etc.). Si
  • 5. usted tiene DMID, procure no realizar el ejercicio en los momentos de máximo efecto de su inyección. La decisión de usar insulina o hipoglucemiantes está basada en el grado de severidad de la diabetes. éstas dependerán, en parte, del cuidado que tenga en su dieta y ejercicio. Insulinas Algunas variedades de insulina actúan rápidamente y otras actúan en un periodo más largo. El tipo de insulina, cantidad, períodos de tiempo etc. son medidas que se toman según la necesidad del diabético. Una sola inyección de insulina retardada a la mañana suele ser lo más habitual, aunque puede ser necesaria una mezcla de insulina regular con la retardada e inyecciones adicionales a lo largo del día. Su médico determinará qué es lo mejor en su caso. Para aquellos pacientes con una diabetes muy inestable, que estén preparados para llevar a cabo un programa elaborado, la mejor opción será la inyección de insulina de acción rápida antes de cada comida. Las dosis dependen de la medida de la concentración de glucosa en sangre en ese momento. Este régimen es el llamado "terapia intensiva de insulina". Prevención Para la diabetes tipo 1 no existe ningún método eficaz por el momento. En cambio, está comprobado que la de tipo 2, que es la que aparece con más frecuencia, al estar relacionada con la obesidad se puede tratar de evitar en gran medida adoptando unos hábitos de vida saludables. Licea Puig, M., & González Calero, T. (2013). APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasZúñiga-Guajardo, S., Velasco, J., Alexanderson Rosas, E., ArechavaletaGranell, M., García, E., García Hernández, P., & ...Violante Ortiz, R. M. (2011). Liraglutida en el contexto actual del tratamiento de la diabetes tipo 2. (Spanish). Medicina Interna De Mexico, 27(2), 141-159. APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasRomero, A., Ortiz, M., & Navas, M. (2010). Predictores de Calidad de Vida en Pacientes con Diabetes Mellitus Tipo 1. (Spanish). Clinica Y Salud, 21(1), 35-47. APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasValdés Ramos, E., & Espinosa Benítez, Y. (2013). Factores de riesgo asociados con la aparición de enfermedad arterial periférica en personas con diabetes mellitus tipo 2. (Spanish). Revista Cubana De Medicina, 52(1), 4-13
  • 6. APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasLicea Puig, M., & González Calero, T. (2013). Estrategias para la prevención de la diabetes mellitus tipo 1. (Spanish). Revista Cubana De Salud Pública, 39(4), 733-751 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasParláSardiñas, J., Cabrera Rode, E., Madrazo, S., Arranz Calzado, C., Domínguez Alonso, E., González Fernández, P., & Vera González, M. (2011). Frecuencia y caracterización del síndrome metabólico según criterios de la Federación Internacional de Diabetes en familiares de primer grado de personas con diabetes tipo 1. (Spanish). Revista Cubana De Endocrinología, 22(3), 196-209. APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasRomero, A., Ortiz, M., & Navas, M. (2010). Predictores de Calidad de Vida en Pacientes con Diabetes Mellitus Tipo 1. (Spanish). Clinica Y Salud, 21(1), 35-47. APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasCabrera-Rode, E., Bioti Torres, Y., Madrazo, S., ParláSardiñas, J., Arranz Calzado, C., Olano Justiniani, R., & ... Vera González, M. (2011). Índice cintura-cadera contra perímetro cintura para el diagnóstico del síndrome metabólico en niños y adolescentes con familiares de primer grado diabéticos tipo 1. (Spanish). Revista Cubana De Endocrinología, 22(3), 182-195 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasReyes, T., & Madrazo, S. (2007). Avances en terapia insulínica en la diabetes mellitus tipo 1. Aciertos y desaciertos. (Spanish). Revista Cubana De Endocrinología, 18(1), 69-84 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasGreco, C., &Roales-Nieto, J. (2007). Creencias en salud en preadolescentes con diabetes tipo 1. (Spanish). International Journal Of Psychology&PsychologicalTherapy, 7(3), 405-418. APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasReyes, T., & Madrazo, S. (2007). Avances en terapia insulínica en la diabetes mellitus tipo 1. Aciertos y desaciertos. (Spanish). Revista Cubana De Endocrinología, 18(1), 69-84 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasOrtiz, M., Soler, M., de Adana Navas, M., Díaz, F., Ávila, A., &Escofet, F. (2011). Precisión del diagnóstico de depresión en pacientes con diabetes mellitus tipo 1. Psicothema, 23(4), 606-610 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasHazen, R. (2013). Nutrición para diabéticos. (Spanish). Industria Alimenticia, 24(10), 36-39 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasLópez, O., Pinzón, A., González, E., & Peña Martínez, D. (2009). Percepción de salud y su efecto en pacientes con diabetes. (Spanish). Avances En Enfermeria, 27(2), 13-18 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasWeineck, J. (2001). Salud, ejercicio y deporte : activar las fuerzas con un entrenamiento adecuado, prevenir enfermedades con el deporte correcto. Barcelona: Editorial Paidotribo
  • 7. APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasReyes, T., Martínez, F., Teruel, T., Gesen, C., &Argote, J. (2007). Maduración sexual en niños con diabetes mellitus tipo 1 tratados con dosis múltiples de insulina. (Spanish). Revista Cubana De Endocrinología, 18(1), 1-9. APA(American Psychological Assoc.)ReferenciasLucile Packard Children’s, H. (11). En el Día Mundial de la Diabetes, los Expertos en Diabetes de Packard Children’s Hospital Ofrecen Señales de Advertencia y Consejos para los Padres. Business Wire (Español APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasGarcía, R., & Suárez, R. (2006). Eficacia de un seguimiento a largo plazo con educación interactiva en diabéticos tipo 1. (Spanish). Revista Cubana De Endocrinología, 17(3), 34-51 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasOrtiz, M., Romero, A., de Adana Navas, M., & Díaz, F. (2010). Ansiedad, depresión y otras variables en pacientes con diabetes mellitus tipo 1. Ansiedad Y Estrés, 16(1), 13-31 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasGuía para personas con diabetes [electronicresource] : tipo 1 y tipo 2. (2006). [Bethesda, MD] : NIDDK, National Institutes of Health, National Diabetes Information Clearinghouse, U.S. Dept. of Health and Human Services, [2006 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasSanz París, A., Boj Carceller, D., Melchor Lacleta, I., & Albero Gamboa, R. (2013). Azúcar y diabetes: recomendaciones internacionales. (Spanish). NutricionHospitalaria, 2872-80 APA(American PsychologicalAssoc.)Referenciasde Luis, D., Alonso Fernández, M., González Sagrado, M., Aller, R., Izaola, O., Martín Gil, J., & ...Cuéllar, L. (2004). [Descriptive study of onset diabetes mellitus type 1 patients and first degree families]. Anales De MedicinaInterna (Madrid, Spain: 1984), 21(8), 378-381 APA(American PsychologicalAssoc.)ReferenciasLópez, O., Pinzón, A., González, E., & Peña Martínez, D. (2009). Percepción de salud y su efecto en pacientes con diabetes. (Spanish). Avances En Enfermeria, 27(2), 13-18.