Presupuesto+para+investigación+científica
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Presupuesto+para+investigación+científica

on

  • 2,721 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,721
Views on SlideShare
2,718
Embed Views
3

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

2 Embeds 3

http://www.blogsentrelagente.com.mx 2
http://ceciarevalososa.blogspot.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Presupuesto+para+investigación+científica Document Transcript

  • 1. PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL CUAL SE SOLICITA A LA COMISIÓN DE PRESUPUESTO Y CUENTA PÚBLICA DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS, SE CONSIDERE PARA EL PEF 2011, A FIN DE QUE SEA INCREMENTADO EL PRESUPUESTO PARA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA EN EL PAÍS.<br />La que suscribe, diputada federal Cecilia Arévalo Sosa, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional de la LXI Legislatura de la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en los artículos 58, fracción I, 59 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a consideración de esta soberanía la siguiente propuesta con punto de acuerdo:<br />CONSIDERANDOS:<br />Octavió Paz expresó una enorme cautela respecto de la ciencia moderna; no es un simple entusiasta y no duda en expresar su opinión crítica, sobre todo a lo que él denomina “la barbarie tecnológica”. Llama nuestra atención especialmente sobre la posible deshumanización a la cual la ciencia puede contribuir. Al respecto, escribe: “Nuestra tradición había creído que cada hombre y cada mujer era un ser único, irrepetible; los modernos los vemos como órganos, funciones y procesos”. Según Paz, la ciencia nos ha dejado sin el concepto de alma, reduciéndola a una mera función del organismo, a un proceso físico-químico, abriendo así la puerta a lo que él llama “homicidios de Estado”. “El alma fue el fundamento de la naturaleza sagrada de cada persona”. La desaparición del alma en la ciencia moderna conlleva, según Octavio Paz, a una “paulatina, pero irreversible desvalorización de la persona” (In Enrique Soto Eguibar, 2008). <br />Un miembro prominente del Colegio Nacional fue Octavio Paz como lo es Francisco Bolívar Zapata un científico humanista, su objeto mismo de reflexión son las entrañas mismas de la vida, lo cual se acercaría a lo que siglos antes hacían los filósofos. Las directrices de salvaguarda de la dignidad humana y sus mayores instituciones que salvaguardan sus conocimientos recaen afortunadamente en  personas fiables por considerarse falibles. Investigadores que repasan todos los días sus hipótesis y replantean sus certidumbres. Seguramente Paz tuvo la oportunidad de conocer a Francisco Bolivar y en el pudo pensar cuando escribe “la ciencia enfrenta actualmente las grandes preguntas sobre el origen y el fin y, particularmente, sobre la mente y la conciencia. El desarrollo de la ciencia ha permitido que el hombre vislumbre la posibilidad de explicar y hasta replicar su conciencia”.  <br />El Doctor Francisco Bolívar Zapata lo mismo publica en los journals más prestigiados del mundo biomédico, que en Letras libres, figura entre las personalidades destacadas de la revista Lideres Mexicanos. Después de doctorarse en bioquímica por la UNAM entró a formar parte de su Centro de Investigación de Ingeniería Genética y Biotecnología como su primer director. En 1991, la UNAM transformó a este Centro en el Instituto de Biotecnología y Bolívar fue nombrado su también su primer director, cargo que ocupó hasta 1997. En ese año fue designado coordinador de la investigación científica de la UNAM. Puesto que ocupó por espacio de tres años. Durante el periodo 1996 al 2000 fungió también como vicepresidente y presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC). <br />Al Doctor Bolivar se le considera pionero en el área de la biología molecular y la biotecnología, en particular en el aislamiento, caracterización y manipulación de genes en microorganismos. Ha sido miembro de diversos comités de expertos de la UNESCO y la Organización Mundial de la Salud. Es miembro de la junta directiva de la UNAM. Entre los numerosos premios recibidos destacan el Premio de la Academia de la Investigación Científica (1982); Premio Manuel Noriega, OEA (1988) y el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1991.<br />En 1977 junto con un grupo de investigadores en San Francisco, Estados Unidos, lograron por primera vez, la producción por técnicas de ingeniería genética, de proteínas humanas en bacterias. Además, su trabajo en el área de la ingeniería de vías metabólicas en microorganismos, es también precursor en el propósito de la modificación genética y de la fisiología bacteriana, para el diseño y la optimización de microorganismos productores de metabolitos y proteínas de interés social y comercial.