• Like
San  agustin
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

San agustin

  • 1,355 views
Uploaded on

video educativo.

video educativo.

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,355
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
71
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. El lugar de SAN AGUSTIN en la patrística.
  • 2.  Aurelio Agustín nació en 354 d.C en Tagaste, África Romana. Su padre Patricio era pagano, su madre Mónica era cristiana y ejerció sobre el una profunda influencia. A los 19 años se adhirió a la secta de los maniqueos (374) (maniqueísmo doctrina que admitió 2 principios, el bien y el mal) Viaja a Milán donde toma contacto con el escepticismo de la Academia Nueva. La figura mas importante en Milán era San Ambrosio, cuyos sermones fascinaron a San Agustín. Ambrosio conocía bien la tradición platónica y la Biblia. Abandona totalmente el maniqueísmo y se convierte al cristianismo. Fue bautizado en Milán a los 33 años en 387. Regresa a África. Es nombrado obispo de Hipona, también en Numidia, en el 396. Allí muere el 28 de agosto de 430.
  • 3.  objetivos. “Quiero conocer a Dios y al alma. - ¿Nada más?. - Nada más”. La primacía, en cuanto a su excelencia, la tiene Dios. Pero, en el orden natural del conocer humano, la primacía temporal recae en el conocimiento del hombre, en el conocimiento de su alma, ya que a través de ella llegamos a Dios. Dios se manifiesta solo en el alma Buscar a dios significa recogerse en si mismo y conocerse como lo que se es. La verdad esta en el hombre , pero no es hombre; se halla por encima del hombre, quien para encontrarla debe trascenderse en si mismo. A través del principio de interioridad, podremos llegar al conocimiento de Dios
  • 4.  Este objetivo lo trata desde varios frentes: a.- El hombre como Imago Dei (imagen de Dios). Desde la interioridad del alma alcanzaremos el autoconocimiento y el conocimiento de Dios. las actividades fundamentales del hombre corresponden Trinidad divina, (Dios es único y uno, que subsiste y se ha revelado al hombre en tres formas El Padre, el Hijo y El Espíritu Santo, tres personas) Dios es ser, verdad y amor.
  • 5.  b.- El origen del alma. Creacionismo puro: las almas son creadas por Dios de un modo inmediato y a partir de la nada. Traducianismo genera-sionista: el alma, como el cuerpo, se transmite a los hijos por los padres, en el proceso de la generación. Creacionismo traducionista. son nuestros padres los que engendran un cuerpo y es en ese cuerpo en el que Dios crea, a partir del alma de Adán, el alma individual de cada hombre, cuya naturaleza espiritual queda así asegurada. Así resuelve la cuestión del pecado original.
  • 6.  c.- La teoría del conocimiento: la iluminación. El alma desarrolla una función específica: la de conocer. El objetivo: alcanzar la verdad. Pero, a diferencia de la tradición filosófica, es una Verdad encarnada: “yo soy la Verdad y la Vida”. Difiere de los escépticos para quienes no se puede conocer la verdad. San Agustín: “puede hallarse”.
  • 7.  San Agustín distingue entre la razón y la inteligencia: la razón es la facultad de ordenar los datos sensibles y producir la ciencia. la inteligencia es la facultad de percibir el mundo inteligible y de conseguir la sabiduría. Ciencia y sabiduría, razón inferior y razón superior, tienen como objetivo ayudar al hombre a la intelección de Dios.
  • 8.  d.- La libertad y la gracia. El hombre no es sólo conocimiento, sino también voluntad. La voluntad humana es libre de elegir entre el bien y el mal, de salvarse o condenarse. La voluntad tiende hacia la felicidad y ésta sólo puede encontrarla en Dios, pero su naturaleza caída le hace inclinarse hacia los bienes perecederos. “La experiencia cristiana de la libertad es una experiencia dramática. La libertad se halla amenazada: por la corrupción de la naturaleza que nos inclina hacia el mal y por la fuerza de la gracia que nos empuja hacia el bien”. Ambos impulsos parecen hacer peligrar la libertad humana.
  • 9.  La ciudad de Dios es el modelo de toda sociedad: solo en ella reina la justicia, el orden y la paz verdadera. La sociedad no es una extensión de la naturaleza sino de la racionalidad porque sólo ella hace posible el amor. La ciudad terrenal es la de los hombres que quieren vivir según la carne. La ciudad de Dios es la de los que quieren vivir según el espíritu. El orden es la condición de toda paz: el acuerdo y el respeto a la debida naturaleza de cada cosa. Supone una ordenación de valores, en dos direcciones: - la de los seres humanos con respecto a sus elementos constitutivos (ética) - la de unos hombres con respecto otros (política). La paz social no será posible a través del dominio del hombre sobre el hombre.
  • 10.  Su filosofía educativa llamada “el maestro interior” se basaba en, dudar y resolver las dudas, iluminar la fe con la razón y la razón con la fe. (la vida misma que es dios). Las disciplinas que examina son: Gramática (estudio de la lengua) Dialéctica (la razón nos da a conocer lo que es ella misma) Retorica (sirve para conmover a los hombres para persuadirlos de la verdad y el bien) Música (como arte de la armonía) Aritmética, astronomía y geometría
  • 11.  El maestro se realiza en el amor con que se adapta al educando, con que se desciende al nivel de su comprensión. Quien enseña aprende del que aprende. Quienes escuchan, casi hablan en nosotros y que en cierto modo, nosotros aprendemos en ellos, los que les enseñamos. Por esto y mas SAN AGUSTIN, es uno de los máximos pensadores de la historia de la humanidad y no solo el mas grande padre de la iglesia.
  • 12.  Abbagnano, N. y Visalberghi, A. (1964) Historia de la pedagogía. México-Buenos Aires. Editorial. Fondo de Cultura Económica