• Save
Palabras para salvar tu vida
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Palabras para salvar tu vida

on

  • 1,325 views

Cuento digital interactivo para aplicar conocimientos de enunciado, verbo conjugado, oración y frase

Cuento digital interactivo para aplicar conocimientos de enunciado, verbo conjugado, oración y frase

Statistics

Views

Total Views
1,325
Views on SlideShare
1,325
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

CC Attribution-NonCommercial-ShareAlike LicenseCC Attribution-NonCommercial-ShareAlike LicenseCC Attribution-NonCommercial-ShareAlike License

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Palabras para salvar tu vida Palabras para salvar tu vida Presentation Transcript

  • Palabras para salvar tu vida Un cuento digital de Dánisa Garderes Esta historia son muchas historias, para leerlas hacé clic en el texto amarillo que encuentres.Si hay más de una opción, elegí la que te atraiga más.
  • En este mundo, las palabras hacen cosas.Con las palabras exactas, las personashacen felices o tristes a otros. Creanobjetos. Aprenden, enseñan. Inventanhistorias.Crean vida, o la quitan.Quien no tiene palabras, no puede vivir,pero tampoco puede morir.
  • El despertador resuena en tus oídos.Abrís los ojos. Inmediatamente entendésque algo no está bien, pero te cuestaentender qué es.Te levantás con cuidado yte vestís de cualquier manera. Abrís lapuerta y avanzás por tu casa en silencio. View slide
  • Sobre la silla encontrás tu vaquero y un buzo a rayasde colores, dado vuelta. El vaquero se te enreda enlas piernas y caés en la cama. Pataleás hasta lograrsubir la tela áspera y cerrar el cierre. Te dejás puestala remera de dormir, y te ponés el buzo así como loencontraste. Un par de medias verdes asoma delcajón y te las calzás rápidamente. Quedás sinzapatos. Abrís la puerta y avanzás por tu casa ensilencio. View slide
  • El pasillo pintado de azul es corto,pero lo sentís muy largo por unmiedo inexplicable que te eriza elvello de tu nuca. Vas deslizando lamano por la pared rugosa, y sentísel frío crecido durante la noche.El piso es como un tablero deajedrez interminable, tus piesavanzan en baldosas negras,blancas, negras...Tu mano en lapared encuentra el desnivel, lapuerta a la otra habitación.
  • Al entrar al cuarto ves a tus padres inclinados sobre lagran cama. Tu padre tiene unas oscuras ojeras, yacaricia la mano de tu madre con angustia. Ella mirahacia la cama, tiene los ojos rojos pero ya no llora. Noentendés nada, ¿qué es lo que miran? Te acercásdespacio, súbitamente comenzás a temblar. Ellos nisiquiera te sienten llegar.
  • En la cama, como durmiendo, pero casi sinrespirar, estás vos. Con tu remera dedormir. No parecés con vida.Tu cabeza te da vueltas, ¿cómo es posible?Intentás gritar, pero nada sale de tugarganta. Intentás hablar, pero te dascuenta que no recordás ninguna palabra.No hay palabras dentro de vos. El pánicohelado te inunda.De repente oís la puerta...
  • De repente oís la puerta yalguien entra detrás de vos. Unadoctora corre hacia tu cuerpo, yte atraviesa en el camino.Observa tu cuerpo en la camacon detalle. Luego miraseveramente a tus padres y lesdice:- Se ha quedado sin palabras. Novive, y no ha muerto. Sufantasma seguramente sigueaquí, y es quien puede hacer quese salve. Debe encontrar elenunciado que le devuelva lavida, entrando almundo de las palabras.
  • Vos no entendés nada, pero algodentro de vos sabe lo que tenésque hacer. Tu mente empieza arecordar, viaja en tu memoriahacia el mundo de las palabras.Hay tres recuerdos que aparecenante tus ojos. Juntos puedensalvarte.El primer recuerdo empieza aaparecer ante tus ojos.
  • Entrás al recuerdo y ahí está tu mejor amigo. Te sonríe y vos corrés a darle un abrazo, pero una pared invisible te impide tocarlo. Quedás ahí, mudo, y lo mirás impotente. Él te dice: - Tenés un poder en vos que te va a ayudar. Acordate: el enunciado que necesitás no empieza con una frase. Apretás los ojos y las primeras palabras te vienen a la mente...¡Por fin vida! Estoy vivo.
  • ¡Por fin vida!Pero el primer recuerdo sedesvanece, y no podés entrar alos otros dos. ¿Qué pasó?Te cuesta un momentocomprenderlo... el enunciadoque pensaste es una frase.Al entenderlo, tu mejor amigovuelve a aparecer, y otra veztenés la oportunidad de pensarel comienzo del enunciado quete salve la vida.
  • Estoy vivo.Tu mejor amigodesaparece, y en su lugaraparece tu abuela,sentada en su hamacabajo el parral del fondo.
  • Tu abuela te mira desde lejos, y corrés hacia ella. Murmurando, te recuerda: -El enunciado sigue con un verbo conjugado, que habla de tu capacidad para hacer algo, en presente. Enseguida, llegan otras palabras a tu mente:Puedo hablar con ustedes. Pude hablar con ustedes.
  • Puedo hablar con ustedes.La segunda oración se forma clara en tus ideas,y el recuerdo de tu abuela desaparece.Entonces, ante vos se materializa aquel cajón detu mesita de luz, donde en tu infancia guardastetus juguetes, y tus tesoros más preciados.Con ansiedad lo abrís...
  • Pude hablar con ustedes.Tu abuela se hace humo, yquedás en soledad, comoadentro de una nube.No eran esas las palabras. Tedas cuenta que tu oración noestá en presente.Al reflexionarlo, otra vez ves atu abuela, y te repite su ayuda.
  • Con ansiedad lo abrís pero está vacío.Revolvés con desesperación, y en el fondo tu mano seaferra a un pedazo de papel.Lo leés con dificultad, las palabras no son fáciles:- El final del enunciado es una oración con dos verbosen infinitivo, que hablan de qué cosas sos capaz.Entonces se te ocurren las palabras:he aprendido y creado con soy capaz de aprender ymis palabras. crear con mis palabras.
  • He aprendido y creado con mis palabras. El papel se deshace entre tus dedos fantasmales. Entonces te das cuenta de quetus palabras no son las correctas. No hay infinitivos en tu oración. Al darte cuenta, los diminutostrozos de papel vuelven a unirse, y otra vez pensás la oración acertada.
  • Soy capaz de aprender y crearcon mis palabras.Entonces todos los recuerdosdesaparecen y sentís como site zambulleras en un aguahelada y profunda.
  • Entonces, abrís los ojos. Inmediatamenteentendés que algo está bien, pero te cuestaentender qué es.Tus padres corren junto a vos y te abrazan,felices.Vos les decís el enunciado que te devolvió lavida:-Estoy vivo, puedo hablar con ustedes, soycapaz de aprender y crear con mis palabras.Y te das cuenta.
  • Te das cuenta de que es completamente cierto.Cuando conocés las palabras, podés crecer, ser mejorque antes. Podés pensar sobre lo que te pasa, ypodés crear las soluciones a tus problemas.Podés comunicarte con los demás. Ayudarlos, ypedirles ayuda. Sin palabras te irías muriendo pordentro.Decidís no quedarte nunca sin palabras, leerlas yaprenderlas para que siempre te mantengan convida.Volver al inicio Fin