<br />Tiene más de 180 publicaciones en revistas y libros, las cuales han sido citadas cerca de 12 mil veces en la literatura mundial, incluyendo aquí más de 600 citas en más de 220 libros de texto y especializados. El buscador Google arroja 69,900 enlaces relacionados con Bolivar Zapata. Ha impartido clases en diferentes programas docentes y ha dirigido más de 50 tesis; muchos de sus alumnos son actualmente profesores e investigadores de instituciones nacionales e internacionales. Cuenta con más de 200 contribuciones en congresos y talleres y ha dictado más de 150 seminarios y conferencias. Ha escrito y editado libros de divulgación y opinión, incluyendo cinco tomos de su obra científica y de divulgación, como miembro de El Colegio Nacional.<br />Como presidente de la AMC y a invitación de la Presidencia de la República, participó conjuntamente con el CONACyT y el Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República (CCC), en la elaboración y el consenso de la Iniciativa de Ley para el Fomento de la Investigación Científica y Tecnológica la cual fue aprobada de manera unánime por el Congreso de la Unión en 1999, y en la iniciativa para la Creación de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados (OGMs), la cual fue creada por acuerdo presidencial en 1999. Como Coordinador del Comité de Biotecnología de la AMC organizó a partir del 2000, los esfuerzos de apoyo al Congreso de la Unión para la elaboración de la Ley de Bioseguridad de OGMs, la cual fue aprobada por el Congreso Mexicano en febrero de 2005. También como presidente de la AMC, como coordinador de la Investigación Científica, como director, como investigador de la UNAM y miembro de la AMC, ha realizado numerosas intervenciones ante el Congreso de la Unión y ante la Presidencia de la República, en defensa y promoción de la ciencia, de la tecnología, de la Universidad y de la biotecnología.<br />Ha recibido varias distinciones y 12 premios, entre los que destacan: En 1980, el Premio Nacional de Química otorgado por el Gobierno Federal. 1982, Premio Investigación en Ciencias Naturales, que otorga la AMC. 1988, Premio Manuel Noriega en Ciencia y Tecnología, que otorga la Organización de Estados Americanos. 1990, Premio Universidad Nacional. 1991, el Premio Príncipe de Asturias en Investigación Científica y Técnica, que otorga en España la Fundación Príncipe de Asturias. 1992, El Premio Nacional de Ciencias y Artes en el campo de ciencias físico-matemáticas y naturales, que otorga el Gobierno de la República. <br />Recientemente la Universidad Autónoma Metropolitana le concedió el doctorado Honoris Causa. En su discurso de recepción Francisco Bolívar Zapata efectúa una defensa de la Universidad publica como espacio vital de la nación mexicana, estos son algunos de sus pasajes más representativos. <br />Por otro lado, también es necesario reconocer que el planeta y nuestro país, contemplan escenarios harto difíciles y complejos, donde muchas de las grandes problemáticas globales y nacionales se multiplican y representan retos extraordinarios, algunos de ellos verdaderamente urgentes. El narcotráfico, la migración, la pobreza, el cambio climático, la contaminación de los ecosistemas, son sólo algunos ejemplos.<br />Así, el grado de articulación del mundo contemporáneo plantea un doble compromiso en el ejercicio de la investigación científica y del conocimiento: por un lado, delimitar los ámbitos locales, regionales y nacionales de estos problemas, sabiendo de antemano que estos son parcialmente aislables para su conocimiento y estudio, pero que ya no son más problemas circunscribibles a sus propias y particulares lógicas y fronteras, sino que ahora expresan una multiplicidad de acontecimientos y vínculos permanentemente en redefinición por la condición cambiante de la sociedad global y del planeta.<br />No hay entonces realmente alternativa y estrategia más congruente y adecuada que reconocer a estos grandes problemas como nuestros retos y verdaderos enemigos, y utilizarlos, por un lado, para sumar los esfuerzos e inteligencia nacionales y globales para combatirlos y generar fuente de trabajo. El caso del calentamiento del planeta es un buen ejemplo de la generación de una conciencia social global.<br />Hay que buscar también que esta conciencia de grupo y compromiso propicie un acercamiento en el interior de la nación, que facilite resolver nuestros problemas locales.<br />La ciencia es un constituyente fundamental de la cultura de los pueblos. Es gracias al conocimiento generado y acumulado a través de la investigación científica, que la humanidad ha avanzado tantísimo, en particular en estos últimos años, en comprender el universo, la naturaleza, la vida misma, y muchos de los problemas sociales.<br />Ciertamente, la comunidad científica nacional ha hecho contribuciones importantes en diferentes áreas del conocimiento; se ha ido involucrando cada vez más intensamente en la formación de recursos humanos, y más recientemente, está participando en la solución de problemas importantes del país. Sin embargo, estamos consientes de que México ha hecho un trabajo relativamente reducido en estos procesos de la generación de conocimiento, y de su utilización para resolver problemas importantes.<br />Los científicos mexicanos entendemos que en nuestro país, hoy en día, hay muchas demandas juntas que atender, y que los recursos son limitados; pero no podemos dejar de insistir, como parte de una estrategia vital para una nación soberana, que tiene que haber un esfuerzo más importante y concertado de parte de todos, y no solamente de tipo económico, para lograr que la ciencia en México pueda participar en la solución de nuestros problemas, y así incorporarse como parte viva y muy necesaria de la cultura de la nación.<br />He señalado que sin investigación científica, humanística, social y tecnológica no puede haber educación pública superior de calidad. Quiero insistir en que la investigación cumple un papel estratégico en la educación superior de la sociedad contemporánea.<br />Con la investigación se crea y se promueve la cultura de la innovación y la transmisión de conocimiento de frontera a las nuevas generaciones. Con la investigación se preserva y acrecienta el patrimonio cultural, se fortalece la identidad nacional, y se generan soluciones novedosas a problemas importantes del país. Una reducción al presupuesto de las universidades públicas obligaría a no disminuir el ritmo de trabajo, y representa obstáculos claros al mantenimiento adecuado de del patrimonio, y al buen funcionamiento de las universidades.<br />Otro asunto de vital importancia que enfrentamos en las universidades públicas, es el hecho de que la mayor parte de esta demanda educativa se concentra en unas pocas carreras y, en lo general, entre las opciones menos solicitadas se encuentran las carreras en áreas de las ciencias y las humanidades.<br />Así mismo, resulta estratégico incrementar la formación de recursos humanos a nivel de posgrado, ya que en un país con cerca de 110 millones de habitantes, sólo se cuenta con no más de 15 mil científicos en el Sistema Nacional de Investigadores.<br />La universidad pública autónoma mexicana tiene grandes retos conforme se globaliza el planeta y se incrementa logarítmicamente la información científica que se genera. Indudablemente cumplirá con su misión si sus egresados, al incorporarse en los diferentes espacios de trabajo, están capacitados para resolver adecuadamente los problemas.<br />Es pues, reitero, obligación de los que hoy estamos y somos la universidad pública, hacer el mejor de nuestros esfuerzos para propiciar la integración de un verdadero sistema de universidades públicas, en el cual se compartan mucho mejo, de manera horizontal, nuestros recursos, experiencias, capacidades y proyectos, buscando mayor interacción y colaboración más estrecha, a través de una movilidad académica y estudiantil más amplia y flexible.<br />Mi formación profesional y cultural se la debo a la sociedad mexicana y, muy particularmente, a la Universidad Nacional Autónoma de México. Ésta ha sido una institución maravillosa, donde he crecido y sigo creciendo, donde todos los días comparto y aprendo de mis alumnos, de mis colegas académicos. En ella he tenido la oportunidad y privilegio extraordinarios de investigar, de enseñar. Para ella y todos aquellos que la integraron, la integran y la transforman y superan cotidianamente, mi agradecimiento permanente.<br />Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de la Cámara de Diputados, la siguiente proposición con punto de acuerdo:<br />Único.- Se solicita a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, que en la discusión, asignación y adecuación al Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2011, a efecto de asignar recursos suficientes para el fomento y desarrollo de Sistema Nacional de Universidades en todo el País.<br />Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a los __ días del mes de octubre de 2010.<br />A t e n t a m e n t e<br />DIP. CECILIA SOLEDAD ARÉVALO SOSA<br />